Sei sulla pagina 1di 9

Los movimientos sísmicos son las vibraciones de la corteza terrestre, de corta

duración, pero de intensidad variable.

• En este planisferio observamos las dos zonas sísmicas más activas de la Tierra:
la zona sísmica Circumpacífica y la zona sísmica Mediterránea. La primera afecta
a toda la parte occidental de América y la parte oriental de Asia y Australia. Esta
zona coincide con las zonas orogénicas terciarias y con las dos zonas volcánicas
de la Tierra.

Si los movimientos sísmicos son débiles, reciben el nombre de microsismos o


temblores y cuando son violentos y catastróficos se llaman macrosismos o
terremotos.

Causas que originan los movimientos sísmicos

Los movimientos sísmicos se producen por dos causas principales: la actividad


volcánica y el diastrofismo.

La actividad volcánica

La actividad volcánica consiste en el desplazamiento del magma, o rocas en


estado de fusión, desde las capas profundas hacia el exterior, a través de
conductos y fisuras de la corteza terrestre.

El magma se desplaza con gran fuerza al impulso de los gases que contiene. Al
rozar con la corteza terrestre la hace vibrar, produciéndose en estos casos los
temblores de origen volcánico.

Estos temblores son frecuentes en las zonas donde existen volcanes en actividad.

El diastrofismo o movimiento de las placas

Es el movimiento que se produce en la corteza terrestre al impulso de las fuerzas


geológicas que provienen desde el interior.

La corteza terrestre, formada por los continentes y los fondos oceánicos, se


encuentra fraccionada en doce placas tectónicas, que podemos observarlas en el
planisferio que se encuentra a continuación. Cada placa se desplaza en diferentes
direcciones y con sus desplazamientos dan origen a los sismos, al vulcanismo y a
la formación de las cordilleras o movimientos orogénicos.
Los sismos

Los sismos (temblores o terremotos) son un fenómeno que trae consigo


movimientos vibratorios, rápidos y violentos de la superficie terrestre, provocados
por perturbaciones en el interior de la Tierra (choque de las placas tectónicas). La
diferencia entre temblores (sismos) y terremotos es la intensidad del movimiento
sísmico, siendo el terremoto más peligroso y destructivo. Los sismos son uno de
los fenómenos naturales que no están relacionados con las condiciones del clima;
su magnitud puede provocar gran daño en un leve lapso de tiempo. La mayoría de
estos se explican por la ocurrencia de ondas sísmicas, generadas por disturbios
en la corteza terrestre. Las ondas sísmicas son un tipo de onda elástica fuerte que
generan movimientos en las placas tectónicas. Durante un sismo, la energía es
liberada en forma de ondas que viajan desde el punto del origen del sismo llamado
foco.Las ondas se generan en el foco. Estas, causan un temblor o sismo intenso.
Existen diferentes tipos de ondas y cada cual tiene un movimiento único.

Hay dos tipos de ondas sísmicas: las ondas internas y las superficiales.

Las internas son ondas que viajan a través del interior. Estas siguen caminos
curvos por la variada densidad y composición del interior de la Tierra. Las ondas
internas transmiten los temblores preliminares de un terremoto pero poseen poco
poder destructivo. Estas ondas son divididas en dos grupos: Primarias y
Secundarias. Las ondas internas son ondas que viajan a través del interior. Estas
siguen caminos curvos por la variada densidad y composición del interior de la
Tierra. Las ondas internas transmiten los temblores preliminares de un terremoto,
pero poseen poco poder destructivo. Estas ondas son divididas en dos grupos: las
ondas primarias y las secundarias. Las ondas se propagan desde el hipocentro de
la Tierra. Por ejemplo: Tiras una roca al estanque de agua y las ondas se
expanden hacia todas partes. Ocurre lo mismo con un terremoto con energía en
forma de onda sísmica.

Al propagarse las ondas provocan el movimiento del suelo. Para registrar los
movimientos se utilizan equipos sismógrafos o acelerógrafos. Se sujeta a la masa
suspendida un lápiz que puede pintar en un papel pegado sobre un cilindro que
gira a una velocidad constante. Con este se obtiene un registro del movimiento del
suelo.

Las ondas primarias (P) son ondas longitudinales, lo que significa que el suelo es
comprimido y dilatado en la dirección de la propagación. Estas viajan a una
velocidad 1.73 veces de las secundarias y pueden viajar a través de cualquier
material.

Ondas Primarias de segunda especie- Las perturbaciones sísmicas se propagan


en forma de onda rotacional (onda S) y dos compresionales. Las compresionales
se denominan de primera y segunda especie. Las ondas de presión de la primera
especie corresponden a un movimiento del fluido y del sólido en fase, y las ondas
de segunda especie el movimiento del fluido y el sólido se producen fuera de la
fase. Estas se propagan a menor velocidad que las de primera especie.

Las ondas secundarias (S) son ondas tranversales, lo que significa que el suelo es
desplazado perpendicularmente hacia un lado y hacia el otro. Estas solo pueden
viajar a través de sólidos porque los líquidos no pueden soportar esfuerzos. Las
ondas S tienen mayor amplitud que las P y suelen moverse más fuertes.

También, están las ondas superficiales. Estas ondas son las que se encuentran
atrapadas cerca de la superficie de la tierra. Son una manera de describir algunas
olas que son causadas por los terremotos. Estas poseen menor velocidad de
propagación en comparación a otras.

Rayleigh son las ondas superficiales que producen un movimiento elíptico


retrógrado del suelo. Son ondas más lentas que las internas. Su velocidad de
propagación es casi un 90% de la de las ondas S.

Ondas de Love son ondas superficiales que producen un movimiento horizontal en


la superficie. La velocidad es un 90% de la velocidad de las S y superior a las
ondas Rayleigh.

Las ondas P y S son las que se desplazan a través de la Tierra y las otras pueden
causar daño en la superficie.

Para medir el tamaño de los temblores utilizan las escalas de magnitud e


intensidad. Ritcher está relacionado con la energía que se libera durante un
temblor y se obtiene en forma numérica, a partir de los registros que se obtienen.
Esta va desde 1 a 9 puntos. La de intensidad o Mercalli, se asigna en función a los
daños o efectos causados al hombre y sus construcciones. Esta es una escala de
12 grados.

La magnitud de cada terremoto está relacionada con la energía liberada en forma


de ondas. Para calcular esta energía y detectar magnitud, se realizan cálculos
matemáticos basados en los registros, obtenidos por los sismógrafos de diferentes
estaciones. En esos registros se mide la amplitud de las ondas y la distancia a la
que se encuentra la estación del epicentro. Estas son introducidas a una fórmula,
obteniendo así la magnitud.

Otras de las escalas de magnitude e intensidad que existen pero son pocos
utilizados son:

1. Escala magnitud de onda superficial


2. Escala magnitud de las ondas de cuerpo
3. Escala sismológica de magnitud de momento
4. Escalas de intensidades
5. Escala Medvédev- Sponheuer- Kárník
6. Escala Shindo

Las causas de los terremotos

La causa de estos se encuentra en la liberación de energía de la corteza terrestre


acumulada a consecuencia de actividades volcánicas y tectónicas.

Aunque estas son las causas principales hay otros factores que pueden originar
un terremoto:

Acumulación de sedimentos por desprendimientos de rocas en las laderas de las


montañas.

Modificaciones del régimen fluvial. Variaciones bruscas de la presión atmosférica


por ciclones, entre otras

Estos generan eventos de poca magnitud, que la mayor parte del tiempo se
denominan microsismos: temblores que son sólo detectados por el sismógrafo.

Las réplicas de un terremoto son movimientos sísmicos que ocurren en el mismo


lugar en donde hubo el temblor. Estos son causados por readecuaciones de la
corteza terrestre alrededor de la falla en la que se dio el movimiento anterior.
Una réplica siempre es de menor magnitud, pero en caso de que tuviera una
magnitud mayor a el principal, es catalogada como el sismo principal, y el sismo
principal original sería sismo premonitor. La mayoría de estas ocurren en todo el
área de ruptura de la falla y se producen a lo largo del plano de falla mismo o a lo
largo de otras fallas dentro de la región afectada por la tensión asociada con el
sismo original.

Las réplicas suelen obedecer a una serie de patrones comunes relativos a la


frecuencia y magnitud en que ocurren.

Ley de Omori

Las réplicas ocurren con un patrón común que sigue la ley de Omori, que es una
relación para la decadencia de tasas de réplicas. Esta ley afirma que la frecuencia
de las réplicas disminuye bruscamente por el recíproco de tiempo después del
sismo original.

Ley de Bath

Describe que cualquier sismo tiene réplicas de aproximadamente 1 magnitud


menor que el movimiento original que las producen.

Ley de Gutenberg- Ritcher

Esta ley se refiere a la relación entre la magnitud y el número total de terremotos


en un lugar y tiempo determinado.

Efectos de los terremotos

 Movimiento y ruptura del suelo.


 Corrimientos y deslizamientos de tierra
 Incendios
 Licuefacción del suelo
 Maremotos
 Muertes
 Destrucción de viviendas

Datos de gran importancia que deben saber:

Oscilaciones libres- se producen solo mediante terremotos fuertes y de gran


intensidad. Estas pueden definirse como vibraciones de la Tierra.
La energía es liberada en forma de ondas que viajan desde el punto de origen del
terremoto (foco). Las ondas causan temblores en la superficie de la Tierra.

Los terremotos son provocados por un choque de placas en el que se da una


ruptura súbita de la corteza rocosa de la Tierra y la liberación de energía. Estas
rozan, golpean y provocan la liberación de cantidad de energía acumulada.

Los bordes de las placas se llaman: límites. En ellos existen muchas fallas. A lo
largo de ellas, es en donde se producen los movimientos que terminan
provocando los terremotos.

Aunque la mayor parte de las veces los terremotos ocurren por actividades
volcánicas o tectónicas, también pueden ser producidos por el hombre( terremoto
inducido). Las principales causas son:

1. Embalses grandes
2. Fracking
3. Explosiones nucleares

Las placas tectónicas y el origen de los sismos

Frente a la Costa de Ecuador, Perú y Chile se encuentra la placa de Nazca, que


se desplaza lentamente de oeste a este. Su frente oriental se encuentra en la fosa
marina que se extiende paralela a la Costa, entre Ecuador y Chile.

Frente a la placa de Nazca se encuentra la placa Sudamericana, de gran


extensión, que abarca desde la zona central del océano Atlántico y gran parte de
América del Sur, hasta la fosa marina ya mencionada. Esta placa se desplaza en
sentido contrario a la de Nazca, es decir de este a oeste.

Ambas placas, la de Nazca y la Sudamericana, se encuentran en las fosas


marinas mencionadas. Ambas se sumergen en el interior de la corteza terrestre
por estas fosas, a distintas velocidades. Al rozar ambas placas, a gran
profundidad, producen vibraciones de la corteza terrestre, que dan origen a los
movimientos sísmicos, cuyos epicentros se encuentran en el fondo del océano
Pacífico.

Además, al haberse formado la cordillera de los Andes, desde hace sesenta


millones de años y continúa todavía, el territorio peruano soportó la formación de
muchas fallas geológicas sobre los Andes. En estas fallas geológicas o tectónicas
tienen su origen los movimientos sísmicos cuyos epicentros no se encuentran en
las fosas marinas. No está demás recordar que toda la parte occidental de
América del Sur, ocupada por la cordillera de los Andes, es zona sísmica.
Estructura soportada en Aisladores poliméricos
Una solución replicable para un país sísmico e ingeniería nacional

El puente que enmarca el acceso al Centro de Justicia de Santiago y une los edificios Fiscalía y Defensoría es
una imponente estructura metálica de más de 300 toneladas. Fue instalado con aisladores poliméricos, los
cuales permiten absorber y atenuar la energía cinética de los movimientos sísmicos. Cada aislador fue
ensayado en condiciones sísmicas de diseño en el Laboratorio de Ensayos Dinámicos y Control de Vibraciones
de la Universidad Católica de Chile y controlado por la empresa OHL antes de ser instalado en obra.

El terremoto de magnitud 8.8 Richter que afectó a la zona central de Chile el pasado 27 de febrero de 2010
provocó que cargas estáticas, como muebles ubicados en el piso 10 del edificio Defensoría, se desplazarán
hasta aproximadamente 3 metros. A pesar de esto, la estructura del puente y sus apoyos resultaron intactos.

Cabe mencionar que en paralelo a la construcción del Centro de Justicia de Santiago, nuestro grupo
constructor construyó el Hospital Militar de Santiago, edificio que está soportado en aisladores poliméricos
similares y que para el terremoto indicado el hospital tampoco presento problemas, manteniéndose operativo
sin alteraciones.

1. Aislador con rótula superior


2. Ubicación del apoyo del puente sobre aislador con rótula superior
3. Galería de imágenes con la secuencia de montaje del puente de 350 Ton, largo 80 metros y altura 42
metros.