Sei sulla pagina 1di 25

Institucionalidad y medidas de protección de niños y jóvenes infractores.

Experiencia Nacional y Comparada


El actual sistema de justicia juvenil chileno se sustenta en un enfoque socioeducativo, orientado
a la responsabilización y la reinserción social de los menores que han entrado en conflicto con
la ley, por medio de un sistema diferenciado de la justicia penal adulta. Sin embargo, una serie
de elementos hacen que, de momento, el sistema juvenil no haya podido diferenciarse
adecuadamente del adulto, presentando una serie de nudos críticos, tanto en aspectos legales,
como en lo referido a su implementación y a la intervención socioeducativa sobre dichos
menores.

En este contexto, del análisis de las legislaciones y políticas públicas en la experiencia


comparada en relación a las medidas de resocialización de los jóvenes infractores en algunos
países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE),
es posible realizar las siguientes conclusiones:

1) Una de las principales formas de evitar la reincidencia de los jóvenes infractores se


encuentra en los programas de diversion aplicados en los países anglosajones. Estos
programas o medidas alternativas están implementados dentro del sistema de justicia
penal como una forma de la sentencia (o bien directamente por la policía) y están
diseñados para evitar el ingreso formal del menor al sistema judicial. Las medidas
señaladas son de amplio espectro e incluyen, por ejemplo, el cumplimiento de
determinadas actividades educativas; de capacitación o formación profesional; de
ayuda comunitaria; de rehabilitación por abuso de drogas o alcohol; el ofrecimiento de
disculpas; asistencia a consejería y orientación; voluntariado; entre otros. Este sistema
es aplicado por Canadá, Australia, Nueva Zelanda, Finlandia y Holanda. En Irlanda,
Japón y España este enfoque se aplica dentro de instituciones correccionales
especiales, pero siempre dentro de un enfoque más bien asistencialista.

2) La intervención temprana de la policía respecto de los primeros o menos graves delitos


permiten evitar que el joven infractor cometa otros más graves en el futuro. Para ello, se
destaca la importancia de la adecuada preparación tanto de los oficiales de policía
como de otros funcionarios en contacto con los jóvenes infractores de ley. Este enfoque
es aplicado por Australia, Nueva Zelanda, Japón, Irlanda y Holanda.

3) Desde el punto de vista de la justicia restaurativa, la realización de conferencias entre


víctimas e infractores permite a los jóvenes hacerse responsables por sus actos
delictuales (incluyendo indemnizar el daño causado). Mediante la elaboración de un
plan de acción se establece que si el joven no puede asistir a la conferencia o
completar el plan, deberá enfrentar al tribunal. Estas conferencias operan en Canadá,
Australia y Nueva Zelanda.

Tabla de Contenidos

Introducción..................................................................................................................................... 2
Los programas de resocialización de los jóvenes infractores ........................................................ 2
Biblioteca del Congreso Nacional. Contacto: Guido Williams, Asesoría Técnica Parlamentaria. gwilliams@bcn.cl.
Anexos: 3180. Equipo de trabajo: Áreas de Análisis Legal y Guillermo Fernández de Gobierno, Defensa y Relaciones
Internacionales. 31/01/2014.
2

La resocialización de los jóvenes infractores en Chile.................................................................... 3


1.Principios y objetivos de la Reforma Penal Adolescente............................................................. 3
2.Nudos críticos de la implementación de la LRPA que dificultan la reinserción social de
adolescentes infractores.................................................................................................................. 4
a.Nudos asociados a la implementación del sistema.............................................................. 4
Privilegio de la desjudicialización y de las alternativas a la sanción penal............................. 4
Especialización de los actores del sistema procesal penal adolescente................................ 5
b.Nudos legales........................................................................................................................ 6
Idoneidad de la sanción........................................................................................................... 6
c.Nudos asociados a la intervención........................................................................................ 7
Capacidad instalada del Sename............................................................................................ 7
Institucionalidad y medidas/programas para la resocialización de los jóvenes infractores.
Experiencia Comparada ................................................................................................................. 7
1.Canadá......................................................................................................................................... 7
a.Institucionalidad .................................................................................................................... 8
d.Medidas/Programas.............................................................................................................. 9
2.Australia...................................................................................................................................... 10
a.Institucionalidad................................................................................................................... 11
b.Medidas/Programas............................................................................................................ 11
3.Nueva Zelanda........................................................................................................................... 12
a.Institucionalidad .................................................................................................................. 13
b.Medidas/Programas............................................................................................................ 13
4.Japón.......................................................................................................................................... 14
a.Institucionalidad .................................................................................................................. 15
b.Medidas/Programas............................................................................................................ 16
5.Irlanda......................................................................................................................................... 17
Department of Children and Youth Affairs. Irish Youth Justice Service. Disponible en:
http://www.iyjs.ie/ (Enero, 2014).................................................................................................... 17
a.Institucionalidad .................................................................................................................. 18
Department of Children and Youth Affairs. Irish Youth Justice Service. Disponible en:
http://www.iyjs.ie/ (Enero, 2014).................................................................................................... 18
Ibidem........................................................................................................................................... 18
c.Medidas/Programas............................................................................................................ 18
6.Finlandia..................................................................................................................................... 20
a.Institucionalidad .................................................................................................................. 20
d.Medidas/Programas............................................................................................................ 20
7.España........................................................................................................................................ 21
a.Institucionalidad .................................................................................................................. 21
e.Medidas/Programas............................................................................................................ 21
3

8.Holanda...................................................................................................................................... 22
a.Institucionalidad .................................................................................................................. 23
f.Medidas/Programas............................................................................................................. 23

Introducción

El presente informe tiene por objeto revisar la institucionalidad y las medidas de protección de
los niños y los jóvenes infractores en Chile (a partir de la entrada en vigencia de la Ley de
Responsabilidad Penal Adolescente el año 2007) y, a solicitud del requirente, en algunos países
miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Aunque existen importantes diferencias en las aproximaciones o enfoques en la experiencia


comparada, respecto al tratamiento de los menores de edad infractores (niños y jóvenes), se
han establecido sistemas de justicia juvenil paralelos al sistema criminal para adultos, todos los
cuales contemplan (o pretenden implementar) distintas medidas de resocialización. En algunos
casos, estas medidas operan en forma de medidas alternativas a la reclusión, dentro del
proceso penal de responsabilidad juvenil, y en otros priman los programas de carácter
asistencialista, fuera del sistema judicial.

Los programas de resocialización de los jóvenes infractores

En un informe canadiense del año 2007, elaborado por el Centro Internacional para la Reforma
del Derecho Penal y de la Política de Justicia Criminal (International Centre for Criminal Law
Reform and Criminal Justice Policy), se señala que toda estrategia de prevención del delito
exitosa debe enfocarse en la reinserción de los ex prisioneros en la comunidad y en el
desarrollo de medidas destinadas a reducir los niveles de reincidencia1.

Estas intervenciones, de la más diversa índole (medidas, iniciativas, programas), están


patrocinadas por el sistema de justicia, a menudo en colaboración con organizaciones
comunitarias y están asociadas a los factores de riesgo relacionados con la reincidencia.
Algunas iniciativas se centran en los desafíos específicos que enfrentan los infractores, como el
abuso de sustancias y el desempleo, mientras que otras se dirigen a grupos específicos de
infractores, como los agresores sexuales y los jóvenes infractores en riesgo social o de alto
riesgo2.

De acuerdo al informe citado, los programas de reinserción descritos generalmente se pueden


agrupar en3:
1) programas implementados en las cárceles (por ejemplo, de tratamiento por abuso de
drogas);

1 Griffiths, Curt; Dandurand, Yvon; Murdoch, Danielle. The Social Reintegration of Offenders and Crime Prevention.
2007. The International Centre for Criminal Law Reform and Criminal Justice Policy (ICCLR) Disponible en:
http://www.publicsafety.gc.ca/cnt/rsrcs/pblctns/scl-rntgrtn/index-eng.aspx (Enero, 2014).
2 Ibidem.
3 Griffiths, Curt; Dandurand, Yvon; Murdoch, Danielle. The Social Reintegration of Offenders and Crime Prevention.
2007. Op.Cit.
4

2) programas de transición basados en la supervigilancia (por ejemplo, a través de pulseras


electrónicas);
3) programas de transición basados en la asistencia social (por ejemplo, a través de
educación, capacitación, vivienda, etc.); y
4) programas integrales de asistencia, que resultarían de la coordinación entre los
organismos de la justicia penal y los servicios sociales.

La resocialización de los jóvenes infractores en Chile

En el caso de los adolescentes en conflicto con la ley, el sistema de ejecución de sanciones y


medidas que contempla la Ley de Responsabilidad Penal Adolescente (LRPA) tiene por
propósito central la rehabilitación y la reinserción de los menores.

Dicho sistema está a cargo del Servicio Nacional de Menores (Sename), organismo que aplica
directamente las sanciones privativas de libertad en centros acondicionados especialmente para
ello; en cambio, las medidas que no implican privación de libertad, están a cargo de organismos
acreditados especializados.

En ambos sistemas, la oferta incluye el fortalecimiento del vínculo con la familia, la continuación
de estudios, la formación para el trabajo y la atención de salud y el tratamiento de adicciones ya
que los adolescentes tienen la posibilidad de someterse a tratamientos de rehabilitación por
adicción a las drogas o al alcohol, medida que, además, puede ser dictada de forma obligatoria
por el juez de la causa4.

1. Principios y objetivos de la Reforma Penal Adolescente

De acuerdo a lo señalado por el Sename en el “Informe 5 años: Ley de Responsabilidad Penal


Adolescente”5, la entrada en vigencia de este sistema de justicia tuvo como propósito dar
respuesta al delito juvenil de forma especializada y en coherencia con los instrumentos
normativos y las recomendaciones internacionales en materia de derechos de infancia y
adolescencia.

Se estableció entonces un sistema de responsabilidad penal para adolescentes de entre 14 y


18 años que hubieran cometido delito, diferenciado del sistema de adultos y basado en un
enfoque de derechos, “donde el eje es el principio educativo orientado hacia el logro de
objetivos asociados a la responsabilización y la reinserción social del adolescente que es
imputado o condenado por haber cometido infracciones a la ley penal”. 6

De este modo, el sistema:

• Reconoce al adolescente como un sujeto de derechos que se encuentra en una etapa


especial de desarrollo.
• Se sustenta en un enfoque socioeducativo, orientado a la responsabilización y la
reinserción social.

4 Sename. Disponible en: http://bcn.cl/1isz4 (Enero, 2014).


5 Sename. “Informe 5 años. Ley de Responsabilidad Penal Adolescente”. Disponible en: http://bcn.cl/1iszf (Enero,
2014).
6 Sename. “Informe 5 años. Ley de Responsabilidad Penal Adolescente”. Op. Cit .pág.3.
5

• Impone un conjunto de derechos y garantías que regula la aplicación de los


procedimientos para la aplicación y ejecución de medidas y condenas.
• Considera la privación de libertad como una sanción de último recurso privilegiando las
sanciones en medio libre.7

2. Nudos críticos de la implementación de la LRPA que dificultan la reinserción social de


adolescentes infractores

Desde la implementación del sistema en 2007, diversas instituciones han desarrollado una serie
de estudios evaluativos respecto al funcionamiento de la LRPA, identificando una serie de
nudos críticos sobre los cuales existe un importante grado de consenso.

Para objeto del presente informe, han sido seleccionados aquellos puntos que se relacionan
con aspectos resocializadores.

Siguiendo el informe entregado por la Fundación a Paz Ciudadana a la Comisión de


Constitución, Legislación, Justicia y Reglamento del Senado con objeto de la evaluación de la
aplicación de la LRPA en sus cinco primeros años de vigencia, en esta materia es posible
distinguir tres áreas:

a. Nudos asociados a la implementación


b. Nudos legales
c. Nudos asociados a la intervención8

A continuación se describirán una serie de falencias del sistema identificada por los diversos
estudios que han sido analizados siguiendo, las cuales han sido agrupadas de acuerdo con la
topología enunciada en el párrafo anterior.

a. Nudos asociados a la implementación del sistema

• Privilegio de la desjudicialización y de las alternativas a la sanción penal

De acuerdo a lo señalado por el Jefe de la Unidad de Defensa Juvenil de la Defensoría Penal


Pública, Gonzalo Berríos, en “La ley de responsabilidad penal del adolescente como sistema de
justicia: análisis y propuestas”9 la LRPA establece un derecho penal especial por medio de la
diferenciación del sistema penal de adultos. Por tanto, desde el punto de vista del
funcionamiento práctico de la justicia de adultos y de adolescentes, se tiene que manifestar en
un tratamiento diferenciado de los casos por parte de ambos sistemas.

Para Berríos, uno de esos aspectos es el denominado ‘privilegio de las sanciones no privativas
de libertad’, que implica que la justicia penal juvenil debe operar privilegiando el ‘no contacto’ del

7 Ibídem.
8 Fundación Paz Ciudadana. “Nudos Críticos de la Ley Nº 20.084 a Cinco Años de su Entrada en Vigencia.” . Mayo
2013. pág. 2. Disponible en: http://www.pazciudadana.cl/publicacion/nudos-criticos-de-la-ley-n-20-084-a-cinco-anos-de-
su-entrada-en-vigencia, (Enero, 2014).
9 Berríos, Gonzalo. “La ley de responsabilidad penal del adolescente como sistema de justicia: análisis y propuestas”.
Revista Política Criminal. Vol. 6, Nº 11 (Enero, 2014), pág. 163-191. Disponible en:
http://www.politicacriminal.cl/Vol_06/n_11/Vol6N11A6.pdf (Enero, 2014).
6

adolescente con ella misma y, de no ser posible, poniendo rápido término al proceso penal con
alguna salida alternativa al juicio, mitigando de este modo los efectos desocializadores
producidos al relacionar a un joven con el sistema penal10.

Sin embargo, los análisis del autor permiten concluir que, al menos en los tres primeros años de
funcionamiento del sistema, “existe un funcionamiento bastante homogéneo de la justicia penal
de adultos con la justicia juvenil, sin mayores diferencias en el trato otorgado a ambos grupos.
Ello es particularmente notorio en el uso de las salidas alternativas al proceso (y en) las
sentencias condenatorias (las cuales son) porcentualmente más altas en los adolescentes que
en los adultos (y) por otro lado, desde la perspectiva del comportamiento interno del sistema
penal de adolescentes las tendencias respecto de este objetivo también son preocupantes. Así,
si las salidas alternativas representaban durante el primer año de la Ley un 43% de las formas
de término de las causas, al tercer año sólo alcanzan a un 33,1%. En un sentido contrario, las
condenas han evolucionado desde un 34,8% el primer año a un 44% el tercero” 11.

• Especialización de los actores del sistema procesal penal adolescente

Debido a lo ya señalado, respecto a que el sistema de Justicia Penal Adolescente ha sido


ideado como una forma de justicia especial, tanto a nivel institucional como académico existe un
alto grado de consenso en la importancia de que los operadores del sistema se capaciten y
especialicen en la temática de la justicia juvenil, para con ello, establecer penas orientadas a la
reinserción social de estos menores infractores, dejando de lado miradas puramente retributivas
de la pena.

Para Santibáñez y Alarcón, dicha especialización haría que los distintos actores del sistema
“dejen de lado la mirada más persecutora y retribucionista que inspira las políticas públicas en
materia de criminalidad adulta”12.

Las autoras sostienen que la LRPA contiene este elemento de la especialización a disponer la
creación de nuevas plazas de fiscales, defensores y jueces que deberán ser capacitados
especialmente en materia de responsabilidad penal juvenil, para que sean sólo ellos quienes
conozcan de esta clase de infracciones penales, pero el problema se presenta desde el
momento en que la propia ley “a renglón seguido (…) señala que cualquier fiscal, defensor o
juez con competencia en lo penal se encuentra habilitado para intervenir en el marco de sus
competencias si ello fuere necesario, lo que ha hecho que en la práctica muchas causas de
infracciones penales juveniles sean conocidas por fiscales, jueces o defensores no
especializados”13.

En un reciente artículo publicado en la Revista “93” de la Defensoría Penal Pública (DPP), el


Director del Sename, Rolando Melo, coincide con lo señalado por Santibáñez y Alarcón en
2009, al sostener que “la especialización institucional en el sistema de responsabilidad penal
adolescente es una tarea solo parcialmente cumplida” 14.

10 Berríos, Gonzalo. “La ley de responsabilidad penal del adolescente como sistema de justicia: análisis y propuestas”.
Op. Cit. pág. 8
11 Berríos, Gonzalo. “La ley de responsabilidad penal del adolescente como sistema de justicia: análisis y propuestas”.
Op. Cit. pág. 15.
12 Santibañez y Alarcón. “Análisis crítico de la aplicación práctica de la Ley de Responsabilidad Penal Juvenil y
propuestas de mejoramiento.” Pontificia Universidad Católica de Chile. Disponible en: http://bcn.cl/1it1c (Enero, 2014).
13 Ibídem.
14 Melo, Rolando. “El desafío de la especialización en el sistema de justicia penal adolescente.” En Revista 93
Defensoría Penal Pública, Nº 9, Diciembre 2013, pp. 57-60. Disponible en: http://bcn.cl/1it1r (Enero, 2014).
7

Melo también dota de gran importancia a esta materia dado que “la comprensión acabada de
los actores de las particularidades de los adolescentes infractores, del contenido de las
sanciones, de los programas disponibles, de los fenómenos de desarrollo humano, es
absolutamente decisiva, por ejemplo, para la aplicación de sanciones y medidas idóneas, con el
contenido necesario para promover la reinserción social del joven” 15.

Desde la Fundación Paz Ciudadana también apuntan a este problema señalando que tanto el
Ministerio Público como la judicatura deben lograr mayores grados de especialización, siendo
una de las alternativas la creación por ley de un mayor número de salas especiales 16.

Las salas especiales son aquellas que han logrado la especialización de cada uno de los
actores y, por tanto, tanto el Juez, como el Fiscal y el Defensor se dedican exclusivamente a
conocer casos de menores infractores. A ello se suma el hecho de que se cuenta además con
un coordinador judicial permanente del Sename encargado de mantener los contactos con las
autoridades que están a cargo de la ejecución de las penas, 17 lo cual es destacado por Melo,
quien sostiene que los análisis recogidas en diversos por el Departamento de Justicia Juvenil de
Sename respecto del funcionamiento de estas salas en los últimos años, coinciden en que “se
observa un conocimiento común y pormenorizado de los temas de la adolescencia, del
contenido y funcionamiento de medidas cautelares, sanciones y programas disponibles en el
territorio”18.

Finalmente, a juicio de Melo, la especialización del sistema también adquiere relevancia en lo


relacionado con el control de la ejecución de las sanciones ya que el juez cuenta con mayor
conocimiento específico del joven y de sus necesidades de intervención. “Estos mecanismos
son claves no sólo para restringir el uso de la privación de libertad a lo estrictamente
indispensable, sino que son, en general, herramientas para una mejor gestión de las
sanciones”19.

b. Nudos legales

• Idoneidad de la sanción

De forma muy ligada al punto anterior aparece como tercer nudo critico la idoneidad de la pena.
De acuerdo al documento “A cinco años de la ley de Responsabilidad Penal Adolescente”, de la
Corporación Opción, dicha normativa incorpora los principios del interés superior del niño, de
proporcionalidad de la intervención punitiva del Estado y de responsabilidad de los
adolescentes por las infracciones cometidas20.

De este modo, señalan, “la LRPA contiene un amplio catálogo de sanciones socioeducativas,
tanto en medio libre como en cerrado. No obstante, nuestra legislación aún no contempla,

15 Melo, Rolando. “El desafío de la especialización en el sistema de justicia penal adolescente.” Op. Cit. p. 57.
16 Fundación Paz Ciudadana. “Nudos Críticos de la Ley Nº 20.084 a Cinco Años de su Entrada en Vigencia.” . Op. Cit.
pág. 1.
17 Santibañez y Alarcón “Análisis crítico de la aplicación práctica de la Ley de Responsabilidad Penal Juvenil y
propuestas de mejoramiento.” Op. Cit. pág.3.
18 Melo, Rolando. “El desafío de la especialización en el sistema de justicia penal adolescente.” Op Cit. pág. 57.
19 Melo, Rolando. “El desafío de la especialización en el sistema de justicia penal adolescente.” Op. Cit. pág.58.
20 Corporación Opción. “A cinco años de la ley 20.084 de Responsabilidad Penal de los Adolescentes”. Disponible en:
http://www.opcion.cl/descargas/Opcion_5agnosdeLRPA.pdf (Enero, 2014).
8

dentro de su ordenamiento jurídico, alternativas procesales especializadas para RPA que


permitan una diversificación de las respuestas acordes a la etapa evolutiva de los/as
adolescentes, utilizándose el Código Procesal Penal, establecido para los adultos, en los casos
de los acuerdos reparatorios y suspensiones condicionales del procedimiento. Situación que ha
impedido la utilización de las salidas alternativas con contenido socioeducativo como primera
respuesta a la base piramidal propio de los sistemas penales juveniles, como aquellos en que
se inspiró nuestra LRPA”21.

Según el citado documento, la consecuencia negativa de esta situación es que “al momento de
la determinación de la sanción, existen dificultades prácticas dado que el juez no cuenta con la
información de peritos o consejero técnico (como en el caso de Tribunales de Familia) para
determinar que sanción es la más idónea y proporcional para cumplir eficazmente con las
finalidades enunciadas”22.

c. Nudos asociados a la intervención

• Capacidad instalada del Sename

Tal como fue señalado en los puntos anteriores, el sistema de ejecución de sanciones y
medidas que contempla la LRPA se sustenta en un enfoque socioeducativo, orientado a la
responsabilización y la reinserción social de los menores. Sin embargo, desde la
implementación de la ley no han sido inyectados los recursos necesarios para que el Sename y
los organismos acreditados especializados que tienen a cargo el cumplimiento por parte de los
menores de las medidas que no implican privación de libertad.

A sentir de la Fundación Paz Ciudadana, dichos defectos se materializan en las altas tasas de
reincidencia de los menores infractores, las cuales llegan al 70% antes de un año y al 18,6% en
el mismo mes en que son liberados23.

Institucionalidad y medidas/programas para la resocialización de los jóvenes infractores.


Experiencia Comparada

A continuación se identifican, en las legislaciones y políticas públicas de algunos países


miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), las
medidas o programas implementados para la resocialización de los jóvenes infractores.

1. Canadá

En Canadá, el gobierno federal y los gobiernos provinciales/territoriales comparten


responsabilidades en relación al sistema de justicia juvenil. Por una parte, el gobierno federal es

21 Corporación Opción. “A cinco años de la ley 20.084 de Responsabilidad Penal de los Adolescentes”. Op. Cit. págs 1
y 2.
22 Corporación Opción. “A cinco años de la ley 20.084 de Responsabilidad Penal de los Adolescentes”. Op. Cit. pág. 3.
23 Fundación Paz Ciudadana. “Nudos Críticos de la Ley Nº 20.084 a Cinco Años de su Entrada en Vigencia.”. Op. Cit.
p. 2.
9

responsable de dictar la legislación penal, esto es, el Código Penal y la Ley de Justicia Penal
Juvenil (Youth Criminal Justice Act24)25.

Por otra parte, las provincias y territorios son responsables de la aplicación de las normas
señaladas y de implementar los programas y servicios relacionados con la justicia juvenil26.

La Ley de Justicia Penal Juvenil y, en consecuencia, el sistema de justicia que le es propio, se


aplica a los jóvenes de entre los 12 y los 17 años de edad que han entrado en conflicto con la
ley27.
a. Institucionalidad

El Departamento28 de Justicia de Canadá (Department of Justice) está encargado del sistema


de justicia juvenil (The Youth Justice System29.

Dentro de dicho departamento opera la Iniciativa de Justicia Juvenil (Youth Justice Initiative)30,
área encargada de propender por un sistema de justicia juvenil justo y eficaz; responder a los
temas emergentes en esta materia; y permitir una mayor participación ciudadana/comunitaria en
dicho sistema. Además, analiza y recomienda modificaciones a la Ley Penal Juvenil y
administra los programas federales de subsidios para cumplir sus objetivos. En especial,
distribuye fondos especiales para el tratamiento de los más violentos jóvenes infractores
afectados por problemas de salud mental31.

Por otra parte, el Centro de Prevención del Crimen Juvenil (Centre for Youth Crime Prevention,
CYCP), dependiente de la Real Policía Montada, aporta información cualitativa y cuantitativa
(estadísticas) para complementar la toma de decisiones en este ámbito32.

En cada provincia y territorio existe un oficial de la Policía Montada para la Juventud,


funcionarios especializados que apoyan el desarrollo de políticas y programas nacionales y
supervisa las iniciativas locales33.

Asimismo, a través de su sitio web, el CYCP ofrece a los agentes de policía y a los adultos que
trabajan con jóvenes, herramientas y recursos para ayudarles en sus interacciones con los
jóvenes en las escuelas y la comunidad34.

24 Youth Criminal Justice Act. Disponible en: http://laws-lois.justice.gc.ca/eng/acts/Y-1.5/ (Enero, 2014).


25 Griffiths, Curt; Dandurand, Yvon; Murdoch, Danielle. The Social Reintegration of Offenders and Crime Prevention.
2007. Op.Cit.
26 Griffiths, Curt; Dandurand, Yvon; Murdoch, Danielle. The Social Reintegration of Offenders and Crime Prevention.
2007. Op.Cit.
27 Government of Canada. Department of Justice. Youth Criminal Justice Act. Disponible en:
http://www.justice.gc.ca/eng/cj-jp/yj-jj/ycja-lsjpa/index.html (Enero, 2014).
28 Equivalente a un ministerio en Chile.
29 Government of Canada. Department of Justice. Criminal Justice: Youth Justice. Disponible en:
http://www.justice.gc.ca/eng/cj-jp/yj-jj/index.html (Enero, 2014).
30 Government of Canada. Department of Justice. Criminal Justice. Youth Justice: Youth Justice Initiative. Disponible en:
http://www.justice.gc.ca/eng/cj-jp/yj-jj/yji-ijj.html (Enero, 2014).
31 Government of Canada. Department of Justice. Criminal Justice: Youth Justice. Op.Cit.
32 Royal Canadian Mounted Police. Centre for Youth Crime Prevention. Disponible en: http://www.rcmp-grc.gc.ca/cycp-
cpcj/index-eng.htm (Enero, 2014).
33 Royal Canadian Mounted Police. National Youth Strategy. Disponible en: http://www.rcmp-grc.gc.ca/nys-snj/index-
eng.htm (Enero, 2014).
34 Royal Canadian Mounted Police. National Youth Strategy. Op.Cit.
10

Por último, con el fin de escuchar el punto de vista de los jóvenes sobre las cuestiones que les
afectan, el Comité Asesor Nacional de la Juventud de la Policía Montada reúne a jóvenes de
todo Canadá para discutir los temas importantes que enfrentan en sus respectivas
comunidades35.

d. Medidas/Programas

Como ya se adelantó en el punto anterior, los programas gubernamentales (a nivel federal)


destinados a la protección y/o resocialización de los menores de edad infractores son
ejecutados por el Departamento de Justicia o por la Real Policía Montada (policía canadiense
federal):

a. Por una parte, el Departamento de Justicia administra los siguientes programas:

• El Programa de Financiamiento de los Servicios de Justicia Juvenil (Youth Justice


Services Funding Program):

A este programa sólo pueden acceder las provincias y territorios y no personas o grupos
de personas en forma particular36.

Con una contribución financiera anual de casi $142 millones de dólares canadienses
para el período 2013-14 a 2017-18, su objetivo es facilitar la provisión de diversos
programas y servicios dirigidos a los jóvenes infractores, tales como: aplicación de
programas de diversion (educativos, de capacitación, comunitarias, etc.) destinados al
retiro de los cargos criminales en su contra (equivalente a la suspensión condicional del
procedimiento en Chile); servicios de rehabilitación y reinserción social; elaboración de
informes y evaluaciones; programas de apoyo y supervisión intensiva; conferencias
entre víctimas e infractores con apoyo de las autoridades y otras partes involucradas
(justicia restaurativa); entre otras37.

En el sistema anglosajón se denomina diversion a los programas aplicados dentro del


sistema de justicia penal como una forma de la sentencia. Este tipo de programas son a
menudo dirigidos por un departamento de policía, los tribunales, la fiscalía o una
agencia externa y están diseñado para evitar que a los infractores les sean aplicados
cargos criminales y que tengan antecedentes penales.

• El Programa de Supervisión y Custodia de Rehabilitación Intensiva (Intensive


Rehabilitative Custody and Supervision Program, IRCS):

35 Royal Canadian Mounted Police. National Youth Strategy. Op.Cit.


36 Government of Canada. Department of Justice. Funding. Funding for Other Levels of Government: Youth Justice
Services Funding Program (YJSFP). Disponible en: http://www.justice.gc.ca/eng/fund-fina/gov-gouv/yjsfp-pfsjj.html
(Enero, 2014).
37 Government of Canada. Department of Justice. Funding. Funding for Other Levels of Government: Youth Justice
Services Funding Program (YJSFP). Disponible en: http://www.justice.gc.ca/eng/fund-fina/gov-gouv/yjsfp-pfsjj.html
(Enero, 2014).
11

Con las mismas características del programa anterior en cuanto a su acceso, éste
financia programas y servicios terapéuticos especializados para jóvenes afectados por
problemas de salud mental y que son condenados por delitos violentos graves38.

Desde el año 2003, la Ley de Justicia Penal Juvenil permite la opción de aplicar una
sentencia terapéutica a los jóvenes que sufren una enfermedad o trastorno psicológico,
emocional o mental y que es condenado por homicidio (doloso o culposo), intento de
homicidio y asalto sexual agravado. Desde abril de 2008 se ha extendido la entrega de
estos fondos federales a otros casos excepcionales de grave violencia cometida por
jóvenes en las condiciones señaladas39.

Con un total de $11 millones de dólares canadienses para el período 2013-2014 a


2017-18, este programa pretende poner fondos a disposición de las provincias y
territorios para garantizar el diagnóstico y tratamiento de dichos jóvenes, promover su
rehabilitación y su reinserción efectiva en la sociedad; y por lo tanto, potencialmente
reduciendo la probabilidad de reincidencia, mejorando la seguridad públicas40.

b. Por otra parte, la Estrategia Juvenil Nacional (National Youth Strategy), a cargo de la Real
Policía Montada (policía canadiense federal), contempla, como una de sus cinco
prioridades reducir la participación de los jóvenes en la delincuencia, sea como víctimas o
agresores. Los temas prioritarios de la actual estrategia son el bullying y el acoso
cibernético, la conducción en estado de ebriedad o distraído, el abuso de sustancias y la
violencia juvenil41.

Con el fin de reducir la delincuencia juvenil y la victimización, la Real Policía Montada tiene
como objetivos apoyar las respuestas sostenibles a largo plazo, que estén en consonancia
con la Ley de Justicia Penal Juvenil; enfocarse en los factores de riesgo, la prevención y la
intervención temprana; y promover la participación y el empoderamiento de los jóvenes42.

Para alcanzar estos objetivos, la Real Policía Montada se centra en la concientización de


los jóvenes a través de modelos de conducta, mentores, aprendizaje activo y el propio
compromiso de los jóvenes para influir positivamente en sus pares, la escuela y la
comunidad. Algunas medidas en este sentido incluyen iniciativas de prevención en las
escuelas; participación de la comunidad; consultas a los jóvenes; alianzas entre la juventud
y la policía; y disponibilidad de herramientas en Internet. También procura abordar las
causas subyacentes de la delincuencia y la victimización mediante el trabajo conjunto de
múltiples agencias gubernamentales; la redirección hacia programas comunitarios; la
aplicación de medidas extrajudiciales y enfoques de justicia restaurativa43.

38 Government of Canada. Department of Justice. Funding. Funding for Other Levels of Government: Intensive
Rehabilitative Custody and Supervision (IRCS) Program. Disponible en: http://www.justice.gc.ca/eng/fund-fina/gov-
gouv/intens.html (Enero, 2014).
39 Government of Canada. Department of Justice. Funding. Funding for Other Levels of Government: Intensive
Rehabilitative Custody and Supervision (IRCS) Program. Op.Cit.
40 Ibidem.
41 Royal Canadian Mounted Police. National Youth Strategy. Disponible en: http://www.rcmp-grc.gc.ca/nys-snj/index-
eng.htm (Enero, 2014).
42 Ibidem.
43 Royal Canadian Mounted Police. National Youth Strategy. Disponible en: http://www.rcmp-grc.gc.ca/nys-snj/index-
eng.htm (Enero, 2014).
12

2. Australia

El 20 de noviembre de 2009, los Ministros de la Policía44 desarrollaron un modelo de acción en


relación a la delincuencia y el comportamiento antisocial de los jóvenes australianos, basado en
las mejores prácticas que sobre la materia ha identificado el Instituto Australiano de
Criminología45.

El Modelo Nacional de Policía Juvenil (National Youth Policing Model) está dirigido a los jóvenes
australianos de entre 12 y 24 años, en consonancia con las iniciativas de la Estrategia Nacional
para Jóvenes Australianos (National Strategy for Young Australians)46.

El Modelo señalado pretende hacer frente a una serie de ámbitos que impactan
significativamente tanto en jóvenes como en adultos jóvenes, tales como la violencia
relacionada con el consumo de alcohol y la conducción en estado de ebriedad47.

Las investigaciones sobre las políticas e iniciativas de policía juvenil existentes han identificado
las siguientes seis estrategias nacionales de alta prioridad 48:

• El monitoreo policial debe estar “enfocado”, es decir, que los esfuerzos policiales estén
dirigidos apropiadamente hacia las áreas de mayor necesidad en cuanto a las conductas
infractoras de los jóvenes.
• Fuertes respuestas al abuso de alcohol y drogas ilícitas, para reducir su acceso a través de
la aplicación estricta de la legislación.
• La aplicación de las normas de conducción debe ser estricta, para reducir la participación
de los jóvenes en accidentes carreteros.
• La aplicación de la “intervención temprana” y estrategias de diversion (medidas
alternativas), para evitar que los jóvenes entren en el sistema de justicia penal.
• Colaboración y el intercambio de información entre jurisdicciones y con otros sectores, para
asegurarse de que los jóvenes puedan acceder a los servicios y asistencia apropiados.
• Educación y concientización de los jóvenes sobre seguridad y sus derechos y
responsabilidades legales, para asegurarse de que los jóvenes puedan tomar decisiones
informadas acerca de su comportamiento y se sienten confiados de su seguridad personal.

a. Institucionalidad

A nivel nacional, no fue posible identificar una institución encargada específicamente de los
jóvenes infractores.

Los programas implementados en las jurisdicciones estaduales y territoriales son ajustes de las
estrategias nacionales originadas en el Modelo, de acuerdo a sus propias circunstancias 49.

44 Se refiere a los Ministros de los estados y territorios bajo cuya autoridad se encuentran los servicios policiales.
45 “National Youth Policing Model”. Commonwealth of Australia 2010. Disponible en:
http://www.ag.gov.au/CrimeAndCorruption/CrimePrevention/Documents/NationalYouthPolicingModel.pdf (Enero, 2014).
46 “National Youth Policing Model”. Op.cit.
47 “National Youth Policing Model”. Op.cit.
48 “National Youth Policing Model”. Op.cit.
49 “National Youth Policing Model”. Op.cit.
13

b. Medidas/Programas

A propósito de las estrategias nacionales detalladas en el Modelo Nacional de Policía Juvenil,


específicamente la estrategia 4 (Early intervention and diversion strategies – to prevent young
people from entering the criminal justice system), se han identificado las siguientes buenas
prácticas:

• La intervención temprana de la policía respecto de los primeros o menos graves delitos


permiten evitar que el joven infractor como otros más graves en el futuro.
• El redireccionamiento de los infractores primerizos o que cometieron delitos menos graves
a los programas y servicios que atiendan a las causas del comportamiento ofensivo (por
ejemplo, la rehabilitación de drogas, servicios de apoyo familiar y asesoramiento).
• La participación de jóvenes en actividades de prevención del delito.
• Programas recreativos que permiten a la policía participar en un ambiente informal con los
jóvenes que han tenido un contacto negativo con la policía.
• Realización de conferencias entre víctimas e infractores (justicia restaurativa), para permitir
que los jóvenes hagan frente a su comportamiento mediante un plan de acción, de modo
que si el joven no puede asistir a la conferencia o completar el plan, deberá enfrentar al
tribunal.

Ejemplos de iniciativas recogidas por el Modelo, al año 2010, son:

• La Policía del Territorio de la Capital Australiana ha implementado foros en las escuelas,


con el fin de identificar a las personas jóvenes considerados desvinculados de sus
escuelas y de la comunidad, entender las causas de su conducta ilícita y determina las vías
de referencia apropiados.
• En el Territorio del Norte, la ley de justicia juvenil local del 2006 incluye una presunción de
aplicación de medidas alternativas (diversion) a los jóvenes infractores y la aplicación de la
justicia restaurativa (incluyendo indemnizar el daño causado), animando a los jóvenes
delincuentes y a sus familias a aceptar la responsabilidad directa por su comportamiento.
• La policía del estado de Nueva Gales del Sur tiene un programa de diversion dirigido a los
menores infractores aborígenes.
• La policía del estado de Australia Occidental ha implementado programa de diversion,
diseñados para evitar que los jóvenes que están en riesgo se conviertan en delincuentes a
través de la colaboración entre las agencias gubernamentales locales y estatales, y ONGs
y empresas. Uno de ellos es el programa de soldadura para jóvenes infractores de entre 12
y 17 años. Con ello, además de aprender un oficio, mejoran las relaciones con la policía y
obtienen una certificación en Metales e Ingeniería. Se realiza durante cuatro horas todos
los viernes, durante el curso escolar y en las vacaciones escolares.

3. Nueva Zelanda

La justicia juvenil en Nueva Zelanda cuenta con dos procedimientos judiciales para los menores
de 17 años de edad: uno para los niños infractores, de entre 10 a 13 años de edad, y otros para
los jóvenes de 14 a 16 años de edad50.

50 New Zealand Government. Ministry of Justice. Child offending and youth justice processes. Disponible en:
http://www.justice.govt.nz/policy/crime-prevention/youth-justice/child-offending-and-youth-justice-processes/child-
offending-and-youth-justice-processes (Enero, 2014).
14

Ambos procedimientos se rigen por la Ley de Niños, Jóvenes y sus Familias (Children, Young
Persons and Their Families Act 1989)51, bajo un doble enfoque: la rendición de cuentas
(accountability), por medios alternativos o de diversion, y la rehabilitación52. La idea del sistema
de justicia juvenil neozelandés es mantener a los infractores menores de edad fuera del sistema
formal de justicia, a menos que el interés público exija otra cosa 53.

Por otra parte, el Plan de Acción para la Delincuencia Juvenil 2013–2023 (Youth Crime Action
Plan 2013-2023) pretende, en el plazo de 10 años, reducir los delitos cometidos por menores de
edad y ayudar a los infractores a cambiar de vida. Para ello, adopta un enfoque práctico en
apoyo de los servicios de justicia juvenil, los trabajadores de servicios sociales y voluntarios54.

Según lo señalado en una ponencia expuesta en la 5ª Conferencia Bianual del Observatorio


Internacional de Justicia Juvenil, del año 2012, Nueva Zelanda es visto como un líder mundial
en cuanto a justicia de menores, por su un alto nivel de diversion (que allí se denominan
“acciones alternativas”) y la participación de la familia en la toma de decisiones a través de las
conferencias de grupos familiares55.
a. Institucionalidad

El Ministerio de Justicia cuenta con un Equipo de Trabajo sobre Reducción del Crimen y Justicia
Juvenil (Ministry of Justice Crime Reduction Team). Este Equipo asesora al Ministro de Justicia
sobre políticas en temas de justicia juvenil, desarrolla las propuestas de políticas de justicia
juvenil en colaboración con otras agencias gubernamentales y grupos de interés de la justicia
juvenil, y ayuda a coordinar la aplicación del Plan de Acción de la Delincuencia Juvenil (Youth
Crime Action Plan)56.

Otras agencias gubernamentales que participan de las políticas dirigidas a los jóvenes
infractores son el Ministerio de Desarrollo Social; los servicios sociales dirigidos a los niños,
jóvenes y familias; el Ministerio de Desarrollo de la Juventud; el Ministerio de Educación; el
Ministerio de Salud (salud primaria y mental); la Policía de Nueva Zelandia, entre otros57.

b. Medidas/Programas

51 Ley de Niños, Jóvenes y sus Familias disponible en:


http://www.legislation.govt.nz/act/public/1989/0024/latest/DLM147088.html (Enero, 2014).
52 New Zealand Government. Ministry of Justice. Child offending and youth justice processes. Disponible en:
http://www.justice.govt.nz/policy/crime-prevention/youth-justice/child-offending-and-youth-justice-processes/child-
offending-and-youth-justice-processes (Enero, 2
53 New Zealand Government. Ministry of Justice. Policy development. Crime prevention. Youth Justice: Introduction to
youth justice. Disponible en:http://www.justice.govt.nz/policy/crime-prevention/youth-justice/child-offending-and-youth-
justice-processes/child-offending-and-youth-justice-processes (Enero, 2014).
54 New Zealand Government. Ministry of Justice. Policy development. Crime prevention. Youth Justice: Introduction to
youth justice. Op.Cit.
55 Graveson, Chris. “Preventing and Diverting Children and Young People from Offending”. The Fifth Biennial
Conference of the International Juvenile Justice Observatory. London, 6th - 7th November 2012. Disponible en:
http://www.oijj.org/sites/default/files/chris_graveson.pdf (Enero, 2014).
56 New Zealand Government. Ministry of Justice. Introduction to youth justice. Disponible en:
http://www.justice.govt.nz/policy/crime-prevention/youth-justice/introduction-to-youth-justice/ (Enero, 2014).
57 New Zealand Government. Ministry of Justice. Disponible en: http://www.justice.govt.nz/policy/crime-
prevention/youth-justice/other-agencies (Enero, 2014).
15

Existe una amplia gama de opciones disponible para dar respuesta a la delincuencia juvenil e
infantil, en función de la edad del infractor y la gravedad de la infracción. Son elementos únicos
de los procedimientos a que están sujetos ambos grupos de infractores los siguientes 58:

a. La Policía de Ayuda a los Jóvenes (Police Youth Aid), sección especializada de la policía
neozelandesa lidia directamente con los menores infractores en conjunto con otros oficiales
policiales involucrados en la detención de éstos. Estos funcionarios están facultados para
aplicar, con gran flexibilidad, advertencias y acciones alternativas. Estas últimas están
destinadas a los casos de infracciones leves, sin que sea necesario recurrir a una
Conferencia de Grupo Familiar (que se explican más abajo) o a los tribunales. Pueden
incluir cualquier acción considerada como probable para reducir la delincuencia, como
trabajo comunitario informal, consejería (counselling), acuerdos para pagar los daños,
cartas de disculpa, mantención de la asistencia escolar o la realización de una tarea sobre
los efectos de su conducta ilegal. Las familias y las víctimas a menudo están involucrados
en el desarrollo de los planes de acciones alternativas. En algunos casos la familia puede
haber desarrollado una respuesta antes que la policía se involucre, caso en el cual esta
última puede utilizar tal respuesta como base para una acción alternativa.

b. Las Conferencias de Grupo Familiar (Family Group Conferences), que reúnen al menor, su
abogado (si lo tiene), miembros de su familia, la(s) víctima (s) o su representante, la policía
y el Coordinador de Justicia Juvenil, con el fin de que los jóvenes se hagan responsables
de su conducta (en el caso de los niños infractores también se centran en temas
relacionados con la protección del mismo). En esta instancia se elabora un plan que
contiene recomendaciones respecto del menor, incluyendo: una disculpa, la reparación,
trabajos a favor de la víctima o de la comunidad, donaciones de caridad, toques de queda,
consejería (counselling) y programas de capacitación. También pueden recomendar que
las medidas alternativas se interrumpan o que se emita una advertencia policial formal.

4. Japón

La justicia de menores en Japón se ocupa de los jóvenes de entre 14 y 19 años que hayan
cometido un delito (“delincuentes juveniles”), y los casos relacionados a menores de 14 años
que han infringido la ley penal o una regulación de carácter penal, pero que no son
considerados como delincuentes en virtud del Código Penal debido a su corta edad (“jóvenes
que hayan cometido actos ilegales”)59.

A los menores de 20 años se les aplica la Ley de Menores de 1948 (Juvenile Act)60, la que
establece medidas especiales al efecto, en lugar de la Ley de Enjuiciamiento Criminal. El
tribunal de familia tiene jurisdicción primaria sobre estos casos, pudiendo condenarlos a una
cárcel de menores o bien, si es menor de 16 años (y sólo hasta dicha edad), a una escuela de
capacitación (reformatorios), con énfasis en la educación y la capacitación 61.

58 New Zealand Government. Ministry of Justice. Policy development. Crime prevention. Youth Justice: Introduction to
youth justice. Disponible en:http://www.justice.govt.nz/policy/crime-prevention/youth-justice/child-offending-and-youth-
justice-processes/child-offending-and-youth-justice-processes (Enero, 2014).
59 Japan Federation of Bar Associations. The Japanese Judicial System. Disponible en:
http://www.nichibenren.or.jp/en/about/judicial_system/judicial_system.html (Enero, 2014).
60 Ley de Menores disponible en inglés en: http://www.japaneselawtranslation.go.jp/law/detail/?
ft=1&re=02&dn=1&x=18&y=3&co=01&ky=juvenile+law&page=15 (Enero, 2014).
61 Library of Congress. Children’s Rights: Japan. Juvenile Justice. Disponible en: http://www.loc.gov/law/help/child-
rights/japan.php (Enero, 2014).
16

De los casos de infractores menores de 14 años de edad se encargan los centros de


orientación infantil, según lo dispuesto por la Ley de Bienestar Infantil de 1947 (Child Welfare
Act)62, cuando han cometido actos que, de haber sido cometidos por una persona mayor de 14
años, constituiría un delito. Estos menores están bajo la jurisdicción del tribunal de familia sólo
cuando el gobernador de la prefectura o el jefe del centro de orientación infantil los refiere a él63.
También están sujetos a la jurisdicción de los tribunales de familia los menores que son
propensos a cometer delitos o a violar la legislación penal, a la luz de su carácter, conducta o
circunstancias64.

El Ministerio de Justicia cuenta con un “Libro Blanco sobre el Crimen”, cuya publicación más
reciente es del 2012. En él se explican, entre otras materias, las tendencias y tratamiento de los
jóvenes infractores65.

Por su parte, desde el año 2012, Japón cuenta con una Estrategia Global para Prevenir la
Reincidencia, elaborada por la Reunión Ministerial sobre Medidas contra el Crimen, la cual
incluye a los jóvenes infractores y aquellos que delinquen por primera vez 66.

En un artículo académico del año 2000 se señala que a fines de los años noventa ya era un
tema de discusión en Japón el trato que debía darse a los menores infractores. Lo anterior, por
cuanto, no obstante la Ley de Menores japonesa había cumplido medio siglo el año 1999, este
país contaba con una de las tasas de criminalidad más bajas de entre las naciones
industrializadas. Sin embargo, debido al sostenido aumento de dicha tasa (a partir de 1995) 67, la
autora del artículo rebate las propuestas legislativas en post de un modelo como el de EE.UU.
en materia de justicia juvenil. Dichas propuestas no se centrarían en la rehabilitación, bastando,
según la autora, los controles sociales ya vigentes, en razón de las características propias de la
cultura japonesa, que contribuyen a su baja tasa de criminalidad68.

a. Institucionalidad

El Ministerio de Justicia de Japón tiene bajo su dependencia al Buró de Prisiones (Correction


Bureau), el cual dirige y supervisa las instituciones correccionales, entre las que destacan
dentro del ámbito de la justicia juvenil, las cárceles de menores, las escuelas de formación de
menores y los hogares de clasificación de menores. Su objetivo es garantizar el correcto
tratamiento de los reclusos en lo que respecta a su seguridad, el trabajo penitenciario, la
educación, la clasificación, el tratamiento médico y la higiene69.

62 Ley de Bienestar Infantil disponible en inglés en: http://www.japaneselawtranslation.go.jp/law/detail/?


ft=1&re=02&dn=1&x=18&y=3&co=01&ky=juvenile+law&page=13 (
63 Library of Congress. Children’s Rights: Japan. Juvenile Justice. Disponible en: http://www.loc.gov/law/help/child-
rights/japan.php (Enero, 2014).
64 “Criminal Justice in Japan 2011. United Nations Asia and Far East Institute for the Prevention of Crime and the
Treatment of Offenders (UNAFEI). Pág. 33 PDF. Disponible en:
http://www.unafei.or.jp/english/pdf/CJSJ_2011/00CJSJ_2011.pdf (Enero, 2014).
65 The Ministry of Justice of Japan. White paper on crime 2012. Disponible en:
http://hakusyo1.moj.go.jp/en/61/nfm/mokuji.html (Enero, 2014).
66 The Ministry of Justice of Japan. The comprehensive strategy for re-offending prevention (overview). Disponible en:
http://www.moj.go.jp/ENGLISH/m_hisho04_00000.html y http://www.moj.go.jp/content/000114605.pdf (Enero, 2014).
67 Sin perjuicio del aumento señalado, de acuerdo a las estadísticas indicadas en el Libro Blanco del año 2012, las
tasas habrían vuelto a una tasa decreciente hasta el 2011. Ver en:
http://hakusyo1.moj.go.jp/en/61/nfm/n_61_2_3_1_1_1.html (Enero, 2014).
68 Hardung, Jessica. “The proposed revisions to Japan’s juvenile law: if punishment is their answer, they are asking the
wrong question”. Pacific Rim Law & Policy Journal Association, 2000. Disponible en: http://bcn.cl/1ispx (Enero, 2014).
69 The Ministry of Justice of Japan. Correction Bureau. Disponible en: http://www.moj.go.jp/ENGLISH/CB/cb-01.html
(Enero, 2014).
17

Además existe el Buró de Rehabilitación (Rehabilitation Bureau), también dependiente del


Ministerio de Justicia, que administra todo lo concerniente a la libertad condicional (incluida la
de los jóvenes)70.

b. Medidas/Programas

Los tribunales de familia pueden adoptar diversas medidas respecto de un delincuente juvenil:
colocarlo bajo una medida de protección; devolver el asunto a la fiscalía; remitir el caso a un
centro de orientación infantil; o desestimar el caso luego de la audiencia. Por su parte, existen
tres medidas de protección: la libertad condicional, el ingreso a una institución establecida en
virtud de la Ley de Bienestar Infantil y el ingreso a una escuela de capacitación (reformatorio)71.

Hay cuatro tipos de escuelas de capacitación, las que se clasifican por la edad, el nivel de
tendencia criminal, y las condiciones mentales o físicas de los jóvenes infractores: primaria,
secundaria, especial y médica. Estas escuelas ofrecen programas a largo (hasta dos años) y
corto plazo (hasta seis meses)72.

Para cada menor infractor se elabora un plan de tratamiento individualizado, que establece los
objetivos, contenidos y métodos de la educación correccional. El plan está diseñado para
facilitar la reinserción en la sociedad del menor luego de su salida de la institución73.

La educación correccional proporcionada en las escuelas de capacitación de menores


infractores posee 5 componentes: (i) orientación de vida, (ii) orientación profesional; (iii)
formación académica, (iv) educación física y de la salud, y (v) actividades especiales74.

La orientación de vida es la pieza central de la educación correccional. A través de diversos


métodos (consejería uno a uno o grupal, guías diarias, etc.), aborda los problemas del menor en
su manera de pensar, actitud y comportamiento que podrían conducirlo a delinquir; los
problemas en la predisposición y las emociones del menor; el enriquecimiento de los
sentimientos; los hábitos de vida, las actitudes de respeto por la ley y de auto-control y las
relaciones con los demás; los problemas en la relación del menor con su familia y amigos; y la
elección de carrera, planificación de vida e reintegración social75.

Como parte de la orientación de vida, también se implementa la educación sobre los puntos de
vista de las víctimas, que tiene como fin profundizar la comprensión de los infractores respecto
de los sentimientos y sufrimientos de las primeras76.

70 The Ministry of Justice of Japan. Rehabilitation Bureau. Disponible en: http://www.moj.go.jp/ENGLISH/RB/rb-01.html


(Enero, 2014).
71 “Criminal Justice in Japan 2011. United Nations Asia and Far East Institute for the Prevention of Crime and the
Treatment of Offenders (UNAFEI). Op.Cit.
72 “Criminal Justice in Japan 2011”. United Nations Asia and Far East Institute for the Prevention of Crime and the
Treatment of Offenders (UNAFEI). Pág. 39. Disponible en:
http://www.unafei.or.jp/english/pdf/CJSJ_2011/00CJSJ_2011.pdf (Enero, 2014).Ibidem.
73 “Criminal Justice in Japan 2011. United Nations Asia and Far East Institute for the Prevention of Crime and the
Treatment of Offenders (UNAFEI). Pág. 40. Op.Cit.
74 “Criminal Justice in Japan 2011. United Nations Asia and Far East Institute for the Prevention of Crime and the
Treatment of Offenders (UNAFEI). Pág. 39. Op.Cit.
75 “Criminal Justice in Japan 2011. United Nations Asia and Far East Institute for the Prevention of Crime and the
Treatment of Offenders (UNAFEI). Pág. 40. Op.Cit.
76 Ibidem.
18

La orientación profesional se ofrece para fomentar la voluntad de trabajar y para equipar a los
jóvenes con las habilidades y los conocimientos necesarios para la vida profesional. Entre las
opciones de formación profesional disponibles están: soldadura, artesanía en madera,
ingeniería civil y construcción, maquinaria de construcción, agricultura, horticultura, trabajo de
oficina, servicios de enfermería, entre otros. En 2009, el 46,6% de los menores liberados había
obtenido títulos o licencias relacionadas con su curso de orientación profesional, y el 52,0%
había obtenido calificaciones y licencias no relacionadas con su curso de orientación
profesional77.

La educación académica es proporcionada a los jóvenes que no han completado la educación


obligatoria (nivel básico y secundaria menor). También se provee educación secundaria (de
nivel superior) a los menores calificados que necesitan y desean recibirla, así como educación
complementaria para nivelarlos para la vida diaria o para prepararlos para su retorno a la
escuela78.

La educación para la salud se proporciona para orientar a los jóvenes en el cuidado de la salud
y la prevención de enfermedades, incluyendo información sobre una dieta equilibrada, el daño
provocado por las drogas ilícitas, y sobre enfermedades de transmisión sexual. En cuanto a la
educación física, se organizan actividades deportivas para mejorar la fuerza física, la
concentración, la paciencia, el cumplimiento de normas, y la co-operatividad79.

Por último, las actividades especiales incluyen el voluntariado, actividades educativas


extraescolares (como viajes de estudio), actividades de clubes y la recreación. Estas
actividades son apoyadas por voluntarios visitantes, capellanes, miembros de la Asociación de
Mujeres para Ayuda a la Rehabilitación y miembros del Movimiento Hermanos y Hermanas
Mayores (Big Brothers and Sisters).

Por su parte, la Estrategia Global para Prevenir la Reincidencia del año 2012 también ha
señalado estrategias específicas para prevenir la reincidencia de los menores infractores y de
los delincuentes primerizos, y son las siguientes80:

• Proporcionar apoyo adecuado a las necesidades criminogénicas de cada infractor,


• Reforzar los sistemas de apoyo para los miembros de la familia o tutores a través de la
colaboración de organizaciones afines,
• Mejorar las habilidades de comunicación de los infractores a través de un programa de
actividades de contribución social, y
• La conducción de un apoyo adecuado para romper las relaciones con los pares
antisociales e involucrar a los jóvenes en la comunidad, con la cooperación de
organizaciones afines.

5. Irlanda

77 Ibidem.
78 Ibidem.
79 Ibidem.
80 The Ministry of Justice of Japan. The comprehensive strategy for re-offending prevention (overview). Disponible en:
http://www.moj.go.jp/ENGLISH/m_hisho04_00000.html y http://www.moj.go.jp/content/000114605.pdf (Enero, 2014).
19

La Estrategia Nacional de Justicia Juvenil 2008-2010 (National Youth Justice Strategy 2008-
2010)81, sustentada en la Ley de la Infancia del 2001 (Children Act)82, se centra en los jóvenes
que ya han tenido algún contacto con el sistema de justicia penal83.

Los objetivos principales de la Estrategia Nacional de Justicia Juvenil son los siguientes84:
• Proporcionar liderazgo y construir la confianza del público respecto del sistema de justicia
juvenil.
• Reducir la delincuencia, al desviar a los jóvenes del comportamiento delictivo.
• Promover un mayor uso de las sanciones e iniciativas comunitarias para hacer frente a los
jóvenes que delinquen.
• Proporcionar un ambiente seguro para los menores detenidos para su pronta reinserción
social.
• Fortalecer y desarrollar bases de datos e información del sistema de justicia juvenil para
apoyar políticas y servicios más eficaces.

a. Institucionalidad

El Servicio Irlandés de Justicia de Menores (Irish Youth Justice Service) funciona como una
oficina ejecutiva dentro del Departamento de Asuntos de la Infancia y la Juventud (Department
of Children and Youth Affairs) y es responsable de conducir las reformas en el ámbito de la
justicia juvenil, junto con el Departamento de Justicia, Igualdad y Reforma Legislativa
(Department of Justice, Equality and Law Reform). Ambos departamentos están encargados de
aplicar la Ley de la Infancia del 200185.

Además, el Servicio Irlandés de Justicia de Menores, en consonancia con la Estrategia


Nacional, tiene como objetivo mejorar la prestación de los servicios de justicia juvenil y reducir
la delincuencia juvenil, enfocándose en las medidas alternativas (diversion) y la rehabilitación,
por medio de un mayor uso de las intervenciones comunitarias, y procurar un ambiente seguro
para los menores detenidos y apoyar su temprana reinserción social86.

Como parte de la reforma del sistema de justicia juvenil, el 1 de marzo de 2007 la


responsabilidad por la detención de los menores de edad fue trasladada desde el Departamento
de Educación y Ciencia al Servicio Irlandés de Justicia de Menores (del Departamento de
Justicia, Igualdad y Reforma Legislativa). En la actualidad, hay cuatro escuelas de detención,
que ofrecen diferentes servicios y niveles de seguridad87.

c. Medidas/Programas

81 De acuerdo a la información proporcionada por el sitio web del Servicio de Justicia Juvenil Irlandés, la sucesora de
esta Estrategia se publicaría en 2012.
82 Ley de la Infancia disponible en: http://www.irishstatutebook.ie/2001/en/act/pub/0024/ (Enero, 2014).
83 Department of Children and Youth Affairs. Irish Youth Justice Service. Disponible en: http://www.iyjs.ie/ (Enero,
2014).
84 “National Youth Justice Strategy 2008 – 2010”. Irish Youth Justice Service. Department of Justice, Equality and Law
Reform. Pág. 8. Disponible en: http://www.iyjs.ie/en/IYJS/Strategy%20PDF.pdf/Files/Strategy%20PDF.pdf (Enero, 2014).
85 Department of Children and Youth Affairs. Irish Youth Justice Service. Disponible en: http://www.iyjs.ie/ (Enero,
2014).
86 Ibidem.
87 Irish Youth Justice Service. Department of Justice, Equality and Law Reform. “National Youth Justice Strategy 2008 –
2010”. Pág. 22. Disponible en: http://www.iyjs.ie/en/IYJS/Strategy%20PDF.pdf/Files/Strategy%20PDF.pdf (Enero, 2014).
20

De acuerdo al segundo objetivo general de la Estrategia Nacional, esto es, la reducción de la


delincuencia juvenil a través de las medidas alternativas, alejándolos del crimen y del sistema
judicial criminal. Estas medidas se traducen en proyectos y programas, sanciones comunitarias
y justicia restaurativa, cumpliéndose los fines de toma de responsabilidad y rehabilitación del
menor infractor88.

Por su parte, a través de la intervención temprana de los menores que ya han entrado en
conflicto con la ley se pretende evitar que participen actividades delictuales. Es por ello que se
deben atacar factores como la pobreza, el desempleo, la deserción escolar, la adicción y la
crianza inadecuada, los que contribuyen de manera importante al comportamiento antisocial de
los jóvenes. En consecuencia, el Gobierno irlandés ha invertido significativamente en la
prestación de una amplia gama de programas y servicios para hacer frente a las desventajas
educativas y sociales y al abuso del alcohol y las drogas adecuadas89.
.
De entre la amplia gama de iniciativas preventivas proporcionadas por el sistema de justicia
penal están las siguientes90:

• Proyectos de la policía nacional de Irlanda que desarrollan las habilidades de los jóvenes
para que estén en mejores condiciones de aprovechar las oportunidades educativas,
laborales, de formación, deportivas, artísticas, en la música y otras actividades que se les
presenten, así como proporcionar un ambiente estructurado para darle estabilidad a sus
vidas. Al 2010 habían más de 100 de estos proyectos operando en todo el país.
• Los programas bajo la Estrategia Nacional de Drogas dirigidos a la educación, la
prevención, el tratamiento y la rehabilitación de los jóvenes en situación de riesgo de
consumir drogas.

En cuanto a la seguridad de los menores infractores, las “escuelas de detención” proporcionan


instalaciones residenciales para quiénes están sujetos a prisión preventiva o han sido
condenados a penas de prisión91.

Los objetivos de las escuelas son proporcionar cuidado y satisfacer las necesidades educativas
de los jóvenes infractores, y hacer frente a las conductas delictivas con el fin de prepararlos
para su retorno a la sociedad lo más rápido posible. Es un principio de la Ley de la Infancia del
2001 que la detención sea un último recurso y durante el menor tiempo posible 92.

Además de los programas de educación especializada, las escuelas ofrecen programas de


atención individual a la medida de las necesidades y riesgos de cada menor. El personal de las
escuelas procede de entornos multidisciplinarios e incluyen staff para el cuidado personal,
supervisores nocturnos, profesores, enfermeras, personal administrativo y auxiliar. Asimismo se
proporcionan servicios psicológicos y médicos siempre que sean necesarios93.

Cada escuela de detención está certificada por el Ministerio de la Infancia como adecuadas
para sus fines. Cada escuela tiene una capacidad total de 77 plazas y la ocupación media en
88 Ibidem. Pág. 17. Op.Cit.
89 Irish Youth Justice Service. Department of Justice, Equality and Law Reform. “National Youth Justice Strategy 2008 –
2010”. Pág. 17. Op.Cit.
90 Irish Youth Justice Service. Department of Justice, Equality and Law Reform. “National Youth Justice Strategy 2008 –
2010”. Pág. 18. Op.Cit.
91 Irish Youth Justice Service. Department of Justice, Equality and Law Reform. “National Youth Justice Strategy 2008 –
2010”. Pág. 22. Op.Cit.
92 Ibidem.
93 Irish Youth Justice Service. Department of Justice, Equality and Law Reform. “National Youth Justice Strategy 2008 –
2010”. Pág. 22. Op.Cit.
21

2007 fue de 54. Aunque el costo anual de funcionamiento de las escuelas varía en cada
establecimiento, según su capacidad y función, en 2006 el costo anual promedio por menor fue
de 330.263 euros (más de 245 millones de pesos chilenos)94.

6. Finlandia

La Ley de Jóvenes Infractores (Young Offenders Act)95 fue dictada el año 1940 y reformada
repetidas veces hasta principios de este siglo.

En Finlandia, los jóvenes delincuentes están sujetos a dos sistemas: el sistema de bienestar
infantil y el sistema de justicia penal. Bajo el sistema de bienestar infantil, el interés superior del
niño prevalece y todas las intervenciones son de apoyo96. Bajos este régimen quedan sujetos
los infractores menores de 15 años de edad que cometen actos peligrosos o perjudiciales (por
ejemplo, que consume gran cantidad de alcohol o drogas, comete delitos o descuida la
asistencia escolar, entre otros)97.

El sistema de justicia penal, por su parte, se hace cargo de los infractores de 15 años en
adelante98. Las condenas a personas de entre 15 y 17 años de edad se aplican reducidas (en
general, de las tres cuartas partes de la pena que se impondrían en un delincuente adulto).
Normalmente los menores de 18 años no sirven sus penas en prisión. También se le puede
eximir de la pena si el tribunal considera que la persona se va a reformar aún sin condena 99.

De acuerdo a un artículo académico del año 2006, Finlandia, a diferencia de muchos otros
países alrededor del mundo, ha logrado reducir significativamente sus tasas de encarcelamiento
(incluyendo el de menores de edad). A pesar de la evidente tolerancia en las políticas de justicia
juvenil finesas, el autor del artículo citado advierte sobre la amenaza que las tendencias
actuales puedan llevar al país más cerca de un modelo punitivo100.

a. Institucionalidad

A nivel de Ministerio de Justicia, no existe una unidad especializada para la justicia de


menores101. La ejecución de la pena a que es condenado un menor infractor (mayor de 15 años)
es aplicada por la Agencia de Sanciones Criminales 102.

d. Medidas/Programas

94 Ibidem.
95 La Ley de Jóvenes Infractores sólo se encuentra disponible en finlandés:
http://www.finlex.fi/en/laki/kaannokset/1940/en19400262 (Enero, 2014).
96 Lappi-Seppala, Tapio. “Finland: A Model of Tolerance?”. De “Comparative Youth Justice”, págs. 177-195, año 2006.
Disponible en: https://www.ncjrs.gov/App/publications/abstract.aspx?ID=238502 (Enero, 2014).
97 Lastensuojelu.info. Child welfare services. Disponible en: http://www.lastensuojelu.info/en/services.html (Enero,
2014).
98 Lappi-Seppala, Tapio. “Finland: A Model of Tolerance?”. De “Comparative Youth Justice”, Op.Cit.
99 Judicial system in Finland. Courts. Young offenders. Disponible en: http://www.oikeus.fi/16076.htm (Enero, 2014).
100 Ibidem.
101 Ministry of Justice, Finland. Departments and units. Disponible en:
http://oikeusministerio.fi/en/index/theministry/organization.html (Enero, 2014).
102 Judicial system in Finland. Courts. Young offenders. Disponible en: http://www.oikeus.fi/16076.htm (Enero, 2014).
22

Aunque las sanciones del sistema de justicia juvenil finés no incluyen normalmente el
encarcelamiento efectivo, el menor condenado se encuentra bajo supervisión durante todo el
tiempo que dura la pena, a través de actividades y programas destinados a mejorar las
habilidades de los jóvenes infractores, apoyo y orientación, trabajo no remunerado, orientación
laboral y de vida, control del uso de drogas, etc.103.

Si el menor infractor no cumple con las condiciones y regulaciones de la sanción del sistema de
justicia juvenil o comete nuevos delitos, puede ser condenado a otra pena, por ejemplo, de
prisión condicional104.

Además, el joven infractor es responsable de indemnizar los daños y perjuicios causados con
su conducta delictual. Esta regla se aplica también a los menores de 15 años. Sin embargo, la
responsabilidad puede ajustarse si las circunstancias son tales que su imposición completa a un
menor de edad no sería razonable105.

7. España

La Ley 5/2000, Reguladora de la responsabilidad penal de los menores 106, de 13 de enero de


2001, se aplica a los infractores de entre 14 y 17 años de edad. Si el autor de los hechos es
menor de 14 años, su responsabilidad se rige por las normas sobre protección de menores
previstas en el Código Civil.

De acuerdo a la exposición de motivos de la Ley 5/2000, ésta se configuró como una norma de
naturaleza formalmente penal, pero materialmente sancionadora-educativa, que confiere al
menor infractor un tratamiento punitivo específico con una intervención de contenido,
básicamente, educativo y asistencial para posibilitar la reinserción social de éste, con la
adopción de unas medidas, fundamentalmente preventivo-especiales, orientadas hacia la
efectiva reinserción y el superior interés del menor”.

a. Institucionalidad

La revista El Observador del Sename entrevistó al jefe de Estudios, Programas y Formación, de


la Agencia de la Comunidad de Madrid para la Reeducación y Reinserción del Menor Infractor,
Luis González Cieza, quien dijo que cuentan “con diez centros de internamiento orientados a la
población juvenil infractora, de los cuales 3 son estatales y 7 de administración mixta, donde
confluye lo público con lo privado, esto último a través de fundaciones o instituciones sin fines
de lucro”107.

Respecto a las características, aseveró que “una primera novedad de estos centros es que en
un 90% tiene una capacidad mínima de 25 y máxima de 65 plazas. Existe un solo centro de
mayor tamaño con una capacidad de 180 plazas distribuido en módulos de 20 jóvenes cada
uno, pero esto también permite la oferta de recursos e instalaciones que otros más pequeños

103 Judicial system in Finland. Courts. Young offenders. Disponible en: http://www.oikeus.fi/16076.htm (Enero, 2014).
104 Ibidem.
105 Judicial system in Finland. Courts. Young offenders. Op. cit.
106 Ley 5/2000 disponible en: http://noticias.juridicas.com/base_datos/Penal/lo5-2000.html (Enero, 2014).
107 Revista Sename. “Luis González Cieza: La Comunidad de Madrid cuenta con sistema especializado para jóvenes
infractores de ley desde el 2005”. Disponible en: http://bcn.cl/1irbk (Enero, 2014).
23

no pueden dar. En todos los casos nos alejamos de instalaciones que pudieran parecer
carcelarias o prisiones”108.

e. Medidas/Programas

La exposición de motivos de la ley citada también se refiere a “la reparación del daño causado y
la conciliación del delincuente con la víctima como situaciones que, en aras del principio de
intervención mínima, y con el concurso mediador del equipo técnico, pueden dar lugar a la no
incoación o sobreseimiento del expediente, o a la finalización del cumplimiento de la medida
impuesta”. Tanto la reparación del daño causado como la conciliación con la víctima “presentan
el común denominador de que el ofensor y el perjudicado por la infracción llegan a un acuerdo,
cuyo cumplimiento por parte del menor termina con el conflicto jurídico iniciado por su causa”.

Señala también que “la conciliación tiene por objeto que la víctima reciba una satisfacción
psicológica a cargo del menor infractor, quien ha de arrepentirse del daño causado y estar
dispuesto a disculparse. La medida se aplicará cuando el menor efectivamente se arrepienta y
se disculpe, y la persona ofendida lo acepte y otorgue su perdón. En la reparación el acuerdo
no se alcanza únicamente mediante la vía de la satisfacción psicológica, sino que requiere algo
más: el menor ejecuta el compromiso contraído con la víctima o perjudicado de reparar el daño
causado, bien mediante trabajos en beneficio de la comunidad, bien mediante acciones,
adaptadas a las necesidades del sujeto, cuyo beneficiario sea la propia víctima o perjudicado”.

Por último, la realización de tareas socio-educativas, como sanción alternativa, consiste “en que
el menor lleve a cabo actividades específicas de contenido educativo que faciliten su reinserción
social. Puede ser una medida de carácter autónomo o formar parte de otra más compleja.
Empleada de modo autónomo, pretende satisfacer necesidades concretas del menor percibidas
como limitadoras de su desarrollo integral. Puede suponer la asistencia y participación del
menor a un programa ya existente en la comunidad, o bien a uno creado ad hoc por los
profesionales encargados de ejecutar la medida”. Ejemplos de dichas tareas son: asistir a un
taller ocupacional, a un aula de educación compensatoria o a un curso de preparación para el
empleo; participar en actividades estructuradas de animación sociocultural, asistir a talleres de
aprendizaje para la competencia social, etc.

En cuanto a la implementación concreta de programas, la Agencia de la Comunidad de Madrid


desarrolla diversos programas especializados de tratamiento, dos de tipo general y una serie de
programas específicos. Todos estos se ejecutan en colaboración con instituciones académicas y
expertas en los objetivos y contenidos que se desarrollan109.

En relación al Programa Central de Tratamiento Educativo-Terapéutico para Menores


Infractores, “se trabajan los diversos aspectos relacionados directamente con la conducta
delictiva. Sus objetivos van dirigidos a modificar actitudes y creencias que justifican la violencia,
reconocer las emociones implicadas en la misma, la responsabilización personal de los hechos
delictivos protagonizados, la modificación de hábitos agresivos que conducen a la comisión del
acto delictivo, la empatía con la víctima así como potenciar la construcción de una vida

108 Ibidem.
109 Graña, José Luis y Rodríguez, José. “Tratamiento Educativo y Terapéutico para Menores Infractores”. Facultad de
Psicología, Universidad Complutense de Madrid. Pág. 12. Disponible en: http://bcn.cl/1irhs (Enero, 2014).
24

alternativa a la agresión y la violencia”. Su objetivo es evitar la reincidencia delictiva, teniendo


en cuenta los factores de riesgo y protección que presenta cada menor 110.

8. Holanda

El sistema de justicia juvenil holandés penal tiene un carácter más bien asistencial. La mayoría
de los menores infractores mayores de 12 años y menores de 18 años son juzgados por la
justicia juvenil. Las excepciones son los infractores mayores de 18 y menores de 21 años de
edad, a quienes el tribunal puede decidir que se sometan a la justicia penal juvenil o que se les
aplique la legislación penal de adultos a los jóvenes delincuentes de entre 16 y 17 años de
edad. En ambos casos, la motivación está relacionada con la personalidad del infractor, las
circunstancias en que se cometió el delito y/o la gravedad de la infracción penal111.

Los niños menores de 12 años no pueden ser procesados por la ley penal, aunque la policía
puede arrestar, buscar e interrogarlos. En este caso se insta a los padres a asumir su
responsabilidad parental112.

En cuanto a la política criminal juvenil, se señala que la identificación de los problemas de los
niños y adolescentes en una etapa temprana ayuda a prevenir la necesidad de cuidados
intensivos y de largo plazo en una edad posterior. Para ello, el gobierno ha tomado medidas
para hacer atención a los jóvenes más eficiente y que tiene como objetivo reducir la deserción
escolar.

a. Institucionalidad

El Buró de Cuidado de la Juventud (Bureau for Youth Care) está encargado de todas las formas
de asistencia a los jóvenes, pues es responsable de evaluar las necesidades de los menores y
sus familias; de ejecutar las tareas encomendadas por los órganos e n materia de abuso infantil;
la realización de medidas de protección juvenil (la detención por ejemplo); y lo referente a la
libertad condicional juvenil. Hay 15 oficinas de asistencia a los jóvenes; 1 en cada provincia, así
como en las ciudades de Amsterdam, Rotterdam y La Haya113.

El Departamento Central de Política y Personal (Central Policy and Staff Department) apoya al
Ministerio de Seguridad y Justicia en el ámbito de la delincuencia juvenil, entre otros114.

f. Medidas/Programas

Dentro de las penas alternativas se encuentran las órdenes de servicio comunitario (de hasta
máximo 240 horas), las órdenes de capacitación (hasta por 480 horas), o una combinación de
éstas (480 horas en total), a decisión del tribunal 115.

110 Graña, José Luis y Rodríguez, José. “Tratamiento Educativo y Terapéutico para Menores Infractores”. Facultad de
Psicología, Universidad Complutense de Madrid. Pág. 13 a 15. Op.Cit.
111 Government of the Netherlands. Sentences and non-punitive orders. Adult and juvenile criminal law. Disponible en:
http://www.government.nl/issues/sentences-and-non-punitive-orders/adult-and-juvenile-criminal-law (Enero, 2014).
112 Government of the Netherlands. Sentences and non-punitive orders. Adult and juvenile criminal law. Op.Cit.
113 Government of the Netherlands. Youth Policy. Youth care and child protection. Op. Cit.
114 Government of the Netherlands. Ministry: Ministry of Security and Justice. Departments and Institutions. Disponible
en: http://www.government.nl/ministries/venj/organisation/departments-and-institutions (Enero, 2014).
25

El tribunal podrá imponer también una pena privativa de libertad en subsidio del cumplimiento
satisfactorio de la sanción alternativa, según lo determine el fiscal. En algunos casos, el
Ministerio Público (Public Prosecution Service) puede imponer una pena alternativa sin mediar
una decisión judicial por un máximo de 180 horas 116.

La intervención temprana juega un papel importante para mantener a los menores lejos de
delinquir. Después de cumplir su condena, los jóvenes delincuentes reciben un apoyo dirigido a
la prevención de la reincidencia.

Por otra parte, el tratamiento de las pandillas juveniles delictivas ha sido una de las prioridades
en la política del gobierno, por cuanto sus miembros cometen delitos graves, como robo a mano
armada. Gracias a una estrategia adaptada para cada grupo específico y sus miembros
individuales, en una combinación de enfoques asistenciales, punitivos, educativos y laborales,
el número de estas pandillas ha disminuido en los últimos años de 89 en 2010 a 17 en 2013117.

El gobierno está tomando las siguientes medidas para evitar la reincidencia de los menores
infractores:
• dar un enfoque personalizado (por ejemplo, a través de cursos de control de la ira),
• implementar programas de formación y educación para reintegrase a la sociedad; y
• brindar apoyo y orientación por medio de instituciones públicas especializadas (la Junta de
Protección de la Infancia y el Servicio de Libertad Condicional Juvenil). Los municipios
trabajan junto a estos organismos para proporcionar vivienda, ingresos, educación y/o
trabajo a los jóvenes infractores una vez que cumplen sus condenas.

115 Government of the Netherlands. Sentences and non-punitive orders. Alternative sanctions. Disponible en:
http://www.government.nl/issues/sentences-and-non-punitive-orders/alternative-sanctions (Enero, 2014).
116 Ibidem.
117 Government of the Netherlands. Ministry of Security and Justice. Youth Crime. Reducing youth crime. Disponible en:
http://www.government.nl/issues/youth-crime/reducing-youth-crime (Enero, 2014).