Sei sulla pagina 1di 9

PEPINO

Introducción
El pepino es el fruto en baya procedente de una planta herbácea que recibe su
mismo nombre. Pertenece a la familia de las Cucurbitáceas. Bajo este nombre
se engloban unas 850 especies de plantas, casi todas herbáceas, trepadoras o
rastreras, que producen frutos muy grandes y protegidos por una corteza firme.
Frutas como la sandía y el melón pertenecen ,junto con hortalizas tan comunes
como el calabacín o la calabaza, a esta misma familia.

Origen y variedades
El origen del pepino se sitúa en las regiones tropicales del sur de Asia. En India
se viene realizando su cultivo desde hace más de 3.000 años. Su explotación
como alimento llegó con el tiempo a Egipto y se convirtió en uno de los
alimentos preferidos por los faraones. Con el paso de los años se hizo popular
en Grecia y en Roma. Tanto griegos como romanos empleaban el pepino como
hortaliza y con fines terapéuticos. Fueron éstos últimos quienes lo introdujeron
en el resto de Europa y lo extendieron con posterioridad hasta China. En la
actualidad, el pepino es una hortaliza muy cultivada en Europa y América del
Norte y ocupa el cuarto puesto en la producción mundial de hortalizas, detrás
del tomate, la col y la cebolla.

Las variedades de pepinos se pueden clasificar en función de diversas


características como su tamaño, forma y color de la piel.

Pepino corto o pepinillo (tipo español): estas variedades son de pequeño


tamaño, con una longitud máxima de 15 centímetros y un peso medio de unos
125 gramos. Presentan piel verde con rayas de color amarillo o blanco y se
utilizan para consumo en fresco o para la elaboración de encurtidos.

Pepino medio largo (tipo francés): son frutos con una longitud de 20 a 25
centímetros. Dentro de este grupo se diferencian dos variedades: el pepino con
espinas y el de piel lisa.

Pepino largo (tipo


holandés): alcanzan hasta 25
centímetros de longitud y su piel es lisa
y más o menos surcada.

Otra clasificación de los pepinos hace


referencia a su forma de consumo:

Pepino de consumo fresco: son ejemplares grandes, de corteza verde o


amarilla.
Pepinillos: son de menor tamaño y generalmente se consumen encurtidos.
Dentro de este grupo se encuentran variedades de superficie lisa o con
verrugas. Así mismo, existe una clasificación que atiende al tipo de cultivo y se
habla entonces de pepinos de invernadero y de los de caballón.

Pepinos de invernadero: poseen una forma alargada y recta, piel fina y pocas
semillas.

Pepinos de caballón: contienen menos semillas que los anteriores y su piel es


verde oscura y dura, por lo que se deben pelar antes de su consumo.

Su mejor época
El pepino es una hortaliza de verano, aunque en la actualidad se puede
comprar durante todo el año gracias a los cultivos de invernadero que han
proliferado de modo extraordinario en la costa sur de la península y en las islas
Canarias.

Características
Forma: alargada y redondeada en la punta.

Tamaño: tienen entre 15 y 25 centímetros de longitud y unos 5 centímetros de


diámetro, salvo los pepinillos, con una longitud máxima de 15 centímetros. Su
peso oscila entre los 30 y los 200 gramos según la variedad.

Color: la piel es de color verde, que amarillea en las puntas, y la pulpa entre
blanca y amarillenta.

Sabor: algo insípido, similar al del melón no maduro.

Cómo elegirlo y conservarlo


Cuando se quiere comprar pepinos, se aconseja elegir aquellos ejemplares que
presenten la piel de color verde oscuro, sin manchas amarillentas ni defectos,
que sean firmes y bien desarrollados, pero sin tener un diámetro demasiado
ancho.

Es mejor rechazar los ejemplares de tamaño grande porque suelen tener un


sabor más amargo, una textura más blanda y muchas semillas duras. Tampoco
conviene adquirir los que tengan los extremos resecos o presenten color poco
lustroso de tono amarillento. Esto indica que el fruto está duro y que tiene sabor
amargo. Al adquirirlos se debe presionar en el extremo del tallo. Si éste está
blando significa que hace tiempo que el pepino fue recolectado.
Además de frescos, se pueden adquirir encurtidos en una vinagreta.

Una vez en casa, los pepinos pueden conservarse en el frigorífico durante un


periodo de tres a cinco días. Si se quieren conservar una vez que han sido
cortados, hay que envolverlos con plástico transparente porque los pepinos
captan con facilidad los olores. Son hortalizas que no toleran bien las
temperaturas extremas, por lo que no son aptos para congelar ya que se
ablandaría su pulpa.

El pepino es una hortaliza que ha de consumirse inmadura, debido a que con la


maduración pierde su tersura y adquiere un color amarillento y se altera su
sabor.

Propiedades nutritivas
El pepino es una hortaliza de bajo aporte calórico debido a su reducido
contenido en hidratos de carbono, en comparación con otras hortalizas, y a su
elevado contenido de agua.

Aporta fibra, pequeñas cantidades de vitamina C, provitamina A y de vitamina


E, y, en proporciones aún menores, vitaminas del grupo B tales como folatos,
B1, B2 y B3. En su piel se encuentran pequeñas cantidades de beta-caroteno,
pero una vez que se oela el pepino, su contenido se reduce casi a cero.

La vitamina A es esencial para la visión, el buen estado de la piel, el cabello,


las mucosas, los huesos y para el buen funcionamiento del sistema
inmunológico.

Los folatos intervienen en la producción de glóbulos rojos y blancos, en la


síntesis de material genético y en la formación de anticuerpos del sistema
inmunológico.

La vitamina E interviene en la estabilidad de las células sanguíneas y en la


fertilidad. Al igual que la vitamina C, tiene acción antioxidante, y ésta última
además interviene en la formación de colágeno, glóbulos rojos, huesos y
dientes, favorece la absorción del hierro y aumenta la resistencia frente las
infecciones.

El pepino no se considera una hortaliza rica en minerales, si bien el más


abundante el potasio. En menor proporción se hallan el fósforo y el magnesio.

El potasio es un mineral necesario para la transmisión y generación del impulso


nervioso y para la actividad muscular normal, además de intervenir en el
equilibrio de agua dentro y fuera de la célula.
El fósforo interviene en la formación de huesos y dientes, al igual que el
magnesio. Éste último además se relaciona con el funcionamiento del intestino,
mejora la inmunidad y posee un suave efecto laxante.

En la composición del pepino está presente una pequeña proporción de beta-


sitosterol; un compuesto con actividad antiinflamatoria e hipoglucemiante, que
participa en la respuesta del sistema inmunológico.

Composición por 100 gramos de porción comestible

Energía (Kcal) 12

Agua (ml) 97

Proteinas (g) 0,7

Hidratos carbono (g) 1,9

Fibra (g) 0,5

Potasio (mg) 140

Fósforo (mg) 20

Magnesio (mg) 9

Folatos (mcg) 13

Vitamina C (mg) 6

mcg = microgramos (millonésima parte de un gramo)

PIÑA
Propiedades
La piña pertenece a la familia de las Bromeliáceas, que comprende unas
1.400 especies de plantas, casi todas herbáceas, de hoja perenne y con
flores muy llamativas. Algunas de ellas producen enzimas proteolíticas
(que disgregan las proteínas de los alimentos) y se localizan sobre todo
en América tropical.

Propiedades nutritivas
Su contenido de agua es alto. Destaca su aporte de hidratos de carbono y
de bromelina, una enzima que ayuda a la digestión de las proteínas. A pesar de
su sabor dulce, su valor calórico es moderado. Respecto a otros nutrientes,
destaca su contenido de potasio, yodo y vitamina C. El potasio, es un mineral
necesario para la transmisión y generación del impulso nervioso y para la
actividad muscular normal, interviene en el equilibrio de agua dentro y fuera de
la célula. El yodo es indispensable para el buen funcionamiento de la glándula
tiroidea, que regula el metabolismo. La vitamina C colabora en la formación de
colágeno, huesos y dientes, glóbulos rojos y favorece la absorción del hierro de
los alimentos y la resistencia a las infecciones. Dicha vitamina posee además
acción antioxidante. Su aporte de fibra mejora el tránsito intestinal y beneficia a
múltiples alteraciones y enfermedades.

Composición por 100 gramos de porción comestible

Calorías 46

Hidratos de carbono (g) 11,5

Fibra (g) 1,2

Potasio (mg) 250

Magnesio (mg) 14

Yodo (mcg) 30

Vitamina C (mg) 20

Ácido fólico (mcg) 11

mcg = microgramos

Propiedades para la salud


Es una fruta dulce, sabrosa y jugosa, fácil de comer. Por su
apariencia, propiedades nutritivasy sabor, su consumo es adecuado en todas
las etapas de la vida.

Contiene una enzima, la bromelina o bromelaína, similar a las enzimas


digestivas, que ayuda a digerir las proteínas, por lo que resulta un postre ideal
para facilitar la digestión o como ingrediente en ensaladas para preparar al
estómago de los posibles excesos.

Por su aporte de vitamina C, están especialmente recomendadas para quienes


tienen un mayor riesgo de sufrir carencias de dicha vitamina: personas que no
toleran los cítricos, el pimiento u otros vegetales, que son fuente casi exclusiva
de vitamina C en nuestra alimentación, o para personas cuyas necesidades
nutritivas están aumentadas, periodos de crecimiento, embarazo y lactancia
materna. Así mismo, el tabaco, el abuso del alcohol, el empleo de ciertos
medicamentos, el estrés y defensas disminuidas, la actividad física intensa, el
cáncer y el Sida y las pérdidas digestivas originadas por enfermedades
inflamatorias crónicas disminuyen el aprovechamiento y producen mala
absorción de nutrientes. Como antioxidante que es, esta vitamina contribuye a
reducir el riesgo de múltiples enfermedades, entre ellas las cardiovasculares,
las degenerativas e incluso el cáncer.

Su contenido de fibra le confiere propiedades laxantes. La fibra previene o


mejora el estreñimiento, contribuye a reducir las tasas de colesterol en sangre y
al buen control de la glucemia en la persona que tiene diabetes. Ejerce un
efecto saciante, lo que beneficia a las personas que llevan a cabo una dieta
para perder peso. Además, por su contenido de hidratos de carbono, riqueza
en potasio y bajo aporte de sodio, la piña resulta muy recomendable para
personas que sufren de hipertensión arterial o afecciones de vasos sanguíneos
y corazón.

Quienes padecen insuficiencia renal y requieren dietas bajas en potasio,


deberán controlar la ingesta de piña. Sin embargo, a quienes toman diuréticos
que eliminan potasio y a las personas con bulimia, les conviene el consumo de
piña.

El ácido oxálico que contiene la piña puede formar sales con ciertos minerales
como el calcio y formar oxalato cálcico, por lo que su consumo se ha de tener
en cuenta si se padecen este tipo de cálculos renales, ya que se podría agravar
la situación.

PIÑA DESHIDRATADA:
CARACTERÍSTICAS Y BENEFICIOS
Por Equipo de Marketing
Publicado 28 abril, 2016
En Blog
0
0
En entradas anteriores hemos

hablado de algunos de los beneficios que aporta el consumo de frutas deshidratadas para el organismo y de los

procedimientos que se siguen para el secado de las frutas frescas.

En esta ocasión presentaremos algunos puntos de comparación entre las propiedades de las frutas frescas y de

las frutas secas y hablaremos en particular de las características que reúne la piña deshidratada y los efectos

benéficos que su consumo puede traer para nuestro organismo.

El proceso de deshidratación de los alimentos tiene como finalidad su conservación y, aunque los métodos

utilizados para lograrlo y el procedimiento en sí representa la pérdida de la humedad de la fruta y con ello el

cambio de las propiedades originales de la fruta fresca, es una de las opciones de conservación alimenticia más

sencillas y que permite mantener un gran número de nutrientes en los alimentos.

Para el secado de la fruta se puede emplear el método de secado por aire caliente, o bien, el secado al natural,

siendo el primero el más utilizado a nivel industrial gracias a la rapidez del proceso y a que no se corren riesgos

de que los alimentos se contaminen por contacto con insectos o fauna nociva, como roedores, ni por partículas

suspendidas en el aire.

A pesar de que en comparación con otros procesos de conservación, el secado permite que las frutas conserven

una gran cantidad de sus nutrientes, es cierto que la pérdida de humedad en su estructura genera ciertos

cambios en su composición, principalmente de fibra y carbohidratos. En este punto cabe mencionar que con el

proceso de deshidratación las frutas pierden casi todo su contenido en líquido, por lo que llegan a pesar tan sólo

alrededor del 20% de su peso original.


Como acabamos de mencionar, la notable reducción en el porcentaje de agua contenida en las frutas genera

ciertos cambios en la estructura de las mismas. Una de las principales, y la que se puede notar más fácilmente al

probar la fruta seca, es el incremento en la concentración de la fructuosa, lo que origina un sabor más dulce en

la fruta deshidratada en comparación con la fruta fresca.

Además, se da un incremento en los carbohidratos contenidos, lo que representa un aumento de aporte calórico

al consumirlas, por lo que al tratarse de frutas de tamaño reducido o en pequeños trozos puede brindarnos más

calorías en porciones más pequeñas.

En este punto es necesario mencionar que debido al tamaño reducido y al sabor dulce de las frutas

deshidratadas, existe la tendencia general de comer porciones más grandes de lo recomendado, y salvo en caso

de que se esté buscando aumentar de peso de manera saludable, se debe tener precaución con las porciones de

fruta seca que se consuman.

Por otro lado, efectivamente las frutas secas conservan los nutrientes de las frutas frescas, a excepción de

aquellas vitaminas hidrosolubles, como lo es la vitamina C, que se reducen en su totalidad durante el proceso de

deshidratación. Cabe mencionar que algunas empresas dedicadas al secado de alimentos suelen agregar

azúcares y conservadores artificiales a las frutas, esto con la finalidad de prolongar la conservación de los

productos. Todos estos procesos adicionales pueden hacer que la fruta pierda más nutrientes y que incluso se

convierta en un producto que afecte al organismo humano.

Otro punto de comparación entre las frutas frescas y las deshidratadas es su conservación. Como hemos

explicado, el proceso de secado al que se somete la fruta fresca para obtener fruta deshidratada tiene como

finalidad la conservación del alimento y sus nutrientes, por lo que si se mantiene almacenado en un lugar seco y

oscuro pueden llegar a durar en buen estado por lo menos 6 meses. Además, si la fruta seca se conserva en una

bolsa sin aire puede durar varios meses más en un estado ideal para el consumo humano.

Está de más mencionar que las frutas frescas son perecederas y pueden mantenerse en refrigeración por un

tiempo limitado antes de que se descompongan, por lo que las deshidratadas pueden ser una excelente

alternativa, principalmente en aquellos lugares en los que no se tiene fácil acceso a fruta fresca o para poder

seguir disfrutando de todos los beneficios de las frutas sin importar la temporada del año.

Las frutas que se utilizan para deshidratar son de lo más variadas, pero una que se caracteriza por ser muy

demandada es la piña deshidratada. Esto se debe tanto a su sabor como a las propiedades que presenta y todos

los beneficios que aporta para el cuerpo humano. La piña es una de las frutas tropicales más conocidas en el
mundo y gracias a todas sus propiedades su consumo se incluye en todo tipo de dietas, incluso en aquellas

diseñadas especialmente para bajar de peso.

Se trata de una fruta rica en carbohidratos y minerales como el potasio, es una excelente fuente de fibra y tiene

propiedades antiinflamatorias, anticoagulantes y diuréticas. Por ello se utiliza para depurar el organismo,

eliminar líquidos, evitar los edemas y tratar problemas digestivos, la diarrea y el estreñimiento; para tratar casos

de artritis y de gota y para estimular la circulación sanguínea.

La piña se puede consumir fresca, en jugos, jaleas, purés y postres, pero particularmente su consumo como fruta

seca permite a personas de todo el mundo disfrutar del sabor y beneficios de esta especie que sólo se da en zonas

tropicales. Entre otros beneficios, la piña es un excelente auxiliar en el tratamiento y prevención de la anemia,

pues favorece la absorción de hierro, ayuda en la eliminación de gases y parásitos intestinales y puede aliviar

malestares como la fiebre y ayudar a combatir infecciones en la garganta.

En INSTANTIA nos especializamos en la producción y distribución de productos alimenticios de la más alta

calidad, entre ellos piña deshidratada. Si deseas solicitar información detallada acerca de nuestros servicios de

mezclado, embolsado y empacado de frutas secas contáctanos, con gusto te atenderemos y resolveremos todas

tus dudas.