Sei sulla pagina 1di 15

Emprendimiento Productivo

El emprendimiento suele ser un proyecto que


se desarrolla con esfuerzo y haciendo frente a
diversas dificultades, con la resolución de
llegar a un determinado punto. En este caso,
un emprendimiento es una iniciativa de un
individuo que asume un riesgo económico o
que invierte recursos con el objetivo de
aprovechar una oportunidad que brinda el
mercado.
La persona que inicia un negocio o que crea
una pequeña empresa por su propia iniciativa
se conoce como emprendedor, los
emprendedores deben contar con ciertas capacidades para tener éxito: flexibilidad,
dinamismo, creatividad, empuje, etc. Se trata de valores necesarios ya que los
emprendimientos se enfrentan a todo tipo de dificultades y quien los impulsa debe
estar en condiciones de adaptarse a una realidad cambiante.
Todo emprendimiento nace de una idea que, por diversas razones, despierta en una
o más personas el interés suficiente como para embarcarse en un arduo e incierto
viaje que tiene como objetivo hacer realidad dicha idea.
Tipos de emprendimientos:
Según la Forma Jurídica la legislación regula las formas jurídicas que pueden
adoptar las empresas para el desarrollo de su actividad, la elección de su forma
jurídica condicionará la actividad, las obligaciones, los derechos y las
responsabilidades de la empresa. En ese sentido, las empresas se clasifican en
términos generales en:

Unipersonal: El empresario o propietario, persona con capacidad legal para ejercer


el comercio, responde de forma ilimitada con todo su patrimonio ante las personas
que pudieran verse afectadas por el accionar de la empresa.

Sociedad Colectiva: En este tipo de empresas de propiedad de más de una


persona, los socios responden también de
forma ilimitada con su patrimonio, y existe
participación en la dirección o gestión de la
empresa.

Cooperativas: No poseen ánimo de lucro y son


constituidas para satisfacer las necesidades o
intereses socioeconómicos de los
cooperativistas, quienes también son a la vez
trabajadores, y en algunos casos también
proveedores y clientes de la empresa.
Tamaños de emprendimientos:
Según el Tamaño: Existen diferentes
criterios que se utilizan para determinar el
tamaño de las empresas, como el número de
empleados, el tipo de industria, el sector de
actividad, el valor anual de ventas, etc. Sin
embargo, e indistintamente el criterio que se
utilice, las empresas se clasifican según su
tamaño en:

Microempresas: Por lo general, la empresa y la propiedad son de propiedad


individual, los sistemas de fabricación son prácticamente artesanales, la maquinaria
y el equipo son elementales y reducidos, los asuntos relacionados con la
administración, producción, ventas y finanzas son elemental- es y reducidos y el
director o propietario puede atenderlos personalmente.

Pequeñas Empresas: En términos generales, las pequeñas empresas son


entidades independientes, creadas para ser rentables, que no predominan en la
industria a la que pertenecen, cuya venta anual en valores no excede un
determinado tope y el número de personas que las conforman no excede un
determinado límite.

Medianas Empresas: En este tipo de empresas intervienen varios cientos de


personas y en algunos casos hasta miles, generalmente tienen sindicato, hay áreas
bien definidas con responsabilidades y funciones, tienen sistemas y procedimientos
automatizados.

Grandes Empresas: Se caracterizan por manejar capitales y financiamientos


grandes, por lo general tienen instalaciones propias, sus ventas son de varios
millones de dólares, tienen miles de empleados de confianza y sindicalizados,
cuentan con un sistema de administración y operación muy avanzado y pueden
obtener líneas de crédito y préstamos importantes con instituciones financieras
nacionales e internacionales.

Principales problemas que enfrentan los emprendimientos


El aspecto legal:
Las normas legales vigentes todavía no
muestran un incentivo hacia los nuevos
emprendimientos, la inscripción o registro a
las instancias estatales significa un egreso de
dinero de parte del emprendedor y una vez
registrados son sujetos fuertes sanciones
económicas si se deja de cumplir los mismos.
Este un uno de los motivos por el cual el
comercio informal sigue creciendo y trata de
evadir la legalidad, pero esto se convierte en
un punto en contra, porque no le permite
generar crecimiento, ni realizar estrategias de
marketing, participar de licitaciones y otras
ventajas a las que una empresa legal accede
sin ninguna restricción.

Falta de Capital de Inversión:


Generalmente los emprendedores no cuentan
con el suficiente capital de inversión y en
pocas ocasiones es propio, por lo que acuden
a un préstamo bancario o deuda con terceros,
este aspecto limita los sueños del emprendedor y además que obtiene una
obligación de deuda, que si las acciones no salen como fueron planificadas, se
enfrentaran a una fuerte obligación financiera.

Pocas fuentes de Financiamiento:


El más regular es el financiamiento bancario que como todo ente financiero, el
acceso a un préstamo es bajo una garantía de cumplimiento ya sea con bienes
propios o con un garante que tenga bienes propios, si se cuenta con este principal
requisito el trámite es corto y sencillo.

También existen los prestamistas que si bien son una solución más rápida a su
necesidad, también las tasas de interés son muy altas, y que no se analiza en el
momento de asumir la obligación sobre la capaci- dad de pago del emprendimiento.

Falta de Capacitación:
Uno de los mayores problemas que tienen los emprendedores es la formación y
capacitación, sólo el 19 por ciento de las personas recibe algún tipo de capacitación,
en tanto que el 81 por ciento no tiene ningún tipo de formación, ni antes, ni después
de su educación formal.

Desarrollo Personal Comunitario y Empresarial


Desarrollo personal comunitario
El desarrollo personal incluye actividades que mejoran la conciencia y la identidad,
impulsan el desarrollo de las habilidades personales y de los propios potenciales,
contribuyen a construir capital humano y facilitan la empleabilidad, mejoran la
calidad de vida, y contribuyen a la
realización de sueños y aspiraciones. El
concepto no se limita a la autoayuda, sino
que también incluye actividades formales e
informales para el desarrollo de otros en
papeles tales como maestro, guía,
consejero, administrador, orientador
vocacional o mentor. Cuando el desarrollo
personal se lleva a cabo en el contexto de
instituciones, se refiere a los métodos,
programas, herramientas, técnicas y
sistemas de evaluación, que apoyan el
desarrollo humano a nivel individual en las
organizaciones.
Áreas de aplicación
El desarrollo personal se entiende por un
crecimiento cognitivo personal y en cuanto a
destrezas, que es observado a través de los
comportamientos (implicando la forma de
hablar, la forma de manejarse en las reuniones, la forma de encarar una
problemática…).
Las áreas de vida relacionadas con el desarrollo personal, entre otras son las
siguientes:

Administración del tiempo — Invertir tiempo muy especialmente en lo que es útil


para el crecimiento interior y para el propio bienestar y el del entorno.

Auto-conocimiento — En cierto sentido es ser maestro de sí mismo, y


consecuentemente, ser un humano mejor, tener consciencia y percepción de los
propios bloqueos y limitaciones, y superarlos por sí mismo, con el poder de la
consciencia y de la mente.

Comunicación interpersonal — El cuidado y la preocupación de los interlocutores,


en la transmisión de los dichos y del propio pensamiento, también es de gran
importancia, en la medida que se logren alcanzar los objetivos deseados. El acierto
en la comunicación no depende solamente de la forma en que el mensaje es
transmitido por parte del actor, sino que es factor fundamental la comprensión de
ese mensaje por parte del interlocutor a quien está dirigido el mensaje.

Emprendedurismo — Un buen emprendedor es el individuo que actúa en una


forma especial, innovadora, y que se desempeña bien en actividades de
organización, administración, y ejecución, incluyendo principalmente generación de
riquezas, transformación de conocimientos, aplicación de nuevos procedimientos,
y/o encare de nuevos productos o servicios.

Educación financiera — Buscar una


mejor calidad de vida tanto en el tiempo
presente como hacia el futuro,
proporcionando la seguridad material y
operativa que sea necesaria para alcanzar
y disfrutar de los placeres de la vida, y al
mismo tiempo, estar preparado para
eventuales imprevistos o contratiempos.

Liderazgo — Este aspecto refiere a la


habilidad manifestada por el líder para
motivar e influenciar a los liderados, de forma
positiva y ética, para que contribuyan
voluntariamente y con entusiasmo, a que se
alcancen los objetivos del equipo y/o de la
organización.

Motivaciones — Este aspecto refiere a la fuerza


interior que bien entendido se modifica
constantemente durante toda la vida de cada
persona, y desde donde se direccionan e
intensifican los objetivos personales.

Marketing personal — Este aspecto se refiere a valorizar al ser humano en todos


sus atributos y características, inclusive en su compleja estructura física, intelectual,
y/o espiritual. Esto apunta a posibilitar la utilización plena de las capacidades y
potencialidades humanas, tanto en el área profesional u ocupacional, como en la
vida personal.
Productividad — Este aspecto refiere a la relación entre lo producido y los factores
e insumos de producción que fueron utilizados, relación que se mida como se mida,
debe tratarse de que sea lo mayor posible.

Poder mental — Esto involucra el desarrollo de las funciones mentales en pro de


realizaciones y conquistas positivas: Raciocinio; Análisis; Lógica; Captación de
informaciones sensoriales; Determinación en las elecciones; Saber diferenciar bien
entre lo conveniente y lo errado (en los aspectos conscientes). Tampoco despreciar
o dejar completamente de lado los aspectos inconscientes, ya que ellos constituyen
el 90% del comportamiento de cada persona, la memoria profunda, el control y buen
funcionamiento de las funciones orgánicas, la intuición, los automatismos…

Calidad de vida — Este aspecto involucra el bienestar físico, mental, psicológico,


y emocional, además de los necesarios y convenientes relacionamientos sociales
con la familia, con amigos, y con compañeros de estudio y de trabajo. Tampoco
debe descuidarse la salud, la educación, el poder de compra (liquidez), y otras
cuestiones de la vida en sociedad.

Relacionamiento humano — Esta cuestión involucra el relacionamiento entre


personas y las formas que estas tienen de comunicarse. Lo que conviene es
relacionarse con personas con las que nos sintamos
cómodas, y que nos motiven e impulsen a concretar
metas positivas, generando así una sinergia de
forma que ello se refleje en todo el grupo, en un
reforzamiento de todos hacia uno, y de uno hacia
todos.
Aceptar entrar en un proceso de desarrollo personal,
es permitir el análisis de todos los asuntos
vivenciales que nos involucran, para lograr una
percepción de cuáles de ellos están en déficit, o
determinar dónde están los desafíos, a efectos de determinar lo que debe ser
alterado, y lo que podemos hacer para obtener resultados diferentes y más exitosos.

Desarrollo Empresarial
El desarrollo empresarial se refiere al
progreso que experimenta la empresa
como consecuencia de su evolución a
lo largo del tiempo. Conseguir una
imagen corporativa o imagen de marca,
consolidar una posición competitiva
determinada, alcanzar un buen
ambiente de trabajo o convertirse en
una empresa socialmente responsable
son indicadores de desarrollo
empresarial.

Algunos autores lo asemejan al concepto de crecimiento empresarial, si bien se


trata de dos términos distintos. Así, el crecimiento empresarial formaría parte del
desarrollo empresarial, pero éste último es un concepto más amplio.

Hay empresas que para conseguir el desarrollo deciden reducir su tamaño, es decir,
decrecer. Por lo tanto, el desarrollo empresarial no siempre implica crecimiento o
aumento de tamaño, si no que en determinadas circunstancias puede significar lo
contrario. Es el caso de empresas que deciden desprenderse de determinadas
actividades para dedicarse exclusivamente a su actividad principal o clave (Core
business), para lo cual utilizan estrategias de externalización de actividades,
estrategias de dowsouzing o decrecimiento y estrategias de outsourcing o
subcontratación, entre otras.
La Dirección de Desarrollo Empresarial (DDE) se encarga de los temas relacionados
con el comercio exterior y la inversión extranjera, la integración económica, la
política de fomento para la desarrollo de pyme, la producción y el comercio de
servicios, la política de ciencia y tecnología y del seguimiento sectorial y la
evaluación para la formulación de las políticas públicas de desarrollo empresarial.
Así mismo, la dirección de desarrollo empresarial lidera la construcción de la visión
futura del sector productivo empresarial del país, reflejada en la orientación,
participación y promoción para la formulación, seguimiento, control y evaluación de
la ejecución de las políticas, planes, programas, estudios y proyectos de inversión,
conjuntamente con los organismos y entidades pertinentes. Para conseguir el
desarrollo empresarial se ha de ser un buen emprendedor, para ello se tienen que
tener algunas características como: - Autoconfianza
-
Control interno alto - Buscar la retroalimentación
- Tolerancia al cambio - Integridad y confianza
- Compromiso total y perseverancia - Capacidad para alcanzar metas
- Iniciativa y responsabilidad - Aceptación del riesgo
- Realismo - Creatividad e innovación
- Confianza en sí mismo y sus - Capacidad para manejar problemas
capacidades

Etapas del desarrollo empresarial e información


La empresa, desde su nacimiento, pasa por
distintas etapas hasta que alcanza su
madurez. Algunos expertos platean las
siguientes etapas:
- 1º etapa: previsión y planeación
- 2º etapa: organización
- 3º etapa: dirección
- 4º etapa: integración de recursos
humanos y no humanos
- 5º etapa: ejecución
- 6º etapa: evaluación A parte del objetivo
que persigue cada empresa y de su plan de desarrollo, las empresas pueden
informarme y formarse de la siguiente manera: - Haciendo cursos de formación para
empresas bien presenciales o bien a distancia;
- Subscribirse a una red de emprendedores;
- Informarse sobre ayuda para emprendedores en cualquier oficina del Prop o en el
ayuntamiento de tu ciudad.

Actitudes Emprendedoras
Son formas de comportamiento o una manera de actuar de las personas, que se
caracteriza por la posesión y manejo de ciertas condiciones que motivan a los
demás a apoyar su causa, a correr riesgos y perseverar, hasta lograr el objetivo
deseado. Para llegar a ser emprendedor(a) se debe transformar los hábitos y
costumbres de fatalismo, autoestima negativa y actitudes anti -emprendedoras, por
el optimismo, elevada autoestima y actitudes emprendedoras como: “tengo muchas
ganas de crecer y alcanzar el éxito” o “los problemas son oportunidades para mí”.

Emprendimiento
La palabra emprendimiento proviene del francés entrepreneur (pionero), y se refiere
a la capacidad de una persona para hacer un esfuerzo adicional por alcanzar una
meta u objetivo, siendo utilizada también para referirse a la persona que iniciaba
una nueva empresa o proyecto, término que después fue aplicado a empresarios
que fueron innovadores o agregaban valor a un
producto o proceso ya existente.

Importancia de emprendimiento

 El emprendimiento : es el mejor camino


para crecer económicamente , para ser
independientes, y para tener una calidad
de vida acorde a nuestras expectativas lo
cual implica desarrollar una cultura del emprendimiento encaminada a vencer
la resistencia de algunas personas a dejar de ser dependientes .
 Los altos niveles de desempleo, y la baja calidad de los empleos existentes,
han creado en las personas, la necesidad de generar sus propios recursos,
de iniciar sus propios negocios, y pasar de ser empleados a ser empleadores.
 Todo esto, sólo es posible, si se tiene un espíritu emprendedor. Se requiere
de una gran determinación para renunciar a la “estabilidad” económica que
ofrece un empleo y aventurarse como empresario, más aun sí se tiene en
cuenta que el empresario no siempre gana como si lo hace el asalariado, que
mensualmente tiene asegurado un ingreso mínimo que le permite sobrevivir.

Nueve valores indispensables del espíritu emprendedor

PERSONALES
Creatividad
Imaginar ideas y proyectos nuevos con
facilidad.
Proponer soluciones originales.
Saber analizar e investigar.

Autonomía
Funcionar sin necesidad de una supervisión
inmediata.
Elegir.
Tomar iniciativas y decisiones.

Confianza en uno mismo


Percibirse de forma positiva.
Apostar por las propias aptitudes y capacidades.
Confiar en los propios recursos y posibilidades.

Tenacidad
Dar prueba de constancia y tesón en aquello que se emprende.
Inscribir las propias acciones en la idea de perseverancia y de llegada a término, lo
que le permite soportar bien los golpes y tensiones.

Sentido de la responsabilidad
Cumplir a tiempo las propuestas propias y las del grupo.

Capacidad para asumir riesgo


Predisposición a actuar con decisión ante
situaciones que requieren cierto arrojo por
ladificultad que entrañan.

SOCIALES:
Liderazgo
Implicar a los demás en la realización de
proyectos.
Tener influencia en los otros y contar con sus
cualidades personales, conocimientos y
habilidades.

Espíritu de equipo
Saber trabajar con otros, respetando las
responsabilidades de cada uno.
Distribuir tareas en aras de la eficacia y la eficiencia.

Solidaridad
Saber compartir tareas, éxitos y fracasos.
Ofrecer ayuda desinteresada a los compañeros que lo necesitan.
Reconocer los valores de otros.

¿Qué clase de emprendedor eres?


Emprendedores
Un emprendedor es una persona que desarrolla un proyecto nuevo en cualquier
campo, con la convicción de que será exitoso; comprometiendo su tiempo, sus
recursos financieros, su tiempo y, en ocasiones, hasta su vida personal.

Tipos emprendedores
Hay muchas definiciones de lo
que es un emprendedor,
nosotros vamos a tomar como
referencia la siguiente: Un
emprendedor es aquella
persona capaz de identificar una
oportunidad de negocio y llevarla
a cabo de una manera
productiva. Invirtiendo su propio
dinero, tiempo y conocimientos.

Una vez tenemos clara la definición de emprendedores cabe preguntarse lo


siguiente: ¿Cuántos tipos de emprendedores existen? Aunque hay división de
opiniones respecto a esta cuestión clásicamente se diferencian ocho tipos de
emprendedores.

Emprendedores visionarios, aquellos emprendedores que se caracterizan por


una clara vocación y pasión en todo lo que emprenden, son capaces de realizar
varias tareas a la vez y resolverlas de forma eficiente. Sin embargo, corren el peligro
de dispersarse y no llegar a concretar.
Emprendedores por necesidad o sociales,
aquellos que identifican necesidades ya
existentes y luchan por cubrirlas. Su afán, es
transformar el mundo hacia mejor. Se
caracterizan por una gran capacidad de trabajo,
empatía y solidaridad. No obstante es
importante, que este tipo de emprendedores se
den cuenta de que su labor tiene que ser
igualmente sostenible, para garantizar una
continuidad, aunque su fin último, no sea
lucrarse.

Emprendedores persuasivos, se caracterizan por su gran carisma y poder de


convicción. Su punto fuerte la capacidad de sumar colaboradores al proyecto. Por
otro lado, estos colaboradores o seguidores se sienten más atraídos hacia la figura
del líder que hacía la misión del proyecto o empresa.

Emprendedores inversores, son aquellas personas que disponen de capital y


deciden invertirlo en un nuevo proyecto. Entre este tipo de emprendedores, se suele
dar una cierta distancia de las gestiones del día a día en la gestión del proyecto. Lo
que puede generar un desinterés o abandono a la primera dificultad que se
presente.

Emprendedores especialistas, poseen conocimientos técnicos elevados lo que


les lleva a trabajar de forma individual esto les puede suponer una gran desventaja
ya que suelen presentar dificultad a la hora de reclutar y trabajar con nuevos
miembros en el equipo.

Rastreadores de oportunidades, como si de un sabueso se tratará este tipo de


emprendedores saben identificar las oportunidades que les brindan los mercados
y aprovecharlas. Sin embargo, muchas veces requiere motivación para ejecutar las
acciones necesarias.

Emprendedores por azar, aquellas personas que han emprendido un negocio de


manera fortuita. En algunas ocasiones, esta forma de entender resulta productiva.
Si bien es cierto, pero resulta imprescindible que estas
personas posean una gran capacidad de visión. A
menudo suelen carecer de compromiso y planificación
del proyecto o empresa que han iniciado.

Emprendedores intuitivos, poseen un gran instinto


tanto para la creación como para la implementación y
demás procesos necesarios para lograr los objetivos. El
punto débil de este tipo de emprendedores es que
muestran dificultad a la hora de controlar su pasión por
la causa, lo que puede hacerle perder el norte en más
de una ocasión.
Gestión de Proyectos de Emprendedores.
A los emprendedores se les enseña a
evaluar su idea, a validar su modelo de
negocio, a concretar productos, a conocer
más a sus clientes… y sin embargo no se
les enseña a gestionar la puesta en marcha
y la continuidad de su proyecto
empresarial. En mis años de experiencia
asesorando a emprendedores y dirigiendo
proyectos he enseñado y capacitado a
emprendedores en las buenas prácticas de
gestión de proyectos, lo que se conoce como Project management. Los
emprendedores son profesionales que aparte de las competencias específicas que
deben poseer deben tener competencias de gestión de proyectos empresariales o
de cualquier tipo de proyectos para ser eficientes y mejorar sus resultados
sustancialmente.
Si queremos que una idea se haga realidad tenemos que enfocarla como un
proyecto.
Un proyecto es un esfuerzo que se va a realizar, delimitado en el tiempo, es decir,
con un inicio y un fin totalmente identificados y que va a producir un resultado único:
un nuevo producto, una página web, un plan de marketing, una campaña comercial
o una nueva empresa. Vivimos constantemente rodeados de proyectos sin ser
conscientes de la importancia de saber gestionarlos. Esta situación nos lleva a
retrasos, pérdida de dinero, problemas, situaciones de estrés y resultandos no tan
buenos como deberían.
Un emprendedor se encuentra con un gran proyecto que debe gestionar para
que el resultado, su idea empresarial, sea un éxito.
Un emprendedor debe conocer y manejar información sobre el mercado, el sector,
sobre la competencia, conocer los colaboradores y alianzas que necesita. Es muy
importante también que se conozca a sí mismo, para ser consciente de sus
fortalezas y debilidades. Toda esta información permitirá diseñar el plan que le
permita poner en marcha su proyecto empresarial. ¿Pero para que quieres tener
un plan estratégico o haber validado tu modelo de negocio con el tablero canvas de
Alex Ostelwalder si luego no sabes ejecutarlo correctamente ni realizar un adecuado
seguimiento y control? ¿Crees que como emprendedor y futuro empresario puedes
permitirte no controlar los tiempos que te has marcado, el presupuesto con el que
cuentas o no gestionar de la forma más eficiente posible los recursos qué tienes?
Esto es a lo que te ayuda el Project
Management, las buenas prácticas en la
Gestión de Proyectos.
La Dirección de proyectos es una
poderosa herramienta competitiva para
empresas de cualquier tamaño, y todavía
es una herramienta más poderosa para un
emprendedor.
Lo que importa hoy en el mercado, sobre todo
si estamos emprendiendo es la rapidez y la
eficiencia, y no el tamaño de la organización, y
esto es lo que nos garantiza la Dirección de
Proyectos.
¿A qué puede ayudarte las buenas prácticas
en Gestión de Proyectos, en la puesta en
marcha y continuidad de tu proyecto
empresarial?

Utilizar las buenas prácticas en Gestión de Proyectos en tu proyecto empresarial te


va ayudar a:

– Equilibrar las restricciones del proyecto empresarial en aspectos


como: tiempo (cuando quieres poner en marcha tu empresa, que objetivos
estratégicos te has marcado…), presupuesto (de cuánto dinero dispones,
justificación de financiación, control de desembolsos…), recursos (con qué recursos
cuentas y cuál es la mejor forma de utilizarlos).

– Cumplir Objetivos. Velar porque se cumplan los objetivos del proyecto,


permitiéndote seguir y controlar que todo marche según lo planificado. Y si suceden
cambios según lo previsto tengas margen de maniobra para reaccionar y conseguir
alcanzar lo que te habías propuesto.

– Definir y planificar el curso de acción necesario para la puesta en marcha de


tu proyecto empresarial y para garantizar su continuidad. Sabes que tendrás que
realizar un plan de marketing y posiblemente sepas que acciones tienes que
realizar, pero ¿te has parado a pensar cuando es mejor realizarlas?, ¿si puedes
realizar algunas tareas en paralelo?, ¿cuánto tardarás en llevar a cabo las tareas
clave?, ¿cómo afecta a tu empresa un retraso? Con una buena planificación tendrás
la respuesta a estas preguntas que te acabo de plantear. Podrás conocer,
supervisar y controlar como se están llevando a cabo las tareas que debes realizar
para que tu proyecto empresarial sea una realidad y no solo un sueño.

– Gestionar y dirigir personas. Tienes recursos limitados, y un equipo que en


muchas ocasiones tenéis que hacer de todo al principio y dar el doscientos por cien
para sacarlo adelante. Si tienes un equipo comprometido con tu proyecto tienes un
tesoro, y siendo así debes ayudarles a
trabajar en el mejor ambiente laboral,
ayudarles a ser eficientes en las tareas que
tienen que realizar, facilitarles la toma de
decisiones y que sepan lo que hay que
priorizar. Conocer las mejores
herramientas y prácticas de dirección de
proyectos a la hora de ejecutar y realizar el
seguimiento y control del proyecto te
ayudará a ser un buen líder.
INTRODUCCION

Emprendimiento es el camino individual de crear y hacer crecer una empresa;


partiendo de este concepto se va a aplicar el emprendimiento como una actividad
que también debe aplicarse desde el interior de una empresa ya concebida, y
generar el emprendimiento corporativo para darle futuro, éxito y sostenibilidad
comercial.
El emprendimiento corporativo existe desde hace 20 años, y consiste en la creación
de nuevas ideas y oportunidades de negocio dentro de corporaciones grandes y
establecidas; existen muchas formas de hacerlo, pero lo realmente interesante
radica en el perfeccionamiento del proceso de transformación de la empresa, sobre
la base del personal, junto con la creación de marcos de procedimientos que
promuevan el emprendimiento en toda la empresa y a todo nivel.
El tema principal va ser el emprendimiento corporativo, para ser aplicado en las
empresas ya creadas, como una herramienta de creación de nuevos negocios y
procedimientos, basado en los componentes básicos de la actividad emprendedora,
que son la dirección, el espacio, las fronteras y el apoyo.
Para lo cual se va a utilizar el desarrollo de los principales conceptos para el dominio
del tema, identificar las limitantes que tiene el emprendimiento en países como
Colombia, relacionar las empresas que lo han aplicado con éxito; y posteriormente
desarrollar el texto desde la perspectiva económica nacional, tomando como puntos
importantes la creativa, aplicabilidad, ética y sostenimiento de las estrategias, para
que sea un diseño piloto que permita su implementación en empresas nacionales,
de forma dinámica y triunfante.
OBJETIVOS

1.1. OBJETIVO GENERAL

Enfocar el emprendimiento corporativo para las empresas existentes, como una


alternativa de creación de nuevos negocios y diseño de pautas para la sostenibilidad
y el éxito.

1.2. OBJETIVOS ESPECIFICOS

1. Analizar los ejemplos de empresas internacionales que han aplicado el


emprendimiento como una solución para el rescate y sostenimiento exitoso de sus
compañías.

2. Delimitar las características a favor y los limitantes que tiene la aplicación del
emprendimiento para el mercado nacional.

3. Identificar las diferentes clases de emprendimiento.

4. Investigar el marco de los negocios y la cultura emprendedora, y ubicarlo en los


parámetros de negocios y empresas de Colombia.

5. Estudiar las diferentes estrategias relacionadas con el emprendimiento


corporativo a nivel internacional.

6. Generar procesos para mejorar la competitividad de las empresas, a través de la


motivación de los empleados, como fuerza administrativa, operativa y conjunto
laboral.
CONCLUSION

Se puede decir que los mecanismos actuales para incentivar los procesos de
emprendimiento en las empresas colombianas son adecuados para la situación
primitiva que actualmente experimenta el país en este aspecto, no obstante el ritmo
al cual se mueven algunas estructuras educativas exigen el planteamiento y
estructuración de nuevos modelos educativos en Colombia.
Se manifiestan claramente las prácticas de emprendimiento llevadas a cabo por
distintos esquemas educativos que reflejan los beneficios socio-económicos, y que
no son de resultados inmediatos.
Al establecer los procesos de emprendimiento en las empresas automáticamente
se evidencias las fallas en cuanto a conocimiento, aplicación y tecnología, lo que
convierte a este concepto en un potencializado de procesos y prácticas de
emprendimiento a nivel nacional.
Existe un entendimiento generalizado sobre la importancia y las prácticas de este,
como mecanismo para impactar positivamente al ambiente de una compañía, pero
el tema no ha tenido la profundidad en cuanto a educación, capacitación y
aplicación, y por lo tanto no es prioritario, razón por la cual las mayoría de quienes
quieren implementarlo tienen tendencia a fragmentarlo y asignarlo por
departamentos, cuando se debe aplicar en conjunto para que los resultados sean
óptimos.
El fortalecimiento, desarrollo, y tratamiento de las prácticas internas de
emprendimiento en las organizaciones, requieren de la interacción y soporte
continuo para poder conjugar espacios e intereses en beneficios del objetivo general
de la empresa.