Sei sulla pagina 1di 6

EL SACRAMENTO DEL BAUTISMO

¿Qué es el bautismo?

Proviene del latín tardío baptizāre, y este del gr. βαπτίζειν


baptízein; que significa 'sumergir'.

Es el primero de los siete sacramentos que nos hace parte


del cuerpo místico de Cristo: la Iglesia, y nos hace
participes de la Pascua de Cristo, para morir al pecado y
nacer a la vida de hijos de Dios.

El Sacramento del Bautismo compromete a los padres y


padrinos a educar en la fe a su hijo o ahijado, dando
testimonio de vida comunitaria y sacramental.

DESARROLLO HISTORICO DEL SACRAMENTO DEL BAUTISMO

Jesús se bautizó antes de iniciar su vida pública; luego de su resurrección dice a los
Apóstoles: “Id por todo el mundo bautizando en el nombre del Padre, del Hijo y del
Espíritu Santo” (Mt. 28,16-20)

En las primeras comunidades se bautizaban solo las personas mayores después de haber
hecho el catecumenado, que era una preparación intensa para recibir el sacramento del
bautismo. Esto lo hacían porque la Iglesia era perseguida por el Imperio Romano. Y
quienes después de haberse preparado, decidían bautizarse, lo hacían conscientes de que
serían perseguidos y asesinados por los romanos. Solo los Obispos celebraban este
sacramento.

En el siglo IV, el Emperador Constantino oficializa el


cristianismo como religión oficial del Imperio (año 313). Al no
ser perseguida crece el número de cristianos aumenta, y por este
motivo el Concilio de Nicea (325) delego a los presbíteros la
celebración del Sacramento del Bautismo. El Concilio de
Letrán (1215) ordena que el Bautismo sea para niños y la
Confirmación la persona cuando tuviera uso de razón. Esto lo
ratificaron el Concilio de Trento y el Concilio Vaticano II.
RITO BAUTISMAL

I. RITO DE ACOGIDA:
El celebrante interroga a los padres y padrinos sobre:

EL NOMBRE: Dios llama a cada persona por su nombre, para encomendarle una
misión. Con el bautismo somos inscritos en el libro de los hijos de Dios.

QUE SE BUSCA PARA EL NIÑO: la transmisión de la fe. Fe que los


padres y padrinos deben acompañar y cuidar.

SEÑAL DE LA CRUZ: se marca al niño con la señal de Cristo, para


decir que es propiedad del Señor. Los padres y los padrinos también la
hacen al niño como signo de la transmisión de la fe.

II. LITURGIA DE LA PALABRA: La palabra nos invita a vivir


los sacramentos. Y con la asistencia permanente a la Misa
Dominical profundizamos el mensaje del Señor.

III. LITURGIA PREBAUTISMAL

 INVOCACION A LOS SANTOS: el niño está llamado a la santidad, por


esto se pide ayuda a quienes ya alcanzaron por gracia de Dios el Don de la
Santidad.

 ORACION DE EXORCISMO: con


esta oración se pide a Dios que proteja al niño de las
asechanzas del maligno que quiere alejarnos de su
amor.

 UNCION CON EL OLEO DE LOS


CATECUMENOS: se hace antes del bautizo, en el
pecho, como signo de que está dispuesto a aceptar
las exigencias de ser cristiano.

 BENDICION DEL AGUA: el agua es signo de purificación y de nueva


vida: en Cristo Jesús, nos limpia del pecado.
 RENUNCIAS AL MAL: los padres y padrinos renuncian al maligno y a sus
obras, para dar testimonio de vida cristiana y guiar al niño por los caminos
de Dios.

 PROFESION DE FE: los padres y padrinos expresan públicamente su fe, en


la cual educaran y formaran al niño.

RITO DEL BAUTISMO: El celebrante derrama el


agua sobre el niño como signo de liberación del
pecado. Mientras derrama el agua pronuncia estas
palabras:
NN., YO TE BAUTIZO
EN EL NOMBRE DEL PADRE
Y DEL HIJO
Y DEL ESPÍRITU SANTO.

IV. LITURGIA POST BAUTISMAL:

 UNCION CON EL SANTO CRISMA: esta unción con este oleo de buen
olor, nos da la dignidad de hijos de Dios y nos hace pertenecer a Dios.
también sella nuestra triple misión como bautizado: ser sacerdotes, profetas
y reyes.

 IMPOSICION DE LA VESTIDURA BLANCA: simboliza la pureza e


inocencia del niño, que los padres y padrinos deben cuidar.

 ENTREGA DEL CIRIO: simboliza la luz de Cristo que guiara de ahora en


adelante la vida del niño.

Con la entrega del cirio se da por terminada la celebración del bautismo.


Con este sacramento se abre la puerta del crecimiento de la fe del bautizado,
quienes los padres y padrinos son los responsables. El niño debe ser educado
en la Fe que se profeso, para que pueda con toda una enseñanza catequética
acercarse más adelante a los demás sacramentos de la vida cristiana.

El bautismo es la puerta de los sacramentos; Jesucristo es el Maestro y los


padres y padrinos son los educadores, responsables que hacen que la luz de
Cristo recibida, siempre brille en la vida del niño bautizado. Es importante
entonces que se prepare adecuadamente el sacramento para que la gracia
recibida en él, de abundante fruto y sea testimonio para las demás.
Ten en cuenta:
A través del bautismo te comprometes junto con tus padrinos, a educar al
niño en la fe y en la enseñanza de Cristo, que nos invita a una vida recta,
llena de amor y crecimiento con los demás, compartiendo de lo que tenemos
a disposición.
Como padrino, estas en la obligación no solo de enseñar y corregir, sino
también, de dar ejemplo de vida cristiana para que el niño vea en ti ejemplo
de vida y siguiendo tus consejos pueda dar testimonio de Jesús.

Reflexiona un momento.

Queridos padres:
¿Vives llenos de alegría los sacramentos de la eucaristía y la reconciliación?

¿Cómo padres se comprometen a educar al niño en la fe de la iglesia católica? ¿De qué


maneras te comprometes?

¿Tu vida de papás es testimonio para los demás o por el contrario creas conflicto en dónde
vives?

¿Al escoger los padrinos del niño te fijaste en su vida como cristianos, para que estos
puedan ayudarte en la educación de la fe de tu hijo?

¿Qué criterios tuviste en cuenta para escoger los padrinos del bautizado?
Dinero
Poder político
Fama
Ejemplo de Vida Cristiana
¿Porqué?

Queridos padrinos:
¿Vives llenos de alegría los sacramentos de la eucaristía y la reconciliación?
¿tu vida es ejemplo a seguir para tu ahijado (a)?
¿Te comprometes a educar A TU AHIJADO en la fe no solo con palabras sino con tu buen
ejemplo?
¿Eres consciente de la responsabilidad como padrino? Sí, No ¿Por qué?
¿Tus actos y todo tu modo de ser muestran tu cercanía con Jesús?
Oración

Señor, este es nuestro hijo que va a ser cristiano.


Dale sitio en tu Iglesia.
El será bautizado porque nosotros así lo decidimos.
Tú sabes, Señor,
que ésta es una opción que nos brota de muchas cosas:
de la fe familiar, de nuestro ser cristiano,
de la alegría del Evangelio, de las esperanzas que nos das,
de las realidades que vivimos y de la acogida
que desde ahora le va a dar a este hijo la Comunidad.
Que, a medida que él descubra
el sentido de su pertenencia a tu Pueblo,
comprenda nuestra opción,
sienta el gozo de vivirla y la asuma en su libertad
como el don más hermoso del Espíritu. Amén.

Diccionario bíblico

Bautismo: El bautismo es el primer sacramento por el cual el bautizado se hace una nueva
creatura de Dios renacida del agua y del Espíritu. “Quien no nace del agua y del espíritu,
no puede entrar en el reino de los cielos” (Cf. Jn 3, 5)

Entramos en el bautismo como el pueblo de Israel en el mar rojo, con toda una esclavitud
en nuestros hombros y una vez sumergidos en el agua, salimos liberados de nuestra
esclavitud. (Cfr. Catec. 1217-1222).

Todas las prefiguraciones del bautismo en el Antiguo Testamento, encuentran su culmen


en Jesús. Él, recibe el bautismo de juan que se realizaba con pecadores sin Él ser pecador y
con ello nos enseña, que debemos renacer del agua y del Espíritu, para poder hacer parte
del reino de Dios tal como se lo explica a Nicodemo. (Cf. Mt 3, 15-17. Jn 3, 3-5.)

Una vez que Jesús resucita confía la misión a los apóstoles y sus sucesores de bautizar en
el nombre de la Santísima Trinidad a todas las gentes y, con ello nos promete estar con
nosotros hasta el final de los tiempos (Cf. Mt 28, 18-20)

El bautismo, es necesario para la salvación en aquellos a los que el evangelio ha sido


anunciado y han tenido la oportunidad de pedir este sacramento. “Id por todo el mundo y
proclamad la Buena Nueva a toda la creación. El que crea y sea bautizado, se salvará” (Cf.
Mc 16, 15-16). Por el bautismo somos incorporados en el cuerpo místico de Cristo e hijo
de Dios, nuevas creaturas “El que está en Cristo, es una nueva creación, pasó de lo viejo a
lo nuevo” (Cf. 2Cor 5,17).

Agua: El agua tiene todo un significado teológico y bíblico. El agua, está presente en toda
la Sagrada Escritura como signo de purificación. Aparece por primera vez en Gn 1, 2 “El
espíritu de Dios aleteaba sobre las aguas”. Ex 29, 4 nos ilumina y nos muestra como los
sacerdotes eran purificados mediante el agua. “Mandarás que Aarón y sus hijos se
acerquen a la entrada de la tienda del encuentro, donde los bañarás con agua”.

En el nuevo Testamento, EL AGUA adquiere todo un gran contenido espiritual donde


sumergirnos en ella, significa bajar al sepulcro para que muriendo al pecado podamos
renacer en la resurrección de Jesús. "Fuimos, pues, con El sepultados por el bautismo en la
muerte, a fin de que, al igual que Cristo resucitamos de entre los muertos por medio de la
gloria del Padre, y así también nosotros vivamos una nueva vida”. (Cf. Ef 5, 26).

Espíritu Santo: “Que cada uno de vosotros se haga bautizar, para el perdón de los pecados
y para que recibáis el Espíritu Santo” (Cf. Hch 2, 38). Jesús entro en la aguas de Jordán y
con ello las santifico con el Espíritu Santo “ En verdad os digo que el que no nazca del agua
y del Espíritu, no entrará el reino de los cielos” (Cf. Jn 3,3-5)

Vestidura blanca: “Los que habéis bautizado en Cristo, os habéis revestido de Cristo, de
modo que ya no hay judío, ni griego, ni esclavo, ni libre, ni hombre, ni mujer, ya que todos
vosotros sois uno en Cristo Jesús (Cf. Ga 3,27) Con la vestidura blanca el bautizado se
reviste de Cristo.

Cirio (Luz de Cristo): Vosotros sois la luz del mundo (Cf. Mt 5,14). Sean irreprochables y
sencillos hijos de Dios, sin mancha, en medio de una generación perversa y depravada, en
medio de la cual brilláis como estrellas en el mundo (Cf. Flp. 2,15) Con el bautismo
recibimos la luz de Cristo y con ello es tarea hacer que esta luz ilumine la vida del
bautizado en todo momento.