Sei sulla pagina 1di 47

2

Contenido
Editorial
Acuerdo de Paz, entre la violencia y la
reconciliación ............................................ 3
Por: Luis Guillermo Guerrero Guevara

Proceso de Paz
“Allá nos pillamos” El tránsito de las FARC Dirección
a la FARC en Bogotá y los retos para su Alejandro Angulo Novoa, S.J.
participación política ................................. 9
Edición
Por: Lorena Carrillo González Martha Cecilia García

Reincorporación de excombatientes Coordinación editorial


¿Inauguración de nuevas ciudadanías? ... 15 Mónica Osorio Aguiar
Por: John Jairo Montoya, S.J.
Comité Editorial
Luis Guillermo Guerrero Guevara
Movimientos sociales Marco Fidel Vargas
40 años del Paro Cívico Fernando Sarmiento
Nacional de 1977..................................... 19 William Rozo
Por: Martha Cecilia García V. Víctor Barrera
Javier Medina
Daniela López
“No queremos mina, queremos vida” .... 25
Margareth Figueroa
Por: Daniela López
Colaboran en este número
Derechos humanos Luis Guillermo Guerrero Guevara
Algunos aprendizajes sobre la construcción Lorena Carrillo González
de memoria y derechos de las víctimas de la John Jairo Montoya, S.J.
Martha Cecilia García V.
violencia política a partir de la experiencia
Daniela López
peruana ................................................... 30
Angela Ballesteros Gómez
Por: Angela Ballesteros Gómez Alejandro Angulo Novoa, S.J.
Vladimir Caraballo Acuña
Revisión de casos de la revista
“Noche y Niebla” ..................................... 38 Diseño y edición fotográfica
Por: Alejandro Angulo Novoa, S.J. Mónica Osorio Aguiar
Impresol Ediciones Ltda.
Desarrollo Ilustración de portada
Formalización de la economía esmeraldera. Impresol Ediciones Ltda.
Entre la tradición y los caminos del mercado
global de minerales ................................ 42 Diagramación
Por: Vladimir Caraballo Acuña Impresol Ediciones Ltda.
www.impresolediciones.com

Suscríbase Centro de Investigación y Educación


Popular/ Programa por la Paz
(CINEP/PPP)
Carrera 5 No. 33B-02
Tel: 2456181
Suscríbase GRATIS a Cien días vistos por CINEP/PPP www.cinep.org.co
y reciba la revista en su correo electrónico. comunicaciones@cinep.org.co
Bogotá D.C., Colombia
Junio - Septiembre de 2017
Formulario de inscripción revista Cien Días
ISSN: 0121-3385
Nombres y apellidos*

Correo electrónico*

*Campos obligatorios
Enviar

comunicaciones@cinep.org.co - Bogotá D.C., Colombia - ISSN: 0121-3385


.
Editorial .

Editorial
Acuerdo de
Paz, entre la
violencia y la
reconciliación
Por: Luis Guillermo Guerrero Guevara*
La paz no es la ausencia de guerra, es una virtud, un
estado de la mente, una disposición a la benevolencia,
la confianza y la justicia.
Baruch Spinoza (1632-1677)

L
a implementación del Acuer- Las FARC-EP, en una primera etapa armas, 11.015 granadas, 3.528 minas
do de Paz, a un año de su de la implementación, se concentraron antipersonales, 1.765.862 municiones,
firma, trascurre por vías en las Zonas Veredales Transitorias de 38.255 kilos de explosivos, 4.370 mu-
similares a los caminos co- Normalización (ZVNT) y los Puntos niciones de mortero; la Misión recibió
lombianos: pendientes difí- de Transición y Normalización (PTN). información sobre 1.027 caletas de las
ciles, derrumbes predecibles, choques Este proceso, que monitoreó y verificó cuales se neutralizaron 750. Según los
premeditados, túneles a medias, peajes la Primera Misión de Naciones Unidas estudios internacionales, esta dejación
costosos, algunas zonas planas para re- (NN. UU.) tuvo un resultado exitoso, re- de armas es una de las más grandes del
cuperar el ánimo y curvas peligrosas co- gistrado en sus informes de la siguiente mundo si se compara con programas de
brando vidas, nada sorpresivo. En este manera: 6.934 integrantes dejaron 8.994 desarme posguerra interna desde 1989.
desafiante tránsito del Acuerdo para El mecanismo de monitoreo y verifica-
construir una paz estable y duradera, ción estuvo conformado por 1.136 mo-
tres actores son protagonistas: la FARC- nitores: 323 funcionarios del Gobierno
EP, hoy Fuerza Revolucionaria Alterna- nacional, 323 de las FARC-EP y cerca
tiva del Común; el Gobierno y la clase Este cumplimiento exitoso del de 500 observadores internacionales
política; y los movimientos sociales con proceso logró prevenir la muerte de diferentes sectores: miliares, políti-
sus mujeres y hombres líderes/sas so- de 2.796 personas. cos, diplomáticos, académicos, etc. Este
ciales y defensores/as de derechos hu- cumplimiento exitoso del proceso logró
manos fustigados por la violencia. prevenir la muerte de 2.796 personas,
4

según los cálculos comparativos realiza- desarrollo del Acuerdo de Paz. El ausen-
dos por NN. UU., para el caso colom- Nadie tiene un cálculo formal tismo en las sesiones del Congreso es
biano. del número total de disidentes, ni el mejor indicador de esta afirmación.
Actualmente, las FARC- EP son un se cree que sea posible tenerlo. Se juegan por una política con minús-
partido político: la Fuerza Alternativa Algunos analistas hablan de un cula, haciendo cálculos de popularidad
Revolucionaria del Común (FARC). Esto 5 % a 7 % del número total de electoral para quedarse con el botín del
significa la transformación de una gue- combatientes. poder.
rrilla armada en una transición hacia la En lo que tiene que ver con la opo-
política. En el congreso fundacional, ce- sición, liderada por el partido Centro
lebrado en Bogotá, desde el 27 de agosto Democrático, esta ve como una ame-
hasta el 1º de septiembre, participaron naza tres asuntos fundamentales del
más de 1.200 delegados de las FARC-EP Acuerdo de Paz, y por eso enfila todo
y se eligió como líder del nuevo partido del Pacífico, el norte del Cauca, La Gua- su ataque contra ellos: i) la Jurisdicción
a Rodrigo Londoño ‘Timoleón Jiménez’, jira, Antioquia y Arauca. Especial de Paz que obliga a los actores
igualmente se eligió el consejo político Nadie tiene un cálculo formal del nú- involucrados en el conflicto a decir la
nacional. mero total de disidentes, ni se cree que verdad de su participación en las atro-
Otro hecho que reveló la disposición sea posible tenerlo. Algunos analistas cidades del conflicto armado; ii) lo que
de las FARC-EP a comprometerse con el hablan de un 5 % a 7 % del número el Acuerdo exige alrededor de la devo-
Acuerdo de Paz fue la presentación del total de combatientes. Por su parte, el lución, propiedad y uso de la tierra, y
inventario de sus bienes y activos el 15 ministro de Defensa expresó que eran iii) la participación política de la FARC
de agosto del 2017, el cual fue valorado “un poco más de 400 quienes no se aco- y otros partidos de izquierda en la con-
en más de un billón de pesos y para el gieron al acuerdo de paz y están ubica- tienda electoral, y en el poder legislativo
que se nombró una comisión intermi- dos justo en las cinco principales rutas y ejecutivo del país.
nisterial para examinar el inventario y del narcotráfico”.1 Es importante señalar Respecto a este último asunto, cuan-
supervisar su gestión. Igualmente, la que entre 2016 y 2017 la disidencia ha do estábamos en la cúspide más alta
FARC nombró unos responsables para estado produciendo una dinámica de de la violencia guerrillera, muchos po-
que velen por la entrega de estos bienes, violencia en varios municipios del Meta, líticos de la actual oposición y otros
con el fin de utilizarlos como reparación tales como La Macarena, Uribe, Puerto “tibios” que van de un lado para otro,
para las víctimas del conflicto armado. Concordia y Mesetas; también en muni- invitaban en sus discursos a que las
Para profundizar este tema, la presen- cipios del Cauca como Corinto, Suarez, FARC-EP y otras guerrillas dejaran sus
te edición de la revista Cien días Vistos Morales y Piendamó. Según un informe fusiles y se involucraran en la vida polí-
por CINEP publica dos artículos. El pri- del diario El Tiempo del 17 de octubre tica para luchar, en franca lid, con ideas
mero, de Lorena Carrillo, titulado “Allá del 2017, los homicidios presuntamente y no con balas. Pero ahora, cuando han
nos pillamos”. El tránsito de las FARC a perpetrados por esta disidencia ascien- dejado las armas y pasaron a la vida po-
la FARC en Bogotá y los retos para su den de 126 durante el 2016 y a 202 en lo lítica, no quieren dejarlos participar en
participación política, muestra el pano- corrido del 2017. política y, por el contrario, su deseo es
rama que afrontan los integrantes del re- Por su parte, el Gobierno ha mostra- desaparecerlos y aniquilarlos del esce-
cién creado partido político FARC. El se- do una alta improvisación, ineficiencia nario público para que paguen sus crí-
gundo artículo, titulado Reincorporación y desorganización en la implementación menes. Una falta grave de comprensión,
de excombatientes. ¿Inauguración de del Acuerdo; factores que además se desconocimiento e insensatez de lo que
nuevas ciudadanías?, escrito por John asocian con falta de voluntad política. El significa un Acuerdo de Paz en el con-
Jairo Montoya, S.J., presenta el paso incumplimiento y la desidia de las ins- texto la realidad histórica de Colombia.
de combatiente a ciudadano, lo que se tancias gubernamentales hacen pensar Lo que finalmente se firmó entre el
logrará, afirma Montoya, “en cuanto el que el Gobierno nacional tiene una es- Gobierno y las FARC-EP en el Teatro
Estado garantice a los excombatientes el trategia intencionada y sistemática para Colón, luego del plebiscito del 2 de oc-
ejercicio pleno de su ciudadanía política que la implementación del Acuerdo no tubre del 2016 y de aceptar quinientos
y social”. le “manche” la poca aceptación que tie- puntos de cambio –resumidos en 57 te-
Este decidido esfuerzo de las FARC- ne su gestión. A esto se une una clase mas– propuestos por diversos gremios
EP por cumplir con lo acordado se ha política que está mezquinamente más económicos, académicos, partidos polí-
visto empañado por una disidencia que atenta a cómo queda mejor posicionada ticos y no solo por el Centro Democrá-
tiene presencia y fuerza especialmente en las próximas elecciones de Congreso tico, fue lo que el Congreso aprobó. En
en la región amazónica sin dejar de es- y de Presidencia de la República que a este nuevo texto, la única propuesta que
tar presente en algunas zonas del andén su compromiso con la apropiación y el no fue aceptada de los 57 temas, es la

No. 91 | Junio - Septiembre 2017


5

que pedía que las FARC-EP no tuvieran


el derecho a participar legalmente como Con frecuencia ellos se referían a objetivas de reconciliación, incluyendo
partido en elecciones populares, luego sí mismos como ciudadanos y ciuda- una profunda libertad de la víctima en
de dejar las armas. En su momento, danas de este país y parecían alistar- la manifestación del perdón, para libe-
tanto el Gobierno como las FARC-EP se se a estrenar esta nueva condición. rarnos de la intolerancia y el odio perso-
opusieron a esta propuesta. nal y colectivo.
La oposición piensa con el deseo, Un acercamiento al informe de Moni-
quieren una “paz” desde la rendición y toreo y Verificación que publicó la Mi-
la entrega a la justicia de las FARC-EP, sión de NN. UU., sobre el último perio-
sin “concesiones” ni “beneficios” ni de- do de 90 días, comprendido entre el 24
rechos políticos, sociales y económicos crímenes, sino para transformar un de junio y el 25 de septiembre, muestra
para sus militantes. Quieren una “paz” conflicto de más de 50 años, que nece- las principales, pero igualmente míni-
con máximos castigos para las FARC-EP sita saber la verdad, reparar a las vícti- mas, medidas legislativas aprobadas por
y con mínimos o inexistentes castigos mas, aplicar una justicia restaurativa y, el Congreso con arreglo al fast track –vía
para los agentes del Estado y terceros de manera central, sacar las armas de rápida para legislar–. Son tres leyes im-
civiles involucrados en las atrocidades la política. Dejar las armas y no dejar portantes para la implementación de la
del conflicto armado. participar en política a las FARC no es paz y siete proyectos de ley que están
No quieren al partido FARC ganando coherente con lo pactado en el Acuerdo estudiándose lentamente.
en las urnas, no lo quieren ver en luga- Final, y lo más importante: no hubiera Las tres leyes son: i) El establecimien-
res de poder, lo quieren ver desapareci- podido ser viable la negociación para to de una subdirección en la Unidad
do de la vida pública y social del país. superar la guerra en el país. Nacional de Protección que proporcio-
Por supuesto tienen derecho a pensar De otra parte, algunos sectores que nará servicios de seguridad a miembros
así, pero la realidad de la negociación piden todo el peso de la justicia sobre de las antiguas FARC-EP y del partido
para llegar al Acuerdo de Paz es otra. El las FARC-EP tienen bajo sus pies res- político FARC en el marco de un plan
país necesita cambios substanciales, es- ponsabilidades directas en crímenes de protección conjunto con la policía
pecialmente en lo que tiene que ver con con millones de víctimas. No solo por nacional; ii) La ley de reforma al Siste-
el punto uno del Acuerdo sobre la tierra la acción directa en el conflicto arma- ma General de Regalías con arreglo a las
y el punto dos sobre participación polí- do, creando o dejando crear ejércitos cuales el 7 % de todos los ingresos que
tica y la ampliación de la democracia. privados, paramilitarismo o bandas cri- recauden los municipios en concepto de
Las guerrillas no dejarán en Colom- minales –o como se los quiera llamar–, concesiones relativas a recursos natura-
bia la vía armada si no hay transfor- sino también por los crímenes sociales les se destinen a la implementación del
maciones profundas en la inequidad asociados al desplazamiento forzado, la Acuerdo Final en los próximos 20 años;
económica, en cuyo centro está el tema inoperante salud, la pésima educación, iii) La ley que aprueba el monopolio de
de la tierra y sus patrimonios, y si no el humillante e indecente empleo en la fuerza en el Estado en virtud de la
se amplía el espacio de la participación crecimiento, la altísima corrupción en el cual la Constitución pasó a prohibir los
política para que los derechos humanos poder legislativo, ejecutivo y judicial en grupos civiles armados con fines ilega-
sean una realidad para las mayorías ex- todos sus niveles y la grave impunidad les de cualquier tipo. Esta ley se recon-
cluidas históricamente. Es determinante que reina en el país sobre graves delitos. ciliará ahora con una versión aprobada
comprender que el Acuerdo no es una A propósito de esta reflexión, no se previamente por el Senado.
rendición de las FARC-EP, sino una ne- puede caer en la trampa del relativismo Están pendientes por aprobar otros
gociación política entre ellas y el Gobier- de responsabilidades ni en la medición proyectos de ley que repercuten en las
no, pero a esta negociación de la Paz se cuantitativa de quién hizo más o menos elecciones legislativas y presidenciales
le debe incluir ahora la participación de violencia ni en la ley del talión o de la del 2018, uno de ellos es una reforma
la ciudadanía y el debate en las instan- negociación de impunidades. La Justicia política y otro, la creación de 16 circuns-
cias propias de un Estado democrático o Jurisdicción Especial para la Paz es un cripciones transitorias especiales de paz
de derecho. camino que está prioritariamente dirigi- para los representantes sociales y cívi-
En este sentido, la esencia del Acuer- do a una justicia restaurativa y de repa- cos de zonas afectadas por el conflicto.
do es precisamente cambiar las armas ración de las víctimas, a la construcción Otro proyecto central que aún no se
por la participación en política. Por eso, de una verdad responsable e incluyente, aprueba es la ley estatutaria por la que
no se firmó un Acuerdo de Paz, esencial- al reconocimiento y el respeto por cada se establece la jurisdicción especial para
mente para juzgar y aplicar una justicia una de las víctimas, a una reparación la paz con el fin de investigar y sancio-
punitiva a las FARC-EP, a los agentes que pase por la realización de los dere- nar los crímenes cometidos durante el
del Estado y a terceros que cometieron chos humanos y que genere condiciones conflicto.

www.cinep.org.co
6

Finalmente, existen cuatro medidas podrá comenzar sino hasta abril o mayo
legislativas relativas al desarrollo rural del 2018.
y la tenencia de la tierra que están a la La coyuntura política electoral En este contexto, antes de la termina-
espera de debate en el Congreso. Estas puede convertirse en el peor obstá- ción del mandato del presidente Santos
guardan relación con la aprobación de culo para la reincorporación de los y en medio de la contienda electoral, el
un tema neurálgico en el país: un catas- excombatientes. proceso de reincorporación se torna di-
tro de tierras multipropósito para las zo- fícil y complejo. Esto hace prever que
nas rurales, el acceso a tierras ubicadas la segunda Misión de NN. UU., en su
en reservas forestales, la creación de un función de monitoreo y verificación,
sistema nacional de innovación agrícola tendrá un trabajo exigente y de alta res-
y pesquera, y la reglamentación de ade- ponsabilidad, pues la coyuntura política
cuación de tierras, en el marco de un En esta coyuntura se está viviendo electoral puede convertirse en el peor
programa público de apoyo a la produc- el proceso de reincorporación a la ci- obstáculo para la reincorporación de los
tividad y la infraestructura de tierras. vilidad de los excombatientes de las excombatientes, mientras que la cúpula
Importante resaltar el decreto del 10 disueltas FARC-EP. Se necesita el desa- del partido FARC también puede verse
de julio, que concedió la amnistía a un rrollo en firme de la seguridad jurídica, envuelta en medio de tensiones inde-
total de 6.005 miembros de las FARC-EP económica y social de estos ciudadanos seables con sus bases.
que habían llevado a cabo la dejación de y ciudadanas. Sin embargo, el 29 de Un tercer actor protagónico en la im-
las armas y recibieron el certificado de la agosto, el fiscal general expresó públi- plementación del Acuerdo de Paz son los
Oficina del Alto Comisionado para la Paz camente su preocupación por el hecho líderes y lideresas de los movimientos
de Colombia y de la Comisión de Segui- de que, a causa de las demoras, la labor sociales y los defensores y defensoras
miento, Impulso y Verificación a la Im- de la jurisdicción, que será importante de derechos humanos. Según el infor-
plementación del Acuerdo Final (CSIVI). para el proceso de reincorporación, no me Panorama de violaciones al derecho

Síguenos

Twitter Soundcloud Instagram

Facebook Youtube Flickr

No. 91 | Junio - Septiembre 2017


7

a la vida, libertad e integridad de líderes Transitorias Especiales de Paz. Es en


sociales y defensores de derechos huma- estas zonas donde se presentan, reitera-
nos en 2016 y primer semestre de 20172, Lo que ya están encontrando damente, las violaciones a la vida de lí-
Colombia registró un “desescalamiento los excombatientes en el proceso deres sociales y defensores de derechos
significativo del conflicto armado, gra- de reincorporación es una socie- humanos.
cias al fin de la confrontación armada dad hecha de unidades aisladas Si bien las causas de estos crímenes,
entre el Estado y las FARC-EP con la —individuos titulares de dere- como lo analiza extensamente el infor-
firma del cese bilateral y definitivo del chos— que se relacionan unos me, no se pueden establecer de mane-
fuego, lo que permitió una disminución a otros a través de un complejo ra directa, es posible caracterizarlas o
de su intensidad y un ahorro significa- entramado de contratos de toda asociarlas con elementos que tienen en
tivo en costos humanos, pero, una vez clase. común las víctimas de estas violaciones.
se entra en la recta final de firma de los La Defensoría del Pueblo ha llamado la
acuerdos de paz en La Habana, se in- atención respecto de que “en efecto, hay
crementan las disputas por el control de una exposición al riesgo para los líderes/
territorios y en 2016 aumentan los casos sas sociales y defensores/as de derechos
de agresión y homicidio a líderes socia- humanos que ejercen su actividad en te-
les y defensores de derechos humanos Sobre la presunta autoría de los he- rritorios bajo control de organizaciones
cambiando la tendencia de menor vio- chos, dice el informe que “la mayoría ilegales armadas o en donde hay pode-
lencia que se venía presentando en los de los casos, el 57,42%, se desconoce res relacionados con la corrupción”. Su
años anteriores”. al autor de los hechos; a los narco-para- acción denunciante en busca de justicia
Durante el 2016 se tuvo información militares corresponde el 24,75% de los los convierte en amenaza para los pode-
de 101 violaciones al derecho a la vida: casos. A los grupos armados sin iden- res hegemónicos y sus intereses.
98 homicidios y 3 desapariciones for- tificar, el 5,94%. Al Escuadrón Móvil De esta manera, el patrón de vio-
zadas. Las comunidades indígenas con Anti Disturbios de la Policía Nacional lencia contra líderes y defensores de
23 líderes asesinados (22.77 %) son las (Esmad) y al Ejército Nacional son pre- derechos humanos tiene las siguientes
más afectadas. En segundo lugar, de suntos autores del 4,95% de los casos; características: existe una alta probabi-
afectación están las comunidades cam- mientras que las guerrillas de las FARC lidad de que suceda en zonas rurales o
pesinas con 20 líderes (19,8 %). En ter- y del ELN, lo son de otro 4,95%. Estos urbanas en las cuales se presenta una
cer lugar, las juntas de acción comunal homicidios han ocurrido especialmente disputa crónica por el control territorial,
suman 17 homicidios (16,83 %) y los en el departamento del Cauca, 35 casos, sus recursos, rentas o economías ilega-
consejos comunitarios de comunidades mientras que en Antioquia han ocurrido les. Zonas donde se necesita el control
negras, que son afectados con 7 asesina- 17, en el Valle del Cauca diez homici- social y político para establecer el do-
tos (6,93 %). dios y Córdoba con ocho homicidios”. minio económico legal e ilegal por parte
El informe expresa que los líderes y Estas zonas del país presentan una o de intereses de sectores económicos y
las organizaciones más afectados son los varias de las siguientes características: políticos que usan a los grupos para-
de carácter campesino y étnico, quienes presencia de grupos paramilitares, re- militares como un medio para alcanzar
enfocan su protesta en la defensa de de- giones altamente militarizadas, existen sus objetivos de manera no legal. Terri-
rechos territoriales. “El 36 % correspon- fuertes procesos de organización social, torios donde las FARC-EP antes ejercían
de a campesinos, 23% a indígenas y 7% existen cultivos de uso ilícito o son lu- el control y ya no hacen presencia; en
a afrodescendientes. Entre los campesi- gares donde existen rutas del narcotrá- consecuencia, se generan espacios de
nos la mayoría han3 sido líderes de Jun- fico, se desarrollan actividades extrac- disputa territorial entre quienes se quie-
tas Comunales (sic) o vinculados a sus tivas legales e ilegales, particularmente ren posicionar para apoderarse de los
actividades comunes. Y entre los indí- minería, son municipios cercanos a las recursos en juego. Los homicidios y las
genas predominan los casos de activis- Zonas Transitorias de Normalización amenazas se dan en medio de la polari-
tas defensores del territorio”. A esto se (ZVTN) o puntos Transitorios de Nor- zación política nacional y las campañas
agrega que “las organizaciones sociales malización, donde las FARC-EP se han de estigmatización que se expresan en
más afectadas son el Movimiento Políti- concentrado para la dejación de armas y el uso de estrategias de retaliación y de
co y Social Marcha Patriótica, el Consejo posterior reincorporación. Además, son justicia privada para generar miedo y te-
Regional Indígena del Cauca (CRIC) y la zonas incluidas o aledañas a los munici- rror. También se dan violaciones a líde-
Asociación de Cabildos Indígenas Em- pios priorizados para la adopción de los res y lideresas y defensores y defensoras
bera, Wounaan, Katío, Chamí y Tule del Programas de Desarrollo con Enfoque por los reacomodos políticos con reper-
Chocó (OREWA) y sus correspondientes Territorial (PDET) del Acuerdo del Paz, cusión en la representación o en las go-
organizaciones sociales de base”. designados como Circunscripciones bernabilidades locales y regionales.

www.cinep.org.co
8

Muchas veces estos hechos violato-


rios están motivados por la oposición a el viernes 8 de septiembre del 2017: “La
proyectos extractivos o minero energéti- reconciliación no es una palabra que
cos; o de igual forma, por el ejercicio de Cuando las víctimas vencen debemos considerarla como abstracta;
la oposición política y denuncias a auto- la comprensible tentación de la si eso fuera así, sólo traería esterilidad,
ridades locales corruptas que manejan venganza, se convierten en los traería más distancia. Reconciliarse es
las inversiones públicas a su favor. protagonistas más creíbles de abrir una puerta a todas y a cada una
En otros casos es necesario investi- los procesos de construcción de las personas que han vivido la dra-
gar la articulación de sectores políticos de la paz. mática realidad del conflicto. Cuando
y económicos legales con sectores de la las víctimas vencen la comprensible
fuerza pública para actuar a través de tentación de la venganza, se convierten
estructuras criminales ilegales con el en los protagonistas más creíbles de los
objetivo de eliminar o amenazar a per- procesos de construcción de la paz.
sonas u organizaciones claves en los Esto no significa desconocer o disi-
territorios, que se oponen al desarrollo mular las diferencias y los conflictos. No
de determinados proyectos económicos Por su parte, el artículo Formaliza- es legitimar las injusticias personales o
que buscan solamente el beneficio pro- ción de la economía esmeraldera. Entre estructurales. El recurso a la reconcilia-
pio y con un bajo beneficio para la po- la tradición y los caminos del mercado ción concreta no puede servir para aco-
blación, usando, además, el erario pú- global de minerales, de Vladimir Cara- modarse a situaciones de injusticia. Más
blico o la inversión extranjera con altos ballo, nos muestra cómo ha evoluciona- bien, como ha enseñado san Juan Pa-
beneficios particulares. do y ha sido olvidada la economía de la blo II: Es un encuentro entre hermanos
También, suceden violaciones por minería esmeraldera en el occidente de dispuestos a superar la tentación del
defender figuras legales como el ordena- Boyacá y en el país. egoísmo y a renunciar a los intentos de
miento territorial, las Zonas de Reserva Finalmente, Ángela Ballesteros Gó- pseudojusticia; es fruto de sentimientos
Campesina (ZRC), liderar procesos de mez, asocia el proceso que viven hoy las fuertes, nobles y generosos, que condu-
restitución de tierras bajo la Ley 1448 de víctimas con la posibilidad de construir cen a instaurar una convivencia funda-
víctimas, por promocionar y dar visibili- memoria histórica en su artículo titula- da sobre el respeto de cada individuo
dad a la violación de derechos humanos do Algunos aprendizajes sobre la cons- y de los valores propios de la sociedad
de sectores vulnerables o por acompa- trucción de memoria y derechos de las civil (Carta a los obispos de El Salvador,
ñar o animar campañas a favor del pro- víctimas de la violencia política a partir 6 agosto 1982). La reconciliación, por
ceso de paz e interlocución entre Estado de la experiencia peruana. tanto, se concreta y se consolida con el
e insurgencias. Nos queda por ver en los próximos aporte de todos, permite construir el fu-
Varios artículos de la presente entre- meses, cómo, en un contexto complejo turo y hace crecer esa esperanza. Todo
ga de Cien Días Vistos por CINEP abor- de elecciones para Congreso y Presiden- esfuerzo de paz sin un compromiso sin-
dan las violaciones a los movimientos cia de la República, el Gobierno, la cla- cero de reconciliación siempre será un
sociales, líderes, lideresas, defensores y se política, los movimientos sociales y fracaso”.
defensoras de derechos humanos; entre la FARC, en medio de las diferencias y
otros motivos por la fuerte coyuntura complejas tensiones, ponen en primera
*Luis Guillermo Guerrero Guevara
centrada en la movilización social de la instancia a las víctimas y su derecho a
Director general del Cinep/ Programa por la Paz
Minga indígena y de las marchas cam- la verdad, la justicia, la reparación y no
pesinas. repetición.
Martha Cecilia García, en su artículo Por su parte, la sociedad civil orga-
sobre la conmemoración de los 40 años nizada, las instituciones sociales, los Notas
del Paro Cívico Nacional de 1977, con gremios empresariales, las iglesias y en 1 http://www.elpais.com.co/proce-
una mirada histórica estructural, nos general la sociedad, tienen igualmente so-de-paz/quienes-son-y-donde-estan-
los-disidentes-de-las-farc.html
hace ver cómo las estrategias de trata- el desafío de generar procesos de trans-
2 Informe elaborado por el Instituto
miento a la movilización social no han formación y de cambios para que en de Estudios Políticos y Relaciones
cambiado de manera substancial. Colombia se construya una sociedad re- Internacionales, IEPRI, de la Universi-
De otra parte, Daniela López, en su conciliada que priorice a las víctimas y dad Nacional de Colombia; el Instituto
de Estudios para el Desarrollo y la Paz,
artículo No queremos mina, queremos los más excluidos, reconociendo, respe-
Indepaz; la Comisión Colombiana de
vida, analiza cómo la locomotora mine- tando y buscando la realización de los Juristas y el Centro de Investigación y
ra de Santos ha sido objeto de las con- derechos humanos. Educación Popular/ Programa por la
sultas populares para frenar el desastre Como nos lo indicó el papa Francisco Paz (Cinep/PPP), en octubre de 2017.
que generan estos proyectos. en la homilía de la misa en Villavicencio,

No. 91 | Junio - Septiembre 2017


.
Acuerdos de Paz .

“Allá nos pillamos”


El tránsito de las FARC a la
FARC en Bogotá y los retos
para su participación política
Por: Lorena Carrillo González* A la ciudad de Bogotá arribaron un poco más de mil integran-
tes de las que hasta ese momento fueron las Fuerzas Armadas

C
on fuertes dispositivos de
seguridad sesionaron du- Revolucionarias de Colombia – Ejército del Pueblo. Atravesaron
rante seis días a puerta ce- medio país, desde las antiguas Zonas Veredales Transitorias de
rrada; discutieron las tesis Normalización —ahora Espacios Territoriales de Capacitación y
con las que conformarían la Reincorporación (ETCR)—. El fin era encontrarse y debatir sobre
plataforma de su nuevo partido político,
el futuro de las banderas políticas bajo las que se mantuvieron 53
eligieron su nuevo nombre y las perso-
nas que harían parte de su dirección. años confrontando con las armas al Estado.
Cerraron su Congreso en una Plaza de
Bolívar llena, que bailó y escuchó aten-
ta la intervención de Rodrigo Londoño,
ahora director nacional de la Fuerza
Alternativa Revolucionaria del Común
(FARC).
El Congreso se realizó con un retra-
so de casi tres meses, pues según la de-
claración política surgida de la Décima
Conferencia Nacional de los guerrilleros,
este se llevaría a cabo a más tardar en el
mes de mayo. Tal retraso es una muestra
más de lo compleja —y burocrática—
que se ha tornado la implementación
del Acuerdo Final, en especial los proce-
sos de reincorporación política, social y
económica de los excombatientes.
En este artículo se analizan los retos
del tránsito de las FARC a la FARC, espe-
cialmente, lo concerniente a los riesgos
que surgen para su efectiva participa-
ción política.

La llegada

Era junio del 2001. En el campamento


El Borugo, situado a las afueras del
municipio de La Macarena y durante
la zona de distensión2, cerca de 250 Elemento simbólico utilizado durante el Congreso Nacional de las FARC-EP en Bogotá. Florecen las
botas pantaneras antes usadas para la guerra como símbolo de reconciliación. Fotografía: Laura
soldados y policías capturados en
Contreras, equipo de comunicaciones Cinep/PPP.
combate escuchaban atentamente el
10

El Congreso Nacional de las FARC-EP se realizó en Bogotá del 27 de agosto al 1 de septiembre. Fotografía de: Lorena Carrillo

comunicado con el que Jorge Briceño — los presos políticos y recordando a su por Iván Márquez, —“[T]oca llegar
mejor conocido como ‘Mono Jojoy’— les máximo líder, Manuel Marulanda Vélez. a contarle a los compañeros todo lo
anunciaba su pronta liberación. Además El ingreso de invitados y medios de que se dijo aquí”, me dijo cuando le
de dar a conocer el importante anuncio, comunicación se permitió únicamente preguntaba qué estaba escribiendo.
el ‘Mono Jojoy’ les dijo: “De estas durante la instalación y algunos días en Afuera del auditorio vendían botas de
selvas quedarán por aquí los ratones, las tardes, después de que terminaban caucho con flores, camisetas, gorras y
las vacas —no aquí no hay vacas— los sus jornadas de trabajo. Posteriormente toda suerte de accesorios con imágenes
dantos, dantas, boas y paujiles. Los se anunciaba en rueda de prensa el de Simón Trinidad, “seguiremos
guerrilleros van para las ciudades: ¡allá balance del día y se presentaban los pidiendo su libertad”, decían una
nos pillamos!”. Luego, despidiéndose actos culturales que “la guerrillerada” y otra vez a los compradores. Los
de algunos de ellos mientras les daba la había preparado desde las regiones: asistentes se declararon, en general,
mano, les decía: “por allá nos volvemos bailes, poesías y cantos cerraron los contentos por estar allí. Asediados por
a ver”. días en el Gonzalo Jiménez de Quesada, la prensa, varios dieron entrevistas a
Ese “allá nos pillamos” fue luego de intensas jornadas de discusión. medios nacionales e internacionales
pronunciado el pasado 27 de agosto Los delegados del ETCR Román y posaron constantemente para las
en el centro de convenciones Gonzalo Ruiz, ubicado en la vereda Santa Lucía, fotos: todos querían un recuerdo de
Jiménez de Quesada, durante la municipio de Ituango, Antioquia, aquel día histórico. Pese a la alegría,
instalación del Congreso en el que la tardaron 16 horas en bus para llegar varios manifestaron sus preocupaciones
guerrilla de las FARC-EP se constituía al Congreso. Nunca habían viajado a por lo que seguiría en su proceso de
en partido político. La maestra de Bogotá, no dejaron de sonreír en todo reincorporación “lo del salario mínimo
ceremonia Paula Sanz, excombatiente el acto de instalación, uno de ellos ya nos está llegando, faltan algunos
del bloque oriental y ahora parte del tomó atenta nota del informe central compañeros que fueron los últimos en
equipo de comunicaciones del nuevo al congreso fundacional presentado certificarse, pero del resto de cosas no
partido, se lo recordó a sus compañeras sabemos nada”.
y compañeros: “cumplimos con una Ante la posibilidad de que
consigna que era allá nos pillamos. Y fueran declarados reos ausentes, ocho
estamos aquí, en Bogotá”. de los delegados tuvieron que regresar
Aunque la forma en la que La forma en la que llegaron a Mesetas antes de que terminara el
llegaron a Bogotá los casi mil doscientos a Bogotá los casi mil doscientos Congreso. Hacen parte del grupo de
guerrilleros y guerrilleras delegados guerrilleros y guerrilleras delega- presos políticos que salieron de las
al Congreso no fue la prevista en los dos al Congreso no fue la prevista cárceles en virtud de la amnistía, y que
planes estratégicos, concluidos durante en los planes estratégicos. esperan el trámite de su indulto ante
la séptima y la octava conferencia, la Jurisdicción Especial para la Paz
allí estaban; entonando su himno y (JEP). En la Plaza de Bolívar, durante
cantando arengas por la libertad de el concierto de cierre del Congreso,

No. 91| Junio - Septiembre 2017


11

recordando este suceso algunos decían: materiales en las que se encuentran


“esperar a ver qué pasa”, la expectativa inmersos miles de campesinos y
y la preocupación se reflejaban sus Siempre hemos tenido que en- campesinas sigue siendo un motivo que
caras. Sin embargo, ver la plaza llena frentarnos a la adversidad; lo na- podría hacer fracasar el proceso.
de gente —de jóvenes especialmente— tural es que viviéramos reposados, En el octavo informe del
les hacía sonreír: “toda esta gente vino pero le apostamos a querer vivir Mecanismo de Monitoreo y Verificación
a acompañarnos, a apoyarnos en este tranquilos. Más miedo nos da que del Cese al Fuego (MMV, 2017a) con
paso que estamos dando”. se asesine la paz, la posibilidad de corte al 30 de junio del 2017, se indicó
encontrarnos. que solo cuatro de las antiguas zonas
Las preocupaciones y los retos veredales y puntos transitorios tenían
todas las obras de infraestructura
Con tono pausado, Iván Márquez leyó terminadas; catorce más se encontraban
el informe de 12 páginas preparado para con un 90 % de avance; siete entre un
el Congreso el día de la inauguración; contestó: “siempre hemos tenido que 62 y 88 % y tres más con menos de un
recordó el nacimiento de la guerrilla, los enfrentarnos a la adversidad; lo natural 12 % de avance en la construcción de la
pasos que dieron a lo largo de décadas es que viviéramos reposados, pero le infraestructura básica —La Guajira, en
para intentar alcanzar acuerdos de paz, apostamos a querer vivir tranquilos. el municipio de Mesetas, departamento
y cómo todo ello se convirtió en un Más miedo nos da que se asesine la paz, del Meta; Betania II, en el municipio de
acumulado que llevó a buen término el la posibilidad de encontrarnos”. Policarpa, departamento de Nariño; y
proceso de La Habana. Márquez señaló El panorama que afrontan los Los Monos–Santa Rosa, municipio de
las dificultades de la implementación integrantes del recién creado partido Caldono, departamento del Cauca—3
del Acuerdo y los inmensos retos que político no es fácil. El incumplimiento . Por su parte, el noveno informe de
tienen por delante, entre los que destacó en distintos aspectos de su proceso de este mismo Mecanismo (MMV, 2017b),
el proceso de creación de una nueva reincorporación es una de las partes presentado en el mes de agosto, señaló
economía política: la economía solidaria más delicadas: la dejación de armas y que aún existen zonas con problemas
del común (Ecomun), de la que aún la entrega de certificados dio paso a que de baterías sanitarias, plantas de agua
no tienen una propuesta general para varios de ellos prefirieran salir de los potable, pozos sépticos, y suministro
su base económica futura. No negó Espacios Territoriales, bien en búsqueda insuficiente de combustible4. De este
los pocos avances en la expedición de de sus familias, bien donde amigos modo, sin que se hubiera podido
decretos y de leyes, que con muchas o bien a seguir los pasos de aquellos finalizar el proceso de construcción
dificultades en el trámite del Congreso que ya se declararon en disidencia. de las obras de infraestructura de las
de la República se han logrado. Y es que en estos lugares persiste la zonas veredales —tal como estaban
Francisco Javier Rivera, o falta de garantías para un efectivo goce previstas en los protocolos anexos al
‘Julio Marquetalia’, es uno de los de derechos sociales, las condiciones punto tres Fin del Conflicto— estas se
llamados gestores de paz, la figura a la
que tuvo que acudir el gobierno para
poder tramitar, con mayor celeridad,
las amnistías de aquellos presos
políticos que no habían podido salir
de las cárceles debido a los problemas
surgidos con los jueces. Él salió de la
cárcel de Cómbita a lo que llamó una
“libertad prestada”, pues, luego de tres
meses, aún no tiene claridad de cómo
seguirá su proceso. Cuando le pregunté
cuánto tiempo llevaba con las FARC-EP,
me dijo: “cuando usted estaba naciendo
a mí ya me habían expulsado a la
guerra”. Hizo énfasis en las vidas que se
perdieron: “pusimos muchos hombres
y mujeres en este tiempo”, por eso
recalca que es necesario dar un mayor
impulso al discurso por el cumplimiento Durante el Congreso se acordó que el nuevo partido de las FARC- EP se denominaría “Fuerza
del Acuerdo y de la amnistía. Alternativa Revolucionaria del Común (Farc)”. Fotografía: Laura Contreras Vásquez, equipo de
comunicaciones Cinep/PPP
“¿Tienen miedo?”, le pregunté. Me

www.cinep.org.co
12

que asegura “el conjunto de propósitos


y objetivos, metas y prioridades e
indicadores, las recomendaciones
de política y medidas necesarias
para la implementación de todos
los acuerdos”— (OACP y FARC-EP,
2016, p. 197), así como las fuentes
de financiación y las instituciones
responsables de la implementación,
continuaban sin concertación en la
CSIVI a finales de septiembre.

La participación y sus
garantías necesarias

Si bien uno de los grandes logros del


Acuerdo es el punto de participación
política, con el que se pretende
ampliar el espacio democrático en el
país y garantizar la vinculación de
las comunidades, organizaciones y
movimientos sociales en el ejercicio
de sus derechos políticos con garantías
de seguridad, este se enfrenta a dos
fenómenos que han presentado un
incremento preocupante en el marco
de la negociación del Acuerdo y su
implementación, los cuales no son
ajenos a las y los integrantes del nuevo
partido:
Miembros del Secretariado de las FARC-EP. De izquierda a derecha: Luciano Marín Arango alias ‘Iván
Márquez’, Liliana Suárez, Sandra Ramírez, Rodrigo Londoño alias ‘Timoleón Jiménez’ y Solís Almeida • Incremento de amenazas y asesi-
Fotografía: Laura Contreras Vasquez, equipo de comunicaciones del Cinep/PPP natos de líderes sociales. En el In-
forme Especial de Riesgo Violencia y
amenaza contra los líderes sociales y
convirtieron, sin pena ni gloria, en los de esta agrupación (Indepaz y Marcha los defensores de derechos humanos,
espacios territoriales privilegiados para Patriótica, 2017)5. publicado el 30 de marzo del 2017,
el proceso de reincorporación en todas Ahora bien, a los problemas la Defensoría del Pueblo señaló que
sus expresiones, proceso que en algunos de seguridad y a las condiciones de entre el 1º de enero del 2016 y el 5
lugares sigue sin contar con los mínimos saneamiento y habitabilidad de las de marzo del 2017 se han registrado
vitales. veredas se les debe agregar el poco 156 homicidios contra líderes socia-
A su vez, el informe del avance de las disposiciones normativas les, comunitarios y defensores(as)
movimiento político y social Marcha necesarias para garantizar su óptimo de derechos humanos7. También in-
Patriótica, y del Instituto de Estudios proceso de participación política. Sin dicó que, además de la temporalidad
para el Desarrollo y la Paz (Indepaz) tener claridad en la agenda legislativa y la ubicación geográfica, se presen-
muestra un panorama preocupante para el proceso de fast track en el tan algunos elementos que permiten
para quienes han dejado las armas Congreso de la República, y a cuatro destacar una práctica generalizada de
con la convicción de hacer política en meses de que termine este periodo, ataques contra estas personas, entre
espacios abiertos y legales: desde el tan solo se han aprobado ocho leyes, ellos su vinculación a organizaciones
momento en el que integrantes de las ocho más están en trámite y diez comunitarias y sociales. En ese sen-
FARC-EP iniciaron el cumplimiento del faltan aún por presentarse, quedando tido, destacó la necesidad de imple-
proceso de cese al fuego y de dejación aún pendiente el proceso de control mentar todas las medidas necesarias
de armas, 13 excombatientes han sido constitucional6. Así mismo, el Plan y pertinentes para proteger efectiva-
asesinados; cifra a la que se debe sumar Marco de Implementación —una de las mente a esta población, en especial
la de otros 11 familiares de miembros disposiciones normativas prioritarias a aquella que reside en zonas rurales

No. 91| Junio - Septiembre 2017


13

y en zonas urbanas periféricas, de tal se han registrado al menos 489 casos líderes campesinos, sociales y comuni-
modo que se garantice la apertura del de utilización de violencia política en tarios, a quienes se les suele relacionar
espacio democrático en el país. A su contextos de persecución a organiza- con grupos armados, es una práctica
vez, en el informe Agúzate, el Sistema ciones. Esto indica que en Colombia que pretende deslegitimar y criminali-
de Información de Agresiones contra cada tercer día, en promedio, se pre- zar su ejercicio de participación política.
defensores de DD. HH. en Colombia senta un hecho de violencia contra las Este es uno de los problemas que jus-
(SIADDHH), registró un total de 335 organizaciones sociales8. Esto eviden- tamente se busca resolver a través de la
agresiones individuales contra defen- cia las limitaciones para que dichas implementación de las disposiciones del
sores(as) de derechos humanos, entre organizaciones tengan garantías efec- punto 2, que a la fecha no han tenido el
amenazas, asesinatos, atentados, de- tivas para su participación ciudada- realce suficiente en el debate público y
tenciones arbitrarias y judicializacio- na y política. Por último, cifras de la presenta serias dificultades en el trámite
nes (PNGPDDH, 2017). Una de sus misma red registran que en el mismo legislativo. Las medidas efectivas para
conclusiones fue que la violencia con- periodo de tiempo se han presentado promover una mayor participación en la
tra líderes y defensores en el país está al menos 103 casos de violencia en política nacional, regional y local de to-
sobreadvertida. contextos de procesos electorales. dos los sectores incluyen la promoción
de aspectos como el pluralismo político,
• Continuidad en el uso de la violen- Lo anterior, sumado al asesinato de la participación electoral, la transparen-
cia política en contextos de partici- miembros de la FARC–EP y de sus fa- cia y las reformas del régimen y de la
pación, movilización y protesta so- miliares, indican que, sobre todo en el organización electoral; en ese sentido,
cial. De acuerdo con las cifras de la caso de las organizaciones sociales, los se presentan pocos avances, lo que re-
Red Nacional del Bancos de Datos de señalamientos y la estigmatización de sulta preocupante teniendo en cuenta la
DD. HH. del Centro de Investigación los liderazgos no ha disminuido tras la proximidad de los procesos electorales
y Educación Popular/ Programa por firma del Acuerdo. La estigmatización del 2018.
la Paz (Cinep/PPP), entre 2015 y 2016 contra la participación ciudadana de Estos datos son relevantes para que
el Gobierno nacional comprenda el pro-
ceso de reincorporación de miembros
del nuevo partido de manera integral;
Medidas urgentes de reincorporación las y los integrantes de la FARC–EP no
para excombatientes de las FARC–EP9 conciben su proceso de participación
política de forma segmentada ni sepa-
rada del cumplimiento de las otras dis-
1. Trámite de indulto a prisioneros y garantías para la seguridad de la posiciones contenidas en el Acuerdo,
comunidad de la FARC. así lo expresaron en la instalación de su
2. Acelerar la culminación de la acreditación de dejación de armas y cedulación, Congreso: “Como parte de nuestra espe-
tanto a nacionales como extranjeros. cificidad, debemos afirmar que el futuro
3. Adjudicación de tierras para poner en marcha proyectos productivos. de nuestro proyecto político dependerá
4. Dotación de condiciones para la administración y el funcionamiento de también del futuro en la vida cotidiana
Ecomun. de cada uno de quienes hemos integra-
5. Atención en salud con enfoque diferencial para mujeres y excombatientes do dicha comunidad” (FARC–EP, 2017,
con lesiones de guerra permanentes. Plan de pensiones para excombatientes párr. 19). Por ello, es necesario llamar la
mayores. atención sobre la necesidad de acelerar
6. Subsanar las deficiencias del programa “Camino diferencial de vida: una los procesos y las disposiciones necesa-
estrategia integral para la atención y consolidación de los proyectos de vida rias para garantizar que el proceso de
de los niños, niñas y adolescentes que salen de las FARC-EP”, quienes hoy se reincorporación en los espacios territo-
encuentran sin acceso a los beneficios de la reincorporación. riales, y fuera de ellos, se realice sin más
7. Culminar el acondicionamiento de infraestructura y servicios básicos en los retrasos, ya que de ello dependerá el éxi-
ETCR. to del tránsito o su irreversible fracaso.
8. Desbloquear, por parte de la fiscalía, el trámite de los bienes presentados
para la reparación a víctimas. Lorena Carrillo González*
9. Profundizar el compromiso con la sustitución de cultivos, suspender la Investigadora del Cinep/Programa por la Paz.
erradicación forzada. Equipo Iniciativas de Paz. Encargada de la
10. Iniciar de inmediato las acciones de descontaminación de los territorios de Secretaría Técnica del Comité de Acompaña-
minas y artefactos explosivos. miento de la Sociedad Civil al Mecanismo de
Monitoreo y Verificación.

www.cinep.org.co
14

Referencias Informe Nacional de Derechos Hu- duradera. Recuperado de http://www.


Defensoría del Pueblo. (13 de julio de manos: enero-junio de 2017. Recuper- altocomisionadoparalapaz.gov.co/
2017). En Barrancabermeja persisten ado de http://www.indepaz.org.co/ procesos-y-conversaciones/Paginas/
las amenazas a líderes sociales; en wp-content/uploads/2017/08/TRO- Texto-completo-del-Acuerdo-Final-pa-
todo el país van 186 asesinados según CHAS-DE-PAZ-Y-ESPERANZA-Informe- ra-la-Terminacion-del-conflicto.aspx
las cifras de la Defensoría. [audio]. Nacional-de-Derechos-Humanos-enero- OIAP [Observatorio de Seguimiento a
Recuperado de http://www.defensoria. junio-de-2017.-Final.pdf la Implementación del Acuerdo].
gov.co/es/nube/noticias/6468/En-Bar- MMV [Mecanismo de Monitoreo y (2017). ¿De la política sin armas a la
rancabermeja-persisten-las-amenaz- Verificación]. (2017a). Octavo informe democracia sin garantías? Informe
as-a-l%C3%ADderes-sociales;-en-to- mensual del Mecanismo de Monitoreo 003. Recuperado de https://www.
do-el-pa%C3%ADs-van-186-asesina- y Verificación, 7 de junio a 7 de julio facebook.com/notes/observato-
dos-seg%C3%BAn-las-cifras-de-la-De- del 2017. Recuperado de https://co- rio-de-seguimiento-a-la-implement-
fensor%C3%ADa-Autodefensas-Gaitan- lombia.unmissions.org/sites/default/ aci%C3%B3n-del-acuerdo-oiap/
istas-de-Colombia-Defensor%C3%A- files/8o_informe_mecanismo_de_mon- de-la-pol%C3%ADtica-sin-armas-a-
Da-del-Pueblo-Barrancaberme- itoreo_y_verificacion.pdf la-democracia-sin-garant%C3%A-
ja-l%C3%ADderes-sociales.htm MMV [Mecanismo de Monitoreo y Das/279846989086367/
FARC–EP [Fuerza Alternativa Revolu- Verificación]. (2017b). Noveno informe PNGPDDH [Programa No Gubernamental
cionaria del Común]. (2017). Informe mensual del Mecanismo de Monitoreo de Protección a Defensores de Dere-
Central al Congreso Fundacional del y Verificación, 7 de julio a 7 de agosto chos Humanos – Somos Defensores.
Nuevo Partido Político. Recuperado de del 2017. Recuperado de https:// (2017). Informe enero–junio de2017
http://www.farc-ep.co/comunicado/ unmc.unmissions.org/sites/default/ Sistema de Información Sobre Agre-
informe-central-al-Congreso-fundacion- files/17-08-17_noveno_informe_men- siones contra Defensores y Defensoras
al-del-nuevo-partido-politico.html sual_mmv.pdf de DD.HH. en Colombia SIADDHH.
Indepaz [Instituto de Estudios para el OACP [Oficina del Alto Comisionado para Agúzate. Recuperado de https://so-
Desarrollo y la Paz] y Marcha Patriótica. la Paz] y FARC-EP. (2016). Acuerdo mosdefensores.org/images/informe-se-
(2017). Trochas de paz y esperanza: Final para la terminación del conflicto mestral-enero-junio-2017-SIADDHH.pdf
y la construcción de una paz estable y

Notas avance respecto a las cifras presentadas este señaló que en 2017 se han presenta-
2 La zona de distensión —o de despeje con anterioridad. do 52 homicidios de líderes y defensores
como se le conoce popularmente— fue 4 La mayoría de las zonas con uno o varios de derechos humanos, para un total de
un territorio de más de 40.000 km2, en el de estos problemas son: La Guajira, La 186 asesinatos desde el 1º de enero del
que los municipios de Mesetas, Vista Her- Pradera, Los Monos, Vidrí, La Fila, La 2016 hasta el 5 de julio del 2017 (Defen-
mosa, Uribe, La Macarena y San Vicente Reforma, Brisas, Gallo, Charras y Colinas. soría del Pueblo, 13 de julio de 2017).
del Caguán —en los departamentos de 5 Aunque el informe reporta 12 casos, 8 Las cifras corresponden al periodo del
Meta y Caquetá— fueron despejados de uno más se presentó el 13 de septiembre primero de enero del 2015 al 31 de
fuerza pública, juzgados y fiscalías, entre en la región de El Pato, en la vereda El diciembre del 2016.
octubre de 1998 y febrero del 2002, Roble, cerca al Espacio Territorial Oscar 9 Señaladas por Pastor Alape, integrante
como condición de las FARC-EP para Mondragón. del Consejo Nacional de Reincorporación,
adelantar diálogos durante el gobierno 6 Informe presentado por Francisco en su informe a la audiencia pública a
de Andrés Pastrana Arango. Tolosa, integrante de Voces de Paz, en la implementación del punto tres del
3 En el informe se presentan los avances el conversatorio sobre circunscripciones Acuerdo Final, realizada en el Congreso
en 28 zonas y no en 26. Esto se debe a transitorias especiales de paz realizado de la República el pasado 2 de octubre
que cuentan por separado las obras de en el Congreso de la república el 13 del 2017.
los campamentos ubicados en los muni- de septiembre del 2017. De acuerdo
cipios de Policarpa y Caldono, ya que allí al informe 003 del Observatorio de
se realizan en dos etapas, incluyendo, seguimiento a la implementación (OIAP,
por ejemplo, los campamentos para las 2017), tan solo se ha avanzado en un 17
personas privadas de la libertad, caso % los trámites necesarios en términos
de Policarpa. Es importante aclarar que legislativos, administrativos, institucion-
en su noveno informe el Mecanismo de ales y de apropiación presupuestal
monitoreo no señaló los avances de las para garantizar el marco institucional
construcciones en términos de porcen- necesario para la implementación de las
tajes, como lo hiciera con el octavo, sino disposiciones contenidas en el Acuerdo.
desagregado por áreas evaluadas, lo que 7 En declaraciones hechas recientemente
dificulta la comparación y el análisis del por el Defensor del Pueblo, Carlos Negret,

No. 91| Junio - Septiembre 2017


.
Acuerdos de Paz .

Reincorporación
de excombatientes
¿Inauguración de
nuevas ciudadanías?
Por cuestiones de simple azar, el 28 de junio del 2017, fecha en Por: John Jairo Montoya, S.J.*
la que las FARC–EP dejaron sus armas en manos de una misión

M
de Naciones Unidas, me encontraba como facilitador en un taller e llamó mucho la aten-
de democracia y ciudadanía en Monterredondo, Miranda, Cauca, ción que los exmilicia-
nos allí reunidos se to-
una de las zonas veredales destinadas para este objetivo.
maron este momento
como una fase más del
proceso de implementación del Acuerdo
de Paz firmado entre el grupo guerrillero
y el Gobierno colombiano el 24 de no-
viembre del 2016 en el Teatro Colón de
Bogotá. Sus preocupaciones eran más
de otra índole. Se podrían dividir en dos
grupos: las que tienen como individuos,
y las que tienen como organización po-
lítica.
Las del primer grupo son las que tie-
nen la mayoría de los colombianos, es
decir, seguridad personal y alimentaria,
protección a la salud, adquisición de
una vivienda digna —lo que implica en
muchos casos, reintegración familiar—
y capacitación en oficios que garanticen
la subsistencia. En cuanto a las del se-
gundo grupo, si bien no todos quieren
participar activamente en política parti-
dista, esperan que las FARC-EP gocen,
como partido político, de todas las ga-
rantías que les ayude a tramitar sus pro-
yectos de vida colectivos con compañe-
ros y compañeras, y tomar parte en las
transformaciones sociales y políticas,
particularmente en las comunidades
donde hicieron presencia.
Excombatiente de las Farc-EP con el texto de la Constitución Política de Colombia En aquel momento, era evidente
Zona Veredal Charras, San José del Guaviare. Fotografía: Archivo Cinep/PPP
el temor por sus vidas, la incertidum-
16

Zona Veredal, El Oso, Tolima. Excombatientes recibiendo capacitación en democracia y ciudadanía. Fotografía: Archivo Cinep/PPP

bre del cumplimiento a lo pactado en garantizar espacio para la confrontación estatales para responder por estas de-
el Acuerdo por parte del Gobierno y la política, el ejercicio de la oposición y el mandas (Barcellona, 1991, p. 29).
precariedad de la infraestructura donde trámite de su propia visión de Estado y Lo anterior nos lleva a confirmar el
estaban reunidos. Aún así, pude percibir sociedad. Esto se logrará en tanto y en principio de unidad de los derechos hu-
en ellos esperanza de vivir como cual- cuanto el Estado garantice a los excom- manos consagrado en la Declaración
quier ciudadano colombiano. Es signifi- batientes el ejercicio pleno de su ciuda- Universal de 1948: los derechos políti-
cativo —para mí especialmente sobreco- danía política y social. cos y civiles no pueden considerarse ais-
gedor— que después de años de guerra El ejercicio de la ciudadanía en una ladamente de los derechos económicos
y de luchar contra el Estado y su sistema democracia va más allá del enunciado y sociales. Ambos están estrechamente
político hayan recibido con cierto entu- de nuestra Constitución Política —artí- ligados al ejercicio de la ciudadanía po-
siasmo y bastante curiosidad el texto de culos 98 y 99—, la cual está fuertemente lítica y social. En los albores del Esta-
la Constitución Política de Colombia. ligada al ejercicio del derecho al sufragio do liberal la ciudadanía política se nos
Una exmiliciana me abordó en algún y a la capacidad de ejercer cargos que presenta como abstracta y homogénea,
momento con el texto de la Constitución lleven anexa autoridad o jurisdicción — mientras que en la forma más evolucio-
subrayado en los artículos 43 —enuncia ciudadanía política—. Ahora bien, si el nada del Estado, es decir, el “Estado so-
la protección especial a la mujer emba- modelo de Estado es “social de derecho” cial”, la ciudadanía social requiere del
razada y cabeza de familia— y 44 —pre- —artículo 1º constitucional—, entonces Estado mucha más actividad para pasar
valencia de los derechos de los niños—. la categoría “ciudadanía” habría que del formalismo de los principios —por
Me preguntaba cómo volver estos de- entenderla también en sentido social; ejemplo, la igualdad como derecho— a
rechos realidad en la vida corriente de esto es, de un lado como aquella que le la creación de condiciones reales y efec-
cualquier ciudadano. Un excombatiente permite al sujeto, en tanto individuo y tivas que los hagan posibles.
nos sorprendió a todos advirtiendo un como colectivo, los medios para deman- Una mirada detallada al Acuerdo fi-
error de imprenta en la versión del texto dar del Estado una subsistencia digna y, nal para la terminación del conflicto
constitucional que recibió. de otro lado, la disposición de recursos y la construcción de una paz estable y
Con frecuencia ellos se referían a sí duradera, entre el Gobierno colombia-
mismos como ciudadanos y ciudada- no y las FARC-EP, nos muestra que de
nas de este país y parecían alistarse a las aproximadamente 140 disposiciones
estrenar esta nueva condición. Los nue- temáticas, 127 corresponden a temas
vos ciudadanos, muchos de los cuales Con frecuencia ellos se referían a relacionados con desarrollo —rehabili-
fueron cedulados por primera vez, bien sí mismos como ciudadanos y ciuda- tación económica, tierra, infraestructura
con su nombre de pila o de guerra, trae- danas de este país y parecían alistar- rural, salud— y 109 a derechos huma-
rán —así muchos opinen lo contrario— se a estrenar esta nueva condición. nos (Kroc, 2016).
aire nuevo a la sociedad y serán un reto El Acuerdo indica que la implemen-
para el sistema político que les deberá tación del mismo deberá contribuir

No. 91 | Junio - Septiembre 2017


17

a solucionar las causas históricas del Sin duda la democracia colombiana


conflicto y afianzar la paz entre los co- será enriquecida con la reincorporación
lombianos, lo cual requiere “impulsar la Lo que ya están encontrando de los excombatientes de las FARC-EP a
presencia y la acción eficaz del Estado los excombatientes en el proceso la sociedad. Estas nuevas ciudadanías,
en todo el territorio nacional, en espe- de reincorporación es una socie- dado su origen y formación, estarán en
cial en múltiples regiones doblegadas dad hecha de unidades aisladas capacidad de poner especial énfasis en
hoy por el abandono” (OACP, 2016)1. —individuos titulares de dere- el reconocimiento de las estructuras aso-
La implementación del Acuerdo de paz, chos— que se relacionan unos ciativas, colectivas y étnicas que consti-
para lograrse, implica el fortalecimiento a otros a través de un complejo tuyen la sociedad. Por ejemplo, la clase
del aparato estatal —entre los que está entramado de contratos de toda obrera sindicalizada, las organizaciones
su sistema normativo tanto sustantivo clase. campesinas y étnicas, y en general aque-
como procedimental—, el reconoci- llos sujetos colectivos que buscan el re-
miento de las ciudadanías sociales y el conocimiento de derechos económicos,
trámite diligente y eficaz de las deman- sociales, culturales y ambientales para
das de protección de derechos civiles, su protección y sobrevivencia. Ahora
políticos, económicos, sociales, cultura- las FARC–EP fue su fuerte vínculo con bien, desde el punto de vista institucio-
les y ambientales.2 la organización. Tienen un alto sentido nal el Estado tiene el desafío de redise-
El fin del conflicto a través de la ne- de pertenencia a su colectivo social que ñar sus mecanismos de participación
gociación, expresada en un Acuerdo de les provee de identidad y seguridad. Si para favorecer la intervención de estos
paz, nos trae dos novedades en térmi- bien es una sociedad jerarquizada, está nuevos ciudadanos que actúan como su-
nos de ciudadanía social: la habilitación constituida por personas iguales frente jetos colectivos.
de sujetos colectivos con capacidad de a su sistema normativo. Lo que ya es- Desde el punto de vista de la arquitec-
entrar en diálogo o también en confron- tán encontrando los excombatientes en tura constitucional, algunas constitucio-
tación con las instituciones sin recurrir el proceso de reincorporación es una nes latinoamericanas —Bolivia, Ecuador
a métodos violentos, y la necesidad de sociedad hecha de unidades aisladas — y Venezuela— han pasado del reconoci-
ampliar aún más los mecanismos de individuos titulares de derechos— que miento exclusivo de la ciudadanía indi-
participación social de los sujetos co- se relacionan unos a otros a través de vidual con su carga de derechos civiles
lectivos, ya consagrados por la Consti- un complejo entramado de contratos de y políticos —del cual es fiel exponente
tución de 1991 —artículos 103 a 106—, toda clase, como corresponde en el sis- el constitucionalismo clásico— al reco-
para presionar con efectividad el reco- tema liberal capitalista donde el indivi- nocimiento de unas ciudadanías sociales
nocimiento y la protección de derechos. duo es el sujeto por referencia. (Nogue- ejercidas como un actor político colecti-
Uno de los aspectos que más me lla- ra, 2007, pp. 78-80). vo que busca reivindicaciones sociales
mó la atención de los excombatientes de colectivas. Estos mecanismos institucio-

cinep.org.co
www.cinep.org.co
18

nales le han dado representación y parti- primeros, el compromiso de educarse


cipación a colectivos sociales en diferen- más para ejercer su ciudadanía desde Bibliografía
Barcellona, Pietro. (1991). Los Sujetos
tes niveles de decisiones estatales. su propio colectivo social y, al segun- y las Normas. El concepto de Estado
Si bien la Constitución colombiana do, facilitarles modelos alternativos de social. En: Olive, Enrique (ed.), Prob-
de 1991 reconoció de manera expresa educación que respete su idiosincrasia lemas de legitimación en el Estado
los derechos de algunos colectivos so- política; el Estado también tiene el reto social. Madrid: Trotta.
Instituto Kroc. (2016). Documento de
ciales históricos —indígenas, población enorme de crear mecanismos consti- circulación restringida.
afrodescendiente—, aún quedan tareas tucionales y legales que, más allá de Noguera, Albert. (2007). El derecho
pendientes en el reconocimiento y la asignar escaños en las corporaciones de en la legitimación del poder. Del
protección de movimientos sociales que elección popular, les facilite agenciar sus constitucionalismo liberal clásico a
la crisis del derecho constitucional.
seguramente serán enriquecidos por aspiraciones y reclamos colectivos de Buenos Aires: Ediciones Coopera-
esas nuevas ciudadanías que represen- manera eficiente, por la vía no armada. tivas.
tan los miles de excombatientes que se OACP [Oficina del Alto Comisionado
reincorporarán a la vida civil. para la Paz]. (2016). Acuerdo Final
*John Jairo Montoya, S.J. para la terminación del conflicto y
Adicionalmente, quedan, a mi juicio, Investigador del Equipo de Derechos la construcción de una paz estable
otras tareas tanto para los nuevos ciu- Humanos del Cinep/PPP. y duradera. La Habana, Cuba:
dadanos como para el Estado: para los Oficina del Alto Comisionado para
la Paz. Recuperado de http://www.
altocomisionadoparalapaz.gov.co/
procesos-y-conversaciones/Paginas/
informe Texto-completo-del-Acuerdo-Fi-
nal-para-la-Terminacion-del-conflic-
Panorama de violaciones al derecho a to.aspx
Woodward, Susan L. (2002). Economic

la vida, libertad e integridad de líderes Priorities for Successful Peace Imple-


mentation. En Stedman, et al. (ed.),
Ending Civil Wars. The Implementa-
sociales y defensores de DD. HH. tion of Peace Agreements. London:
Lynne Rienner Publishers.5
Notas
1 Ver preámbulo del Acuerdo.
2 El número elevado de disposiciones
relativas a temas de desarrollo hace
al Acuerdo colombiano un caso sui
generis. Si se compara este Acuerdo
de paz con otros, encontraríamos
que estos temas son relativa-
mente inusuales y con frecuencia
esquivados generalmente por los
negociadores de los gobiernos.
Excepciones parciales: Bosnia-Her-
zegovina, El Salvador, Sierra Leona,
Mozambique, Acuerdos de Oslo
para Palestina (Woodward, 2002,
p.184).

Descárgalo

No. 91 | Junio - Septiembre 2017


.
Movimientos Sociales.

40 años del Paro


Cívico Nacional
de 1977
Han transcurrido 40 años desde aquel día … en que se vivió la lu- Por: Martha Cecilia García Velandia*
cha popular con la intensidad acumulada de veinte años; un día en

E
que estuvieron parados más trabajadores que en el conjunto de los sta jornada de protesta se
realizó durante el gobierno
diez años anteriores; un día en que la combatividad y la iniciativa
de Alfonso López Michelsen
de las masas salieron a flote para mostrarse en un solo rostro de (1974-1978) y fue convocada
odio, por todos los años de frustración que han significado los go- por las cuatro centrales obre-
biernos de las últimas décadas; en fin, un día de septiembre que se ras que, de manera inusitada, entabla-
convirtió en el más importante movimiento urbano desarrollado ron diálogos y propusieron unidad de
acción para luchar por reivindicaciones
en Colombia… Fue el día 14 de septiembre de 1977. Arturo Alape,
comunes, junto al Partido Comunista, a
Un día de Septiembre. Testimonios del Paro Cívico, 1977.2 otros grupos de izquierda, más organi-
zaciones comunales, de vivienda y aso-
ciaciones de padres de familia.
Este paro fue mucho más que una
huelga laboral de brazos caídos, porque
en él también participaron campesinos,
liderados por la Anuc, y varios sectores
urbanos —pobladores barriales, estu-
diantes, jóvenes, amas de casa, des-
empleados, vendedores ambulantes—,
todos con sus propias reivindicaciones.
Y tuvo una alta capacidad expresiva:
mostró el descontento de capas medias
y populares tanto por la situación eco-
nómica, social y política que se vivía en
el momento como por la insatisfacción
de las expectativas reformistas que ha-
bía generado el ascenso de López a la
presidencia entre sus electores —más
del 50 % de los votantes— y por la des-
atención gubernamental a las demandas
sociales.
Mientras cifras macroeconómicas
mostraban un cierto crecimiento eco-
nómico —el producto interno bruto, la
industria y las reservas internaciona-
les aumentaban—, las condiciones de
Los bloqueos del paro cívico estuvieron acompañados de disturbios y enfrentamientos con vida de los trabajadores empeoraban: el
la fuerza pública.
costo de los alimentos se incrementaba
20

vertiginosamente, lo que deterioraba la A los rasgos propios del gobierno de sindical y para las luchas reivindica-
capacidad adquisitiva del salario real — López Michelsen se sumaron aquellos tivas; las fuerzas políticas que se en-
durante 1977, el costo de vida aumen- que heredó del Frente Nacional: la poca contraban al margen del bipartidismo
tó cerca del 30 % y una familia pobre legitimidad del régimen político, dada fueron excluidas, lo que trajo como
destinaba el 40 % de sus ingresos a la su incapacidad de dirimir institucional- consecuencia la pobreza de opciones
compra de alimentos, según González, mente los conflictos sociales que se ve- políticas, alimentó el abstencionismo
2017—. Y esto porque la estrategia de fa- nían acumulando; un Estado puesto al (Medina, 1984, p. 132) y contribuyó
vorecer la diversificación de las exporta- servicio de intereses económicos y polí- a fomentar manifestaciones de poder
ciones fue de la mano de la disminución ticos particulares que lo debilitaron po- opuestas al Estado, como las guerrillas,
de los costos de producción, lo que sig- lítica, financiera y administrativamente, y en su enfrentamiento se constriñeron
nificó mayores restricciones salariales. limitaron su papel como proveedor de todavía más los espacios de negociación
A estas políticas económicas se suma- bienes públicos y colectivos, y como ga- política y debilitaron la constitución de
ron decisiones económicas tomadas por rante de la reproducción de la fuerza de actores sociales (Archila, 2004).
el gobierno de López Michelsen, como trabajo, sacrificando la satisfacción de Todo esto, más la represión ejercida
la eliminación del subsidio al trigo que y las prácticas autoritarias que se des-
obviamente encareció el precio del pan; prendían de la continua declaratoria del
el aumento del impuesto a las ventas, y Estado de Sitio, alimentaba la hoguera
el desmonte de la Superintendencia de La represión ejercida y las de la protesta social en el país. En el
Precios, que liberalizó los precios y las práctica autoritarias que se des- gobierno de López se declaró el Estado
tarifas. prendían de la continua declara- de Sitio en tres ocasiones: durante la se-
Otro factor que propició la protesta toria del Estado de Sitio, alimen- gunda quincena de junio de 1975, solo
social se relaciona con el incumplimien- taba la hoguera de la protesta en algunas regiones; entre el 26 de junio
to gubernamental de su plan de desarro- social en el país. de 1975 y junio de 1976 en todo el te-
llo Para cerrar la brecha, “entre el campo rritorio nacional, y se volvió a declarar
y la ciudad, entre barrios ricos y barrios entre el 7 de octubre de 1976 y el 7 de
pobres, entre quienes tienen acceso a agosto de 1978, día en que terminaba
los servicios de salud y de educación, el período presidencial. Bajo el amparo
y los analfabetos y desnutridos” (DNP, del estado de sitio se expidió medio cen-
1975, p. 2). Las ejecutorias del gobierno necesidades mínimas del grueso de la tenar de decretos que, en su mayoría,
de López quebrantaron la promesa de población (Corredor, 1990 y 1992). ilegalizaron las movilizaciones sociales,
“lograr un crecimiento de la economía Durante el Frente Nacional, el Esta- restringieron la circulación de informa-
que haga posible la creación masiva de do y el sistema político se fueron dis- ción sobre ellas, judicializaron las ac-
empleo productivo y, por lo tanto, be- tanciando cada vez más de la sociedad, ciones de trabajadores sindicalizados
neficie de manera especial al cincuenta se les prestó poca atención a las deman- y promovieron mayor poder jurídico a
por ciento más pobre de la sociedad co- das de la población y aumentaron las las fuerzas militares (Aranguren, 2012,
lombiana” (DNP, 1975, p. 3). restricciones legales para la actividad p. 24).

Por el paro cívico se decretó un toque de queda en Bogotá.

No. 91 | Junio - Septiembre 2017


21

huelgas simultáneamente: una nacio-


nal, liderada por la Federación Colom-
biana de Educadores (Fecode) contra el
proyecto de ley que decidiría el estatuto
docente; la de trabajadores de Ecopetrol
agrupados en la USO, por el contrapliego
presentado por las directivas de la em-
presa; la de Alcalis de Colombia por el
despido de 117 empleados —entre ellos,
toda la junta directiva sindical— y la de
Indupalma en protesta por la subcontra-
tación de trabajadores, por el pago de
salarios inferiores al mínimo legal y por
la permanente retención de acreencias
laborales. El 30 de agosto comenzó a
prepararse un paro cívico en Barranca-
Manifestantes, o “perturbadores” como fueron llamados en su momento por la prensa, huyen del bermeja y en Tibú, en solidaridad con
Ejército al sur de Bogotá. la huelga de los trabajadores petroleros
(Carrillo, 1981) que se llevó a cabo el
mismo 14 de septiembre, con una pa-
Por ello no extraña que las demandas 561 luchas sociales, de las cuales 232 rálisis plena de todas las actividades
de los manifestantes del Paro Cívico Na- fueron ceses parciales o totales de ac- económicas, productivas y comerciales,
cional (PCN), que recogían reivindica- tividades, distribuidos así: 169 huelgas y fueron detenidas decenas de personas
ciones de diversos sectores sociales y no y paros laborales, 18 paros cívicos, 34 en diversos barrios de la ciudad.
habían sido atendidas, giraran en torno paros estudiantiles, 11 paros de trans- El PCN tuvo una cobertura nacional
al alza general de salarios por encima porte. Entre esas luchas cabe destacar ya que se vivió de manera intensa en
del 50 %, la congelación de los precios la huelga liderada por los médicos del ciudades como Bogotá, Barranquilla,
de los artículos de primera necesidad y Instituto Colombiano de los Seguros So- Cali, Cúcuta, Ibagué, Villavicencio, Nei-
de las tarifas de servicios públicos; el ciales para impedir la clasificación de va, Cartagena, Santa Marta, Sogamoso,
levantamiento del estado de sitio; el res- sus afiliados como trabajadores públi- Buenaventura, Florencia y Barranca-
tablecimiento de los derechos laborales cos, porque a estos se les impedía dis- bermeja; su intensidad fue menor en
y el respeto a las libertades sindicales; la frutar del derecho de asociación y huel- Medellín y el Valle de Aburrá, Pereira,
abolición de la reforma administrativa ga, la misma razón que lanzó a un cese Armenia, Valledupar y Tunja; débil en
que clasificó a los empleados al servicio de labores a empleados de ministerios Bucaramanga y Manizales, Duitama,
del Estado como trabajadores oficiales, y de otras oficinas estatales. El paro de Chiquinquirá y Maicao. La jornada tam-
a quienes se les impedía disfrutar el de- trabajadores del sector de la salud para bién fue importante en regiones agrarias
recho de asociación y huelga; la deroga- rechazar el Plan Nacional de Salud pro- como Sumapaz, Tequendama, Urabá y
ción del Estatuto Docente; la reapertura puesto por el gobierno, y la huelga de parte del Atlántico (Delgado, A., 1978,
y desmilitarización de las universidades más de dos meses protagonizada por los p. 80). En casi todas las ciudades y los
y el aumento del presupuesto asignado trabajadores cementeros pidiendo au- poblados hubo parálisis del transporte
a la educación pública; la entrega inme- mentos salariales. urbano, cese parcial o generalizado de
diata a campesinos de haciendas afecta- Y en el momento en que se realizó el actividades burocráticas, comerciales y
das por el Incora y el cese a la represión PCN se estaban llevando a cabo cuatro educativas, mítines, marchas, bloqueos
en el campo. de vías, pedreas y enfrentamientos con
Esta protesta “de la multitud por sus la fuerza pública.
derechos” se fraguó en la urdimbre de En Bogotá se presentaron, además,
conflictos huelguísticos y cívicos, de cuatro asaltos a puestos de policía, 11
procesos unitarios de organizaciones En Bogotá se presentaron, ade- saqueos a grandes comercios, 20 en-
sociales y movimientos políticos de iz- más, cuatro asaltos a puestos de frentamientos multitudinarios con la
quierda, combinados con el descrédito policía, 11 saqueos a grandes co- fuerza pública (Medina, 2017). Allí el
por los señalamientos de corrupción del mercios, 20 enfrentamientos mul- paro duró 48 horas. Durante el segundo
gobierno y la dura represión (Sánchez, titudinarios con la fuerza pública. día se rechazó la fuerte represión ejer-
2012, p. 392). cida que dejó una cifra indeterminada
En 1977, según la Base de Datos Lu- de muertos a manos de la fuerza pú-
chas Sociales de Cinep, se registraron blica —alrededor de 28 en todo el país,

www.cinep.org.co
22

de los cuales, 19 fueron asesinados en plataforma no tanto para negociar con el


Bogotá—,3 casi 4.000 detenidos —2.236 gobierno, sino para organizar y fortale-
en Bogotá, según el Ministerio de Defen- cer a sindicatos y movimientos políticos
sa— y más de 200 heridos (Alternativa, Una vez ocurrido fue mag- (Medina, 2017). Sentó las bases para la
1977, N° 137, 21). nificado tanto por la izquierda convergencia sindical —en ese contexto
El PCN desconcertó a quienes contri- que lo leyó como una insurrec- se conformaría el Consejo Nacional Sin-
buyeron a su preparación y realización ción —sobre todo las guerri- dical—, abrió la posibilidad de entablar
por su magnitud y cobertura. Una vez llas—, como por el Estado que alianzas entre las organizaciones de iz-
ocurrido fue magnificado tanto por la iz- lo entendió como un acto de quierda y logró aglutinar a asalariados,
quierda que lo leyó como una insurrec- guerra. trabajadores informales, pobladores de
ción —sobre todo las guerrillas—, como barrios populares, estudiantes, jóvenes,
por el Estado que lo entendió como un miembros de la Iglesia influenciados por
acto de guerra —al punto de que “una la Teología de la Liberación, e incluso
especie de síndrome de amenaza se un sector del conservatismo, en torno al
apoderó de algunos sectores estatales, (2017), puede atribuirse a esta lucha el descontento generalizado por la carestía
en particular de las Fuerzas Armadas” cambio radical del comportamiento de y otras reivindicaciones (Trujillo, 2017).
(Medina, 1997, p. 299)— y respondió la relación salarios-inflación, cambio a En términos académicos, el PCN des-
a él con actos represivos, como ya era favor no solo de los trabajadores, sino pertó un gran interés por estudiar las lu-
común enfrentar las protestas sociales:4 también de la economía en general. An- chas sociales, mientras la reflexión teó-
con militarización, toque de queda, de- tes de 1977, los salarios se ubicaron por rica y metodológica se centró, en aquel
cretos de excepción, censura a los me- debajo de la inflación. A partir de 1977, entonces, en la cuantificación de las
dios de comunicación, detención de lí- los salarios nominales se situaron por principales características que revestían
deres sindicales y de gente del común, encima de la inflación, lo que significó las protestas, en su ubicación espacial,
suspensión de personerías jurídicas a el mejoramiento de las condiciones de en la determinación de su trayectoria,
organizaciones sociales (Archila, 1997, vida de la población hasta 1988, cuando sus características estructurales y su im-
p. 5). Este paro fue tratado como un se revirtió la tendencia. También cayó la pacto en el cambio social (García, 2001,
problema de orden público agravado y tasa de desempleo después de 1977. p. 91).
se le aplicó con todo rigor el artículo 121 En términos organizativos, el PCN lo- Así mismo, a partir de 1977, comen-
de la Constitución sobre estado de sitio gró aunar a cuatro centrales obreras de zaron a transformarse los “modelos de
(Sánchez, 2013, p. 389). distinta filiación, que elaboraron de ma- represión”: se pasó de uno centraliza-
El PCN del 14 de septiembre de 1977 nera conjunta un pliego de peticiones do, institucional, hecho abiertamente a
tuvo algunos logros. Según González al gobierno que se constituyó en una nombre del Estado, y por funcionarios

Si bien el paro fue convocado por las centrales obreras, estudiantes, maestros y ciudadanos en general se unieron.

No. 91 | Junio - Septiembre 2017


23

estatales, fundamentado en normas le-


gales, aunque excepcionales —decre-
tos de estado de sitio— que restringían
las libertades públicas, a una represión
parainstitucional, basada en grupos
pretendidamente privados y, por ende,
más descentralizada (Uprimny y Var-
gas, 1990, p. 111). Desde entonces, “se
fueron conociendo las estadísticas de
combates, desapariciones, secuestros,
ejecuciones, homicidios de diverso tipo,
masacres, fenómenos que han mante-
nido su alto perfil a lo largo de veinte
años” (Medina, 1997, p. 30). Incluso el
9 de septiembre de 1977 fue detenida
y desaparecida Omayra Montoya. An-
tes de ese caso pocos se conocían. En
1984 la Procuraduría General de la Na-
ción daba la cifra de 230 desaparecidos
y en 1988 ya superaba las mil personas
(Uprimny y Vargas, 1990, p. 113).
Los militares presionaron a López
para que expidiera medidas más fuer-
tes de control de las protestas, pero este
dejó el asunto para el siguiente gober-
nante. Así, a menos de un mes de haber
llegado a la presidencia, y en vísperas
de cumplirse el primer aniversario del
paro cívico del 77, Julio César Turbay
(1978-1982) expidió el Estatuto de Segu-
ridad que cristalizaba “un largo proceso
Los militares presionaron a López para que expidiera medidas más fuertes de control de las protestas. de creación y afinamiento de medidas
de excepción contra las expresiones de

Fotografía: Archivo Cinep/PPP

www.cinep.org.co
24

protesta popular no armada, amalgama- las luchas reivindicativas— fue castiga- mirada indiferente de los funcionarios
das a aquellas otras surgidas del miedo da con arresto inconmutable. de turno. 40 años después del Paro Cí-
a la escalada guerrillera y al terroris- La gran decepción que dejó el PCN vico Nacional del 14 de septiembre de
mo político naciente” (Orozco, 1992, para los sectores populares fue la im- 1977, aún está pendiente esa apertura
p. 172). posibilidad real de lograr una apertura y la Ley Estatutaria de Participación
Este decreto les permitió a los milita- política que permitiera su participación Ciudadana y de Garantías al Derecho
res perseguir sin mayor control legal a la en la toma de decisiones sobre sus vidas a la Protesta, pactada en La Habana y
guerrilla, a activistas de izquierda y a di- colectivas y las garantías para ejercer el formulada en un amplio proceso parti-
rigentes populares, como si todos fueran derecho a la protesta. cipativo regional y nacional, está em-
un mismo enemigo (Archila, 1997, p. En estos cuarenta años transcurridos bolsillada por “el miedo al pueblo” y la
6-7), las perturbaciones del orden públi- desde aquel día de septiembre, los go- mezquindad de las elites colombianas,
co —acusación permanente que recae biernos de turno han atendido poco ese incluidas las supuestas defensoras de
sobre las luchas sociales— dejaron de sentimiento de frustración que se ex- los acuerdos de paz.
ser contravenciones y se convirtieron en presó en el PCN. Además, los conflictos
delito y la ocupación transitoria de espa- sociales no se tramitan mientras diver- *Martha Cecilia García Velandia
cios públicos o de oficinas de entidades sos movimientos sociales ven que sus Investigadora del Equipo de Movimientos
públicas —acciones características de demandas pasan desapercibidas ante la Sociales del Cinep/PPP.

Bibliografía ----------------------. (2001). Luchas y mov- Trujillo, Mauricio. (septiembre, 2017). Di-
Alape, Arturo. (1980). Un día de Septiembre. imientos cívicos en Colombia durante los mensiones políticas, sociales y económi-
Testimonios del Paro Cívico. Bogotá: ochenta y los noventa. Transformaciones cas del Paro Cívico de 1977. Pasado y
Armadillo. y permanencias. En Archila, Mauricio y Presente. Conmemoración de los 40
Aranguren, Juan Pablo. (2012). Inscripciones Pardo, Mauricio (comps.), Movimientos años del Paro Cívico Nacional. Conver-
significantes de la violencia en el cuerpo: sociales, Estado y democracia en Colom- satorio llevado a cabo en el Centro de
tortura, subjetividad y memoria en bia (pp. 88-120). Bogotá: CES, Universi- Memoria, Paz y Reconciliación, Bogotá.
Colombia (1977-1982) (Tesis para optar dad Nacional de Colombia e Icanh. Upimny, Rodrigo y Vargas, Alfredo. (1990).
el título de Doctor en Ciencias Sociales). González, Jorge Iván. (septiembre, 2017). La palabra y la sangre: violencia, legal-
Buenos Aires: Flacso. Dimensiones políticas, sociales y idad y guerra sucia en Colombia. En
Archila, Mauricio. (1997). La crisis política económicas del Paro Cívico de 1977. Palacio, Germán (comp.), La irrupción
del Post-frente Nacional. (1975-1990). Pasado y Presente. Conmemoración de del paraestado. Ensayos sobre la crisis
Una lectura bibliográfica. Bogotá: Cinep. los 40 años del Paro Cívico Nacional. colombiana (pp.105-168). Bogotá: Ilsa
---------------------. (2004). Idas y venidas, Conversatorio llevado a cabo en el Cen- y Cerec.
vueltas y revueltas. La protesta social tro de Memoria, Paz y Reconciliación,
1958-1990. Bogotá: Cinep e Icahn. Bogotá.
Carrillo, Jaime. (1981). Los paros cívicos en Medina, Medófilo. (1984). La protesta Notas
urbana en Colombia en el siglo veinte. 2 Sobre este paro cívico ver Alape,
Colombia. Bogotá: Oveja Negra.
Bogotá: Aurora. 1980 Delgado A., 1978; Delgado O.,
Corredor, Consuelo. (1990). “Modernismo
------------------------. (1997). Dos décadas de 1978, Medina, 1984; Sánchez, 2009;
sin modernidad”, en Controversia (161).
crisis política en Colombia, 1977-1997. Aranguren, 2012.
------------------------. (1992). Los límites de la
En Arango, Luz Gabriela (comp.), La crisis 3 Medófilo Medina (2017) llama la at-
modernización. Bogotá: Cinep y Facultad
socio-política colombiana: un análisis ención al hecho de que la mayoría de los
de Ciencias Económicas, Universidad
no coyuntural de la coyuntura. Bogotá: muertos en Bogotá fueron baleados en
Nacional de Colombia.
Observatorio Socio-político y Cultural, lugares distintos a aquellos donde hubo
Delgado, Álvaro. (mes, 1978). “El paro cívico
Centro de Estudios Sociales, Universidad enfrentamientos entre los manifestantes
nacional”. Estudios Marxistas (15).
Nacional y Fundación Social. y la fuerza pública, cuando ya habían
Delgado, Oscar. (1978). El paro popular
-----------------------. (septiembre, 2017). Di- cesado buena parte de las acciones
del 14 de septiembre de 1977. Bogotá:
mensiones políticas, sociales y económi- colectivas y más bien cayeron cerca de
Latina.
cas del Paro Cívico de 1977. Pasado y sus lugares de habitación.
DNP [Departamento Nacional de
Presente. Conmemoración de los 40 4 Esto venía ocurriendo desde las mani-
Planeación]. (1975). Plan Nacional de De-
años del Paro Cívico Nacional. Conver- festaciones estudiantiles de 1975, a par-
sarrollo “Para cerrar la brecha”. Bogotá:
satorio llevado a cabo en el Centro de tir de las cuales los militares manejaron
Departamento Nacional de Planeación y
Memoria, Paz y Reconciliación, Bogotá. con gran autonomía el orden público,
Presidencia de la República.
Orozco, Iván. (1992). Combatientes, rebel- limitaron las libertades individuales,
García, Martha Cecilia. (1991). Luchas cívicas
des, terroristas. Guerra y derecho en realizaron allanamientos y torturas para
en Bogotá por el derecho a la ciudad
Colombia. Bogotá: Temis. obtener confesiones y recurrieron a los
(1977-1991) (Tesis para optar el título
Sánchez, Ricardo. (2009). El paro del 14 de consejos verbales de guerra para juzgar
de Magíster en Urbanismo). Bogotá:
septiembre de 1977. En ¡Huelga! Luchas a los civiles involucrados en esas protes-
Facultad de Artes, Universidad Nacional
de la clase trabajadores en Colombia, tas (Archila, 1997, p. 6).
de Colombia.
1975-1981 (pp. 359-402). Bogotá: Uni-
versidad Nacional de Colombia.

No. 91 | Junio - Septiembre 2017


.
Movimientos Sociales.

No queremos mina,
queremos vida
A punto de terminar la administración Santos la locomotora mi- Por: Daniela López*
nera finaliza como inició: con un alto nivel de incertidumbre y
con niveles bajos de credibilidad por parte de las comunidades.

U
no de los motores econó-
Al día de hoy las consultas populares han logrado frenar el de- micos más importantes de
sarrollo de grandes proyectos; sin embargo, sigue siendo crítico los dos últimos gobiernos
el escenario para quienes habitan en municipios donde se desa- ha sido la extracción de
rrollan proyectos extractivos, pues el Gobierno busca alternativas minerales. La “locomotora
minera” ha tenido una fuerte oposición
para asegurar la permanencia de las empresas y remediar el freno de parte de diversos sectores que, a tra-
que impusieron las consultas. vés de las consultas populares, se han
manifestado en contra proyectos extrac-
tivos. Un ejemplo de ello es la consul-
ta de Piedras, Tolima, que, en julio del
2013, con 2.971 votos por el “no” y 24
por el “sí”, frenó el proyecto extracti-
vo. Como esta se cuentan 6 consultas
hasta el momento y se tienen previstas
por lo menos 5 más, las cuales se en-
cuentran inscritas en la Registraduría
Nacional del Estado —El Peñón Santan-
der; Granada, Meta; Quindío Córdoba;
Une, Cundinamarca—. Esta situación
ha puesto en jaque a las empresas.
Por tal razón, tanto las empresas
como el Gobierno han usado diferentes
estrategias para deslegitimarlas y, de
esta manera, asegurar el modelo extrac-
tivo. Algunas de estas estrategias han
tenido que ver con crear un escenario
de temor frente a la crisis económica
que puede generar el freno de los pro-
yectos extractivos; con la amenaza de
despidos masivos fruto de la suspen-
sión de actividades e incluso demandas
contra el Estado; con la vinculación de
las consultas con un ambientalismo ex-
tremista, con intereses políticos y con
iniciativas por reformar este mecanismo
de participación. Todos son argumentos
que pretenden combatir la inseguridad
jurídica de las empresas y detener lo
Imagen Coordinadora por el Agua, licencia Creative Commons CC BY 2.0. que algunos han llamado el populismo
minero.
26

“Inseguridad jurídica
para los legales”2

La seguridad jurídica de la que se ha


hablado permanentemente alude a unas
condiciones que el Estado le garantiza
a las empresas para generar una estabi-
lidad legal, económica y jurídica en el
desarrollo de sus actividades, sin repre-
sentar mayores riesgos de inversión. En
el caso de Colombia, se les ha brinda-
do un espacio de alta confianza que, a
raíz de las consultas, se ha puesto en
entredicho. Es por ello que el argumen-
to principal del sector extractivo se ha
construido en relación con la inseguri-
dad jurídica. Fotografía: Santiago La Rotta, licencia Creative Commons CC BY 2.0.
Ahora bien, las respuestas de las em-
presas frente a este tipo de iniciativas
como las consultas populares se han
dado en dos momentos, aunque siem- Gold Ashanti, que interpuso acción de ambiental para explorar pozos petrole-
pre se ha considerado la idea de que es- tutela contra la consultas populares en ros en la Macarena (El Espectador, 6 de
tas se ven afectadas notoriamente aun Piedras Tolima5 y Cajamarca6; y el de agosto del 2017).
cuando son legales y manejan altos ni- Ecopetrol contra el Tribunal Administra- En el caso de Eco Oro, esta denunció
veles de calidad, mientras que a la ile- tivo de Casanare, que pidió suspender al Estado en marzo del 2016 debido a la
galidad se le da vía libre con este tipo de la consulta de Monterey, pues atenta- decisión tomada por la Corte Constitu-
iniciativas. ba contra el contrato de exploración y cional de prohibir la exploración de los
El primer momento ocurre cuando se producción Odisea, cuya aprobación de páramos. Cabe recordar que Eco Oro,
propone la consulta popular por parte manejo ambiental fue dada por Corpo- con el proyecto Angostura, se mantiene
de las alcaldías y la comunidad. En este rinoquia7. en fase de exploración en el páramo de
se ubican estrategias por parte de las En el segundo momento, las respues- Santurbán, allí tiene 14 títulos expedi-
empresas que incluyen: 1) aclaraciones tas de los gremios y las empresas, frente dos y, según sus directivos, se han in-
previas de que el proyecto no está ubi- a las decisiones tomadas por la Corte vertido 240 millones de dólares que no
cado en el municipio que va a realizar se han recuperado9. Ahora, ya en el año
la consulta popular, para evitar que esta 2011, cuando esta empresa se llamaba
se lleve a cabo, como lo hizo Emgesa Grey Star, había renunciado a las explo-
en Cabrera. Esta empresa aclaró días Se les ha brindado un espacio raciones en esta zona; no obstante, en
antes de la consulta que el proyecto no de alta confianza que, a raíz de el 2012 le fue extendida la licencia de
estaba dispuesto para dicho municipio, las consultas, se ha puesto en en- exploración a la empresa Eco Oro, su
sino para Icononzo, Pandi y Venecia, tredicho. Es por ello que el argu- nuevo nombre.
Cundinamarca, en donde se ubicarían mento principal del sector extrac- Frente a las consultas populares, las
seis minicentrales. A pesar de que este tivo se ha construido en relación respuestas han sido: 1) investigaciones
proyecto, según Emgesa, fue modifica- con la inseguridad jurídica. como la que se llevó a cabo en Piedras
do hace tiempo, los habitantes vieron por parte de la Procuraduría; 2) amena-
en este anuncio un intento para frenar za permanente de retirarse de Colombia
la consulta3; 2) convocatorias a diálo- Constitucional y los resultados en las debido a la inseguridad jurídica que ac-
gos con la comunidad con el objetivo de consultas, han sido variadas. Por ejem- tualmente impera en el país, como es el
persuadir la decisión de la consulta; y 3) plo, en cuanto a la decisión de la Corte caso de Anglo Gold Ashanti, Mansaro-
tutelas y demandas al proceso organiza- de negar la explotación en los páramos var y Esmerad Energy, que han mani-
tivo de la consulta, como fue el caso de y en Caño Cristales, se han interpues- festado públicamente que por ahora no
la Asociación Colombiana de Ingenieros to demandas contra el Estado colom- demandarán, aunque depende de lo que
de Petróleos que interpuso una tutela en biano por parte de la empresa Eco Oro logren concretar con el Gobierno10, sin
contra del Tribunal de Cundinamarca por 300 millones de dólares8 y Hupe- embargo, Mansarovar anunció nuevas
por la aprobación de la consulta popular col Operating LLC por $83.000 millo- inversiones con 42 proyectos; 3) hacer
en el municipio de Pasca4; el de Anglo nes al habérsele suspendido la licencia públicas las repercusiones laborales para

No. 91 | Junio - Septiembre 2017


27

las personas oriundas de las zonas, ma- A pesar de haber triunfa- decisión por parte de la empresa, por el
nifestando públicamente los despidos do el No en este municipio contrario, se asume que se seguirá con
masivos, como lo hizo Eco Oro con la hace ya tres años, no hay el proyecto debido a las obligaciones
solicitud emitida al Ministerio de Traba- intención de acogerse a esta que se adquirieron en el momento de
jo en junio del 2016 por medio de la cual decisión por parte de la em- generar el contrato de exploración.
anunció el despido del 54 % de emplea- presa, por el contrario, se La misma estrategia se utiliza actual-
dos de la empresa (Vanguardia.com, 15 asume que se seguirá con el mente para desmontar el triunfo del No
de junio de 2016) y Anglo Gold Ashan- proyecto debido a las obli- a la extracción petrolera en la consul-
ti, que posterior a los resultados de la gaciones que se adquirieron ta popular de Arbeláez, Cundinamar-
Consulta Popular de Cajamarca, emitió en el momento de generar el ca, y en la de Cumaral, Meta, con las
un mensaje11 expresando su decepción contrato de exploración. acciones de tutela interpuestas por la
por tener que retirarse de la zona y con Asociación Colombiana de Ingenieros
ello verse obligado a despedir masiva- de Petróleos13.
mente a los más de 400 trabajadores en Con relación a esta posición negativa
las áreas de operación, administración por parte de las empresas, si bien algu-
y logística; 4) la amenaza de no entre- nas fuentes han anunciado una posible
gar más inversiones en el campo social, consultas mineras, para impedir que se ola de demandas fruto de las consultas
lo cual perjudicará notoriamente las re- sigan proponiendo. populares, aún no se ha interpuesto nin-
giones, tal y como lo hizo Anglo Gold Con las consultas populares reali- guna, pero sí se ha emitido el mensaje
Ashanti, al decir que, debido a la deci- zadas en el municipio de Tauramena, de la gravedad que tendría decirles no a
sión que se tomó a través de la consulta Casanare, en el 2013, se le dijo no a la las empresas, debido a las pérdidas del
popular, frenará la inversión social que extracción de hidrocarburos del proyec- Estado a raíz de las demandas. Actual-
llegaba a los $6.000 millones y la no re- to de Ecopetrol y Ocesa Odisea 3D. Ac- mente, la opción por demandar al Es-
cepción de regalías como lo ha dicho en tualmente, en este municipio, muchos tado no es la más común, ya que este
su comunicado oficial Canacol Energy de los que se oponen a este tipo de ac- ha demostrado su apoyo incondicional a
(11 de julio del 2017), que al final, según tividades, se vienen pronunciando por las empresas, respaldo que se evidenció
el Presidente de la Agencia Nacional de medio de movilizaciones, como la rea- el 11 y 12 de mayo en el Congreso Na-
Hidrocarburos, se verá representado en lizada el 21 de febrero, en la que exigie- cional de Minería realizado en Cartage-
una eventual reforma tributaria que ten- ron respeto por dicho resultado y pidie- na, en donde hicieron presencia, tanto
drán que asumir los colombianos para ron suspender la demanda interpuesta representantes del gobierno como de las
reponer lo que se deja de recibir de las por Ecopetrol al Tribunal Administrativo empresas; este fue asumido como un es-
empresas mineras y petroleras12. de Casanare, con la cual se pretende in- pacio para disipar dudas y para escuchar
Todos estos argumentos, con algo validar los resultados de la consulta, es las preguntas de las multinacionales
de razón, tienen como objetivo princi- decir, que a pesar de haber triunfado el junto con las propuestas del Gobierno
pal lograr un escenario de temor, des- No en este municipio hace ya tres años, frente a la incertidumbre que producen
confianza y desaprobación hacia las no hay intención de acogerse a esta los resultados de las consultas.
Cada una de las conclusiones a las
que se llegó en este Congreso hace pen-
sar que, si bien las consultas tienen una
legitimidad dada por la Constitución de
1991, el Gobierno buscará la forma para
consolidar la presencia de las empresas.

“Hay que frenar el


populismo minero”14

Ahora bien, preocupa la respuesta


del Estado frente a las consultas popula-
res, pues desde el inicio las han deslegi-
timado a través de los medios de comu-
nicación, como puede verse al hacer un
seguimiento de prensa.
Los mensajes constates han crea-
CONSULTA LOS ANTERIORES NÚMEROS do un ambiente de incertidumbre para
Colombia y se resumen en cinco ideas

www.cinep.org.co
28

fundamentales: 1) la crisis económica y estamos listos a hacerles la vida más y la fuerte presión de parte del Gobierno
que podría enfrentar Colombia con la fácil para que su minería, la seria y res- y del Ministerio de Minas en su campa-
retirada de las empresas mineras; 2) el ponsable pueda seguir trabajando. Te- ña por deslegitimarlas, a través de pro-
uso político que están haciendo de es- nemos evidencia para mostrar que ha- nunciamientos tales como: “las comu-
tos mecanismos algunas personas que cemos las cosas bien” (Mundo Minero, nidades ignoran la mayor parte de los
pretenden acrecentar su poder y ganar 2017, p. 8), y de esta manera combatir lo beneficios y reales repercusiones de los
votos a través de engaños, lo que refleja que han llamado el populismo minero16. proyectos extractivos, pues están sien-
un aparente choque entre autoridades Con base en lo anterior, es preocu- do manipuladas por fuerzas políticas”
nacionales y locales; 3) la desinforma- pante que, como resultado de la posi- (El Espectador, 16 de julio del 2017.) o
ción que impera y que motiva estas vo- ción del Gobierno, se dé una eventual “las consultas hacen parte de interés de
taciones; 4) la posible repercusión tribu- anulación de los resultados que hasta proselitismo político y de extremismo
taria causada por la disminución de las ahora se han logrado en los municipios. de grupos ambientalistas” (Congreso
regalías, problema que se ha planteado El comunicado reciente de la puesta en Nacional de Minería, 2017). Estas decla-
en términos de “autonomía local a cam- acción del fraking en medio de toda la raciones anulan la participación cons-
bio de regalías” (Gómez, 9 de agosto etapa de las consultas populares y los ciente y voluntaria de las personas y es
del 2016); y 5) la posición del ministro anuncios como los de Mansarovar con preocupante que esto se dé en medio de
de Minas, quien ha atacado varias ve- nuevas inversiones reafirman la posi- la implementación del Acuerdo de La
ces las consultas y ha resaltado que seis ción del Gobierno frente a la locomotora Habana en el que el punto dos habla,
mil personas no pueden decidir sobre 50 minera, así que, al parecer, la insegu- precisamente, de las garantías de parti-
millones de colombianos. Como lo han ridad se traslada de las empresas a las cipación y de la ley estatutaria que debe
dicho varios comentaristas y analis- comunidades. implementarse17.
tas, los municipios pueden decidir por Por otro lado, llaman la atención es- No obstante el incremento de la
proyectos locales, pero no por proyec- tas iniciativas para regular las consultas conflictividad, el Gobierno mantiene
tos nacionales tales como El Cerrejón o
La Colosa15.
Es importante resaltar que pasar por
encima de otras actividades económi-
cas como la agricultura y causar daños Publicaciones
irreversibles al medio ambiente no es
viable. Lo han manifestado de distintas
formas las comunidades de Cabrera,
Santurbán y Sumapaz. Sin embargo, es
necesario trascender la fase del “No al
extractivismo” a través de las consultas,
como señala Cesar Rodríguez Garavito,
y hacer el tránsito del “voto de protesta
al voto de propuesta” (Rodríguez, 13 de
julio del 2017), entre otras cosas porque,
a pesar de que el Gobierno ha manifes-
tado su voluntad de respetar la decisión
popular, sus iniciativas para frenarlas
son evidentes. Un buen ejemplo de ello
es el proyecto de ley que se está pro-
moviendo, cuyo fin es regular las con-
sultas populares. Otra estrategia ha sido
fortalecer, según el Presidente Santos, la
ecuación “obras por impuestos” y acele-
rar la implementación del fraking para
la explotación de petróleo.
Precisamente, en el Congreso Na-
cional de Minería, el presidente Juan
Manuel Santos y el ministro de Minas
fueron enfáticos al decir que “estamos
listos para seguir trabajando con ustedes
www.cinep.org.co

No. 91 | Junio - Septiembre 2017


29

su apoyo incondicional a las empre- concentrado en promover el interés que estas han dejado en términos
sas en contra de las demandas de las de quienes votaron por el No a la ex- medioambientales, sociales, económi-
comunidades. Si bien el ministro de tracción de minerales y petróleo, para cos y de salud19.
Minas ha motivado públicamente un que reconozcan los supuestos apor-
diálogo con las comunidades a través tes económicos y sociales que hacen *Daniela López
Investigadora del Sistema de Información
de su participación en diferentes foros las empresas a las regiones y, de esta
General del Cinep/PPP.
y conversatorios18, este diálogo se ha manera, nieguen los efectos nocivos

Referencias tales-articulo-706624 Rodríguez, Cesar. (13 de julio del 2017). No


Canacol Energy. (11 de julio del 2017). -----------------(16 de julio del 2017). Consulta basta con decir “no”. El Espectador. Re-
Comunicado oficial sobre consultas popular para frenar hidroeléctrica en cuperado de https://www.elespectador.
populares. Sumapaz. El Espectador. Recuperado de com/opinion/no-basta-con-decir-no-co-
Congreso Nacional de Minería. (11 de mayo https://www.elespectador.com/noticias/ lumna-703011
de 2017). Futuro de la industria en el medio-ambiente/consulta-popular-pa- Vanguardia.com. (15 de junio de 2016).
territorio. Cartagena de Indias. ra-frenar-proyecto-hidroelectrico-en-su- Eco Oro despedirá el 54% del personal.
El Espectador. (6 de agosto del 2017). mapaz-articulo-681741 Vanguardia Liberal. Recuperado de
Millonaria demanda a Colombia por Gómez, Silverio. (9 de agosto del 2016). http://www.vanguardia.com/economia/
proteger a Caño Cristales. El Espectador. Autonomía local a cambio de regalías. local/362180-eco-oro-despediria-el-54-
Recuperado de https://www.elespecta- Mundo Minero. Recuperado de http:// del-personal
dor.com/noticias/judicial/millonaria-de- mundominero.com.co/autonomia-lo-
manda-colombia-por-proteger-cano-cris- cal-a-cambio-de-regalias/

Notas 9 Ver Silva, Sergio. (3 de septimbre del os-en-cajamarca/519988.


2 Expresión frecuentemente utilizada por 2016). Banco Mundial se recrimina por 16 Ver Mundo Minero, (mayo-junio del
el ministro de Minas cuando analiza la Santurbán. El Espectador. Recuperado de 2017). Mandamientos de MinMinas.
oleada de consultas populares contra la https://www.elespectador.com/noticias/ Mundo Minero, (26), 8. Recuperado de
actividad extractiva liderada por empre- medio-ambiente/banco-mundial-se-re- http://mundominero.com.co/?s=Man-
sas como Anglo Gold Ashanti. crimina-santurban-articulo-652743 damientos+de+MinMinas+&x=0&y=0
3 Ver Monsalves, María Mónica. (3 de 10 Consultar Dataifx.com. (5 de junio del y Mundo Minero, (mayo-junio del
marzo del 2017). Consulta popular para 2017). Mansarovar pide al Gobierno 2017). No al populismo minero. Mundo
frenar hidroeléctrica en Sumapaz. El reglas de juego claras para empresas e Minero, (26), 9. Recuperado de http://
Espectador. Archivo de Prensa del Cinep/ inversionistas del sector hidrocarburos. mundominero.com.co/?s=Mandamien-
PPP. Dataifx.com. Recuperado de http:// tos+de+MinMinas+&x=0&y=0
4 Al respecto consultar Consejo de Estado, dataifx.com/noticias/mansarovar-pi- 17 Véase Barrera, Víctor y Coronado, Sergio.
Sala de lo contencioso administrativo, de-al-gobierno-reglas-de-juego-claras-pa- (2016). Recursos mineros y construcción
sección quinta. (24 de julio del 2017). ra-empresas-e-inversionistas-del de paz territorial: ¿Una contradicción
Acción de tutela – Auto 11001-03-15- 11 Ver Anglo Gold Ashanti. (Abril 2017). An- insalvable? En Ulloa, Astrid y Coronado,
000-2017-01790-00. [CP Alberto Yepes gloGold Ashanti acepta resultados de la Sergio (Eds.), Extractivismos y poscon-
Barreiro]. consulta popular y reduce al mínimo sus flicto en Colombia: retos para la paz
5 Consultar Consejo de Estado, Sec- actividades en Cajamarca. http://www. territorial. Bogotá: Universidad Nacional
ción Cuarta. (21 de agosto de 2014). anglogoldashanticolombia.com/noticia/ de Colombia y Cinep/PPP.
Sentencia nº 11001-03-15-000-2013- comunicado-oficial-la-colosa/. 18 Al respecto ver Conversatorio. (17 de
02635-00(AC) [CP Carmen Teresa Ortiz de 12 Consultar El Nuevo Siglo. (9 de junio del agosto del 2017). Necesidad de un
Rodríguez]. 2017). Consultas mineras generarían un diálogo territorial minero energético.
6 Consultar Consejo de Estado , Sala de lo aumento del déficit fiscal. El Nuevo Siglo. Intervención de Germán Arce Ministro
contencioso administrativo, sección quin- Recuperado de http://www.elnuevosiglo. de Minas y Energía. Bogotá: Pontificia
ta. (15 de diciembre del 2016). Acción de com.co/articulos/06-2017-consultas-min- Universidad Javeriana.
tutela 11001-03-15-000-2016-03415-00. eras-y-de-hidrocarburos-generarian-defi- 19 Taborda, Camila. (17 de mayo del 2017).
[CP Carlos Enrique Moreno Rubio]. cit-fiscal Voces desde Cerro Matoso. El Espec-
7 Consultar Consejo de Estado, Sala de 13 Ver ACIPET [Asociación Colombiana de tador. Recuperado de https://www.
lo contencioso administrativo sección Ingenieros de Petróleos]. (24 de agosto elespectador.com/noticias/medio-am-
segunda – subsección “a”. (13 de febrero del 2017). Rueda de Prensa. Recuperado biente/las-enfermedades-del-pueb-
del 2014).Sentencia 11001-03-15-000- de https://acipet.com/noticias/rueda-de- lo-mas-cercano-de-cerro-matoso-artic-
2014-00063-00. [CP Gustavo Eduardo prensa-24-de-agosto/ ulo-694291. Y Olivero, Jesús; Caballero,
Gómez Aranguren]. 14 Dicho en una de las intervenciones del Karina y Guerrero, Angélica, (2014).
8 Al respecto ver Velásquez-Ruiz, Marco. Presidente Manuel Santos en el Congreso “Implicaciones de la minería del carbón
(15 de diciembre del 2016). La increí- Nacional de Minería del 2017. en el ambiente y la salud humana: una
ble historia de la demanda de Eco Oro 15 Véase Semana Video. ¿Puede la locomo- aproximación abreviada del estado del
Minerals contra Colombia. Recuperado tora minera desconocer los resultados arte. En Garay, Luis. Minería en Colom-
de http://blogs.eltiempo.com/des- de las consultas populares como las de bia. Intitucionalidad y Territorio, para-
marcado/2016/12/15/la-increible-histo- Cajamarca? Semana. Recuperado de dojas y conflictos. Bogotá: Contraloría
ria-eco-oro/ http://www.semana.com/nacion/multi- General de la República.
media/semana-en-vivo-proyectos-miner-

www.cinep.org.co
.
Derechos Humanos.

Algunos aprendizajes sobre la construcción de


memoria y derechos de las
víctimas de la violencia política a
partir de la experiencia peruana
En este momento de la historia del país es necesario pensar cómo Por: Angela Ballesteros Gómez
aquellas sociedades que han pasado por periodos de violencia
afrontan la construcción de memoria histórica y derechos de las

A
ntes de entrar en materia,
víctimas. Este artículo presenta algunos aprendizajes prelimina-
resulta oportuno introdu-
res surgidos de la experiencia peruana2 y que resultan útiles para cir un breve contexto so-
Colombia en cuanto al reto de garantizar los derechos de las bre lo ocurrido en Perú.
víctimas de desaparición forzada, la oportunidad que representa Allí, el período de vio-
la conformación de una comisión para esclarecer la verdad, y la lencia política se produjo entre 1980 y
2000, lapso durante el cual fueron ase-
exigencia de imparcialidad en el deber de memoria del Estado.
sinadas y/o desaparecidas aproximada-
mente 70.000 personas. Los actores que
estuvieron involucrados fueron las gue-
rrillas del Sendero Luminoso y el Mo-
vimiento Revolucionario Tupac Amaru
(MRTA); las Fuerzas Armadas, paramili-
tares, comités de autodefensas y rondas
campesinas.
De estas 70.000 víctimas, “el 46% pro-
vocadas por el PCP–Sendero Luminoso;
30 % provocadas por agentes del Esta-
do; y 24% provocadas por otros agentes
o circunstancias —rondas campesinas,
comités de autodefensa, MRTA, grupos
paramilitares, agentes no identificados
o víctimas ocurridas en enfrentamientos
o situaciones de combate armado—”
(CVR, 2003a). Las circunstancias y los
métodos usados en el marco de la vio-
lencia política en Colombia y Perú han
sido diferentes, pero ello no obsta para
que se puedan extraer aprendizajes de
la experiencia peruana.

El reto de garantizar los


derechos de las víctimas
de desaparición forzada

Una de las victimizaciones más difí-


ciles de afrontar es la desaparición for-
zada, debido a que los perpetradores de
La Hoyada, Ayacucho. Octubre de 2016. Fotografía: Angela Ballesteros G. los crímenes se han encargado de que
los restos no sean encontrados y por
31

Mural en el Lugar de la Memoria, la Tolerancia y la Inclusión Social (LUM), Lima, Perú. Octubre de 2016. Fotografía: Angela Ballesteros G.

ende el crimen —la desaparición— se Hoy, el batallón militar aún funcio- esto debido a que presuntamente los
sigue cometiendo indefinidamente. Su- na en zona contigua de La Hoyada. El militares impulsaron la construcción de
mado a esto, el paso del tiempo sin que lote tiene rastros de haber sido objeto casas en Ayacucho, en los bordes del te-
se tomen las medidas adecuadas para de recientes excavaciones a causa de las rreno, al punto que ya se ha invadido
proteger los posibles lugares de entierro exhumaciones que se han realizado; se gran parte de este. Por ello, se cree que
y la inoperancia de las instituciones del observan todavía los vestigios del tan- hasta la fecha muchos cuerpos pueden
Estado, obstaculiza aún más la labor de que de combustible y el horno, que fue- estar enterrados debajo de estas vivien-
encontrar a las víctimas. Todo esto hace ron usados para quemar algunos cuer- das. Para Colombia, este es un ejemplo
que la incertidumbre frente al destino pos de los detenidos. Se calcula que en claro de lo que puede ocurrir si no se
de las víctimas haga más difícil para sus identifican y protegen a tiempo los luga-
familiares dar sentido a lo ocurrido. De res donde se han producido presuntos
ahí la importancia de insistir, una vez entierros clandestinos.
más, en la prioridad que merece apor- El paso del tiempo sin que se Al parecer, las deficiencias en la bús-
tar soluciones eficaces para garantizar tomen las medidas adecuadas queda de las personas desaparecidas
la verdad, la justicia y la reparación de para proteger los posibles lugares en Perú también tenían que ver con la
las víctimas de desaparición forzada en de entierro y la inoperancia de las ausencia de legislación al respecto. Solo
países como Colombia y Perú. instituciones del Estado, obstacu- hasta mediados del 2016 se aprobó la
Según los datos suministrados en liza aún más la labor de encon- Ley N.° 30470, que brinda nuevas herra-
octubre del 2016 por el museo de la trar a las víctimas. mientas para hallar a los desaparecidos.
memoria de la Asociación Nacional de Dicha ley fue recibida con beneplácito
Familiares de Secuestrados, Detenidos por parte de organizaciones de derechos
y Desaparecidos del Perú (Anfasep)3, humanos y de víctimas. Con esta ley la
existen aproximadamente 6.000 fosas ese lote pueden estar 500 restos, de los búsqueda se pudo realizar por razones
—4.000 en Ayacucho— (Cayo, octubre cuales 109 han sido exhumados, pero humanitarias y sin estar supeditada a
del 2016). Una de estas fosas está ubi- solo tres han sido reconocidos como la existencia de un proceso judicial; así
cada donde funcionaba el campo de tiro familiares de víctimas de Anfasep. Ac- mismo, se creó un Registro Nacional de
del cuartel militar Los Cabitos, terreno tualmente, la Hoyada es objeto de dis- Personas Desaparecidas y de Sitios de
conocido como La Hoyada, dentro de la puta4; el lote, que estaba conformado Entierro. Al respecto, el Defensor del
zona periférica de Ayacucho. por 15 hectáreas ha sido reducido a 6, Pueblo de Perú, Eduardo Vega Luna,

www.cinep.org.co
32

Mural en la fachada del Museo de la Asociación Nacional de Familiares de Secuestrados, Detenidos y Desaparecidos del Perú (Anfasep).

ha manifestado que “en los últimos 14 familiares de personas desaparecidas, que asumirá de forma directa y autóno-
años se han recuperado cerca de 1.200 el Estado Colombiano tiene hoy una ma las labores de búsqueda con carácter
cuerpos de los más de 15 mil desapa- profusa legislación, quizás una de las humanitario, sin supeditarlas a la exis-
recidos. Y si hacíamos un cálculo de más completas a nivel regional. Sin tencia de un proceso judicial —al igual
cuánto podría tomar —la búsqueda—, embargo a pesar de esta riqueza nor- que la reciente legislación peruana—.
estábamos hablando de muchísimos mativa, la mayor parte de estas leyes Esta, además, tendría el reto de superar
años para el país. Con esta norma, esos y decretos no se aplican, quedándose todas aquellas falencias que han tenido
plazos y procesos tienen que acelerarse” la materialización de los derechos en los intentos de garantizar la búsqueda
(Zubieta, 22 de junio de 2016, párr. 3). un plano meramente moral, con poco de personas desaparecidas en Colom-
En Colombia, según el reciente in- o ningún impacto en la búsqueda, la bia. En unos años podrá evaluarse si
forme del Centro Nacional de Memoria verdad y la justicia a que tienen dere- esta entidad cumplió con los fines que
Histórica (2016), 60.630 personas han cho las víctimas y los familiares de las se propone.
sido dadas por desaparecidas entre 1970 personas dadas por desaparecidas. En
y 2015, pero el funcionamiento de los Colombia no ha existido una voluntad Oportunidades frente a una
mecanismos legales dispuestos para política real de búsqueda de personas Comisión de la Verdad
buscarlas ha sido objeto de muchas desaparecidas que se vea representa-
críticas. Actualmente, varias organiza- da en un accionar articulado de las Uno de los compromisos del Acuerdo
ciones de víctimas y defensoras de de- instituciones del Estado, en la destina- de Paz firmado entre el Gobierno nacio-
rechos humanos quieren evitar que las ción de recursos humanos, económi- nal y las FARC–EP, en noviembre del
reformas que traería el Acuerdo de La cos y técnicos suficientes para buscar 2016, es la creación de la Comisión para
Habana en esta materia constituyan una a todas las personas desaparecidas, y el Esclarecimiento de la Verdad, la Con-
frustración más, por cuanto estas se li- en la garantía de participación de las vivencia y la no Repetición (CEV). Has-
mitarían a reacomodamientos burocráti- víctimas y las organizaciones en to- ta el momento, lo que se conoce de la
cos o meros cambios de nombre de las dos los procesos de búsqueda, verdad Comisión está en dicho Acuerdo, en el
instituciones. Este diagnóstico es clara- y justicia […] (MTDF, 2016, pp. 3-4). Acto Legislativo 01 del 2017 y en los de-
mente explicado por la Mesa de Trabajo En Colombia, a raíz de lo acordado en cretos 587 y 588 del 5 de abril del 2017.
sobre Desaparición Forzada de la Coor- medio de las negociaciones de paz en La A manera de resumen, según estos
dinación Colombia Europa Estados Uni- Habana, el Acto Legislativo 01 del 2017 documentos, los objetivos de la CEV
dos (CCEEU) al señalar: y el Decreto 589 del 2017 desarrollan la incluyen: contribuir al esclarecimien-
[…] gracias a la incidencia y a la creación de la Unidad para la Búsqueda to de lo ocurrido, promover el reco-
iniciativa de las organizaciones de de Personas Dadas por Desaparecidas, nocimiento de las víctimas y de las

No. 91 | Junio - Septiembre 2017


33

responsabilidades colectivas de los dife- nivel territorial. La Comisión fue inte-


rentes actores, y promover la conviven- grada por un militar, pero no hubo un
cia en los territorios; todo esto respecto delegado de las víctimas. A esto ‘Pepe’
de un amplio mandato que incluye trece Lo ideal es promover la recep- lo calificó como un error, e incluso seña-
temas a tratar5. Además, dentro de los ción de testimonios de forma res- ló que, al finalizar el trabajo, el militar
criterios orientadores para su funciona- ponsable, lo que implica realizar firmó el informe con salvamento de voto
miento se encuentran: la centralidad en un abordaje adecuado con base manifestando que el actuar de la fuerza
las víctimas, la participación, y los enfo- en la experiencia que han adqui- pública no había sido sistemático.
ques territoriales, diferencial y de géne- rido durante décadas las organiza- Actualmente en Colombia hay expec-
ro. El siguiente paso es que un comité ciones de atención psicosocial que tativa frente a la elección de los 11 co-
de escogencia elija a las once personas acompañan a las víctimas misionados que se realizará a finales de
que conformarán la CEV. Se estima que, octubre del 2017. Mediante el Decreto
en el mejor de los casos, esta entraría en 587 del 5 de abril del 2017 se estableció
funcionamiento en junio del 2018. el comité de personas encargadas de lle-
Varios países han hecho uso del me- var a cabo dicha elección y los criterios
canismo de comisiones de la verdad. Colombia, puesto que lo ideal es promo- que deben considerarse para ello; entre
Perú es uno de ellos; allí el informe de ver la recepción de testimonios de forma estos se contempla: que sea un procedi-
la Comisión se publicó en el año 2003 responsable, lo que implica realizar un miento participativo teniendo en cuenta
(CVR, 2003b). Ahora bien, es plausible, abordaje adecuado con base en la expe- las postulaciones que realicen las or-
a partir de dicha experiencia, reflexionar riencia que han adquirido durante déca- ganizaciones de víctimas; la idoneidad
sobre algunos aspectos: das las organizaciones de atención psi- ética, imparcialidad, independencia,
cosocial que acompañan a las víctimas6. compromiso con los derechos humanos,
Participación de las víctimas la justicia, la ausencia de conflictos de
Para que una comisión de la verdad La legitimidad de los comisionados intereses, conocimiento del conflicto ar-
tenga en cuenta las voces de las vícti- Según José Coronel (2016), es muy mado, el Derecho Internacional Huma-
mas, se puede promover la recepción importante la legitimidad de los comi- nitario (DIH) y los derechos humanos;
de testimonios directos y la realización sionados. En Perú, el Presidente nombró la equidad de género, y, por último,
de audiencias públicas. Respecto a los a 12 personas y a varios equipos de las se permite la elección de máximo tres
testimonios, el coordinador del grupo sedes regionales y zonales con aproxi- personas extranjeras (Presidencia de la
de la Comisión de la Verdad que actuó madamente 30 coordinadores, quienes República de Colombia, 5 de abril de
en Ayacucho, José Coronel (2016), me- ejercieron el papel de comisionados a 2017a).
jor conocido en Ayacucho como ‘Pepe’,
dice que la recepción de testimonios di-
rectos fue muy importante. Según él, en
Perú se recibieron casi 17.000 de estos
testimonios, en su mayoría de mujeres
quechuas. No obstante, la Comisión fun-
cionó solo dos años, tiempo que, a su
parecer, fue insuficiente para la cantidad
de testimonios que hubieran querido re-
cibir. En contraste, en Colombia la du-
ración de la CEV será de tres años, pero
la cantidad de víctimas y el periodo del
conflicto han sido mucho mayores que
en Perú, por lo que es posible predecir
que el tiempo también será insuficiente.
Cuando se habla de escuchar los
testimonios de las víctimas el compo-
nente psicosocial suele tener un papel
secundario. Según José Coronel (2016),
al testimoniar se volvieron a abrir las
heridas y, aun cuando había presencia
de sicólogos, esta no fue suficiente. De
ahí la necesidad de hacer énfasis en este Mural en la fachada del Museo de la Asociación Nacional de Familiares de Secuestrados, Detenidos y
Desaparecidos del Perú (Anfasep). Ayacucho. Octubre de 2016. Fotografía: Angela Ballesteros G.
aspecto para la misión que emprenderá

www.cinep.org.co
34

Unos afirman que la Comisión era para


justificar al Ejército y otros que era para
justificar a Sendero Luminoso. No obs-
tante, a pesar de las inconformidades,
Coronel (2016) afirma que el reconoci-
miento del informe va en aumento.
Coronel (2016) también habló sobre
cómo la Comisión no reconoció a las
víctimas pertenecientes a Sendero Lu-
minoso. En el caso de Colombia, el artí-
culo 11 del decreto 588 del 2017 estable-
ce que la CEV esclarezca lo relacionado
con el impacto del conflicto sobre los
combatientes, sus familias y entornos.
A partir de allí se esperaría que la Comi-
sión reconozca las infracciones al DIH
y las violaciones de DD. HH. cometidas
contra los combatientes de los grupos
armados legales e ilegales.

El monumento “El ojo que llora” fue construido en homenaje a las víctimas del conflicto interno en Perú.
Fotografía: Martha Cecilia García

Enfoque territorial Este lugar, como la memo-


aisladas, que se superen las barreras del ria en sí misma, tiene amigos y
En Colombia, uno de los criterios lenguaje y la geografía para que, en todo enemigos, interpretaciones plu-
previstos para la elección de comisiona- caso, no se prescinda de las versiones rivalentes; hay quienes lo atacan
dos es la representación regional. Justa- de las víctimas que están en las diversas porque quieren que la época de
mente, uno de los principios de funcio- regiones del país. Si se toman en cuen- la violencia no se recuerde o que,
namiento de la Comisión es el enfoque ta exclusivamente las fuentes de infor- en caso de hacerlo, se haga de una
territorial; se espera se vea reflejado mación producidas en la capital y los forma parcializada.
en el trabajo de la Comisión y que se grandes centros poblados, se estarían
tenga en cuenta la forma como se ha soslayando, una vez más, los derechos
desarrollado el conflicto y los impactos de las víctimas.
que este ha tenido en las regiones más
apartadas. Grado de apropiación del informe En Perú, a raíz de la publicación del
En el caso de Perú se crearon cinco El trabajo de la Comisión de la Ver- informe, algunas organizaciones de la
sedes regionales de la Comisión, todas dad en Perú implicó un reconocimien- sociedad impulsaron la construcción
ubicadas en las zonas más afectadas por to de las víctimas y de la “violencia de de un monumento que representara ar-
la violencia. Esto fue determinante para origen político” hasta entonces no reali- tísticamente lo ocurrido. De este modo
la recepción de los testimonios. En la zado. Las audiencias públicas y la visi- se erigió El Ojo que Llora, ubicado en
provincia de Ayacucho, muchas perso- bilización de las victimizaciones come- el parque Campo de Marte, lugar que
nas querían que la Comisión estuviera tidas, especialmente contra la población suele pasar desapercibido debido a su
conformada por gente local, por lo me- indígena, es algo que se impulsó nota- difícil acceso. El monumento ha sido
nos quechua-hablantes, pero ello no fue blemente con la Comisión, lo cual arro- objeto de ataques en varias ocasiones,
posible porque uno de los requisitos era ja un balance general positivo. Sin em- sus láminas de piedra han sido rotas y
que los funcionarios no tuvieran fami- bargo, en Colombia es posible que un los nombres de las víctimas borrados
liares víctimas, lo cual era difícil de en- informe de la Comisión de la Verdad no con pintura de colores y con ácido7. Este
contrar en esa zona. deje satisfechos a todos los sectores de podría haber sido el símbolo oficial y
Ahora bien, con respecto a Colom- la población. En Perú ello no fue la ex- unánime de reconocimiento de la vio-
bia es importante que durante los tres cepción, según José Coronel (2016), ac- lencia y de homenaje a todas las vícti-
años de funcionamiento de la Comisión tualmente no existe consenso nacional mas más importante; sin embargo, este
se apliquen mecanismos que permitan en el informe: empresarios y políticos lugar, como la memoria en sí misma,
la presencia y el acompañamiento per- siguen considerando que hubo terroris- tiene amigos y enemigos, interpretacio-
manentes del Estado a las poblaciones tas y que el informe en parte lo encubre. nes plurivalentes; hay quienes lo atacan

No. 91 | Junio - Septiembre 2017


35

porque quieren que la época de la vio- que en Perú. A pesar de ello, en ambos equiparar con la categoría que tendría
lencia no se recuerde o que, en caso de países pueden existir ejemplos que evi- un museo nacional de la memoria— no
hacerlo, se haga de una forma parciali- dencian los momentos en se cae en la estuvo a cargo del Ministerio de Cultura,
zada. Tal vez la falta de apropiación de tentación de usar el privilegio de ser como lo está ahora, sino de una comi-
este lugar sea un reflejo de la inexisten- Estado para promover memorias ofi- sión de alto nivel y más independiente.
cia de consenso y apropiación absoluta ciales y dominantes, algunos de esos Al parecer ese fue un factor determi-
del mismo informe, sus conclusiones y ejemplos son: nante para que dentro de la exposición
recomendaciones. se incluyeran las afectaciones causadas
Participación en las instancias por los agentes del Estado10. A pesar de
La mayor independencia de decisión ello, al visitar el lugar llama la atención
posible en el ejercicio del La manera como se conforman las que una de las primeras láminas con
deber de memoria del Estado instancias encargadas de la gestión y que se encuentran los visitantes se titu-
administración de los museos de me- la “organización interna de los grupos
Una de las obligaciones del Estado moria y centros de memoria promovi- terroristas”, allí aparece un organigrama
en materia de memoria es generar ga- dos por el Estado es determinante para de las guerrillas cuya ubicación las sitúa
rantías para todos los actores y escena- garantizar la inclusión de las memorias como el origen del conflicto; en cambio,
rios que contribuyan a la construcción y más acalladas, especialmente en el mo- no se hace mención a las causas que
circulación de memorias, y que las en- mento de establecer los que luego serán motivaron el surgimiento de la violencia
tidades públicas creadas durante el de- íconos, como, por ejemplo, los museos política y, por el contrario, se califica su
sarrollo de las políticas de memoria no nacionales de memoria o los informes accionar con la etiqueta de terrorismo,
tengan la pretensión de convertirse en de comisiones de la verdad. Lo anterior sin que esto se aplique también para los
generadoras de memorias oficiales. Lo se debe a que este tipo de formas de crímenes del Estado.
anterior es coherente con lo contempla- materializar la memoria tienden a tener Al visitar el museo de memoria co-
do en el artículo 143 de la Ley 1448 del una posición dominante9 en la medida munitario de la organización Anfasep,
20118. Sin embargo, a la hora de poner en que lo que allí se refleja y expresa en Ayacucho, la percepción es diferente.
en marcha políticas públicas en materia repercute en lo que más adelante serán Allí, en la primera parte de la exposi-
de memoria, se producen retos especia- —posiblemente— historias oficiales. ción el guía del museo hace énfasis en
les y diferentes de otro tipo de deman- Recientemente se conoció un ejemplo el fuerte reproche que merece el hecho
das, esto se debe a que surge la nece- de aquellas medidas que pueden afectar de que las llamadas “fuerzas del orden”
sidad de exigir la mayor imparcialidad la independencia de estas instituciones —como le suelen llamar a la fuerza pú-
posible, algo que contradice el sentido en Colombia. El Gobierno nacional emi- blica en Perú—, depositarias de la con-
mismo del Estado, pues este posee en tió el Decreto 502 del 27 de marzo del fianza de la población, repelieran a las
sí mismo todos los recursos, funciona- 2017 mediante el cual le otorgó un pues- guerrillas atacando a su paso al resto de
rios, infraestructura y andamiaje para to al Ministerio de Defensa en el comité la población.
ejercer un papel dominante Esto último, directivo del CNMH (Presidencia de la En Perú es común encontrar que la
precisamente, es lo que se desea evitar, República de Colombia, 27 de marzo gente se refiera a la época del terroris-
pues las versiones que el Estado decida de 2017), esto ha sido objeto de fuer- mo —no de la violencia política ni de
apoyar pueden contribuir o atacar la le- tes críticas por parte de organizaciones conflicto armado—, y terrorismo se en-
gitimidad del mismo Estado. defensoras de derechos humanos y de tiende especialmente el ejercido por las
El dilema de exigir políticas públicas víctimas cuyos perpetradores han sido guerrillas, no por los agentes estatales.
en esta materia consiste en que, por un la fuerza pública, quienes, a su vez, de- Se presupone que fueron estos últimos
lado, ello puede dotar de mayor estabi- penden de dicho Ministerio. Ese error quienes habrían tenido que repeler los
lidad a las instituciones que se encargan no debería replicarse en la Comisión de hechos cometidos por las guerrillas.
de la promoción de la memoria, pero, la Verdad, pues no sería legítimo incluir Este tipo de concepciones son fácilmen-
por otro,, pueden llegar a ser tan robus- allí a personas que hayan representado te alimentadas cuando el fin del con-
tas y acaparadoras que opaquen otros a uno de los actores perpetradores de flicto se produce por la derrota del ad-
espacios no alineados con las mismas. violencia, tal como ocurrió en Perú don- versario, tal como ocurrió en Perú. Los
En el caso de Colombia, se ha desarro- de, como se mencionó antes, uno de los lugares de memoria oficiales y los co-
llado legislación al respecto y existe una comisionados fue un militar. munitarios cumplen papeles distintos.
entidad encargada exclusivamente de Por esta razón, es importante equilibrar
este tema; a saber, el Centro Nacional Garantías para la circulación de las las garantías que tienen unos y otros
de Memoria Histórica (CNMH). En este memorias más acalladas para funcionar y difundir las memorias
sentido, los pasos que se han dado con La gestación del Lugar de la Me- más acalladas11.
miras a la construcción de una política moria, la Tolerancia y la Inclusión So- Antes de finalizar, se pueden tener
pública en la materia son más sólidos cial (LUM), en Perú —el cual se puede en cuenta un par de aspectos llamativos

www.cinep.org.co
36

sobre la experiencia peruana: el prime- comprensible, pero si en algún momento forma negociada, mientras que en Perú
ro, referido a no enjuiciar negativamen- se llega a escuchar a los perpetradores, se produjo como consecuencia de una
te a priori la escucha de los victimarios debe hacerse con ciertas condiciones13. derrota de los grupos guerrilleros, cuyos
y, el segundo, a valorar el potencial que En todo caso, el hecho de escucharlos principales líderes fueron encarcelados.
representa para Colombia la salida ne- no tiene que ver necesariamente con los Entonces, es necesario hacer que la
gociada del conflicto. también controvertidos conceptos de ventaja que puede representar esta vía
Más allá del trabajo de escucha hacia reconciliación o de perdón, tendría que negociada se vea reflejada en la inter-
las víctimas que representó la Comisión, ver más y especialmente, con la forma pretación del pasado, en el reconoci-
también llama la atención que en Perú en que ello puede contribuir a la ver- miento de todas las responsabilidades y
existen trabajos de memoria hechos por dad, la reparación y la elaboración de la construcción de condiciones para que
organizaciones de víctimas, los cuales memorias. las memorias de las víctimas tengan un
tienen en cuenta testimonios de perpe- Por último, la salida negociada del papel privilegiado14, de tal manera que
tradores, sin que ello implique la justi- conflicto es un aspecto que puede mar- se contribuya con la ambiciosa tarea
ficación de sus acciones12, ello tal vez car diferencias en cuanto a la forma en de una sanción moral suficiente, tanto
pueda explicarse por el paso del tiempo, que están dispuestas las condiciones frente a los crímenes como a las causas
pues el fin del conflicto fue en el 2000, para abordar las narraciones e inter- del conflicto.
y los trabajos acá mencionados son de pretaciones sobre el conflicto armado
años recientes. y la violencia política. En Colombia, *Angela Ballesteros Gómez
En Colombia, ese aspecto aún el fin del conflicto con la guerrilla de Investigadora del equipo de Derechos
Humanos del Cinep/PPP.
causa mucha prevención y ello es las FARC–EP sucedió recientemente de

Referencias DDHH/FINAL-AGOSTO/1.5.VIOLENCIA%20 abril de 2017b). Por medio del cual se or-


Cayo, Anival (apuntes del autor, octubre del SEXUAL%20CONTRA%20LA%20MUJER.pdf ganiza la Comisión para el Esclarecimiento
2016). Guía del museo de Anfasep. Ayacu- Ejército del Perú (2012). En honor a la verdad: de la Verdad, la Convivencia y la no Repet-
cho, Perú. versión del Ejército sobre su participación ición. [Decreto 588 del 5 de abril de 2017].
CNMH [Centro Nacional de Memoria Históri- en la defensa del sistema democrático Recuperado de http://es.presidencia.gov.
ca] (2013). ¡Basta Ya! Colombia: Memorias contra las organizaciones terroristas. Lima: co/normativa/normativa/DECRETO%20
de guerra y dignidad. Bogotá: Imprenta Gráfica Cánepa. 588%20DEL%2005%20DE%20ABRIL%20
Nacional de Colombia. Ley N° 1448. Bogotá, Colombia, 10 de junio DE%202017.pdf
CNMH [Centro Nacional de Memoria de 2011 Traverso, Enzo. (2007). Historia y Memoria:
Histórica]. (2016). Lanzamiento de informe MTDF [Mesa de Trabajo sobre Desaparición notas sobre un debate. En Marina Franco y
nacional de desaparición forzada. Recu- Forzada]. (2016). Recomendaciones y Florencia Levín (comps.), Historia Reciente.
perado de http://www.centrodememori- propuestas de las víctimas, organizaciones Perspectivas y desafíos para un campo en
ahistorica.gov.co/noticias/noticias-cmh/ de derechos humanos y especializadas construcción (pp. 86-88). Buenos Aires,
lanzamiento-de-informe-nacional-de-desa- para la puesta en marcha de medidas ur- Paidós.
paricion-forzada gentes humanitarias, el fortalecimiento in- Zubieta, René. (22 de junio de 2016). Ley de
Cinep/PPP [Centro de Investigación y Edu- stitucional y la nueva unidad de búsqueda búsqueda de desaparecidos: sus claves e
cación Popular/ Programa por la Paz]. de personas dadas por desaparecidas en el importancia. 22 de junio de 2016. El Com-
(2016). Sistema de Información de Violen- marco del comunicado 062 de La Habana. ercio. Recuperado de http://elcomercio.
cia Política en Línea, SIVeL. Banco de Datos Recuperado de http://coeuropa.org.co/ pe/politica/gobierno/ley-busqueda-desa-
de Derechos Humanos y Violencia Política. wp-content/uploads/2016/03/RecomVicti- parecidos-sus-claves-importancia-noti-
Bogotá: Cinep/PPP. mas_Com62_FINAL_15_03_2016.pdf cia-1911229
Coronel, José (Comunicación personal, octu- Presidencia de la República de Colombia. (27
de marzo de 2017) Por medio del cual se
bre del 2016) Ayacucho, Perú.
modifica parcialmente el Decreto 4803 de
Notas
CVR [Comisión de la Verdad y Reconciliación]. 2 A partir de las impresiones iniciales que
(2003a). Anexo 2 ¿Cuántos peruanos 2011. [Decreto 502 de 2017]. Recuperado
surgen de lo observado en medio de un
murieron? Estimación del total de víctimas de http://es.presidencia.gov.co/normativa/
corto viaje de intercambio de experiencias
causadas por el conflicto armado interno normativa/DECRETO%20502%20DEL%20
sobre memoria y reconciliación en Lima
entre 1980 y el 2000. En Informe Final 27%20DE%20MARZO%20DE%202017.pdf
y Ayacucho, promovido por la Agencia
Comisión de la verdad y Reconciliación Presidencia de la República de Colombia. (5
Alemana de Cooperación–GIZ, en octubre
(pp. 13-55). Recuperado de http://www. de abril de 2017a). Por el cual se conforma
del 2016, con el fin de conocer lugares de
cverdad.org.pe/ifinal/pdf/Tomo%20-%20 el Comité de Escogencia para la selección
memoria, organizaciones de víctimas, de la
ANEXOS/ANEXO%202.pdf de unos miembros del Sistema Integral
sociedad civil y personas involucradas con
CVR [Comisión de la Verdad y Reconciliación]. de Verdad, Justicia, Reparación y No
la Comisión de la Verdad y Reconciliación
(2003b). Violencia sexual contra la mujer. Repetición (SIVJRNR). [Decreto 587 del 5
que operó en ese país.
En Informe Final Comisión de la verdad de abril de 2017]. Recuperado de http://
3 Esta organización se gestó en 1983, en Ay-
y Reconciliación (pp. 263-384). Perú. es.presidencia.gov.co/normativa/norma-
acucho, provincia que sufrió en mayor par-
Recuperado de http://www.cverdad.org. tiva/DECRETO%20587%20DEL%2005%20
te el conflicto, llegó a tener 800 integrantes
pe/ifinal/pdf/TOMO%20VI/SECCION%20 DE%20ABRIL%20DE%202017.pdf
y actualmente cuenta con 200, la gran
CUARTA-Crimenes%20y%20violaciones%20 Presidencia de la República de Colombia. (5 de
mayoría son mujeres quechua-hablantes y

No. 91 | Junio - Septiembre 2017


37

sus lideresas son llamadas ‘Mamá’, como En ningún caso las instituciones del Estado Violencia política del Cinep/PPP, que data
la Mamá Angélica Mendoza, cofundadora podrán impulsar o promover ejercicios del año 1988, el principal perpetrador
de Anfasep, quien murió el 28 de agosto orientados a la construcción de una his- de infracciones al DIH son, en orden:
del 2017. toria o verdad oficial que niegue, vulnere paramilitares, FARC-EP y Ejercito Nacional
4 Anfasep quiere construir un santuario, o restrinja los principios constitucionales (Cinep/PPP, 2016). En similar sentido, el
por ahora hay una cruz blanca en uno de de pluralidad, participación y solidaridad Informe ¡Basta Ya!, del CNMH, señala que
los extremos del lote en la que se lee “La y los derechos de libertad de expresión y el principal perpetrador de masacres ocur-
Hoyada: santuario por la memoria. Entre pensamiento...” (Ley 1448, 2011). ridas entre 1980 y 2012 son los grupos
1983-1985 cientos de personas fueron 9 Según Enzo Traverso: “Hay memorias paramilitares, seguidos de las guerrillas, y
asesinadas, enterradas e incineradas oficiales, mantenidas por instituciones, a su vez seguidos de la Fuerza pública; otro
clandestinamente en este lugar”. Actual- incluso por los Estados, y memorias tanto cometidas por grupos amados sin
mente exigen que el gobierno cumpla los subterráneas, ocultas o prohibidas. La identificar y otras cometidas en conjunto
compromisos de protección del terreno. visibilidad y el reconocimiento de una entre la fuerza pública y los paramilitares.
5 El artículo 11 del Decreto 588 del 5 de memoria dependen también de la fuerza Igualmente, respecto a los asesinatos
abril del 2017 establece que el Mandato de sus portadores (…). Cuanto más fuerte selectivos ocurridos en el mismo periodo,
de la CEV incluye esclarecer y promover es la memoria —en términos de reconoci- los principales victimarios son los grupos
el reconocimiento de: graves violaciones miento público e institucional—, el pasado paramilitares, seguidos de grupos sin iden-
de Derechos Humanos e infracciones del cual ésta es un vector se torna más tificar, FARC-EP y fuerza pública (CNMH,
del Derecho Internacional Humanitario; susceptible de ser explorado y transforma- 2013, pp. 36-37). En Perú, la fuerza pública
responsabilidades colectivas de todos do en historia” (Traverso, 2007, pp. 86 y corresponde al principal perpetrador de vi-
los actores, incluyendo Estado, gobierno, 88). olencia sexual: “Esta práctica es imputable,
guerrillas, paramilitares, o cualquier otro 10 En Colombia existe un debate en torno dada la envergadura que adquirió en el
grupo o organización; el impacto social y al tema de la responsabilidad estatal en curso de la lucha antisubversiva, en primer
humano del conflicto; impacto en el ejer- los crímenes, por un lado, se sostiene el término, a agentes estatales miembros del
cicio de la política y en particular de los carácter sistemático de los hechos come- Ejército, de la Marina Guerra, de las Fuer-
grupos de oposición; impacto en los com- tidos por la fuerza pública y por otro lado zas Policiales. En segundo término, ella es
batientes y sus familias; paramilitarismo; se señala que estos solo son casos aislados imputable, aunque en menor medida a
desplazamiento forzado; cultivos de uso cometidos por “manzanas podridas” que miembros de los grupos subversivos, PCP-
ilícito; los procesos de resiliencia de las no comprometen a la institución. En Perú, SL y MRTA” (CVR, 2003b, p. 1).
comunidades (Presidencia de la República al parecer, se presenta el mismo debate, 12 Documentales como Caminantes de la
de Colombia, 5 de abril de 2017b). pues una de las frases de la exposición Memoria, de Heder Soto, y Entre Memori-
6 Algunos ejemplos son: el informe El cami- del LUM es la siguiente: “Las Fuerzas del as, de Martha-Cecilia Dietrich.
no de vuelta de la memoria de la Comisión orden y las autoridades civiles sacrifica- 13 Una experiencia de diálogo con perpe-
de Verdad y Mujeres de la Ruta Pacífica ron la vida y sufrieron gravísimos daños tradores fue expuesta por la directora
de Mujeres, que recoge las reflexiones de al combatirlos. Tanto la Policía Nacional del Museo Nacional de la Memoria en
1000 mujeres víctimas de Colombia; y la como las Fuerzas Armadas trabajaron Colombia, en marzo del 2017, quien
experiencia de varias organizaciones y per- en condiciones muy difíciles con pocos mencionaba que para esa difícil tarea
sonas dedicadas a la atención de víctimas, recursos y escasa dirección política. Luego llegaron a algunos acuerdos que consistían
que hoy conforman la Mesa Psicosocial. de varios años, un conjunto de aprendiza- en condicionar los diálogos al hecho de
7 El parque está ubicado en el mismo sector jes permitió una lucha más eficaz y menos que los perpetradores: 1. No justificaran
donde se encuentran las sedes de varios violenta. Un trabajo coordinado con la haber cometido los crímenes contra
ministerios, como el de Defensa. No tiene población y el acceso a mayores recursos ciertas personas; 2. No negaran lo que ya
financiación que permita su mantenimien- generaron mejores resultados” (LUM, s.f.). estaba probado y 3. No discriminaran con
to ni la presencia de funcionarios que lo Además, se cita la frase del libro En honor el lenguaje.
conserven y faciliten las visitas del público. a la verdad: versión del Ejército sobre su
El acceso al lugar casi siempre permanece participación en la defensa del sistema 14 Hay quienes afirman que, en Perú,
cerrado y el ataque más reciente contra el democrático contra las organizaciones después de 16 años de terminada la
monumento ocurrió en el mes de marzo. terroristas: “El Ejército del Perú condena guerra, el Estado no ha hecho mucho para
No obstante, también hay para quienes los actos contrarios a la ley realizados por superar el tema de víctimas, y hubo un
este monumento resulta ser su lápida ciertos miembros de las Fuerzas Armadas periodo en que la gente no quería saber
simbólica. y Policiales, quienes actuaron individual- nada de recordar y exigir, es decir querían
8 El artículo 143 de la ley 1448 del 2011 es- mente y no como parte de una política de “vivir su paz”. En Colombia resultaría desa-
tablece que: “El deber de Memoria del Es- exterminio dictada por alguna autoridad fortunado que en la época de posacuerdo
tado se traduce en propiciar las garantías y castrense” (Lima, 2012, p. 331). se dejara de hacer memoria, cuando, de
condiciones necesarias para que la socie- 11 Puede haber distintas memorias ocultas, hecho, ya se ha venido haciendo en medio
dad, a través de sus diferentes expresiones débiles o más acalladas en medio de la del conflicto y es una tarea que no se ag-
tales como víctimas, academia, centros violencia política, por ejemplo, las de las ota. Si bien es cierto que se debe apostar
de pensamiento, organizaciones sociales, víctimas de grupos de la población que ya por aprovechar las oportunidades que se
organizaciones de víctimas y de derechos han sufrido otro tipo de discriminaciones, generan con la creación de las instancias
humanos, así como los organismos del como las minorías étnicas, las mujeres del SIVJR, es necesario recalcar que no se
Estado que cuenten con competencia, o la población LGBTI. También la de las deben dejar de apoyar las expresiones de
autonomía y recursos, puedan avanzar en víctimas de hechos cometidos por agentes memoria que no estén necesariamente
ejercicios de reconstrucción de memoria estatales y paraestatales, que en Colombia ligadas o puestas en función de estas
como aporte a la realización del derecho a corresponden al principal perpetrador nuevas instancias.
la verdad del que son titulares las víctimas de violencia. Según la base de datos del
y la sociedad en su conjunto. Parágrafo. Banco de Datos de Derechos Humanos y

www.cinep.org.co
.
Derechos Humanos.

Revisión de casos
revista Noche y
Niebla
Presentamos en este artículo, una revisión analítica de los casos
FICHA TÉCNICA
de violaciones a los derechos humanos en el departamento del Departamento: Tolima
Tolima recopilados en la revista Noche y Niebla. Las cifras com- Desde julio de 2015 hasta junio de 2016
pletas de casos y víctimas, así como las circunstancias de cada Desglose por municipios, número de
caso, se pueden consultar en los números 52 y 53 de la revista. El casos, responsables y motivos.
objetivo de este análisis es tratar de escudriñar algunas circuns-
tancias más generales que permitan evaluar las distintas situacio- Por: Alejandro Angulo Novoa, S.J.*
nes en que se encuentran los derechos humanos y sus defensores
en Colombia. Análisis del motivo político

Cuadro 1: Número de casos por mes y año El Tolima abarca 47 munici-


pios. En el período que comprende de
2015 2016 julio de 2015 a julio de 2016, tan solo he-
mos recibido en Noche y Niebla reportes
Julio 02 Enero 02
de violaciones de derechos humanos de
Agosto 03 Febrero 04 14 de ellos. Tener información del 30 %
Septiembre 01 Marzo 02
de las circunscripciones no significa que
las dos terceras partes del departamento
Octubre 02 Abril 0 estén en paz, como veremos más ade-
lante. Sin embargo, estos reportes de ca-
Noviembre 03 Mayo 0
sos, aunque incompletos, nos permiten
Diciembre 04 Junio 0 hacer algunas observaciones pertinen-
Total 15 Total 08 tes y conjeturar que, aunque a prime-
ra vista parezcan casos aislados, estos
terminan por escalonarse en el tiempo
Cuadro 2: Número de casos por municipio de 1º julio 2015 a 30 junio 2016
y en el espacio de manera sospechosa,
2015 2016 por su frecuencia, su intencionalidad y
la forma de ejecución.
Ibagué 02 Chaparral 01 El motivo más numeroso de las agre-
Cajamarca 03 Herveo 01 siones es el atentado contra personas o
grupos empeñados, de alguna manera,
Ataco 01 Honda 01 en la actividad política (cuadro 3). Co-
menzando por el asesinato de dos diri-
Purificación 02 Icononzo 01
gentes campesinos en la vereda Monte-
Saldaña 03 Rovira 01 loro, municipio de Ataco, al salir de un
mitin político y el asesinato de un cono-
Alpujarra 04 Valle de San Juan 01
cido y reconocido dirigente indígena en
Ambalema 15 Villahermosa 01 Coyaima, militante del partido comunis-
ta y miembro de la Unión Patriótica. Si-
guiendo por las amenazas a los alcaldes
39

Cuadro 3: Responsables y motivos de las agresiones denuncia que desde su elección recibe
llamadas telefónicas anónimas amena-
2015 2016 zantes y es apostrofada en la calle: “si
Anónimos 15 Activismo político 13 ocupa la curul, se muere”.
Intolerancia social En el caso de Saldaña, en enero del
Paramilitares 04 04
2016, están involucrados tres concejales
Farc 02 Amenazas/Minería 03 y un comerciante. Uno de los conceja-
Brutalidad policíaca les ya había salido ileso de seis dispa-
ELN 01 03
ros; ahora, según la denuncia, en uno
Policía 01 Negocios 01 de los panfletos difundidos en la región
se lee: “...en vez de asesinar a los con-
sumidores y expendedores de estupefa-
de Alpujarra, Herveo, Villahermosa e cientes, se debe acabar con la vida de
Icononzo, a este último intimándole estas personas [los políticos], quienes
para que renuncie y se marche del pue- supuestamente serían más nocivas para
blo. Así mismo, por las intimidaciones La reivindicación fundamental el municipio”.
a la personera municipal de Ataco, a un de los dos movimientos es que El periodista de Honda, ya amena-
diputado de Purificación, a la candidata les roban sus tierras a mano ar- zado antes, se entera, por amigos, de
del Polo Democrático al Concejo de Am- mada y el Gobierno aparenta que que intentan matarlo durante el debate
balema, al personero de Anazoátegui, a ni se entera. que está organizando; decide, entonces,
tres concejales de Saldaña y a un perio- cancelarlo y denunciar. En Ibagué, las
dista que organiza un debate político en amenazas a los integrantes de la Mesa
Honda. Por último, en Ibagué, la capital de Víctimas vienen de tiempo atrás y
del departamento, durante el año 2015, tienen como trasfondo impedir la resti-
amenazaron a miembros de la Mesa De- tución a sus antiguos ocupantes de las
partamental de Víctimas del Tolima el 31 48 horas para que se vaya porque está tierras robadas por ‘los nuevos dueños’.
de agosto, a un candidato conservador a afectando al proceso de La Habana. Al Los mismos que en el debate nacional
la Asamblea el 2 de octubre, a un con- diputado electo de Purificación, motoci- actual encuentran tan injusta la justicia
cejal del Movimiento de Autoridades In- clistas embozados, intentan impedirle transicional. Este es uno de los viejos
dígenas de Colombia el 3 de diciembre, que se posesione de su cargo y, para problemas nacionales serios que siguen
y a miembros de la Marcha Patriótica el confirmar el riesgo que corre, le queman sobre la mesa en este momento.
22 de mayo del 2016. el carro que había dejado al cuidado de Se podría conjeturar que también el
A la personera de Ataco, en comu- su hijo y le mandan el mensaje con este. atentado a balazos contra el concejal del
nicación telefónica anónima, le dan La candidata del Polo en Ambalema Movimiento de Autoridades Indígenas,

ESPECIAL

Córdoba
ENTRE MEMORIAS
DEL CONFLICTO Y
AC C I O N E S D E PA Z

www.cinep.org.co
40

así como contra los miembros de la Mar- los que se decretaba el toque de queda
cha Patriótica tienen un objetivo análo- a partir de las 10 de la noche. Es verdad
go, aunque las fuentes no lo consignen, El móvil de la intolerancia, en que se trata de un rumor, pero como vi-
puesto que la reivindicación fundamen- todos los casos aquí registrados, mos más arriba, al periodista de Honda
tal de los dos movimientos es que les ro- es el microtráfico, que suele ir co- lo salvó el rumor en torno al debate que
ban sus tierras a mano armada y el Go- nectado con la prostitución. trataba de convocar.
bierno aparenta que ni se entera. Estos Los municipios relacionados por la
silencios de la prensa son parte de otro Policía de Ibagué, están situados en una
problema nacional grave. Y, por último, diagonal que desciende 620 metros, des-
el atentado al candidato conservador a de Rovira, situada a 33 kilómetros al sur
la Asamblea, en el que hieren ligera- colofón: “No respondemos por amigos y de la capital, a 949 metros sobre el nivel
mente a su acompañante, pareciera ser familiares que estén cerca de los amena- del mar, hasta los 329 metros s.n.m. de
un caso de delincuencia común, a juz- zados”. También registramos otro caso Purificación, al borde del río Magda-
gar por las declaraciones del mismo y de de esa misma patología social de intole- lena, pasando por San Luis, Guamo y
la Policía, pero que, mirado en el con- rancia asesina, aunque sin muertos, en Saldaña. El único lugar fuera de dicha
junto de los hechos violentos reseñados Purificación, donde los panfletos ame- diagonal, aludido en el mismo informe,
y teniendo en cuenta la prestancia local nazan a vendedores y consumidores de es el corregimiento de Gaitania, en el
del agredido, muestra cómo el ejercicio alucinógenos, ladrones y practicantes municipio de Planadas, en el extremo
de la política en ‘algunos rincones’ de de la prostitución. sur del Tolima. Los hechos reseñados
este departamento, comenzando por su Parte de la explicación de este doble ocurren, entonces, en una amplia región
capital, es una actividad muy riesgosa. homicidio, perpetrado el 18 de noviem- central del departamento y en ciudades
bre del 2015 en Saldaña, se descubre intermedias importantes.
Análisis de la intolerancia social en el informe policial sobre microtráfi- El móvil de la intolerancia, en todos
co citado por la prensa local: “La pro- los casos aquí registrados, es el micro-
El segundo motivo para agredir, se- blemática del Guamo es una extensión tráfico, que suele ir conectado con la
gún se ve en el cuadro 3, es la así lla- a Saldaña (sic)... Este año en Guamo prostitución. Esta última aparece como
mada intolerancia social, cuya formula- hubo una serie de asesinatos y todo era el motivo del homicidio doble en Sal-
ción se da en el panfleto que condena a una ‘guerra’ entre vendedores de sus- daña, pero no se excluye que también
muerte a los tres concejales y al comer- tancias alucinógenas... En lo corrido de estas muertes tengan una relación di-
ciante de Saldaña, en el cual se compara este año [2015] en el Tolima aparecieron recta con el narcotráfico, dado que los
el deber de matar a los políticos ‘inde- panfletos en Gaitania (Planadas), Gua- empresarios de esta industria aplican,
seables’ con el deber de matar a la po- mo y San Luis. Según el registro de la por principio, la pena de muerte, con los
blación nociva para el lugar. Es, como Defensoría, en Gaitania y Guamo hubo rituales típicos que fueron reportados en
se ve por los términos empleados, una muertos, en San Luis sólo amenazas que el cuádruple homicidio de Rovira. Es lo
ética del asesinato. obligaron a algunas personas a irse del que he llamado la ética del asesinato,
Las víctimas asesinadas, en ese mis- pueblo”. porque sus autores se refirieron al de-
mo municipio de Saldaña, dos meses Otra parte de la explicación puede ber del homicidio: hay que matar, bien
antes de la amenaza a los concejales, colegirse del reporte de Rovira en el que sea por razones políticas o por intereses
el 18 de noviembre, son dos: una mu- registramos un caso de intolerancia el económicos.
jer de 58 años de edad, a quien apodan 12 diciembre del 2015. Se reportan cua- Los otros tres motivos enumerados
“La Carroña” y un joven de 17 años de tro cadáveres, bien identificados, dos en el cuadro 3, las amenazas en torno a
edad, a quien apodan “Tití”. Además, hombres y dos mujeres, atados con cin- la minería, la brutalidad policíaca y los
un hombre de 35 años fue herido en la ta y con heridas de cuchillo, encontra- negocios, se pueden homologar con los
misma ronda. La cita de un panfleto que dos en bolsas plásticas a la entrada de dos anteriores: la política y la intoleran-
antecedió al crimen en Saldaña es reve- la hacienda Corozal. La identificación cia. Las amenazas o palizas a quienes
ladora: “Primero la guerrilla los parami- revela que uno de los hombres acaba de protestan contra los abusos de las indus-
litares y ahora la delincuencia común. salir de la cárcel, después de 11 años de trias mineras, legales e ilegales, como
El Tolima dice !NO MAS! (sic) Vamos a reclusión, y que el otro acababa de lle- en los casos de Cajamarca, julio 1º y 30
erradicar todo lo que tenga que ver con gar del Ecuador donde había vivido va- de septiembre del 2015, y Valle de San
la inseguridad en la región...” Y sigue rios años y sufrido un atentado a bala. Juan, julio 31 del 2015, contienen dife-
una lista de 19 potenciales víctimas, en- Y en Rovira se rumora que esta ejecu- rentes dosis de política y de economía,
tre las cuales se nombran las dos que re- ción está relacionada con los susodichos según el grado de conexión que tengan
gistramos en este caso, con el siguiente panfletos, repartidos en Purificación, en con los mandatarios de turno o con los

No. 91 | Junio - Septiembre 2017


41

gamonales locales. En el mismo sentido, La capacidad de mantener el anoni-


los panfletos contra los choferes particu- mato en esas proporciones y durante
lares en Cajamarca, el 18 de febrero del largos períodos es una de las caracterís-
2016, por transportar indígenas, tienen En los casos de abusos ticas del crimen estatal porque solamen-
más de discriminación contra los pue- cometidos por la fuerza pú- te los estados tienen la maquinaria re-
blos étnicos, que de competencia eco- blica, se ofrece, a menudo, querida para eliminar a su población y
nómica, dado que el amenazante es el una excusa aparente de le- salir impunes. Eso lleva a presumir que
comando Adán Izquierdo de las Farc. Y gitimidad criminalizando la la insistente negativa de la sistematici-
es bien sabido que esta guerrilla tiene protesta social contra injus- dad de la persecución social, por parte
un pleito histórico multidimensional ticias palmarias. de los funcionarios oficiales colombia-
con los indígenas, por lo cual podría co- nos, es de mala fe y, en consecuencia,
legirse que es más intolerancia política tan incriminatoria como una confesión.
que pleito con los transportadores. Pero no es solamente la ineficacia es-
tatal, porque algunos de los crímenes
Conclusión anónimos bien pudieran ser atribuidos
a la iniciativa privada; y en estos casos
De todas maneras resulta muy pre- social contra injusticias palmarias. Por la ineficiencia de los órganos oficiales
ocupante que todo este pisoteo de la otro lado, aparece con toda claridad que para hallar a los culpables y sancio-
dignidad humana quede impune. La im- el Estado es, en general, incapaz de ase- narlos no siempre puede atribuirse a la
punidad es reforzada con la clandestini- gurar la tranquilidad en sus territorios, falta de recursos. Los casos de Ibagué,
dad de las actuaciones: actores noctur- defender a sus funcionarios y ejecutar donde hay recursos, muestran que estos
nos y embozados, amenazas impresas u políticas públicas. Y en ocasiones, algu- no están previstos para la protección de
orales que se valen del anonimato que nos de sus funcionarios son cómplices los ciudadanos pobres e inermes.
permiten los medios de comunicación a de los crímenes referidos, o sea, que
distancia. Y en los casos de abusos co- en demasiados lugares, la mezcla del
metidos por la fuerza pública, se ofre- crimen con la política es invisible —65 *Alejandro Angulo Novoa, S.J.
Investigador del Sistema de Información
ce, a menudo, una excusa aparente de % de los violadores de los DD. HH. son
General del Cinep/PPP.
legitimidad criminalizando la protesta anónimos— pero mortífera.

Sistema de
información general
El conjunto de bases de datos que el CINEP/Programa por la Paz
ha construido como resultado de años de investigación, análisis,
clasificación y seguimiento de los temas clave en el estudio de
alternativas de paz para Colombia.

CONSÚLTALO

www.cinep.org.co
.
Desarrollo.

Formalización de la economía esmeraldera.

Entre la tradición
y los caminos del
mercado global
de minerales
El pasado mes de agosto fueron pedidos en extradición cuatro Por: Vladimir Caraballo Acuña*
patrones esmeralderos y un exalcalde del municipio boyacense

A
de Coper acusados de narcotráfico (El Tiempo, 2017). La noti- pesar de que esta econo-
cia vuelve a poner en discusión la economía esmeraldera, una mía comparte característi-
cas importantes con otras
economía que no ha estado en el centro de los crecientes estu-
economías de minerales
dios sobre minería en el país. como el petróleo, el oro
o el carbón, existen también diferen-
cias claras que, paradójicamente, la han
mantenido fuera de foco: una tradición
representada en patronazgos locales e
intensos períodos de violencia; una ex-
tracción que pasó, desde los noventa,
de hacerse a cielo abierto a hacerse por
túneles; la ausencia de grandes multi-
nacionales mineras; y la ausencia gene-
ralizada de los actores tradicionales del
conflicto armado2. Ni las organizaciones
no gubernamentales ni la academia —
por no decir, el Estado colombiano— se
han tomado la economía esmeraldera
tan en serio como deberían haberlo he-
cho.
En este corto artículo quiero dar un
paso en una orientación contraria; par-
ticularmente hablo de las particulari-
dades del proceso de formalización min-
era para el caso esmeraldero, describo la
reciente conformación del Grupo Muzo
—empresa con capital estadounidense
dedicada a la extracción, procesamiento
y exportación de las esmeraldas— y doy
Foto por Alejandro Arango, licencia Creative Commons CC BY 2.0. algunos apuntes sobre temas que mere-
cen mayor atención.
43

Foto por Alejandro Arango, licencia Creative Commons CC BY 2.0.

Antes de comenzar, sin embargo, vale Tradicionalmente, los mineros han gran veta de desigualdad se ha extendi-
la pena fijarse en los detalles, particu- recibido apenas la comida y las her- do por décadas en la región.
larmente en uno de los múltiples cursos ramientas por parte de los llamados Para entender de qué se trata esta
que puede tomar una esmeralda desde “planteros”, hombres de mayor capital compleja economía, imaginemos que
una mina en el occidente de Boyacá has- económico que ponen “el plante” para uno de esos mineros tradicionales en-
ta su exportación. Sin estos detalles es excavar los túneles artesanales; mien- cuentra una esmeralda de 3 quilates
imposible entender el momento actual tras los primeros se comprometen a en el túnel artesanal en el que trabaja
de una economía que combina la suerte, entregar las grandes producciones a los con otros cuatro mineros —túnel al que
la gemología, la malicia indígena, la vi- segundos, el permiso de robarse algunas localmente llaman “voladora”—. Los
olencia, los impuestos, el monopolio, el mineros van a venderla en la “playa”
capital internacional y el Estado. cerca de la mina, es decir, en la explana-
da de tierra, rodeada de tiendas de ali-
El recorrido de una esmeralda mentos y de tabernas en donde se ven-
Tradicionalmente, los mineros den las esmeraldas de los mineros y los
En el occidente de Boyacá hay minas han recibido apenas la comida y guaqueros. La esmeralda es de un verde
administradas por empresas nacionales las herramientas por parte de los saturado, clarita —es decir, sin mucho
e internacionales. Algunas son grandes llamados “planteros”, hombres mugre mineral por dentro— y tiene una
y tecnificadas, y otras son artesanales, de mayor capital económico que buena forma que seguramente podrá ser
hechas con pólvora casera y con precar- ponen “el plante” aprovechada cuando la tallen. Los cu-
ios mecanismos de oxigenación e ilumi- atro mineros deciden pedir 4 millones.
nación. Por los barrancos que rodean Se la ofrecen a varios comerciantes de
las minas más grandes y por el río que “la playa” y al final la negocian en 3
atraviesa la región suele ser arrojada la esmeraldas de los túneles es una es- millones; el comerciante que la negocia,
tierra sobrante de la excavación, una pecie de acuerdo tácito entre unos y conocido de los mineros por haber sido
tierra que localmente llaman “tambre”, otros. Por medio de este sistema, el pa- del mismo bando durante las guerras
que suele arrastrar consigo esmeraldas tronazgo ha mantenido el poder de unas verdes de los setenta y ochenta3, les fir-
de baja de calidad y de la que, durante pocas familias y el sustento precario de ma un papel donde dice “debo 3 mil-
décadas, han vivido miles de guaqueros. cientos de mineros y guaqueros: una lones a fulano de tal”; se lleva la piedra

www.cinep.org.co
44

Mina de esmeraldas de José Buitrago. San Pablo de Borbur, Boyacá. Foto por Alejandra Pérez Alonso, licencia Creative Commons CC BY 2.0.

y promete estar en contacto para avis- un laboratorio en el Emerald Trade Cen- que se maneje solamente dinero en efec-
arles el momento en que la revenda en ter para que la embellezcan con una re- tivo, que no se firmen papeles, que las
Chiquinquirá. sina natural. transacciones se hagan siempre entre
Dos días después el comerciante Mientras la piedra es tallada y en- conocidos, que el regateo sea la única
llama a uno de los mineros, le dice que viada al laboratorio, los $4.200.000 forma para establecer el precio, que este
ya la vendió y que se la pagarán en tres comienzan a transitar el camino inverso precio aumente mientras la esmeralda
días; este comerciante ha vendido la al recorrido por la esmeralda hasta que, se aleja de la región, que los pagos no
piedra en $3.200.000 a otro comerciante reducidos a los $3.000.000 iniciales, lle- sean inmediatos y, ante todo, que las
que decide llevársela a Bogotá junto con gan a los cuatro mineros; en sus manos esmeraldas crucen por muchas manos.
otras que ha conseguido, y en cuya ga- la esmeralda vendida se convierte ahora Desde hace unos años este
rantía no ha dejado más que su palabra4. en mercado para sus familias, en cerve- recorrido ejemplar ha comenzado a en-
Los $200.000 de diferencia constituyen za y en aguardiente. frentar dos retos importantes, cuyo an-
la comisión de la intermediación, uno Para entonces la piedra ya ha sali- tecedente es la transición de extracción
de los motores del comercio tradicion- do del laboratorio, el joven adinerado a cielo abierto a extracción por túneles
al. Cuando la esmeralda llega a la Pla- la ha recogido y le ha tomado una foto en los años 80 —una transición que im-
za del Rosario de Bogotá ha pasado por para enviarla a sus clientes en Estados plicó menos tambre y, en consecuencia,
tres personas más y ya vale $4.000.000, Unidos. Unos días después, los gringos menos esmeraldas en circulación—: la
es decir, los $3.000.000 iniciales más han aceptado comprarla en $7.000.000. formalización minera y la formación
$1.000.000 en las distintas comisiones. Dos días después, vía correo certificado, del Grupo Muzo. Ambos aspectos con-
En Bogotá, un nuevo comisionista la esmeralda ha viajado hasta Tucson stituyen un intento por encarrilar la
—nombre que reciben aquellos que solo donde comienza a ser montada en un economía esmeraldera colombiana en
viven de intermediar y que no comer- anillo de oro para luego ser puesta en los caminos de la transparencia, la traz-
cian con piedras propias— la lleva a una joyería de Manhattan administrada abilidad y la fiscalización5. De un lado,
una oficina en donde un joven amigo por una joven joyera colombiana. la formalización minera ha desplegado
adinerado suele comprar esmeraldas distintos mecanismos legales para con-
para tallarlas y, nuevamente, vendérse- Tradición, formalización minera trolar todo el circuito de las piedras: su
las a un cliente gringo con quien trabaja y comercio global de esmeraldas origen —a través del “Certificado de
hace cerca de siete años. El joven decide Origen”—, quién las compra y quién las
comprar la esmeralda por $4.200.000, le Este es uno de los muchos posibles vende —a través del “Registro Único de
paga en efectivo al comisionista, talla la recorridos que puede hacer una esmer- Comercio de Minerales”—, cuánto com-
piedra con forma redonda y la envía a alda una vez sale de las minas. Es usual pran o cuánto venden los involucrados

No. 91 | Junio - Septiembre 2017


45

—a través de los topes establecidos para en que viejos tratos entre población y
el comercio— y la capacidad económi- patrones, particularmente la repartición
ca de cada uno de ellos —a través de la del tambre, han sido ignorados por
medición de indicadores como la “Co- Como siempre, la población la compañía. La presencia del Grupo
bertura de inversión” o el “Índice de se mueve entre cumplir los li- Muzo —o MTC como suele ser recono-
liquidez”—. neamientos y acomodarlos se- cido por la población7— ha dado lugar
Según la legislación, una gún circunstancias concretas: el a varios enfrentamientos violentos entre
transacción como la aquí narrada no lugar donde se comercie, el tipo la población y la seguridad de la com-
sería legal. La formalización exige que de esmeraldas que se comercie, pañía: unos pidiendo entrar a las minas,
todos estén registrados ante el Estado y con quién se comercie. Más otros exigiendo el tambre, y la compañía
para garantizar la contabilidad del nego- que de una oposición pura entre plantada en la legalidad de su trabajo
cio y el pago correspondiente de impues- tradición y formalización, se tra- y en la exigencia de que el Estado ga-
tos cuando sea el caso. La gran mayoría ta de cómo personas concretas, rantice sus labores (RCN Radio, 2015;
de mineros, comerciantes, comisioni- en transacciones concretas, ha- Revista Semana, 2015; Caracol Radio,
stas, talladores, químicos, joyeros, ha cen uso de una y de otra. 2016). Todo en el marco de los conflictos
preferido mantenerse al margen de la generados entre las técnicas específicas
legislación, cuando no oponerse directa- del comercio global de minerales y la
mente a ella como ha sucedido en un par tradición esmeraldera. En ello aparecen
de ocasiones en Bogotá (El País, 2017; mineros, comerciantes, comisionistas,
Vega, 2015). (Blanco, 2015; Pyle, 2016). El Grupo ha gemólogos, químicos y talladores.
Frente a ello, el Estado colombi- invertido miles de dólares en la tecnifi- Sin duda el lenguaje financie-
ano ha realizado diversas campañas de cación de la extracción, ofrece salarios ro, la contabilidad, los documentos y la
capacitación, estudios de diagnóstico de y seguridad social a los mineros, ha im- bancarización, representan una trans-
la población y ha abierto diversas vías plementado fuertes reglas de seguridad formación radical en una economía que
de comunicación con el gremio. Algunos durante todo el circuito, ha contratado siempre se ha basado —para bien o para
sectores —a veces representados por a talladores tradicionales del gremio y mal— en la amistad y el parentesco, en
jóvenes con formación profesional y que ha sido reconocida por el gobierno lo- la astucia al momento de negociar, en el
buscan distanciarse de lo que ven como cal y nacional como un buen agente dinero en efectivo, en el regateo como
las viejas formas de negociar— han de- empresarial6. forma de fijar los precios y en los tratos
cidido acoplarse parcialmente a las nue- La mayoría de trabajadores entre patrones y pobladores. Todos los
vas medidas, aunque sin abandonar del está contenta pero la población insiste actores coinciden en que el tiempo de
todo la vieja forma de hacer las cosas
en la que ellos mismos aprendieron el
negocio. Como siempre, la población se
mueve entre cumplir los lineamientos y
acomodarlos según circunstancias con-
cretas: el lugar donde se comercie, el
tipo de esmeraldas que se comercie, y
con quién se comercie. Más que de una
oposición pura entre tradición y formal-
ización, se trata de cómo personas con-
cretas, en transacciones concretas, hacen
uso de una y de otra.
El segundo aspecto está también
relacionado con el comercio global. Des-
de el 2013 el Grupo Muzo se hizo cargo
de la administración de la mina Puerto
Arturo, ubicada en Muzo, una de las más
importantes del mundo. La venta de las
acciones fue impulsada por uno de los
socios de entonces, Víctor Carranza, an-
tes de su muerte, y desde allí la compañía
ha querido transformar la extracción, el
comercio, la talla y la exportación de las Peña Blanca, San Pablo de Borbur, Boyacá. Foto por Alejandra Pérez Alonso, licencia
Creative Commons CC BY 2.0.
esmeraldas colombianas en clave global

www.cinep.org.co
46

bonanza que trajeron consigo las guer- en la región minera, en no pocas oca- la extracción, del comercio, de la talla y
ras verdes ha desaparecido; coinciden siones, imágenes de verdadera miseria. del tratamiento de las esmeraldas; esos
en que la formalización está espantando Es evidente que se comienzan a vivir detalles merecen atención tanto de las
a muchos que lentamente van dejando cambios en una de las economías más oenegés como de los académicos y de
el negocio, que nuevas formas de tallar, representativas del país. Es necesario los activistas sociales.
embellecer y comerciar las esmeraldas reconocer las caras buenas y malas de
se hacen cada vez más necesarias y que, las prácticas que impulsan la transpar- *Vladimir Caraballo Acuña
en términos generales, el negocio se va encia del negocio, la trazabilidad de las Autor invitado. Sociólogo y Magíster en
a ir cerrando cada vez más para dejar esmeraldas, las nuevas tecnologías de Estudios Culturales de la Universidad
adentro solo a unos pocos. extracción y de talla. Mucho se ha es- Nacional. Maestro en Antropología del
Mientras tanto, en la avenida crito sobre las guerras verdes, algunas Colegio de Michoacán y estudiante del
doctorado en Antropología de la misma
Jiménez del centro de Bogotá se siguen cosas sobre la violencia reciente (Baque-
institución.
viendo imágenes de pobreza y vejez, y ro, 2017), pero poco sobre los detalles de

Bibliografía meraldas y a exalcalde. Eltiempo.com. la invasión de mina de esmeraldas en


Baquero, P. (2017). La nueva guerra verde. Recuperado de http://www.eltiempo. Boyacá. RCN Radio. Recuperado de
Bogotá: Editorial Planeta. com/justicia/investigacion/ee-uu-acu- http://m.rcnradio.com/nacional/no-
Blanco, M. (2015). MTC, regresa esperanza sa-a-zares-de-las-esmeraldas-y-a-un-ex- ticias/mineria-texas-colombia-se-pro-
a industria verde. Mundo Minero. alcalde-de-narcotrafico-118606 nuncia-sobre-invasion-de-mina-de-es-
Recuperado de http://mundominero. Giraldo, J., & Cepeda, I. (2012). Carranza: meraldas-en-boyaca
com.co/mtc-regresa-esperanza-a-in- Alias El Patrón. Bogotá: Debate. Revista Semana (23 de mayo de 2015).
dustria-verde/ El País. (28 de abril de 2017). Esmeralderos Polémica tras la venta más grande de
Brazeal, B. (2014). The history of emerald protestan contra regulación minera del Carranza. Revista Semana. Recuperado
mining in Colombia: An examination of Gobierno de Santos. Elpaís.com. Recu- de http://www.semana.com/nacion/
Spanish-language sources. Extractive perado de http://www.elpais.com.co/ articulo/la-polemica-tras-la-venta-
Industries and Society, 1(2), 273-283. colombia/esmeralderos-protestan-con- de-la-mina-mas-grande-de-carran-
________. (2016). Nostalgia for war and tra-regulacion-minera-del-gobier- za/428750-3#
the paradox of peace in the Colombian no-de-santos.html Uribe, M. (1992). Limpiar la tierra. Guerra
emerald trade. Extractive Industries Páramo, C. (2011). El corrido del minero: y poder entre esmeralderos. Bogotá:
and Society, 3(2), 340–349. hombres y guacas en el occidente de Cinep.
Caracol Radio. (1º de diciembre de 2016). Boyacá. Maguaré, 25(1), 25–109. Vega, K. (19 de febrero de 2015). Prim-
Un muerto y un herido en violento Pyle, A. (29 de marzo de 2016). From era marcha del paro de pequeños
intento de invasión a una mina de Muzo emerald mine, Colombia’s “green y medianos mineros, ¿continuará?
esmeraldas en Muzo, Boyacá. Caracol fire” goes global. Changing an industry Desde Abajo. Recuperado de https://
Radio. Recuperado de http://caracol. with a sometimes dark past. The City www.desdeabajo.info/colombia/
com.co/emisora/2016/12/01/tun- Paper Bogota. Recuperado de http:// item/25888-primera-marcha-del-pa-
ja/1480627398_810778.html thecitypaperbogota.com/features/co- ro-de-pequenos-y-medianos-miner-
El Tiempo. (11 de agosto de 2017). EE. UU. lombias-green-fire-goes-global/12337 os-continuara.html8
acusa de narcotráfico a 4 zares de es- RCN Radio. (23 de mayo 2015). Minería
Texas Colombia se pronuncia sobre

Notas 5 La transparencia como un discurso 6 Recientemente la revista Semana


2 A pesar de las múltiples acusaciones desplegado, como cura de la corrup- ha dedicado un especial al momento
acerca de la relación entre los patrones, ción local, como mecanismo para actual de la economía esmeraldera,
el narcotráfico y el paramilitarismo construir sistemas de medición trans- haciendo un énfasis especial en el rol
(El Tiempo, 2017; Giraldo & Cepeda, nacionales y para luchar contra la influ- del Grupo Muzo. Se puede leer en
2012), resulta diciente que, como en encia de poderes locales que opacarían http://www.semana.com/seccion/
conversación informal me comentaba prácticas transparentes; la trazabilidad, contenidos-editoriales/esmeraldas-his-
una funcionaria de la Defensoría del en el mismo sentido, orientada hacia torias-por-contar-/384
Pueblo, el occidente de Boyacá no el control y difusión de los pasos de 7 El Grupo Muzo está constituido por
es considerado zona de conflicto y la materia prima hasta convertirse Minería Texas Colombia —encargada
por ello recibe poca atención de las en mercancía, buscando ofrecerle al de la extracción—, Colombiano Texas
instituciones dedicadas a ellas. cliente final las llamadas mercancías “li- Transformadora —encargada de la
3 Para un estado de la cuestión, ver: bres de conflicto”; y la fiscalización, en talla en la Zona Franca de Bogotá— y
Brazeal, 2014, 2016. concordancia con las anteriores aunque Muzo International —encargada de la
4 Sobre el papel de la palabra en la en escala nacional, referida al control comercialización.
economía esmeraldera se puede ver estatal representado en el registro de
Páramo, 2011 y Uribe, 1992. la extracción y de la circulación, y en el
correspondiente pago de impuestos.

No. 91 | Junio - Septiembre 2017


86
91

Cien días es la revista trimestral del CINEP/Pro-


grama por la Paz en donde se analiza la coyun-
tura nacional desde la situación de derechos
humanos los movimientos sociales y otros
temas abordados por la investigación social.

Consúltela GRATIS en
www.cinep.org.co