Sei sulla pagina 1di 4

¿Estudiantes caprichosos y anárquicos? o Principales diseñando mecanismos de control a sus Agentes.

Una breve explicación desde la teoría económica (Principal Agente); extrapolada al gobierno universitario (Política).

I.

INTRODUCCION.

 

El presente artículo busca dar una explicación teórica

a

los últimos acontecimientos ocurridos en la

Universidad Nacional Pedro Ruiz Gallo, específicamente la toma de la institución 1 por parte de los estudiantes de la Facultad de Derecho y

Ciencias Políticas.

 

En

la primera parte se realiza una explicación somera

de la forma como se ejerce el gobierno en las universidades nacionales actualmente. En la segunda parte se caracteriza los acontecimientos concretos en la Facultad de Derecho y Ciencias Políticas; y finalmente se realiza una explicación del fenómeno desde la Teoría de la Agencia.

En una segunda publicación abordaremos una primera aproximación al modelo matemático de la relación principal agente en el caso del sistema de gobierno universitario.

II.

EL

EJERCICIO

DEL

GOBIERNO

EN

LAS

UNIVERSIDADES DEL PAÍS.

En el sistema universitario peruano coexisten marcos

normativos disímiles en las tres modalidades:

pública, privada sin fines de lucro y privada con fines

de lucro, (Ley 23733 para las primeras y Decreto

Legislativo 882 para la tercera), tiene realidades diversas y por lo tanto diferentes respuestas a los graves problemas que la aquejan. Sin embargo, existe un marco constitucional que rige a todas las modalidades universitarias señaladas precisando que la educación universitaria tiene como fines la formación profesional, la difusión cultural, la creación intelectual y artística y la investigación científica y tecnológica. El Estado garantiza la libertad de cátedra y rechaza la intolerancia.

Los órganos colegiados de gobierno de las universidades son: (a) La Asamblea: Máximo órgano

de gobierno que da las principales normas y tiene

función deliberativa, (b) Consejo: Es el órgano

ejecutor de la Universidad y resuelve las

1 Los alumnos de la Facultad de Derecho y Ciencias Políticas se ubicaron en el frontis de la institución y cerraron las puertas por seis días, protestando por los resultados del proceso electoral para elegir el Decano de su Facultad.

Por. Lindon Vela Meléndez.

controversias administrativas y (c) Consejo de Facultad: Órgano de gobierno de las Facultades.

Es importante precisar que los únicos casos en los cuales existe votación universal de la comunidad universitaria es cuando se eligen representantes de docentes, graduados y estudiantes para Consejos de Facultad, Consejo Universitario y Asamblea Universitaria, a partir de este nivel solo nuestros representantes (de estudiantes, docentes y graduados) eligen Decanos, Rector y Vicerrectores; es decir a partir de esta instancia confiamos en que los intereses de nuestros representantes estén alineados a los intereses de la masa de docentes, estudiantes y graduados.

En este nivel del análisis y a la luz de los hechos en nuestra casa superior de estudios, cabe la siguiente interrogante: ¿Existe democracia?, Si existiera ¿Qué tipo de democracia es la que tenemos?.

Al haber mencionado que los docentes, estudiantes y graduados elegimos representantes ante órganos de gobierno, en teoría reconocemos la existencia de una democracia representativa.

Al respecto el Dr. Enrique Mendoza ex Presidente del Jurado Nacional de Elecciones del Perú refiere que una definición clásica de la democracia como sistema de gobierno es “El gobierno del pueblo, por el pueblo…. Si fuera cumplida a cabalidad esta definición, todos los ciudadanos en forma unívoca y multitudinaria tendrían que tomar las decisiones del Estado. Como tal situación es imposible de ejecutar por razones obvias, la democracia se ejerce a través de representantes designados en elecciones periódicas conducidas por un cuerpo electoral. Los elegidos actuarán de manera coherente con los intereses de quienes los eligieron, asumiendo responsabilidad política ante ellos. Estamos ante la denominada democracia representativa”. 2 .

Al no cumplirse la condición de coherencia del accionar de nuestros representantes con los intereses de la comunidad universitaria entonces el concepto de democracia representativa estaría

2 Publicado en la revista digital Mundo Electoral Ano 1 Nro 1, disponible en línea en

http://www.mundoelectoral.com/html/index.php?id=22

trastocada. Para realizar este análisis hace falta en principio analizar si se cumple con los fines de la universidad “Formación profesional, la difusión cultural, la creación intelectual y artística y la investigación científica y tecnológica3 .

Dieter Nohlen 4 en una conferencia organizada por el Jurado Nacional de Elecciones del Perú señalaba como grandes componentes de la democracia, la representación y la participación. La democracia participativa o directa, más que contraparte, viene a ser un complemento del ejercicio de la democracia representativa y permite que los ciudadanos, (para nuestro caso la comunidad universitaria) adopten determinadas decisiones a través de referéndum, cabildos, plebiscitos, revocatorias u otros mecanismos válidos.

Para el caso de la política nacional de modo general, la intervención de la ciudadanía en la vida política de la comunidad y del país es a través de conductos formales establecidos en constituciones y leyes. Esta canalización de ningún modo implica restricción de derechos. En tal sentido, el artículo 31° de la Constitución del Perú por ejemplo, establece que "(…). Es derecho y deber de los vecinos participar en

el

gobierno municipal de su jurisdicción. La ley norma

y

promueve los mecanismos directos e indirectos de

su participación". Existe como vemos una "reserva de ley" respecto de la participación vecinal (comunidad universitaria) en los asuntos públicos. Al respecto recordemos que la autonomía universitaria

se da en el marco de la Ley y la Constitución es la norma legal de mayor rango en el Perú y la Universidad Nacional es una entidad pública por lo tanto lo que ocurra al interior de ella son “asuntos públicos” 5 .

Los ejercicios de democracia directa son buenos cuando nacen del consenso; pero la experiencia demuestra que el abuso de ellas, podrían terminar en actos de fácil manipulación e incluso suelen presentar un alto contenido de violencia y enfrentamiento social, elementos reñidos con el ideal de democracia. La participación por lo demás, siempre debe ser complementaria y llevada de modo muy cuidadoso manteniendo por lo tanto un equilibrio entre la "democracia representativa", y la "democracia participativa", de modo que se responda

3 Contemplada en el Artículo 18 de la Constitución Política del Perú y exigida en muchos foros por la comunidad universitaria. 4 Estudió ciencia política, historia y literatura francesa en las universidades de Colonia, Montpellier y Heidelberg. Es profesor titular emérito de la Universidad de Heidelberg, Alemania. Entre los escritos en castellano e inglés destacan:

Sistemas electorales del mundo (1981), Presidencialismo

a las demandas de la comunidad universitaria; para

ello, sin embargo, resulta necesaria la consolidación de la institución electoral imparcial, el urgente fortalecimiento de los partidos políticos y organizaciones al interior de la universidad como verdaderos representantes y una intensiva educación ciudadana, como puntos clave para lograr

el fortalecimiento de una auténtica democracia.

En conclusión a la luz de los hechos elección de autoridades por representantes que generalmente están desalineados con los intereses de la comunidad universitaria y con el actual marco legal en las universidades no se ejerce una auténtica democracia en las universidades peruanas.

III. CARACTERIZANDO LOS ACONTECIMIENTOS EN LA FACULTAD DE DERECHO.

Como en todas las facultades en el anterior proceso electoral la comunidad universitaria de la facultad eligió a sus representantes ante el Consejo de Facultad y de esa manera eligieron a su Decano. De acuerdo a las normas internas de la Universidad se tenía que elegir nuevo Decano y el Comité Electoral realizó la convocatoria.

En ese contexto la comunidad universitaria de la facultad usó el mecanismo de democracia directa (referéndum) no contemplado en las leyes universitarias, pero legítimo como método para dotar de información a sus representantes ante el Consejo de Facultad respecto a las reales preferencias de la ase social (comunidad universitaria) donde por amplia mayoría determinaron a el candidato que debería recibir el respaldo de sus representantes y por ende tener una elección cuyos resultados sean coherentes a los intereses de la mayoría.

En la práctica haciendo uso del referéndum se pretendió corregir una seria deficiencia del sistema de elecciones de autoridades en la universidad peruana, es decir el hecho de que los representantes elijan imponiendo sus intereses personales y soslayando los intereses de sus electores.

Los resultados fueron adversos, es decir los representantes eligieron a un Decano que no obtuvo el respaldo en el referéndum, por lo tanto los estudiantes que son el estamento más sensible a

versus parlamentarismo (1991), Descentralización política y consolidación democrática (1991), Enciclopedía electoral latinoamericana y del Caribe (1993).

5 En el presente artículo no profundizamos sobre aspectos legales del tipo de gobierno universitario, lo cual se obordará en una ampliación y con aportes desde la óptica del derecho.

distorsiones como esta protestan realizando el plantón y toma del frontis de la Universidad impidiendo de esta manera el desarrollo de las labores académicas por el lapso de cuatro días laborales y seis calendarios.

UNA EXPLICACION DESDE LA TEORIA DEL PRINCIPAL AGENTE (TPA).

La Teoría Principal- Agente (TPA) fue utilizada originalmente para estudiar la relación entre el dueño de una empresa (principal) y sus administradores (agente), cuando aquel cede a éste el control de misma (ver Jensen y Meckling, 1976; Fama, 1980, citado en Millan, Henio; 2006). Su problema clásico radica en inducir la conducta del agente hacia sus propios objetivos (generalmente, la maximización de ganancias), dado que el agente tiene su propios intereses y que el principal tiene escasa capacidad para monitorear las acciones del agente y para ejercer su poder y disciplinario, si fuera preciso (North, 1990). Es decir, la fuente del problema es, generalmente, la asimetría en la información entre ambos y, por tanto, sus costos para monitorear al agente que sí posee esta informaciónson altos.

El problema de la TPA ha sido trasladado al terreno de la política, y en especial a la teoría de la democracia, por un sinnúmero de estudios abocados a la rendición de cuentas, en los que se equipara al principal con el ciudadano y al agente con funcionarios públicos elegidos, para que actúen en su nombre y beneficio. (Millan, Henio, 2006).

Extrapolando los actores a la situación de la Universidad se puede mencionar que relación de agencia implica siempre la existencia del problema del riesgo moral: la posibilidad de que el agente (gestor político, miembro del Consejo de Facultad o Asamblea Universitaria) busque objetivos personales en detrimento de los intereses del principal (el estudiante, docente o graduado votantes, electores). Puede comprobarse que el problema así enfocado permite analizar los problemas de las decisiones económicas de estado y mercado desde una visión unificada. Habrá una pérdida de eficiencia siempre que los costes y perjuicios ocasionados por una decisión no recaigan sobre el individuo que decide.

Las autoridades universitarias elegidas (consejero de facultad, asambleísta universitario, u otra autoridad) pueden utilizar su capacidad de decisión para

6 Análisis realizado en base al aporte del artículo “El problema del Riesgo Moral en la Teoría de la Agencia”

obtener maliciosamente beneficios personales a expensas del elector miembro no autoridad. Esos beneficios pueden tomar la forma de gratificaciones extras, oficinas grandes y lujosas, uso privado de vehículos; pueden promover subordinados por razones de simpatía o parentesco; pueden elegir autoridades (Decanos, Rector) desalineadas de los intereses de los Principales (miembros de la comunidad universitaria), pueden tomar decisiones demasiado arriesgadas o que sean beneficiosas para la institución a corto plazo pero perjudiciales en el largo plazo; pueden además tomar decisiones que aumenten su poder personal y permitan esquivar el control de los principales 6 .

De acuerdo con Morales, Daniel (2011). Una definición muy sencilla de riesgo moral la da el

profesor Mankiw: "es un problema que surge cuando una persona, llamada agente, realiza una tarea en representación de la otra, llamada principal". ¿Y cuál

es el problema?

perfectamente la conducta del agente, este tiende a esforzarse menos de lo que el principal considera deseable". El riesgo moral es la tendencia -riesgo- de que el agente tenga un comportamiento indebido o inmoral, y este riesgo aumenta cuando no existen, o son débiles, los mecanismos de control.

Además, hay un aspecto que agrava ese riesgo. En las relaciones agente / principal suele haber información asimétrica, en el sentido de que el agente siempre está mejor informado.

En el caso de la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional Pedro Ruiz Gallo, los miembros del Consejo de Facultad que fueron elegidos en votación universal por estudiantes, docentes y graduados son los Agentes de este modelo, la masa estudiantil votante, los docentes y graduados (miembros de la comunidad universitaria) constituyen el Principal; es decir los agentes reciben el encargo de la comunidad universitaria para que ejecuten acciones en línea con los intereses del Principal. Cuando el principal observa que el agente se está desviando o desalineando de los intereses genera el mecanismo de democracia directa y orienta la elección mediante un referéndum como mecanismo para minimizar la asimetría de información respecto a los verdaderos intereses de los agentes, lo cual se convierte en una acción oculta en el momento de la votación por ello se constituye en problema de riesgo moral.

"si el principal no puede controlar

publicado en

http://www.eumed.net/cursecon/1/instagencia.htm

Cuando los estudiantes que promovieron el referéndum observan que los agentes eligen un decano diferente al de consenso, reaccionan al ver que la posibilidad de control y de corrección de las disfunciones del sistema, no funcionan. Por lo que la toma del frontis de la universidad por seis días no se puede calificar como una acción caprichosa o anárquica, sino como la reacción ante la impotencia de ejercer control a las acciones de los agentes. No es un hecho insoslayable sino más bien la muestra de que el sistema de elección de autoridades en las universidades está rebasada por la realidad.

De acuerdo con Morales, Daniel (2011) en el sector privado es más fácil identificar los costos y descubrir las acciones ocultas de los agentes, por lo que el diseño de mecanismos de control y autocontrol viene evolucionando y aplicándose a los casos concretos estableciendo cláusulas en los contratos. Además, como la propiedad en el sector privado está definida de forma clara, se facilita la contraloría de los principales (accionistas de una empresa) al haber un claro interés en preservar sus inversiones.

En el sector público está el problema que la propiedad de recursos comunes dificultan que haya claros intereses de preservación de los medios. Incluso, aunque haya grupos interesados, les es muy difícil invocar el interés de los otros principales; y no porque no les interese a los demás, sino porque en un momento dado no perciben con claridad el beneficio que recibirían al hacer contraloría social, que dicho sea de paso representa un costo a los principales (organizar una marcha, introducir un recurso de amparo, dejar de hacer cosas más placenteras para asistir a una protesta, convencer a otros a que asistan, etc), es decir, otros costos de agencia por el monitoreo y vigilancia al comportamiento del agente.

Aquí aparece otro problema conocido como el problema del polizón o free rider. Como otras personas ya se ocupan del problema, para qué me voy a complicar la vida. Eso explica por ejemplo, por qué las comunidades de padres de los entes educativos siempre tienen poca representación, o también los condominios. Sólo las personas que se sienten más afectadas, o las que están más

interesadas participan, y repito, no es que a los otros no les interese, es que son free riders.

Volvamos al problema de la agencia en el sector público. Un reto de la comunidad universitaria, es propiciar la demanda de mejores instituciones que minimicen el riesgo moral, y le haga más barata la vida a sus ciudadanos con la eliminación de los costos de agencia.

Ubiquémonos en nuestra posición de principales nosotros (la mayoría de nosotros) de manera indirecta eligiendo a nuestros representantes ante el Consejo de Facultad, Asamblea Universitaria hemos elegido autoridades. Nosotros los electores hemos puesto a los “agentes” ahí, y ya reciben un sueldo para que nos representen. Trabajen por el bien de todos.

Bibliografía:

Fama E. F. (1980), ‘Agency problems and the theory of

the firms’ Journal of Political Economy, 88 (April): 288-

307.

Jensen and Meckling (1976), ‘Theory of the Firm:

Managerial Behaviour, Agency Costs, and Capital Structure’,Journal of Financial Economics, Vol. 3, pp.305- 60. Disponible en línea en

3

Mendoza, Enique (s.f.). Democracia representativa vs. Democracia Participativa. Revista digital Mundo Electoral Ano 1 Nro 1, disponible en línea en

Millan, Henio. (2006). La rendición de cuentas a la luz de

la Teoría-Agente principal: un análisis de la democracia

en México.

Morales, Daniel. (2011). El problema de la agencia en el

ejemplos y algo más, Tomado en línea