Sei sulla pagina 1di 4

Universidad Nacional Abierta Y A Distancia

Unidad 1: Paso 0

Presentado A: Omar Alejandro Afanador

Presentado Por: Wendy Yurani Villar Daza

Escuela De Ciencias Sociales, Artes Y Humanidades


(ECSAH)

Programa Académico: Comunicación Social

Fómeque Cundinamarca

Fecha:

Día: 30

Mes: 03

Año: 2018
Cada estudiante revisará las lecturas propuestas, indagará referentes conceptuales con
relación a la metodología etnográfica, y construirá un escrito (a manera de reflexión) de
reconocimiento etnográfico que dará respuesta a la siguiente premisa o interrogante:

¿Considera usted que la etnografía es una metodología crítica en las Ciencias Sociales?.

Así como crítica no creo, Ya que es más bien como el conocimiento de las comunidades tal
y como son, Sin prejuicios ni juicios, Mucho menos critica ya que los alcances del método
etnográfico nos conllevan a descubrir la lógica profunda de los sistemas de intercambio y
su articulación con otras dimensiones de la vida social porque existen distintas perspectivas
para conceptualizar la realidad y la visión del mundo basado en la experiencia y exploración
de primera mano, a través de la observación participante y así marcar las interacciones entre
la norma y la desviación, que son fundamentales para la producción de cualquier forma
social, a través de una concepción micro sociológica que supone y legitima a la etnografía,
entendida como proceso y no como técnica..

Este enfoque de la realidad se ve como un fenómeno que se construye constantemente bajo


la influencia de las descripciones de diversas regiones del mundo según Woods (1987) se
puede dar un uso pedagógico a la etnografía si nos centramos los contextos educativos
diferentes, multiculturales, la socialización la para obtención de datos como respuesta a las
mismas , en la actualidad, las investigaciones en Trabajo Social “están buscando e
incorporando otras metodologías para abordar los problemas desde una mirada que permita
este enfoque de la realidad se ve como un fenómeno que se construye constantemente bajo
la influencia de las descripciones de diversas regiones del mundo.

Evitando caer en la frecuente confusión que hay entre hacer observación o trabajo de campo
y etnografía. Se ha asumido que ir a mirar algo en alguna parte y tomar nota es hacer
etnografía. No obstante es aquí donde podemos recomponer la idea de «campo» y su relación
con el método etnográfico. El campo es donde tiene escena la práctica de observación. Es allí
donde se condensa la experiencia y donde se actualiza y reactualiza constantemente el
problema de investigación. Es el lugar donde están dispuestos los elementos que producen la
visión etnográfica, que no es más que la eventualidad de unas realidades no evidentes que, a
través de la interacción, el etnógrafo entra a visualizar. De modo que el campo no está allá a
lo lejos sino que pertenece al campo una manera de pensar que posiciona y proyecta la visión
del investigador. La reflexividad opera aquí en el proceso de construcción etnográfica más
allá de un lugar físico. El método etnográfico comienza así en la experiencia, pero se articula
en la etnografía que, como su nombre lo indica, tiene que ver con la forma en que esa
experiencia vivida es representada y se condensa en una forma textual y significativa, una
escritura que produce descripciones sobre la vida de quien escribe y la de aquellos sobre
quienes se escribe. La etnografía, en ese sentido, implica más que simple y llanamente ir a
terreno; supone un asunto de montaje, de representación, de puntos de vista. Aquí vuelve de
nuevo el problema de la producción del texto etnográfico, ya no como un ejercicio automático
de traducción de la realidad, sino como un asunto reflexivo sobre el contexto de producción,
fundamentalmente sobre la posición que ocupa el autor y el sujeto investigado en el espacio
social.

No es casualidad que los sociólogos estén interesados de una forma muy especial en las
prácticas sociales marginadas, o en la periferia de la ciudad etnografía permite de construir
las percepciones o estereotipos existentes sobre los distintos colectivos estudiados al dar voz
a los mismos, lo que conlleva para los profesionales de la intervención social, considerarlos
como agentes sociales protagonistas de su propio cambio y contribuir en su visibilizacion y
la metodología etnográfica nos permite conocernos y reconocernos en un contexto global que
cada día unifica formas de vida, pero que no tiene en cuenta las necesidades particulares de
las regiones, especialmente de las latinoamericanas como lo es la nuestra. De
empoderamiento.
Bibliografía
Herrera Contreras, J. A. (15 de 12 de 2016). Observacion Etnografico. Obtenido de
http://hdl.handle.net/10596/10572

Vázquez López, J. j. (2013). Revista Electrónica De Investigación Educativa, 15(1), 1-17. Obtenido
de
http://bibliotecavirtual.unad.edu.co:2051/login.aspx?direct=true&db=zbh&AN=89452878
&lang=es&site=ehost-live