Sei sulla pagina 1di 7

1.

OBJETIVO

- Determinar la resistividad del terreno experimentalmente la resistencia de puesta a tierra de


un electrodo artificial con el método de caída de potencial.

2. FUNDAMENTO TEÓRICO

LA TIERRA Y LA RESISTIVIDAD

El factor más importante de la resistencia a tierra no es el electrodo en sí, sino la resistividad


del suelo mismo, por ello es requisito conocerla para calcular y diseñar la puesta a tierra de
sistemas.

La resistividad del suelo es la propiedad que tiene éste, para conducir electricidad, es conocida
además como la resistencia específica del terreno. En su medición, se promedian los efectos
de las diferentes capas que componen el terreno bajo estudio, ya que éstos no suelen ser
uniformes en cuanto a su composición, obteniéndose lo que se denomina "Resistividad
Aparente" que para el interés de este trabajo, será conocida simplemente como "Resistividad
del Terreno".

Se define el término resistividad, como la resistencia que ofrece al paso de la corriente un cubo
de terreno de un metro por lado. Su representación dimensional debe estar expresada en Ω.m,
cuya acepción es utilizada internacionalmente.

La resistividad del terreno varía ampliamente a lo largo y ancho del globo terrestre, estando
determinada por:

-Sales solubles

-Composición propia del terreno

-Estratigrafía o Granulometría

-Estado higrométrico

-Temperatura

-Compactación

MEDICIÓN DE LA RESISTIVIDAD DEL SUELO.

La resistividad del terreno se mide fundamentalmente para encontrar la profundidad y grueso


de la roca en estudios geofísicos, así como para encontrar los puntos óptimos para localizar la
red de tierras de una subestación, sistema electrónico, planta generadora o transmisora de
radiofrecuencia. Asimismo, puede ser empleada para indicar el grado de corrosión de tuberías
subterráneas. En general, los lugares con resistividad baja tienden a incrementar la corrosión.

En este punto es necesario aclarar que la medición de la resistividad del terreno, no es


requisito para hacer una malla de puesta a tierra. Aunque para diseñar un sistema de tierras
de gran tamaño, es aconsejable encontrar el área de más baja resistividad para lograr la
instalación más económica.
El perfil de la resistividad del suelo determinará el valor de la resistencia a tierra y la
profundidad de nuestro sistema de puesta a tierra. Para medir la resistividad del suelo se
requiere de un telurómetro o Megger de tierras de cuatro terminales.

Los aparatos de mayor uso, de acuerdo a su principio de operación, pueden ser de 2 tipos: del
tipo de compensación de equilibrio en cero y el de lectura directa

Los telurómetros deben inyectar una corriente de frecuencia que no sea de 60 Hz para evitar
se midan voltajes y corrientes que no se deban al aparato sino a ruidos eléctricos. Por ejemplo,
si estamos cerca de una subestación o de una línea en servicio, y vamos a realizar mediciones
de resistividad y resistencia de tierra, con un aparato de 60 Hz, dichos sistemas van a inducir
corrientes por el suelo debido a los campos electromagnéticos de 60 Hz y darán una lectura
errónea.

De igual manera sucede cuando los electrodos de prueba están mal conectados o tienen falsos
contactos, darán señales falsas de corriente y voltaje. Si hay corrientes distintas a las que envió
el aparato, éste leerá otras señales de voltaje y corriente que no son las adecuadas.

También estos aparatos de repente tienen oscilaciones en sus lecturas y no es posible leerlas

Un aparato inteligente, lleva conductores blindados, coaxiales, tiene sistemas de filtraje, de


análisis y mide lo que halla, pero esa información la analiza, la filtra y luego la deduce. Por
ejemplo, para hacer una medición manda una señal de 100 Hz y mide; luego manda otra señal
de 150 Hz y vuelve a medir y puede seguir enviando otras altas frecuencias hasta que los
valores van siendo similares, forma una estadística y obtiene un promedio.

Los telurómetros son analógicos o digitales y deben contener 4 carretes de cable calibre 14
AWG normalmente. Para enrrollamiento rápido se recomienda construir un sistema
devanador que permita reducir el tiempo de la medición. También traen 4 electrodos de
material con la dureza suficiente para ser hincados en la tierra con marro. Son de una longitud
aproximada de 60 cm y un diámetro de 16 mm. Además de lo anterior se hace necesario
contar con una cinta no metálica de 50 m aproximadamente.

Los telurómetros tienen cuatro terminales 2 de corriente (C1, C2) y 2 de potencial (P1, P2) y
están numerados en el aparato C1 P1 P2 C2. Los telurómetros deben estar certificados y
probados en el campo con una resistencia antes de realizar las mediciones.

Como la medición obtenida por un telurómetro es puntual, se deben hacer mediciones en un


sentido, en otro a 90 grados del primero, y, en el sentido de las diagonales. En la medición de
resistividad de un terreno, es común encontrar valores muy dispares, causados por la geología
del terreno, por lo que es una práctica común de una tabla con lecturas, el eliminar los valores
que estén 50% arriba o abajo del promedio aritmético de todos los valores capturados.

MÉTODOS DE MEDICIÓN
Método de Wenner

El método de los cuatro puntos de Wenner es el método más preciso y popular. Son razones
para esto que: el método obtiene la resistividad del suelo para capas profundas sin enterrar los
electrodos a dichas profundidades; no es necesario un equipo pesado para realizar las
medidas; los resultados no son afectados por la resistencia de los electrodos auxiliares o los
huecos creados para hincarlos en el terreno. El método consiste en enterrar pequeños
electrodos tipo varilla, en cuatro huecos en el suelo, a una profundidad “b” y espaciados (en
línea recta) una distancia “a” cómo se ilustra en la figura 1.

Una corriente “I” se inyecta entre los dos electrodos externos y el potencial “V” entre los dos
electrodos internos es medido por el instrumento. El instrumento mide la resistencia R (=V/I)
del volumen de suelo cilíndrico de radio “a” encerrado entre los electrodos internos.

Método de Schlumberger

En este arreglo, al igual que en el de Wenner, los electrodos de emisión (corriente) y medición
(tensión) están situados en línea recta, la variante de este arreglo radica en que la separación
entre electrodos es, aunque simétrica, desigual para la correspondiente entre los electrodos
de tensión y entre estos y los de corriente.
El procedimiento para obtener el modelo del terreno, consiste en separar progresivamente los
electrodos, alrededor de un punto central permanente, denominado punto de máxima
exploración.

3. MATERIALES

1 Telurómetro.

-1 Electrodo artificial.

-1 Electrodo de potencial P.

-1 Electrodo de corriente C
-Comba

-Conductores para conexiones

-1 cinta métrica
4.CUESTIONARIO:

1.Fundamentar el método de los cuatro electrodos para la medida de la resistividad del


terreno.

Para trabajar por estos métodos, se crea un campo eléctrico mediante dos electrodos o puntos
colocados a tierra A y B. A través de estos electrodos o tomas a tierra, se introduce en el
terreno una corriente eléctrica de intensidad I, de cualquier fuente de corriente continua.
Entre dos puntos del terreno y con ayuda de dos electrodos M y N de medición, situando en
estos puntos un instrumento de medida (milivoltímetro, potenciómetro, etc.), el cual medirá
las diferencias de potenciales ΔV, que surgen. La disposición relativa de los electrodos A, B, M
y N, que conforman el dispositivo, se determina el método empleado de acuerdo al carácter
del problema geológico a resolver.

Se puede demostrar que en un terreno suelo uniforme al cual se le ha hecho circular una
corriente I por medio de una puesta a tierra el voltaje en cualquier punto “r” alrededor de ésta
es igual a:

Cuando t tiende al infinito.


El voltaje total en el punto M es igual a: