Sei sulla pagina 1di 19

1.1.1.

Violencia Familiar

La familia vista desde el enfoque sistémico, es un sistema organizado cuya

dinámica se basa en mecanismos propios de supervivencia. La familia está

encargada de proteger, mantener un equilibrio familiar, Ya que si uno de ellos

presenta una dificultad en el sistema, esto afectará al grupo familiar. Cuando

estos conflictos no llegan a ser resueltos adecuadamente, esto conlleva a generar

una violencia intrafamiliar.

La violencia intrafamiliar es un fenómeno que afecta a nuestra sociedad y día a

día se ha ido impregnando en ella, desde el inicio de la historia hasta la

actualidad; afectando principalmente a nuestros niños y mujeres y causando en

ellos problemas tanto emocionales, psicológicos y físicos.

La violencia intrafamiliar es un fenómeno de ocurrencia mundial en el que las

mujeres y los niños son los grupos más vulnerables es decir quienes se

encuentran en una posición de desventaja en las relaciones de poder en el interior

de la familia. La violencia es un problema de derechos humanos que afecta

profundamente el proyecto de vida de las personas y repercute en el desarrollo de

las comunidades y la sociedad.

La violencia contra las mujeres, niños, niñas y adolescentes en todos los ciclos de

vida y en ámbitos públicos y privados, es un problema de derechos humanos,

social y de salud pública, que se origina en los roles socialmente asignados y

atribuidos a hombres y mujeres, y en relaciones de poder inequitativas y de

subordinación que afectan principalmente a las mujeres; relaciones que al ser

socialmente construidas están sujetas a cambio, modificación y transformación.

Sin embargo en el caso de violencia intrafamiliar, los verdugos, los victimarios,


los abusadores son los miembros adultos del sistema familiar porque son los

ejercen el poder dentro del hogar.

Las víctimas de la violencia tienen en común su vulnerabilidad, que derivan de

muy diversos factores como, por ejemplo su condición de dependencia, su

imposibilidad de tener acceso a los espacios de procuración de justicia por

desconocimiento de cómo hacerlo o por falta de capacidad jurídica, su

desvinculación del medio social y el carácter violento, afectivo y/o dependiente

de sus lazos con el agresor; y que también atiende a razones que resultan de la

pertenencia de las personas involucradas en la violencia a grupos sociales

diversos como los de migrantes o de los indígenas.

La violencia doméstica es aquel tipo de violencia, ya sea física, sexual o

psicológica -en este último caso si se produce de manera ejercida sobre la o

el cónyuge o la persona que está o haya estado ligada al agresor por una

relación de afectividad, o sobre aquellos miembros de la familia que forman

parte del mismo núcleo de convivencia (Castillo, 2014,78).

Es todo acto de violencia que ejerce una persona que está ligada a otra por una

relación de violencia; en la actualidad es uno de los temas más polémicos y

comentados en la sociedad puesto que diariamente ocurren casos en las familiares

peruanas.

Una mujer que sufre violencia física y se ve afectada en su salud mental y

emocional tendrá mayor dificultad para brindarles a sus hijos e hijas la atención,

el afecto y los cuidados apropiados y necesarios para su desarrollo. Lo cual esto


puede generar, o aumentar, sentimientos de no estar haciendo lo correcto como

madre, un porcentaje significativo de casos de violencia física contra la mujer,

niños y niñas son testigos de ella por estar presentes en la mismo lugar o cerca de

donde se desarrolla la violencia. Muchos niños niñas en estas situaciones intentan

intervenir frente a un acto de violencia para proteger a su madre del abuso de su

pareja.

La violencia intrafamiliar traduce una disfunción importante del sistema familiar

en el cual se produce, así como de los sistemas institucionales y sociales que lo

rodean. Los gestos de violencia expresan una situación de abuso de poder pero

también sufrimiento en el abusado, en los abusadores y en aquellas personas que

les son más cercanas

Para que el maltrato se defina como tal deben existir las siguientes características:

recurrente, intencional, acto de poder o sometimiento y tendencia al incremento:

a) RECURRENTE

No se basa en un solo evento. Los actos de violencia en la familia, en cualquiera

de sus formas, son constantes.

b) INTENCIONAL

Quien lo infiere tiene claridad respecto de su conducta, de ahí que sea

responsable de la misma.

c) PODER O SOMETIMIENTO

Quien infiere la violencia tiende a controlar a quien recibe. Su intención es

restablecer, desde su perspectiva, el equilibrio de las relaciones en el hogar.


d) TENDENCIA A INCREMENTARSE

El maltrato se presenta de forma reiterada y al paso del tiempo, cuando los

conflictos no se solucionan, cada nuevo evento se presenta con mayor intensidad,

dañando cada vez más quien o quienes lo reciben.

A) Definición

La violencia intrafamiliar posee una serie de acepciones entre ellas, violencia

doméstica, familiar, maltrato familiar, entre muchas más.

De acuerdo con ello, el término “intrafamiliar” significa “dentro de la familia”

o “en el interior de la familia”, puede propiciar la desavenencia entre sus

miembros. Es por eso que se considera que dicha violencia ocurre entre los

propios miembros de la familia, pudiendo provenir del padre, de la madre o de

los hijos.

Castillo (2014) afirma:

La violencia intrafamiliar como aquella violencia que tiene


lugar dentro de la familia, ya sea que el agresor comparta o haya
compartido el mismo domicilio, y que comprende, entre otros,
violación, maltrato físico, psicológico y abuso sexual. Entendemos
que la violencia doméstica es un modelo de conductas aprendidas,
coercitivas que involucran abuso físico o la amenaza de abuso físico.
También puede incluir abuso psicológico repetido, ataque sexual,
aislamiento social progresivo, castigo, intimidación y/o coerción
económica (p.324).
La Ley de Protección frente a la Violencia Familiar vigente (Ley 26260),

conceptúa a la violencia familiar como: "cualquier acción u omisión que cause

daño físico o psicológico, maltrato sin lesión, inclusive amenaza o coacción

graves y/ o reiteradas, así como violencia sexual, que se produzca entre:

cónyuges, ex cónyuges, convivientes, ex convivientes, ascendientes,

descendientes, parientes colaterales hasta cuarto grado de consanguinidad y

segundo de afinidad; quienes habitan en el mismo hogar, siempre que no

medien relaciones contractuales o laborales; quienes hayan procreado hijos en

común, independientemente que 3 convivan o no al momento de producirse la

violencia" .

En el estudio de la OMS (1988) "ruta crítica de las mujeres" define como

violencia familiar a: "toda acción u omisión cometida por algún miembro de la

familia en relación de poder, sin importar el espacio físico donde ocurra, que

perjudique el bienestar, la integridad física y psicológica o la libertad y el

derecho pleno desarrollo de otro miembro de la familia".

Corsi (2006) define a la violencia Intrafamiliar o Familiar como: “(…) toda

forma de abuso a poder que se desarrolla en el contexto de las relaciones

familiares, que ocasionan diversos niveles de daño a las de esos abusos¨ (pp.18-

19).

El Ministerio de Salud da una definición más técnica y concisa sobre la

violencia intrafamiliar, afirma que es el uso de la fuerza física o moral, así

como las omisiones graves que de manera reiterada ejerza un miembro de la


familia en contra de otro integrante de la misma, que atente contra su integridad

física, psíquica o ambas, independientemente de que pueda producir o no

lesiones; siempre y cuando el agresor y agredido habiten en el mismo domicilio

y exista una relación de parentesco. Además, agrega que la violencia

intrafamiliar puede ser física, psíco-emocional y sexual.

B) Formas que adopta la violencia intrafamiliar

La violencia intrafamiliar tiene muchas formas de acuerdo a quienes son los que

la usan y hacia quienes se dirige esta violencia, y adquiere distintas formas

dependiendo de qué tipo de violencia se trate. Según quien sea el agredido y la

forma de manifestación de la agresión se puede describir a la violencia en

maltrato infantil, violencia conyugal y maltrato a ancianos.

a) Violencia Basada en el género

Castillo (2014) sostiene que :

Son Actos de discriminación donde la violencia es dirigida hacia las

mujeres ya que el agresor considera a la mujer carente de decisiones,

de capacidad y libertad, por lo cual el sexo femenino está inmerso en

una cultura y la sociedad dominante. Sin embargo, la violencia de

género puede también manifestarse en una forma similar para ambos

sexos (p.136).

Esta forma de violencia intrafamiliar se evidencia el pensamiento machista de

agresor puesto que considera a la mujer como un ser inferior (el sexo débil) de

la sociedad donde está sometida a la autoridad del hombre.


b. Violencia basada en la generación

La Violencia basada en la generación está dirigida a niños y niñas que

suelen ser testigos o victimas de diferentes tipos de maltrato como

maltrato físico, emocional y sexual, que afecta directamente e

indirectamente y cuyos efectos pueden estar presente a lo largo de toda

la vida e incluso ser transferidas a generaciones posteriores (p.137).

El maltrato infantil hace referencia a todo tipo de actos o carencias producidas

por los padres o las personas encargadas del cuidado del niño/a, que atentan

contra su integridad corporal, su desarrollo físico, afectivo, intelectual o; moral

y cuyas manifestaciones son el descuido o lesiones de orden físico, psíquico o

sexual. Entonces, se considera como maltrato intrafamiliar tanto a las acciones

como a las omisiones cometidas por los adultos responsables del cuidado

cotidiano de niños y niñas en el ámbito familiar. Estos han de ser de carácter

intencional y no accidental.

B) TIPOS

Consideramos que es fundamental explicar y determinar los diferentes tipos de

violencia familiar.

a) Violencia Física

Está representada por el empleo de la fuerza física, realizada en forma de

golpes, empujones, patadas y lesiones, provocadas con distintos objetos o

armas. Este tipo de violencia, en ocasiones, puede terminar en suicidios u

homicidios y se manifiesta por la aparición de hematomas, magulladuras,

moretones, heridas, fracturas, dislocaciones, cortes, pinchazos, lesiones

internas, asfixia o ahogamiento.


Se considera a la violencia física intrafamiliar como toda acción u omisión

cometida en el seno de la familia ocasionando daños físicos a uno de sus

integrantes, siendo los más vulnerables niños, niñas, mujeres y ancianos.

Tomando en cuenta que muchas de las veces al ser testigos o víctimas de esta

violencia los niños y niñas se verán afectados en su desarrollo conductual,

emocional, cognitivo, a largo o corto plazo de su vida.

Carrasco (2012), sostiene que:

Es el uso de la fuerza física, es decir es el daño corporal que le

hace a alguien aparentemente más débil (…) con el objeto de

lograr que la víctima haga o deje de hacer algo que no desea o

simplemente para causar sufrimiento y hasta la muerte en la

persona agredida. (p.14)

La violencia física es generalmente recurrente y aumenta en frecuencia y

severidad a medida que pasa el tiempo, pudiendo causar la muerte de una

persona. Se refiere a cualquier lesión infligida que provoca un daño físico o

enfermedad en un adolescente.

Peña (2008) sostiene que:

La Violencia física Se refiere a toda acción u omisión que genere

cualquier lesión infligida (hematomas, quemaduras, fracturas, lesiones de

cabeza, envenenamientos), que no sea accidental y provoque un daño

físico o una enfermedad. Puede ser el resultado de uno o dos incidentes

aislados, o puede ser una situación crónica de abuso (p.365).

No hay violencia física sin previa agresión psicológica. Una vez conseguido el

objetivo del dominio y control de la víctima, el agresor no suele detenerse en


ese estadio: si no que, reforzado en su conducta, al haber obtenido la sumisión

incondicional de la mujer, toma como una provocación la falta de respuesta de

ella, y entonces pasa a la acción física.

Es importante considerar que la violencia física hace referencia a todas las

acciones que afectan directamente al cuerpo y a la salud de las víctimas sean

estas bofetadas, empujones, patadas, agresiones con objetos, golpes y otros. Las

consecuencias visibles de esta violencia son lesiones en el cuerpo, abortos,

incapacidades e incluso la muerte.

La violencia física intrafamiliar presenta diferentes niveles de agresividad hacia

sus víctimas, en los cuales se desencadena una serie de agresiones que va desde

lo leve hasta llegar a ocasionar en muchos casos daños irreparables hacia las

víctimas. La violencia intrafamiliar ha sido clasificada en tres niveles de

gravedad según el tipo de lección inferida, por lo cual se ha caracterizado las

acciones violentas de la siguiente manera (Grosman, 1989):

Nivel 1 de gravedad (Leve)

Este nivel tiene una baja frecuencia; es decir sacudir, empujar, arrojar algo a la

víctima.

Nivel 2 de gravedad (medio)

Este nivel se caracteriza por tener un nivel más alto de agresión como puede ser

golpe con los puños, amenazas con objetos corto punzantes, morder, cachetear,

a sus víctimas.
Nivel 3 gravedad (grave)

Este nivel llega a los extremos, es decir donde existen intentos de matar a las

víctimas, como puede ser por ahogamiento, usar armas, ocasionando así la

muerte.

b) Violencia Emocional o Psicológica

Su objetivo es de causar daños emocionales, provocando baja autoestima o

muchas veces depresión. Esta se da por medio de insultos, ofensas verbales,

comentarios hirientes, críticas destructivas, indiferencia, chantaje, abandono y

humillación, entre otras. Es la capacidad de destrucción a través del gesto, las

palabras y el acto. No se dejan huellas visibles inmediatas, sino que, con el

pasar de los años, esto se transforma en un problema de la misma persona. El

agresor presenta cambios de humores, opina negativamente sobre la apariencia

de su pareja, su forma de ser o lo que realiza en público como en privado.

La violencia psicológica es un fenómeno que afecta a nuestra sociedad, son

acciones que afectan directamente a la salud mental o emocional de las víctimas

y se manifiestan por palabras soeces, amenazas, insultos burlas, encierros celos

y otros abusos, llegando a obtener serias consecuencias en las personas víctimas

del abuso, como la ansiedad, depresión, agresividad temor resentimiento,

inseguridad, inestabilidad, perdidas de autoestima y otros.

Peña (2008) afirma que:

La Violencia psicológica Es toda acción u omisión destinada a

degradar o controlar las acciones, comportamientos, creencias y

decisiones de otras personas, por medio de intimidación,


manipulación, amenaza directa o indirecta, humillación, aislamiento o

cualquier otra conducta que implique un perjuicio en la salud

psicológica, la autodeterminación o el desarrollo personal. Se presenta

bajo las formas de hostilidad verbal como por ejemplo, insultos,

burlas, desprecio, críticas o amenazas de abandono; también aparece

en la forma de constante bloqueo de las iniciativas de la víctima por

parte de algún miembro de la familia (p.354).

Carrasco (2012), establece manifestaciones de violencia psicológica que

es propicio destacar:

- Rebajar, insultar, ridiculizar, humillar.

- Utilizar juegos mentales e ironías para confundir.

- Indiferencia y poca afectividad.

- Asustar con miradas, gestos o gritos.

- Amenazas de agresión física, abandono, suicidio, matar, llevarse a

los niños.

- Insultos repetidamente en privado y en público.

- Culpabilizar de problemas a la víctima.

- Generar un ambiente de terror constante. (p.18)


C) Violencia Sexual

Se considera violencia sexual a “todo maltrato que constituya imposición

en el ejercicio de la sexualidad de una persona y que la obligue a tener

relaciones u otras prácticas sexuales con el agresor o con terceros,

mediante el uso de fuerza física, intimidación amenazas o cualquier otro

medio coercitivo”. La violencia sexual es considerada como un acto en el

cual se obliga a la víctima a tener relaciones sexuales sin su

consentimiento, utilizando así el chantaje o engaños en caso de los niños

y niñas. Estos actos son intencionales y premeditados, las victimas

agredidas viven una sexualidad para los demás, en donde su placer no

existe o está muy mezclado con sentimientos de culpabilidad, lo que los

conduce a rechazar su cuerpo y su sentir.

Castillo ( 2014) afirma que:

La violencia sexual es aquella que se manifiesta con agresiones

a través de la fuerza física, psíquica o moral, rebajando a una

persona a condiciones de inferioridad, para implantar una

conducta sexual en contra de su voluntad. Este es un acto cuyo

objetivo es someter el cuerpo y la voluntad de la víctima

(p.148)

D) Fases de la Violencia
De acuerdo al ciclo marital formulado por Walker la violencia entre la

pareja se da en situaciones fijas que pueden ser referidos a tres fases, su

duración e intensidad dependerá según las parejas, estas fases son:

a) Acumulación de tensión

Se caracteriza por la acumulación de tensión en las interacciones. Es un

período de agresiones psíquicas y golpes menores en el que las mujeres

niegan la realidad de la situación y los hombres incrementan la opresión,

los celos y la posesión, creyendo que su conducta es legítima.

b) Fase aguda de golpes

Caracterizada por el control y la inevitabilidad de los golpes. Las mujeres

se muestran sorprendidas frente al hecho que desencadena de manera

imprevista ante cualquier situación de la vida cotidiana, por trivial que

fuera.

c) Amante

Opuesto a la fase dos se distingue por una conducta de arrepentimiento y

afecto de hombre golpeador, y de aceptación de la mujer que creen en su

sinceridad. En las fases antes mencionadas se puede considerar que las

interacciones violentas en una pareja están relacionadas con un aumento

de las tensiones en las relaciones de poder establecido, llegando a

situaciones más tensas, que a su vez podrá llegar a la violencia física.

Considerando esta situación como un intento de rescatar el poder perdido

o muchas veces nunca alcanzado, utilizando la fuerza fisca y emocional.

E) Contexto Social
Las muy elevadas estadísticas, y sin considerar la denominada cifra negra,

revelan que la violencia familiar no es exclusiva de una determinada geografía

o estrato social. En realidad, la violencia familiar se trata de un problema de

mayor entidad porque su origen es estructural, es decir, nuestra propia sociedad

y cultura potencia que la mujer y los niños o adolescentes, adopten una posición

de subordinación con respecto al hombre.

Es cierto, el maltrato suele formar parte de nuestra socialización y por tanto de

la rutina en la convivencia, y el hecho de verse como una conducta ordinaria,

imposibilita asumir la realidad de dichas circunstancias o cuando se toma

conciencia, ya las consecuencias son muy graves.

F) Causas de la Violencia Familiar

Los diferentes estudios que existen en este campo coinciden en señalar que el

origen de la violencia es de carácter multifactorial, es decir, hay diferentes

condiciones que contribuyen a que aparezcan y no son siempre las mismas.

Es necesaria una protección legal, pero es urgente que nuestra sociedad

adquiera nuevos y mejores hábitos de crianza y convivencia. Aún en la

posibilidad de parecer alarmista, es menester una reeducación en cuanto al trato

familiar, el que lamentablemente para muchos está caracterizado por la

violencia, el rechazo y la indiferencia. Para lograr el cambio de esta situación se

requiere, en un inicio, el replanteamiento de los papeles del padre y la madre

frente a los hijos, con el fin de que éstos últimos en el futuro respondan a las

expectativas de sus progenitores.


Las teorías que explicarían la violencia familiar son :

a) El Modelo Intra-psíquico

Desarrollado por algunos psiquiatras y psicólogos, se centra en el agresor como

sujeto con características anormales (psicopatológicas), etiquetándolo como

antisocial, perverso, o hasta débil mental.

b) El Modelo psicosocial

Esta teoría enfatiza la importancia del ambiente inmediato en la adquisición de

comportamientos violentos, refiriéndose a la familia, la comunidad, etc. El

proceso inicia desde la niñez y éstos aprenden por imitación (aprendizaje

vicario) muchas conductas de los adultos cercanos así como adquieren sus

creencias y estilos de pensamiento y afrontamiento emocional

c) LaTeoría Sistémica

Esta teoría afirma que la violencia es el resultado de cierto estilo de interacción

conyugal (o familiar), es decir que el acto de la violencia no cae sólo en el

agresor, pues una persona maltrata pero la otra mantiene ese tipo de relación,

entonces la intervención tiene necesariamente que realizarse con el subsistema

conyugal o el sistema total de la familia.

d) El Modelo Socio-Cultural

Esta teoría focaliza su atención en las macro variables de la estructura social,

sus funciones y sistemas sociales que afectan a la persona agresora


e) El modelo Ecológico

Esta teoría es planteada por Urie Bronffenbrenner quien agrupa un conjunto

más amplio de variables y explica el desarrollo humano en general. Se plantea

como tres niveles de sistemas (contienentes y contenidos por cada subsistema):

el microsistema (variables individuales del sujeto incluyendo su familia de

origen), el exosistema (instituciones sociales, educación, trabajo,

entretenimiento, etc.), y el macrosistema (cultura, creencias y valores,

conceptos, a nivel de sociedad).

a Carrasco (2012), quién sostiene que los factores que causan violencia

intrafamiliar son los siguientes:

- La falta de respeto, comunicación, comprensión entre las personas.

- El alcohol, actúa desinhibiendo al que lo consume, incrementando

la impulsividad y liberando los impulsos agresivos, con lo que

muchos comportamientos violentos están precedidos por el

consumo de alcohol.

- Las drogas también favorecen las conductas delictivas y violentas

por un proceso de destrucción ética y social de la personalidad y por

la necesidad imperiosa de procurarse la droga de forma más o

menos inmediata.

- Falta de control del carácter, de los impulsos, generando violencia.

d) Consecuencias de la violencia intrafamiliar


a) En lo personal

- Temor: constituye la reacción más común por las constantes

amenazas y situaciones violentas vividas.

- Inseguridad: la persona agredida se muestra indecisa e incompetente

para la toma de decisiones, como consecuencia de la inestabilidad

que tiene frente a la pareja y el no saber cómo enfrentar el problema.

- Culpa: la víctima asume que todo lo que le está sucediendo es

únicamente su responsabilidad, se considera culpable de los hechos

de violencia porque cree que en alguna medida merece ser castigada.

- Vergüenza: se expresa con la tendencia a silenciarla situación que

atraviesa o con dificultad para expresar lo que le sucede.

- Aislamiento: la víctima tiene la sensación de ser la única que tiene

este tipo de problemas, por lo cual le resulta difícil pedir ayuda.

- Falta de empoderamiento: imposibilidad para tomar decisiones sobre

su situación actual, debido a la gran inseguridad que presentan.

b) En la salud

- Baja autoestima: poca o escasa valoración sobre su propia persona.

La pérdida del amor y respeto a sí misma, genera problemas para

desenvolverse en todos los ámbitos de la vida.

- Depresión: sentimiento, de profunda tristeza y pérdida de sentido de

la vida como consecuencia de no haber logrado la felicidad, la unión

familiar, la armonía familiar.


- Dependencia emocional: la víctima se siente limitada en su

actuación, pensamiento y sentimientos, porque sus decisiones van a

depender de la aprobación del agresor.

c) En lo productivo y laboral

- Dependencia económica con relación al agresor.

- Baja productividad, menos horas/mujer.

- Pobreza.

- Pérdida de propiedades.

d) En lo social

La problemática de la violencia tiene indudables

repercusiones sociales que afectan a la comunidad en su

conjunto, generando problemas de anomía colectiva,

relaciones interpersonales deficientes, comportamiento

extremo de los individuos y el traslado de padres a

hijos(as) de actitudes violentas en la familia. (Núñez y

Castillo, 2015, p.41)

La violencia familiar es generadora de pobreza y subdesarrollo, debido

a que la persona maltratada tiene bajo rendimiento en el trabajo, es

impedida de realizar actividades productivas o, como producto de la

violencia, no puede trabajar.