Sei sulla pagina 1di 2

Más allá del matrimonio

¿Qué entendemos por matrimonio?

Quizás la mayoría de personas tengan como concepto de


matrimonio, el llegar a una felicidad plena en la medida
que el hombre y la mujer se amen uno hacia el otro,
tratando de pertenecer a una sociedad racional en la que te
imponen una ley para creer ser parte de ella.

Si preguntáramos a alguna persona ¿porque ya nadie


decide casarse? quizá me respondería de esta manera.

Se debe a que quizás muchos de los hombres o mujeres no


se sienten lo suficientemente maduros como para decidir,
si es ya conveniente casarse en la medida que el
matrimonio es algo tan complejo, pues no en el sentido de
los preparativos, sino en el sentido mas profundo; como el
saber si ella o el es la persona adecuada para casarse,
teniendo en cuenta que hay que ser lo suficientemente
ético para decidir si una esta preparado para tal decisión.

También hay que resaltar que en los últimos años el


matrimonio a perdido ese concepto de felicidad, Quizás
por como las personas comprenden el concepto en si
mismo de lo que es matrimonio. Dejándose llevar por
influencias de terceros que hayan tenido malas
experiencias en el sentido que no les fue bien por ciertos
motivos.

No es así, no hay que ser lo suficientemente ético para


decidir casarse, pues esta moral se produce en la medida
que pasan los años creyendo “concientemente” querer solo
a esa persona, pero “inconscientemente” no es así, nos
engañamos al decir eso, pues el hombre es un ser que no
puede satisfacerse ni detenerse, siempre va en busca de
muchas aventuras, el querer no satisface el obtenerlo si.

Poder decir también que el matrimonio es un mandato de


un ser incognoscible por no llamarlo “Dios” si uno convive
con cierta persona es un pecado, ante la convivencia
primero debería de estar casado como lo manda la ley
divina.
A todo eso llaman matrimonio y dicen que ha sido unido
por “Dios”. No, no me gusta ese jardín del matrimonio a la
que toda pareja ansia llegar creyendo que a través de tales
nupcias van a llegar a ese mundo ideal y superfluo. ¡Ojala
los ayude tal jardín!

Yo llamo matrimonio a ese poco querer entre dos,


teniendo en cuenta que el hombre como sujeto, a nacido
para ser libre y tal matrimonio lo encadena, creyendo el
hacerlo libre.

Cayendo él en errores y contradicciones dándose cuenta


que tal matrimonio, nunca existió, ni ese querer hacia ella,
ni ese querer hacia si mismo.

¿Qué hijo no tendría motivo para llorar por causa de sus


padres?

Digno me parecería ese hombre, lo suficientemente


maduro para tal decisión o quizás, solo lo haría por
pasión, pues donde hay pasión, no hay razón, dejándose
llevar por los instintos.

Aquel joven soltero que no le gustaba relacionarse mucho


con los demás se caso, y acabo atado solo a una mujer y
estropeo su vida para siempre.

¿Entonces que es matrimonio?