Sei sulla pagina 1di 2

INVESTIGACIÓN DESCRIPTIVA.

Es un método científico que implica observar y describir el comportamiento de un


sujeto sin influir sobre él de ninguna manera.
Muchas disciplinas científicas, especialmente las ciencias sociales y la psicología,
utilizan este método para obtener una visión general del sujeto o tema.
Algunos sujetos no pueden ser observados de ninguna otra forma; por ejemplo, un
estudio de caso social de un sujeto individual representa un diseño de investigación
descriptiva y esto permite la observación sin afectar el comportamiento normal.
También es útil cuando no es posible comprobar y medir el gran número de
muestras que son necesarias para investigaciones de tipo cuantitativa.
Este tipo de experimentos es generalmente usado por los antropólogos, psicólogos
y científicos sociales para observar comportamientos naturales sin que estos sean
afectados de ninguna forma. También es empleado por los investigadores de
mercadeo para evaluar los hábitos de los clientes, o por las empresas que desean
juzgar la moral del personal.
Sin embargo, los resultados de una investigación descriptiva no pueden ser
utilizados como una respuesta definitiva o para refutar una hipótesis pero, si las
limitaciones son comprendidas, pueden constituir una herramienta útil en muchas
áreas de la investigación científica.
Su meta no se limita a la recolección de datos, sino a la predicción e identificación
de las relaciones que existen entre dos o más variables. Los investigadores no son
meros tabuladores, sino que recogen los datos sobre la base de una hipótesis o
teoría, exponen y resumen la información de manera cuidadosa y luego analizan
minuciosamente los resultados, a fin de extraer generalizaciones significativas que
contribuyan al conocimiento.

Ejemplo. Realizar un censo de población, con el fin de obtener los datos acerca de
cuanta gente habita una región que puede ser un país, provincia o estado.

INVESTIGACIÓN EXPLICATIVA.

Proceso orientado, no sólo a describir o hacer un mero acercamiento en torno a un


fenómeno o hecho específico, sino que busca establecer las causas que se
encuentran detrás de éste.
En otras palabras, la Investigación Explicativa se basa principalmente en establecer
el por qué y el para qué de un fenómeno, a fin de ampliar el ¿Qué? de la
Investigación Descriptiva y el ¿Cómo? De la investigación explorativa. De esta
forma, lejos de definir o solamente describir, la Investigación Explicativa explica el
porqué de un fenómeno o hecho determinado.
Buscan encontrar las razones o causas que ocasionan ciertos fenómenos. Su
objetivo último es explicar por qué ocurre un fenómeno y en qué condiciones se da
éste. “Están orientados a la comprobación de hipótesis causales de tercer grado;
esto es, identificación y análisis de las causales (variables independientes) y sus
resultados, los que se expresan en hechos verificables (variables dependientes).
Los estudios de este tipo implican esfuerzos del investigador y una gran capacidad
de análisis, síntesis e interpretación. Asimismo, debe señalar las razones por las
cuales el estudio puede considerarse explicativo. Su realización supone el ánimo de
contribuir al desarrollo del conocimiento científico”.

Ejemplo. Los estudios explicativos responderían a preguntas tales como:


¿Qué efectos tiene que los adolescentes peruanos- que viven en zonas urbanas y
cuyo nivel socioeconómico es elevado - se expongan a videos televisivos musicales
con alto contenido de sexo?, de ahí, sobre salen más cuestiones que llevan a una
mejor explicación como por ejemplo: ¿a qué se deben estos efectos?, ¿qué
variables mediatizan los efectos y de qué modo?, ¿por qué prefieren dichos
adolescentes ver videos musicales con altos contenidos sexuales de los videos
musicales? Un estudio descriptivo solamente respondería a preguntas como
¿cuánto tiempo dedican dichos adolescentes a ver videos televisivos musicales y
especialmente videos con alto contenido de sexo?