Sei sulla pagina 1di 6

Contrato de comodato

Definición: Es el contrato por el cual una persona cede temporalmente el uso de un bien en

forma gratuita, para que lo use por cierto tiempo o para cierto fin y luego lo devuelva.

Elementos del contrato

 Los sujetos: intervienen necesariamente dos partes. A una se le denomina Comodante,


normalmente es el propietario o la persona autorizada, y la contraparte Comodatario,
que es la persona que entra en posesión y disfruta del bien en forma gratuita.
 El bien: se pueden dar en comodato, bienes muebles o inmuebles, que su uso debe ser
posible, que tenga un valor económico y que sea permitido por la ley o las buenas
costumbres. Tratándose de bienes muebles, estos deben ser bienes no fungibles o no
consumibles, pues existe la obligación del comodatario de devolver el mismo bien sin
más deterioro que el uso normal y diligente. También se le conoce al contrato como
préstamo de uso.
 Plazo: Una característica de este contrato es el plazo determinado. El Art. 1688 del C.C.
que se aplica por analogía, establece que no puede exceder de 10 años. Todo plazo
mayor se considera nulo en la parte del exceso.
o Cuando no se ha determinado la duración del contrato, el comodatario está
obligado a restituir el bien cuando lo solicite el comodante.
 Gratuidad: El comodante cede el uso de un bien en forma gratuita.
 Formalidad: Los contratos pueden ser verbales, escritos o solemnes, es decir, por
escritura pública.

Extinción del contrato

 Vencimiento del termino o plazo.


 Realización de la condición resolutoria.
 Cumplimiento de la finalidad del comodato.
 Perdida del bien.
 Muerte del comodatario.
 Petición del comodatario, por haber sobrevenido necesidad urgente, o cuando no se
estipulo plazo determinado.

Características

 Una persona puede gozar del bien sin pagar por dicho uso.
 La persona que presta el bien ya sea mueble o inmueble conserva la propiedad.
 El bien es restituido a su dueño en el tiempo estipulado en el contrato, a menos que se
trate de un comodato precario
o Art. 2098.- Se entiende precario cuando no se presta la cosa para un servicio
particular, ni se fija tiempo para su restitución. También lo constituye precario
la tenencia de una cosa ajena, sin previo contrato y por ignorancia o mera
tolerancia del dueño.
 Puede probarse por testigos, cualquiera que sea el valor de la cosa prestada.
 No se extingue el contrato por la muerte de comodante.
 El comodato toma el título de precario si el comodante se reserva la facultad de pedir la
restitución de la cosa prestada, en cualquier tiempo.
 El comodante conserva la cosa prestada todos los derechos que antes tenía, pero no su
uso.
 Las obligaciones y derechos que nacen del comodato, pasan a los herederos de ambos
contratantes; pero los del comodatario no tendrán derecho a continuar el uso.

Obligaciones del comodatario

 Está obligada a emplear el mayor cuidado en la conservación de la cosa, y responde


hasta de la culpa levísima.
 No es responsable de caso fortuito, si no es:
o Cuando ha empleado la cosa en un uso indebido, o ha demorado su restitución,
a menos de aparecer o probarse que el deterioro o perdida por el caso fortuito
habrían sobrevenido igualmente sin el uso ilegitimo o la mora.
o Cuando el caso fortuito ha sobrevenido por culpa suya aunque sea levísima.
o Cuando en la alternativa de salvar de un accidente la cosa prestada, o la suya,
ha preferido deliberadamente la suya
o Cuando expresamente se ha hecho responsable de casos fortuitos.
 El comodatario esta obligado a restituir la cosa prestada, en el tiempo convenido; o a
flata de convención, después del uso que ha sido prestada. Pero podrá exigirse la
restitución antes del tiempo estipulado, en tres casos:
o Si muere el comodatario, a menos que la cosa haya sido prestada para un
servicio particular que no pueda diferirse o suspenderse.
o Si sobreviene al comodante una necesidad imprevista y urgente de la cosa
o Si ha termindo o no tiene lugar en el servicio para el cual se ha prestado la cosa.
 El comodatario no tendrá derecho para suspender la restitución, alegando que la cosa
prestada no pertenece al comodante; salvo que haya sido perdida, hurtada o robada a
su dueño, o que se embargue judicialmente en manos del comodatario.

Obligaciones del comodante

 El comodante está obligado a pagar al comodatario las expensas que, sin su previa
notica haya hecho para la conservación de cosa bajo las condiciones siguiente:
o Si las expensvas no han sido de las ordinarias de conservación, como la de
alimentar al caballo
o Si han sido neceasarias y urgentes, de manera que no haya sido posible
consultar al comodante, y se presuman fundamente que, teniendo ete la cosa
en su poder, no hubiera dejado de hacerlas.
 El comodante está obligado a indemnizar al comodatario los perjuicios que le hayan
ocasionado la mala calidad o condición del objeto prestado, con tal que la mala calidad
o condición reúna estas tres circunstancias:
o Que haya sido de tal naturaleza que probablemente había de ocasionar los
perjuicios.
o Que haya sido conocida y no declarada por el comodante.
o Que el comodatario no haya podido, con mediano cuidado, conocerla o
precaver los perjuicios.

Extinción del contrato

El comodato puede terminar por las siguientes causas:

• Por vencimiento del termino o plazo.

• Por realización de la condición resolutoria

• Por cumplimiento de la finalidad del comodato

• Por perdida del bien

• Por muerte del comodatario

• Por petición del comodatario, por haber sobrevenido necesidad urgente, o


cuando no se estipulo plazo determinado.

Restitución
 La restitución deberá hacerse al comodante, o a la persona que tenga derecho para
recibirla a su nombre, según las reglas generales. Si la cosa ha sido prestada por un
incapaz que usaba de ella con permiso de su representante legal, será válida la
restitución al incapaz.
 Cesa la obligación de restituir desde que el comodatario descubre que él es el verdadero
dueño de la cosa prestada. Con todo, si el comodante le disputa el dominio, deberá
restituir, a no ser que pueda probar breve y sumariamente que la cosa prestada le
pertenece.

Contrato de mutuo

Definición: Mutuo o préstamo de consumo es un contrato en que una de las partes entrega a la
otra cierta cantidad de cosas fungibles, con cargo de restituir otras tantas del mismo género y
calidad.

Elementos del contrato

 Los sujetos: Mutuante (prestamista) y Mutuario (deudor)

Características del contrato

 El objeto del contrato es el préstamo de bienes consumibles


 El mutuante al entregar el bien, transfiere su propiedad, quedando facultado el
mutuatario para disponer de el
 Es un contrato necesariamente temporal, pues el mutuario deberá devolver el dinero o
los bienes dentro del plazo convenido. A falta de plazo se entiende que es de 30 días
contados desde la fecha de entrega.
 Cuando se prestan bienes consumibles, el mutuatario se obliga a devolver otros bienes
en la cantidad, especie y calidad que sean igual a los recibidos.
 Es un contrato oneroso, pues se ha establecido que el mutuatario debe pagar los
intereses convenidos, y a falta de convenio se pagarán intereses legales. La exoneración
del pago de intereses debe ser pactada expresamente por escrito.
 No está sujeto a una forma prevista por la Ley, pero es 1 recomendable por efectos
probatorios, que consten por escrito.
 Si se ha prestado dinero, sólo se debe la suma numérica enunciada en el contrato. Podrá
darse una clase de moneda por otra, aún a pesar del mutuante, siempre que las dos
cantidades se ajusten a la relación establecida por la ley entre las dos clases de monedas.
 Si hubiere prestado el que no tenía derecho de enajenar, se podrán reivindicar las
especies, mientras conste su identidad. Desapareciendo la identidad, el que las recibió
de mala fe estará obligado al pago inmediato con el máximo de los intereses que la ley
permite estipular. Pero el mutuario de buena fe sólo estará obligado al pago con los
intereses estipulados y después del término concedido en el Art. 2103.
 El mutuante es responsable de los perjuicios que experimente el mutuario por la mala
calidad o los vicios ocultos de la cosa prestada. Si los vicios ocultos eran tales que,
conocidos, no se hubiera probablemente celebrado el contrato, podrá el mutuario pedir
que se rescinda.
 El interés convencional, civil o mercantil, no podrá exceder de los tipos máximos que se
fijaren de acuerdo con la ley; y en lo que excediere, lo reducirán los tribunales aún sin
solicitud del deudor.
 Si se han pagado intereses no estipulados, podrán repetirse o imputarse al capital.
 Si se han estipulado intereses, y el mutuante ha dado carta de pago por el capital, sin
reservar expresamente los intereses, se presumirán pagados.
 El acreedor que pactare o percibiere intereses superiores al máximo permitido con
arreglo a la ley, aun cuando fuere en concepto de cláusula penal, perderá el veinte por
ciento de su crédito que será entregado al Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social,
para el Seguro Social Campesino, aparte de las demás sanciones a que hubiere lugar.
 No se perfecciona el contrato de mutuo sino por la tradición, y la tradición transfiere el
dominio.
 Si no se hubiere fijado término para el pago, no habrá derecho de exigirlo sino después
de los diez días subsiguientes a la entrega.
 Podrá el mutuario pagar toda la cantidad prestada, aún antes del término estipulado,
salvo que se hayan pactado intereses.
 Se puede estipular intereses en dinero o cosas fungibles.
 Se prohíbe estipular intereses de intereses.
 En los préstamos en que el deudor se compromete a pagar en especies el valor
recibido, o a cubrir, en su defecto, al acreedor otra cantidad fijada de antemano, la
mora del deudor no determinará más derecho en el acreedor que exigir la cantidad
prestada con los intereses respectivos, de cuya proporción no podrá exceder su acción,
ni bajo el concepto de cláusula penal.
 define al mutuo o préstamo de consumo como el contrato en que una de las partes
entrega a la otra cierta cantidad de cosas fungibles (v.g.dinero), con cargo de restituir
otras tantas del mismo género y calidad. El mutuo, en los términos expuestos, es decir
puro y llano, es por ser un contrato de naturaleza civil, sin perjuicio de la facultad que
tiene el mutuante de requerir réditos o intereses sobre la cuantía del mutuo.