Sei sulla pagina 1di 3

Planteamiento del Problema

La situación que viven algunos aprendices pertenecientes al Centro de Industria y de la

Construcción, Sena-Regional Tolima, está ligada a algunos casos de exclusión. Los aprendices

encargados de recibir formación profesional integral fuera del Campus de la Innovación y la

Tecnología, es decir, en la ciudad de Ibagué y que reciben acciones de formación ya sea en zonas

rurales y/o municipios lejanos a nuestra capital, están siendo formados en desigualdad de

condiciones frente a los aprendices que si pertenecen al Campus de la Innovación y la

Tecnología en Ibagué. Se les está vulnerando el derecho de una educación para todos como lo

manifiesta Ainscow, (2003), con igualdad de condiciones, donde se demuestre la calidad

educativa y las nuevas reformas en los sistemas educativos para la atención integral y la

educación inclusiva y cuando se habla de inclusión, es tener presente las necesidades verdaderas

de los estudiantes ante las nuevas exigencias del mundo globalizado y las nuevas competencias

que debe desarrollar cada individuo.

Al hacer un acercamiento a esta situación, se ha observado que en los lugares donde se

ejecuta la formación, (instituciones educativas públicas) no cuentan con los recursos

tecnológicos para ser implementados como herramientas didácticas educativas. Por ejemplo,

algunos computadores ya han cumplido su ciclo y por ende presentan fallas y no soportan

tecnologías de software y hardware actualizados. Esto implica que los aprendices no están

siendo educados en el manejo de la información y comunicación por medio de las TIC, ni

formados en el desarrollo de aptitudes y habilidades digitales. Están siendo excluidos del

aprendizaje interactivo por medio de ellas, puesto que estas instituciones no cuentan con los

recursos tecnológicos necesarios para implementar el aprendizaje mediado por las mismas a
sabiendas de que los aprendices deben presentar las pruebas SABER PRO, donde se les exige

que demuestren habilidades y competencias nuevas para este siglo XXI. Sin embargo, los

evaluadores no tienen presente las necesidades por la que estos aprendices pasan y que el

grave problema es ser tratados como iguales en la educación, es decir, los estudiantes son

tratados como iguales, pero no reconocidos como diferentes, cuando en estas instituciones que

pertenecen a municipios del Tolima, no cuentan con los instrumentos necesarios para trabajar.

Los recursos tecnológicos hoy en día son totalmente indispensables para llevar a cabo el

proceso educativo, puesto que son facilitadores de la información y de los recursos que pueden

ser adaptados a la necesidad de los estudiantes. Por ello, este hecho lo veo como un acto de

inequidad, pues marca una diferencia entre la formación impartida en el Campus de la

Innovación y la Tecnología en la ciudad de Ibagué frente a la misma pero impartida en algún

municipio o zona rural del departamento del Tolima.

Frente a este tipo de situación se considera que no debe presentarse más, que se deben tomar

decisiones que de una manera u otra la mitiguen, ya que en una sociedad como la nuestra que

enfrenta procesos continuos de crecimiento y donde la educación se idealiza en pos de la

igualdad de oportunidades para todos, así lo demanda.

Para comprender la gravedad de la situación, es importante decir que las instituciones

públicas educativas de otros municipios y zonas rurales del departamento del Tolima, carecen de

espacios apropiados, no cuentan con una biblioteca propia, carecen de material didáctico de

consulta y los instructores deben en muchos casos conseguir algunos materiales de este tipo de

su propio bolsillo e incluso corren con gastos extra para aproximar su formación a lo que en

verdad se necesita y requiere. Todo lo anterior repercute en los estudiantes ya que ellos son a
quienes se les está limitando una formación inclusiva debido al poco o nulo uso de herramientas

tecnológicas para su formación académica y profesional.

Se debe reconocer que no contar con material de consulta se puede mitigar teniendo acceso a

un computador o tableta con Internet el cual permite acceder a gran cantidad de libros,

documentos, revistas, diccionarios, enciclopedias y videos, pero este es otro problema: no dotar

las instituciones educativas con computadores u otros materiales digitales agudiza la

problemática que ha venido creando desigualdad social e iniquidad. Parrilla, A., (2002) Afirma:

“La educación debe ser inclusiva, pues ella tiene que formar parte de una política escolar de

igualdad de oportunidades para todos y todas” (p. 21).