Sei sulla pagina 1di 3

NIÑEZ Y ADOLESCENCIA

El paso de la niñez a la adolescencia puede ser muy duro no solo para los niños
sino también para sus padres.

La pubertad es ese momento en el que el cuerpo comienza a desarrollarse,


aunque también tiene mucho que ver con el desarrollo psicológico y emocional de
la persona.

Este constante cambio lo viven todas las personas, aunque cada una a su
manera. La pubertad suele comenzar entre los 8 y los 13 en niñas y entre los 9 y
los 15 en los varones.

Cambios físicos en la pubertad

Tanto niños como niñas experimentan cambios similares, como el crecimiento del
vello púbico y el vello en las axilas.

Crecen en estatura, los llamados estirones duran entre dos y tres años. También
otras partes del cuerpo, como los pies, crecen rápidamente.

Todo esto da a los púberes un aspecto de torpeza o incomodidad.

Los cambios hormonales pueden producir acné y una piel más aceitosa.

Para ayudar a los adolescentes en estos cambios no hay nada mejor que acudir a
un dermatólogo, enseñarles hábitos de higiene de la piel y comprar los productos
adecuados para su piel.

También se empiezan a sentir más olores corporales normales, ya que las


hormonas de la pubertad estimulan las glándulas sudoríparas.

Los cambios en los niños

En los niños, cuando la pituitaria comienza a trabajar, las hormonas se dirigen a


los testículos para que comiencen a producir testosterona y espermatozoides.
La testosterona es una de las hormonas relacionadas con la masculinidad,
necesarias para que se vayan produciendo otros cambios en el cuerpo, como el
crecimiento de la barba o el ensanchamiento de la espalda.

Los niños también cambian la voz, crecen sus genitales, y comienzan a tener
erecciones y poluciones nocturnas.

Los cambios en las niñas

En las niñas, la pituitaria trabaja en los ovarios y produce estrógenos, necesario


para que lleve a lugar la primera menstruación.

En general, esta comienza aproximadamente dos años después de que el pecho


comienza a desarrollarse.

Debemos explicar este fenómeno con total naturalidad a nuestras hijas para que
no se alarmen la primera vez que vean sangre en su ropa interior.

Es simplemente un proceso natural para poder tener algún día hijos: en este
proceso, un óvulo sale del ovario a través de la trompa de falopio y llega al útero.
Si no es fecundado, ese óvulo debe ser eliminado mediante el sangrado.

También se comienzan a desarrollar los pechos, el ancho de la cadera y la cintura.


Es el momento en que comienzan a utilizar los primeros sujetadores,
especialmente para practicar deportes. En general, las niñas se sienten bastante
incómodas con este proceso, pero debemos explicarles que es algo normal.

Cambios emocionales en la pubertad

Durante la pubertad, los adolescentes pueden tener cambios de humor y


sentimientos fuertes que nunca han experimentado antes.

En general, el adolescente está más sensible y se enoja con mayor facilidad.


También se manifiesta una gran ansiedad por los cambios que se producen en el
cuerpo. Esto en ocasiones hace difícil relacionarse con los adolescentes.
Otro punto común es el sexo: los adolescentes comienzan a sentir interés por el
sexo opuesto y también se hacen un montón de preguntas respecto a la
sexualidad.

El cambio de la niñez a la adolescencia puede ser muy fuerte para algunos, más
leve para otras personas. Cada ser humano es un mundo diferente, y entendemos
que la pubertad sea una etapa difícil en la que los padres deben lidiar con los
estallidos emocionales de sus hijos.

Sin embargo, no hay nada que con un poco de amor no se pueda curar.