Sei sulla pagina 1di 10

Ciencia del medio ambiente total

revisión
Biodegradación de derrames de petróleo marino en el Ártico con un
Perspectiva de Groenlandia
Leendert Vergeynst a,
⁎, Susse Wegeberg a
, Jens Aamand b
, Pia Lassen c
, Ulrich Gosewinkel c
,
Janne Fritt-Rasmussen a
, Kim Gustavson a
, Anders Mosbech a
un Centro de Investigación del Ártico, Departamento de Biociencia, Universidad de
Aarhus, Dinamarca
b Departamento de Geoquímica, Servicio Geológico de Dinamarca y Groenlandia,
Dinamarca
c Departamento de Ciencias Ambientales, Universidad de Aarhus, Dinamarca
REFLEJOS
• Revisión de la biodegradación de hidrocarburos
potencial en aguas del Ártico frente a Groenlandia.
• Baja temperatura, hielo marino y luz ultravioleta
influir en la biodisponibilidad de hidrocarburos.
• La biodegradación de alcanos es probable, pero HAP
la degradación es incierta
• Ambiente oligotrófico y estratificado
las masas de agua limitan la disponibilidad de nutrientes.
• El fitoplancton florece y se suspende
las plumas de sedimentos interactúan con dispersos
petróleo.
GRÁFICAMENTE ABSTRACTO
Los nuevos desarrollos económicos en el Ártico, como la navegación y la
explotación petrolera, acarrean riesgos sin precedentes
de derrames de petróleo marino. Los microorganismos han desempeñado un
papel central en la degradación y la reducción del impacto de los derrames
el petróleo durante los desastres del petróleo del pasado. Sin embargo, en el
Ártico, y en particular en sus áreas prístinas, la capacidad de autolimpieza
y el potencial de biodegradación de las comunidades microbianas naturales aún
no se ha descubierto.
Esta revisión compila e investiga el conocimiento actual con respecto a los
parámetros ambientales y bioquímicos
restricciones que controlan la biodegradación del petróleo en el Ártico. Por la
presente, las aguas de mar frente a Groenlandia se consideran
como un caso de estudio. Los factores clave para la biodegradación incluyen la
biodisponibilidad de hidrocarburos, la presencia de degradación de hidrocarburos
bacterias y la disponibilidad de nutrientes. Mostramos cómo estos factores clave
pueden verse influenciados por
las condiciones oceanográficas físicas en aguas de mar frente a Groenlandia y
otros parámetros medioambientales, incluidos
baja temperatura, hielo marino, régimen de luz solar, penachos de sedimentos en
suspensión y floraciones de fitoplancton que caracterizan
el Artico.
En base a los conocimientos adquiridos, se realizó una primera evaluación
cualitativa del potencial de biodegradación en las aguas marinas
Groenlandia se presenta. Además de las características árticas más evidentes,
como la baja temperatura y
hielo marino, el impacto de las características típicas del Ártico, como el entorno
oligotrófico, la escasa adaptación microbiana a
Degradación de hidrocarburos, mezcla de masas de agua estratificada y
floraciones masivas de fitoplancton suspendidas
Las plumas de sedimentos merecen ser temas de investigación futura.
1. Introducción
El cambio climático puso al Ártico en una montaña rusa de problemas ambientales
cambios (Arrigo et al., 2008; Barnhart et al., 2015; Overeem et al.,
2011; Steele et al., 2008). Uno de estos cambios, a saber, la retirada
extensión del hielo marino, alienta los intereses económicos y políticos para
establecer
nuevas rutas de envío más cortas y para explotar las reservas de petróleo y gas
en alta mar.
Se espera que una parte considerable de estos desarrollos tenga lugar en
Aguas de Groenlandia (Defense Command Denmark, 2015; Gautier et al.,
2009). Las licencias para la exploración de hidrocarburos ya han sido otorgadas
a lo largo de la costa oeste y noreste de Groenlandia, donde el más reciente
las exploraciones datan de 2010 a 2011 (Gobierno de Groenlandia,
2017). Estas regiones han sido clasificadas como 4º y 7º de un total de 25
provincias de gas en el Ártico en términos de potencial de hidrocarburos (Gautier
et al., 2009). Cuando se trata de envío, el potencial a largo plazo
el crecimiento depende en gran medida de las condiciones futuras del hielo
marino, pero también del futuro
desarrollos económicos tales como la explotación de petróleo y gas, extracción de
minerales,
apertura de los pasajes Nordeste y Noroeste para transártico
el envío, y las políticas futuras juegan un papel crucial (Det Norkse
Veritas, 2013). Peters et al. (2011) proyectó un aumento del 44% y del 77%
en el consumo de combustible para el envío en el Ártico para 2030 y 2050,
respectivamente.
Considerando que prácticamente todas las etapas y operaciones de rutina de
offshore
la explotación del petróleo y el gas y del tráfico marítimo están acompañados por
un
riesgo de derrames de petróleo (Lee et al., 2015), derrames de petróleo en el
ambiente marino del Ártico
son inevitables Accidentes catastróficos históricos, como el Exxon
Derrame de petróleo Valdez en Alaska (1989), han demostrado que la lejanía y
las duras condiciones ambientales que caracterizan el Ártico complican
esfuerzos de limpieza y limitan la cantidad de petróleo derramado que puede ser
recuperado
(Wolfe y otros, 1994).
La extracción de petróleo no recuperado del medio ambiente depende en gran
medida de
procesos físicos naturales y biológicos de meteorización. Aquí, microorganismos
desempeñar un papel crucial para eliminar los contaminantes del petróleo y han
demostrado el
capacidad para reducir el impacto ambiental a largo plazo de desastres como
los derrames de petróleo de Exxon Valdez y Deepwater Horizon (Golfo de México,
2010)
(Atlas y Hazen, 2011). Un conocimiento profundo de la biodegradación
potencial del petróleo derramado en los mares árticos es, por lo tanto, esencial
para el riesgo ecológico
evaluación, así como para desarrollar planes de contingencia para el derrame de
petróleo
respuesta.
En esta revisión, presentamos el estado actual del conocimiento sobre
biodegradación del petróleo en ambientes marinos del Ártico. Nos enfocamos en
la clave
parámetros ambientales y restricciones bioquímicas que controlan
el potencial de biodegradación del petróleo derramado en el agua de mar del
Ártico. Por la presente,
las condiciones en las aguas de Groenlandia se consideran un caso de estudio.
El cuadro 1 y la figura 1 presentan una selección de los principales fenómenos
específicos del Ártico
e interacciones que son relevantes para el destino y la biodegradación
de derrames de petróleo. En la Sección 2, discutimos el físico
condiciones oceanográficas en aguas de Groenlandia en relación con la
biodegradación del petróleo.
El efecto de las condiciones ambientales típicas del Ártico sobre
el destino y la biodisponibilidad del aceite derramado se investigan en la Sección
3.
La Sección 4 resume la capacidad y adaptación de microbios árticos
comunidades a la biodegradación de hidrocarburos y analiza el natural
ocurrencia de degradadores capaces en las aguas de Groenlandia. En la sección
5, se discuten las limitaciones de nutrientes. En la Sección 6, la presentación
el conocimiento sobre la biodegradación del petróleo del Ártico se compila en un
mapa
que muestra la distribución geográfica y estacional de la biodegradación
potencial en aguas de Groenlandia (Fig. 2).
2. Condiciones oceanográficas físicas en las aguas de Groenlandia como
controles para la biodegradación de hidrocarburos
2.1. Corrientes oceánicas, temperatura y condiciones del hielo marino
Las principales corrientes oceánicas que afectan Groenlandia traen Atlántico Norte
y agua del Pacífico Norte (Buch, 2002, 2000; Jeansson et al., 2008;
Rudels et al., 2002) y el calor de transporte, como se ilustra en la Fig. 2. Un
modelado
estudio de la evolución a largo plazo de los derrames de petróleo del Ártico mostró
que predijo
las trayectorias del petróleo también siguieron estas principales corrientes
oceánicas y el hielo
rutas de deriva (Blanken et al., 2017). Además, la influencia de las corrientes
oceánicas
diversos controles ambientales de biodegradación, incluidos,
Cuadro 1
Fenómenos típicos del Ártico que son relevantes para el destino y la
biodegradación
de derrames de petróleo.
La baja temperatura y el hielo marino influyen fuertemente en la fisicoquímica
propiedades de hidrocarburos de petróleo (Secciones 2.1, 3.2
y 3.4) así como el potencial de degradación microbiana (Secciones
4.1-4.3).
• Condiciones hidrodinámicas particulares (por ejemplo, mezcla vertical de
agua de mar) son inducidos por fenómenos típicos del Ártico, como
polinias y la zona de hielo marginal. Polynyas son grandes extensiones
de aguas abiertas en mares que de otro modo estarían cubiertos por
hielo, pero se vuelven libres de hielo a principios de la primavera. El hielo marginal
zona es la transición entre el océano abierto y el hielo marino.
Estas condiciones hidrodinámicas influyen en el transporte de
aceite disperso, nutrientes y microbios (Sección 2.2).
• Penachos masivos de sedimentos glaciales suspendidos (concentraciones
elevadas
de partículas minerales procedentes de ríos glaciares
y glaciares) y las floraciones de fitoplancton pueden prevalecer en el Ártico
aguas de mar. Esto puede conducir a la formación de aceite-mineral (Sección
3.5) y agregados de aceite y fitoplancton (Sección 3.6). UN
formación particular se llama "nieve de aceite marino", que son agregados
de petróleo, partículas minerales (degradación de hidrocarburos)
bacterias y fitoplancton (Sección 3.6). Nieve de aceite marino
tiende a hundirse, arrastrando así petróleo al lecho marino (es decir,
sedimentación).
• Las condiciones oligotróficas con relaciones N / P generalmente bajas pueden
causar limitaciones de nitrógeno cuando los nutrientes se agotan debido a
floraciones de fitoplancton o debido a la formación de bacterias
biomasa involucrada en la degradación de hidrocarburos (Sección 5).
• Un régimen de luz del Ártico fuertemente estacional con luz diurna larga / corta
en verano / invierno influye en la fotooxidación de hidrocarburos
en consecuencia. La fotooxidación altera el petróleo
propiedades y composición, que afectan su biodegradabilidad
(Sección 3.3).
temperatura (Sección 3.2 y 4.1), presencia de hielo marino (Sección 3.4)
y niveles de nutrientes (Sección 5.2).
Las diferencias más evidentes entre el Ártico y otros elementos marinos
los ambientes son la baja temperatura del agua y la ocurrencia de mar
hielo. Ambos parámetros se relacionan con las corrientes oceánicas y tienen una
gran influencia
diferentes aspectos biológicos y físico-químicos de la biodegradación del petróleo.
La temperatura superficial del agua de mar del Ártico tiene un patrón estacional y
NorthSouth
gradiente que varía desde -1.8 ° C, la temperatura de congelación del agua de
mar,
en invierno a alrededor de 8 ° C para las aguas superficiales de verano en el Ártico
inferior
latitudes (Fig. 2). Estas temperaturas son sustancialmente menores que en
la mayoría de los otros ambientes marinos. También las temperaturas en las
aguas profundas del Ártico
son en general bajos, pero menos variables. A profundidades por debajo de 500
m, temperaturas
Disminuya con la profundidad, por ejemplo: 4 a 2 ° C en Labrador
Mar (Talley y McCartney, 1982); De 4 a -0.5 ° C en la bahía de Baffin
(Zweng y Münchow, 2006); y -0.4 a -1.2 ° C en el norte
Mar de Groenlandia (Somavilla et al., 2013). La extensión y concentración del
hielo marino del Ártico
son estacionales Los máximos de invierno se observan típicamente en marzo
y mínimos de verano en septiembre (Barnhart et al., 2015). Clima
cambio ha causado disminución de hielo marino durante todo el año,
con las tendencias decrecientes más fuertes para los mínimos de verano
(Barnhart et al., 2015).
2.2. Estratificación y mezcla vertical
Los océanos y mares del Ártico están generalmente estratificados por la salinidad,
llamada
β-océanos, que los distingue de los demás siendo la temperatura
océanos estratificados, llamados α-océanos (Carmack, 2007). β-océanos son
caracterizado por una fuerte haloclina con una superficie persistente de baja
salinidad
capa que se abastece de agua dulce por la entrada del río, la precipitación y
deshielo (Carmack, 2007). Además, la presencia (estacional) de mar
el hielo reduce la mezcla impulsada por el viento (Carmack y Chapman, 2003;
Rainville et al., 2011). Esto implica que la mezcla vertical es generalmente
débil y limitado a los 15 m superiores bajo hielo marino y hasta 50 m
en la zona de transición entre la zona de hielo estacional y la zona abierta
océano (Carmack y Wassmann, 2006). Sin embargo, el agua estratificada
la columna puede ser perturbada por (i) la dinámica de la marea a lo largo de los
lados empinados de
bancos o quiebres de estantes (Carmack y Chapman, 2003) y (ii) hidrodinámica
discontinuidades como polinias, zonas marginales de hielo (definidas en
Cuadro 1) y frentes donde se encuentran diferentes masas de agua. Estos
fenómenos
típicamente causa la surgencia de aguas profundas ricas en nutrientes, en las
cuales
crecimientos masivos de fitoplancton prosperan. Por ejemplo, en el oeste de
Groenlandia,
surgencia frecuente ocurre en el descanso del estante, tanto al norte como al sur
de
la entrada de la bahía de Disko y en las laderas de Store Hellefiskebanke
(Boertmann et al., 2013). La apertura del hielo marino en las áreas de polinia
y en la zona de hielo marginal permite el impacto del viento en la superficie del
agua
(como en aguas abiertas), causando la mezcla inducida por el viento de la
columna de agua.
Al mismo tiempo, el hielo marino nuevo se forma continuamente en estos fríos
abiertos
aguas La salmuera continua liberada por la formación de hielo marino (rechazo de
salmuera)
tiene una densidad más alta que el agua subyacente y los sumideros, causando
mezcla profunda convectiva impulsada por densidad de la columna de agua. El
más
polinias importantes en Groenlandia (Carmack y Wassmann, 2006;
Pedersen et al., 2010) y la ubicación de la zona de hielo marginal son
representado en la Fig. 2. Finalmente, a lo largo de la costa suroeste de
Groenlandia, una
frente se forma entre el agua polar baja en sal y la solución salina
agua de origen atlántico (Buch, 2002). Las diferencias de temperatura y salinidad
entre las dos masas de agua son más fuertes desde junio hasta
Diciembre, causando un frente. La mezcla vertical a través de los transportes
frontales
agua rica en nutrientes desde una mayor profundidad a la capa superficial
(Frajka-Williams et al., 2009; Yebra et al., 2009).
Mezcla a escala local de masas de agua generadas por estos diferentes
los fenómenos pueden promover la biodegradación de hidrocarburos mejorando
dispersión vertical de penachos de aceite (Sección 3), facilitando la inoculación de
plumas de petróleo con organismos que degradan hidrocarburos (Sección 4), y
reposición de nutrientes en capas superficiales (Sección 5), como se muestra en la
Fig.
1. Por ejemplo, durante el reventón de Deepwater Horizon, las oscilaciones
actuales
y la mezcla horizontal en la pluma de aceite de aguas profundas jugó un crítico
papel en la distribución de hidrocarburos y floraciones bacterianas asociadas.
Recirculación
de masas de agua contaminadas que ya estaban enriquecidas
en los degradadores de hidrocarburos inoculados y aceleraron la degradación
procesos en la pluma de aceite más fresca (Hazen et al., 2016; Valentine et al.,
2012).
3. Aspectos fisicoquímicos de la biodegradación de hidrocarburos bajo
Condiciones árticas
Una combinación compleja de varios parámetros influye directamente
e indirectamente la biodegradabilidad del petróleo derramado. Lee et al. (2015)
proporcionado
una visión general completa del estado actual del conocimiento sobre
cómo las características del aceite (densidad, viscosidad, volatilidad y solubilidad
en agua),
variables ambientales (temperatura, viento, olas, luz solar y
hielo marino) y procesos de meteorización (dispersión, evaporación, dispersión,
disolución, emulsificación, fotooxidación y biodegradación, Cuadro 2)
interactuar e influir en el destino del petróleo derramado. En las siguientes
secciones,
discutimos el papel crucial de la dispersión del petróleo en pequeñas gotas y
disolución
de hidrocarburos en la fase acuosa para la biodegradación y
cómo estos procesos están influenciados por las condiciones específicas del
Ártico.
3.1. La dispersión y la disolución determinan la biodisponibilidad de hidrocarburos
Microorganismos que utilizan hidrocarburos como fuente de carbono y energía
tiene que lidiar con un sustrato poco biodisponible debido a la baja
solubilidad en agua de hidrocarburos, que varía de mmol hasta