Sei sulla pagina 1di 10

SERIE “EL FRUTO DEL ESPÍRITU”

Sean bienvenidos a esta serie titulada “El Fruto del Espíritu”, ésta y las
próximas series que sean impartidas tienen la finalidad de animar al crecimiento
(Col 1:10) y para preparar al cristiano para toda buena obra (2 Tim 3:16-17).
Ahora bien, el propósito central de esta Serie es:

 Conocer las cualidades que posee el Fruto del Espíritu.


 Entender que no son opcionales, sino deben estar en nuestra vida.
 Y, por último, comprender de manera práctica sus aplicaciones.
Aclarado esto, empecemos con un pequeño panorama sobre esta serie y algunos
términos a definir.

El Texto central que utilizaremos será Gálatas 5:22-23, sin embargo,


estaremos recorriendo la Biblia para dar apoyo al estudio. Cabe señalar que esta
lista consta de 9 Frutos, pero como sabemos, ninguna de estas listas que el Apóstol
Pablo enumera es completa, sino que considera útiles enseñar en ese momento.
¿Qué significa Fruto? Según el diccionario Vine del Nuevo Testamento nos dice:
Karpos. Fruto. Se usa: (I) del fruto de los árboles, de los campos, de la tierra, aquello que es
producido por la energía inherente de un organismo vivo (p.ej., Mat 7:17); plural (p.ej., en Luc 12:1,
2Ti 2:6); del cuerpo humano (Luc 1:42; Hech 2:30); (II) metafóricamente: (a) de obras o actos, siendo
el fruto la expresión visible del poder que obra interna e invisiblemente, siendo el carácter del fruto
evidencia del carácter del poder que lo produce (Mat 7:16).

¿Quién lo produce? El Espíritu Santo tiene como objetivo principal formar el carácter
de Cristo en el creyente (Juan 16:14).
Para el teólogo Tomas de Aquino: Son frutos del Espíritu Santo, todos
aquellos actos virtuosos en los que el alma halla consolación espiritual.

Algunos comentaristas consideran que las tres primeras cualidades


conciernen a nuestra actitud hacia Dios (amor, gozo y paz), el segundo grupo de
tres tiene que ver con nuestras relaciones sociales (paciencia, benignidad y
bondad), y el tercer grupo describe los principios que guían la conducta cristiana (fe,
mansedumbre y templanza).

Si bien es sabido, quienes Andamos en el Espíritu debemos reflejar estas


cualidades, la pregunta es si estas cualidades, ¿las recibo al bautizarme? O bien
las voy obteniendo (produciendo, mostrando) con la ayuda del Espíritu Santo. Para
dar luz a esta interrogante el apóstol Pedro en 2 Ped 1:15-17 nos dice que hay dos
frutos “paciencia” y “amor” que debemos añadir, en el griego significa
“complementar, proveer, dar, suministrar”, dando a entender que debemos
desarrollar estas cualidades con la ayuda del Espíritu que ahora mora en nosotros.

By Su Hno. en Cristo, Gerardo Canul.


Mas el fruto del Espíritu es…Amor
La palabra amor se traduce del término griego “ágape” que denota una
invencible benevolencia y una irreductible buena voluntad, que siempre busca el
bien de la otra persona, no importa lo que ésta haga.

El apóstol comienza con este fruto porque ante cualquier acto, siempre debe
existir el amor (1Cor 13:1-13) y es el mayor de todos v.13.

Usted dirá: - pero si tengo amor, pues amo a mi esposo(a), hijos, familia,
amigos-. Sé que muchos venimos de familias cristianas o inconversa donde se nos
enseñó como amar, o un concepto de amor, quizás un hermano de aquí lo entiende
diferente a otro hermano, y eso es por las circunstancias donde crecieron [contar
una anécdota propia].

Si bien, para entender este concepto es necesario comprender el Amor que


nos tuvo Cristo al morir en la Cruz, ya que de manera desinteresada e interesada
por nuestro propio bien Él entrego su vida para que nosotros (indignos de su gracia)
tengamos la salvación y vida eterna.
Veamos algunas características del Fruto del Amor:

1. Debe ser abundante, continuo y fiel (1 Cor 13:4-7)


2. Es procedente de Cristo (Rom 5:5) y no surge de una emoción
3. No es hipócrita (Rom 12:9)
4. Es el motor que nos mueve a hacer el bien (1 Cor 16:14)
5. Es un mandamiento (Jn 13:34)
6. Es una característica distintiva del seguidor de Cristo (Jn 13:35)

¿Cómo puedo dar este fruto? Entre las definiciones de la palabra Amor en el
griego es importante denotar que esta cualidad se da aun sobre las cosas que nos
puedan hacer las personas en esta vida (insultos, golpes, engaños, incluso muerte).
Ya que es fácil amar a quien nos ama o quien nunca nos ha hecho algo malo.

¿Quiere realmente demostrarlo? Ame a su enemigo (ultrajan, persiguen,


aborrece), viva bajo la regla de oro (considere a los demás) , esmérese en hacer
todo con amor (le traerá satisfacción).

Este amor que nos demanda la Palabra de Dios, es base de nuestra vida
cristiana, y puede ser demostrado de muchas maneras como fruto de la Obra del
Espíritu Santo en nosotros [La historia detrás de las manos orando].

Es necesario tener en primer lugar esta cualidad para que las demás
cualidades puedan desarrollarse en su plena expresión.

By Su Hno. en Cristo, Gerardo Canul.


Mas el fruto del Espíritu es…Gozo
Si le pidiera que explicara lo que es el gozo, ¿qué me respondería?
Seguramente lo relacionaría con conceptos como alegría, felicidad, risa, regocijo
(depende de las circunstancias externas y como se siente la persona). Pero la
palabra gozo proviene del griego “jara”, es decir, la sensación de gozo fundado en
el amor, la gracia, las bendiciones, las promesas y la cercanía de Dios que tienen
los que creen en Cristo (de una experiencia espiritual).

Un ejemplo de un gozo es el que el apóstol Pablo les dice que tengan los de
Filipo en Filp 4:4, Él mismo estaba en la cárcel, con la perspectiva de una muerte
casi cierta; los Filipenses estaban iniciando la carrera cristiana, y les esperaban
inevitablemente días tenebrosos, peligros y persecuciones. Así es que Pablo dice:
" Sé lo que estoy diciendo. He pensado en todo lo que nos puede suceder. Y todavía
digo: ¡Regocijaos!».

Esta cualidad de gozo, puede verse en diferentes circunstancias de la vida


cotidiana:
1. El gozo que se produce al tener la Palabra (Jer 15:16)
2. El gozo que se muestra en las pruebas (Stg 1:2)
3. Cuando los padres saben que sus hijos andan en verdad (3 Jn 1:4)
4. El gozo que tenemos al tener promesas eternas (Mat 5:12)
5. El gozo de saber que tenemos un Dios (Hab 3:17-19)
6. El gozo de consagrar tu vida al Señor (Neh 8:10)
7. El gozo de participar en la obra de Dios (2 Cor 8:2)

Es inevitable que este gozo sea robado por el enemigo, ya que su misión es
hurtar, matar y destruir todo aquello que Cristo ha formado en nosotros, entre ello
está el gozo inefable de la vida en Dios.

Si usted no experimenta un gozo constante, posiblemente han cimentado


esta cualidad en las cosas materiales, en la fama, en la salud o quizás en una
persona falible. Le pregunto: ¿en que se goza? ¿es su gozo pasajero? Meditemos
cuales serían las respuestas, entendamos que nuestro gozo procede de Cristo, es
el que llevaremos cuando venga a buscar a su amada Iglesia.

Con la ayuda del Espíritu de Dios como hemos visto es posible tener un gozo
que es característico del cristiano [Maestros de sus propias almas].

By Su Hno. en Cristo, Gerardo Canul.


Mas el fruto del Espíritu es…Paz

Existe un himno que dice asi: Paz, paz cuan dulce paz, es aquella que el
Padre me da. Paz: En el griego coloquial contemporáneo esta palabra (eiréné) tenía
dos usos interesantes. Se usaba de la serenidad que disfruta un país bajo el
gobierno justo y benéfico de un buen emperador; y también del buen orden de un
pueblo o aldea. Las aldeas tenían un funcionario que se llamaba el superintendente
de la paz de la aldea, el que mantenía la paz en ella.

En el Nuevo Testamento la palabra griega eiréné corresponde a la palabra


hebrea Shalom en el Antiguo Testamento, que quiere decir, no solamente ausencia
de problemas y de guerra, sino todo lo que contribuye al mayor bienestar humano.
Aquí quiere decir la tranquilidad de corazón que se deriva de la fe en que todo está
en las manos de Dios. Es interesante advertir que Jara y Eiréné se empezaron a
usar pronto como nombres propios en la Iglesia original.

Hay una diferencia que debemos establecer entre la Paz con Dios y la Paz
de Dios, la primera trata de la posición del creyente ante Dios, siendo reconciliado
el creyente con Dios gracias al sacrificio de Cristo (Rom 5:1); la paz de Dios tiene
que ver con el obrar del Espíritu Santo en el corazón del creyente (Gál 5:22)
Miremos algunos ejemplos de cuando se presenta esta paz en el cristiano:

1. Ausencia de luchas internas (1 Ped 2:11)


2. Cuando la procuramos estar así con todos (Rom 12:18)
3. La que tenemos al saber que los muertos en Cristo vivirán (1 Ts 4:13)
4. En medio de un mundo de caos (Jn 16:33)
5. En medio de la muerte (Sal 4:8)

Como toda cualidad, es posible que el enemigo de la misma manera nos


haga que pongamos nuestra mirada en las cosas de la tierra para encontrar paz en
las riquezas, poder o salud.

La paz que solamente Cristo da, es aquella en la que encontramos


consolación y tranquilidad [Tranquilo esperando su muerte]. El Espíritu genera en
nosotros esta virtud que mucha gente necesita en la actualidad, usted podrá
preguntar a la gente cuales son las cosas que más desea en esta vida y una de ellas
será la “paz”, la gente busca tranquilidad, aun en medio de la pobreza, porque esta
hará vivir una mejor vida.

By Su Hno. en Cristo, Gerardo Canul.


Mas el fruto del Espíritu es…Paciencia

Quienes van al seguro ya tendrán mas de la mitad de esta cualidad aplicada


en su vida diaria (Broma).

Existen 2 palabras en el griego que son usadas para definir paciencia; la


primera es “makrothymía” de makro “largo”, y thumos, “genio”, “disposición” y la
palabra “huponome” la palabra combina hupo “debajo”, y nome “permanecer” en
nuestro lenguaje es “esperar debajo de algo”.

Estas dos palabras en resumen quieren decir una persona que tiene la
capacidad de sufrir maltrato y persecución en diferentes circunstancias (huponome)
y también una persona que puede ejercer venganza, pero en lugar de hacerlo se
contiene (makrothymia).
En si este fruto tiene que ver mucho con la personalidad y temperamento. No
es válido decir “asi nací y asi me hizo Dios y asi moriré” … Error. Recordemos
quienes demuestran estas cualidades es porque permiten al Espíritu producir en
ellas la Paciencia.
Miremos unos ejemplos en la Biblia:

 Paciencia los unos a los otros (Efesios 4:2, 1 Ts 5:14)


 Con los que nos deben (Mat 18:26)
 En las promesas (Heb 6:12)
 En la venida del Señor (Stg 5:7-8)

Veamos como Dios siempre tuvo paciencia, en 1 Ped 3:20 se demuestra el tiempo
que espero Dios para cuando fuese construida el arca se mandara el diluvio. Otra
es cuando en la parábola de la higuera estéril el viñador le dice al dueño que espere
un año mas para ver si daba fruto al higuera después de haberla abonado.

Es muy reconfortante para aquellos que con paciencia obtienen al final un


premio, obsequio, honra, reconocimiento. Y al final la expresión es “valio la pena”.

La carrera que tenemos como cristianos al hogar celestial se corre con


paciencia, pero con mucha paciencia, pues no es fácil correrla, sino que siempre
habrá momentos en los que la paciencia tendrá que hacer acto de presencia para
poder superar un obstáculo. [El burro en el pozo].

By Su Hno. en Cristo, Gerardo Canul.


Mas el fruto del Espíritu es…Benignidad y Bondad

Viene del griego “chrestotes” que significa benevolencia en la acción, dulzura


de disposición, gentileza en el trato con otros, afabilidad.
La palabra bondad proviene del griego la “agathosune”, que significa
beneficencia, benevolencia, virtud dispuesta para la acción, una propensión
abundante tanto para desear como para hacer lo que es bueno.

Sin duda estas dos palabras están muy entrelazadas ya que ambas tienen
un fin en común y es dar beneficio o ser benevolente con otros. ¿Cuál es la
diferencia entre bondad y benignidad? La benignidad tiene que ver con ese sentir
interior de hacer el bien, producido por el Espíritu Santo y la bondad es la
manifestación exterior de la benignidad que ya ha sido producida en nuestro
corazón por el Espíritu Santo.

Uno de los ejemplos más claros sobre estas dos virtudes la encontramos en
la parábola del Buen Samaritano en Luc 10:25-37, en donde vemos que sintió
misericordia y que además esa misericordia actuó conjuntamente con ese
sentimiento para traer un beneficio al hombre herido.
Observemos que es Dios quien siempre muestra Benignidad y Bondad:

 Para con nosotros (Rom 2:4)


 En nuestra vida (1 Ped 2:3)
 Para con la humanidad (Ti 3:4)

Cada uno de nosotros es necesario mostrar estas cualidades, ya que un


corazón que verdaderamente ha sido transformado por Dios le es posible tenerlas
y sobre todo dar ejemplo de ello.

La benignidad y bondad, pues, no son cosa de temperamento. Se trata del


fruto del Espíritu. No puedes decir simplemente: "Eso no es mi estilo". Cierto que
lo puedes confesar si es verdad, pero entonces necesitas arrepentirte de esta
actitud, y dejar que el Señor obre en ti. Examinémonos a ver si estamos
desarrollando la bondad en nuestras vidas.

By Su Hno. en Cristo, Gerardo Canul.


Mas el fruto del Espíritu es…Fe
La palabra utilizada para Fe proviene del griego “pistis” que en el pasaje de
gálatas significa fidelidad, lealtad firme y constante a una persona quien está unido
a una promesa, compromiso, carácter fidedigno e integridad.

En Romanos 1:17 hallamos una cita que hace el apóstol Pablo de Habacuc
2:4. “Porque en el evangelio la justicia de Dios se revela por fe y para fe, como está
escrito: Mas el justo por la fe vivirá”. Incluso la fe se le compara como un escudo
que debemos usar contra el enemigo y sus ataques.

Ahora bien, existe en el NT, algunos versículos que utilizan la palabra “Fe”
del español para referirse a otras situaciones o condiciones, veamos algunas:

 Conducta (2Ti 1:5 )


 Sistema de creencias (1 Ti 6:10)
 Comunidad cristiana (Gal 3:9)

Leído estos textos es fácil determinar a que se refiere cuando se usa la


palabra “fe” dependiendo del contexto en la que es usada.

Según el contexto empleado podemos decir que Pablo estaba dando a


entender que los gálatas deberían mostrar una fe inquebrantable, una fidelidad al
Señor y no dejarse llevar por palabrerías y filosofías huecas de los judaizantes.
Lo que nos concierne a nosotros, ¿cuáles son las características de la “fe”
que debemos tener según el fruto del Espíritu?

 Fe en Dios ( Heb 11:6)


 Fe en la palabra de Dios (2 Tim 3:16)
 Fe en Cristo Jesus (Hch 8:37)
 Fe en Dios nos oye (1 Jn 5:14)
 Fe en con Obras ( Stg 2:26)

La fe o confianza siempre ha existido desde el antiguo testamento,


ciertamente el NT le nombra fe por ejemplo en Hebreos 11, cada héroe es
mencionado que por la fe hicieron grandes cosas, ellos obedecieron a Dios y pero
antes tuvieron fe en sus promesas y que Dios les ayudaría en todo momento de su
vida, asi que hermanos mantengamos la Fe hasta que el Señor regrese, esa fe es
la que obtuvimos cuando Dios nos llamó a obedecerlo y debemos ahora
demostrarla cada día de nuestra vida.

By Su Hno. en Cristo, Gerardo Canul.


Mas el fruto del Espíritu es…Mansedumbre
Creo que cuando escuchamos esta palabra pensamos que es alguien
pasivo, débil, que se deja llevar por cualquiera, incluso alguien de quien todos se
aprovechan. Pero en realidad esta palabra es del griego “praotes” que significa
disposición pareja, tranquila, equilibrada en espíritu, no pretenciosa, y que
mantiene sus pasiones bajo control.

Podemos decir que es la palabra más difícil de traducir. En el Nuevo


Testamento tiene tres sentidos diferentes. (a) Quiere decir sumiso a la voluntad de
Dios (Mat 5:5 ; Mat 11:29 ; Mat 21:5 ). (b) Quiere decir dócil, es decir, que acepta
la enseñanza y la disciplina (Stg 1:21 ). (c) El sentido más corriente es el de
considerado (1Co 4:21 ; 2Co 10:1 ; Efe 4:2). /d) es Manso como Moisés (Num
12:3).

Lo que arroja más luz sobre el significado de esta palabra es que el adjetivo
“prays” se usa en relación con un animal domesticado y que obedece y es fácil de
dominar para su amo; así es que esta palabra refleja el dominio propio que solo
Cristo puede dar.

Sin duda creo es una cualidad que muchos deseamos tener en momentos
donde nuestros sentidos se elevan al máximo en una discusión o circunstancia
extrema. Con la ayuda de Dios y dejando que el Espíritu nos moldee podemos
tenerla;

 Es una actitud de humildad, opuesta totalmente a la arrogancia, la


vanagloria, el orgullo y el despotismo (persona que abusa de su
poder) contra los pobres y los débiles.

 Ser manso significa estar dispuesto a hacerse cargo de las tareas


humildes y pequeñas, según la valoración del hombre, pues cosas
insignificantes para el hombre pueden ser de gran valorar para Dios.

 La mansedumbre como fruto del Espíritu Santo hace que la persona


sea cortés (amable, agradable), considerada, servicial con los de-
más. No es capaz de exigir a otros lo que él no es capaz de hacer.

 La mansedumbre no impulsa a la persona a defenderse ni mucho


menos a atacar a los que le atacan. Sino que capacita al creyente a
dejar su causa en las manos de Dios y esperar que el Espíritu Santo
se encargue de la situación. Y como premio, Dios actuará a su favor.

Pídale a Dios que le ayuda a tener esta cualidad que sin duda le ayudara mucho
en su vida personal, familiar, laboral y espiritual.

By Su Hno. en Cristo, Gerardo Canul.


Mas el fruto del Espíritu es…Templanza
Esta traducción de la palabra no se encuentra en la concordancia porque en
realidad su traducción correcta es otra como veremos más adelante, pero que le
viene a la mente cuando decimos “el clima esta templado” o “esa persona tiene un
carácter templado” sin duda que el clima no está ni frio ni caliente, o que la persona
sabe comportarse.

Esta es la última cualidad presente en esta lista que el apóstol Pablo


menciona a los gálatas, y debido a que su carácter celta les traía algunos problemas
les recomienda que tengan templanza, esta palabra proviene del griego “enkrateia”
que es fuerza, la traducción preferida es dominio propio o autocontrol, en algunos
pasajes se traduce como “continencia”. Esta virtud es la que José presento cuando
sus hermanos estuvieron frente a él, veámoslo Gen 43:31.

En la vida secular romana esta palabra era usada en los gobernantes para
no dejarse influir por sus intereses y usarlos para su propio beneficio dejando a un
lado al pueblo.
Sin duda el Espíritu Santo de Dios no se equivoca ya que esta cualidad es
necesaria para quienes quieran ostentar el cargo de Anciano en una iglesia, en Ti
2:2 la palabra sobrios es la misma para templado, y en 1 Tim 3:2 es la misma
palabra.

Cuando debemos ser templados los cristianos, en que momento deberíamos


mostrar esta virtud:

 Cuando nos enojamos


 Ante una riña
 Ante los deseos mundanos
 En lo que pensamos
 Cuando hablamos
 En la vestimenta
 En esperar a alguien (pareja)

Sin duda esta cualidad nos ayudaría a muchos en nuestra vida diaria, creo
nos evitaría muchos problemas, pero en realidad nos ayuda a estar en sincronía
con la voluntad de Dios al momento de hacer lo que Dios nos demanda y no hacer
nuestra propia voluntad.

By Su Hno. en Cristo, Gerardo Canul.


Carta a los Gálatas

El estado espiritual de las iglesias de Galacia, en primera instancia de gozo,


fue tristemente perturbado por algunas personas sin nombre, quienes, para ser
seguros, eran cristianos, pero con tendencias Judaizantes o Fariseas. Esto, es
claro, había venido del extranjero, y quizá eran emisarios de Palestina. Tal vez
serían prosélitos. Ellos se pusieron en directa oposición a la perspectiva Cristiana
que prevalecía hasta ese entonces en la iglesia.

Y por Thierry se caracterizan así:" Francos, impetuosos, impresionables,


eminentemente inteligentes, pero al mismo tiempo muy cambiables, inconstantes,
amos del mundo del espectáculo, perpetuamente pelean, son el fruto de la vanidad
excesiva. "

En resumen Pablo lo que hizo fue:

1. Demostró que los que vivieron antes de Cristo, y especialmente Abraham,


fue justificado de hecho, no por las obras de la Ley de Moisés, sino por la fe en las
promesas de Dios.

2. Demostró que el diseño de la ley Mosaica era solamente temporal, y que


tenía la intención de guiar a las personas a Cristo.

3. Reprobó a los Gálatas por haber caído tan rápido en las observancias de
estas costumbres.

El diseño de la epístola entera, por lo tanto, es para establecer y defender la


verdadera doctrina de Justificación, y demostrar que no depende de las obras de la
Ley.

By Su Hno. en Cristo, Gerardo Canul.