Sei sulla pagina 1di 7

LA ETICA

1. ¿QUÉ ES LA ÉTICA?

Es una rama de la filosofía que se ocupa del estudio racional de la moral, la virtud, el deber,
la felicidad y el buen vivir.

La ética estudia qué es lo moral, cómo se justifica racionalmente un sistema moral, y cómo se
ha de aplicar posteriormente a nivel individual y a nivel social.

Según una corriente «clásica», la ética tiene como objeto los actos que el ser humano realiza
de modo consciente y libre (es decir, aquellos actos sobre los que ejerce de algún modo un
control racional). No se limita sólo a ver cómo se realizan esos actos, sino que busca emitir un
juicio sobre estos, que permite determinar si un acto ha sido éticamente bueno o éticamente
malo.

La definición nominal de ética sería la ciencia de las costumbres, otra definición es


la ciencia que estudia la bondad o maldad de los actos humanos. Con esta definición tenemos
que la Ética posee dos aspectos, uno de carácter científico y otro de carácter racional

El carácter científico que da fundamentado en que la ética es una ciencia porque establece
un modelo universal o patrón de comportamiento de la realidad. El carácter científico de la
ética queda fundamentado en virtud de que esta disciplina presenta un paradigma de
conducta valiosa que el hombre debe realizar.

El carácter racional viene por el uso de la razón. La ética no es una ciencia experimental, sino
racional ya que fundamenta sus modelos éticos por medio de la razón. Ésta razón nos
proporciona causas, razones, el porqué de la bondad en una conducta realizada.
Con todo esto se puede decir que a la Ética le concierne proporcionar las razones por las que
ciertas conductas son buenas y por lo tanto dignas de realizarse, también de argumentar en
contra de conductas malas como el homicidio, la drogadicción, el engaño, el robo, etc.

2. DIFERENCIAS ENTRE ETICA Y MORAL

La Moral es el hecho real que encontramos en todas las sociedades, es un conjunto de normas
a saber que se transmiten de generación en generación, evolucionan a lo largo del tiempo y
poseen fuertes diferencias con respecto a las normas de otra sociedad y de otra época
histórica, estas normas se utilizan para orientar la conducta de los integrantes de esa sociedad,
o sea tiene una base social.

La Ética es el hecho real que se da en la mentalidad de algunas personas, es un conjunto de


normas a saber, principio y razones que un sujeto ha realizado y establecido como una línea
directriz de su propia conducta.
ETICA MORAL
Surge como tal en la interioridad de una Tiene una base social, es un conjunto de
persona, como resultado de su propia normas establecidas en el seno de una
reflexión y su propia elección. sociedad y como tal, ejerce una influencia
muy poderosa en la conducta de cada uno
de sus integrantes.(Como una brújula que
nos orienta la conducta de los integrantes de
esa sociedad)

Influye en la conducta de una persona pero Conjunto de normas que actúan en la


desde si misma conciencia y voluntad. conducta desde el exterior o desde el
inconsciente.

Destaca la presión del valor captado y Impera el aspecto prescriptivo, legal,


apreciado internamente como tal. El obligatorio, impositivo, coercitivo y punitivo.
fundamento de la norma Ética es el valor, no Es decir en las normas morales destaca la
el valor impuesto desde el exterior, sino el presión externa
descubierto internamente en la reflexión de
un sujeto.

Moral → en las normas cuyo origen es externo y tienen una acción impositiva en la mentalidad
del sujeto

Ética → el conjunto de normas que tienen un origen interno en la mentalidad de un sujeto,


pueden coincidir o no con la moral recibida, pero su característica mayor es su carácter interno,
personal, autónomo y fundamentante.

3. ACCIONES MORALES Y MORALIDAD

Los seres humanos realizamos muchas acciones de muy distintos tipos. Algunas
son inconscientes como la digestión, otras son mecánicas como andar o vestirse,
otras necesarias como respirar o comer. Algunas acciones no son necesarias, sino libres y
también conscientes, pero tienen muy poca repercusión práctica como ir al cine o bailar. Otras
en cambio si tienen repercusiones, pero son producto de mi relación con las cosas, no con las
personas. Estas acciones están sometidas a normas técnicas.
Una acción es moral cuando posee cuatro características, que son las siguientes:

- Ha de ser voluntaria, es decir libre y consciente (libertad y consciencia). Una acción no es


moral si no existe libertad, si no existe la posibilidad de elegir entre varias opciones.

-Ha de tener consecuencias para los demás, exige la relación con otros seres humanos.

- Ha de estar sometida a normas morales (no técnicas). Tendremos que precisar qué es
una norma moral para saber con exactitud cuando una acción es moral o no lo es.

Cuando analizamos una acción moral podemos diferenciar en ella los siguientes elementos:

• El motivo (¿por qué lo hago?) que nos mueven a actuar. Para que nuestra acción sea moral, el
motivo ha de ser consciente.
• La intención (¿para qué lo hago?) que tenemos, el resultado que pretendemos conseguir, es
decir, el fin que buscamos. La conciencia del fin y la decisión de actuar hacen que las acciones
morales sean voluntarias (las hacemos porque así lo hemos decidido).

• Los medios (¿cómo lo hago?) que debemos emplear para conseguir el fin deseado. La
elección de los medios debe tener en cuenta que “el fin no justifica los medios”.

• El resultado (la realización de la acción) y las consecuencias (cómo afecta nuestra acción a las
personas que nos rodean) ¿Qué consigo al hacerlo?

La moralidad es la calidad de los actos humanos en cuya virtud los designamos como buenos o
malos, como acertados o erróneos. Se trata de un término común relativo a la bondad o la
maldad de un acto humano, sin especificar a cuál de los dos se refiera.
Las fuentes de la moralidad son ciertos principios inmediatos de valoración moral de un acto
humano.

Es el conjunto de acciones morales, debidas o indebidas. Hace referencia a la puesta en


práctica de la moral establecida. Entonces, la moralidad hace referencia a las acciones efectivas
que cobran significado respecto a una moral vigente. La moralidad de los actos humanos
consiste en su adecuación o no a la norma moral, de ahí que pueden ser juzgados como
morales o inmorales, honestos o deshonestos.

4. LA PERSONA MORAL: CARACTERÍSTICAS

Es aquella que se realiza, ajustándose a un código o conjunto de normas y valores morales, las
cuales designan lo que debe ser considerado como moralmente bueno o malo, egoísta o
generoso, etc.

El hecho de ser libre cuando actúo, es de total importancia a la hora de ser valorada
moralmente una acción porque, si la realizo libremente, entonces soy responsable moral de lo
que hago y de lo que dejo de hacer. La responsabilidad, es la obligación de responder acerca de
nuestros actos. En este sentido, si las acciones de una persona se ajustan a las normas morales
existentes en una sociedad, se la considera moralmente buena, etc. pero, si por el contrario,
una persona conoce las normas y valores morales de una sociedad y, a pesar de ello, las
transgrede, entonces estamos ante un individuo inmoral.

Las personas no viven aisladas, sino que son ciudadanos de una comunidad, no sólo son
responsables de sus propios actos y para consigo mismos sino, también, de su repercusión en
las personas con las que convivo. Por ello, la moralidad tiene también una dimensión social.

Nacemos en una sociedad que posee una serie de normas, creencias, ideas, valores,
prohibiciones, pautas de conducta, etc. que caracterizan su forma de vida. Nuestras acciones
morales se dan en sociedad, en nuestra convivencia con los demás, quienes las aprueban o las
rechazan en función de estas normas y valores válidos para todos. Por ello, el ser humano
necesita convivir con los demás para desarrollarse como ser moral.

Decía el filósofo griego Aristóteles que "la virtud moral es un hábito" ¿qué quería decir?
Veamos, un hábito es un comportamiento que se repite, una forma de actuar estable. Según
Aristóteles, "un solo acto no hace a uno virtuoso", es decir, una persona no se convierte en
generosa porque un día dé limosna a un necesitado o sincera porque un día dijo la verdad. Por
el contrario, la virtud moral hay que conquistarla en el día a día, habituándose a actuar bien,
repitiendo actos generosos o sinceros y es, este hábito, lo que me convierte en una persona
buena, sincera, honrada, etc.

5. VALORES ÉTICOS FUNDAMENTALES

El valor ético es el valor que es fundamento de la acción moral, el valor que justifica esta
acción. La tabla de valores éticos es muy variada; pero en ella hay algunos que son básicos,
incluso fundamento de otros valores.

Se considera valores éticos fundamentales aquellos valores morales que no pueden faltar en la
mancomunidad humana; en la medida que ellos permiten la convivencia pacífica y la garantía
de que el hombre se orienta hacia la superación y progreso.

La igualdad:

Es el valor que exige para todos los hombres el mismo respeto. Es el valor que exige considerar
al hombre semejante a los demás seres humanos, independientemente de su condición
económica, social, física o mental. La igualdad obliga a que no halle discriminación alguna pues
cada uno de nosotros tiene las mismas oportunidades y derechos que los demás. La igualdad
exige la eliminación de la pobreza, la explotación, la esclavitud, la opresión y todas las formas
del dolor humano.

La justicia:

Es el valor social que exige igual trato en el reparto de los bienes, las recompensas, los
premios, los castigos, las privaciones, las excepciones, que el grupo social realiza. Es el valor
social que consiste en actuar con un criterio de equidad. Aristóteles sostuvo que el valor
justicia puede comprenderse de dos maneras: La Justicia "Conmutativa" (que consiste en dar lo
equivalente de lo que se recibe o de recibir tanto como se da. Rige la igualdad y las relaciones
entre los hombres) y La Justicia "Distributiva" (que consiste en dar a cada uno lo que le
corresponde de acuerdo a sus necesidades, capacidad de trabajo. Rige la proporcionalidad en
las relaciones de los hombres con la sociedad).

La dignidad humana:

Es el valor por el cual se concibe al ser humano (del que existe como del que está por nacer)
como valioso en sí mismo por el solo hecho de ser humano. Es el valor propio del hombre.
Este valor exige para el hombre, el máximo respeto. Según Kant, el hombre debe ser entendido
siempre como un fin en sí mismo y nunca como un medio. La dignidad obliga a que el bienestar
del ser humano sea la felicidad suprema de todas nuestras actividades.

La solidaridad:

Es el valor que exige el compromiso de contribuir a la solución de los problemas que afectan a
nuestro prójimo. La solidaridad se expresa en la exigencia moral de la cooperación. Es la ayuda
recíproca que permite el desarrollo del desvalido y la formación de la persona en la bondad.
Este valor exige que se vea en cada uno de los demás hombres seres iguales, todos
comprometidos en la tarea de conseguir su mejor realización. Este valor exige eliminar desde
sus raíces todo egoísmo, todo individualismo, toda competencia.

La libertad:

Es el valor que consiste en el reconocimiento de la autonomía del ser humano para que pueda
decidir su propio destino, su plena realización como persona. Es la facultad humana de obrar
de una u otra manera y la de no obrar. La libertad en sentido moral, es la facultad de la
realización de un acto teniendo como base la responsabilidad. El concepto de libertad es un
concepto complejo y discutido, con él se asocian otros conceptos, como el de autonomía o el
poder de decidir por sí mismo, como de posibilidad de elección o el poder de fijarse su propio
destino. La libertad es la ausencia de sujeción alguna.

6. LA SANCIÓN Y SUS CLASES

La sanción es la consecuencia derivada del incumplimiento normativo. Castigos aplicados por la


violación de una ley o un deber.

Entre las sanciones terrenas se encuentran:

La sanción natural: es la que surge como consecuencia natural de nuestros actos. Así, por
ejemplo, es natural que la vida higiénica tenga como resultado una vida sana, que el vicio
acarree la miseria moral, que el trabajo produzca el bienestar y la pereza la pobreza.

La sanción legal o civil: consiste en la aplicación de una pena a quienes violan las leyes civiles
(positivas): multa, prisión, muerte.

La sanción de la opinión pública: consiste en el juicio que las demás personas se forman de
nuestras acciones y de nuestro carácter, y que recae incluso sobre quienes pueden eludir la
sanción legal.

La sanción interna: es la sanción de nuestra conciencia, que nos recompensa con la


satisfacción del deber cumplido o nos castiga con el remordimiento.

Respecto a la sanción de la vida futura, aparece como necesaria porque:

a) Las sanciones terrestres son insuficientes, ya sea tomadas juntas o separadamente, pues:

a.1. las sanciones naturales muchas veces alcanzan (verbigracia, por la herencia) a quienes
no fueron autores del mal.

a.2. la sanción civil alcanza sólo a los actos exteriores y deja impunes muchos crímenes, ya
sea por ignorancia o por equivocación.

a.3. la sanción de la opinión pública suele ser precipitada, superficial, injusta y limitada.

a.4. la sanción interior de la conciencia es muy débil o incluso inexistente en algunas almas
sin formación moral o endurecida por el vicio.
b) La justicia lo exige, pues ella no se logra en la vida terrena, donde es común que los hombres
honestos sean los más desdichados, y los deshonestos los que triunfan y gozan.

7. LA CULPAY SUS CLASES

La culpa es sentir la responsabilidad de la acción realizada. En el sentido moral, supone una


actitud conscientemente contraria al deber.
La culpa corresponde a la persona, el arrepentimiento es un «sentimiento» psicológico que
afecta al individuo, más que a la persona. La culpa implica causalidad, aunque la causalidad no
implique siempre culpa: la culpa, en su sentido filosófico, es la causalidad atribuida a la
persona.
La culpa es un estado afectivo en el que la persona se condena o se siente insatisfecha consigo
misma por haber cometido algo malo o no haber cumplido lo que considera su deber. El
sentimiento de culpa arranca de experiencias infantiles en las que está en juego el deseo de
asegurarse el amor y la protección de los padres y de evitar un posible castigo. El ->sentimiento
de culpa se forma en relación con el código moral y los ideales de vida de la familia y del grupo
al que pertenecen. La religión influye en la experiencia de la culpa y en las formas de
exculpación.
La culpa se relaciona con la cultura y con los valores, ya que el código moral de cada grupo
humano puede diferir debido a circunstancias históricas, condiciones geográficas o tradiciones,
pero esencialmente se rige por normas similares que obligan a observar determinadas
conductas y a desalentar otras.

a.- La culpa residual.- Esta culpa es la reacción emocional que lleva consigo desde sus
memorias infantiles. Estos productos de culpa son numerosos y si funcionan en el caso de los
niños, la gente mayor sigue cargando con ellos en su edad adulta. Algunos de estos residuos
implican amonestaciones.

b.- Culpa auto-impuesta.- Aquí el individuo se siente inmovilizado por cosas que ha hecho
recientemente y es impuesta por sí mismo cuando se infringe una norma que el mismo a
creado y se a auto-impuesto. Ejemplo: Estoy a dieta y no debo comer dulces, tomar refrescos y
comer lechón. Entonces en una fiesta haces todo lo contrario. Ello te creara un sentimiento de
culpa y desagrado contigo mismo.

Entre las culpas auto-impuestas está el haber usado drogas un día o haberte emborrachado y
haber hecho el ridículo, y al día siguiente sentirte miserable por haberlo hecho.

Entre las culpas auto-impuestas están el haber reñido con alguien a quien quieres y luego
detestarse por haberlo hecho.

c.- Culpas relacionadas.- La culpa relacionada con alguna enfermedad de los padres.
La enfermedad de uno de los padres es un super - fabricante de culpas: " me has hecho subir la
presión", alusiones a que " me estás matando" o "provocando un ataque al corazón" son muy
eficientes a la vez que te culpabilizan de todas las dolencias típicas de la vejez. Y si eres
vulnerable puedes llegar a sentirte culpable de la muerte de uno de tus padres.
Negligencia.- Descuido en el actuar. Omisión consciente, descuido por impericia o dejar de
cumplir un acto que el deber funcional exige. En materia penal, es punible.

Imprudencia.- Punible e inexcusable negligencia con olvido de las precauciones que la


prudencia vulgar aconseja, la cual conduce a ejecutar actos que se realizan sin la diligencia
debida y que son previsibles desde un punto de vista objetivo, siendo considerados como
delito.

Impericia.- Falta de pericia, sabiduría, práctica, experiencia y habilidad en una ciencia o arte.

Inobservancia.- Consiste que al desempeñar ciertas actividades o cargos, el sujeto omita


cumplir los deberes impuestos por los reglamentos u ordenanzas. Según el código civil
colombiano

8. EL DERECHO

El Derecho es el orden normativo e institucional de la conducta humana en sociedad inspirada


en postulados de justicia y certeza jurídica, cuya base son las relaciones sociales existentes que
determinan su contenido y carácter en un lugar y momento dado. En otras palabras, son
conductas dirigidas a la observancia de normas que regulan la convivencia social y permiten
resolver los conflictos intersubjetivos.