Sei sulla pagina 1di 2

La lógica del amor

¿Por qué la Biblia?


Como seres humanos hemos sido diseñados para dar y recibir amor.
Dios es amor y cabe esperar que un Dios de amor quisiera ser conocido por aquellos
a quienes él mismo ha creado.
Leer: 1 Juan 4:16
Dios no quiere dominar a los seres humanos con su poder sino que desea ser nuestro
amigo valiéndose de la comunicación.
La Biblia (denominada la Escritura) afirma que es el medio de comunicación de Dios.
Recuerda que la amistad es el objetivo de su comunicación con nosotros.
Leer: 2 Timoteo 3:16

¿Cómo puedo estar seguro de que la Biblia es lo que pretende ser?

Un Dios que conoce y que puede ser conocido


Érase una vez un rey que se llamaba Nabucodonosor. Tuvo un sueño y Dios le
mostró más de 2500 años de la historia del mundo por adelantado.
En ese sueño el rey vio una estatua de un hombre de metal que tenía la cabeza de oro
puro, el pecho y los brazos de plata, el vientre y los muslos de bronce, las piernas de hierro
y los pies de hierro y barro. También en ese sueño vio una piedra que golpeó los pies de la
estatua, la hizo polvo y luego se convirtió en una montaña enorme. En Daniel 2:36-45
tenemos la interpretación del sueño.
Oro - Babilonia - 606-539 a.C.
Plata - Medo-Persia - 539 - 331 a.C.
Bronce - Grecia - 331 - 168 a.C.
Roma - 168 a.C. - 476 d. C.
Roma dividida - 476 d.C. - presente
Piedra - Reino eterno de Dios - Segunda Venida.

Esta asombrosa profecía nos sitúa cara a cara con Dios quien conoce el futuro y
también son conoce a nosotros. Él sabe todo lo que hemos hecho, lo que haremos; incluso
antes de que lo hagamos. Él conoce nuestros pensamientos y nuestras debilidades y
nuestros fallos. Aún así sabiendo todo sobre nosotros; se acerca a nosotros porque quiere
ser nuestro verdadero amigo. No solo un amigo complaciente sino uno que no te deja ir
por caminos peligrosos y te señala con amor lo que haces mal.
Dios quiere ser conocido y puede ser conocido. Podemos conocerle a través de las
verdades que ha revelado en la Escritura. Leer: Juan 17:3

Una verdad esencial


El amor de Dios es la única verdad que define toda la verdad. La verdad no es tan
solo un listado de temas o datos, sino un todo que presenta un retrato de quién es Dios y
de cuál es su carácter. Leer: 1 Juan 4:16

La verdad es una realidad personificada que se desarrolla plenamente en la


revelación de Dios en la persona de Jesús.
Toda la Biblia desde el Génesis hasta el Apocalipsis es una revelación del carácter de
Dios. Muestra quien es Dios en realidad - cómo piensa, cómo se siente, cómo se comporta.
Cada historia, cada profecía, cada doctrina de la Biblia nos invita a tener una relación
personal con Dios. Merece la pena conocer a Dios y su amor. Conocer a Dios es lo más
significativo que puedes perseguir en la vida. Cuando lo consigas todo lo demás se
colocará en su sitio.
Leer: Romanos 15:4 - 2 Timoteo 3:16

Quiero escuchar el mensaje de Dios para mí, directo a mi mente y mi corazón, a


través de las páginas de mi Biblia.
Leer: Salmos 119:105 - 119:162
La Biblia es extremadamente valiosa. El tesoro que descubrimos entre sus páginas es
una experiencia que no tiene precio. Teneos la posibilidad de conocer a Dios por nosotros
mismos y descubrir la realidad de su gran amor.