Sei sulla pagina 1di 73

Primera sesión práctica

María Montessori dice que escribir es complejo y para poder escribir el niño tiene que superar dificultades motoras y dificultades intelectuales.

En esta sesión nos ocuparemos de los dos materiales desarrollados para la parte motora: los encajes metálicos y las letras de lija haciendo antes una breve introducción a los ejercicios de vida práctica realizados en infantil como preparación para la lecto- escritura.

Primera parte Origen del lenguaje oral y del lenguaje escrito

Juego de mímica

Una de las partes más importantes en Montessori es despertar en el niño sentimientos de gratitud hacia todo lo que nos ofrece la naturaleza y que hace que las cosas sean más fáciles.

La maestra pide a los niños que piensen en el ser humano primitivo que tenía que comunicarse con los demás y todavía no tenía un lenguaje, les pregunta: “¿Cómo os imagináis que hacían? ¿Con qué se podían comunicar? ¿A qué podían recurrir?” El niño enumerará diversos objetos de la naturaleza.

La maestra propone a toda la clase el siguiente juego. Les pide que formen grupos de cuatro, les invita a que se imaginen que no tenemos lenguaje hablado todavía y que durante quince minutos se reúnan por grupos para decidir alguna escena que quieran representar a los demás niños. Al cabo de los quince minutos los grupos representan ante los demás el mensaje sin palabras que han preparado. No pueden utilizar signos conocidos. El resto de niños tienen que averiguar qué tratan de decir.

Después de haber realizado el juego la maestra pregunta: “¿Qué tal hubiera sido sin poder hablar? ¿Cómo habría podido ser en la antigüedad sin poder comunicarse con el lenguaje hablado?”. Surge toda una reflexión sobre el tema.

Objetivo

La finalidad de este ejercicio es despertar en el niño tanto la curiosidad por el origen del lenguaje como sentimientos de gratitud y de admiración hacia esos seres humanos que nos dejaron un lenguaje para poder comunicarnos.

Inventar los nombres de las cosas

Material que necesitaremos

Algunos objetos del aula.

1

La maestra invita a cinco niños y les dice: “Daos una vuelta por todo el aula y

que cada uno traiga algo que le guste, cualquier cosa”. Colocan los objetos sobre la mesa. La maestra pregunta a cada niño: “¿Qué trajiste?”. Los niños contestan y la maestra dice: “Ahora pensad cada uno un nombre diferente para su objeto, una palabra que no exista”. Los niños inventan los nombres. La maestra pregunta:

“¿Cómo se llama éste?” señalando un objeto, “¿Cómo se llama éste?”, pregunta por el nombre de todos los objetos. A continuación dice a un niño: “¿Me puedes pasar

el

?”,

hace lo mismo con el resto de objetos y de niños.

Luego les propone que se pidan los objetos entre ellos. Un niño dice: ”¿Me pasas

el

?”.

Los niños establecen entre ellos una serie de peticiones e intercambios.

A continuación la maestra pregunta señalando la mesa: “¿Cómo le podríamos

llamar a esto?” Un niño responde: ”Rugo”. La maestra les pide: “¿Podéis poner los objetos en el rugo?”. Una vez colocados los objetos sobre la mesa la maestra les

propone: “¿Podéis inventar oraciones con estos objetos?”. Los niños inventan oraciones.

Al final la maestra pregunta: “¿Qué hicimos?”. Inventar nombres para las cosas.

“Si te pido que vayas al otro salón y que le pidas a alguien un “lala” ¿qué te dirán?”, el niño dice: “No sabrán lo que es porque no saben cómo hemos llamado a estas cosas”.

La maestra comenta: “Así se inició el lenguaje, un grupo de personas se ponían de acuerdo para llamar a las cosas, cuando viajaban no se entendían con los de otra tribu, de ahí surgieron los diferentes idiomas”. Les invita a que sigan inventando continuamente palabras en su vida diaria.

Les pide que lleve cada uno su objeto a su lugar.

Objetivos

Introducir la idea de que el hombre tuvo que poner nombre a cada cosa que veía,

y que esto se hace de forma consensuada entre un grupo de personas. Esto provoca distintas formas de hablar entre distintos grupos humanos, distintos idiomas.

Despertar admiración y gratitud.

Indirectamente se produce una sustantivos.

iniciación a la gramática, al conocimiento de los

El teléfono roto

La maestra le pide a un niño que diga al oído un mensaje a su compañero, éste se

lo transmite al siguiente y así sucesivamente hasta llegar al último niño. El último

niño dice lo que ha llegado a sus oídos, que no tendrá nada que ver con el mensaje inicial. Se puede hacer con todos los niños o con un grupo.

Técnica del rumor

Material que necesitaremos

2

Papel y lápiz o una oración ya preparada.

La maestra invita a cinco niños, les pide a cuatro de ellos que salgan afuera. Escribe una oración en un papel y se la lee al niño que ha quedado adentro. Invita a entrar a uno de los niños que están afuera y le pide al niño que se quedó dentro que le diga el mensaje. A continuación hace pasar al siguiente niño y el anterior le transmite el mensaje, así sucesivamente. La oración que dice el último es muy diferente a la original. Preguntar qué observan.

Objetivo

Se trata de que vean cómo el lenguaje hablado se distorsiona con la transmisión oral. A través de las generaciones iba cambiando totalmente el mensaje. De aquí surge la necesidad de la representación gráfica para la permanencia del mensaje.

Mensaje sin palabras

Material que necesitaremos

Papel o cartulinas y lápices.

La maestra pregunta: “¿Alguno de vosotros conoce alguna leyenda?”. Un niño cuenta una leyenda. La maestra pregunta:”¿Qué puede haber de cierto en esa leyenda?” Los niños contestan lo que ellos consideran. La maestra pregunta: “¿Qué puede haber de invención?” Los niños hacen sus aportaciones.

La maestra pregunta: “¿Qué creéis que hicieron los humanos cuando querían transmitir mensajes para sus descendientes y que no se distorsionaran?”, los niños contestarán: “Escribiendo”. La maestra continúa: “Pero ¿cómo escribieron al principio?”. Con dibujos…

La maestra propone a los niños que se agrupen en grupos de tres a cinco niños y que hagan un mensaje con dibujos. Cogen una cartulina por grupo. Les deja para hacerlo unos quince minutos. A continuación el resto de los niños tendrán que interpretar los mensajes de los dibujos.

La maestra pregunta: “¿Qué habéis visto?”. Los niños dicen qué ven en los dibujos.

Cuando ya todos han mostrado sus dibujos la maestra les pregunta: “¿Os resultó

fácil, difícil? ¿Cómo os sentisteis?

”.

La maestra pregunta la conclusión: “¿Qué habéis observado?”.

Vemos cómo el hombre se dio cuenta de que si quería dejar rastro de lo que hacía podía empezar a dibujar.

Objetivo

Estos ejercicios hacen ver al niño que con la escritura la comunicación es más fácil.

Escritura pictográfica

3

Material que necesitaremos

Dos carteles: Cartel 1 (las canoas), cartel 2 (la caza)

 Dos carteles: Cartel 1 (las canoas), cartel 2 (la caza) Les decimos a los niños:

Les decimos a los niños:

Cartel 1

Vamos a ver unas escrituras pictográficas que están en un museo en Montreal y las podemos encontrar en un libro de A.C. Moorehouse(cartel 1).

Les mostramos el cartel a los niños y les preguntamos: “¿Qué veis aquí?”.

Tras escuchar sus respuestas les comentamos que la interpretación que hacen los estudiosos es que son cinco canoas que parten, en una de ellas va el jefe que está representado por el martín pescador. La tortuga significa que llegaron a salvo. Y las líneas curvas significan que estuvieron fuera tres días y los círculos tres noches.

que estuvieron fuera tres días y los círculos tres noches. Cartel 2 A continuación presentamos otro

Cartel 2

A continuación presentamos otro cartel (cartel 2) y preguntamos a los niños: _ “¿Qué veis aquí?”.

Tras escuchar sus respuestas les comentamos que la interpretación que hacen los estudiosos es la siguiente: “Tres de nosotros iremos de caza dice uno de ellos, estaremos fuera tres noches y luego regresaremos”.

Escritura jeroglífica

Material que necesitaremos

Cartel

Papel y lápiz

4

Cartel 3 Invitamos a un grupo de niños y les pedimos que dibujen un hombre,

Cartel 3

Invitamos a un grupo de niños y les pedimos que dibujen un hombre, el mar, un pez, la lluvia, el cielo y el sol.

Después de que los niños muestren sus dibujos les mostramos un cartel (Cartel 3) donde están hechos estos dibujos que se han realizado hace mucho tiempo en tres lugares diferentes: el de arriba en Norteamérica, el de en medio en China y el de abajo en Egipto. Los comparan con los suyos.

Carteles de la historia de la escritura

La maestra

puede mostrar

a

los niños

diversos carteles que muestren la

evolución de la escritura hasta llegar a los alfabetos actuales.

También

poemas

).

se

aportarán

textos

en

diferentes

idiomas

(periódicos,

libros,

Los niños pueden centrarse en un alfabeto concreto y hacer una investigación sobre su evolución.

5

Segunda parte Materiales para la introducción a la práctica de la escritura

Actividades preparatorias para el desarrollo de la parte motora de la lecto-escritura en infantil

Aquí presentamos una serie de actividades que suponen una preparación para la lecto-escritura desarrollando la psicomotricidad fina, la atención y concentración, el sentido de secuenciación, el movimiento de pinza necesario para coger el lápiz, el movimiento de izquierda a derecha

- Pinzas; colocar pinzas en el borde la cestita

- Trasvasar: con una cucharita trasvasar semillas de un cuenco a otro

- Trasvasar con esponja: con una esponjita trasvasar agua de un cuenco a otro

- Con unas pinzas de hielo trasvasar de una huevera a otra nueces

- Trasvasar con unas pinzas de depilar semillas de un cuenco a otro

- Trasvasar con un gotero agua coloreada de un vasito a otro

- Abrir y cerrar diversos tipos de candados

- Enroscar tornillos con tuercas de diferentes tamaños

- Abotonar, cerrar y abrir cremalleras, cerrar y abrir cierres de velcro, hacer lazos

Los encajes metálicos

abrir cierres de velcro, hacer lazos Los encajes metálicos Material que necesitaremos  Los dos expositores
abrir cierres de velcro, hacer lazos Los encajes metálicos Material que necesitaremos  Los dos expositores

Material que necesitaremos

Los dos expositores con los encajes metálicos, uno tiene figuras curvas 1 y el otro figuras rectas.

Papel y lápices de colores.

La maestra pregunta: “¿Alguien quiere venir?”, le acompaña hasta la estantería donde está el material y le pide que escoja una de las figuras de los expositores.

1 Siempre empezamos con las líneas curvas porque la línea curva es un movimiento mucho más natural para la mano.

6

Cuando el niño lo elige, supongamos que el círculo, la maestra le pregunta: “Qué figura es?“ “Un círculo” Si no lo sabe la maestra se lo dice.

Coge el marco del círculo y lo coloca en una mesa, coge el círculo y lo coloca a su lado. Le pide que elija tres lápices de colores. Toma también un papelito del mismo tamaño del marco.

La maestra coloca sobre el papel el marco y el círculo insertado. La maestra dice “Vamos a dibujar el encaje” o bien “Vamos a dibujar el perímetro del círculo”. Retira el círculo, coge un color y dibuja el círculo sirviéndose de la ayuda del marco.

y dibuja el círculo sirviéndose de la ayuda del marco. A continuación quita el marco, lo

A continuación quita el marco, lo coloca a un lado y coge el círculo, sitúa el círculo

sobre el círculo dibujado y dibuja de nuevo el círculo por el mismo lugar pero con otro color, devuelve el círculo a su encaje.

lugar pero con otro color, devuelve el círculo a su encaje. Le dice al niño: “Ahora
lugar pero con otro color, devuelve el círculo a su encaje. Le dice al niño: “Ahora

Le dice al niño: “Ahora vamos a dibujar la superficie del círculo”. Toma otro color y

comienza a rellenar con líneas paralelas el dibujo. La maestra le pregunta al niño si

él quiere acabar de rellenar el círculo 2 .

niño si él quiere acabar de rellenar el círculo 2 . La maestra le propone al

La maestra le propone al niño que cree sus propios diseños.

Objetivo

2 Se puede rellenar de muchas maneras: con líneas curvas, con círculos, con puntos… Se trata de dominar la psicomotricidad fina así que siempre se tendrán que hacer líneas o puntos.

7

La grafo motricidad, preparar la mano para la escritura.

Indirectamente se está trabajando la geometría al así como conceptos como perímetro y superficie.

Descubrir la combinación de formas.

dar el nombre de las figuras

Otras actividades paralelas

También se pueden superponer figuras y crear dibujos de este modo. Se pueden hacer mandalas …

Pueden hacer libritos con sus dibujos. También un cuadro.

Las letras de lija 3

Material que necesitaremos

Una caja con las letras de lija, las vocales rojas y las consonantes azules.

letras de lija, las vocales rojas y las consonantes azules. La maestra invita a dos o
letras de lija, las vocales rojas y las consonantes azules. La maestra invita a dos o
letras de lija, las vocales rojas y las consonantes azules. La maestra invita a dos o

La maestra invita a dos o más niños 4 . Coloca sobre la mesa la caja de las letras de lija, a la derecha.

3 De esta forma introducimos algunas letras y otras con el alfabeto móvil. Ya no hay que presentar todas las letras de lija. Se comienza con las cinco vocales y se van introduciendo las consonantes de dos en dos, preferentemente primero las de sonido largo (m, n…) y luego las de sonido corto (t, p…).

4 En infantil se trabaja de una en una en la mesa.

8

Toma la letra a, pasa sobre ella los dedos índice y medio siguiendo el movimiento de escritura de la letra mostrándosela a los niños y nombrándola. Deja la a en la mesa y toma la i, hace el mismo proceso.

Le pregunta a un niño si quiere tocar la i. El niño la toca haciendo el mismo movimiento que la maestra. Entonces le pide que toque la a. A continuación le pide lo mismo a los otros niños. También les pedirá: “Pon aquí la a”, “Pon aquí la i”.

Coge la i, se la muestra a uno de los niños y pregunta:” ¿Cuál es ésta? , coge la a, se la muestra a otro de los niños y le pregunta lo mismo, hace el mismo proceso con todos los niños y las letras.

aire. Todos lo hacen nombrándola. A

continuación propone trazar a en el aire.

Toma la letra toquen.

Pregunta a un niño cogiendo la i: “¿Cuál es ésta? “. Repetirá esta pregunta a todos los niños refiriéndose a las tres vocales que hay sobre el tapete.

La maestra dice: “Vamos a trazar a en el aire”, luego hace lo mismo con la o y con la i. 5

La maestra le pide a un niño que piense una palabra que empiece con a, otra con iy otra con o.

Otro día haremos el mismo proceso con otras tres letras y así hasta completar el abecedario.

Objetivo

Propone

a

los

niños trazar la

i

en

el

o, la perfila con los dedos y les pide por turno a los niños que la

Conocer las letras.

Observaciones

Estos tres materiales son paralelos: encajes, letras de lija y alfabeto móvil (que veremos más adelante).

La pared es una parte importante que ayuda a reforzar. En la pared están puestas las letras, cuando alguna se le dificulta la puede ver en la pared y tocar.

Cuando a un niño se le resiste alguna letra no se la debe hacer la maestra porque piensa: “Tú si puedes y yo no”, mejor que utilicen el material.

Muy importante: Las letras se presentan con sus sonidos no con sus nombres (no le decimos al niño: “Ésta es la eme” sino “Ésta es la mmm” y así con todas)

a, sonido “aaa”

b, v, w sonido “bbb”

c, q, k sonido “kkk”

5 Podemos introducir las letras de dos en dos o de tres en tres.

9

d, sonido “ddd”

e, sonido “eee”

f, sonido “ffff”

g, sonido “gggg”

i, sonido “iiii”

j, sonido “jjj”

l, sonido “llll”

m, sonido “mmmm”

n, sonido “nnnn”

ñ, sonido “ññññ”

o, sonido “ooo”

p, sonido “pppp”

r, sonido “rrr”

s, sonido “ssss”

t, sonido “ttt”

u, sonido “uuuu”

x, sonido “cscscs”

y, sonido “ll ll ll”

y, sonido “i”

z, sonido “zzzz”

La conexión de las letras

Una vez que el niño ha trabajado con las vocales y algunas consonantes se le presenta la conexión de las letras con las letras de lija.

Material que vamos a necesitar

Las letras de lija

El niño ya ha trabajado con las vocales y algunas consonantes con las letras de lija.

La maestra toma una consonante (la p por ejemplo) y pregunta al niño: “¿Qué sonido es éste?” El niño responde. La maestra toma una vocal (la a por ejemplo) y pregunta al niño: “¿Qué sonido es éste?” El niño responde.

10

A continuación coloca ambas letras juntas y marca con los dedos índice y medio ambos (pa) mientras pronuncia pa.

Realiza el movimiento dos o tres veces y luego le dice al niño: “¿Puedes hacerlo tú?” El niño hace el movimiento y lee pa.

Del mismo modo se procede cambiando las vocales.

Se puede hacer con dos o tres consonantes.

Objetivo

La grafo motricidad, preparar la mano para la escritura. Preparación para la lectura de las sílabas.

Indirectamente está trabajando la lectura.

Bandeja de sémola

Material que necesitaremos

Las letras de lija

Una bandeja de un color que contraste con la sémola

Sémola o similar

En la bandeja echaremos una fina capa de sémola y mostrándole al niño una letra que esté trabajando le pedimos que la trace en la sémola con el dedo índice y el corazón. A continuación movemos la bandeja suavemente diciendo: “¡Es mágica! ¡Ha desaparecido la letra!”.

Se escriben del mismo modo el resto de las letras, siempre trazándolas primero con los dedos sobre la letra de lija.

Ejercicios de análisis de sonido

Estos ejercicios ayudarán a las niñas y niños a tomar conciencia de los sonidos que forman las palabras. Estos ejercicios se harán tan a menudo como sea posible: es una de las formas más importantes de prepararles para la lectura y la escritura.

Juego del “Yo veo”

posible: es una de las formas más importantes de prepararles para la lectura y la escritura

11

Primer nivel: Un sonido inicial y un objeto cada vez, sin posibilidad de cometer errores

Material que necesitaremos

Una cestita con objetos que tienen diferente sonido inicial (evitar

también al principio los sonidos muy similares: b/p, d/t

)

La maestra coloca sobre la mesa a la derecha una cestita con diversos objetos que tengan diferente sonido inicial. Invita a un niño.

La maestra coge uno de los objetos de la mesa y lo coloca sobre la palma abierta de su mano izquierda y dice: “Yo veo en mi mano un objeto cuyo nombre empieza con u”. El niño dice el nombre. Sigue del mismo modo con todos los objetos pero cambiando la ubicación o el modo de presentación: sobre la mesa, una cosa que estoy moviendo, una cosa que estoy tocando

Segundo nivel: Identificar un objeto por su sonido inicial.

Material que necesitaremos

Una cestita con objetos que tienen diferente sonido inicial .

La maestra coloca frente al niño dos objetos, cada uno de ellos con un sonido inicial distinto y dice: “Veo, veo una cosita que empieza con el sonido m” Ahora el niño tiene que elegir.

Se continúa del mismo modo con otros dos objetos.

Cuando se quiera aumentar el reto se colocan tres objetos y se añaden más gradualmente hasta tener un máximo de cinco a la vez.

Un grado mayor de dificultad es colocar objetos que tengan sonidos iniciales muy parecidos: d/t, m/n, p/b

Tercer nivel: Identificar objetos con el mismo sonido inicial.

A partir de los tres años o tres años y medio.

Material que necesitaremos

Una cestita con objetos, algunos tienen el mismo sonido inicial.

La maestra le dice al niño: “Veo, veo unas cositas que empiezan por el sonido s” El niño toma todos los objetos que empiecen por dicho sonido.

También se le puede pedir que señale los objetos del aula que comiencen por un determinado sonido.

El objetivo de este tercer nivel es hacer que el niño tome conciencia de que muchos nombres de objetos pueden empezar con el mismo sonido. Una vez dominada esta etapa la maestra podrá iniciarle en las letras escritas con las letras de lija.

Cuarto nivel: El sonido inicial y el sonido final de las palabras.

Material que necesitaremos

12

Una cestita con grupos de objetos que empiezan con el mismo sonido pero que acaban con sonidos distintos (ej: balón, bolsa, barco Elige suficientes objetos para mantener el interés del juego.

La maestra dice: “Veo, veo una cosita que empieza con el sonido b y acaba con el sonido n. Al principio puede necesitar un poco de tiempo para aprender a escuchar el último sonido. Si dice: “bolsa”, la maestra ha de ser positiva en su respuesta:

“Sí, “bolsa” comienza por el sonido b pero te he pedido una cosa que empieza con el sonido b y acaba con el sonido n. Vamos a escuchar el último sonido de “bolsa””. La maestra ha de pronunciar lenta y cuidadosamente. Ha de ayudarle a escuchar los sonidos de los otros objetos hasta que encuentre “balón”.

Se procede del mismo modo con el resto de objetos.

También se puede hacer con los objetos del aula o con los nombres de los niños.

Quinto nivel: Todos los sonidos de la palabra.

Material que necesitaremos

Una cestita con objetos diversos.

Una vez que el niño puede encontrar con facilidad palabras que empiecen y acaben por determinados sonidos ya podrá pronunciar todos los sonidos de una palabra.

Se comenzará con palabras cortas y progresivamente se van haciendo más largas.

Finalmente no será necesario observar los objetos, se inventarán las palabras. Será divertido buscar palabras cada vez más difíciles de pronunciar.

A partir de este momento los niños estarán preparados para utilizar el alfabeto móvil.

Sexto nivel: Elegir un sonido y encontrar palabras que contengan ese sonido en su principio o final o en un lugar intermedio.

La maestra le pide al niño que piense en un sonido, a continuación que piense en todas las palabras que contengan ese sonido al principio, o bien al final, o bien en una posición intermedia. Del mismo modo con varios sonidos. Pueden jugar todos los niños.

Objetivo

Ayudar a desarrollar la conciencia respecto de los sonidos de las palabras. La conciencia fonológica es esencial para empezar a leer y escribir.

Otras actividades

Estos ejercicios se pueden hacer a diario con variaciones: con objetos, con los nombres de los niños…

La maestra puede decir: “Pueden salir los niños que su nombre empiece por t”.

Se pueden pedir cosas que estén en el ambiente y que empiecen por p y terminen por a

También en lugar de utilizar objetos se pueden utilizar ilustraciones.

13

Se pueden tener cajitas o cestitas con imágenes que empiezan por el mismo sonido (podemos tener también el sonido en una tarjeta).

También se pueden tener mezcladas tarjetas para que el niño agrupe por mismos sonidos iniciales o por sonidos finales o, como último paso, que deletree todos los sonidos.

Primera escritura, con el alfabeto móvil

El alfabeto móvil

Una vez que el niño ha adquirido familiaridad con aproximadamente tres cuartas partes de las letras de lija, se puede empezar a sugerirle que escriba palabras, frases y poemas con el alfabeto móvil. Éste proporciona al niño el vínculo esencial entre la lectura y la escritura.

Facilitarle letras que ya han sido preparadas separa la parte creativa y expresiva de

la escritura de la habilidad más lenta y poco desarrollada de la escritura a mano. El

desarrollo de ambas áreas progresará siguiendo líneas paralelas durante un tiempo,

de este modo, el acto de escribir a mano, que requiere práctica y repetición, no condiciona su creciente habilidad de utilizar el lenguaje en su forma escrita para expresar el pensamiento.

Los dos caminos paralelos son, pues: la escritura expresiva y creativa, que es una

base esencial para la lectura y la escritura (para la que utilizamos el alfabeto móvil)

y preparar la mano para escribir las letras con fluidez y facilidad (para lo que usamos las letras de lija).

fluidez y facilidad (para lo que usamos las letras de lija). Introducción del alfabeto móvil Prerrequisitos

Introducción del alfabeto móvil

Prerrequisitos

Antes de comenzar con el alfabeto móvil el niño debe:

- Ser capaz de dividir las palabras en sus diferentes sonidos (ejercicios de los

sonidos), lo que no significa saber cómo se deletrean sino cómo se pronuncian sus

sonidos,

- Conocer tres cuartas partes de las letras (letras de lija) incluyendo todas las

vocales y algunas consonantes dobles. Trabajar con el alfabeto móvil le estimula a

14

aprender las letras que faltan cuando descubre que las necesita para escribir las palabras que está pensando.

Material que necesitaremos

Un alfabeto móvil (letra cursiva, vocales rojas y consonantes azules)

móvil (letra cursiva, vocales rojas y consonantes azules) Se puede hacer con un grupo de uno

Se puede hacer con un grupo de uno a tres niños que no sepan leer ni escribir.

La maestra coloca el alfabeto sobre la mesa. Llama a un niño y le pregunta: “¿Qué es esto?” El niño probablemente conteste: “Letras”. La maestra mantiene una conversación con el niño o los niños en base a ciertas preguntas: “¿Te acuerdas cómo se fueron transformando las letras? ¿Quieres contarlas? ¿Te parecen muchas o pocas? ¿Recuerdas cuando vimos la gran lección cuántos símbolos tenían los chinos? ¿Cuántos son estos comparados con los chinos? Pero con estos signos podemos escribir muchas palabras”.

La maestra le pregunta: “¿Cuál es la palabra más larga que has oído? “El niño contesta por ejemplo: “Mariposa”. La maestra le dice: “Vamos a escribir mariposa” y cogiendo la “m” de su casillero la coloca en el tapete a la izquierda, luego toma la letra “a” y la coloca junto a la “m”, y así sucesivamente hasta que forma la palabra.

La maestra le pregunta: “¿Sabes otra grande?”. El niño quizás le conteste:

“Murciélago”. La maestra la escribe bajo la otra. Le comenta: “Mira, es más larga que la otra. Cualquier palabra por larga que sea tú la puedes escribir con estas 27 palabras”.

La maestra coge un libro muy grueso y le dice: “Te voy a mostrar esto, un libro muy gordo. Ojéalo ¿Cuántas palabras crees que hay en ese libro?”. El niño quizás conteste algo así como: “Un millón”. “Pues todas las palabras que hay en este libro las podemos escribir con estas letras dice señalando el alfabeto- Son muchísimas palabras, con pocas letras podemos escribir muchísimas palabras”.

Le pide que coloque las letras en su lugar y que lo cierre.

Objetivo

Que se dé cuenta de que todas las palabras que quiera las puede escribir con 27 símbolos.

Repasando las letras conocidas

Material que vamos a necesitar

15

Alfabeto móvil con vocales rojas y consonantes azules.

Papel y lápiz.

La maestra toma la caja y juega a encontrar dónde está cada letra: “¿Puedes ”

(esto es un buen indicador de las

encontrar la “m”?”, “Veamos si sabes ésta

letras que conoce y puede estimularle a decidirse a aprender las que no sabe).

La maestra saca algunas letras de la caja, las mezcla y le pide al niño que encuentre sus casillas. Desde cualquier lugar del aula, mientras hace otras cosas, la maestra puede pedirle que traiga diferentes letras de la caja. Cuanto más lejos esté más divertido será.

También se pueden relacionar las letras con las de algún libro.

Escritura con el alfabeto móvil 6

Material que vamos a necesitar

Alfabeto móvil con vocales rojas y consonantes azules.

Papel y lápiz.

La maestra coloca sobre la mesa el alfabeto móvil. Dice: “Voy a formar una palabra”. Va tomando las letras del alfabeto pronunciándolas junto con el niño y colocándolas sobre la mesa de izquierda a derecha.

Cuando ha formado la palabra le dice al niño: “Vamos a leerla masa ¿Qué es una masa?” El niño contesta.

La maestra le propone: “Vamos a escribir otra cambiando la a por una e. Le pregunta: “¿La quieres escribir tú, por favor?”, el niño lo hace, la escribe debajo de la anterior. La maestra pregunta: “¿Qué pone aquí?” el niño contesta y la maestra pregunta de nuevo: “¿Qué es una mesa?”. El niño contesta.

de nuevo: “¿Qué es una mesa?”. El niño contesta. La maestra le propone: “Vamos a escribir

La maestra le propone: “Vamos a escribir otra cambiando la e por una i”. Le pregunta: “¿La quieres escribir tú, por favor?”, el niño lo hace, la escriba debajo de la anterior. La maestra pregunta: “¿Qué pone aquí?” el niño contesta y la maestra pregunta de nuevo: “¿Qué es una misa?”. El niño contesta.

6 Esta actividad es paralela al “Yo veo”. No se espera a presentar todas las letras de lija para trabajar con el alfabeto. Todo es paralelo.

16

La maestra le pregunta: “Si cambiamos la i por una o ¿qué es?”, como no existe la palabra no la escribimos. Le propone cambiarla por la u. Le pregunta: “¿La quieres escribir tú, por favor?”, el niño lo hace, la escriba debajo de la anterior. La maestra pregunta: “¿Qué pone aquí?” el niño contesta y la maestra pregunta de nuevo: “¿Qué es una musa?”. El niño contesta 7 .

nuevo: “¿Qué es una musa?”. El niño contesta 7 . La maestra coge un papelito y

La maestra coge un papelito y escribe las cuatro palabras que están escritas sobre la mesa, le da el papel al niño y le dice: “Estas palabras ya las puedes leer, llévatelas y léelas cuando tú quieras”.

La maestra le pide al niño: “Vamos a guardar todas las a, ahora todas las m, ahora las e, la o, la u y las s”. El niño las va guardando.

A continuación la maestra le pide que vuelva a escribir la palabra mesa. Le muestra la l nombrándola y la a y coloca la delante de mesa, escribiendo así la mesa. Le pide al niño que ponga la mesa mía 8 .

la mesa . Le pide al niño que ponga la mesa mía 8 . Finalmente la
la mesa . Le pide al niño que ponga la mesa mía 8 . Finalmente la

Finalmente la maestra le propone guardar las letras. Guarda las letras el niño y las va nombrando.

Objetivo

Empezar con escritura y lectura de palabras y frases.

7 Las palabras de las que no conozca el niño el significado la maestra se lo explica. Sólo usamos palabras con sentido.

8 Sin acento. No se corrigen las faltas cuando el niño empieza a utilizar el alfabeto, llegará un momento en que el niño se interesa por cómo se escriben correctamente las palabras.

17

Indirectamente el conocimiento de palabras nuevas, la formación de frases

Emparejar objetos con palabras

Material que necesitaremos

Un alfabeto móvil

Un bandeja o cesta con diversos objetos

Lápiz y papel

La maestra coloca el alfabeto móvil y una cestita o bandeja a la derecha con

la

algunos objetos. Toma tres de estos objetos y los coloca izquierda.

en

fila

vertical a

La maestra pregunta al niño el nombre de los objetos. Le pide que escriba sus nombres con el alfabeto a la derecha de los objetos 9 .

nombres con el alfabeto a la derecha de los objetos 9 . La maestra escribe el

La maestra escribe el nombre de los objetos en un papelito y se lo da al niño para que los guarde con sus cosas y los lea de vez en cuando. Le dice: “Ahora ya sabes leer estas palabras, cuando tú quieras puedes leerlas.”

El niño puede luego coger sus objetos. Puede tener su propia bandejita con los objetos que ha escrito y ahí tiene sus objetos para escribir cuando quiera (o para varios niños).

Si se equivoca y coge una letra equivocada la maestra la cambia si la ve pero sin decir nada, no hay que enfatizar el error.

Las últimas letras que se presentan son las dobles, también la h.

En este momento no interesa la ortografía, si hay palabras con h, la maestra pone la h pero no habla de ella a no ser que le pregunte el niño.

Objetivo

Aprendizaje de lectura y escritura.

9 Escoger los objetos de acuerdo con las letras que ya conoce o realizar este ejercicio cuando ya haya trabajado con todas las letras de lija.

18

A partir de este momento hay que animar a los niños a que utilicen a diario el

alfabeto móvil. Se pueden escribir rimas, poemas, conversaciones entre dos, una lista de la compra, los nombres de los amigos

Se tendrán en el aula varios alfabetos móviles azules y varios rojos.

En esta etapa no es necesario preocuparse por las mayúsculas. Es necesario hacerlo todo muy simple. La maestra ha de limitarse a observar cómo los niños se convierten en escritores.

Si lo desea puede ilustrar lo que ha escrito.

La maestra no le pedirá todavía que escriba en papel lo que ha escrito con el

alfabeto móvil, es demasiado pronto para que su mano pueda escribir con precisión

y

velocidad. Por supuesto si espontáneamente empieza a escribir los mensajes, se

le

ha de animar y apoyar.

Cuando pueda escribir bien y con facilidad no querrá utilizar más el alfabeto móvil y ya podrá pasar al papel.

Es importante no pedirle que lea lo que ha escrito. La escritura es un disfrute no una imposición.

Poco a poco él mismo empezará a leer y disfrutar de su capacidad lectora.

Otras actividades

Se puede tener en el aula una pizarra magnética y diversos juegos de letras magnéticas que los niños utilizarán para escribir mensajes, listas, rimas

La maestra puede preparar por las mañanas, antes de que entren los niños, una pregunta sencilla en la pizarra magnética para que los niños la respondan: “¿Cómo se llama nuestro planeta?” Pueden ofrecer diversas respuestas y luego comprobar buscando en los libros.

Perfeccionamiento como caligrafía

Cali significa hermoso, grafía significa signo o escritura. La caligrafía es la forma correcta de enlazar las letras.

Nociones preliminares

Una vez que el niño ya reconoce las letras y escribe con facilidad con el alfabeto móvil la maestra ya puede ayudarle a empezar a escribirlas.

Postura

El niño ha de estar sentado cómodamente delante de una mesa, mejor si sus pies tocan el suelo. La altura de la mesa y de la silla debe permitir que sus brazos y manos mantengan un ángulo adecuado con la superficie de la mesa, de modo que los brazos estén libres para moverse por el papel sin ponerse rígidos ni tensos.

19

No ha de estar sentado ni demasiado lejos ni demasiado cerca de la mesa.

Superficie de trabajo

Debe haber mucho espacio en la mesa para que los lápices estén a su alcance sin obstaculizar el movimiento del papel ni de su brazo. La maestra no debe sentarse demasiado cerca para evitar que tenga que torcer o girar su cuerpo adoptando una posición inadecuada.

Letra cursiva

Es recomendable comenzar a trabajar con las minúsculas, las mayúsculas las aprenderá con mucha facilidad, en cursiva. ¿Por qué en cursiva?:

La letra cursiva fluye y para la mano del niño es más fácil porque requiere un movimiento suave. El movimiento de la letra de imprenta suele ser más abrupto y, muchas veces, este tipo de letra provoca que los niños miren y escriban las letras sirviéndose de la llamada “fórmula del círculo y el palo”. Muchas veces esto les lleva a formar incorrectamente las letras y enseguida pueden adquirirse malos hábitos.

Las formas de la letra cursiva no son tan parecidas a su imagen reflejada en un espejo, lo que provoca confusiones con algunas letras:

b

d

b d

p

q

p q

Las letras cursivas sueltas tienen trazos finales de salida que ayudan a unirlas. Cuando los niños hacen una letra de imprenta tienden a presionar más el lápiz al terminarla en la línea de la base. Para juntar la letra cursiva la mano necesita hacer menos presión, ya que se mueve desde el punto final de una letra hacia el punto de comienzo de la siguiente.

La letra cursiva es más rápida de escribir. Para que el hecho de escribir a mano sirva a su propósito debe ser algo que pueda hacerse con rapidez, que sea legible y que no tense ni canse la mano.

La letra cursiva evita la confusión de cuándo comienza y acaba una palabra. La letra cursiva, al ir separada, si no hay espacio suficiente entre las palabras, puede llevar a confusión en la separación de las palabras.

Clasificar las letras en familias

Material que necesitaremos

Las letras de lija.

La maestra toma las letras de lija y le propone al niño hacer una familia de letras. Toma la letra c y pide al niño que la toque y la pronuncie. Puede decirle que la c necesita encontrar a los otros miembros de su familia que se han perdido entre todas las letras. Le pide al niño que haga el papel de detective y que busque a los otros miembros, la única manera es repasar todas las letras hasta encontrar una que contenga la forma c que acaba de tocar.

Del mismo modo se procede con las otras familias, obteniendo las siguientes:

20

o

La familia de la c: a, c, d, g, o, q

o

La familia de la b: b, f, h, k, l, ll

o

La familia de la i:

i, j, t, u, y

o

La familia de la r:

r, rr, z

o

La familia de la

v: m, n, ñ, v, w

El resto de letras pertenecerán a la familia de las inclasificables

Es importante que el niño realice estas clasificaciones hasta que sea capaz de clasificar “sus” grupos de letras con mucha facilidad.

Objetivo

Este juego ayudará al niño a explorar qué letras van juntas por la manera en que se escriben. Se dará cuenta de que dominar la forma de una letra aporta conocimientos sobre cómo escribir otras.

Escritura en pizarra

Material

Letras de lija

Pizarras que quepan en las mesas de trabajo (de 40 x 70 cm):

Pizarra negra sin líneas

Pizarra negra con una línea horizontal central

Pizarra negra con dos líneas horizontales paralelas

Pizarra negra con líneas horizontales paralelas

Pizarra negra con líneas caligráficas

Pizarra negra cuadriculada: diez columnas por cinco líneas.

Una bandeja con un cuenco con una o dos tizas blancas, un borrador y un pañito para limpiarse los dedos.

Prerrequisitos

Que el niño haya trabajado en bandeja de sémola varias veces letras y números. Que haya trabajado bastante con el alfabeto móvil y escriba con autonomía palabras sueltas.

veces letras y números. Que haya trabajado bastante con el alfabeto móvil y escriba con autonomía

21

La maestra dice: “Vamos a buscar unas letras” Se acercan a las letras de lija
La maestra dice: “Vamos a buscar unas letras” Se acercan a las letras de lija

La maestra dice: “Vamos a buscar unas letras” Se acercan a las letras de lija y la maestra elige unas letras que formen una palabra (cuna) y las coloca sobre una bandeja.

Lleva la bandeja a la mesa, saca las letras de la bandeja y forma la palabra.

La maestra pasa los dedos por las letras y va leyendo la palabra. A continuación le pide al niño que repase las letras con los dedos y las nombre.

Le pide que la escriba en la pizarra (va repasando las letras de una en una y escribiéndolas de una en una).

A continuación le pide al niño que regrese a su lugar las letras y busque otras que formen una palabra.

Busca otras letras que coloca sobre la bandeja. Las coloca sobre la mesa.

Las repasa con los dedos la maestra y luego el niño.

El niño las escribe en la pizarra.

También utilizará el alfabeto móvil para escribir y luego copiar en la pizarra.

Presentaciones para cada una de las pizarras

Pizarra negra sin líneas: para escribir una palabra y luego borrar, primera presentación.

Pizarra negra con una línea horizontal: cuando el niño escribe manteniendo una línea base le presento este material “mira, las letras comienzan en esta línea”

Pizarra negra con dos líneas horizontales paralelas: cuando escribe con una línea base sin problema y está creando línea superior invisible “ahora puedes trabajar con esta pizarra, las letras comienzan y terminan entre estas líneas”.

Pizarra negra con líneas horizontales paralelas: cada 8 cm aproximadamente. Se puede colorear de rosado un espacio por medio, para que escriba entre las franjas: “en esta pizarra puedes escribir dos palabras, donde está la franja rosada es para escribir”

Pizarra negra con líneas caligráficas: se puede marcar de igual forma una franja rosada central, más la línea superior y la línea inferior: “esta pizarra es para escribir varias palabras” el niño solo regula su letra en estos márgenes.

22

Pizarra negra cuadriculada: con cuadros de 5 x 5 cm para la escritura de numerales, el niño puede escribir un mismo número varias veces o escribir números diferentes.

Objetivo

Escribir palabras con trazo fluido, ejercitar la mano para la escritura sobre papel.

Notas: Lo que se espera es que el niño logre un trazo fluido sin cortar la línea. Recordar que la escritura depende de la preparación que ha tenido el niño.

Se trabaja con el alfabeto móvil para aislar la dificultad, la idea es que copie lo que previamente ha escrito con el alfabeto móvil, no que piense qué letras necesita para formar su palabra.

Si el trazo es débil se puede retomar la letra de lija, no corregir el movimiento de la mano, dar el modelo correcto.

Trabajar paralelamente el uso del lápiz con los encajes metálicos. Si hay exceso de esfuerzo muscular trabajar con vida práctica elementos que utilicen agua para soltar y relajar.

Escritura en papel

Material que vamos a necesitar

Un alfabeto móvil

Bandeja con distintos tamaños de papel blanco

Portalápiz

Lápiz de grafito

Dos protectores del tamaño del papel

Prerrequisitos

Buen manejo del lápiz en el trabajo de los resaques metálicos y buen trazo con la tiza sobre las pizarras.

Para pasar al papel la letra tiene que ser casi perfecta. Descubrir la escritura en el papel tiene que ser un éxito para el niño. Tiene que ser casi un ritual.

La maestra coloca el alfabeto móvil sobre la mesa. Le dice al niño: “Hoy vamos a trabajar con lápiz y papel, elige una palabra y escríbela con el alfabeto”

El niño escribe con el alfabeto la palabra.

La maestra le pide al niño que copie la palabra en el papel. Lo deja trabajando.

Cuando el niño acaba de escribir su palabra la maestra regresa y hace un marco de cartulina para crear un cuadrito con su primera palabra.

Proceso de escritura en el papel

23

El proceso de escritura en papel es similar al trabajo con pizarra, se inicia con formato grande sin línea, luego papel con una línea, dos líneas, dos franjas, más franjas, papeles más pequeños hasta llegar a escribir en el papel caligráfico grande.

Objetivo

Desarrollar la habilidad motora de escribir utilizando lápiz sobre papel.

Indirectamente se está desarrollando la noción espacial, concentración, autonomía, autoestima y manejo de la frustración. Desarrollo de la creatividad literaria.

Otras actividades paralelas

Utilizar diferentes tipos, colores y formatos de papel.

Escribir en el aire: la maestra toma la mano del niño y traza en el aire una

De esta manera se asegura de que

letra, le pregunta al niño qué letra es

el niño siente realmente el modo en que se escriben las letras.

Puede pintar las letras con pintura de dedos.

Si al niño le gusta pintar se le puede proponer que pinte letras con pinturas y pincel en papeles pequeños.

Transcribir trozos más grandes de texto como un fragmento de poesía, etc.

Escribir una carta a un amigo o familiar o institución.

Se utilizarán mayúsculas, acentos y puntuación cuando correspondan.

Nota: es importante que el papel tenga un valor, conciencia ecológica, utilizar papel reciclado, al trabajar con papel usarlo por ambos lados, sacarle el mayor provecho posible. Tener limitado el papel a utilizar día a día en el salón.

Perfeccionamiento como ortografía

Los fonogramas

Material que vamos a necesitar

Bolsitas transparentes para cada fonema, en el sobre está escrito el fonema correspondiente) que presente dificultad ortográfica - /b/, /z/, /j/, /k/, /ll/, /r/e /i/- y en su interior hay una tarjeta con el fonema y otros sobres, cada uno de ellos para cada una de las letras que representa ese fonema ( dicha letra está escrita en el sobre), en estos sobres hay tarjetas con imágenes y sus nombres 10 , la letra que se trabaja y la tarjeta de comprobación 11

10 En letra cursiva.

11 Hay un sobre grande para cada fonema, dentro de cada uno de estos sobres grandes hay dos o tres sobres, cada uno con la letra correspondiente al fonema (en el sobre del fonema /b/ estarán los sobres de la b y de la v, en el sobre del fonema /z/ estarán los sobres de la z y la c, en el sobre del fonema /k/ estarán los sobres de la c, la k y la qu, en el sobre del fonema /j/ estarán los sobres de la j y la g, en el sobre del fonema /ll/ estarán los sobres de la y y de la ll, en el sobre del fonema /r/ estarán los sobres de la r y la rr y en el sobre del fonema /i/ estarán los sobres de la i y la y).

24

Alfabeto bicolor 12 (un alfabeto rojo y un alfabeto azul) (Estos alfabetos ya están en orden alfabético)

La maestra toma el sobre del fonema /b/ y saca de él el sobre de la letra b. Lo coloca en el tapete, a la derecha. Invita a un niño. Toma una tarjeta del sobre donde está escrita la b. Le dice al niño: “Mira, aquí tenemos el sonido b, ¿lo puedes poner arriba?”.

aquí tenemos el sonido b , ¿lo puedes poner arriba?”. A continuación le muestra una imagen

A continuación le muestra una imagen con el nombre de lo representado escrito

nombre que, en este caso, lleva la b- y pregunta al niño: “¿Qué tenemos aquí?”, el niño contesta el nombre del objeto. Se hace del mismo modo con varias imágenes todas corresponden a nombres que llevan b- que el niño va colocando en vertical

en varias filas

b - que el niño va colocando en vertical en varias filas Cuando el niño acaba

Cuando el niño acaba de colocar las imágenes (depende del niño se pueden colocar más o menos) la maestra le pide que las mire un ratito. Coloca sobre la mesa el alfabeto móvil bicolor y le dice al niño: “Vamos a recoger las tarjetas”, entre ambos recogen las tarjetas dejando la de la letra b sobre el tapete.

La maestra dice: “Ahora vamos a ver de cuántas te acuerdas, ¿puedes escribirlas?

Cada vez que encuentres una b la escribes en rojo” 13 . El niño va escribiendo con el alfabeto móvil las palabras que recuerda en azul y cuando tiene que escribir una b

lo hace en rojo.

12 En letra cursiva. Las letras son por un lado en minúscula y por el otro en mayúscula. En Taller 1 todo se escribe en cursiva.

13 Hay que evitar lo más posible el trabajo de copia, sólo escribe las que recuerde. Si el niño ya sabe escribir puede escribirlas en un papel. Los papeles son del tamaño adecuado para el número de palabras que va a escribir, enseñamos de este modo el cuidado del uso del papel.

25

bellota

abeja

blusa

cubo

bosque

álbum

caballo

a b eja b lusa cu b o b osque ál b um ca b allo

Cuando acaba de escribir de memoria 14 las que recuerda la maestra le pregunta:

“¿Quieres ver cómo las hiciste?” Y comprueba con una tarjeta de comprobación que saca de la bolsita de la b.

tarjeta de comprobación que saca de la bolsita de la b . La maestra invita a

La maestra invita a otro niño a trabajar y le dice:” Vamos a ver otras palabras que suenan /b/” Coge el otro sobre que está dentro del sobre del fonema /b/, el sobre de la v. Coloca la letra v junto a la b. La maestra va pasándole las tarjetas de este sobre y el niño las va colocando en dos filas.

14 Es muy importante no copiar.

26

La maestra señala la b y le pregunta qué letra es. El niño contesta /b/
La maestra señala la b y le pregunta qué letra es. El niño contesta /b/

La maestra señala la b y le pregunta qué letra es. El niño contesta /b/.Señala la v y le pregunta: “¿Y ésta cuál es?”, el niño dice también /b/. La maestra le dice:

“Son dos letras que tienen el mismo fonema, el mismo sonido y ese sonido se escribe así, en un papelito escribe el fonema /b/ 15 (o toma una tarjetita ya preparada en la que está escrito /b/) y lo coloca encima de la b y la v.

La maestra le pida que recoja las tarjetas y con el alfabeto móvil escriba las palabras que recuerde, esta vez escribiendo con rojo la v. El niño escribe.

vaca

velas

avión

huevo

uvas

lluvia

vaso

Cuando acaba de escribir de memoria las que recuerda la maestra le pregunta:

“¿Quieres ver cómo las hiciste?” Y comprueba con la tarjeta de comprobación que saca del sobre de la v.

15 Es muy importante que identifiquen el fonema.

27

Nota: De este modo se trabajan el resto de los fonemas: Sobre /b/ : contiene

Nota: De este modo se trabajan el resto de los fonemas:

Sobre /b/: contiene los sobres de la b y de la v.

Sobre /z/: contiene los sobres de la c (ce, ci) y de la z (za, zo, zu).

Sobre /k/: contiene los sobres de la c (ca, co, cu), de la k y de la qu (que, qui).

Sobre /j/: contiene los sobres de la j y de la g (ge, gi).

Sobre /g/: contiene los sobres de la g (ga, go, gu, gue, gui, güi, güe)

Sobre /ll/: contiene los sobres de la ll y de la y.

Sobre /r/: contiene los sobres de la r y de la rr.

Sobre /i/: contiene los sobres de la i y de la y.

Objetivo

Entender que un mismo sonido puede ser representado con varias letras.

Introducir el concepto de fonema. Introducción a la ortografía.

Otras actividades paralelas

Un niño puede dictarle al otro las palabras de la lista: un niño coloca las tarjetas, las lee, las recoge y luego otro niño le dicta la lista y el niño va escribiéndolas.

Puede hacer oraciones con esas palabras.

Pueden hacer su propio diccionario con una agenda y pueden empezar anotando todas las palabras que no saben qué quieren decir. Las buscan en un diccionario y anotan su significado.

Pequeñas historias

Material que vamos a necesitar

Las tarjetas de comprobación de los fonemas (en esta ocasión de /b/)

28

Un alfabeto bicolor 16 .

La maestra coloca el material sobre la mesa e invita a dos niños. Toma una de las dos tarjetas de comprobación del fonograma /b/ y les pide que inventen una historia usando el mayor número posible de palabras de la lista de la b. La tienen que ir escribiendo y cada vez que encuentra una b la escriben en rojo. Si se equivoca con el resto de la ortografía no importa.

Si se equivoca con el resto de la ortografía no importa. Una vez escrita la maestra

Una vez escrita la maestra les pide que la lean en voz alta. Si observa algún error de ortografía cambia la letra sin decir nada.

Invita a los niños a recoger el material o a continuar haciendo oraciones si lo desean.

Objetivo

Práctica de la ortografía y de la escritura.

Indirectamente el conocimiento del orden del alfabeto.

Otras actividades paralelas

Le pide al primer niño que tome las tarjetas de la v y le lea una al otro niño para que la escriba con el alfabeto móvil, al segundo niño le da las tarjetas de la b para que se las lea al primer niño y las vaya escribiendo. La maestra se marcha y los deja trabajando. Al final toman las tablas de control para ver lo que han escrito.

Cuando acaban de escribir la historia la maestra les pregunta: “¿Que te gustaría hacer con esto?” Pueden hacer un dibujo. Les pregunta: “¿Te gustaría escribirlo? Lo escribe en papel y hace su dibujo. Pueden hacerlo y meterlo en una carpetita y será su primer libro.

Carpetas o sobres de ortografía

Material que vamos a necesitar

16 En un aula tiene que haber unos cinco o seis alfabetos bicolores y también negros.

29

Cajas con tarjetas. Cada caja contiene las tarjetas con una dificultad

ortográfica (por ejemplo con h, con ch, con v, con g

).

Cada caja contiene:

o

Una serie de tarjetas con alguna imagen.

o

Una serie de etiquetas con el nombre de las diferentes imágenes con la dificultad ortográfica escrita en rojo.

o

Las tarjetas de control, es decir tarjetas con las mismas imágenes pero esta vez con el nombre escrito.

La maestra coloca el material sobre la mesa e invita a un niño a trabajar, toma las tarjetas y le muestra una. Le pregunta: “¿Qué ves aquí? El niño responde y coloca la ilustración en la mesa a la izquierda, a continuación le muestra la siguiente y se repite el proceso, así sucesivamente hasta finalizar con las tarjetas.

La maestra le pregunta al niño: ”¿Les quieres poner el nombre abajo?” El niño va cogiendo las tarjetas de los nombres y los va colocando debajo de las ilustraciones correspondientes.

Finalmente la maestra le pregunta: “¿Quieres poner a su lado la tarjeta de control para ver lo que hicimos?”. El niño coge la tarjeta y hace la comprobación.

El niño coge la tarjeta y hace la comprobación. Objetivo Reforzar la ortografía. Reforzamos indirectamente

Objetivo

Reforzar la ortografía. Reforzamos indirectamente la escritura, la lectura, el conocimiento del alfabeto.

Otras actividades paralelas

Escoge tres ilustraciones, las que más le gusten. Se pone en el suelo y coloca un alfabeto móvil bicolor. El niño quiere escribirlas 17 , así que la maestra le propone escribir una oración que incluya cada palabra. La dificultad ortográfica en rojo. Cuando acaba de escribir le pide que las lea en

17 Aunque lo pueda escribir en el papel directamente fomentamos el uso del alfabeto móvil para la escritura. En lugar de copiar las palabras que escriban oraciones.

30

voz alta. Si se equivoca 18 en alguna letra la maestra la cambia sin decir nada. Después de escribir con el alfabeto móvil puede copiarlo en el papel.

Listas de palabras

Material que vamos a necesitar

Necesitamos tarjetas con listas de palabras que tienen una misma dificultad ortográfica y un alfabeto móvil azul y otro rojo.

La maestra le muestra al niño una de las tarjetas de las listas de palabras y le pide que las lea.

Tras la lectura la maestra le pregunta: “¿Qué notaste?” El responde: “Que todas son con el sonido /j/”. La maestra le propone: “¿Puedes escribirlas? Cuando te

encuentres /j/ lo pones de color rojo” y le dicta las palabras de la lista (paisaje,

ajedrez

)

19

.

También puede dictarle un niño a otro las palabras.

El objetivo de este material es la práctica de la ortografía y la escritura y la deducción de las normas ortográficas.

Estaría bien que los niños hicieran cada uno su propio cuaderno de normas de ortografía donde van anotando palabras con una misma dificultad y su propia deducción de las normas ortográficas.

Cada grupo de niños puede preparar DIARIAMENTE en clase de lengua tres o cuatro listas de palabras (dependiendo del curso puede ser una sola lista o más).

Las sílabas

Palmeando los nombres

La maestra pide a los niños de uno en uno que palmeen sus nombres. Cuando todos lo han hecho les dice: “Cada vez que damos una palmada es una sílaba. ¿Hay alguien que su nombre tenga solo una sílaba? “Les pide a los niños cuyo nombre tiene una sílaba que se pongan en una fila. A continuación: “¿Hay alguien que su nombre tenga dos sílabas?” Se levantan y se colocan haciendo otra fila. Ahora con tres, se colocan en una fila junto a la otra. ¿Cuántas sílabas tienen los de esta fila? Continúa del mismo modo con tres, cuatro y cinco sílabas.

El objetivo de este ejercicio es la preparación para las sílabas.

18 A veces se da cuenta de los errores cuando lo lee. Cuando te pregunta cómo se escribe algo sí se lo dices. El niño está en el momento de la ortografía cuando preguntan cómo se escriben las palabras.

19 Cuando dos niños están distraídos hablando es que no es un reto suficiente para ellos, los dejas un ratito y les propones un reto mayor (si se estaban dictando por ejemplo que las hagan de memoria). Lo suficientemente difícil que le suponga un reto, lo suficientemente fácil para que lo pueda hacer.

31

Escribiendo palabras monosílabas, bisílabas…

Necesitamos lápiz rojo y azul y papel.

La maestra le pide al niño que piense una palabra con una sílaba y la escriba. A continuación una con dos sílabas, luego otra con tres sílabas, con cuatro silabas y finalmente le pregunta: “¿Se te ocurre una con cinco?”.

La maestra le dice: “Ahora te voy a mostrar algo nuevo, las palabras con una sola sílaba se llaman monosílabas”. Lo escribe en un papelito y lo coloca sobre la palabra monosílaba. “Las de dos sílabas se llaman bisílabas”, escribe la tarjetita y la coloca sobre la bisílaba, las de tres se llaman trisílabas porque tienen tres sílabas”, escribe la tarjetita y la coloca sobre la trisílaba. “¿Cómo se llamarán las de cuatro sílabas?“ La maestra espera la respuesta del niño. A continuación dice: “Las podemos llamar cuatrisílabas o tetrasílabas ¿Qué crees que significa cuatrisílaba? ¿Y tetrasílaba?” A continuación escribe la siguiente tarjetita y la coloca sobre la de cinco sílabas y dice: “De cinco en adelante se les llama polisílabas, poli significa muchas silabas”.

La maestra le pregunta: “¿Cuándo diríamos que es una palabra bisílaba? ¿Cuántas sílabas tiene una bisílaba? ¿Qué significa polisílaba? ¿Qué tipo de palabra es luz, naranja…?”.

Es decir, el desarrollo de la lección de tres tiempos, pero ya no solo es qué es sino por qué es. Se verbaliza más.

(Tener sílabas para los niños que empiezan a escribir y leer).

Cada grupo de niños puede escribir un tipo: un grupo puede escribir palabras

Cuando la maestra dice los nombres

“monosílabas”, etc. los niños de cada grupo escriben en un papel con lápiz rojo el encabezamiento que le corresponde. Cada grupo lee en alto su encabezamiento y sus palabras.

monosílabas, otro grupo bisílabas, etc

Luego pueden pegarlas todas en una cartulina haciendo distintas columnas:

monosílabas, bisílabas, etc. Lo colocarán durante un tiempo en la pared y pueden ir añadiendo palabras.

Los sobres mágicos

Necesitamos sobres en cuyo interior hay una oración relacionada con los niños escrita en una tira de papel de color rojo, la misma oración escrita en un papel verde cortadas las palabras, la misma oración escrita en papel azul color cortadas las sílabas y la misma oración escrita en papel rosa cortadas las letras.

La maestra pide al niño que coloque sobre la mesa la oración completa roja, debajo la oración verde, debajo la oración azul y debajo la oración rosa.

Otras actividades paralelas

Muchos juegos de palmear.

Tener una cajita con muchas palabras para clasificar bajo las etiquetas de monosílabas, bisílabas, etc

32

Con ayuda de claves (instrumento musical) se pueden marcar las sílabas

En cartulinas recortadas en cuadrados de unos diez por diez centímetros escribir sílabas que formen palabras (cuatro o cinco), mezclarlas para que los niños formen las palabras

El objetivo de estos ejercicios es la división silábica, el enriquecimiento del vocabulario (monosílabas, bisílabas…) y la preparación para la acentuación.

Los signos de puntuación

Material que vamos a necesitar

Alfabeto móvil con símbolos de puntuación

Papel y lápiz

Se le invita a escribir. Se inicia con una conversación con el niño para que diga qué

le gustaría escribir y cómo quiere empezar.

La maestra pregunta: “¿Qué te gustaría escribir?” (Se le puede sugerir, una carta, un mensaje, etc.)

Después de que el niño decide se le pregunta: “¿Cómo te gustaría empezar?”.

Se coloca la palabra que el niño dijo, en este caso “Hola”. La maestra le dice:

“Cuando yo me quiero dirigir a una persona y pongo su nombre y aparte le quiero escribir un mensaje, utilizo este signo: (:)”.

La maestra pregunta: “¿Qué más le quieres decir?, (¿Cómo estás?)” Se le presentan los signos de interrogación.

“Estos signos (¿?) se colocan en las preguntas. Se pone uno al principio de la

pregunta y otro al terminar. El signo que lleva el punto hacia arriba indica que voy

a empezar a preguntar y que tengo que cambiar de entonación mi voz para hacer

la pregunta. El signo que lleva el punto hacia abajo (?) me indica que ya terminé de preguntar y que puedo volver a empezar.”

De esta misma manera se presenta el punto, la coma, etc.

Al principio de la presentación uno empieza poniendo las letras, luego el niño continúa solo. El niño al escribir solo su mensaje, se le puede decir o recordar que siempre que se empieza a escribir o que se manda un mensaje para una persona, debe escribirse con mayúscula al inicio.

Al terminar de escribir con el alfabeto escribe su ejercicio en una hoja para que empiece a marcar los signos de puntuación.

Objetivo

Conocer y manejar los signos de puntuación.

33

En

específicas y completas de lo que son los signos de puntuación, su origen y etimología.

niño unas nociones más

un momento más avanzado ya hay que darle al

1) El punto: (.) Viene de las raíces griegas “peri” que quiere decir alrededor de

y de “odos” que significa camino. Los griegos colocaban un círculo alrededor de

una oración. Eventualmente se convirtió en un círculo al final de la oración y

gradualmente disminuyó su tamaño hasta el punto que hoy conocemos.

2) Signos de interrogación: (¿?) Los romanos hacían preguntas con la palabra questio” que significaba: “yo estoy haciendo una pregunta”. Ellos hacían un dibujo al empezar y otro al terminar. Después éste signo fue abreviado por el número dos con un punto o círculo abajo, después de éste siguió el que hoy conocemos.

3) Signos de exclamación: (¡!) Los griegos hacían exclamaciones con los vocablos “I o” y ponían este signo al final de la oración; que significaba: “yo estoy sorprendido”. Este término se convirtió en I° hasta el que hoy conocemos.

4) Las comillas: (“”) Los romanos usaron formas curvas representando labios. Los labios al principio de la oración significan: “yo estoy empezando”, y los labios al final significan: “ya terminé”

5)

Asterisco: (*) La palabra griega “astersignifica estrella e indicaba: mira

hacia debajo de la estrella y encontraras tu punto de referencia.

6)

separar.

Coma: (,) Proviene de la palabra griega “komma” que significa cortar o

7)

de la oración que empieza con dos puntos es una parte dependiente de la misma oración.

Dos puntos: (:) La palabra griega “kolon” significa parte del árbol. La parte

8)

Punto y coma: (;) Es una combinación del punto y la coma.

9)

Paréntesis: ( ) Provine de dos raíces griegas: Para que quiere decir a un lado

y

de “titenai” que significa poner. Reflexiones o ideas fuera de tiempo eran puestas

dentro de un círculo y después éste fue abreviado por los signos de paréntesis que hoy conocemos.

10) Guión: (-) La palabra vikinga “daske” significa golpe. El guión es un golpe imprevisto entre palabras.

Después de que al niño ya se le han dado más o menos todas las etimologías y las definiciones de los signos, se le pone un ejercicio o se le pregunta “¿Para qué utilicé los signos ya vistos?”.

Después se le presentan libros donde él observe el uso adecuado de cada signo. El niño seguirá trabajando por largo tiempo este material.

Objetivo

Conocimiento y manejo de los signos de puntuación.

34

Perfeccionamiento de la expresión y composición escrita.

Lectura

Narración: “Historia del papel que habla”

Se introduce la lectura con la narración del cuento: “La historia del papel que habla”

“Historia del papel que habla”

“Había una vez un terrateniente que tenía un huerto muy grande y muchos árboles frutales, los mejores de la comarca. Un día decidió hacerle un precioso regalo a su amigo, el terrateniente de la comarca vecina. Cortó, entonces, diez de sus mejores peras para enviárselas.

Llamó a un niño del pueblo y le pidió que llevara esas diez peras a su amigo, las colocó en una canasta junto con un sobre. Para poder llegar a la casa del amigo tenía que caminar varias horas. Cuando el niño estaba por la mitad del camino sintió mucha sed y cansancio, se sentó a la sombra de un árbol y se le antojó tomar una pera. Miró a su alrededor para comprobar que nadie lo veía y se comió una de las peras, cuando acabó se encontró con más fuerzas y reanudó el camino.

Por fin llegó a su destino, saludó al señor y le entregó la canasta. Éste tomó el sobre, lo abrió y sacó un papel que había dentro. Lo leyó y después de leerlo contó las peras y le dijo al niño: “Tú tomaste una pera”. El niño se quedó asombrado porque él estaba seguro de que nadie lo había visto, pero ese papel tuvo algo que ver.

Se volvió a su casa muy pensativo y pasados algunos días el campesino lo volvió a llamar para pedirle nuevamente un favor. Ahora debía llevar de nuevo una canasta, pero esta vez con veinte peras y un sobre, al terrateniente de la comarca vecina. Emprendió el camino y a la mitad decidió descansar y le volvió la tentación. Pensó:

“Ahora son más peras, no se va a notar”. Miró a todos lados para asegurarse de que nadie lo veía y acordándose del sobre lo tomó y lo fue a esconder. Regresó, tomó la pera y, una vez que hubo terminado, muy contento, recogió el sobre de donde lo había escondido, lo metió en la canasta, y siguió su camino.

Al llegar a la casa del terrateniente le entregó la canasta, éste leyó el papel, contó las peras y le dijo: “Ahora también te has comido una pera”. El niño abrió los ojos asombrado y pensó: “Este hombre tiene un gran secreto: un papel que sin hablar dice las cosas”.

Desde ese día se interesó tanto en este fenómeno, que aprendió a leer y escribir como muchas otras personas de su pueblo”.

35

Lectura de palabras a) Objetos del ambiente que el niño puede transportar

La maestra coloca sobre la mesa una bandeja con papel y lápiz e invita a un niño:

“Te voy a pedir una cosa” Escribe 20 un papelito y se lo entrega. Se lo da y el niño va a buscar lo que pone en el papel. “Te voy a pedir otra cosa” Escribe otro papel y se lo entrega.

La maestra le pregunta: “¿Qué me trajiste aquí?- el niño contesta- ¿Qué dice aquí? el niño lee la tarjeta- ¿Quieres traer lo que dice aquí?entregándole un papelito- y así sucesivamente. Va colocando los objetos en orden y a su lado las tarjetitas.

b) Objetos del ambiente que el niño no puede transportar

La maestra dice al niño: “Te voy a escribir unos papelitos para que los coloques donde van”. Le escribe ventana, le da el papel y el niño lo coloca en la ventana.

Escribe en otro papelito puerta, se lo da al niño y éste lo coloca en la puerta. Hace

lo mismo con otros objetos del salón.

Lo mismo se puede hacer con:

Nombres de los niños

Objetos pequeños en el ambiente (casita y granja)

Costurero, caja de herramientas, etc.

Juegos para hablar bien

Aquí se incluyen varios juegos que siguen una misma dinámica.

a) La casa de los animales

Necesitamos una cestita con tarjetitas negras con los nombres de diversos animales y otras tarjetitas también negras con los nombres de sus casas, una tarjeta donde pone “animal” y otra donde pone “casa”.

La maestra invita a uno o dos niños a trabajar. Toma las tarjetitas de los animales

y se las va pasando, el niño las lee y las va colocando a la izquierda de forma

vertical, encabezadas por la tarjeta que pone: “animal”, a su derecha coloca la tarjeta que dice: “casa”

La maestra le dice: “Vamos a ver cómo se llama el lugar donde viven estos animales ¿Tu sabes el lugar donde viven los pájaros?” En el nido, contesta el niño y coloca a la derecha de “pájaro” la tarjeta de “nido”. Sigue el mismo proceso para:

20 Escribimos siempre frente al niño para que él vea cómo se forma la palabra.

36

el conejo y la madriguera, el cerdo y la pocilga, el caballo y el establo, la gallina y el gallinero.

La maestra le pide que lea las tarjetas, el niño las lee y la maestra le propone:

“Vamos a hacer una oración”. Prepara una tira de papel y le pide que elija las palabras que quiera (animal con el sitio donde vive) y escriba una oración. También lo podría hacer con el alfabeto móvil.

Le podemos pedir que busque otros animales y sus casas.

b) Las voces de los animales

Necesitamos lo mismo que en el ejercicio anterior pero cambian las tarjetitas, ahora hay tarjetitas negras con los nombres de diversos animales y tarjetitas rojas con los nombres de sus voces, una tarjeta donde pone “animal” y otra donde pone “voz”.

La maestra invita a uno o dos niños a trabajar. Toma las tarjetitas de los animales 21 , le pregunta: “¿Quieres leer estas tarjetas?” Se las va pasando, el niño las lee y las va colocando a la izquierda de forma vertical, encabezadas por la tarjeta que pone: “animal”, a su derecha coloca la tarjeta que dice: “voz”.

La maestra le dice: “Todos estos son animales, vamos a ver cómo se llama la voz de los animales, o sea el ruido que hacen. “¿Tú sabes cómo se llama el ruido que hace la vaca?“ El niño, si lo sabe dirá: “La vaca muge”. La maestra le pide que busque la tarjeta roja de “muge” y la coloque junto a la tarjeta negra de “vaca” .La maestra le irá preguntando por el resto de animales: El elefante barrita, el búho ulula, el perro ladra, la rana croa. El niño va colocando las tarjetas.

La maestra les pregunta: “¿Los quieres leer?”. El niño los lee. La maestra pregunta:

“¿Se te ocurre algún otro?” El niño puede decir: “El caballo relincha” La maestra le pide que lo escriba con el alfabeto móvil.

La maestra le pregunta: “¿Qué animales puede haber en una casa?” El niño puede contestar: “un gato”. La maestra pregunta: “Y ¿qué hace un gato?” El niño dirá:

“maúlla”. La maestra continúa preguntado:” ¿Y esos que andan comiendo maíz? “El niño contesta: “la gallina” De nuevo se repite el proceso de preguntas y respuestas:

la gallina cacarea, el gallo canta,…. El niño puede escribir los suyos con lápiz negro y rojo, o en papel negro con lápiz blanco y en papel rojo.

c) Grupos de animales

Necesitamos lo mismo que en los ejercicios anteriores pero las tarjetitas ahora son, un grupo de negras con los nombres de los diversos animales y otro grupo de tarjetitas también negras con los nombres de sus colectivos, una tarjeta donde pone “animal” y otra donde pone “colectivo”.

La maestra invita a uno o dos niños a trabajar. Toma las tarjetitas de los animales, le dice: “Vamos a ver algunos animales ¿Quieres leer estas tarjetas y colocarlas tú?” Se las va pasando, el niño las lee y las va colocando a la izquierda de forma

21 A propósito no se ponen todos los animales más corrientes para que ellos encuentren otros. Se ponen cuatro o cinco. Se pueden hacer más pero poner solo cuatro o cinco cada vez.

37

vertical, encabezadas por la tarjeta que pone: “animal”, a su derecha coloca la tarjeta que dice: “acción”.

La maestra dice: “Y ahora vamos a ver cómo se llama a un grupo de muchos estos animales. ¿Sabes cómo se llama un grupo de muchos perros? ” El niño quizás responda: “jauría”, si no lo sabe la maestra se lo dice. Continúan del mismo modo con los siguientes animales, por ejemplo: oveja y rebaño, cerdo y piara, pez y banco o cardumen, abeja y enjambre.

La maestra dice que el nombre colectivo es una palabra que estando en singular (si ya ha visto singular sino solamente le decimos que significa muchos perros) significa muchos.

La maestra mezcla las tarjetas de los nombres colectivos y le pide al niño que los vuelva a ordenar.

d) Oficios y acciones

Necesitamos lo mismo que en los ejercicios anteriores pero con un grupo de tarjetitas negras con los nombres de diversos oficios y otras tarjetitas rojas con las acciones, una tarjeta donde pone “oficio” y otra donde pone “acción”.

La maestra invita a uno o dos niños a trabajar. Toma las tarjetitas de los oficios, le dice: “Vamos a ver algunos oficios ¿Quieres leer estas tarjetas y colocarlas tú?” Se las va pasando, el niño las lee y las va colocando a la izquierda de forma vertical, encabezadas por la tarjeta que pone: “oficio”, a su derecha coloca la tarjeta que dice: “acción”.

La maestra dice: “Y ahora vamos a ver qué hacen estas personas ¿Sabes qué hace un escritor?” El niño quizás responda: “escribe”, si no lo sabe la maestra se lo dice. Continúan del mismo modo con los siguientes oficios, panadera y hornea, pintor y pinta, escultor y esculpe, programador y programa, cantante y canta, bailarín y baila, cirujana y opera, diseñadora y diseña, sastre y cose…

La maestra le pregunta: “¿Se te ocurren otros?” El niño dice los que se le ocurran.

La maestra invita al niño a escribir estos nombres en unas tiras de papel y colocarlas junto a las otras.

e) Animales y acciones

Necesitamos lo mismo que en los ejercicios anteriores pero ahora con un grupo de tarjetitas negras con los nombres de diversos animales y otro grupo de tarjetitas rojas con sus acciones, una tarjeta donde pone “animal” y otra donde pone “acción”.

La maestra invita a uno o dos niños a trabajar. Toma las tarjetitas de los animales, le pregunta: “¿Quieres leer estas tarjetas?” Se las va pasando, el niño las lee y las va colocando a la izquierda de forma vertical, encabezadas por la tarjeta que pone:

“animal”, a su derecha coloca la tarjeta que dice: “acción”

38

La maestra pregunta: “¿Qué son todos esos?” El niño contesta: “animales”, la maestra le dice: “Vamos a ver qué es lo que hacen los animales. ¿Qué es lo que hace el pájaro?” “El pájaro vuela” dirá el niño. Y así con el resto de animales: la serpiente repta, el pez nada, la rana salta, el caballo galopa.

La maestra invita al niño a pensar en algunos nuevos, escribirlos en tiras de papel y colocarlos con los otros.

f) Animales y sus crías

Necesitamos lo mismo que en los ejercicios anteriores pero ahora con un grupo de tarjetas negras con los nombres de diversos animales y otro grupo de tarjetas negras con los nombres de sus crías, una tarjeta donde pone “animal” y otra donde pone “cría”.

La maestra invita a uno o dos niños a trabajar. Toma las tarjetitas de los animales, le dice: “Vamos a ver algunos animales ¿Quieres leer estas tarjetas y colocarlas tú?” Se las va pasando, el niño las lee y las va colocando a la izquierda de forma vertical, encabezadas por la tarjeta que pone: “animal”, a su derecha coloca la tarjeta que dice: “cría”.

La maestra dice: “Y ahora vamos a ver cómo se llaman sus crías. ¿Sabes cómo se llama la cría del oso?” El niño quizás responda: “osezno”, si no lo sabe la maestra se lo dice. Continúan del mismo modo con los siguientes animales, por ejemplo:

ballena y ballenato, lobo y lobezno, cerdo y lechón, conejo y gazapo.

La maestra le pregunta: “¿Se te ocurren otros?” El niño puede que responda: perro y cachorro, caballo y potro, gallina y pollito…

La maestra invita al niño a escribir estos nombres en unas tiras de papel y colocarlas junto a las otras

g) Plantas y su fruto

Necesitamos lo mismo que en los ejercicios anteriores pero con un grupo de tarjetas negras con los nombres de diversas plantas y otro grupo de tarjetas con los nombres de sus flores o frutos, una tarjeta donde pone “planta” y otra donde pone “fruto”.

La maestra invita a uno o dos niños a trabajar. Toma las tarjetitas de las plantas, le dice: “Vamos a ver algunas plantas ¿Quieres leer estas tarjetas y colocarlas tú?” Se las va pasando, el niño las lee y las va colocando a la izquierda de forma vertical, encabezadas por la tarjeta que pone: “planta”, a su derecha coloca la tarjeta que dice: “fruto”.

La maestra dice: “Y ahora vamos a ver cómo se llaman sus frutos. ¿Sabes cómo se llama el fruto del manzano?” El niño quizás responda: “manzano”, si no lo sabe la maestra se lo dice. Continúan del mismo modo con las siguientes plantas, por ejemplo: peral y pera, higuera e higo, granado y granada, nogal y nueces…

La maestra le pregunta: “¿Se te ocurren otros?” El niño puede dirá los que se le ocurran.

39

La maestra invita al niño a escribir estos nombres en unas tiras de papel y colocarlas junto a las otras.

Lectura de frases y oraciones

Se preparan tarjetas con frases sencillas para su lectura, pueden ir acompañadas de una imagen ilustrativa.

También tendremos tarjetas con órdenes para realizar entre dos niñas o niños.

Podemos preparar tarjetas con adivinanzas (las respuestas en otras tarjetas numeradas) para que las trabajen en pequeños grupos (cada niño/a lee una adivinanza y lo/as demás intentarán adivinarla).

Lectura de textos

Preparar tarjetas con textos literarios diversos (fragmentos en prosa, poemas, fragmentos de obras de teatro, aforismos, haikus, etc).

Lectura de libros

En el aula tendremos una selección de libros de lectura de calidad de todos los géneros.

Es importante que la maestra lea diariamente en voz alta.

La puesta en práctica del lenguaje oral y escrito

Primeras salidas del colegio (a lugares cercanos)

Hacer salidas alrededor de la escuela y que hagan sus primeras entrevistas

(panadería, ferretería

preguntas. Preguntas espontáneas. Llegan y las reproducen con los alfabetos bicolores en el tapete.

Vamos con un grupo de niños, observan y les hacen

).

Más adelante la visita podrá ser a una fábrica y la pueden hacer entre tres o cuatro niños, la escriben y la llevan escrita.

Si vamos a llevar a los niños a cualquier sitio siempre vamos nosotros primero para cerciorarnos de lo que se van a encontrar. Ya en el salón son ellos los que organizan todo.

40

En taller lo importante son las áreas culturas (geografía, biología e historia) y las herramientas son matemáticas y lengua.

Visitas a fábricas, museos, embajadas, etc.

A

un nivel superior las visitas se harán a fábricas mayores. Prepararán por escrito

la

entrevista a realizar y mediante ella, se investigará que materias primas se usan,

cómo se obtienen y cómo se transforman hasta obtener objetos útiles y necesarios.

Descripción de personas, animales o cosas

Diferenciar entre narración y descripción realizando descripciones de diversos objetos, personas o animales y narrando a los compañeros diversas experiencias, libros leídos, anécdotas

Desarrollar cuentos o historias

A partir de una ilustración o varias secuencias, desarrollará un cuento o una

historia; igualmente podrá ilustrar oralmente o con dibujos, el argumento de una historia o texto literario que haya leído, o bien, sus propias vivencias; luego las

expresará por escrito, evitando usar palabras innecesarias o repetir expresiones.

Planear por escrito algún proyecto, como la construcción de un acuario, hormiguero, etc.

Registrará por escrito los datos obtenidos en sus investigaciones, con una secuencia lógica, para después exponerlas a otros niños.

Cuando sea necesario planeará por escrito la construcción de un gallinero, una conejera, una acuario, terrario, etc. Proyectará también por escrito los viajes y excursiones que se necesiten realizar, así como las visitas a museos y zoológicos; y en general de los lugares que en su momento necesite conocer para su observación.

Para la solución de problemas prácticos que se le presenten, obtendrá información, expondrá soluciones, mediante relaciones lógicas, las discutirá fundamentándolas en fuentes apropiadas, redactando conclusiones con mayor claridad y sencillez que

le sea posible.

Escribir poemas y obras de teatro.

Se invitará a expresar sus sentimientos y pensamientos por escrito y en forma poética. Puede practicarlo tomando la descripción de un objeto del diccionario y haciendo otra descripción en sentido figurado.

Al igual que con los poemas en verso, elaborará su álbum antológico de fragmentos

literarios en prosa.

Luego de representar las lecturas interpretadas y pequeñas obras escritas, harán guiones teatrales a partir de cuentos y poemas. Después escribirán sus propios

argumentos describiendo ampliamente el lugar en el que se desarrolla la acción, de

lo que se derivará la escenografía en la cual se habrá de representar ya sea con

41

actores o por medio de muñecos guiñol, los cuales, pueden preparar ellos mismos como actividad de expresión.

Redacción de diferentes temas.

Redactará tarjetas de saludos, recados, cartas, etc. Sus escritos cada vez mejorarán la calidad, en cuanto a la legibilidad, claridad, limpieza, uniformidad, amplitud, expresión y trazo de las letras.

Notas pedagógicas:

La maestra se acerca y lee lo que el niño escribió para que el niño detecte con el sonido si hubo error, si no lo detecta, la maestra hace el cambio de la letra. Cuando hay error de ortografía se dice: “Esta letra se cambia por ésta”. Los niños pueden escribir su redacción en la pizarra o en el papel, dependiendo del nivel de escritura de cada niño. La puntuación se va corrigiendo lentamente, lo importante de las primeras presentaciones es lo que escribe.

Imaginar varios desenlaces de una misma historia.

Imaginar varios desenlaces lógicos de la misma historia. Esto pertenece a la noción de la casualidad.

Reconocer fábulas, leyendas y cuentos.

Reconocer las fábulas, anécdotas irreales y los mitos y contará anécdotas propias o de su familia.

Narración de viajes, aventuras y cuentos.

Narrará viajes y aventuras irreales a partir de la lectura de cuentos, leyendas y actos de ciencia ficción como en los libros de Julio Verne.

Distinguir diferentes tipos de lenguaje

Se dará cuenta que la forma de expresión usada en muchos textos no es la forma habitual de expresión, distinguiendo así, el lenguaje científico, común y la literatura.

Distinguirá entre el estilo directo y el estilo indirecto y los podrá practicar.

Distinción entre diálogo y monólogo

Conocerá el monólogo y lo invitaremos a redactarlo a partir de cuentos o poemas; igualmente hará diálogos para fragmentos en prosa.

Distinción de estilos literarios

Tendrá material para distinguir las formas literarias diferentes: comparación, metáfora, imágenes poéticas, personificación o analogía, hipérbaton, etc., para luego identificarlas dentro de la literatura y usarlas en su composición, advirtiendo que realza y embellece este lenguaje figurado, aquello que el lenguaje directo expresa en forma simple.

42

Objetivo

Perfeccionar la escritura como medio de composición narrativa, textual, como

lenguaje científico, técnico

ortografía. Dominio del lenguaje.

Ampliación de vocabulario y de estilo. Práctica de la

Introducción a la gramática

A los seis años el niño ya posee un lenguaje y ahora va a ver las partes. Se puede comparar con la anatomía de un insecto, el niño conoce el insecto y luego va a estudiar sus partes.

El sustantivo (su función)

Todo tiene un nombre

Se conversa con el niño acerca de que todo tiene un nombre.

“¿Quién inventó todas las palabras que existen? Fue el hombre y es muy posible que las primeras palabras que surgieron en su lenguaje hayan sido precisamente los nombres. Fue el hombre quien tuvo que poner un nombre a cada cosa que lo rodeaba, no sólo para reconocer su medio ambiente sino fundamentalmente para organizar su pensamiento y poder comunicarse con los demás.

El hombre es el único ser que posee lenguaje oral, es decir, que puede pronunciar palabras. Los sonidos que forman las palabras corresponden a las letras que tú conoces. Si las combinamos entre sí podemos formar millones y millones de palabras: aproximadamente seiscientos cuatrillones (un 6 seguido de 26 ceros).

Todas estas combinaciones la han ido haciendo grupos humanos a través de la historia. Ellos han ido agrupando diversos sonidos para formar palabras y les dieron un significado.

Es tan importante la palabra que, por medio de ella los seres humanos han podido comprenderse, unirse, comunicarse. Y también el desconocimiento del lenguaje ha creado confusión y separación. Esto fue lo que ocurrió en la historia de la Torre de Babel.

En un pasaje de la Biblia se cuenta que hace mucho, mucho tiempo, existió un pueblo, descendiente de los hijos de Noé. Un buen día se dijeron: “Vamos a construir una gran ciudad y una torre tan grande que llegue hasta el cielo. Así seremos muy famosos, seremos como dioses y no tendremos que dispersarnos por la tierra para poblarla”. Y comenzaron su trabajo.

Pero el Señor, al ver el atrevimiento de estos hombres dijo: “Ellos son un solo pueblo y hablan un solo idioma. Por eso han comenzado esta empresa y ahora, por nada del mundo la van a abandonar. Será mejor evitar que se entiendan entre ellos”. Y para lograrlo, el Señor confundió su lenguaje y cada grupo comenzó a hablar en una lengua diferente. De este modo ningún grupo entendía lo que el otro decía y tuvieron que abandonar la construcción. Esta ciudad se llamó Babel que, en hebreo, significa “confusión”.

43

Este es una leyenda que explica cómo nacieron los diferentes idiomas. Se le propone a los niños que busquen otras leyendas sobre el origen de los idiomas.

Pero en todas las lenguas existen los nombres. Todas las cosas tienen un nombre,

los objetos, las plantas, los animales, los países conocido o ha creado tiene un nombre.

Todo lo que el hombre ha

Cada utensilio que construía, cada forma de nave y cada parte de ella tuvo un nombre y cuando el mar borrascoso le ponía obstáculos, también a estos los llamó de alguna manera: ciclón, tempestad, maremoto. Y en cuanto a los elementos del cielo y de la tierra también los nombró: trueno, relámpago, tormenta.

Cuando comenzó a identificar sus sentimientos y emociones les dio nombre: amor, odio, ternura, alegría, etc. También a sus gustos y deseos, todo sentimiento del alma humana posee un nombre. El hombre transmite esos nombres de generación en generación y estos van aumentando. Así se afirman y evolucionan los idiomas de los pueblos.

Veamos cómo el idioma de cada pueblo tiene nombres para sus descubrimientos, sus experiencias y todos sus trabajos.

Por ejemplo la palabra “sandwich” viene del inglés. Tomó este nombre porque fue Lord Sandwich quien, por primera vez, tuvo la idea de tomar un trozo de carne y colocarla entre dos rebanadas de pan. Hay muchos ejemplos como éste. Invitar a los niños a buscar ejemplos.

A través de los nombres también podemos darnos cuenta de algunos aspectos de la historia. Tomemos por ejemplo el nombre “América”. Este continente se llama así porque lleva el nombre de un italiano, Américo Vespucio, que fue quien se dio cuenta de que la tierra descubierta por Colón era un nuevo continente.

Gran cantidad de ejemplos pueden ser tomados del estudio de la mitología griega:

los meses del año, los días de la semana, el nombre del mar Egeo, entre otros.

Muchos de los nombres científicos se derivan del griego, por ejemplo, “geometría” significa “medida de la Tierra”, “geología” significa “estudio de la Tierra”.

También los nombres de las personas nos cuentan un poco de los pueblos y sus costumbres. Antiguamente se usaba un solo nombre. No existía el apellido, pero al crecer el número de habitantes se daba el caso en que había tantas personas llamadas igual que para distinguirlas empezaron a especificar, por ejemplo: “Jorge el alto”, “Jorge el poeta”, “Jorge el carpintero”, o simplemente el nombre acompañado del lugar al que pertenecía.

De esta situación derivaron lo que conocemos como “apellidos”, son nombres que acompañan al nombre de pila y designan diferentes identificaciones como su oficio, su título de nobleza, su lugar de nacimiento, etc.

En España tenemos apellidos que hacen referencia a lugares o construcciones:

Toledo, Castillo, Iglesias

Otros se refieren al

parentesco, muchos de ellos llevan el sufijo ez: Fernández (hijo de Fernando),

Otros se refieren a las antiguas actividades u

ocupaciones: Herrero, Carretero, Molinero, Mercader

44

González (hijo de Gonzalo). También en otros idiomas se utilizan distintos prefijos o sufijos para marcar los parentescos.

En holandés usan el prefijo “van”, que significa “de”: Van Gogh, Van Voorst.

En árabe y hebreo usan “ben”: Ben Hur, Ben Laden.

Los escoceses utilizan los sufijos “-son” y “-sen”: Anderson, Johnson, Petersen.

Los irlandeses usan “O”: O´Hara, O´Sullivan.

Los rusos utilizan los sufijos “-ovich” o “-evich” para “hijo de”: Damianovich, y los sufijos “-evna” y “-ovna” para “hija de”: Ivanovna.

Ésta es una buena ocasión para proponer a los niños que investiguen sobre el origen de sus apellidos y los de su familia.

Presentación 1

Necesitamos cestas con objetos. Puede ser una para cada grupo de niños.

La maestra convoca a un grupo de niños y les pregunta: "¿Recordáis la historia del nombre? ¿Recordáis cómo el ser humano comenzó a poner nombre a todas las cosas? Se hace un breve recordatorio: Los seres humanos empezaron a ver que todo se oscurecía y a eso le llamó noche, luego se hizo la luz y a eso le llamó día, luego vio que el agua corría y le llamó río… luego hubo truenos … a todo lo que iba viendo le ponía nombre, luego construyó una casa y la llamó casa y a todo lo de la casa le puso nombre… luego construyó una barca y la llamó barca… luego el hombre fue a la luna, construyó un cohete y le llamó cohete … ¿Y qué hacemos cuando nace un niño? Le ponemos un nombre… Pues a ese nombre de las cosas también le llamamos "sustantivo”. La maestra escribe en un papelito “sustantivo” con un lápiz rojo.

La maestra pregunta al niño: “¿Qué es el sustantivo? El nombre que ponemos a las cosas. Mira aquí tenemos unas cuantas cosas ¿Tú sabes cuáles son sus nombres?” Va sacando los objetos de la cestita. Una vez colocados todos los objetos en la mesa, le pide que escriba sus nombres en unos papelitos, si no sabe escribir lo escribe la maestra. Lo escribe con lápiz negro y va colocando las etiquetas a la derecha de los objetos, sobre ellos se ha colocado el encabezamiento de “sustantivos”.

La maestra pregunta: “¿Qué me dirías tú que es el sustantivo? ¿Me puedes decir un sustantivo? ¿Otro?”

Presentación 2

Necesitamos una casa de juguete con todo su mobiliario y muñecos (también puede

ser una granja, una estación de bomberos, un costurero, etc tijeras.

), papel, lápiz y

Esta presentación se hace con un grupo.

45

La maestra coloca una casa de juguete (u otro ambiente). Invita a un grupo. Les recorta unas tiras de papel y les pide que le pongan nombre a cada una de las partes de la casa y de lo que tienen dentro.

La maestra les pregunta: “¿Qué estáis escribiendo? Los nombres de las cosas, es decir, los sustantivos”.

Cuando han finalizado les pregunta si han encontrado algo sin nombre, si no conocen el nombre de algo pueden acudir a algún libro o diccionario 22 , a un niño mayor, a la maestra, a otra aula, a los padres… las investigaciones también pueden ser verbales.

La maestra invita al niño a recoger el material.

Otras actividades

También se puede hacer el mismo ejercicio pero poniendo nombre a cosas que vean en el aula.

Otro día pueden escribir los nombres de todos los niños de la clase.

También se le puede pedir a los niños un día que traigan un costurero (para un grupo de niños), una caja de herramientas (para otro grupo), una casita de juguete

con sus muebles (para otro grupo) etc

Cada grupo escribirá los nombres de los

objetos que le han tocado. Otro día se los pueden intercambiar.

El símbolo del sustantivo

Necesitamos una pirámide negra, un triángulo negro del mismo tamaño que una de las caras de la pirámide, un paño oscuro e ilustraciones de las pirámides de Egipto.

La maestra coloca la pirámide y el triángulo debajo del paño oscuro de modo que no puedan ser vistos por los niños.

La maestra conversa con los niños recordando que las primeras palabras que aparecieron en el lenguaje de los hombres fueron los nombres de las cosas. Esto quiere decir que los sustantivos son palabras que existen desde hace mucho tiempo. Para simbolizarlo María Montessori escogió algo construido por el hombre hace muchísimo tiempo y que aún perdura: las pirámides. Se le pregunta al niño dónde ha visto esa forma anteriormente. Se conversa con él acerca de las pirámides de Egipto (se le muestran fotos). La maestra les pregunta qué saben de las pirámides. Las pirámides son monumentos funerarios donde se enterraban a los faraones y sus riquezas. Las primeras pirámides que se construyeron eran como escaleras gigantescas que se elevaban al cielo, probablemente para simbolizar la ascensión del difunto hacia el cielo. La más famosa es la pirámide de Saqqara del faraón Dieser.

22 Es importante tener en el aula diccionarios temáticos, diccionarios con ilustraciones…

46

Más tarde las pirámides tuvieron forma romboidal (¿alguno de vosotros sabe cómo será la forma romboidal?). Se cree que fue un intento fallido de construir pirámides con caras lisas. La más famosa es la pirámide de Dahshur del faraón Seneferu.

Las pirámides posteriores son las pirámides clásicas de caras lisas, las más conocidas de éstas son las Pirámides de Guiza, a unos veinte kilómetros de la capital de Egipto (¿alguien sabe cuál es la capital de Egipto? El Cairo) que son las pirámides de los faraones Keops, Kefrén y Micerino. Probablemente fueron construidas en el Antiguo Egipto entre los años 2700 y 2200 a.C.

Se les pregunta a los niños si quieren investigar sobre las pirámides, su proceso de construcción, qué riquezas se hallaron en ellas, sobre las momias, etc

También se puede presentar un mapa de Egipto y localizar las poblaciones donde se encuentran las pirámides.

María Montessori escogió el negro para esta pirámide porque el carbón, que es un elemento natural, también muy antiguo, es de este color.

Cuando trabajemos y tengamos que representar al sustantivo en nuestra hoja vamos a usar solamente una de las caras de esta pirámide. La maestra pregunta al

niño qué formas tienen las caras. Dirá que triangulares. Por lo tanto, el símbolo va

a ser un triángulo negro. La maestra saca el símbolo de debajo del pañuelo oscuro

y lo coloca junto a la pirámide. Es grande ya que los sustantivos son muchos y muy importantes dentro de una lengua. Si no hablamos muy bien un idioma extranjero, pero conocemos muchos sustantivos, nos vamos a poder entender bastante bien

con las personas que lo hablen.

Las peticiones del sustantivo

Las peticiones son tarjetas con instrucciones. Están en una caja o sobre a la que podrán acceder los niños para trabajar entre ellos. Pueden coger la que deseen y trabajar con ella.

Necesitamos una caja con unas tarjetas negras plastificadas con peticiones escritas.

Se hace el ejercicio con un grupo de niños. La maestra toma una de las tarjetas de peticiones de su caja la lee y dice: “Voy a llamar a alguien. A ver bonita, ven acá” Nadie se acerca. La maestra pregunta: “¿Cómo tenemos que llamar para que vengan?” Los niños responderán: “Diciendo los nombres” y la guía pregunta: “¿Por qué no vino nadie cuando yo llamé “bonita”? “.

La maestra toma otra tarjeta, la lee y llama con fuerza: “¡Moreno!”. Nadie se acerca. Luego llama con fuerza: “María” y María se acerca.

La maestra toma otra tarjeta, la lee y sin señalar nada le dice a un niño: “Dámelo por favor”, el niño no sabe a qué se refiere, a continuación le dice: “Dame un lápiz, por favor”. La guía pregunta: “¿Qué observáis?”.

También los niños leerán las tarjetas y realizarán las peticiones.

47

El objetivo de estos ejercicios es que el niño se dé cuenta de que todo tiene nombre, así como conocer los sustantivos y darse cuenta de que estos son necesarios para poder hablar de las cosas.

Proponerle al niño que invente sus propias frases y les coloque el símbolo.

que invente sus propias frases y les coloque el símbolo. La casa es alta Algunas niñas

La casa es alta

propias frases y les coloque el símbolo. La casa es alta Algunas niñas juegan Esos árboles

Algunas niñas juegan

coloque el símbolo. La casa es alta Algunas niñas juegan Esos árboles no tienen hojas Nuestra

Esos árboles no tienen hojas

es alta Algunas niñas juegan Esos árboles no tienen hojas Nuestra abuela todavía vive Mis hermanas

Nuestra abuela todavía vive

Esos árboles no tienen hojas Nuestra abuela todavía vive Mis hermanas no están en casa El

Mis hermanas no están en casa

Nuestra abuela todavía vive Mis hermanas no están en casa El sol se ocultó tras las

El sol se ocultó tras las nubes

El determinante (su función)

Los artículos definidos

Necesitamos una cesta con diversos objetos, papelitos, un lápiz rojo, otro azul y otro de grafito.

La maestra invita a un niño y le pregunta sacando un objeto de la cesta: “¿Qué es esto? ¿Cómo se llama?” El niño dice su nombre. La maestra le pregunta de uno en

48

uno por el nombre de todos los objetos y los va colocando sobre la mesa a la izquierda en orden, formando una fila vertical

A continuación le dice: “Vamos a ponerles sus nombres” y le va pasando los papelitos para que escriba el nombre de cada objeto. El niño escribe los papelitos y los va colocando a la derecha de cada objeto. La maestra le dice al niño: “Dame teléfono” a continuación le dice. “Dame el teléfono ¿Cómo se oye mejor? ¿Cómo se oye mejor si te digo dame báscula o dame la báscula? ¿Cómo me pedirías la jarra? ¿Cómo me pedirías el cuadro?” El niño contesta: “Dame la jarra” y “Dame el cuadro”

La maestra dice: “Vamos a escribir lo que me dijiste, escribe en un papelito la y en otro el23 El niño lo escribe con el lápiz de grafito sin color. El niño va escribiendo todos los artículos necesarios y los coloca junto a los nombres de los objetos.

La maestra dice: “Esta palabrita que acabas de poner junto al sustantivo y hace que se oiga mejor se llama artículo”. La guía escribe “artículo” en un papelito con el color rojo y lo coloca a la cabeza de los artículos. “Y las otras como se llamaban sustantivo les colocamos también su nombre” escribe con rojo “sustantivos” y pone la etiqueta.

La maestra pregunta: “¿Qué es el artículo? ¿Para qué sirve?” Los niños responden, por ejemplo: “Para que se oiga mejor”. “¿Qué era el sustantivo?”. Los niños responden, por ejemplo: “Las palabras que nombran a las cosas”

La maestra le pide al niño: “Enséñame un sustantivo, enséñame un artículo” Le pregunta: “¿Qué es éste? –Señalando algunas etiquetas- ¿Qué son todos estos? señalando la fila de los artículos y luego la de los sustantivos

La maestra invita al niño a guardar el material.

El objetivo de este ejercicio es dar la función del artículo, que será acompañar y definir al sustantivo. También hacer que el niño se dé cuenta de que, a veces, para que suene bien el nombre, éste tiene que ir acompañado del artículo.

Otras actividades

Puede ponerle los artículos a los sustantivos que escribió para la casita.

Los artículos indefinidos

Necesitamos una cestita con diversos objetos, algunos de ellos repetidos una o más veces, una cesta con papelitos, un lápiz rojo, otro azul y otro de grafito.

La maestra coloca el material. Toma uno de los objetos y le pregunta al niño: “¿Qué tenemos aquí?” El niño responde: “Una jarra” y la coloca sobre la mesa, a su izquierda.

23 En esta primera presentación sólo utilizamos el y la.

49

La maestra le pide: “¿Me puedes dar la campana?” Se la da y la coloca a la derecha. A continuación le dice: “Ahora ¿me puedes dar el plato?” Como hay dos

platos el niño le pregunta: “¿Cuál?” y la guía ahora le dice: “Dame un plato” El niño le da uno. La maestra le dice: “Si te lo pido bien me lo das si no te lo pido bien no me lo das”. Continúa pidiéndole los objetos, a veces utiliza la y el y a veces un y una. En el caso de que el objeto no esté repetido el niño lo tomará si dice la o el, en el caso de que esté repetido lo tomará si dice un o una. En casa ocasión el niño

escribe “el plato”, “una goma”

y lo va colocando al lado del objeto.

Cuando acaban la maestra le pregunta al niño qué observa. El dirá que cuando hay varios objetos y no queremos ninguno en concreto decimos “un” y cuando solo hay uno o queremos uno concreto decimos “el”.

La maestra recapitula: “Cuando tenemos varios objetos de la misma clase y no queremos ninguno en concreto le ponemos un o una y los llamamos determinantes indefinidos y cuando queremos uno concreto le ponemos el o la y les llamamos determinantes artículos.

La maestra escribe en unos papelitos con color rojo: “Determinantes”, “Artículos” e “Indefinidos” y pide al niño que corte sus frases y coloque los determinantes en sus columnas correspondientes.

Otras actividades

La maestra le pregunta al niño que observe el aula: “¿Con qué sustantivos utilizaría el artículo? ¿Con qué sustantivos utilizaría el determinante indefinido?

Se le puede pedir a un niño que vaya a otra aula y traiga el libro, entonces ven muy claro que no saben de qué libro se trata, tendría que utilizar el indefinido.

Se preparan unos papelitos y se le propone al niño que ponga los artículos a las cosas de la clase.

El símbolo del determinante

Necesitamos la pirámide celeste y un triángulo del mismo color y del tamaño de una de las caras de la pirámide.

Este símbolo se presenta de manera similar al del sustantivo. Tiene la misma forma que aquél porque lo acompaña siempre. Es más pequeño porque en la oración es algo menos importante que el propio sustantivo. Es de color celeste.

Se le explica al niño que cuando necesite representar gráficamente el determinante se usará un triángulo, equivalente a una de las caras de la pirámide, de color celeste.

Proponerle al niño que invente sus propias frases y les coloque el símbolo.

de color celeste. Proponerle al niño que invente sus propias frases y les coloque el símbolo.

La niña es alta

50

Comí unos plátanos Vieron una película Las abuelas cuidan a los nietos Peticiones del determinante

Comí unos plátanos

Comí unos plátanos Vieron una película Las abuelas cuidan a los nietos Peticiones del determinante Las

Vieron una película

Comí unos plátanos Vieron una película Las abuelas cuidan a los nietos Peticiones del determinante Las

Las abuelas cuidan a los nietos

Peticiones del determinante

Las peticiones están clasificadas por tipos de determinantes. Después de la presentación de un tipo de determinante se pide a los niños que ejecuten las peticiones correspondientes unos a otros.

El adjetivo (su función)

Necesitamos una cestita con tres objetos similares pero que varíen en algún

aspecto (tamaño, color

rojo, otro azul y otro de grafito.

pueden ser unos botones por ejemplo), papelitos, un lápiz

El niño tiene que haber trabajado ya con sustantivos y determinantes (al menos artículos e indefinidos).

La maestra coloca el material e invita a un niño: “¿Me puedes dar la sartén?”(hay tres sartenes en miniatura de diferentes tamaños en la cesta), el niño preguntará: “ ¿Cuál?” la guía responde: “La grande”, el niño toma la sartén grande y se la da. “Ahora ¿me puedes dar la pequeña? El niño toma la pequeña y se la da. “Ahora ¿me puedes dar la mediana?” El niño toma la mediana y se la da. La maestra las va colocando ordenadamente en la mesa.

La maestra pregunta: “¿Qué palabra fue la que te hizo saber la que quería?” El niño contesta: “Grande, mediana y pequeña”.” Vamos a escribirlo ¿quieres escribirlo tú?” Escribe el niño las etiquetas y las coloca junto a cada sartén: “La sartén grande”, “La sartén mediana” y “La sartén pequeña”.

La maestra dice: “Pequeña, mediana y grande nos dijeron como era el sustantivo, estas palabras son adjetivos, y significa que le añades algo al sustantivo y nos hacer ver cuál queremos”.

51

La guía corta las tarjetitas separando las palabras y le pide al niño que forme las frases cambiando las palabras de lugar y fijándose cómo queda mejor y de qué formas no queda correcto. Explicarle que existe un orden correcto para la construcción y que también hay licencias para alterarlo en determinadas circunstancias.

Pregunta entonces: “¿Qué es el adjetivo?” 24 Lo que nos dice cómo es el nombre.

Otras actividades

El niño puede escoger objetos del ambiente y pedirle que diga sus nombres y les ponga algunos adjetivos.

El símbolo del adjetivo

Este símbolo se presenta de manera similar a la del sustantivo. Tiene la misma forma que aquél porque lo acompaña y lo modifica. Es un poco más pequeño, pero más grande que el del determinante. Es de color azul. Con este símbolo se completa la “Familia del nombre”.

Proponerle al niño que invente sus propias frases y les coloque el símbolo.

que invente sus propias frases y les coloque el símbolo. La niña pequeña juega Comí unos

La niña pequeña juega

frases y les coloque el símbolo. La niña pequeña juega Comí unos plátanos maduros Vieron una

Comí unos plátanos maduros

La niña pequeña juega Comí unos plátanos maduros Vieron una película larguísima Las abuelas cuidan a

Vieron una película larguísima

unos plátanos maduros Vieron una película larguísima Las abuelas cuidan a los nietos pequeños 2 4

Las abuelas cuidan a los nietos pequeños

24 Siempre le preguntamos al final para que nos lo diga con sus palabras. Se da siempre primero la experiencia y al final el nombre.

52

Cartelón de la familia del nombre

A continuación se presenta el cartel de la “Familia del nombre”.

Se pueden hacer algunas frases y colocar las tres pirámides.

También se puede tomar el sustantivo “pan” y buscar adjetivos que respondan a los cinco sentidos. Se escriben las tarjetitas con las frases: El pan dulce, el pan crujiente, el pan dorado, el pan caliente, el pan oloroso. Se recortan las palabras y se colocan en columnas cada una debajo de su pirámide correspondiente.

Al introducir los tres símbolos de la familia del nombre podemos hacer mención a la similitud con las tres pirámides más importantes de Egipto: Keops, Kefrén y Mikerinos, conversar con el niño, mostrarle fotos y motivarlo a que investigue más profundamente el tema.

El cartelón de la familia del nombre se colocará en el aula en un lugar bien visible.

El juego del detective

Primera presentación

Prerrequisito: El niño tiene que conocer ya los triángulos.

El propósito de este ejercicio es tomar conciencia de que el sustantivo puede estar acompañado de gran variedad de adjetivos. También ejercitar la discriminación lo que le permitirá al niño posteriormente realizar deducciones. Indirectamente estamos trabajando la relación del lenguaje con la geometría y el repaso de los triángulos.

Necesitaremos tarjetitas, lápices, los símbolos gramaticales y una caja con los siguientes 63 triángulos (son las formas de los siete triángulos existentes en tres tamaños y tres colores diferentes):

1. Escaleno rectángulo grande rojo

2. Escaleno rectángulo grande azul

3. Escaleno rectángulo grande amarillo

4. Escaleno rectángulo mediano rojo

5. Escaleno rectángulo mediano azul

6. Escaleno rectángulo mediano amarillo

7. Escaleno rectángulo pequeño rojo

8. Escaleno rectángulo pequeño azul

9. Escaleno rectángulo pequeño amarillo

10. Escaleno acutángulo grande rojo

11. Escaleno acutángulo grande azul

12. Escaleno acutángulo grande amarillo

13. Escaleno acutángulo mediano rojo

14. Escaleno acutángulo mediano azul

15. Escaleno acutángulo mediano amarillo

53

16.

Escaleno acutángulo pequeño rojo

17. Escaleno acutángulo pequeño azul

18. Escaleno acutángulo pequeño amarillo

19. Escaleno obtusángulo grande rojo

20. Escaleno obtusángulo grande azul

21. Escaleno obtusángulo grande amarillo

22. Escaleno obtusángulo mediano rojo

23. Escaleno obtusángulo mediano azul

24. Escaleno obtusángulo mediano amarillo

25. Escaleno obtusángulo pequeño rojo

26. Escaleno obtusángulo pequeño azul

27. Escaleno obtusángulo pequeño amarillo

28. Isósceles rectángulo grande rojo

29. Isósceles rectángulo grande azul

30. Isósceles rectángulo grande amarillo

31. Isósceles rectángulo mediano rojo

32. Isósceles rectángulo mediano azul

33. Isósceles rectángulo mediano amarillo

34. Isósceles rectángulo pequeño rojo

35. Isósceles rectángulo pequeño azul

36. Isósceles rectángulo pequeño amarillo

37. Isósceles acutángulo grande rojo

38. Isósceles acutángulo grande azul

39. Isósceles acutángulo grande amarillo

40. Isósceles acutángulo mediano rojo

41. Isósceles acutángulo mediano azul

42. Isósceles acutángulo mediano amarillo

43. Isósceles acutángulo pequeño rojo

44. Isósceles acutángulo pequeño azul

45. Isósceles acutángulo pequeño amarillo

46. Isósceles obtusángulo grande rojo

47. Isósceles obtusángulo grande azul

48. Isósceles obtusángulo grande amarillo

49. Isósceles obtusángulo mediano rojo

50. Isósceles obtusángulo mediano azul

51. Isósceles obtusángulo mediano amarillo

52. Isósceles obtusángulo pequeño rojo

53. Isósceles obtusángulo pequeño azul

54. Isósceles obtusángulo pequeño amarillo

55. Equilátero grande rojo

56. Equilátero grande azul

57. Equilátero grande amarillo

58. Equilátero mediano rojo

59. Equilátero mediano azul

60. Equilátero mediano amarillo

61. Equilátero pequeño rojo

62. Equilátero pequeño azul

63. Equilátero pequeño amarillo

Se colocan todos los triángulos en una mesa grande o sobre el suelo. La maestra pide al niño: “Dame el triángulo”. Escribe en una tarjetita “El triángulo”. El niño puede preguntar cuál o entregarle cualquiera de ellos. La respuesta de la guía será adecuada a la del niño. La maestra le pregunta si sabe qué es lo que hacen los detectives. Le dice que van a jugar a detectives, el niño tendrá que averiguar qué papel quiere la maestra, ésta le irá dando pistas.

Entonces dice: “Dame el triángulo rojo”. Escribe la palabra “rojo” en una tarjetita que coloca a la derecha de la anterior. “¿Cuál? Hay muchos rojos”. Entonces se dejan sobre la mesa los rojos y se guardan los amarillos y los azules.

“Dame el triángulo rojo, grande”. Escribe en una tarjetita “grande” que coloca a la derecha de la anterior. Se retiran los triángulos medianos y pequeños. “Dame el triángulo rojo, grande, escaleno”. Escribe en una tarjetita “escaleno” que coloca a la derecha de la anterior. Se retiran los triángulos que no sean escalenos. Finalmente; “Dame el triángulo rojo, grande, escaleno, rectángulo”. Escribe en una tarjetita “rectángulo” que coloca a la derecha de la anterior. El niño lo selecciona y lo coloca junto a la frase creada. Se hace hincapié en cuántos adjetivos se necesitaron para poder encontrar el triángulo que se quería. Se le pide al niño que coloque los símbolos gramaticales sobre la frase. Un grupo de niños puede continuar trabajando tomando otros triángulos y pidiéndoselos unos a otros. Para que los niños trabajen solos ya estarán preparadas las tarjetitas con los adjetivos.

Segunda presentación

Además del material anterior necesitaremos tarjetas con la descripción de cada triángulo, en total son sesenta y tres.

Trabajando en grupo lo niños encontrarán la tarjeta que vaya acorde con cada triángulo y las asociarán.

Triángulos y tarjetas pueden llevar un código en la parte de atrás para poder efectuar el control.

Otras actividades

El juego del detective puede variarse usando diversos materiales como por ejemplo: botones, hojas de papel, animales de juguete, hojas de los árboles, tarjetas con sustantivos y su respectiva clasificación, etc. Veamos algunos ejemplos.

Las hojas de papel

Necesitamos un sobre conteniendo hojas de papel con diferentes cualidades:

colores, texturas, formas, etc. Por ejemplo:

o

cuatro papeles blancos

o

seis papeles blancos rayados

o

cuatro papeles blancos rayados arrugados

55

o

un papel blanco rayado arrugado dibujado

o

dos papeles verdes

o

tres papeles verdes dibujados

o

cuatro papeles verdes cuadriculados

o

dos papeles verdes rayados arrugados

o

cuatro papeles azules rayados dibujados

o

dos papeles azules rayados

o

dos papeles celestes rayados arrugados

La maestra coloca sobre la mesa todos los papeles mezclados y pregunta al niño:

“¿Qué tenemos aquí?” El niño responderá: “Papeles”. La maestra escribe en una tarjetita: “El papel”, se la entrega a un niño y le pide que se lo traiga. El niño preguntará: “¿Cuál?” A continuación escribe otra tarjetita: “rayado”. El niño entonces eliminará todos los que no sean rayados.

A continuación la maestra escribe: “arrugado”. El niño eliminará todos los papeles que no estén arrugados.

A continuación escribe: “blanco”. El niño en esta ocasión eliminará todos los papeles que no sean blancos.”

Finalmente la maestra escribe: “dibujado”. El niño eliminará todos los papeles que no estén dibujados y al final sólo quedará un papel rayado arrugado blanco dibujado.

Se le pide a los niños que preparen ellos algunos papeles y hagan entre ellos este ejercicio. Se les propone que inventen nuevos adjetivos que puedan aplicar.

Las hojas

Necesitaremos tarjetitas, colores y hojas de árboles.

La maestra pide a los niños que recojan en el jardín (o que traigan de sus casas) hojas de árboles de distintas formas.

Los niños se dividen en grupos, cada grupo piensa en algunos adjetivos que describan a las hojas y los escriben en tarjetitas.

Luego se retiran las hojas y se dejan las descripciones, entonces se cambian de grupo y otros niños deben colocar cada hoja en su lugar.

Las peticiones del adjetivo

Las peticiones del adjetivo enriquecerán mucho el vocabulario del niño y le servirán para reforzar la función del adjetivo.

Cartel de la familia del sustantivo

Después de haberles presentado el sustantivo, el artículo y el adjetivo se les presenta el cartel de la familia del sustantivo. Se puede comparar con una imagen de las pirámides de Giza (Keops, Kefren y Micerino).

56

Hoja colectiva Se trata de una hoja con tres columnas, con los siguientes encabezamientos: “Determinantes”,

Hoja colectiva

Se trata de una hoja con tres columnas, con los siguientes encabezamientos:

“Determinantes”, “Sustantivos” y “Adjetivos” La maestra dejará esta hoja en una bandeja junto a un lápiz en un lugar estratégico, cerca de la puerta para que el niño que lo desee cuando pase junto a ella escriba determinantes, sustantivos y adjetivos.

El verbo (su función)

La maestra escribe algunos papelitos. Los reparte entre algunos niños y les dice:

“¿Me podéis traer lo que dice aquí?” Cada niño le trae lo que pone en su papel, la maestra les pregunta: “¿Qué me trajiste?” El niño contesta: “Un globo de la tierra” ¿Y tú? “Un lápiz”. Lo ponen en la mesa con su correspondiente nombre.

Escribe un papelito en secreto y le dice a un niño: “Ahora tráeme esto”. El niño dice que no puede traérselo, la maestra le pregunta: “¿Qué podrías hacer?” El niño dice:

“Yo podría caminar y tú me podrías ver”. El niño camina. La tarjeta decía:

“camina”.

La maestra escribe otra tarjeta y se la da a otro niño: “Ahora tú dame esto, por favor”. El niño le dice que no puede dárselo. La maestra le pregunta: “¿Qué puedes hacer?” El niño le dice: “Hacerlo” y entonces aplaude. La tarjeta ponía “aplaude”.

La maestra les dice que ambas son acciones y que “en gramática las acciones se llaman verbos. Era algo que no me podíais traer”. Escribe en la pizarra la palabra verbo

El símbolo del verbo

Inmediatamente después del ejercicio anterior la maestra presenta una bandeja con una esfera roja que representa al verbo. La hace rodar constantemente y pide a los niños que la observen.

Mantiene con ellos un diálogo: “¿Por qué pensáis que una esfera representa al

verbo?”

den sus opiniones. A continuación dice:

“¿Por qué creéis que es de color rojo?” La maestra deja que los niños

57

“Para representar el verbo María Montessori pensó en la pelota que puede rodar, tener movimiento, pues para realizar acciones tiene que haber movimiento. El color rojo representa al sol que nos da energía, calor, luz. Así como en la Tierra hay vida porque existe el sol, el verbo da vida a la oración. El color rojo también nos recuerda la sangre que circula en nuestras venas y que está en permanente movimiento.

La maestra pregunta: “¿Cómo podemos dibujar la esfera?”

den su opinión y luego dice: “Si dibujamos la esfera nos queda un círculo del mismo

color, ésta será la forma que nos servirá para representar al verbo.

Deja que los niños

La maestra les pregunta: “¿Recordáis cuál es el símbolo del sustantivo?” dirán:

“Una pirámide”, la maestra les dice: “La pirámide es estática como el sustantivo”.

La maestra pregunta a un niño: “¿Cómo me dirías que es una acción?” El niño dirá algo así: “Es algo que se mueve”, la maestra pregunta: “¿Me la pudisteis traer?” Los niños dicen que no. La maestra les pregunta: “¿Qué tuvisteis que hacer?” Ellos dirán algo como: “Representarla, hacerla”. “Ahora voy a pediros un favor - dice la maestra – volved a su lugar los objetos que habéis traído”. Después de que los niños regresan a su lugar los objetos la maestra les pregunta: “¿Qué hicisteis con los objetos?” Le dicen que los guardaron, ella les comenta que guardar también es una acción y algo queda al hacer la acción, los objetos ya no están.

Proponerle a los niños que inventen sus propias frases y les coloquen los símbolos que ya conocen. También se les pueden dar oraciones preparadas.

ya conocen. También se les pueden dar oraciones preparadas. La niña pequeña juega Comí unos plátanos

La niña pequeña juega

les pueden dar oraciones preparadas. La niña pequeña juega Comí unos plátanos maduros Vieron una película

Comí unos plátanos maduros

La niña pequeña juega Comí unos plátanos maduros Vieron una película larguísima Las abuelas cuidan a

Vieron una película larguísima

pequeña juega Comí unos plátanos maduros Vieron una película larguísima Las abuelas cuidan a los nietos

Las abuelas cuidan a los nietos pequeños

58

Peticiones del verbo

Esta caja la pueden trabajar uno o más niños, cogiendo una tarjeta y ejecutando las peticiones que allí se indican.

Primero se trabaja con un solo verbo, luego con dos y finalmente con tres verbos en cada petición.

También se trabajan grupos determinados de verbos que sirven para enriquecer el vocabulario del niño.

Tiempos fundamentales del verbo

Presente

del niño. Tiempos fundamentales del verbo Presente Necesitamos papel, lápiz, tijeras y varios carteles del

Necesitamos papel, lápiz, tijeras y varios carteles del presente (uno por cada grupo de niños).

La maestra corta varias tiras de papel. Escribe una oración relacionada con ese momento concreto, por ejemplo: “Juan escucha a la maestraLa maestra pregunta: “¿Cuándo?”. El niño contesta: “Ahora”.

La maestra coloca el cartel del presente, corta la frase después de “Juan” y le dice:

“Cuando la persona y la acción coinciden el verbo está en presente” coloca sobre el símbolo del pronombre el papelito de “Juan” y sobre el símbolo del verbo el papelito con escucha a la maestra”.

La maestra prepara alguna otra oración en presente e invita a un niño a cortarla y colocar sus partes en el lugar correspondiente del cartel.

La maestra reparte un cartel a cada grupo de niños y los invita a inventar sus propias oraciones y proceder del modo anterior.

Pasado

un cartel a cada grupo de niños y los invita a inventar sus propias oraciones y

59

Necesitamos papel, lápiz, tijeras y varios carteles del pasado (uno por grupo de niños).

Una vez que los niños han realizado varias oraciones en presente la maestra le pregunta a un niño: “¿Qué hiciste ayer?” El niño puede responder algo como: “Ayer comí”, la maestra le pregunta “¿Qué comiste? “El niño responde: “Pan”. La maestra le pregunta: “¿Dónde pondrías Andrés?” “En el presente” “¿Y la acción?” “En el pasado”. La maestra toma el cartel del pasado. Escribe la frase, la corta y coloca “Andrés” en el símbolo del pronombre y “ayer comió” en el símbolo del verbo.

La maestra prepara alguna otra oración en pasado e invita al niño a cortarla y colocar sus partes en el lugar correspondiente del cartel.

La maestra invita a los niños a inventar sus propias oraciones y proceder del modo anterior.

Futuro

sus propias oraciones y proceder del modo anterior. Futuro Necesitamos papel, lápiz, tijeras y el cartel

Necesitamos papel, lápiz, tijeras y el cartel del futuro.

Después de que los niños hayan realizado varias oraciones en pasado y las hayan colocado sobre el cartel del pasado la maestra pregunta a un niño: “¿Qué vas a hacer mañana?” “Mañana voy a nadar”. La maestra dice: “Como todavía no pasa sino que va a pasar es futuro”. La maestra toma el cartel del futuro. Escribe la oración, la corta y coloca “María” sobre el símbolo del pronombre y “mañana va a nadar” sobre el símbolo del verbo.

A

continuación los niños inventan oraciones en futuro, las recortan y colocan sobre

el

cartel.

Finalmente la maestra pregunta a un niño: “¿Cuándo me dirías que es presente? ¿Cuándo me dirías que es pasado? ¿Cuándo me dirías que es futuro?”.

Lo importante es que quede claro dónde está la acción, no importa la conjugación de los verbos.

Historia y gramática

Necesitamos varios carteles (uno por grupo) con tres columnas encabezadas por “Pasado”, “Presente” y “Futuro” respectivamente, unas tarjetas preparadas con una serie de acontecimientos: fechas, parentescos, etc. tanto del pasado como del presente y del futuro.

La maestra coloca el cartel sobre la mesa y tomando tres de las tarjetas de la misma serie, por ejemplo “bebé”, “niño”, “adulto” le pregunta al niño: “¿Tú que

60

eres ahora?” Un niño “¿Qué eras antes, hace unos años?” Un bebé “¿Y qué serás dentro de unos años?” Un adulto.

La maestra pregunta “¿Dónde colocarías entonces cada una de las tarjetas?” El niño coloca cada tarjeta en su columna correspondiente.

La maestra propone que cada grupo coloque las tarjetas sobre los carteles en sus columnas correspondientes.

Cuando los niños han colocado todas las tarjetas la maestra les propone escribir algunas series nuevas y colocarlas en sus columnas respectivas.

Pasado

Presente

Futuro

ayer

hoy

mañana

2013

2014

2015

bebé

niño

adulto

enero

febrero

marzo

primavera

verano

otoño

Otras actividades

Se puede hacer un ejercicio similar pero con series de imágenes

Conjugación de los verbos

61

Los libritos

Necesitamos los libritos (o cajitas) 25 de las tres conjugaciones de los tiempos pasado, presente y futuro; papel y lápiz.

La maestra dice a los niños que hoy van a hablar de los verbos como, por ejemplo “¿Qué estás haciendo tú ahora?” Escuchar. Lo escribe o le pide a un niño que lo escriba. Le pregunta a otro niño señalando a una niña que escribe: “¿Qué está haciendo ella?” Escribir. Lo escribe o le pide al niño que lo escriba. Le pregunta a otro niño señalando a un niño que come: “¿Qué está haciendo él?” Comer. Lo escribe o le pide al niño que lo escriba.

La maestra dice: “Todos esos son verbos: escuchar, escribir, comer. Vamos a ver cuántos más se os ocurren”. Los niños dicen más verbos.

Cuando ya han dicho algunos la maestra pregunta: “¿Cómo acaban los verbos que habéis dicho?” En –ar, -er, -ir. “¿Hay verbos que no acaben de esa forma?” Se dan cuenta de que no, entonces la maestra les dice: “Estas son las tres conjugaciones de los verbos, los que acaban en ar son de la primera conjugación y se conjugan de la misma forma, los que acaban en er son de la segunda conjugación y se conjugan de la misma forma y los que acaban en ir son de la tercera conjugación y se conjugan de la misma forma”.

La maestra acerca la cajita roja de la primera conjugación. Toma la carpetita (o librito) del presente y coloca las tarjetas de los pronombres ordenados en columna, a su lado coloca las formas verbales correspondientes.

a su lado coloca las formas verbales correspondientes. yo tú él ella canto cantas canta 2

yo

él

ella

canto

cantas

canta

25 Para la primera conjugación librito) hay tarjetas verdes para Del mismo modo para las otras

2 5 Para la primera conjugación librito) hay tarjetas verdes para Del mismo modo para las
nosotros

nosotros

nosotras

nosotras

cantamos

una cajita roja con tres carpetitas (o libritos) rojas (presente, pasado y futuro). En cada carpetita (o

los pronombres y tarjetas rojas con la conjugación de un verbo regular de la primera conjugación.

dos conjugaciones: en amarillo la segunda y en azul la tercera.

62

vosotros

cantáis

vosotras

ellos

cantan

ellas

La maestra le pide a un niño que lea el presente del verbo cantar: “Yo canto, tu cantas…”

La maestra toma la carpetita (o librito) del pasado y coloca las tarjetas de los pronombres ordenados en columna, a la izquierda de las tarjetas del presenta, a su lado coloca las formas verbales correspondientes.

yo

él

ella

canté

cantaste

cantó

nosotros

cantamos

nosotras

vosotros

cantásteis

vosotras

ellos

cantaron

ellas

La maestra le pide a un niño que lea el pasado del verbo cantar: “Yo canté, tu cantaste…”

La maestra toma la carpetita (o librito) del futuro y coloca las tarjetas de los pronombres ordenados en columna, a la derecha de las tarjetas del presenta, a su lado coloca las formas verbales correspondientes.

63

yo

él

ella

cantaré

cantarás

cantará

nosotros

cantaremos

nosotras

vosotros

cantaréis

vosotras

ellos

cantarán

ellas

La maestra le pide a un niño que lea el futuro del verbo cantar: “Yo cantaré, tu cantarás…”

La maestra entabla una conversación con los niños: “¿De qué conjugación es el verbo cantar? De la primera. ¿Cuál es el futuro del verbo cantar? Yo cantaré… ¿Cuál es el presente del verbo cantar? Yo canto… ¿Cuál es el pasado del verbo cantar? Yo canté…”

A continuación se recogen las tarjetas y se repite el mismo proceso anterior con el verbo de la segunda conjugación 26 (comer, por ejemplo) y con el de la tercera (partir, por ejemplo).

Verbos regulares e irregulares

Necesitamos:

- Tres cartelones din-3, uno para cada una de las conjugaciones (primera conjugación cartel rojo, segunda conjugación cartel azul y tercera conjugación cartel amarillo). En cada cartel está el encabezamiento (“Primera conjugación –ar”…), bajo el encabezamiento a la izquierda una columna con los pronombres personales, a su derecha bajo el título “Pasado”

26 Buscar siempre verbos regulares para estas presentaciones.

64

las terminaciones regulares del pasado de la conjugación pertinente, a su derecha bajo el título “Presente” las terminaciones regulares del presente de la conjugación pertinente, a su derecha bajo el título “Futuro” las terminaciones regulares del futuro de la conjugación pertinente. A la izquierda de cada una de las columnas de terminaciones el cartel está cortado para que se puedan meter las tarjetitas. (Se pueden tener tantos juegos de cartelones como grupos de niños para que puedan trabajar cada grupo con un cartelón)

- Tres sobres, en cada uno de ellos un grupo de tarjetitas con verbos en infinitivo de cada una de las conjugaciones, algunos regulares y otros irregulares. Las tarjetitas son rojas las de la primera conjugación, azules las de la segunda y amarillas las de la tercera. (Un juego de tarjetas para cada grupo de niños)

- Papel (puede ser una plantilla ya preparada como se detalla en la presentación) y lápiz

La maestra toma el cartel de la primera conjugación y dice “Hoy vamos a ver que hay verbos regulares, que son todos los que se conjugan igual, y verbos irregulares, que son los que se conjugan diferente. Con esta tabla vamos a buscar cuáles son regulares y cuáles irregulares y los vamos a ir anotando en su lugar correspondiente”. Muestra un papel con tres columnas, cada una para cada una de las tres conjugaciones, cada una de estas columnas dividida en dos: una con el epígrafe “Verbos regulares” y otra con el epígrafe “Verbos irregulares”.

Toma el sobre de la primera conjugación, saca uno de los verbos y va probando encajándolo en las ranuras y leyendo en voz alta “yo salto, tú saltas, él salta …”

Una vez que ha comprobado en todos los tiempos anota el verbo en la columna correspondiente.

Primera conjugación

Segunda Conjugación

Tercera conjugación

Verbos

Verbos

Verbos

Verbos

Verbos

Verbos

regulares

irregulares

regulares

irregulares

regulares

irregulares

saltar

         

La maestra pide a los niños que prueben con el resto de los verbos del sobre de la primera conjugación y los vayan anotando en su lugar correspondiente. Cada grupo de niños trabaja con un cartelón y sus correspondientes tarjetitas con los verbos.

A continuación o en otro momento se les invita a que realicen el mismo proceso con los verbos de la segunda y tercera conjugación.

65

La preposición

Nota: La preposición pertenece a las partículas de unión y expresión, pero se presenta en este momento por la frecuencia de su uso en el lenguaje del niño.

Necesitaremos diversos objetos en una caja, una silla y material de escritura.

Se coloca una silla sobre la mesa y junto a ésta la canasta con objetos. La maestra

le pide a un niño que ponga alguno de los objetos sobre la silla, ahora bajo la silla,

tras la silla, en la caja

El niño va ejecutando las órdenes.

A continuación le dice: “Pon el lápiz

lápiz? No sabes porque no te he dicho dónde ponerlo”.

la silla”. “¿Qué sucede? ¿Dónde colocarás el

La palabra que nos indicará dónde se llama preposición.

A continuación toma un objeto y junto a él escribe una tarjeta “en” y otra “la caja”.

A continuación toma otro objeto y escribe “sobre” y “la silla”. Así sucesivamente. El

niño va colocando los objetos en sus lugares correspondientes.

Finalmente ofrece a cada grupo una caja con objetos y les pide que los coloquen en diferentes posiciones y escriban las oraciones (Ej: “El globo bajo la caja”, “El clip sobre la caja”, “La goma junto al sacapuntas” )

Presentación del símbolo

Necesitaremos el símbolo de la preposición, un puente verde, y la caja de símbolos gramaticales.

La preposición es como un puente que une dos orillas, es una palabra que une dos frases o expresiones, por eso su símbolo tiene la forma como de un puente verde. Su símbolo plano será como una media luna verde.

La maestra le pide a los niños que coloquen el símbolo encima de las preposiciones escritas en el ejercicio anterior.

Aprovechamos esta presentación para hacer la transposición de los términos, es decir, cambiamos el orden de las palabras para ver si tienen sentido. No se puede poner la preposición en cualquier lugar, es muy importante la posición que ocupa dentro de la oración, hay que colocarla allí donde suene bien.

Cartelón

Preparar un cartelón con las preposiciones y colocarlo en el aula. Insistir en que son una cantidad limitada de palabras.

Peticiones

Del mismo modo que en los casos anteriores contamos con unas tarjetas de peticiones que servirán para reforzar el concepto mediante la actividad y el movimiento.

66

El adverbio

Necesitamos material de escritura.

El propósito de este ejercicio es descubrir que la función del adverbio es la de modificar al verbo, a un adjetivo o a otro adverbio.

La maestra escribe en varios papelitos la palabra camina. Cada niño lee en silencio su papel y ejecuta la acción. La maestra le pregunta a cada uno qué acción realizó. Todos responden: “Caminar”.

A continuación recoge los papelitos y les agrega a cada uno un adverbio diferente:

lentamente, rápidamente, silenciosamente, atropelladamente

Reparte nuevamente los papeles y ejecutan la acción. La maestra vuelve a hacer la misma pregunta a cada niño y la respuesta es la misma: “Caminar”. La maestra pregunta: “Entonces, ¿qué fue diferente?”. “La manera en que cada uno caminó”. “¿Cuál fue la palabra que te indicó cómo debías caminar? Los niños responderán con los adverbios: lentamente, etc.

“Estas palabras que acompañan al verbo y que lo modifican se llaman “adverbios”” . Escribe la palabra en rojo.

“Adverbio viene del latín ad-, que significa junto y verbum, es decir, junto al verbo.

El símbolo del adverbio

Necesitamos el símbolo del adverbio, una esfera naranja más pequeña que la esfera del verbo, y la caja de los símbolos gramaticales.

La maestra dice a los niños que como el adverbio está muy relacionado con el verbo tiene su misma forma. El adverbio modifica al verbo, pero es menos importante que el verbo por eso esta esfera es más pequeña.

El símbolo que se utilizará para representar al adverbio será un círculo naranja.

Peticiones del adverbio

Se presentan del mismo modo que las peticiones anteriores.

Concordancia lógica entre verbo y adverbio

Necesitamos una serie de diez verbos en tarjetas rojas, una serie de diez adverbios en tarjetas rosas que concuerden cada uno con uno de los verbos. (Tendremos una serie de verbos y una de adverbios por cada grupo de niños).

Se reparten las tarjetitas de los verbos y se le pide a los niños que los vayan leyendo y colocando en una columna. A continuación se reparten los adverbios y cada niño colocará los suyos donde exista concordancia lógica. Luego se deja un solo verbo y se observará cuántos adverbios lo pueden modificar. Esto puede

67

hacerse con cada uno de los verbos. Luego, los niños podrán escribir nuevos adverbios para agregarlos.

El pronombre

Pronombres personales. Primera presentación

Necesitamos papel, lápiz, tijeras, el símbolo del pronombre: la pirámide morada y

la caja con los símbolos gramaticales.

La maestra escribe unas tarjetitas con oraciones relativas a los niños que están en el aula: “Luisa riega las plantas”, “Andrea lava un vaso”, “Juan y Andrés dibujan”, “Amalia y Ana conversan”, etc.

Les muestra las oraciones a los niños y les pide que las lean.

A continuación les dice: “Ahora voy a escribir estas oraciones de otro modo”.

Escribe:

conversan”, etc.

“Ella

riega las plantas”, “Él

lava

un vaso”, “Ellos

dibujan”, “Ellas

La maestra les muestra las oraciones a los niños y les pide que las lean.

La maestra pregunta: “¿Qué cambios he hecho en las oraciones?” Los nombres se han sustituido por “ella”, “él”, “ellas”, “ellos”. La maestra dice: “Éstas palabras que están en lugar de los nombres se llaman pronombres y como están en el lugar de nombres de personas se llaman pronombres personales”.

La maestra pregunta: “¿Recuerdas el símbolo del nombre?” Una pirámide negra, “El símbolo del pronombre también es una pirámide, porque va en lugar del nombre, pero es morada, es morada porque siempre va con un verbo y el morado se obtiene de mezclar el rojo con el azul”. Toma la pirámide morada y se la muestra.

La maestra toma el símbolo plano del pronombre, el triángulo morado y dice: “Y ésta es su foto, su símbolo plano”.

La maestra pide a los niños que coloquen los símbolos en las oraciones.

La maestra pregunta: “¿Qué observas?” Que en las segundas oraciones desaparece

el símbolo del sustantivo y aparece el símbolo del pronombre.

Pronombres personales. Segunda presentación

Necesitaremos diez círculos de cartón dorado grandes, ocho círculos de cartón plateado medianos, seis círculos blancos más pequeños, un círculo rojo, cartelitos con los pronombres personales, cartelitos con las definiciones, cartelitos con “primera persona singular”, “segunda persona singular”, etc. Carteles de control completos para cada persona (por detrás tendrán el nombre del pronombre y su definición).

68

La maestra presenta un símbolo del verbo: el círculo rojo, y pregunta: “¿Qué representa este símbolo?”. El verbo. El verbo es acción, pero para que se realice una acción debe haber alguien que la ejecute. Por ejemplo, “pensar” no existe si no hay una persona que piense. Entonces, para recordar que es una persona quien realiza la acción vamos a tomar la forma del símbolo del verbo para representar a esa persona o personas.

Yo

Cuando la persona habla de sí misma dice “yo”. Si yo hablo genero una acción, por ser tan importante la vamos a representar con el color dorado que denota la importancia y dará vida y riqueza a la acción. Entonces “Yo” lo representaremos con un círculo dorado.

La maestra coloca el círculo y los cartelitos correspondientes.

yo
yo

Es la persona que habla

Primera persona singular

Cuando la persona que habla se dirige a otra le dice “tú”. Es la persona con quien se habla. “Tú” lo representaremos también con un círculo, pero plateado para diferenciarlo. A medida que explica coloca los círculos y los cartelitos correspondientes.

coloca los círculos y los cartelitos correspondientes. tú Es la persona con quien se habla Segunda
tú

Es la persona con quien se habla

Segunda persona singular

Él o ella

Cuando hablo contigo de otra persona hablo de él o de ella. Coloca los círculos y los carteles.

69

él, ella Es la persona de quien se habla Tercera persona singular Nosotros/as Cuando yo

él, ella

Es la persona de quien se habla

Tercera persona singular

Nosotros/as

Cuando yo hablo contigo de los dos digo “nosotros”. “Nosotros es la unión de varios “yo” pero sólo habla uno. Coloca los círculos y los cartelitos.

pero sólo habla uno. Coloca los círculos y los cartelitos. nosotros, nosotras Es la unión de

nosotros, nosotras

Es la unión de varios “yo” pero sólo habla uno

Primera persona plural

Vosotros/as

Cuando yo hablo con varios tú