Sei sulla pagina 1di 5

Eduardo José Blanco.

Tutor Virtual. Formatted: Right

Los sistemas de educación actuales se hallan aproximados a Formatted: Indent: First line: 0.49", Line spacing: 1.5
lines
transformaciones profundas en sus paradigmas pedagógicos como resultados
de la confiscación de las tecnologías de la información y de la comunicación
como resultado de lograr altos niveles en los diversos contextos educativos y en
cuanto a las estrategias pedagógicas de autoformación en los estudiantes; es
decir se busca que el estudiante tenga cualidades de autogestión y
autoevaluación de su proceso de enseñanza y aprendizaje. En este punto hay
que detenerse y preguntarse ¿Cómo diseñar un ambiente virtual de aprendizaje
aprovechando la capacidad que proporciona la web? La respuesta a esta
interrogante se resuelve mediante la participación tanto de los estudiantes y de
los profesores en espacios tales como: el chat, la videoconferencia, los foros e,
incluso, el diseño de los sitios web donde los estudiantes pueden subir las
diversas actividades, ya sean Slideshare, Scribd, Edmodo, entre otras
plataformas virtuales. Cada una de estas herramientas, el profesor puede hacer
la planeación y desarrollo del curso ya que le permite aprovechar ciertas ventajas
que le proporciona estas herramientas en el campo educativo.
Igualmente, la respuesta está orientada a la construcción de una Formatted: Line spacing: 1.5 lines

proposición para el diseño del EVA desde un enfoque pedagógico y didáctico,


valiéndose de la capacidad de interactividad que proporciona la web. Con esto
se puede obtener la siguiente hipótesis: si se diseñan los EVA desde los
currículos, componentes y las didácticas se puede aprovechar al máximo cada
una de la capacidad de interactividad entre el profesor y alumno en un espacio
virtual. Asimismo, se hace énfasis en la línea del currículo y el uso de los recursos
disponibles en la plataforma virtual con el fin de alcanzar un aprendizaje
significativo en los estudiantes. Dada la importancia de cada elemento se
consideró los propósitos de la evaluación, es un elemento importante para
reconocer como está el proceso en los estudiantes de la comunidad virtual de
aprendizaje, ya que se puede diseñar planes que favorezcan su consecución, se
puede hacer una rúbrica para determinar cómo el estudiante ha alcanzado sus
metas en el proceso de enseñanza.
En consecuencia, la planificación didáctica y, consecuentemente, el
diseño, por tanto, se piensan desde el punto de vista procesual y decisional, lo
cual insinúa, por un lado, un esquema de pensamiento flexible y, por otra parte,
un esquema continuo que le conceden el dinamismo constante y que alegue a
momentos en los que hay que sostener, proceder, reflexionar y reconstruir el
plan de acción de los ambientes virtuales de aprendizaje, porque la idea
primordial es que dicho ambiente esté lleno de una dinamismo por parte de los
estudiantes como del profesor, que debe proponer cada una de las actividades
desde una planeación activa, llena de actividades creativas.
“La acción de planificar es por tanto un proceso de progresivo, paulatino
y evolutivo en el cual tiene sentido lo que se está haciendo y reconstruyendo”
que se desenvuelve en un proceso cíclico que promueve cada unos de los ciclos
de reflexión e indagación sobre la práctica educativa en esa planeación que ha
hecho el docente, asimismo advierte de un modelo procesual y no lineal de
acuerdo a las necesidades de los estudiantes del ambiente virtual de
aprendizaje. Como consecuencia, el docente obtiene un protagonismo, en el
ambiente virtual, porque es responsable y asume “las decisiones a partir del
diagnostico y de las necesidades instruccionales o de aprendizaje y las
características particulares de cada situación”, en torno a cuál es la alineación
teórica que más “ se adecúa a su concepción personal o el tratamiento del
problema en cuestión y, en correspondencia con esto, cuál es la estrategia se
puede emplear y cómo evaluar los aprendizaje que se desean alcanzar”.
Este es el modelo ADDIE “es la aproximación más común del diseño
instruccional aplicado a medios electrónicos, que consiste de cinco etapas (de
ahí se deriva su nombre): Análisis, Diseño, Desarrollo, Implementación y
Evaluación”. Ahora en un entorno virtual de aprendizaje, el diseño instruccional
“se concibe desde una perspectiva procesual y comprensiva que considera el
proceso didáctico en sus fases pre-activa, inter-activa y post-activa, atendiendo
a las particularidades del contexto curricular en el cual se inserta, desde su
concepción, pasando por el control de calidad hasta el proceso de
retroalimentación”. El diseño didáctico permite “apreciar cierto consenso en
cuanto a los componentes del diseño, lo que a su vez se expresa en algunas
orientaciones válidas para la toma de decisiones generales que podrían
considerarse en el diseño de propuestas formativas en el contexto de la
virtualidad”. En la siguiente imagen se muestra al menos de las cinco etapas que
debe tener un diseño durante el proceso didáctico de un EVEA o EVA.

Para que este diseño sea funcional se debe considerar una serie de
elementos o aspectos: 1.- La exploración de los conocimientos previos o
situación inicial de los participantes. 2.- El reconocimiento de las potencialidades
y limitaciones de los medios materiales, el material didáctico, la infraestructura y
las diferentes herramientas y servicios que le ofrece el entorno virtual para
desarrollar acciones que garanticen el aprendizaje interactivo y significativo. 3.-
Las características de tiempo, espacio, medios y equipo docente.4.- La
autorregulación del aprendizaje por parte del estudiante y el trabajo colaborativo.
5.- Los espacios para la socialización, la comunicación e interacción.
En conclusión, el docente le compete intervenir, conducir, guiar, coordinar,
y orientar al alumno de manera individual en un entorno virtual porque debe
prestarle atención a su proceso de una manera detallada, ya que el participante
está haciendo todo desde su hogar, en su tiempo. Es por ello que la planeación
del docente debe considerar cada una de los aspectos posibles que se puede
presentar a lo largo del proceso de la asignatura. Por eso se requiere un docente
que su planeación contemple un desempeño profesional y responsable como
garantía de calidad del proceso didáctico, ya que debe estar al pendiente de
cada uno de los sucesos que ocurran a lo largo del proceso de enseñanza y
aprendizaje del participante, debe proporcionarle herramientas didácticas para
que puede ejecutar de una manera significativa su aprendizaje significativo.

Bibliografía.
1.- Alonso, L. y Martín Sánchez, M.Á. (2008). La calidad en los elementos del
diseño instruccional en Elearning o educación virtual. Congreso Virtual
Iberoamericano de calidad en Educación a distancia.
2.- Amaro de Chacín, R. (2009). La docencia telemática ¿una nueva docencia?.
Memorias de la Octava Conferencia Iberoamericana en Sistemas, Cibernética e
Informática: CISCI 2009. Orlando, Florida.
3.- Chacón, F. (2000). Cómo se arma un curso en la Web? Manual del profesor.
Florida: Nova Southeastem University.
4.- Folegotto, I. y Tambornino, R. (2001). La mediación en los nuevos ambientes
de aprendizaje. Universidad Nacional de la Plata. Ponencia de la Sociedad
Mexicana de Computación en la Educación, Argentina.