Sei sulla pagina 1di 37

Pinceles Valientes

Pintura Novohispana
1700-1785
Ilona Katzew
Historiografía de la pintura del siglo XVIII
● A partir de 1930 la pintura Novohispana dieciochesca ha recibido juicios
negativos, calificada como decadente y carente de energía. que no había
expresiones auténticas o libres porque el arte estaba dominado por la iglesia.
● De este período hay escasas investigaciones
● Es un poco reivindicado por la revalorización de Los diálogos sobre la historia
de la pintura en México
● Situar el inicio de un nuevo periodo en 1700 es una convención que nació del
cambio dinástico español en ese momento. Aunque los Borbones llegaron al
trono con un ímpetu modernizador, la vida diaria permaneció esencialmente
igual, por lo tanto todos los cambios fueron graduales y se remontan al siglo
XVII y qué de ahí se debe de comenzar
● un factor que contribuyó al cambio estilístico fue el desarrollo de la conciencia
criolla a finales del siglo XVII, el cambio de percepción del pintor y la
creciente tensión racial.
● A finales del siglo XVII un grupo de escultores y ensambladores monopoliza
la edificación de retablos, pintores, entre ellos los hermanos Rodríguez
Juárez y Villalpando, luchan por el reconocimiento de su profesión como “arte
noble”
● Se concluye que si bien se ha hablado mucho de la influencia de Murillo y la
escuela sevillana no podemos no tomar en cuenta la influencia de Flandes y
Francia en la pintura ya que a pesar de que fuera lejano los pintores siempre
estuvieron al tanto de los cambios en innovaciones, por medio de estampas o
tratados.
● También se concluye que existía un gusto particular en la Nueva España, no
solo distinto al de Europa si no que también distinto al de otros lugares de
América llevando a la creación de un estilo que sintetizaba las fuentes de
Europa con las costumbres locales que se dieron por los linajes y el carácter
endogamico de la profesión, cómo la mezcla de óleo directamente en el
cuadro
● En la primera década del siglo XVIII los hermanos Nicolás y Juan Rodríguez
Juárez, descendientes de Luis y José Juárez, son centrales ya que sirven
como conexión entre toda la comunidad de pintores
● Los hermanos forman una academia que existía al menos desde 1712 y se
documenta su trabajo en un arco triunfal para recibir a un virrey en !722
● Nicolás Juárez trabaja en el Retablo de los Reyes dónde se retrata, esto, dice
Ilona, es una estrategia común que permite para subrayar su maestría y la
nobleza de su arte
Juan Rodríguez Juárez, La Adoración de los
Reyes, 1719-1720, óleo sobre tela, 527 x 255
cm.
● Se especula que se usaron modelos vivos
● la pintura muestra rasgos abocetados cómo en Juan Rodríguez Juárez,
pinceladas suaves y fluidas, posiblemente traídas de Francia en Juan
Francisco Aguilera. Tonalidades incandescentes y altos contrastes por lo
tanto tenían acercamiento con el arte francés del momento
Nicolás Rodríguez Juárez, San Pedro,
1715, Óleo sobre tela, 121x102 cm.
Museo de America
Nicolás Rodríguez Juárez, Nuestra Señora de la
Misericordia de la ciudad de Panamá, 1722, óleo
sobre tela 189x127 cm, Museo de la Basílica de
Guadalupe
Juan Francisco de
Aguilera, La
Purísima
Concepción con los
jesuitas, óleo sobre
tela,
252.7x420.5cm.
Munal
● Manuel de Arellano usa iconografías locales, que se vuelven importantes y
más soltura en sus trazos, figuras abocetadas y algo alargadas, una paleta
más oscura
● Otro pintor importante en estos años de 1689, año en que finalmente logran
parar al monopolio de escultores y ensambladores, a 1730 fue Antonio de
Torres primo de los hermanos Rodríguez Juárez, posiblemente formado en
su taller, que incorpora ornamentación y un estilo muy similar a toda la familia
de los Juárez
Manuel de Arellano, Exvoto a La Virgen de
San Juan de Los Lagos, 1700, óleo sobre tela,
121x96cm, Museo de la Basílica de Guadalupe
Antonio de Torres, San Francisco recibiendo la redoma
sagrada, 1720, óleo sobre tela, Zacatecas, Santuario de
Guadalupe
● Cuándo fallecen los hermanos Rodríguez Juárez se disuelve la academia, no
sabemos en qué momento exactamente.
● A sus muertes, el primero en 1728 y el segundo en 1734, José de Ibarra
asume el papel del pintor más prominente, recibiendo varios encargos
importantes y sirviendo de conexión central entre otros pintores
Generación de Ibarra
● Ibarra en 1754 solicita apoyo real para fundar una academia, sólo dos años
después de la fundación de la Real Academia de San Fernando en España,
informa que ya los pintores se reunían dos veces por semana para discutir la
pintura.
● En este momento las pinturas son iconográficamente complejas, en parte por
la proliferación de cultos locales, como la Virgen de Guadalupe, La Virgen de
los Remedios y San Miguel del Milagro.
● También se desarrolla un gran gusto por la decoración en el tratamiento de
las telas
José de Ibarra, El Divino Esposo, 1728, óleo sobre tela, 112 x 168 cm,
Tepotzotlán, Museo del Virreinato
● Francisco Martínez, otro pintor importante del momento con un estilo muy
similar a Ibarra, trata las figuras y las telas de la misma forma, poniendo
cuidado en la decoración
Francisco Martínez, Dormición de la Virgen,
1720-1740 óleo sobre tela, 162 x 102.2 cm,
Davenport, Iowa, Figge art museum.
Generación de la Maravilla Americana
● José de Ibarra sirvió como puente de dos generaciones al conectar los
pintores de su academia y la de los hermanos Rodríguez Juárez con los de la
siguiente generación, los de Miguel Cabrera.
● La carrera de Cabrera despega después de 1751 cuando lo invitan a que
inspeccione a La Virgen de Guadalupe cómo milagro/reliquia, dónde llega a
la conclusión de que sí lo es, en 1756 pública su investigación con el nombre
de Maravilla Americana...por lo tanto podemos concluir que es en 1756 año
en que también muere Ibarra cuando comienza otro momento en la pintura
Novohispana
● A partir de ese momento se empieza a hacer más exitoso y a adquirir
diversos encargos de todas las órdenes religiosas, muchas de ellas habían
sido clientes de Ibarra, convirtiéndose en el pintor más famoso y exitoso de la
Nueva España
● Cabrera demuestra que está a la vanguardia del arte, siendo que en algunas
pinturas muestra inclinaciones hacia el tratamiento de la arquitectura clásica
y a la correcta anatomía del cuerpo siendo más academicista.
● En algunas pinturas cita a Villalpando y Rubens, así cómo a Ibarra y Martínez
en composición
● En 1768 otra vez varios pintores junto con Cabrera piden recursos para una
academia
● Realiza un conjunto muy importante de pinturas en Santa Prisca, Tlaxcala y
Guadalupe, Zacatecas
Miguel Cabrera, Patrocinio de la Virgen de
Guadalupe a los franciscanos, 1765, óleo
sobre tela, 850 x 506 cm, Zacatecas, Museo
Regional de Guadalupe, Antiguo Colegio
Apostólico de Propaganda Fide de Nuestra
Señora de Guadalupe
● Juan Patricio Morlete Ruíz fue un pintor que introdujo formas francesas,
cómo la pintura cortesana, más anatomía de interese en tendencias
neoclásicas, produjo vedutes, vistas arquitectónicas inspiradas en estampas
de Claude Joseph Vernet que pudieron haber llegado con virreyes
● También produjo pinturas históricas de Alejandro Magno, en relación al poder
de los virreyes, partiendo de grabados de Charles Le Brun
● Morlete también fue parte de la academia con Cabrera y los dos disfrutaban
de la misma posición social
Juan Patricio Morlete Ruíz, Plaza del Volador de México, 1768, óleo sobre
tela, 96.8 x 151 cm, La Valleta, Malta, Palacio de San Antón
Juan Patricio Morlete Ruíz, Entrada triunfal en Babilonia, 1767, óleo sobre
tela, 61.5 x 97 cm, Ciudad de México, Comento Cultural Banamex
● Otros dos pintores importantes de la generación de La Maravilla Americana
fueron Francisco Antonio Vallejo(h.1722-1787) y José de Alcíbar (h.
1730-1803)
● Francisco Antonio Vallejo contribuyó con su neoclasicismo y colores nuevos
más brillantes aunque mantiene el decoro de las figuras
● José de Alcíbar introduce una paleta con azules y rojos más brillantes y
contrastantes, fue más activo y aplaudido en el campo del retrato y después
de la muerte de Cabrera en 1768 se convierte en el pintor más prominente
● Tambien son importantes los tratados arquitectónicos y pictóricos, algunos
traducidos por los pintores mismos
● Alcíbar y Vallejo terminan donando y vendiendo obras a la recién creada
Academia en 1786
Francisco Antonio Vallejo, Pentecostés, 1761,
óleo sobre tela, Ciudad de México, Antiguo
Colegio de San Ildefonso
José de Alcíbar, El patrocinio de san José sobre el oratorio de San Felipe
Neri, 1767, óleo sobre tela, 388 x 476 cm, Ciudad de México, Pinacoteca
Temáticas
● Fueron varias las temáticas y los géneros que nacieron en la Nueva España
y que florecieron a su máximo esplendor durante el siglo XVIII
● Un género auténtico en la Nueva España fue el de las monjas coronadas en
vida, para conmemorar su ingresos a las órdenes, retratadas vestidas
suntuosamente fue inventada por Arellano en la Ciudad de México
● Entre otros están las “pinturas de tierra” obras realizadas en México con
temas locales o costumbristas sobre cosas que suceden en el país como
Traslado de la imagen y estreno del Santuario de Guadalupe de Arellano
José de Alcíbar, Retrato de sor María Ignacia
de la Sangre de Cristo, 1777, óleo sobre tela,
182 x 109 cm, Ciudad de México, Museo
Nacional de Historia, Instituo de Antropología e
Historia
Manuel de Arellano, Traslado de la imagen y estreno del santuario de
Guadalupe, 1709, óleo sobre tela, 176 x 206 cm, Madrid, Col. particular
● Otro género importante son las pinturas faciales que fueron ganando más
fuerza en el siglo XVIIII, este tipo de pinturas estaba destinada a representar
a México en el mundo como un país civilizado, dónde los indígenas eran
fieles cristianos y los españoles permanecían puros y en la cima, para
mantener el orden de la sociedad Virreinal y no faltos de civilización cómo lo
pensaban los europeos
● estas pinturas también sirven de muestrario cuasi científico que busco ilustrar
la flora y fauna de la Nueva España
Anónimo, Naturaleza muerta con española de india o mulata, segunda
mitad del siglo XVIII, óleo sobre tela, 98 x 126 cm. Colección particular
Anónimo, De español en india,
mestizo, h. 1770, óleo sobre tela,
106 x 85 cm. Madrid, Museo de
América
● Otro género que llega a su esplendor en el siglo XVIII pero comienza a
finales del XVII es el de los biombos, llega de Japón y tienen temas profanos,
alegorías, mitología, escenas campiranas de ocio, vistas de ciudades,
emblemas o fiestas galantes, eran populares como divisiones en casas
privadas
● Las pinturas de biombo por lo tanto, más costumbristas, arraigaron más
rápido en México que en España, mostraron la retroalimentación y
distribución de modelos entre los reinos
Miguel Cabrera (atribuido), Biombo con jornada campestre y músicos,
h.1760, óleo sobre tela, 220 x 540 cm di dire paneles, Ciudad de México,
● La pintura devocional local con la Virgen de Guadalupe, de los Remedios y
San Miguel de los Milagros.
● Eran emblemas de orgullo local y religiosos, se representaban con orantes o
en los momentos de la revelación, todas estas revelaciones les sucedieron a
indígenas, legitimando más el hecho de que los indígenas no solo eran
buenos cristianos sino que eran tan ejemplares que les sucedían
revelaciones milagrosas
Consideraciones finales
● La pintura a lo largo del siglo XVIII se desarrolla uniformemente gracias a la
cohesión de los pintores locales.y su comunicación entre sí, eso contribuyó a
la consolidación de una escuela local
● Logran desarrollar un gusto particular al de España y otros reinos al sur,
mostrando un lenguaje visual uniforme y consciente de sí mismo, cómo
prueba, algunos cuadros eran firmados como Pixit Mexici, pintados en
México, por lo tanto se tienen conciencia de una pintura nacional, única, al
tanto de los desarrollos en los centros culturales más importantes del
momento, cómo Francia, de la cual obtienen tratados y grabados y que fue
capaz de comunicar modelos a otros lugares del mundo