Sei sulla pagina 1di 2

Escala de Fisher

La escala de Fisher es una de las escalas neurológicas usuales en la evaluación de la cantidas,


distribución y apariencia del sangrado en la HSA en las imágenes de tomografía computadorizada
(CT) durante el monitoreo del ictus:

 Grado 1: sin hemorragia evidente, no predice vasoespasmo.


 Grado 2: HSA difusa con una capa de menos de 1 mm de espesor (cisternas interhemisféricas,
insulares o ambientales), sin coágulos localizados, no predice vasoespasmo.
 Grado 3: HSA con una capa de más de 1 mm de espesor, coágulos en el espacio
subaracnonideo (entre el cerebro y el cráneo), predice vasoespasmo severo.
 Grado 4: HSA de cualquier espesor, con hemorragia intraverntricular (HIV) o intracerebral –con
extensión al parénquima– con/sin sangre apreciable en las cisternas basales, no predice
vasoespasmo.

La escala de Fisher fue desarrollada en 1980 y se utiliza regularmente para predecir el riesgo
de vasoespasmocerebral después de la HSA sobre la base de la cantidad de sangre que aparece en las
exploraciones iniciales de CT dentro de los 5 días de producida la HSA.

Escala de Glasgow

La escala de coma de Glasgow es una de las escalas neurológicas que tiene como
objetivo proporcionar una forma fiable y objetiva de calificar el estado de conciencia de una
persona, tanto para una valoración inicial del cuadro, como para valoraciones posteriores de su evolución.

El paciente es evaluado según los criterios de la escala de Glasgow, de acuerdo con un marcador que
cuantifica la apertura ocular, la respuesta verbal y la respuesta motora (cada parámetro recibe una
calificación) para dar una puntuación del paciente que oscila entre un mínimo de 3 (1 + 1 + 1, lo que
indica inconsciencia profunda) y un máximo de 15 (4 + 5 + 6, conciencia plena).

Apertura ocular
 Ausencia de apertura ocular: 1
 Ante un estímulo doloroso (respuesta eficaz al dolor periférico, como la presión sobre el lecho
ungeal): 2
 Ante una orden verbal (sólo si la persona está despierta; caso contrario, califica con 4): 3
 Espontánea: 4

Respuesta verbal
 Ausencia de respuesta verbal: 1
 Lenguaje incomprensible (suspiros, gemidos, ausencia de palabras): 2
 Lenguaje inapropiado (incapacidad para articular frases, habla aleatoria sin intercambio
conversacional, palabras sueltas): 3
 Confusa (respuesta coherente pero desorientada a las preguntas): 4
 Orientada (respuesta correcta, coherente y adecuada a preguntas tales como nombre y edad,
localización física, fecha, etc.): 5

Respuesta motora
 Ausencia de respuesta motora: 1
 Extensión anormal de los miembros, postura descerebrada acentuada por el dolor (aducción del
brazo, rotación interna del hombro, pronación del antebrazo y extensión del codo, flexión de la
muñeca y los dedos, extensión de la pierna, flexión plantar del pie): 2
 Flexión anormal de los miembros, postura de decortificación acentuada por el dolor (rotación
interna del hombro, flexión del antebrazo y la muñeca con el puño cerrado, extensión de la
pierna, flexión plantar del pie): 3
 Retiro del miembro explorado ante estímulos dolorosos (ausencia de postura anormal,
incapacidad para levantar la mano por sobre la barbilla cuando se aplica presión supraorbital,
alejamiento brusco cuando se pellizca el lecho ungueal): 4
 Identificación de estímulos dolorosos localizados: 5
 Obediencia correcta de órdenes sencillas: 6

Grados en la escala de Glasgow

La valoración de la escala de Glasgow se obtiene de la suma de los 3 parámetros para realizar un


seguimiento de las fluctuaciones del estado de conciencia posterior al ACV y clasificar a la lesión cerebral
de acuerdo con 5 niveles:

 Grado 1 (15 puntos): estado normal


 Grado 2 (13~14 puntos, sin hemiparesia): leve
 Grado 3 (13~14 puntos, con hemiparesia): compromiso cerebral leve
 Grado 4 (7~12 puntos): compromiso cerebral moderado
 Grado 5 (3~6 puntos): compromiso cerebral severo

La escala de Glasgow también se aplica en la evaluación de pacientes con traumatismo


craneoencefálico para definir la severidad del cuadro. En todos los casos, es de suma utilidad
desde las fases más tempranas de tratamiento.

Escala de Hunt y Hess

La escala de Hunt y Hess es una de las escalas neurológicas de clasificación de la gravedad de una HSA
no traumática que se utiliza para anticipar el pronóstico y el desenlace con una elevada correlación
respecto a las tasas de supervivencia al ACV.

Además de la observación clínica, las imágenes de tomografía axial computadorizada (TAC), las pruebas
de laboratorio, y la angiografía digital, la escala clínica de Hunt y Hess es un instrumento diagnóstico
fundamental en la evaluación de la HSA.

La escala de Hunt y Hess se basa en la condición clínica del paciente de acuerdo con 5 niveles de
síntomasperceptibles asociados con el riesgo de muerte; la mortalidad es mínima para el grado 1, y
máxima para el grado 5:

 Grado 1: paciente asintomático, dolor de cabeza leve, ligera rigidez de la nuca.


 Grado 2: dolor de cabeza moderado a fuerte, rigidez de la nuca, sin déficit neurológico fuera de
la parálisis del nervio craneal, paresia –debilidad o inmovilidad– de pares craneanos.
 Grado 3: Somnolencia, confusión, obnubilación, déficit neurológico focal leve.
 Grado 4: Estupor, hemiparesia –debilidad o inmovilidad de una mitad del cuerpo–
moderada a severa, rigidez de descerebración temprana.
 Grado 5: Coma, postura descerebrada.

Los pacientes con grados entre 3 y 5 en la escala de Hunt y Hess, donde ya se verifica una alteración en
el nivel de la conciencia, deben ser remitidos a la unidad de cuidados intensivos (UCI) o de
neurocríticos, en tanto aquellos que se encuentran en los escalones 1 y 2 pueden ser derivados a
la unidad de ictus.