Sei sulla pagina 1di 2

Su función principal es actuar como mediador de las actividades celulares, regulando el

paso de sustancias y brinda rigidez a la propia célula. En hongos y plantas la función de la


pared celular es ofrecer soporte a los tejidos.

Las células se clasifican por sus unidades fundamentales de estructura y


por la forma en que obtienen energía. Las células se clasifican
como procariontes o eucariontes.

Las cosas vivientes se clasifican en seis reinos basados en su estructura.


Dentro de los procariontes, los cuales aparecieron hace 3.500 millones de
años, están los reinos:

 Monera (Eubacteria) y Arcaea.


 Dentro de los eucariontes, los cuales evolucionaron hace 1.500 millones, están los
reinos Protista, Plantae, Fungae, Animalia.
Las células también se definen de acuerdo a su necesidad de energía.
Los autótrofos se alimentan por ellos mismos y usan luz o energía química
para fabricar comida. Las plantas son un ejemplo de autótrofos. En
contraste, los heterótrofos (los que se alimentan de otros) obtienen
energía de otros autótrofos o heterótrofos. Muchas bacterias y animales
son heterótrofos.

Seres unicelulares se denominan a aquellos seres vivos compuestos por una sola célula,
a diferencia de los pluricelulares, compuestos por dos o más. Casi todos los procariotas
(bacterias, arqueas) son unicelulares, aunque existen ejemplos de multicelularidad como
en las cianobacterias, que pueden agruparse formando filamentos con cierta
especialización celular. También existen numerosos eucariotas unicelulares, como los
protozoos, algas unicelulares o algunos hongos (p.ej. levaduras).
Los seres pluricelulares evolucionaron de los seres unicelulares, y
comprenden animales y plantas y gran parte de los hongos. Generalmente se caracterizan
por una mayor o menor división del trabajo entre sus células, es decir,
la especialización de diferentes células en diferentes funciones.
La forma celular es muy variable, pues depende del tipo de célula, de su edad,
y de su función. También depende de si está libre o forma parte de un tejido. La
célula tiene la forma que le permite realizar su función con el menor gasto
energético posible.

Las células de vida libre suelen ser esféricas debido a la tensión superficial. Las
que forman parte de tejidos, tienen forma poliédrica. Otras, como las neuronas,
tienen forma estrellada. O fibrilares, como las musculares, o planas, como las
epiteliales.

El tamaño celular también es muy variable, desde los 0,001 mm de las


bacterias (1 mm) hasta el de la yema de un huevo de avestruz (casi 9 cm),
aunque normalmente su tamaño está entre 0,01 y 0,2 mm.

No existe relación entre el tamaño de las células y el del individuo pluricelular.


Es decir, las células de una persona muy alta no son más grandes que las de un
niño pequeño.