Sei sulla pagina 1di 72
LAS Monica G. Salomone y Angel Gomez Roldan rina Monganero ‘ldo un gran placer hablar conelg =”? Me Medi Groh a Un unvarse greta {© MoncaG, Shonone Argel Gia Rolin 2018 (© 60 si ol EMSE EDAPP SL. 205 Realeasen eral Bonaire Aeoroa®. 8. ‘ieee east de cara Mou Resepo oer Shaersock Dicey maquetann: Ke lee (2 Foocraos. Tos lar nurs cota oman ton oni pie ‘epics dels pages ¢ (AC! Daa de oso Cas oar aan ‘Stace a Come) 17 Rar cones Nowe or Kel. 6, 21 (6 MS Usnaarost UWO)-25 usacon ds Jor Oa) 77 (SAC Caren ‘Be trope Soca). 20TH, 4 (AL), 5 (ESOL. Coad 40 (CE. Fe Soengnva/snaerioa} (The Xeno Clb (FH e- eee M2 acopacs ca nASANWAP core Toon (ESO Ras, EASA ESAYA Fetd STS) 58(NASACHOM Wess) £2 Sods ae sgral co fazmrond, 6 (APano Bae, NAS, ree sagan eal) Ta NASAL CHAO COI LP, Fable Hortoge Tear STE abl rte ns, 102 (eSNNSNIAEO) Oe a re cee ner 120 (rae Art Cen 18 Retreat 198 (Braet) Deptt oat 14782-20 angel Mogpe — Ove oe anon eran rover 201, Un universo gravitacional AGUJEROS DE GUSANO, MATERIA OSCURA Y ESPACIO-TIEMPO Ménica G. Salomone y Angel Gémez Roldén CONTENIDO {Introducct6n: Con las manos en el teclado Gravedad YY ahora, ena Lunal ‘Ase dos ue Newton tet rein Relatividad "esipos Newel exig a Bntein La gravedad de! lado oscuro ‘Atri el ming ste oaceren entra: Lemateria negra este Latrampa Stel universo no nos la da, la hacemos nosotros Una ducha de energia, La materia esté ahi fuera Cuando ls aurora eerie Guano masespcig més engi cocara Lupas de gravedad ‘Cuando la gravedad agujerea el espacio-tiempo Metaorfi dune etalon apuee negro La tralcionera intulcién ‘primer candidate Atrévete aimaginario 1B 19 2 24 26 1 33 34 36 39 a2 2 51 53, 37 6 Lax myors(y nner) membros del fois eguernegron 65 ‘ety so cola ager negror n ‘crénica de un descubrimiento anunciado a Apo td ® De predicciones, dudas, y cuentas pegajosas a U0 yoragyoras agro sinermedios a. La espera (de laconfirmaci6n) © Elmundo se asombra 3 Los sensores gravitacionales del futuro 99 ‘Lo que contarfa una onda gravitacional detectada enel espacio 103 ‘Adve decctarnlarondergrovtaconlesdadectepace 104 Una tecnologia absolutamente nueva 106 Y¥ahora..las ondas del Big Bang 110 AUtbrdeun wrote eusaicoe? uz Elltimo no descubrimiento famoso 1s Quijote celeste 9 ‘Tanetes en el espacio...¥en el tiempo 3 Beuaciones 14 ‘Son reales? 126 pThore 8 Paradojas temporales 129 Recetas para maquinas del tiempo 133 Los agus de gusano en elcne 14 Bibliografta recomendada 139 Glosario 141 Introduccién: Con las manos en el teclado Imaginese estar observando una estrella gigante sabiendo que esta tiene los dias contados para morir como supernova. ‘ies usted lector habitual de libros de divulgacién, sabré que una 4 las metéforas mas comunes es la que equipara las estrellas a seres vivos, aunque unos seres vives con la secuencia un poco alterada: las estrellas nacen, crecen, se mantienen en la mediana edad un tiempo corto o largo en funcién de su masa, después mueren y, por ditimo, se reproducen. Las estrellas con mucha masa, las glgantes, son las que 1s répido completan el ciclo —se podria decir que viven intensa pero brevemente—,y la culpa es de la gravedad: en un determinado ‘momento de la evida» de las estrellas muy masivas, la fuerza gravita- ional que genera su propia masa as hace implosionar, en un proceso {que acaba en una brillante supernova. Bien, pues imaginese que lle- van afl esplando a una estrella cuya gravedad esta a punto de pro- vocar ese magnifico fenémeno césmico. La estrella puede colapsar en cualquier momento, pero claro en astrofisica «cualquier momen to» puede ser cualquier milenio, En otras palabras, usted sabe que es ‘muy improbable que la estrella explote justo ante los detectores de ‘su telescopio,y sin embargo sigue observando, nantes grovel ae contra todo pronéstio, ocurre! san ae reenador 0 de objetivo del tlesCOpo, Porque an ay rss afonados que descudren SUETBOVES™, Usted ale eae a a comunidad astronémica internacional para que se pucnostelesopios apunten al astrO —y, desde Iuege pag pert la emocin con ss iguales en todo el planeta Sera sin dua exagerado afirmar que nosotros, los autores de cere Ibo, hemos sentido ol mismo tipo de emoci6n que un obser- {adr que ve con sus propios ojos cémo estallala supernova que ba tsperado durante fos. Pro.-algo dees0 hay. Guando planteamos el tema de est libro pensamos en capturar instntineas que reflejaran el estado actual de la investigacién en cuanto a algunos de os mayors interrogantes vigentes en la actual dad no sblo en astronomia, sino enlaclencia en sentido ampli. ue- ‘Mamoscontat, 2 travis de escenas escogidas, si se esté progresando onoenlatarea de dar respuesta alas preguntas eternas dela hums ida. Yo estamos steno grandilocuentes: hablamos de cuestines tan trascendentes como de qué esth hecho el universo o cual esa ‘naturaeza del espacio-tempo. Pero icbmo estoger las escenas adecuadias? De qué parte &! cuerpo» dela invesigaion astrofisica de hoy debiamos extraet las ecatas» para que sirvieran de muestra representativa, para a? ‘ransmitiran un dea real de lo que estin descubriendo los invest adores en estos momentos? , Decidos usar como guia la fuerza de la gravedad. Ast, sn mis eters ‘aturalera, la gravedad es quizés la que manejamos més conscien®™ mente en nuestra experiencia vital alot ia ea emerin vial Ya debs aprenden Jogos tae ean grave, Durante toda I i tos protegemos de ella la vencemos P=”* rt ne mann code ° eS lNegar mas répido de un sitio a otro, Amoldamos nuestra existencia a la intensidad y las reglas de la gravedad, Pero ala vez la gravedad, por familiar y «nuestra» que parezca, es también la fuerza que dibuja las ‘brbitas de los astros; la que a lo largo de mas de 13 000 millones de aiios ha {do definiendo la arquitectura del universo; la que determina la forma e incluso el movimiento del mism{simo espacio-tlempo, has ta elextremo de llegar a agujerearlo y hacerlo vibrar. La idea de que una fuerza tan cotidiana como la gravedad tenga al mismo tiempo el poder de construir cimulos y supercimulos de ‘galaxias, de dar lugar a fenémenos tan exéticos como los agujeros negros, nos parecié muy poderosa. Algo que los humans si sentimos ‘de modo muy palpable resulta estar jugando un papel clave en fend menos y procesos que quedan mucho més allé de lo que un humano puede percibir intuir y probablemente imaginat. ‘As{ pues, la gravedad es el denominador comin, el hilo con el que cenhebramos nuestros episodios. Hay un tercer elemento que también consideramos a la hora de seleccionar el contenido de estas paginas: el factor cosquilleo, la sen- sacién de que algo va a pasar pronto. Las historias que vertebran este libro hacen referencia a algunas de las reas mis «calientes» de la astrofisiea actual, ymuestran que los investigadores estrechan cada vvez mas el cerco en torno a algunas de esas preguntas que tocan los pllares del conacimiento humano. Desde maitiples frentes —1a ob- servacién astrofisica, la fisica de particulas la fisica te6rica— los cientificos estén embarcdndose ahora en proyectos y experimentos que demandan un grado de precisién —y de ambiclén— inimagi- rable hace pocos afios. La posibilidad de que sus resultados acaben ‘cambiando de modo dristico nuestra vision del cosmos es muy rea. Com todos estos crterios —valor cientifico del problema; grave- dad como protagonista; «temperatura» del érea— seleccionamos nuestras escenas narrativas y empezamos a trabajar. Y entonces... ta supernova. El anuncio de uno de los logros ms an- see nt travtcionales, os pilé con as manos en el teclado, justo cuando Scabamos exeibiendo sobre elinstrumento que lo ha hecho posible, {1 LI. Nosotros como el hiptétic observador det principio, tam- bién reaccionames contactando con la comunidad de investigadores Implicados enol hallazgo. Contagiados desu emoci6n el impulso de contarlo que se ha descubiertsy cbmo se ha hecho, nos ha surgido deforma espontnea. Parser snceros no en todos los capitals hay desenlace, No en vano hablamosdeInvestigacin,ylalavestgac6n es atl po defil- Cin trabajo en curso —las respuesta, de naturaleza fet, siempre temeran nuevas preguntas. Lo que sf hay —garantizado— es emo- clon, cuiosdad y porseveranciaen la bisqueda desoluciones. Emperamos, por supuesto,hablando de la gravedad, de cémo Arittees se equlvoc con ellay de por qué ain hoy muchos de no- sotros segimosancladosen el erréneo pensamento arstotélico, a pesar de que hemos tenido veinticuatrosigios para enmendarnos, adems de la inestimable ayuda de Gallo, Newton y Einstein, En ‘el segundo capitulo contamos una cacerfa, la de la llamada materia escura; una cacerfao mds ben sna carrer, en la que compiten mils de Investigadores de todo el mundo, y que ahora entra en fase de esprit. Segumos, en el terer capftulo, con agujeros negros: e308 objtos que nacieron paral sca primero sobre el pape, como re- sultados mateméticos, de padres que los consideraron demasiado exraios para ser reales hay se estima que hay miles de ellos sé en nuestra Galaxia La siguiente escena supone otra vuelta de tuerca en cuanto a 10 4e superar la fic, Los temblores en el espacio-tempo detectados Por LIGO fueron provocados por la fusién de dos agujeros negros, un stceso acaecido a més de mil millones de afos lz de distancia y ve needa Con ret nla u ‘en una fracci6n de segundo liber6 cincuenta veces més energia que la que emiten todas las estrellas del universo observable Los ditimos capftulos miran al futuro, En uno hablamos de qué ‘nos depara la astronomfa de ondas gravitaclonales cuando sea po- sible detectarlas desde el espacio, con misiones espaciales tremen- ‘damente complejas: satélites volando en formacién pero separados tun millén de kilémetros entre sf, ya la vex conectados con un haz laser. También contamos cémo compiten unos cuantos telescoplos Aispuestos por todo el planeta por detectar las ondas gravitacionales ‘que muy probablemente se generaron instantes después de que em pezara la expansién del universo. Para el final hemos dejado los aspectos mas especulativos, fan- tasiosos y evocadores de la investigacion en el «universo gravitacio- nla: zpermite un espacio-tlempo que se curva y se agujerea los via~ Jes en el tiempo? En todas estas escenas de la investigacién astrofisica de vanguar- dia hemos contado con las voces de los auténticas protagonistas, los clentficos. Cada capitulo contlene una historia principal, construlda con la ayuda de entrevistas a investigadores de primera fila a nivel internacional, y algunos recuadres con informacién que apuntala la historia central. Feliz lectura, Gravedad Empecemos con una afirmacién arriesgada: la ignorancia es mara- villosa. Pero jcalmal, enseguida acotamos: es maravillosa... mientras deje espacio suficiente para hacerse preguntas. Hace unos afios uno ‘de nosotros —Ménica— formé parte del equipo de guionistas de un video cuyo objetivo era explicar conceptos bésicos de astronomia, ‘en concreta, el principio segtin el cual cuando se observa cualquier ‘objeto celeste se esté retrocediendo al pasado. Ya saben: la luz que llega de ese objeto necesita un tiempo para viajar hasta la Tlerra, un tiempo que varfa, ligicamente, en funcién de la distancia que debe recorrer. Sila galaxia vecina Andrémeda esté a 2,5 millones de afios, luz de distancia, nosotros la veremos siempre «como era» hace 2,5 millones de afios. «Nada» hay en el universo capaz de viajar més ré- pido que la iuz; bien podria ocurrir en Andrémeda ahora mismo el, ‘mayor cataclismo cBsmico, que nosotros no nos enterarfamos. Sélo la Vida inteligente que (acaso) quedase en la Tierra dentro de 2,5 millo- nes de afos tendria noticias de esta hipotética catéstrofe androme- diana. EI hecho es que los guionistas pensamos en usar como ejemplo ‘nuestro propio Sol, que esté a unos ocho minutos luz de distancia. Y centonces alguien del equipo tuvo una idea: si de repente se apaga- +a el Sol, tardariamos nada menos que ocho minutos en enterarnos, “ Aver Bintan y tnt Gea rlatvidd ambia> ron nuestra concep de Ingrovedad Ocho minutos kextra», ocho minutos en que la vida sigue como si tal cosa, sin saber que todo se ha terminado. (Qué buen arranque para ‘un corto! Pero, jlto ahi! —aijo alguien, interrumpiendo e! momento de ensofacién del resto—; zestamos hablando de que se «apagar el Sol, o de que xdesaparece» el Sol? Porque.-.no es lo mismo. No, clertamente no es lo mismo. La tormenta de ideas deriv6 entonces hacia lo que ocurriria si el Sol de repente dejara de existir —un caos en el Sistema Solar més propio de una superproduccién de Hollywood que de un modesto vt deo divulgative— y, mas importante ain, hacia la pregunta de cudnt tardarfa en notarse el efecto en la Tierra. ;Tardarian también ocho 1s Gente minutos en percibirse los efectos dela edesaparicion» del Sol? La ig- norancia nos regalé a todos no sélo ese rato de lluvia de hipétesis, sino también la curiosidad de buscar la respuesta. (Que result6 ser enormemente reveladora. Mucho antes que nosotros, también Albert Einstein —ni mas ni ‘menos—, se habla hecho esa misma pregunta. Y se dio cuenta de que lo que debia ser la respuesta correcta, segin su recién enunciada teoria de la relatividad especial, no encajaba en absoluto con la res~ puesta que daba la teorfa que levaba més de dos sigs funcionando ‘on cas total perfeccién, la ey dela gravtacién universal de Newton. Nuestra ingenua pregunta sobre los efectos de la desaparicin del Sol habia sido el hilo del que Einstein habia tirado para legar a su teorfa {general de la relatividad —cuando lo supimos no pudimos evitar un silencioso «(Obhhhhhh!» mental. {lo que puso a Einstein sobre a pista fue una reflexién sobre algo, lamado kaccién a distancia. La vida en la ciudades del silo xx est plagada de cotidianas «acciones adstancia»: radios televsiones y, por supuesto, méviles funcionan sin aparente conexi6n a nada; slo lacon- fianza en que alguien sabe realmente cémo lo hacen nos impide a la ‘mayoriaconsiderarlos como objetos mégicos. Pero hubo un tiempo en 1 que ala gente s le intrigaba que cuerpos distantes y aparentemen- te inconexos se influyeran mutuamente. En el siglo xvi Isaac Newton pens sobre elloy, en concreto, para el caso de la atraccion gravitacio- nal entre dos cuerpos no hallé una explicacin satistactoria. ‘Lo que no le impidié encontrar la formula que ain hoy se usa con ‘enorme éxito (casi siempre) para describir e6mo funciona la grave- dad, Fue Newton quien se dio cuenta de que la fuerza que hace caer Jas manzanas de los drboles es también la que rige el movimiento de ls astros, En 1687, en su libro Philosophiae Naturalis Principia Mathematica, Newton enuncié su ley de la gravitacién universal, aque establece que el valor de esta fuerza s6lo depende de las macag de los cuerpos y la distancla que los separa. Es, como hemos dicho antes, una formula que funciona muy bien y que permite, por tanto, ‘emanejar® la gravedad ala perfeccién en la vida cotidiana —hay una ‘excepcién en la vida cotidiana del siglo xx, no en la del tiempo de Newton, a menos que se considere cotidiano observar a Mercurio; ‘véase la explicaci6n sobre relatividad y GPS en el capitulo «Téineles nel espacio... Yen el tiempo»—. La justamente alabada aportacién de Newton es lo que Brian Greene en &] universo elegante’ lama un ‘emanual de usuario» de a gravedad: «unas instrucciones que los fsi- ‘0s, los astrénomos y los ingenieros han aprovechado con éxito para trazar la trayectoria de las naves espaciales que van a la Luna [..), también para predecir los eclipses solares y lunares, el movimiento de los cometas,etcétera», ‘Sin embargo Newton no explicé la naturaleza de la gravedad, et porqué de su existencia, No entendia como se producia la accion a distancia. EI historiador de la ciencia José Manuel Sanchez Ron, en ‘ellibro Albert Binsten. Su vido, su obra y su mundo? recoge una carta enviada por Newton en 1692 a Richard Bentley: Es inconesbible que la materia bruta inanimada opere y afecte (sin la mediacin de otra cosa que no sea material) sobre otra materia sin eontacto bruto, como debe ser si la gravitacién en el sentido de Eplcuro es esencal einherente a ell [..). Que la gravedad sea Innata, Inherente y esencial ala materia de forma que un cuerpo pueda ac- tuara distancia a través del vaco sin la mediaciOn de otra cosa [..] es para mf algo tan absurde que no creo que pueda caer en ella ninguna persona con facultades competentes de pensamiento en asuntos fo- s6feos [1]. 5 fern e se Bhiingiarcomedadn * Obata pra Pana BBVA on 2015 para commence cane tid ener Retro de nse Newion or Galler, 1689, ‘Sénchez Ron interpreta que «Newton no crefa realmente en las accionesa distancia, pero era suficiente buen centifio como parano renunciar a un instrumento conceptual que mostraba su valor pre- Aictivo o, lo que es lo mismo, cientfico, Otra cosa es lo que él pensase, sin poderio demostrars, Y ya que estamos hablando de Newton, hagamos un inciso. 2De verdad se inspiré para pensar en la gravedad cuando una manzana le cay6 en la cabeza? Lo del golpe quedaré para la vinetas, pero en, 2010 la Royal Society britinica —la sociedad cientfica mas antigua— ‘onmemoré el 350 aniversario de su fundacién publicando urbi et orbi —o sea, en internet el manuscrito de 1752 en el que William ‘Stukeley narra la blografia de Newton, mantenide hasta entonces en los archivos de a institucién, apartado de los oos del mundo. Esto es Jo que cuentan las Memorias dela vida desir Isaac Newton: mann renal Se ‘Tras la cena (el 15 de abril de 1726], con clima agradable, slimos at Jardin€l [Newton] y yoa tomar eltéala sombra de unos manzanos. En Taconversacién me dijo que estaba en la misma situacién que cuando Je vino ala mente por primera vez idea dela gravtacin La origing Jacalda de una manzana, mientras estaba sentado,reflexionando. Pen- ‘sb parasf: por qué tiene que caer Ia manzana siempre perpendicular. mente al suelo? :Por qué no cae haciaarriba ohacia un lado, yno siem- ‘pre hacia el centro de la Tierra? La razn tiene que ser quel Tierrala trae, Debe de haber una fuerza de atraccién en la materia; yla suma de a fuerza de atraccién dela materia dela Tierra debe de estar en el centro dela Tierra, y no en otr lado Por esto la manzana cae perpen- icularmente hacia centro. or tanto sila materia atraeala materia, {debe de ser en proporeidn a su cantidad (la masa, La manzana atrae fla Tlerra tanto como la Tierra atrae ala manzana. Hay una fuerza, Ja que aqut amamos gravedad, que se extiende por todo el universo. Pero volvamos alo que incomods a Binstein en el caso del Sol des- aparecido. E] modelo de Newton consideraba la gravedad una fuerza de atraccién inherente ala propia masa que —aqui viene lo importan- te— acta «instanténeamente, En la ley de la gravitacién universal la atraccién gravitacional depende silo de la magnitud de las masas Implicadas y de la distancia, pero no del tiempo. Eso significa que si la distancia entre los cuerpos cambia, los efectos son inmediatos, Es decir, si el Sol se desvaneciera de repente las consecuencias se perc- birfan en la Terra al instante —adiés a los ocho minutos de gracia— El problema de Elnstein es que con la relatividad especial en la ‘mano es del todo imposible saltarse los ocho minutos. La reatividad determina que en este universo no hay manera de transmit nad, ni informacién ni perturbaciOn alguna, a velocidad mayor que la de la Juz: segin la relatividad especlal, la Terra seguirfa en su 6rbita sus ‘ocho tranquilos minutos, lo que tarda en llegar la debacle. Los cien afos transcurridos desde que Einstein resolviera el en- tuerto, con su teorfa de la relatividad generalhan dado de sobra para demostrar quo 61 tenfa razén —Ia ultimisima prueba de ello acaba de llegar, véase el capitulo «Crénica de un descubrimiento anuncia~ ddo»—. Y asi fantaseando con la alocada idea de la desaparicin del Sol, Einstein fue un paso mis allé que Newton y logré explicar qué es realmente lo que nosotros percibimos como fuerza de gravedad, ‘cambiando de pasada nuestra vision de qué es el sustrato donde su- ‘cede nuestra realidad, qué es el espacio-tiempo. Y ahora, jen la Luna! Por supuesto, Newton y Einstein no fueron los primeros en pensar sobre qué es I gravedad, Un relato de la investgacién sobre la gra vedad con cierto orden eronoldgico podria empezar en el siglo v an- tes de Cristo, cuando Aristételes decidié que el movimiento de los ‘cuerpos estaba relacionado con su naturaleza, Los cuerpos pesados, decia Aristteles tendon a desplazarse hacia el centro del universo porque es lo que les corresponde, por su naturaleza, ¥ no ale reirse ela idea. EI modelo aristotélico no s6lo se mantuvo vigente durante veinte siglo, sino que, ain hoy, cualqulera que no haya pasado por ‘una miquina anuladora de la intuiciOn responderé a determinadas preguntas igual que lo hizo —errSneamente— Aristteles. Por ejemplo, a esta pregunta: en un cubfculo sin aire, donde la \inies Fuerza que acta sobre los abjetos es la gravedad, ,qué cae més ‘épido, una pluma o una bola de plomo? Aristteles decfa que la velo- cidad ala que caen los cuerpos varia en funci6n de su peso: la bolade plomo lega antes al suelo porque aslo dicta su naturaleza, Falso, Para demostrar que no es asf hubo que esperar hasta el st- lo xvi, cuando entra en escena Galileo Galle (1564-1642), el sabio Aorentino inventor del método cientifico y del telescopio. Como en cf cao dela manzana de Newton la imagen mental de Galileo sy blend escaleras arriba por la torre de Pisa paralanzarobjetos et tnvocado tanto que es cil darla por cierta, Segin los histriadona dela lenla sin embargo, Galileo no hizo lngtin experimento pe reeldo —aunque so pensara—. Desde la torre, los objetos cara demasiado répido como para medi el tempo de legada, con las re dimentaris métodos dela época Lo que si hizo Galileo fue encarsar laconstrucién de un plano inclinado de unos sete metros de large, por donde lanzaba dstinta bolas; para medirel tiempo que tarda tan en bajar por el tablén, Gallo usaba métodos que le permitian una precsiénpréxima la centésima de segundo —uno de sus relo- Jes» consstia en tocar el laid a aver que ls bolas se movian y mar car ellugar de la partitura en que se encontrara cuando se paabat» Gallo descubri ast experimentalmente que si sabreloscierpos sélo actin la gravedad, todos caen igual de rpido: puma y bola de plomo tocan el suelo ala ver. Bs algo tan contrario ala experiencia otidiana en a que el rozamlento con el alr fena los objets lige- ros ques diene sorprenderse ante el video grabado ena Lina a 1971, durante la mision del Apollo 15, ene que el astronauta de TENASA David Scot deja caer una pluma de halebn —por su médulo dd aerroaje lunar, Falcon y un marta: hilo tends! Parece ue alle tenia razon, exclama Scott cuando ambos objetos can ala vezla superticle luna asunto es importante porque ayuda a diferencia peso y masa st peso se refiere ala fuerza de atracci6n dela Tierra sobre un objet: nla Lona més pequefa que la Tera, or tanto, capaz de eer tina menor fuerza gravitacional, todo pesa menos queen la Tier ta masa es una earacterstica propia de cada cuerpo, y tiene que vt on la resistencia que opone ante ago que laempuja. se algo puede ser la gravedad terrestre, pero también otra fuerza. En la Estacion spacial Internacional todo flota porque nose percbe el efecto de gravedad terrestre,y sin embargo,siun astronauta quiere que un ob- jeto legue al otro lado dela nave debe igualmente empujarlo; es mas, tendré que empujar mis fuerte los cuerpos con mas masa, aunque todo esté flotando y por tanto no «pesens nada. En cualquier caso, a partir de Galileo el estudio del movimiento de los cuerpos ge convirté en lo que hoy llamarfamos un érea caliente de la clencia La siguiente parada cronol6ica en la historia del pen ssamiento sobre la gravedad podria hablar del filésofo y matemético francés René Descartes (1596-1650), quien defendia que el universo ‘estaba ocupade completamente por una especie de «materia» 0 «éter» invisible cuyos movimientos causaban vortices. Para Descartes todos los euerpos celestes tenfan sus v6rtices asoclados; el Sol, el vértice solar, que determinaba la érbita de los planetas; la Tlerra, el vortice terrestre, que arrastraba en torno a sala Luna, yasiel resto de os as- ‘ros del universo, que, por otra parte, era para Descartes infnito. Es0s ‘vortices estaban causados por la inercia —cuya existencia también teoriaé Descartes— que Dios impuso al dotar al cosmos de movimien- to. La idea, usada ya por filésofosgriegos, se inspiraba en los remolinos, en rio, Seguramente la principal aportacin del modelo de Descartes al ‘conocimiento humano es haber estimulado el pensamiento de New- ton, Isaac Newton (1643-1727) encontraba confusa la teorfa de los vértices de Descartes. En 1679, durante un largo perfodo de aisla- iiento personal, Newton —considerado ya uno de os grandes sabios de la época— recibié una carta que le ayudaria a defini su teorfa de las causas del movimlento, En ella, el secretario de la rectentemen- te fundada Royal Society, Robert Hooke, le planteaba cuestiones de ‘mecénica y atraccl6n; preguntaba sobre la fuerza de atracci6n que ejercfa el Sol sobre los planeta, o la Tierra sobre la Luna,y en parti- cular sobre cémo esta fuerza cambiaba segin la distancia, Hooke ya habia hallado que la fuerza era menor cuanto mas lejos estuvieran, ‘Asi se demostré que Newton tenia razén ‘come ccure con ods volun, los efectos dea ly dela roan ‘ern de New ure mans. Desde que Veranauzles Pica tn 187 a erosracn madi de que edos oe movinenoecsastos ge dabon ale graviacin se cnr on una de as areas fndemenaes do {Ge aetonamos. Uno des primers en ponerse aa ue ruler dea pibleatn de los Prins, Edmond May. ‘Si New entata ono cored, os comes 8 sncontexbsn sos ‘ame rst do los ass a a ly ea gravitate comata que case 1s wuota al Sol sogua uno de os Wes os de Gites poster pen, peraboiea © Nperolea. En cuslwer de las dos tas, comets Jari ot Sl par smpre, mionras quo en le pera a lie comes ‘uodara|en una ita carrade po art, feria un paridoyreresr ‘sien las aparonos dl coma, esta mostaia ura a slay sus ‘spariconesexaian separads por intraios de tempo pares. Haley estaba convencdo de que ls comets pian ser pene ‘sch en fon regtos Piticosdaponibes comolas cas Gris faesen ‘Silaos El candato he ol ecentscometa de 1682: Haley coved ge ‘ube ore rodgrada, eta e, que ve nuove en sno puesto ala dec ‘in de resin da os plans en toro a Sly resu6 que os comets ‘Sbeervades en ow fos 1521 y 1607 arin poselan rl retgredes. ager askéeomo invesig6 mason Sta ls es de os es comes, Fal qu trian cas fod on comin, por lo que dedip que posia aoe (Gel mina cuerpo, y on 1695 a conta Now sus supostsoves. Sor ‘ron el nora ore los apariones ro era exaciamerte mismo Haley pened comectamente quel ivencagravconlé planets como Jie 'Soturmo po torre parma otis del ome haciendo un Su ‘erodo varias sargandose 9 acortandbserespecto del valrmedo, Cul at qe ot cometa regres a fras do 1758 0 prince de 1759. Finley mtd en 1742, y Nowon mucho ate, en $727, por qe it ‘no vd pra comprobera vax Gl pono sobre ol comets Baad tn oie dol grav. No us hasta 177, un af ates det previto Rome dal comet qveesrtremos frances vavron 2 races {os 6e Haley. Segin alos, e cometa lege a su punto més carcano al ol ‘opertao = medias de i do 1759. ¥ po fi, a de Navidad do 1758, Unasténome alominsilonado obs6 ol cometa per vex pmers en 5) Exquema sta del comet Haley l rimeroal que see calels sa ‘tons enbate ala ey de x Gravitcn de Newion ronoaend rere. El come ean peril 18 de marzo do 1769. {as carscrisias oo susrita meson que eta oe colt ts de len comes de 1501, 16071682 lo ato cameos eran ot momo obo. Haley. en honor de ion comers su name, ee ene cet, yee este modo la aacsion gaviacona ewerian recbla una demoresa Contessa los euerpos implicados, pero no habfa podido averiguar en qué pro- poreién. Newton sf consiguié hacerlo: corrobord las suposiciones del ‘secretario de la Royal Society y descubri6é que la fuerza de atraccién, entre un planeta y el Sol era inversamente proporcional al cuadrado de su distancia, y proporcional alas masas de ambos cuerpos. Hoy un hallazgoas{ tendrfa que ser publicado cuanto antes en una ‘evista cientifca, perono ene tiempode Newton, quien lo guardé para sue el astdnomo dela Royal Society Edmond Halley (1656-174, amigo de Newton, quien logr la publicaién del trabajo. En 1684, afg después dela correspondencia con Hooke, Halley visit6 a Newton para preguntarie precisamente de qué tipo debia ser la curva que recoren Jos planetas sel trabajo realizado por Hooke hasta entonces —el ni. co que conocia Halley— era correcto. Newton lerespondi inmediata eliptica. La diplomacia y la capacidad de conviccién de Halley, ‘asi como su perspicacia acerca de la importancia de esa revelacin, convencieron a Newton para que publicase sus investigaciones sobre el movimiento planetario. Esa fue la génesis de Philosophiae Naturalis Principia Mathematica, considerada una de las obras cumbre del pen- samiento centifico humano. ‘Su nticleo central son las tres leyes del movimiento, 0 mecdnica ‘eweoniana. En el libro If! de los Principia, Newton expone su ley de la gravitacion universal, en la que la mayor revolucién conceptual consiste en contemplar como la misma fuerza la que mueve los pla- netas y la que hace que un cuerpo caiga al suelo, y,en especial, que esta fuerza de gravedad se eforce a distancia, sin necesidad de un ‘medio que latransinita, algo que supuso la demolicién de sistema de vortices cartesianos. Relatividad La siguiente parada cronolégica nos lleva ya a Albert Binstein. Aun que, por puro gusto, se puede hacer un breve descanso en el fisico briténico Henry Cavendish (1731-1810). Lo que este nos ofrece es un famoso experimento que tenfa por objetivo nada menos que medir!s| densidad del planeta Tierra; esto nos da una idea de lo enormement® precisas que deben ser, ya en el siglo xvi, las medidas en esta dred de investigaciOn (en el siglo xxi, como se verd en los capftulos «Cré nica de un descubrimiento anunclado» y «Los sensores gravitacion™ les del futuro», estudiar la gravedad implica medi distancias mucho ‘mds pequefias que el didmetro de un proton). Cavendish decfa que queria «pesar el mundo» su trabajo, pu biicado en la revista Philosophical Transactions de la Royal Society, se titula Experiments to determine the Density of the Earth—. Para ello disefé un aparato con el que medir la atraccién que ejercfan lunas esferas muy pesadas sobre otras més pequefias, que permane- cian suspendidas de una varila en una balanza especial. Camblando de lado las esferas pesadas, pero manteniéndolas siempre cerca de la esfera suspendida, Cavendish pudo medir el movimiento que in- ‘ducian las unas en la otra. En concreto, Cavendish media el Angulo de giro de la varilay lo relacionaba con la fuerza de torsién de un slambre del que colgaba la balanza, Hablendo determinado la fuerza de atracci6n entre las esferas, y conociendo la que ejerce la Tierra, sobre ellas —su peso—, Cavendish podia saber cuénto més masiva cra la Tierra que las esferas. Con este valor y el radio de la Tierra xguema dl experiment de Cavendien ‘asi pas6 Newton el testigo a Einstein Lato de a laid general presi qe abi laure ouva en un campo graviaconal.Ensequia se pened qu os rayos de uz que pasasen atlado de Sol cambiarian su rayectora debo ala intuencia desu gravee ed. Ai as estas, aya mogen vemos aparenemeco fi en la beveda ‘olen, aprecatian despazadas pore efecto del campo graviacona ol ‘Sol en poscones dierent a as que resent oeupan. Sin embargo, 0 ‘90 puede comprobar nomena, y qu lilo del Solimpeobeenvar los estas que extn cerca de en el Cao. Porta, samen ps ‘bsarvar esa fndmene dunt acipses aes de Sol, ya que et etan- ‘es cuando se hacen vsbles las estelasprowmas iso star mienras ‘esi. oct per la Luna Nada mi pubiea Eten su nueva tool, 20 sug a poses comprobaia durante un eclpss total de So, setelandse el queue ugar ‘081919 como ia operuniad dea. ya que el Sl so enconara sabre tesla del cimuo de las Hiades, na constlacon cat Toro. Las oso" ‘econes mostaronelectvamante un deplazamonto en la magen de a8 ‘cetetas que coincdlaaproximadamenta con un margen do ert de un '5%) con le preciectones teoceas do Eston. En rovertre de 1919 58 {nuncio que ioe renulladoe oberon conebulan la primers conmacén ola tora e a relatvidad generate sopuan otras muchas, alo lg0 de ee silo ya conocido entonces— Cavendish dedujo que la densidad de la Tierra era unas 5,4 veces mayor que la del agua. El experimento se ha hecho famoso por su gran sensibilidad. Para evitar la influencia de corrientes de aire o cambios de temperatura, Cavendish ais\6 su equipo cuanto pudo en un cubiculo de madera de varios metros de alto y ancho metido en un cobertizo; el movimiento de ta varila lo observaba desde fuera, con telescopios insertos ¢% _agujeros en las paredes de la caja, y legaba asi a medir cambios 4 Dosici6n de 0,2 milimetros. Nada mal, para la época. ‘Yahora sf: Einstein, Analg bidimenional dea dformacién dl expat tempo por os campos grate ‘ale. ‘A Einstein lo dejamos convencida de que la gravedad no puede actuar de manera instanténea. Tuvo varias ideas brillantes después. «dese momento, En especial una en 1907, una que el propio Einstein. ‘cura, pero también esté siendo muy dtil para entender la materia 050") *a.La clmara de DES debe poder detectar cobjetos muy luminosos Pe™| ‘también muy débilesy, explica Garcfa-Bellido Capdevila, «y es0 €!) Permitiendo encontrar estructuras que antes no se podtan ver ests a ad ry = — —XrXs— es en regions done aparentemest no habla nada Son gaa nana agrupaciones de apenas un mill deestelas Hast tos tlorana tno vito las galas enans més rile: a Mabes de agence Saptari n tefamos senibiidd para vere nde dba Fg 2lasensbiida de DES esas empecandoadeecorans Bs un tipo de hallaig importante porque secre qu estas ga: laxasenanas, como la mencionada Segue 1 obserada con MA, son especlalmente rcas en materia oscura. Pere aems le rors predice que las glasas grandes se construe prt de galanin Pequetasporlo quel galaxias qu ext encotrando DES centre, yenaentender en general a formacin de las palais DBS lleva detctaas ya casi una eintena de candidate a alana satte enna. De dos de llas tha confrmado ya qu exe ul est bien puesto, Estn a entre 80000 y 700000 afos lu de distancia y slgunas tienen menos de un millar de estrellas; bilan, en promedta, unas mil millones de veces menos que la Via ictea Lupas de gravedad Otra de las grandes bisquedas astrofiscas de materia oscura es el pro- ‘grama KiDs (Kilo-Degree Survey), que publicé en julio de 2015 sus pri- ‘meros resultados tras varios afios de observaciones. KiDs observa una ‘asta region del cielo con los telescopios del Observatorio Buropeo ‘Austral (ESO), en Chile, estudiando cémo estédistribuida la materia oscura. Y lo interesante es que sigue una estrategia basada comple- famente en la gravedad, KiDs usa lentes gravitacionales, una especie - ‘«pafas» de gravedad cuya existencia fue —como no— predicha por instein, Einstein, sin embargo, no crefa que fueran detectables. Tampoco ‘magin6 que pudieran legar a usarse como instrumentos para acla- "ar un misterio profundo del universo, como la materia oscura. ieacner groans ” aquema del comport ened nate la prevent de um bet os Las lentes gravtaconalesexisten porque, al como indica lato general de a relativida, las grandes acumulaciones de materia ~o cura ovisible— deforman el expacio-tiempo. Una dels consecuenck de este fenmeno es qu alr, a recorrer este espacio-tiempe defor} mado, también describe una trayectoriacurva, yes se traduce en que su eventual receptor ve una imagen dstrsionada. «Distorsonadan auiere deci también ampliada,o incluso duplcada Las grandes agi: paciones de materia actian por tanto como verdaderas lentes. Konrad Kuijken, director cientfico del Observatorio de Leiden, Holanda, einvestgador principal de KiDs, utiliza una metafora pare explicar eéme la propia gravedad de los objeto en el universo alec la manera en que los vemos: as como mirar através de una ventand antigua, en aque elvidrio tiene burbujasefregularidades» Esto podria ser una mala noticia, porque el vidrio en cuestén 9 se puede cambiar. «No podemos poner a un lado el propio univer $0», dice Kuljken Sn embargo, los strofisicos han aprendido @ 5 «ar partido al fenémeno:estimando cvénta materia integra la les ¥ cémo est distribuida, peden reconstruir la imagen deformadaY 3 la versa conociendo el grado de deformacin de la imagen a2 observan, pueden halla euinta materia hay y nde est. egret loo ire = eta de ent ravi ‘dona prodcia por ua cdl ce gale a ana forma de aren. Esl truco perfecto para encontrar materla oscura. «Dado que la energia y la materia oscuras no parecen interaccionar con ta uz ni com las particulas que conocemos, la mejor forma de estudiarias ‘medir su gravedad. Y una de las maneras mas prometedoras de ha- ‘erlo es estudiar cémo se curvan los rayos de luz en los campos gra- vitacionales, como predijo Einstein, explica Kuljken. Un detalle curioso es que Einstein predijo la existencia de las len- tes gravitacionales ya en 1912, antes incluso de la publicacién de su ‘worfa dela relatividad general. Pero, como hemos dicho, no crefa po- sible detectarias. Observar un objeto ampliado 0 deformado por una lente gravitacional exige que ese objeto, 1a materia-lente,y el obser~ Yador estén alineados, algo que Einstein —segin confié a un amigo em una carta en octubre de 1915— creyé que ocurrirfa demasiado Taramente, nani provisional En cualquier caso, la presentacién oficial de las lentes gravitacio, nales en una publieacén clentfia por parte de Einstein no se pro- Mojo hasta 1936, en la revista Science Einstein publica lo que 61 ca tifica de aresultado de un pequefio céleulo» bajo el titular Lense action of a star by the deviation of light in a gravitational field, y ex plica que lo presenta para dar satisfacién aun ingeniero aficionado checo, Rudi W. Manel, que le habia visitado en Princeton, Estados Unidos —adonde Einstein habia emigrado tres aos antes—: «Esta nota cumple su deseo, escribe Einstein en las primeraslineas.Y en Ja conclusin: «..no hay esperanza de observar este fenmeno direc: tamente>. En eso Einstein se equivocaba, En 1979 tres astrénomos, Dennis Walsh, Robert Carswell y Ray Weymann, descubrieron por casual dad la primera lente gravitaconal: en sus observaciones aparecfan dos cudsares —hoy se sabe que son galaxia lejanas muy brillantes— muy préximos y con caractersticas demasiado similares. Su trabajo en Nature deca: «és dificil deseribirlos como dos objetos diferentes, Aiscutimos {aqui] la posibilidad de que sean dos imagenes del mismo objeto creadas por una lente gravitacional», Hoy no hay dudas de que elandlisis basado en lentes gravitacionalet proporcona una nstantinea directa dela distribucién dela materia o= ‘cura, y permite estudiar sus posbles cambios alo largo del tiempo. Las primeros resultados del programa KiDs se basan en el andlisis de ds rallones de galaxias, a unos 5500 millones de afas luz de distancia, confirman que las caracteristicas de las galaxias estan determinadas po Jas acumulaciones de materia oscura as alrededor: El mismo patréns# ‘mantiene en los ciimulos que forman las galaxias: las ms brillantes $* sitdanen el centr, rodeadas por los eprumos» de materia oscura EE satélte de la Agencia Espacial Europea (ESA), Eucld, que Janzaréen 2019, también aprovecharé las lentes gravitacionales pa Investigar la materia y la energia oscuras Cuando la gravedad agujerea el espacio-tiempo ‘Tienen mucha raz6n los que dicen que los astros influyen en la vida 4e las personas. La del joven astrofisico Teo Mufloz Darias, investi- gador en el Instituto de Astrofisica de Canarias (IAC), leva meses vinculada estrechamente al sistema binario V404 Cygmi, situado a unos ocho mil afios luz. Ocho mil afios luzes como decir «ala vuelta de la esquina». Como referencia, nosotros estamos en uno de los ‘brazos espirales de la Galaxia, la Via Lactea, que tiene unas clen mall Inlllones de estrellas; el centro galéctico nos queda a unos veint- «inco mil aos luz; el diémetro de toda la Galaxia ronda los ciento ‘incuenta mil afios luz —aunque ya hemos dicho que las galaxias ho se sabe en realidad dénde terminan—. V404 Cygni, por tanto, std relativamente cerca. No es su proximidad, sin embargo, lo que determina su influencia en Mufior-Darias y en otros miles de inves- igadores en todo el mundo. La tarde del 15 de junio de 2015, exactamente 2 las 18.32 en ae Universal, el telescopio espacial Swift de a NASA detecté una tensa emisién de rayos X en la constelacin del Cisne, donde se e ‘uentra V404. Inmediatamente se activ el sistema de alerta creado Por la comunidad astrofisica internacional para fenomenos celestes Impresin aetistin de un lta bara ene que uno delos miembros es un aso nop sbroriendo material els esellacompaers aque merecen ser observados cuanto antes mejor y usando todos los instrumentos posibles. Diez minutos desputs, el detector japonés de rayos Xa bordo de la Estacién Espacial Internacional, MAXI registré ‘gualmente la seta. Fue el comienzo de una tormenta de actividad en la comunidad internacional de astofisicos, una tormenta cuyaresacd a fecha de hoy ain noha concluido. ‘Alahhoraen que un batall6n de telescopios se afanaba por apur- tar hacia V404 Cygni esa tarde de junio, Mufioz Darias estaba jugand® al fthol con amigos en La Laguna (Tenerife) dande se encuentra 8 sede adminstrativa del IAC. Al acabar el partido, casi de noche, io ® 1 mévil as alertas y los emails de sus colaboradores. Répidament® se uni ala marea mundial de cientificos emocionados. hen god gfe pace tempe » Lo que estaba ocurriendo a ocho mil aos lur de distancia es algo en de imaginar en todo su esplendor V404 Cygn es un sistema B- io compuesto por una estrella un agujeronegro;la potent radlar ‘jon que puso en alertaa los tlescopios procedfa del entorno del ag feromegro, que suclona materia procedente desu estrella compafera ‘Detengimonos un instante para hablar de nimeros —y dar una eportunidad ala imaginacién—. En V404 Cygni hay un objeto enor. tremente compacto: Una cantidad de masa equlvalente ala de una decena de soles como el nuestro comprimida en un espacio de ape- tas unos cincuenta kilmetros de diémero, Es el agujro negro. A su alrededor, una estrella de la mitad dela masa del Sol da vueltas, tan ripido que marea slo de pensarlo: a una velocidad de mis de doscintos kilémetros por segundo completa una érbita en 65 dlas terrestres. Mientras gira esta estrella va cediendo parte desi mis ma su compafero, convirtiéndose at en su fuente de alimento; en un futuro para nosotros lejano la estrella acabaré por transerr toda suenvoltura al agujer,y de ela quedaré solo su ncleo, un eadéver estelar que los astrofsicos catlogan como eestrellaenana blancs», sprando a gran velocidad. ‘Sigamos —tras tomar la respiracién—. En V404 Cygni la grave- dad encadena la estrelay al aguero negro en un bale intermina be, un baile que es todo menos tranquil, Sueede que la materia de Js estretia no cae directamente al agujero, sin mas; antes se va acu- mmulando en un disco en torn a la oscura boca del sumidero, Cada lerto tiempo, y sin que los astrofisics entiendan todavia muy bien tos detalles del proceso, este disco lamado ede arecim» emite de Tepente grandes cantidades de energia. ¥ es una de esas erupciones Tague detectaron tos telescopios en junio de 2015 Usando una metifora poco precisa. es como sicada cierto tempoet ‘Yoraz agujero negro etosiera», y al hacerlo lanzara al espacio materia ‘lente, muy cliente. Cuando un aguero negro como el de V404 Cygnl nes grains) = we ot oa, vasone epee nv soak ‘aquems delos componente el sistema bnaro V406 Cyn na estrella y un agulre ear. sufre una erupein de este tipo escupe chorros de materia a velocida des préximas alas dela uz.y a temperatura de millones de grados. ‘Teo Mutioz-Darias usa términos menos metafbricos para explicar todo el proceso: «Las capas externas dela estrella se sienten més atrafdas por la gravedad del agujero negro que por lade ia propia, estrella, asi que se empieza a transferir material en torno al aguero negro y se forma un disco de acrecién, Cuando el disco es suficiente- ‘mente denso se produceninestabilidades que precpitan la caida del raterial acumulado sobre el agujero negro, y dan lugar alas erup- clones que hemos observado. En el proceso parte de la materia st transforma en energfa, por un mecanismo que esté, de agin mods, {ntimamente ligado a la expulsién de parte de esa materian. 1 fendmeno duré cai tres semanas, y durante ese tiempo dect nas de telescopios terrestres y espaciales recogieron luz visible e i= frarroja, ondas de radio, rays X,rayos gamma...Para Bri Kuulkers el jefe centfco del telescopio espacial INTEGRAL, de la Agencia 8 pacial Europea (ESA), que siguié todo el fendmeno, lo de V404 Cyeh? sido una oportunidad nica ena vida de un astrénomio». clus 08 astrénomos aficionados pudieron seguir la evolucién de la erupcist Metamorfosis de una estrella en agujero negro Lon aoe re els fan cmc eta an Ler Biveus ante css een mesons noes ‘esos moe reseed gree sve topes te teesrar cuca someron casey Stonponesomencs eure cpentensete wmemsyerteese Sir coe cacuteha came emma en poze on, oben en Brom ecioctenteete pensar et tose docerece coo pe cong, “iiss Gols eae esr ow ae ols oo, ecreincvaundatosacrposn on as aclanon nonce Sheree opnen tne ttroten ts Sunete sr catpntpa toaeaet rest Cvenaado a gio enon ace ieee Sita cnn cays co porte! mre gor saara ur pots ipa edo noe desqusronepo™ Chronos Sinn ale esta mayors nna el apo mapa, ay om spina mane es rape ago re) = propos ott ocean otra ta ea Sra olos morte na eo de ees, epi tne- ‘Staotn one compar ues wma opens rt ‘err saver saciid ‘on telescopios de apenas veinte centfmetros de diimetro toda una Primicia para los amantes de la observacién del cielo. ‘Sin embargo, la frase de Kuulkers es falsa. Porque hay al menos ‘astrénomo al que V404 ha camblado la vida no una vex, sino dos. Se trata de Jorge Casares, ala saz6n también investigador del IAC y de hecho el primer colega a quien Teo Mufioz-Darias lam la noche 46115 de junio, Resulta que no es la primera ver.que V404 Cyg se desplerta. Lo ‘hizo también hace un cuarto de siglo, en 1989, entonces, aunque los ‘strénomos estaban muchos menos equipados que ahora, lo detecta- ‘08 Un satélite japonés de rayos X —Ginga— y otros instrumentos @ ane gravtacanel iond grove ar pact bbordo de la legendaria estacién espacial rusa Mir. Jorge Casares tenfg ‘entonces veintisiete afios y estaba haciendo la tesis doctoral sobre tun sistema binario con un objeto compacto. La noticia del fenéme- no le interes6, as{ que decidi6 observarlo con el telescopio William Herschel en el Observatorio del Roque de los Muchachos, en a isla ‘canaria de La Palma. £1 William Herschel, de 4,2 metros de diémetro, ‘eraentonces uno de los mayores telescopios existentes. Y fueron pre- cjsamente las medidas de Casares las que desvelaron que habia un agujero negro en V404 Cygni. Dehecho, el agujero negro de V404 Cygni se convirtié en el prime- ro cuya naturaleza quedaba oficialmente confirmada. Hasta entonces ‘slo las ecuaciones predecian —con mucha solide, eso si— que te- nia que haber en el universo cuerpos compactos con las caracteristi- ‘cas de los agujeros negros. Ylas observaciones apuntaban ya a varios “objetos candidatos, con un alto grado de probabilidad, principalmen- te CYGNUS X-1 (véase el recuadro «El primer candidato», en la 66) y A0620-00, pero nadie habfa «cazado» uno del que se supiera con certeza, baséndose en las leyesfisicas hoy solidamente probadas, que fuera eso, un agujero negro. Casares determin6 la naturaleza de V404 Cygnl dela (nica maners ‘conocida hasta hace poco para detectar agujeros negros: estudiando ‘el movimiento de su estrella compafiera (como se verd en el siguiente ‘apttulo, ahora hay otro revolucionario método que proporciona de- tecciones incontestables). Las observaciones indicaban que el cuer?® ‘en cuestién era sin duda muy compacto, y que tenfa mas de las cinco ‘masas solares consideradas entonces frontera entre un agujero negro ‘vel siguiente objeto bajando en laescala de abjetos mas a menos det 50s del universo, las estrellas de neutrones wexbticas». En concreta, ‘sares dio una estimacién para la masa del objeto compacto de entre 8 4 15,5 masas solares. Todo un hito. El trabajo fue publicado en la pres tigiosa revista clenifica Nature en 1992. Se titulaba Una periodicidad 4265 dias ena nova recurrente V404Cygni implica la presencia de un quero negro, ¥en el resumen los autores ~Casares como primer frmante— escribfan: «Creemos que esta es la prueba mis convig, ‘mate de la existencia de un agujero negros, joven astrofisico contsentonces al diatio El Pats: el primera reaccin fue de incredulidad; repasé una y otra vez los datas hasta {que me convencf de que todo estaba correcta, Hablamos descblerto unagujero negro». ‘Aprincipios de los noventa, los astrofisics rebuscaron en os ar- chivos de observaciones pasadas, ydescubrieron que haba erupco- nesregistradas de V404 datadas de 1938 y 1956, Es decir cada dos 0 tres décadas el sistema se activa Por eso, la noticia de pasado unio fue para Casares «una gran sorpress» —dice—, pero «ala ver muy esperada: sabfamos que podia ocurir en cualquier momento, pero so tenfamos ni idea de cudndo. De hecho Casares mantenia el agujeronegrobajounadierta—laxa— viglancia. Eso, y la casualidad, hicieron que lo observaraprecisamente muy poco antes desu dkimo despertar «Desde erupain de 1969 le- Vo siguiendo el objeto espordicamente pra estudiar cbme evluciona eldisco de acrecién durante la fase de quletudsexpica Casares. Des- <4 2009 no habia podido tomar més datos, pero justo ls noches det 13 y el 14 de junio tenfa tiempo de observacién con el WHT para otro Programa, y aprovechs para observar también V404 Cy, Asf pues, Casares y sus colaboradores tienen datos de cémo estaba el agujero ‘egrO apenas trece horas antes del inicio de la erupci6n. «Ese espec- ‘Toresulta ser bastante valioso, porque ya muestra indicios de activt- Oe cualquier sic teérico que hubiera predicho la exstencla de estos Suyroe negros games hues aruinad Su reputacon deca saeco de estas agujeros fue casualidad en su forma mas puray Ningin proceso por entonces conocido por los cientificospodia dar Jugar a eseres» tan..apabullantes. vcr o certo es que ya desde los aos treinta un ingeniero esta. ounidense llamado Karl Jansky habla descubierto inadvertidamente dn agujero negro galicic. Jansky trabajaba para la compan detelé fonos Bel y le habfan encargado investigar el ruldo que afectaba alas llamadasintercontinentales. Por entonces las conexiones telefonicas transatlinticas se haclan por radio, asi que Jansky construy6 una an- tena para captar fuentes de ondas de radio, y descubrié una del todo inesperada, por cuanto tenta un origen muy lejano: las regiones cen- trales de nuestra Galaxia, Por entonces nadie habia explorado toda- vial cielo mediante radio. Ningin astrénomo hubiera esperado que las fuentes radio muy lejanas brillaran ms que las préximas, poraue qué proceso astrofisico podria ser tan energético como para emir tanto? Hubieron de pasar muchas décadas hasta que los radiotelesco- ios, en los afl sesenta y setenta, acabaran’desvelando la existen- ‘ia de agujeros negros supergigantes. Algunos de estos monstruos ‘escupen al espacio chorros de materia caliente —presumiblemente tun fenémeno similar a la erupcién de V404 Cygni, aunque a escalas ‘muy superiores—, que brillan mucho en radio. Aunque, como ocurrié ‘com los agujeros negros de masa estelar, los agujeros negros gigates se han observado posteriormente —y se siguen observando— co" telescoplos sensibles también a luz de otras longitudes de onda. Durante un periodo se creyé que s6lo las galaxias llamadas «3 tivas» —galaxlas enormemente brillantes— albergaban agujer08 %*" £705 masivos en su centro, Sin embargo, hoy esté claro que todas I$ falaxlasgiran en torno a grandes sumideros césmicos,y que el heet? ound arovebe eles See n anne Sgr A* es el agujero neg tral drt clea laa des fos imagen lec Pac dey X Chandra Sobers ec rol mtn arpa sen poet etal Se ‘yes Kenlaameicl ese aguersor de que unas brillen mas que otras tiene que ver sobre todo con el «régimen alimenticio» del agujer: si esti © no devorando materia enla época en que esté siendo observado,ya qué ritmo. Bs decir, os agujeros negros no siempre tienen a su alrededor discos de materia eos que nutrirse. El agujero negro en el centro de nuestra Galaxia, por elemplo, pa- Fece estar ahora bastante tranguilo, Los astrénomos lo laman Sagita- Tio A* (Sgr A*) —se pronuncia «Sagitario A estrella»— y estiman que ‘Nene una masa equivalente a unos cuatro millones de soles. Hace un ‘fo acabé una de as campafias de observacion mis profunda y cont- {uada sobre Sgr A* —entre septiembre de 1999 y noviembre de 2014 lo observaron tres telescopios espaciales, Chandra, XMM-Newton y Swift—, que ha detectado un pico de actividad que algunos atribuyen. que una nube de gas y polvo se est acercando a aguero, Pero nada {Parada con lo que probablemente debs de ocuriren et pasado, 'ace algunos miles de millones de alos. n Porque una hipétesis reciente, que cada vez gana mas adeptos, so tiene que todos las agujeros negros supermasivos pasan por etapas de gran actividad, por tanto, todas las galaxias son, en al menos tng fase desu evolucin, enormemente luminosas, Incluso nuestra relay. vamente tranquil Via Lictea,enla actualidad un remanso de paz com, parada con otras, fue probablemente muy brillanteen el pasado, Las galaxias muy activas no son una clase especial de galaxias, probablemente son una fase por la que pasan todas las galaxias, ye. sguramente no una vez sino varias», explica Xavier Barcons, del Inst tuto de Fisica de Cantabria, centro mixto del CSIC yla Universidad de Cantabria, experto en agujeros negros gigantes. «Esto significa que Jos agujeros negros supermasivos tienen un papel en la evolucién de las galaxias mucho mas importante de lo que crefamos.» Para llegar a esta conclusién, los astrénomos han hecho ndmeros con la materia y la energia que mueven los agujeros negros. «El balan- cede energia es muy sencillos, dice Barcons. Y muy impresionante. Ls _agujeros negros supermasivos abergan s6lo el uno por mil dela masa dela galania es decir una parte pequetia: pero a energia que han nece- sitado para formarse es cien veces superior ala energiagravitacional ‘que mantiene unida la propia galaxia. Ya s6lo ese céleulo indica quelos -agujeros negros centrale, supermasivos, eben tener «una ifluencia brutal ena via de as galaias; son un componente en la evolucin del Universo que hasta hace poco ignorabamose,explica Barcons. De qué manera influirian los agujeros negros gigantes ena ev" Juclén de las galaxias? Esta pieza del rompecabezas se obtiene al it vestigar como crece el propio agujero, Sucede que el ritmo al que UP ‘agujero negro puede tragar materia tiene un imite, conocido comol- mite de Eddington; cuando la cantidad de materia dentro del alcanct ravitacional del agujero es superior a ese limite, el agujero «se at" ‘gantay —magnifica metéfora de Barcons—, y devuelve a la galaxia ‘materia en forma de vientos y chorros tan potentes que «limpian Cuando proved apy an i otan y son calvos: los agujeros negrog aon eta eeon aa neo Sle da doe apes regen Enea nay nt ean 9 Samo ee 1 foe eben co a ea Yorba sete gavin tome tr anmvrogesrere ec penmiseet tpat teal Gage eee ipso reos mascot sateen aeons, Sag toue vrramcn (mo meng ape Stone) Po, 185, cut ag Pry ts encase ese dana se ae a cgrogrtosinaltrmeimentae sopemscncereore Sroioars onde nan ssa ‘ago pe uncjon meat pds yo ati pra vs popttn W cand ones enh eee ‘esrcon qu ba grand y mage eu Rpt oom ear Sime nse oe mae np ong rs Svan ore nore cow ptr fee ons ao8 ‘ypc arora Sarg ca st cease enn Cao cs nes man, yc oe en ‘ang canostn rattan i vous nee ‘ten oa prion do 0 an pase nee ‘erica Ge anos weg re en me re ‘Mica, relacionando masa y energia, y la gravedad de la supericie con ke Sat eee ¥ de esa forma acaban alejando materia que de lo cont bin acabarfacayendo en el agujero- , fs brio det materia mere en ete feat? Proceso esencial en el balance energetic de una ani formacién de nuevas estrella, De est forma, la evouctn del aero {2 central estar intimamenteligada ala evolu dea 54 conjunto, # ander rotacoa Si se considera el universo a gran escala —si fuera posible yup el universo desde fueray—, las galaxias vienen a ser ladrilos qug se unen en estructuras de materia ain mayores: ctimulos de go. laxias y supercimulos de galaxias. Silos agueros negros gigantes las manifestaciones més poderosas del efecto de la gravedad en e ‘espacio-tiempo, cumplen un papel tan importante en la evolucin de las galaxias, en cierto modo lo tienen también en la definicién de ‘arquitectura del universo a gran escala, ara comprobar esta hipétesis es necesario observar agujeros negros gigantes en el universo temprano, y para es0 se requleren telescopios mas potentes que los actuales. Barcons es uno de los i- deres del proyecto Athena, el gran telescopio de rayos X que la Agel cia Espacial Europea planea lanzar hacia finales de la década 2020 Por supuesto, esto no es lo tinico que falta por averiguar respecto alos agujeros negros. Quedan muchas otras preguntas pendients, Por ejemplo: un agujero negro... ges para siempre? La edad de oro de a fisica de los agujeros negros, iniciada con el descubrimiento de Roy Kerr a principios de los aftos sesenta, tuvo uno de sus grandes hitos en el descubrimiento tebrico de que sf hay algo que escapa a poder atractor de los agujeros negros. En 1974, el fisico tebricobrt ténico Stephen Hawking conmocion6 al mundo de lafisica al afirmar ue los agujeros negros emiten particulas subat6micas, en lo ques® conoce hoy en dia como aradiacion de Hawking», hasta que agotat ‘su energia y se evaporan por completo, De acuerdo con esta teri, Jos agujeros negros no son completamente negras, y tampoco durat para siempre —aunque sf mucho tiempo: un agujero con la masa de Sol tarda en evaporarse debido a laradiacién de Hawking un tiem™?? equivalente a muchas veces la edad actual del universo—. Hawking mostré cémo el fuerte campo gravitacional alrededor & un agujero negro puede afectaral destino de los correspondientes P= res de particulas y antiparticulas, como esti ocurriendo todo el tem? (ron grave gore ey OS enelespacio aparentemente vacio seg lateorfa cudnt Sse crean lasparticulas justo fuera del horizonte de sucesos —Isfronera de eno tele tris» del agujero—, entonceses posible que un miembro dela rereja (por ejemplo, un electrén) pueda escapar —observado en for- nade radiacién térmica emitida desde el agueronegro— mientras ‘tro miembro de la pareja puede volver a caer en el agujeronegro,y de ‘sta manera el agujero negro perderfa masa gradualmente. ¥, como eolof6n, otra gran pregunta: ,qué ocure dentro de un ‘gujero negro, més alld del horizonte de sucesos? Segin las ecuacio- 8es hoy disponibles, una singularidadtendria densidad infinity vo lumen cero, algo imposible y que, por tanto, indica quel sca actual 2 ‘No puede explicar qué pasa cuando se cc 'egravedad en muy poco espacio. De lo que no hay duda es le que! Seguridad el agujero nero absorb todalamateriy cera {8S ponen a alcance de su inflvencagrviaconl Un eiadero Sumidero en el tejido del espacio-tiempo. Crénica de un descubrimiento anunciado Cuando fijamos la entrevista, en una breve conversaci telefénica, allayalosabfa, Por eso no titubed: «La semana que viene, imposible. la siguente...ya si». Un bro como este, que haba de la gravedad, pedla tener como fuente a Alicia Sintes, investigadora en el Grupo de Relatividad y Gravitacién de la Universidad de las Isas Baleares (Ui8) y responsable del tinico grupo espatil que participa en laco- Itboraci6n LIGO, el detector mas sensible hoy dia en todo el planeta, Fara captar ondas gravitacionales. Pero la primera ver que contacta- 'mos con Sintes no imaginabamos hasta qué punto fba ser necesario hablar con ea Nada mis colgar Ileg6 a mi pantalla la convocatora de prensa. GO, que acababa de empezar a funcionar en su versién mejorads, (onvocaba a cuatro dias vista una rueda de prensa en la sede de la fNdacion Nacional de la Clencia de Estados Unldos en Washington més decta el comunicado de prensa. Seria verdad? Hacia me- 4. 888 en los corritios clentificos y sus aledas crculaba el rumor SN€ s¢ habia producido uno de los hallangos mis esperados de naxttel# contempordnes: LIGO habia detectado ondas gravitaio- "El rumor, para ser tal, empezaba a ser demasiado insistente; i i i Asi funciona LIGO aetna uaa tila rin Sur Shee rane riemeanaia tec ce enc ona sete oe ina Sr in omc een Selanne greece Soni cohen gnc a monet rere gem ano TE ng neo tri ae aoa a ara rae ocean Seman enon Soa mim oneesnirna ten arma Septal es xe ny = saa peteeuios ibomn deeah ee ae a Sore seen ee eee ae eens inna cee eben ie obra ni ee esea ee a a eer _Vingston, Se compruaba que efactivamente se trata del mismo fendmeno. La ede Sara meena rss Seema erecevcromromios See ene eenn cee Se eee ‘tanto la masa inal de los agujeros negros como su masa final tras ta fusion, Sanneenenehoeesanec Sn eer se nt Gentitens @ ingenieras det insttuto de Tecnologia de California (Caltech) ¥ rode Teonologia do Massachusets MT) uo con ae en tae ua Calaborecibn CientificaLIGO, Ls responsable cl atmratas co mnctuyen, adem de les operacones, a joa de bs deecaee én en ta fiica fundamental de a raven, saben ae ‘vate le educactn y la lgactn 1GO es haa eon ere Tinanciado por la Fundacion Nacional para in Cenca do Eas Fron con més de Sesceros millones de des Inerao, Vitae ater ferimet dG en Hanford estado de ‘Washington EE ‘tas inundar las redes sociales —gente que decia haber visto datos en pantallas de otra gente y que lo contaba emocionada—, hasta las Publicaciones cientificas més prestigiosas lo habianrecogido Ya el 30 de septiembre de 2015 la revista Nature publicaba un Aticulo de Davide Castelvecchi con el titulo Hos giant LIGO expe riment seen gravitational waves? (‘zHa visto el experimento LIGO ondas gravitacionales?) ¥ el subtituo: An improbable rumour has arted that the observatory has already made a discovery — but en if true, the signal could be a drill ‘Corre et rumor improbable 4 que el observatorio ya ha hecho un descubrimiento, pero incluso sila sefal fuera verdadera, podria tratarse de un simulacro). La no- ca explicaba que LIGO ni confirmaba ni negaba el rumor, inclula namie grocer Ce Je su portavor, Gabriela Gonzalez, fisicg Unters de Dela elas revistas centficas de prestign ranarlosrmores del descubrimiento que podrfa "abrir uraniey tana al unvers0"». emanate ae devectaba una perarbacién dela Merz ena snunidad de cazadores de ondasgravitacionals. EI hecho de que Sing tne enviara la convocatoria de rueda de prensa y admitiera al misn tiempo qu para ela serfa del todo imposible ser entrevistada ai dleeseact, ndicaba que el rumor estaba a punto de ser confrmadet Todo el mundo conoce ya la respuesta. El 11 de febrero de 2016 proyecto L1GO,una colaboracion de un millar de cientficos dems chos paises —entre ellos el grupo de Sintes en la Universidad dels Isis Baleares (UI8)— anunel6 oficialmente al mundo que su inst ‘mento habla observado por fin un fenémeno largamente esperaie una vibracién ene teido del espacio-tiempo, lo que ha dado ent ‘arse una onda gravitacional Dicho as{no parece tanto, Y ciertamente lo que midi6 LGD # oco,pogufsimo; una diferencia mindscula en la distancia entre e+ Puntossituadosa varios kilgmetros. Donde «miniscula» quiere geet algo mucho més pequefo que lo que puede ver el mejor microscm: ‘na dleumilésima parte del dimetro del protin. Pero precisames™ thecha de que lo medido sea tan diminuto afade valor ala haat ‘Puede que no parezcatanto.. pero lo es. Sucede que esa mints 4a variacién de dstanla entre los puntos no es un desplazamien® . Sascha Husa también es investigador senior en el Grupo de Relat- vided y GravitaciOn de la UIB,y ala saz6n marido de Sites. Es, gu vrente, niembro del Consejo de LIGO. Una parte sustancial de su in- sestigacin a lo largo de la tltima década se ha centrado en entender {ubtipo de ondas gravitactonales —con qué propiedades—generard cada fuente y cémo serd la sefal que perciban los detectores. En con «reto, Husa ha desarroliado modelos que no s6lo describen la fusion de dos agujeros negros de forma precisa, sino que pueden proporcio- sar soluciones muy répidamente, gracias a los grandes ordenadores Utlizados en el andlisis de los datos de LIGO. Estos modelos han re- sultado esenciales en los tiltimos meses para identifica répidamente Alorigen de la seal detectada por LIGO. St explica su trabajo con una metéfora: laideabésicaes muy similaralade aplicaciones deteléfonos iteigen- ‘es para identificar misica [..J. SI escuchas una cancién en un bar rue ‘doso, la aplicacién | puede consultar una base de datos de posibles sefia~ Jes usando algoritmos matemsticos para compensar el rudo te dir ‘Cuil se ajusta mejor. Mi trabajo consiste en hacer un ‘catélogo de todas 12s posibles sefiales de ondas gravitacionales procedentes de a fusién ‘de agujeros negros, para que los que analizan los datos puedan compa- Tarlas con las sefiales inmersas en ruido que son registradas por LIGO. nantes proviral .__ 14 de septembre de 2015 4 primers Hore del tre surrresuenrelericeun aro iode ematsguety pao srededar ahora de comet [=]. con un ul a Prem my ineresante £0 ERS (el periodo de Ingenieria cry ae prebas que acabariaconvirtiéndosé en perodo ‘pony El mensaje terminaba con una pregunta: +:Puede algves ony, cer for no ex una inyeccén de hordwore. Sascha Husa empl, vons manera educada de decir: ,qué demonios esta pasando ager, ‘Mis tarde, ya en casa, SeRuia controlando el correo. A ls 20% ecibis de su estudiante Miquel Oliver el mensaje mAs impacay aque podia esperar ‘No podia ser una inyeccién normal ni ciega, Tras comprotarla Aatos,el equipo habia descubierto que era cierto. Miquel advirté ga ‘eta informaci6n era completamente confidencial. Me levant ‘sold y caminé al dormitorio, donde mi mujer, Alicia, la directon tesis de Miquel, estaba leyendo: «Tenemos la primera deteccién hablado con Miquel, es real. Adn es confidencial, nada en’ las listas de femal Podemos hablar con él por Skype». No teniamos nl des de® ‘que vendrta los préximos meses, pero estaba claro que no dormit ‘mos mucho antes de Navidad. Gran parte de trabajo del grupo dela UIB durante ls meses curios entre la detecion y el anuncio ha estado dedicad a a8 et seta. Hala que asegurarse de que no era ruido, Y pa == ‘ido necesario comparar la sefial con el fondo que percibe el durante diecistis dla completos (en coincidencia con 405 ‘ De Rijula, Hawking, y muchos tres, resaltaron varias impicaio- "es del hallazgo. La primera, y qulzhs la mis obvia, 5 que Y2n0 PUe- ‘nero para oP Ra re smprestn artistic 4 pin dees ons eceasin de dos tells de neurones en plea cls Remanente supernova sudo 005160000 Most de la Tierra en ls {lai dela Gran Nabe de Napalanes ile decries nunc ee cedar duda alguna de la existenca de os apujeros nero, Yano eta observando evidenciasIndrectas desu presents La ones racionales estén hechas del mismo material que lor agujerom ie dstorsionan al propagarse através dela materia como con forenca, proporcionan informacién dealada sobre ls apujero,y a firma inequivoca de suexistenca, ‘a otra gran implicacién del hallazgo es més general la detecion deondas gravitacionales tiene el potencial de revolucionar la astrono- sea Hasta ahora, nuestra forma de estudiar el universo ha expotado tobre todo la radiaci6n electromagnética: la luz visible, inrarroja, las fdas de radio, os rayos X... Ahora se ha abierto «una nueva ventana aluniverso», ha dicho Thorne. eY cada vez que se ha abierto una nueva ventana ha habido grandes sorpresas, porque cada forma de observar luniverso revela cosas distintas: la ventana pica es serena la venta- rade rayos X es violenta... Las ondas gravitacionales son tan diferentes delaselectromagnéticas que creo que habré sorpresas ain mayorese. LIGO Avanzado empez6 su etapa inicial de observaciones clen- ticas el 18 de septiembre de 2015, paradéjicamente, cuatro dias después de su gran hallazgo. Tlene ya otras sefiales candidatas, que éstén atin siendo analizadas. Todos esperan que haya muchas més ‘omo la primera y, de hecho, a partir de esta nueva etapa de obser- Y4cién LIGO enviaré notificaciones a 75 observatorios astronémicos {etodo el mundo, que han acordado apuntar sus telescopios hacia el {elo en busca de sefiales electromagnéticas correspondientes @ Po- ‘tbls detecciones de ondas gravitacionales. Como ha afirmado una y 7 vez Gabriela Gonzalez, «esto es s6lo el principio». la deteccién de las primeras ondas gravtacionaes sabe sin duda "hp conseguid, peo lo ero ex ques tata dunt mea volts * lo mejor estd por venir. La astronomfa de ondas gravitaclonales a una visién del todo nueva acerca no sblo de los aguleros ne sino también de las estrellas de neutrones de las explosions’ a ore apermova delos staid de rayos gamma, etcétera 1 saisyte vlverda operar de nuevo en ot0A0 de 2016 con may sibilidad; los investigadores ya se frotan las manos, ~ 11 grupo de la UIB, experto sobre todo en los modelos deg ravtacionaes procedentes de aguleros negros y estrellas dey troes, ya ext buscando en los datos obtenidos sees que ct Taira de plsaresdesconcidos. Estas sefiales son tan aie queesnecesrio integra todos los datos tomados durante os meses de observacin para tener alguna oportunidad de verge expla el grupo et este anlisisdesvelase alguna sefal, nos ay, tara infrmacién sobre la materia en el interior de las estrelis neutrones, un objeto del tamafio aproximado de Menorca y cn un masa un 50% mayor que nuestro Sol, gobernado por las leyes de teoria cuntica». Muy estrafo si y apenas una muestra de a nae saastrodiversdal de que hace gaa el universo. Los sensores gravitacionales del futuro 1122 de febrero de 2016, sélo once dias después del histbrico anun- dlode a deteccién de la vibracién causada en el espaclo-tiempo por tna fusién de agujeros negros, la comunidad de investigadores de la gravedad celebraba otro hito. Un logro desde luego no compara- been importancia, pero relevante por lo que significa para el futuro. Una hazana tecnolégica consistente en haber colocado a un millén medio de kilémetros de distancia, en un punto en el espacio entre la Terra y el Sol, dos cuerpos en perfecta cafda libre. Dos pequetios ‘uerpos metélicos: dos cubos de oro y platino de 46 milimetros de ‘sta, apodados —para mas detalles— Jake y Elwood en recuerdo de ‘os Blues Brothers. Cuando escribimos esto, en marzo de 2016, estén ‘actamente a 38 centimetros de distancia entre st, lotando sueltos ‘el vacio del espacio exterior. Que estén en caida libre es otra ma tera de decir que lo tinico que influye en su movimiento es Ia fuerza (ela gravedad. Haber conseguido ponerlos ahi es um primer paso hacia la detec- siveonar goon pce tate ‘uyen el corazén de la misién espacial LISA Pathfinder, de la Agen: ‘la Espacial Europea (ESA). Muchos han preguntado alos Ingenieros ead das oi ‘anls enol) de = pec produces por dos agers neg a5 2 proces defi. 1 cientifins de LISA Pathfinder silo tenfan plancado,s ajustaroaq Calendario de su misin al anuncto de a detecci6n de ondas grav cionales por parte de LIGO. La respuesta es no Probablemente, ni siquler sel equipo de LISA Pathfinder habe raestado al tanto del descubrimiento de LIGO habria podido hacer cambios en los planes de una misi6n calculada al milimetro dese hace ais. Pero, ademds es que LISA Pathfinder no conocia el sece- to de LIGO, Desde luego hay expertos que participan en ambos r- ‘yectos, como Karsten Danzmann, co-investigador principal de List Pathfinder Peo, eomo cuenta el jefe de misiOn de LISA Pathfindet, César Garcia Marirodriga, por teléfono desde ESTEC, el centro tee noligico dela ESA, en Holanda, «la Cooperacién L1GO ha mantende Jos datos y resultades con mucho sigilo a pesar de estar compuest por mas de mil personas», Por supuesto ningiin miembro del equipo de LISA Pathfinder uestioné que el secreto era «necesario y deseable para analiza datos con tranquilidad de manera exhaustiva e independiente, area Marirrodriga, pero al mismo tiempo, y también por supues® nada impidié que durante las semanas previas al anuncio de ‘mientras areciaban los rumores sobre la posible deteccién de ond ‘sravitactonales, los «agentes dobles» como Danzmann se convirt® ‘an en objeto de la curiosidad de sus cole, .Confieso que pres" {os sentore greece dors aoe da veces a Kasten my leet 7 educade, me resom on tas indiectas. Aunque ele notsba nla carl progun aja Marrrodrig, que se declar, por s parte, admirado con el a Me 1G ea sensbdad de UCD eine ents ste is haya ndmer an iereeeste enero ome es ron negre slndndoee. sa por una Vex hay que rer en casuaied Per, 0 A Mersin ipr dos la primera com yu sabe, a cole fe aga detecetén de LIGO cone centenario del publican de ela reiativida general l hecho e que 1GO leva deadas sitedone peparindore pa ciara seal como GWISOD14, ish Pehle amin ona daria hau ich cobe el papal Ambos proyectos han superado obstéculos importantes, sufrido re- Garoe oro ex wl etadleahe toe qureiel sri da tape de meses bos Insirementas protaran elndoo die Gare Mariodien Elenupo de LSA Pathfinder est perc, La nave se ah en Acienbre de 2015 y tard sets semamasen eg ast dene ate team dria en torno aun punto virtual en el xpi en la Tera YalSalTamado Lagrange 1 en que la gravedal de planeta yest seeoaresta, Una ver ali comenzaron as eines anobas {orquestales) en la oscuridad, Los ocho «dedos» robéticos que hasta en- “neshabian antnido loscubos de or Pete rmement parr ‘os fueron retirados, y los cubos quedaron en contacto sélo con un par de varillas; después se abrié una valvula para que cuaquier molécula ‘residual saliera al espacio, de forma que se hiciera el vacio en torno a ‘os cubos, Finalmente se retiraron también las varillas. Dos pequefios Stern dar emperor ssorenen menos de melo mete de distancia. Inky Elwood Es no es poeico? Ln vier grmitacoal 102 Pruebas de cuaifcacion de LISA Pathfinder ante de su anzarienta a operacién de soltar as dos masas fue sin duda la mis critics por «que no era posible ensayarla completamente en tierra debido als fuerzas y movimientos tan pequefios implicados —explica Gara Marirrodriga—. Ahora LISA Pathfinder esté funcionando excelet™ mente. La 6rbita es la adecuada, justo un poquito mas ac de pun? de equilibrio de Lagrange 1. La presién de la radiacién solar em el satdlite hacia atris, hacia la Tlerra. Por eso una ver @ a sem usamos los microcohetes para contrarrestar la presi6n solar y 2h ver al punto de equilbrio. El ambiente de trabajo es espléndide: senieros del satélite,clentiicos e ingenieros de operaciones co" ‘mismo objetivo. EI buen ambiente es no sé el resultado de 10 bet ‘que va todo, sino més bien la causa de que ast sea, Han sido mucho® aos de trabajo conjunto, Ahora todos queremos ver los melor®s sultados posibles. Los sensor grate fre —_— ——— poste, st Aunque no debemos inaginar dos insigncantes sf fotando en mitad de la nada, Alrededor de ake y Eiwoo, i paandolos peTO POT Supuesto si toca, et todo esate Pathfinder, equipado con la instrumentaci6n necesaria para amplisu objetivo: demostrar que es posible desarrolar la teco- fj eon que otra ambiciosa misiOn espacial podré, en un futuro rmpayleano, detectar ondas gravitacionales en el espacio, LISA feaninder debe «proporcionar ala comunidad de ondasgravitaco- vies la seguridad necesaria para construir el primer observatorio deondas gravitacionales en el espacio», se explica en la web de la nisi. Lo que contaria una onda gravitacional detectada enel espacio Bx Tierra ya hemos visto lo complejo que es cazar ondas gravita- Gionales; se necesitan detectores capaces de percibir variaciones en distancia entre dos puntos mucho menores que el dimetro de un ‘otén. Enel espacio hace falta un grado de sensbilidad equivalente ‘kademas, superar las dficultades inherentes a operar una maquina suada a més de un mill6n de kilémetros de distancia. Aun as, los Geatiicos no tienen dudas de que vale la pena estudiar si es posible ‘csarrollar la tecnologfa para detectar ondas gravitacionales en el ‘*pacio. Lo que hay en juego es realmente gordo. salt gue ocurre con la radactén eectromagnétia au. lngtud de las ondas gravitacionales varia en funci6n del tpo de lenémeno que las genere: ls exposiones de supernova 0a fasin {E&tueros negrosestelares, provocan ondasgravitacionsles com? que detect6 L1GO; en cambio, lafustn de aguleros negros super "asivos, de miles de millones de masas solares, como los que BY * eleenteo de las gelaxlas, generan ondas gravitacionales que Sl? } § , Asi se detectarén las ondas gravitacionales desc g espacio racers sr) sn proves tao ge ee in proyecto nao tote sgo por pat de 15 agecias especiales estadounionse (asa) ‘Guo (ESA) Su objetho ora desarole y operar un avanzada den) a gmtasonaen on ol esac USA sr cape do deo ate mosne orci de combine soperacn ene ner Serer s boro ea nave explodes» Creo maura, ‘Sores do tc Ta emactnqv USA proprsonara ros daa un Vb nnd tener crest coma et poco conbar pecs {teas cuanatones co GD on seploie de 2015. LIA haan cogs tao tape dees ote sends iertaconaly, pr wn (postny ln dear oe rtinon facia detec con tae iris onl pect dactomegnsion Sereno, USA st seo const en 211, indo a susAavnc an sta cpa riper ene proyecs por incre Geter Ledger pac Europa ove ol Concent pereencate ean projec on salir ol una lamas SAE Veils sAuceracs} qu sence mares de 2228 LammbnelisAcomta dete eves qv wrt formar ipso seule coin mien se abraded, deacon ue 4 ‘Sol Sl pvc tet. a mtn beer a nes a= Sorts midds mina als ( asa sob pat Exquema de lstres satélites que com ‘ponen a ola de els a snr rovacoles ure ontsima parte do un mato) que puedan ders en along do aos erring, empleando intererometia Use. Cada una de ae es nave ‘de 6LISA contiene dos telescopios, dos lseresy dos masae Je tprenca de plano y 1, dspuesics en dos conjnios 6cos epuntando vei ras dos haves espaciles. La distancia neal mecia enrol ta do ames yi Tera serd do hasta unos setenia millones de kadmetoe. Para ‘imine os fuerzae no gravtaconeles, com la igera presion que ejecan i ‘er poricuias emiidos por of Sol en los tus saldins de LISA, cada nave °F (Socal se construye de moto que las masesfoten livomenie n su ne. er vsando sensores para detorinar su poskién con respect a cuerpo ola neve,y propulsores muy precisos para manteneras on ol conto dos sates. La eenologla on la que so basa eLISA debe ser antes demosrada por una mist precrsoralanzada on dilate de 2015, LISA Pahiner pueden ser detectadas desde el espacio, con instrumentos capaces de medi cambios miniisculos en la distancia entre puntos muy ale- Jados entre sf. El tipo de misiOn espacial que podria detectar estas ondas, y con laque suefian desde hace aos los ingenieros, es eLISA—de Evolved USA,o LISA Evolucionada— (véase el recuadro «Asi se detectarén las ondas gravitacionales desde el espacio, en las pags. 104-105). Evol ved LISA se lanzarfa, segin os planes de la BSA, hacia 2030. Los futuros observatorios de ondas gravtacionales, como eLISA, serén sensibles a fendmenos que LIGO no puede ver, como espirales ‘de agujeros negros supermasivos, los que estan en el centro de las ga lanias, Son fenémenos que generan ondas de baja frecuencia —o pe- "odo largo—, al contrario que los que ve LIGO>,explica César Garcia Marirrodriga. Como referencia, la sefial de LIGO duré 0,2 segundos, 1s frecuencias de la fusién de los dos agujeros negros fueron en ‘oro aos cien hercios (un period de 0,01 segundos). nvr raveaional 1s uv gr oo / Los nimeros de 1160 son fantsticos: indian que dos cry, ‘uno de unas trenta veces Ia masa del So, estan girando ely vega aar den ees por f000 4 loan tees lade lai Por contraposicin, eS analiza setae ay fecal entre 0001 y 0 He —pertotos de diez mi sepa bres horas-~ Hay muchas fuentes en ess bajas freciencas ng Nolumen detectable, ast que slempre habré muchas sefales La nueva misién eLJSA también podria detectar algunos del fenémenos que ve LIGO, pero podrla hacerlo antes que é. Por een plo, la usin de agujeros negros que detecté L1GO podria haber sis ‘medida por eLISA hace unos cuatro aos. Para entender este aspecto, y también la diferencia entre ons de baja frecuencia —y perfodo largo—y ondas de alta frecuenca—y periodo corto—, se puede imaginar dos varas girando la una ake dor de a otra verticalment,enla superficie de un estanque; esa a muchos metros de distancia entre sy giran lentamente, las vas ‘generan olas mas bajasy espactadas —baja frecuencia y periodolar 0 que si estin a pocos centimetros y giran muy répido —olas de alta frecuencia y periodo corto—. Hace cuatro afios los aguas _gros detectados por LIGO estaban lo bastante separados y giraban > bastante despacio —en términos relatives— como para haber side detectados por eLISA, de haber estado esta misin en funcionami™ to. En cambio, a medida que fueron aproximéndose y acelerando sro, habrian dejado de ser visbles para eLISA—entrando en cal en territoro de LIGO—. Una tecnologia absolutamente nueva Poco después de que Jake y Elwood quedaran sueltos en el e529 tiempo, LISA Pathfinder empez6 su perfodo de operaciones cet La srsoresrvtaconse fare _— entrar en lo que tlene que hacer LISA Pathfinder para de- ‘mo funciona la teenolog(a de detecclén de ondas gravita- ies hay que ala por quélos cos deen estar en cid bre, oven es sencil: sel movimiento de estas masas se debe dni Ui ousiament ala forza da gravedad, lo que eso mismo a yerrvatara del tjid del espaco-tempo, entonces cualquier var we menel movirnlento dels cubos se deberd cambios en esa curva- ir Y las cambios enlacurvatura del espacto-tiempo es justamente (pawe interesa detectar si se esté a la caza de ondas gravtacionales. ‘sin embargo no es nada fécil conseguir mantener una masa en el espacio en perfecta caida libre, Hay fendmenos, por ejemplo, laradia- {ion solar, que la empujan constantemente Yesté el propio satéit, fquetambién genera fuerzas eléctricasy magnéticas que pueden afec- tar el movimiento de Jake y Elwood —por no hablar dela gravedad delanave, un «ruido gravitacional» que interfere con la seal de una eventual onda gravitacional—. ‘As{ que hay un problema, No es posible prescindir del satélit, que protege a las masas en ca(da libre actuando como escudo frente ala radiacin solar —por ejemplo— y que ademés es indispensable aratransportar ls instrumentos de medida, Pero, al mismo tiempo, ‘lsatélte puede emborronar justo la sefial que se est persigulendo. Usa Pathfinder existe precisamente para hacer frente a ese pro- ‘ema, Su mistn consiste en demostrar que es posible isla de todas las fuerzas imaginables, exceptuando la gravedad, alas dos masas en ‘aida bre que celosamente guarda en su interior. Para acercarse a ‘objetivo, los creadores de LISA Pathfinder han tendo que cumplit equisitos muy exigentes, que convierten a esta nave en una de las 'tds ambiciosas desde el punto de vista teenolgco. Por ejemplo, se ‘aevitado usar cualquier clase de materiales magnétics en la nave, ¥ cuando esto era imposible, los imanes se han colocado 10 mas le 19s postble de los cubos y de manera que los campos magnéticos se antes de mostrar 1. utes gramtctoal ae anulen entre sf. Los cubos, por cierto, estén hechos de oro y Plating justamente porque la susceptibilidad magnética de la mezca ren. tante era pricticamente nula. También, la propla masa del satdie yy tenldo que ser equiibrada de tal manera que el campo gravitacona ro inflayera en las masas. En general, de todo componente de la nave hubo que registar de modo preciso masa y posicién. La posicién de piezas stuadae tn metro de distancia de las masas ha sido determinada itealnen te almilimetro; en el caso de componentes préximos alas max posicién se ha medido con una precisién de decenas de micras [ni Tonésimas de metro}, Bastarfa con que un cable se desplazaraunot, 1ocos milimetros para desequilibrar el satélite, por La masa dl hi de cobre. La ESA informa de que ls ingeniros de la msién, durante la construcién de la nave, etuvleron que registrar con un grado de precsin sin precedentes todo lo que entrarao saliera del satlte, en un documento decentos de pginas Este registro ha servo pat construr un modelo del campo gravitacional de LISA Pathfinders ‘in el cual la gravedad de la nave sobre las masas serd de «stlount décima de una milmillonésima dela gravedad de la Terra» ‘Supongamos que en efecto se logra mantener a Jake y Elwood en perfecta caida libre Lo que debe hacer entonces LISA Pathfinder fen primer lugar, volar a su alrededor sin tocalas: esto impli a2 sus sensoresestarin midiendo continuamente la posicion de a ‘sas, y que la nave responder instantaneamente a dichas medidas corrigiendo su posicién mediante propulsores capaces de ajustes crelblemente delicados. Pero las sensores de LISA Pathfinder deben ademas edie vimiento relativo de las masas entre si, Si nada las altera, ambas * desplazarin en perfectasincronta; pero si alguna fuerza ls M0 ta los sensores dela nave petcibirin una aceleracién entre ls precisin de eta medida debe ser de plemetros —llonsis a senseres graces re pionésimas de metro—. Para loprarl, la nave recurre aun método lar al empleado en LIGO: un interferbmeto laser Un baz ise se $id en dos, que Febotan en Tos cabos y son recombinadas de nue- airs eambiosen el haz ser después dese unido denuevo delatan Jnovimientos relativos. iin elcas0 de LISA Pathfinder los cambios, de haberios, no se de- serinal paso de una onda gravitacional- lipo de onda que se puede fauar con un detector con la sensibilidad de LISA Pathfinder —y de aa futura eLISA—tiene, como se ha dicho, um perfodo muy largo, ¥ requiere de masas situadas a, como minimo, un millon de kilémetros de distancia. Es deci, para un tinico satélite, como LISA Pathfinder, es imposible detectar ondas gravitactonales. Lo que sf puede hacer LISA Pathfinder es entender qué puede sfectar al movimiento de las masas en ca(da libre y cémo. Si hay cam- bios en el movimiento relativo de los cubos en LISA Pathfinder, © deberdn a os factores que, ademés de las ondas gravitacionales, pue~ den causar ruido en la sefial. La fase de operaciones cientificas de USA Pathfinder consistird, basicamente, en caractertzar ese ruido. Sélo as ser4 posible purificar la sefal cuando legue el momento. Que seré... ;Cudndo? César Garcia Marirrodriga cree que las nove- ddades de L1GO acelerarén los planes de lanzar una misién tipo eLISA la detecci6n de ondas grvitacioales ha sido una noticia fants a que multiplica la relevancia y el interés [de detectar ondss r= ‘tacionales desde el espacio) Nos plateariamos desplegar en ot éspacio un observatoriomilmillonaro para medi un efecto del ave 1 hay evidencta directa? La detecein de LIGO responde «ests Pre ‘uta. .cémo podemos ellminareiesgo de desplegar ene esaie nite de sus requisitos? {28e mismo observatorio, considerando lo exige ELéatto de Lisa Pathfinder responde esta segunda Preto: ives gravins ‘Ademds de LISA Pathfinder, Ia ESA esté desarrollands cfg pectos de la tenologfa necesariaparala deteccién de ondgn ” Mraclnales en el espacio, como lseres de més potengy tubrrla distancia de un millén de kilémetros entre ls snga™ dela constlacion LISA. eSegin el plan actual la ESA lanza bservatorio en los aos treinta;Pero algunos no podemos ese tars, dice Garcia Marirrodriga Y ahora... las ondas del Big Bang Por increible que parezca en este punto del relato sobre ondes ga vitacionales cabe decir: no se vayan todavia, tin hay més! Las im liaciones que tiene el poder detectarlas son tantas que alcanan incluso a nuestro conocimiento sobre el origen del universo. Es is, las ondas gravtacionales podrian aportar algunas de las plezas ms, Importantes, an pendientes, para explicar los primerisimos insta tes de existencia del cosmos. EI modelo hoy dia mis aceptado para describir cémo empet! todo es l del Big Bang: en sus inicios el universo era muchisimo mis equeto, denso y caliente de lo que es ahora. Los propios cum’ Jogos, para lustrar las dimensiones del universo primigenio batt de una pepita, un guisante, una mota, son todo metéforas pare ferirse a dimensiones microscépicas. En un momento determinada hhace unos 13 800 millones de afios, ese miniisculo grano empez®# expandirse ya enfriarse, y se desencadené asi la secuencia de®" tecimientos que llevan al universo que hoy conocemos: frio —enel tale utno® en todo el univers, la temperatura es de unos me bw tee {om grandes acumulaciones de materia —Platea as Salaxias, cimulos y superciimulos de galaxias— SP das por vastas regione 0 lones vactas, en una est 30 de espu pompas de jabén, aa ox serore grossed fre _—— jun modelo que se basa en evidencias tan slidas, obtenidas por se diversas ya pesar de ello coincidente, que ls cosmblogos vmpnimemente [a consderan demostrada De hecho, la cosologia sag Bang estoy an consolidadaquees dif recordar que hace fas cinco décadas no lo estaba en absoluto, Es decir, nuestra Vi- eo eee mae a ‘rreinstein cuando emopez6 a trabajar. Hasta bien entrada ia segunda ‘ptad del siglo pasado, la teorfa de que el universo empez6 con algo fuehoylamamos Gran Explosion tenia tantos patidario como otra, omada «del universo estacionarios, para a que el universo era una realidad estitica, Seguramente ya conocen la irdnica historia de que { término «Big Bang» fue acuftado por uno de los detractores de la teorl Fred Hoyle, como burl El descubrimiento que incliné la balanza del lado del Big Bang seprodujo en 1964, de forma casual. Y, de a misma forma que habta ‘ocurrido cuando se descubrieron las radiofuentes —véase el capi- tulo «Cuando la gravedad agujerea...—, la compasia de teléfonos ‘stadounidense Bell tvo un papel crucial. Arno Penzias y Robert Wilson, dos radioastrénomes que trabajaban para los laboratorios Bell, probaban una antena de comunicaciones en Nueva jersey, ES- tados Unidos, cuando detectaron una persistente seal que inter- Pretaron como ruido, Tras revisar las que consideraban postbles fuentes emisoras —entre ellas excrementos de paloma en la ante- ‘"a~, Penzias y Wilson concluyeron que la seal provenia del cielo, Pero no de una fuente concreta sina de todo» ol elo, de mis ot ‘envestra propia Galaxia, Por entonces,yno muy lejos dealt habia “SD Erupo de astrénomos: ‘que si hubiera sabido interpretar la seal, Porque precisamente la estaban buscando. Bllos habfan predicho ‘esi el universo habfa empezado en na gran explsién caliente: fase debia ser detectable todavia hay, en todo el clo, = juz la relativamente poco después del inicio de 1 expansi6n- 5 as om nannersgravitaconl UAtisbos de una «gravedad cudntica»? era anes reaped lntdogneafateberngl Sinioaceqepe eee eae miata mesope ean eotcrenican ree aoe ee Se ae an amano e es Shecnroura Sn Pel rien corer peat lohgasctrgtoe See eee eee Se ee ee eee eet uae ere ee Dao pn rer m foes cleo cn pr vaciencompu cae tee orn oer es pis ratey acces eee ee ae Sie jesu scam sopnearen ene ae ns track cans oso Se ee Seeeaes Esa es la sefial que estaban detectando Penzias y Wilson: la radia” ign de fondo césmico de microondas. La prueba definitiva de qt el universo nacié como una micropepita de energia y materia av? empez6 acrecer La radiacion de fondo es la luz més. ‘antigua que pueden ee tos telescopios, emitida unos 380.000 afios después del Big B36 * Mama «fondo» porque lena todo el. ‘cielo y porque coma es la luz Drimitiva es también la més lejana, y, por tanto, se ve detrés de tos demés objetos en el cosmos —como un decorado, 0 un pa?®! Pered—, Como referencia, las galaxias més primitivas s€ formar varios cientos de millones de aos mis tarde. Cuando la races” ® 10 sere groans dl fre fade csmico empez6 alenar el ceo, el universo era mucho mis fauente y pequefio que en el presente; a medida que el universo se ,a(a la propia longitud de onda de la radtacién de fondo se esti- ‘aba —al fin yal cabo, Segua llenando todo el universo,y mientras, {ee eluniversoampliba su vlumen no habla mésradacién de on- do; imaginen pintar una onda en la superficie de un globo deshin- ‘ado, y qué ocurre con el dibujo cuando se hincha el globo—. Ese teiramiento de la longitud de onda de la radiacin de fondo es la razén de que el ojo humano no pueda verla, pero sf los detectores de microondas, como el instrumento de Penzias y Wilson. ‘os cosmélogos saben que esta luz contiene informacién de gran valor sobre los priteros instantes del universo. iene, por ejemplo, Inhuella que dejaron en laradiacién los grumos de materia que con eltiempo y la expansién, y gracias a su atraccin gravitacional —he aqude nuevo la gravedad «constructora»—, fueron atrayendo mis y ris materiay acabaron dando lugar alas galaxias yagrupaciones de talaxias que observamos hoy. Estas semillas de galaxias no son una hipétesis, sino una certeza: han sido detectadas claramente mediante telescopios destinados en exclusiva a medir la radiacién de fondo en ‘odo el cielo, Pero lo que nos ocupa ahora es que a raacién de fondo deberia ‘ener también —y esto si es adn una hipétesis— la marca que debie- ‘on dejar las ondas gravitacionales generadas instantes después del 4ig Bang, durante una brevisima fase de la expansi6n del universo Mamada «inflacién», < fatotactin 5 uno de los puntos ain Lemme re en 'modelo cosmolégico de a Gran Explosién. ¥ es un clave, Porque st se ae efectivamente sucedi6 se resolverian varios Problemas que ain presenta la teoria. Si la inflacién ocurri6, fers 6s durante unos instante justo despues de inlcado «818 Pane € expani6 mucho ms répide de lo que septa cy une grove! ee desputs, mucho mis répdo incluso que la velocidad de la uz jj, fs{como el globo de antes hubierapasado de a lacideza ser cas une esfera en menos de un parpadeo, para segulr después creciend ayy, ritmo mucho mas pausado. ‘Eso aclarariael misterio de que el universo sea demasiado «igual, ise mira hacia una direccién del cielo, y luego se da media vuetay se miraal lado opuesto, lo que se ve es muy parecido: galaxias y gry paciones de galaxias separadas por vastos vacios. Una metéfora hab tual es estas el universo fuera un plato de sopa, lo que se ve esque ¢! liguido esta précticamente Ia misma temperatura en todas las, partes del plato. lo que cabe esperar cuando las moléculas de sopa estin en contacto y se ransmiten el calor unas a otras. Sin embarge, los bordes del universo conocido estén separados casi 28 000 mill- nes de afios luz, mientras que la edad del universo es de s6lo 13 800 millones de af. Bs deci: no ha habido tiempo para que la energi, se distribuya uniformemente por todo el universo, como el calor en Ja sopa. Ala luzno le ha dado tiempo de conectary de igualar ambss regiones. ¥ es demasiado improbable que todas las regiones hayan ‘evolucionado igual de forma independiente. En cambio, si asumimos que el universo recién nacido pasb per ‘una fase de expansién mucho mas ripida que la velocidad de lauz 8 ‘no hay problema: las regiones hoy distantes pudieron estar conect das en el pasado, y eso explicaria su homogeneidad. ‘Todo lo anterior conduce a la importancia de las ondas gravity fonales primordiales: detectarlas implica demostrar la inflaci6n. Lt teorfapostula que la inflacién gener6 ondas gravitacionales, vib™™ clones que, como ya se ha visto, comprimfan el espacio-tiempo & tuna direccién y lo estiraban en el otro. Ese proceso de acordebn 4° ‘ra habria dejado su huella en a radiacién de fondo de microonds Ast pues, en esta ocasién se trata de detectar ondas gravitacioh® les no percibiendo los cambios en el espacio-tiempo en si —l0 4° as srsors rota re smoutGoy lo que quiere hacer eL1SA—, sino leyendolas mares de- nor el movimiento del espacio-tiempo en la radiacién de fondo. oss marcas son 10 que los astrénomos creyeron haber detectado qmarzo de 2014. Lo creyeron, pero s6lo durante unos meses. Lo que pu esla historia de uno de los no descubrimientos mis sonados de Rtrofisia recente. Un jarro de agua frfa, una montaRa rusa un eencant...se han usado muchos califcatvos para referirsea algo que empez6, también, con una rueda de prensa, Elultimo no descubrimiento famoso fue el 17 de marzo de 2014, en el Harvard-Smithsonian Center for Astrophysics, en Cambridge, Massachusetts (Estados Unidos). «Hoy vamos a anunciar la deteccién de los modos B de polarizacién por yarte del telescopio BICEP2, (una deteccién] que encaja muy blen «on as predicciones de la teoriay, dijo el astrofisico John Kovac, di rector de la colaboracién BICEP2, «Detectar esta sefal es uno de los objetivos mas importantes de la cosmologia actual. Mucho trabajo, demucha gente, nos ha traido hasta aqui.» Tras el anuncio, y como en el mas reciente caso de la deteccién ‘e ondas gravitacionales por parte de LIGO, los medios se llenaron de ‘comentarios de expertos de todo el mundo celebrando el resultado ‘tmocionados. La repercusién medistica fue «inflacionaria» —perdén, ‘esistible la tentaciOn de usar este adjetive— y, visto a posterior, pobablemente descuidada a la hora de recordar que el hallazgo de- fait er confirmado con ms medidas. Aunque nunca se sabré st ‘cons propio centncos en sus comentarios, olos medias. que 0 resaltaron lo bastante este punto. El prestigioso periodiss ¥ {fhieador Dennis Overbye silo sefilaba, en un articuloen The New rear Publicado poco después de la rueda de prensa: «Si s° = "ra, el trabajo del Dr. Kovac quedaré como un ito de la clen | manners rotons! us ean comparable al reciente descubrimiento de la energiaoscur, que, para el univers, o el del propio Big Bang». Pero lo que leg6 poco después no fue la anslada confirmacign ‘deese resultado, sino laconstatacion de que esta era imposible; yy jarro global de agua fia, Hoy por hoy sigue siendo un mister luniverso sufrié 0 no una inflaciOn en sus primeros instantes dg cxistencia. 1m 2015 Kovac dio una conferencia en Madrid y explicé lo que ‘vig como una auténtica montafia risa, Primero hablé del escenario, Los telescopios de la serie BICEP son una colaboracién del Harvard. ‘Smithsonian Center for Astrophysics yas universidades de Minneso- ta, Caltech y Stanford, y estén instalados en el Polo Sur. Noes un hgar especialmente cémado, pero sf, para Kovac, «enormemente bells, con el espectéculo de las auroras polares y un cielo que lo més parecido a estar en el espacio sin despegar los ples de ls ‘Tierra. Elsol se pone en marzo, y sabes que no saldr de nuevo hasta seis meses después. El lugar se vuelve como de otro planeta. Elire es el mis ffo de la Tierra, a -70 °C, también es el mis seco. ¥ es cs, transparente ala radiaci6n de microondas, que es la que deben de tectar nuestros telescopios. En otras palabras ls dticultades logfstias quedan compensa por Ia gran calidad del cielo para este tipo de abservaciones Kove leva un cuarto de sgl trabajando en este proyecto, Pasé un nvr completo en el Polo Sur en 1994y dice haberse eenganchado» des entonces. Ha Ido en total veinticuatro veces, actualmente dire = experiments herederos de BICEP?, que incluyen Keck Array ¥ BF CCEP3, BICEP4 os seguiréen breve cis en mln ci de contre reed or Funacén BBV enh Bea Api ae ep sa ered an ecto astern dl eescopio BICEP2, ala iaquierda el ef la seal que buscan estan débil que para intentar detectarla hay ‘quemedir diferencias en la temperatura del cielo del orden de a mil- nllonésima parte de un grado. Se trata, en concreto, de un patron ‘specifica en la polarizacién de la radiacion de fondo de microon- ‘2s. Que esta radiacién esté polarizada significa que las ondas de luz ‘uestran preferencia por vibrar en una direccién mas queen otras. ¥ toy se sabe que, sel espacio-tiempo esté moviéndose por el avance ‘ ondas gravitacionales, entonces la polarizaci6n de la luz que lo eta debe mostrar un patrén especifico de polarizaci6n; un patrém {debe haber quedado impreso, como congelado, en la radiaién l llamado modo B en la polarizacién. En 2014 Kovac y su equipo creyeron haber detectado estas inf- Ciferencias de temperatura en la radiactén de fondo. ¥ 1 ler “9s, segin explicé este atrofisico,efectivamente deteraran 124 etal con ee grado de precisin Lo que fall fe Ia iterreag, eerea de qué estaba causando esa sf vtas medidas de BICEP2 [el tlescopio empleado} 20 estab quivoaias, de beco fueron sometidas a un eScrutinio tens, dio Kova sDedcamos afos a determinar que nuestra media er, feat y noun artefact de nuestro experimento, porque era muy ig, portante para nosotros, Sin embargo, el equlpo hizo una estimaciy Ervnea sobre la posible contaminacién de la seta. Elo ya stan ue pare de la seal debiaproceder de fuentes ajenas alas ends travitaconales, como el polvo galéctco; pero cuando hicieron Sruncio nadie dsponia ain de datos sobre cuanto erie el poo equipo Interprets como mas probable eque la sefial procediera de ondas gravitacionales del Big Bang, con una aportacién probate rents pequefa de otras fuente, como e plvo gactca ero tds sablamos, desde el principio, que necesitébamos medidas drcas {de plvo para confirma esta interpretacion>, Si hubierantranseurrdo afos sin ninguna informacién aco tal lo ocurrido se haba entendido como el devenir habitual det cienca:s llega las mejores conclsiones posibles en funcin das datos disponibles, si legan mejores dato, pues se revsan sco clusiones en consecuencia, Pero en esta ocasién las esperadas me das directs del polvolegaon sélo unos meses después. as PrP cong el equip del satlite Planck, de la Agencia Espaclal Euope® (5A), que también mids con gran precisinlaradiacién de fondo Cuando empezaron a estar disponibles los nuevos datos 4 Planck que claro que habfa una sorpresa: el polvo pod see brante de lo que predecian los viejos modelos. Tras un aniiis largo y culdadoso, en una colaboraci6n excelente entre nuest® equipo y el de Planck, encontramos que la emisién del poWo ‘nuestra Galaxia supone como mimo el 409 de a sfial de BICEP? tal ver toda, acess retacnae aa $$" of que la bésqueda de las ondas gravitacionales primordiates qngesyesté mds reBida que munca, Hay al menos una deena de resign todo el mundo a la caza del modo B en a polarizacién. ino sigs exten Espata Sus telescopios estinen el Observatorio da ‘pide, en Tenerife, Quijote celeste {a bemos hablado de las vistas en el Observatorio del Roque de los Muchachos,en Ia isla de La Palma, Las del Observatorio del Teide te impresionan menos. Hay torres, cépulas, una pirémide lena de inetumentos para estudiar el Sol, y el voledn de fondo, Uno de os - tinostelescopios en llegar aa familia es el segundo del experimento QUIJOTE CMB (del inglés Q-U-I JOintTEnerife CMB experiment), n cidoespecticamente —como su compafiero— para medir el modo B dela polarizacién del fondo de microondas. H primero de los telescopios QUIJOTE empez6 a tomar datos en noviembre de 2012; el segundo «est a punto de tener su primera luz, expica Rafael Rebolo, director del LAC e investigador principal de QUIJOTE. En QUIJOTE participan el Instituto de Astrofisica de Ca- ‘arias (IAC), el Instituto de Fisica de Cantabria, el Departamento de Ingenieria de Comunicaciones (Santander), el Observatorio Jodrell Bank (Manchester, Reino Unido), el Cavendish Laboratory (Cambrid- Reino Unido), yla compan espafola IDOM. Rebolo explica que el nombre del experimento no alude s6l0 2 qanbortante ‘componente hispano, sino también a su objetivo: par eterminar los modos de polarizacion de la luz se emplean clertos Yarimetros descritos por el matemético irlandés George Gabriel Soles en 1852, y los necesarios para el ansiado modo #00165 7 GnttOS Qy U. Esta aclaracin es para quienes dudan de poten "cla basica:jpara aclarar eémo empez6 el universo Bay a0" ‘LexpermentoQUIOTE, bad en Observatorio del Tide, el stu de Ase lenders untrabajo matemaico dehace siglo y medio sobre una caractristia ela uz! Stokes fe, como Isaac Newton en el silo xv, presidente de Ia prestigiosa Royal Society biténica,y profesor en la Ctedra Luce siana del Universidad de Cambridge, puesto que también ocpara mucho después Stephen Hawking. ‘ARebolo, que a dedicado buena parte de su carera al esti dela radacién de fondo de microondas, pocosretos podrian atae¢ ‘més que la deteccién del modo B, «No va a ser facil medirlo», adviert® or teléfono, emplica medirla temperatura de la radiacion defo ‘con una precisin de submillonésimas de grado». E implica ambit ‘Por supuesto, asegurarse de que el ruido que contamina la sefial conoce ala perfeccién, Lo que distingue a QUIJOTE del resto de experimentos, cexplica Rebolo, no es tanto su sensibilidad como el tipo de medidas quence liza, Uno de los inconvenientes de BICEP2 es que observaba enund ‘nic frecuencia, que resulta sera misma en que también ete —* seginse sabe ahora, my intensamente— el polvo presente =a ia Galaxia. QUIJOTE atiene ses frecuencias activa, expla Re Mon frecuencia distintas de as de BICEP2, y eso salva al expe- tanto de la nfluenca del povo galéctce aunque no dea emisién wamoda sinrotro, que est causada po electronesacleados que tafe el espacio interestelar. Por eso un dels primers objetivos tai ullOTE es caracteriar de forma muy precsaesta seal fondo, ideberd ser restada de las medidas. ‘to significa que el trabajo de QUIJOTE no seré fil ni répido: setardard al menos diez afi en completa lo tres mil mapas de la ‘adiacién de fondo en cada frecuencia que se necesitan para poder dentficar con seguridad la sefial que interesa. La clave —en térmi- 1s poco precisos— estd en que la polarizacién deblda a la radiaciOn ‘ancotrOn de la galaxia puede variar, pero lade la radiacién de fondo permanece constante —al menos en la escala de tiempo humana—. Para Rebolo no hay duda de que la espera merece la pena, Para empe- zat porque xen el camino también iremos produciendo ciencia intere- y para seguir, porque json tantas cosas las que cuenta el modo BLN s6lo se confirmaria que la inflacién ocurrié; se sabria también ‘qué energia se produjo, un dato importante para escoger entre mo- eos cosmolégicos. Es muy afc! ganar fla carera por detectar el modo B de la pola- "acién de la radiacin de fondo}, pero sino lo intentamos nunca ‘abremas hasta dénde podriamos haber llegado —dice Rebolo— \aseatactersticas de nuestro experimento hacen que tengamosPo- stlidadesrazonables de éxito, Adem, lega primero s6la sre st obas hecho bien. En este momento nos preocupamos por hacer la "mejor investigacién posible, més que por leg antes Tuneles en el espacio Yenel tiempo [1 Diane ame noe fur cose erate Lescatss spronsn vor eh ematee Conesas palabras, grabadas en oscuros caracteres en su puerta, aler- taelinfierno de su propia eternidad, segiin narré en el siglo xu el florentino Dante Alighieri en su Divina comedia. «Oh vosotros los que entrdis, jabandonad toda esperanzal». No es seguro que sea eterno luniverso, como tampoco que nada eterno existiera antes que él. Pero s{es bastante probable que, de ahora en adelante, al adentrarse este capitulo, haya que abandonar la esperanza. La esperanza de ‘onfiar en la propia intuicién para entender el cosmos. Como afirma (Carl Sagan en Pale Blue Dot, el universo no esté hecho para nosotros: Nuestros ancestros entendian los origenes extrapolando de su pro- i experiencia [1 [para ellos] el universo no era mucho mayor de 4o que nosotros podemos ver, ni era mucho més antiguo que nuestr2 storia escrita w oral, ni muy diferente de los lugares que conoce- ™os.[.] Llegé entonces la ciencia y nos ensefié que nosotros 2 5 os a medida de todas las cosas, que exsten maravils nae mnie grotto m a maginadas, que el universo no esté obligado a cumplir con ig ‘nosotros consideramos cémodo o plausible. ue Lo que se cuenta en las paginas sigulentes queda muy lejos dey que podemos percibiry probablemente intuit. Lo mismo ocurre, des, de luego, con la mayoria de los fendmenos que pueblan los capiuloy anteriores, Pero hay una diferencia: hasta ahora hemos hablado de predicciones que, o bien se han cumplido, o estén apuntaladas por riltiples evidencias A partir de ahora, el terreno es mucho masres- baladizo, porque ni la fisca te6rica —el puente de las mateméticas al que se referia Juan Garefa-Belido en el capitulo «Gravedade— ni Jos datos experimentales pueden todavia conferile solide Ain ast lo que se cuenta estden las ecuaciones, y ya ha demostrado la hist- ria —con los agujeros negros y las ondas gravitacionales— que las ccuaciones pueden ganar por goleada a la intuicion, Ecuaciones S6lo un afio después de que Albert Einstein publicara su teora de la relatividad general, en 1916, el fico austrfaco Ludwig Fam estudiaba una de las soluciones que otro renombrado fisic, Kal Schwarzschild (véase el capitulo «Cuando la gravedad agujer®2~ haallé para las ecuaciones de Binstein. Schwarzschild descrbia une forma particular de agujero negro, pero Flamm se dio cuenta de av? también habfa otra soluciOn, que plantea la existencia de lo que méS tarde serfa conocido como «agujero blanco Un agujero blanco —esto si es intuitivo— es justo lo contrario de um agujero negro; mientras que el primero acta absorbiendo cut aquier materia que cruza su horizonte de sucesos (de nuevo, véas® ‘capitulo «Cuando la gravedad agujerea..x),un agujero blanco fund” ‘na como una fuente que expulsa materia de su horizonte de suce=° Tins en hepa. Yen emp wa J os incluso han especulado con que haya un agujero i agujero negro es expulsada en algin universo alternative, Se doa teorizar que incluso lo que conocemos como el Big B amm también se percaté de que las dos soluciones —Ia negra» yaelancas, pot as declr—,podrian ser matemstcamenteconert- Jrapor una especie de conducto,y que,al menos en teora el agujero “de centrada» y el agujero blanco de «salida» podrian ser di ‘antes partes del mismo universo o, incluso, comunicar diferentes ners. i mismo Einstein exploré estas ideas de Flamm en 1935, junto con elfisico Nathan Rosen. Einstein y Rosen propusieron la existen- cia de caminos 0 «pasarelas» a través del espacio-tiempo, y los de- tominaron «puentes de Einstein-Rosen». Se crea asi,en teorfa, una ‘specie de acceso directo entre dos puntos muy alejados en el espa- ‘iotiempo, un conducto que podria reducir la duracién del viaje ya distancia, Elo permitiria, por ejemplo, el viae interestelar en lapsos detiempo muy cortos, algo que @ la limitada velocidad de a luzleva- "a décadas,cientos 0 miles de afios. Para una posibilidad tan atractiva para la Imaginacién —inada menos que poder viajar rpidamente a otras estrellas!—, la expre- Sion epuentes de Einstein-Rosen» es poco descriptiva. John Wheeler, Sifsicoteérico estadountdense que también acuié el término «agu~ Jero negro», dio en 1957 con una alternativa que triunfé répidamen- "© El ejercicio que propuso Wheeler fue el siguiente: imaginemos ‘un gusano sobre una manana; si el gusano se mantiene siempre ree la superficie de la fruta, la distancia que debe recorrer P28 "ar desde donde esté al punto diametralmente opuesto —10 A ‘4 globo terraqueo serian las antipodas— siempre ser ls ‘Wcircunferencia de la manzana. Pero sen vex de abode Sn superficie el gusano excava un tinel a través de la manzana, la ds- tancia que deberd recorrer ser considerablemente menor. De aka ‘expresién «agujero de gusanos. Si cambiamos la jugosa manzana por ‘nuestro enorme universo, y el pequefio anélido por un aguerrido ex plorador espacial, a analogfa es evidente; en ver de llamarlos epuer tes de Binstein-Rosen» podemos hablar de «agujeros de gusano», ti término tan cautivador como el de «agujeros negros». Son reales? Los agujeros de gusano contienen dos bocas o entradas, muy probit blemente esferoidales, con un tinel que conecta ambos extremos. 2 teorfa dela relatividad general de Einstein predice matematicamen™ la existencia de los agujeros de gusano, pero hasta la fecha no s* encontrado ninguno. Es importante recalcar que, mientras que Fe" ‘mos pruebas observacionales sélidas de la existencia de los ager ‘egros, los agujeros de gusano de momento s6lo existen en las €°% inl en eee Yen aan al que ocurre con los objetos muy masives, un agujero ee a i et men eat fei aecta 1a luz que pasa cerca de 6. Ciertasslucones de a *evdad general permiten la existecla de os gues de gusana sa poca de un agujero Negro, pero la mayor parte de os teicon san que estos son muy inestables yse colapsan enseguida,o que piensa radiacion y las fuerzas que rodean la entrada del aujero vr gusano destririan Io que se atrevese a intentarpenetario, Sy mayor problema radica en que las ecuaciones de Einstein se scampen», no pueden aplicarse en el interior de un agujero negro sie un agujero de gusano, ya que la relatividad funciona para la fravedad, pero como ya hemos visto en capftulos anteriores no ca- fn nada bien con las fuerzas cudnticas que gobiernan el mundo subatémico. la lenciaficegn esta lena de historias de viajes a través de los aaujeros de gusano, como la famosa novela —y pelicula— Contacto, de Carl Sagan, ola pelicula Interestelar (véase el recuadro «Los agu- Jeosde gusano en el cine, en las pégs. 134-135). Pero la realidad de tse tipo de hipotéticas viajes es mis complicada. El primer problema fseltamafo, Se piensa que los agujeros de gusano que pudieran exis- tren ta naturaleza son los denominados eprimordiales», creados en losprimeros instantes del universo tras la gran explosi6n y de unas Aimensiones microscépicas, aproximadamente de 10% centimetros (@radio de un protén, por comparacién, es de 10"* centimetres). Sin. ‘mbargo, como el universo se esta expandiendo, es posible que at {unos de estos agujeros de gusano primordiales se hayan «estirado» sta alcanzar tamatios mayores, ao ners tema proviene de la extablided Los agers de gs comm ites para un hipotéicn viaje através de los 7 90 netate vist, colapsan rpidamente. Sin embars essee tes han postulado que un agujero de gusano au rs % \ ests Loa Uno 180 Kp Tae 3 ot Na 68, hblnde dear cel ee sree ee ecg utes (Cma CS an ee couets oven ins gee, Sh Taam cieiese oe ne al rte CO cron eh gaara ser seston oan, pera mrararapersi St ets pea tt ote Ce ova rae cha guna i dondheetenwreacunceey So pone ony ada plese ros or mene ‘Siecle a rato ssn tsa rr o Tow Petey tees tor wc arasen ca Velo spams pong pereempneipreerraaria meen itac ces mer cpr aan 20 Para el gran pablo es conccdo por su papel de preductorejcuvey sscsr cent dela pla Inforesolar de Citoper Nolan. Toned paca. Yen elem = Seinen am materia cexbtica» podria permanecer abierto y sin cambios durante fodos més largos de tiempo. La materia exotica, que no debe con- fandirse con la materia oscura ola antimateria, contiene una den- sidad de energia negativa y una gran presién negativa, propledades ambas que se deducen del comportamiento de certos estados de va- {do como parte de la teorfa cudntica de campos. Silos agujeros de fqsano contienen Suficiente materia exitica tanto si se producen de forma natural como si se pudiesen generar artificialmente, en teorfa | podrfan ser utlizados como un método de envio de informacién 0 viajeros através del espacio. a "Aunque la adicin de materia ex6tica a un agujero de gusano po- dria estabilzarlo hasta el punto de que un hipotético pasajero podria viajar con seguridad através de 6, todavia existe la posibilidad de que alafiadir materia «normal» —la nave espacial o el propio astronauta— el portal se desestabilizara, La tecnologia actual no esté en absolute ‘capacitada para aumentar oestabilizarlos aguleros de gusano, aunque se encontraran, y mucho menos para fabricaros, por supuesto. No por ello van los cientficas a dejar de explorar el concept como un método de viajar més allé de nuestro Sistema Sola, con I esperanza de que la tecnologia sera capaz de generartos y utilizarlo en un lejano futuro, Paradojas temporales Cuando uno de los mayores especialistas mundiales en gravitacié ¥ relatividaa, el fisico te6rico Kip Thorne (a quien ya conocemos de ‘apttulos precedentes y a quien hemos dedicado el recuadro en I Pégina anterior) comena6 a considerar la posibilidad de vialar en espacio usando los agujeros de gusano como si fueran una especie de Suburbano césmico, se dio cuenta de que también podrian emplearse Para viajar en el tiempo. 130 Urania grontacnat En su libro de 1994 Black Holes and Time Warps (cuya versién enespafiol, publicada por la editorial Critica en el afo 2000, se ttu- 165 Agujeros negros y tiempo curvo), Thorne propone un cutioso ex. perimento mental: supongamos que el famoso fisico consigue abrir lun pequefio agujero de gusano que conecta dos puntos en el espacio como ino estuvieran separados por ninguna distancia. Thorne toma ‘el agujero de gusano y pone un extremo en su sala de estar, y el otroa bbordo de una nave espacial estacionada enfrente de su casa. La espo- ‘sade Thome, Coralee, ube a bordo de la nave espacial, dispuesta a ‘emprender un viaje Los dos no tienen que decirse adiés, sin embar- 80, pues no importa lo lejos que viaje Coralee: ambos podrn seguir viendose a través del agujero de gusano. Incluso pueden tomarse de 4a mano, como si de una puerta ablerta se tratara. Coralee pone en ‘marcha a nave espacial, despega hacia el espacio yviaja durante seis, horas ala velocidad de la luz. A continuacion, dala vuelta y regresa ‘casa a la misma velocidad, doce horas en total. Mientras, Thorne observa a través del agujero de gusano ebmo transcurre el viaje, yve 4 Coralee regresar de su singladura,aterrizar en el jardin detantero, salir de la nave espacial y encaminarse hacia la casa. Pero cuando ‘Thorne mira por Ja ventana en su propio mundo, su jardin delantero ‘esté vacio: Coralee no ha regresado, Debido a que su mujer ha viajado ala velocidad de la luz, el tiempo se ralentizé para ella, como afirma Ja relatividad especial; lo que fueron s6lo doce horas de viale para orale han sido nada menos que diez afios para Thorne en la Tera. 1a paradoja es que como Thorne y Coralee pueden cogerse de la ‘mano através del agujero de gusano, ambos estén viajando en el tiem ‘po, Coralee ha aterrizado en la Tierra diez aos después de marcharse, yse rene con Thorne, diez alos mayor Pero ella también puede legat su casa através del agujro de gusano y encontrar a Thome, que eS ‘solamente doce horas més viejo, como ella,Porsu parte, Thorne puedé cruzar el agujero de gusano y encontrarse asi mismo diez afis en ¢! Tinton lepecteYen dt engy oo yur o 5 futuro puede reroceder ie tos ene pasa ta flr propuesta te6rica de bro de Thome ext ealment des sna responder ana pregunta mas profunds: prohben las eyes siafisica viajar en el tiempo? Debecho, todos vsjamosen cltiempo facia el futuro a una velocidad de un segundo par segundo, pero esa esnuestra percepci6n. Pues qué es el tiempo? Nosotros lo percibimos como una con tante en una dinica direcci6n, pero Albert Einstein demostr6 que real- mente el tiempo es una ilusién, es relativo, pues puede variar para tiferentes observadores dependiendo de la velocidad a la que se tmuevan en el espacio, o si se hallan en las cercanias de un campo sqavitacional. Asi, para Einstein, el tiempo es una cuarta dimension. espacio tridimensional nos proporciona unas coordenadas de si- tuacion tales como la longitud, la anchura y la altura, mientras que el tiempo es otra coordenada mis, la de direccién, aunque convencio- ralmente slo se mueva hacia adelante, Una constatacién palpable de esta relatividad del tlempo viene dada por una aplicacién tecnolégica de uso generalizado y diario en nuestra sociedad, como es el uso de la navegacion y posiconamiento or satlite, el famoso sistema GPS. Para poder dar un servicio de tiempo y posicin lo més exact Posible, el reloj atémico a bordo de los satélites GPS debe tener una Preisién exquisita de entre veinte y treita nanosegundos (0 mil millonésimas de segundo). Sin embargo, debido a que los satélites ¢stén en constante movimiento con relacin alos observadores en Terra, los efectos predichos por las teorfas especial y general de I ‘elatividad se deben tener en cuenta para lograt la precisién desea 4 Debido a ‘que un observador en tierra ve a los satélites en répido Revimiento con respecto a é] —a muchos miles de kilémetros Por tora, la relatividad especial predice que deberiamos ver sus T= 'ojes movigndose mds lentamente que los emplazados en terrae” m Un aren gertconl ‘concreto unos siete microsegundos por dla debido al efecto de esta dlilatacién temporal. ‘Ademis, los satélites orbitan a unos veinte mil kilémetros por en- ‘ima de la Tierra, donde la curvatura del espacto-tiempo debido ala ‘masa de nuestro planeta es menor de lo que esti en la superficie det ‘mismo. Ast, una predicciin de a relatividad general es que los relojes ‘que se encuentran ms cerca de un objeto masivo parecen moverse ms lentamente que los situados més lejos. Un célculo utitizando la relatividad general predice que los relojes de cada satélite GPS deben {ir por delante de los relojes basados en tierra unos 45 microsegun- 40s por dia. La combinacién de estos dos efectos el del retraso del tiempo por la relatividad espacial (-7 microsegundos}.y el adelanto por la relat ‘vidad general (+45 microsegundos), significa que los relojes a bordo de cada satélite debertan marcar mis répido que los relojs idénticos en tierra unos 38 microsegundos por dia (45-7 = 38). Esto parece muy ‘Poco pero, como se ha mencionado, la alta precisién necesaria para el sistema GPS exige una exactitud de entre veinte y treinta nanosegun- dos, y 38 microsegundos son nada menos que 38 000 nanosegundos, mil veces mas que la precision requerida. De hecho, sino se efectuare esta correccién relatvista los errores de posicion y tiempo se acurm- larfan, y de un dia para otro superarian Jos dos minutos de tiempo ¥ varios kilémetros de posicion. Sin Einstein, los GPS simplemente n0 funclonarlan ¥, por otra parte, este hecho cotidiano es una demostr ‘l6n irrefutable de las teorfas dela relatividad especial y general En clerto sentido, ademas, podriamos también decir que los ast" ‘autas de a Estacién Espacial son viajeros del tiempo, yaque cuando regresan ala Tierra tras haber volado durante meses a 28 000 km/b ‘ena 6rbita terrestre, por el efecto de la dilatacién temporal son unas rmillonésimas de segundo més jovenes que los humanos que vivimes en la superficie del planeta. Tiolren et epaca. Yer tempy Recetas para maquinas del tiempo La st eyo err 0° Pregunta: es posible ajar en el tiempo? wns te i ae ss ec eae eerie nee La opinién del reputado cosmélogo Stephen Hawking es clara a este Se gelewanoa es ee ein re ee Sanne ni oe aan peanut te ae meta es eee ee ae eee eentt ep oppeeainep tira eee eer ee emprender nuevas aventuras. Investigaciones tedricas sobre la posibilidad de una méquina del tiempo nos dicen que para que funcionasen habria que edoblar» el xpacto-tiempo, de forma que ls lineas de tiempo volvieran sobre s Inismas para formar un bucle. Para lograr esto, la hipdtesis es que las méquinas del tiempo necesitarian una forma exética de materfa con 18 Ununver groin El recurso de poder vigjrripitamente de un lugar 2 or del unverso a {rants do on agers de gusano ha sido ampSamenteilzadoenlaclence ‘econ yl esperable especiaclrsad do un suceo ee loa converte eh heramierias muy comunes en numoresaspeliodls. Menciontnos sto nes de la mis conociées ue empiean agueros de gusano © sme ‘come neo conal de sus argumenoe + Star Tk, epoca (1879). Basada on architaosa sari de e- levis, este lxgometaje mussira cio una pina soda ep al femese a Voyager 6,6 fund con una maquina aeigens haciéndoseconsiotey buscando a a readores humanoe on lt ‘yu de agujoros de gusano para deeplazaree pore rivers Al ‘inal dela plea, Voyager 6 desaparece ener de un age £0 negro, 0 uz en un agujero de guseno, no quede muy dare 0” io argument + Stargate (1984), Uno antiusimos ports de peda en forma de ‘nit son las storgate purias aus exis, capacee co ener ‘una especie de agueros de queano goa permicnia transmis uth éreccional de maloria. | cvios herzore de aucesoe(veeee oc pie «Cuando la ravedad aguera..») de estos agujoros muestra ‘on aopecto como de lamina do agua, que a ar enizada ans TindesercepacYerenpy ete lec on out two USES eeeeaean tips vents doles expan sector Stress pola te ogee Ge ibe deere, Ae es + cent sn aaa Zoos Soe Spinner ae aoe = + Iforestr (201) Ceti ols NASA estranged nano ortando sede de pln Shao, yo wnpian pore ‘rvar una rave epac ed lone opie de bss ‘rue mundo Rabie yo ao la Tra eer ry le ‘ore pore canto cme. Ea ojo sega troepra 2s cages 8c ster ea en oo nto de Universo domingo porn aioe nee ge cue denonnan “Garent, en toma i iran dos pls haben Enka pale, que concen osteote—yla pods oc — do {isco expudalte er apo Ge guano Kp Thr, ve wipone ‘un co humaidd et trol meee aan de inane mq ba Rumanos ct rset pera eorie unnaovo Peractban tortor Gene RR Morn, ur do god To reat pontoon pelos Se canon mas enbisees y siiteeoretoob cen desea atts inc ee Sak ct iu imei tn ih rd mee nn 136 Un universe grontacional ee Silo hiciera, quzds silo seria en cantidades demasiado pequefias para permitirla construccién de una méquina del tiempo. tra forma de construir una méquina del tiempo sin invocar ma: teria exética seria insertar un agujero con forma de rosquilla ene Interior de una esfera, Dentro de este vacfo con forma de rosquila, eLespacio-tiempo podria doblarse sobre sf mismo utlizando campos sgravitactonales drigidos para formar una curva cerrada en el tiempo, Para viajar en el pasado, un «crononauta» tendria que moverse por el interior de la rosquilla, yendo més hacia atris en el tiempo con cada vuelta, No obstante, esta teoria tiene una serie de obsticulos. Los campos gravitacionales necesarios para establecer una curva de tiempo cerrada tendrian que ser muy fuertes, y su manipulacion ha- bria de ser muy precisa. Por dltimo, otra teoria para los potenciales viajeros del tiempo implica las lamadas «cuerdas césmicasy, unos hipotéticos defectos en la forma del espacio-tiempo. Estas regiones extraordinariamente largas y delgadas —del grosor de un protén—, serian remanentes de los primeros momentos del cosmos tras la gran explosi6n, y con- ‘tendrfan grandes cantidades de masa que, por tanto, deformartan el espacio-tiempo a su alrededor. La manipulaciGn de estas cuerdasen- tre s{ podria crear series de curvas de tiempo cerradas, permitiendo elviaje en el tiempo. En definitiva, para poder construir una maquina del tiempo ne- cesitamos encontrar cosas que no sabemos si existen —materia exd- tica, cuerdas eésmicas—; fabricar y dominar tecnologias atin por in- ventar;y,10diltimo pero no menos importante, desarrollar una nueva fisica que permita todo ello, Hoy por hoy, y ala luz de nuestro con0- ‘cimiento del universo, los viajes en el tiempo hacia el pasado simple- ‘mente no son posibles. APENDICES BIBLIOGRAFIA RECOMENDADA |. carey (ed), Eyewitness to Sconce: Sclentss and writers laminate natural phenomena from fossils to fractal, Harvard Unversity Press, 1997. sta recopllucln de tntorreveron qu autres lgunorson cents; oxo oq hy sean tanadoe ‘apace eps hg os mbites muy divers dea cone. Eun joy paral ated he tote cena Unoes en arene pbleadn porn mosey Telegraph en 1979 sobre yp X expla con lard poppe ie Asimov ues an sero eel msn se est een ce Car Sogn nce de a copaciad naa pare Compde tee Tambih tay enact dels tnos pada eevee cae For Scenic merengue expat alte rel ot ose Sica ala ues ela rave de 1390 deb fear Nee B. Greene, £1 universo elegante, Editorial Planeta, Coleccién Booket Ciencia, 2012, Comm eso atequibl ec Gren xen a nine demas re ta de las supercuerdas con la que los lcs fundamentaes neta wi- Acar aly de a relia omer mech cc os rinses ‘capitals explian ca lard yen profndid la reltvied gee Xs. thome Auras nary tempore Bese lendo de Einstein, Editorial Critica, 2010, . ; See chetanmeanerseoes Uo de naa te i se nec em poclnare i rama Cn ny ermavooagea lector tadasuemeciér. ae Unuater gravtana «Gravitaclény. Proyecto ‘Cosmoeduca! del Instituto de Astrofisica de GLOSARIO ‘Canarias. Accesible en: http://iac.es/cosmoeduca/gravedad/ indexhiml Comosduca cm mtr repre por tgae last de . m i ‘of rary or ples om as rn as solu la disanelagurecrlah nana ened acon yo recs popes en pesnon ps on pln fog tea . Scr tiene Sc snl em Constante cosmol6glca: La fuerza introducida por Einstein en fue ecient ra-humanos sefalan los autores. El bloque temitien sus ‘dedcado ala gravedad ayuda a entender las diferencias entre ls visones ecuaciones de la relatividad general para contrarrestar la icKewony hic y tno i en ge atraccién gravitatora del univers, paren piatrer ea rperepey tee iliems : fncnades sino de rtndar eno concept} ere Cuerpo negro: Cuerpo ideal que absorbe toda la radiacién quele llega y la reemite de modo homogéneo, Esco alemn Max Planck demostré que un cuerpo negro idea a una temperati- radada tiene un espectroperfectamente defini ycaracters- tico. La radiaci6n de fondo césmico, por ejemplo, correspande un cuerpo negro pricticamente perfecto aa temperatura de 2.7K £1 So tiene un espectro que se puede aproximar por un ‘eerpo negro a unos S800K. ‘Curvatura: Es una propiedad matematica de los cuerpos geométri os (curvatura exterior) o del propio espacio (curvatura inte Flot) que de modo formal recoge lo que intuitivamente enten demos como una separacin de la planitud, Un cuerpo (0 w espacio) plano tiene curvatura nula, mientras que en el cas¢ de superficies de dos o més dimensiones hablamos de curva turas positivas o negativas segin sea su forma, Disco de acrecién: Cuando en un sistema binario de estrellas, un de elias explota como supernova, colapsando para formar ‘agujero negro, su potentisimo campo gravitacional puede ab Sorber la materia dela estrella compafere, que cae en form de unfilamento de plasma formando un anilo de material qu gira rpidamenteen espral en torn al agujero.Bsteanillo dlenomina edisco de acreciém>. sam co 2 ——— Estrella binaria: Sistema de dos estrellas que orbtan alrededor qe nun centro de gravedad comin. Gran minmero de estrella per, tenece a estos sistemas binarios, Galaxia: Conjunto de estrellas, polvo, gas, planetas y materiay ener. gia oscuras cohesionado por la gravitacion. En el universo ob servable existen mis de 100 000 millones, cada una de elas con masde 100 000 millones de estrellas. Segiin suforma apa. rente, se dasifican en elipticas, espirales, lenticularese irregu- lares. Las galaxias se agrupan en camulos de galaxias, y ests, ensupercimulos. Limite de Edington: Limite del ritmo al que un agujero negro pue- de tragar materia, ‘Ondas gravitacionales: Las deformaciones del espacio-tiempo cau- sadas por cuerpos de gran masa en movimiento, Perihelio: El punto de la érbita de mayor acercamiento al Sol ‘Singularidad: Desde el punto de vista matematico es un punto enel que una funcién u objeto matemético no esté bien definido. Ea fisica se utiliza para definir lugares 0 instantes de tiempo en Jos que una magnitud fisia diverge, es deci, erece sin limite, ‘como ocurre con la densidad o la temperatura en el instante {nici del universo.