Sei sulla pagina 1di 6

Los pasos a seguir son los siguientes:

DATOS DE INDENTIFICACIÓN: En este apartado es necesario recoger tanto los datos

personales del alumno (nombre, apellidos, edad, lugar de nacimiento, teléfono, fecha de

nacimiento...), como los datos del centro (denominación, código...), como por último los

datos de la familia (nombre y apellidos del padre y de la madre, trabajo...).

MOTIVO DE LA EVALUACIÓN: indicar el motivo que nos ha llevado a elaborar la

evaluación y el informe psicopedagógico.

TÉCNICAS UTILIZADAS: Se deben explicar todas las técnicas utilizadas, por ejemplo

algunas de esas técnicas serían entrevistas que hayamos hechos, observaciones que

hayamos llevado a cabo, pruebas que hemos pasado al alumno para realizar la exploración

individual, etc.

DATOS RELEVANTES: En este apartado debemos incluir los datos relevantes del alumno,

del contexto escolar, del contexto familiar y del contexto social.

Datos relevantes del alumno: En primer lugar debemos explicar la historia escolar del

alumno, desde el inicio de la guardería (si acudió a ella) hasta el presente curso,

centrándose en los aspectos que pueden ser importantes para la presente evaluación,

haciendo hincapié en las dificultades o problemas que ha presentado. En segundo lugar

debemos explicar cuál ha sido el desarrollo general del alumno, entre lo que cabe destacar

aspectos importantes como cuestiones referentes a la salud, desarrollo madurativo del


alumno, hábitos que tiene, elementos relacionados con el lenguaje y la comunicación así

como, aspectos emocionales y afectivos. En tercer lugar, es necesario explicar el desarrollo

personal del alumno, para lo cual intentamos redactar y relacionar toda la información

recopilada, desde las entrevistas hasta toda la información sustraída de las pruebas que le

hemos pasado al niño (Consultar el apartado del blog de pruebas psicopedagógicas). En

cuarto lugar, evaluar el nivel de competencia curricular en las áreas más importantes

(consultar el apartado del blog de pruebas psicopedagógicas). Y por último, evaluar el

estilo de aprendizaje, a través de test y de información recopilada mediante varias técnicas

como puede ser la observación.

Datos relevantes del contexto escolar: Debemos explicar por un lado, aspectos

importantes con los que cuenta el centro y el aula, es decir, situación del centro, servicios

con los que cuenta, niveles que se imparten... y por otro lado recursos generales y

específicos con los que cuenta el contexto escolar, entre lo que cabría citar por ejemplo,

la atención a la diversidad, los especialistas con los que cuenta, etc.

Datos relevantes del contexto familiar: En primer lugar, debemos explicar los rasgos

básicos y significativos de la familia donde debemos recopilar información importante de

la estructura y componentes de la familia, domicilio, datos de los padres, nivel

socioeconómico, ambiente familiar, etc. en segundo lugar, debemos explicar la influencia

en el desarrollo del alumno que ejerce cada miembro de la familia y como la ejerce. En

tercer lugar, relación con el centro, tanto de la madre como del padre, número de visitas
aproximadas que hacen al centro y si no lo hacen cuales son los motivos, actitud de los

padres en las reuniones, nivel de implicación de ambos con el centro, etc. Y en cuarto

lugar, recursos, posibilidades y grado de cooperación que los padres ofrecen al alumno,

tanto en lo relacionado con el centro y estudios como en otros ámbitos de la vida cotidiana

del niño.

Datos relevantes del contexto social del alumno: En primer lugar debemos especificar los

recursos del contexto social relevantes para el desarrollo del alumno, es decir, citar los

recursos con los que cuenta el alumno próximos al lugar en el que vive, centros

importantes, establecimientos deportivos a los que asiste, etc. En segundo lugar, la

utilización de esos recursos y por último la influencia que tienen en el alumno.

CONCLUSIONES E IDENTIFICACIÓN DE LAS NECESIDADES EDUCATIVAS: En este

apartado debemos incluir la síntesis de la evaluación y si fuese el caso, la determinación

de las necesidades educativas especiales y valoración del grado de adecuación de la

respuesta educativa aplicada. Para llevar cabo la síntesis de evaluación, debemos recoger

toda la información que tenemos hasta el momento y hacer una síntesis para conseguir

unas conclusiones claras. Para ello y centrándonos en dicha valoración debemos

relacionarla con diferentes áreas, entre las que cabe destacar: habilidades motrices

(motricidad fina y gruesa, lateralización, imitación de movimientos, esquema corporal...),

lectura y escritura, matemáticas, aspectos del lenguaje, habilidades para el aprendizaje

(conceptos básicos y memoria), inteligencia general y por último, conducta.


ORIENTACIONES PARA LA ELABORACIÓN Y APLICACIÓN DEL PLAN DE ACTUACIÓN:

Modalidad de escolarización: especificar el tipo de escolarización, por ejemplo, si es

ordinaria o específica, el curso en el que esta, etc.

Programas específicos (si los tiene)

Aspectos organizativos y metodología: Recomendaciones y propuestas de actuación para

llevar a cabo con el alumno, especificando como se tiene que desarrollar la metodología

y la organización.

Recursos personales y materiales: que materiales son necesarios para trabajar con el niño

y cuáles van a serle útiles y servirles de ayuda, para mejorar, en caso de que el niño tenga

algún tipo de problema.

Orientaciones familiares: Aspectos importantes que ha de tener en cuenta la familia para

trabajar y ayudar al niño.

Medidas de respuesta en el ámbito extraescolar (si fueran necesarias)

Evaluación: especificar de forma clara y concisa cuales son las dificultades que presenta el

niño, necesario para llevar a cabo la intervención.

Seguimiento
Una vez concluido el informe es muy importante que los profesionales que lo llevan al

cabo garanticen su confidencialidad. Será responsable de su guarda y custodia la Unidad

Administrativa en la que se encuentre depositado. Este informe deberá permanecer en el

expediente personal del alumno.

ANTECEDENTES

Este es el subtítulo en el que pueden introducirse los datos históricos familiares, sociales

y personales, así como los relativos al posible al problemas con que se determinara un

diagnostico.

RESULTADOS

Se consignan en este apartado los hallazgos de la exploración y pruebas psicológicas

relevantes al caso. Se procurará hacer constar aquellos datos que luego servirán de base

al discurso de conclusiones.

CONCLUSIONES

Aquí se procede a dar respuesta al objeto de estudio planteado. Siendo redactadas de

modo coherente con el desarrollo del informe, se pueden sentar en primer lugar las bases
deductivas y por último la conclusión, que de modo claro finalizará el informe.

Recordemos la propuesta inicial:

• Deberán expresar su alcance y limitaciones, el grado de certidumbre que acerca de sus

varios contenidos posea el informante, su carácter actual o temporal.

Lugar, fecha y firma.

Como recomendación general se recomienda incluir una cláusula de salvaguarda que

puede rezar así:

Las presentes conclusiones se refieren a los objetivos demandados y a la aplicación de la

metodología antes mencionada. Un cambio de las circunstancias o nuevos datos exigirían

un nuevo análisis y podrían modificar los resultados.