Sei sulla pagina 1di 6

EN LO PRINCIPAL: INTERPONE RECURSO DE HECHO; PRIMER

OTROSÍ: SOLICITA INFORME; SEGUNDO OTROSÍ: SOLICITUD QUE


INDICA.

ILTMA. CORTE DE APELACIONES DE RANCAGUA

EDUARDO ANASCO KONINGS, RUN: 12. 097.855-1, Abogado, en


representación de don VICTOR PATRICIO VALDES ESCOBAR, demandado
en autos de Liquidación Concursal Forzada de la Empresa Deudora, causa rol
C-17195-2016, caratulado “EMPRESAS CAROZZI S.A. con VALDES”, seguido ante el
segundo Juzgado Civil de Rancagua, a U.S. Ilustrísima con respeto digo:

Que de conformidad al artículo 203 y siguientes del Código de


Procedimiento Civil, vengo dentro de plazo legal, en interponer RECURSO DE
HECHO, ante esta Ilustrísima Corte de Apelaciones de Rancagua, en contra de
la resolución dictada por el 2º Juzgado Civil de Rancagua, de fecha 04 de
septiembre de 2017, a fojas 612, resolución que deniega la apelación solicitada
por esta parte con fecha 30 de agosto de 2017, solicitando tener por interpuesto
el recurso de autos y conferirle tramitación de acuerdo a los fundamentos que a
continuación expongo:
LOS HECHOS.
Que la resolución recurrida deniega un incidente de nulidad, por tanto estamos
en presencia de una sentencia interlocutoria. La apelación se interpuso con el
propósito de que se arreglara conforme a derecho la resolución dictada con fecha 24 de
agosto del presente año, a fojas 589, resolución que declara “QUE SE RECHAZA DE
PLANO EL INCIDENTE DE NULIDAD PROMOVIDO, CON COSTAS”, como al
recurso de Rectificación, Aclaración y enmienda, en el cual señalaron “NO HA
LUGAR”. Esta resolución No fallo Conforme a derecho, desconociendo normas expresa
de la ley 20.720;
Respecto al punto dos de la resolución recurrida, hace referencia a los requisitos
para solicitar la nulidad, señalando “la circunstancia que no puede ser reclamada la
misma, por la parte que haya concurrido o colaborado en la materialización del vicio,
tal como lo indica el artículo 83 del Código de Procedimiento Civil, de lo que se colige,
que la demandada se encuentra impedida de solicitar la nulidad de la venta directa
aprobada en la junta de acreedores”. El tribunal señala que esta parte ha cooperado o
aceptado la venta directa, lo cual no ha sido, debido a que tanto el deudor don Víctor
Valdés, como sus representante civil y esta parte, no hemos concurrido a ninguna
junta de acreedores ni mucho menos hemos aceptado esa oferta de compra directa.

En el punto dos también hace referencia al plazo que señala el artículo 204 letra H de
la Ley 20.720, apreciación errónea en el computo de los plazos toda vez que el artículo
204 letra H y el articulo 205 señalan, cito textual: “h) Los bienes deberán venderse
dentro de los cuatro meses siguientes a la fecha de celebración de la
Junta Constitutiva o desde que ésta debió celebrarse en segunda
citación. Tratándose de bienes incautados con posterioridad a aquélla, el
término se contará desde el día de la diligencia de incautación.
Artículo 205.- Deber de información y cumplimiento de plazos. En el caso
que no sea posible cumplir con los plazos de realización fijados en la
letra h) del artículo anterior, el Liquidador deberá informar dicha
circunstancia a la Superintendencia con a lo menos quince días de
anticipación al vencimiento, explicando las razones del retraso. Lo
anterior no lo exime de perseverar en la venta de los bienes, debiendo
justificar su demora cada treinta días. En caso que el retraso fuere
imputable al Liquidador, la Superintendencia podrá hacer uso de sus
potestades sancionadoras, de conformidad a esta ley”.

Si bien en la resolución recurrida señalan que la realización se encontraría


dentro de plazo, debido a que computan el plazo desde que se acompaño la ampliación
de incautación en la audiencia de fecha 04 de julio de 2017, pero esta AMPLIACION
DE INCAUTACION FUE EFECTUADA EL 24 DE OCTUBRE DE 2016, y el artículo
citado señala en forma expresa que “EL TERMINO SE CONTARA DESDE EL DIA
DE LA DILIGENCIA DE INCAUTACION” no desde que se acompaña al tribunal.
De esta forma excede del plazo señalado por la ley de 4 meses, a la fecha ya
seria 10 meses.
En el mismo artículo 205 hace referencia al deber de información y
cumplimiento del liquidador, y no señala causales, solo que no sea posible realizar los
bienes dentro de dicho plazo, por lo cual se ajusta alo que ocurre dentro de tramitación
de esta causa, esto es que EL LIQUIDADOR NO HA CUMPLIDO CON EL
REQUISITO DEL ARTICULO 204 letra H, Y EL ARTICULO 205 DE LA LEY 20.720,
contando el plazo según como lo señala la ley desde la incautación, y en este caso desde
la ampliación de la incautación REALIZADA CON FECHA 24 DE JULIO, y NO
DESDE QUE SE ACOMPAÑA AL TRIBUNAL. Por lo anterior expuesto es que queda
de manifiesto que el liquidador no ha cumplido con su obligación de informar a la
Superintendencia con 15 días de anticipación al vencimiento, para aumentar así su
plazo de realización. Estando la realización de los bienes y la Venta Directa
ABSOLUTAMENTE FUERA DE PLAZO LEGAL según la ley N° 20.720.

La apelación también solicita lo que en derecho corresponde y esto es Traslado,


según como lo señala el debido proceso y las normas formativas del procedimiento
especialmente la bilateralidad de la audiencia, por cuanto el asunto a debatir
respecto del citado incidente está absolutamente FUNDADO Y EN CASO
ALGUNO PODRA OMITIRSE LA TRAMITACION LEGAL, SOBRETODO
TRATANDOSE DE UN PROCEDIMIENTO ABSOLUTAMENTE NORMADO,
AMPARADO Y TUTELADO EN “DERECHO ESTRICTO Y OBJETIVO” POR
LA SUPERINTENDENCIA DEL RAMO.-

RESOLUCION RECURRIDA

Como ya se indicó previamente, la resolución recurrida es aquella


emitida con fecha 4 de septiembre, la que señala No a lugar por Improcedente.
De acuerdo a la ley 20.720, en su artículo 4º se consagra la apelación como
recurso procedente dentro de esta ley especial, por lo cual el derecho para
presentar recurso de apelación, en este sentido, se ha entendido
reiteradamente que las sanciones procesales y de fondo, deben interpretarse
restrictivamente, debiendo estar contempladas en forma expresa en la ley, sin
embargo, en el caso de marras, y de acuerdo a la norma citada, se puede
apreciar que la oportunidad procesal para deducir el recurso de apelación es de
5 días, eso señala la ley, y el tribunal a quo, debe rechazar todas aquellas
apelaciones que no cumplen con ese ÚNICO requisito impuesto por la ley,
constituyendo una extralimitación de sus facultades, el rechazar un recurso de
apelación por otros motivos, causales o requisitos que no ha exigido en forma
expresa el legislador, lo anterior, sin perjuicio de aceptar o rechazar en
definitiva el fondo de la petición deducida, cuestión que es totalmente diversa a
denegar in límine Litis, la sola presentación del recurso de apelación.

DERECHO

La negatoria por parte del tribunal Ad Quo de acoger dicha nulidad se


funda en lo siguiente; cito textual: “Atendido lo dispuesto en los artículos 4 de
la ley 20.720, y atendida la naturaleza jurídica de la resolución apelada, no
existiendo norma de carácter expreso que establezca la procedencia del Recurso
de Apelación en contra de la resolución contra la que se desea apelar, conforme
lo dispone la ley 20.720, no ha lugar por improcedente, el recurso de apelación
deducido.”- Resolución que no deja claro el real motivo de la negativa, esto lo
señalo en atención, primero a cuando procede un recurso de Apelación, y este
procede cuando cualquiera de las partes se ven afectados o agraviados en sus
derechos por el contenido de una resolución, así mismo el artículo 186 del
código de Procedimiento Civil dice “El recurso de apelación tiene por objeto
obtener del tribunal superior respectivo que enmiende, con arreglo a derecho,
la resolución del inferior”, el artículo 187 del código de Procedimiento Civil
señala que resoluciones son apelables, y contempla entre ellas las sentencias
interlocutorias de primera instancia.
En la ley 20.720 se contempla en su artículo 4 numero 2 el recurso de apelación
“Apelación: Procederá contra las resoluciones que esta ley señale expresamente
y deberá interponerse dentro del plazo de cinco días contado desde la
notificación de aquéllas. Será concedida en el solo efecto devolutivo, salvo las
excepciones que esta ley señale y, en ambos, casos gozará de preferencia para
su inclusión en la tabla y para su vista y fallo”.
La Apelación deducida por esta parte se produjo dentro del plazo legal, se Apeló
una resolución que la ley le concede tal carácter, esto es una sentencia
interlocutoria, y lo hizo la parte que se ve agravada por una resolución,
buscando que el tribunal superior respectivo enmiende con arreglo a derecho, la
resolución del inferior. Tener presente que la apelación resuelve cuestiones de
hecho y de derecho.

POR TANTO,

RUEGO A U.S. ILUSTRISIMA: SOLICITO A S.S. ILTMA. Se sirva tener por


interpuesto, en tiempo y forma, recurso de hecho en contra de la resolución
emitida por el 2° Juzgado Civil de Rancagua, de fecha 4 de septiembre del
presente año, en virtud del cual se señala que es improcedente el recurso de
apelación deducido en autos, rechazando así la petición deducida por esta
parte, ordenando además, declarar admisible el recurso de apelación para ante
esta Iltma. Corte Apelaciones de Rancagua, solicitando sea acogido de acuerdo
a los términos del presente recurso de hecho, esto es, acogiendo el recurso de
Apelación,, todo lo anterior, con costas.

PRIMER OTROSÍ: Sírvase US. Iltma. de conformidad con lo dispuesto en el


inciso 1° del artículo 204 del Código de Procedimiento Civil ordenar emitir
informe al 2° Juzgado Civil de Rancagua, al tenor de lo planteado en el recurso
de hecho.

SEGUNDO OTROSÍ: Sírvase US. Iltma. de conformidad con lo dispuesto en el


inciso 2° del art.204 del Código de Procedimiento Civil, ordenar al Juzgado de
2° Juzgado Civil de Rancagua, remitir copia del expediente virtual de la causa