Sei sulla pagina 1di 78

1

CICLO ESTRAL CANINO

En las 2 últimas décadas el conocimiento de la fisiología reproductiva del


perro doméstico, Canis familaris, se han incrementado marcadamente. Este hecho
se explica no solo por un aumento de la cría de perros de raza con fines
comerciales, sino también por la utilización del perro domestico como modelo
experimental de contrapartes silvestres en vía de extinción.
Comparada con otras hembras domésticas, la perra posee características
particulares en su ciclo estral, lo que dificulta la extrapolación de conceptos de
fisiología reproductiva de otras especies. De esta manera, la hembra canina es la
única especie doméstica monoéstrica. A diferencia de su contraparte silvestre, en la
perra doméstica, la influencia del fotoperíodo es leve, especialmente en perras
criadas como mascotas en el interior de casas o departamentos. Por otro lado, las
hembras que viven al aire libre y en colonias tienen una influencia del fotoperíodo
más importante.
El ciclo estral en esta especie tiene una fase folicular seguida por una fase
luteal a partir de una ovulación espontánea. Otras de sus características
diferenciales son la evolución lenta de cada una de sus fases y cierto grado de
superposición de las fases folicular y lútea debido a la luteinización preovulatoria
de los folículos, la ovulación de un oocito inmaduro y la aceptación del macho
hasta 6 días después de la ovulación con niveles muy elevados de progesterona en
sangre.
Los intervalos interestro, definidos como los períodos entre un proestro y el
siguiente, pueden normalmente variar de 4 a 11 meses, con un promedio de 7
meses. Existen importantes variaciones dentro de este rango entre las distintas
razas, los diferentes individuos y también en cada individuo, estando influído por
factores genéticos, ambientales y de manejo, entre otros. En un estudio se encontró
un ligero alargamiento de los intervalos interestro luego de celos seguidos de
gestación en relación a los que seguían ciclos sin gestación. Con la edad, los
intervalos interestro también tienden a alargarse. Por otro lado, los intervalos fuera
del rango mencionado están asociados con infertilidad o subfertilidad. La
excepción es el perro africano Basenji que presenta un único ciclo estral por año
durante el otoño.
Los mecanismos que regulan la terminación del anestro y el inicio de un
nuevo ciclo, en los caninos, son diferentes al de las especies poliéstricas; en esta
especie el inicio de la ciclicidad esta disociado de la fase lútea precedente. El
mecanismo endocrinológico que desencadena un nuevo ciclo estral en la perra no
se conoce en detalle, prueba de esto es la dificultad existente en la inducción de
ciclos estrales fértiles en esta especie.
La edad de la pubertad está estrechamente relacionada con el tamaño corporal
adulto, alcanzándose normalmente dentro de los 2 -3 meses de haber terminado el
crecimiento. Por lo tanto, las hembras de pequeña talla llegan a la pubertad antes (5
2
ó 6 meses) que aquellas de gran talla (10 a 12 meses o hasta 24 meses en razas
gigantes) donde las curvas de crecimiento son mucho mas prologadas en el tiempo.
Es importante tener en claro que la pubertad no es sinónimo de madurez
sexual y que esta última se adquiere a partir del segundo o tercer ciclo estral. En la
etapa post-puber, la cachorra puede normalmente presentar variaciones en su ciclo
estral, como estros silentes o fragmentados, que son producto de la inmadurez del
eje gonadal y que desaparecen con la madurez sexual. La madurez sexual es
coincidente con máxima eficiencia reproductiva y se mantiene hasta los 6 años,
aproximadamente. A partir de este momento, la fertilidad comienza a disminuir
paulatinamente, aunque los ciclos estrales persisten durante toda la vida de la
perra.

Fase Folicular
Proestro

Es la fase que comprende desde el comienzo del desarrollo folicular hasta el


día del pico de hormona luteinizante (LH). Definido clínicamente, comprende
desde el momento en que comienza la descarga vulvar hemorrágica hasta la
primera aceptación del macho. Su duración es extremadamente variable, de 2 a 29
días con un promedio de 11-13 días. Los folículos comienzan a crecer en el ovario,
y segregan estrógenos, que desencadenan los signos clínicos y de comportamiento
característicos de esta etapa.
Hormonalmente el proestro se caracteriza por un gran aumento en la
concentración sérica de estrógenos que disminuyen antes de que comience la etapa
de receptividad sexual. Los niveles de estrógenos son de unos 15 pg/ml justo antes
del inicio del proestro y alcanzan a más de 60-70 pg/ml hacia el final del mismo.
Los folículos también segregan foliculostatina responsable de una
retroalimentación negativa sobre la hipófisis que frena la liberación de hormona
folículo estimulante (FSH), la que mantiene bajo su nivel en esta etapa. La
progesterona permanece basal hasta el final del proestro, momento en que
comienza a elevarse, debido a una luteinización preovulatoria de los folículos. La
testosterona aumenta al fin del proestro alcanzando al final del mismo niveles
similares a los de los machos adultos. El descenso de estrógenos y el aumento de
la progesterona ejercen un proceso de retroalimentación positiva sobre la hipófisis,
que responde con una liberación masiva de LH y FSH. Estos picos se producen
alrededor del primer día del estro.
Los síntomas clínicos característicos del proestro son reflejo de la acción de
los estrógenos sobre los diferentes órganos:
Ovarios: se produce el desarrollo y crecimiento folicular.
Utero: comienza a prepararse para la implantación. Los cuernos se alargan, la
sensibilidad del miometrio aumenta y el cérvix se agranda. Se produce una
3
importante hiperemia, el grosor del endometrio aumenta, las glándulas
endometriales proliferan y hay pasaje activo de eritrocitos hacia la luz uterina,
produciéndose de este modo una descarga sanguinolenta por la vulva. El color de
la descarga en esta etapa es rojo intenso.
Vulva: se produce un edema importante con aumento de tamaño y turgencia.
Vagina: sus paredes, se edematizan en forma bastante brusca y esto hace que
se formen pliegues gruesos, de superficie lisa y brillante. El epitelio de la mucosa
aumenta de espesor ocultando la irrigación subyacente, y la mucosa toma un color
pálido.
Citología vaginal: se torna superficial y van desapareciendo los leucocitos.
Conducta: la perra se torna atractiva para los machos. La conducta va
cambiando a medida que transcurre el proestro: al principio hay una franca
agresión hacia los machos que intentan aparearse. Si se sujeta una perra en esta
etapa y se permite montar al macho, la hembra apretará la cola contra el periné
tratando de impedir la penetración. A medida que avanza el proestro, las perras
comienzan a juguetear e incitar a los machos si bien aun no permiten la monta. El
rechazo va disminuyendo hasta el simple hecho de sentarse.

Estro

Es el período durante el cual la hembra acepta el apareamiento. Su duración


en promedio es de unos 9 días.
Hormonalmente comienza con el pico de LH que desencadena la ovulación
48 horas más tarde. La duración de este pico varía entre 12 y 24 horas. La
progesterona que había alcanzado 2 ng/ml durante el mismo, continúa ascendiendo
hasta la ovulación y luego de que esta se produce, aumenta bruscamente a valores
superiores a 30 ng/ml. Un valor superior a 8 ng/ml indica que la ovulación ya ha
ocurrido. Los estrógenos disminuyen después de la ovulación hasta llegar a niveles
basales hacia el final del estro. Para que se manifieste conducta de receptividad en
la perra es necesario que haya niveles decrecientes de estrógenos y crecientes de
progesterona.
La perra ovula los oocitos en estadío de oocito primario, los óvulos necesitan
dos días para madurar y se mantienen viables dos días más, es decir que el período
de fertilización de la perra es de cuatro a seis días después del pico de LH y 2 a 4
días después de la ovulación. Durante ese período se forman los cuerpos lúteos y la
concentración de progesterona se eleva. Es razonable que siendo el período de
máxima fertilidad la perra acepte al macho durante esta etapa.
Ovarios: los folículos completan su crecimiento y luego se produce la
ovulación, con formación de los cuerpos lúteos.
Utero: se prepara para la implantación y se completa el desarrollo glandular.
Vulva: continúa aumentada de tamaño, pero pierde turgencia progresivamente
a causa del descenso de los estrógenos, que produce una menor retención de
líquido. La descarga vulvar sanguinolenta es menos abundante y de color más
4
claro, si bien está presente en casi todas las perras, siendo más copiosa en perras de
razas grandes.
Vagina: al igual que la vulva, pierde turgencia. Los pliegues de la mucosa se
subdividen y su superficie se torna menos lisa y brillante. Primero se forman
pequeñas estrías semejantes a huellas digitales, y cuando la disminución del edema
es mayor, toma el aspecto de papel crepé o pasa de uva. El epitelio es todavía
grueso, por lo cual el color de la mucosa es pálido.
Citología vaginal: la cornificación y el índice eosinofílico llegan a su
máximo; las células son casi todas superficiales, el fondo de los frotis se aclara y
desaparecen los leucocitos. Su presencia en esta etapa es siempre índice de
infección.
Conducta: persiste la atracción hacia los machos y el comportamiento pasa
del rechazo, a la aceptación pasiva primero y más adelante a la búsqueda activa del
macho. Pueden observarse varios reflejos que facilitan la cópula: si se toca la piel
del periné, la vulva se eleva; si el contacto es con uno de los labios de la vulva, esta
se orienta hacia el mismo lado y la cola se desvía en sentido contrario. Estos
reflejos comienzan a notarse al final del proestro y se acentúan durante el estro.
Es importante destacar que el comportamiento de las perras varía muchísimo
de un ejemplar a otro: hay perras que no aceptan el macho en ningún momento de
su celo aunque su endocrinología y ovulación sean normales, mientras que otras lo
aceptan desde 3-4 días antes del pico de LH hasta varios días después de
comenzado el diestro. Es por esto que es preferible definir el comienzo del estro
hormonalmente, coincidiendo con el pico de LH, y su finalización por los cambios
observados en la citología vaginal (ver diestro).

Fase Lútea
Diestro

Es la etapa en la que predomina la actividad luteal. Comienza 8-9 días


después del pico de LH y finaliza cuando la concentración de progesterona
desciende a valores inferiores a 1 ng/ml. La perra no tiene una prostaglandina
cíclica, por lo cual el cuerpo lúteo permanece activo durante un lapso similar en las
perras preñadas, no preñadas e histerectomizadas.
En las demás especies domésticas, se denomina metaestro al período durante
el cual se forma el cuerpo lúteo y se elevan las concentraciones de progesterona;
sin embargo en la perra, durante este fenómeno, continúa la conducta de
receptividad que define al estro, por lo cual decimos que la perra pasa directamente
del estro al diestro, que es la etapa de en la cual el cuerpo lúteo desarrolla su
máxima actividad.
Hormonalmente, los niveles de progesterona llegan a valores de entre 15 y 90
ng/ml durante el primer mes, alcanzando su máximo durante las 2-3 primeras
5
semanas; luego se produce una meseta de una o dos semanas más y finalmente
comienzan a declinar lentamente hasta volver a niveles basales alrededor de 70 -
90 días después del pico de LH.
La acción luteotrófica es ejercida principalmente por la LH durante la primera
mitad del diestro y por la prolactina, sola o en conjunto con la LH durante la
segunda mitad. No se conoce la causa de la disminución de los niveles de
progesterona, ya que tanto la LH como la prolactina aumentan en este momento.
Utero: el útero permanece estimulado por la progesterona durante los dos
meses de permanencia de los cuerpos lúteos, el endometrio tiene sus glándulas
plenamente desarrolladas y activas. Esta condición predispone a la especie al
desarrollo de la hiperplasia endometrial quística y la piómetra, patologías
características de esta etapa del ciclo.
Vulva: vuelve al aspecto típico del anestro, desaparece el edema y recupera su
tamaño, forma y consistencia normales.
Vagina: las paredes se adelgazan, y desaparecen los pliegues. Al comenzar el
diestro, hay una descamación brusca del epitelio vaginal en colgajos que hace que
la mucosa aparezca moteada, con parches rosados y más pálidos. El pliegue dorsal
de la vagina, se torna reactivo y se contrae ante cualquier contacto, tomando forma
de roseta que asemeja la imagen del cérvix de otras especies domésticas. Más
adelante el aspecto es el mismo que encontramos durante el anestro.
Citología vaginal:
El primer día de diestro puede determinarse con mucha precisión por medio
de la citología vaginal, que presenta cambios notables y repentinos respecto del
aspecto que encontramos durante el estro: el porcentaje de células superficiales
disminuye bruscamente y aparece una abundante cantidad de leucocitos. Esto
ocurre con mucha regularidad entre 8 y 9 días después del pico de LH, permitiendo
de este modo predecir el momento del parto y otros eventos que ocurren durante la
gestación con mucha más precisión que basándonos en el cambio de la conducta de
receptividad de la perra.
Al descamarse el epitelio bruscamente, los primeros días del diestro coexisten
todos los tipos de células: parabasales, intermediarias, superficiales y
queratinizadas, y aparecen abundantes cantidades de leucocitos. Varios días más
tarde las células son predominantemente parabasales persistiendo grandes
cantidades de leucocitos. Luego de la primera semana de diestro, es imposible
distinguirlo del anestro por citología vaginal.
Conducta: La perra deja de atraer a los machos y aceptar el apareamiento.
Glándulas mamarias: se completa el desarrollo mamario y sobre el final de
esta etapa se puede producir secreción láctea, coincidiendo con el descenso de la
progesterona y la elevación de la prolactina.
6
Diestro en la perra gestante

En la perra gestante, los fetos estimulan la síntesis y secreción de


prostaglandinas que lisan el cuerpo lúteo y producen un descenso brusco de la
progesterona a niveles inferiores a 2 ng/ml que desencadena el parto 65 ± 1 día
después del pico de LH. Por lo tanto en la especie canina, el cuerpo lúteo
permanece activo durante más tiempo en la hembra vacía que en la preñada.
En la perra, la progesterona producida por el cuerpo lúteo es la única
responsable del mantenimiento de la preñez. Esta se interrumpe inmediatamente si
desaparece el cuerpo lúteo, ya sea a consecuencia de una luteólisis o de una
ovariectomía. Los niveles iniciales son semejantes a los de las perras vacías; la
secreción de progesterona aumenta ligeramente desde el día 30 hasta el parto,
probablemente debido al incremento en la secreción de prolactina ya que la misma
es luteotrófica. Un aumento simultáneo en el metabolismo y excreción fecal de la
progesterona hace que sus concentraciones séricas no sean mucho más altas que en
las perras no preñadas, además del efecto causado por la hemodilución en este
período. Al final de la gestación se produce un agudo aumento de prostaglandinas
que alcanzan concentraciones luteolíticas y una rápida disminución de la
concentración de la progesterona que desciende por debajo de 2 ng/ml durante las
24 horas previas al parto desencadenándolo.
La prolactina sigue un perfil opuesto al de la progesterona: se eleva en el
último tercio de la gestación y asciende bruscamente 1-2 días antes del parto,
coincidiendo con la rápida disminución de la progesterona. Uno a dos días después
del parto, las concentraciones de prolactina caen bruscamente para luego elevarse
en grados variables en respuesta a la succión.
Los niveles de relaxina son inferiores a 0,25 ng/ml en las perras vacías,
mientras que en las preñadas comienzan a aumentar a los 24-28 días de gestación,
alcanzando un máximo de 3 ng/ml alrededor de las 6-7 semanas. La relaxina es de
origen placentario y solo alcanza estos niveles en perras gestantes.
Los estrógenos que descendieron a niveles basales hacia el final del estro, se
mantienen bajos al principio del diestro. Durante las dos últimas semanas de
gestación, aumentan ligeramente, sin llegar a producir signos clínicos.
Los embriones ingresan al útero alrededor del día 11 y la implantación se
produce a los 18 días. Alrededor del día 30-35 aparece una anemia normocítica
fisiológica evidente que alcanza su máximo (con un hematócrito reducido a menos
de 30-35%) al final de la gestación.
7
Pseudopreñez

Durante la gestación se produce un desarrollo mamario fisiológico normal de


las glándulas mamarias, que desencadena en una lactación normal luego del parto.
En la perra vacía donde la situación hormonal es muy similar a la preñada,
hay siempre un desarrollo mamario durante el diestro y descenso de la
progesterona, liberación de prolactina y elevación de los estrógenos al terminar el
mismo. En algunas perras, esta situación puede traer aumento del apetito, aumento
de peso, agrandamiento abdominal. En casos más severos, lactación, signos de
parto inminente, conducta de nidación, crianza de objetos inanimados y a veces
hasta contracciones abdominales.
Se desconoce la causa por la cual estos signos se desarrollan sólo en algunos
animales y no en otros, pero parece haber una relación estrecha con el ambiente en
el que vive la perra, generalmente se ve muy poco en animales que viven en
caniles o en el campo sueltos y mucho más en animales de departamento muy
mimados o en contacto estrecho con sus propietarios (observaciones personales).
Si bien la falsa preñez es un estado fisiológico que habitualmente no requiere
tratamiento, se ha reportado una correlación entre la aparición de pseudopreñeces
clínicas y de tumores mamarios, que sugiere la conveniencia de tratarlas. Se han
propuesto tratamientos a base de esteroides sexuales (andrógenos naturales y
sintéticos, estrógenos y progestágenos), pero actualmente se recomienda la
utilización de sustancias antiprolactínicas que dan un excelente resultado, ya que
eliminan directamente la causa de su aparición: la elevación de la prolactina. La
droga de elección es la cabergolina a una dosis de 5 μg/día durante 5 a 7 días por
vía oral. Los preparados comerciales son Dostinex o Lactamax de medicina
humana, (cada comprimido contiene 0,5 mg de droga, suficiente para 100 kg de
peso, así que es necesario fraccionar adecuadamente los comprimidos para su
administración) y Relay (Holliday) de uso veterinario.

Anestro
El anestro se define como el período comprendido entre el momento en que la
progesteronemia decrece a valores basales (< 1-2 ng/ml [3 nmol/L]), lo que
generalmente ocurre alrededor del día 90-100 del ciclo anterior (contando desde el
comienzo del proestro), hasta el comienzo del siguiente proestro. La duración del
anestro tiene un rango de uno a 9 meses. Las variaciones inter e intra- individuales
en su duración son, consecuentemente, responsables de la diferencias de los
intervalos interestro.
Durante el anestro la perra no manifiesta cambios físicos característicos ni
conducta sexual alguna. La vulva se halla pequeña y normalmente sin descargas,
por su parte las mamas, generalmente han involucionado, aunque pueden aun
8
persistir signos de pseudopreñez. Si embargo, ni el ovario ni la pituitaria canina
están inactivos durante el anestro y durante este largo periodo ocurren numerosos
cambios endócrinos. Esto último ha provocado la necesidad de subdividir al
anestro en temprano, medio y tardío en estudios recientes. También, durante el
anestro se completa, alrededor del día 120- 130, la regeneración del endometrio
del ciclo anterior luego del largo estímulo de progesterona recibido durante la fase
lútea. Esto adquiere especial importancia en perras que presentan intervalos
interestrales anormalmente cortos (menores a 4 meses) los que pueden cursar con
infertilidad.
Desafortunadamente, la endocrinología de este período del ciclo estral canino,
ha sido insuficientemente descrita, quedando aun por dilucidar numeroso aspectos.
Por ejemplo, la transición del anestro al proestro es aun un punto de controversia
que limita, en gran medida, el control exógeno del ciclo estral canino.
El anestro se caracteriza por concentraciones basales de progesterona. Los
estrógenos, por su parte, fluctúan durante gran parte del anestro para aumentar sus
concentraciones un mes antes del pico de LH y luego descender previo del
comienzo del nuevo proestro.
En la transición del anestro temprano al tardío se produce un aumento de la
liberación de GnRH por el hipotálamo, de la sensibilidad de la pituitaria a esta
hormona y de la respuesta ovárica a las gonadotrofinas. La LH y especialmente la
FSH se incrementan a medida que progresa el anestro. En algunos trabajos se
encontró que las concentraciones y la pulsatilidad de la LH aumentan antes del
comienzo de un nuevo ciclo reproductivo. Por otro lado, recientemente se ha
demostrado que la progresión del anestro temprano al tardío está asociada con un
aumento de la FSH sin un ascenso concomitante de la LH. Esto indicaría que la
FSH sería crítica para el inicio de la foliculogénesis ovárica y terminación del
anestro.
Finalmente, las concentraciones de prolactina disminuyen lentamente a través
del anestro para alcanzar valores basales alrededor del comienzo del nuevo ciclo
estral. Se ha postulado sobre el papel causal de la acción antigonadotrófica de la
prolactina en el mantenimiento del largo intervalo interestro. No obstante, se
demostró recientemente que es posible acortar el intervalo interestro con dosis
bajas del agonista dopaminérgico, bromocriptina, sin provocar el descenso de las
concentraciones de prolactina. Este hallazgo minimiza el papel del descenso de la
prolactina en el comienzo de un nuevo ciclo.

Conclusiones finales

Resumiendo las principales características diferenciales del ciclo estral de la


perra doméstica son: monoéstrico, estacionalidad variable, anestro obligatorio y
prolongado, luteinización preovulatoria, ovulación espontánea de ovocitos
primarios, conducta estral en presencia de concentraciones elevadas de similar
entre ciclos con gestación y aquellos sin gestación.
9

CICLO OVARICO CANINO


PRO DIESTRO ANESTRO MITAD DEL
ANESTRO TARDIO ESTRO DIESTRO
ESTRO TARDIO TEMPRANO ANESTRO

ANDROSTENEDIONA
TESTOSTERONA

PRE PROESTRO PROGESTERONA


Posible aparición de pseudopreñez

ESTROGENOS

LH Ovulación PROLACTINA

FSH

CUERPOS LUTEOS GLANDULA MAMARIAS


FOLICULOS

FASE
FASE LUTEAL
FOLICULAR

-30 -20 -10 0 10 20 30 40 50 60 70 80 90 100 110 120 130

Representación esquemática de los cambios endócrinos típicos que se producen


durante el ciclo ovárico de las perras y su relación con las etapas observables y
funcionales del ciclo.(Concannon).
GESTACION CANINA
ANESTRO TARDIO PRO DIESTRO DE GESTACIÒN LACTANCIA ANESTRO
ESTRO
ESTRO

ANDROSTENEDIONA
TESTOSTERONA

PROGESTERONA

ESTROGENOS

RADIOGRAFIA
FETAL PROLACTINA
LH PALPACIONES
destete
Ovulaciones DE PREÑEZ
Maduración
NIDACION

FERTILIZACION Anemia de preñez Hto < 40%

Servicios fértiles Duración de la gestación


Servicio temprano
68 días
Servicio típico 63 días
Servicio tardío 57 días

-30 -20 -10 0 10 20 30 40 50 60 70 80 90 100 110 120 130


Representación esquemática de los cambios endócrinos típicos que se producen en
el transcurso de un ciclo ovárico canino fértil incluyendo preñez y lactancia.
(Concannon).
10
DETERMINACIÓN DEL MOMENTO DE OVULACIÓN

Dr., Cuándo la sirvo?


Esta suele ser una pregunta muy común entre los propietarios inexpertos de perras de cría.
Generalmente el propietario que ha tenido algo de experiencia o contacto con criadores ya tiene
algunas repuestas al respecto, que llamamos mitos, en los que cree firmemente.

1. El día XX (que puede ser desde 9 hasta 13 en la generalidad de las personas), contando desde
que empezó la pérdida.
Desmitificación: algunas perras deben servirse en el día 5 y otras en el 29.

2. Cuando deja de perder (cuando cesa la descarga sanguinolenta).


Desmitificación: este es el peor de los mitos ya que se cumple pocas veces. La mayoría de las
perras presentan una descarga sanguinolenta a partir del comienzo del proestro. Algunas
(pocas) dejan de perder al principio del estro, otras pierden menos, pero en su gran mayoría
continúan perdiendo durante toda esta fase; entonces, si se sigue este mito, el servicio será
tardío, generalmente en diestro.

3. Cuando se deja servir.


Desmitificación: hay perras en las cuales el estro (conducta de receptividad al macho), coincide
con el momento apropiado para la fertilización, pero otras aceptan al macho durante períodos
prolongados (20 días o más) o no lo aceptan en ningún momento a pesar de ser fértiles. En
general en las que aceptan al macho durante un período breve, este coincide con el de mayor
fertilidad, pero hay casos en los que la receptividad se produce en un momento diferente (antes
o después) del período fértil.

4. Cuando la pérdida se aclara, es decir cambia de rojo intenso a aguachento o pajizo.


Desmitificación: hay perras en las que la pérdida es muy escasa y no puede identificarse el
color, otras pierden abundante sangre roja todo el celo y otras no tienen pérdida hemorrágica en
lo absoluto.
Qué es un mito?
Es una historia que se perpetúa por transmisión oral, que tiene generalmente su origen en
algo real que luego se va transformando a través de la fantasía hasta convertirse en algo irreal.
Todos nuestros mitos de servicio, tienen algo de real, su origen está fundado en hechos
ciertos, la mayoría de las perras están para servir el día 11, o entre el 11 y el 13, en muchas la
pérdida se aclara en esos días y en general se dejan servir. Solo algunas perras de razas pequeñas
dejan de perder durante el estro. Sin embargo, la perra que el día 11 aclara su pérdida, se deja
servir, queda preñada y no concurre al consultorio para ver cuando es necesario servirla.
Sabemos que la perra ovula oocitos inmaduros que necesitan 48 horas para madurar y estos
óvulos pueden ser fertilizados durante las siguientes 48 hs. También sabemos que la ovulación
ocurre 48 horas después del pico de LH. De este modo, si pudiésemos detectar este pico
podríamos determinar con precisión el momento óptimo para el servicio.
Si bien hay un test para detectar LH, es costoso y hay que realizarlo a diario ya que el pico
de esta hormona es muy breve.
Hay otros métodos que nos permiten estimar cuando ocurre este fenómeno. Las otras
hormonas relacionadas con el evento, son los estrógenos y la progesterona. Durante el pico de
LH, la progesterona tiene su primer aumento preovulatorio y los estrógenos comienzan a
descender. La progesterona se puede determinar fácilmente en sangre y los estrógenos pueden
estimarse indirectamente mediante sus efectos sobre el epitelio y las paredes de la vagina.
11

CITOLOGIA VAGINAL

Consiste en la recolección de células de la superficie del epitelio vaginal, su tinción


coloración y observación.
Técnica de recolección:
Se humedece un hisopo largo en solución fisiológica. Se dilata el vestíbulo vaginal
mediante un dilatador nasal de medicina humana, y se introduce el hisopo hasta la vagina
tratando de evitar tocar las paredes del vestíbulo vaginal. Se gira el hisopo, recogiendo material
celular de las paredes de la vagina, y finalmente se extrae.

Confección del frotis:


Se apoya el hisopo sobre un portaobjetos y se lo hace girar sobre su superficie, dejando de
este modo las células sobre el vidrio.

Fijación:
Debe hacerse una fijación húmeda. Como fijadores pueden utilizarse spray fijador de
células, fijador para el cabello marca roby (etiqueta negra), una solución de alcohol éter en partes
iguales durante dos minutos, o alcohol de 96 hasta el momento de la tinción. Es muy importante
que las células no se sequen antes de ser fijadas, ya que de otro modo la coloración no se realiza
adecuadamente.

Coloración:
Utilizamos la técnica de tinción de Shorr modificada por Schütte.

Coloración de Shorr modificada por Schütte:

Preparación de los colorantes:

Hematoxilina ácida de Erlich


1. Disolver 8 g de hematoxilina en 400 ml de alcohol 96
2. Disolver 12 g de sulfato de potasio y aluminio en 400 ml de agua destilada
3. Mezclar 1 y 2
4. Agregar 400 ml de glicerina más 400 ml de ácido acético glacial.

Escarlata de Biebrich.
1. Escarlata de Biebrich 5 g
2. Orange G 2 g
3. Acido acético 5 ml
4. Agua destilada 500 ml

Solución de ácido fosfomolíbdico-fosfotúngstico


1. Acido fosfomolíbdico 10 g
2. Acido fosfotúngstico 10 g
3. Agua destilada 400 ml

Solución de Fast green.


1. Fast green 3 g
2. Acido acético 3 ml
3. Agua destilada 400 ml
12

Tinción
1. Fijar el preparado húmedo inmediatamente con spray fijador para células, o sumergiendo
el preparado en una solución de partes iguales de alcohol y éter etílico para anestesia durante
dos minutos o con sumergiéndolo en alcohol de 96 hasta el momento de la tinción.
2. Sumergir en alcohol 70
3. Sumergir en agua destilada
4. Teñir con hematoxilina ácida de Erlich durante 2 minutos
5. Sumergir en agua de canilla
6. Teñir con escarlata de Biebrich durante 2 minutos
7. Sumergir en agua de canilla
8. Colocar en ácido fosfotúngstico-fosfomolíbdico durante 2 minutos
9. Sumergir en agua de canilla durante 2 minutos
10. Sumergir en fast green durante 2 minutos
11. Sumergir en agua de canilla
12. Pasar el preparado por distintas diluciones de alcohol (96 – 100) y xilol
13. Montar en bálsamo de Canadá.

Aplicaciones:
 Determinar la etapa aproximada del ciclo estral.
 Diferenciar entre celo y endometritis.
 Determinar el anestro para la administración de progestágenos.
 Determinar con aproximación el momento óptimo para el servicio.
 Comprobación de servicios no deseados.
 Diagnóstico de infecciones subclínicas.
 Diagnóstico de tumores.

Determinación de la etapa del ciclo.


Durante el anestro, el epitelio vaginal tiene muy pocas capas celulares: un estrato basal,
uno espinoso y uno superficial.
Todas las capas celulares están próximas al suministro sanguíneo que se encuentra bajo la
capa germinal. Este epitelio es muy frágil y no podría soportar un acoplamiento. Los crecientes
niveles de estrógenos durante el proestro, preparan el epitelio para el servicio. El aumento de
capas celulares, hace que las células se alejen del suministro sanguíneo, degeneren y mueran. En
estas células aparecen algunos precursores de la queratina, que hacen al epitelio más resistente.

Epitelio vaginal durante el anestro Epitelio vaginal durante el estro


13
También el endometrio cambia durante la estimulación estrogénica; hay un cambio en el
espesor de la pared y en la actividad glandular, que al principio se asocia con un pasaje activo de
eritrocitos a la luz uterina, y a la aparición del sangrado vaginal.
Tipos de células.
Las descripciones de los colores de las células, se refieren a la tinción de Shorr.

Parabasales

Son las células más sanas y pequeñas,


redondeadas o ligeramente ovales, con núcleos
grandes y cantidades relativamente pequeñas de
citoplasma. Son células de la capa germinal. Se
tiñen intensamente de verde.

Intermediarias

Varían en tamaño desde el de las


parabasales hasta el doble de tamaño. Comienzan
a presentar los primeros signos de degeneración:
pierden su froma redonda, se vuelven más grandes
con citoplasma mayor y núcleo más pequeño. Los
bordes son un poco más irregulares, con uno o
más ángulos.

Superficiales.

Son más grandes, más angulosas, con bordes doblados, y se tiñen de un color más pálido.
Pueden tomar coloración roja o verde. El núcleo puede ser de diferentes tamaños: grande
(intermediarias superficiales), pequeño (superficiales), o no existir (escamas anucleares).

Intermediarias superficiales Escamas anucleares


14

Metaestrales
Son células vaginales intermediarias grandes con
leucocitos polimorfonucleares en su interior. Aparecen en
gran número al principio del diestro.

Espumosas

Células con vacuolas en su interior. Se ven en diestro y


anestro.

Otras células que pueden observarse en los frotis vaginales son:


Espermatozoides, eritrocitos, leucocitos, bacterias, levaduras y células tumorales.

Cuadros celulares.
Ya se han descripto en las diferentes etapas del ciclo, repetimos los conceptos principales.

Anestro

Morfología típicamente redondeada.


Predominio de células basales e intermediarias
pequeñas. Algunos leucocitos.

Proestro
Aumenta el número de células superficiales, aparecen eritrocitos y van desapareciendo los
neutrófilos y las células parabasales. En el fondo suelen presentarse detritus.
15
Fin de proestro/estro.

Solo aparecen células superficiales y


comienzan a aparecer células queratinizadas
que cambian de coloración. El porcentaje de
estas células va aumentando hasta el momento
de la ovulación, y luego disminuye. La
aparición de leucocitos durante este período es
siempre indicativa de un proceso infeccioso. El
fondo aparece limpio. Luego de un servicio
pueden observarse espermatozoides.

Diestro.
Se produce una descamación brusca del
endometrio y aparecen de repente gran
cantidad de células parabasales y leucocitos.
En los primeros días es característica la
coexistencia de todos los tipos celulares:
células parabasales, intermediarias,
superficiales y queratinizadas, junto con
leucocitos.

En los días siguientes, el cuadro se parece más a un anestro con predominancia de células
parabasales, pero con muchísimos leucocitos, cuyo número va disminuyendo con el correr de los
días. Luego es imposible distinguir el diestro del anestro por medio de citología.

Indice eosinofílico (IE): es el porcentaje de células que toman la tinción roja proporcionada
por el escarlata de Biebrich. Se recorre el preparado en forma de guarda griega, como si fuera un
frotis de sangre, y se cuentan las células rojas y verdes. Luego de contar por lo menos 100
células, el IE es el porcentaje de células rojas y se calcula así:

IE = número de células queratinizadas (rojas) X 100


número de células contadas

Si se cuentan exactamente 100 células, el IE será igual al número de células queratinizadas.


16
VAGINOSCOPÍA

Si observamos las paredes vaginales mediante un proctoscopio pediátrico, podremos ver


que durante el anestro, no existen pliegues de la pared, y la mucosa es rosada debido a que el fino
epitelio que la recubre en esta etapa permite ver la vascularización subyacente.
Durante el proestro, las paredes vaginales se edematizan en respuesta a los estrógenos y
aumentan notablemente su grosor, se observan pliegues muy gruesos de superficie lisa y
brillante, y la mucosa se torna más pálida debido al aumento de grosor del epitelio.
Al descender los estrógenos alrededor del momento del pico de LH, las paredes comienzan
a perder turgencia, y la superficie de los pliegues comienza primero a perder su brillo y es
surcada por pequeñas arrugas semejantes a huellas digitales; más adelante los pliegues se
subdividen y la mucosa se arruga mucho, tomando la apariencia de pasa de uva o papel crepé.
Al comenzar el diestro, los pliegues desaparecen, y la mucosa toma durante unos días una
apariencia moteada, debido a la descamación no uniforme del epitelio que presenta diferentes
grosores según la zona dando diferentes coloraciones.

Anestro Proestro Estro

DETERMINACIÓN DE PROGESTERONEMIA

Es un excelente método, ya que si nos encontramos cerca del pico de LH nos permite
estimar con precisión el momento en que se produjo y de lo contrario nos dice si la ovulación ya
ocurrió o no. Sabemos que la progesterona comienza a subir alrededor momento del pico de LH
(2 ng/ml), y que cuando llega a 6-7 ng indica ovulación. Valores altos de progesterona de 15 o
más ng/ml, indican que la ovulación ya pasó y debemos hacer un control citológico para
asegurarnos que no estamos en diestro. Existe en el mercado un test de ELISA semicuantitativo
que se puede realizar en el consultorio. Tiene un alto porcentaje de error y además en este
momento debido al cambio desfavorable resulta muy caro. Se puede realizar el estudio por
quimiolumniscencia obteniéndose los resultados en el día, con la ventaja adicional de que el
método es cuantitativo.
A pesar de lo tentador que parezca basarnos solamente en la determinación de progesterona
sérica, es conveniente combinar todos los métodos (citología vaginal, progesteronemia,
vaginoscopía y observación clínica y del comportamiento) para diagnosticar correctamente el
momento óptimo para el servicio.
Siempre hay que tener en cuenta qué nos indica cada parámetro:
La vaginoscopía nos aporta datos de que la perra está en proestro temprano
(hormonalmente hablando) cuando encontramos pliegues grandes y brillantes y que es temprano
17
para hacer una determinación de progesterona aunque hayan pasado muchos días desde que
empezó la descarga hemorrágica.
La progesteronemia, es la más precisa, ya que antes del momento de servicio se encuentra
baja, si bien cuando es menor de 2 ng/ml no nos dice nada además de que todavía faltan más de 4
días, y si está alta nos dice que la ovulación ya pasó, pero no sabemos cuánto.
La curva de índice eosinofílico tiene forma de campana, con lo cual un solo frotis no nos
va a indicar nada más que la etapa del ciclo en la que nos encontramos: estrogénica o no
estrogénica. Sin embargo es útil para determinar que la perra ya está en diestro. Una citología
seriada nos dará más datos al poder observar la evolución del ciclo.
Es importante saber combinar la utilización de los métodos, teniendo encuentra si están
disponibles y los costos de cada uno, para llegar a un diagnóstico lo más certero posible, tratando
de ocasionar la menor cantidad de gastos a los propietarios de las perras.

Gestación.
Ovulación.
La perra tiene ovulación espontánea que se produce en repuesta a un pico de LH
producida por la hipófisis unas 48 hs. antes. Todos los óvulos se liberan casi
simultáneamente, y los cuerpos lúteos se encuentran todos en la misma fase. En
general, las perras ovulan de 3 a 15 óvulos (promedio 7) por ciclo, menor cantidad en
razas más pequeñas.
El número de cachorros varía de acuerdo a la raza, la perra en sí, su edad, lo
adecuado del momento del servicio, y a la calidad del semen del perro.
Las razas más pequeñas suelen tener menor cantidad de cachorros, y las perras
de más de seis años empiezan a reducir el número de óvulos liberados. Servicios
realizados demasiado temprano donde en el momento en que los óvulos alcanzan su
capacidad de fecundación, ya quedan pocos espermatozoides o muy tarde, cuando ya
algunos óvulos murieron, resultan en lechigadas menos numerosas. Cuando la calidad
del semen es mala, y no hay suficientes espermatozoides móviles, no todos los óvulos
son fecundados y el número de cachorros es menor. La ovulación se produce en
estadío de oocito primario, la maduración se completa en el oviducto alrededor del
día tres después de la ovulación.

Fertilización.
El semen canino puede alcanzar los oviductos dentro de los 25 segundos
después de la cópula y requiere 7 hs. para capacitarse. Puede vivir en el tracto de la
perra hasta once días, y probablemente sea capaz de fertilizar los óvulos durante hasta
6-9 días. La penetración puede producirse en cualquier momento después de la
ovulación pero la fertilización no se produce hasta que la meiosis se completa.

Implantación y placentación.
Los huevos fertilizados permanecen en el oviducto hasta el estadío de mórula de
16 células. A los 8-12 días pasan al útero. Durante tres días, los blastocistos flotan en
el cuerno ipsilateral y otros tres días migran al otro cuerno. En el día 17 a 18 post
18
ovulación, se observan áreas locales de edema en el endometrio, y la implantación
ocurre 18-19 días después de la fertilización.
La perra tiene una placentación endoteliocorial zonaria. El corion fetal penetra
en los tejidos maternos hasta el endotelio vascular. La circulación materna y fetal
están separadas por solo cuatro capas. El feto está envuelto en el amnios que flota
libremente en la cavidad alantoidea, unido solo por el cordón umbilical. El volumen
de líquido amniótico es de 8-30 ml y el alantoideo de 3-50 ml.
En los bordes de la placenta, se forman los hematomas marginales, de donde el
feto toma diferentes metabolitos, sobre todo hierro.

Gestación.
La gestación dura de 58-71 días desde el apareamiento, y 62-64 días a partir de
la ovulación. La gran variación que se observa cuando se toma en cuenta el
apareamiento, se debe a la larga sobrevida de los espermatozoides en el tracto genital
femenino y a la prolongada sobrevida de los óvulos viables. La perra aumenta de
peso durante el último tercio de la gestación. El hematocrito decae a partir de los 30 -
40 días hasta llegar a un 35% alrededor de los 50 días.

Endocrinología
El cuadro hormonal no se diferencia del que encontramos en una perra vacía. La
gestación depende permanentemente del ovario. La castración o la lisis del cuerpo
lúteo en cualquier momento produce inmediatamente el aborto. A su vez el cuerpo
lúteo depende de la LH y especialmente en la segunda mitad, de la presencia de
prolactina. El parto no se produce hasta que la progesterona no cae debajo de 2 ng/ml.

Diagnóstico de Gestación
Hay cuatro métodos tradicionales para diagnosticar con seguridad una gestación:
ecografía, palpación, doppler y radiografía.
1. Ecografía.
Este es el método más precoz para detectar preñez.

El abdomen debe prepararse, administrando factor antigás y vaselina líquida un


día antes. La vejiga urinaria debe estar llena.
La perra debe colocarse en decúbito dorsal, y de ser posible debe pelarse el
abdomen, para evitar la interferencia de los pelos y el aire que queda entre ellos con
la imagen que se obtiene.
Ya a partir de los 21 días es posible ver con toda claridad las vesículas fetales.
Sin embargo, no se observa todavía el embrión siendo el diagnóstico inseguro. Estas
vesículas pueden confundirse con un corte transversal de intestino que contenga
líquido o cualquier otra estructura quística esférica. Alrededor del día 23 se puede dar
un diagnóstico consistente, ya que se observan dentro de las vesículas los embriones,
19
que tienen forma de coma. Alrededor del día 24 se empiezan a observar los latidos
fetales. Es conveniente no asegurar que la perra no gestó hasta el día 28.
Este método es entonces el más precoz, nos permite seguir la gestación desde los
21 días hasta el parto en todas las etapas intermedias, y permite además determinar la
vitalidad de los fetos, movimientos y latidos cardíacos fetales. Su mayor
inconveniente reside en el alto costo de los ecógrafos.

2. Palpación
Momento en que puede aplicarse:
a). 25 a 30 días de gestación:
En razas grandes, se realiza una palpación bimanual del abdomen, en razas
pequeñas, puede utilizarse también la maniobra monomanual. Se palpan vesículas
fetales redondas, regulares y muy móviles y turgentes, de superficie lisa, que se
deslizan suavemente entre los dedos. Si se recorre con cuidado todo el abdomen de
craneal a caudal, sin volver nunca hacia craneal, se puede contar aproximadamente el
número de vesículas presentes.
Esta maniobra no puede realizarse en perras con el abdomen tenso. Si este caso
se presenta, hay que tratar de relajarlas, y si esto no es posible, se le comunicar al
propietario que la palpación no es posible. Sin embargo, en perras muy gordas, si
están relajadas, pueden palparse las vesículas grandes de 28-29 días.
Hay que tratar de que la perra orine y defeque antes del examen ya que esto
facilita la maniobra de palpación.
Luego de los 30 días, si bien las vesículas son de mayor tamaño, pierden
turgencia, y van confluyendo, haciéndose la palpación primero dificultosa e insegura,
y luego imposible.
b). A partir de los 45 días de gestación, la palpación se hace posible
nuevamente. Esta vez se palpan los fetos, que van aumentando de tamaño hasta el
momento del parto, pero en ningún momento la palpación es tan segura como entre
los 25 y 30 días de preñez.

3. Doppler
Es otro aparato que utiliza ultrasonido, pero esta vez, en vez de obtener una
imagen, obtenemos sonido. Consta de un equipo que se conecta a una fuente de
electricidad, y un trasductor, que se aplica al abdomen de la perra, y que emite
ultrasonido que rebota contra cualquier cosa que se mueva, y traduce el movimiento
en sonido, que es emitido por el aparato.
La perra también se coloca en decúbito dorsal, se pela y se unta el abdomen con
una jalea especial, con vaselina liquida o con fijador para el cabello. El trasductor se
coloca sobre el abdomen, y se va cambiando de posición hasta escuchar lo que se
desee. Pueden percibirse latidos cardíacos fetales, frémitos de las arterias umbilicales
y frémitos de las arterias uterinas.
Es un método más económico que la ecografía que nos permite diagnosticar
gestación cuando ya no es posible palpar las vesículas y antes de que sea posible
20
realizar una radiografía o una palpación de fetos. También nos permite determinar
la frecuencia cardíaca fetal.
Con este método se puede realizar un diagnóstico desde los 40 días hasta el
momento del parto, y es de ayuda como diagnóstico de vitalidad y sufrimiento fetal
en gestaciones prolongadas.

4. Radiografía.
Es conveniente también en este caso que el abdomen de la perra esté preparado.
La placa se toma en incidencia latero-lateral. Este método puede utilizarse a partir de
los 45 días, fecha en que los esqueletos fetales comienzan a ser visibles
radiológicamente. Es el único método que nos permite establecer con seguridad el
número de fetos antes del nacimiento.

Días de gestación en los que pueden aplicarse los diferentes métodos para
diagnóstico de gestación

Método 20 (23)-25 25-30 30-40 40-45 45-parto


Ecografía
Palpación
Doppler
Radiografía

Otros métodos comprenden: Determinación de proteínas de fase aguda,


determinación de relaxina, anemia de la gestación, deformación abdominal y
movimientos fetales.

Determinación de proteínas de fase aguda.


Los tejidos lesionados, segregan substancias que estimulan al hígado a liberar
estas proteínas. La proteína C-reactiva y la haptoglobina, son dos de las que se elevan
entre el día 20 y 30 de gestación como respuesta a la injuria de la implantación. Da
reacción cruzada con estados inflamatorios.

Relaxina.
La relaxina se eleva desde la cuarta semana de preñez. Existe en Estado Unidos
un kit comercial para medirla y diagnosticar preñez. Según el fabricante detecta
gestación a partir de los 20 días, sin embargo puede haber falsos negativos si se lo
utiliza antes de los 30 días. La relaxina permanece elevada en sangre luego de la
pérdida de la gestación lo cual presenta el inconveniente de dar resultados falsos
positivos en estos casos, pero también la ventaja de detectar que hubo preñez con
posterior pérdida de la misma.
21
Anemia de la gestación.
Puede deberse a otros factores, pero alrededor de los 38-40 días se puede
obtener un hematocrito menor al 40% y desde el día 50, menor al 35%.
Deformación abdominal.
Se observa desde los 40-45 días en perras con lechigadas numerosas, y puede no
llegar a observarse en perras con pocos cachorros y gordas. También puede
producirse por otras causas como ascitis o tumores abdominales.
Movimientos fetales.
Este es un signo seguro, pero se presenta muy tardíamente, además su ausencia
no indica la ausencia de gestación.

El feto crece lentamente durante los dos primeros tercios de la gestación y muy
rápidamente durante el último tercio. Hay que tener en cuenta esto cuando se va a
elegir un determinado esquema alimenticio. No debe sobrealimentarse la perra
durante la primera fase, y solo debe aumentarse la comida un 50% unas dos semanas
antes del parto.
No es conveniente la administración de calcio ni vitaminas. Debe recomendarse
el ejercicio diario.

Anormalidades de la gestación.
Aborto espontáneo.
Causas:
Muerte fetal por malformaciones genéticas.
Problemas endócrinos de la madre como hipotiroidismo o diabetes,
hipoluteoidismo.
Agentes infecciosos. Brucella canis, E. coli, Streptococos -hemolíticos,
herpesvirus, toxoplasmas.
Traumatismos.
Se observa la eliminación de fetos. Debe examinarse a la madre, y comprobar si
no tiene otras enfermedades, dosar hormonas, hacer cultivo y antibiograma de las
secreciones, palparla para ver si hay más fetos, y hacer necropsia de los cachorros.
Se realiza cultivo, análisis de sangre y de orina. Si no hay más cachorros, se
administra oxitocina, y si hay fiebre antibióticos. No se recomienda dar progesterona.

Muertes fetales.
Causas: infecciosas, anormalidades maternas (hipotiroidismo, administración de
corticoides).
Pueden diagnosticarse todavía en el útero, palpando vesículas de tamaño
anormal, radiológicamente, por presencia de gas, posiciones anormales, falta de
calcificación, o por ecografía donde se nota la falta de latidos fetales. La madre se
maneja como en el aborto.
22
PARTO
Mecanismo fisiológico de desencadenamiento.
Todo el mecanismo de desencadenamiento del parto, comienza con el stress
fetal.
Los factores que ayudan a desencadenarlo son el envejecimiento placentario,
restricciones uterinas, restricciones de alimentación y acumulación de desechos.

El feto responde a este stress con la liberación de corticoides.


A partir del aumento de corticoides circulantes, el parto se desencadena según
los siguientes esquemas:
Stress fetal

ACTH

Corticoides fetales

Estrógenos

Manejo del parto normal.


Antes del parto hay que proveerle un ambiente tranquilo a la perra y ambientarla
al lugar donde va a parir. Debe tomarse la temperatura diariamente para conocer de
antemano el momento aproximado del parto. 12-24 hs. antes del parto la temperatura
corporal desciende entre 0,5 y 1°C permitiendo predecir que el parto está próximo.
Hay que acompañar a la perra durante el parto para observar cualquier
anormalidad que se presente. Es necesario preparar con anticipación los elementos
necesarios para la atención del parto, para evitar tener que conseguirlo en el momento
en que la perra requiere de toda nuestra atención. Estos elementos son periódicos en
abundante cantidad, toallas o trapos limpios para secar los cachorros, hilo y tijera y
antisépticos para ligar y desinfectar los cordones umbilicales en caso de hemorragia,
un recipiente para poner los cachorros durante el nacimiento de sus hermanos y una
fuente de calor. Esto lo debe tener preparado el propietario del animal. El veterinario
debe tener además oxitócicos, gluconato de calcio para uso endovenoso y jeringas y
agujas.
Fases del parto:
La 1ª fase comienza con las contracciones uterinas, y termina con la dilatación
completa del cérvix. Durante esta fase la perra presenta los siguientes síntomas:
nerviosismo, deambulación, conducta de anidar, rascado del piso, falta de apetito,
pueden presentarse vómitos, hipotermia, temblores, jadeo, y lamido de los genitales.
Dura entre 6 y 12 hs.
Uno de los signos prodrómicos del parto más característicos en la perra, es el
descenso de la temperatura a 36,5-37,5°C 24 a 48 hs. antes del comienzo del mismo.
Uno de los efectos de la progesterona es el de producir hipertermia. Durante la
gestación, el organismo tiende a mantener la temperatura dentro de rangos normales
23
poniendo en juego mecanismos de compensación. Antes del parto, cuando la
progesterona decae bruscamente, se produce una descompensación del organismo
que estaba intentando contrarrestar su acción, y la temperatura cae por debajo de los
niveles normales, estabilizándose poco tiempo después.
La presencia de líquido verdoso antes del nacimiento del primer cachorro, indica
el desprendimiento de alguna placenta, por lo que no es conveniente dejar pasar
mucho tiempo luego de aparecido este síntoma sin tomar medidas, sobre todo si se
desea salvar a todos los cachorros.

La 2ª fase: es la fase de expulsión de los cachorros y alterna con la 3ª fase que


es la expulsión de la placenta. Se presentan pujos, expulsión de los cachorros,
atención de los mismos: ingestión de membranas, líquidos, corte de cordones,
cuidado de los cachorros, amamantamiento.
La segunda y la tercera fases se suceden alternadamente.
El lapso que se puede dejar pasar entre nacimientos es de 4 horas si la perra está
tranquila, y de 20 minutos si la perra está pujando.
Debemos tratar de intervenir lo menos posible en el parto. Si este se está
desarrollando normalmente, puede ayudarse a la perra extrayendo los cachorros una
vez que asoman por la vulva. Si el cachorro presenta ruidos respiratorios, hay que
liberarlo de los líquidos que pueda haber aspirado fijándolo bien con las manos y
sacudiéndolo hacia abajo. Es bueno secar el cachorro recién nacido y evitar que se
vuelva a mojar durante los nacimientos siguientes.
Hay que vigilar el comportamiento materno, y si esta no limpia los cachorros
inmediatamente de nacidos, liberarlos de las membranas y cortar el cordón umbilical,
también vigilar la presencia de hemorragias de los cordones umbilicales y la
expulsión de las placentas.
Concluido el parto debemos palpar cuidadosamente la perra para asegurarse de
que no hay más cachorros.
Luego de finalizado el parto puede aplicarse una inyección de oxitocina, para
acelerar la involución del útero. Este procedimiento parece ser bastante eficaz en
prevenir la subinvolución de los sitios placentarios. Se utilizan 5 a 20 unidades
internacionales.

DISTOCIA

Es la presencia de dificultades en el parto.


Puede deberse a falta de contracciones uterinas, tamaño inadecuado para que el
cachorro pase a través del canal del parto, posiciones inadecuadas del cachorro que
impiden su nacimiento a pesar de que el tamaño sea normal y problemas maternos del
canal blando y del útero que impiden un alumbramiento normal.
24
1. Falta de contracciones uterinas. (Inercia uterina). Puede ser primaria o
secundaria.
. Inercia uterina primaria: nunca hubo contracciones.
El parto puede no desencadenarse por falta de estímulo de parte de los cachorros
(lechigadas poco numerosas), por falta de calcio o por lechigadas muy numerosas,
que provoquen debilidad de la pared uterina.
. Inercia uterina secundaria: hubo contracciones y cesaron.
Se debe al cansancio del útero que se ha contraído sin resultado y termina sin
fuerza para provocar más contracciones.
2. Obstrucción
. Tamaño inadecuado. Feto absolutamente grande (tamaño anormal para la raza
(fetos únicos, diabetes, macho utilizado muy grande, monstruos), o relativamente
grande (tamaño normal para la raza pero la madre tiene una pelvis demasiado
pequeña que puede ser congénita o adquirida por fracturas, etc).
. Presentación, posición o actitudes anormales: presentación dorsal o ventral,
posición dorsal o actitudes anormales como flexión lateral o nucal de la cabeza,
flexión de la cadera, etc.
. Presencia de obstrucciones en el canal: tumores, bridas, hiperplasia vaginal.
. Problemas uterinos: torsión de útero y hernia inguinal con alojamiento de un
cachorro en la hernia.
Diagnóstico:
1. Inercia uterina primaria:
Es la más difícil de diagnosticar, porque simplemente el parto no se inicia y no
estamos seguros de que en realidad debería haberse iniciado. Hay que asegurarse de
que realmente hay cachorros antes de iniciar cualquier tratamiento.
La gestación dura 65 +/- 1 día después del pico de LH. Generalmente se
desconoce este dato, por lo tanto no se puede utilizar. Si se ha seguido
citológicamente el ciclo hasta el primer día del diestro, 57 +/- 1 días después debería
producirse el parto.
Debemos preocuparnos si la perra no tiene ningún cachorro 24 hs después de
que la temperatura rectal ha caído. Se sugiere monitorear los latidos cardíacos fetales
diariamente. La frecuencia cardíaca fetal normal es de 240 latidos/minuto con latidos
regulares. Debajo de 200, o si se encuentran latidos irregulares, se considera que hay
sufrimiento fetal, y debe tratarse de provocar el alumbramiento de alguna forma.
También son signos de que el parto debe desencadenarse los movimientos intestinales
detectados por ecografía. Radiológicamente se puede determinar madurez fetal por la
calcificación de las vértebras coccígeas y de los dientes.
Entre las causas de inercia uterina primaria tenemos la falta de inducción,
generalmente por presencia de pocos cachorros en el útero que tienen insuficiente
stress y/o producen insuficiente cantidad de corticoides para desencadenar el parto, y
la falta de repuesta del útero a veces por gestaciones con muchos cachorros, que
provocan una dilatación uterina tan grande que la pared se debilita, y otras por un
bajo nivel de calcio circulante.
25
Puede utilizarse 0,2 mg/kg cada 12 horas de dexametasona para intentar
inducir el parto. Usualmente luego de su aplicación la frecuencia cardíaca fetal
mejora. Hay que vigilar los cachorros dos veces por día y si los latidos fetales se
vuelven nuevamente lentos o irregulares, debe practicarse la operación cesárea
inmediatamente. Debe aplicarse gluconato de calcio 10% por vía intravenosa en dosis
de 2-10 ml. En cachorros de gran valor, donde se prefiere la total seguridad de
sobrevida de todos los cachorros, debe realizarse la operación cesárea.

2. Inercia uterina secundaria:


Generalmente se debe al agotamiento del útero. Debe determinarse la causa
antes de tratar a la perra. Entre las causas tenemos obstrucciones, descenso del nivel
de calcio sérico, la falta de niveles adecuados de oxitocina, hipoglucemia y
agotamiento del útero.
El tratamiento depende de la causa. Si se trata de obstrucciones que al impedir la
salida de los cachorros agotaron las fuerzas del útero, hay que establecer si se puede
desobstruir. Si la obstrucción se debe a una anormalidad de posición presentación o
actitud del feto, hay que tratar de corregirla y luego intentar reanudar las
contracciones. Todas las otras causas de obstrucción tienen tratamiento quirúrgico.
La inercia puede deberse al descenso de calcio sérico; siempre antes de aplicar
oxitócicos es conveniente intentar con gluconato de calcio.
Si el problema es el agotamiento del útero, se administra oxitocina, en dosis de
0,25 UI por animal, hasta un máximo de 4UI. Debe recordarse que la vida media en
sangre de estas drogas es de aproximadamente 30 minutos, por lo que es inútil
aplicarlas con mayor frecuencia; también la repuesta del útero a la aplicación es
menor con cada dosis, por lo que no es conveniente utilizarla hasta que sea
estrictamente necesario, ya que puede realmente necesitarse más adelante, y la
repuesta del útero va a ser menor o nula.
Perras nerviosas o agitadas pueden interferir en el progreso del parto. Puede ser
útil en estos casos administrar acetilpromazina en bajas dosis, con lo cual la perra se
tranquiliza y el parto continúa normalmente.
26

DISTOCIA
ESTÁ PREÑADA LA PERRA?

RADIOGRAFÍA
Y/O
ULTRASONOGRAFÍA

NO SÍ

1. Ya terminó el parto 1. Disposición anormal?


2. Falsa preñez 2. Fetos muertos?
3. Canal del parto estrecho?

SÍ NO

CESÁREA ESTÁ LA PERRA A TÉRMINO?

>70-72 días desde el primer servicio


>68-70 días desde el último servicio.
>58 días del diestro.

NO SI

ESPERAR
NÚMERO DE FETOS
27

DESCARGAS VAGINALES

PIÓMETRA.
La especie canina se caracteriza por tener un diestro extremadamente
prolongado. La perra carece de una prostaglandina cíclica que lise los cuerpos lúteos
luego de un ciclo no gestante. Estos cuerpos lúteos se mantienen funcionales
segregando progesterona durante aproximadamente 70 días. Esto hace que ciclo tras
ciclo, el endometrio sufra fisiológicamente una estimulación prolongada por parte de
la progesterona. Se produce un espesamiento del endometrio por hipertrofia de las
glándulas que pueden tener actividad secretora. Esta situación se agrava si se
administran progestágenos durante el estro o estrógenos durante el diestro para evitar
la concepción.
Hay edematización del estroma y presencia de células inflamatorias. La
inmovilidad generada por la progesterona facilita la proliferación bacteriana que
termina desencadenando una piómetra.
Anamnesis.
Edad. suele darse con más frecuencia en perras de más de cinco años, pero
puede aparecer a cualquier edad.
Momento del ciclo: es una enfermedad típicamente diestral.
Los síntomas más frecuentes son:
Descarga vaginal, letargia, depresión, anorexia, polidipsia y poliuria, vómitos,
diarrea y agrandamiento abdominal.

Examen físico.
La temperatura rectal puede estar elevada, normal o subnormal.
Si el cuello está abierto, puede verse la presencia de secreciones, puede haber
deshidratación, taquicardia y shock en casos graves.
A veces se palpa el útero agrandado.

Patología clínica.
Sangre:
Recuento leucocitario elevado
Desviación a la izquierda
Anemia
Hiperproteinemia

Orina:
Densidad urinaria reducida. Por lesión tóxica de los túbulos, que se hacen
insensibles a la acción de la HAD.
Proteinuria. Por depósito de complejos inmunes en los glomérulos que provocan
una glomerulonefropatía secundaria.
28

Radiología. Puede verse el útero cuando la colecta es importante.


Ultrasonido. permite identificar perfectamente el tamaño del útero y su grosor y
contenido.

Diagnóstico.
Cuando es a cuello abierto, es sencillo, conviene confirmar con ecografía. Si es a
cuello cerrado, la etapa del ciclo, la bioquímica sanguínea y la polidipsia-poliuria nos
orientan, y se confirma con ecografía/radiografía.
Siempre que la piómetra sea a cuello abierto, hay que tomar primero una
muestra para cultivo bacteriológico y luego recién administrar el antibiótico. No es
muy útil para el diagnóstico, pero sí para el tratamiento.

Tratamiento.
Quirúrgico
Ovariohisterectomía.
Médico
Prostaglandinas naturales (Pg F2alfa)
Las dosis recomendadas son 100-250 g/kg. durante 5 días. Hay algunos
trabajos recientes que indican 20-30 g/kg 3-4 veces por día con buenos resultados.
Antibióticos.
Hay que combinar la prostaglandina con antibióticos, preferiblemente
determinados por antibiograma.
En las piómetras a cuello cerrado, se realiza previamente una ecografía, si la
pared del útero tiene por lo menos 3 mm de grosor, y tubular, se puede intentar.
Se recomienda cruzar a la perra lo más pronto posible y obtener de ella los
cachorros que se quiera. Ante cualquier recidiva, conviene realizar la ovario
histerectomía.
Se utiliza una combinación de prostaglandina sintética (cloprostenol) con
inhibidores de la prolactina. Se utiliza cabergolina (5.0 µg/kg/día durante 10 días) y
a partir del tercer día se administra 2,5 µg/kg de cloprostenol cada 48 hs (3
aplicaciones). La cabergolina abre el cérvix y la piómetra se transforma de cerrada en
abierta. El día 10 se hace un examen ecográfico, y si todavía persiste colecta uterina
se continúe el tratamiento durante 5 días más.

Aglepristone: bloquea los receptores de la progesterona. Es excelente, no


hay en el país. Debe combinarse con tratamiento antibiótico.
5-10 mg/kg IM o SC dos veces el primer día, y una vez el segundo, tercero y
cuarto días de tratamiento.
0,33 ml/kg vía SC los días 1, 3, 8 y si es necesario 15 de tratamiento.
29
METRITIS AGUDA.
Es frecuente una hipertermia <40°C 2-3 días después del parto. Si la fiebre
continúa presente luego de ese lapso, debe considerarse la presencia de metritis.
Después del parto, el útero esta agrandado y lleno de secreciones con cérvix abierto,
y esto predispone al ingreso de bacterias en el útero. Si a eso se suma la placentación
profunda (endotelio corial) propia de la especie, el cuadro que se desarrolla es de
gravedad considerable. En general se encuentran enterobacterias, aunque pueden
darse también estrepto o estafilococos.
Puede producirse a causa de manipulaciones obstétricas, o retención de fetos o
placentas. En general el cuadro es grave: depresión anorexia, fiebre alta, indiferencia
falta de leche. La perra no cuida sus cachorros. Hay abundante secreción vaginal en
general maloliente serosa, serohemorrágica o francamente purulenta. Si se observa
color verdoso, generalmente está involucrada una retención de placenta.
Puede haber shock. El útero se palpa pastoso y agrandado. Hemograma:
leucocitosis y desviación a la izquierda. Puede haber deshidratación, lo que lleva a
aumento del hematocrito y proteinemia.
Hay azotemia prerrenal (aumento de urea y creatinina). La orina puede estar
concentrada. Si hay endotoxemia, la densidad urinaria estará disminuida por la acción
de las endotoxinas que impiden la acción de la HAD sobre los túbulos.
Diagnóstico
Ecografía: permite ver todo: tamaño del útero, secreciones, fetos y placentas.
Hay que tomar muestras para cultivo de aerobios y anaerobios y mientras
esperamos el resultado instituir la terapia antibiótica.
Elección: ampicilina, cefalosporinas o trimetroprima-sulfa.
Ampicilina: 20 mg/kg. 4 veces al día. El tratamiento antibiótico debe
continuarse como mínimo durante 15 días. Pueden utilizarse lavajes uterinos mientras
el cérvix esté dilatado. El tratamiento antibiótico puede combinarse con
prostaglandinas por vía SC a dosis de 0,25 mg/kg. por día durante 5 días.
En perras muy graves hay que rehidratar y si hay toxemia utilizar soluciones
glucosadas con electrolitos. La respuesta depende de la precocidad con que se aplique
el tratamiento y de la respuesta al antibiótico. Puede requerir cirugía generalmente se
realiza histerectomía aunque en algunos casos se puede realizar histerotomía y lavaje
uterino, los cuales no son muy recomendados por peligro de ruptura de pared y
peritonitis consecuente, también por otra parte algunos quimioterápicos suelen
producir irritación severa que influir en la fertilidad posterior.

SUBINVOLUCION DE SITIOS PLACENTARIOS.


(SIP)
Retraso del proceso de involución normal del endometrio, su etiología aún no se
conoce. Afecta a hembras jóvenes (no superan los 3 años).
30
En el posparto normal existe una pérdida sero-sanguinolenta que disminuye
en forma progresiva a lo largo de 1 a 6 semanas. La recuperación histológica se
completa a las 12 semanas.
Las células trofoblásticas en las perras normales se encuentran en el tejido
conectivo laxo del endometrio, en aquellas con SIP invaden capas profundas llegando
a las glándulas endometriales y aún el endometrio, además hay alteración en los
vasos endometriales.
Síntomas: secreción sanguinolenta inodora no muy intensa pero persistente de 7
a 12 semanas de duración. Resto sin particularidades.
Tratamiento: en la mayoría remite en forma espontánea. En caso de hemorragia
grave tratamiento quirúrgico.

RETENCION DE PLACENTA.
Patología poco frecuente en el canino, en el caso de producirse no es de
gravedad en la medida en que la hembra se mantenga sana y normal. La sospecha
debe instaurarse en el caso de secreción verdosa 24 horas después de terminado el
parto.
Diagnostico: ecografía.
Tratamiento: oxitocina 2 UI/Kg. (máximo 20 UI totales) vía SC. Control
ecográfico posterior.
31

Prepuber

Hemorrágica Purulenta Orina

Celo Vaginitis Incontinencia Urinaria


Traumatismo
Cuerpo extraño.

Post-Puber Hemorrágicas

Fase Estrogénica Fase Progestacional Anestro

N.G. G.

Celo Endomet. ENDOMET. Loquios


Q. Foliculares Tumores Perra Gestante SISP
Tumores Ováricos Coag. Traumas
Iatrogénicas Traumas MET. Post- Parto
TVT TVT

Post-Puber Purulentas

Fase Estrogénica Fase Progestacional Anestro

N.G. G.

Vaginitis Endomet. ENDOMET. Vaginitis


Endomet. sub. PIOMETRA Perra Gestante MET. Post-Parto

Post-Puber Mucosas Post-Puber Orina

N.G. G. Fase Progestacional Castrada


Mucometra Normal Nro ↑ cachorros Inc. Urinar.
32

CONTROL DEL CICLO ESTRAL EN LA PERRA Y LA GATA:


USO Y ABUSO DE PROGESTAGENOS.
INTRODUCCION.
Los análogos de la progesterona, también llamados progestinas o progestágenos,
son compuestos farmacológicamente usados en el control del ciclo reproductivo. Su
acción inhibitoria sobre el eje hipotalámico-pituitario-gonadal la ejercen mediante un
bloqueo de la producción y/o liberación de la hormona liberadora de gonadotrofina
(GnRH). Estas drogas han sido muy utilizadas en animales pequeños en la evaluación
del riesgo toxicológico de las mismas para uso humano desde los 60.
En las últimas décadas, su uso para el control de la reproducción en los animales
domésticos se ha extendido notablemente, y hoy en día, hay una gran variedad de
productos comerciales disponibles en muchos países del mundo, tanto para su uso en
animales grandes como en los de compañía. Este trabajo reverá brevemente los
mecanismos de acción de dichos compuestos en caninos y felinos y otorgará algunas
pautas de su uso en el control de la reproducción en estas especies. La tabla 1
presenta una lista de los términos científicos usados comúnmente para describir los
efectos de éstas drogas en el ciclo reproductivo de los animales pequeños.

Fase del ciclo reproductivo Efecto sobre el ciclo estral


en el momento de la administración
Poco antes del comienzo del proestro POSPOSICION TEMPORARIA
Después del comienzo del proestro SUPRESIÓN.
Durante el anestro POSPOSICION PERMANENTE O
PROLONGADA
Tabla 1- Terminología usada comunmente para describir los diferentes efectos de las
progestinas sobre caninos y felinos dependiendo de la fase del ciclo reproductivo en
el momento de la administración de la droga.

Los progestágenos inhiben la secreción de F.S.H., L.H. y de factores


luteotróficos. Tienen efecto antiestrogénico periférico y antiandrogénico,
producen espesamiento de la mucosa cervical, forman endometrios
ecretante, y producen relajación miometral.

PROGESTINAS EMPLEADAS EN PEQUEÑOS ANIMALES.


Las siguientes progestinas han sido usadas experimental y/o clínicamente en
animales pequeños y por lo tanto, existe información publicada disponible acerca de
su acción clínica y efectos colaterales en el perro y el gato.
33

 Acetato de Medroxiprogesterona.
 Acetato de Megestrol.
 Proligestona.
 Acetato de Clormadinona.
 Acetato de Delmadinona.
 Acetato de Melengestrol.

ACETATO DE MEDROXIPROGESTERONA.
El acetato de Medroxiprogesterona (AMP) es la primer progestina desarrollada
para uso humano y por consiguiente probada en perros y gatos. Es metabolizada
lentamente en el hígado.

Posposición prolongada Altamente efectiva cuando se administra por vía


intramuscular (IM) en anestro, en cuyo caso se
estima una eficacia del 85-90 % (si se repite la
inyección cada 6 meses) o hasta el 98% (si se repite
la inyección cada 5 meses).2 mg/kg IM cada 6 meses.
Posposición temporaria Efectiva, para ser administrada vía oral.
Supresión Efectiva, para ser administrada vía oral.

El intervalo entre el tratamiento y el retorno del celo, varía en la perra de 0,5 a


26 meses. La fertilidad post-tratamiento puede ser normal, aunque se estima que el
riesgo de patología uterina luego del uso del AMP en perras normales y sanas puede
aumentar en un 4-10%. Debe desalentarse el uso de AMP en animales reproductores.

ACETATO DE MEGESTROL
El acetato de Megestrol (AM) fue desarrollado como una droga de acción más
corta que el AMP. Por lo tanto, su rápido metabolismo lo hace efectivo para la
posposición temporaria y la supresión, pero no para la posposición prolongada.

Posposición prolongada Inefectivo.


Posposición temporaria Efectivo. Para ser administrado vía oral. por
razones de salud no debe ser usado por más de
40 días consecutivos. 0,5 mg/kg/día.
Supresión Efectivo. Para ser administrado vía oral sólo
durante los primeros días del proestro. 2,2
mg/kg/día.
El intervalo entre el tratamiento con el AM y el retorno del celo tiende a ser
variable en la perra, aunque no tan largo como el AMP. La fertilidad post-tratamiento
34
puede ser normal si la droga es utilizada de acuerdo a las recomendaciones del
fabricante. Puede ser usada en animales reproductores.

PROLIGESTONA
La Proligestona (PGS) es una proestina de última generación, desarrollada para
alcanzar efectos inhibitorios sobre el eje hipotálamo-pituitario-gonadal sin causar
efectos colaterales en el útero o la glándula mamaria. Estudios realizados en los
Países Bajos muestran que la PGS se asocia con muchos efectos colaterales del AMP
o el AM, aunque la PGS parece provocar un estímulo más débil sobre los epitelios
uterino y mamario. Estudios más recientes demostraron que la acción sobre el útero
no difiere demasiado de la de la medroxiprogesterona.

Posposición prolongada Efectiva si se utiliza por vía IM. Debe administrarse a


intervalos de 3,4 y 5 meses y luego la perra debe
mantenerse en un esquema de tratamiento de 5 meses
de intervalo. Si entrara en celo durante el tratamiento,
se volverá un paso atrás en el esquema, ej: si el
intervalo era de 5 meses, aplicar la siguiente
Inyección a los 4 meses.
Posposición temporaria Efectiva. Administrar vía IM.
Supresión Efectiva. Administrar vía IM.
La fertilidad puede ser normal si se administra de acuerdo a las
recomendaciones del fabricante. La PGS puede ser utilizada en animales
reproductores.
ACETATO DE CLORMADINONA.
La información publicada sobre el acetato de clormadinona (AC) es escasa.

Posposición prolongada Efectiva si se usa cada 4 meses.


Posposición temporaria Inefectiva.
Supresión Efectiva.

ACETATO DE DELMADINONA.
La información publicada sobre el acetato de delmadinona (AD) es escasa. Los
efectos colaterales comunicados son ganancia de peso, polidipsia, reacción dérmica
local y un aumento en el riesgo de patología uterina. Los datos clínicos indican que el
intervalo entre el fin del tratamiento con el AD y el retorno del celo puede ser
prolongado, por lo tanto probablemente sea mejor no usar el AD en animales
reproductores.

Posposición prolongada Eficacia relativa si se usa cada 4 meses.


Celos ocasionales durante el tratamiento.
Posposición temporaria Inefectivo.
Supresión Inefectivo.
35

EFECTOS DE LAS HORMONAS SEXUALES

Hormona Órgano Afectado Efecto


Estrógenos Endometrio Proliferación glandular
Cerviz Relajación
Vagina Proliferación de epitelio y mucosa
Glándula Mamaria Proliferación de los conductillos
Progesterona Endometrio Cambios en las glándulas secretoras
Glándula Mamaria Proliferación alveolar

EFECTOS COLATERALES DE LAS PROGESTINAS EN ANIMALES


PEQUEÑOS.
Los siguientes efectos colaterales han sido observados luego del uso prolongado
y crónico de las progestinas. Por lo tanto no es probable que se presenten en
tratamientos de duración corta (pocas semanas) o media (pocos meses). Incluso en el
caso de tratamientos largos (6-12 meses o más) los efectos colaterales pueden no
manifestarse si el animal es joven y sano. Esto debe considerarse como una lista de lo
que podría ocurrir si las cosas salen mal.

EFECTOS COLATERALES EN CANINOS.


1. Aumento en la incidencia de patología uterina, particularmente hiperplasia
endometrial quística (HEQ), piómetra, mucómetra, especialmente si el útero ha sido
sensibilizado con estrógenos endógenos o exógenos.
2. Aumento de la incidencia de patología mamaria, incluyendo el desarrollo de
tumores benignos y malignos como los adenomas, carcinomas y adenocarcinomas.
3. Aumento de la secreción de prolactina (PRL).
4. Aumento en la secreción de la hormona de crecimiento (HC). Durante un
tratamiento crónico con progestinas, la glándula mamaria se convierte en una fuente
autónoma de HC.
5. Diabetes mellitus debido a la insulino resistencia causada por el exceso de
HC.
6. Masculinización de los fetos hembras si se aplica durante la gestación.
7. Supresión adenocortical debido a un Cushing secundario a los altos niveles de
glucocorticoides. (insuficiente respuesta al stress).
8. Retraso en el comienzo del parto si los niveles de progestágenos permanecen
elevados al final de la preñez.
9. Lesiones dérmicas locales (pérdidas del color del pelo, alopecía) en el sitio de
la inyección.
10. Modificaciones del comportamiento (aumento del apetito y del peso,
polidipsia, leve depresión, descenso de la libido en machos).
36
EFECTOS COLATERALES EN FELINOS.

1. Aumento de la incidencia de patología uterina, particularmente hiperplasia


endometrial quística (HEQ) piómetra, mucómetra, especialmente si el útero ha sido
sensibilizado con estrógenos endógenos o exógenos.
2. Aumento en la incidencia de patología mamaria, incluyendo el desarrollo de
la hipertrofia mamaria benigna y tumores benignos.
3. Diabetes mellitus debido a la insulino resistencia causada por el exceso de
HC.
4. Supresión adrenocortical debido a un Cushing secundario a los altos niveles
de glucocorticoides. (insuficiente respuesta al stress).
5. Aumento del peso y del apetito.
6. Modificaciones del comportamiento.
7. Lesiones dérmicas locales (pérdidas del color del pelo, alopecía) en el sitio de
la inyección.
8. Retardo en el comienzo de la parición.

Otros efectos colaterales de las progestinas (como el aumento en la secreción de


prolactina o la secreción de HC por la glándula mamaria) no han sido muy
comunicados en gatos, pero deben ser considerados como posibles también en esta
especie.

CONSIDERACIONES CLINICAS EN LA SELECCIÓN DEL PACIENTE.

Debido a la gran dificultad en detectar la presencia de HEQ subclínica o lesiones


mamarias microscópicas (las que harían a las perras y gatas que las presentaran
candidatas no aptas para el tratamiento con progestinas), las gatas y perras ideales para
ser tratadas con progestinas deberán ser sólo las sanas y post-púberes, adultas jóvenes o
adultas. Las perras que tengan una historia de ciclos irregulares o de descarga vulvar
durante el diestro o anestro deberán ser cuidadosamente evaluadas por la presencia de
HEQ y probablemente no tratadas a menos que la descarga vulvar pueda ser atribuida a
otras causas que no sean enfermedad uterina. Las siguientes son una serie de
consideraciones respecto de la selección del paciente y tipo de problema que presente
según las cuales un compuesto progestacional podrá ser considerado para el uso en
perros y gatos.

 No usar compuestos de acción prolongada antes de la pubertad en felinos, ya que


esto puede provocar que la gata desarrolle una hipertrofia mamaria de larga duración
lo cual puede representar un problema que amenace la vida. Si la cantidad de
progestina administrada es tal que el efecto estimulatorio sobre la glándula mamaria
persista por meses, la gata puede morir. En animales prepúberes es mejor usar
37
inicialmente un compuesto de acción corta por 1-2 semanas, y una vez que los
efectos colaterales potenciales de las progestinas hayan sido descartados, pasar a una
droga de acción prolongada.

 No tratar hembras preñadas, ya que esto puede provocar defectos del desarrollo
fetal así como un retraso en la parición, causando así muerte fetal in útero por
desprendimiento de placenta.

 No tratar perras con pseudopreñez. Si bien la pseudopreñez es una de las


indicaciones de uso de las progestinas, los signos clínicos desaparecerán durante el
tratamiento pero recidivarán al suspender el tratamiento, luego de lo cual la
pseudopreñez puede volverse un problema crónico.

 No tratar durante el diestro. Siempre monitorear el ciclo reproductivo a través de la


citología vaginal y/o pruebas de progesterona sérica para descartar diestro, ya que
tanto el endometrio como la glándula mamaria pueden afectarse por la presencia
conjunta de progesterona endógena y exógena en la circulación. Recordar que
alrededor del 50% de las gatas ovularán espontáneamente; por lo tanto, también en
las gatas deberá descartarse la fase progestacional antes de instaurar un tratamiento
con progestinas.

 No tratar pacientes diabéticos.

 No usar drogas de uso humano a menos que no haya otra alternativa disponible.

 Evitar el uso de la Medroxiprogesterona en animales reproductores.

 Evitar tratamientos mayores de 12 meses especialmente en animales mayores o en


animales reproductores. Si el tratamiento fuera necesario, tratar de darle a la hembra
algún descanso durante el tratamiento: por ejemplo, tratarla por períodos de 6 meses
con algunas semanas de descanso en el medio, y reevaluar el estado uterino y
endocrino periódicamente.

 El uso de progestinas en hembras con celos prolongados debe desalentarse. Las


hembras que se presentan con problemas de descarga vulvar prolongada pueden ser
normales o pueden tener un celo dividido, un síndrome de ovario remanente, un
folículo quístico único, una enfermedad de ovario poliquístico o un tumor de células
granulosas del ovario. En todos los casos mencionados la droga de elección será la
hormona de liberación de gonadotrofina (GnRH). Sin embargo, mientras que las
hembras con un celo dividido o un quiste folicular único pueden verse beneficiadas
por un tratamiento con progestinas, el mismo tratamiento puede ser perjudicial cuando
se trate de un tumor de células granulosas o de un ovario poliquístico. Por lo tanto, el
38
uso de progestinas ante un problema de celo prolongado en una perra, deberá ser
evaluado cuidadosamente y considerado sólo luego de descartar un ovario poliquístico
o un tumor de células granulosas.

No usar dosis mayores que las indicadas por el fabricante.

TESTOSTERONA

El uso de la testosterona es alentado por algunos propietarios y entrenadores de


razas de carrera, ya que además del control del celo, sus efectos androgénicos y
anabólicos pueden mejor su rendimiento. Sin embargo la utilización de esta droga a
largo plazo en los animales de competencia está cuestionada, ya que la selección de
estos perros medicados teniendo en cuenta ese rendimiento puede ser erróneo,
además la capacidad de cruzamiento una vez suspendida la medicación puede ser
afectada Esta hormona es activa cuando se la administra por boca, o en forma
inyectable.
La utilización de testosterona en las mascotas de compañía para el control del estro
no es recomendada.
Efectos colaterales: agrandamiento de la vulva, protusión del clítoris.
Dosificación:
Inyectable: 100mg propionato de testosterona 1 vez/semana.
Oral: 25 a 50 mg metiltestosterona 2 veces/ semana
Implantes: por lo menos 759 mgr/kg.

MIBOLERONE

Androgénico, anabólico, antigonadotrófico.

Efectos colaterales
 Hipertrofia de clítoris
 Secreciones vaginales.
 Conducta agresiva.

Dosis.
3 g/kg/día. Comenzar 1 mes antes del proestro.

Contraindicaciones.

 Hembras prepúberes y de cría.


39
 Adenomas Perianales.
 Tumores andrógenos dependientes.
 Enfermedad renal o hepática.

Reaparición del celo


1 semana a 7 meses.

AGONISTAS DE HORMONA LIBERADORA DE


GONADOTROFINAS
Agonistas de la hormona liberadora de gonadotrofinas (GnRH), suprimen el eje
gonadal cuando son administradas a altas dosis por períodos prolongados.
Actúan por regulación negativa de los receptores hipofisiarios de GnRH
produciendo supresión de la liberación de FSH y LH.
Se utilización experimentalmente en forma de implantes (nafarelina).

INMUNOESTERILIZACION

Inducción de anticuerpos contra las hormonas endógenas o tejidos reproductivos.


La inmunoesterilización en los caninos y felinos se encuentra todavía en estudio.
La
inmunización con proteína de la zona pelúcida de ovocitos porcinos (PZP), evita la
fertilización de los ovocitos ovulados mediante la cubrición de la zona por
anticuerpos.
También los anticuerpos podrían causar la depleción de folículos maduros en los
ovarios.
40
Manejo clínico de la gestación no deseada en perras.
A continuación se reverá brevemente los mecanismos de acción, indicaciones,
contraindicaciones y formas de administración de los fármacos que pueden ser
utilizados para tratar perras con preñez no deseada.

Estrógenos.
Las drogas estrogénicas son ampliamente usadas, a pesar de los riesgos para la
salud general y reproductiva científicamente probados. Los efectos colaterales
incluyen aplasia medular, piómetra y prolongación de los signos del estro. Su
mecanismo de acción se basa en demorar el pasaje del ovocitos por los túbulos
debido a la edematización de la mucosa, lo cual lleva a su degeneración y
reabsorción.
Las drogas mas utilizadas son :
a. cipionato de estradiol (E.C.P) dosis única de 44 mcg/kg IM durante el estro
o hasta el día 2 del diestro citológico, la dosis total nunca debe exceder 1.0 mg..
b. benzoato de estradiol (B.E) dosis única de 10 mcg/kg SC o IM 2-3 veces
luego de la cópula.

Los fármacos que se detallan a continuación actúan suprimiendo el apoyo


normal que suministra la progesterona a la unidad uteroplacentaria y el bloqueo
normal de la contracción uterina por esta hormona, ambos necesarios para conservar
una gestación normal. Realizan esto a través de una luteólisis.

PROSTAGLANDINAS.

La prostaglandina F2 alfa (PGF) causa luteólisis y contracción de todas las


células del músculo liso incluyendo el miometrio.
Los efectos colaterales de las PGF son generalmente de corta duración (10 a 15
minutos) no se presenta en todas las perras, y tienen a disminuir durante el curso de la
terapia, estos incluyen: contracción gastrointestinal que puede llevar a vómitos,
defecación de heces sólidas o a veces blandas, leve jadeo,
Las prostaglandinas se encuentran en forma natural y sintética, la dosis a utilizar
varia según la presentación, siendo los análogos sintéticos mucho más potentes.

PGF natural 20 a 250 mcg/kg. ( dos veces al día, IM, SC )


(promedio: 100 a 120 mcg/kg).

Tratamiento Temprano: 150-250 mcg/kg 2 v/dìa 4-5 días

Tratamiento Tardío: 20-30 mcg/kg 2-3v/día 4-7 días o más.


41
100 mcg/kg 2 v/día 4-7 o más días.

Día 1: 25 mcg/kg, día 2-3: 50 mcg/kg, día 4 en adelante


100mcg/kg.

Cloprostenol 1 a 5 mcg/kg ( 1 vez por día IM, SC c/ 48 h. 3 veces)


(sintética) (promedio: 2,5 mcg/kg).

La PGF natural puede ser utilizada en forma temprana antes o alrededor del
tiempo de implantación (15-17 días luego de la ovulación o 9-11 días luego del
comienzo del diestro citológico), la preñez se interrumpe y ocurre la reabsorción, que
generalmente se acompaña de ausencia de descarga vulvar (o en algunas perras de
algunos días de mucus sanguinolento).
El tiempo de administración varía según el momento de aplicación, un
tratamiento abortivo temprano requiere de una dosis de 100 mcg/kg dos veces por
día durante 5 días. En el caso de uno tardío (después de 25 – 28 días con preñez
confirmada) la dosis debe prolongarse hasta la confirmación del aborto, por
palpación, ultrasonido, radiología o varios de estos métodos combinados.
Los tratamientos abortivos tempranos con PGF natural tienen un porcentaje de
eficacia de aproximadamente 85 a 90%, se supone que la eficacia de los análogos
sintéticos de PGF es igual a la de los productos naturales.
El aborto no se produce si las concentraciones de progesterona no descienden
por debajo de los 2 ng/ml.

AGONISTAS DE LA DOPAMINA.

AGENTES ANTIPROLACTÍNICOS.
La prolactina hipofisiaria es una luteotropina necesaria en perros. Normalmente,
la secreción de prolactina se regula en parte por la acción inhibitoria de la dopamina
hipotalámica.
Los agentes antiprolactínicos (agonistas de la dopamina) como la bromocriptina,
cabergolina o metergolina son típicamente usados para disminuir o suspender la
producción de leche y para tratar perras con comportamiento de falsa preñez.
Los valores de prolactina después del día 30 de gestación se elevan
sistemáticamente, siendo esta hormona necesaria para el mantenimiento de la función
del cuerpo lúteo. La administración de un agonista de la dopamina puede terminar la
gestación a la mitad o tarde al suprimir la secreción de prolactina y, en consecuencia,
de progesterona. La administración por vía sistémica u oral antes del día 25 sólo
causa reducciones ligeras o transitorias de la progesterona.
Los fármacos que se utilizan son:
Cabergolina: 5 mcg/ Kg. vía oral, día 5 a 9 días.
42
Bromocriptina: 30 a 100 mcg/ Kg. vía oral o IM 2 veces por día 4 a 7días.
Metergolina: 0,4 a 0,5 mcg/Kg vía oral, día 5 días.

De las tres drogas nombradas, la cabergolina es la que ha causado menos efectos


colaterales (vómitos e inapetencia)
Se han publicado protocolos de uso de agentes antiprolactínicos junto con PGF
para inducir aborto, aquí se consigue la luteólisis por doble vía, directamente a través
de la PGF e indirectamente a través de la falta de soporte prolactínico; a su vez,
utilizando ambas drogas, la dosis de la PGF puede disminuirse, reduciendo así sus
potenciales efectos colaterales.
Los protocolos descriptos utilizando cabergolina durante 10 días a la dosis de 5
mcg/kg. vía oral desde el día 25 post-LH, asociada a cloprostenol demostró una alta
eficacia. Las dosis de cloprostenol varían de 1 a 2,5 mcg con diferentes intervalos de
aplicación:
.Cloprostenol 1 mgr/kg SC. día por medio, hasta efecto, durante 9 días.
.Cloprostenol 1 mgr/kg SC. día 1 y 5 de tratamiento.
.Cloprostenol 2,5 mgr/kg SC. día 1 de tratamiento.
.Cloprostenol 2,5 mgr/kg SC. c/ 48 hs 3 aplicaciones.

Los efectos colaterales fueron poco importantes utilizando dosis bajas de 1


mg/kg de cloprostenol, y estuvieron presentes pero aceptables a una dosis más alta de
2,5 mg/ kg.

Combinación de Antiprolactínicos + Prostaglandinas.

. Cabergolina: 5 mcg/kg VO 10 días


+
.Cloprostenol: 1 mcg/kg SC día por medio hasta efecto.

.Cabergolina: 5 mcg/kg VO 10 días


+
.Cloprostenol: 1 mcg/kg SC dos veces día. Día 1 y 5 tratamiento.

.Cabergolina: 5 mcg/kg VO 10 días


+
.Cloprostenol: 2,5 mcg/kg SC al inicio del tratamiento, 3 aplicaciones c/48 hs.
43

CORTICOIDES.

La administración de dexametasona causa aborto en perras con preñez avanzada.


La dexametasona es un glucocorticoide sintético habitualmente utilizado como
antiinflamatorio e inmunosupresor.
El mecanismo de acción de los corticoides es todavía incierto, es posible que
estimule la liberación de cantidades luteolíticos de PGF endógenas (a nivel
placentario), o podrían antagonizar la acción de la progesterona en los trofoblastos
placentarios, como sucede en el humano.
Los corticodes se consideran drogas para ser usadas sólo en los casos
estrictamente necesarios, pero las hembras tratadas sólo mostraron polidipsia y
poliuria pasajera que terminó al finalizar el tratamiento.
La medicación oral permite una mayor colaboración del propietario, debe
administrarse durante 10 días a razón de 0,2 mg/kg dos veces por día.
El momento en que se interrumpió la preñez en estos estudios se estimó sobre la
base de la observación de las descargas vaginales, los relatos de aborto observados
por los propietarios y el examen ecográfico realizado luego de los tratamientos.
Utilizando dexametasona, algunas perras presentan una descarga vaginal
amarronada en el momento del aborto, mientras que en otras no se han observado
descargas ni otros síntomas.
ANTIPROGESTAGENOS.
Los antiprogestágenos actúan fijándose a los receptores de la progesterona,
evitando así que la progesterona endógena produzca su efecto clínico.
Las ventajas principales de los antiprogestágenos son la casi ausencia de efectos
colaterales (con excepción de dolor local en el sitio de la inyección), y el hecho de
que la preñez puede ser interrumpida en cualquier etapa, si bien se ha comunicado
que el tratamiento en o después del día 45 de gestación causa la retención de los fetos
muertos in útero. El porcentaje de eficacia de éstos compuestos en animales de
investigación se ha informado que es del 100 %.
Los antiprogestágenos se comercializan para uso en pequeños animales en
muchos países, pero lamentablemente no los tenemos en Argentina. Tampoco se
permiten en USA por la posibilidad de su utilización en humanos.
Los fármacos que se utilizan son:
a. Mifepristone ( RU486, para uso humano): se usa vía oral en dosis de 2,5
mg/Kg dos veces por día durante 5 días a partir de los 28 días de preñez, en caso de
utilizarse en forma más temprana necesitara un tratamiento más largo antes de
interrumpirse.
b. Aglepristone ( RU534, Alizin): se usa vía subcutánea en dosis de 5-10
(0,33 ml) mg/Kg./día, para ser administrada una vez y repetir a las 24 hs., desde
la copula hasta casi el momento de la parición.
44

BRUCELOSIS

Etiología y Epidemiología
Brucella canis fue identificada en 1966 como el agente causal de la brucelosis
canina. Es un cocobacilo gramnegativo, aerobio, pequeño (1.0 a 1.5 m). La
morfología rugosa de sus colonias y las diferencias en las reacciones bioquímicas y
antigénicas lo distinguen de otros miembros del género Brucella. A diferencia de los
microorganismos Brucella lisos que infectan varias especies de animales domésticos,
B. canis infecta en forma natural al perro y a los Cánidos silvestres. En forma
experimental es posible infectar gatos, pero son hasta cierto punto resistentes. Lo
mismo ocurre con conejos y primates no humanos. Se han reportado casos en el
hombre, aunque éste es bastante resistente.
Los perros también son susceptibles a infección con B.abortus B.suis y B.
melitensis. Se cree que la infección natural ocurre por ingestión de placentas del
ganado contaminadas o de fetos abortados. Se cree que los perros no son capaces de
diseminar o conserven estas infecciones.
B.canis penetra a través de las mucosas oronasal, conjuntival, vaginal y peneana.
Debido a que los exudados vaginales y el semen presentan una alta concentración
bacteriana, estas son las fuentes de infección más comunes. La dosis infecciosa
mínima para los caninos por vía oral es de alrededor de 1 millón de bacterias, y la
conjuntival de 10.000 a 100.000 de bacterias.
Las perras, aparentemente sólo transmiten la enfermedad por los exudados
vaginales durante el estro o después de un aborto. Los microorganismos se pueden
eliminar hasta seis semanas después de un aborto.
La leche de perras infectadas, si bien contiene concentraciones altas de la
bacteria, para algunos autores no es importante para la trasmisión, ya que los
cachorros que nacen a término y vivos, ya adquirieron la infección a través de la
placenta, y además ingieren la bacteria de los exudados vaginales de la madre, otros
la consideran importante por la diseminación ambiental.
El macho aloja los microorganismos en el epidídimo y la próstata y los elimina
por la orina y el semen.
Se encuentran concentraciones en orina de 10.000 a 1.000.000 de
microorganismos /ml. en el macho, mientras que en la hembra son mucho menores.
Se demostró la transmisión por orina del macho infectado al perro sano después de
varias semanas o meses de un contacto cercano, sin embargo no se ha hecho la misma
experiencia con animales castrados.
La saliva y secreción nasal también pueden contener microorganismos y ser
fluidos potenciales de transmisión.
45

Patogenia
La bacteria es fagocitada en la mucosa de la vía de entrada por macrófagos
tisulares y otras células fagocíticas que las transportan a los tejidos linfáticos, donde
se multiplican. Persisten intracelularmente dentro de los fagocitos mononucleares.
Una a cuatro semanas después de la infección se presenta una bacteriemia que es
persistente durante 6 meses, y luego se hace intermitente durante hasta 64 meses.
Se producen hiperplasia linforreticular generalizada e hiperglobulinemia.
El mayor número de bacterias se encuentra en los ganglios linfáticos, el bazo y
los tejidos dependientes de los esteroides gonadales. Aunque suelen limitarse a
fagocitos mononucleares, pueden penetrar en otras células como el epitelio de la
placenta produciendo necrosis placentaria con la consecuente muerte embrionaria y
aborto.
Con la orquitis y epididimitis, se rompe la barrera hemato testicular los
espermatozoides estimulan el sistema inmunitario produciendo un complejo de
anticuerpos aglutinantes antiespermáticos y reacciones de hipersensibilidad de tipo
tardío contra ellos.
Otros tejidos como riñón, ojo, meninges, disco intervertebral y piel, que no
pertenecen al aparato reproductor pueden estar afectados.
Puede ocurrir recuperación espontánea después de uno a cinco años. Algunos
perros pueden tener bacteriemia persistente durante ese tiempo y otros pueden alojar
bacterias en los tejidos después de cesar la bacteriemia y en este caso los títulos de
aglutinación disminuyen y llegan a desaparecer.
Los perros que se recuperan de manera natural tienen títulos de aglutinación
bajos o negativos y son inmunes a una reinfección, lo que sugiere que la inmunidad
protectora es mediada por células.
La figura 1 resume la secuencia general de acontecimientos que ocurren tras la
infección con B. Canis.

Signos clínicos:
Los perros infectados pueden permanecer asintomáticos, la fiebre no es un
hallazgo característico, sí lo son los abortos a las 7 a 9 semanas de gestación y una
descarga vaginal posterior al aborto de color pardo o gris verdoso que persiste
durante una a seis semanas. La enfermedad se suele sospechar cuando una perra
aparentemente saludable aborta dos semanas antes de la fecha de parto, o si la perra
no gesta después de un servicio satisfactorio. Algunas perras tienen cachorros
muertos o débiles en la fecha esperada de parto.
Las hembras no preñadas no muestran signos de enfermedad, salvo la
linfadenomegalia que se observa en ambos sexos.
Los cachorros abortados suelen estar parcialmente autolisados, con edema
subcutáneo y congestión, y hemorragia de la región subcutánea abdominal. Suelen
encontrarse cantidades moderadas de derrame peritoneal serosanguinolento, lo que
indica que los fetos murieron antes del aborto.
46
SIEMPRE DEBE SOSPECHARSE BRUCELOSIS CUANDO UNA PERRA
APARENTEMENTE SANA ABORTA DOS SEMANAS ANTES DE LA FECHA
DE PARTO. También puede haber muerte embrionaria desde los veinte días
posteriores al servicio y, con menor frecuencia, pueden nacer cachorros débiles y
morir a los pocos días y otros muertos en la misma camada. Los sobrevivientes
presentan linfadenomegalia generalizada hasta que llegan a la madurez sexual.
También presentan hiperglobulinemia persistente y pueden tener fiebre o
convulsiones.
La enfermedad no afecta el ciclo estral y las perras pueden tener camadas vivas
o abortos en forma intermitente.
Los machos llegan a la consulta por anormalidades testiculares, si bien parecen
sanos, son infecundos. Presentan aumento del volumen escrotal por acumulación de
líquido serosanguinolento en la túnica, hay dermatitis escrotal por el lamido y
fundamentalmente aumento de tamaño de la cola del epidídimo. Posteriormente,
cuando la enfermedad se hace crónica, hay atrofia testicular. También es muy
frecuente la prostatitis por Brucella.
Los signos no reproductivos incluyen linfoadenopatía difusa que puede estar
acompañada por esplenomegalia. La discoespondilitis produce dolor raquídeo y si
hay compresión medular también paresia y ataxia. Si hay osteomielitis del esqueleto
apendicular se produce claudicación del miembro afectado. Pueden observarse
signos neurológicos como anisocoria, hiperestesia, movimientos en círculos, etc.
debido a meningoencefalitis.
También se detecta uveítis anterior uni o bilateral con endoftalmitis, a menudo
acompañada por hemorragia.
Más raramente se puede producir dermatitis piogranulomatosa semejante a las
lesiones del granuloma por lamido. También puede producirse glomerulonefritis.

Diagnóstico:
No hay alteraciones hematológicas ni bioquímicas relevantes; en los casos
crónicos se observa aumento de las globulinas beta y gama con hipoalbuminemia
concomitante.
El estudio histopatológico de los ganglios linfáticos alterados revela una
hiperplasia linfoide con gran número de células plasmáticas.
El examen del líquido cefalorraquídeo revela pleocitosis, sobre todo de
neutrófilos y aumento de la concentración de proteínas cuando hay
meningoencefalitis, pero no cuando hay discoespondilitis.
El espermograma demuestra alteraciones a las cinco semanas postinfección que
se hacen mucho mayores a las ocho semanas. Estas son: espermatozoos inmaduros,
acrosomas deformados, piezas intermedias hinchadas y gotas citoplasmáticas
retenidas. A las 15 semanas se observan colas dobladas, cabezas desprendidas y
aglutinación cabeza con cabeza. También hay presencia abundante de neutrófilos y
macrófagos con espermatozoides fagocitados, alrededor de las 20 semanas el 90% de
47
los espermatozoides es anormal. Luego, al atrofiarse los testículos hay
azoospermia, sin células inflamatorias.

Serología:
Hay distintas pruebas serológicas para el diagnóstico de brucelosis canina, pero,
debido a que tienen cierto grado de error de interpretación, UN CULTIVO
POSITIVO ES EL UNICO DIAGNÓSTICO DEFINITIVO Y DEBE SER USADO
CUANDO SEA POSIBLE PARA SU CONFIRMACIÓN.
El error de interpretación antes mencionado se debe a que los antígenos
lipopolisacáridos (LPS), de varias especies bacterianas reaccionan en forma cruzada
con B.canis. Es por este motivo que hay más reacciones cruzadas positivas falsas que
el de negativas falsas. Además el suero no debe estar hemolizado porque la
hemoglobina ocasiona aglutinación positiva falsa del antígeno en el tubo de ensayo.
Las pruebas serológicas suelen ser negativas hasta las tres o cuatro semanas
postinfección, a pesar de ser positiva la bacteriemia alrededor de las dos semanas. Es
por esta razón que los animales recién comprados deben ser evaluados y dar
resultados negativos por lo menos dos veces separadas por 30 días antes de
introducirlos en un criadero.
Títulos bajos pueden significar enfermedad previa o infección reciente. Los
machos pueden alojar la bacteria en la próstata y el epidídimo mucho tiempo después
de cesar la bacteriemia y de disminuir los títulos.
Las hembras con infección crónica pueden tener títulos negativos, lo mismo que
el hemocultivo, pero ambos se hacen positivos durante el proestro, estro y gestación.
La administración de antibióticos puede suprimir la bacteriemia y negativizar
los títulos.
Las pruebas serológicas son:

1) Microaglutinación rápida en placa:


Su exactitud depende de la bacteria utilizada como antígeno. Algunos antígenos
están realizados con B. ovis, otros con B. canis virulenta, y por últimos otros con una
cepa menos mucosa de B. canis. Esta es la que da menos resultados falsos positivos,
apenas un 3%, mientras que los otros antígenos dan hasta un 60% de falsos
positivos.
Si la reacción da positiva, hay que repetirla tratando previamente el suero con 2-
Mercapto-etanol (2ME) que destruye las IgM, responsables de la mayoría de las
reacciones positivas falsas, pero también de las infecciones recientes. Es por esto que
cualquier “falso positivo” detectado por este método debe reexaminarse 20 días más
tarde, para asegurarse que la reacción se debió a una reacción cruzada y no a una
infección temprana.
2) Aglutinación en tubo:
Utiliza antígeno de pared, es semicuantitativa. También da falsos positivos y el
antígeno es difícil de conseguir.
48
3) Inmunodifusión en agar-gel: puede realizarse con antígenos de pared, con
los mismos inconvenientes que las reacciones anteriores o con antígenos internos
(proteínas citoplasmáticas) liberadas mediante la sonicación de B.canis (2) o abortus.
4) ELISA:
Emplea Ag de pared celular o Ag citoplasmático. Da positivo en los animales
que ya han negativizado los títulos con la prueba de aglutinación. En un experimento
un perro que había negativizado los títulos de aglutinación, dio positivas las pruebas
ELISA y conjuntamente se aisló la bacteria en el semen.

Bacteriología
El DIAGNÓSTICO DEFINITIVO, como ya se mencionó, se realiza por el
aislamiento de la bacteria desde los tejidos o por hemocultivo.
Es importante tomar las muestras que maximicen las chances de recuperar el
organismo del cultivo. La siguiente tabla nos indica los tiempos precisos en que
podemos tener o no éxito en el cultivo.

Confirmación de infección por Brucella canis en el perro.

Material a cultivar Tiempo para el cultivo Resultados esperados


Descarga postaborto Cuando está presente Positivo
Placenta Cuando está presente Positivo
Aborto Cuando está presente Puede ser negativo
Semen 3-11 semanas post infección Positivo
12-60 semanas post infección Positivo pero pocos org.
60 semanas post infección Negativo
Sangre 5-30 semanas post infección 100% positivo
6-12 meses post infección  80% positivo
28-48 meses post infección 50-80% positivo
48-58 meses post infección 25-50% positivo
58 meses post infección 25%positivo
Epidídimo 35-60 semanas post infección 50-100% positivo
100 semanas post infección Negativo
Orina 8-30 semanas post infección Usualmente positivo
Más organismos eliminados por el macho que por la hembra
Próstata Hasta 64 semanas post infección Usualmente positivo
Nódulos linfáticos, Cuando tiene bacteriemia Usualmente positivo
bazo y médula ósea. Cuando no hay bacteriemia Positivo o negativo
Ojo Cuando hay uveítis Usualmente positivo
Disco intervertebral Cuando hay discoespondilitis Positivo o negativo
Johnson,C:A;Walker,R:D:Clinical signs and diagnosis of Brucella Canis
Infection. Compend. Contin. Educ .Pract. Vet 14:767,1992.
49
Tratamiento:
Se aconseja la castración en ambos sexos seguida de antibioterapia prolongada.
Debido a que la Brucella es una bacteria intracelular, puede combatirse la
bacteriemia, pero luego de un tiempo de suspender el antibiótico, frecuentemente la
enfermedad reaparece. El tratamiento debe ser prolongado y los controles serológicos
y de aislamiento deben seguirse por mucho tiempo.
Esquemas sugeridos:
A.
1. Tetraciclina vía oral: 10 mg/kg cada 8 hs durante 30 días.
2. Estreptomicina vía IM o SC: 15mg/kg/día en los días 1 a 7 y 24 a 30.

B.
1. Minocilina vía oral: 10 mg/kg cada 24 hs durante dos semanas
2. Dihidroestreptomicina vía SC o IM: 4,5 mg/kg cada 12 hs durante una
semana.

C.
1.Tetraciclina de depósito vía IM: 20mg/kg una vez por semana durante 4
semanas.
2. Dihidroestreptomicina SC o IM: 15 mg/kg/día una semana.
D.
Enrofloxacina vía oral: 5 mg/kg cada 12 horas.

Es conveniente controlar los casos y repetir los tratamientos en caso de ser


necesario.(14)

Prevención:
Aún no existen vacunas, por lo que la mejor manera de prevenir la infección en
un criadero es controlar la serología de los perros nuevos al adquirirlos y repetir a
los 30 días; ésto debe realizarse antes de introducir los perros en el criadero.
También se deben controlar los animales antes del servicio. Los casos positivos
se deben eliminar del criadero y al resto se los debe testear todos los meses hasta
lograr tres meses de resultados negativos.
Limpiar diariamente con amonios cuaternarios.

Salud pública:
Varios países reportan infecciones adquiridas en el ser humano. El contacto con
perras que abortaron fue la fuente de infección en la mayoría de los propietarios. El
ser humano es bastante resistente a la infección con B, canis. En ciertos casos no se
observan síntomas, pero en los pacientes sintomáticos se produce fiebre, fatiga,
linfadenomegalia y pérdida de peso. Las complicaciones raras incluyen endocarditis,
meningitis, artritis, hepatitis y abscesos viscerales.
50
Siempre debe informarse a los propietarios de los posibles peligros de salud
que implica conservar mascotas infectadas con B.canis. Es necesario tener
precauciones en el laboratorio cuando se manipulan pipetas con muestras enviadas
para el diagnóstico. Los veterinarios deben tomar precauciones cuando examinan
perros sospechosos, en especial perras que abortaron.

Control en un criadero.
Testear y eliminar los animales positivos.
Testear todos los meses a todos los animales hasta lograr tres meses de
resultados negativos, luego cada tres meses hasta tener todos los perros negativos
durante un año.
Limpiar el criadero diariamente con amonios cuaternarios.
Testear los perros nuevos antes de permitirles el acceso al criadero. Mantenerlos
aislados del resto durante 8-12 semanas.
Controlar los perros (hembras y macho antes de realizar un servicio.
51

INFERTILIDAD EN LA HEMBRA CANINA


Consideramos fértil a una perra capaz de producir cachorros viables hasta el destete.
La infertilidad puede manifestarse de diferentes maneras, cada una tiene un enfoque
diferente en cuanto a sus causas y tratamientos.

1. No cicla.
2. No se puede servir.
3. No gesta.
4. Aborta o pare cachorros muertos.

Cualquiera sea el problema de origen, recordemos hacer previamente una exhaustiva


anamnesis, un examen clínico general, hemograma, análisis de orina y dosaje de hormonas
tiroideas.

LA PERRA QUE NO CICLA

a. Los ciclos no son detectados pero en realidad cicla.


b. No cicla.
Problemas extragenitales.
Tiroideos.
Aplicación de medicamentos: anabólicos.
andrógenos.
progestágenos.
glucocorticoides.
Otras enfermedades.
Problemas genitales.
Falta de ovarios. Castración.
Aplasia.
Problemas genéticos. Hermafroditas.
Pseudohermafroditas.
Intersexo.
Inhibición de la función ovárica Quistes foliculares
Quistes luteales funcionales
Tumores
Falta de actividad ovárica. Falta de estimulación. Hipotálamo
Hipófisis
Falta de respuesta. Ovaritis autoinmune
Fracaso ovárico prematuro

Como encarar el caso


1. Anamnesis.
2. Examen clínico general, hemograma, análisis de orina, dosaje de hormonas tiroideas.
3. Examen clínico especial. Conformación de órganos genitales, mamas, vagina.
4. Citología vaginal y test de progesterona.
5. Citología vaginal seriada.
6. Si en seis meses no se detecta el ciclo, estimulación con gonadotrofinas.
7. Si no hay respuesta, dosaje de FSH y LH.
8. Cariotipo.
9. Laparotomía exploratoria y biopsia de ovario.
52

LA PERRA QUE NO SE PUEDE SERVIR.

1. Momento inadecuado.
2. Obstrucciones vaginales. Bridas, tumores, hiperplasia, estrechez del canal blando.
3. Problemas de conducta.

Cómo encarar el caso.


1. Hacer un control citológico y de progesterona para determinar el momento óptimo para
el servicio.
2. Hacer un examen digital de la vagina para asegurarse de que no hay causas
obstructivas. Puede realizarse inseminación artificial, recordando que de acuerdo al tipo de
obstrucción puede haber problemas en el momento del parto.
3. Inseminación artificial o servicio asistido.

LA PERRA QUE NO GESTA.

a. El espermatozoide y el óvulo no se encuentran.


1. No hay espermatozoides. Estudiar el macho.
2. No hay óvulos. Falta de ovulación.
3. Los espermatozoides no llegan donde están los óvulos.
Aplasias segmentarias del aparato genital.
Muerte de los espermatozoides (infecciones).
Falta de motilidad del aparato genital femenino.

4. El encuentro no se produce a tiempo.


Servicio temprano. (mueren los espermatozoides).
Servicio tardío (mueren los óvulos).
b. Imposibilidad del descenso de los óvulos fecundados.
Terapia con estrógenos.
c. Falta de implantación. Endometriris.
Endometrio no recuperado.
HGQ, fibrosis, etc.
Hipoluteoidismo.
d. Reabsorción temprana. Infecciones.
Causas genéticas.
Medicamentos.
Traumatismos.
Hipoluteoidismo.

Como encarar el caso


1. Evaluar el macho.
2. Anamnesis completa.
3. Citología vaginal con determinación de progesterona.
4. Controlar el servicio.
5. Cultivo y antibiograma de fondo de vagina.
6. Continuar la citología luego del servicio hasta el diestro.
7. Ecografía y palpación temprana.
53
8. Nueva determinación de progesterona en caso de no comprobarse preñez.
9. Alternar el uso de machos.
10. Determinación de cariotipo.
11. Laparotomía exploratoria, biopsia uterina.

LA PERRA QUE PIERDE SU GESTACION


Una vez que se ha diagnosticado la gestación por ecografía, palpación, Doppler o
radiografía, la no aparición de cachorros en el momento del parto, indica la existencia de una
reabsorción y la aparición de fetos antes de los 58 días se considera aborto. También
consideramos infértil a la perra que pare cachorros muertos o que se mueren en los primeros
días de vida.

Causas infecciosas.
Brucelosis.
Otras. Streptococos -hemolíticos.
Enterobacterias.
Pseudomonas.
Proteus.
Herpesvirus.

Causas hormonales.
Hipoluteoidismo.
Hipotiroidismo.
Causas externas.
Medicaciones.
Traumatismos.
Anormalidades genéticas.

Como encarar el caso


1. Análisis serológico de brucelosis durante el celo.
2. Cultivo y antibiograma de fondo de vagina durante el celo.
3. Si se produjo el aborto, necropsia, cultivo y antibiograma de los fetos abortados, y del flujo
vaginal.
4. Examen serológico de brucelosis repetido cada 15 días hasta dos meses después del aborto.
5. Hemocultivo.
6. Si se descartó brucella, tratamiento antibiótico intrauterino y general.
7. Seguimiento del nivel de progesterona por RIA durante una gestación para descartar
hipoluteoidismo.
54
FISIOLOGÍA DEL COITO CANINO

La especie canina tiene ciertas particularidades en cuanto al servicio que es conveniente


conocer si se desea ayudar en forma eficiente en un servicio natural o realizar correctamente
una extracción de semen.
Cortejo.
Si tenemos una pareja de perros en libertad, se realizará un cortejo que tiene por función
la verificación de la receptividad de la hembra, e incrementar la excitación, haciendo que el
eyaculado sea de mejor calidad. El macho huele y lame los genitales de la perra; generalmente
esto se acompaña de un castañeteo de los dientes y una secreción profusa de saliva. Algunas
veces el perro apoya brevemente su cabeza sobre la cruz de la perra, para ver su reacción.
También puede verse que pone su miembro anterior sobre el lomo con la misma finalidad. La
perra en estro responde al lamido ladeando o levantando la cola (flameo) y también elevando la
vulva. En ocasiones, la pareja corretea antes de que la perra se detenga y permanezca inmóvil
permitiendo la monta.

Monta.
El perro se acerca por detrás y monta a la perra como en las otras especies. Algunos
ejemplares montan por el costado y luego se acomodan. Hay perros sobre todo primerizos que
intentan abrazar la perra por la cabeza, y son los que debemos aprender a ayudar.

Búsqueda.
El macho realiza movimientos copulatorios, tanteando con la punta del pene el periné de
la hembra, buscando el orificio vulvar.

Penetración.
Una vez que el perro encontró el orificio vulvar, aumenta la intensidad de sus
movimientos copulatorios logrando una penetración profunda. Es importante destacar que el
pene del perro es rígido en ausencia de erección gracias al hueso peneano que llega hasta su
punta y permite la penetración. Cuando esta se inicia, el tejido eréctil se desplaza hacia delante,
pero todavía sin adquirir rigidez. De este modo, la punta del pene se pone blanda, haciendo
imposible la penetración en esta fase.

Erección.

Una vez que el pene ha penetrado en la vagina, el perro inicia movimientos copulatorios
muy enérgicos que hacen que se produzca frotamiento sobre la superficie peneana, siendo este
el estímulo más importante para completar la erección e iniciar la eyaculación. En esta etapa, se
expulsa la porción preespermática del eyaculado, que tiene origen prostático. Su función es
lubricar el tracto reproductivo femenino y permitir una penetración más fácil. Una vez que el
pene ha completado su erección, queda alojado profundamente en la vagina, y el bulbo del
glande en el vestíbulo vaginal. Por detrás la hembra cierra el esfínter vulvar, impidiendo que el
55
pene se salga. A partir de este momento comienza la eyaculación de la porción espermática
que proviene del testículo y epidídimos, y es la encargada de fertilizar los óvulos.

Vuelta.

Luego de finalizada la erección el perro desmonta y gira 180 grados pasando su miembro
posterior por encima del lomo de la perra, mientras su pene permanece dentro de la vagina
trabado por el bulbo.

De este modo, el pene realiza un giro de 180º respecto del eje longitudinal del perro en
sentido horizontal.

Algunos ejemplares se dan vuelta en cuanto terminan de realizar los movimientos


copulatorios intensos, otros se quedan un rato descansando relajados encima de la perra. En
este momento es en el que se eyacula la porción espermática, de modo que en algunos perros se
produce con el perro montado y en otros con el perro dado vuelta.

Segunda etapa del coito (abotonamiento).

Es el período durante el cual la pareja permanece trabada por sus genitales mirando en
direcciones opuestas. Durante esta fase se eyacula la porción post espermática, también
proveniente de la próstata. La función de esta porción es empujar el semen a través del útero
hacia las trompas de falopio. El abotonamiento dura alrededor de 20 minutos en la mayoría de
los perros, si bien puede variar entre 0 y 60 minutos. El bulbo enclavado en el vestíbulo vaginal,
56
estimula contracciones uterinas antiperistálticas que contribuyen a llevar el semen hacia las
trompas.
El abotonamiento NO es imprescindible para que haya fertilización. La única condición
para que esta sea posible, es que el macho haya eyaculado algo de porción espermática dentro
de la vagina de la hembra.

La falla en el abotonamiento, puede deberse a varios factores:


1. El macho no penetra con suficiente profundidad. Esto puede ser a causa de
obstrucciones en el canal vaginal de la perra tales como estrecheces, tabiques, tumores,
prolapso, etc. o por insuficiente impulso de parte del macho a causa de dolor en la columna
vertebral o en los miembros posteriores, posición incorrecta del perro originada por perras muy
altas, o un abrazo demasiado alejado, sea por timidez frente a perras agresivas o simplemente
inexperiencia.
2 El macho penetra profundamente pero la perra expulsa el bulbo del glande de su vagina
en lugar de retenerlo cerrando el esfínter vulvar. En este caso la falta de abotonamiento es culpa
de la hembra. Si la expulsión del pene ocurre cuando la erección ya se completó, el perro suele
quedar en erección durante un tiempo sin poder guardar el pene dentro del prepucio.
El servicio en basset hounds merece algunas menciones especiales ya que raramente se
realizan servicios en forma natural. Es una raza muy pesada, sostenida por patas muy cortas,
que además tiene un tronco muy largo y las hembras casi no tienen “cintura”, es decir que no
hay un buen punto de fijación para los miembros anteriores del macho cuando abraza a la
hembra durante la monta. Los problemas que se presentan son los siguientes:
La hembra no puede soportar el peso del macho y se sienta
El macho es muy pesado y torpe y le cuesta montar a la hembra
Una vez montado, no tiene punto de apoyo para realizar un buen abrazo
Debe arquearse mucho, para llegar con su pene a la altura de la vagina de la hembra y
luego para realizar una penetración.
Todos estos factores hacen que el servicio natural sea difícil. Generalmente se logra
realizarlos con machos livianos, que no son exactamente los más buscados como reproductores.
En cuanto a la raza bull dog, presenta el problema de que es tan braquicefálico que el
esfuerzo que le requiere al macho hacer el servicio natural, hace que se agite mucho.
Razas de pelo muy largo, hacen que la búsqueda sea trabajosa, y muchas veces el pelo
obstaculiza la penetración. En estos perros, es conveniente apartar el pelo de los miembros
posteriores de la perra y recoger los del abdomen del macho para facilitar el servicio. En estas
razas también debe tenerse cuidado de que el pelaje no quede enredado alrededor del pene
después del servicio.

ESPERMATOLOGIA
Obtención del eyaculado
La obtención y posterior examen de un eyaculado constituye una parte muy importante en
los estudios necesarios para diagnosticar problemas de infertilidad. Debería así mismo ser un
57
estudio de rutina en aquellos machos destinados a la reproducción por medio del cual
indicaremos el manejo reproductivo adecuado a cada reproductor.
También es necesario cuando se debe recurrir a la inseminación artificial ya sea con
semen fresco o congelado.
Se puede realizar por masturbación o utilizando vagina artificial.

Elementos necesarios:
a. Recipiente a temperatura de 37ºC (vaso de precipitado, tulipa o placa de Petri)
b. Vagina artificial.
c. Guantes descartables

Recolección:
Deberá recolectarse en un ambiente tranquilo, sin corrientes de aire y con piso firme.
La extracción se efectúa en forma manual por masturbación, tratando de respetar la cadena
de reflejos de un servicio natural.
La presencia de una perra en celo o una hembra en anestro con aplicación de feromonas
ayudará a la estimulación y obtención de un eyaculado de buena calidad.
Se permite la monta, y durante la búsqueda se desvía el pene, tomándolo del prepucio. Los
movimientos pélvicos harán protruir el glande fuera del prepucio. En este momento se ejerce
una compresión sostenida por detrás del bulbo del glande, con lo cual se completa la erección.
En caso de no contar con una hembra, el eyaculado puede obtenerse por masturbación
efectuando movimientos de fricción del prepucio sobre el glande. Cuando comienza la erección
se lleva el prepucio hacia atrás y se comprime por detrás del bulbo imitando la acción del
esfínter vulvar de la perra. Cuando el macho hace intentos de girar, dejamos pasar su miembro
posterior sobre nuestro brazo para completar el giro de 180º en plano horizontal, manteniendo
siempre la compresión, mientras eyacula.

Fracciones del eyaculado

Fracción Procedencia Color Volumen (ml) Duración


Pre espermática Próstata Transparente 0,1 - 3 15” (5-90)
Espermática Testículo-epidídimo Blanco 0,5 - 4 55” (5”– 3´)
Post espermática Próstata Transparente 1 - 40 7 ´ (1 – 20)

Las tres fracciones son diferentes entre sí y pueden recogerse todas, solo las dos primeras
o cualquiera de ellas por separado. En general la tercera porción es desechada excepto si es
necesario efectuar exámenes de fluido prostático.
Finalizada la eyaculación, se libera el pene y la erección desaparece en pocos minutos.
Utilización de vagina artificial: este implemento es un cono de látex, en cuyo extremo
inferior se coloca un tubo plástico graduado, que se asegura con una banda elástica. Se dobla el
extremo superior para adecuarla al tamaño del pene del perro. Se efectúa masaje sobre el glande
a través del prepucio. Cuando el bulbo comienza a agrandarse, se lleva el prepucio hacia atrás y
se coloca la vagina artificial sobre el pene antes de que se complete la erección. La mano que
sostiene la vagina debe mantener una presión constante por detrás del bulbo. Obtenido el
eyaculado se retira suavemente la vagina artificial. Este método no permite separar las distintas
fracciones del eyaculado.

Evaluación del semen


Elementos necesarios:
Microscopio
58
Platina térmica
Baño María
Tubos graduados
Porta y cubreobjetos
Pipetas Pasteur
Pipetas de 20 microlitros
Pipeta de 5 mililitros
Pipeta de recuento de GR
Cámara de Neubauer
Cinta de pH
Diluyentes
Colorantes
Frascos o hisopos estériles

Examen del eyaculado


Deberá efectuarse en forma inmediata a su extracción, utilizando todo el material
extremadamente limpio y precalentado a 37ºC.

Examen macroscópico.

Volumen:
Es muy variable y está influido por: raza, tamaño, edad, grado de estímulo y cantidad de
fluido prostático. Se pueden obtener eyaculados de 0.5 hasta 40 ml. Este dato es importante para
calcular posteriormente el número total de espermatozoides por eyaculado.

Color:
Normal: blanco (lechoso a opalescente)
Anormales: Amarillento: si contiene orina (urospermia)
Amarillento o verdoso: por presencia de pus (piospermia)
Rojizo o amarronado: por presencia de sangre (hemospermia)
Transparente: por ausencia o escasos espermatozoides (azoospermia u
oligozoospermia).

PH: normal 6,3 a 6,7. Valores más altos indican inflamación en algún punto del aparato
reproductor.
Se coloca una gota de semen puro sobre el extremo de la cinta de pH y se compara con la
escala cromática del envase de la cinta.

Examen microscópico.

Motilidad Masal Microscópica (MMM). Colocar con pipeta una pequeña gota de semen
puro previamente homogeneizado sobre un portaobjetos precalentado, sin cubreobjetos.
Observar con microscopio a menor aumento y condensador bajo, con platina térmica. Se pueden
ver ondas en remolino. La intensidad de las mismas está correlacionada con la concentración
espermática, % de espermatozoides con motilidad progresiva y su vigor. Para su evaluación, se
utiliza una escala subjetiva de 0 a 5 (VN: 2-3). En el borde de la gota se puede apreciar una
banda oscura formada por los espermatozoides muertos que son empujados hacia la periferia.
Motilidad individual.
59
Porcentaje de motilidad progresiva: Se puede trabajar con semen puro o diluido si el
eyaculado es muy concentrado. Como diluyente se utiliza solución fisiológica o citrato de sodio
al 2,92% a temperatura de 37ºC. La dilución de la muestra facilita la observación al presentar
menor múmero de espermatozoides por campo microscópico.
Colocar una gota de semen puro o diluido entre porta y cubre. Observar primero a menor y
luego a mayor aumento.
Es una valoración subjetiva. Se trata de evaluar el porcentaje de espermatozoides con
movimiento rectilíneo hacia adelante, con movimiento en el lugar (oscilatoria o en círculos) y
totalmente inmóviles.
Se expresa en porcentaje:
% motilidad individual progresiva (MIP)
% motilidad en el lugar (ML)
% de inmóviles (I)
VN: ≥ 70% MIP

Vigor:
Mide subjetivamente la velocidad del movimiento de los espermatozoides. Se evalúa en el
mismo preparado utilizado para la motilidad individual .
Escala de 0-5 (VN=3-4).

Morfología:
Coloración de casarett.

Composición del colorante.


Solución acuosa de anilina al 5% 2 volúmenes
Solución acuosa de esosina B al 5% 1 volumen
Solución acuosa de fenol al 1% 1 volumen
Las soluciones de colorantes y fenol se filtran y mezclan de acuerdo a las proporciones y en
relación a las necesidades. Las soluciones del colorante son estables.

Método de coloración:
1. Hacer el extendido de semen y secar al aire.
2. Cubrir con el colorante durante 5 a 7 minutos, preferentemente sobre un baño de vapor o sobre
platina térmica (40-60ºC)
3. Lavar el colorante con agua destilada.
Secar al aire
Observar con objetivo de inmersión.

Resultado de la coloración:
Acrosoma: gris azulado pálido delineado
Membrana celular: gris azulado definida
Membrana nuclear: gris azulado definida
Acrosoma: azul pizarra
Núcleo: rosa
Cuello: azul oscuro bien definido sin color en su interior
Pieza intermedia: vaina azul oscuro, centro rosa oscuro
Cola: azul oscuro

También se pueden usar otras coloraciones como el Rosa de Bengala al 3 % en agua


destilada durante 5 minutos.
60
Semen normal: ≥ 70% de formas normales.
Existen dos tipos de anormalidades: las primarias que son propias de la espermatogénesis y
las secundarias que se producen durante la maduración. Es deseable que del 30 % de formas
anormales, no haya más de un 10% de anormalidades primarias.
Algunas de las anormalidades más frecuentes son:

Anormalidades primarias o mayores: Anormalidades secundarias o menores:


Cabeza alargada
Cola en ansa
Cabeza piriforme

Cabeza grande
Cuello quebrado
Cabeza pequeña

Cabeza doble

Gota citoplasmática distal


Acrosoma desprendido
Gota citoplasmática media
Pieza intermedia arrugada

Pieza intermedia abaxial Cabeza desprendida

Cola enrollada

Gota citoplasmática proximal

Recuento de espermatozoides.

Se puede realizar con espectrofotómetro o cámara cuentaglóbulos.


El método del espectrofotómetro tiene la ventaja de ser rápido y sencillo de realizar y la
desventaja de ser caro; además estima el recuento por la opacidad del semen sin diferenciar si esta
es producida por espermatozoides u otras células. De este modo muestras que tienen grandes
cantidades de otros tipos celulares darán recuentos erróneos.

Recuento con cámara de Neubauer.

Se basa en contar la cantidad total de espermatozoides en un volumen conocido de semen y


en el cálculo de la concentración en base a ese recuento. La cámara tiene un cuadrado reticulado de
1 mm de lado y 0,1 mm de altura.
61
Cámara de Neubauer

Vista desde Vista de costado

Barrasarriba
laterales
Barras laterales
Cubrecámara
Reticulados
Surcos Altura: 0,1 mm

Surcos

Montado de la cámara:

Adherir el cubreobjetos sobre la cámara. Esto se logra humedeciendo ligeramente las


barras laterales y haciendo deslizar el cubrecámaras sobre ellas ejerciendo una presión firme. Si
el montado es correcto se pueden observar anillos de Newton sobre las barras.

Diluir el semen 1/200 en solución Dornic (solución N9 de hidróxido de sodio ligeramente


teñido con rosa de Bengala o azul de metileno). Esto puede realizarse de dos maneras:

1. Utilizando una pipeta para recuento de glóbulos rojos

2. Haciendo la dilución en un tubo de ensayo colocando:

Solución Dornic 3,98 ml


Semen 0,02 ml

Homogeneizar suavemente y cargar la cámara colocando con la pipeta una gota de la


dilución en el borde de la cámara y dejando que difunda por capilaridad entre el cubre y la
cámara. Debe verificarse que no queden burbujas de aire y que el líquido no rebalse hacia los
surcos que quedan entre la cámara y las barras laterales.
Dejar reposar 5 minutos antes de efectuar el recuento para que los espermatozoides
sedimenten y queden en el mismo plano óptico que el reticulado de la cámara.
La cámara de Neubauer posee dos compartimientos reticulados independientes (son 2
cámaras en una). Para obtener mejores resultados hay que contar ambas cámaras y hacer un
promedio entre ellas.
Enfocar la cámara con menor aumento, condensador bajo y diafragma no muy
abierto. Verificar que los espermatozoides estén repartidos uniformemente. Si esto no ocurre,
repetir todo el procedimiento.
Enfocar a mayor aumento para efectuar el recuento. La cámara presenta un
reticulado central con 9 cuadrados limitados por triples líneas. Cada uno de ellos está a su vez
dividido en 16 cuadrados pequeños. Se cuentan los espermatozoides de 5 cuadrados grandes
separados entre sí (80 cuadrados pequeños).
62

Se contarán todos los espermatozoides que se encuentren dentro de cada uno de los
cuadrados chicos y aquellos cuyas cabezas se encuentren sobre dos de sus bordes, por ejemplo
superior e izquierdo, pero no aquellos que se encuentren en el inferior y el derecho.

Debido a que el canino tiene una gran variación en el volumen de la fracción prostática, el
recuento se expresa en número de espermatozoides (sp) totales por eyaculado. Se calcula de la
siguiente forma:

Nº de sp contados en 80 cuadraditos x 10.000 = Nº de sp/mm3.

Nº de sp/mm3 x 1.000 = Nº de sp/ ml (cc).

Nº de sp/ml x volumen total = Nº de sp totales por eyaculado.

Relación concentracion/fertilidad.

200 a 1.000 millones de spnormales/eyaculado FERTIL


50 a 200 millones de sp normales/eyaculado SUBFERTIL
menor de 50 millones de sp normales/eyaculado INFERTIL
63
REPRODUCCIÓN EN EL GATO DOMÉSTICO
RECORDATORIO ANATÓMICO.

LA HEMBRA:
Los ovarios tienen 8-9 mm de largo y 5-6 mm de ancho y están ubicados
debajo de la 3°- 4° vértebra lumbar, a 1 cm aproximadamente del polo caudal del
riñón respectivo.
Los oviductos o trompas de Falopio miden 4-6 cm de longitud por 1-1,5 mm de
diámetro y son de trayecto flexuoso.
El útero está formado por dos cuernos, un cuello y un cuerpo. Los cuernos
miden de 9-11 cm de largo por 3-4 mm de diámetro, son de color rosado y superficie
lisa en el período de inactividad sexual. Cuando comienza la actividad ovárica los
cuernos incrementan su diámetro a 5-7 mm y se tornan turgentes, para luego, en la
ovulación y pseudogestación presentar una superficie rugosa. El cuerpo mide
aproximadamente 2 cm y el cuello 5-8 mm.
La vagina tiene una longitud de 2-3 cm y el vestíbulo su mitad. La unión
vestíbulo vaginal es estrecha y poco elástica. El orificio uretral se sitúa en el piso
vestibular a nivel de una pequeña depresión. La orientación del vestíbulo, vagina y
cuello es relativamente horizontal.
La vulva, formada por dos labios recubiertos de pelos, presenta una comisura
dorsal y una ventral. Los labios vulvares son relativamente insensibles a los
estrógenos, por lo que permanecen pequeños durante el período de actividad sexual, a
diferencia del prominente aumento de tamaño que se observa en la perra.

EL MACHO:
Los testículos en un macho maduro miden 1,2 – 2 cm de largo por 0,7-1,7 cm
de ancho aproximadamente. Están situados dentro del escroto, inmediatamente
ventral al ano.
El escroto está densamente cubierto de pelo y no es péndulo, a diferencia del
perro. Los testículos se encuentran en la bolsa escrotal al momento del nacimiento.
La hipoplasia testicular se puede deber a panleucopenia felina fetal o neonatal;
también, a anormalidades cromosómicas relativamente bastante frecuentes en el gato,
detectadas fundamentalmente en los machos tricolor. El criptorquidismo es poco
frecuente, y los tumores testiculares muy raros.
El epidídimo está constituido por una cabeza ubicada en posición craneolateral
con respecto al testículo; un cuerpo dorsal y una cola caudal, la que está fija a la
pared escrotal por el ligamento de la cola del epidídimo.
Los conductos deferentes rodean a los testículos hacia craneal y penetran en el
cordón espermático.
La próstata presenta dos lóbulos de aproximadamente 5 mm de largo por 2 mm
de ancho, separados por un surco medio y una porción prostática diseminada
64
localizada en el tejido conjuntivo periuretral. Prácticamente no hay descriptas
patologías prostáticas en el gato.
Las glándulas bulbouretrales, ubicadas en dorsolateral de la base del pene,
miden 4 mm de largo por 3 mm de ancho aproximadamente. Están rodeadas por el
músculo bulbouretral
El pene, de forma cónica, se encuentra en dirección ventral al escroto, dirigido
hacia atrás, posición que invierte durante el coito. Las dos terceras partes craneales
tienen 100 a 200 papilas queratinosas en su superficie. Éstas tienen de 0.75 a 1 mm
de longitud y se dirigen hacia su base. Alcanzan su pleno desarrollo con la madurez
sexual y desaparecen después de la castración. Son importantes como estímulo para
la descarga de LH en la hembra y consecuente ovulación.

SEMEN : Hay diversas formas de recolección de semen. Una es por vagina


artificial, pero esta técnica tiene la desventaja que es el tiempo que se necesita (a
veces semanas o meses) para acostumbrar al animal, y a veces hay gatos que no
llegan a acostumbrarse nunca, de modo que se reserva esta técnica para los gatos de
laboratorio que se los puede acostumbrar a eso, pero los gatos que acuden a una
consulta por motivos de infertilidad, se elige el método de electroeyaculación, el que
tiene la desventaja de tener que anestesiar al animal para realizarlo. También se
pueden recoger los espermatozoides a partir de la orina, ya que es normal la
eyaculación retrógrada en el gato, de modo que se puede obtener la orina por punción
y luego se centrifuga para recoger los espermatozoides. Por último, con fines de
investigación o para congelar, se pueden obtener por lavado de epidídimos a partir de
animales castrados o muertos recientemente (esto último es de gran utilidad en el
caso de felinos salvajes en peligro o vías de extinción)
Existen diferencias de volumen y número total de espermatozoides en el gato
doméstico, ya sea si el semen se obtiene por vagina artificial o electroeyaculación. En
el primer caso el volumen obtenido en distintos estudios estuvo en el rango de 0,01 a
0,12 ml y el número es de 3 a 143 millones, mientras que por electroeyaculación el
volumen fue de 0,001 a 0,738 ml y el número total de 0,05 a 153 millones por
eyaculado.

MADUREZ SEXUAL:
En la hembra la aparición de la pubertad ocurre generalmente entre los 4 y 12
meses de edad, (mayormente entre los 6 y 9 meses) dependiendo de diversos factores
como:
1) La época del año en que han nacido. En general la aparición de la pubertad
ocurre más precozmente en gatas nacidas a fines de otoño que en las nacidas a fines
de primavera.
2) Que hayan alcanzado un buen estado corporal (se considera como
requerimiento un peso mínimo de 2,3 –2,5 kg).
3) Que las horas de luz sean crecientes (fotoperíodo) y mayores a 12 hs. diarias.
65
4) Raza: Las razas de pelo corto (Siamés, Oriental, Balines) son más precoces
que las de pelo largo (Persa, Birmana). En la hembra Manx suele demorarse hasta los
21 meses.
En el macho, en promedio, la pubertad ocurre entre los 8 y 12 meses de edad.
Pueden mostrar mucho antes ciertas actitudes como morder el cuello, montar o
señalar su territorio rociando con orina, sin ser fértiles aún.

CICLO ESTRAL:
Las gatas son poliéstricas estacionales, o sea que si no ocurre la preñez, repiten
el celo varias veces en la estación reproductiva que es primavera – verano, o cuando
están expuestas incluso artificialmente a más de 12 hs de luz diarias, por lo que
pueden ciclar todo el año bajo esta condición.
Otra característica de esta especie es la ovulación inducida por la cópula, aunque
se ha demostrado que el 30 % de las gatas ovulan espontáneamente.
El umbral de estímulo para desencadenar la descarga de LH es muy variable
entre los distintos individuos, ya que mientras hay gatas que ovulan espontáneamente
estando recluídas en una jaula, otras lo hacen si se les toma una muestra para
citología vaginal con un hisopo y, en el otro extremo otras requieren reiterados coitos
(más de 4 en 4 hs) para ovular. Es por este motivo, que desconociendo las
características de la gata, para asegurar un servicio fértil, se debe realizar esto último
e incluso repetirlo al día siguiente.
Como la gata doméstica, a diferencia de la perra, presenta muy escaso edema
vulvar y un mínimo de flujo vulvar claro (no sanguinolento), el criador depende de
los factores de comportamiento para averiguar el momento adecuado del servicio.
Para la mayoría de las gatas ese comportamiento es fácilmente identificable. Sin
embargo algunas hembras presentan ciclicidad ovárica sin demostrar ningún signo de
comportamiento estral (celos silenciosos). En estos casos se debe realizar citología
vaginal para identificar el momento preciso en que se debe juntar con el macho o
proceder a realizar inseminación artificial con semen fresco o congelado.
En las gatas donde el comportamiento es reconocible fácilmente, se pueden
verificar las siguientes fases: proestro, estro, interestro, diestro y anestro.

PROESTRO: Es el período en que las hembras no receptivas atraen a los


machos. Dura sólo de 1 a 3 días. Los signos clínicos que se relacionan con el inicio
del proestro son cambios en la conducta que consisten en el roce de la cabeza y cuello
contra un objeto, vocalización contínua, postura de lordosis, giros sobre sí misma,
pisoteo en el lugar y micción frecuente. A veces estos cambios son tan sutiles que
consisten sólo en que quiere ser mimada.
La estrogenemia basal de una gata en el período de inactividad sexual es de 15
pg/ ml, la misma sube abruptamente a 20 pg/ml en pocas horas durante el proestro.
Los folículos llegan a medir 1,5 –2 mm al inicio del estro.
66
La citología vaginal se caracteriza por la reducción o ausencia de detritus en
el preparado, presencia de células superficiales nucleadas, algunas anucleadas,
células intermedias, y no hay glóbulos rojos como sucede en la perra.

ESTRO: Es el período de apareamiento. La duración media de esta fase folicular


es de 7,5 días y varía de 3 a 16 días. Los signos clínicos son los cambios de conducta
observados en el proestro pero mucho más intensos. Cuando se le acaricia el dorso y
se roza la región de la base de la cola, la gata baja las patas delanteras y coloca los
codos sobre el suelo, elevando la pelvis y haciendo la cola a un lado. Es frecuente que
presente anorexia. Permite la monta y el apareamiento. Sin embargo, hay gatas que
con concentraciones plasmáticas estrogénicas que corresponden a este período, no
muestran conducta sexual ya que son tímidas por pertenecer a un nivel inferior en la
“escala social de los gatos”.
Durante la fase folicular, la concentración de estrógeno plasmático aumenta con
rapidez, se mantiene elevado durante tres o cuatro días y comienza a descender de
manera abrupta. El primer día de esta fase se relaciona con concentraciones de
estrógeno cercanas a 25 pg/ml, aumenta al doble hacia el tercer día para descender
nuevamente a 20-25 pg/ml al séptimo día y menos de 15 pg/ml al octavo día, lo que
representaría al primer día de interestro, si es que no hubo ovulación. La
estrogenemia máxima observada fue de 80 pg/ ml.
Los ovarios aumentan de tamaño con folículos translúcidos de 2 a 3 mm.
La citología muestra dos datos importantes:
1) La limpieza del fondo, debido a que los estrógenos licúan el moco vaginal.
Esta clarificación prosigue en algunas gatas hasta cinco días después de finalizada la
fase folicular.
2) Cambios progresivos en la proporción relativa de los tipos de células
epiteliales vaginales. Las células superficiales anucleadas aumentan al 10 % el
primer día y continúan incrementándose hasta el 40% en los días 4 a 7, para regresar
al 10% en los días 12 a 13. Las células superficiales nucleadas permanecen en 40 a
60%. El número de células intermedias disminuye y las células parabasales
desaparecen.

INTERESTRO: Es el período de inactividad sexual dentro de una temporada


reproductiva, si es que no ocurrió la ovulación.
En promedio dura 8 días, pero puede durar entre 2 y 19 días.
La concentración de estrógenos plasmáticos es inferior a 20 pg/ml.
En la citología vuelven a predominar las células superficiales nucleadas y las
intermedias y además están presentes los detritus.

El útero aumenta de tamaño durante el diestro debido al engrosamiento del


endometrio y los cuernos se abultan pudiéndose palpar como un sacacorchos.
La citología es como en la etapa anterior.
67
ANESTRO: Es el período de inactividad sexual que corresponde a los días
cortos del invierno. La duración es variable de acuerdo a la latitud y a si la gata recibe
iluminación artificial. Los valores de estrógenos y progesterona son basales, el
comportamiento de la gata es de no demostrar conducta sexual, ni atraer a los
machos.
La citología vaginal es semejante a la del interestro. Hay detritus, un 10% de
células parabasales, un 40 a 70% de células intermedias y un 30-40% de células
superficiales nucleadas.

INDUCCIÓN DEL CELO:


Se puede inducir el celo colocando a la gata en un ambiente donde diariamente
se va aumentando la exposición a la luz.
También juntándola con otras que estén ciclando.
Hormonalmente se puede usar:
1) FSH: 2 mg/kg/día durante 3 días o la misma dosis 1 ó 2 días y luego 0,5- 1
mg durante 3 ó 4 días.
Otros autores consideran óptima la dosis de 2mg/kg/día duante 5 ó 6 días,
2) PMSG:100 mg vía subcutánea.
3) GNRH: 25 g por día durante 2 días.

OVULACIÓN :
Como ya se mencionó, la gata es una ovuladora refleja.
La liberación del huevo se produce después de la monta o de un estímulo
artificial comparable que induce un reflejo hipotalámico para la liberación de
GNRH y consecuentemente LH. Esta última demuestra aumentos considerables en el
suero sólo 5 minutos posteriores a la monta ó 30 minutos posteriores a la
administración exógena de GNRH, declinando a las 12- 24 hs. La ovulación ocurre
44 a 60 horas después de la liberación de LH, dependiendo del intervalo entre
montas, el número de estímulos copulatorios y el estado endócrino. Se necesitan
varios días de maduración folicular para que la LH produzca la ovulación.
Durante el proestro se desarrollan cerca de 3 a 7 folículos que llegan a tener
hasta 2 mm. de diámetro. El ovocito en metafase II se libera junto con las células del
cúmulus. El folículo de De Graaf que había alcanzado 3 a 5 mm se transforma en un
rojo y no tan prominente cuerpo hemorrágico para luego transformarse en un cuerpo
lúteo algo anaranjado que llega a los 4-5 mm de diámetro cerca del día 15 después de
la cópula. Si ésta no fue fértil el cuerpo lúteo se mantiene cerca de 35-45 días y si se
produce la gestación, continúa hasta el parto.
Ocasionalmente las gatas copulan durante la preñez. Se han inducido conducta
estral y ovulación en gatas gestantes, lo que indica que los mecanismos necesarios
para inducir actividad sexual no son refractarios a las gonadotrofinas exógenas
durante la gestación.

INDUCCIÓN DE LA OVULACIÓN :
68
Se puede inducir la ovulación en una gata en estro natural o inducido, con la
administración intramuscular de 250 UI de HCG durante el día 4-5 de estro y repetir
la misma dosis las 24 hs.

CARACTERÍSTICAS DE LA MONTA:
El macho reconoce la posición de lordosis de la hembra y ésta permite que el
macho la tome del cuello con sus dientes en forma lateral. La gata eleva la pelvis,
desvía la cola a un lado y muestra movimientos de pedaleo con las extremidades
traseras. El macho la monta, arquea el lomo al tiempo que realiza impulsos pélvicos.
La penetración y eyaculación se producen en un período muy breve. El tiempo
transcurrido entre la toma del cuello y la penetración suele durar 30 segundos a 5
minutos, mientras que la penetración y eyaculación sólo duran escasos segundos. Es
por esta razón que no se podría asegurar si realmente ocurrió realmente el servicio si
no fuera por la observación de la “reacción posterior”. Esta consiste en que la gata
durante la penetración emite un alarido, rueda bajo el macho para separarse de él y
trata de rasguñarlo. Inmediatamente después gira y se revuelca de un lado a otro por
el piso, se lame la región vaginal y se vuelve a revolcar.
El macho mientras tanto se aleja de la gata, puede lamerse el pene y adopta una
actitud de espera. Al cabo de unos minutos puede aproximarse nuevamente a la gata y
de ser rechazado vuelve a alejarse y esperar. La reacción posterior dura
aproximadamente medio a 10 minutos, al cabo de los cuales la gata se vuelve a
acercar y ya no rechaza el acercamiento del gato.
69
MACHO CANINO
Clasificación de infertilidad:
Infertilidad primaria:
Probablemente de origen congénito, nunca fueron fértiles ni lo serán.
Producida por:
a) Defectos anatómicos que impiden el paso de los espermatozoides
b) Alteraciones que impiden la producción de espermatozoides
c) Anormalidades funcionales que producen espermatozoides defectuosos

Infertilidad secundaria:
Fueron fértiles pero por algún motivo perdieron la fertilidad. En muchos casos puede
revertirse
La podemos clasificar en:
a) Degeneración testicular
b) Bloqueo del sistema de conductos
c) Cambios en la calidad o cantidad de espermatozoides
d) Problemas que impiden la cópula o eyaculación

Subfertilidad:
Llamamos así a los casos en los cuales hay tasas de concepción pobres, es decir que
con servicios de un perro determinado en cierto período de tiempo hay perras que se
preñan y otras que no. También se trata de subfertilidad cuando hay lechigadas más
pequeñas a las esperadas, por ejemplo cuando en una raza grande solo nacen uno o
dos cachorros.
En el canino hay en promedio 500.000.000 de espermatozoides por eyaculado. En
esta especie no se consideran los espermatozoides por mililitro ya que hay
variaciones importantes en el volumen del líquido prostático, por lo tanto se hace un
recuento de espermatozoides en el total del eyaculado, o sea el número total de
espermatozoides.
Si el recuento arroja una cifra mayor a 200.000.000 de espermatozoides móviles se
considera un perro fértil, si la cifra es entre 50.000.000 y 200.000.000 se considera
subfértil y si la cifra es menor a 50.000.000 es infértil.
Siempre es conveniente recomendar hacer un espermograma inicial cuando un perro
reproductor comienza a hacer servicios para conocer su calidad previa, ya que a
medida que se reproduce va a disminuir la cantidad y uno subfértil en un tiempo será
infértil
Patologías que producen infertilidad primaria (congénita):
Hipoplasia testicular:
Signos: Testículos pequeños y blandos, oligo o azoospermia, libido normal.
Dagnóstico definitivo por biopsia.
70
Aplasia bilateral del epidídimo:
Signos: Testículos normales (puede ser que no se palpe el epidídimo) Azoospermia.
Libido y cadena de reflejos copulatorios normales.
La aplasia puede ser total o parcial. Si se sospecha esta patología se confirma por el
dosaje de fosfatasa alcalina en el plasma seminal, en casos normales debe ser mayor a
5.000 U/litro. Esto no es excluyente porque puede ser que la aplasia sea sólo de la
cabeza del epidídimo, por lo que los espermatozoides no pueden pasar, pero el cuerpo
y la cola del mismo siguen produciendo fosfatasa alcalina.
Debido a que los espermatozoides no pueden pasar, se acumulan en la luz de los
túbulos y debido a que la túnica albugínea es un tejido fibroso y no extensible, hay en
consecuencia un aumento de presión en los túbulos, se produce inflamación y
degeneración testicular, los que conduce con el tiempo a atrofia testicular, por lo que
los testículos se vuelven pequeños y de consistencia dura.
Criptorquidismo bilateral:
Si el criptorquidismo es unilateral, el perro puede ser fértil.
Según la localización del o los testículos, el criptorquidismo puede ser abdominal,
inguinal o extrainguinal
Los testículos retenidos son pequeños y de consistencia blanda, semejantes a los
hipoplásicos.
Hay azoospermia debido a que la temperatura es superior a la correspondiente al
escroto.
La libido puede ser normal (debido a que las células de Leydig no se afectan por el
aumento de la temperatura).
Los testículos se encuentran en el trayecto inguinal al nacer y se completa el descenso
entre los 14 y 21 días (son difíciles de palpar porque son como granitos de arroz y
hay mucha grasa alrededor).
Cuando un cachorro viene a la primera consulta (30-40 días) hay que palpar siempre
los testículos controlando que estén ubicados en el escroto, caso contrario se puede
realizar tratamiento médico, el cual tiene mayor posibilidad de éxito en esta etapa del
cachorro.
El tratamiento médico consiste en inyecciones subcutáneas de HCG (100 a 1000UI
según tamaño) dos veces por semana.
También conviene hacer dosaje de hormonas tiroideas ya que el hipotiroidismo afecta
el descenso testicular.
Si los testículos descienden con el tratamiento médico es necesario aclarar que el
perro no puede destinarse a la reproducción ya que es igualmente criptórquido.
Aberraciones cromosómicas:
Se diagnostican por cariotipo.
Puede ser hemafrodita verdadero (tejido gonadal de ambos sexos) o
pseudohermafrodita (tejido gonadal de un sexo y caracteres sexuales del otro)
Eyaculación retrógrada:
Puede ser congénita o adquirida
71
Consiste en una falla del esfínter uretral interno, el que normalmente se cierra en el
momento de la eyaculación para que el semen no pase a la vejiga, pero en este caso al
fallar permanece abierto y el semen se deposita en la vejiga.
Signos: Cadena de reflejos normales pero no se elimina el semen.
Diagnóstico: Se realiza por la observación de espermatozoides en el sedimento
urinario en un análisis de orina.
Tratamiento: Simpáticomimeticos. Efedrina y fenilpropanolamina.

Patologías que producen infertilidad secundaria o adquirida:


Aumento de la temperatura
El macho canino es bastante tolerante al aumento de la temperatura, soportando hasta
10 días de hipertermia sin sufrir alteraciones.
Las causas del aumento son enfermedades febriles, inflamaciones locales o
criptorquidismo.
Signos: Libido normal, disminución primero de la movilidad, ya que el epidídimo es
más sensible y luego la cantidad de espermatozoides.
Isquemia:
Causas: Ruptura de ligamentos lo que produce torsión testicular o por hernia inguinal,
donde las asas intestinales comprimen el cordón testicular.
El mecanismo de acción es por obstrucción del drenaje venoso, lo que produce
aumento de presión conduciendo a la necrosis.
Hay sufrimiento testicular dentro de las 4 hs de ocurrido el trastorno y a las 6 hs se
produce degeneración.
Signos: son agudos, mucho dolor, no puede caminar, hipertermia.
El tratamiento es quirúrgico y de urgencia, sobre todo si es reproductor, si no es
reproductor se indica la castración
Atrofia senil:
Desde los 7 u 8 años hay disminución en la cantidad de espermatozoides.
También hay atrofia cuando hay enfermedades debilitantes o por neoplasias
testiculares, las que a veces son pequeñas, sin sintomatología externa ni hormonal
pero hay disminución del tejido sano.
Exceso de servicios:
Hay desde oligospermia hasta azoospermia
Tratamiento: reposo sexual por unos meses y luego dar el manejo adecuado.
Dermatitis escrotal
Es producida por sustancias irritantes, infecciones bacterianas incluyendo brucelosis,
alergias. El lamido persistente indica el problema y además lo empeora.
Tratamiento: (según las causas) Lavajes antisépticos, pomadas antibióticas y con
corticoides para disminuir la inflamación, antibióticos y collar isabelino para evitar el
lamido.
Estrés
Por cambio de ambiente, exposiciones frecuentes y enfermedad.
72
Hay aumento de corticoides endógenos que por acción antigonadotrófica
disminuye los niveles de testosterona.
Hay alteración morfológica de los espermatozoides
Obstrucciónn de conductos
Semejante a la aplasia bilateral de epidídimo.
La causa es por inflamación primaria o secundaria, aguda o crónica
Producen cicatrices fibróticas, microabscesos, granulomas.
El tratamiento es con antibióticos, antiinflamatorios y combatir la causa primaria.
A pesar de que los corticoides producen infertilidad, los glucocorticoides en este caso
están indicados para disminuir la inflamación y evitar reacciones cicatrizales.
Fenómenos autoinmunes
Se producen por ruptura de la barrera hematotesticular por alguna injuria.
Se forman en consecuencia granulomas espermáticos y espermatoceles.
Signos: Oligo y azoospermia. Disminución de libido. Testículos pequeños y blandos
al comienzo, luego hay atrofia.
Orquioepidimitis aguda
Puede ser primaria o secundaria.
Signos: Decaimiento, aumento de la temperatura, dificultad en la locomoción por
dolor, aumento de tamaño y dolor a la palpación, dermatitis escrotal como
consecuencia del lamido y alteraciones en semen (disminución de la movilidad y
alteración en la morfología de los espermatozoides)
Tratamiento: Se debe realizar cultivo y antibiograma del semen pero lo más frecuente
es que no se pueda realizar extracción del mismo por dolor, por lo que se comienza
con un glucocorticoide a alta dosis para desinflamar y evitar la reacción antígeno-
anticuerpo y dar un analgésico. Luego de 3 ó 4 días ya se puede extraer semen para
cultivo y antibiograma y se deben administran antibióticos de amplio espectro hasta
el resultado del cultivo, si éste coincide con el que administramos, seguimos con el
mismo durante 15 días y si es otro el antibiótico adecuado lo cambiamos y seguimos
con éste 15 días.
También se pueden aplicar compresas frías para disminuir la inflamación.
Orquioepididimitis crónica
Generalmente consecuencia de la orquioepididimitis aguda o secundaria a otra
enfermedad.
Signos: Generalmente el perro es infértil asintomático. Los testículos están atróficos
y fibrosos (pequeños y de consistencia dura), Si hubo abscesos puede haber nódulos o
adherencias.
El tratamiento es dificultoso ya que la barrera hematotesticular ya fue reparada, por lo
que no pasan bien los antibióticos.
Se debe hacer cultivo y antibiograma de semen, el que es fácil de extraer ya que
cuando la orquioepididimitis es crónica no hay dolor.
Hernia inguinal
Producida por un traumatismo, obesidad o puede ser congénita.
73
Signos: Deformación o aumento del volumen escrotal. Hay isquemia por
compresión y a la vez se dificulta el drenaje venoso produciendo hidrocele
(acumulación de líquido en la bosa testicular, siendo el testículo de tamaño normal.
Brucelosis
(remitirse al capítulo correspondiente)
Neoplasias testiculares
Son de alta incidencia en caninos, ocurren con mas frecuencia en los testículos
retenidos que en los que han descendido.
Producen degeneración por compresión, bloqueo de conductos alteraciones
hormonales que conducen a enfermedad prostática.
Pueden ser uni o bilaterales. Los tres tipos de tumores testiculares más frecuentes son
el tumor de células de Sertoli, el seminoma y el tumor de células intersticiales o de
Leydig.
Tumor de células de Sertoli: Se da sobretodo en los testículos retenidos en el
abdomen. Pueden llegar a gran tamaño, alrededor de10 cm, pueden producir torsión
testicular por el aumento de peso del testículo.
Producen estrógenos y en consecuencia síndrome de feminización (ginecomastia,
galactorrea, alopecía simétrica bilateral, hiperpigmentación, testículo péndulo por
infiltración grasa), atrofia del testículo contralateral. Puede morir por trombocitopenia
debido a la mielotoxicidad.
En la próstata se produce metaplasia escamosa.
Seminoma: sobre todo los testículos inguinales. De tamaño pequeño (1 cm de
diámetro ) pero como suelen ser múltiples aumentan el tamaño testicular.
Tumor de las células insterticiales o de Leydig: Sobre todo de localización en
testículos escrotales.
Al producir andrógenos, están asociados a patologías prostáticas (hiperplasia
prostática benigna), tumores de glándulas perianales y hernia perianal.
En todos los casos el tratamiento es la castración.

Enfermedades Infecciosas:
Brucelosis
Otras bacterias que producen prostatitis y/o orquioepididimitis.
Virosis: Moquillo: Produce infertilidad adquirida pero primaria, se adquiere antes de
la pubertad. Es irreversible.
Disturbios Hormonales
Hipotiroidismo: Produce sobretodo disminución de la libido.
Hiperadrenocorticismo
Alteraciones del eje hipotálamo hipófisis: Existe la posibilidad de medir LH, FSH
canina y testosterona pero al ser de liberación pulsátil habría que hacer un dosaje
seriado, por lo tanto se hace un diagnóstico farmacológico administrando hormonas y
evaluando los resultados.
Tratamientos hormonales:
Glucocorticoides: Disminuye la fertilidad pero su efecto es reversible.
74
Testosterona: Aumenta la libido pero produce un feedback (-) sobre la liberación
de gonadotrofinas, disminuye la espermatogénesis y los niveles de testosterona
intratesticular. Su efecto es reversible.
Anabólicos androgénicos ejercen el mismo efecto que el caso anterior.
Estrógenos –progestágenos: evitarlos en animales reproductores o con hiperplasia
prostática.

Patologías prostáticas: Producen infertilidad secundaria.


Hiperplasia prostática benigna:
Se produce en promedio a partir de los cinco años por alteración de la relación
estrógenos /andrógenos.
Signos:
Tenesmo (por compresión rectal), la materia fecal se produce en forma acintada por
la misma razón.
Descarga uretral sanguinolenta.
Aumento del tamaño simétrico de la próstata.
Sin dolor
Tratamiento: El tratamiento de elección es la orquidectomía. La involución de la
próstata ya se hace evidente a las 2 semanas de de la cirugía, la disminución del
tamaño llegará a un 70% a los dos o tres meses.
Si el perro tiene un mal estado general donde es riesgosa la cirugía, se recurre al
tratamiento médico con diversas alternativas:
Acetato de ciproterona: Dosis de 1,25 -2,50 mg/kg/día, oral, en tandas de 15 días o a
la dosis de 2,5 a 3mg/kg/día en tandas de 2 a 6 meses. Satura los receptores de
dihidrotestosterona y atrofia el epitelio glandular, efectos que se establecen a los
pocos días.
Tiene los siguientes efectos secundarios: bulimia con ganancia de peso, disminución
de la libido y de la fertilidad y a veces efectos estrogénicos con atracción de otros
machos.
Su mecanismo de acción es antigonadotrófica, disminuyendo la secreción de FSH y
LH.
Flutamida: Disminuye la testosterona sérica. Se emplea a la dosis de 5 mg/kg/día,
oral, durante 15 días, o hasta 7 semanas. El efecto sobre los síntomas y el tamaño
prostático es evidente a los 10-14 días.
Finasteride: es un inhibidor de la 5α reductasa, la enzima que interviene en el pasaje
de testosterona a dihidrotestosterona. Se emplea a la dosis de 0,1 -1 mg/kg/día
durante 20 días.
La respuesta puede tardar más de un mes en ponerse de manifiesto y la reaparición
después de la supresión es relativamente rápida.
No altera la libido ni la espermatogénesis, por lo que se puede emplear en sementales.
Acetato de Osaterona: Es de uso veterinaio pero aún no existe en nuestro país. Se
recomienda la dosis de 0,25 mg/kg/día, vía oral durante 7 días., el efecto ya se nota
en la primera semana y dura 6 meses, al cabo de los cuales se puede repetir. El
75
mecanismo de acción es por bloqueo del pasaje de testosterona hacia la próstata y
además inhibe por competición la fijación de dihidrotestosterona en los receptores.
No tiene efectos secundarios, no altera la libido ni la espermatogénesis, por lo tanto
estaría indicado en reproductores.
Metaplasia escamosa:
Ocurre por la acción de los estrógenos, ya sean exógenos o endógenos a partir de un
tumor se células de Sertoli. Consiste en la transformación del epitelio glandular en
uno pruriestratificado, apareciendo quistes.
Los signos están relacionados con el hiperestrogenismo: síndrome de feminización
(abdomen distendido, prepucio péndulo, ginecomastia, atracción hacia otros machos,
alopecía bilateral no pruriginosa, etc.)
Para el diagnóstico de hiperestrogenismo puede emplearse un frotis prepucial, donde
se observan células acidófilas, superficiales queratinizadas, semejantes a las
observadas en un frotis vaginal de una perra en estro.
Tratamiento: supresión del tratamiento si es iatrogénico o castración.
Prostatitis: En el perro siempre tienen un origen infeccioso a diferencia del ser
humano donde el origen puede ser no infeccioso.
Es común en animales adultos y sobre todo gerontes. Puede ser el resultado de la
evolución de una HPB, donde ser forman quistes que se pueden infectar dando lugar
a abscesos.
En el 70% de los casos el agente etiológico es Escherichia coli, pero se pueden aislar
Pseudomonas, Staphylococcus, Streptococcus, Proteus, Brucella canis y
Mycoplasma.
Puede ser aguda o crónica.
Aguda: Puede ser de aparición súbita, con fiebre, descargas uretrales sanguinolentas
o purulentas, anorexia, leucocitosis con neutrofilia, el urinálisis revela hematuria,
piuria y bacteriuria, dolor en el hipogastrio, claudicación del tren posterior, cola
levantada por el dolor, depresión, la palpación de la glándula es dolorosa, en
ocasiones puede producir peritonitis, vómitos e incluso la muerte por shock séptico.
En la ecografía se observa el parénquima irregular, con múltiples áreas hipo o
anecoicas
Tratamiento: antibióticos por 15 días mínimo, mejor 4-6 semanas. (quinolonas) lo
ideal sería cultivo y antibiograma pero por el dolor el animal no eyacula. Debido a
que está rota la barrera hematoprostática, los antibióticos penetran con facilidad.
A los 3 días de finalizada la terapia se debe hacer cultivo del líquido prostático para
control.
Crónica: Puede tener origen en una prostatitis aguda o en la infección por
acumulación de secreciones, las que pueden provenir de una HPB o de una
metaplasia escamosa.
Signos: Infecciones recurrentes del tracto urinario inferior y puede haber descargas
prepuciales (sanguinolento o purulento). Sin dolor, tamaño aumentado disminuido,
firme, generalmente asintomática. Hemograma normal o leucocitosis
76
Tratamiento: Antibióticos básicos ya que en la mayoría de los casos las secreciones
prostáticas son ácidas, algunas prostatitis con gérmenes productores de ureasa
(Proteus, Staphylococcus, Brucella) tienen un pH alto, por lo que es mejor un
antibiótico con pH ácido. Que los antibióticos tengan alta solubilidad en lípidos, pues
atraviesan mejor las membranas y además que tengan bajo porcentaje de unión a
proteínas plasmáticas por el mismo motivo. Las quinolonas reúnen éstas condiciones.
Mínimo 4 semanas de tratamiento y realizar cultivo de 3ra. Fracción del eyaculado a
la semana, al mes y a los 2 meses de finalizado el tratamiento.
Abscesos prostáticos: Es la forma más grave de una prostatitis.
Signos: tenesmo, disuria, descarga uretral purulenta (si están conectados con la
uretra)
Sistémicos (por peritonitis)
Asimetría, dolor a la palpación, fluctuación.
Hemograma normal o leucocitosis.
Tratamiento: Quirúrgico: omentalización o drenaje de Penrose. Antibióticos.
Castración
Quistes :
Prostáticos: Localizados en el parénquima prostático, pueden estar asociados a
hiperplasia prostática benigna o metaplasia escamosa, asintomáticos y de hallazgo
casual o pueden ser verdaderos quistes de retención, que pueden ser el resultado de
una prostatitis o estar asociados a un adenocarcinoma.
Paraprostáticos: Situados por fuera de la próstata, pueden formarse de remanentes
de conductos de Mϋller o de prolongaciones de un lóbulo prostático. Tienen el
aspecto de una “segunda vejiga”
Signos: Puede haber tenesmo, disuria (por compresión uretral), descarga uretral
serosa cuando está en comunicación con la uretra, semejante a orina. Con o sin
aumento de tamaño o fluctuación a la palpación rectal. Sin dolor, a diferencia del
absceso que es doloroso y fluctuante.
Se diagnostican por Rx o ecografía.
Tratamiento: Cuando son pequeños pueden responder a los tratamientos
farmacológicos descriptos para la HPB (hiperplasia prostática benigna).
Los de mayor tamaño se deben vaciar por punción ecoguiada pero como queda la
cápsula pueden recidivar, por lo que se recurre a la cirugía (omentalización, resección
o marzupialización) conjuntamente con el tratamiento farmacológico.
Tumores prostáticos: carcinomas o adenocarcinomas. En general hacen metástasis
antes de su diagnóstico.
Signos: Disminución de peso, debilidad del tren posterior, con o sin dolor a la
palpación, aumento de tamaño, asimetría, tenesmo, disuria, leucocitosis neutrofílica.
Dan metástasis a los ganglios sublumbares, vértebras lumbares y pulmón.
Tratamiento: cirugía y quimioterapia.

Patologías del pene y prepucio:


Congénitas
77
Hipospadia: Alteración en el proceso de formación de la uretra que producen
fallas en el cierre ventral de la misma.
Pueden existir orificios uretrales aberrantes en distintas partes de la uretra.
Frenillo persistente: Es una banda de tejido que une el extremo del glande con el
prepucio. El pene se dobla al exteriorizarlo. El tratamiento es quirúrgico y fácil ya
que la banda es de tejido conectivo avascular.
Deformaciones del hueso peneano.
Fimosis (orificio prepucial estrecho que impide la exteriorización del pene).
Adquiridas:
Fimosis y parafimosis: Por heridas prepuciales se produce una retracción cicatrizal
que impide la exteriorización o reintroducción del pene respectivamente.
Prolapso uretral: La mucosa uretral es más frágil y sangra fácilmente.( La
hemorragia para cuando se va la erección)
El tratamiento es quirúrgico
Balanopostitis-Uretritis: Producen secreción purulenta maloliente. Se deben tomar
muestras para cultivo. No confundir con la secreción amarilenta que producen las
glándulas del prepucio normalmente.
Traumatismos- Fractura de hueso peneano
Tumores: TVT (tumor venéreo transmisible o de Sticker): Es más común en perros
callejeros, tiene buen pronóstico, la forma es de coliflor, muy friable y sangrante. Si
hay duda, hacer citología para observar las típicas células de núcleo grande.
Tratamiento: quimioterapia con vincristina o vinblastina
Puede transmitirse a la mucosa oral o nasal por implante celular
78

Bibliografía
 “Endocrinología y reproducción canina y felina”. Feldman y Nelson.
Editorial Intermédica. Tercera Edicion (2007).
 “Reproducción en caninos y felinos domésticos. M.Wanke, C. Gobello.
Editorial Intermedica. (2006).
 “Temas de reproducción de caninos y felinos por autores latinoamericanos.”
C. Gobello. Editorial Intervet. (2004).
 “Reproducción y cuidados de la periperturienta”. Clínica Veterinarias de
Norteamérica, práctica en Pequeños Animales. Editorial Inter-vet.(1990)
 “Reproducción en el perro y en el gato” J. Christiansen. Editorial Inter-
vet.(1989).
 “Problemas clínicos de reproducción canina”. Joshua. Editorial Manual
Moderno.(1984).
 “Small animalll Reproduction and Infertility”, Ed Lea & Febiger (1986)
 “Dog and cat reproduction, contraception an artificial insemination. JRF supp
Nº 39 (1989)
 “Fertility and Infertility in dogs, cats and other carnivores. JRF supp Nº 47
(1993)
 “Reproduction of dogs, cats and exotic carnivores. JRF supp 51 (1997).
 “Advances in reproduction in dogs, cats and exotic carnivores. JRF supp 57
(2001).
 “Canine and feline theriogenology. Johnston, Root Kustritz, Olson, Editorial
Saunders, (2001)