Sei sulla pagina 1di 46

UNIVERSIDAD CRISTIANA DE BOLIVIA

CARRERA: RADIOLOGIA

RADIOLOGIA EN MEXICO

MATERIA : DEONTOLOGIA

DOCENTE : DR. JONATHAN TERCERO ROJAS

ESTUDIANTE : JULIO CESAR HURTADO VACA

SEMESTRE : 4to.

Santa Cruz – Bolivia


2018
INDICE

CAPITULO I....................................................................................................................................... 1

MARCO GENERAL .......................................................................................................................... 1

1.1.- INTRODUCCION..................................................................................................................... 1

1.2. PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA ................................................................................... 4

1.3. OBJETIVOS............................................................................................................................... 4

1.3.1. OBJETIVOS GENERALES .................................................................................................. 4

1.3.2. OBJETIVOS ESPECIFICOS ............................................................................................... 4

1.4. JUSTIFICACION ....................................................................................................................... 4

CAPITULO II ..................................................................................................................................... 6

MARCO TEORICO........................................................................................................................... 6

2.1. ANTECEDENTES..................................................................................................................... 6

2.2. MÉXICO. LOS PRIMEROS ESTUDIOS CONOCIDOS ..................................................... 7

2.3. UNA NUEVA PRIMERA RADIOGRAFÍA ............................................................................ 10

2.4. NUESTRA HISTORIA ............................................................................................................ 10

2.5. LA ENSEÑANZA DE LA RADIOLOGÍA E IMAGEN EN MÉXICO ................................. 12

2.6. LEGISLACIÓN DE LA PRÁCTICA RADIOLÓGICA EN MÉXICO .................................. 16

2.7. PROYECTOS DE NORMAS OFICIALES MEXICANAS RELACIONADAS A LA


PRÁCTICA DE LA RADIOLOGÍA E IMAGEN EN MÉXICO. ................................................... 20

2.8. REGLAMENTO GENERAL DE SEGURIDAD RADIOLÓGICA ....................................... 21

2.9. NORMATIVIDAD, RESPONSABILIDAD SANITARIA Y SEGURIDAD RADIOLÓGICA


EN ESTABLECIMIENTOS DE DIAGNÓSTICO MÉDICO POR IMAGEN. PRIMERA
PARTE ............................................................................................................................................. 27

2.9.1. Responsabilidades generales en un Centro de Diagnóstico Médico por Imagen .... 29


2.10. ALGUNOS CENTROS DE RADIOLOGIA IMPORTANTES DE MEXICO ................... 35

2.11. MÉXICO PRESENTA GRANDES AVANCES TECNOLÓGICOS EN RADIOLOGÍA 38

CONCLUSIONES ........................................................................................................................... 40

BIBLIOGRAFIA ............................................................................................................................... 41

ANEXOS .......................................................................................................................................... 42

.
CAPITULO I

MARCO GENERAL

1.1.- INTRODUCCION

En México existen actualmente tres programas de entrenamiento en esta área de


Alta Especialidad de la Radiología en donde se han entrenado mexicanos y
extranjeros, pero actualmente existen menos de 60 radiólogos intervencionistas
activos en el país.

Las instituciones hospitalarias que cuentan con un equipo de radiología


intervencionista competente, están actualmente consideradas como centros de
vanguardia en el ámbito médico. El Programa de Especialidad Médica en
Radiología Intervencionista hará una contribución al incremento de capital humano
calificado en esta área, para reducir este rezago que se tiene actualmente

a formación de médicos especialistas en el Programa de Alta Especialidad Médica


en Radiología Intervencionista, se sustenta dentro de un marco institucional
académico representado por el Tecnológico de Monterrey con una infraestructura
universitaria de excelencia, un modelo de atención clínica, programas y procesos
educativos estructurados los cuales son ofrecidos por médicos especialistas en
Radiología e Imagen, Radiología Intervencionista y en terapia endovascular, con
formación docente y que convergen en un marco de atención médica,
representado por el Hospital San José del Tecnológico de Monterrey como
hospital sede privado que además cuenta con la infraestructura tecnológica más
avanzada del país como lo son sus salas de angiografía y hemodinamia, equipos
para imagen seccional y tomografía por emisión de positrones que hacen posible
un diagnóstico avanzado y permiten una adecuada planeación de las
intervenciones.
En esta sede se atienden a una amplia población de la región noreste del país
para la detección, prevención y tratamiento integral de los padecimientos

1
vasculares de las extremidades y de los diferentes órganos del tórax y abdomen,
así como de los procesos neoplásicos y de los inflamatorios de estos órganos y
cavidades.

En 1896, el periódico “El Estandarte” publicó el primer anuncio conocido en


México sobre los nuevos rayos.

En los primeros meses de 1896, el ingeniero Luis Espinosa y Cuevas trajo a


México el primer aparato de rayos X, el cual instaló en San Luis de Potosí. Ese
mismo año pudo extraer una bala del cuello de un paciente con ayuda de los rayos
X. La primera publicación sobre el uso de los rayos X se hizo en el Periódico
Oficial del Estado de Potosí, el 25 de febrero de 1896.

El ingeniero Luis Espinosa y Cuevas trajo a México el primer aparato de rayos X,


especificamente a San Luis de Potosí. Sus hermanos José María y Javier, quienes
eran fotógrafos famosos, instalaron la máquina en su casa. Inicialmente se
dedicaron a realizar radioscopia (fluoroscopia) y a obtener fotografías de diversos
objetos y del cuerpo humano.

El 29 de octubre de 1896, los rayos X fueron usados para el diagnóstico quirúrgico


por parte del Dr. Tobías Núñez, en la sala número 11 del Hospital Juárez, Ciudad
de México.

Entre el 16 y 19 de noviembre de 1896 se realizó en México, el II Congreso


Panamericano de Medicina.

En 1897, los doctores Daniel García y Javier Espinosa y Cuevas hicieron las
primeras arteriografías en manos de cadáveres, inyectando yeso calcinado, por lo
cual ambos son considerados pioneros de la Radiología en México y de la
arteriografía en América.

2
La primer tesis sobre los rayos X fue elaborda en 1897 por el Dr. Armando Zafra y
se tituló “Algunas aplicaciones de los rayos X a la cirugía y a la medicina”. En
1904, el Dr. Julián Villareal inició la realización de radioterapia superficial.

El Hospital General de México fue inaugurado en 1905, el cual contaba con una
sala de rayos X y electroterapia, donde efectivamente se instaló el primer aparato
de rayos X como parte integrante de los servicios hospitalarios.

El Dr. Julián Villareal obtuvo la primera dosis de 50mg., de radio en una cápsula
de oro de 25mg., y dos láminas de 1.5cm., a cada lado, para el Hospital de la Cruz
Roja Mexicana, en 1917.

La Sociedad Mexicana de Electrorradiología fue fundada en 1926. La primera


sociedad de radiología mexicana se fundó en 1926, en la ciudad de México y fue
llamada Sociedad Mexicana de Electrorradiología. La primera revista de dicha
sociedad fue el Boletín de la Sociedad Mexicana de Electrorradiología, cuyo
primer editor fue el Dr. Manuel Madrazo.

En 1942, la sociedad cambió su nombre por el de Sociedad Mexicana de


Radiología y Fisioterapia. Surgió en 1946 la Revista Mexicana de Radiología y
Fisioterapia, cuyo primer editor fue el Dr. José Ramírez Ulloa; publicación que
posteriormente se llamó Revista Mexicana de Radiología. En 1956, a iniciativa del
Dr. Madrazo, se desarrolló en México el VIII Congreso Internacional de Radiología,
al cual asistieron 7000 radiólogos de todo el mundo.

Desde 1960 se realiza un congreso anual de Radiología, surgido a iniciativa del


Dr. Santón; y desde 1966 se lleva a cabo, a iniciativa del Dr. Armando Cordera
Pastor, el llamado “curso de febrero”. En 1974, se fundó la Federación Mexicana
de Radiología y de manera colateral surgió el Colegio Mexicano de Radiología,
que junto a la Academia Nacional de Medicina, evalúa y acredita los
conocimientos de los radiólogos, de manera periódica, cada cinco años. En 1999,
la Secretaría de Educación Pública emitió el documento “Autorización para ejercer

3
la especialidad”. Y en 2002, se publicó la revista Anales de Radiología, México,
cuya editora es la Dra. Guadalupe Guerrero.

1.2. PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA

¿Cuál es la historia, la legislación, reglamentos y normativas de la radiología en


México?

1.3. OBJETIVOS

1.3.1. OBJETIVOS GENERALES

El objetivo general para para conocer sobre la historia y las normas jurídicas que
se aplican sobre la radiología en México.

1.3.2. OBJETIVOS ESPECIFICOS

- Conocer la historia sobre la radiología

- Indicar las normas jurídicas que se aplican sobre la radiología

- Conocer los reglamentos de aplicación sobre la radiología

- Indicar los principales centros de radiología en México

- Indicar sobre la enseñanza especializado en radiología de México.

1.4. JUSTIFICACION

La utilización de la tecnología como auxiliar en el diagnóstico y terapéutica médica


tuvo su mayor desarrollo y esplendor durante las últimas décadas del siglo XX,
debido a los beneficios directos que la radiología ofreció al proceso salud
enfermedad, representando sin duda uno de los campos más dinámicos de la
práctica médica. Sin embargo, en sociedades con alto desarrollo científico –
económico (así como en algunas otras sociedades que intentan llegar a ese nivel)

4
algunos de los valores humanos de la práctica médica como la compasión, la
misericordia, calidez y algunas habilidades clínicas para el diagnóstico han sido
desplazadas a menudo por el abuso de la tecnología, favoreciendo un
empobrecimiento de la relación médico paciente, el encarecimiento de insumos,
así como disminución en la satisfacción en los servicios de salud.

Algunos medios de diagnóstico en la radiología actual como la tomografía axial


computada (TAC), la resonancia magnética nuclear (RMN) o laboratorios de alta
especialización, brindan eficiencia y velocidad en el diagnóstico y representan el
ideal a seguir en muchos servicios de atención a la salud en diversos niveles de
atención, en países en desarrollo. Sin embargo, esta visión de la práctica médica
basada primordialmente en la ponderación de la tecnología también cuenta con
numerosos claroscuros; por un lado, estos medios brindan el diagnóstico cercano
a la verdad nosológica de la enfermedad con precisión asombrosa, pero de la
misma manera si no son utilizados con mesura y reflexivamente dejan al
descubierto aspectos delicados en el área afectiva del paciente y en la calidad en
la relación con el prestador de servicios.

5
CAPITULO II

MARCO TEORICO

2.1. ANTECEDENTES

A finales del siglo XIX, muchos científicos europeos trabajaban con tubos al vacío
con la finalidad de estudiar el comportamiento de la electricidad en el interior de
estos. Los tubos habían evolucionado y alcanzado una alta resistencia y
durabilidad, lo que les permitía emplear altos voltajes. Así aparecieron los tubos de
Geisler, de Hittorf y, más tarde, el de Crookes y muchos más. Las bobinas de
inducción permitían mejorar la calidad de la corriente eléctrica y proporcionaban
altos voltajes, aunque un amperaje bajo; además, hacían posible corregir un poco
la variabilidad del flujo de la corriente eléctrica.

En 1895, entre los meses de septiembre y noviembre, Wilhelm Conrad Roentgen


se encontraba estudiando los fascinantes rayos catódicos en su rústico
laboratorio.

Contaba con un tubo de Crookes y una bobina de Ru-hmkorff. Se le ocurrió,


entonces, que estos rayos podrían atravesar las paredes de vidrio de los tubos de
Crookes y causar fluorescencia. Esto lo llevó a agregar un nuevo implemento
técnico, que era una sencilla pantalla fluorescente, fácilmente elaborada con una
hoja de cartón recubierta por un compuesto comercial, que eran unos cristales de
platino-cianuro de bario que se podían mantener adheridos mediante un
pegamento mucilaginoso.1 Con ese sencillo equipo, mucho ingenio y una
excepcional capacidad de observación, descubrió los rayos X. Después de realizar
múltiples experimentos, el 22 de diciembre logró obtener la primera radiografía de
una persona:

1895, entregó a la Sociedad Físico Médica de Würzburg un trabajo titulado «Eine


Neue Art Von Strahlen» («Sobre una nueva especie de rayos»), que fue publicado

6
en el acta de ese mismo año. En el mes de enero, el artículo o la noticia del
descubrimiento se dio a conocer en la prensa alemana y en los periódicos de las
principales ciudades del mundo: París, Viena, Londres y New York, entre otras;
apareció en revistas científicas como Nature, Scientific American, Lancet, British
Medical.

Journal y JAMA, pero también en otras de información general. Afortunadamente,


como el trabajo se refería a un tema que había ocupado la atención durante
décadas, no hubo dificultades para su comprensión.

En estas circunstancias, Roentgen se presentó el 23 de enero de 1896 en la


Sociedad Físico Médica de Würzburg para exponer su trabajo. La información
difundida previamente había despertado expectación y garantizado totalmente el
éxito de la reunión. Ante un nutrido y diversificado auditorio formado por
profesores universitarios, estudiantes, miembros de la nobleza, oficiales de alto
rango y muchos curiosos, presentó su descubrimiento de los rayos X.

La noticia del descubrimiento de los rayos X llegó a México, inicialmente, en forma


de cables telegráficos que fueron publicados en la prensa cotidiana.

A partir de ahí, quién, cuándo y dónde se realizaron las primeras radiografías en


México fue, al paso del tiempo, motivo de interés, de algunas menciones,
aclaraciones y rectificaciones que compartimos.

2.2. MÉXICO. LOS PRIMEROS ESTUDIOS CONOCIDOS

La información inicial que se dio a conocer acerca del primer estudio que se
realizó en la ciudad de México apareció en la tesis recepcional del Dr. Amador
Zafra,2 publicada en 1897(Figura 1). El relato es el siguiente:

«En una enferma que estuvo en el Hospital Juárez, en la sala 11, el Sr. Dr. Tobías
Núñez, profesor de Clínica Externa de nuestra escuela, empleó la radiografía por
primera vez en México, aplicada al diagnóstico quirúrgico. A consecuencia de un

7
traumatismo que sufrió esta mujer en la región del codo derecho el 11 de agosto
de 1896, quedaron abolidos los movimientos de la articulación lesionada y el
antebrazo en semiflexión; tres componedores de huesos que la atendieron no
hicieron más que empeorar el estado en que se encontraba. Habiendo entrado al
citado hospital el 29 de octubre, fue examinada por varios de los médicos que se
reunieron en esta ciudad con motivo del Congreso Panamericano, opinando unos
que tenía una luxación del codo, otros,

Como el caso era interesante, tuvo la idea de aplicar los rayos X, obteniendo una
magnifica radiografía en la que claramente se ve una luxación del codo: la
olecranon está desviada hacia atrás y arriba, encontrándose la apófisis coronoides
apuntalada en la tróclea humeral y la cópula del radio desviada hacia atrás y hacia
adentro...

...Debemos a la bondad del Sr. Dr. Tobías Núñez los datos de esta observación
que aparecerá detalladamente en un importante trabajo que va a presentarse en el
próximo Congreso Médico de Guadalajara...»

Continuaba relatando varias experiencias más en las que, en fechas posteriores,


realizaron estudios radiológicos en otros pacientes. Consideramos que es
conveniente extender el relato porque en las siguientes líneas describió el empleo
de la fluoroscopia:

«...Hemos observado en un soldado en el Batallón de Inválidos un proyectil que


está alojado desde 1891 en la cavidad articular de la rodilla derecha… Palpando
cuidadosamente la rodilla, no se siente el cuerpo extraño, pero con el fluoroscopio
hemos visto el Sr. Dr. Jofre y yo que estaba en la interlínea articular, descansando
sobre los platillos de la tibia...» Así, queda claro que desde el primer momento
contaba con una pantalla fluoroscópica.

En junio de 1897, durante el congreso que se llevó a cabo en Guadalajara,3 se


presentó esta primera radiografía. Se ignora cómo fue que llegó ese equipo al

8
Hospital Juárez y las características del mismo; hasta donde tenemos información,
el Dr. Tobías Núñez no había viajado al extranjero y, por otro lado, la adquisición
del equipo no se menciona en ninguno de los libros del Hospital Juárez.*

Así se empezó a escribir la historia de la radiología en México. Esto fue referido


más tarde en dos artículos que se volvieron icónicos y, por lo tanto, referencia
obligada en el estudio de la radiología en México. El primero de ellos fue
elaborado por el Dr. José Alcántara Herrera;4 en ese artículo menciona:

«El documento decisivo (refiriéndose a las primeras noticias de los rayos X en


México), por decirlo así, oficial, que resuelve la cuestión que trato, es la brillantísi-
ma tesis recepcional de Amador Zafra, titulada ´Algunas aplicaciones de los rayos
X a la cirugía y a la medicina´, fechada en junio de 1897 y que consta de 43
páginas de texto impresas. El autor de este importante trabajo fue alumno de la
Escuela Nacional de Medicina, de la Escuela Práctica Médico Militar y teniente
aspirante del Cuerpo Sanitario del Ejército.

...En cuanto a usos prácticos de los rayos X en México, Zafra solo nos muestra las
aplicaciones que se relacionan con el diagnostico quirúrgico, y a este respecto
dice categóricamente que la primera radiografía que se hizo en México fue el 29
de octubre de 1896 en la sala núm. 11 del Hospital Juárez, siendo el Dr. Tobías
Núñez el primero que usó este medio diagnóstico. Se trató de una mujer que sufrió
el 11 de agosto de 1896 un traumatismo en el codo derecho... El Dr. Núñez obtuvo
una magnifica radiografía que demostraba una luxación del codo...»

Acerca de cómo llegó el equipo de rayos X al Hospital Juárez, la versión del


mismo Dr. Alcántara Herrera es la siguiente: «Es unánime el testimonio de las
personas que me han asegurado que quien trajo a México el primer aparato de
Rayos X,

9
2.3. UNA NUEVA PRIMERA RADIOGRAFÍA

La anterior historia acerca de los orígenes de la radiología en México era la


aceptada oficialmente hasta que en los Archivos de Historia Potosina de junio
de19826 apareció nueva información que modificó esta crónica: un artículo
presentado por el Dr. Alberto Alcocer Andalón y su colaborador; en dicho artículo,
en la página 3, menciona:

«El 24 de octubre de 1896, el Periódico Oficial del Estado de San Luis Potosí
informa que en la Inspección General de Salubridad Pública del Estado, se había
comenzado a hacer experimentos para ver a través de los cuerpos opacos,
maravilloso descubrimiento del profesor Roentgen. Los experimentadores eran los
doctores Jesús E. Monjarás y Doroteo Ledezma, ayudados en su inicio por el
Pbro. PM Castro...» A partir de esa comunicación y hasta ahora, durante 35 años
se consideró a San Luis Potosí como «la cuna de la radiología en México». En
esos años aparecieron varias descripciones del empleo de los rayos X en esa
ciudad. En una reciente revisión del diario El Estandarte, que era un periódico de
circulación local en San Luis Potosí, encontramos esta información, además de
varios artículos que hacen mención de los rayos X y su empleo, incluyendo uno
sobre la «Aplicación de los rayos X o de Roentgen al estudio de la angiología»,
pero esto es otra historia.

2.4. NUESTRA HISTORIA

En nuestra búsqueda de información sobre el desarrollo de la radiología en


México, en el mes de noviembre de 2016, en una librería de viejo de la Ciudad de
México, encontramos un artículo, a toda luz interesante y llamativo, en donde se
describe la realización de los primeros estudios radiológicos en México, y que
viene a modificar lo antes descrito. La historia es la siguiente:

En agosto de 1896, la Secretaría de Fomento publicó la separata de una


conferencia que presentó el Ing. Gilberto Crespo y Martínez, titulada «Sobre los

10
rayos X».19 Este trabajo fue leído ante la Academia de Ciencias Exactas Físicas y
Naturales, Correspondiente de la Real de Madrid. En este artículo de 31 páginas,
el Ing. Crespo hace una descripción del «carrete» de Ruhmkorff, de los tubos de
Geissler, de Hittorf, de Crookes y otros más, de las bombas de vacío, de
Roentgen, su descubrimiento y, en general, de los aspectos físicos conocidos de
los rayos X, incluyendo la fluoroscopia y la propiedad de estos para imprimir
película fotográfica (Figura 2).

En relación con lo que a nosotros interesa, en la página 17 escribe:

«...Esto en cuanto al origen, naturaleza y propiedades principales de los rayos X, y


en lo que se refiere al modo de repetir las experiencias de Roentgen, nada más
sencillo. Un tubo de Crookes, un carrete de Ruhmkorff, una batería de bicromato y
una placa fotográfica con una envoltura impermeable a la luz ordinaria, entre la
cual y el tubo de Crookes debe colocarse el objeto cuya imagen se debe obtener.
Con estos elementos sencillísimos, los profesores Fernando Ferrari y Roberto
Jofre han obtenido entre nosotros las imágenes que me han hecho el favor de
facilitarme y tengo el gusto de mostrar a vdes., de la mano del Dr. Jofre, de unas
píldoras en el interior de una caja, de la grafita de un lápiz y de los cerillos
encerrados en la caja respectiva...» (Figura 3).

México, agosto de 1896.

Al final del artículo se encuentran dos páginas con las imágenes mencionadas por
el Ing. Crespo y Martínez; corresponden a dos fotografías, una con la mano del Dr.
Roberto Jofre y la otra con varias imágenes experimentales que se muestran a
continuación:

En la figura 4, el pie de página dice: «Tiempo de exposición de 20 minutos con un


tubo de Crookes común de forma de pera». La otra corresponde a la segunda
figura que se presenta en el artículo y muestra una radiografía de objetos diversos.

11
Este artículo y las imágenes mostradas son una prueba contundente de que las
dos primeras radiografías publicadas conocidas hasta ahora se realizaron en la
Ciudad de México dos meses antes que las practicadas en San Luis Potosí.

2.5. LA ENSEÑANZA DE LA RADIOLOGÍA E IMAGEN EN MÉXICO

Desde los albores de la Medicina existe el deseo de transmitir conocimientos a los


estudiantes de Medicina. Particularmente en los países Europeos, durante los
siglos XVII y XVIII se tiene evidencia mediante escritos o ilustraciones, de la im-
portancia que se le daba a la enseñanza en hospitales a la cabecera del enfermo.
Así surgieron reconocidos profesores, que pasaron la mayoría a la historia, ya que
muchos de ellos fueron innovadores de la sistemática clínica y algunos más
aportaron descubrimientos que eran parte medular para el ejercicio de la medicina,
tales como el microscopio, el estetoscopio o el uso y administración racionalizada
de los medicamentos y las curaciones. Para posteriormente aportar para el
surgimiento de la cirugía.

En otras comunicaciones hemos recalcado el hecho de que antes del


descubrimiento de los rayos X, el Médico solamente contaba con los órganos de
los sentidos para llegar a un diagnóstico. Los rayos X permitieron ampliar un hori-
zonte, que permitía encontrar cuerpos extraños, diagnosticar fracturas o
luxaciones, tumoraciones, estados inflamatorios, etc., por lo que se hace
indispensable en esta rama médica, que exista la enseñanza entre los médicos
interesados en aprender y evolucionar.

Tanto en Europa como en los Estados Unidos, se hace difusión del quehacer
científico en el manejo de las radiaciones ionizantes. Se adquiere experiencia
sobre la marcha, se publica, (la revista de la American Roentgen Ray Society ha
cumplido mas de 100 años), se experimenta con animales y se crea la cátedra de
Radiología en los principales hospitales a principios del siglo XX, dejando de ser el
curioso recurso para “transparentar” a los asistentes a las ferias populares y
adquiere un carácter científico. Así mismo aparecen los primeros mártires por
12
efecto de las radiaciones debido al desconocimiento de su manejo y por lo
consiguiente del alcance en el daño que podían ocasionar.

En nuestro país, los eventos se dieron con cierta lentitud. No obstante tener
información constante del extranjero, del desarrollo de los rayos X, el radiólogo era
autodidacta. Los primeros 20 años del siglo XX los ocupó prioritariamente, la
Revolución Mexicana como un fenómeno social que origina retardo en el
desarrollo de todo orden.

Vinieron varias gentes visionarias, que “se hicieron radiólogos” y se agrupan en


una sociedad presidida por el Dr. Manuel Madrazo, (quien por cierto fue primero
ortopedista, antes que radiólogo) el cual se preocupó por la difusión de
conocimientos y editó un Boletín, sin embargo no tenemos noticias de que se
hubiese creado un centro de enseñanza radiológica por esas fechas.

Luego viene la época de los años treinta, en la que desaparece esa sociedad y
se vive un letargo en el desarrollo Médico en general. Los hospitales escuela, eran
básicamente el Hospital General de México y el Hospital Juárez y en el ejército, el
Hospital Militar.

En el año de 1934 fue introducida la Radiología como asignatura independiente,


en la Escuela Nacional de Medicina de la UNAM, siendo Director el Dr. Ignacio
Chávez.

Sus primeros profesores fueron el Dr. Manuel Madrazo y el Dr. Gustavo Peter.
En el Hospital Juárez y en el Hospital General, respectivamente. En 1937 se creó
la clase de Radiología normal y su primer profesor fue el Dr. Jorge Martínez de
Castro y a su muerte lo sucedió, en 1939, el Dr. Baudelio Villanueva. La
asignatura fue suspendida del plan de estudios en 1941, sin embargo existían seis
profesores: los Dres. Carlos Coqui, Samuel Ruiz Cornejo, Baudelio Villanueva,
Dionisio Pérez Cosio, Guido Torres Martínez y Juan José Quezada.

13
En los años cuarentas, existe un panorama prometedor a futuro, pues hay
varios médicos que viajan al extranjero, para adquirir una especialidad formal en
Radiología. El Primero de ellos fue el Dr. Guillermo Santín, quien a su regreso,
sentó las bases de la enseñanza sistematizada, en el Hospital Francés.

El Dr. Carlos Coqui señala el hecho de que la Radiología se venía impartiendo a


los alumnos del quinto año de la carrera de medicina en la UNAM, hasta 1947,
fecha en que era Director de la Escuela, el Dr. Salvador González Herrejón.
Posteriormente la Radiología se enseña y discute su uso en las materias clínicas.

Hacia el año de 1953, en el Instituto Politécnico Nacional, se crea la cátedra de


anatomía radiológica, casi simultáneamente que en la UNAM y en ambas el
profesor es el Dr. Felipe Vazquez Guzmán.

Es evidente que con lo hasta aquí expresado, existieron muchas anomalías en


cuanto a sustentar una tesis ordenada del conocimiento radiológico que tuviera
trascendencia en el contexto académico y formara parte del conocimiento básico
del Médico en ciernes. En la actualidad, la enseñanza de la Radiología en las
Universidades, está de lo más variado. Pocas son las que la consideran como
asignatura, entre ellas, destaca la Univeridad Anáhuac.

Hasta aquí hemos hecho un análisis de lo que se puede considerar la


enseñanza de pre-grado. El fomentar y crear una Residencia de la especialidad
para la formación de Radiólogos puede tener varios orígenes y desde luego, cir-
cunstancias. Las condiciones ideales para su desarrollo se deben generar de
preferencia en un medio hospitalario, ser de tipo tutorial y apegarse a programas
operacionales teórico prácticos, impartidos por un grupo de profesores, con un
aval universitario. Las primeras Residencias “formales” surgieron en el Hospital
General, con el Dr. Jorge Cevallos L, y en el Hospital Francés con el Dr. Guillermo
Santín. Al paso de los años se crearon los que se denominaron Cursos de
Graduados. El primero de ellos en el año de 1962, se llevó a cabo en el Hospital
General del Centro Médico Nacional del IMSS y el que fungió como profesor del
14
mismo, fue el Dr. Armando Cordera Pastor. Cabe anotar que en estos cursos
hubieron varios alumnos provenientes del extranjero.

Con el curso de los años, las sedes para Residencias reconocidas han
aumentado. El número de egresados ha sido muy grande en toda la República y
esto ha permitido cubrir diversos puestos de trabajo a nivel institucional y privado.
Hay que reconocer que un buen número de compatriotas han hecho su
Residencia en el extranjero y ahí se han quedado a trabajar.

El otro aspecto que concierne al tema es la enseñanza continuada, que es la


que debe mantener el Radiólogo durante el tiempo que dure su ejercicio
profesional. Para ello, se han encargado las diferentes Sociedades y Colegios de
establecer ciclos de conferencias y organizar cursos de actualización, además de
los congresos nacionales. La asistencia a estos le da una calificación al Radiólogo,
lo que aunado a diferentes aspectos académicos, tales como publicaciones y
desempeño de labores docentes, entre otras, suman puntos curriculares, para que
se le confiera la Recertificación.

Como parte integral de la enseñanza es el de la información bibliográfica de que


disponga el Radiólogo. En la actualidad con los medios electrónicos de divulga-
ción, se simplifica la obtención de la información. Su disponibilidad es inmediata,
solamente que hay un problema que consiste en que hay un número muy grande
de Radiólogos que no traducen del idioma Inglés y se concretan a la lectura de
textos en Español.

Varios son los libros con temas de Radiología e Imagen, así como de tecnología
Radiológica que han sido publicados por Radiólogos Mexicanos. No son muchos,
en realidad y es que en general, no hay disposición para publicar y cuando hay la
decisión, en ocasiones el trabajo es enviado para que sea publicado en el
extranjero y esto le confiera un mayor valor curricular al autor, además de mayor
difusión al artículo.

15
El esfuerzo que se realiza por mantener niveles óptimos de enseñanza, es
encomiable. Todos seguramente guardamos recuerdos gratos de nuestros
Maestros y pretendemos igualarnos a ellos, o aun más, superarlos. Los medios
están a la mano. La decisión de enseñar es loable. Transmitir conocimientos sin
egoísmo. Ayudar a los jóvenes a superarse. Con estos principios y cualquier otro
medio que se nos ocurra, podremos cumplir nuestro cometido.

2.6. LEGISLACIÓN DE LA PRÁCTICA RADIOLÓGICA EN MÉXICO

Debido al escaso acceso, disponibilidad y uso de fuentes de información en lo


que a regulación de la práctica radiológica se refiere, el presente estudio intenta
diseminar e incentivar la práctica del marco regulatorio y normativo con el que
cuenta nuestro país, para desarrollar una adecuada práctica de la Radiología e
Imagen. Por otra parte, el presente estudio pretende favorecer la práctica ética de
la Radiología, basada en el mencionado marco normativo que tiene como uno de
sus fundamentos, los objetivos de equidad, calidad y protección financiera
planteados en el Programa Nacional de Salud 2001-2006. Así mismo, es
importante mencionar que el Sistema de Salud Mexicano se encuentra cursando
una reforma en su estructura, con lo que se plantea una constante adecuación de
su marco jurídico en materia de salud y que contempla la protección a la
inviolabilidad y dignidad del ser humano y de sus derechos; la confidencialidad de
la información; la autonomía de la voluntad y el consentimiento informado.

Tal como se encuentra planteado por Stoopen y colaboradores (1999), la práctica


de la medicina y de la radiología se ha regulado paulatinamente, por lo que a raíz
de la creación de la Ley General de Salud en 1984, se ha creado un marco
normativo y regulatorio para la práctica de la image-nología en nuestro país. Sin
embargo, en los últimos diez años se ha visto un mayor interés por parte de los
legisladores con el fin de establecer normas que favorezcan la protección de los
seres humanos y del medio ambiente. Cabe resaltar que el desconocimiento de la
normatividad no exime al médico de su responsabilidad y observancia.

16
De acuerdo a la Ley General de Salud es materia de salubridad general, la
organización, control y vigilancia de la prestación de servicios y de
establecimientos de salud; la atención médica, preferentemente en beneficio de
grupos vulnerables; la protección social en salud; la organización, coordinación y
vigilancia del ejercicio de las actividades profesionales, técnicas y auxiliares para
la salud; la coordinación de la investigación y el control de ésta en los seres huma-
nos, además de la prevención y el control de los efectos nocivos de los factores
ambientales. Por otra parte, la Ley General de Salud, dentro de las atribuciones
establecidas para la Secretaría de Salud, la refiere como rectora y menciona su
función normativa, que se traduce en la expedición de Norma Oficiales Mexicanas
como regulaciones técnicas que establecen especificaciones, atributos, directrices,
características o prescripciones aplicables a un producto, proceso, instalación,
sistema, actividad, servicio o método de producción u operación, así como
aquellas relativas a la terminología, simbología, embalaje, marcado o etiquetado y
las que se refieran a su cumplimiento o aplicación.

Dicho de otra manera, la Ley General de Salud expone como la Secretaría de


Salud es la responsable de la conducción sectorial, y de la elaboración de
Reglamentos y Normas Oficiales Mexicanas (NOM) para la salud, donde se
establecen los procedimientos y contenidos específicos de la regulación sanitaria
nacional. Aunado a lo anterior se encuentra la labor e interés tanto del Poder
Ejecutivo, como de diferentes Secretarías y dependencias gubernamentales que
favorecen el desarrollo del marco normativo, descrito a continuación:

— Ley General de Salud (en vigor a partir del 1º. de julio de 1984, con su última
actualización el 19 de junio de 2003).

— Reglamento de la Ley General de Salud en Materia de Prestación de Servicios


de Atención Médica. Diario Oficial de la Federación 14 de mayo de 1986.

— Reglamento General de Seguridad Radiológica. Diario Oficial de la Federación


22 de noviembre de 1988.
17
— Norma Oficial Mexicana NOM-001-ECOL-1996, que establece los límites
máximos permisibles de contaminantes en las descargas de aguas residuales en
aguas y bienes nacionales.

— Norma Oficial Mexicana NOM-001-SSA2-1993, que establece los requisitos


arquitectónicos para facilitar el acceso, tránsito y permanencia de los
discapacitados a los establecimientos de atención médica del sistema nacional de
salud.

— Norma Oficial Mexicana NOM-002-ECOL-1996, que establece los límites


máximos permisibles de contaminantes en las descargas de aguas residuales a
los sistemas de alcantarillado urbano o municipal.

— Norma Oficial Mexicana NOM-012-STPS-1999, condiciones de seguridad e


higiene en los centros de trabajo donde se produzcan, usen, manejen, almacenen
o transporten fuentes de radiaciones ionizantes, (Sustituye a la NOM-012-STPS-
1993 relativa a las condiciones de seguridad e higiene en los centros de trabajo
donde se produzcan, usen, manejen, almacenen o transporten fuentes ge-
neradoras o emisoras de radiaciones ionizantes).

— Norma Oficial Mexicana NOM-013-NUCL-1995, requerimiento de seguridad


radiológica para egresar a pacientes a quienes se les ha administrado material
radiactivo.

— Norma Oficial Mexicana NOM-026-NUCL-1999, vigilancia médica del personal


ocupacionalmente expuesto a radiaciones ionizantes.

— Norma Oficial Mexicana NOM-027-STPS-1993, relativa a las señales y avisos


de seguridad e higiene.

— Norma Oficial Mexicana NOM-031-NUCL-1999, requerimientos para la


calificación y entrenamiento del personal ocupacionalmente expuesto a
radiaciones ionizantes.

18
— Norma Oficial Mexicana NOM-087-ECOL-SSA1-2002, Protección ambiental -
salud ambiental - residuos peligrosos biológico-infecciosos - Clasificación y
especificaciones de manejo. (Abroga a su similar NOM-087-ECOL-1995).

— Norma Oficial Mexicana NOM-146-SSA1-1996, salud ambiental.


Responsabilidades sanitarias en establecimientos de diagnóstico médico con
Rayos X.

— Norma Oficial Mexicana NOM-156-SSA1-1996, salud ambiental. Requisitos


técnicos para las instalaciones en establecimientos de diagnóstico médico con
Rayos X.

— Norma Oficial Mexicana NOM-157-SSA1-1996, salud ambiental. Protección y


seguridad radiológica en el diagnóstico Médico con Rayos X.

— Norma Oficial Mexicana NOM-158-SSA1-1996, salud ambiental.


Especificaciones técnicas para equipos de diagnóstico médico con Rayos X.

— Norma Oficial Mexicana NOM-168-SSA1-1998, del expediente clínico.

— Norma Oficial Mexicana NOM-173-SSA1-1998, para la atención integral a


personas con discapacidad.

— Norma Oficial Mexicana NOM-178-SSA1-1998, que establece los requisitos


mínimos de infraestructura y equipamiento de establecimientos para la atención
médica de pacientes ambulatorios.

— Norma Oficial Mexicana NOM-197-SSA1-2000, que establece los requisitos


mínimos de infraestructura y equipamiento de hospitales y consultorios de
atención médica especializada.

— NOM-CCA-029-ECOL/1993, que establece los límites máximos permisibles de


contaminantes en las descargas de aguas residuales a cuerpos receptores prove-
nientes de hospitales.

19
— NOM-CCA-031-ECOL/1993, que establecen los límites máximos permisibles de
contaminantes en las descargas de aguas residuales provenientes de la industria,
actividades agroindustriales, de servicios y el tratamiento de aguas residuales a
los sistemas de drenaje y alcantarillado urbano o municipal.

— NOM-ECOL-052-1993. que establece las características de los residuos


peligrosos, el listado de los mismos y los límites que hacen a un residuo peligroso
por su toxicidad al ambiente. (Sustituye a la NOM-CRP-001-ECOL/93 que
establece las características de los residuos peligrosos, el listado de los mismos y
los límites que hacen a un residuo peligroso por su toxicidad al ambiente).

2.7. PROYECTOS DE NORMAS OFICIALES MEXICANAS RELACIONADAS A


LA PRÁCTICA DE LA RADIOLOGÍA E IMAGEN EN MÉXICO.

— Proyecto de Norma Oficial Mexicana NOM- -SSA1-1998, para el


Funcionamiento de Hospitales Generales (7 de Abril del 2000).

— Proyecto de Norma Oficial Mexicana NOM-000-SSA1-2002, salud Ambiental.


Especificaciones técnicas para equipos de diagnostico médico con Rayos X (4 de
julio de 2002).

— Proyecto de Modificación de Norma Oficial Mexicana NOM-146-SSA1-2002,


salud ambiental. Responsabilidades sanitarias y protección radiológica en
establecimientos de diagnóstico médico con rayos X (4 de julio de 2002).

— Proyecto de Modificación de Norma Oficial Mexicana NOM-156-SSA1-1996,


salud Ambiental. Requisitos técnicos para las instalaciones en establecimientos de
diagnóstico médico con rayos X (DOF - 25 de julio de 2003).

— Proyecto de Norma Oficial Mexicana PROY-NOM-208-SSA1-2002 regulación


de los Servicios de Salud. Para la práctica de la ultrasonografía diagnóstica (16 de
diciembre de 2002).

20
Si se desea consultar la normatividad descrita, se recomienda acceder a la página
de Internet de la Secretaría de Salud (www.salud.gob.mx), en el navegador
izquierdo ubicar el enlace “LEGAL” (Dirección General de Asuntos Jurídicos de la
SS) y en este, hacer la búsqueda correspondiente a la Ley, Reglamento o Norma
que se desea revisar.

2.8. REGLAMENTO GENERAL DE SEGURIDAD RADIOLÓGICA

TITULO PRIMERO: GENERALIDADES

CAPITULO UNICO

Artículo 1o.- Este Reglamento rige en todo el territorio nacional y tiene por objeto
proveer en la esfera administrativa a la observancia de la Ley Reglamentaria del
Artículo 27 Constitucional en Materia Nuclear en lo relativo a seguridad
radiológica.

Artículo 2o.- La Secretaría de Energía, Minas e Industria Paraestatal queda


facultada para expedir por conducto de la Comisión Nacional de Seguridad
Nuclear y Salvaguardias, los apéndices, normas técnicas, manuales e instructivos,
así como sus actualizaciones, necesarios para desarrollar, hacer explícitas y
determinar la forma en que deben cumplirse las disposiciones de este
Reglamento.

Artículo 3o.- Tanto los documentos a que se refiere el artículo anterior, como sus
actualizaciones, para su obligatoriedad y general observancia deberán
invariablemente, ser publicados en el Diario Oficial de la Federación.

Articulo 4o.- La Secretaría de Energía, Minas e Industria Paraestatal, por


conducto de la Comisión Nacional de Seguridad Nuclear y Salvaguardias, es la
facultada para interpretar y aplicar este Reglamento, así como los apéndices,
normas técnicas, instructivos, manuales y condiciones de licencias, autorizaciones
y permisos que con base en el mismo se expidan y, para determinar las normas

21
de seguridad radiológica que a su juicio sean aplicables sin perjuicio de la
competencia que de acuerdo a la Ley les corresponda a otras Secretarías de
Estado.

Artículo 5o.- En todos los casos en que este Reglamento haga referencia a la
Ley, se entenderá que se trata de la Ley Reglamentaria del Artículo 27
Constitucional en Materia Nuclear. Cuando aluda a la Secretaría, será la
Secretaría de Energía, Minas e Industria Paraestatal, y cuando mencione a la
Comisión, será la Comisión Nacional de Seguridad Nuclear y Salvaguardias en los
términos del Artículo 50 de la Ley Reglamentaria del Artículo 27 Constitucional en
Materia Nuclear.

TITULO SEGUNDO: TERMINOLOGIA

CAPITULO UNICO

Artículo 6o.- Para los efectos de este Reglamento se entenderá por:

ACCIDENTE Y/O INCIDENTE: Cualquier evento anormal que involucre a fuentes


de radiación ionizante.

ACTIVIDAD: El número de transiciones nucleares espontáneas que ocurren por


unidad de tiempo en una cantidad dada de material radioactivo. Formalmente, la
actividad A, de una cantidad dada de material radioactivo, es el cociente de dN
entre dt, siendo dN el número de transiciones nucleares espontáneas que ocurren
en el intervalo dt.

La unidad de actividad es el becquerel (Bq), donde 1 Bq= 1 desintegración s(-1)(1


Ci= 3.7 X 10(10) desintegración S(-1).

TITULO TERCERO: DEL SISTEMA DE LIMITACION DE DOSIS

CAPITULO I: DISPOSICIONES GENERALES

22
Artículo 7o.- Las dosis recibidas a consecuencia de la exposición a fuentes de
radiación ionizante y de prácticas que entrañan la irradiación con radiación
ionizante o incorporación de material radioactivo, se sujetarán a un sistema de
limitación de dosis cuyos fundamentos son:

I).- No se aprobará ninguna práctica a menos que su aplicación produzca un


beneficio neto positivo;

II).- El diseño, planificación, uso y aplicación subsiguiente de las fuentes y


prácticas, deberán realizarse de manera que aseguren que las exposiciones se
mantengan tan bajas como razonablemente pueda lograrse, teniendo en cuenta
factores sociales y económicos;

III).- El establecimiento de límites para equivalente de dosis.

Artículo 8o.- El sistema de limitación de dosis tiene como finalidad evitar los
efectos no estocásticos y limitar la ocurrencia de los estocáticos a un nivel
aceptable, por lo que se establecen límites para cada caso, debiendo aplicarse el
que resulte más restrictivo para el órgano o tejido irradiado.

Artículo 9o.- Los efectos no estocásticos son aquellos en los que la severidad del
efecto es función de la dosis y se presentan a partir de un valor umbral. Estos
efectos se presentan en el individuo expuesto. Los efectos estocásticos son
aquellos en los que la probabilidad de que el efecto se presente, se considera
como una función de la dosis, sin que exista una dosis umbral y pueden
manifestarse tanto en el individuo expuesto como en su descendencia.

CAPITULO IV: DE LAS CONDICIONES DE IRRADIACION

Artículo 40.- Las condiciones bajo las cuales un individuo puede verse expuesto a
la radiación ionizante, se clasifican en normales y anormales.

23
Las condiciones normales de irradiación son aquéllas en las cuales la ocurrencia
de la irradiación es previsible y puede ser limitada por control de la fuente y por
aplicación del sistema de limitación de dosis, en particular estableciendo
procedimientos de operación satisfactorios.

Las condiciones anormales de irradiación son aquéllas en las que la fuente de


radiación no está sujeta a control, de modo que la magnitud de toda irradiación
resultante sólo puede limitarse, eventualmente, mediante medidas correctivas.

Artículo 41.- Si como resultado de situaciones anormales ciertas personas


ocupacionalmente expuestas recibieran equivalente de dosis mayores a los límites
señalados en los Artículos 20 y 21, el permisionario deberá adoptar las siguientes
medidas:

I).- Reunir la información que ayude a estimar los equivalentes de dosis y las
incorporaciones de material radioactivo;

II).- Obtener, según proceda, muestras de excretas para bioanálisis;

III).- Iniciar pruebas médicas y hacer los consiguientes diagnósticos, y

IV).- Recabar información sobre las circunstancias del accidente.

La necesidad de controlar la contaminación no deberá entorpecer ni disuadir de


dispensar los primeros auxilios y el tratamiento consecutivo a los individuos que
requieran asistencia médica por otras razones.

Artículo 42.- Si como resultado de situaciones anormales, ciertas personas del


público recibieran equivalentes de dosis mayores a los límites señalados en el
Artículo 37, el permisionario deberá adoptar las siguientes medidas:

I).- Reunir la información que ayude a estimar los equivalentes de dosis y las
incorporaciones de material radioactivo de las personas afectadas, y

24
II).- Recabar la información sobre las circunstancias del accidente.

La necesidad de controlar la contaminación no deberá entorpecer ni disuadir de


dispensar los primeros auxilios y el tratamiento respectivo a los individuos que
requieran asistencia médica por otras razones.

CAPITULO V: DE LAS IRRADIACIONES PLANEADAS Y DE EMERGENCIA

Artículo 43.- Las irradiaciones planeadas se considerarán como casos


excepcionales y se justificarán únicamente cuando las técnicas que evitan la
sobreexposición de las personas ocupacionalmente expuestas no sean
practicables o disponibles.

Estas irradiaciones podrán permitirse siempre que:

I).- En un solo evento la suma del equivalente de dosis debido a irradiación


externa y del equivalente de dosis comprometido debido a la incorporación de
material radioactivo, no exceda del doble de los límites de equivalente de dosis
anual correspondientes, establecidos en este Reglamento, y

II).- En la vida del personal ocupacionalmente expuesto la suma del equivalente de


dosis debido a irradiación externa y del equivalente de dosis comprometido debido
a la incorporación de material radioactivo, no exceda cinco veces los límites del
equivalente de dosis anual correspondiente.

CAPITULO IV: DE LOS DISPOSITIVOS GENERADORES DE RADIACION


IONIZANTE

Artículo 91.- Para el caso de aparatos de rayos-X con fines de diagnóstico


médico, se deberá de cumplir con lo indicado en las normas técnicas
correspondientes que expida la Secretaría por conducto de la Comisión.

Artículo 92.- Antes de que se inicie la operación de un dispositivo generador de


radiación ionizante para las actividades autorizadas, deberá comprobarse el buen

25
funcionamiento de todos los sistemas del dispositivo, incluyendo los sistemas de
alarma, luces indicadoras, tablero de control, colimación del haz de radiación,
tiempo de exposición, y otros. Esta revisión se efectuará cada seis meses a partir
del inicio de operaciones y se conservarán registros de estas revisiones así como
del mantenimiento preventivo y correctivo que se realicen.

Artículo 93.- Antes de que se inicie por primera vez la operación del dispositivo
generador de radiación ionizante para las actividades autorizadas, se deberá
calibrar el haz de radiación, con objeto de conocer la intensidad de radiación con
diferentes voltajes, corrientes eléctricas, filtros, áreas de colimación y distancias.
Esta calibración se deberá efectuar acorde a la utilización del dispositivo.
Posteriormente, la calibración se deberá realizar cada seis meses, de la cual se
llevará registro, indicando la fecha, procedimiento y firma de la persona que la
efectuó.

TITULO QUINTO: DE LAS INSTALACIONES RADIOACTIVAS

CAPITULO I: CLASIFICACION

Artículo 98.- Para los efectos de este Reglamento, las instalaciones radiactivas se
clasifican en:

Tipo I.- Aquéllas en las que se producen, fabrican, almacenan o usan fuentes
selladas o dispositivos generadores de radiación ionizante; en las que se extrae o
procesa mineral radioactivo, o en las que se tratan, acondicionan o almacenan
desechos radioactivos de niveles bajo e intermedio.

Tipo II.- Aquéllas en las que se producen, fabrican, almacenan o usan fuentes
abiertas.

Artículo 99.- Atendiendo a la magnitud del riesgo relacionado con las operaciones
en que se involucren fuentes de radiación, las instalaciones a que se refiere el
Tipo I del Artículo anterior, se clasifican a su vez en tres grupos: A, B y C.

26
Artículo 100.- Se consideran como instalaciones Tipo I-A aquéllas que tengan
instalados irradiadores en los que las fuentes salen del blindaje durante su
operación o aceleradores de partículas con energías iguales o mayores a 10 MeV;
minas y plantas de tratamiento de minerales radioactivos, sus presas de jales y las
zonas de trabajo asociadas a ellas y los almacenes temporales o definitivos de
desechos radioactivos de niveles bajo o intermedio. Quedan comprendidos en
este tipo de instalaciones los lugares en donde se realicen trabajos de radiografía
industrial con equipo portátil, ya sea a base de material radioactivo o de rayos X.
Asimismo, quedan comprendidos en esta clasificación los lugares en donde se
realicen estudios geofísicos de pozos en los que la fuente de radiación salga de su
contenedor, y los lugares de permanencia de pacientes con aplicaciones de
braquiterapia.

2.9. NORMATIVIDAD, RESPONSABILIDAD SANITARIA Y SEGURIDAD


RADIOLÓGICA EN ESTABLECIMIENTOS DE DIAGNÓSTICO MÉDICO POR
IMAGEN. PRIMERA PARTE

Normatividad y legislación de la práctica radiológica en México

El afán por generar un adecuado marco normativo que preserve la integridad de


los pacientes, los acuerdos internacionales y la tendencia global de una práctica
profesional debidamente acreditada, ha impactado de manera substancial en el
ejercicio de la medicina en México, lo cual ha motivado diferentes cambios en el
deber ser y hacer de la práctica radiológica en nuestro país, tomando como
fundamento, entre otros, los principios Bioéticos de autonomía, justicia,
beneficencia y no maleficencia.

El marco Normativo que regula actualmente la práctica de la Radiología e Imagen


en México está constituido por:

1. Ley General de Salud.

27
2. Reglamento de la Ley General de Salud en Materia de Prestación de Servicios
de Atención Médica. Diario Oficial de la Federación (D. O. F. del 29 de abril de
1986).

3. Reglamento de la Ley General de Salud en Materia de Control Sanitario de


Actividades, Establecimientos, Productos y Servicios (D. O. F., reforma del 18 de
enero de 1988).

4. Reglamento General de Seguridad Radiológica (D. O. F. del 22 de noviembre


de 1988).

5. Normas Oficiales Mexicanas (NOMs) que se aplican a la práctica de la


Radiología e Imagen en México:

• NOM-041-SSA2-2002, (prevención, diagnóstico, tratamiento, control y vigilancia


epidemiológica del cáncer de mama).

• NOM-178-SSA1-1998 (infraestructura y equipamiento de establecimientos para


la atención médica de pacientes ambulatorios).

• NOM-197-SSA1-2000 (infraestructura y equipamiento de hospitales).

• NOM-208-SSA1-2002 (práctica de la ultrasono-grafía diagnóstica).

• NOM-229-SSA1-2002 Salud ambiental. Requisitos técnicos para las


instalaciones, responsabilidades sanitarias, especificaciones técnicas para los
equipos y protección radiológica en establecimientos de diagnóstico médico con
rayos X, (sustituye a la NOM 156-SSA1-1996, NOM-146-SSA1-1996, NOM 157-
SSA1-1996 y NOM 158-SSA1-1996).

Esta reciente NOM establece criterios de diseño, construcción y conservación de


las instalaciones fijas y móviles, los requisitos técnicos para la adquisición y
vigilancia del funcionamiento de los equipos de diagnóstico médico con rayos X,
los requisitos sanitarios, criterios y requisitos de protección radiológica que deben

28
cumplir los establecimientos para diagnóstico médico por imagen, con el fin de
garantizar la protección a pacientes, personal ocupacionalmente expuesto (POE) y
público en general. La presente norma es de observancia obligatoria para todos
los propietarios, titulares, responsables, asesores especializados en seguridad
radiológica, equipos de rayos X y establecimientos para diagnóstico médico por
imagen en unidades fijas o móviles para su aplicación en seres humanos, quedan-
do incluidos los estudios panorámicos dentales y excluidas las aplicaciones
odontológicas convencionales y densitometría ósea. Cabe destacar que la
presente NOM se complementa con las NOM-012-STPS-1999, NOM-026-STPS-
1998 y NOM-026-NUCL-1999.

El desconocimiento del marco normativo que regula la práctica radiológica, no


exime al médico de su responsabilidad y observancia.

2.9.1. Responsabilidades generales en un Centro de Diagnóstico Médico por


Imagen

Conforme a la NOM-229-SSA1-2002 y con la finalidad de señalar las


responsabilidades generales que se tienen en un Centro de Diagnóstico Médico
por Imagen, el titular, el responsable de la operación y funcionamiento, el médico
radiólogo, el técnico radiólogo, el asesor especializado en seguridad radiológica y
los trabajadores o empleados involucrados en los servicios de diagnóstico médico
con rayos X, son responsables solidarios en la aplicación de esta norma, de
acuerdo con la función que desempeñen o la actividad específica en que
participen y deberán cumplir con lo establecido en otros ordenamientos jurídicos.

Requisitos y trámites administrativos

Los establecimientos de diagnóstico médico con rayos X, requieren de Licencia


Sanitaria y Permiso de Responsable de Operación y Funcionamiento, ambos
expedidos por la Comisión Federal para la Protección de Riesgos Sanitarios

29
(COFEPRIS) de la Secretaría de Salud (SS) y que a su vez deberán colocarse en
lugar visible al público.

Perfiles y responsabilidades generales

El personal del establecimiento debe cumplir con responsabilidades, pudiendo


recaer una o más responsabilidades en una sola persona:

El titular. Es el responsable de la observancia de los ordenamientos legales en


cuanto a diseño, construcción, instalaciones y operación del establecimiento, así
como:

1. Proveer el equipo y accesorios necesarios, establecer un programa de control


de calidad para el equipo generador de rayos X, la consola de control, el sistema
de imagen, la operación y el proceso de revelado de placas o películas. Contar
con una instalación adecuada y realizar las verificaciones necesarias para
garantizar su correcto funcionamiento.

2. Establecer y aplicar las disposiciones técnicas, operativas y administrativas


necesarias para asegurar la disponibilidad de los recursos indispensables en la
aplicación adecuada de las medidas de protección y seguridad radiológica,
aplicables a su establecimiento. También podrá asignar funciones de protección
radiológica y de garantía de calidad a otra persona física o moral, pero mantendrá
la responsabilidad de su cumplimiento.

3. Apoyar al responsable de la operación y funcionamiento, para promover una


cultura de seguridad a fin de lograr una adecuada protección radiológica en lo
relativo a la planeación, implantación, ejecución, supervisión y aplicación de los
programas de garantía de calidad, así como en lo necesario.

4. Proporcionar al POE entrenamiento, información, equipo, accesorios y


dispositivos de protección radiológica adecuados al trabajo que realicen, así como
los servicios necesarios de vigilancia médica. El entrenamiento que el titular

30
proporcione debe concordar con las disposiciones legales aplicables.

5. Informar al POE respecto de los riesgos que implica el trabajo con radiaciones
ionizantes y entregarle copia de los informes periódicos y los certificados anuales
del equivalente de dosis individual acumulado, así como una constancia del total
de equivalente de dosis acumulado al término de la relación laboral.

6. Entregar a la SS anualmente, un informe de actividades relevantes en


seguridad radiológica y garantía de calidad, incluyendo al menos: altas y bajas de
equipos radiológicos, modificaciones a la instalación, dosimetría anual y su
análisis.

Responsable de la operación y funcionamiento.

Debe contar con el permiso emitido por la SS y la documentación requerida para


tal fin. Algunas de sus responsabilidades son:

1. La protección del público y del paciente minimizando las dosis de exposición


médica.

2. La protección de los trabajadores contra la exposición ocupacional, la normal y


la potencial.

3. Vigilar que se cuenta con el equipo de protección y los dispositivos técnicos


suficientes y adecuados para garantizar la protección del paciente y del POE, así
como vigilar su uso.

4. Aplicar programas de capacitación al POE, de acuerdo con los ordenamientos


legales aplicables.

6. Elaborar, vigilar el uso y mantener actualizados los manuales de protección,


seguridad radiológica y de procedimientos técnicos.

7. Analizar los procedimientos de trabajo aplicados en el establecimiento e

31
implantar las medidas específicas de protección y seguridad radiológica que de-
ben aplicarse en cada caso; vigilar y verificar el cumplimiento de las reglas
generales y de las medidas específicas mencionadas.

8. Adoptar las medidas administrativas necesarias para que los trabajadores sean
informados de que la protección y seguridad son elementos integrantes de un
programa general de salud y seguridad ocupacional, en el que les incumben
ciertas obligaciones y responsabilidades para su propia seguridad y la de terceros
contra la radiación.

9. Realizar análisis retrospectivo de la pertinencia de los exámenes realizados, así


como de la aplicación de las normas de protección y seguridad radiológica vigente,
para aplicar las medidas correctivas y evitar la repetición de errores y deficiencias.

El titular y el responsable de la operación y funcionamiento son responsables


solidarios de los riesgos y daños a la salud que se ocasionen por el desarrollo de
sus actividades y, en su caso, de su restauración.

Médico Radiólogo. Debe contar con certificación vigente de la especialidad,


emitido por el Consejo Mexicano de Radiología e Imagen (CMRI) y Cédula de
especialista en Radiología e Imagen otorgada por la Dirección General de
Profesiones (DGP) de la Secretaría de Educación Pública (SEP). Entre sus res-
ponsabilidades se encuentra:

1. Entregar junto con cada estudio radiográfico un informe fechado de la


evaluación radiológica del mismo, avalado con su nombre, número de cédula pro-
fesional de la especialidad y firma (Artículo 83 de la Ley General de Salud).

2. Asumir la responsabilidad tanto de la técnica empleada como de la protección


radiológica del paciente, del anestesiólogo y de todas las personas que participen
en los casos que sea requerida la radiología intervencionista.

3. En todos los casos debe evaluar el estudio solicitado y establecer el

32
procedimiento más adecuado a fin de obtener la información diagnóstica
requerida, con la mínima exposición para el paciente.

4. Abstenerse de todo acto deliberado que pudiera originar, para él mismo o para
terceros, situaciones de infracción de los requisitos prescritos por la NOM y demás
ordenamientos legales aplicables.

Técnico Radiólogo. Debe contar con Diploma y Cédula Profesional de Técnico


Radiólogo expedido por una institución académica reconocida. Es responsable de:

1. Seguir las indicaciones del manual de procedimientos técnicos, a fin de aplicar


la técnica adecuada a cada tipo de estudio, empleando los parámetros que
aseguren la mejor información diagnóstica con la mínima dosis al paciente y al
POE.

2. Comunicar oportunamente al médico radiólogo cualquier falla del equipo o del


proceso de revelado, que pueda implicar riesgos o dosis mayores a las normales
al paciente y al POE, que afecten la calidad de la imagen u obligue la repetición
innecesaria de las exposiciones.

3. Colaborar con el responsable de la operación y funcionamiento en la


implantación y ejecución de un programa de revisión de placas repetidas, con la fi-
nalidad de determinar las causas más frecuentes y aplicar las medidas correctivas
adecuadas.

Adicionalmente el POE debe

1. Cumplir las reglas y procedimientos de protección y seguridad radiológica


aplicables al ejercicio de sus funciones, especificados en los manuales de pro-
tección y seguridad radiológica y de procedimientos técnicos.

2. Asistir y acreditar los cursos de actualización, capacitación y entrenamiento que


el titular le indique, en materia de seguridad radiológica, de acuerdo con la

33
normatividad vigente.

3. En caso de laborar en más de un establecimiento, comunicar a los titulares y a


los responsables de la operación y funcionamiento de los mismos esta situación y
entregarles copia de los informes periódicos y los certificados anuales del
equivalente de dosis individual acumulada.

4. Vigilar que la suma de las dosis recibidas no rebase los límites aplicables.

El médico solicitante debe

1. Asegurarse de que el examen solicitado sea el adecuado para la obtención de


la información diagnóstica requerida. En caso de duda debe consultar con el
médico radiólogo a fin de definir lo que proceda. De no ser posible, el médico
radiólogo asumirá la responsabilidad de la indicación de la exploración radiológica
solicitada.

2. Firmar toda solicitud de estudios que impliquen el uso de rayos X con fines de
diagnóstico médico e incluir su nombre, número de cédula profesional y fecha de
la prescripción.

3. Proporcionar la información clínica suficiente para que el médico radiólogo


pueda seleccionar y aplicar el procedimiento o técnica adecuados a la necesidad
diagnóstica.

4. Analizar previamente si el uso de rayos X es la mejor alternativa para obtener la


información requerida y si el beneficio esperado compensa el riesgo que implica
para el paciente, así como tomar en cuenta la información pertinente de
exámenes previos para evitar estudios radiológicos adicionales innecesarios.

Asesor Especializado en Seguridad Radiológica (AESR). Debe contar con


permiso emitido por la SS, apoyado con la documentación requerida para tal fin. El
AESR debe entregar anualmente a la SS, un informe de actividades relevantes en

34
seguridad radiológica y garantía de calidad, en el cual se incluyan: altas y bajas de
instrumentación y herramientas, certificados de calibración vigente de los equipos
de verificación, exámenes médicos del POE, dosimetría anual y su análisis y un
listado del número de verificaciones al establecimiento indicando la cantidad y el
tipo de equipos verificados durante el año.

2.10. ALGUNOS CENTROS DE RADIOLOGIA IMPORTANTES DE MEXICO

Centros y Clínicas de Radiología en MÉXICO:

 Grupo CT Scanner

Radiología e Imagen Médica Confianza y Experiencia desde 1964... En el


Grupo CT Scanner sabemos que un diagnóstico preciso es fundamental para el
rápido tratamiento de todo paciente. Por ello desde hace más de 46 años
hemos puesto la más avanzada tecnología de Rayos X, Mastografía,
Ultrasonido, Tomografía Computada y Resonancia Magnética al servicio de los
médicos y pacientes de México...

C. T. Scanner de México S.A. de C.V.:


Teléfonos: 55-33-41-01 / 52-08-19-64 / 55-25-27-28
Fax: 5208-8839
Dirección: Puebla 228 Col. Roma, Deleg. Cuauhtemoc, C.P. 06700
C.T. Scanner Del Sur S.A de C.V.:
Teléfono: 54-81-19-80 / 38-69-02-27 al 30
Fax: 5550-1620
Dirección: Rafael Checa #3 Col. San Angel, Deleg. Alvaro Obregon C.P. 01000
C.T Scanner Lomas Altas:
Teléfono: 50-81-81-11 / 50-81-81-47 / 50-81-81-46
Fax: 5081-8300 ctscanner
Dirección: Paseo de la Reforma # 2608 Piso 6 Col: Lomas Alatas Deleg. Miguel Hidalgo
C.P.: 11950
Mexico D.F., México

35
 Gabinete de Radiología Clínica S.C.

...ofrece servicios diagnósticos en Imagenologia y Análisis Clínicos desde 1978 ,


nuestra empresa ha sido pionera en introducir herramientas diagnosticas en la
zona sur – oriente como el ultrasonido en el año de 1982 seguido en 1989 del
primer tomógrafo computarizado de la zona , a partir de entonces la tecnología
ha cambiado y nos obliga a mantener la vanguardia por lo que nuestros
aditamentos como pantallas rápidas de exposición, cámaras multiformato y
sistemas computarizados y digitales, han sido poco a poco integrados a
nuestros servicios....

Matriz:
Teléfonos: 5581-3884 / 5582-0681 / 5581-1645
Dirección: Ermita Iztapalapa -400-c Col. Emperador Cacama C.P. 09080
México, D.F.

, México

 Clínica de Anahuac

Contamos con equipos para realizar Radiología Convencional, Mamografía y


Ultrasonido. Como parte esencial del diagnóstico por imagen, contamos con un
médico radiólogo con amplia experiencia en la realización e interpretación de los
estudios...

Teléfonos: 5574 2324


Dirección: Anahuac No. 61 Col. Roma Sur, C.P 06760
México, D.F., México

 Hospital Jerusalem

Bienvenidos a nuestro nuevo centro de imagen y radiología. Ofrecemos una


amplia gama de servicios de imagen como sonogramas, MRI, CAT Scan,
ultrasonidos, mamogramas, entre muchos otros...

Teléfonos: Linea 1: (664) 380.2223 / Linea 2: (664) 380.2225


Dirección: Via Rapida Poniente # 12500 Local 3 Col. Los Santos,
Tijuana, B.C., México

36
 Centro de Imágenes Médicas

...es un gabinete radiológico especializado en radiología pediatrica, con mas de


10 años de experiencia ofreciendo servicios de la mejor calidad para un
diagnostico correcto y oportuno...

Teléfonos: (222) 2-31-43-80 / (222) 8-88-28-38


Dirección: Privada Necaxa #5 Colonia la Paz, C.P: 72160
Puebla, México

 Centro de Sonografía y Radiología de Cuauhtémoc

...ha sido pionero desde 1988 en todos los servicios de diagnostico, cuenta con
un equipo humano de gran experiencia, altamente calificado y en constante
actualización tecnológica para ofrecer una mejor calidad en imagen y
diagnostico...

Teléfono: (625) 582 3347


Dirección: Av. Rayón entre 10a y 12a. Cd. Cuauhtémoc
Chihuahua, México

 Centro de Radiodiagnóstico e Imagen, S.C.

Somos la mejor opcion para hacer diagnosticos de alta especialidad con la mas
alta tecnologia y experiencia en el Noreste de México El Centro de
Radiodiagnóstico e Imagen, S.C. cuenta con más de 40 años de experiencia, en
la atención profesional más especializada y con la tecnología más avanzada...

Teléfonos: 8333-37-33 / 8333-43-17 / 8333-3733 / 8333-07-18


Fax: 8478-70-95 / 8346-48-18 / 01800 821 25 45
Dirección: Hidalgo PTE 2315 Col. Obispado
Monterrey, N.L, México

 Centro Medico Puerta De Hierro

Un grupo de médicos radiólogos especializados en distintas áreas realizan


estudios de gabinete radiológico y no radiológico con tecnología innovadora....

37
Teléfono: 01800 263 CMPDH / 01(33) 3848 4000
Dirección: Av. Empresarios # 150 Col. Puerta de Hierro
Zapopan, Jalisco, México

 CIMA - Centro de Imagenología

...es una empresa dedicada a servicios radiológicos y laboratorio de análisis


clínicos con más de 10 años de experiencia dirigida por el Dr. E. Augusto
Sánchez C. reconocido Médico radiólogo en el estado de Colima, México...

Teléfono: (312) 314-3535 con 6 líneas


Dirección: Madero No. 687, Col. El Moralete, Colima
Colima, México

2.11. MÉXICO PRESENTA GRANDES AVANCES TECNOLÓGICOS EN


RADIOLOGÍA

En méxico existen alrededor de 5 mil médicos radiólogos certificados.

Las áreas de imagenología y radiología son piezas clave en cualquier institución


de salud ya que permiten establecer cualquier diagnóstico o tratamiento.

La tecnología relacionada con la radiología e imagenología ha evolucionado.


Antes era analógica, los médicos tenían que interpretar placas en cuartos oscuros.
Ahora todo se ha digitalizado”, declaró Julio Collington, de Carestream, a El
Economista.

En el marco del evento denominado Digital Fairs 2017, donde directivos y dueños
de hospitales privados pudieron comprobar los beneficios de las nuevas
tecnologías aplicadas a la salud, Miguel Nieto, director de Carestream, explicó que
este avance ha sido “muy grande, pues ahora se pueden obtener resultados hasta
en cuatro segundos, reducciones de tomas, disminución en las dosis de radiación
con la finalidad de ofrecer una mejor atención a los pacientes dejando atrás los

38
largos procesos, que en un sistema de salud público como el nuestro, es muy
importante”.

Cabe destacar que entre las innovaciones de imagenología y radiología que ya


están disponibles en México, se encuentra la integración de rayos móviles,
radiología y fluoroscopía en un solo equipo. También están los portales de captura
de datos, así como un kiosco de impresión y recepción de datos.

Julio Collington señaló que la tecnología móvil también juega un papel


fundamental en el campo de la salud. En este sentido, las aplicaciones y las
diferentes necesidades han ocasionado que investigadores desarrollen equipos
móviles que pueden ser usados cuando el paciente no puede ir por su propio pie a
la sala de rayos X.

Gracias a los avances tecnológicos los pacientes ya pueden acceder a sus


estudios desde su dispositivo móvil y guardarlos en una memoria USB o bien,
hacer una impresión en película DRYVIEW. Los nuevos software permiten que los
médicos y enfermeras tengan en un solo lugar la información de todos sus
pacientes y a partir de ahí generar sus propias bases de datos. Ahora los informes
viajan con la imagen, evitando el problema de pérdida de documentos o confusión
de los mismos.

Pocos radiólogos certificados en México

Julio Collington mencionó que en México existen alrededor de 5 mil médicos


radiólogos certificados, lo cual podría volverse un problema debido al incremento
en la demanda de servicios de interpretación.

Esta tecnología ya es usada por médicos de centros de salud públicos de México,


como el Hospital General de México y el Instituto Nacional de Enfermedades
Respiratorias.

39
CONCLUSIONES

En conclusión el presente análisis tiende a difundir e incentivar la práctica del


marco regulatorio y normativo con el que cuenta México, para desarrollar una
adecuada práctica responsable y segura de la Radiología e Imagen, basada en la
práctica ética de la especialidad y en la búsqueda continua de la óptima calidad
profesional.

40
BIBLIOGRAFIA

Fernando De Alba-Quintanilla.- ”Escribiendo la historia de la radiología en México.


Las primeras radiografías”

Dr. Bernardo Boleaga-Paulín,1 Legislación de la práctica radiológica en México

Dr. Bernardo Boleaga-Paulín, MHSM La Sociedad Mexicana de Anales de


Radiología - www.smri.org.mx

Normatividad, responsabilidad sanitaria y seguridad radiológica

http://leninfisher.blogspot.com/2012/01/historia-de-los-rayos-x-y-de-la.html

http://www.promofar.com/directorio/centros-clinicas-radiologia-
radiologicas.html#mexico

http://saludiario.com/mexico-presenta-grandes-avances-tecnologicos-en-
radiologia/

41
ANEXOS

42
43