Sei sulla pagina 1di 17

Juegos Clásicos-Flash-

Preguntas Capciosas y Pícaras


Juegos Pasatiempo
Juegos Ingenio
Magia Simple
Test Divertidos
Lectura de Manos
Series de Lógica
Horóscopo Chino
Numerología
Juegos de Observación
Cuadrados Mágicos
Jugar SUDOKU
Educativos Docentes
Los Mas Visitados
Mas Interesante
Lo Mas Nuevo
…………..
Mapa del Sitio
Política de Privacidad
Recibir Novedades
Pellini Claudio (copyright)
Caida Libre de Cuerpo Experiencias de Galileo Galilei Historia Ciencia
Inicio » Temas Científicos » Caida Libre de Cuerpo Experiencias de Galileo Galilei
Historia Ciencia

Caída Libre de un Cuerpo: Experiencias de Galileo Galilei, Historia – Ciencia


Caída Libre de los cuerpos
Aristóteles había establecido que cuanto más pesado era un cuerpo, más
rápidamente caía. Esa afirmación parecía razonable. ¿Por qué un cuerpo más
pesado no había de caer con más rapidez? Está claro que la Tierra lo atrae con más
fuerza; de otro modo no sería más pesado. Y si uno ve caer una pluma, una hoja o
una piedra, al punto se percata de que la piedra cae con más rapidez que la hoja y
ésta con más que la pluma.
El problema radica en que los objetos ligeros son frenados por la resistencia del
aire; no deben, por tanto, considerarse sólo relativamente pesados. Si se observa
la caída de dos piedras, una que pese medio kilo y otra que pese cinco, la resistencia
del aire es insignificante en ambos casos. ¿Cómo percatarse entonces de que la
piedra de cinco kilos cae, pese a todo, más aprisa que la de medio kilo?
Se cree que en 1586 Simon Stevin
(véase 1583) dejó caer dos piedras a
la vez, una considerablemente más
pesada que la otra, y demostró que
ambas golpeaban el suelo al mismo
tiempo. Relatos posteriores
pretenden que fue Galileo quien
realizó esta demostración, dejando
caer simultáneamente diversos
pesos desde la Torre inclinada de
Pisa. Una y otra historia pueden ser o no ciertas. (imagen: texto de Galileo)
Pero sí es cierto que en 1589 Galileo emprendió una serie de meticulosas pruebas
con caída de cuerpos. Estos caían con demasiada rapidez como para facilitar la
medición de la velocidad de caída, en especial porque aún no había manera
adecuada de medir períodos breves de tiempo.
Galileo dejó rodar bolas por planos inclinados, y cuanto menos pronunciada era la
pendiente, más despacio se movían las bolas, impulsadas por la gravedad, y más
fácilmente podía ser medida su velocidad de caída con métodos primitivos, como el
goteo del agua a través de un orificio.
De este modo, Galileo encontró muy fácil demostrar que mientras las bolas eran lo
bastante pesadas como para que la resistencia del aire fuera inapreciable, rodaban
por un plano inclinado a la misma velocidad.
También fue capaz de demostrar que las bolas rodaban plano abajo con una
aceleración constante, o sea que ganaban velocidad de manera constante en una
unidad de tiempo, bajo el empuje asimismo constante de la gravedad.
Dejó sentado otro punto importante. Aristóteles había sostenido que a fin de
mantener en movimiento un cuerpo, debía aplicársele una fuerza continua.
Esto también parecía corroborarlo la observación. Si se dejaba deslizar un objeto
por el pavimento, no tardaría en perder velocidad hasta detenerse. Para que
continuara moviéndose, era necesario seguir empujándolo.
Por esta razón, se creía que los planetas, en su eterno movimiento en torno a la
Tierra, debían ser continuamente impulsados por ángeles.
Las observaciones de Galileo demostraron que no era necesario ese empuje
continuo para mantener un objeto en movimiento, si se suprimía la fricción. Si la
gravedad ejerciera un empuje constante, por ejemplo, un objeto se movería a una
velocidad constantemente creciente. En consecuencia, no eran necesarios los
ángeles para que los planetas siguieran moviéndose.
Los experimentos de Galileo sobre el movimiento de los cuerpos impresionaron a
tal punto, que si bien no fue el primero en llevarlos a cabo — Pedro Peregrino le
precedió en más de tres siglos —, por lo general, se le atribuye el mérito de ser el
fundador de la ciencia experimental.
LA EXPERIENCIAS DEL CIENTÍFICO RENACENTISTA GALILEO GALILEI
SOBRE LA CAÍDA LIBRE DE LOS CUERPO
Experimento de la caída libre de los cuerpos
Enviado por Carlos Flores Rodriguez
Introducción
¿Qué es la caída libre?
Teoría de Aristóteles: Caída Libre
El gran descubrimiento de Galileo Galilei
Aristóteles y Galileo en distintas épocas
Experimenta
Conclusión
Referencias Bibliográficas
Introducción
Alguna vez te has preguntado ¿Qué cae más rápido una pelota de beisbol o una
hoja de papel?
Durante este documento podrás conocer un poco sobre las teorías propuestas por
científicos muy famosos de nuestra historia sobre la caída libre de los cuerpos
elaborados con la finalidad de explicar el porqué de las cosas.
Asimismo, conocerás como elaborar un experimento muy sencillo sobre este
fenómeno, también podrás saber en sí qué es la caída libre de los cuerpos, las
distintas formas de pensar de los grandes científicos y muchas cosas más.
Finalmente, con toda la información que obtendrás en este documento conocerás
la posible respuesta a esa pregunta de algo tan cotidiano o ¿Crees que eres lo
suficientemente valiente para crear tu propia teoría y desafiar a la naturaleza?
Entonces adelante, Bienvenido.
¿Qué es la caída libre?
Se le llama caída libre al movimiento de un objeto o cuerpo en donde no existe
resistencia de algún medio. Como sabrás en el movimiento de la caída libre de los
cuerpos intervienen varios factores que son: la forma del cuerpo y el medio por el
que se desplaza (En el aire, agua, etc.)
Una mejor forma de explicar la caída libre es que si se elimina el medio de
resistencia, por ejemplo el aire, y se arroja una pelota y una pluma de un ave, ambos
objetos caerán al mismo tiempo sin importar su peso, ya que no existe resistencia
alguna sobre éstos.
Teoría de Aristóteles: Caída Libre
La teoría de Aristóteles se basaba en que todos los cuerpos pesados caían más
rápido que los ligeros. Él mencionaba que existían dos tipos de movimientos:
naturales, éste a su vez se dividía en dos movimientos que era el movimiento
circular de los cosmos y el movimiento hacia la superficie o hacia la atmosfera; y
violentos.
El movimiento natural de un cuerpo consistía en la naturaleza formada del mismo
(agua, tierra, aire, fuego), éstos se debían mover a su lugar natural y dependiendo
del elemento en mayor abundancia era el que determinaba la dirección y la rapidez
de éste. Una piedra grande caía más rápido que una piedra pequeña, ya que tenía
más tierra.
Los movimientos violentos para Aristóteles eran aquellos que se apartaban de su
trayectoria natural. Un ejemplo, que una piedra se elevara hacia atmosfera, cuando
su lugar natural es la superficie.
Aristóteles también en sus estudios realizados decía que la rapidez de la caída los
cuerpos era directamente proporcional a su peso y que conforme se acercara a su
lugar natural su velocidad aumenta.
La teoría propuesta por Aristóteles podía parecer lógica pues un cuerpo pesado cae
más rápido que un ligero, ya que la gravedad lo atrae con mayor fuerza. Pero sus
argumentos no eran suficientes para poder afirmarlo, sin embargo en su momento
fue la mejor manera de explicar la caída libre.
El gran descubrimiento de Galileo Galilei
Uno de los grandes aportes que hay en la Física, es sin duda alguna el que realizó
el científico Galileo Galilei que demostró que en todos los cuerpos la aceleración de
la gravedad, es igual sin importar su peso, en otras palabras, todos los cuerpos caen
al mismo tiempo sin importar su peso.
Esto lo pudo comprobar con su experimento realizado desde la Torre de Pisa.
Galileo arrojó dos objetos de diferente peso y mostró que caían al mismo tiempo.
Actualmente, se cree por parte de historiadores que éste experimento de Galileo en
la Torre de Pisa no lo pudo llevar a cabo, debido a la dificultad de medir el tiempo.
Sin embargo, Galileo Galilei realizó otro experimento llamado Planos inclinados y
en ambos experimentos pudo llegar a la misma conclusión. Él utilizó planos
inclinados y dos esferas de distinto peso, estudió detalladamente el comportamiento
de las esferas sobre los planos inclinados y notó que a pesar de que las esferas
eran de distinto peso su comportamiento sobre ellos no difiere. El objetivo de haber
utilizado los planos inclinados era que gracias a su superficie hace que los objetos
se muevan más lento y que se pueda medir mejor el tiempo de caída. Galileo utilizó
para éste experimento un reloj de agua, clepsidra.
En la teoría de Galilei él explica que si dos cuerpos de diferente peso caían desde
el vacío en donde no hay aire, ambos caerían al mismo tiempo. No obstante, Galileo
no contaba con un vacío pero pudo imaginar uno. Él dibujo un cuerpo pesado atado
a un cuerpo ligero y dedujo que éste cuerpo compuesto caerían más rápido que el
cuerpo pesado solo, y que el cuerpo ligero no podía retardar su caída sino que caía
con más velocidad.
Sin duda alguna, las afirmaciones en la teoría de Galileo Galilei pudieron corregir la
idea que se tenía durante mucho tiempo de la caída libre que descubrió Aristóteles.

Aristóteles y Galileo en distintas épocas


El porqué de que las ideas de Aristóteles y Galileo Galilei son diferentes, se debe a
que ambos pertenecieron a épocas muy distintas del desarrollo del pensamiento
humano.
En la época de Aristóteles sus ideas aún no se necesitaban ser experimentadas
forzosamente para poder ser aceptadas, se basaban más en la observación para
poder ser aceptadas, sin embargo esto era suficiente para poder explicar, en su
época, muchos fenómenos que ocurrían en la naturaleza.
En el periodo de Galileo Galilei la experimentación, el registro y el uso de las
matemáticas eran y aun lo son muy importantes si se quiere deducir alguna idea o
teoría. Es por eso, que Galileo tenía más argumentos que le permitieran afirmar lo
que él estaba diciendo y con ello corregir por completo la idea de Aristóteles.
A partir de Galileo y de algunos otros científicos surgieron las bases para establecer
la ciencia como la conocemos hoy en la actualidad.
Experimenta
A llegado el momento de ponerte a prueba, ahora que ya conoces qué es la caída
libre y las grandes teorías de los científicos de nuestra historia, experimentaremos
un poco con la caída libre.
Es un experimento muy sencillo que te servirá para que compruebes tú mismo esté
fenómeno que ocurre todos los días a toda hora, pero apuesto a que nunca te habías
puesto a observarlo detalladamente.
Materiales
2 botellas de plástico
Piedras, arena o cualquier otro material que aumente el peso de la botella
Procedimiento
1.-Llena una de las botellas con el material que conseguiste y la otra déjala vacía.
2.-Deja caer las dos botellas al mismo tiempo desde una superficie
considerablemente alta.
Procura que la superficie donde caerán las botellas sea blanda para que no se
rompan y las puedas utilizar varias veces.
El experimento puede fallar si alguna de las botellas es muy ligera, ya que esto hace
que el aire disminuya su velocidad.
Observaciones
Ambas botellas aterrizaron al mismo tiempo aunque tuvieran distinto peso. Como
vimos anteriormente, este es un claro ejemplo de caída libre de los cuerpos y ocurre
porque el medio de resistencia (el aire) no interviene en su movimiento.
Recuerda que si alguna botella es muy ligera, el experimento fallará.
¿Qué cae más rápido?
En una encuesta realizada se les pregunto a 10 personas sobre ¿Qué cae más
rápido una pelota de beisbol o una hoja de papel? Y las estadísticas fueron las
siguientes.

El 90% dijeron que caía más rápido la pelota de Beisbol, el 10% dijo que caían al
mismo tiempo y 0% dijo que caía más rápido la hoja de papel. Si bien, sus
respuestas parecen lógicas como alguna vez lo dijo Aristóteles, pero como ya vimos
ambas cosas caen al mismo tiempo solo que el medio de resistencia, en este caso
el aire hace que se retarde la caída de la hoja de papel.
Si los arrojáramos en el vacío donde no hay aire, ambas cosas caerían al mismo
tiempo, como lo hizo el astronauta David R. Scott en la misión del Apolo 15 en la
cual él arrojó un martillo y una pluma de un ave, y estos cayeron al mismo tiempo,
comprobando lo dicho por Galileo Galilei.
Conclusión
Ahora que ya conoces parte de lo qué es la caída libre de los cuerpos podrás
responder a la pregunta que mencionamos anteriormente y a muchas otras más.
Entonces cuando alguien te pregunte por la calle tú sabrás responder –Ambas
cosas cae al mismo tiempo solo que el aire retarda la caída del cuerpo ligero, pero
si son lanzadas desde el vacío caen igualmente sin importar su peso-
Y verás que todos quedarán asombrados con tu gran respuesta basada en la Teoría
de Galileo Galilei.
Referencias Bibliográficas
Consultado 21/11/2012 www.educared.org/global/el-mundo-de-las-ciencias
Consultado 21/11/2012 www.geociencias.unam.mx
Consultado 26/11/2012 Cetto, Ana María, El movimiento: sus causas, México,
Trillas, 1980

Leer más: http://www.monografias.com/trabajos94/experimento-caida-libre-


cuerpos/experimento-caida-libre-cuerpos.shtml#ixzz4vu1mJVwZ

Galileo Galilei y su ley de caída libre


Obtener vínculo
Facebook
Twitter
Pinterest
Google+
Correo electrónico
Otras apps
De Carlos Ponce - agosto 17, 2016
Galileo Galilei estaba convencido de que en un espacio completamente libre de aire,
dos cuerpos en caída libre recorrerán distancias iguales en tiempos iguales sin
importar su peso. Esto contradecía las nociones aristotélicas acerca de la caída
libre.

Para comprobar su hipótesis, Galileo realizó un experimento que consistía en dejar


caer una esfera de plomo sobre un plano inclinado desde distintas alturas y con
diferentes inclinaciones. Con base en esto, Galileo descubrió una relación entre la
distancia recorrida y el tiempo en el que cae dicho objeto, esto es: La distancia
recorrida por la esfera es proporcional al cuadrado de los tiempos. Es decir, si $d$
es la distancia recorrida y $t$ es el tiempo en el que se recorre dicha distancia,
entonces
$$\frac{d}{t^2}=k$$
donde $k$ es la constante de proporcionalidad, la cual depende de la inclinación del
plano. Esta relación se cumple también para objetos en caída libre.
Actualmente, la anterior expresión equivale a la relación para objetos en caída libre
y en este caso $k=\frac{1}{2}g$:
$$d=\frac{1}{2}gt^2$$
donde $g$ es la aceleración originada por la gravedad.

Consideremos un plano inclinado de altura $h$ y ancho $L$. Desde lo alto, se deja
caer una esfera sobre el plano. Para medir el tiempo, Galileo utilizó un contenedor
en el cual se dejaba caer un flujo de agua continuo. Cuando la esfera llegaba al final
de la diagonal, el contenedor tenía una cierta cantidad de agua. Si la inclinación
cambiaba, la cantidad de agua cambiaba de manera inversamente proporcional, es
decir, a mayor inclinación la cantidad de agua será menor y viceversa. Esto se
puede apreciar en la siguiente hoja de trabajo de GeoGebra:

Un modelo del plano inclinado de Galileo


Las ideas de Galileo revolucionaron por completo el estudio del movimiento, en
particular por introducir el concepto de 'Aceleración' como un cambio de velocidad
en intervalos de tiempo iguales. Galileo observó que en los objetos en caída libre
su velocidad cambia en intervalos de tiempo iguales y por lo tanto tenían una
aceleración (en este caso, uniforme). Aunque no fue él quien calculó la famosa
constante de aceleración originada por la gravedad de la Tierra $g=9.8 m/s^2$, fue
el primero en observar y demostrar matemáticamente que dicha constante existía.
Es quizá por esto que en su libro Il Saggiatore menciona lo siguiente:

La filosofía está escrita en ese vasto libro que está siempre abierto ante nuestros
ojos: me refiero al universo [...]. Está escrito en lenguaje matemático, y las letras
son triángulos, círculos y otras figuras geométricas, sin las cuales es humanamente
imposible entender una sola palabra.

Para más información:

1. El experimento y la demostración se pueden consultar en el último libro de


Galileo: Discorsi e dimostrazioni matematiche, intorno a due nuove scienze attenenti
alla meccanica & i movimenti locali (Diálogos sobre dos nuevas ciencias).

2. El siguiente sitio: Galileo Galilei's Notes on Motion, contiene información de las


obras de Galileo así como manuscritos los cuales han sido digitalizados por la
Biblioteca Nazionale di Firenze. Entre los distintos Folios, se encuentran datos de
los experimentos que Galileo realizó. En particular el Folio 107v contiene datos del
experimento del plano inclinado:

http://www.imss.fi.it/ms72/HTML/F107_V/F107_V.HTM

3. Los siguientes sitios contienen más información acerca del experimento del plano
inclinado

http://mypages.iit.edu/~smart/martcar/lesson2/lesson2.htm
http://www.juliantrubin.com/bigten/galileofallingbodies.html

Obras de Galileo:

1586 — La bilancetta (publicada póstumamente)


1590 — De motu
1606 — Le operazioni del compasso geometrico et militare
1600 — Le meccaniche
1610 — Sidereus nuncius (El mensajero sideral)
1615 — Carta a la Gran Duquesa Cristina (publicada en 1636)
1616 — Discorso del flusso e reflusso del mare
1619 — Discorso delle comete (publicado por Mario Guiducci)
1623 — Il saggiatore
1632 — Dialogo sopra i due massimi sistemi del mondo tolemaico e copernicano
(Diálogo sobre los principales sistemas del mundo)
1638 — Discorsi e dimostrazioni matematiche, intorno a due nuove scienze attenenti
alla meccanica & i movimenti locali (Diálogos sobre dos nuevas ciencias).
Galileo Galilei: la caída de los cuerpos.
Galileo se dio cuenta de que la ley que había enunciado Aristóteles sobre la caída
de los cuerpos, no parecía encajar muy bien.Para comprobarlo tenia que hallar la
manera de retardar la caída de los cuerpos para así poder experimentar con ellos y
estudiar detenidamente su movimiento.
Galileo se acordó entonces del péndulo. Al desplazar un peso suspendido de una
cuerda y soltarlo, comienza a caer. La cuerda a la que está atado le impide, sin
embargo, descender en línea recta, obligándole a hacerlo oblicuamente y con
suficiente lentitud como para poder cronometrarlo.El péndulo, a diferencia de un
cuerpo en caída libre, no cae en línea recta, lo cual introducía ciertas
complicaciones. La cuestión era cómo montar un experimento en el que la caída
fuese oblicua y en línea recta. Para ello coloco un tablero de madera inclinado, que
llevaba en el centro un surco largo, recto y bien pulido. Una bola que ruede por el
surco se mueve en línea recta. Y si se coloca la tabla en posición casi horizontal,
las bolas rodarán muy despacio, permitiendo así estudiar su movimiento.
Usando el raíl de madera, tiró muchas veces bolas de distinto tamaño, y midió el
espacio que recorrían con puntos (que equivalían a unos 0,094 cm). En esta época
el tiempo era algo más difícil de medir. Galileo tenía tres métodos para medirlo:
– Con un péndulo, que no era una manera muy práctica pues no era muy precisa.
– Tocando el laúd. Lo que hacía era dejar caer la bola y comenzar a tocar, cuando
esta llegaba al final, dejaba de tocar y contaba las notas hasta el punto en el que
había parado. Aunque parezca increíble, con esta técnica conseguía medidas
bastante precisas.
– La más complicada y precisa era con un reloj de agua. Consistía en dos
recipientes, uno lleno de agua y otro vacío. El agua iba pasando de uno a otro por
un tubo que tenía un grifo, y cuyo flujo era de casi un litro y medio por segundo
(siendo tanta agua por segundo, las medidas eran muy precisas). Abría el grifo
cuando dejaba caer la bola, y lo cerraba cuando ésta llegaba al final del recorrido.
Tras esto, medía la cantidad de agua que había pasado en “granos”, y al tiempo
que tardaba en pasar un grano de un recipiente a otro lo llamaba “tempo”. Los
tempos equivalían a 1/92 segundos, es decir, que Galileo era capaz de tomar
medidas de tiempo con una precisión de casi una centésima de segundo.
Tras mucho tiempo tomando datos, Galileo se dio cuenta de que había tres tipos de
movimientos: el movimiento rectilíneo uniforme, que sólo se da en condiciones
ideales, en el vacío, y que fue en el que se centró Aristóteles; el movimiento
periódico, como sería, por ejemplo, el circular; y, por último, el movimiento rectilíneo
uniformemente acelerado, en el que el espacio recorrido es proporcional al tiempo
al cuadrado.
Según Galileo la diferencia de la velocidad de dos objetos en caida libre no era la
masa sino que todos los objetos, al caer, se veían obligados a apartar el aire de su
camino. Los objetos muy ligeros sólo podían hacerlo con dificultad y eran retardados
por la resistencia del aire. Los más pesados apartaban el aire fácilmente y no sufrían
ningún retardo. En el vacío, donde la resistencia del aire es nula, la pluma y el copo
de nieve tenían que caer tan aprisa como las bolas de plomo.

Anuncios