Sei sulla pagina 1di 264

T. G. BRENA . J. V.

¡TURBIDE
f . G. BRSNA - I. V. TTURBI¡'E,

AE"7A
T ICIOru
E'{ EL
URI'GUAY
PROI,OGA:

,os€ ssRRA7o.

ÉDITOR'AL A. A. G.

TñONTEVIDEA
P REF ACIO
ALTA TRAIEION EN EL URUGUAY

[Ie
don J. Brena Y
con el Público
entendí , porque
qu
ción de las institu.¡r"., a"rnotitnXtttiiJ*.

Los autores de ese libro, además de los títulos propios


que
tienen para reconlendar Ia serieded de la
obra, pueden obstentaf
lu.!i:1 con honor, la de haber sido miemt ros destacados de ta
Comisión designada pol.
? Cát¡ara
tigar acerca de las actividades
de Represertantes para inves-
nazis en'el país.
En él se pone de relieve en forma minuciosa, clara,
vibrante
y con justificada indignación, que, politica
gularísima, que funcionaba deniro sin_

cía at tecio';;;;i peligroso e i :ffi


u.JX'#
soberanía extranjera dentro de la soberanía
nacional,

Se justitica pues; l4 incertidumbre y ta inquietudque Bx_


-
pcrirnentaron -
nuestro puebro y ros puebro. o" lu, repriricas Añe-
ricanas cuando se hicieron priUi, o, lo, t
que se estampan
en el libro. ".1l",

. Profundo problenra político-social es el que se ha pranteado


al mundo y a las instituciones democráticas con 'f
desarrollo de las ,,quintaq colurrflaso,.
la apariciOn

La exaltación dei espíritu público es vital ele exis-


tencia, pues, sólo asi, se comtrlbuirá a n
del honbr y a. ru oétunsa, como lo han
contiadas, que han perdido su libertad.
:ffi."|":iln:
Tener con tiempo Ia. previsién necesaria, y
üna po-
lítica internacional armónica con las repírblicás h
d;tl;;"
T. G. ERENA -- J. V. ITURETDE

rica, es lo que nos proporcionará las defensas qüe nos salvarál


de la catástrote.

Flay que mantener ,rrlvo ei espíritu clei puiblo a tin cle que
no se debilite su vigilancia, que elebe llegar hasta Ia desconiianza,_
y flo se amengtis su tuerza y su decisión.

Pocas veces, en nuestra Reptiblica, se ha e¡'ercido ei derecho


parlarnentario de investigación, col.l tanta intensie{arJ y tan evi"
dente eticacia como en el ya histórico episo.iio cÍc qr.le ilustra este,
libro de los señores Brena e trturbide.

Facultad esencial y típica del parlamento, no siempre ha sido


usada en el medio nacional, con destreza, efiergía y decisión.
No obstante la intergir,'ersable y piena coflsagración consti-
tucional, del derecho de cuaiquiera de ias cán¡aras a nor¡rbrar co-
misiones de investigacióil (articuio i09;, su e¡'ercicio ío aicarizó
sino en contadas ocasiones ia ertonación reso¡¡ante y aita que
volvió rnemorabies a numerosas jorradas parlarnentarias extran-
jeras. Sobre muchas investigaciones iur'rtiles, se acumulan en nues-
tros anales iegisiativos, r¡uchas investigaeiones malogradas por im.
pericia o debilidad, dejándose de cr.lrnplir o cunipliéndose imper-
tectamente, cle tal modo, una- de las funciones más itnportantes,
prestigiosas y necesarias del parlamento¡ con el co:lsiguiente des-
y el natural perjuicio de ia omisión.
crédito para el instituto
La investigación parlamentaria de las organizaciones y ias
actividades nazis en la República, ha prestigiado al Parlamento y ser.
vido al pais en una hora de ardiente y vasta inquletud colectiva,
Desconocer o amefigflar el rnérito del estuerzo investigador, cons-
tittriría imperdonable injusticia.
Las conrprobaciones y ccaclusiones cle la iirvestigaeión pusieron
a un pueblo conliado e inerme lrente a la realidad ele un peligro
tenebroso; el de la "quinta columna". Despertar inquietante luego
de un sueño sereao y prolongado, era rlecesario,-y fo ha llegado,
por fortuna, demasiado tarde. La verdad, auflque hiera y desgarre
por recia y tilosa, es sie:npre ¡¡referible a la mentira que enerva y
a fa il¡¡sión que adorffece.
A{-Tfi TRAICIúN EI\t EL !-irtuGUAV
T. G. BRENA -- J. V. TTURBIDE

cen estirilulos a la deslealtad y a la traición. Se inunda de agentes


el gobierno, la adminisfración y la rnilicia. Se invade la universi-
dad y la escuela. Se lornenta la intriga, la división y la anarquía.
Se diiunde el miedo. Se contagia el histerisnro, Se cubre un país
de propaganda que incita a la deserción, a la cobardía y a la in.
famia, mientras, hábilmente, llama a la admiración hacia un pue-
blo, un régimen y un hombre que sueñan, en vesánico delirio de
grandezas, con el dominio universal.

Por último, se instaura un gobierrio cómplice o se organiza


el "putsch" subversor, para someter al pueblo avasallado e un
sistema de protección humillante como el que impera bajo el terror
y la coacción en el territorio de la antigua Bohemia.
La actuación y las manitestaciones sensibles de la "quinta co-
lumfla" en el mundo, han adquirido una notoriedad que hace inú-
tiles los comentarios.

Socavó la independencia y adormeció fa fibra nacional de varias


naciones del continenie europeo, En la propia logiaterra, donde el
patriotismo alca¡za acentos emocionados de mística popular, ha
habido que tomar enérgicas y radicaies'medidas para arrancar de
raiz su planta venenosa, Un proceso tamoso descubrió en Esta-
dos Unidos de Norte América su oculta utdimbre v sus sombrías
ramificaciones. Aitora mismo, el coronel Knox, secretario de Guerra,
ha hecho divuigar por ia prensa de ia Unión cuatro articulos de
prevención y advertencia sob¡e los tines y las Iormas de acción de
la "quinta columna": campaflas tocar¡do a rebato para convocat
al pueblo a deienderse del peligro.
Siquiera como homenaje a la memoria de mis abuelos iran-
ceses, me cuesta pensar que en el derrumbe de Francia haya te'
nido parte la deslealtad, pero, no puedo olvidar que en los angus'
tiosos días tinales de Mayo, cuando Paul Reynaud declaró a su
patria amenazada, lar.zó en un grito desesperado ante el Senado de
la República la palabra "t(aición".
Al lado nuestro, en la Argentina, la policía ha develado en
distintos puntos del territorio documentos V armas que denunciao,
sin lugar a dudas, qúe en el país hermano elementos nazis han
intentado conspirar, o han con§pirado efectivamente, contra su su'
beranía nacional y su organización democrática.
ALTA TRAICION EN EL UR[.]G[.JAY

En el Brasil, otro,pueblo herrnano, la penetración nazi, cre-


ciente y ternible, ha obligado a su gobierno J tomar, decisiones tan
urgentes como violentas.

Si hubo hipérbole popular exagerando Ia magnitud de las ame_


nazas a¡tinacionales, no tiene culpa de ello el instituto investiga.
dor, y es siempre preferible, por lo demás, cuando se trata del
el destino y el honor de la República, que la sensibilidad
rnagnifique los problemas y no que los desestime o los
zca.

la ida ind del pueblo al conocer


los nv ón, así s hubiera avergonzado
Y dil osu

El recio y fecundo estuerzo de los ciudadanos qúe integraron


t0

{a eo¡¡eisió¡¡ Investigadcla, ha siCo ¿ietinitivamente consagrado por


rotumdas circunsta¡rcias emataCas de altos órganos del Estado o
transparentados en importan'res docrti-,renios y actos de goÉoierno,

Antes y después de conocerse los resultados de la investigación


parlamentaria, el gobierrro de ia nación asunrió actitucles y adoptó
resoluciones que constituyen, poÍ sus claras finalidades de detensa
clet país y lucha contra el peligro descubierto, una evidente y coinci-
clente comprobación de la existencia de !a amenaza. l-a palabra
oticial ha sido pródiga, asimisrno, en denunciar las organizaciones,
las actividacfes y lcs iines antinacionales de la quinta colutuna..

Según es de pública notoriedaci, el Sub Secretario del Mittis"


terio del Intetior, en su intorn-,e de 19 -de Mayo de 1940 sobre
Ia estruetura y las catacterísticas del nazismo en el país, arribó,
pocos días después de producieias las denutlcias paflaimentarias del
diputado doctor José Fedro eardoso, a conclusiones rntly semejan-
tes, en lo sul¡stancial, a las de la Comisión Parlamentaria. .Apa-
recen mencionadas po'r primera vez en los diarios de la postrer
decena de Mayo; tuero:i ratiticadas por su autor en su nuevo in'
lorme de 18 de Iunio i.e i940 que el Ministro del [nterior leyó ea
\a Cámara de Diputados, y son ahora reproducidas en la página
293 det presente libro.

Elevado tal intorme al llinistro del {nterior en la iecha indi-


cada, iué tundarnento, cono lo deelaró el titular de dicha secretaríd
de Estado, en !a eár¡ara, de las ciisposiciomes básieas del proyecto
de ley sobre asociaciones ilicitas, que el eonsejo de Ministros re-
solvió proponer y recorilendar a1 Cuerpo l-egislativo en su sesión
de! 20 de Mayo,

Al Sub Secretario que denunc!ó el carácter pelig-roso de las


asociaciones nazis, se sumarofl, por eoosiguiente, e! Ministro del
Interior, que concibió y redactó un proyecto para reprimidas, y el
Consejo de Ministros, que cornpartió e! eriterio de la necesidad
imperiosa ele cornbatirlas y extirparlas, en !a producción de la
-
prueba itrequívoca de que, como !o afirmó la Comisión Parlamen-
taria, existía y obraba en el país ur'a organizaciót amenazante
paru la seguridad nacional.
Respondiendo igualmente al sentldo del peligro, el Conse¡'o de
AI-TA TRAICION EN EL URUGUAY ll

El Presidetrte de Ia República, por su parte, mo ocultó el peli-


gro y coll parabras irrevocables se refirió a su gravedad a,te
el país,
de Defensa Nacional, a su vez, ha
afl aquelias en que, bajo la presión
co mente la cor¡ipra de armas con
Br

Investigadora constituyen una alucinación delirante, será necesario


proclamar simultáneamente, que el intorme del Sub Secretario de!
I

t2 T. G. BRENA -- J. V. rTIJRBTDE

interior fué un sueño de irrealidades, que el Presidente de üa


Iiepública y sus Ministros del flnterior, Deiensa Nacional y Rela.
ciones Exteriores, se dejaron ganar por la mentira o perturbaron
interesadarnente la tranquilidad social, que el Cuerpo Legislativo l'/
procedió con liviandad al sancionar las tres leyes defensivas de la
nación y que la conducta exterior del Uruguay en !a rerrniór de
La Habana, por últirno, careció de decoro y dignidad.
Al ser todo una larsa, esa farsa envolvería al gobierno, al
padamerto y al pueblo, y nos haría desesperar por su alarmante
extensión, de la capacidad del país para uma vida concebida con ,
honor y desarrolladd según normas de respeto a Ia verdad,

Se ha hecho hincapié, no obstaflte, tatrto aquí como en el ex-


tranjero, en las actitudes y palabras dei Ministro doctor Tlscorrria,
para esgrimirlas en contra de la investigación. De la conducta del
Ministro doctor Tiscornia, en realidad, no lluye un testimonio eon.
trario a las conclusiones del proceso investigador. Si al principio
restó importaflcia al p-roblerma nazi, en base a intormes que Ie
Iueron proporcionados a slt requeriú?iento y que yo he leído, por
organismos técnicos coi:ipetentes ba¡'o su dependencia, no se fllan-
tuvo, después, en Ia trisma posición.

Al redactar, durante las agitadas jornadas del mes de Mayo,


la ley que deline las asociaciones ilícitas y cletermina su represión,
demostró, que nuevas pruebas y nuevos elenientos de juicio le
habían convencido de la necesidad evidente y urgente de crear un
instrumento qúe preservara a la naeión y a su democracia de las
corrupciones y las agresiones de los totalitarios.

La unánime aceptacióo de la ley, excepción hecha de su comba-


tido y repudiado artículo $0, prueba de fehaciente modo que su
antor no disentió apreciablemente con .Ia opinión dominante res-
pecto de la ametaza nazi. Las propias expresiones y los propios
actos del Ministro doctor Tiscornia sor¡ terminantes. Tanto conro
supo poaer a disposición de tra Cormisión Investigadora uria policía
inteligente y capa.z, tuvo el mérito moral de rectiticar ún criterio
que ruevas circunstancias desechaban, declarando aflte la Cámara
de Diputados (página 289) que se estaba "irente a una situación
grave que flo se va a solúcionar ccn disertaciones parlarnentafias",
ALTA TRAICION EN EL URUGUAY 13

y leyendo lealmente a continuación de su discurso, el inforn.re y las


conclusiones del Sub Secretario de su Ministerio:

La labor de la Comisión lnvestigadora ya está juzgada y los


diputados que la realizaron pueden sentirse satistechos. El pueblo
tuvo y tiene la sensación del peligro. El estallido de la cotrciencia
patriótica significa el triunlo de la investigació¡. En cada uruguayo
que ha pedido armas para delencler la patria, hay, un testimonio, dra-
mático y vivo, de que las voces que denunciaton la amenaza flo
clamaron estérilnrente en un desierto rnoral. La nación en armas,
erguida de entusiasmo y sentimiento del deber y la responsabilidad
sobre todas sus fronteras espirituales y físicas, constituye l¿'más
alta garantia de su seguridad y de su iadependencia.
El espectácuto que otrece el país es reconlortante, y en lo qu,:
a mí respecta personalmente, lléname de orgullo cívico al reanimar
en mi espiritu el recuerdo de que casi diez y siete años atrás, en
noviembre de 1923, tuve el honor, e¡'.erciendo la Pre§idencia de la
República, de presentar a la Asamblea I-egislativa, con mi ilustrado
Ministro de Guerra y Marina, el etrtonces Coronel Roberto F. Ri-
verós, un proyecto de instrucción tísica y militar obligatoria, sin
acuartelamiento. De haberse sancionado ese proyecto, en la ac-
tualidad habrían adquirido la instrucción correspordiente más de
ciento cincuenta rnil ciudadanos.

La fe en el universal inrperio del derecho, alimentaela por la


mernoria del triunfo que en 1918 obtavieron Ias democracias sobre
los estados autocráticos, así como por la creación de la Liga de las
Naciones, que tantas esperafzas hizo concebir,
mente, en aquella época a su sanción.
- obstó, posible"

La realidad, al desgarrar ilusiones gererosas, devolvió actua.


lidad al problema de la defensa nacional. No tenlamos en 1940,
ni un ejército n! una r¡arina bien equipados, ni armas ni municionesr
para el pueblo; y constituímos una nación en que sus ciudadanos
carecefl de las más elementales aptitudes milltares para afrontar
Ias contingencias, nunca improbableso de una tnovilización general.
Se ta reaccionado a tiempo. La ley en vigencia, desde hace pocos
meses, adiestrará a los ciudadanos en el manejo de las armas y
en los ejetcicios característicos de la vida rnilitar; robustecerá la
t4 T. G. BRENA ._ J. V. iTURBIDE

concieficia patriótica e,, rc§ desce¡reiier¡tes


cerá en las nuevas generaciones de extranjeros; fortare-
et sent-i-U'o ,-.1 O.tu., arralgá-ndolo
en su espíritu, ju¡¡to do¡l el concepto
del O.,.L.fro; y contribuirá a
hacer práctica, en Ia comunidad
perafizas y Ia soliclaridacl. clernocráti.u uut,,.orl., I
O"'1", es-
qrru J.Ue
u 5ol¡re difere.ncias sociales, potiU.u.
y
los
c to de sus obllgaciones
^
con'la nup*Uli.u, La fuerza se
el
redimirá en nuestras n a1o. ,tg j'ná ,..a instrumento
r'niquidad y violenela conquistadorá;
¡r-i*prruru dq
biera el país utiliz_arla, no !a- e,rrpteáriá
y-;i
aigúfl aia aeiago de-
puri' ut^"u, s sv
ajenos, sino para defendlruu, ¡lrliiu.ior"u
l_.r..n:.:
y su libertad, a
"u,
{-a dernccracia l¡a sicro troada en todas
tormas, adornreciendo
ras
a los puebios, con palabras. Ahora, fr.ri. * I,o,
mueveú el ni¡rndc¡, desde sus raíces
ur..ro, que con-
sable
más profundas, .; ird;;;;
recon u *á:. realista, act;va, .i.áaoou, vigilante,
gramdes yc con
tes obligaciones, viril, y n irU.u,
-"-' abandonando las
forruas estáticas, verbalistas y soñaAoras.

erá leícfo corl interés y graú


as de las re as americanas
::"
perigro ra soberanía y ra indepeno;':,1"I-'J:'LX?"ffTi, "JJij::
Montevideo, Setie¡rbre de Ig40.

IOSE SERRATO
eref azie
ALTA TRAICION EN EL I.]RUOI.]AY 17

Hay una sola manera de curnplir con


los deberes ciudadanos
en circunstar¡cias exce¡reionares, en las qr"
todo otro sentimiento el amor a ta patria.- y
o.t. triunrar-for sode"
hecho sirnple, que tiene en todos los
ela se traduce en ui
espíritus honrados una con_
sustanciación orgánica con ta propia
vidai ónCIn tA VERDAD.
Vanros a decir la verdad, toda la verdad, sólo y
la absolutamente
verdad.

La Comisión parlamentaria, designada para investigar


acerca
de las actividades Nazisu en rall
cr el paír Ia constatación ple'
na de que no as actividade§' sino
también Ou qr"
igro nacional; Pues-
to que revelan
cor¡clusión del , dolorosa realidad la
Extran-
jero',, celebrado esaba, a
maflera de mandato, e! deber de
las ideas d.i i;;;;,-;n ros disr de todas

Y afirmando más; esas actividades prueban


_ que había comen.
yu,en. el Uruguay una acc
?do
de que tenía concreciór¡
entr la
nues
en io el de
cuando. proclarnaba, que ,,la arrn
,i.t??, terdrían que desfilar un dí
eiér !a
recibidos con todos los
il cE,
honores,,

El diputado Card
señalado un canrino,
salvar a la República
bién honrados todos aquellos ciu
nosctros,en esta crazada" y de especial
manera liugo Femández
Artuceio, que a pesar de todas lu u*.rurur'y
ciones, ha hecho framear victoriosa o" toou. las nega-
etr-ei ámt¡"nte la banderá
de Ia Verdad
[8 T" G. BRENA ". J. V. TTURBIDE

Toclos estos cir¡dadanos deben experintefitar, , ufla pro-


funda satisfacción, al constatar que sus iustas reel es han en_
eontrado en el Gobierno de la iea la acogida que correspon-
día. Primeramente, fué el Pari que designó la eomisión In-
vestigadora, la que ha trabajado sin clescanso, con absoluto abandono
de parte de sus miembros de toda otra actividad en el decurso de su
gestión. Luego, tué ei seficr Presidente de Ia República, General
Baldomir, quien visitado por Ia Cornisión, e intorntado del alcance
v ftagflit¡¡d de los hechos denunciaclos, Xluso su espíritu, y
luego la lkmeza de sus convicciones, e¡r tavor de la inve
con ufla serena visión de la realidad, Iibreo co¡xlo no podía ser de
otra rnanera, de toda pasión, las p-trpilas fi.ias en los altos ideales
de Ia Y finalmente, el Fodcr al, puesto que la Co-
rnisió dora, al reclamar su con e¡:eontró en etr señor
Presiden upreflra stieia" doctor
absoluta ión ct-e del problecl
decisión er en ! inrponíam las
de acuer alto 3r sterio.

consecuericia de esa colaboÍaeiófi rograrfa der Foder Ejecutivo


por la Comisión Parlamentaria, sGn las rnedidas tormadas en e!
Eiército Nacional para a en c ier instante que fuera
mecesario, el orden y las loues. ecuencia de eila fué la

eonsecuencia de la colabcración rograda der poder judiciar por


la eomisión Parlamentaria, fué Ia rabor incarsable dei Fiscar iel
del juez rle Instrucción, doctor
, cocperando e¡¡ todo ¡"nstante
los hechos por otro rnotivo de
de los que habían osado afren_
ALTA TRATCION EN EL URIJCUAY t9

tar ala s nía y desconociendo


sus princi s s, al pretender trans-
formar al a del Reich Alemán.

a
De la aut recibida de la Cámara, hemos
a
puesto de Ia miles de docunrentos qr" á"-
muestran d del azista,

Entendemos de nuestro deber, destacar también


el comporta_
yie.1t9 brillante de los Jueces Letrados de Salto y paysandú y'ae ia
Justicia de Paso de los Toros y de Colonia.
20 T'. G. ERENA _. J. V. ITURBIDE

los Secretaría, s Risso y Urioste, así como la


de
{uX. qú¡e.no
e Sala, un solo instante de tregua, obe-
deci s ellos a_ lds ó mp".t¡d", por el Señor presi-
dente de Cámara, doctor Giambil";-;;;"
,la
mos com¡llacetños
eticaz colaboración
en poner de relieve.

ares de personas han concurrido a prestar


Eier¡ declaración,
declrse, que todo etr puebro ha estado junto
a nosotros,
No de so tampoco, el saerificio que se irnpuso
eac la
Fnemsa a! ar la rnás absoluta atr".ru, para no entor-
i3e3r vanafilente la labor.

f)ebemos decir, además, en todos los


.
zados, hemos encontrado con ntos reali_
de la gravedad de las actividades "ioo"u
.u¡Áánt ;;;i¡o"l'v
nar¡utau .i} De ha[¡er
eontiruado en la aceión, a pesar de las
preeauciones
los integrantes del Nacional'socialisrno,-r;";;;, torm por
tuvieron r.¡ de
sido cada vez más eloeuentes
la corvicción del carácter de-
s.
Feno era necesario que la Cámara
frente a las comprobaciones de la Co
ya r¡o se diticuttaba !a acción de la
Jus
os con gestores del rnovimiento, y por
han
ro han
es

su acci
á,r..'# ,1.;ij"ÍflT'r,i.,J,:;
en contra de nuestra .ot.runá.
las conclusiones de Ia Comi
clee y firrner frá.e, ,"rp"ta, la C ,:: ;$:r:i:§Ti?
Cíei los Ideales y la Vida de Ia
8ru Cun, n i-- -F
:fa*gdu(o
8/ //a"ior*/ §.c¡
a /¡ ! rn o
,q[-TA TRAICION EN EI- URUCTJAV 23

En todas las üatitudes, los ironlbres que sientep xa honcra


tnas-
certlencia de la lrora, han blrscado afanosoi er: los iibros,
rnotivos de
estudio acerca dei probtrenra qne a muestra crv'trtrzaeiaÁ
piantea el
¡novi¡miento político del Tercer leich"

Nosotrós no vamos a tl.asuniqr aquí, Iecturas qo., .utJ,r"u


,u-
guros, hau i.¡ cuantos ilatan la protunüa ' significación
del crornento h co que est s vivienclo, arrrr" oo*u*ruencia rtrei
eterr¡o ardar y desandar caminos de la humáriidad, que
busca siem-
p(e, efl extremisr,ros antagómicos, la solucién de
los problemas so_
ciale:;.

Vamos a hablar teniendo er¡ nuestras ,rrrou los libros de


'earácter secreto para ra enseñanza
de nos dirigentes poríticos der
r{azisrno, que hernos encontrado entre trc¡s docurnemtos pertenecien-
tes a esos dirigentes, y vamos a har¡lar taolbién con
estos documen_
tos en ia rllano, que prueban que taXes organizaciones no
tienen
un caráeter de realidad solamente de¡ltro de ,á nueva
,Qlemania, sino
que constituyen ufia verdacl que sería osadia negar,
elr todos l«rs
rincones del mundo civilizado.

¿Cómo está organizado el Nacional Soclailsnlo?

vanros a reverar pírrrrieamente q.uizá por primea'a vez, los distin.l


.
tos engranajes de esa poderosa organización polítiea; fatál
como ¡¡n
tric¡ rnecanismo er¡ el cumplimiento de su acción, qere
ohedeee a ias
órdenes de un Jete, que ha, Itegado a crear en
ei espíritu de sus
vasallos una té tan ahsoluta, ar punto de considerarro
un semi-dios.
Ese Iete de todas las ramas detr partido Naciona!
Socialista, es
el eancifler Adolfo liitter, súprefllo dirigente político Cq ,, frniiOá.

_ son las organizaciones básicas der Nacionar sociarismo:


^Tres
La Organización política. La 'luventud Nacional
Socialista y ü; á;;:
¡
\
I
I
z+ T. O. BI{ENA -. J. V. TTURBIDE

de o. En
olf tante de flitler: il R¿ic: ;i,
unü .
at :Lutz I
t*Oresentación; eÍcargasa clE ";
É.es iunciones
Ia
emos política, de ia insirucc.¡n, ¿

mie¡nbro {acig1
partictro,
la que forman parte y cómo lo hac
*,:n óuundo pi.tunur.ur- í-i*l ayuda cis
s de! mis ir,r1,:
organizaciore.
de Células, en
zación Nacionai
cialista del A¡te

tsajo ia ciirt
todos los paises
regiones cie -{1t
tadores:
Todos lc,:
E! Führer de la Dirección del Fartido: Reicit. cor:¡¡r -
Rudolf Hess,
gentes del pa,-:
El Fuhrer del Frente de Trabajo: regiones de la
tiempo del eo:rrité de Organización Ley, dirigente al propio
6chle, es t
EI Dirígente de la propaganda: Gau que, c¡;._
Joseph Goelrbels.
del Nazis¡iio, , ¡:
Ei jefe de prensa: Otto Dietricb, riientos cie pr.:,
Oficina de Frensa: Max I asisticlo
-"--""v lpor el Dirigente cle !a
Amann, i!ustración popr
ciores. Esta See
El de Ia las organizac::n.
El .Oficina Folítica Exterior: Alfred Rosenberg,
del Reich: Rranz XaveiS.fr*o.r, Distrito Uruguzr
Ei de la Oficina Oe politica Ág;u.i",
Walter en posesión ie1
Darré.

E s de la Oticina Mititar: -Á;i.1,^"


Franz Ritter Von Epp, Führer Furcio¡a --:.t
ele la n para las Colonias d.t Escuela de! Ga¡,
Oticima de Ins:-_
El Jefe de las Trop4s de Asatrto: Lutze, tro pais, pcr irre
franquicias ciipir,r
El Dirigente de ra Gestapo, Tropas de protección: guay, los text,, s (

Flimnrler, y ÉIeinrich contraiia a la::


lidades.
El Dirigente de la Juventud Hitterista: Baldur Von Schirach.
Actúa er ,-

t
ALTA TRATCION EN EI- UFIUGUAY 25

y cómo lo hace; la Oficir¡a eji


ayuda de todo el Nazislto int

! Y oficinas ( la Organi-
acionaiso-
ciaiisra oer Artlsanauo, det com
ilij'J,.3i:,
ia dire I Reich, estáfl los GA{-t.
tod países anjero,
_
GdU oara
t¡er"1u-GAü;##;ffi:
Hay un
reg de Ale "o*o

_ " _Todos los páíses del ¡nunc! ' territorios del


iieici-1, como lo demuestraru tros "on
h*
gentes del partido Nacional s de los diri_
Soc Oeu i ü, O"tiri"i
regiones de la tierra.

e
Gacoc
del 0,

se repite, digamos así, en todas


efl Coflse similar en el
en posesión del maestro enconrrados
oroo, i?ll1 'ot

textos que han de leer


a la que orienta nues

Actdra en ese Gau, una Oficina


de política Econémica, con sus
26 'I'. G. BRENA _" S/. {?{-lRtstDE
J.

Secciones: n y Técnica err comercio, que


tiene en el s .el
nte, el cuai se ha icio intiltrando
en todas nu
de ra (A.F.u") q,e r,l p.rpi.;uoll'1;'§?,:,H,X,ffi'H
cional Socialista (V.D.l.) que agrupa u- todou los
ñ.:[Tá irl:
tngenieros r\le_
manes, y ha hecho un movitniento avasallaqo* o. pñpugunda en
lavor de las norrnas alemanas.

Si por intermedio de la película, de la radio, de la


cje
la prensa, de los locutores, de los liúros, el Naciona!
coÍmado el ambiente con su ideoiogía, preser.:tacia
So h;
to_da su verdad y disirnulada otras,-sobre
a ias veces en,
todo en los textos cas"
telianos, bajo aspectos tendientes a sorprender etr
espíritu cle nues_
tro pueblo; con esta penetración organizacla el Comité tle llo_
¡ror
lítica Económica, dependiente del Gau paru-'ei Extranjero, que
por representantes en el Uruguay, a llolzer y a *e,e
Klein, se la
primera etapa de !a penetración eaonórnica"Nacionaí
nuestro medio, y en !a cual, uno de esos técnicos alermanes
So ;
disi,
rnqlado bajo el aspecto de un inofensivo empleaco
cornercia!, ha rea-
Iizado un estudio a iondo de la econor:ría del pais,
orientando sin
duda los acuerdos comerciales efectuados, ur*u"d,
una tracrpa- q,le
pudo ser mortal para la Ftepública, al pretencler
hacer triunfar'en
su seno, directrices alernanas, co*o primer acio Ce vasatliaje
economía del Tercer Reich,
a Ia

Y asi como Klein y Fiolzer r.epresentan en nuestro inedio Ia


intiltración económica Nazista, Hoerier represenra, según
los clocu_
rnentos de Pátz, la penetración por rnedio ne tteim
la penetración por medio de la Radio; [I Ia traci
medio del Periodisnro,.y el propio pátz, etr por
de la instrucción de niffos y de adultos...

Tiene también el Gau^para.el extranjero, bajo su


dependencia,
la Organización Nacional Socialista Ue CLlu¡ás del Frenté
cle Tra"'
!ajo, Y esta Organización orientada por el doctor Robert [_ey, desde
la dirección'del partido Nacional Sóciatista, agrupa efl su seno
a
los trabajadores de las industrias cre !a construcción,
jadores de la i¡dustria gráfica, a los
a los trarra.
trabajadores de ra arirneotación,
a los operarios de fábricas, a los trabajadores cle la mádera,
a fos
trabajadores de tra industria textil, a ros irabajadores
cre ra piáara, a
Nuestro pueblo vió con dolor_ contufldidos
er pabeilón de la patria,
emblema de la ribertad y ra bancrera nazi
símtolo de ra esclavitud.
ZÚ T. G. BRENA" -- J. V. rT'URtsrDE

ios trabajadores del cuero, a los trabajadores de la tierra, a los


dependientes de conrereio, a los capataces, a los empleados de ofi-
'cle la industria marítirna y las ernpXeadas
cima, a ios emptreados a
alemanas.

De esa organización Nacional Socialista de las Células, depen-


de también El Fichero, control at¡soluto de todos los obreros ale-
x?lafles y de trrabla alerr'ana, que están obligados a entrar en ei
h-rente Alemán de Trabajoo organización ésta de carácter tan per-
ieeto, que siendo los alemanes en el {.Jruguay, una indiscutihle
trinoría, crea verdaderos problemas a los propios trabaiadores na-
cionales, integrantes del personal de las casas germanas.

Esa Orgarización Nacional Socialísta de las Células dei Frente


de Trabajo, Ilau¡ado el tercer ejército, puesto que se trata del
servicio de trabajo atresrár¡ nacional socialista, y está sometido
al control de Ia adÍ¡rinlstrac!ó¡r militar, este Frente de Trabajo, r:tt-vos
integrantes visten u¡ritorr¡¡es de soldados cofl la cruz garnada y cuya.
estructura corresponde casi exaetamente a la de las Tropas cie
é'salto, tiene su Sección Frensa, que ditunde toctros los folletos que
por rnillares ]¡ úrillares nlegara aX pais, y lcs e!.iarios it-npresos e n
alemán, que llegan al Uruguay erx eant¡dad considerable.

Frueba de ello podernos ofrecer, seíiaianc'lo que circulaa entre


nosotrosn los periódicos:

Fara el pe:oonatr Ce oervicio doméstico,


Faa'a los obreros de encuadernación y r:'e la. inciust¡ia ciel papel,
Para la industria de la construcción,
Fara los trabajos metalúrgicos,
Pa-ra los conrerciantes,
Fara las profesiones de tráficc y de servicios públicos"
Fara los comerciantes jóvenes,
Para la industria de la madera,
Para los tra-bajos textiles,
Fara los trabajos del cuero,
Para los que trabajan en Bancos y Seguros,
Para la industria vinícola,
Fara los obreros gastronóruicos,
Para las protesiones liberales.
,ALTA TRAICIOF{ EN EI- URL]GUAV
29

a ue entiende,
^
,, l0§ pro-
bl ef.!

Tiene ese Frente, de TraLrajo, una


Fuerza por la Alegría,,,
zacióa I ,,8-a
-'- 'pun"cor-tr u*u iuruá .A
i:r n oi e,yos r! eo*ro ros ?_tl}r; uu aJ*da*,
ania' es r'ncu u' i*u l¡?asas, !a
,,?",- r'deología

ata er! '


e ero, utta f)rsan
Ir,ia Soc ;; e! pa-ís, en el
{'lr¡ las por! i? efl Montevideo
er¡ Rincón del Bonete y en paysa
et'l'q en e! É'¡ronio Gas ,na or¡ran¡'zacióm
- 4trersflesncla.
rrs Naelonar soeíarista
olle tiene s¿r a*n*o,rr¡frriu acc¡on en
ilrr¿ ('§fic:flfl. rle hfor¡r:es ,a.qrarnos e!
eeo¡'lcn¡ía del agnos" Un
'ruqsar.¡;
tas, a ia, que respomelen
nrás priestigiosos de nos
a ilr.!
tre Bay sóio orsa ón
!.:¡ d: d del ,lo, s
eneste de §,c een
,je
Nazísta ode Iaa ad
erie cori m de la clei Eras!! y la Argeratina"

Organlz Naciona! sta


stencia {.}istrito áV,
adcs e'] r cle Eeck ,;;
eo FaS,sandli ¡lor la e o¡.rrisión

I..a ual de !a
pof otr il;l Ie38'
Ias ar
gofl mie ór*á-,, de ,\t
El Gau exfraniero
tortos ¡raíse ac s clis'
r"ur"^grup*
il;;;; d
clistrito está Cada
EI Dirigente o
tiel¡e conlo PsYo"
30 T. G. BREN¡A "- l. V. ITURBIDE

Un Jete de Propaganda: encargado de las Secciones Películas,


Radio, Cultura y Frensa;
Un Director de la Oticina de Instrucción;
Un Jete de las Células;
Un Jete de la Organización de Mujeres, y
Un Jqte de la Organización de Beneticencia.

Por debajo del distrito, que en el Uruguay tiene por Jele o


Kreisleiter, a Julio Dalldort, Agregado diplomático de la Legación
Alemana, con amplias inmunidades para su persona y sus bienes,
están, como hemos dicho, la Agrupaciór del Lugar o Punto de dpo-
yo, y por debajo de éste, están las Células, distribuídas a Eu vez efl
Blocks, que son las organizaciones rnás pequeñas de los socios del
Partido, constituídos cada uno de éstos Blocks, por alrededor de
quince personas.

Hemos hablado de Dalldorf, Jete del Distrito {.Jruguay del Par-


tido Nacional Socialista, y queremos señalar una vez más, que co-
mo tal, tiene poderes públicos o soberanos, lo mismo que lo tienen
Ios dirigentes del Reieh, los dirigentes del Gau y los dirigentes de
las Agrupaciones locales. Su palabra, segúfl las pruebas encontradas
a Becker, es indiscutible, de acuetdo con los conceptos directrices
del régimen totalitario. Y así lo ha ratiticado el propio Holzer' ex
Jefe del Distrito LJruguay, ante la Cornisión ltvestigadora.

Estos dirigentes políticos, letes o co, de las cuatro zonas de


tra Organización política, prestan juramento a Hitler, como lo pres-
tan las Tropas de Asalto, y tienen el derecho y el deber de vestir
el traje militar de la organización politica, que se les otorga en
actos especiales, Dicho traje de servicio, consiste en una gorra par-
da, con adornos de color y un cordón plateado o dorado y visera
de cuero pardo. La casaca de servicio es parda, su camisa parda
también, debiendo llevar una corbata negra. En el ojal, la insignia
del Partido. El cinturón es pardo y la hebilla plateada. El pantalón
de breeches, debe ser color pardo, ¡,, las botas rlegras. En inviernc,
usan ufl sobretodo pardo, con dos hileras de botones, y en el
brazalete llevan la cruz swástica. En el cuello de la casaca y en el
del sobretodo van dos espejos; los botones del sobretodo, como
Ios de las camisas y los de la casaca, llevan la cruz swástica.
|-:rr:;_t:JF- -Í

ALTA TRAICION EN E¡- URUGIJAY 3l

Éle ahi esbozado, a grandes rasgos, el tuncionamiento de una


de las clivisiones de! Flitleris¡no: la Organización política.

Vamos a estudiar ahora la segunda gran división: La relerente a

La Juventud Nacional Socialista.

Ella está integrada por jóvenes, a los que se educa en el pen_


samiento y en la actividad Nacional Socialistas.

la Genera! de ifl"erista, a
ca on tiguran las de la Ju.
ve de ción de lóv Alemanas.

Ambas presentan varias sub-divisiones comunes. Recorriéndolas


por jerárquico, vemos que ambas tienen Región Mayor, de la
qrre den las Regiones, dependiendo a su vez de éstas las

De la ¡ de la Asociación de Jóvenes Mujeres


Alemranas, la ación de !a Juventud Hiüerista dL 10
a 75 d Hiflerista, cle 15 a 20
a¡los. arnbién, batallones, com-
paliías i

l-a Juventud Íliilerista,


perfectarnente organizada cientro de
murestropaís, eorresponde emterarnente al Fartido Nazi. Tiene a su
cargoo entre sus tareas militares, el servicio de enlace.
32 T" G. BITENA "" I. ',{/. }'['URts]DE

e y E{onor". Hay verda ión por las ffia s y las


Y bajo nuqstro eietro, que sienten o de ser
alemanes.

Todo !o que emana del nazis¡.no y qu.e ltega hasta nosotros


en torma de libro o flor el éter, por rneelio de la radio y arlln mis_
nlo, por Íc.ledio de la prensa, aíln c,-¡anclo se clirija a {os niños, está
irr*regnaelo de espíritu belieoso, como eú.afldo se dinige a los hom-
bres, Y las escuelas ate*ranas alel EJrcsuay, sol.¡ vereladeros cursos
en los que los nifros realizan e¡'ercieios crilitares y eo los r1$e se
l¡aee ¿lna propaganda intensa y .tavor de }a guerra,
¡lerma,lente en
E! pucto centra! ele la enseñanza de !r-¡s niílos v etre {a iuventud, es
esa idea de ia lncha, que los atr¡sorhe cle tal nlanera a! punto de
hacerles dejar cle lado otros motivos n¡ás altos, que ño deben o!_
vidarse en las horas de torrnación de los espíritus.

Foltetos 5, revlstas, escritos efi iotffa de novela, desniertan en


el atnla de la juventud el espíritu de ar.enturas gxrerreras.
Err euanto a b- eorpora.c?ón Fen¡enis¡a Nacional Soeialisfa, !1o
sólo ree!!:e ta ecseña¡za de !a i<leolrr-re dc e,qte E?_ftido, sino que
particina a-ctiva.-:erte e¡ el servie:a .lr eoc:r!Ei!caeiones v er la
práetiea de tos elepcrtgs rí!:12:3s fe::::i:i=c.¡ a4e:rás de tener a su
eatgo las fu¡rciones de e_'¡rir!a. r. iíe Cruz Ftia_

Va¡qos a!¡ora p" r:asa_r al esi':jlo ¡le !a otra gie_n di;,isión del
Étritlerismo: [.as Tropas ele A-sa1tc.

De etlas surEe e! Iefe de lnst¡:icc!ón ',r Cr Escuelas v el IeIe


de tras E-qcr¡elas de Dirigentes ¡!¡! Peleh, !o cr_!e !:rcfle de relier¡e e!
earáete¡' tnilifar que debe tene: !e. id+o!c.sía rle tcda organizaeión Na_
cio¡at Socialista.

De ella surgen tar-rr!¡iér las T"caas de Asalto y las Tropas


de Protece!ón" Las fa-n¡osas S. A. ]¡ las Eo uenos famosas S, S.

Y por det¡aio de la lrSrllpaeió¡r lla:¡or Ce cada *na de e!!as"


están la.s aa'rutoac?oñe"9 r¡1eÍio!'e§. I+:s re.rl:::!eri¡§, los !:ata!!ones, las
comoaiiías. las frrigac{as, las §ee c!o¡"es ii !as Ssb-see cior!es.
En muestro país, tra er¡clisiótr -¿lc ha tleqaelo a la constatación
DE ALTA TRAICTON EN EL URUGUAY ¡n

tie que existan miás que eletner¡tos aislados de la S. S. o Gestapo;


las maniobras y las pero sí, ties¡e Ia evidencia de que existen Tropas cle Asalto, coo com-
nlen orgullo de ser pañías, brigadas,,secciones y sub-secciones, que han hecho ejercicios
perrmanertes, en distintos lugares de la República, y que han mar-
chado por las earreteras nacionaleso cor! sus unitormes y con sus
Jefes
ega hasta nosotros al frente.
la radio y aún rnis-
Ia a los nifios, está Estas Tropas de Asalto organizadas en el Uruguay, obedecen
; riirige a los horn- a consignas severas, estando prohibida toda mención pública rela-
L ', erdaderos eursos cionada con su militarización, Ellas están repartidas hasta en nues-
:s.)'e1l !os qme se tra a La Comisiéfl tiene fotogratías de las Tropas
:alor de la guerra. de o as eÍ Mofltevideo, que haa elegido entre los
ile la ,iuventud, es Iugares propiclos para sus ejercicios per¡ódicos, eI misrno cañrpo de
nane¡a al punto de maniobras que ha rutilizado el ejército racioriatr, etr La Fedrera, doncle
. que no deben o!- está situaela estratégicamente la chacra del diptomático alemán, se-
itus. íior Dalldorf, jefe del Distrito Uruguay del partido Nacional So_
también de grupos de Tropas de
rlela-, tlesnlertan ee por elem os de Faysandú, y por ele-
gu eiferas. e Rincón

i ::al Soelalista, no
=:::iir!c, simo
-¿
que
.rt¿ecil¡es en !a Hernos elejado, para culminar este anánisis de los distintos rocla.
:-'és :!e teuer a su ies clel Naclonal sr:cialismo, el estudlo referente a sus organizaciories
deportivas.

i 3re.n ctivisión del tr-os deportes tienen fumdamentalmente para el nazisfl1o. ufl ca_
rácter nrilitar y la responsabilidad respecto a la preparaciófl que
dei:e realizarse en ese sentido dentro de las aetividades deportivas,
Escre!¿s y el lete se l¡a cor¡fiario ¡¡recisameote a [a propia orearización de las"mismas.
r,:¡e Ce relierre el Esto, en A.lernania v fuera cle e!la. [Iay fues, ufla oriefltación del
,3 .,1'qa¡iización Na- deporte hittrerista. de aeuerdo con la cua!, cada sportman, deberá
ser lranstornrado en un soldado.

el1,r r: tas Tropas En n,estrc¡ país, todas ras trnstltueiones deportivas alenlanas
r a:rosas S" S. d¡penden det Partido Naciona! Socialista, co,lo Io dernuestra
un
iiagrama encontrado entre los docunrentos de! maestro Fátz, en
c?ra- una de ellas. con:!e se señala, corno una actividad partidaria, los deportes
; ,. batallones, las de!
Pemo. Ia Gimrasia, los planeadores, y el Alpinismo.
i=!-see e iones.
la constafaeión Pero no eta necesario ir a un documento Frivado para hace,
34 T. C. BRENA ,. J. V. ITURBIDE

ecta constatación. La Á'lemoria Anual de la Asociación Alemána de


Deportes en ei Uruguay, revela que hay dentro de esa liga, tres
organizaciones: la de Remeros, la de Planeadores, y la de Gimnasia.

Según la eirc'¡ia: N 23 cie la


Federación de las Asociaciones
Alermanas en ei Uruguay, ella está integrada por 18 Sociedades, re-
presentadas por los señores: Iulius Berger, Hans Heider, F. C. Bec-
irer, Karl Justus, Erich Quincke, August Rathmann y Albert Hohne"

ereemos dei caso recordar que la ,Asociación de Gimnasia del


Reieh" se dirigió a las instituciones deportivas del Uruguay, el 28
cle §etiernbre de 1935, manifestando que era su deseo unir a todas
las asoeiaci.ones a!e¿;ia¡as en el exterior, para aumentar el io-
r*ento del deporte qerü1ano, por esa concentración, y en razón de
elio tomet¡tar todo lo alemá¡ en el extranjero. Y agrega ese docu-
nrentou qse For haber siCo organizada la Institución de La Plata,
les pide a las dei Uiugua,v, consideren su atitriación a ese Instituto de tra
Asoeia-eió¡r ciei Reicl'r, s',rpcnierdo que las fronteras del país no corls-
tituirá¡r ningúr obstáculc, "porque es de suma importancia reunir
a toclas las asociaciones del deporte alemári, en un block tirme".

Que la SociedaC Deportiva Alemana en el Utuguay cumplió lo


ol'denado des€ie Alemania, lo revela el documento referetrte a la
Asernhlea General realizada en La Plata el 6 de Junio de 1936,
en el que figuran entre los rniembros de las organizaciones atiliadas:
lla Der*tselre Sportvereingung liontevideo, la Deutscher Ruderverein
i\{or¡tevider.¡, 31 la Deutscher Turnverein Á{ontevideo.

V nt¡ sólc esa aliliación comprueba que la Fgderación de So-


cieelaries ,Ale¡ranas en el Uruguay constituye ana organización oe-
fame¡¡te Nar:ional Socialista, sioo que ello se manifiesta en todas
¡;*.r¡;actividades, ,\sí tro demuestran fa ditusión hecha por las misrnas
r.ie l*s alceucio¡res det Fíihrer; su participación en los trabajos en
tavor rie tra colecta de "Ayuda de Invierno", tealizada en Mon-
Íevi¿leo por orden del Partido Nacional Socialista; su intervención
e.-* la calecta para otrecer al Führer del pueblo alemán, un regalo,
ox¡:resáirriole su agradeeimiento y su adhesión; su difusión de los ar-
fic;¡los sobre la Alemania nueva, del escritor urugúayo Adolto Agorio,
l, mu:/ especia!*rente. su aceptación en la Asarnblea Ceneral del tr9
dr Julio de tr935, ctre los priocipios proclamados por el Führer"
ALTA TRAICION EN EL T]RIJGUAY

Tales tas instituciones que íntegra_n el Nacional Socialismo. "J


queda con ello dernostrado que et Distrito Uruguay del partido Na"
ciona! §ocialista, no es otra cosa que un Estado dentro del Estado,
'l'odo Io extranjero eoflstituye para ei Naci0fial Socialisfllo
Alenrán, una región del Reich mismo. Así lo dernuestra el hecho
de que todo lo correspondiente a los países agenos a .Alemania, esté
agrupado en un Gau, coúlo lo están las distintas regione.c de esa
naciófl"

Para la
Organización Naciooal Sociatista. digámoslo nueva-
mente, todo lo
Extranjero es un Gau de Alernania. De ahí ta
primera constatación de Ia investigacién tealizada: Distrito del
Nacional Socialisnro, el l-Iruguay es un distrito de A.ler¡rania. Oacla
uno de sus dirigentes en eo, en Pa-lrsandír o en Ri¡cón
del Boneteo poseedores de s soberanos, de los Der'echos
Soberanos de Alemania, represerrta una intromisiór intolerable cle
la Soberanía alernana dentro de nuestra Soberanía.
Nuestra voz jarnás se ha opuesto a Ia idea de que las dis_
tintas ideologías hul¡anas se organicen eo nuestro rnedio. Estarnos
seguros del arraigo profundo que tienen en el puelrio oriental las
ideas denrocráticas, 3, sabemos, Xlorque nos !o grita elocuenten¡ente
nuestra historia, que los orientales son arnantes de !a Democracia,
porque son hijos de etla. Pero no poclemos aceptar que exista
entre un partido, qtre más que r¡n partido es, en realiclad,
la pro n de un gobierno extranjero dentro de la República.

En Alen:ania, el Nacional Socialismo puede imponer sus nor_


ri1as, perosi se es i¡n homl¡re libre, no puede tolerarse en silencil¡
la organiz de ese Partido tuera de las tronteras cle A.lenrania;
porque la acl, tra experiencia y la doctrina r¡os dicen que los
partldarios de .I{itler, son Soldados Folíticos. que luchan bajo un
juramento a su Füftrer, corr todas las armas que están a su dispo_
sición y cuatesquiera que sea el sitio elonde actíler¡. y tolerar su
existencia en ¡:uestro medio, sería otrecer las rnanos a las caclenas
de la esclavitud.

Esos solclados políticos tienen norrnas públicas y tienen nor.


mas secretas, que han pronretido respetar y cumplir. y tienen
T. G. EIIENA -- J. V" ITUREIDE

eolrríe toclú, tra d'e que ei


neee. ]/ .qi tral tre¡s orieat
3,
,; li
1 a r ¡:or tierra con
van
t*ra'¡raliemos tod-a u¡¡e ideclogía"
C raeio;les atr tin y al cabo
que despreciables
no serán otra cosa" ^¿* p**á ái *it"'o firrnaoteo que e1!as han podido
*r¡r'in
"_* ,úe r¡a6el io het sie!-c siearpl'e
ts
clue ha earacterizadc¡ aX gern:anisnro en
ser a a tra a
toclas tras etapas de ss leistoria'

t{enios dicl,o qu* etr tr{itlerlscro eottig:uta en la Repírbiica una


ama naeiomal; Pero debe-
extranjera está resPaidada
or§.es, realizan constante'

está, pues, sÓio en iuego la solreramía


naeional' sino también
lio
tra se.+"urfu1ad <.1.e 1a Patria
q¡.le Ltíia orgaaizaciór: de e
dentro de tos líraltes detr

rle rlaeiones extranieras, creando


y d'entro ele núestras n:isfias
!-.ie tatres, clemtro de nuestro poe
Eue todo perrrrite ati r- qÉe estanxos en los prolegó"
attoridades,
O* uaa rea! y verCarlera eonquista"
"runo.
V de esa ación P a Y de esa ió¡
rie eará itar, ei I{ I Soeial! lra cur'li:tido en
s:r ]¡a. sis con-
*o o rueello la e:a eiapa- de
lxe
or,r : ha consti las eáluias peqr':eá
poco
io se {a ' sitt
;r'no, irñ -ri-i,ll""do y que, si
eiudallegascl"des:''¡r':r!;iosa-s'trorlloparajllstí'iiearel
ale'nria; a piiiiiera uli día -- que q'rrizás
no
;;;,^; ;-- una t¡i
entre i¡oeotros' por etr do!:lt:
lr."li*t* rid" *,ry neiano " preclominar
elet terrorr¡ de !a trierza,
iü+,1'{,.
siao dentlo rle tro inclnlstria'1, e1e!
rilades, eome 3ra había eryPezaC
eletr T'rahaio" h.aelendo va!ei s
Fartido'
ür'*u:"rtiát efeetl-¡::s trp ?¡ ¡¡r:!Óc cie eomlr';:tio del
ÉIa-v. con:o deciu'los, $r¡ Frente Alemán clel Trabaio' Y existe
AI.TA TRAICIOhI EN EL [JRUG{J,¿\Y 37

aqüi organizada una fu d [triflerista que, exterioriza sus activi_


cfades de una nlanera utar ente militar, como la r¡ranifiestan
ias as, c uídas con !, filil;il;;
r er? tat tro. hacen ."* 1",
elas s aacioria! sgcialistas. "iAá-
V a! P tie
seúior
o lacircu a de que el
de I grup l-ocal, or de'dere-
chos s de ú's rlrpos s en qr_re se
r de las q cle Asalto,
de !a ión de .t!e-
ese enta en fodos los s
prat con inmunidades a
s disposiciones de! eódigo Fena!.

os aeeptar
eéluias y
rmir¡¿lciosa-
ee!a!me¡lte
y a elifu irr aleente pro_
s raclios, cl tay las con"
gozado aquí slaelo ¿!e
fiea para el trro ia }iller_
er¡ torio su ¡_lcar¡ce !a anemaza_
e suficienterrlen+e graradl
t de gu vlda!,'.
/o Anhh ,üajitta:
Troyo /n/ ff*rr,{"
,qLTA TRAICION EN EL URUGUAY 4t

Todas las organizaciones nazisias tienen un carácter neta-


rnente militar. Todas ellas, por más lejanas que se encuentren
las situaciones geográficas en que aetúan, del centro básico de
sus actividades, Alemania, se mantienen perffaflefltemente en pié

Hay una jerarquía civil-n'lilitaro que hace de cada nazi an soldado


el que tiere por jefe sflpreflro al Führer. Y con el fundamento de esa
¡'erarquía, de normas rígidas y de severisimas disciplinas, el Nazis-
mo ha coflstituído sus batallones en todas las regiones de la tierra.

Es en la célula nazista donde comienza esta instrucción; es


en Ia célula donde se torjan los soldados de ese ejército sonrbrío
que ameraza al mundo.

Y l¡ien: vamos a estudiar al prototipo de los organizadores de


las cékllas en nuestro país, vamos a estudiar al mraestro Rudolt
Páfz, a\ través de los clocuurentos que tros fué dado encontrar en
su domicilio.
Esos documentos revelan que existe en Montevideo, úna or-
ganización Nazista ilrtegral. I-a capital de la República, el centro
de toda la vida nacional, está dividicla en 38 células nazistas, per-
lectamente delineadas y delimitadas, sin ninguna coitrcidencia con
las divisiones Judiciales o Policia{es del Departamento.

Obedecierdo a an plan de acción estratégico, esas células


agr respohdea a distintos pqntos de apoyo establecidos gn
la Et plano en el que aparecen esas divisiones celulares
aba en las la está hoy en poder
sticia "¿ pued I Ia ón de esas células y
trrres de sus

Vamos a referirnos, a filafiera de ejemplo, a algunas de e[as:


42

La Célula 20, tiene por tímites: Obes, Suárez, Vilardehó, Mi"


llám, Guadalupeo Eu¡gues, Arteaga y Reyes. §u jefe es Fies"
La Célula 26, que tiene por j'efe a Guthmann, está deiimitacla
por et Ferrocarri!, Agraciada, Obes, Reyes, Millán, tr-arrañaga, ñ{i.
gueiete y Granaderos,

!-a Célula 27, qre dirige Andreas, la limitan las calles A,4illám,
,11{iguetete, Arteaga, Burgues, Propios e Instrucciones.
[-a Célula 35, que dirige Hoerler, esta limitada por e] Ferrc-
earrilo Granaderos, A{iguelete, Millán, Coronel Raiz y Camino Ariel.

V aaí, toda la ciudad,

¿Quó actividades desarrollan estas células?

Er¡ las libretas de! maestio Pátz, escritas cle sr puño y letra,
encontranros, at través de su vida, una taceta de tra aeeió¡r de las
células, lo que cotstituye, en realidad, parte elocuente rle las ae-
tividades nazis en Montevideo,

Empieza por conlesar el 14 de Enero de 1938, que es agente


de los l{azis y está pagado por etlos.

E! 20, habla cle la reorganización de las céiulas v del gister'¡a


de con'¡umicaciones de las mismas;

el 21, el senvicio de ayuda a los autos destinaclos al Partldo,


el 22, de una trasrnisión para las ttopas de asalto,
el l. de Marzo, se reufiefl los dirigentes de las células, para
efectuar su distribución,
el I de Abril, "Día de la Gran Aler:.:ania", dice, es l¿r lecha
en que todos escuchan el discurso de Hitler y en la que se reatriza
r.rna recepción general en el Hort.
et 10 de ,Abril, votación abordo del vapor "Patagonla", en la
que sufragan 1122 atremanes:1096 por si, tr9 por flo, y 7 en blaneo.
el 20, Fiesta en la Escuela, tiesta en el Hrirt con jurarnentei,
en cuyo acto hace uso de tra palabra el Ministro Lagtmann.
el 2 de Mayo, servicio de las Tropas de Asalto.

t- '
ALTA TRAICION EN EL URUGUAY 43

el 5, distribución de material de propaganda,


el 6 de Mayo, el dirigente Ott, habla a los dirigentes de las
células,
el 8, servicio de las tropas de asalto,
el 9, servicio de las tropas de asaito y Ott vuelve a hablarles
sobre las Tropas de Asalto, precisamente.
el clía 11, el punto de apo],o de Feñarol, o sea, la Agrupación
de Células del lugar, se reune, haciendo uso de la palabra el Mi-
nistro Lagtmann y otros,
el 13, Ott vuelve a dirigifles la palabra; se pasa una película'
se reune el Frente de Trabaio y se exhibe también ura película
de lvtussolini,
el 16, 22 y 29 de ese mismo mes, Servicio de las Tropas de
Asalto,
el 4 de Junio, Fiesta de Invierno en los Clubs de Deporte y
ejercicios de las Tropas de Asalto,
el 6 de Junio, Servicio de las Tropas de Asalto,
el 16 de Junio, reunión mensual, en la que se destituye, como
dirigente del punto de apoyo a Holder,
el 20 y el 27, servicic de 'Fropas de Asalto,
et 8 de Agosto, Servicio de Tropas de Asalto,
el 17, reunión del Fartido Naciona{ Socialista, en la que el
Sacerdote Schuertze habla de su luctrra corno maestro en el Brasil,
el 28, en la Conlitería "Oro del fthin" se escuchan los discursos
de Bohle y de Rudolt Hess,
el 29, boxeo en las Tropas de,Asalto; también el 5 y el 12 de
Setienrbre, boxeo en las Tropas de Asalto,
el l4 del tnisrno mes, los eiirigentes políticos se reúnen en
casa de Daldorf y el 16 se realiza un Curso de Locutores en casa
de Stahl (que no es otra que la Contitería "Oro del Rhin"),
el 19, boxeo en las Tropas de Asalto,
el 28, reunión de los dirigentes para planear la dlstribución
de las células,
el 3 de Gctubre se hace ia distribución de las células y ese
misnro dia hay boxeo en las Tropas de Asalto, en el que lntervie'
nen triputantes del vapor "Teflerife".
el 6, el Encargado de Negocios de Alemania, da una comida
para los dirigentes políticos,
el 10; Servicio de Tropas de Asalto,
el lt, Daldorf y Fátz acuerdan la distribuclóri de las célules,
T. G. BRENA .- J. V. |TURBTDE

el 16, hay fiesta de tiro en el Club Alernán,


el 17, §ervicio de Tropas cle Asalto,
et 20, distribución de tras células,
el 23, acercamier¡to acorciaelo entre Fátz y Fredy para ios pun-
tos de apoyo y el Frente de Trabajo,
e! 24, §ervicio de Tropas de Asalto,
el 27, despedida del Encargado de Negocios Alemán,
en 310 Servicio de Tropas de Asalto,
el 7 de noviemtbre, nuevamrente §e¡"vicir¡ de Tropas de Asalto, y
el 17 del rnisrmo mes, Fátz toma a sü cargo la direcciófl cle las
Tropas de Asalto, u

El 23, se organiza la colecta de invierno, y Lagtmanno (i\tinistro


de Alemania en m¿¡estro país), habla sobre los alemanes en el
extramje:ro"
el 28, Servieio de Tropas de .Asalto,
el n,o de Diciembreo inauguraeión de !a Sociedad Cultural
Ger¡r¡ano-Uru grrayal
el 2, organlzación del fichero,
etr 5, toma naevari:e;:ie a c* cargo, Pá!2, la Jetatura de las
Tropas de é,salto, v el 9" se inaugura tra Fiesta de Ayuda de
Inviernoo para tirmas de importamcia.

AñO 1939
El 6 cle NLatz,a, Servicio d,e Tropas de Asalto,
el tri, exhibiciór¡ de pelicuias en la sede de Feñarol,
el tr2, Ac'ro en ¡¡en¡oria cle los héroes, celebrado en ei Cine
Ambassador,
el 130 Servicio de las Tropas de Asalto,
e! tr5, reunióm de los dirigentes potríticos,
el {9, eurso para locutores,
el 20, Servicio de cie asalto, con esta anotación suges_
tiva: "Enlpezó la Prep ,,,
el 27, Servicio de Tropas de Asalto, y reunión para la dis-
tribuciór¡ de las células;
el 30, en casa de Dafdorf, células y Tropas de Asalto,
el X0 ¿te Atlrilo re con los dirigentes de las células, y
Servicio cle Tropas de o,
el 11, Fiesta de Ia tr¡ictoria de la F-a.lanje, en So!ís,
el tr7 .r, el 24, Servicio de Tropas de Asalto,
Por las carreteras y los camlnos clel LJruguay las Tropas de Asalto
evidenciaror¡ eX menospreico nazi para nuestra soberanía.
46 T. G. BRENA -" J. V. TTURBiDE

el 26, en casa de Daldort, células, Tropas de Asalto y Frente


/ de Trabajo,
el 28, lista del Comando.
el B de Mayo, Servicio de Tropas de Asalto,
et 9, comida en homeraje a Daldort, en el É{ort,
el trí, 22 y 29 del mismo ines, Servicio de Tropas de Asalto,
el 5 de Junio, Agrupación de deportes, conversación en el
lIort con la dirección de la Agrupación de! País,
el 19, Servicio de Tropas de Asalto,
el I de Julio, reutión en tra chacra de Seltmann,
el 10, Servicio de las Tropas de A.salto,
el 15, en las obras del Rio Negro se rcal7za in acto,'en e[
cual Fátz pronuncia un discurso, y
los días 16, 17 v 18 del mismo nres, Pátz realiza propaganda
en las obras del Río Negro,
el 24, se reunerl los elirigentes políticos en la casa de Datdoif,
y realizan emtrenamiento y Servicio de Tropas de Asalto,
el 25, en la casa de Daldorl, Pátz hace un relato sobre e!
Río Negro y el Frente de Trabaío,
el 7 de Agosto, Servicio de Tropas de ^&salto,
el 9, en casa de Daldorf, distribucióri de las células ¡r Ser-
vicio de Tropas de Asalto,
el 14, conversación sobre distribución de célutas y servicio
de Tropas de Asalto,
el tr6, se constituyeron los dirigentes de las células,
el 2tr, Servicio de las Tropas de ¡\salto y se destinaron log
dirigentes de las células,
e\ 22, .inaaguración y obligaciones de los dirigentes de las
céh:tas,
el 28, Servieio cle las Tropas de Asalto,
el 6 de setiernbren Hoerler habla en et Hort sobre nuestro com-
port,rmiento y Servicio de inforrración en la Legación,
el 8, Pátz, en el auto de Seltmann, distribuye el "Deutsche
Waeht",
el 11, Servicio de Tropas de ,Asalto,
el 15, 18 y 2l del misrno mes, sigue tra clistribución del
"De¡¡tsche Wacht",
et 25, Servicio de Tropas de ,Asalto,
el 2 de Octubre, nueVamente Servicio de Tropas cle Asalto,
et 4" et socio del partido Laghtenann habia en el Hort,
ALTA TRAICION EN EL URUGUAY 47

el 5, en casa de Dalldorf, Frente de Trabajo y Tropas de


Asalto,
el 7, asistenbia a la comida de Ptato Unico, en la que hace
uso de la palabra el Ministro Laghtmann,
el 9, Servicio de Tropas de Asalto,
el 13, visita de Pátz al l{ort, a la Legación y al Parlamento,
el 25, reunión del partido, con la presencia de Laghtmann,
el 30, reunión en el Hort, con servicio de Tropas de .Asalto,
el 31, se inicia la Guardia en la Legación,
el 5 de Noviembre, Guardia en la Legación, de las 2 a las 6
de la madrugada,
'cle
el 6 y el 13 del mes citado, Servicio Tropas dé Asalto,
el 15, reunión del Partido, apareciendo esta sugestiva anotación:
Ajustado de una manera muy seveta,
el 22, ternión del Partido,
el 25: Cuardia en la Legación,
el 28, Servicio de diarios en la Legaeión,
el 29, reunión del Partido, Colonias y Peliculas,
el 4 de Diciembre, (observamos con extrañeza que erupieza a
figurar en las anotaciones la Sección Deportes. Sin drrda alguna,
dada la desaparición en las anotaciones de las Tropas de Asalto, es
la de "Sección Deportes", la nueva denorninació¡r ordenada por el
Inlacional Sociatrismo para éstas, en razó¡ de tas circunstancias),
el 10, se tira con pistola,
el 18, se organiza et Servicio de Intérpretes en et Hospital
Militar y en el Hospital Pasteur,
el 28, reunión en el [Iort y en la Legación,
el 30, Guardia en et [Iospital,

AñO 1940

El 7 de Enero, Guardia en el llospital,


el B, Sección Deportes, (o sea, Tropas de ,Asalto),
e! 100 reunión del Partido y pelícutas,
el 15, Guardia en el Hospital y Sección Deportes,
el 16, 17 y 20¡ Guardia en el hospital,
el 24, reunión det Partido,
el 29, Guardia en el Hospital y Sección Deportes,
el 31, balance para la Escuela y para el Partido
a
{)
I
48 T. O. BREN^q -' J. V. ITUREIDE t
t

eI 4 de febrero, reunión en casa rle Seltmann, con gente del


"Graf-Spee",
el 11, Pátz inspéccioma las obras del Itío Negro,
el 12, viaje a la Isla cle Frlores, y Sección Deportes,
el 16, Guardia en Ia I-egación, lo rnisülo que el día 17,
el 4 de tnatzo, Sección Deportes,
el 11, Legación,
el 17, reunión en la chacra de Daldorf,
el 18, reuniófl en la casa de Daldorf, y Sección Deportes.

La lectura de estas libretas de pátz, ncia de Jmaflera


clara y ternainante, que ta preoctrpación pri de Ia céltrla la
constituyen, sin duda alguna, las Tropas de Asalto,

A pesar de que se ha pretendido negar el carácter militar de


las Tropas de Asalto y cre las organizaciones en ellas incruídas,
no obstante las severas consignas que pretenden enc¡rbrir su ac-
el secreto, fa realidad nos clice que
carácter esenciatrnente militar y han
e entre *'*rf;r":*an'zac'oneso$o
" sin darles esa apa-
ta en éllas antes de que sus inte-
a de fuego.

asalto constituyen ur! ejército verdadero, que alcanza luera de las


fronteras alemanas, a millones de hombres.

Tal es el cuidado qɡe se tiere de que nadie se entere del ca-


ALTA TRAICION EN EL URUGTJAY 49

IJn decreto de Hitler del 28'de abril dió cáracter oticial a las
T'ropas de Asalto, pero, sin embargo, 7a órganización debe con-
servar su.velo pacífico, propencliendo aquel decreto, rnás que a otra
cosa, a dar cumplimiento a la aspiracióu proclamada por el Mi-
nistro de" Instrucción Pública Kerd el 23 de febrero de 1934, cuando
decía: "Que el Nacional Socialisrno exige que el joven alemán,
cualesquiera que sea su profesión, busque su camino efl las séc-
ciones de las Tropas de Asalto, para realizar fas pruebas mili-
tares más rigurosas- y más intensivas".

El propio Pátz, en un documeflto de su puño y letra encontrado


entre strs papeles, trasunta su opinión sobre la ímportancia'de ias
Tropas de Asalto, en las siguientei palabras:

"El hornbre de las Tropas de Asalto es un soldado político.


Las Tropas de Asalto, en su lucha, ham cooquistado el Estado que
noscitros tenemos ahora. Nuestra tarca es la de proteger ese Esta.
db y procurar que el espíritu que nos ha hecho venier, séa óon-
servado. Para poder cumplir con su tarea, el hombre de las Tropas
de Asalto debe conocer bien las ideas Nacional Socialistas. Esto'
puede realizarse por una iristruccién rnetódica o teórico - política.
El hombre de las Tropas de Asalto será instruido al mismo liempo
coriro un soldado político.

"En Ia época de lucha, no había tiempo para ta instrucción


política y teórica. El hombre de las Tropas de Asaltoo debía mar-
char, reunirse, proteger, hacer propaganda,". En servicio duro y
camaradería firme, vivía el Nacional Socialista. Hernos conquistado
el poder. Ahora ernpieza el tabajo mismo, el verdadero trabajo
de construcciót para asegurar la victoria. El entusiasmo y jríbilo
por la victoria, ha cundiclo. El que va con ojos abiertos al pueblo,
debe reconocer que todavía no se ha conseguido lo que nosotros
buscamos en nuestras luchas. For eso debemos avartzat todavía
más en la revolución iniciada, no la revolució¡ eomo tal, sinb la
revolución del espíritu y del corazón. Esta es la tarea de las Tro-
pas de Asalto.

bre de las Tropas de Asalto debe ser educado, e[ me-


jor de los Nacional - Socialistas. El mejor tísica y espiri-
tual
I

50 T. G. BRENA-- J. V. ITURBIDE

"Por la instrucción potrítica, debe el soldado de las Tropas de


Asalto conocer las ideas magnas del partido' "para que en el ca-
so de que se le réclame et ataque, sepa por qué él ataca y teng4
también la voluntad de atacar".

"El hombre de las Tropas de Asalto en !a época de la lu'


cha, tenía una política y una convicción sagrada' For eso luchó;
por eso tomó a su cargo cada saeriticio' cada peligro y cada di'
ficultad profesional. Y cuando el F¡iherer dió una orden, no obe'
decié por deber sino porque deseaba to rmismo. No luchamos por
nosotros, sino por Alenrauia; no para hoy, sino para mañana y
pasado. Queremos crear una base de vida para el puebto alemáa
en la que sea asegurada nuestra tibertad interior y exterior y su
bienestar por decenas de años y para todo el futuro. Esto es na-
cionalismo"

"Larnentablernente nos eflseña la historia de dos mil años del


pueb ex i tre nosotros' oY,
po. I fo Para la cons de
la n . ros termina hoY los
mejores del pueblo alenián habían querido durante dos mil años:
esto es, la unidad del pueblo alemán' Ernpezamos a unirnos de'
fensiva y olensivamente para nuestro pueblo".

El soldado de las Tropas de Asalto debe, pues, conocer las


grandes ideas clel Partido, porque, "etl el caso que §e le exija el
ataque, debe tener la eonciencia y la" Voluntad de atacar".

¿Fero qué tinalidad, nos preguntamos nosotros, puede tenet


en nuestro medio que un trefe Nazi superior dicte cursos de Ins'
trucción Política, preparando a Ia Juventud para el ataque?

¿Es que ha encaruado eo el espíritu de estos honrbres or-


ganizados en el Uruguay, la ideología proelanrada en "Mein Kampt",
que hace del Hitlerismo una religión de odio frente a todos tos
no alemanes; ufl prograrna de contiscación y de violencia, que
sólo se detietre en Ia nruerte?

¿Es que puede triunfar, al ampato de nuestra bandera, una


ideologia que viola los sentiniientos más puros de los hombres?
\

ALTA TRAICION EN EL URUGUAY 51

La sustitución del denominativo ,,Tropasde Asalto', por el


dg "Sección Deportes,, tiene tan solo un significado aparente. Los
representantes de lá Nueva Alemania ven en el deporie un
exce-
lente medio de educación guerrera. El deporte debe proporcionar
para ellos, el mejor entrenarniento e¡ el olicio de hs ármas, y
€f,
ésto reside su verdadero valor. Er carácter militar del e¡erciio ae-
portivo fué revelado por von Tchammer - osten cuando decía
q_ue. "el valor der deporte depende enteramente
de su concepción
de la cuestión militar".

El deporte se hizo obrigatorio en ras escuelas, dándose, ra mis-


ma importancia a la educación rísica que a ra enseñanzi ciettí-
fica. La juventud, debía tomar al soldado perfecto como tipo idea!.
Y así se tealizaron marchas a campo raso y cafferas y orienta-
ción, con la ayuda de mapas, el compás y las estrellas...

, El movimiento deportivo se ha transformado para el Nazis_


'mo de Alemania y de fuera de sus fronteras, en un sector del sis-
tema militar alemán. Cada Nazi debe ser un guerrero, y e! Uni_
fotme Militar constituye una verdadera obsesión para 'los jóvenes
Nacional - Socialistas.
I

Tal es lo que acontece entre nosotros. y asi lo demuestra la


libreta de Pzi-lz. G,lardias de .A,sarto o sección Deportes, todas mo-
vidas por el espíritu militar, actuando en nuestro medio y lucien-
do las camisas pardas, como una sombra en la diafanidad del
ambiente. )

Otro hecho que debe señalarse entre los anotadds por pátz es
el referente a la participación de ros Representantes diplomátlcoa
de .Alemania en todas las actividades que cumpren en núestro me-
dio las organizaciones Nazistas. constantemente vemos ar Minis-
tro Langnrann, vinculado a la acción a todas luces contraria a nues-
tras Instituciones, que rcaliza el Nazismo en e! Uruguav. El no
oculta su participación en ras mismas, como !o pruebá el vorante
referente a la ceremonia rcalizada el 12 de maruo de lg3g en
el
Cine Ambassador, donde firma como Embajador, conjuntamente
con Daldorf, que lo hace como Dirigente de la Agrupación del
país y con De Serene, que da su nombre como Dirigente
de ld
Asociación de Ex - eombatientes.
á, T. G. ERENA "- J. V. ITURBIDE

Al amparo de sus inr¡runidades dipioriláticas, el señor Lang-


oranu dirige todo un movioriento de acciómo al margen de sagrados
preceptos c s, y al anrparo de esa misma inmunidad,
el señor se prueba por la propia libreta de Pátz,
dirige toda la intensa labor ctel Fartido y realiza eri su ca§a reu'
niones de clistinta índole, relacionadas con las actividades Nazis
baio las sancioúes de!
oticiat que el Particto
socios, señalaado el ritl
l¡a el c{oeumento en poder de ta eomisión Farlarnentaria, de techa
19 de s e de tr939, cotlvocand-o a Sesiomes Sernanales a To-
dos los del.Farticlo, v así lo prueban los volantes públi'cos de
invitaciót¡ a la Fiesta clel 50q A¡iversario de tr{itler, realizada en el
Praelo etr 30 de abril, en los que se estarnpa expresanrente su car-
go de jefe del Partido Naeiona! Sociatista del Distrito Uruguay.

I-a libreta de Pálz nos prueba tamt¡ién que las células nazis-
tas tienen en el arnbiente naciona! un sistema espeeial de comutri-
caclones, eludiendo el uso cle aquellas de carácter oficialo sin clu'
da alguna, para dar mayor severidaii a la rese!:va quc fodea toda§
las aceiones de la Agrupación en nuestro medio.

V tiene también esa organizaeión, ateniéndonos a tas propias


anotaciones de Fátz, una Policía ptopia" que ilena tras tunciones
de espionaje y vig?tancia con¡o io pruei:an las guardias em na Le-
gación.

I-a libreta d,e Pátz nos habla de las conferencias de un Locu-


tor et Doetor Ott. ¿Qué es un locutor del Fartido Nacio-
detr Reicla,
nat Sociatista? Se trata de una persona que ha seguido los cursos
de escuelas espeeializadas pata elementos esencialorente aptos pa-
ra !a doeencia potrítica, cuya tarea consiste en realizar viaies de
instrucción por todo el mundo" El rnencionado doctor Ott estuvo
en Montevideou en Paysandú, Rincón del Bonete, y en todas las
ocasiones reunió a los Nazistas para reforzar y aumentar la agita-
ción, ampliamente propiciada ya, por otra parte' por los dirigen-
tes cue actúan erl nuestro País"

Otro de los documentos encontrados en poder de Pátz y que


i
ALTA TRAICNON EN E[- {JRUGUAV 53

Iseñor Lang- I

n de sagrados organtrzación na vieja libreta,


lna inrnunidad, neados los d de la Org4ni-
breta de Pátz, alista en el lee: Legación
r su casa reu- cional Sociali de la eolonia
Alemana, y, conlo subdivisión: Juventud, Frer¡te del Trabajo, so_
ividades Nazis
ciedad "Alernana de Beneficencia, Coros, Deportes, éstos a su vez
rma la corres-
mantiene con
con sus iones de: Renao, nasia, Flaneadores y Alpi_
s. Asi lo prue- nisrno. E os oportuno -reco que entre la copiosa do_
cumentación fotográIica encontrada en casa c1e pátz, figura una
taria. de techa inscripción en el carro de transporte de los Flaneadores, de de_
nr.anales a To- terminada foto, que demuestra que esta Asoeiación constituye una
tes públicos de
organización de ta Liga Deportiva Alemrana, la que, a su vez, es
¡ealizada en el úna encia del Partido N Socialista, quedando asi
¡mente su car- demo que los estatutos en no de Ia Liga de planeado_
Éto Uruguay. res, sólo sirven para ocultar la verdadera matnraleza cle esa Aso-
ciación, de una importancia erlorrire para el uso de paracaídistas,
células nazis- cúya
ial de comuni-
ia en el país, con carácter de organizaciótt nazi, tn
sido comprobada,
oficial, sin du- Además, se comprueba con ei!o, que las organizaciones Na-
re iodea todas cional Sociatistas buscan por todos ios ¡nedios la intiltración en el
pais de su ideologia, usando de especíal mafiera el sistetna de ad_
mitir en el seno de sus agrupaciones a elementos uruguayos.
a las propias
r 1as tuncio¡res
En las sub. divisiones de las distintas
dias en na Le- activ qae abraza
ei Partido Nazi en el Uruguay, según las anot s contenidas
os refiriendo, se cita
s de un Locu- de Eseuela Fiinden-
Partido Nacio. rie Corme¡"cio Alerna-
nido los cursos
ente aptos pa-
úizar viajes de
tor Ott estuvo
¡ en todas las
rentar la agita-
or los dirigen-

de Pátz y que
.1.
56 T'. G. tsRENA -- v. IT'{JRBIDE

Socialista,s ra alo§
educandos, co al de
1939 en la olt "{-as
Tropas de Asalto Conquistatr Berlín"

Aiemán. L

,,se recesita ádernáso la votr¡ntad de fos adultos de mantener stls

necesidad y al corazón de la juventud"'

las ideas demoeráticas!


ALTA TRAICION EN EL URUGUAY 57

¿Qué hacen esos directores de películas?. pálz nos habla en su


libreta roja de que las películas deben ir a Río Negro, después de
haber sido exhibidas en Montevideo, antes de salir para Buénos Ai-
res. Y allí en Rio Negro, la Conrisión encontró esas peliculas que
son Ia dernostración acabada de los ejercicios de tiro, realizaáos
en nuestro medio por los ,,camisas pardas',

Pero hay algo son pasadas r flo


sólo ante losniño los hombres yos.
La Comisión, intor ino de Marin ha.
bíao pas ríblicos algunas s nazis, llamq, a su
seno al esos actos, el Caflera, y tuvo .la
dotorosa que, flo sólo se realizado esas exhi-
Sigfrido'', de la "Aviació
Qoebbels", sino que, y'é
al personal que no estaba

JGlué hacen esos directores de Radio? En la documentación dc

il

E
5
ü
r
í

.I
58 T. G. BRENA -. J. V. ITURBIDE

a una coi111¡nidad dividida en secciofles de organización''de edtlca-


-i,-J" t dg ayuda' dc aioiamiento"'
de el proirósito de inculcar en
en á'étt"' de este
asa r nu*tiánuí socialista' V los directores
b";;;;;ii;vt' tuncionarios elegidos entre lás
Frente del Trabaio,
;;;;trr.t de Asalto Y de Protección'
Prueba de ccllto proceden en
ef ambiente los integrantes de
la- dan las declaraciones for-
este Frente Nacional ,1" lt'J*r,
l'ot
ex-obreros de la casa
*ril¿á. "rt- ia Comisión por dostueran eltros alemanes'
;t;;;t de habla alemana' en el que
'
austriacos o suizos, t"ái"- q.L llenar- un
.formulario
padres' sus do'
;;-,hb, er día der ,"'V:**l-:::B::,3""sus
opaganda nazi ltegada
guerra erari obiigados
de concentraciÓn para eüuchar los discursos del Führer'
Nazi' a contribuir a la
les obligaba tarnbién a hacer el saludo
Se1

colecta de Ayuda ¿" fn'¡*n',


'V ''' recurso cle una excepeional signilica'
ción para el nazismo,
a las comidas del Flato Unico'
tá"'*ir
atiliado y son'letido a
No aceptar todas las disciplinas' no estar la eesantía err
todos los mandatos d;i F;;;i" de árabajo' signitica
aún en
en el país''proclamadoaquéltras cÚyos pro-
-;;;t";*iót
i;;;;; *".nun." abiertas que éllos' vieios
pietarios, en enlática han
estan vinculados en su vida comercial
a
residentes alenranes, iá
la actividad partidaria del nazisrno'

TambiénseencontróencasadePátz..nopodíajaltlr;. la
correspondencia i"sutiante
para el Urreguay' V se halló' además'
de como se agrúpafl e¡ nuestras
documretrtación gráfica acabada
campiñas, .. atiotu'*y áittlun
pot las carreteras nacionales' los
estas de un
"camisas pardas" oe Élitter, con su§ unitornres' actitudes
'menosprecio para nuestra soberanía'
.ñ;ü
ideales dernocráticos los
No pueden decirse detensores de los
contrarias a las nuestras' Y
soldados pardos tO"uáo' en tendencias
si es para .o*uatit'll G ;; han organizado'
como lógicamente
integtantes de tuerzas militares ex-
á"U" á..p.."ders", toÁs'estos
'ALTA TRAICION EN EL URUGUAY 59

tranjeras, que figuran en las totogralías claramente individualilables,


deben tener Ia sanción qúe corresponda paru los que, en un país
extraño, han pretendido constituirse en urla legión, que obedece a
un jele extranjero, y que, en consecuencia, significan por su carácter
netamente militar, un verdadero peligro para la seguridad de ur
pueblo, que les abrió generosameflte su puertas, creyéndolos hom-
bres dignos y honestos...
Nuestra Justicia dirá su palabra acerca de si púeden tener rea-
tridad en unatierra de democracia, las estrotas del Himno que cantan
las legiones nazis: "las calles libres a las tropas de asalto"...,
.{o, 9eeutot /n lo

CroL" rtdr¡urdl §oeia/¡tto


AT.TA TRAICION EN EL URUCUAY 63

A poco que se ahonde en el problema del Nacional socialisrno,


el espíritu encuentra, después de descorrida la primera cortina, a!
enfrentarse a esta organización política, que existe un I{azismo Exo-
térico, que es del donlinio de toda la organizaciófi, de acuerdo con
Ios planos en que cada uno actúa dertro de ella; pero que existe¡por
encirna de este exoterismo, un Nazisfllo Esotérico, que sólo coflocen
los elegidos.

Frente a la idea del soldado nacional socialista, frente a un


Estado de carnisas pardas, o democracia de los rnercenafios, se !e-
vantó triunfante el concepto ducal Nacional Socialista, por !á crea-
ción de una verdadera orden aristocrática, de una monarquía ab-
soluta, cuyo Gran Maestre es ttritler.

la Historia: el verdadero sostén y conductor de ra idea del Reich


ico. El de los es es i¡er, crea-
ducad de los cuyo , de corte
sta,se n úfla ambi l. Todo el
P s el NacionaiSoc Farti-
d sólo actúan cotno man-
d Orden Nacional ye ta
c rnie¡to.

En torno de Hitler se ha formado un cuerpo Esotérico selec-


cionado, y esta Orden de seres puestos a prueba en años de Iu_
cha' constituye el estado ejecutivo de Alemania. En ena radica
el sistema Nacional Socialista, y sus rniembros, nombrados por
el Füherer, conductor y guía, se han ido preparando desde la ju-
rentud como los dirigentes de la administración del Estado, del
T. G. BRENA "- J. V. ITURBIDE

ejército, de las Tropas de proteccióm, cle ias Tropas


de Asalto' de
ü ¡uventuu, de todis las corporaciofle§ y grancles organizaciones'

atr resto del Na'


Es en nombre del Füherer qtle ellos dirigen
como un sisterna de masas inferior, que sÓlo
cional socialismo,
tiene conocimiento de las nociones Exotéricas del Partido'

El viejo Fartido Na2i, no encia


biila por Ertudo, cuYa aut
ament
"l SocialiÁta,
Orden Nacional
un li
grupo oligárquico. '
Y ei despotismo oligárquico se levanta asi, triuntante y po-
deroso, sobre las ru¡nas Oét corporativismo, del Cesarismo' del
Bonapártismo, de la monarquía, ele la dictadura militar y de
la
Teoctacia, que le sirven de pedestal'

Funcionan en la actualidad, en Alemania, tres ciudadelas de


laordendelPartidoNazi,dondérca|izansusestudiosloselegi.
dosconeltindeocuparsuposiciónerrlanúevaaristoeracia.Una
de esas ciudadeias ".iá u* Fomerania, ia segunda, en vogelsand
y ta tercera,
evat y de alli
las leyes de
rnaron la división de la Nación
de1 Estado, con derechos, y Ciudadanos del
Estado' sin derechos'

Y bien. Asi como Rudolt Pátz es el representante del Nazis-


mo Exotérico en nuestro ineelio, cuyas actividades acabanros de
ver desfilar al través de sus propios documentos, tlolzer, que ac-
túa tarnbién aquí, eri nuestro Montevideo, representa al elegido
[.{azi de los Nacional Sccíalistas Esotéricos'

En su poder se encontró un docurnento, que sólo va-a y-1n9s


de los que conocefl los secretos de la Orden Nacional Socialista'
y-.." Aá.r*nento transcribe palabras de Robert l-ey' que nosotros
a conocirnie¡to de cuantos aspiran a
éntendemos debemos tlevar
profundo problema social que plantea al mundo el Ter-
estudiar el
cer Reich Y sus in§titúcione§
Las 'tropas de asalto" se alinean ante sus jetes, aprovechando de laq
inmunidades que protegen al domicilio der sr. Dalldorr, en razón de
su carácter dipionrático"
66 T. O. BRENA -- J. V. ITURBIDE

La lucha empezó. Et Füherer y su guardia vieja saben que


empezó la lucha era' Hay que mantenet siernpre despierta
esa idea en los tos del Partido Nacional Socialista. [:lay

nacional socialista haya sido ya propagada de tal manera, que


pors ymilesde
ción tual de Ale I
lista. tarea se Po
sante y, ademáso por la instrucción potítica de los dirigentes del
partidó Nacional Socialista. La base teórica de la doctrina nacional
a tt¡1'

i
' elu'
'§3á'
cha.

ánirno y la
y en el caso
rlas. For eso
teneciente a los castiilos, debe, por efemplo, saltar ecrno pa-
racaidista o satrtar al agua desde un trampolín de 10 n.retros e{e
altura. El partido nacional socialista debe ambicionar dominat ea
toda torma. El que flo pretenda los derechos de la totatidad con
irec pueblo o quiera di'¿idirios con otro, nun'
utl te del partido nacional socialista. Que'
yo quiero dar a los dirigentes políticos
futuros en los Castiltos de la Orden, es el pensamiento siguieu'
te, es el reconocimiento siguiente y es el axionra siguiente: a esos
hombres qúe por ser de Ia Orden del Fartido Nacional Scciatris'
ta llevan el tronor y la ar:toridad, les damos tocl-o aquello a que
puede aspirar un hornbre en la vida: la posibilidad de trabaiar
corflo creadores en su pueblo. Debemos feconocer' por otra
parteque incorPoradosae nca
que obede da su disciPlina. qrle
bres, que el honor de ser Polít
r I

E
ALTA TRAIC¡ON EN EL URUG{JAY

§rieja saben que


siernpre Cespierta y a los que se les abre por eso las puertas i:¡.itra pcsteridad su_
rl Socialista. Élay
G:r. a los clirigen-
Fs de protección,
hd hitlerista, con
h=ania. La lucha
itlletrto en que el
r la orientacióra
I tal manera, que lia sposa sr.ls hijos ley dura e
brecho a la direc. e den a de una table y de
o \acional Socia- eli ta a Hitler v
propaganda ince-
los dirigentes del
Idoctrina nacional
Pero signiiica úni-
I Partido. La par-
resarte. Las ideas
r tiempos de lu-
lai rofesional a los cn sus tareas
fterua, la
resolu" esp propaganda gen los dirigentes
D de que hallemos de del Reich det p alista. yó ten-
cada atitiado per-
saltar ccrno pa-
de 10 metros cle
cionar dominar en
b la totalidad con
dos con otro, ttun-
rl socialista. Que.
dirigentes políticos
usamiento siguien-
r siguiente: a esos
liacional Sociatis-
odo aquello a que
fidad de kabajar
conocef, pof otfa
ada caso y tienen
E sean esos hom- Julio I es uo ente de Ia Na-
ít!cos en Alemania ciona! Soc! Es el de tras Tro s de
haber siCo e del to Uruguay so_

rJ
68 T. G. BRENA -- J. V. ETURBIDE

cialista" Y sus docurlientoo compruebatr, no sólo que posee pode-


res públicos incornpatibles cotl la soberania del país, sino que ha
realiia¿to todos los cursos que hacen de é1, un conoceclor a !o¡-
do de los secrétos de esta organización, que ha ido extendiendo
sus tentáculos Por el mulrdo.

En tr935 viaia a Alernania. Asiste a las solemnidades del día


del Fartido del Reich, invitado eslrecialn'?efite, colllo 1o comprue-
!¡an los docuruentos en pocler de la Cor¡islrin. Toma parte des-
púés en lo ajos ngneso de de
ia Organiz detr Naciona! I 6

al I de se e. C el 13 cle nia

ro, del 7 al I de octuhre, ]/ en esa oportuaid'ad eor'to


en las otras, viste el unitorrme de Kreisleiter, et cuat está en po'
cler de la Comisió¡ Leqislativa.

Concurre a !a demostracióu cl-e 1a .Agrupacióm de tras Tropras

des del Partido a esta cotrterei¡cia cle É{olzer, que se hizo obliga"
toria la concurrencia a la nrisma de los dirigentes señalados,

De los cursos seguidos en Alemania, rnerecen destacarse las


disciplinas recibietras acórca ¿e tra cu{tura gerúrafla antigua; de las
ideas Gersranas según la tractición nórdiea respeeto de la Cruz
Swástica; de la cultura germaria ee1 el primer siglo después de
Nacional Sociatista; de Ía
Jesucristo; de las escuelas del Estado
AI.TA TT{AICION EN EL URUCUAY 69

extensión der do¡ninio aremán sobre er mundo;


de la enseñanza de
los problernas cté la raza en el pueblo"

Asiste también a los csrsos de Ia universidad porítica


de Ber--"f
lín, en los que se estudia la ilistoria del Nacional
So.iuftÁq
derecáro Na I Sociaiista, tra pr azi, ,].ra-
del
bajo, la Or acién Nacional §o de
vent¡¡cl trlitlerista, las Tropas de
ia, ia Ju_
Íaza. !a ón de la
nde ello, puede ys¡ss, los puntos
"a"naiuiua
F ero apren de ar go
T'",',Tr,"#%; ¿" iH T.ffi l?lt
."Jr,l:
una signiticación extraordir¡aria en etr
obsesión
Y cs tat la
der d" loru ;i:TÍ:':tJ"írr1T,1".',""t'r'r"t';X"ot",;
ncia de los estudios séguidos poi Holr"i
€ ,y es tal la con ",,
que sin duda alguna inspira
é del
tos Directores naÁ Sociaiismo, qr.
-*,
plano reto <Je la artiiieriá de"nt*
figura un marina
alemana de ISS5, <io¡rde se estudiar las posibilidades
cle una ir-
, El.co¡ro de este plano, tiene qoa aur, aa-
técnicas, lo r¡n lector de mapai .o, iin.,
io de me especiales, que Iueion encontra_
da en la ei señor
'nolzer,
.iro
to a artil ";;;;;;" a
niana, que puude ser aplicad'a
cu efl c r otra región de Ia tieira.
ÉIolzer posee corecciones cie pubricaciones
editadas oficial_
mente para los integrantes ctel ejé
Alemana,'oe
Ia Mlllcia
en las que se estudia T e Tropas,
Alcance ra artiriería y uso ctre
Con todo ese bagaje, Flolzer vuelve al país, trayendo
car¡:efas amotaciones
en sus
ros eursos puru
propaganda,
aili ff:lH::ffi:
¡lara [a eiifundirse, en
¡:ri*rer términoo los c
la historia dej
crovin:iento Naciomal Socialista, y en los que
se categóri_
caniente, qúe er? la Escuela clel Distrito deben
re especial_
nrerte, dgportes nrilitares, servicios a pie, tenien.io
la inslrucción no debe ser sólo nlental, sino tarnbién .u*[, lra
", aorpo.ul.-'---
/U T. $" tsRENA -" J' V. T URBTDE

. la
toda ción de las
el tuturo, del Distrito
ón Cel Pa o Fara clar Paso a
las TroPas de Asal-

to tie¡len que edncar


ciendo de él un hornb
se atirma en e§o§
adas, una disciPli
ebe sa"' "El honor cláxilno' l¡
Pal de tr § de Asalto' "I-a lu'
es nüestro mo-
' deeontra
imPidan
!a flúes er'i' El lerna es: "Las
Y lo vayafl"'
't;-, q*J
Tropal de Asa-lto t¡t**"
t"i-'"n'*0"*s en dotrde a las Tro'
;; agrega, hay que colocar
,,De acuerdo con este
pas de Asalto"'
las eonsignas que ha
:Cómo ctrmple Elolzer las disciplinao.-y.
a la República?
,".ioio'o"'.1 Ái--l'iu, at llegar
!os
etro es s

trio de
tafliiiar de flolzet'
,rO* t* correspondeucia
J-solador del Fartieio' a las
luchas
"i"*'"uá'" det 7 de abril de
;"il'; t"io'' so carta esno bien' -llegado' la
Central y ia Asociación
""'t*"oJttt""q'ut-áitt"tot' de Ayu'
t'.e"''?óiitina
i*noá ra Asociación Nacional
de Tra-
Socialista Oe
geneficencia en el Uruq¡ray y la Asociación
'ü'1-:;;;"qI'
e1 Extrartiero' eoiuo ótgulo^:--::t
de las Muier*'-"p^fáuout en
Tropas. de Asatto' y su
comen'
ido, Torna f" Oit"tti* de
'ii.riur; -;;.,
ias
uéñuluo "Ellas están más
tario acerca A. ruu y rlo se d €' dice' venga 1o
tirrtes que núnca"; "Se avanza para rosotros' y el que se
ga". ay impettl'l'entos in'
con lrna luerza
n el áto;'"t;;;;' "Es solamente su carta' cofi una
JlI páttuto-ctrlminante de
, ffi3 nuestros lines' tanto aqui
pacie*cia eflorfiie' q*^pád"á"t aleatzar
eomo allfl''
dando cuenta d-e ia intensidatl
Ett stl eorrespomdencla' sigue
A¡-iA TRAICION EN E¡- URIJüUAY 71

de lar., dade d das por él en nuestro país, y eomo


rrn com o a s §§ padre, en carta dei 4 c{e noviem_
bre cle 1936, afirma: "Veo que tu vicia ec úna existe¡rcia de lucha,'.

f:n diciembre del año 1986 está al trente de ia Oficima de Eco-


nomía en el Uruguay; todas las Tropas cle o y torna a
su cargo el Frente de jo .Aleinán en e! üis ya en ese
entomces, §egún su carta del 16 de ese nres, l.000 nazis rodeaban
en Montevideo Ia mesa del Plato Unico.

§u padre vuelve a comentar, en Ia carta del 2Z dJ enero de


1937¡ "§on ustedes un puebio trabajador, una eolmena, y cori po_
ca gente realizam una labor enorme,,.

Si pie la en la segund
ios efl era se pierde el
co uebl qíí s, está práeti

ayestimula,yei
s
g
b
'il,113i,?"1#'ili.

La carta del tr8 de agosto de lg37, da cuenta de sus dlscre-


dentro y tiene aÍa
ydees aparas no
anco, ni por ello tótr
..
T. C. BRENA J' V'
ITURBIDE
72

tiene un jn:1:nuo interés' porque


Su carta del 18 cle'octubre
de Goering señala:

,"rir[loál"-a un discurso
.,Mi alegria es grande, Porque habl
"nuestros amigos a rmedias
nnucfros de
ffi;;;;";o* deque acuerdo con tas Pal
en el extranlero no se p
las excusas de
enérgicamqnte"'
octubre de 1937'
En su carta det 25'de s11

tamüi(i
tranierc
i¡[1,h",{i";1;[*rf,,"-,-mt,"#
;; ;i elpresentó,
nrundo Y ^..rü"rlltJ
,'^
st
oil'I *onoo tendrá otró
producir
'Se
tr]
todo de razz ü
cultaries &
as;Pecto. l

a su cargo
abril de 1938' da cuenta cle hal'rer tonrado
de cuva oll'
nalidaü C¿
El 6 de la irnfortancla que los Pas
la oiicina ue co*'erJ#?ti-p'itiu"'
manera' u otra nat¡
.ir, á..tutu de esPecial cido en d
Ae-1arr9!l1 intensísitra acción'
Dentro de §us activiclades' directrice§1na
desde Alemania' Y toda
recibiendo to"ttutrt#"nü-;;;;t
nentemente
Holzer, figura
dad de tealizat
tubre de ll
En esa carl
ún del extraniero'
que Otto I
llfl
ninguno dc
Par ción Nacio
n los Países con Poca Walter Ral
*81 4ss¿1¡6lls «
, p.toi". de poblaciÓnt Tanta imP
s v la raPidez' se cam' tegrantes
. ía tccnica Y deberáa dort, com
tnstancias' ea et Exl
aiustarse a las ide¿
el trá' Rabe Y a
ese conglomerado desempeña tín, 1' Ba
Un papel importante en áe los rnedios de tráiico' tas circu¡
tico de aviones a#tá'itr'it'u"orro ser exPul
de la elecclón de
especlal tiene el^problema
"Una inrportancia los misrnos dentro de las tendencias
hombres v ru toiiii'i¿;;;
ALTA TRAICION EN EI, UR{.]GUAY IJ

naciorialistas delos diferentes paises. §igue siendo siempre más


necesario que los ernpleos efl las casas de com:ercio de los paises
sea͡ dados a las personas de la r:lisrna nacionaiidad. Por eso ei
envío de hombres rxuevos resutta siempre ;::rás diticii, pero para
Aletmania con sus 30.0G0.000 de ale¡uanes en el extranjero, y con
los hijos de aXemanes en tocio el muardo, la situacién es eopeeial-
rnente buena, Los elelnentos alemanes se han corlservado excenen-
tes, especialmente en las colonlas íbero-am¡ericaaas, de moCo que
no será diticil llegar a eficontrar en estos cíe'culos a los etemen-
tos básicos del futuro. una imsti'ücción ictensiva de iheroarnerica'
nos de padres alemanes etr Alemania, dará una l¡ase qqe justificará
su empleo tuturo de la representaeión alemana en el extranjero y
tamt¡ién en ios puestos dirigentes. Éfay que instr¡¡ir a eso§ ex-
tranjeros de raza alemana, especialmente en Alemrania.

"Se necesita esa instrucción en Ale¡nania, especialrmente para


producir las relaciones leatres entre Alemat¡la y el empleado ióven
de raza alemana. Se puede también hoy toelavía, evitar las difi-
cultades de Ia macionalidad por la posibitidad cie !a <lol¡ie riacio-
natidad. Cuando se trate Ce rnedic{as provisolias y em el caso de
que los paises en cuestión requieran moa opción con respeeto a uma
t¡ otra nacionalidad, la rnayoría de los eorpleados que no ha¡r ¡ra-
ciclo en el mismo país, optaríari por la nacionalidaal alefi¡afia..,"

Y ioda esta labor rcalizada por Ílolzer tieae un carácter en¡i-


nentemente secreto, como. se despremde de la carta de 30 de oe-
tubre de 1935, que Ie dirige \¡/alter Bartram, descfe A4ontevideo.
En esa catta, Bartrafii mamiiiesta st¡ extrañesa y su clesagrado por-
que Otto Rabe, que les había 3'urado no tener derecho a revelar
ninguno de los secretos por él conocidos, acer"ca de la organiza-
ción Nacional Socialista, le había dieho algo de ello a su herma¡ro
Walter Rabe, y éste había dado cierta publicidae! a tales noticias.
Tanta irnportancia daban a esta publieidad de sus secretos los in"
tegrantes del Distrito [.Iruguay del l{aeio¡ratr §ocialismro, que Dalt,
dorf, como se expresa en esa carta, telegratió a la Organización
en el Extranjero, para que hieiera coffiparecer amte etrla a Otto
'Rabe y a su hermano". Todas las pruebas tueron enviadas a Ber-
lín, y Bartraffil, en sus con:entarios al asunto, señala que ,,Em e§-
tas circunstancias debe darse un paso enérgieo, y Otto Rabe debe
ser expulsado". "Si ro, agrega, estaremos comde¡rados a la inacti-
J+ r. ü. !4HEI§A "- .3. V. i:f'UttÉiiE)8

vidart y no podremos avanuar durante toda nuestra vida", maai'


testando truego, que "por eoe cornportanliento ir"respomsahle, se iiau
lanzado ñruchos secretos a la ¡rui>1icidad".

Y la carta det 6 de Novie¡nbre de 1935, del pro¡:io Eartram a


Holzer, prueba acabada¡xente, que ltabe bajó a Eeriin, y qtle se ie
esperaha cle retorno a llnootevicfeo ere ei "(úeneral Osorio", a cuya
ilegada, Datrldort haria una acusaciÓn" También !a Cár¡:ara de Co-
meicio Alemana, intervino em este asutrto relere¡rte a ia aettación
de Rabe.

¿Qué actividades eran e§as qüe debian rodearse cle! mayor


di
y
los secretos, Que, co¡ro hemos visto en la correspontlencia de
Flolzer eon sus lla6lres, estaban estreehamerte vitlcuiadas a las Tro-
pas de Asalto, dispuestas a no cletenerse "Vemga lo qtre ve&ga"r y
ian iuertes y tirores que autorizaban la alinnación de que "l{o
liabían impedisreritos para ellas"?

¿Qué actívidades et'a"n e§as que hacíatr exclam¡ar a Elolzer, ea


intima carta a sus padres, que el que se pofiga er¡ ei e amino
había de caer?
¿e*áles eran ios iines cie la organización en e[ Urmguay, a [os
que se referia er¡ su coirespor!.dencia?

¿Qr¡é acción preparñLta esa organiz-aciÓn, etre dolorosa vida in'


ternacíonal, ciega a tros i¡leales y a los rnás humanos clamores de
los pueblos, euya gravetia¿i se tras*tta en aqueitros concepios ín-
timos de l{oizer a sils pai.res, cuando tes dice que "Estos pueblos
ya van a temer noticias grandes d,e Alecratlia, por los acontecin¡len-
tos tuturos en ellos mismos?

¿Cuál era esa lal¡or que recoffendaba Goering' cofl el expreso


niandato de proeeder enérgicamente, sin qtie valicrari las excusas,
ia que alude tr{olzer en su carta del 18 de Octubre?

¿eómo iba a trervir en el rnundo, segírn §us afirma-ciones, Ia


sangre contra los poderes oscúrros de tros sigtos 17 y 18?

¿Cuáles erafl esos br¡enos co¡¡ienzc's a rple alude en sn earta


de 25 de octubre de 1937?
^{LT'A TRAICTON
EN EL I.]RUGIJAY 75

¿Qué transtorruaciones se proponían te:alizar en la sociedad


estos hombres, que les perrnitieran slgniticar que si se seguía
trabajando, el Ínundo tendría otro aspecto?

Ei carácter político, el carácter Nacional Socialista de todos los


trabajos de Flolzer, está probado, no sólo por la preparación reci-
bida por él en .Alernania, preparación de tanta importancia y tal
especialización que lo ileva a ahatidonar la ielatura del Distrito del
Partido, para ponerse al trente de las Tropa§ de Asalto, sino tam-
trién por esa íntiflxa correspondencia con sus padres y de manera
singularísima. por esta carta que le dirige Walter Bartram, su
amigo y contidente, desde l{eumuenter, en Abril de 1939.

¿Cómo se desarrolló el asunto de la persecúeión en Buenog


Aires?, le pregunta. Y agrega a renglón seguido:

"Yo supe que Müller ha sido arrestado y que se espera que, de


un Írofllento a otro, sea prohibido el Partido. Deseo saber §i este
asunto, señala, se propagó al uruguay, o si u§tedes han escapado
a e§o.
Y concretando en una frase toda !a te en la acción que puede
cumplir el Nacional Socialismo en el Uruguay, al proplo tiempo que
historiando su labor y procedimientos, Bartram atirrna en su carta:

"Sería lamentable que, a raíz de sernejante porquería, se echara


" a perder de un golpe, lo que se ha eclificado en años peflosi-
" simos y nrinuciosos "
Y ese editicio, que exigió una labor penosisima y minuciosa
realizada en tra sornbra, no es otro que el construído por la acción
de las células Nacional Sociatristas, en las que actuaba ltrolzer, co-
nlo lo prueba la orden por él recibida de coflcurrir ¿ una reunión
del Deutsche Hort, firrnada por Dalldorl el 26 de abril del pre-
sente año, como Jefe de las Tropas de Asalto, células en las que
actuaba flolzer, desde su iniciación, como Director Supremo del
Dtstrito Uruguay.

Este hombre no tenía un sólo minuto de su vida, que no


.fuera dedicadoa la acción del Partido Nacional Socialista. Está
en contacto con la Oticina de Propaganda Antisemita ell el Ex-
tr6 T. G. BRENA -- J. V. ITURBIDE

tranjero, con la famo Asociación Fichte, que lleva el lema qüe efl
el{a resulta sarcástic de "Unión para la Verdad en el Mundo"'
Y de ella recibe, como 1o prueba la cartd techada en Hamburgo
el 4 de abril de 1938, "propaganda adecuada para instruir a las
multitudes". En esa carta se le dice:

"Necesitamosla ayuda de los trentes luchadores, en todas las


direcciones". Y se afirma en la misma, con la seguridad que da
un hombre de acción reconocida: "Ya sé que no laltatá".
C¡¡ida [trolzer sus amistades con iiguras representativis del
ambiente intelectual uruguayo. Tan las cuida, qtre aún estando en
Alemania se preocupa por saber, y su íntimo Bartram le intonna,
en la carta del 30 de octubre de 1935, acerca de las relaciones con
Adolfo Agorio. Estas, le dice Bartram, se realizan con rnucho cui-
dado con el señor Klein, y los dos parecen entenderse rnuy bien.

"Klein, agrega la carta, tiene la impresión de que ^A,gorio lle-


gará á un antisemitisrno cada vez más grande. Y se da noticia era esa
misua correspondencia, que han sido enviados a la Oticina de
Frensa de la OrganizaciÓn para el Extranjero, de Bedín, los ar-
tículos de Agorio publicados en "I-a Mañana".

Cuatrdo está en Montevideo, Holzer caida personalrnefte e§a


amistad con Agorio. Y es así que lleva la palabra en ufla cere-
monia celebrada en su hoiror, como lo prueba el discurso que tie-
fle efi sus carpetas la Comisión, en el que se recofloce que, cuando
la prensa les hizo a los Nacional Socialistas la guerra, tué ^0"gorio,
quien tnvo el valor de levantar la voz en favor de Alemania'
Y agrega: "Un profundo estudio de nuestra historia y de la lite-
ratura netamente alemanas, erafl para él la clave para coffipreri-
der eI alma alematra, y esa cornprensión, manitiesta [Iolzer, le
creó a Agorio las energías para poder hacer lrente a una campaña
periodística en contra del movimiento Nacional Socialista. Era su
voz, dice, que IIamó a muchos a rellexionar; gracias a su intati-
gable estuerzo, paró esa corriente. Pronto, agrega, se formó uri pe-
queño círculo que defendió nuestra ideologia, y, al mismo tiempo,
enrpezó a hacerse oir en la prensa uruguayá, la voz propiamente
íruguaya. |iI I ,I ._ i +
ALTA TRAICION EN EL URUGUAY 77

Y termina su discurso cori este pátta\o sugestivo: ,,Felizme¡_


t_.,
- de ntó la o idad para delnostrar que lo que acabamos
palabras,,. (se refiere al agraáecimiento
Ae
Ios Nacional Socialistas para con ,Agorio). y a"grega:-:;p;;;d"
{na stro amigo Agorio, por invitación especia!,
, patria, y verá eon sus propr.os ojos nues-
i; i
Fero no sólo prepara Holzer los viajes de los
Uruguayos,ami.
S-osde Alemania, por invitaciór, para que_puedan eñcoütrar
elementos que les sirvan en ur, .a*puñus periodístieas. a,¡
Cuida
tarubién uras áel U.oguay qrá-Ji-
sitan A! .h.. a"- ug'Áu'jrJ; ;;
engaños. ell süs espíritus, si no la
flor de r del agráde.¡*iuito.""au¡
lo prueb viaje de! trngeniero Eduarclo Terra
,Arocera, Director del lnstituto de" Geolosá y
nertoracü;.r'ill
uruguav; reelactada posihrernente por «leín, carta
dirigida ar Mi-
nistro de Fropagamda de Berlín, V én esa carta
se o;ce íi r;s¿;l;,
,,El Doctor Terra
Arocena es sobrino del presidente clel
Urtr.
a Europa. Estará más o meflos.
rimeramente a l-ondres, Norte clá
ionn,
rnitz^
rt, F rt -sur-Maine" Ba 'u
Dr. a quien conoce personaltnente.

posil¡le para cue e! señor Terra


efi erg" Espero mucho de
:ut r, rle fo cua! dará eu
det
78 T. G. BRENA -- J. V. ITURBIDE

Considero de mi deber ponerlo a Vd. también en conocimiento


de ese viaje, porque los informes del señor Terra Arocena podrían
tener también una inrportancia política. Estoy convencido de que
la Asociación de lngenieros ^Alemanes hará todo 1o posible para
que se reatrice lo que yo he pedido. No nre parece adecuado que
sea el Fartido mismo el que aparezca. Fero el partido quizás po-
dria ayudar á ta Asociación de Ingenleros Alemanes, porque exis-
te la positlilldad de que el Señor Terra Arocena viaie en el tren
diplomático a Nuremberg, o posea una entrada para el palco di-
plomático".

La actividad de Holzer es tan intensa, que aún In¡tituciones


germanas que ocultar ctridadosamente todo carácter político, como
e! Batrco Alerrrán Transatlá¡rtico, no pueden frente a é1, déjar de
trasuntar acontece en la carta del 7 de octubre de 1936
- cotrlodel
que "el acuerdo
-
esfuerzo a los tines coúnufles, hace el trabajo
rnás llevadero y es la condiclétr del éxito". Y esta carta otieial del
Banco Afemán Transatlántico, tirrnada oficialmeate a non,bre del
rniarno por dos Ce sus [uncionarios, este documento, terrnina con el
con.sabido ¡Salve Hitler!.

Resulta sin duda interesante ahondar más en las labores de


este hombre, y tal cteclnros, porqúe entre los diarios que él di-
funde er¡tre todos los hom!¡res de habta alernana, figura, el conoci-
do órgano "Fellbacker Tagblatt"o cie intensa canrpafia eri con-
tra de los Esta¿los Uaidos de l{orte América. En uno de sus ar-
tículos, se sostieme
- y ello nos hace pensar en la ceguera que
or¡aubila e! espíritu de los agra¡:ados en tor¡ro de las banderas
Éiittrerianas
- qse e! Presiderrte Roosevelt quiere llevar los límites
.Americanos al Rhin!!! Y cr¡lmitra ta publicaeión, colocando frente
a freute a Hitler, eomo eampeón de la Paz, y a Roosevelt, como
abanderado de ta Guerra.

Su odio oo es sólo cofltra los Estados tlnidos. Entre los folletos


que clifunde, figura uno en el que se sefialan con frases despec-
tiva,s pa.ra e! Irnperio Eritánico, a todos los núcleos fiacionales
integrantes del mismo.
Figuran, irnpresos en castellano y en alenrán, con caricaturas :"-
sugestivas, los ctiscursos de Goebbels contra et Comunismo, en los ;,=1!
.lue se sostiefle que "Colaborar con el Comunismo no cs posible, r¡E
Extrarijeros, a quienes abrimos generoscs las puertas de nuestra patria
ilevan a sus carnpiiias el griio de guerra de los soldados Íazis, en
lugar de aportar a su engrandecirniento el canto ennoblecedor del
trabajo.
80 T. 0. BRENA "- i. V. ITUI{BIDE

ni desde el punto de vista polltieo, ni desde el punto de vista


pc el om',rmi , dice Goebbels, "es el enemigo de-
de s I nacio de todas las religiotes y de toela la
cult¡¡ra humana".

Diftrncle los discursos de l-iitte:', plenos de engaño§ y de odio;


difilr¡de Ia propaganda de escritores españoles, corno Federico de
Urruiia, fietres a las comsignas del Nacioral Socialismo, por la que
se tiende a lles,ar a! espinitu de los puebtos, la idea de que ÍIittrer,
el ts¡'¡dar¡rento de cuya ideología es tra violencia y la gúerra, es

Difunde t<¡ltetos en e!éfensa. de la restitución de las Colonias a


l&le'alaraia; así cooro tar"lbién panfletos contra la Institución Frac-
Erasónica.

Y este hombre, q'!re apreflde eri §trs disciplinas, fruto de tos


c*rscs realizados e¡r tsertrín, que el puebto alernám es una raza es-
perjia!, la rnis¡tra ele los viejos gerfilaflos, lo que les cla derecho a
donlinar el lnundo; este hornbre, qúe como iefe de las Tropas de
Asattc aprendió rle la!¡ios del Ftihrer que ellas tienen la misión de
despertar !a té entre rrrillones cle seres; este hornbre que aprovecha
e! libr+. e! deporte, la petríeula, la radio, los diarios, para difundir
etr totalltarisr;rc, que tiene a sfl eargo Ia intiltración de la ideología
Naelona! Socialista g:or las vías comereiales, que es Agente de la
"Cofidor" v tieee, en cofiseclie!1cia, a s''l eiisposlción, rin aefodtomo,
estudia e¡:idadosar$ente, puesto que ha alrrendid-o a hacerto en
los eursos ete*tuarlos en Alemania, toCos los grlanos de la Repírlrti'
ea, y estudia tari:'bién, cct¡. toda deteneión, el texto de la Magna
ea.rta Ccnstitu-eiosal de n¡restro eaís!!!

¿Qué le preoeupa em ella?

Lo sutrrraya cle especial ft?anera.i

La iiberted Ce eultos religicsos,


Ln i*vioXabilidad del hogar,
El q;re no se ¡:ueda irnponet' en la iie¡;rihlica !a pena de contisca-
eión cle blenes por razories de earácter político,
ALTA TRAICION EN EL URIJOUAY
81

Le imteresa de modo particular, que a nadie


se le aplicará la
pena de muerte,
Que es enteramente libre, en toda materia, la eniisión de pen.
samiento,
Que la propiedad es un derecho inviolable,
Que es libre la entrada de toda p..rorá en
el territorío de la
República,
Que queda garantido el derecho de reunión,
Que todas las personas tienen derecho de asociarse,
quiera que sea el objeto que persigan, cuales_
^
Que queda garantida la liberüd a.
-.ir.iunrr,
'
eue los ciudadanos legates pueden ,ái ..p.uu"ntantes de la
Nación,
eue
arias de
yq
)o. oo.
pars.

1'sus actividades, a! margen de s


:- :"1o una anrenaza para la
¡a rnotensividad de sus proced
82

eXe éstc, se nos señaló como punto de orientaciót¡ principaX, que En e,ce i¡
dialogado: "Qu
¿tet¡ia de ser expulsado del Partido, aquel que atacara a algunas
de las ideologías existettes en el país. Nosotros -agrega. nos gtr-ia-
del Partido, pr
están dentro d¡
mlos por un len¡a muy sencillo: "Em nuestra casa hacenlos io que
nos parece bien, y el vecino, que haga eri la suya lo que a él le
rrido a elemen
patezca".
Y conte:-t,_i

Y afirrna luego, que en euanto a los adherentes, no t¡len to"


rnado el poder en Alermania por el Pnrtitlo Nazi, se desautorizaron
"He hablar
todas las solicitudes de ingreso al mismo. For el término efe dos
a Ia Organizau:
nitestar que n¡r
aáios no podia entrar ninguno más. FJo l-ruscamos, oues, adherentes,
en el sentido de entrar a for¡nar parte <{el Fartido, slno que tratamos
ctre convencer a todo el mundo que nos atacaba, diciendo que e§tá-
Y entonce:

bamos dentro de una organizaeión qlre rlo era la del Estado. El "Por eso I
espíritu ele mi Fartido es e1 espiritu clel Estado. Nosotros podemós
ocúparnos de nuestra ideología dentro de tluestros círculos, pero "Mi partidr
t¡¡era de ellos, de los círculos alemanes, nosotros ¡¡o tenemos el mania, dice Hr
derecho ni ta autorización de hablar de eso, y si alguno pasara de
tal líruitc, corre el peligro de ser e.xpulsado del Partido. Y la ex- Ante la a
pulsión es lo misrno que si le quitasen la ciudadanía. Para noso- señalaba que e
tros, dice, Hitler es un Super - [trombre; ese es el concepto que testa: "Pero n
tenen:os de é1, Quizás mañana aparezcan en e! país organizaciones
que simpaticefi con nuestra ideotogía. pero, por el momento, noso- tsntonces, I
tros no tenemos nada que ver con ellos. dadas por pers:
de apoyo, que
Élabla después de su viaje a Europa, y dtree, que tuvo por única ciplina, cual er:
finalidacl visitar a sus padres. Vine de vuelta el 25 de Dieiembre, eran la demo:-tr
agrega, y a los 5, 6 ó 7 meses yo dejé !a Fresidencia de la Orga.
nización. Holzer nos
Ante el pedido forrnulado por nosotros de que imposibilidad de
explicara la organización del Partldo, efl nuestro país, el señor Julio ignoro". Luegt,
Holzer, que acabalra de manitestar que había sido jete del Distrito yo vivo dentro
LJruguay, eontesta: "Hablándoles a ustedes con toda sincerldad, yo tengo el tien.:p,_r
no estoy enterado, porque me alejé de la Organización; No tengo y de todas las i
ninguna misión". Es decir, agrega enseguida: tengo u*a; soy e!
encargado cfe la conservación de las iosas de los marineros en. ¿Cuáles son
terrados en el Cementerio del ldorte. Esta es la única misión que to: Vamos a ¿n
tengo; la otra, es la preocupación por mi tarnilia, y nada nlás, tarme nada qut
¿Que puedo tener otra cn el tuturo?, se pregunta enseguida Holzer,
militares q ue ]-,:
y agrega: "Puede ser",". lo vamo-s a dist
IDE ALTA TRAICION EN EL URUGUAY 83

laCii-,n principaX, que .- En ese instante, §e produce en fa conversación el siguiente


dialogado: ,,eueremos tener su palabra respecto
e atacara a aigr¡fla§ t" orsun;;iiii
del. Fartido, porque no desearnás guiarnos por "personas
ls -agrega- flo§ guia- que no
asa hacenlos lo que están dentro de ella, para que no se diga rnañuru'qr"
rrido a elementos ajenos a la misma"
fr.rnol-i..*
suva lo que a é¡ le
Y contestó el señor f,Iolzer:
ererttes, no tlien to" ,,He hablaclo
zi, se eiesautorizatan con toda sinceridad, yo puedo decir referente
a_.la Organización, todo !o que sé. No hay nadie
r e! térnrino de dos
nifestar que nuestras cosas son secretas.
qr. pu.Ou áa_
ts. c!i-es, aclherentes,
o, sino que tratamos
I diciendo que está- Y entonces le significamos:
a [a del Estado. El "For eso le pedimos que
r. -'rosotros podenrós hable,,.
¡-rtros circulos, pero
rtros Éo tenemos el
"Mi partido no es un partido c{e aquí, es un partido de Ale_
mania, dice Holzer.
si alguno pasara de
:l Partido" Y Ia ex- Ante la
dadania. Para noso-
afirmación de un señor diputado en la que se
es el concepto que
señalaba que el partido-tiene aquí su organización, Holzer con-
testa: "Pero r1o como función",
pais organizaciones
' el momento, rloso- tsntonce§, le pofrefios de maniliesto que teniamos pfueba§
dadas por personas qu.e. actúan en el partidá,
por Jetes de puntos
de apoyo, que flos habian expresado qurras
, sue tuvo por única at rnargen de la dis.
ciplina, cual era la organización, y no, iiai,un
d 25 de Diciembre, eran la daelo planos, que
demostración grática de sus actividades.
Édencia de Ia Orga-
itrolzer nos nrira con la más absoluta
contianza acerca. de la
r nosotros de que
I itnposibilidad de que tal haya acontecido y
ntesta:
r país, el señor Julio ignoro". Luego agrega: ,,Después Ae tlaLei
I yo vivo dentro de mi ideología, la siento !a pres
ili¡ iete del Distrito antes,
tc,da sinceridad, yo tengo el tienrpo necesario priu' ,"upuorr.
y de todas las ideas le la rnisma. u* todo, ros co,ceptos
nización; No tengo
tengc una: soy el
I l¡,s ¡rarineros en- .¿Cuáles son?, se le pregunta. y ÍIolzer contesta de inrnedia.
h rinica nrisión que to: Vamos a entendernos.bi+" yo sé que-VA.. no var! a pregun-
nüia, y nada más. tar.me nada que no pueda deeir, po. '"¡.*ffo,
militares que yo tendría si estuüeia
rnis obligaciones
h ensegulda Flolzer"
lo vamos a discutir; eso puede r.r rr.o'Áloraniu. Ese terna no
r*!io de Estaclor ¡, eso
B4

no está en di§cu§ióri aqui.


insist
Se en acerca de ia
de! Fartido, Pr Holzer contes
zación? ¿En o?... con Secretario
rero....

Y de aeuerdo cofl e§e coflcepto de disciplina del que man-

res de Berlín.

Es un alerta dado a los que pudieron deiarse llevar por las


apariencias, trente a la noticia oticial de la Legación alemana de
iá disolucióm de las organizaciones nazis en el país'
Sostiene llolzer que les está prohibido, bajo §everas penali-
establecer contacto con aquellos qúe no fueran de sú na'
dad. Y toda la propaganda que distribuyen los nazistas en
puesto que casi sin execep-
e! Uruguay,-sedice que esto no es cierto'
ción, ella rgatiza en idioma castellano, como ha podido cons-
l ALTA TRAICION EN EL URUGUAY
l 85

I
tátarlo Ia dec
lletos de de to-
uruguay, :l en er
abusando cas.
entina,

Dice el señor Horzer,


_que quien inteutara atacar las
gias del pais en que reside, ideoro"
r"riu der Fartido.
"*prl-ruoo
bargo, el diar
los po!í'
ayos de tend del Par-
n a los niños
élulas del
organizan ar

Dice Holzer que el Estado es nada más


que la organización
del Partido.
y credo, nosotros debemos responder que
tro del ayo no hay rugar puru ru organización den_
estado de un

en su declaración' de que todo alemán


,, o:,lroj: debe defender

stá den-
diplomá-
dirigida
y mate-

Dice Holzer. que fuera de


los círculos alemanes no tienen
torización para hablar de au_
su partiJ
, o, pagafl a tos uruguayos para que
19.
rrco
propenden a la
lis órgaros period-ís_
carsa común .
i.
86 T. G. BRENA -- J. V. trURtslDE

Proclama Holzer, que Hitler es rrú super ' hombre; que e§e
es el concepto que de él tienen todos los Nacional Socialistas.

Y frente a esa atirmación, no podelnos olvidar que ese su'


per - hombre, tiene por meta de sus andanzas la conquista del
mufldo!!

Dice que va a Europa a visitar a sú tamilia y, sin embargo,


fué a asistir coftlo un soldado, a distintos cursos de torrnación de
su espíritu, como dirigente político det Nazismo, y §aturó allí su
mentalidad con todas las ideas racistas del [{acional Sociátismo,
y con toda su orientación político " social. Aprendió especialmente
la leetura de mapas y ttajo a su retortro, después de tres meses
de intenso estudio, los útiles ,recesarios para aplicar e§os corioci'
mientos en los mapas nacionales. Y no asistió sólo a" curso§ co'
munes como dirigente del Nazisnio, Participó en Bernau de cur-
sos especiales en la Escuela de Dirigentes, mafldado para ello es-
pecialmente por el Reich. Tiene este hecho la signiticación de un
llamado bajo banderas.

Adquirió en Alernania, lo vistió en su patria y lo vistió des-


pués entre nosotros, el uniiorme con las insignias del rango de
dirigente politico del Partido Nazi, que prueban el carácter mili-
tar de su misión en el Uruguay. Y habló alli, en ese viaje hecho
para ir a visitar a sus padres, a todos los dirigentes de distrito,
sobre cuánto interesa al movimiento Nazista en la América del
Sur.

Y este mismo señor Holzer, que proclama que no le está


pennitido mezclar a los círculos políticos del Uruguay con las ideas
Nacional Socialistas, se dirige al Ministerio de Asuntos Extranje-
ros de Berlín, para buscar por todos los medios que er su viaje
a Alemania sea atraido por el partido, un sobrino de determinado
politico, que era a la sazón Presidente de la República!!

Holzer podrá decir a la justicia, con evasivas, que la tunción


efl que está empeñado, ning(rn peligro entraíta para la normalidad
de la República. Pero cuantos estudien con espíritu sereno su ac-
tuación en nuestro medio, han de sacar flecesariarrente !a conse-
cuencia de que este Jete de Tropas de Asalto no puede perma-
ALTA TRAICION EN EL URUGUAY 8?

fleeer en el pais, después que rinda cumplidas cuentas de su ac-


tuación, porque para educar a nuestra juventlrd, para tor¡'ar su es'
piritu en nobles ideales, no necesitarnos nosotros que vengao men'
tores del extranjero, y mucho menos si ellos han forjado sú e§pí-
ritu en medio de los charcos de sangre de víctimas inocentes y
ante las contenidas explosiones de los espírltus de hornbres que
han perdido su libertad!!!!

Nosotros hemos cie impedir qúe se realice el mandato de la


canción, que es un Credo para las Tropas de Asalto, cuando les
señala: "Dentro de breve, flanieará sobre las calles la bandera
de Hitler".

¡Sobre nuestras calles ha de seguir lfanreando por siémpre, la


bandera de tas nueve franias que corona el so!!
/o Prrntzdeién ua
orntea,

8, tl llruguoy
ALTA TRAICION EN ET- I.'RUGUAY 9tr

Vamos a entrar a ufl nuevo capítulo: el que dice relación cort


la infiltración económica.

Su representaflte más alto en el Uruguay es 0$o Klein. Claro


está que Klein, eorno todo dirigente Nacional Socialista, cutnple
en aca!¡acia lorma con sos coffietidos de soldado político, reali-
zando en ese sentido, ufla ir¡tefisisima propaganda. Pero donrfe
su acción se c{estaca en torma tal que hace de él una de las figu.
ras cutminantes del rmovimiento Hitlerista, no sólo del Uruguay,
sino de ,Amériia, es en su tunción de representatrte de la "A.F'.U.l'
rr sea, Organizaci,bn para la Industria Alemana en el Extranjero,
la que trasurta, en su obra todos tros aspectos dé la orientación
económica del Nacional Socialisnro.

Detergámonos un iqstante pata anallzar algunos párratos del


discurso pronunciado el 10 de mayo del año 1gS3, por Hifler, en
el Frente Alen¡án del Trabajo:
"En el Estado liberal, señalaba, la politica se convierte eri una
tunción de economía" Etla se economiza y la noción de lo político
desaparece cada vez más. FIay una politización de la estera apoli.
tica, que es la economía. Pero existe en el liberalismo ex-
presando Hitler- una oposición eritre el Estado y la-sigue economía,
que constituye un verdadero absurdo."

(Se reliere at hecho de que.la ecor¡ornia pertenezca a la cs_


Iera personal y privada, y siga sus leyes autónomas, rietameflte
separada del Estado).

problema,
el caftzai
cier posesión
ta poten-
cia eclad se tfafl ecuen_
cia, ecofiófmicas orden
político, sin que el Estado pueda inmiscuirse en ellas.
92 T. G. BRENA -- J" V. TTURtsrDE

El Nacional Socialismo, sostiene cón toda energía, que es el


Estado solamente el llamado a dirigir la economía. para él la eco-
nomia es uno de los medios de que se sirve el Estado para lograr
su fin, constituido por la organización de los seres de igual es-
tructuta tísica y ríoral, para la realización de la vocación de la
comunidad. La obra económica rio es, para el Nacional Socialismo,
rnás que una iunción de la comunidad del pueblo, comunidad que
es el fundamento del Estado.

El Nacional Socialismo rompe con el concepto de que la eco-


nomía pueda tener su vida propia, independiente, y flo'vigilada.
En el estado nazi no puede haber economía libre, es decir, econo-
mía librada enteramente a sí misma. El poder político es quien
fija sus fines.
El estado Nacional Socialista tiene un carácter totalitario, que
reclama la subordinación de la economía a la dirección po!ítica y
toma las medidas de organización precisas para garanlizar de ma-
nera eficaz el derecho a esa dirección.

Estos conceptos, no tienen solo un valor nacional, dentro de


los límites de Alemania. Ellos se extienden a todas las regiones
de la tierra, Alemania quiere imponer al mundo sus orientaciones
econón¡icas no como principios; sino como una especulación inte-
resada. Y en nuestro pais, Otto Klein es en ese orden de activi-.
dades su representante, disciplinado y de una labor tan extraordl-
naria, como nefanda.
Sus biblioratos revelan que estamos en presencia de un hom-
bre intatigable, de una capacidad de acción poco común, orienta-
da hacia el mal.
Como político Nacional Socialista, escribe en los diarios ale-
manes del Río de la Plata, y 'escribe también en castellano, en
los diarios de nuestro dentro
del nazismo, que en I a efi el
mes de abril de 1938, o al So.
cialista a los dirigentes versa en esa opor-
tunidad sobre "Los in extranjero',. óes-
taca en ella de maner para los intereses
alemanes tiene la V.D. iéros Alemanes en
llasta los más lejanos lugares de la eampaña uruguaya, los jetes
nazis agrupan a nuestros niños y a auestros jóvenes, preparándolos
para las luchas que les depararían su propia esóUvitua...
94 T. G. BRENA "- J. V. TTURBIDE

el extranjero- e indica concretamente, o-ue tos dirigetrtes nazis


de{ren saber que Alemania tiene hoy 'ufia taúaleza muy grancle, y
que las tropas de avaúce de los atrernanes elr el extranjero, hacen
intocafiles sus intereses, Eltos son los luchaclores eternos, agrega,
por fa causa de Alemania, y digo eternos porque
-sostiene-
eltros están pern'lanenternente en los trentes internacionales, ante
las orientaciones contrarias y en las luchas cle los Mercados.
No habld Klein de las actividades de los Ingenieros alemanes
en el extraniero por sirnples reieretrcias. El Uruguay resultaría el
centro de toda la actividad sudarnericana de las organizaciones
económicas Nazis; y el loco de ese centro es el propio señor
Klein. .Asi Io prueba en forn¡a incontrovertible, §u corresponden-
cia, sostenida cot todos los países arnericanos.
Fero su actividad no conoce límites dentro de nuestro me-
dio. Interviene activamente en ia Asociación de Ingenieros Téc-
nicos, los membretes de cuyas hojas de correspondencia demues-
tran que se trata de un organismo de ia Liga Nacional Socialista
de ?écnica Alemana, lo que estaría por otra parte probado, por la
propia conferencia de Klein ante los <Íirigentes políticos, dictada
em tlamburgo, sobre las actividades del relerido Instituto"

Y se ve claramente que no ha trabajado en vario el ser-ior


hlein, puesto que ya .iiene ¿ra contacto etectivo eori núrfieroso§
Institutos úruguayos: con la LJ.T.E., eom ia Qá:otara Sudamerica"
na eÍe Normas Técnicas, eoú ei tns'eit¿¡';o de Ensayo de ñilateria-
Ies, con ia Comlsióa para ÉIormigón A*.nacio, con ia Comisión illu-
nieipal para Normas y Frotección e1e laeenciios, con Ia Gliciria ?éc-
nica de Expertos de Bom'¡:eros, eon la R.Í"O.N"E,, eon ei n-a'oora-
torio cle Tecnología ll:i*nielpa!, c,¡n ei Servlclo iüeteorológicc dei
Uruguay, coo la lracaítael de imgenier{a, eon tra Dirección General
de Escuelas Iflcfustrialee" Su trahaja eo¡sia're, en es'ce aspeeto, eu
conseguir qlre se acepten en e! fJruguay las normas alernanas, lo
que signi[icatía, ei somretimiento ie la i¡adusiria uruguaya a Ia in-
dustria alernana.
Esta aetividad podría flo fllereeetr reparos, si ella fuera realiza-
da por ull partieular. cleseoneetado cle tl¡¡ Farticlo que pretende ava-
sallar aI munilo; pero to*ra carac.teres que det en llamar a la rne-
ditación, por rer co¡rtnnrios a !a Fairia, cuando eltra se realiza por
ALTA TRAICION EN EL IJRUGUAY 95

uü Agente Oficial clel Fartido Naciona! Socialista, que responde


efl ufia {ornra at¡solt¡ta 4 las pretensiomes aler¡.aoas de dorninar
todos ios aspectos de Ia vicla prolesional y particular, y qúe abre
los camrinos, flo ya para Ia intronnis!ón de !a técnica alenaanao si-
rxo 1?ara la necesaria e inevitable comsecuencia de ellol para el tri:rn-
fo de la intfuencia política eletr Tercer Reich.

El propio Klein, en un relato enviado a Alemania sobre sus


aeÉividades, señala cuál es la fir¡alidad eÍe u¡la de sus fi¡nclones
m:ás imrportantesl !a de dirigente de prensa, at decir que ella con-
siste en la vigilaneia e intluencia demtro de fa prensa' er el extran-
jero, en sus distritos eorrespondientes, en el interés del Reich ale"
mán y del ptreblo atemám, especialrnerite efl el selitido c{e las ideas
l{acional Socialistas. Y en la ¡rágina 3 de ese intorme, nlar¡ifies.
ta- que "para curnplir exitosan-¡eote sus coruetidos, se haee nece-
sario entregar fotogratías y artíeulos a la prensa extranjera; or-
gar:izar las audieiones de radioo que tienem destaca_ una O[i-
cina !nclependiente". -lo

Dice Klein, en su intorme, que Ia pubticación de los materiales


se real¡za por varias fuentes: artículos gemerales, cartones de las
oficinas de propaganda de Hamt!¡urgo y ele Brerren, fotografías de
diferentes proeedencias. Yo he recibiclo, cleclara, in:portantes in-
torrmaciones por vía aérea, y ellas, serán colocadas totalmente"

Es interesante destacar este párrafo del informe de Klein: ,,La


co!t¡ca.ción de ese:materiai, rliee. se reai;za por varios camiflos;
directa o indirectamemte, A veces, hay que poner artíeulos con cofl-
tenid«r n:uy importante. clanclestinan:eute, agrega. Nuestros parti-
r'larios en la Argentina, *ranitiesta, editam clesde hace algírn tietnpo
cuatro servicios en easteilaflo, que yo recibo y aproveclro en cuanto
es posible". Y alude entoflces, a! envío que hace a Alernania cle
rnás cle tr500 artículos y d-e n:ás de 1800 fotogratías, publicados en
la pre*sa riacionat. §ostiene también, qfle por medíación de los
a'¡icnes elel ser lMont nos Aires, ha podido apa-
reeer algunos ulos i muchas veees, 4ss¿ o su
triuofc en la eornpra de aviones fun!<ers, adquisición que él consi-
dera es debida a la colaboración de la Ofieina cle Frensa.

Dice que tros diarios de Montevideo están servidos por é1. Tam_
.i
96 T. G. BRENA -- J. V. TTURB¡DE I
.;
J
bién lograrnos, expresa, lanzar sn gfan nnímero de artículos y to- I
J
togratías en los. diarios enemigos. Y eso hay que hacerlo, natural- .t
mente, de una manera diterente y adecuada para los lectores de I
1
e§o§ diario§.
.

Alude en uno de los párrafos de su informe, a Ios escritores


uruguayos vinculados a la Oticina de Frensa Nazista, y habla del
escritor nacional Adolfo Agorio. Dice en str intorme 1o que vanros
a transcribir textualmente, en las tríneas que van a leerse, cúya ver-
sión al castellano ha sido controlada, por cuatro traductores, dos
al servicio de la Comisión y dos al de la Justicia. ,
"Esto tiene gran importancia, en el caso de que el esiritor esté
dispuesto a escribir artículos en colaboración óon nosotros. Ello lué
posibie con Adolto Agorio, en los últimos tiempos, en varios artículos.

"Puede ocurrir que el dirigente de prensa recesite en estos ca-


sos, agrega, algún capital, como me ocurrió a mi en este caso", y
dice a renglón seguidos

"Con el consentimiento del dirigente del Partido del pais, e!


Embajador y la Cámara de Comercio, reuní algo, naturalrelente, con
declaraciones muy confidenciales, y encontré en algunos casos, una
1

rápida comprensión, mientras qúre eri otros rne dieron la espalda".


:

Queda así dolorosamente denrostrado, este hecho, que 1


el señor Klein no sólo realizó en el país una propagaflda intensa,
introduciéndose en Ia prensa nacional y publicando, bajo el anó-
nimo, motivos de orientación para nuestro pueblo, que obedecen a
las disciplinas surgldas de los núcleos dirigemtes del Nacional Socia-
lismo Alemán, sino que tos representantgs de este Partido han osado
penetrar en el ambiente espiritual de este país, euya intelectua-
lidad tenía justa fama, por sÉr pureza indiscutida, No estamos
frente a un hecho de carácter individual.

Tan no se trata de una acción persona!ísirna del señor Klein


la conquista de valores uruguayos para la causa de su patria, que
los artículos del nrencionado escritor nacional Adotfo Agorio, co-
mo se manitiesta en el informe de Klein, "han sido enviados al
Ministerio de Propaganda del Reich, en Berlín".
1

ALTA TI?A¡CION EN ET. {JRUGUAY


97

cue venir en las


acti en distintas
de Klein surge
Nac amigos del
ele ese tes políticos
,';a posielon
*oep"nden
ar da nacional,
en las
se ve, ett forma clara uestro país,
y precisa o conciente
o incorcienterunt., uiu obra ide
con ras disciprinas qou-i"u oncordancia
u.grn
La gtrerra actua! t¡o ha detemido la aetividad i'ncesante
clel
cLresnoya"""¡u pu* Aremania y des-
iit1,#l*; ?:'i:
de Alemania se ha iiig:l1
realizaclo por paíises neutrales y
hasta por Si-
beria y Japón.

rnaeión que se tiene en ,Aler¡ani


de n ster
obre ele
que ba

nel el da

Rio f,o,
"i
98 T. G. BRENA -- J. V. TTURBTDE

Klein, que el lngeniero Topolansky podrá aprovechar su estada en


Alemania, pana realizar estudios sobre el estado de la normación
y raciorialismo en dicho país. Agrega en su carta el señor Klein,
que está seguro de que el Ingeniero Topolansky aceptará este
cargo, manifestando que durante algunos años dicho técnico na-
cional, se ha dedicado al estudio de las normas internacionales,
con respecto a cemento portland y ramas anexas.

También en Enero de 1940, a pesar de la guerra, el señor


Klein produce su informé, dirigido a la A.F.U. (Organización para
la industria alemana en el extranjeto), cuya sede está en Berlin.
Y en ese documento, manifiesta que "los trabajos alemanes
avafizafi, sin que los detenga ni loe periudique, el que gran parte
le la población esté en el lado contrario",
"Naturalmente, dice er la chrta, somos muy cuidadosos. A tin
ctreaño, agrega, he invitado a varios señores, especialmente impor-
tantes, a comidas que dí y que sigo dando este año". Y expresa:
"nadie se ha negado". "Esto es importante, significa, porque estas
comidas se realiza¡ en los locales más visitados; de tal manera qúe
los cornensales puedan ser vistos conmigo". Hace alusión a una
carta anterior, y destaca el valor que tienen "las relaciones cofi se-
ñores intluyentes del país, para el interés de Ia gran ,Aternania".

"Mi comunicación, con los elementos señalados,


- significa
tiene un valor muy especial, - por
porque medio de ellos se logran
rectiticaciones en las decisiones de círculos extraordinariarnente in-
'fluventes" Y dice luego:
"Lamentablemente (telizmente, manites-
taríamos nosotros) ésto es muy necesado".

Y este señor, que compatte su mesa día a dia con los uru.
sfiavos" que escrihe en Ia prensa det país anónimanrente, que se
vincula a todos truestros rnedios, este señor, señala que ,,la rabia
contra Io alemán es aquí tan oficia! como contra la colonia a!e-
f!tana)'.

Y hace luego suya la pafuaita indecente de un diario tascista,


en el que se sostenía que el Uruguay es flria colonia inglesa. ,,Todo
es negocio, expresa, y no debe otvidarse que se necesitará luego al
ALTA TRAICION EN EL URUGUAY 99

Y culmina su carta sosteniendo:,,permanentemente tenemos


que cooperar en la norma nacional, pa(a que pueda hacerse pro-
paganda con respecto a las normas alemaflas',.

El s que Klein daba a est elado


por el , no sólo la envió por sino
que Io por intermedio de la
correo
, por

Prueba de la trascendencia que dan en Alemania a ra acfividad


señor W. Knospe,
s últimos tiempos
ue pensart'. ,tPero
fuerzos ni aún en
el caso de que tuviéramos que empezar de nuevo".

Y expresa seguido: ,,Su trabalo de pionner, bajo este


aspecto, tiene una importancia aumentad a y va pór eflo
nuestro recolro
T. G. BRENA -- J. V. ITURBIDE

Pero este señor Klein, cuya apostuta de horntlre entregado a


arecería o iquierotra cü-
ción en s diríase ex de
de nran i en la ProP ¡azi
en el Uruguay, que le alcanza el tiempo pata estudiar, y en taf
sentido se dirige a la Legae?ón .Alemana en el Uruguay, exptesando
cual debe ser la organización de la venta del diario "El Pampero"

No es su opinión la de un "dilettánte" eri materia de difusión


El nrás cono los del
mejor
ibuiría de e Io
Conseio dad ega I esa
venta deberá etectuarse una hora pot la mañana y otra por la tarde,
a razón de cuatro voceros etr la calte Sarandí y úno efl cada utra
de las esquinas: 18 de Y 18 de Ju-
lioyD deMayoeltuz ,2 Misiones,
Sarandí y Tres' 25 de A Y au Y [Jru-
guay, Miguelete y Sierra. Y como si se tratara de un extraordi'
nario conocedor de nuestro medio, recomienda que esos vendedores
no sean los canillitas cornunes, sino los voceros especializados'
Le sobra el tiempo para escribir articulos en el "Deutsche Wacht"
sobre rnoral inglesa y otros de igtral tendencia y carácter, publi-
cados en ef misrno diario alernán' Sus artíeulo§ versafl tarnbién a
veces, sobre los uruguayos vinculados a las actividades totalitarias o
revisionistas.

Así lo prudta el documento sobre Adolfo Agorio, ,Arturo Legris,


Ernesto Bauza, Teodomito Varela ele Andrade, y otro§, en el perió'
dico "Deutsche wacht", en la parte super¡or de cuya earátula ti-
guraba en ese entonces la siguiente leyenda: "Organo Oticial del Par-
tido del Distrito Uruguay, Organización para el Extranjero del Par"
tido P,{acior:¡al Socialista", leyenda que al ltegar el presente año ha'
bía de ser suprimida, qoien sabe con que finalidact política'

Es un vigía slempre alerta en la detetsa de tos intereses nazis


y así lo veÍnos, no bien estalla la gserta, presentarse a la Legación L-a :l
de Alemania,, para ofrecer Su colaboración en favor de los intereses apafe
alenranes, señalando que no qulere taltar, efl esa hora, y reeordando
que ha trabajado como dirigente de distrito durante años, con recQ-
qf
,s
4')
rtd r
ft€
::+J

La l':;-1ura ¿le Varela qu+ q-rriso ¡"edirflir a" su nl!.iebio por la cultura,
apaf.úe piesidie*do Ias ri¡:_ses de esl.a ese'dela Uruguaya, junto
ala de Ftritler, sefior de la fuerza.

?-
T. G. tsRENA -. J. V. ITURBIDE

noclmiento de las oficinas alemanas'

los uruguayo§ que, como el señor


corocer detalles acerca de las acti-
la RePública; que como el doctor
do contra esa ideología".

- Es un soldado político que lorma que asombra'


ias disciplinas aconsejada§ por e strito Uruguay, Dall'
dori, cuándo clice que "Se debe inquebrantable y un
credo invencible hacia el Fuherer"'

Y mantiene al.día, hora por hora y pais f=or país, la correspon-


denciacontodaslasnacionesSudamericanas,buscandorelacio-
es de Alemania, que
al comercio alemán.
e propiedad y garan-
icio para Sud y Cen-
tro América. Busca relación también con todos los ingenieros que
hablen alemán de los distintos países del continente, coincidiendo
en ello con la preocupacíón de la oiicina instalada en Berlín, de
la .Agrupación N. S' para el extranjero.
orienta todas las actividades de la AsociaciÓn Nacional socia-
lista de en el UruguaY, dirigi ero-
sos inge an entre otros, Luis in-
tegrante 'superior de la ANC ctor
Atberto Instituto Fitotécnico Na-
cional "La Estanzuela".

No le lalta tiempo paru rcalizat las guardias en la Legación


de Alemania, como lo prueba el siguiente documento: Telélono' -
Camarada Klein: No olvide que hoy, tr3 de diciembre, usted está
AL'I'A T'RAICÍ0T.{ EN E¡- URUÜUAY

de guardia en la Legación Alernana desde la hora 22 a Ias 2 de


la mañana.

Los propósitos de Klein se han visto coronados por un éxito


absoluto. Como organizador de la labor de introducción de las
riormas alemanas, no ya en el Uruguay, sino en América, puede
atirmar en su inforrne, que en enero de 1941 tendrá lugar en nues-
tro Continente un Congreso de Norrnas, en el cual según sus cálcu-
los, Ia idea de la adopción de las disciplinas nazistas, se verá co-
ronada por el más amplio éxito. Como Jefe del Consejo de Fro-
paganda, ha conquistado las columnas de toda la prensa national,
ha organizado la venta de diarios extranjel'os de tendencia nazi,
ha escrito profusamente en el diario oiicial del Partido y especial-
rnente, ha ganado a la causa que detiende, a geate de piurna que,
en otra hora, estuvo al serviclg de la causa de la civilizacién y
del derecho....

En realidad, su acción no pudo ser rnás amplia, y por ser


nna acción contraria a los ideales de la Repriblica, y en delensa
de principios reñidos cofl nuestra Constitución, bien puede de-
cirse que Klein ha atentado en todas sus actividades, contra la
Patria, y asi lo señalarnos para que se descorra el velo de los en-
gañados, o grite en lo hondo de la conciencia de los culpables, el
reproche que corresponde a los que se han prestado a traicionar
a la Nación.

Klein era el centro cle determinada acción económica Sud-


americana, con la sola excepción de la Argentina y el Brasil. Y
nosotro§ les decimos a nuestros hermarios de estas Repúblicas,
que en su seflo actúa sin duda alguna un Klein, en contra cle los
principios democráticos que sustentan, ideales que honran sus
gloriosas tradiciones y su presente no meflos digno y grande,
Es indudable, que si como Director del movimiento econó-
mieo nazi, Klein ha cumplido los prece¡ltos trasuntados por Hitler,
a rrlanera de ideal tendiente a conquistar el mundo por los cami-
nos de la eeonomía, como Jete de Propaganda él no ha dejado de
cumplir la tinalidad del Nacional Socialisruo esbozacla por Goebbels,
Jefe de Publicidad del Tercer Reich, porque Klein ha propiciado el
triuufo cie las doctrinas nazls entre los arnbiciosos que admiran la
fuerza de la organizaciór¡ ale¡rana y sueñar con imitarla en el
T. c. BRENA -- J. V. ITURBIDE

país; ha explotado a los sensibles a las ventajas rmateriales, y a


los teóricos ingénuos que §e dejan seducir por la grandeza apa'
rente del "ideal" germánico; ha procediclo como lo hicieran otros
JetesdeP a o Bélgi'
cayenH n etrsi-
lenciola d a cientes,
mientras qne por otra parte pretendía rela¡'ar la Iibra nacional, con
conceptos negativos para nuestra grandeza y para la ética jamás
desmentida de nuestro Pueblo!
materiales, y a

fo inconscientes,
fa nacional, con
la ética iamás

8l tyionoin "Pa/6 8,
.l/u¿ttzo 4*ú¡nntn
ALTA TRAICION EN EL URUGUAY 107

Vamos a estudiar ahoru otra modalidad de ese ejército Nacio_


nal Socialistd, eu€ se ha lanzado sobre el mundo .a realizar la
guerra silenciosa del desprestigio de las
to de su moral y de su espíritu, la conq
char por una causa que les es extraña,
y el comercio, la orientación de la juventud hacia los cáminos
tortuosos q os más altos p libertad humana;
va¡nos a e modalidad de cional Socialista,,
que se con acción del Sol

Vamos a hablar de Rolt Meissner.

Meissner es socio del partido Nacional Socialista Obrero Ale-


mán, desde el I de setiembre de IgBl.

De sus documentos, sacamos la convicción de que Meissner


ha participado en la instrucción política de la Escuela cre los Diri-

Por esos documentos, ltegamos tatnbién a Ia constatación de


que, entre sus especial, l¿ di-
Iusión de la pr u ente Alemán de
Trabaio, publici a bada del carác-
ter político del
E laAsociación Colonias del Reich.
como su-esposaM r;Asociación Colo-
nial é es un activo a y propulsor, pro-
piciando en la Argefitina, en el {J y en el Faraguay, la afi'
iiacién a la mis¡na púr pal ie de o§a§ per§orlas, cumpliendo
en su lal¡or estrictanlente, Ia ortlen recihida descle Berlín el día 14
ele novienrbre ele 1938, de realizar una prédica "de iloca a oído".

Pero estas activiciades no condicen con el pasado cercano de


Rolt Meissnerl porque esos r.islllos doculnentos tios señalan que
Pieissner fol¡¡ial¡a parte cle la OrganizaciÓn Coloniatr de t{a¡nbur"
go, corrlo olicial superior: Coronef Tetiente" Era atrlí dirigente de
las Tropas de Choque Coloniales y Encargado del fomento de las
mismas. Era, al rnismo tiempo, dirigente de la Comunidad de Tra'
bajo eolonial, en llanrburgo; era rnie¡¡rl¡ro de ta Organización Na'
clonal Soeiatrista de Células de las efilpresas, y era, miembro de la
Orgamización de Aviación de Aleraania, y, por sobre todo eso, era
Encargado de la instrucción política en el Di§trito, en [tramburgo'

Sus propias declaraciones nos dicen, pue§to que así lo n'tani'


liesta en una earta de iecha 2 de agosto de 1935' dirigida a su
esposa, qúe en 1933 ya t.rabía sido ordenado como un elegido del
Nacional Socialismo, prestando servicios -se reliere, sin ducla, a
los que acabamos de hacer alusión, era urgo- desde doncle
pasó a italia, luego a ,Africa, después al i, a[ Faraguay, a [a
Argentina y, finalmerte, al Uruguay' Y hal¡la eú §u carta' de que
sólo su esposa sabía qüe él había actuado en la Oticial Folicial,
vale decirn la Gestapo, y da a entender t¡ien claramente sus re!a'
ciones con el Servicio Secreto Alenrán.

¿Estamos efl presericia de un espía?

Qué actividades ha desarrollado Meissaer en estos últittlos


dos años?

Su colaboracién al Servicio Mundial de Fropaganda Alemana,


es reconocida por e[ ptopio Fleischauer, Director de esa Organiza-
ción Nazista Anti - Judía, quien le reclama conseguir la colabo-
racióf de personas americanas que estudietr especiatmente, la in-
fluencia de los judíos y de tos rnasofles en la vida cultural, econó'
mica y social.

¿Cómo entra Meissner al Uruguay? El lo relata en uná earta


dol 9 de abril de 1939. "Ayudado, dice, por el dirigente del punto
ALTA TRAICION EN EL URUCUAY 109

de apoyo de Concordia, República Argentina, del Partido Nacional


Socialista", éste lo pore en contacto con Arnulf Fuhrmann, y uti-
lizando una lancha,'se le hizo llegar una Cédula falsa, con la quq
pudo entrar a territorio úruguayo.

No bien llegado a Salto, reclarna de su esposa, radióada a la


sazón en Asunción, que le envie el saco negro de la Gestapo (S.S.)
Y agrega: "Aquí puede usarse bien, con seguridad",
En Salto se relaciona con el Profesor Griese, Jete de la Pro.
paganda de la Asociación Ludendorf, pero a pesar de ir¡iciar su
vida potítica en nuestro país, no deja por ello de interesarse acer-
ca de la rnanera cómo, en la Asunción, utilizando el nombré de
"Asociación Atemana", podrán seguirse los movimientos del par-
tido, aún en el caso de que éste fuera prohibido. De inmediato,
se retaciona también con Dalldorf, Jete del Distrito Uruguay.

El 6 de rnayo de 1939, concurre a la tiesta del Frente Alermán


de Trabajo, y el 12 del mismo mes, revelando la cotrtiafiza qule
en él hacen los dirigentes del Fartido, informa a sú esposa que
el Ministro alemáa ha sido llamado a Alemania, así como el diri-
gente del Distrito, Sr. Dalldorf, señalando, además, que todos los
dirigentes de! Fartido en América del Suru serán llamados a Ale-
rnania para recibir instrucciones especiales.

Le maniliesta sus esperanzas de que Bolivia llegue a constituir


un estado totalitario. Al rnismo tiernpo, reclama nuevamente su
saco flegro de la Gestapo y pide a su esposa que se ,,lo cambie
de la misrna Ínanera que ha hecho en otra oportutridad, con deter-
minado saco pardo". Finalmente, da como su direccióno la Lega.
ción de Alemania en Montevideo.
Fuhrmann, con quien ha intilnado ya, le escribe en esos días
sobre Ia inminencia de Ia guerra eÉropea y le señala, que el via-
je a Alemania de Datldorf, tendrá el resultado ,,de que terminen
de una vez pata siempre, con estos haraganes,'. r,ltrasta 1930, ma_
nifiesta, los independientes Io arreglamos todo, sin espioíaie, corilo
se hace ahora, y sin informes sobre la conducta de la gente,,. ,,pe-
ro en lugar de ello, en la actualidad se vive Fuhrmann_
-atirma
1r0 T. C. BRENA -. J. V. TTURBIDE

ufl pedodo de luchas, lleno de bajezas odiosas". "El asunto de


Patagomia, manifiesta, nunca pudo ocurrir si nosotros hubiéramos
hecho la lucha. Soldmerete los integrantes del Partido tier¡en la
culpa de esa situación". Y agrega: "Ahora es dernasiado tarde.
Alemania puede petder a sus coloflizadores en América del Sur".

Su esposa le escribe el 4 de junio del pasado año, dándole


cuenta de qúe en la A,sunción, se ha difundido la nbticia de que
é1, Rolf Meissner, es agente de la Gestapo. Toda Ia Asunción ha- h
bla de eso, agrega, Y manitiesta a renglón seguido: "Yo me ale- ?rgdÉl
gro mucho, porque esa especie de aureola me rodea también,a mí". atí8ffi

Tambiér¡ sr ffadre Ie escribe, en jurio 8 de 1939. Su carta I=rr[,


está llena de sugereneias" "Tengo la convicción, le dice, de que ¡e' ar Sl
no vale la peaa que pierdas allá tus años mejores, entre. judíos, ca. J-Á

fresy uentes malolientes" A los países sudamericanos les llegará sf


'sudestimo; para eso trabajan los iudíos y tos masones; los curas
hacen el rcsto". Y termina marifestando: "Ahora arreglamos cuen-
tas co¡r Polonia; después se arreglará todo",
Y el 14 de julio, su macfre insiste en ún riuevo llamado, "Rolf, Fld
le dice, debes terminar tu estada eri Suda$lérica. Me parece que, los l.-=-.ri t
coffio alerÍán culto, ya estarás cansado para siemrpre de esos pue- de en=: id
blos de bastardos. Un hombre corno tú es demasiado para traba- porqu= ¿L É
jar alli, por un sueldo de hambre". ordena & ¡
las a-tÉ¡i¡--:ir
Meissner eütrecha cada vez nrás sus lazos de arnistad eon
Fuhrnrann, del que sabe, es ciudadano legal argentino y Oficial
de la reserva de este país. El c":"ntr
lo rerela :¡ ,

la oue le Ja
I-e pide luego a su esposa, en la Asunción, en el documento girerfa se ¡l
del 21 de julio del año pasacto, que te envle todo el material de y esta r-ez.
propaganda y del partido, por correo, para que la Aduana no va-
r

ya a encontrarlo en los baúles. Meissner reclama, ína vez más, su


saco riegro de la Gestapo. Las actir
a pesar de o
El 23 de julio, l\,teissrer ha0e aklsión al conllicto de Patagonia de que han
destaca*do qúe se encuentrari en el Uruguay todos los documen- está Ceseosr
tos del Fartido Naeior¡a! Socialista y de las organizaciones atiliadas n¡ilitar oue sr

de los países del Plata. Spee".


I
I

t
1'

t
ALTA TRAICION EN EL URUGUAY 111

Y cambiando el tono cordial con que mantiene su correspon'


dencia con su esposa,.por el tono autoritario del que tiene, sin du-
da, poder para proceder de esa mánera, se dirige al Cónsul de Ale-
mania en la Asunción y le manitiesta: "E§ usted un representante
alemán en el extranjero' cuyos méritos hacen muy plausible su re-
traslado a la pattia y sí ascenso, en calidad de primer aspirante,
a un campo de concentración".

La táctica de desprestigiar a los países americanos, triunfa


tambiétr en Meissner en los conceptos deprimentes para el Para-
guay, trasutttados en un documento de fecha 22 de agosto de'1939.

Pero, consideremos un nuevo doqumento de la madre de Meiss-


ner. Eri él señala que ha hablado con el Supremo iete de las finan-
zas alemanas, ante el cual ha presentado la prueba de lo que Meis-
sner trabaja en América "ilegalmente" para Alemaniá. Y ese tra-
bajo ilegal se retiere no sólo a la preparación de los espíritus en
tavor del Hitlerismo, sino al fomento de todas aquellas ideas {tte
puedan signilicar una concresión de Ia violencia.

Fuhrmann, autor de un plan concreto de rebelión dentro de


los límites nacionales, escribe a Meissner en el documento del 16
de enero del presente año: "Dalldort no se inclina a nuestra idea,
porque él pertenece a la gente que empieza a peflsar cuando se le
ordena de arriba". (Se refiere sin duda a su ar¡.daz concresión de
Ias aspiraciones nazistas).

El coniacto con Fuhn¡ann, exalta en Meissner la pasión. Así


lo revela su carta del 20 de enero, dirigida a Arnulf Fuhrmann, en
la qug le da cuenta de que acá, en el Uruguay, "después de la
guerra se cobrará todo. Tendrán que pa'gar en 1940, lo de 1918;
y esta vez, agÍega, la cuenta será alta".

Las actividades de Meissner ro cesan en ningrín rnomento y


a pesar de que da cuenta en su carta de 14 de mayo a Fuhrmann,
de que han empezado en Montevideo los allanamientos, y de que
está deseoso de saber er, qué momento le tocará a é1, tatta la vida
militar que se realiza en Ia Quinta, donde habita la getrte del "Grat
Spee".
ttz T. G. BREr{A -- J. V. TTURBIDE

¿Qué función llena én Anrerica este hombre, que según con_


fesiones de su propia nradre, está a sueldo del Nacional
socialismo?

ntegrantes de la Cuardia
de los agentes de la Es_
s, para llenar en el mun.

El súpo d del paraguay


anlefiaz élco c ssa cofi seve.
ridad a se al Di
O"O EN EL URUGUAY
'*O''ION
Hay en la carta de 7 de enero de este año, dirigida a Fuhr-
mann, palabras de Meissner que revelan cual es su lunción, cuál
es su anhelo en.esta tierra, en la que entró con documentos falsos,
pero en la que recibió acogida cordial, calor y abrigo: y es la ra-
rración de lo que aconteció ta noche de Navidad, en Montevideo.
"Los hombres del ejército de salvación de habla alemana, dice,
entonaron canciones de Navidacl; los marineros alemanes, agrega,
también cantaron en contestación una canción". "Ella era: Siga-
mos marchando, todo va á hundirse. Hoy, toda Alemania nos per-
tenece; maí,.arire. todo el mundo será nuestro!!!!"

Nuestra misión, no la hemos itrterpretado dunca ett el senti-


do de alarmar ni de exagerar en torno de las realidades, pero sí,
Ia hemos conceptuado como üna función de previsión, óomo un
patriótico grito de alerta, cuyos ecos pueden alca¡zar a toda Amé-
rica, Y eso es Io que hacemos, por la convicción en que estatnos
de que estos hombres constituyen, no sólo los representantes de
una ideologia de violenciao sino que como soldados políticos de
la nueva Alemania, ellos son capaces en cualquier rnomento, de
poner en práctica todo un sistema, que signiiicaría el derrumbe de
nuesfua nacionalidad y de nuestra vida, y que en el caso particutar
de Meissner, constituye su sola presencia una oiensa a la tradicio-
nal hidalguía de nuestro pueblo, que se pierde en la Historia con
eiemplos repetidos a cada paso, de la lealtad v nobleza de los horn-
bres, incapaces de rebajat su condición de tales, al punto de lle-
gar a Ia función degrailante de los espías!-

La palabta Espía no tiene concresión en las realidades na-


cionales.Y porque no tiene eoncresión en ellas, es que quizás mu-
chos espíritus se resistan a comprender la verdad. Pero nada debe
sorprendernos frente a la actitud del Nacional Socialismo que. rtra
como rnisión de los integrantes de la Gestapo, no sólo propagar
la idea Nacional Socialista también en el extratrjero, con la fun-
ción de debilitar las resistencias que en estos ambientes puedan le-
vantarse; no sólo combatir la campaña anti - Hitlerista, c_on las ar-
mas conf que son: los
libros, y de desacredit
liücos y asegurar. el c
tos, de armas, de explosivos; de controlar el correo, de dirigir a los
agentes provocadores; sino también de crear un estado de espí_
114 T. G. BRENA -" J. V. ITURBIDE

ritu tal, que los pueblos pierdan poco a poco el concepto de su


soberanía y de su. gtandeza, para sumirlos en un sueño de incor¡
ciencia, del que sólo despiertan cuardo es demasiado tarde, cuan-
do los derechos han sido pisoteados y avasalladas las libertades pú-
blicas.... cuando su lengua patria no es más su lengua; cuando
es otro el himno que cantan los niños, cuando es otra, lá
bandera que ondea a los vientos del terruño, como un símtrolo de
todas las glorias de los antepasados y como un anuncio ¿le todas
las conquistas del Porvenir....
el coricepto. de su
sueño de ineon"
iado tarde, cuan-
las libertades pú-
lengua; cuando
es otra, Iá
un símbolo de
de todas

tl yunto /, 0yoyo /n Foy


u.no(ú y lo 4.q 7,2.4.
ALTA TRAICION EN EL URUCIJAY

Adolfo Dutine, jete del p. A. de paysandú

Tres cosas de interés encontramos en Dutine:

B) Las notas sobre la A.G.F.D.A., organización de mujeres


alemanas en el extranjero.

C por: a) medios lugares


Í!¡jlltip oeportes, enseña ú, San
Javier, Esperanza, Las.

E que fuer
punto
Es al ,lusentó
ión de T
Negó negó su
I
r18 T. G. BRENA -- J. V. IT!,JRBIDE

mando que ésta es la policía secreta del Estado y que si él perte'


neciera a la Cestapo ¡o estaría en la actual situación de pobreza.

Negó la existencia en el país de los grupos de asalto, atir'


nrando que es úna corporación que existe en Alemania, no sabiendo
su objeto. Y preguntado sobre lá manera de resolver su contlicto
con sus amigos, atirmó que en prilner térrnino recurriría a la po-
licia, y si la policía no llegaba a satisfacerlo, recurriría a la Lega'
ción Alemana.

De los documentos eflcontrados, los lundamentales §on los que


se relieren a su labor de propaganda política en sú distrito, a sÉ
represefltación periodistica y a la organizaciÓn de mujeres alemanas
eri ei extranjero, cuya actividad está arnpliamente documentada
en las cinco carpetas que se recogieron en su domicilio.

Todos los alemanes nazls a los que se encontró documentos


que argumentar contra ellos en su actividad política desdorosa para
nuestra naciorialidad, tienen como consigna repetir lo mismo que ex-
presó Dutine en la declaración taquigrática ante el Juez y la Comi-
sióit. Esta es una consigna del mismo Hitler en su obra "Mi Lucha".
Dutine poseía un documento en el que se extractaban lrases de
este libro del Führer y entre los cuales tiguraba la consigna:

"El plan de nuestro trabajo politico, no es la conquista de otros


pueblos. No queremos oprimir a otras naciones. Porqtre nosotros
amamos nuestro pueblo, respetamos los derechos nacionales de los
deroás. El Gobierno alemán clesea arreglar todos los asuntos com-
plieados cofl las otras naciones, en torma pacífica, por que aún en
el caso de ganar una guerra, no tendría comparación con los sa-
crilicios que de ella resultaríaf", Los súbditos nazlstas en el país,
predican lo que el Führer y hacen lo que el Führer.

Dutine, que no realiza actividad potítica, según é1, recibe toda la


correspondencia dirigida al Punto de ,Apoyo Paysandú. Y el "Punto
de Apoyo" Paysandú, es organismo enteramente político del na-
cional socialismo.

En la carpeta I documento 6.500, se dice expresamente "Punto


c{e Apoyó" Paysandú, a cargo de Adolto Dutine".
- --.rÉ; .: --=-"!€FF

ALTA TRAICION EI.{ EL URUGUAY


119

Ef documen t1)
cs er e estas de
realiza ula" Man h
celuta ittcitamente alefián ae ta Uolon¡á
19 de Abril".
paysandLi,
y bajo ta superintendencia de Dutine, lunciona la
. En
Agfda, que es la conrunidatl de trabajo de mujeres
utun,uru, .n ui
extranjero, y la señora de Dutine es la administradora
de f, .¿irl",
según documeoto 5,006, de la carpeta 1.

Esta nlisma comunidarl de trabajo cle mujeres


extranjero, está vinculada a su vez .onltu N. s,
ulur"ri, .n
ü. t§".i.J; ñ;.i;;;i"l
Socialista de Beneficencia de MontevicXeo), y esta
N.S.V. Ilena los
claros cieficitarios que puclieran ocurrir en'lá
RgtOa.

Se le encontró a Dutine cantidad apreciable


de docunientos ra_
ciales, en declaraciones.en las que se áfirma
judía y negra, y no haber pertenecido estar libre de ,ungi!
a la francmasonería.
En el documento 20.464 de la carpeta
2, existen referencias con.
creta§ iespecto a Ia organización Nacionar'socialista
jero, y se dice expresaÁente: ,,Nosotros en el Extran-
p"olr"", que nuestros ale_
en el extranjero tengan el derecho de
confesar su calidad de
es". Este derecho no lo niega el elemental
de ning¡rna nación que no sea totaliiaria. pero derecho natural
agrega: ,,Cumpliendo
este deber, están socios del particro alemán en el extran-
jero, como pionners'uestros
det Estado ñ;.í;;;i;".iatista,,. pero
'h otro deber es el que puede estar en con,icio este
.án .r. derecho naturar
de_los países que han adoptado la
lorr¡ra i"prü.uro-.femocrática de
gobierno.

En el mismo docunrento.se,expresa,
conligurando la penetración
política del súbdito alemán: ,,Ustedls,
extranjero,' son para nosotros ru g"runi;
;.t* ;:i partido aternán en et
mán podrán influir, sin variación,-en
J" ir. r". ríos elel ser ale
iooul-u jJj.n¡u,,.
Se refiere a los congresos aruales
jero en Atenrania, r,or:::,::..lrl:* de los alemanes del extran-
ses para recibir instrueción
áro;;;rnes de todos tos paí.
y renovar sus enseñanzas, y para ratifi.
120
T. G. BRENA -' J' V' ITURBIDE

en
a los nacional-socialistas-
iento en todo el ltlündo"'
a que
ta racias
i "n"t
Sarie"'

no clara' Y Para que t*


'?:t'-ói:::
ar un tecePtor de radio'
de " :17
en cada casa alenrana en el extran-
ub extraniero""

!-a eoraisión ha Podido corn

En el docunrento 5'001 de
ción del dirigente del "Punto
ini.oru. Et ei el lete adminis
áiente al "Punto de APoYo":
de la
las comunidades áe trabaio
Forma el tichero para todas de sus miem-
tn""i Üi'!'uv' y hace la estadística
muier alemanu
ALTA TRAICION EN EL URUGUAY tzl

bros, documentando los cambios de direcbión de los socios del par-


tido con todos. los datos particulares que interesan, (según docu-
rnento 74.063, de la carpeta 3) para las oticinas policiales del par'
tido en Bedín.

La impresión de esos licheros viene de tsedin.


La comunidad de mujeres alemanas en el Uruguay tiene, según
dócumento de la carpeta 3, las siguientes dirigentes: señora Schnei-
der, como Presidenta, Señora Becker, como Secretaria y Cajera, y se-
ñora Dutine, como dirigente de la célula de Paysandú.

Desde Buenos Aires se les envian a estos Oirigenies éspecie de


iscursos standardizados en los que tigura esta frase, que etrvuelve,
al tiempo la realidad de lo que ialta y la esperanza de Io que ha
de venir: "Nosotros aquí, en el extránjero, a miles de kilómetros
de distancia de la patria, lamentablemente no podemos tomar parte
en el ritmo de las columflas en marchd'. t

!..lna gran parte de los tormularios que figuran en la carpeta 3,


tienden a la organización cientifica de las célutras, de los blocks, de
las agrupaciones locales o de los puntos de apoyo, tigurando en los
Iormularios venidos desde Hamburgo todos los datos personales y
hasta Ia historia de la vida de cada uno de los integrantes, de tal
mariera que el partido pueda tener no solamente un conocimiento
directo de sus servidores, sino también ufla contiariza absoluta en
sus actos de'servicio.

La nrujer que desee pertenecer a la comunidad de trabajo de las


a' rnujeres alemanas en el extranjero, deberá realizar una solicitud de
lngreso a la organizacióo para el extranjero, del Partido Nacional
Socialista de Bedin.

Y según docume¡to de la misma carpeta, parte tinal, se hace la


siguiente solicitud; "Por la presente solicito ifgreso a la Comunidad
de Trabajo de las lliujeres Alemanas en el Extranjero. Soy afia, y
también lo es mi esposo, y no pertenezco a ninguna agrupacióll
secreta".

Duting no es simplemente el dirigente del partido o del ,,punto


de Apoyo" de Paysandú. Tiene, Io mismo que Fuhrmann, aunque at
T. C. EREI.'IA -- .¡" V" TTURBIDE

pareceÍ de distinta categoria, una participación que más bien es de


coiaboracióíi de la.iamosa Asociación "Deutsche Fichte Bund", y el
dirigente del "Fichte Bufld"o le envía lil¡ros con fotos, según é1 "ver-
daderas sobre el Anschh¡ss y la reorganizaeión rie Alemania".

Estos lihros se pueden considerar, parangonándolos con otros,


verdaderos lil'lros modelos de propaganda política.

En la carpeta 4, se encuentran registros de socios de partidos,


que fios revelan los puntos en los que se ejerce más activamente
la propaganda de penetración nazista. Tarjetas de regis,tros para
San Javier, Paysandú, Burucayupí, Ulmenau, Farada Esperanza, ca-
¡¡:ino Las Pahnas, ftlenatra.

i-a enseñanza especial de ias mujeres atremat¡as qtre deben actuar


efl el extranjero está reveiada en todos sus detalles en documentos
que figuran en la earpeta 5. Se dice allí que las muchachas trabaia-
cioras en el extranjero corlocefl poco de alenrán, y por eso.mi§mo la
educación nacional socialista y la enseñanza q$e íécit¡en del Ter-
cer Reich es de una iniluencia importantísirna "para Ia acción lutura
cle 1o alernán enel extranjero". Por eso se le da, segrin el rnismo do-
cumeflto, "¡rna etrseñanza especial y sobre el sistema de er¡señanza
se dictan reglamentos especiales".

Es el Fuehrer el único autorizado para aprobar el ingreso de


los extranrjeros ett la citada comutlidad. Si no sori aprobados en la
plenitud cne lás e;.:igemcias, pueden serlo en forma condicional o limi-
tada; limitada a seis r,reses para nrachachas trabajadoras; condicio-
na¿fas corno huéspeces ]' limitadas ta¡rbién en el tien'rpo. Las hués-
pecles son conducidas a determinaslos caffipafirefltos con dirigentes
de contianza, y €fl dichos calnparnentos debe reinar siempre "un
orden pertecto".

Y luego etrviar al Fuehrer una información detallada de la actua'


ción de esa-s huéspedcs, efl cuyo detaXle se exprese el compotta-
nriento de la extranjera, la irnpresión del dirigente y el juicio del
dirigente.

¿Qué es la asociación de tr'abajo de la urujer alemana en ei


extranjero? Según un clocumento que figura en la carpeta de Beckero
ALT'A TRAICION EN EL LIRUCUAY 123

esta asociación une a las mujeres alemanas para la colaboracióri,


construcción y fonnación del trabajo del Tercer Reich. No es un
trabajo político, sé dice, sino servicio del pueblo para el pueblo
alemán.

Su organización es la siguiente: prirnero, directora de la co-


munidad, nombrada por el poseedor de derechos soberanos del
Fartido Nacional Socialista, quien puede a su vez, en su caso, des-
tituirla. Para el nombramiento, es menester que haya contirmación
desde el extranjero.

Esta directora recibe instrucción y órdenes de la orianización


en el extranjero que está en Berlin y da cuenta de sus actividades.

Segundo: la directora de la comunidad nombra a sus colabora-


doras: Representante, Secretaria, encargada, de la caja, intormante
de cultura, jefe de la propaganda e inlorrnante respecto a las dis-
tintas tareas del trabajo según las necesidades de la misma. La
directora y sus colaboradoras son jefes de sección de sus oticinas.
No son admitidas en esta organización las rmujeres alemaías casadas
con hombres de razas extranjeras como judíos, negros, etc.

Una parte de las cuotas mensuales y la cuota de entrada, se


envían al extranjero.

La misión de esta comunidad es económica, cultural, en el


sentido politico del Estado Nacional Socialista (así se dice expre"
sanrente), es social, es escólar. El documento que narra todas sus
funciones y organización está firmado por Wera Behr.

Esta organización depende directamente de Berlin. A Berlín va


el pedido de ratiticación de nombramiento; a Berlín van parte de
los fondos; a Bedín van las inlormaciones pertinentes.

En los interrogatorios realizados en los distintos allanamiento§,


la inmensa nrayoria o casi totalidad de las esposas e hijas de diri-
gentes, flegaron pertenecer a.la agrupación. Sin embargo, ella exis-
te en el país, actúa en el país, se corloce como surgen sus dirigentes,
por la carpeta de Dutine.
124 T. G. BRENA -- J. V. ITURBIDE

incón del Bonete, número§as mu"


olíticas del "Plato único" Y en
gún sentido Pol ea en los
egria", sea en cursiones
tienen esa tin de disci-
xtranjero, Paru la actividad na-
cional socialista"
docurnentos a)' b)' c)
En la carpeta de Becker iiguran en los
de mujeres aleuranas en el
v d), ias integrantes á" tu totnot'idad
¿Jáni.*,';LT-t, p,'to v con las
nlensua-
de Apoyo en Paysandúr
lidades que Pagan.
¡ del Punto de APoYo
el documento 6083' la
de n de tnujeres evange'
pe r en el lugar' Se Pro-
lis la organización' pero
i"ujo ,nu clivisión. Algunas se retl -. .
volvieron a ella. Se niÁt.O como dirigente
a la sefiorita Catalina
tigurando en ia
der, y Secretaria ¡rita Ana Schneider'
carpetay .r, ál o 6082t' la lista total de las inte-
§r que son unas
Se indican las
En un documento de! señor Kleteelá -el 70465- Centro'
Peñarol' Pocitos'
.igoi.ri", células cle esta organización: Horst'
ó8i,o, gur.¡" Bosch, célula nocturna, I)eutscher

DelestudiodeladocumentacióndeDutine,sepuedesacarla
siguiente conclusión:

la organizac as

. A', cámunid a 1

socialista de
ide

nalidades son de carácter politico


ótt
io, o.guri.-os máximos del'N' S' D' A' P' S" en Atemanla'
l/^ Üizigente i, n6
en n/ ey
ALTA TRAICION EN EL URUGUAY 127

Aquí nos encontramos con un dirigente r¡ruguayo.

cofldiciofles de caucfillo. flombre cor-


dial, ado en sus r¡odos y en su conversa-
ción stanciero de ciertos recursos, de ejer_
cer tre sus colonos. y esta iítlueflcia no
I28 T. G. BRENA .. J. V. ITURBIDE

,,Es ufl no Puedo resPo¡der


:
que han
artido' Y ffi #trJi:JlJ;,":
Y verdad
El mismo
mara lo
r un dete
corresPondiente'
sanduceras.
dirigente de la_s escuelaq
Metzen contiesa que es el
titn" á las ltcu"lus sanduceras?
¿.Qué misión '"tiitiJ

tt-eneY'

én con carácter ludicial'

y la Comisión'
ón tomada por el Juez Echevarría
maestros v por cual'
o;"üffiñat-"ántra-tot
por cl' El es Presidente' en-todos
#?;ti; de
;iilffi;áii'' "0" la comisión Directiva
las cinco escüelas"'

EI
gírn el
Afirma
Estado.
contrario.
t
1

í
i

I
{

,,#
.,' r§¡
9\#\H

f,
132

la suerte de vivir dentro de los límitee de ^Alemania, están de


acuerdo con nosotros en la patria"" Pero no solamente en
la patria'

rflente oo!íticos.

Hav una eosa grave eon resoecto a Von l\[etzen" y es la si-


sriente: en momentos oue estábamos e1l su estancia, y el iuez
estahainvest;o¿¡r|oporlosalaederlores-rroscostól¡astarrte!'lesar

de los papeles más imPortantes,

En síntesis^ la situación de Von Metzen es particularrnente


prorricia ftada úAa *nat6n política iotensa nua¡"t1¿¡-socialista. Lo es,
oreeisa"¡e4te oor su eofidiciófi ctre uruouayo, de hombre de campo,
de eriollo oü.e nrrlede escorlder tácilelente sus designios ocuttos en
,rna ,r"rsná¡r.{arl oue oosee todos los elemeqto"s de eonvieción para'
!a gente de campo.
ALTA TRAICION EN EL URUGUAY

Un alemán realizando tervorosamente acción política nazista en


nuestro país, es un propagandista naturaiffente peligroso, pero lo
es mucho más ufl nacional, con todos sus eiementos aparentes de
convicción, realizando esa propaganda en nuestros ingenuos medioe
campesinos.
En consecuencia, podemos atirmar:
Is Está probado: una organización escolar con sentido poÉi-
tico germanizaflte, aitipatriota, establecida principalmente en Pay-
sandri y bajo la dirección de von Metzen y con fondos de la
'
organización escolar de Montevideo. ,
2p Que en esas escuelas se lornenta fa educación puramente
alentana, el genio del idioma alemán, con ffeúgua de nr¡estra his-
toria, de nuestro idioma, de nuestras tradiciones, qúitafldo a los
niíios uruguayos, hijos de alemanes, tra conciencia patriótica.
Fasemos ahora a otro dirigente; corresponde al Funto de Apo-
yo de Faysandú, que es Pablo Kleeleld.
No hay muchas cosas respecto a Kieeield, pero hay referen-
cias que son interesantes, y que están s,irculadas a lo incautado
por tra Comisión en caso¡ de Von Iv(etzen.
En ur documento cie Kleefeld, dirigido a Von iVietzen. en el
año tr937, se trata de unitormar ia acción de todas las escuelas
alemanas en el Uruguay, fundanclo'una asociación de esc¡¡elas ale-
manas efl el Uruguay. Hay una superintendencia dei Director cie la
Ilscuela Flindenburg, a quien pertenece, se dice, en el citado ctocu.
meflto, "como hasta ahora e igualmente para siempre", el def,e-
cho de tener el control de la escuela de Peñarol y de las otras,
En la casa de Pablo Kleefelcl, se eaco¡itró un rxúmero del
Deutsclie Wacht, donde se publica una lista de la orgauizaciófl $ar.
tidaria del Distrito Uruguay, con ta indicación de cargos y la indi-
cación de tunciones. En este docurnento de Kleeteld Iiguran el di.
rigente del distrito, el servicio de explotación, la oiicilla coÍnercial,
la olicina deportiva, tras bibllotecas, la agrupación locatr Monte-
video, con sus oticinas, con su Punto ¿Ie Apoyo de Feñarol, con
la dirección Federico Rotz, el Fuurto de Apoyo Paysandú, Xa AGDFA
con Funto de Apoyo en Paysand¡í, la célutra Ulmenau, el Punto de
Apoyo de Río Negro, el frente de trabajo alen¡án corl s¿ts oficinas,
a{frupación riacioflal socialista de ber¡eficencia, etcétera, y la liga
deportiva alemana.
&*feiinoi l/ruyayo!
ALTA TRA{CION EN EL URUGUAV 137

F
(
rl

II
138 T. G. BRENA -- J. V. TTURBTDE

Becker es miembro de la Asociación de Maestros Nacional So-


cialista del l-ristritú "Uruguay", A§ociacióri que tiene por clir¡-
gente a Hennig. El lugar de las reuniones es la escuela "Hindem-
burg".

En un documento que tigura en su carpeta, dirigido al doctol


Miguel Saralegui, Director de el "Diario" de Paysandú, hace rec-
ti¡icaciones a un articulo aparecido en dicho diario, que considera
calumnioso. Considera a "El Pampero", no corno un diario nazi, sino
como un diario "totalmente argentino", "lleno del espíritu de esos
gauchos valientes que hace un siglo, más o menos, luchaban por la
libertad de toda ia América del Sud". For esto "El Pampero'l luch¿¡
por la libertad e independencia de la Iamilia latino-americana".

Pretende desautorizar, en la misma rectiticación, una trase su-


ya en la que expresaba: "Pronto estaremos aquí"; lrase atribuida
por otro súbdito alemán, Juerges. Critica al periodista citado por
no haber tomado en cuenta "las interesantes declaraciones deL
ilAinistro del Interior doctor Tiscornia". Y no entiende cómo el Dr.
Saralegui puede habiar de quinta columna. Agrega: "Aunque us-
ted ponga en duda estas declaraciones por los signos de interroga-
ción l¡ien significativos, yo me mantengo en dichas declaraciones
{
pués, corno alemán disciplinado, sienrpre he respetado y respetaré
I las autoridades de este país hospitalado".
t
Aconseja, por últino, no envenenar al prlblico con artículos
mentirosos y calunrniosos, como lo hace en el articulo mencionado
"sobre todo cuando se trata de un público corllo lo es para mi el
de la población de la heroica Paysandú".

Estas declaraciones del Ministro del Interior fueron tomadas


muy en cuenta, como se ve, por los nazis que actúan en el país,
corno elemento tranquilizador para su propaganda politica. Aque-
llas declaraciones tenían bien puestos los signos de interrogación del
diario del doctor Saralegui, y Ia investigación parlamentaria, la.
mentablemente para el Ministro y telizmente para el país, porque et
peligro se atajó a tiempo, tueron desautorizadas por hechos evi-
dentisimos.

Becker se preocúpa con lervor por la escuela alemana y esto


-il

142 T. G. BRENA .. J. V. TTURBIDE l


Iigura esta expresión: "América Oermana, Asia, Australia y las co-
lonias de antes".

Becker también está en relación, por intermedio de Brandern-


burg, en carta de I de agosto de 1939 con Dalldorf. Sus planes o
asuntos, como se dice en el mencionado documento, los puso Bran-
denburg efl maoos del dirigente de !a agrupación del país señor
Dalldorf, quien tomará decisión sobre la organización de maestros
nacional- socialistas.

En otros documentos hage referencia a sus relaciones gon Von


Metzen, comprobando la dirección que Metzen ejerce sobre la es-
cuela, segírn sugestiones de Dalldort.

Becker también se especializa en realizar propaganda entre los


campesinos, No realiza esta propaganda entre tos alemanes o hijos
de alemanes, sino entre todos los catnpesinos. Por eso le escribe
a Dalldort el ls de octubre de 1939, f¡idiéndole el envio de ba_stan-
tes tolletos de propaganda en castellaro. El ha tenido oportunidaet
en Paysandú, (segítn lo expresa el mismo doeumento) de hablar
con muchos campesinos de aquí y rúsos alemanes y ha visto la
necesidad de esa propaganda, que configura también una infil-
tración nazi en nuestros medios rurates.

Becker participa también de la idea de Fuhrmann de "camufla-


gear" los centros culturales germano-uruguayos, pero no puede to-
lerar, como tampoco lo toleraria Fuhrmann, que el Presidente del
Centro sea de tendencias antinazis o indiÍerente al nazismo. Tiene
importancia esto, porque en Montevideo también ligura el Centro
Cultural Germano-Uruguayo y algunos uruguayos vinculados a é!
esgrimen et argumento de que es un centro de carácter simple-
mente cultural. Tanto Fuhrmann como Becker están interesados en
maflifestar que esos centros son "camoutlageados" de culturales, \
pero que su actividad esencial es una actividad ¡olítica nazista. I
t
Estos centros culturales se han defendido siempre como ino- :
fensivos del punto de vista político y han contado, por la misma
carididez nacional, con la cooperación de personas y personalida-
des del país. Sin embargo, como se dice en esta carta de Becker
y en un documento concordante de Fuhrman, su misión es polí-
A!-TA TRAICION EN EL URUGUAY 139

ir¡ reveia especialelerite r:n ia caiia atr socit¡ ciei partído, Faiz, cie
juiic i7 qe iy38. Habla ailui de la agrtacir.;n q¡¡e se está prociucrencta;
us, ciice é1, "el clal-nor ae ios lu;*os y cie ii.rs affiigos de tos juoios""
(5e reiiere a *n episodio ocurrido en nuestra Cámara para investi-
&ar las rscueias Alemana e llairafla, y {iestaca gue la üámara se
pronürició eri cofitra). Pone este comentario, lieno de sugerencia§
sobre n¡¡estra escueia pdrbiica: "La escueia pubiica del Lüohíernr:
cerca sie ñosotros no t¡ene lnucha probat¡ilidaci cie existir a causa
de nuestra escuela y, por eso, se ocupa muciro de ponerla más
cercaila a la nr¡.estra. iVie parece que no teoclrá mucho éxito, EI
inspeetor nos visitó los riltimos dias y desea que la otra escueia
esté más alejada" For eso pr¡ede estar rmuy contento""

SG-iéii=ere en el mismo riocurnento a la exhibicién de películas


para niííos, asistiendo tarnbiée "un locutor clel Reich, socio dei
partido, doctor Ott".

Becker, qúe tiefie actividades de agente periodistico y de


¡¡raestro de escuetra, es tar.rbién un dirigente politieo en el sentido
estricto" Escribe al represefltante del dlstrito clel pais, Forker, en
&tontevideo, en carta ciel 3l de octutrre de 1937. Y dice: "Esta
mañana apareció el socio del partido, Pete¡ Kunzrnenn, preguntán^
dome so?¡re ¡rosi-0iiidades de trairajo en el rio l{egro" [Ie visto su
tarjeta de miembro de Ia Organizació& Protectora del Fartido Na.
cional Socialista. Quizás sea posible que ustect le haga dar tra.
hajo por el dirigente del Itio Negro".

Es especialu:ente interesante este documento, por cuaflto eú


la visita qüe hizo la Comisión al Rincón Cel Bonete, se insistió
ea que no tenian tiempo para ocuparse de cuestiones politicas tren-
te a !a considerable demanda del trabajo técnico de las obras hi-
ciroeléctricas. Sitr embargo, por docufilentos ocupados en ios do-
¡rricilios de los elirigentes que actíraí en aquel lugar y por este in-
teiés de Becker de enviar alli nada meros que un miembro de la
Crganización Frotectora del Partido, que es uno .de los organismos
más activos ¿le diiusión y propaganda, se ve cómo se mariiiiesta
¡ se enlaza la elitusión del ideario nacional socialista en este !u-
sar cie la Repírblica.

Ilecker tiene tiempn para ütras ocupaciolres aírn más serias y


Una escueja del Uruguay, bajo. los. pi
de la bandera que
cobija en el rnundt¡ a los ,,m ,i Ael
sO¡o"
144

tica, disfuazada de misión apolítica. Es uoa intiltración que se hace


so pretexto de .buenos mrodos culturales, para conspirar contra
esa cultura occide¡tat de la que nosotros nos hemos nutrido y con
la que vivimos dinamizados por sus valores espirituales. Esto fliis-
mo se prueba por otra carta de Becker a Dalldort, del 15 de octubre
de 1939. Becker había asistido a las reuniones de ta Comisión Di-
rectiva, y habia asistido como socio det Centro. Lo encontró "de-
rmas!ádo tibio". "Para darle vida se necesita" primer
-decía-, "en
lugar, la colaboración del representante de fa cultural de'Mo¡te-
video", Criticando este tipo de organización, dice: "Es uná forma
de sociabilidad tamiliar en Ia que se habla de cosas d9 poca im-
portaflcia".

Becker se ha intiltrado en el Correo de Pavsandú, donde tiene


dos arnigos "partidarios entusiastas del Führer", "uno de ellos de
descendencia alemana". Y saluda con el "Heil Hitler", Se infiltra
de n¿levo entre los campesinos rusos, Ios que se alesran de que
"Alemania y Rusia colaboren" -son sus palabras. Se siente gozoso,
corno lo dice en cátta a Dalldort, "por estar hoy lleno de fuer-
zas y de esperaflzas contra todo lo sucio y que esto se lo debe
agradecer al Führer".

V en un documento elel 20 de agosto de 1939. di.risido a.


Dattdorf, tre dice: "Yo tendría el deséc de vet realizada la pre'
temsiótr totalitaria de nuestros icleales tar¡,bién con los hombres
resoonsables de Montevideo. Yo sé orre ttsted tiene la últr'¡na de-
cisión, porque la últirna decisió¡ la tiene siemDre e! nartido". Y a
todo ese moviruiento él le da et sentirlo rnístico r!e! Tercer Reich.
Organiza ufla tiesta en Ulmena¿r y hace una declaraciótr: "Creemos
que él es e! salvador de riuestro puebto, enviado por Dios, y
deseamos que Dios siga bendiciéndolo e¡ su lucha".

Y, como en toda esta tragedia, donde et espionaie v la conspi-


ración forraa la trasa previa, hay también su parte de comedia, he
aqai la carla de Becker a Heroldo donde le solieita el envío de
cuadros fotográticos mostrándote a Hitler como amigo de los ani-
males. Dice: "Cuadros qse mue§tren el tado humano del Führer",
"Creo que tales cuadros hacen rmás propaganda {ara é1, que los
que destaquen la importancia de Hitter gomo político o estadista",
ALTA TRAICION EN EL URUOUAY 145

indudable Que si no ha a por él los


ue lo muestren cofno e iosniños,
sin..duda, los que lo n de tos irra_

Becker, según carta de Borkosky, del lg de octubre de lg37,


es también organizador politico de las organizaciones de estricta
Por eso, por ejemplo, pide
de instrucciótr politica sarn-
nalmente,respectoal nde

Esta organización nacional sociatista tiene también..r, ,.0,,.o"


Y Dutine le dice a Becker que el 1o de abril de 1989 llegarán los.
árbitroo del distrito del país.

Segtin declaración de Dutine, cuando se presentaran conllictos


entre gus partidarios, recurriría prinrero a la policía y después a
la Legación. Hay mucha docunrentación recogida por-nosotros en
la que se prueba que el nacional socialismo que actúa en el Uru_
guay tlene sus propias organizaciones judiciales. ,Aún desde este
punto de vista trata de configurar un estado dentro del Estado.
La instrucció¡ social y política dentro del nazismo se realiza, a ve_
ce6, en torma independiente del punto de apoyo, como si fuera
una organización mínima del partido. De esto da cuenta una cir-
cular en alenán que figura en la carpeta de Becker, fechada el 17
de octubre de 1937. Cada seis meses (ordena el dirigente) debe
realizarse un mitín de instrucción social y camaradería. Cada seis
semanas una asamblea general con los temas nreparados por el
Iefe de instrucción política, realizándose estos mitines'en casas de
socios, entre los cuales están las casas de Metzen, Dutine, I(orn, etc,

¿Cómo se hace en Ulmenau la nazificaclón de los niños campe-


sinos? [IaV un relato interesante en Ia carpeta de Becker. Se fes.

lizado hoy, y que Alenrania nacional socialista es un país del Ter_


T. G. BRENA -- J. V. TTURBTDE

cer Reich". Hablan otros locutores "muy importantes". I-a fiesta


termina con el triple "Heil Hittrer" y con la canción Horst Wessel.
La Iiesta continuó hasta la noche, y de noche se reunieron los
colonos con los niños y la dirigente de las muchachas de {Jlmenau
hizo uso de la palabra.
En síntesis, Becker ejerce múttiples actividades. Es un dirigente de
cotfia¡za. Lo prueba su correspondencia con Dalldort y con Lang.
mann. Es un propagardista que se allana a los trabajos más hu-
mildes, pero que, al parecer, sabe'tealizar los más difíciles. Su ac-
tividad la dirige esencialmente a Ia escuela, a la actividad rural,
a la actividad política, y a uía tarea muy sospechosa dB espionaje.

En la correspondencia de Becker encontró ta Comisión, lo mis-


mo que en la de Fuhrmann, la utilización de asociaciones cultura-
les germano-uruguayas, con tines de ptopaganda politica. Las ba-
ses del ce¡tro cultural germano-urlrguayo están de acuerdo con el
camouflage ya aconsejado por Fuhrmantr. Dice el artículo ls: ,,Cofi
el propósito de difundir la producción cientítica, literaria y artística
de las naciones de habla alemana, constitúyese una asociación con
el nombre de Centro Cultural Germano-Uruguayo". Lci aparente
es la difusión cultural de los países cle habla alemana. Lo real, yá
nos lo han revelado Becker y Fuhrmann. El centro cultural de Pay.
sandú fué fundado el 17 de setiembre de 1937, por los señores
Von Metzen, KlenIels, Borkosky, Mayer, Dutine, y dos o tres
pefsonas cuva actuación no conocemos. eomo se ve, entre los lun-
dadores. actúan los principales dirigentes del Punto de Apoyo
Paysandú.

Paysandú, pues, tiene uÍ! campo de acción propicio y diri-


gentes cornpetentes.
Conclusio¡es de Becker. Primero, está probada una acción de
conquista politica nazi del campesinado nacional por medio de Ia
escuela y la propaganda escrita y verbal, especialmente en Pay-
sandú. Segundo, están probados actos de espionaje de agentes
nazis que obra¡ en nuestra Capita! y en la campaña infiltrándose \
en todos los medios de actividad pública. Tercero, está probado
que las asociaciones culturales alemanas.uruguayas, §on orga-
nismos de conquista política "camouflageaclos" en un aspecto exie-
rior simplemente social"

..l,.:-:.:,..--:*qi}.aG¡l';¿\5:-::l!:.--.'.....1''+:]!S
,LO' 4ctirioho0t
.Hincén /r/ gonetn
ALTA TRAICION EI\¡ EL URUGUAY t4s

Entramos ahora a las actividades del Rincón del Bonete, y


aquí nos encontramos con tres personajes que son: Schmidtlein, el
Jefe, integrante de los cascos de acero; Aulaut, que pertenece a la
Asociación de Colonias del Reich, asociación de ex cornbatientes,
llamado en alguna parte en lorma que no hemos podido' aclarar,
"el hombre de las comunicaciones", y Kautfman, socio del partido,
que del punto de vista político tie¡e menos importancia. Las acti-
vidades son: a) políticas; b) culturales-politicas, cine, radio, prensa,
. y c) la ayuda de invierno.
Daremos algunos intormes sobre la actuación del ingeniero Oddo,
ya que las investigaciones de la Qámara, si bien sirven para ave-
riguar las actividades de los nazig también deben servir conio
parece, y le ha parecido a la Comisión, pafa separar Ia fantasia
'de la realidad en cuanto se atribuye actividades nazis a persofla§
que después resultan insospechables. Hay un inlbrme del Jete de
Investigaciones, seiror Casas, y por último, unas conclusiones. Esto
es el esquema de lo que vamos a reterir sobre el Rincón del Bonete.

Ya hemos visto en un documento de Becker el estudio de lae


posibilidades de acción en el Rincón del Bonete. La Cornisión In-
vestigadora interrogó a los principales dirigentes de la organiza.
ción política nacional socialista en dicho lugar durante los allana-
mientos y les negaron la propaganda activa. El trabajo técnico no
les dejaba tiempo para otta clase de actividades. Sin ernbargo, en
las películas que se encontraron en Ia casa del ingeniero Anlauf
se revelan algúnos actos de carácter político realizados con Ia in-
tervención del Embajador alemán y del agregado a la Embajada,
sefior Dalldorf, jefe del nacional socialismo en el país.

Se había afirmado que el Jefe de ta orgatrización del Rincóu


del Bonete, era el ingeniero Schmidtlein. En ta carpeta de Schmidt-
lein luce un estudio sobre la organización det partido para el ex-
tranjero, tomado de una carta.
150 T. G. BRENA -- J. V. ITURBIDE

Esta organizaciÓri pata el extraniero, 'det l'artido Nacional


Socialista, está dividida en agrupaciones del país, distrito del país,
distritos, agrupacione§ locales y puntos de apoyo. "Agrupación del
soi Par qtre tenga una ancia
los es Para los otro sa la
de del adores de laso Para
la organización extranjera son el dirigente con rango de dirigente
del Gau (Cauleiter). Segundo, el dirigente representante con ei

de apoyo.

El ingeniero Max Schmidtlein recibe de la Asociación Nacional


Socialista Alemana cie Luchadores del Frente, Casco de Acero, dis-
trito dei país Argetrtina, ufla comunicaciótr para que lirme el jura-
mento de lidetidad para el pueb[o y el Führer. Esta organización
tiene importatrcia en Buenos Aires, y el ingeniero Schmidtlein re-
cibe un intorme sobre los distintos grupos de estos camaradas.
Estos grupos están ubicados en el Retiio, en la Plaza Constitución,
en Barraca§, en Fiñeyro, Avellaneda, Tigre, Villa Devoto, Villa
{.lrquiza, etc. Los grupos de camaraclas del exterior no tienen nú-
meros corfio éstos (Centro, Retiro, 1; Plaza. Cotrstitución, Barracas,
2; Fiñeyro, Avellaneda, S; etc.) sino que se flombran por los lu-
gares, como ser grupo Isla Verde, Ferrocarril Central Argentino; etc.

Schnridtlein recibe taalbién noticia sobre los cambios de orga-


nización que se han efectuado en la citada Asoclación Argentina.
Dirigentes del grupo de bandera, camarada Ritter (o Richter); en-
sefianza de inlantería y tiro y del tiro federal, camarada Ritter
(Richter); enseñanza de marina, camarada Bosich, etc.

Se realizará desde ahora la enseñatza de la ideología de los


cascos de acero, l.{. S. D. F. 8., junto con la de N. S. D. A. P.,
con !a sociedad'de soldados aleüTanes y cor Ia D. A. F. (Frente del
Trabaio Alenrán) por Ia dirección del país del Fartido Naciotral
Socialista.'
ALTA TRAICION EN EL URUGUAY 151

Estas diversas secciones de la Organizactón de Luchadores


del Frente Nacional Socialista Alemán, actúan, pues, cori un sen-
tido clararnente militar en la república hermana, Los dos países,
unidos por ta¡rtas tradiciorres y tantos vinculos espirituales, se en-
cuentran igualrnente amenazados por estas orgarrizaciones politicas
que no tienen otra finalidad que Ia de enajenar la soberanía de
los dos grandes puertos del comercio amer¡cano.
La organización de los Cascos de Acero está estructurada
sobre una obediencia ciega, obediencia cstricta, dice el dócumen-
to 70-775, al Führer y a los dirigentes de la agrupación, al punto
de que radie puede salir de ella sln estar autorizado para reti-
rarse, por ei supremo dirigente de la agrtrpación.

En un documento estrictamente secreto, el 70-776, para el


distrito Argemtina, el dirigente del üau, tsohle, Jete de Ia Oticina
para el Extranjero, dice haber irilormado al representante del
Führer sobre esta organización, aconsejando cuando llegue la contes.
tación del representante del F;iirrer, porler a ios Cascos de Acero bajo
las órdenes del Partido Nacional Socialista y trabajar en todos los
asuntos, de acuerdo con é1.

En uno de los documentos del ingeniero Schmidtlein, R. R.


tr08, tigura un carnet cle la Asociación de Sotdados Alemanes Na-
cicnal Socialista que le pertenece al nrisrno Schnridtlein, .del Círcu.
lo ,Argentina, gmpo Mortevideo.
El ingeniero Arturo Anlaut conliesa que Schmidtlein, él mismo
y otros pertenecen al Fartido Nacior¡al socialista; que, de vez en
cuando, se hace alguna conferencia con discursos culturales, d.e
costumbres y Que, en general, se trata siempre de alemanes, pa-
sándose películas, algunas de etlas, en el comedor de la Rione. Las
películas se reciben de Montevideo, son culturales y comunes, con
floticiarios que, según é1, son los que se vefl en Montevideo, con
la diferencia de que ellos los exhiben rnuy tarde.

Dice que las peliculas no puede deeir quién las envía. puedo
ser que sea Dalldort, pero que es mejor que se !e pregunte a Schmidt-
lcin. Dice que Schffiidtlein es el jefe de la sucursa! det partido
Nacional Socialista.
152

Se fe preguntó sobre las censuras de las películas y manitestó


que eso seria necesario preguntárselo a Schmidtlein. Preguntado
en qué consistía la organización Nacional Socialista, contestó que
es müy difícil de explicar aqui, en un ambiente donde la vida es
riueva y doude la coflcicflcia es nueva, pero que hay una organi-
zación con jetes y hay distritos.

Preguntado sobre la tinalidad de la organización en el Uru-


guayr manilestó que era darle a los alemanes, en 1o posible, la
cultura alemana"

Preguntado sobre quién envía los cliatios y iolletoE de propa-


ganda desde Montevideo, dijo que flo sabia, por ser ana organiza"
ción que no coroce.

Preguntado sobre quiénes pueden entfar en la orgaúización


nazi, contestó que los uruguayos no podían hacerlo, ni los alerna-
nes que tuvieran carta de ciudadania. El señor Anlaut es miembr<¡
de Ia Asociación de las Colonias del Reicho y está docurnentado un
carnet en el que ligura la cuota pagada por él a dicha Asociación.
Es un mienr!¡ro de la Asociación de Ex comtratientes Alemanes
peíteriecientes al Partido Nacional Socialista.

En uno de los nírmeros del "Deutsche Wacht" encofltrado en


la casa de Anlaut, hay un artículo en el que se dice: "¿Será posible
que este hombre crea de verdad en úfla invasión de América por
Alemania?" (Se refiere a Roosevett) "Solamente uil loco pu€de
perisar una cosa como ésta. f,a lucha de la Alemania l{acional
Socialista contra las potencias occidentales es una lucha entre
dos ideologías, y Estados Unidos es también una democracia',.

En una parte en que Atllauf tigura entre varios cari.laradas re-


sidentes en Montevideo, se le tlarna "el hombre cfe las comunica"
ciofles".

Anlauf le escribe a lutio ÉIolzer, Führer dirigente de la agru-


pación local del Partido Naciora! Socialista en Montevideo, expre-
sárdote que, de acuerdo con Ia ordeq del Ministro del Reich,
Goebbels, por la que todas tras agrlrpaciones locales cte común
acuerdo con los embajadores en el extranjero, deben realizar pro-
ALTA TRAICION EN EL
URUGUAY 153

d Uru"
la

-txganiz,a.
propa-

rganización
a los alema"
¿s miembrt¡

Asociación.
Alemanes

+¡c-ontrado en
: '¿Será posible
oe Arnérica por
:n loco puede En esta visita al Rincón de
nia Nacional
ma lucha entre
democracia',.

ns camaradas re-
de las comunica_
los
cono hec
ftente de la agru- que
)tontevideo, expre- por su padre. De tuyull.ti
Enistro del Reictr, "rt"tomaia en
esDecialnrente eú una
üocales de común
leben realizar pro. Por último, .ru"
decraración ante el. ingeniero Kauimann, en ra
ra eomis!ón
:,..,11rr_*.:-11::,
investigadora] áontiesa pertenecer
al
154 T. O. BRENA -- J. V. TTURBTDE

cional ;
recibir diarios; que el segundo jete
(er Ri Eonete) es el señoi Testorf,lsposo de
de Ia Tiene dos hijos uruguayos, una chica
de cinco años, Giselda, que se confiesa ingenuamente alemana,

El padre manifestó que por la ley uruguaya sori uruguayos,


pero por la ley alemana sofl alemanes.

contesó asistir a reuniones políticas y haber exhibido perícuras


de cine en. el comedor de la Rioúe; la' existencia de veinticinco
socios del partido en el Rincón del Bonete. ,

- En un
viembre
documnto, 7A467, el señor Kaufmann, en carta de no-
1931, emite un juicio sobre el Uruguay, qúe no es desde
los de Fuhrmann, pero que dernuestra el bajo
de nuestra. co¡ciencia nacional. Dice que lós
,de luchar por
su independencia, tienen con-
ciencia de su nacionalismo, ,,que nos parece a nosotros,
los alema-
res, que tenemos un Cesarrollo de la cultura y de la historia,
a
veces muy ridíc ,,Los alemanes
tónemos gran párt"
en el desarrollo Desgraciádamente, _agiegu,_,
este paíshemos "n
mo cor¡secuencia de ta g"ueirá. Oes-
pués de 7a guerra, gaflamos otra vez nuestro lugar y
áhora domi_
nan en muchos órdenes de la actividad, Ias empresas alemaras...,,

Refiriéndose a la burocracia, expresa: ,,Hay mucha corrup-


ción y la protección está a la orOsn y está en los puestos m?s
altos".

En este documento resalta el orgullo alemán por su cultura


y por su historia y el desprecio, aunque naturalmente atenuaáo,
por nuqstra cultura.

No se puede negar, sin embargo, la exactitud dé esta refle-


é punto el Banco de la República puede gas_
reliere a lo invertido en su edificlo) ,,yo- no
qúe ellos pu ierotr gastar ese dinro en cosas

En el Rincón del Bonete, _ según documentos que se nos han


¿Son futuros ciudadanos del Uruguay? Nó. Son uruguayos
educados
en escuelas alemanas que ignoran su lengua y
su himno...
156 T. G. BRENA -- J. V. ITURBTDE

hecho llegar por tuncionarios competentes,


- circulaban algunos
volantes, cuyo linal era el siguiente: "Alemania lucha por la repa-
ración de una injusticia; los otros por la conservacióh de la mis-
ma". Los iniormes de estas actividades tueroi elevados por la
Rione a la Comisión investigadora sobre actividades nazis.

Se nos atirma que a raiz del norirbramiento de la Comisión


investigadora, esa prbpaganda cesó.
ALTA TRAICION EN EL URUGUAY r59

Frente a la revelación de que en el comedor de la Rione, se


pasaron películas de propaganda nazista, clebimos interrogar al in-
geniero Oddo, Director General de la Rione. El señor Oddo mani-
lestó a la Comisión qúe se dieron algunas películas cobrándose la
entrada, que él fué algunas veces y que sienrpre hubg alguno de
ellos presente en las exhibiciones, y que él no sabe que se hayan
dado películas de propaganda. Sabe, sin embargo, de que en la
olicina alemana se han pasado petículas de propaganda.

Respecto a la existencia de arffas en el polvorín, el señor


Oddo manitestó que semana a sernana hay gue enviar un estado
al Ministerio de Delensa Nacional, quien hace el contralor y auto_
riza lo que se trae. La Comisión visitó el polvorín y lo único,que
vió fueron cartuchos de dinamita, para cuya comprobación, al aiar,
se hizo abrir un cajón..

La Comisión interrogó al serior ingeniero Oddo, por haber re_


cibido denuncias que lo comprometían en actividades nazistas. Le
hizo u¡ severo interrogatorio con el fin de deslindar la parte de
fantasía y de realidad que hubiera en el rumor corriente- La im-
presión de todos los miembros de la Comisión, frente a las decla-
raciones claras del señor ingeniero Oddo, a su buena voluntad
para el interrogatorio y para suministrai cuárrtos datos se le re-
quirieran y el prestigio general de que goza efl el ambiente nacio"
nal' fué enteramente Íavorable a su persona. su vinculación cons.
tante con los dirigentes ale¡ranes de la obra del Río Negro, que
son también dirigentes nazistas, por necesidades técnicai de su
cargo, las transacciones que a menudo se ve obligado a hacer, cho-
ques qúe se produeen entre !a Rione y e! Consorcio, el trato natu_
ralmente amistoso que debe tener con ellos en una convivencia
permanente, su conocimiento del idiorna alernán, por haber estu-
diado algún tienrpo en universidades alemanas enviado por nuestro
Cobierno, todo .esto podía dar origen a úrt rumor que la Comisión
se cree en el deber de desautorizar de la maflera más tormal.
160 T. C. BRENA -- J. V. TTURBTDE

El Señor Ministro del Interior nos había manilestado que rio


había actividades nazis y que él tenia un rlocumento que demos-
traba que no había tales actividades. El docurnento es un informe
del Jefe de trnvestigaciones señor José Casas.

El señor Jefe.de Investigaciones presentó un informe e! 23 de


Diciembre de 1939, al Jete de Policía del Departamento, tarrán-
dole sus averiguaciones en el Rincón del Bonete. Fué enviado en
misión especial para avedguar la exactitud de ciertas denuncias
que corrían sobre actividades nazistas en aquel lugar. Este infor-
me se basa sobre tas declaraciones formuladas en geferal al Jefe
de Investigaciones por el doctor Alvarez Menéndez, y por eI inge-
niero Backmann. Lo que resulta en ese intorme es, primero, Ias
declaraciones del señor Atvarez Menéndez, médico de Paso de Los
Toros, de un escaso valor i¡formativo, por falta de una observación
continuada y cori seítido de pesquisa de las actividades de los
dirlgentes nazistas en el lugar; segundo, el informe del señor Back'
maflri que, aunqúe e§ chilero' está íntimamel'lte viricutado a los
grandes tlirigentes nazistas del Ri¡cón del Bonete, eomo se sabe,
v se ve en el tilm, que l.a Comislón tiene en su poder, y que tué
incautado por ella en la casa del ingeniero ^Anlauf"

Las comprobaciones del Jefe de Investigaciones son las si'


guientes:

Primero, que la enseñanza no responde a uri plaü preconce-


bido desde el punto de vista político-social;

Segundo: la realización de liestas de simple carácter tradicional;

Tercero, la realización de! plato único, para lormar un fondo


de subsidio social;
Cuarto, una contribución voluntaria para el partido nazi, que
recoge uno de los ingenieros de la Consal, señor Schmidtlein, "sin'
dicado nazista militante" eI señor Casas-, "pero al que no
que haga
-dice
presión álguna sobre sus connacionales";
se observa

Quinto, en la cantina se observa la lotogratía del Ftrefirer y


la del Generat Baldomir. Esto, al Jete de Investigaciones no le
ALTA TRAICION EN EL URUGUAY 161

llama la atención. "Puede colegirse que en esto,, .,no


-atirma_

Sexto, el Jefe de Investigaciones traduce los conceptos del in.


geniero Oddo, respecto a "El Hera gúe,
expresa el mismo ingeniero ,'debe ¡ción
que la política o" se h
Ti^gffita' fusionismo ,ujá"*'r* pun"
reftejo, de ese limitado perímetro,
y dirigi ente a sembrar recelos en
la taza atia"a"

el Jefe de sa en que
Oddo hace gráfic pre_
ectarse una de Ia po_
ejó que se d e la e arico
en Madrid.

Y por últirno, concr el señor Casas a ción


de que en el Rincón del o existía ninguna na-
cional socialista, nos dab ente expticaci-ón d p;i-
162 T. c. BRENA -- J. V. ITURBIDE

cológico, Decía: si exi.stiese fila co§ciencia nacional socialista fren-


te al hundimier¡to del "Grat-Spee" o frente al suicidio de su Capi-
tán, se hubiera provocado un conjunto de reacciones psicológicas,
cosa que él no pudo Probar.

En síntesis: el Jeie de Investigaciones entiende que no hay

e) que no se observan los síntomas fundamentaleg de una pene-


tración nazi e¡ las obras de hidroelectriticación del río Negro ni
dentro del perírnetro a que podría llegar su influencia.

Como se ve, el inlorme del Jele de Investigáciones llega a


una conclus!ón distinta a la de la Comisión investigadora' Su in'
torme se basa en revelaciones de dos persora§ y en algunas obser-
vaciones directas, Lo ha hecho segurarnente de buena te, pero sin
el espíritu de descontianza equilibrada y activa que htabiera sid«
menester para conocef la verdad.

En el Rincón del Bonete, según las comprobaciones de la Co'


misión, hay un conjunto de dirigentes nazis. Se realiza¡ reuniones
nazis, que hacen propaganda por impresos nazis. Se hace propa-
is en la oficina de la e ,!
Í zis en et comedor de Ia La
t suPoniendo que realizar in-
tensa acción por la cristianización de los niños htjos de alemanes¡
aparece nula.

Segúa las películas e¡tcontradas en la caga del ingenieto An'


laul, las fiestas religiosas que se hacen en el Rineón del Bonete'
tienen un carácter claramente lutet¡no. Altí se baufiza a los niños
según el rito luterano y basta eoflocer a los dirigentes nazistas y
a los alemanes simpatiÉantes del nazismo de Rincón del Bonete,
su espíritu de tamilia, su espíritu de raz\ la conciencia de ser ale-
ALTA TRAICION EN EL URUGUAY 163

manes queles hijos nacidos en el Uruguay, desde


la eda
primera nder que ninguna otra penetración
que la nazista ese medio.

En consecuencia, [a Comisión sostuvo ante la Cámara que:


ls Están probadas ras actividades poriticas nazis en ra loca-
lidad del Rincón del Bonete.

. 2o Estálaprobada la presión moral ejercida en obreros y em_


pleados en contribución llamada .,Ayuda de Invierno,,.
_

3q Está probada la germanización de niños nacidos en er


Uruguay.
Ctrot e/arnentot /n/ tt¡rio-
nd/e ,l/a/tta
AI-TA TRAICION EI{ EL URUOUAY
167

Vamos a a¡alizar ahora las actividacles de Victor


D. Serene.

Estudiaremos simplemente estas dos cosas:


con las Tropas de Asatto;
A) su vincuración
B) S; ;;.*;u *úrl¿"0 i"'I.p¡a.
diptomático.

En la carpeta de Serene se encontraron esqueuras


de discur_
fr€ t
bre
del
reae p(onuflcia su discurso, e§

"' "' t-t"'liltY


eurso al día siguiente, en el que ,u otro dis'
.
honor__de las Tropas de Asalio de üca Arge
,,e
se hallan entre nosotros,' (dice) Iiesta de
tía"" Y para demostrar de nuevo la vinculación
Ias asociaciones gimnásticas y fucat¡vas cida cle
cán U ión po_
litica, citamos esta frase de Ser . la-r.g;Au
"como casi todos ustedes saben, er"nr+ oe-iliembre citada:
la escuela alemana fué fu¡dada tu ag.rfu.ión de en ra sala de
la Sociedad de
Combatientes del Reich agregada ciel paí
tina". La Asociación de Combati
uencia,
demuestra ert" v áii", document
como agrega da a la organizació, ,
Lutt
En esta fiesta se
_entregó la bandera por el Fuehrer de !a,
agrupación y de inmediato, una vez que Sárene terrninó su dis_
.dió la palabra, según consta en el citacto ao.r*urto, lái
curso,
señor Ministro,'. Toda la ceremonia Uu .rt..g,
de Ia bandera es
,lT y"lo"ia
"atención", etc.
militar, con el ,,firme',' .on u-i ,,u1.n.u...,i--.o, -"i

En otro documento rnuy reciente del 23 de


abril,de 1g40, Sere"
ne escribe una carta _ muy confidencial y pide
qué .. qr.rr" J.
168 T. c. BRENA .- J. V. TTURB|DE

inrnediato, en la parte superior de la misma _ a! dirigente de los


coml¡atientes del Reich en.Buenos Aires, al camarada Kesser, Se
preocupa po enda a (?), de
la imprenta ,,como ente,, y
ta¡nbiénas actual Alema_
nia y por tras dudas también recon¡ienda a Goller.

Serene escribe esta carta momentos antes de partir para Eri_


ropa. Se excusa diciéndole a Kesse¡: ,,Todo ocurrió rnuy rápida_
mente, y tenia que hacerlo en secreto,,, Esta carta de Serene nos
lo muestra pues, en viaje a Alemania, como se deduce de todo el
contenido de este docunrento que citamos.

En racticado, sin embarg posa nos dijo


que se s Aires en busca de porque se le
había d cuencia de las listas

le d Serene, recoge la su.


S del y respecto a su patria
Y sted lo dice, un país ene-
fil

Dos libretas de apuntes se recogieron en la casa de Serene,


coú una serie de anotaciones en alenrán, que traducidas nos re_
velan la actividad de este dirigente nazi y las vinculaciones
Que ob.
tiene en los medios diplonráticos. Asiste a tés en la casa de Dall_
la Chile, en la
N en la Lega_
an jada Inglesa,

Si esta libreta Ie pertenece, con estas y otras anotaciones,


que nos intensa vida sociai de este señor, se
rarían p actos de espioriaje, ya que él no per
Cuerpo, le trabajador y lleva una vida qr. iu
comprobó cori,o modesta, aunque no exenta de comodidades ele.
mentales.

En síntesis, Serene se rios presentao en los escasos documentos


que se encontraron en casa, como un dirigente de la Sociedad de
ALTA TRAICION EN EL URUGUAY
169

Cornb-atientes
-
del Uruguay, y aparece
-nred¡oscomo muy sospechosa esa
extraña actividad soctal de los diplonráricos, de un hom_
bre que lro tiene vida diplomática.

a Cor¡risión
señor Rolf
cumentos d
del señor Rudolf Horler.
l{orler escribe en Iornta misteriosa sobre
llegarán al país con la intencló; to;-bh, unos viajeros qtie
orcl,'." invertir su dinero
algunos negocios. ¿.De qué y contesta:
.en
"eso. te lo explicarán ellos mismos,,.
^un"rui,--pr"gunta.
perá io*'.uro es _
l::o"t'?,' ;
como la de *.:^jl:t1rj:r::
invertir dinero
tero.en
;p;;;;;#";#;o*
d" u,,a cosa
en etorrnno
algunos negocios,
decimos
¡¡rur'ttürva,
ntrn á^ a_ ^^:::r:'*"'-¡¡re
-^r-L-^- t"i misteriosas ;;;;;á, ;;, se rodee ese he-
:::j:Jil1r.::-
comendación i,,,,*1] ffi [:
para no, mencionar,,a ningún-almavivienteli,;;;-
tual llegada de esos inofensivos .r*;;;L;;; segundo, que
hasta
que esas personas no hayan llegado,
debe guardarse ,,silencio
absoluto',.

El sentido
negocio no es indicar que este
o. oine.o para simPle inversión
cimiento dje te evelarlo al cono-

go, en un documento que


omisión, y que urio de ios
huída del país en una ten_

Conclusiones, en sintesis, que para


_
y' de Scharenburg: eue fruy'ro.p"áiuJ
revelado por muchos indiciós qr;
la ;; ;
Comisión, y cuya existencia qr"d;
fia T. 0. BRENA -- J. V. ITURBIDE

stdo posible conocetr, por la misma ¡atsraleza clandestina


de este

trabalo, la organizacióh ggneral del mismo'

Entramos ahora a otra persona, que es Pablo Claas; en


Pablq
Claas interesa: a) activiuao oe la juverrtucl hitlerista; y b) Ia
actividad dePortiva Politica.

En la documentación de Claas, hay revelaciones interesantes


respecto a las actividades cle la ju Esta ju'ventud
triUerista es educacla direetamente d y las teutiones
sáciates se realizan con el tin eserc
orientación na'
cional socialista.

SehaceÚienciónexpre§adelarrecesidaddepropagandara.
en las
diai. "Es lo más importante", dice uno de los documentos'
reuniones de la juventud.

Durante un tiempo, na juventud hitlerista se dedicó a los


ejer"
después de
cicios de tiro, y se da e! caso, notablemente absurdo
que hace la cornisión lnvestigadora, de que
todas las revelaciones
de
e¡ercicios de tiro, que configuran un adiestramiento bélico
"stás
dicha asociación se realizaban en Punta carreta, con armas y mu'
'niciones flacioflales. Es clecir: que ruestro mismo país estaba dando
cons'
inocentemente los medios de acción a los que, en deiinitiva,
piran, como todas las organizaciones nazis en el Uruguay' cori-
iru *. instituciones y contra su conciencia dernocrática"'

En los cuadernos de una hija de Claas, Frieda Claas' tiguran


las trases que utilizan para la práctica cle taquigralía U9 n -n¡¡19ta
Hindeburg. Tienen generalt ent" un alcance politico bien
definido'
de exaltición del Fuehrer, del nacional socialismo que "vence al
por- Dlos"'
internacionalisfllo", en la adoración al Fuehrer, "enviado
y a "su bandera santa", y en la mención- de las únicas colunrnas
áel nazismo alemán, qr. éon "el pueblo alemán y la
juventud na-
cional socialista".

Pablo Claas es miembro de honor cle la Liga Deportiva Ale-


maria en el Uruguay, y tle la Sociedad Alemana de Oimnasia'
y es-
tas organizaciones de carácter deportivo tienen también su sen'
It
t'
-iG

ft' Bajo nuestro cielo que jamás cobijó espíritus esclavos, nuestros
t¡, &.
5 niños aprendieron a venerar la violencia y la esclavitud;..
T. G. BITENA -- J. V. ITURBIDE

tido Se revel cruz s a insignia; se re-


vela a
liaciór¡ ciación I Reich para ejer-
cicio qüe e§ ón naci ta'

Las asociaciones clepoftivas' en consecuencia, flo hacen el

pudiendo nuestro país hacer nada con'


tra alemán, nos dedicamos a combatir a
los s las acciones, dice el periódico citado'
que alenranes nazistas del Uruguáy' son
mentiras.

ConclusiClaas:IsExisteunaorganizaciónpolíticade
organizada'
lajuventud , que actúa en el país totalmente
que realiza y prácticas de tiro cofl armas y rnuniciones
nacionales.
,Lo, n*liriotot nl uúnnro
/, !"/ot/
ALTA TRAICION EN EL URUGUAY

Llegamos a otros dos personajes. Uno de ellos, es el


señor Cuillermo Jonas, que se nos aparece: a) como asesor de Ia
Legación Alemana, y b) como animador de los ejercicios militares.

Jonas es el asesor de la Legación Alemana. Redacta, por lo


rnenos, algunos documentos de carácter diplornático, como §us apun_
tes para una nota que dirigiría el Ministro Lagmann al Gobierno
uruguayo. Y recibe dinero de la Legación Alemana por intermedio
del Banco Alemán.

En el borrador de notas hechos por el Ministro Lagmann, Jonas


siente el "agravio" inlerido a los ciudadanos alemanes residentes en
el Uruguay, a la l-egación Alernana y al Gobierno del Reich, por la
sospecha de actividad de la quinta columna actuando en el país.

Debe recordarse que ésta es tanlbién una técnica nazista: sen_


tirse agraviados frente a una slspeci:ay contra-atacar irente a una
injusticia apare
trictamente la
misma técnica,
te lo contrario
por afirmaciones de esta naturaleza, sina por el Írecho cuya vcra-
cidad sería menester aclatar, de que por e! Ministerio clei Interior
se habría vigilaclo co, rrna vigirancia a c'rrgo de Ia policía de In-
vestigaciones, la argaaizac!ón del Fartido Nacional sociatista del

Es decir, que según este- borrador, ia organización nacional


socialista habría te esi:ecie de bautisnro legai y qÉle esa,
actividades flo en ningún peligro para nuestras institu-
176 T. G. BRENA -. J. V. TTURBTDE

cionesy para nuestra conciencia civica y moral. Si iuera exacto et


hecho, configuraria ana grave responsabilidad de nuestra autori-
dad, que tan a la tigera dió esta especie de carta blanca al na-
zismo para actuar en el seno de la vida naclonal"

La nota va tan lejos, que plde un examen minucioso de todas


las organizaciones alemanas con respecto a su legalidad y preten-
dida actividad ilegal, porque considera que las calumflias cofltl-
nuas a su patria aumenta el peligro en que se halla la neutralidad
del pais hasta cierto grado, y para que esta investigación sea más
eiicaz, el Ministro, según el'borrador de Jonas, se pondríg a dis-
posición del Poder Ejecutivo pa(a aclarar y proponer de qué
torma se puede realizar el examen prgpuesto.

"Como durante la guerra" "la organización del Par-


-dice- se halla bajo mi
tido Nacional Socialista eri el Uruguay superin-
tendencia y tutela".
Es decir, que es el propio Ministro, el Jeie máximo del Partido
Nacional Socialista, Se escapa de este borrador de iJonas, que tie-
ne autoridad para redactarlo, en virtud del puesto que ocupa, y que
naturalmente no debió pasar, por ta gravedad de esta última atir-
mación. Pero este procedimiento de olrecer el examen y proponer
la forma de realizarlo, concuerda con el ofrecimiento previo a la
investigación parlarnentario, hecho por el señor Dalldorl al Minis-
terio del Interior y aprovechados en torma harto ligera por este
Ministerio.

Por último, llegamos a Jorge Wolt. Dos puritos importantes


hay que destacar: a) la planimanía y las Tropas de Asalto; b) sos-
pecha vehemente de espionaje.

En la carpeta de Wolt se encontró un documento de crítica na.


zista; más que critica general, de crítica personal. Se refiere en
forma muy desdeñosa, al sucesor de Bornamann,'Director de la
escuela alemana en el Uruguay, o eri Montevideo, el señor Bieler,
tartamudo y bizco, según é1, coí unos terribles movimientos de
mandíbula y ojos que agita de manera muy nerviosh.
ALTA TRAICION EN EL URUGUAY 177

Bieler
uestro Es'
tado en to un Estado
de idiotas!
I Planear
,n i.gá;'
emismo elr a y tercera páginas, sé
narración os ariean por los nacional
ydeco re

e e el de Wolt, inspiró a los


, o €l acObs, dos cle ustedeS.
a dist un aire atremán muy

Algo por et del ,,Tase-


b1att". Finatmen
"De. cual-
q,ier rnatera es astantes jó-
venes ambicioso st'.
l78 T. G. BRENA .- J. V. TTURBIDE

I-o más importante de la actividad de WolI es.á represeÍtado


por la intormación, documentada por planos nacionales de las vias
internas y de acceso dei país. Es común encoritrar en los názistas
que actúan en el Uruguay gran cantidad de estos planos, reve-
lando una preterencia extraordinaria por su estudio. Vimos que
Becker, en Paysandú, se espec¡alizaba en estos estulios. Woll tam-
bién lo hace, y en la carpeta respectiva encon'rada en una gran
cartera de Ia que se incautó la Cornisión, se encontraron cartas de
rutas de Porto Alegre a San Pablo, con anotaciones de pueblos,
kilómetros entre los locales y notas marginales; descripción del
trayecto de Montevideo a Porto Alegre, diversos mapas del !ru.
guay y una colección de totograiías de pasos, puentes, camínos y
carreteras de nuestro pais.

Las fotografias respecto a los pascs, puenteso caminos y carre-


teras, de la República, se agrupan en serie. Es eomo una totogra-
Iía total de las carreteras del pais. Esta documentación es riruy sos-
pechosa de por sí, pero se hace tnás sospechoso aún si se vincula.
con la reglanrentación de las Tropas de Asatto. En los- artrculos
de esa reglamentación se dice que es función primordial de las
mismas el estudio de los planos, el estudio de los mapas, el cono-
cimiento de las carreteras principales, de las carreteras acceso-
rias y la estimación detallada de las estancias.
Esta tarea ha sido rcalizada, según la documentación que obra
en poder de la Comisión investigadora por el señor Woli que,
a su vez, y posiblemente para realizat mejor su cornetido ligura
como corredor er! carreras nacionales e intemacionales,

En- muchas cartas que le dírigen los fan¡iliares de Woit desde


Alemania, se extrañan mucho por su mania de viajar. Wolt es muy
joven y ha recorrido muchos países. Entre su documentación se
encuentran hojas de inscripción del Frente Nacional del Trabajo
de contribución a'la Juventud Hitlerista y de la Asoclación de Mu-
chachas Alemanaso y florfitas impresas sobre la educación y los
educacionistas nacional socialistas,

Al pie de una de esas páginas impresas, tigura esta leyenda:


"El pueblo alemán necesita para su existencia, el horizonte de un
pueblo mundial". Y en otra afirma, contirmando todo el sentido po-
ALTA TRAICION EN EL URUGUAY 179

litico de la actividad escolar alemana, que los educacionistas alema-


nes están a la vanguardia de las tropas políticas orientadas hacia
el Fuéhrer.

\¡/olt es hombre de medios económicos limitados. Es obrero o


empleado de una joyería y su esposa es profesora de la Escuela
Alemana de Montevideo. Se le encontró una máquina de fotogra-
lias de gran valor, como es común encontrarla en todos los ale-
manes, aún en los que perciben sueldos o salarios escasos, Máqui-
nas de más de g 400, todas ellas, a más de las que sacan películas_

Con esta máquina Wolf ha fotogratiado caminos uri..o. d"


la República, en todos sus detaltes. EI informe del General Siccc
expresa que, por sí nrisma, esta fotogratía de un camino o ca-
rretera con todos sus pueates y pasos no tiene valor mifitar, pero
puede tenedo como "complemento a un intorme técnico-militar,'.

Este alán por la fotografiá de camino-s y de puentes y cle


pasos, y su misma actividad generat. amparada por un germani-
zado uruguayo que le salvó de ufl apuro, rnás la manía de viajar
que llama la atención de sus familiares, está contigurando, en
el parecer de la Comisión, las múltiples actividades de un erperto
espía alemán"" Esto es, presunción más presunc!ón más presunción,
en Protedimientb Civit equivale a prueba.
Existen agentes y actos de espionaje, revelados en fotogra-
fías de caminos y puentes y carreteras cornpletas, oúe rio tienen
en sí n¡ngún valor artístico ni explicación posible fuera del ser-
vicio clandestino del exterior, y que por lo menos hacen sospe-
chosa de espionaje sus actividades.

Y ahora, relacionado con este Wolf y otros hechos, vienen los


agentes nacionales del nazisrmo.

Se nos ocurre que en materia de agentes del nazismo exis_


ten tres tipos: los agentes coriscientes de acción directa, los agen-
tes in0onscientes de acción directa y los agentes inconsclentes de
acción indirecta. Esta calificación sirve un poco para orientarse.

Hay los agentes conscientes de acción directa, que sofl los


180 T. G. BRENA -- J. V" ITURBIDE

mismos alerianes nazista§ o hijos


par
con pferrogativas directas del

a que al linal tuvo que querer


imiento.'

fil
reciorocidad, todos estos soli
ábrar sobre el éscepticismo nacional'
;;;;;;
/o Qettd¡co, 4r*o
nl Tnrro,
ALTA TRAICION EN EL URUGUAY
l83

pais desde hace


afi, Dutine Ia niega
co que aparezcan
so
La Gestapo tiene, al parecer una realidad, aunqüe es natural
que sea una realidad invisible.

En la Argentina tam te. y Dehillotte, en su libro sobre


esta organización, nos la actua¡do a través de esa misma
realidad invisible. Ella es un alrna invisible.

. , El mismo Wolf, en el documento terrorífico que obra en poder


de la comisión, alude a la existencia cre esa organización
sin nom.
brarla.

. Las tres etapas de la Gestapo, de la actividad eficaz de


la Ces-
tapo parecen ser éstas:

I Formar una minoria, con caracteres de Estado dentro del


Estado;

II P¡etender que los hermanos de taza, son perseguidos y


vilipendiados;

III socorro miritar paru estas victimas de ra inconrprensión


de
"la gjran Alemania,'.
184 T. G. BRENA -- J. V. ITURBIDE

se enlazan es-
El sentimiento r'¡rinoritario y §us llarnada
-corlsecuencias'
por Hitler "actitud ac-
tiechamente entre sí y ;;;il;;
Ln la
cle los pueblos que viven
tivista" que se ,..r.tuJ1n iá trag"oiu
en torPe inocencia'
de acción nos 1o da el
Un caso histórico de la eticacia
su

episodio austriaco'
a iué Tanto que algutlos
Elgo do
ger' del Frente Patrió-
altos iunc omo cia de esPíritu Poco'
tiü Jil huir "a
comúnt'.

Se Pregunta Dehillotte:
de Aus-
"¿Cómo rar con tal rapidez los agresores
las nin'
tria? Fara ; ; ; despecho de apariencias'

gufla conqu lenta'

aiermán se apoderó de ese


En etecto: no tué el ejército 3! Oue
iilenciosan'¡ente' desde
país, sino la Oestapo o""l*l*ttvamente'
fi;;,;;Ñ todos los Puestos de mando'
ra el nazismo, digna de los ma'

ese bárbaro tribunal:

,,Vosotros no sois asesinos por que sois nacional'socialistas"'


por tazón de partido'
La iustilicación de todos lÓs crímenes
medios de acción'
justiticación impúdica y universal de los
La
vital"'
El terror nihilista con necesidad de espaclo
libertad de estos hombres' convertidos
- [iitler mismo obtuvo la
(Dehillotte ' Gestapo: pág' 41 y 42)
iJc.Jupo.
luego en agentes o"
ALTA TRAICION EN EL URUGUAY 185

Es el arma del terror.


EI tlitierismo' inaneja con eticacia el arma del terror. Sigue
aqta la vieja enseÍlanza de .lViachlave¡lo. Uuando lviaclriavello se
preguntaba err! "ei si para goirernar debia uti¡.izarpe el
arnor o el terror, se ba: el tertor, porque siendo los hom-
bres egoístas y crueles, es el miedo el resorte más poderoso de
convicción.

I-a misma doctrina sostiene [litler cuando le maniiestaba a


ng: "fflabéis notado como acuder¡ los babiecas c,uando los
§e trenzan en la calle?. La crueldad impone respeto. La
crueldad y la brutalidad. Et hombre de la calle no respeta más
que la laerza y ia bestialidad. Las mujeres también, las mujeres
y los niños. La gente experimenta la necesidad de sentir miedo;
los alivia el temor, las masas necesitan temblar',.

Y agregaba: "El terror es e[ arma política más poderosa y


no me privaré de ella so.pretexto que resulta chocante para algu-
nos burgueses imbéciles".
tl ylon oeufación

l¡to, /n .l/uettzd Pa¡2¡a


ALTA TRAICION EN EL URUGUAY 189

Entramos ahora al estudio de lo que es natural coronamiento


de las actividades n4zistas en el Urüguay.
Hay un sueño de dominio unlversal en el hitlerismo.

I-os pacíticos alemanes qúle rios decian que deseaban el'triunfo


de su ,Atemania para. Alemania, sabíau que nos estabarx mintiendo.
Es Éiitler mlsrno quien lo dijo en un tamoso coloquio con Stracher:
"eréemen para mi, e! pacional socialisn'lo no tendría valor alguno si,
a lo ¡nenos Curante mll o dps rnil años, no debiese representar et
dominio de la taza mejor sobre el rmundo er¡tero".

El misrno canto de la juventud alemana lo cornprueba. [Ioy es


Alemania tu patria; mañana lo será el mundo enfero.

Y los que creen imposible, por sirnpte irnperio de la creencia,


que ese dominio universal del hittrerismo es !r!1a tantasía itnposible;
Ios hechos por ufia parte acaeeidos en Ia vieja Europa, y los
hechos nacionales y tos de América, comprueban sr¡ realidad total"

No puede olvidarse que lcs q.Lre creen ingenuarnente de esa


maflera) hatr c-'arginaelo de su pemsamienfo torr!as esas transfor-
maciones de ideas _v de técmieas ha traído al mundo el na-
cional socialismo revivier¡do v sr.¡ do las bárbaras ."moup&o.
nes qúe en otro tiermpo tarubién nos pareeieron irnposlhtes, del
autor cle "El Prífic?pe'r y de los "Discursos solxe Tito Livio',.
Aqui está el plan conci:eio de oeupación rnilitar de la Repúbli-
ca. t{itter recordabá en su discurso de Julio, la importancia de un
documento secreto emeontrado eo un tren por un soldado alemáo,
De ahí arrancó la invasión de Dinarnarca, Holanda y Bálgiea. La
Comisión tarmbién ha encontrado un documento de invasión nazi
en casa cle uno de los hombres más catriticados y audaces del na-
zismo en el Uruguay.
190 T. O. BTiENA -- J. V. ITURBIDE

Es un plan completo que ha sido juzgado así por los técnlcos


consultados. De aqui su primera síntesis.
I
:

1 Existe un plan de ocupación militar del país


2 Este plan tiene seis partes:

a) 4 ó 5.000 alemanes que viven en el país, tormando conrtr


las tuerzas.activas;
b) fuerzas de reserva;

c) distribución de las tuerzas de la Repúbllca señaladas y


que serían objeto del ataque,

d) Organización del orden civll

e) Ocupación admlnistrativa,

f) Medidas de represión.

El plan de Fuhrmann tiene seriedad por las siguientes razofles:

a) Por la calidad de dirigente y hombre de acclón muy


conceptuado de su autof,

b) Por los documentos que hacen reterencia concreta a ese


plan,
8/001 -- de Meissner a Fuhrmantr
9007 -- de Korn a Fuhruuann
9054 -- de Gordon a Fuhrmann;
y los documentos concorrlantes, que adquieren vigor y
sentido relacionados con é!:

c) Poroue el pI¿¡ existe. está escrito" detallado, y es un do-


currento auténtico, reconocido por su autor.

d) Por el anális:s técnico del plan. cue demuesfra conoci-


mientos apreciabtes de la d:strihuciór v efectivos de
nuestro eiército y un manelo hábilmente fácil de las
I-os planeadores nazistas,-que
tenían
por carnpo de operaciones nues-
tra Escueta Mititar cte a"¡".iá",-o,irJ"l;ffi,
creado una grave
situaclén.
192 T. G. BRENA __
J. V" TTURtsrDE

maniobras necesarias.

4 l-os medios de acción que se vinculan con


el plan:
a) Ejercicios militares en zonas bien escogidas.

b) La d de los planeadores y selección estratégica


de

He aquí el plan, expuesto en clos carillas de pape!,


Falta la primera parte, es decir, !a carilla la Z y B.
l.

amamiento) que dentro de 15 días


nriles de combatientes ule*an", J*
podían unirse en Montevideo. para
un batallólr de tiradores camaradas.

rnil personas existentes


en gares, De entre los dos
ot en seguida a todos los
jud
ALTA TRAICION EN EL URUGUAY 193

de las tierras de socios alemanes del pueblo de esos países, se podria


realizar un canje de colonización sin pérdida de capitaleó".

El Plan Fuhrmann, tiene cinco partes. Son éstas:

Primero: Cuatro o c¡nco mil etectivos inmediatos


Segundo: Tropas de reserva
Tercero: Ocupación de unidades
Cuarto: Guarda del orden
Quinto: Orgaoización administrativa para el luncionamiento in.
mediato de los servici,os

Cualquier lector profano advierte el orden lógico de la distri-


bución de maniobras.

I Fuhrmann cuentq en primer lugar, con lo que debe contar:


un conjunto de hombres preparados, los efectivos inmediatos.

¿Existían en el país? La Comisión comprobó: l) la naziticaciórr


casi total de los residentes alemanes en el Urtrguay que sori muchos
nriles;2) la formación bélica de la Juventud Hiflerista;3) la tor-
maeión deportivo.militar de los nazis uruguayos; 4) la existencia
activa de las Tropas de Asalto; 5) la existencia, también activa,
de oficiales y ex combatiertes nazis.

Por otra parte ellos sabían lo que recién sabemos nosotros: que
nucstros medios defensivos estaban representados: a) por cañones
rnuy viejos; b) por fusiles viejos; c) por pólvora viela sin garau-
tias de explosión; d) por una disponibilidad máxima de municiones
pata tuna hora, según algunos y una hora y media según los mác
optimistas, de combate.

había calculado bien.


,Fuhrmann
2 vas' sabe que los
aleman previsión efectiva.
Saben
especie ""ff: Í:.r:'f i:
que ya corocemos. Tamblén podían hacerlo aquí. Esas reservas de_
bian venir de Buenos Aires. Fuhrmann está con contacto contínuo
194 T. G. BRENA .- J. V. TTURBTDE
ALTA TRA¡CION EN EL URUGIJAY t9=!

Pero adentrémonos más en el autor. La seriedad del plan la


garantiza su aútor. La personaliciad del autor surgirá de estás fues
comprobaciones:
_a) Conceptuación general de dirigente. ,
b) Relaciones de alta categoría política nacional
c) Relaciones de alta categoria pol{tica internacional.
La seriedad de la personalidad de Fuhnmann resulta de Ios hechos
siguientes:

Faysandú, socio del par_


29 de mayo ele I0SB (do-

socio del partido, Dailcorr,.. (Dandorr j3r::thÍÍ


mann, textualmente lo s.graiente: ".J,Att"^?t".i"

' ¡¡r sto. Su convic-


Clon est a enorfne y su
Juicio

B) Korn, jefe del punto de apoyo de paysandú, pregunta a


Fuhrmann por su carta de l5 de junio de Ig37, (documento OOOTO¡
"...¿fla constituído usted un punto de apoyo del par acional
socialista? En caso de haberro hecho, re satudá como
punto de apoyo".
a nte de!

C) Dal de redactor
en jeteder La carta de
Korn a Fuh
mento 9037,
carpeta A),

"Su carta de fecha 7 de tebrero rne ha sorprendido lamentable.


mente, con respecto a su cambio de domicilio
en la Argentina l. para
198 T. G" BRENA -' J. V. ITURBIDE

sabedo en el Norte
mí, es siempre un sentimiento tranquilizador orientaciÓn' Corno
el sentidó de nuestra
ü"'r" e"p"¡lica, luchandl en
usted habtó en su carta d" n'"'u' tareas'
le expresé esa idea al
dirigente del distrito del P
que concurrir oticialmente
chos soberanos en Montev
encargado que le traga saber esa
propuesta te p-ale.:e
Dalld.ort, como yo' nos alegrarnos si nuestra
;ñi;bi"... Yo le pido que isted ingrese como lete de redacción"'
25 de tebrero de 1938'
D) Carta de Fuhrmann a Korn' de lecha

neros, efl Spanclau. Periodista por


Reich Por convicción".
está de la propaganda del "Stiirmer"
el nr nte de Alemania' editado por Julio
det artido Nacional Socialista y amigo
íntimo de Hitler). Además, está encargado de la propaganda- de la
Ásociación de F'ichte, de llamburgo, qrie realiza la agitación an'
tisemita con Iolletos en el País'

Está en contacto con la Estación de Radio de Onda Corta


de!

Reictr. J\tantiene intercarnbio de correspondencia con la Olicina Po'


líticaRacialdelReichy,envariasocasiones,sedirigedirectamente
por carta, al representante del Führer, Rudolt Hess'

Además, es posible comprobar el intercambio directo de


co'
F)
rrespondencia entre Dalldorf, Jele del distrito etr el país, del Par-
tido Nacional socialista y Fuhrmann, y entre éste y el ex-ministro
de Alemania, von Morath. En documento 00014, le da cuenta a von
Morathdesuactividadydelafinanciacióndeobrasasucargo'
como el diario "La Campaña", que administra con la seguridad de
ALTA TRAICION EN EI- IJRUGUAY

"tener en cuatro semanas, a todo el personal en sus manos".


G) Walter Cross, documento 9501, noviembre 23 de 1936, le dice
a Fuhrmann: "Yo tengo la convicción qe que usted servirá a nuesira
causa, si usted, entre sus conocidos, aparte de los peligros que
existen para usted, hace propaganda para una lucha activa de todos
los alemanes para la nueva Alemania, en una lucha unida. Es faiso
si grupos sueltos creefl que puederi hacer más en estos asuntos
que el Reich, o pueden evitar los peligros existentes para el Reich.
Nosotros ganamos la lucha juntos, o la perdemos juntos. Una tercera
posibilidad no existe".

No se trata, como se ve, tle la nueva Alemania alernalna, sino


de la nueva .Alernaria "espaciada". !-a carta no hace referencia a
una simple propaganda entre alemanes en el extranjero, sino a
una "lucha uflida", "lucha activa", gü€ se gana iuntos, unidos, o
se pierde iuntos, en el extraniero.

Y en este mismo tono de consideración, respeto, adrniración,


solicitud de consejo, slgue toda la documentación política del autor
del plan.

Gustav Suhr, le escribe a Fuhrmann


- 1.o de Abril de
1937'
Ca¡ta fechada en Altona, tslaukenele (Cerca de ttramburgo).

"Vd. me pidió entonces rnandarie nuevo material y yo me dirigí


con alegría y pronto a !a luente esta que es el Fichtebund en Ham
burgo, para procurarle varios ciefltos de millares de volantes de
esa Liga. Uno de los iefes de dní me preguntó para quien era y
de esta manera por preguntas y corltra preguntas supe que Vd. es
"uflo de los agentes nazis de los de más fiala larna de toda Sud
América", y que Vd. de largo tiempo era abastecido directamente
con todo. Lo latnento porqúe hubiera tenido un gran placer en po-
derle proporcionar eso. ¿Tiene Vd. interés por ,El Cuerpo Negro",
el órgano de la dirección de los S. S., y dirección suprema del
Estado?"

En una carta dirigida a Klein (Carpeta A) Fuhrmann tiene un


concepto despectivo de estos países" Lo rnanifiesta en esta frase:
o'Vivo solo en este país de momos y me enojo con judíos, trailes
canrpesinos tontos y criollos malos".
20ú T. G. BRENA -. J. V. TTURBIDE

Su plan de ocupación de la República (documento 8001) cuenta


segtrrarnente con ese elemento que sintetiza su juicio.

En otro documento, 00012, carta de Fuhrmann escrita en Saito,


el t9 oe mayo qe IUJ/r orrrgrcla a Wester Fierr Naused oice en
rormra concoruafrte: "E§toy de§ue el aho 2ü en §udamerrca. ivris tres
rrrtos e§rafl eü Alemania, Io soy viuclo. yo rne enojo en el uruguay
Cufl Carflpe§rr¡o§ DODos, particlarios lanáticos clel partido, locOs mU_
traros y mestizos".

La técnica de invasión de Alemania cotnie¡za siempre por ¡l


desprecio a los pueblos que se piensa invadir. En carta de-Marx
§cne,ler, de iJl,renau, a luhrmann, le dice: ,,Si usted tiene la idea
de que en el Uruguay hay únicamente chinos, mulatos y mestizos,
ento¡rces no vare la pena discutirlo y no tiene valor ei inlormarlé
de rni sistema".

receta con la cual


stizos, apoyados por
de acuerdo sobre Ia

Fuhrmann tieneconciencia de su valor personal, y ese valor


generalmente re es reconocido por ros
demás. Impone condiciones
A¡.TA TRAICION EN EL IJRUGI.,IAY 201

eí las opiriiones que expresa. Impone condiciones para et envío de


publicaciones de sus artículos. Dalldorf, en documento anteriormente
citado, se retiere a esas condiciones, las acepta y señala su qstricto
cumplimiento.

Fuhrmann (9036, Carpeta A), en carta a Schmitt, 23 de se-


tiembre de 1938, le expresa: "El despacho de la propaganda de
"Der Stürrner", "Cuerpo Negro", la obra de Ias Tropas de Asalto,
los discursos del Führer, están casi exclusivanrente en r¡ris manos
desde hace más de tres años".

A é1, Fuhrmann, le corresponde ennrendar ,,la obra desastrosa',


dejada por el socio riel partido Dobier.

Le recomienda a Schmitt ocuparse del cambio de puesto de


vice-consul en Uoncordia y nombrar a un alemán que no tenga
relaciones con ei pa.s y rnenos tooavia con la "mala casa Staudt y
Compañía".

Fuhrmann, en consecuencia, tiene en sus manos muchos hilos


de Ia propaganday sugiere con.autoridad las relormas de organiza_
ción para el indispensables.

Téngase pto general nacior¡al


el
socialista, deja de ser alemán.
Fuhrmann, p dó estar exonerado
de esta inhib

Korn en carta a Fuhrmann (documento g0SZ a) le expresa que


es necesario que Fuhrmann sea poseedor de los derechos sobeia-
nos y de esta nranera que tos para él ,,todos los archi_
vos" a disposición de ros de derechos §oberanos. Le
proporcionará para eso la alemana.
202 T. G. BRENA-- J. V. TTURBIDE

Siendo Fuhrmann poseedor de los derechos soberanos a que


se refiere expresamente en el docurnento 9040, carpeta A, carta
de Korn a Fuhrmann de 11 ile Agosto de Ig3T, tendrá la plena
responsabilídad con respecto al distrito de trabajo que haya tomado
a su cargo.
Forma parte "de la plana rnayor de los dirigentes políticos".
No necesita consejos para Ia organización. Esos consejos, dice Korn,
serán sornetidos al dtrigente del Gau de la organización para el
extranjero por el poseedor de los derechos sooeranos, destinado
especialmente a este tin.

Fuhrmann está también en correspondencia directa con la ca-


sa editora "Ludendorfl" que le envía libros para traclucir, y envia
trabajos especiales a la citada casa editora. (Documentos 70.800
y 70.800 bis).

La hermana de Fuhrmann le escribe en lg3g (carpeta A 9004)


preguntándole si ya tiene las insignias de oro del partido que por tra-
bajar tanto tiermpo en pro del naciónal socialismo, le corresponden.

Del diaro "Der Stürmer" de Nuremberg, según cafta lZ de


octubre de 1936 (documento BBg) se le dice a Fuhrmann ,,después
de haber publicado su carta en el número 40 de ',Der Stürmer,' reci-
bimos regalos de varias partes".

Es el reconocimiento expreso de la colaboración de Fuhrrnann


en su acción de propaganda política.

Según documento 00003, carta de Max Schenger, de Ulmenau


a Fuhrmann en noviembre de 1937, se dice: ,,euien hace aquí tra-
bajos de exploración, como los hizo usted, en gran escala? Me pa.
rece que es más tácil hacer entrar a los hijos del pais en nuestras
cosas que encontrar muchos colaboradores luertes entre nosotros
los alemanes".

Enese os uruguayos, dice Max


Schenger: " alemanes y en lugar de
ellos han re atraídos por el coutenido
ALTA TRA{CTON EN Ei- URUGUAY 203

cle nuestros volantes. Y agrega: "porque la gente comenzó a com-


prencler a los aiemanes se aumefltó el connercio con Alemania, co-
mo se comprueba diariamente".

Lo que se ha comprobado de intiitración nazi entre.los ele-


n¡entos nacionales queoa tami:ién pateflt¡zado en este documento.
Ei peligro esiá eí los alemanes, en ios hijos de ale¡nanes catequi-
zados con todas las forrnas cie propaganda y coactivas de la or-
ganización poli.ica nacior¡ai social.sta, y por esta absu¡da compren-
sión a Ia qüe se retiere lvlax Schenger con sus derivaciones comer-
ciales.

En ia carta del 2 de mayo de 1940 (documento 9048), Meis-


sner le dice a huirrmann: "Ln este momento vengo de la Lega-
cion. Dalidorf io recioirá a usted en la semana que viene diaria.
mente de las 9 a las 11 en la Legación".

Fuhrmann, en consecuencia, no obraba en Montevideo


está probado por otros docutnentog- desconectado del jete-ya del
partido nacioflal sociaiista, sino en cont.nuo contacto con é1, como
se prueba con estas visitas diarias.

Fuhrmann, según el documento Pa, 201, recibe una carta de


Dutine (junio de 1$37) en el que Io rnencior¡a como dirigente del
punto de apoyo en Salto.

El dirigente del punto de apoyo en paysandú (Dutine) se di-


rige a él como si fuera el punto de apoyo en Salto.

Según documento Pa. 203, la Fict¡te Bund le escribe a Fuhr-


mann el I bre de 1932, diciéndole: ,,Ahora usted tendrá
la mel'or op de demostrar sus cualidades de dirigente pa-
ra la gran

simple dirigente local,


raordinarias, según se
o el juicio en esta ex-

Fuhrrnann le escribe directamente al representante de Hifler,


2ü4 T. G. tsRENA ..J. V. ITURBTDE

Rudolt Hess, (documento Pa.206), del 19 de mayo de 1937, dán-


dore cuenta de los habitantes de Paysanriú, de la prensa clerical
llena qe odio contra la Alemania nacloflal socialista y de la po3}.
birirlad de readqu¡rir "aigunos cenienares de rusos átemanes comó
contingenres".

Fuhrmann constituye en Satrto una sociedad "camoutlageada", la


llamada Asociación üultural Alemana Uruguaya. Así lo expresa el
documento 00019.

Estas asociaciones germano uruguayac tienen fin;fidad pb[-


tica. El "camoutiage" es usado, según lo expresa F'uhrmann en el ci-
tado documento, imitando a los tranceses en sus asociaciones cul-
turales. En otro documento (Pa. 209), Fuhrmann, escribiéndole a
Herold, en abril 16 de 1937, le dice: "Padres y padrinos de nuestra
Asociación alemana - uruguaya, son netarnente nacional socialistas,
Pero demasiado inteligentes para poner en peligro la posibilidad
de propaganda en el arnbiente inamistoso y para organizar esa
Asociación en agrupación partidaria".

Fuhrmann trabaja constantemente catequizando prosélitos. Se-


gún el documento 000X9, catequizó e¡ 1937 a 6g personas de la
redacción de su diario, al punto de que expresó que podia escribir
sobre Alemania nueva, ,'sin correr el peligro de que la edición
fuera saboetada".

En otro documento, el 88022, carpeta 1, Fuhrmann le escribe


de su orden
or por tavor
ado pedido es
me

Surgen de aquí las relacior¡es políticas ya conocidas, entre


Dalldorf y Fuhrmann, y Ia peligrosidad de este agente nazi.
Así, como acontece hoy en otros pueblos nacidos paru la libertad,
hubiera querido ver el nazismo al puebtro uruguayo: los brazos
en alto y las conciencias de rodillas...
206 T. C. BRENA -- J. V. ITURBIDE

tiempo que mucha preparación, rnucha diplomacia. El jeie de Ia


sección prensa está en contacto directo con ei Ministerio de Fropa_
ganda del Reich, y es el que hace las rectificaciones que se corr_
sideran necesarias, entre otras nes. pues bien: para llenar
este puesto de responsabilidad, le aconseja at dirigente elel
partido Dalldorf, agregado a Ia Legación y en contacto directo
y contínuo con el embajador alenrán, la consulta previa a Fuhrmann.

La seriedad de Fuhrmann como dirigente vincr¡lado a las más


altas autoridades nazis" del interior y del exterior está a la vista.
Se le conceptúa como dirigente ,,para la gran mulütud,'...
,[oo Do*u*ento! o{n
T.hrmAmn &rrn/ociordo(ot
l\r-TA TRArcrciri EN u- l,Rucuav

Los documentos cle Fuhrrnann correlacionados entre sí, nos


presemtan la maniobra lógica del plan. l{o haremos rnás que pre_
seütar los docurnentos para que ellos vayan elaborando et ptan.

Véanse a través de este orden:

a) Reterencias a plan y planes.


b) Documentos de misterio.
c) Maniobras politicas.

En la casa de Fuhrma¡n vivió por mucho tiempo su arnigo


íntimo RolI Meissner.

Casi inmediatamente, detrás de! plan de la invasión al Uruguay,


en Ia carpeta de Fuhrmann, se encontró una earta de Meissner a
como r mbién de otras cartas, está en
con el distrito en el país, del partido
, señor

una violenta.', Se
d end ¡deésteal
nteld que Rodolfo
2\"{}
'l'. G" [3t¿r1q]A ¡, \,,. iTURBIDE

te nazi Dalldort""
h nn, es Pilesr co sino nn e
.cl"e
ele á er¡ co, col-l iciones nlismo ó

a! o ór erltri le 3fi stl io, de "i e

sabe mandar".

Gordon que [a üestaco lia


sido llevarla etementr'¡ peiigt"oso
para la edu É{e leido sus Planes
con rr¡ucho aeolrsejeble que sli
e¡iposa e hil'a vayac conlo uruguayas para atlá""

De nuevo aparece aqrri el coure¡rtario sot¡re los planes de Fuhr


r11ann y !a rnedicla precaucional del er¡vío de la esposa
e kiia de
Fuhrtt,lann Para Alenran!a

Dallriori ie entera- a Ful,¡rtlrarr¡r de todos los planes de acció¡


izar rnejor tra ProPagan-
et¡n la intervención <iel
!-angtnann en este sen-
es Polítícos' de los eiec"
tir¡os de ru L."g2cióm' Scetrnlenlaclo e§to' efi ta carta cle 26 de oc"
tubre de 1938 de Üallctort a Fuhrmanrr'
ALTA TRAICIO¡,I EN EL URUGUAY 211

datos que se elijari er las elecciones presidenciales del Uruguay


y del Brasil". Y agrega esta frase, que seria misteriosa si el mis-
terio no lo develara el plan de ocupación militar: "[-a única po-
sibilidad para evitarlo es....".A.grega además: "Los dirigentes
jóvenes. del partido siguen olvidando siempre que aqui se trata
(escribe desde Salto) de un alemán autóctono que tiene su menta-
lidad fropia y es mucho rnás difícit de convencer por su mayor
independencia".

Según esto, Fuhrmann señala cofiio decisivo paru la América


del Sur, las elecciones presidenciales en nuestro país y en el Bra-
sit. Vincula la posibili itar las
judios, que según él en los
blicas, con su propio serieda
dos los puntos de esta exposición.

Fuhrmann ro solamerite realiza propagaada en todo el dis_


trito que le corresponde, sino también en Corrientes, (doeumento
70.801)

Otto Kohler, otro dirigente de Berlín, se dirige a Fuhrmann y


le dice. (Carpeta a. g00Z): .,Espero que el nacional socialismó
penetre también dentro de breve tiempo en su país. Sería tnuy
agradable si un país detrás del otro siguieran a Alemania".

En documento 00005, la casa Kant y Fritschmann y Cia. de


Rivera, i.ábriea de jersey y canrisas le dice a Fuhrmann:" ;,Saludos
212 T. G" ERENA "- J. V. ITURBIDE

Sur' rne co{!lítt-


Agrega: "Desde Porto Alegre, R'io Grande del
,ri*u *i s-ocio del partido Marx, punto cle apoyo eoncordiau .que
u*i"t* uffi en la coionia alemana también un movinniento
sernejan-

te. Esa es igualnrente la rmisma situación en Montevideo


y en
Buenos Aires."
en Salto' el
Fritz Gordon, cle Melo, le eseribe a Fuhrn,ann' 1o siguien-
sugiriéndole
2g de abril de 1940 (documento 00024), a las
te: nrEn las costas :etiere
ianes les gus
y'rrg";tirut¡,
"*r*J u todos, "*it
beb aY que aProv.
,-"iáránu, pár h estación de ra ¡ tal
'llá;;; de auxilio S. 0' S' rie t Y

i'üái"áou la contestación de 1o
el
dad de salida para los de carga alemanes
1 Brasil, y además la d de despactros de
en ta ii'*a región q sí' no son irreales'

elr cor'
Se rne ha despojado de la ciudadanía holandesa
pt'ut de enconkarme ausente' Va a llegar
tumacia, es decir, urn á
el día en qtle nuestra bandera"""' Rack'
-
más pe'
Esta aetividad contigura tlna de las penetraciones
a a'
tr§távi ooPueCe
que eX úni óri de la Air e el

Sur, Iué or cle la cotl a la

tinanciación de las Obras del Río Negro"

documento 0054, carta cie Cordon a Fuhrmann'


El de 5 de
irnportaocia cotrsideratrle si se
enero de 1940, tiene támbién una
!e relaciona al plan cle ocupación ¡uilitar'

Gordon se retiere a su disideucia eon ft&eissner


y a su extra-
stl descontianza' Y
ño comportamiento para corl é!o espeeialneente
rtice textualmente:
ilo qúe rne extráña es el comportan:iento de

l.ri*issner. El urartes d-e noehe tro encontré en la dirección


del dis"
y por casualidad la Ciseusión llegó a las cosas que
tril-o elel país
usteel v yo táuia*rros discutido en ltr{ontevideo y en eolonia vat"
cf ense.
;rl ALTA TRAICION EN EL URUGUAY 213

"En esa o dad, Meissner fingió corno que flo supiera


nada de esto y dió que tenía que hablar antes con DaiicÍorf
para co*sidefar sobre el caso! Esto puede expricarse únicamente
por consecuencia de una desconfianza tenrporaria y le pido a usted
en el interés ere la cosa, aclare el asuflto en contra de Meissner
o por una carta dirigida a mi."..

cu se separaesa las
el nita quese por
sie da esa conspi se

En el docu¡tiento g058, carta de


Gordon a Fuhrmann, del 2I
-i" ,G" BIiEN.q j. v. !?URBioE
Ji.l

rle :t:lie,,l.Lr'e ¡lc :iJ:]. ilirig;irla t.{es.da'; .&!o¡ttel,ideo, le dice: "A pesar
le r:'.r l;irhlr" iieg;;l,: uri¿i nciticla de *sled, voy y debo enviade
t.'l r',:. t1( :. ()1^

"i-r,ililerc, segi'iir n;is aver;quacíe6es realizadas hoy, el instru-


rrento cootei,.a ci'i sll eomEtruccírin e¡-r l'ri{orrteviCeo, más o menos
r;i1 nresos- ¿'.¡r ics repl.resics r¡*cesarios rpara la següridad de la
i'!!ñ!-C ia" rles:.ie ei pi;tli-c ,:'le :r!sta iiaancieru, técnico, y desde un
de visia, r{r úr3 aeoüsejatlie construlnlo en Monte-
t;::ieer ¡"".;;iiio
video, rB i¡18 j'J¡'. Segsnclo, yo he sido jele de
É¿;ie¡cs ,&;res
ir;Je.s llcs ¿rli;raies li,":cui ¡,:ll ,iri:ré¡"ica del Sur {y aceptado) y
ii];aai ¡ii3 ieLri'ÉtFie1:tact+lre : iÚglesas riiplomáticas y consulares tie-
I:tfi {.iiie a-rt¡:ia'fir.rs.r,i irr +ü,i'!!-r¡rrrtie¡'it¡ c.íe miS tareas de ServiCiO".

i:
,;;rio f ai'¡,¿ ír(.; :;e úg¡-ilire tr.;¡i¿¡ ei relato elel ejército a que
r.,

::,/,-. ,e:'1\: .: tr pii;:l'::


¡:.r raio. lie liabla ci6,. cofistfucción de instf u-
;i¡ellca" ü3 i'az!i:r(rs Ii-cflic;:s, ftg r$-z.E_¡iles iinancieras y de otra ra-
/Lr;1 ili-:e íl? s* lri a. i0voca ::l rr:erit<l de 3'ete de los Scout y de
,:!+":,i;;. : ri¡,',.; i.i,:hs

[---sle ti:ft¡¡ iio¡rlo¡ es el *:islno á_]rJe .§e cartea con Fuhrmanr


s:iiuit¿i¡,-* i¡-t ci;¡¡cr,.¡*!a c,:¡:r liil,eis¡ner'o fifia au.iorización ante él
[rn;í,{ §¿i ae:0i|'lri ex,i]riir;ill por Fuhrman¡r y Meissuer"
¡,l.anear_ia
i,js';a;l;¿s ;ie¡"'i:o;* alr'erie.:lcr. .je nra a*r:ió¡r nriste¡.iosa y que por lo
Itr*!itS l,-ipírlÉa:e al:rif l¡ g!'E 1/í.-.

::lee i:gr,-Lianr*:llte se vinsuia e on el ¡riar de ocupación. En ei


l-r¡ismo i,a¡c¡lr:euto, u-iCr':!r)ñ iiaCe re'rieferr("ia al perSOna! que tiene a
s',¡ s;:r','i*ro ,r, ;.!úe oe p,oriri:.: t-i:'tliziir

.li'ieissrle¡' ir: ¡:sciil:e-: Z í!¡l:ty..;,¿'¡i¡,3{-r cie abrit de ig3g, (88-0ll),


s 't ui:¡ paqrei,.t r;:lsteiics r, li !e jjic: ic siguiente: ,,En la Lega-
c Ale:naua estlrr.¡¿: ta;¡.:i_¡iin. Pe:"o Ios se.ño¡es se rehusaron cate_
íica a e[ ¡:;,r.ql«: a r.er o
el ci: i.., Eli tra e fl1e s n
:1.': 3e tr,: e¡ i¡r dije a s
ri:Lc;r'i..r I fu: lle inl.cntad<¡ of,ra- r,,ez c\e. buel¡as meúefas" Nada"
Hizo
Na li.r .q eie una ina que
*1, teenel Oeque
'lr _at :Y! l:t
9/not Po/ttrro, y 9o"¡o/no
AI-TA TR,qICION EN EL URUGUAY

Esta parte ia concretamos en los sigurientes puntos:

a) el desprecio al pais.

b) el sentido de la acción ,,actitud activistaf, y ,,pjcología


del prestigio", ..

c) maniobras de ataque y defensa de ,,la gran Alemania',


en el país por medio de la selección de los agentes y los
medios.

.
El desprecio al pais, se aprec¡a en los documentos ya leídos y
en los que nos juzga conro país de rnonos, mulatos y nlestizos.

Este desprecio tiene importancia a los lines anexionistas. El


nazismo desprecia en nombre del mito de la raza y maneja ese des-
precio como arma de ataque inilamando la obscura fe de sus se_
cuace§.

Fuhrmann hace la estadística de los alemanes residentes en


diversos países que estima en las siguientes cantidades:

a, y puede ser
del partido de-
finalrnente, al

Fuhrrnann aparece como el intormante de los etectivos alema.


Maestro ydlscípulos bajo cielo uruguayo. El sin pasado, y ellos sin
porvenir que puedan enorgullecer a la Escuela.

)
224 T. G. BRENA -- J. V. lTURtsIDE

que
Fuhrmann tiene por mrisión aruparat ios stlbclitos alemanes
quisieran salir por la irontera:a Ia Repúlriica Argentína' La señora
lo
áe Jungblut le óscribe el 30 de mayo de tr938 (docurnento 00033)'
uigoi.nTu,
,,El señor Kuss, secretario de la Legación de fl&ontevideo,

-! to, envió. (§e retiere a trn matrimonio aiemáo)' a iin de ayu-


darlos eventualmente, a pasar a Üoi¡cordia por ia lrontera' En el
casodequenolotogredelamarreratetrtada,hablarémañaflacort
Pacchini. §i usted se pusiera en contacto oiicial o particularmente
con la Legación..."

Lo misrno ocurre con Eians iaskuiie' que debía trasladar§e a


Buenog Aires. Meissner le escrit¡e a Fuhrmann (según documento
9049), de 3 de enero de 1940, que a este señol' Le tatrtan "los
papeles ne0esarios"' "Llévemelo por tavor, le dice, a Ia irontera y
veá si puede proporcioflarle por el jeie de potricía de Concordia,
u*a cédula''.
t E,, docurnento 9053, carta de lüeissner a Fuhrmann, se prueba
que este sefior Hans iaskutle obtuvo los documentos pedidos"

En carta de Meissner a Fuhrmánn, 8,u001' le dice: "Le he enviado


aunhombrequeconozcobastantebien.l{abíavividoconélenla
misma pieza" Ai ¡oven le faltal¡an los docul¡rent@§ Bafa poder tral:ajat
c.,n col-*a. Quizás se pueda hacer axgo com la céa{ula de corecordia",
Fuhrmann, efi coflsecueflcia, pasaba esta espeeie 6ie cÚfitrabafrdo,
operardo corno ú¡n cónsul al fl'rargen de la ley, en la trontera argen-
tino-uruguaya corresponciiente a su raciio cle acción'

En una carta dirigida a Fuhrmann procedente de Alemania, de


iecha 16 de novien,bre de 1936, se le dice: "!-os ojos del pueblo so
están abriendo. Está cercana la época en la cuaf su patfia estará
limpia de judíos. Luclae ablerta y lorzosatnente contra este azote
sucio y malolie{ite". (Docurnento Ra. 9500)

Gordotr tre dice a Fuhrmann, (documento AA'7) desde Faso de


los Toros, con techa l2 de Julio de 1939, que en el cerco del jardín
det editicio de la Adrninlstración de ta colonia, la existencia de un
letrero le pareció una totrtería, por euanto hechos corno ese pro-
vocaron la prohibición del partido en Ia Argefitina. Dicho cartel de-
cía: ,,Han llegado de la legación de Alemania hojas de iormularios.
ALT'A TRAICION EN EL URUGUAY 221

En e! rnlsmo documento se clice: "l-aogmarn está en el primer


plano a Fuhrmann, "IJsted
es el e aetuar en la a en etr

distrit r:ente, para qu raismo


nitmo diario Y si es Su oPi'
flióri sobre la il¡ión de representaútes elel trstado y del partido
en el extrarijefc €s correcta, y se tieme er¡ cuefrta con el mornbra.
miemto del jefe det Gau señor Bt¡ole"

Fuhrmann (doeu«re,rto 9031, carpeta A¡ sugiere a Korn modi'


iicaciones en lá direeción clei partido. En síntesis, un cambio de
organización. Entien¡le la legación, por una parte y el dirigente
de la agrupaeión del ido por otra, se per.iudican mutuamente'
"Embájaclor o ministro no es §ólo repre§elltarxte deX gobierno, siuo
dirigente c{e la aglupación del pais". Sugiere, efl corl§ecuencia, la
unión de ios dos puestos subordinancto el uno al otro.
ALTA TRAICION EN EL URUGI.]AY

Hemos estudiado el plan; nos hemos reierido a la seriedad del


mismo según el orden lóglco trazado. Veamos ahora lo que dicen
los técnicos. El General Pedro Sieco a solicitud de ia Comisión, nos
da su opinión téc¡ica sobre el plan Fuhrmann.

Dice así:

Intorme solicitado por la Comisión Xnvestigaclora sobre


Activiclades Nazis en el País

-t-
El Flan Furhmann
Se trata de un ante-proyecto; en el que se definen las grandes
lineas de la acción militar, a la vez que se puntualiza la conducta
a seguir en caso de éxito, para la conquista social eorno,administrar
tiva del pais.

Con respecto a lo primero (acción nrilitar) dicho ante-proyecto


fija, por una parte, y de una mqriera siempre ffúy general, lo que
existe actualmente como fuerzas. n.¡ilitares en el país: intalrtería,
artillería, en los distintqs"Departarnentos y por otra parte,
los rnedios cor¡ qüe cuentan pdra destruidas o por lo menos neu.
tralizatlas ("cinco mil personas léase alemanes - existentes e¡
el país") a la vez gue la reseú,va a prever (,,un par de miles dq
combatientes alemanes de la Argentina,') para hacer frente a las
eventualidades de !a lucha, así eorno fa indispensable policia d.
constituir ("un batallón de tiradores cantaradas") para el rnan_
tenioriento det orden, úfia vcz el éxito aseguraclo.

En lo que atañe a la fase ulterior (social-aelministrativa.! es


inferesante destacar !a sirniütud qrre nresentan los procerfir¡ientos
aconsejados, cotl los puestos en práctica por los alenranes en;
226 T. G. BRENA-- J. V. TTURBIDE

sus más reclentes conquistasr procedimientos que además de man-


tener la unidad y oportunidad que debe caracierizar toda acción
de gobierno, aseguran. la explotación metódica y rápida de todos
los recursos en el sentido mismo de los intereses de la nueva si-
tuación.

- II -
l,a División Territorial de Dalldorl, el Informe Klein,
Las Fotografías, y el diario de pátz
Estos diversos docwnentos, contiguran en su coniufito ufla
perf no sólo en lo que atañe e
aspe ción militar y económica, sino
Io q reunión, adiestramiento y ul-
ode
El informe Klein, constituye la base sobre la cual será nece-
sario modelar el sistema de colonización; puede sacarse del mis_
lro' un sentimiento real de las posibiiidades y de las necesidades
de! país en el terreno puratnente adrninistrativoi como económico
e industrial.

La división territorial de Dalldorf en distritos y puntos de.


apoyo, asegura a la vez que una eficiente organización del mando,
una explotación más etectiva de tos recursos en. todos tos ór_
denes. El punto de apoyo adquiere allí su ve ignificación,
no solo está dotado de vida propia, sitro que respondien-
do a su nombre es capaz de a_poyar a sus

En lo que se refiere a las fotogratías...,.......,.... cabe destacar


efl térnrino, las r y desfiles militarea
efl e nazi, cuyo superfluo. Del res_
to si bien hay at er servido de com_
ptemento a, un inforr¡re técnico-militar, tales como las que se re_
fieren a trozos de carreteras y puentes, tónradas desde distintas
como para sacar rle su exámen una idea completa de
.cle
arte, no es posible con estos sotos datos,."itablecer
S.

En cambioo las señaladas expresiones de organización, ins-


ALT,q TRATCION EN E[- URUGUAY 227

trucción militar y empleo de los combatientes, se robustecen al


examinar el diario . del Sr. Pafz. En él se habla en etecto de fu-
siles, de prácticas de tiro, de observación, de trasmisiones, de in-
forrnaeiones y sobre todo de servicio de Tropas de Asalto. Esto
último parece tener especial inrportancia, se realiza regularmente,
cada 7. días y es presumible que dé motivo a conterencias de ca-
rácter técnico-mititar, asi como a pequeños iuegos cle guerra,
deducción esta última que adquiere consistencia, cuando se pien-
sa qhe los allanamientos han demostrado la existencia de nume-
rosos juegos de cartas al 1/50.000 (casi todos ellos poseen) con-
feccionadas por nuestro- Instituto Geográfico Militar, eue por su
misma escala no son prácticas para turismo y cuya riqueza de
detalles solo puede tener interés para estudios de índole econó-
mico o militar
Montevideo, Junio 15 de 1940.
(Firmado) General Pedro Sicco.

I {
5
ALTA TRAICION EN EL
URUGUAY
231

Hay dos formas probadas


de adiestran¡iento que pueden
1"r.".ór-Ji;il"t viricu.
u
a) Los ejercicios mililares
completos.
b) Ls planeadores y paracaídas.

LOS EJERCrcros ]!flLTTARES

nuestro país con fines


del tercer fteich. Aqui
nuestros planos milita
rnístico.rnitita, qr"l;;

He aquí los testimonios:

prestada ante la
entantes con asist
imer Turno por el
de edad, casado,
¿5¿ T. G. BRENA "- l. v. ITURBIDE

jes'l-o
Señor -N c Staudt'
Érúlcc qúe u¡r
- ^?-

a nri ffianda
ilai,raha Pc
ui .u*iO, o dos a tal hora a la calle Castro y Millán creo' Pedíar
rin caffi¡ión para ffiU¡ere§ y otro para hombres'
Seílor Presideflte L4uchas Yeces?
-
Señor Couresaña Ocho o flueve vece§'
-
Señor trresidente ¿rCórmo se ltramal¡a ei que solicitaba los ci-
y quién Pagaba?
-
rniomes
pago de
Señor eom,esaña No sé como se llarnaba' Se trató el
!a si e ra;- diez por camión no pasando de cien
l,it¿n o diez cent s poÍ' kilómctro'

Señor Presidente Se Ie solicitaba el servicio por todo el día?


-
por
Señcr Comesaia Sí señor' l[{e lo solicitahan el día antes'
- por !a tarde hasta et
lo regular. Se satria geneialmente el sábaclo
dorningo Por la noche'

Señcr Fresidente -- ¿euámtas petsona§ tr'ánsportaban?


qae serían treinta, o
Señor eornesa¡ia - No sé' Pero creo y otro
parados' Un coihe para muieres
cuarenta por coche' Iban
¡:ara hombres.

- ¿Y a
Señor Presidente dónde iban?

ereo que algunas veces a tra "F!oresta"' otras


Señor saña
¿¿ tos
,,ee ', por- esos la¿os. ¡nas o menos por 1o regular el

ca¡lrión tnarcaba más de cien kilómetros'

Señor Fresidente ---:-+ lv a dónoe rnas?

Señor eomesafra No recuerdo bien pero cteo que al "Sauce"


y a algútr otro lugar
-
firás'

Señor Presidente ¿Vd' conocía a los que iban?


-
W
,l'li

.11,,i.,

, .í;

Elementos del Frente de Trabajo Alemán de


Montevideo, en üria de
Ias constantes giras para rcarizai á campo abierto
ejercicios militares

,!ilF-
234 T. 6. BRENA -- J. V. ITURBiDE

me decía que
Señor Oomesaña -: No señor. A veces mi choler
pantalón corto' mo-
era. gente que iban vestidos como de tropa: de
ci:ila, y que hacían como una especie de ejercicios'

Señor Presidente ¿Hacían eiercicios de tiro?


-
Señgr Comesafra Si tiraban yo no lo sé'
- .

Señor Presidente ¿No llevaban armas?


- ,
Señor Comesaña No señor de ninguna especie
-
Señor Presidente
- ¿Y las mujeres que hacían?
con ellos'
Señor Comesaia - Hacían ejercicios
iban uniiormados?
Señor Presidente
- ¿.Los hombres
Señor Comesaña Y las mujeres tarnbién' Lfevaban una po'
llera corta,
-
SeñorPresidente_¿Vd.conoceelobjetodeesasexcursiones?
¿Conoce a los participantes de éllas?
que conoceri algo de eso creo
Señor Comesaña
- No señor. Los
que son los choteres' El que ha venido hasta acá creo que es el
qr. más cotloce porqúe es el que ha:e más tiempo que
éstá en casa y cuando ira ,,o sótro et car¡rión que §e necesitaba'
é1 era siempró el conductor. El conductor del otro se llama José
¡tnar¡anlvarezyqúefuéenalgunasoportunidades,viveenlacalle
Joaquín Requena a la altura de
Cuñapitú' Por lo menos ahí creo
qne vivía.
lugares a
Señor Presidente ¿No puede precisar algunos ohos
donde iban?
-
Señor Comesaña - A la "Pedrera", "Sauce", "Cerrillos"'
"F'loresta" y no sé a dónde más
te agradece sus manltesta-
Señor Presidente
ciclnes.
- La Comisión
ALTA TRAICION EN EL URUOUAY 235

TESTIMQNTO D.eclaración prestada ante la Comisión lnves_


- de Representantes con asistencia del Señor
tigadora de la Cámara
Juez Letrado de Instrucción de Frimer Turno, por el Sr. Miguel
Echavarría, oriental, soltero, de 2E años de edad, y dornicitiado en
Á'larcelino Sosa N.o 3073.

Señor Presidente de la C. l. P. de A. N. - ¿Vd., ha conducido en dis-


tintas oportunidades en los camiones de ia caóa Comesaña, a perso-
rias que iban a hacer ejercicios en distintos lugares de Montevideo y
ha presenciado el objeto de alguno de esos viajes? ,
Señor Echava¡ria Sí señor.
-
Señor Presidente
- ¿Cuándo?

Señor Echavarúa La fecha no puedo precisar. Fué el año


pasado, en el invierno-más o menos, por Agosto o setiembre. Los
camiones eran pedidos por un empleado de Ia casa Staudt y este
señor había sldo indicado por Roberto Abelda de que podia con-
tratar los camiones en nuestra casa. Este señor Abelda tiene lábrica
cie tejidos en Ia calle Colón y Cerrito.

Señor Presidente CQuién era la persona?


-
camione§

*[
dc
¡!o
vie ';TltT
Señor Presidente
- ¿y qué hicieron alli?
señor Echavarría Les ví hacer como ejercicios rnilitares. Iban
-

Señor Presidente ¿Sin armas?


-
236 T. G. BRENA -- J, V" ITURBIDE

§eñor Echavarría Sí señor, sin annas' Les alr a es'


- como ietes desde arriba d más alto
corelerse y los que hacían
rJirigían las maniobras.

Señor Presidente Estaban uniformados?


-

Señor Presidente -- Todos llevaban ese signo?

Señor Echavarría - No señor, algunos'


Señor Presidente Quien los dlrigia?
-
Señor Echavawia Ese empleado cle lo de Staudt
-
Señor Presidente Habia gente joven?
-
señor, y hacian ejercicios todos y era ese
Señor Echavanria
- Sí
§eñor el que les hacía ha,
bres y las mu¡'eres luero
1-.orlia llegar hasta donc.le
Í:elscar a las muehachas
Y las muchachas hacían ejercicios.

Serior Fresidente Ejercicios ini{itares?


-
Señor Echavarria Si señor, y también las enseñaban a lu-
- ham ido sólo hombres'
s icic a Progreso, a
a Atlántida, a Toledo,
al parque de Pando donde hicimos carnpamento con. carpa§'

Señor Prersidente ¿Cuántos camiones utilizaban en esos


-
viaies?
237
ALTA TRAICTON EN EL URUGUAY

Señor Echavarria Por lo general dos'


-
Señor Fresidef¡te ¿l.Quién dirigia el otro camión?
-

trar
/ efl
r',l rt

que dirigía
Seíror Presictente -' ¿Vd. icientiticaria a ia persona
cios?
Yo lo he visto además cl1 la casa
Echavarría
- Si señor.
en la so.eiecfad, donde cuando llegábamos a Montevideo'
lrag e
r e ¡.Dóade es la casa?
t a
- Antes de liegar a Miltrán y Castro, a ia de'
-

en éI sótano había re
¡;r.lás,
de Étritler'
Señor Presidente ¿Y las veces salían de allí?
Señor Echavarria
- Sí señor.
Señor Presidente
- ¿Y la riltirna vez qüe se hizo eso cuando fué?
Señor Echavartia
- I-a última vez creo que fué corno uri me§ o
- gtrerra.
clos antes de estallar la siempre los levantaba en el mismo
kr.Jo ¡l los llevaba de vuelta alli"
Señor Presidente ¿euando ellos hacían sus ejercicios Vd'
-
esperaba altí con el can¡ión?
Señor Echavarria Sí Señor. Comía con ellos, pero algunas
-
veces me iba a conrer a otro lado porque la cotnida no me gustaba,
trorque me aburria.
Señor Fre§idente pasaban todo el tiempo haciendo
- ¡'"Se
eiercicio?
Sefror Echavawía Sí señor' Tatto hacían en la arena como
-
ertre e! barrro, Cuando fueron a la grania Herter, en Progreso,
Idmos elos camiones y estaba e! otro choter' Yo los vi volver todos
embarraclos y al preguntarles el rnotivo rne dijeron que habian hecho
ejereicios en el haro. Por eiemplo entrábamos cor el camión efl
I Y -illil j. \¡. :'ú-U{tiit[,ft

ri e¿.¡"n:;qr¡ ;lluy r-naln, Lli ;loF erxipaatamáttlanros, elk¡n eral¡ los qee
r¡,¡g saeal;¡n: se er¡ el harro y saeaban el camión er¡tre todos.
Í?:ietíarr,

.aieríc¡r [trr'esidente -* ¿:/ que laacían cle *tañ.ana tenp:a;:o?


l§eñcr ll,lir¿¡ian'ía "- §e levatrtr;rhan a hañarse y clespués a ha-
c*r" ejercieio Ílasta la hora r{e [a cornida. Deep:lés eiorn:ia¡ !a sie;f:a
y vu*lí:a otlrr vez a 1o fi:lsÍmo. elaro que l* dabal¡ tiempc a los
e r; j*to:., n .i*gar entre ei{c¡s"
Í:ieiirr F:"esirjemte -- ¿Crrántas veees salió ccln ellos?
Señor Echavarria -- Yo l¡e trechc.¡ alrededor rXe quince o veifite
viajes"
Señcr P¡esidente -- Asi, espaciados, caela qrlli*ce días o un mes?
§eñor Ecl¡avawia --- Iáás o alenos" A veees salian dos sexilarlas
srgriidas" En otla¡ {¡casioiles iban en ier.roca*:il. En esta riltima
§eiaar¡a ife'Fr¡ri¡n¡o n(i; creo que en La auterior hicieron un viaje
e¡ felrocan'rif. Segúm mre eli.iero* ellos, estuvierofl efi Tacuareinbó,
e': ei l/alle Ecler, creo {¡r¡e uma cellrafie, acaffipaclo§" Ahora, Élti-;:a-
meútc, ilace poco, encontré a uno de ellq¡s 3; le pregunté: ¿no salen?
-Fio, ctijr-.. Sali*ros en Ferrocarril. Y r¡ie Ci.io que trlabían estado er
ej R!,:erln cle Eo¡¡e'se e¡: las Oi¡ras clel Itio Negro.
S*icr irresidentc --. ,¡ttra.ce tiem:po de ésto!¡
Señor EeXravarria -- FIará ¡ru par rle nreses
Seioi Fresidente -" ¿"Desp¿rés no vió a algulro rle ello¡?
Señor EeLa"varría ,{fgLsrali veees, trahajantia er: el certro,
Señor tr)r'esider:ie - ¿lban niíios en estec exeetrsiones?
S¿ñcr lel:ayc;"r.a
- S; srñ,;¡.
- De qaré erSacl?
Señc¡r Fresleleete --
rirce
$cnor Echaval'ria
añt¡s,
- Yo he viot¿¡ que pocliao ter¡er rle clie,r ;r
Se.ior Fres:den'lc ile.ro (a ;rar,,o¡ía r.le sllog erar! hcl:lh.es?
-
§eñoi l:]rha.vawta -"- Eran rnueha¡:fr*s ele c¡l'oÉr.'+.r" qainee, diez ¡'
si:ir.,r r1, r-Íiez Jr cclo afros, pel'c el qne hacía ele .!eie era hornirre, pero
i:r., cle r:r¿lchos años! ioveri tamb.ién, veinte ,v tantos efros y las mu.
jr,.res cle eoa edei!, más c ñienos.
SerioL' irresiCente -- ¿ Vd. no r.,iá si sacal¡an i-ctografías?
Eci:ayar*ía
- I,l&uc1'los llel,al¡a¡:; rnár4u"ir_as. Yo no tros ví sacar
htograit{as. l-o únier¡ que ví eo qi:e llevahar'l para gniarse. trrújulas,
ii:1{}11+ Ias erseñallafl a csnoc{:r el. terreoo, orientán*icse r- obser-
':'*lrrlr Frrr :-¡¡eÍirr de mapa"i los funqarr:s rlq;nde se encomtra.{:an. [,es
r:r:ooiiaÍ,.aF :i eofl,.lcer e! terre¡¿,¡ pGr l:ledio rtrel ln&pas r:rilítares. yo
ALTA TRAICION EN EL URUGUAY 239

Señor PresftIente _ ¿Hacian esos ejercicios de orientación


cle noche?
Señor Echavarría _ No: salvo efl casos necesarios, como en
esta ocasión.
Scñor Presidente ,.E!tos !e manifestaron el objeto de
l¡laniobras? - esas

Señor Echavarría No me maltitestarofl nada.


Señor Presidente -_ euando fueron a paso de pache,
¿que
haeían?
Señor mismo que siernpre
. Señor el puente, no hacían ejercicio nlnguno?
¿No vió si
Señor _ No. F
ía ¡ca ví saear, v si lo he
r,!sto, no Estuvir¡os Buschental, cfonAe e.tá
la fábrica de Vilaró,
Señor aflí?
Señor uerto
Flores, par Bu
t.ihertad a
el cte
ay
an ffiaoaE corno éstos? (Se le exhiben
dr Servieio Geogrático del Ejército ocu_
pa
240 T. C. ERENA -- J. V. ITURBTDE

visto
traron ellos: e! cle cerrillos" Después los demás, cofilo'ya había
BSe, flo me interesaban'. ivle interesaron la primera vez' Ellos mismos
lo llevaban: con esta tela Y todo"
Señor Presidente jse acuercla de alguna otra cosa que le
la -
atención?
haya llarnado
Señor Echavarría -_ I-o que recuerdo e§ eso: la conterencia
un lado
en la casa cle Jonas. Ellos iormat¡an por orden, hombres de
ynrujeresdelotrooyeljelehacíaelsatrradoyellossaludaban-le-
.,a*turo. la rnano, el saludo alet án' Atlí todo era con disciplina
r'lrilitar. Cuando se daba una orden había que ol¡edecer si rio §e
le castigaba. Cada uno llevaba su equlpo: mochila, cubiertos, tra-
,adas, ] parte de las carpas. Unos llevaban la lona y otros los
palos. Úna vez en Ia carretera a Pando llamaron a úr1o y §e
escondió para no llevar su parte de !a carpa y entonces le hicieron
llevar e! doble. Una vez er! un viale, hace más o rneflos un año'
tambión estahan presentes un hilo y una hiia del Ministro atenrán"
!..c sé por expresión propia de ellos.
SeñorPresidente-LaCornisiónleagradecesusmanitestaciones.

Todo esto nos demuestra la preparación militar hecha "en


nuestras narices" con !a cormplicidad, que ellos tan bien conocetl, de
nuestra indlterencla. ¡Jóvenes maneiacl.os por dirigentes de las Tro-
pas de Asalto, ¿para qué, si no para conspirar elicazmente contra
nuestras libertacles generosas?

_né
8l infotme /r/ Ttn. €rn/.
Qati/" ,ol,rn /ot ¡rlonnoo(oznt
ALTA TRAICION EN EL URUGUAY

una de las orgarizaciones dependientes de la tederación de las


asociaciones deportivas del uruguay, cuyo carácter politico ya
de-
en capítulo aparte, es la de los planeadoris. En él país
rganización de los planeadores, sociedad en !a que párti.
sus orígenes algunos r ruguayos, y que ahora está cons_
titriída únicamente por alemanes.

Esta sociedad tiene dirigentes especiarizados, entre elros somme.


rer" Los plan tuvieron importancia especial al parecer
em invasión
la . En un allanamiento practicado en ia calle
Joaquín Núñez Ia casa de Hohlzey, se encontró un pla-
neador eru-construcción, de tipo ar parecer muy moderno, fabricido
con materiales alemanes, en un verdidero taller para ra construcción
de planeadores.

En esa misma casa se encontraron dos paracaídas que según et


certiticado que se le expidió desde Berlín, }ué estrenaáo
el fS ae
Novierrbre de 1935, conducido por avión a uná velocidad de
22ó
kitónretros la hora, con nn peso de 100 kifogramos.

Estos paracaícras han sido utilizados por la tropa de


ouru*roi.-
tas' No se ¡ecesita, sesún declaración técnica del teniente coronel
Gestido, un tipo de paracaída esfiecia! para el descenéo
de un hombre
arnrado. Basta, y es 1o naturai, con el aminoramiento de velocidad
del
avión para que el paracaid,ista descienda en el lup,ar oue se
deseá.
Feroo en el easo de este paracaidista, la¡zado a ZZ0 kllómetros.
es
decir, el rmisrno paracaidista-, según declaración técrica
de Gestidá,
con la vetoclelad de22A kilóoletros. v eon uú peso de
fOO k¡logramos,
prede naturarmente ilevar todo el armarnento
necesarro co, el tin
lrélico para tos medios de guerra ntoderna.

Respecto a este punto es conveniente llamar


-
pecial
Ia atención es_
sobre dos cosas: primero sobre los .¡"rC.io,
distas realizados exclusivarrente en el aeródromo
il;;;lü-
militar y, ;tñ;,
244 T. G. B|ENA .- J. V. TTURBIDE

sobre la tolerancia de las autoridades militares en pleno pecado de


la buena te peligrosa.

No utilizaron el campo de Melilla en el que disponían de un


avión para renrontar vuelo, de un nazista conocido, como Carlos
Brandes, propietario de avión y aviador a sú vez. Preferían, como
siempre, un rnedio de posible intiltración y de posible conquista.
Este es un hecho suticientetr¡ente grave, como para que la autoridad
tcrme de inmediato las medidas pertinentes y para que también se
urja ese cambio de espíritu nacional tan necesario para la electividad
de nuestra detensa.

Las medidas se tomaron luego. Interesa ahora el intorme téc.


nico, también solicitado por la Comisión, del Teniente Coronel Oes-
tido, Director de la Escuela de Aviación Militar. Dice así:

Aerodromo Militar "Cap. Boiso Lanza", Junio 15 de lg40


Intorr¡le sobre Planeadores y Pá,racaídas
Planeadores

La actividad de los Planeadores en el País, supone tres posi-


bilidades: 1o) Dominio de los aerodromos, para partir de éltos y
atacar por sorpresa (personal tripulante o paracaidistas) puntos
vitales a dominar, del Pais o del extranjero.

lo) Práctica de ese deporte para apoderarse en un momento


dado de los aerodronos donde lo practican, convirtiendo en prác-
tica corriente la utilización al principio excepcional, de los campos
militares.

3o) Partida del Interior del país de campos no revelados, para


atacar los aerodromos militares por sorpresa.

Ninguno de los planeadores actualmente en el pais fiene capa:


cidad para más de dos personas. No pueden pues de ninguna ma-
nera ser r¡tilizados para lanzar paracaidistas, pues sus caracterís-
ticas técnicas no les permiten llevar más peso que el mencionado.

Ello no quiere decir que no puedan ser fácilmente construídos


ALTA TRAICION EN EL URUGUAY

(o mejor arma<ios recibiendo las partes sueltas) planeadores


de
otras características. que las enunciadas.

De cualquier maflera, enhetienen y entrenan a un personal


adicto a determinada causa, todos extranjeros o
unidos poruircrto.
de sangre.

Ese personal, como ya se nranifestó, estaría listo


para acciones
contra países limíhofes en caso de dominar en
el nuestro, o .oi.
tra nuestros centros vitates- partiendo de parajes privados.
Se mencionó en la Comisión la región del pan Ue
Azricar. Es
a mi juicio el lugar más i
olaneadores,
por ras corrientes ascendent . que permi'
ten obtener buenas arturas '
"
Se mencionó en la Comisión Ia posible aliltzación
de la cum-
bre del Pan de Azacar para algún fin relacionado con el qru
tamos. No creo que tenga mucha relacién con los planeadores
tiá.
en
sí, pero en cambio Ie veo gran importancia militar prya
Oir"rsás
tines.

Los paracaidas que entregó la Comisión Investigadora


son ab-

contraba en la Aer. Militar. El susc


saber al_Sr. Brandes eue.felia llevarse el pa.racaídas
de inmediato a las autoridades que se lo habían
y entregarlc
-
rectámaOo.

El otro paracaídas aún no Iué desarmado, porqÍe para que


presencie la operación será citado su propietario,
el Sr. Julio Holzhey.
Pero puede asegurarse qúe se trata de un paracaídas normal,
que puede tener cualquier atilización Luego de su desarme
e ins.
pecclón, si corresponde, se haría un iirforme cornplementario.
246 T. C. BRENA -. J. V. TTURBTDE

Actividades del Club de planeatlores

Durante el año lg3g Oesarrolló sus actividades los dias Domin"


go, en el Aerodromo Militar ,.Gral. Artigas',, con
autorización de la
Dirección General de Aer. M. Al hacerse !l suscrito cargo
de la
D. Gral. en comunicación que elevó al Superior y que mireció lá
aprobación del A{inisterio de Deiensa Nácional, se resolvió
sus-
as de los días festivos que tenian carácter per-
y que en cada caso particular.debían solicitar
ve aso. En esa

s de 1939..8n la actuali

(Iirmado) El D. Grat. Int. Aer. M" Tte. Cne,l. Oscar D.


Gestido,

actividad
Esta pla y cle los paracaidistas cuya
seriedad está atest en e del teniente Coronel Gés_
tido, buscó en un el o de aviación rnilitar, Oesintáá
_sándose
del campo de aviación civil, a pesar de que a[í tenían todos
los elementos necesarios para rcarizar más fácilment" ,u, .¡eicLios.

Pero hay una cosa que hace más sospechosa la actividad lutura
de los planeadores. De ahí la pregunta que en el seno de la Co_
nrisión le formulárarnos al reniente coronel cestido sobre las posi-
bilidades de aprovecharniento de la cumbre del pao de Azúcar.

Una Comisión de caracterizados veclnos de pan de Azúcar vino


al seno de la comisión a enterarnos de todos los detalles de una
operación muy curiosa. se trata de Ia adquisición de úna hectárea
en la misma cumbre del cerro pan cle Azútar en la parte que
corresporde a la sucesión de oltaneda, frente a la carretera at ¡at-
neario Las Flores. Esa hectárea de terreno fué adquirida en la su-
ma de cien pesos. Este señor Carlos Bucksatch, adquirente, com-
pró ese terreno con o dos tres finalidades ¡nha ido enumerando, así,
en forma por lo meuos aparentemente absurda, el destino. primero,
dijo que era ufl hotel en Ia cumbre del cerro; segundo, pu¡u uÁ
sanatorio y por último, se ha contormado con ín parador. No ha
explicado blen para qué lo quiere pero para algo ló quiere.
ALTA TIIA¡CION EN EL URUGUAY
24V

c.!ce, que es el escribano pi,


las faldas del cerro hasta el ca
ur¡ carnino piano en absoluto',.
en absoluto y clesde Ia cum!:re
que señalaba el Teniente
las sierras, y scbre todo
eh una de las laderas, se
que entonces hacen innec
cen s de aire dentes
el
ctrtu¡66 i ;;;rte altura, /c
darse a distancias. ",1;1"ril *lr#
Es menesler vin
ralmente a lcs espír
tle planeadores, esta
de los -conductores d
¡ rin estas adquisiciones
cle terren

ora adquieren una parceia en la


piensan aclquirir todo el Cerro
quisieron adquirir,
cerro del Betete,

¡ruede servir #:T:'# ;T:


neadores o para una estación
de
nes racliotelegráficas, ya qile
una altuta de cuatrocienios
costadeM oydeMon-
rcia extrao revelar este
una de las n¡edidas que se
nacionalización de las álturas
8/ 8yíütu .r{/ajitta
AI-TA TRAICION EN EL URUGUAY fri

Hay quienes creen que el nacionalsocialista, el es hombre que


sinrplernente trabaja por los intereses desinteresadamente culturales
de su patria.

Los agentes del tercer tipo de las tres clases de egentes que
encontramos en el país: los agentes inconscientes de acción indiréc-
ta, hacen cuestión de este modo de aición de los alemanes nazis
en nuestro país.

Es desconocer al espíritu del nacional socialisrmo, que nadie


con más autoridad que Hitler ha detiuido.

Nacional sociaüsta, dice Hitler, no es sólo el que énseña a los


obreros a cantar himnos nacionales y a dar hurras a la patria indi..
visa, sino aquel.que crea para su nacionalidad las arftras que necq
sita, en todos los terrenos de la vida, para luchar por ésta,'

El espíritu del nacional socialismo, no es el de


beatífico burgués, cual eran tros de aquellos burgueses de Ia
época de la revolución que ha descrito Gustavo Le Bon y que
solarnente se inquietaron cuando desde el caclalso coiienzaron a
rodar las primeras cabezas... El espíritu del nacional socialismo es
una mística política, religiosa y económica que concita siempre y
en todos los monrentos una acción permanente y sacrilicada efl
homenaje a lo que llaman "!a gran Álemania', por Ia que cadq
uno debe trabaiat, donde quiera que esté, con cosas más etecti.
vas que los cantos del himno y los gritos entusiastas.

Y ésto es 1o que hacen los nazistas en el Uruguay. Trabajan


por esa Alemania., eon esa mistica y con ese sentido de realización,
inmediata. Y por eso, los denunciamos y tratamos de actuar con-
tra ellos, dejando también de lado el espíritu burgués que para
nosotros es el pdmer culpable del descalabro mundial moderno.
252 T. G. BRENA -- J. V. ITURBIDE

Hitler mismo, expresó que en el campo burgués reinan "la con'


lusión, el miedo y el caos".

Y si es mentira que reine, en paises como el nuestro, el mie-


do, no puede regarse que hay mucha conlusión y que el caos puede
sobrevenir sino buscamos a tiernpo, con visión más patriótica' loC
elementos tundanrentales de una firme unidad nacional.

Hay un conjunto de denuncias que la Comisión tiene en sq


poder, muy concretasy autorizadas. Y la misma Comisión comenzó
por llamar a los Directores de todos los entes autónomos Para>
pedirles que hicieran la lista por medio de algunas personas de
su confianza, de todas las personas que tienen actividades naziu
que están en puestos directivos de responsabilidad, porque esa
es uía infiltración que !a ComisiÓn conocía ya que esas actividadesl
pueden ser notoriamente perjudiciales para esos organismos en un
momento dado. Vinieron a la Comisión los representantes de eSos
organismos y todos ellos nos {ieron sus informes; pero como la
Comisión, a pesar de aigunas opiniones contrarias, no quiso tundar
cosas en el aire, y cuando las fundó en el aire dijo "esto está en el
aire", ro quiso llevar a la Qfumara un conjunto de nombres de per'
sonas sospechosas para ponerlas, valga la expresión, en la picota
pública. Pero si Ia Comisión quisiera, podría dar cientos de nom-
bres de persoflas intiltradas en todos los organismos públicos, sos-
pechadas y muy sospechadas por §us actividades nazi. Sin embargo
la Comisión ha prelerido ,ir a veces a los Directores, de buena fe
y conscientes de la responsabilidad enorme que signilica esos altos
puestos ocupados por agentes nazistas para pedir que los sepa'
raran de los puestos vitales hasta que Ia Cámara tomara alguna
medida, y la Cornisión ya ha pensado medidas que se podrían
tomar sobre el tuncionariado nacional y ha logrado algunas conclu'
siones también.

La Comisión pudo comprobar la introducción al país de propa-


ganda y de medlos de acción nazistas, ttiliza¡do la inmunidad
diplomática en la Aduara de Montevideo.

Folletos de propaganda lesiva pard la soberania y el decoro de


okos palses, entraban por nuestra Aduana protegidos por las ma'
niobras diplomáticas de la Embajada Alemana'
Furhmann, que concretó en un plan subversivo en
territorio uru-
guayo, Ios ideales nazistas de conquistar el
Mundo.
254 T. G. BRENA -' J. v' ITURBIDE

rgconolldos oríSetres: la Lega-


Este material de propagan{3 organizadas de Be.ín'
ción en Buenos n;r.. v"ál'i"rtiio.io".t
envíen r¡raterial de pro'
legaciones.
"Es común que las diversascon un carácter o
pug*ñ"u l.n.'ur, no política'
la Aduana y
en
oero hasta ahora, que §e sepa' no s
'r::i#;;;'i'*uáu' a tos i*nciooarios'
político' y menos baio el amparo
rns de oe c'iácttr
¿" lut diPlortáticas'

PeroéstofloocüfreconlaLegaciónAlemana,qtreintroducé
y-i" tu¡o-ntt conteniendo ma$etial
ot;"q;; el res
',
Tf{{#'}:lr*";.m1ff:;il'l
as Y vot
Por
Tal,
r
dón para ia b
efl cuY
"El asalto al " de los
a.rechr¡ de gentes y la soberanía
ros slgios se perpetraron .ontrJ-.i
cle loi Países neutrat s"'
con expresioncs de t:1"
Folletos y hojas volantes f:-t::'t-?
eiretilando en el pals cori
orlgen
ténclrían un sigtliticad"- ttlut¡to' Ia
e ittrp rrtados por Legación
nacional; pero venidos"¿li-**t*'¡"to o" los documentos'la
de una traci,ón extrani#;;;; ;ai aq'i
:-'u contraria a
están redactados en' casfe[ano
-- una conciencia
el res'
con sú utl:^L^"on
soberanía de otros E'i;;;;' ¡uganao grave' merec'o
un acto
;il'hi;;r".ional' contigura et unto de
cado en el Parlamenü' 1o*o .i{eSr.an!o or ación Ra
de la
que contiguran tu utt¡'lO'd ilícita
Uruguav'
nornbre "Documentos
Lo mismo el Iolleto que lleva el
es", pro §egull atit¡na en eI m
u.iontt" s aE Po en el que se muestra
oeRloseuettconeljudaíinternacional,dond<t
e-stá efl maflos de iudíos;
se expresa que la propaganda 1a un odib contra el
en e! que u" *u'ltiti'* lut n fa ¡readopírb'!'ica de los pro-
fascismo, .n ¿l--áesuiar la atención
"t 'tt""o el que se le acusa cle
blemas diIíciles de la potítica
y.en
ambiente de guerra
ando a EuroPa'
;;;;.
ALTA TRAICION EN EI. URUGUAY
255

En cticho
contra países
riana en el p
este inforrne,
ficaciones.

Los documentos que obran en poder


de la Comisión, nos rcve-
lan el continuo trático cre mercaderiu'.-rorpJ.rr"ras
gación Alemana. traídas por ra Le-

que, en consecuencia, violaba


lo
rriente.

d€ Alemania haL.;.
yio!
Iegi "r",il:''3*Jf.1|?
"e en
do una primera
contraria a la
estos casos en

Ia perpetrada con los folletos


ni
propaganda Ios que han
sido
ca, Son artículos ¿e otra natu-
ITURBIDE
256 T. G. BRENA "' !. V'
n'la
doc obran en Poder muy
ana up"utot 9'" t1d
tát O" radio' si
ropa-
sol
han locales Públicos

oacho, contigura lo que Podríamos


tico'

Estos dos hechos


(im :'
ticorar Y-"i
"ontrabando
aonü.tu aún más en ii'
..
pre§ado.

El total de etectos imPort


ALTA 'TRAICION EN EL URUGUAY 257

Si los aparatos de radio a los que se reiiere [a irnportación am-


parada por inmunidades diplomáticas, fueran de receptores, según
los datos que hemos obtenido, el peso oscila entre 5 y 10 kilos
según el número de válvulas que posean y, etrtonces se habrían im-
portado aproximadamente de veinte a cuarenta receptores. Todo
esto, en el término de veintinueve días.
I

Pero queda aún la posibilidad de que no sean símplemente


aparatos receptores, sino aparatos transmisores. Y entonces estaria-
mos dentro del clandestinaje de transmisiones, varias veces reyelada
por la documentación de aetividades de varios agentes nalis, quq
obran en el pais, y cuya documentación posee ta investigaciót par-
Iamentaria.

En síntesis. Pfimero: importación extraordinaria de impresos


bajo las inmunidades diplomáticas, para propaganda política. Segun-
do: lrmportación de efectos distintos de los obietos de propaganda
política, y que tampoco servirlan para uso particular de la Legaeién.
Tercero: violaciones tregales al no figurar etectos importados nl en
el manifiesfo consular, ni en el conocimiento consular.

Desde luego, conspira contra la tiscalización de estos efectos del


exterior amparados por inmunidacles diplomáticas, la inveterada
polítiea aduanera que, segírn deelaráción de los funcionarios realiza-
da ante la Cornisión investigadora, es la de no abrir ,,para nada los
bultos de las legaciones". Algunos de los filncionarios, por práctica
personal conkaria, abren tos bultos que ltegan, aunque estén am-
parpdos por Ia intnunidad, porque, coloo Io decía acertadamente uno
de ellos, "pueden ocurrir cosas como la que se está planteando y
pueden pedir para prospectos y rmañana venir pistolas o ametralla-
doras o cualauier otra cosa". ,,Por lo taflto.
-asreqa_ me consi-
dero en el deber de abrir los paquetes, y sienrpre los he abierto,',
Esta rnanerá de encarar las cosas es verdaileramente la exacta,
y tas prácticas de la Legación Alemana hatr dernostrdo nuevarnentq
y de una matera irrefragable su exactitud tota!. Sin enrbargo, lo
general, como 1o manifestaba otro de los funcionarios citados, es to
contrario. ----r -.i
En el caso de la introducción de aparatos de radio, basta la
258 T. G. BRENA -- J. V. TTURBTDE

sinrple calificación general ,,aparatos de radio',, para qué ofla vez


hecho el despacho ds los documentos respectivos, se decrete la
exoneración.

Aún siendo aparatos de radio, pudieron introducirse, sean re_


ceptores o sean transmisores para la instalación de estaciones clan.
destinas, cuya ubicación es hoy un problema para el servicio de ra-
diocomunicaciones. porque aún cuando existieran radiogoniómetros, ya
pedidos, según declaraciones que hizo a ra comisión el coroner
Quintana, Jete del servicio, no es fácil y hasta puede ser imposibre

Desde luego, el problema de las transmisiones a la Comisión


le llamó poderosamente la atención desde el principio, desde el viaje
al litoral. cuanclo Iuimos a sarto, uno de los allánamientos practi.
cados fué a un señor Lehman, anrigo de Fuhrmann. Lehman tenía
una estación transmisora. Fuírnos, y no estaba el aparato. Natural-
mente que Lehman, como ya le habíamos hecho el allanamiento a
Fuhrman en la mana¡a, y no se nos había dado el dato de Lehman
sino a las 4 y pico de la tarde, tuvo todor el tiempo posible, ya
que es íntimo amigo de Fuhrmann, para §acar su aparato transmi-
sor' -Nos dijo que lo había vendido. Este señor Lehman es uri
co-
misionista de una casa de Montevideo y se ha especiarizado en todtl
' esto, pero nos encontramos con la novedad de que ese aparato
trans-
misor tenía autorización de radiocomunicaciones, preguntando en-
tonces y averiguando, llegamos a saber que en Salto existen 3b
esta,
ciones transmisoras de aticionacros. y cuando por último le pregun-
tamos al coronel euintana por ese probrema de una t.an..i.ioñ
cierto modo contraroreada por los Foderes púbrlcos, se ¡os
c¡o "n
ei
dato asombroso de que hay más de mil estaciones de aficionados
lica. Ento¡ces la Cornisión, frente a ese problema v sa-
muchas veees estas estaciones transntisoras estaban a
emafles que, naturalmente los usarían para sus fines,
nda corta se comunicarán por toda Anrérica,
de Defensa Naciona! la cancelación de todos

expre s and o q u e er nnin illl"l: ff TH:,, #'J::,:'#iT;r::,.lfJ:,:A


todos los permisos y, en coflsecueflcia, no se podían
banderas, etc.
t.r", unt.iu.,
Pero hay una cosa más interesante: que aún
teniendo radiogo.
ALTA TRAICION EN EL URUGUAY

niómetro para pretender ubicar a las estaciones, no Io podríamos


Dehillote, sobfe ,,La Gestapo",
r Embajador del Brasil, apare.
hace pocos días traducido en
os del gobierno de Francia para
inútiles, porque poseen upu.ito,
n a la fiscalización de los radio-
, y gue llevó a Ia Comisión a

Debo expresar por último, y volviendo al


tema de la Legación,
que la única Legación que recibe impresos,
pero en cantidad mucho
gún declaraciones del
s prospectos de pro-
de Ia embajada ita-
y todos coinciden en
s, y de lujo, pero todas referentes

En cuanto á pe
radio, la única legación que
Ios introduce, es la
dado un solo caso de que
el Ministro francés radio.
La misma legación _la alemana- importa
libros, especialmente material de enseñanza gran cantidad de
tellano.
en alemán y en cas_

. fr"t de la legación i taliana, recibe imprésos la de


-
Estados Unidos, porque, s raciones, está haciendo una es-
cuela y organizando una

Es pues, la Legación alemana la que realiza Ia importación de


260 T. c. BRENA .- J. V. TTURBIDE

los principales elementos de propaganda nazi. No vacila en los lne_


dios, pasando por encirna de sus obligaciones diplomáticas y de Ia
legislación aduanera.'

rri
de
::#üH:ff
en
lo tnenos,
:-J.'J,.,l.
rrnal"

alldorf, en un¿l
I pabellón ale"
s misnlos para

No es esta Ia manera como se delienden las democracias, trente


a un enenrigo astuto, firme eu la búsqueda de su ideal sombrío,
,{o, ,onr/ujicnet
Ao*itión
ALTA TRAICION EN EL URUOUAY 2&?

La Comisión parlamentaria arribó a las siguientes


conclusiones,
que sometió a la consideración de la Cámara de Diputados.
1s Está probada la organización porítica nacionar
socialista
dis-
tribuida en blocks, células, puntos de apoyo y agrupacion.§
correspondientes ar distrito uruguay, or§anizaoós
lo.;;"
en i,tonteviueá,
Rincón del Bonete y paysanclír.

2s Está probada una campaña de infittración en toda Ia prensa


nacional de la propaganda nacional socialista,
suministrada pd. fir-
titutos especializados de 'a y por
Oficinas de ellos dependien-
tes, en el Uruguai,, estan ada tarnbién la organización-de una
amplia difusión de los alemanes y en castellano de pro_
paganda nazista,

ada la campaña políti


por rlre_
s cinematográticas en privados
arteranrente, locales unas oti_

de penetración política nazi en ra-


por medio de calific
ele jefes de Sección,
iendo otras veces de

5q Es
en trasmisi
mente de I
ción públic
Legación d
6s 'Está probada la organización
po!ítica de la juventud
ta que actúa en el país, que se ejercitá hiflerls_
.n fia.ti.u, nrilitares y que
264 T. G. BRENA--J. V. ITURBIDE

realiza deportes con lines politicos del nacional socialismo en el


Ufuguay.

7q Está probada ana organización escolar con sentido político


germanizante, antipatriótico, establecida en Montevideo, Paysandú y
Rincón del Bonete, con fondos suministrados por la organización ge-
neral de Montevideo.

8p Está probado que en esas escuelas se tomenta la educációtt


puramente alemana, el genio del idioma alemán, con flengl¡a de nues-
tra historia, de nuestro idioma, de nuestras tradiciones, quita¡do a los
niños uruguayo.s hijos de alemanes, la conciencia patriótica.

9s Está probada una acción de conquista política nazi del cam-


pesinado nacional, por medio de la escuela y la propaganda escrita y
verbal, especialmente en Paysandú.

10s Está probada la existencia de la organización nacional socia-


lista "Fuerza por la Alegría", que agtlopa a los obreros, dándole a
las excursiones y a las fiestas, un carácter netamente político.

1lq Está probada la organización de las mujeres alemanas en


el Uruguay (ACFDA), comunidad vinculada a su vez a la sociedad
nacional socialista de beneticencia de .il{ontevideo (NSV), cuyas li-
nalidades son de darácter político, estando en subordinación direc-
ta de los o4ganismos máximos del NSDAF en Alemania.
lZs Está probada la existencia del Frente de Trabajo, organi-
zación que ejercía dentro del comercio nacional, una acción coerci-
tiva sobre los obreros y empleados urugqayo§, por la amenaza de
las minorias alemanas de la acción del Partido Nacional Socialista
(N.S.D.A.P.). Que este Frente de Trabajo imponia a los obreros una
contribución de la que se beneticiaba el Partido Nacional Socialista.

13s Está probada la intiltración nazi en el cornercio y la industria,


por intermedio de Holzer y Klein; representaates, el primero, de la
Oficioa Comercial del Partido Nacional Socialista, y et segundo, de
la A.F.U. que ha propiciado la órganización del Instituto Nacional
Socialista para lngenieros alemanes (V.D.I.) y ha producido un mo-
vimienfo avasallador de propaganda en favor de las normas alemanas.
ALTA TRAICION EN EL URUGUAY 271

En La Habana se habló de nuevo de las actividades subversivas


realizadas en los países libres, por parte de residentes extranjeros o
hijos de residentes extranjeros.

No solamente eso: se denunció actividades de las embajadas


de países extranjeros, que aprovechaban de las inmunidades diplo-
máticas para sus planes políticos que, responderían a las directivas
del exterior.

Algo de eso se dijo por aquí, no hace muchos dias.

Ahora se dice lo mismo allá, hace menos tiempo. y quien lo


dice, seguramente bien intormado, es el redactor de las proposi-
ciones uruguayas a la Conferencia de La Habana.

Dice así la proposición del Uruguay:

"Considerando: Que uno de los tundamentos de Ia unidac! es_


piritual de América, radica err la tirme adhesión de los pueblos del
continente americano, a los principios del derecho internacional.
Que esa adhesión decidida y constante obliga a reafirmar,
entre otras normas, Ias reglas aplicables al ejercicio de las fun.
ciones diplomáticas y consulares para asegúrar las buenas relacio_
nes entre los Estados de Anrérica, en torma de evitar situaciones
irregulares y contrarias a las doctrinas admitidas cuando los nriem-
bros de las misiones extranjeras pretendan ejercer actividades polí-
ticas totalrnente ajenas a las funciones que les corresponden.

.Que por ese medio se puede ltegar al abuso de las inmunidades


y prertogativas que los gobiernos otorgan a fos funcionarios di.
ptromáticos o consulares,_ para el desempeffo de sus deberes oficiales.

Que tal dualidad en las Iunciones, ha autorizado la sospecha


206 T. G. BRENA -. J. V. ITURBTDE

22s Está probada la presiótr moral ejercida en obreros y em-


pleados en el Rinsón del Bonete en la llamada ayuda de invierno.

23a Está probado que todos los conflictos jurídicos del Nacio-
nal Socialismo en nuestro país, no son sometidos al Poder Judicial,
sino que se ventilan por una justicia propia de dicha organización.

24s Está probada la calilicación injuriosa que se hizo en Ale.


mania, sobre la actitud del Uruguay, en el caso del hundimiento
del Oraf Spee.

25s Está probado el interés estratégico que. le atribriye el Na-


cional Socialismo al Uruguay, para el dominio de esta parte del
cor¡tinente.

260 Está probado, a que


obran en el Uruguay, el que
sienten y exteriorizan por resa
en frases injuriosas a nu

27s Está probada la ubicación de dirigentes y súbdiüos alenra_


nes de importancia, en lugares de valor estratégico de nuestro te_
rritorio, ya sea a título de propietarios o de locatarios.

28q Está probada la comisión de delitos contra la patria, con-


figurados en el doble aspecto de la actividad delictuosa individual y
colectiva.

nos. La seriedad del plan está certificada por el informe técnico


correspondiente.

Alernana
p I las organi
d nconel
d o Nazista
guay, señor Dalldorf.
La torre del editicio de nuestra Dirección
de Correos, luciendo la
bandera del Nazismo, que soa la negación
de los ideales nacionales
268 T. O. BRENA -" I. V. ITURBIDE

31s Está probada la participación de la Legación Alemana


en la campaña periodística.de intiltración nazi"

32q Está- probado el contrabando diplomático realizado por la


Legación Alemana, en la introducción abusiva de impresos de pro',
paganda injuriosa para países amigos del Uruguay y en la inrpor-
tación de películas y aparatos de radio en cautidades que exceden a
las necesidades de "nso particular". Algunas veces, §in figurar las
partidas correspondientes en los conocimientos y manitiestos con-
sulares.

Sala de Ia eomisión, Junio tr9 de tr940.


Éo €. zencia ü,
a.
272 T. 0. BRENA -. J. V. |TURBTDE

utilizarse en algu ara desa_


de ideologías po de acción
Gntan contra lás sd os de

Que la protecc tra tales subversiones, fué expresamente


prevista por la res de la reunión de consulta de panamá,
aprobada el 3 de o

Que a su vez, la Octava Conterencia trnternacional Arnericana e{'e


Lima, adoptó el 23 de diciembre de 1g38, las resolucionesZT y 2g,
normas especiales respecto a la condición de las colectividades
extr recomendó medidas prohibitivas del ejercicio colectivo
de políticos por parte de los residentej extranjeros en
Sud

"Conforme con los principios anunciados .n Iu lonu"nción so-


bre funcionarios diplomáticos suscrita el p0 de Febrero de r.g2g en
La É{abana, según la cual, dichos futrcionarios no deben recla_

La segunda reqnión de consulta entre Ministros de Relacionee


Exteriores de las Repúblicas Americanas, declaró:

"Que es inadmisible en miembros de las misiones diplomáti.


c&s o consulares en ejereicio de sus cargos, cualquiera sea le
categoría que !a calidad de dirigentes o miembros de orga-
nizaciones o politicos.

"Que los gobiernos, al conceder a las misiones diplomáticas


o eonsulares extranjeras, innmunidades y prerrogativas esencialee
para el desempeño de sus funciones, deben reservarse el derecho
de eomprobar si las importaciones que realizao dichas misiones
al amparo de aquellos privilegios, incluyen publicaciones r¡ otroc
medics de propaganda destinados a fines contrarios al orden pú_
blico o que afecten de cualquier manera a las instituciones del
ALTA TRAICION EN EL URUGUAY
265

74q Está probada Ja exi


jerárquicanrente distrrourcla en el pais de Ia organi zación,
t rada Trt (s.AJ,
ras r,u.ir, f.iouicárente
-cuares
',:r:;|Ífl':,1 "j;;.j;";,:luirÍ;*r",,"
iln'"'"1','".j1X'_1.;r5a:l..i,u¡u,uf ü "";
.. _ Estas Tropas de /isalto lrur-..'tr"Of
I{olzer y o*.prár JJ Rrao¡r putr. a , tando, primero de Juli<r

l5s Está probado que las asociaciones


suayas son organisinoi-1: culturales alemanas uru.
:onrr,:g
aspecto exterior simplemente ;;trit..;'camouuageadqs
, eri uE
social.
l6s Está probada la. vinculación de
escritores uruguayos en
lrropaganda del Nacional Socialismá. la

l7e Está probada^11::¡s_t:lcia


tido I'{acional socialista que,.entre de una policía especial del par-
guardia ot.ou .orrliiaos,
'"^, tiene el
eu Ia Legación de Aleman¡a.-- de hacer

I8p Está probada la existencia


de una organización de motoci-
;f nff ' ¿H:" T T J, xl;,iÍ*;i##;',"ii,". ;; ú i;;, ffi ;;
19s Están
obran en nues de agentes nazis que
los niedios de infiltrándose en toclos
cam esv car
¡ en la fotografia de
valo n¡'e*oli tlenen en sí ningún
del servicio clardestino

,:.#":;J,"ff":,;'
un funcionario espe-
ue suministran estos

c de planeadores con para.


li I campo Oe nviaciOn Mi"
4 tafeas, en los días .atrUá,
AI-TA TRAICION EN EL URUGUAY
273

país donde están ac¡editados.


Todo ello sin perjulcio de plantear
el retiro del funcionario en caso iá.*"i¡ü

bien todo: Ia proposición rnisma y el origen de ra pro-


poriJ#
mejor,
,*-._1 P
rmpunemente, .algunos de Ios que por aquí ,,quintacolumnean,,
se indignan por esta nueva ,,faniarlu,;,
Comisión Investigadoi¿ a.i
-'- frotuAl il;
U.ugruy.

,A Io mejor, algunos de los que ,,quintacolumnean,,


punto de vista _ que los desdJ otro
hay de'Ji"..]u'.ut"goria _ crean
el oro americano o el oro inglés que es
l" q""-p.lOrce estas evidencias,
Elros tienen siempre argún argumento
parajustificar su traición
a la patria.

acertadamente uno de los pro-


o,.r,tl ::''f,""i"rilX'Í;,Xf;:"'ó
Se deben enfocar los otros, aqui
mismo y en La Habana.

de la. Justicia, que tenemos


po de juicio para un proceso
entendido

qu
y
,ff",,"
resonante,

,:..*11rffi"Tffi:,#.;;;i;;1;;
a dr con dureza,
m y, a los que
fa sectarismo, a
,U,r,nstigrr"ió r,
ALTA TRAICION EN EL URUGUAY 277

Las consecuencias de la investigación se pueden concretar er-:


las siguientes lineas generales:

I - Un despertar patriótico del espíritu público, con senticlo de


unidad nacional.

unión dei Ejército y le Ia


voluntaria de la insrr n de
por valor de siete ir,il
Y l"i
ca alrededor de estas

los
IV
- L
ex-miem
que han programado
á, dos de los cuales
están en el
un estudio p"trló;;;;
pueden solu
278 T. C. BRENA -- J. V. TTURBTDE

V
- [-as resoiuciones de la Conferencia de Ia Habana, que han
dado una actitud americana, en un pacto tuerte de solidaridad co-
lectiva, uniendo, como lo deseábarnos ardienternente, las almas colec-
tivas de los pueblos de América y haciendO utla sola alma ameri-
caria. De ahi salió la liamosa resolucién que dice así: "Cada unit
de las repúblicas debería adoptar, dentro de su territorio, todas las
medidas necesarias, de acuerdo con sus facultades constitucionales,
para impedir y suprimir toda actividad dirigida, ayudada o lomen-
tada por gobiernos extranjeros o grupos o individuos extranjeros
que tienda a subvertir sus instituciones domésticas o a rnodificar
mediante la presión, la propaganda, las amenazas o or1 cualquiera
otra forma, el libre y soberano derecho de sus pueblos a ser gober-
nados por sus sistemas democráticos". Esta resolución debe vincu-
larse directamente al inlorme uruguayo ltevado a la Conterencia por
la delegación que presidía el Dr. Pedro Manini y Ríos.

Breves consideraciones sobre cada uno Oe estos puntos:

El despertar patriótico, lo ha visto y sentido todo el país. Es la


ciudadanía activa de la República la que ha hecho algo más que
admirar su bandera y cantar su himno: se armó de vigor espiritual
prestándolo con toda generosidad a la patria.
La unión del Ejército y el pueblo, tiene su alta expresión en el
"Voltrntariado Nacional". Bastó un llamamiento del Ministerio de De-
fensa Irlacionallpara Aue el pueblo acudiera en fl1asa a prepararse para
defender sus hogares y su país. El i\tinistro de Defensa, Ceneral
Rolletti, dijo que el ideal del.Ejército era el popular, un pueblo pre.
parado para de{ender sus propias libertades.

, Se está gestando eso, no con gozo, sino con afiargt$a, porquo


de todas mafleras considerábamos que el porvenir humano era el
de la paz y no el de la guerra.
La resonancia americana, tuvo alto exponente en los primerós
diarios de Anrérica, desde "La Nación', y ,,La Prensa,, de Buenos
Aires, hasta "El Mercurio" de Chile, y los grandes diarios de las
otras repúblicas del Sur y del Norte de América.
En la localidad de Apóstoles (R. A.), la Gendarmeda encontró
toda suerte de armas, planeado allí como aqui, el ataque a Ia inde.
perdencia del pais y a las autoridades constituídas.
ALTA TRAICION EN EL URUOUAY 27¿

Los proyectos presentados por los ex-miembros de la Comisiór


trnvestigadora, abarcan las medidas más urgentes para la detensa,
nacional.

Son los siguientes:

I Seguridad en la tunción pública, trasiadando de sus pues.


tos de- responsabilidad, en los rugares vitales de la Administra-

II - Formación al, por la es-


cuela. La Comisión. tiva germaniza-
ción de nuestros nifr de s menester

III_ d
todoslos c
mo cerro§ c

yde
Ella
aquí
ALTA TRAICION EN EL URUOUAY 27J

Los proyectos presentados por los ex-miembros de la Comisión


fnvestigadora' abarcan'las medidas más urgentes para la defensa,
nacional.

Son los siguientes:

I Seguridad en la función pública, trasladando de sus pues-


tos de- responsabilidad, en los lugares vitales de la Administra-

lI - del
Formación comenzando por la es-
cuela. La Comisióncom absurda de germaniza-
ción de nuestros niños alemanes. Es menester

III La seguridad
-
todos los lugares que c
mo cerros y alturas y c

un cuerPo de intérPretes
yde e su acc_ión investigadora.
Ella estras libertades que, de
aquí atnenazadas por lirjque
280 T. G. BRENA -" J. V. ITURBIDE

entienden que la democracia conligura ta talta de conviccionesn et


miedo y el caos social.'.
Fenal del delito de espionaje, que
V
- lnclusión en el Código
no habíarnos previsto, porque considerábamos al espía sems ¿¡¡ ser
euro¡eo, inexistente fuera de Europa. Eran los grandes intereses de
las graudes potencias los que justilicaban su existencia...
Pero las fluevas doctrinas, los nuevos conceptos amorales y
ajurídicos nos convencieron, junto con los datos de la experiencia
nacional, que aqui también tenía sentido y razón de ser el espía' >

A esta arrna, también invisible, es menester quitarle su eficacia


El delito de espionaje no lué previsto: es menester inéorporado al
Código Penal para que la sanción luerte y grave caiga sobre él'
cuando lo descubramos en conspiración coútra la patria.'
- \/I La nacionalizaciÓn de empresas teletónicas y telegráticas,
-
que están en manos de extranjeros y de extranjeros contrarios a
nuestra ideología democrática republicana. Lineas telelónicas inte-
riores, !íneas teletónicas y telegráticas del exterior, están en manos
de alemanes. La noticia, el dato político, la constrlta internacional,
no pueden hacerse sino es bajo el contralor de lt¡s itrterese§ alema-
nes. Conspira contra el pensamiento nacional, contra la libertad
nacional y contra la independencia de nuestros gobiernos.

La nacionalizaciófl se impone, en todos esos servicios, auflque


el país sienta fuertemente el drenaje de su oro. Nada vale el oro
marcado con servidumbre.

inmigración, de tal manera que


VII
- Un eticaz contralor cle la
el espíritu nacional no pierda sus viejas virtudes. Nada racial; pero
tampoco nada de perversiÓn del espiritu público por la inmunidad
de los perversos que entran aquí como en país de conquista.

La li¡ea general de la inmigración, no puede ser otra que é§ta:


primero el nacional, los que viven d-entro del país y a veces mue-
ren de necesidad. Cenerosidad amplia para el extranjero, para que
él se allegue a ruestro país dispuesto a trabajar, a convivir armó-
nicamente en nuestra sociedad.
: ¡'ia: .¿r.,' '.
T. O. BRENA -- J. V. TTURBTDE

Lo que otros hacen por imposición, podemos hacerlo por con-


vicciones trrmes. Si no las tenemos, si no las queremos, si no brega-
flros para que sean realidad viva en nuestra patria, no alcanza-
remos aquella educación que justilica por buefla a las democracias
triunlantes.

La historia y la tradición nacionales nos las enseñan. No pode-


mos bastardearlas, cuando el peligro es inminente...
l/" ?oru*ento /n Tzruee-
o._ ./. .,
/nrta/ )¿fn¿f¿cdc¿én
ALTA TRAICION EN EL URUGUAY 285
286 T. O. BRENA -- J. V. ITURBTDE

"El inistio lo
sitantes dad de y -
lidad de de alla no
cultades en aXianamientos simuitáneos, maniiestó lo siguiente: ,,Es
que ustecies no van a necesitar realizar allanamietrtos cotr inter-
vencjón de la Justicia. Este mismo señor Dalidorf les va a ta_
cilitar la investigación, colío la ha tacifitado al Ministerio del
Interior".
tl /L{¡r¡ttzo Türoznid

:d nl
tuiobrcid
ALTA TRAICION EN EL URUGUAY 289

Ante el requerimiento de la Cárnara, realizado araiz cle la lectura


del acta de !a Comisión Investigadora, que acabamos de transcribir,
el Doctor Tiscornia llegó al seno del Padamento, después cle haber
negado seriedad lrente a la bancada de su partido, a las áctividades
que el nazismo venia desarrollando en el país.

Pero, los documentos que aportó al debate, demostraron en for-


ma incontrovertible la gravedad de las maniobras de los detensores
del Tercer Relch en nuestra patria, colocando esos doeurnentos en
evidente contradicción al mencionado Secretario de Estado, y pro-
vocando acto seguido. el ¡etiro de la confianza pattidaria, de parte
de Ia bancada colorada, y, como consecuencia, la renuncia del Dr,
Tiscornia, que fué de inmediato aceptada por el Poder Ejecutivo.

Damos a continuación el discurso del aludido Secretario de


Estado: , --T.

Señor iUinistro
- A¡te todo creo que es hora de que se dé
cuenta la Cámara de que estamos frente a una situaeión gtave
que ío se va a solucionar con disertaciones padámentarias, desde
que por sí solas flo son la solución de ringún problenra.

[.o que ecurre, sefior Presidente, es qúe parece que la Cárnara


está contagiada de un sentimietrto de agitación...

Y es por eso que se produce este tenórneno singular de que se


llame a Sala a un Ministro para qúe diga por qué y cómo ha ma.
nifestado sus ideas.

Hay que tener en cúenta, señor Presidente, que la expresión


de ta opinión que uno se lortna está íntimamente relacionada con
la oportunidad de los hechos en que se fundamenta
290 T. G. BRENA .- J. V. ¡TURBTDE

En virtud de esa ditigencia en observar absolutamente todo ro


que pudiera signiticar corocer exactarnente la organización nazi,
Ia policía encontró que quien dirigía esa organización era un señoi
d ¡o empleado de la Le_
fi ancia el señor Dalldorf,
ll tnvestigaciones a fin'de
to
Fué en averiguación de los conocimientos que él poseía tener
en calidad de Jefe del nazismo. En esa oportunidad, fué que se Ie
orclenó al señor Datldorf que acompañara a la policía a hacer las
averiguaciones en los lugares que la policía encontraba como ne-
de conocer; fué como un aparcero de la policía,
fué como i del lugar donde existían esas orga_
s, a la ruan r Fresidenteo de cuando se trata de
constatar un clelito se detiene al que se presúme que tiene cono_
ci¡lriento del delito en todas o algunas de sus rnanifestaciones; pero
eso no quiere decir que cuando ta poticía vá acompañada de un
inforrnante o de un detenidon sea ese detenido parte inteerante ctd
la averip:uación. De rnall.era, pues, que-hay que considerar los
distintos rnomentos que han ocurrido, y eue se han prestado a una
verdadera confusión de patte de los señores que labraron el acta
que se ha leido.
Quiero significar, señor Presiclente, que cuando me visitó la
Comisión investicadora de esta Cámata hacía *muchos r.ñeses oúe el
Ministetio del laterior estaba haciendo todas las averiguaciones ne.
cesarias en las dlstintas partes del país, Investitó en Móntevideo
cuanto se relacionaba con Ia orqanizació¡ aazi, pero además inves-
tigó cuál era ta situación de los alemanes que estaban trabaiando
en el Rincón de! Bonete. Además, ordenó una investigación minu-
ciosa en lo que se refiere al Departamento de pavsandú, y en lo
qfle se refiere al Departanrento de Rio Negro, en el lugar conocido
Young. v en e! mismo Departatnento de paysandú, en el lugar
que se llama Buricayupí.
f
é
k
*
b
ffi

Uno de los castillos de la Orden Nacional Socialistan donde se


imparte la enseñanza secreta a los soldados politicos
292 T. G. BRENA -. J. V. ITURBTDE

Fueron esas intormaciones minuciosas, reiteradas hubo


lugar, como en Young, a donde rnandé dos veces -porque
- y como
Faso de los Toros,.donde mandé treo veces; hice intormar
en
al Jefe
de Policía de Paysandú repetidas veces que llegaron a tormarme el
-
convencimiento de que si existía organización mazi ¡o tenía el
peligro que se iuzgaba por todos.

Fué entonces que dije a los señores miembros de la Comisión


investigadora, que 1o qúe yo conocía en aquel momento, no tenía
absotutamente ningún fundatnento para suponer que estábamos en

Es claro que hecha la investigación, cuyo resultado no cotozco,


puede ser que los datos que haya podido recoger la Cornisión inves-
tigadora, la lleve a conclusiofies diferentes que espero conocer er
el curso de este debate. Pero lo que yo alirmo es que el Ministerio
no hd descafsado un solo ffioffiento v ba recoEido todas las intor-
maciones, aún las informaciones anórimas, para estar minuciosa-
nre¡te virrilante de todo lo que pudiera reterirse a esta organización
qúe se llalrl,a nazi.
' De modo, pues, que si se pudiera clecir que el Ministerio tué
neglirrente,si se pudiera decir que el Ministerio no tomó todas las
providencias necesarias para cotsfatar hechos, es claro que cabría
culpa at ilitinisterio del Interior; pero desde qlte vo puedo atirmar
abs.llutamente, rotündaffiente. oue no he desca-flsarfo ni un solo mo-
mento en hacer esas avetiguaciones, parece injustificado que se me
ceflsure por esa actitud que he asumido.

Pero tengo yo el informe escrito


-gue si no fuera impertinente
podría !eer- el q¡re se refiere a la investi-ación hecha con el co¡-
eurso del señor Dalldort, iefe de los naz's en el país. Este señor
proForcionó el dato de donde existían las distintas orsanizaciones
relerentes a los atemanes.

Voy a leer algo del intorme producido por el señor Suhsecre-


tario en esta materia del lnterior, en qüe se menciooa todos los
hechos ocurridos, Dice el Subsecretario: "Intorrro a usted de la a;-
tuación que he cunrptido acerca Ce tas denunclas formu-ladas en d
Parlamento y en la prensa en e! Parlamcnto, oo¡ el señor Dipc-
-
ALTA TRAICION EN EL URUGUAY
2s3

tado.cardozor y en Ia prelsa respecto a ra organización de las


actividades flacional socralislas -en et pais.
Fármu¡at as las denullcia§
en plena Cámara por el s€rior i.riputaio
doctor José p"Ouo Ca.Ooro,
, el. seior ,*inisho dispuso de inmediato que ia policia procediera sir
pérdida de tiempo a practicar lu,
¡ou"riisu.iones del caso. y a la
vez, encargó al suscrito Iet antar
y social acerca de s exilia o n
cional socialista con las ca¡acteri
bierno extranjero, regida por er
orientada en un sentido dJ agres
cia, contraria a í¡¡estra formi de gobierno
y a nuestras institucio_
nes libres
ciares
desarrollo
y , ';ür,'"",x.'lT,3f,l1i.il'¿,#,iT;
rias.

lectu¡a entonces al informe del Señor


que
Sub
cuya i#:",fl.il';:il",ijl:1T'fr_".,ff1:
Tiscornia no compartía, hasta
tanle, a las siguientes conclusiones: .r"-ir.l

. 1o
_Exiqte organizado en er país er
,,Distrito
del Fartido Na_
Socialista".
,cional

2e Tal orgarúzaciún constituye una prolongación


pendencia det partido Nacional Sócialista y una de-
Á¡"rrar, cuyo Jefe indis_
cutido es Adolfo Hifler.

3s Como el partido Nacional Socialista es par-


'tido único y tiene carácter de órgano cret-Átado,ensuAlemania
organización
uruguaya es una dependencia del Estado
por su Gobierno.
Alemán y uia ,"giJ;

. 4n -Fl Partido y su organización local tienen carácter anti_


democrático, persiguen finariJades totaritarias y protesan
racistas. doctririas

5s partiff es designado por e! Gobierno Alemán,


procede ente, rio responde de sus actos ante los
[:ros del mieffi-
sólo es responsable uii" .*, superiores,
fur_
ALTA TRAICION EN EL URUCUAY 255

14. Los nazis usan unitormes y sínrboios como en Alemania,


o los usaron hasta cierta época.
15. El revisionismo uruguayo tiene vinculaciones con el
nazismo.
-
16' Las casas de comercio aremanas de praza, tienen directo.
res, gestores y empleados vincufados al nazismo.

Posteriormentg los resultados de dicho informe fueron am-


pliados; llegando el suscrito a las siguientes conclusiones: ,

A) Identificación de los miembros del partido nazi, con sus


respectivas direcciores eñ rlrontevideo, payiandú y I{incón
del
Bonete.

B) Identific¿ción de los empleados comerciales miembros der


partido.

C) Acla¡ación de la compra cle tierras .por alemanes en el


Banco Hipotecario.

D) Situaciór de los teléfonos y su contralor por los alema-


nes (informe del ingeniero Berta).

E) Necesidad de contralorear las radiocomunicaciones priva_


das (informe del señor Sommaruga).
El informe es del 18 de .lunio.
,/o, €inro lrr¡oizdcionet
ALTA TRAICION EN EL URUGUAY 2gs
302 T. G. BRENA -- J. V. TTURBTDE

ción que la alemana, no hay más glorias que las alemanas; no hay
n¡ás héroes que los héroes de la guerra; no hay rnás idioma que
el idioma del oda esta
el país, no tie sión que
a los de ellos, aber naci
zándoles el al cotrspirac
seno de un país contra lo más vital de su cuerpo y lo más sagrado
de su alma.

Y junto a ésta, la conspiración de la juventud;

Ahi está la juventud hitlerista. ,


No es una juventud de los icieales fuertes y puros de la vida;
es ufla juventud de los ideales bélicos de la vida.

Toda la vida del joven, es ufla ffiilicia; no la milicia de Ia ver-


dad y del bien y del amor, sino la milicia de la luerza, del des-
precio y del odio.

Así es el entrenamiento y así son las consecuencias de ese entre-


.namiento.

Se adiestran con los dirigentes de las Tropas de Asalto. y serán


eso algún día, Lo son ahora sobre los campos de Francia como lo
fueron antes scbre las carnpos de las poblaciones inocentes de Bél-
gica, Dinamarca y Holanda.

Tienen una devoción: el F'ührer, un hombre, un mito, a quieries


le entregan las fuerzas sagradas que debían ser de la fraternidad.
EnCiosan a un hombre y se hacen servidores incondicionales del
idoio.

No tendrán para sus herrnanos ni las palabras, ni los conceptos, nl


la vida,solidaria: naceri con orgullo, ura orgullo de seres súperiores,
de raza §uperior y están entrenándose en Ia servidumbre del gé-
nero humano.

Los granrfes ideales, no,de esta o aquella civilización, sino de


toda civilización, que quiera perdúrar, no los sienten. Es más¡ los
desprecian.
302 T. G. BRENA -- J. V. TTURBTDE

Y junto a ésta, la conspiración de Ia juventud;


Ahí está la juventud hitlerista.
No es una juventud de los icleales fuertes y puros de la vidal
es una juventud de los ideales bélicos de la vida.

Toda la vida det joven, es una milicia; no la milicia de Ia ver_


Cad y del bien y del amor, sino la milicia de la taerza, del des-
precio y del odio.

Así es el entrenalniento y así son las consecuencias de ese entre-


namiento.

Se acliestran con los dirigentes de las Tropas de Asalto, y serán


eso atgún día' Lo son ahora sol¡re ros campos de Francia corno lo
fueron antes sobre las carnpos de las pobraciones inocentes de Bér-
gica, Dinamarca y Holanda.

Tienen una devóción: el Führer, un hornbre, un tnito, a quienes


Ie entregan las fuerzas sagradas que debían ser de ra frateinidad.
Encliosan a un hombre y se rracen servidores incondicionares del
ídoio.

No te sus herrnanos ni las palabras, ni los , rl


la vid nacen con orgullo, uo orgullo de ser aaa,
de ra y están entrenándose en la servidu gé_
nero

Los grandes ideales, no de esta o aquella civilización, sino de


torta civilización, que quiera perdurar, no los sienten. Es más: fos
clesprecian.
L

":'.::::ri::i!.:.

He ahí un pelotón de ,,elegidos', del nazisrllo, cuya


enseñanza
reclama el triunfo de la luerza sobre el Derecho"
304 T. G. BRENA -- J. V. ITURBTDE

llos,. cort su al, cori


Ios que hacen s espir
se's de ruinas y y de t
Aquí estaban en nuestro país, haciendo et aprendizaje de su
bárbara doctrina.

Aquí estaban actuando con la cornplicidad de los que. quieten


uri ordelt, una disciplilra, y flfl concepto militar de la vida:

Nos levantamos contra ellos, para que se reintegren al decoro


de la iuventud, a tos ideales de la juventud, ala generosidad de la
juventud.

La juventud rio es eso: el vivir enamorada de sus tusiles y de


sus ametralladoras y de las grandes proezás militares.
La juventud que necesita esta eivilizaciór sufriente, es Ia otra,
la que siempre soñaron los fllósotos y los santos; la juventud que
vigoriza sus rnejores sentimientos para perfecc¡onarlos; la juventud
que.busca sus mejores impulsos para ofrenclarlos; la juventud que
busca los más grandes ideales para servirlos.

Y esa iuventud es la que el país necesita pata labrar todos sus


destlúos de acuerdo a todas sus glorias.

La otra, que se quede con el triste desempeño de servidora


inconsciente de un mito que tiene la audacia inaudita de pretender,
apagar con metralla todas las luces de una civitización milenaria...

Una conspiración contra las libertades, en tercer lugar.

¿Qué tenía nuestro país para el extranjero? Libertades

Libertades les ofrecimos antes y ahora.


Con ellas labraban su,porvenir, aprovechaban tle nuestros bie-
nes, aprovechaban de nuestros créditos; aprovechaban de nuestro
auxilio y aprovechaban de nuestra fraternidad.

No se les perseguía por esas ideas; el gendarme no entraba a


ALTA TRAICION bN EL URUGUAY

su casa como un ge§tapo empeñado efi leer las intenciones


alrna.
de su

Pero ha1, un alma bastarcla, q,ue no paga libertad


con libertad,
amor cofl amor, fraternidad con traternidad, y
-nazis,..
es el alma de los

. Etlos armaroú aquí sus huestes, Ias adiestraro,


.n aort.u nuestra.

sus diarios, diseminaron sus volantes


de se i¡filtra¡on en nuestras oficinas, se a
pu onsabilidad; aprovecharon de nuestras
y pia legación tendieron redes, las redes en las que
debían caer todos ros incautos que creyeron que con una
libertad
que no ofende la seguridad priblica sería incólume.

La colurnna nazilra estaba aquí y conspfuaba conta esa liber_


tad amparadora. No coilspira-ba eú pazi conspiraba guaaau, a,
un estado de guerra, milita¡izando a sus huestes pu.u"ot"i..
elicacia en su acción. -áyái

Una conspiración cortra Ia seguridad pública, en cuarto lugar,

Una de las comprobaciones más dolorosas de esta hora, es


se-
gurarnente la preeminencia abusiva del factor político
sobre lós otros
factores económicos, culturales y espirituales.

Un plan estaba a¡mado contra el país y hay quienes están


empeñados en tomarlo a broma, seguramente son esas las
bromas
con las que cuentan los nazis para sus éxitos relámpagos.

No hay peores cómplices, que los que bromean con el peligro,


no por exceso de valor sino por talta de conciencia

Y lo que contaba el nazismo como quinta columna sostene.


de sus éxitos, era, entre otras cosas, la estulta táctica de
_dora hacer
hurnorismo.

Tan conocida es nuestra falta, que Fuhrmann no encontró


me_
jor salida para explicar su plan, que considerarlo como una
hu-
morada.
306 T. G. BRENA "" J. 1/. tTURtsIDE

ernb
Sin el plan está ahi, mentaclo, relacionado con
otros doct¡m anarizada técmica por un ni*itar de ra más
alta escuela r.

gracia a los tontos


paz pública y la
que sostiene prin-

Donde hay un conjutrto de alemanes, no hay ley nacional: Ia


ley es la de! Estado oazi"
e¡'ercen de sus
Q flo en fun clesde I
a eon las r mos le
eonocido para qúe atenten impunerrente contra nuestra soberanía,

Y tienen p cial, de tal rnafiera que sus cilscordias y


sus pleitos se I por autoridades alemanas.

r adn¡inlstrador, que recauda fondos e impone


y a los que se niegan a las contribuciones

No iniporta qúe en ef país rio existan cañones alemanes: basta


que ei ea íaelespírituna_
zista en s de y en traielores y
en la stab lcs tra-gedia mund¡ál
que puede ser ouestra tragedia,
ALTA TRAICION EN EL URUG{JAY
307

Una conspirau-ión contra ei espíritu, por último.

Esta es ia ürima e.serrcia del nazismo: ura comspiración


contra
el espíritu.

No es sclar¡ent¿ eso: es ei espiritl.r dc vida h,,unana,v


es ei
espíritu de bestia hu¡;ana.

Pero no hat- más or. ,r. espliriu dignc, que tenga


toria ia dig_
nidad de la ie¡.iaC 1'Ce i: r,icla: es ri esp:iitu que i,iee
los téroJs
de la luz.

C solar¡rente
nuestr
s también
nuestr de grupo,
no es

este espíritu decaído, que hizo posible este inriento


que nos llena más qrlle :le pavoro de amarguias d cas, nc
hac
Está ahí y su porvenir depende en elerto nrodo.de nuestra inte_
ligencia, de nuestros sentinrlentos y de nuestra voluntad.,

entonce los , ocf as las


s las vo , par o y glorla,
de los es q nó y nLl
308 T. o. BREI{A -: J. v. ITURBIDE

enajenará al bajo precio de un satánico odio triunfante...


En síntesis, y finalizando;
.

Esta a ¿o hacer peligrar


todo el
bajo la
de o' El Parlamento'
p;i.
haber salvado u¡ n;1 en esra primera
vidades nazistas en América.
etapa oran i1o#1'fi:::.i:

que ra voz ;',


Pero el

patriótico. E oy
fi,o:[*j",';,]:il'T] ".li,li;?.,,1?i
están ahí, en Europa y ;rl;;
aquí, en Aurérica, buscando el c de ia
para atravesarlo con Ia espada victoriosa civilización occidental
de Atila.
¿Qué hacer? ¿Desesperarnos por Ia tragedia de Europa?
nuestra impotencia? No. Más ¿por
ür" ,rrn.u cabe recordar que
Ia vida del hombre es milicia sobre ra tierra;
una rnilicia activa
de todas las horas oue.debe se¡lo de
ü pu1.iu'u,o.nrruáu'y O"-ii
fraternidad destrozada. y Ia" miticia qr;
' l-r.sg,. Ia militar, porque ar bárbaro ,o
;q;i se necesita es, desdd
u" i" vence inmediatamente
con ideas, sino con tra rnodernidad de
las iuerzas mecánicas.
P...9 es,, además, la milicia de cada ,ro
.
el servicio púbtrico y gratuito cle esta
y A" todos unidos en
oruifiruliOn que tiene sustancia
de eternidad.
orden cae; pero no cae para si
Necesitamos recons.
truirlo sobre las bases esenciales que le aban su vida perma_
nente y fecunda. Necesitamos autóridad
ente, disciplin a razo-
nada, orclen sabio, principios eticaces,
un¡UaO sustancial; más que
todo, unidad sustancial de voluntade.
y ,.rti*iarto..
Las fuerzas morales dela patria, Ir.
pendencia, Ias que inspiraron ;;;'torjaron nuestra inde_
a'nuestios-hÉio-ur, tu, que armaron
verdad y de bien nue-stras instituciones, de
fá, qr"
conciencias libres e iluminan nuestros 'holares, amparan nuestras
inmaculadas y fuertes, puestas ar están ahí, puras,
servicio oela ciuoaoa ¡ía america¡a.
Fuerza material inmediata, tuu.ra Áo.ailctiva,
y riuestro país y América serán un solo
fe en las ideaq
sota fi¡erza a! servicio mund
espiritu ; ;;;
Ia vieja y -del ue
- estará atrentado por
gloriosa civilización
sangrada hoy sobre ú;ffiü , H:; ,f #:1,T,
o.-
Prefacio
3
La Investigación Parlamentaria 15
Como está orgaruzado el Nacionat Socialismo 2t
La Célula Nazista: Fragua del Ejército pardo 39
It§ §ecretos de la Orden Nacional Socialista
6l
L,a Peoetración Económica en el Uruguay
89
EI Espionaje -Pardo" en nre,stro ambiente r05
El Punto de Apo¡o r:Ic Pa¡-se¡dr¡ 1. Ia A.G.F.D.,\. il5
Un dirigente m.i, tracido ea eI Lrugrra¡ 125
La propaganda eñre !ils caf,pc=úúos Erug¡r¿¡\-¡s r35
Las acüvidades el el Escrm &f Bmetr
r47
Un Inlorr¡e del Jeíe tle lur esigti{Des IJ'
Otros eleaertm rlel Eq*mF lsazis{a tb
Los a¡úici¡s s el ,*r¡ de hd¡s! t;3
La Ge#pot -{r@ G Terrr Ill
El Plan ¿e Ocrycim .ih![.tar de liuesra p¡trir rfi
La peisoaaEdad de Futtmarn da ser*dad al platr r§5
Los Doc¡rmrrto's de Fstmann corelacirmdos ñ7
Ideas Potiticas y S<riaks 215
El Plan Subyersro irugado técdcameúte por el Gral. p. Sicco n3
Los medios de accim v el Plan Fu¡hmann ta
El tnforme d€l Tte- CoeL Gestido sobre los planeadores 241
El Espíritu Nr,;stsr 245
Las Conclusiomes de ta Comisirin 26L
La Conferencia de L¿ Habana 269
Consecuencia-s de la Investigacióo 275
Un Documento de trascederhl Significación 283
El Ministro Tiscornia Evidencia el peligro Nazi 287
Las Circo Conspiraciones 257