Sei sulla pagina 1di 2

Sol

El Sol es la única estrella que podemos ver de día ya que es la más cercana a nosotros, tardando su
luz sólo unos 8 minutos en llegar a la Tierra y la única dificultad para su observación radica en su
cegadora luminosidad, suponiendo un riesgo para la vista incluso a simple vista excepto cuando
está oscurecido por la niebla o al ponerse por el Oeste.

Las estrellas están a enormes distancias de nosotros. El sol es la más cercana, y su luz tarda 8
minutos en llegar a la Tierra, debemos compararla con la siguiente más cercana, Próxima Centauri,
cuya luz tarda 4,3 años luz en llegar a la Tierra.

Con respecto al sol, igual que todas las estrellas, es una enorme bola de fuego en ebullición y la
forma más segura de observarlo es no mirarlo directamente: si usamos prismáticos sobre trípode
o un telescopio, lo mejor es usar una lámina de cartón para proyectar su imagen. De esa forma,
hay que ajustar el ocular del telescopio o de los prismáticos de forma que esté detrás de su
posición normal e ir variando la posición del ocular y la distancia del cartón o pantalla solar con el
fin de enfocar la imagen.

Jamás se debe mirar al Sol con instrumentos ópticos de forma directa pues en un solo segundo
provocaría ceguera en el observador, y ni hacerlo siquiera con los filtros solares que suelen
acompañar algunos instrumentos, pues son de mala calidad (los buenos deben dejar pasar sólo
una millonésima parte de los rayos solares).

Establecida ante todo una total seguridad, el Sol es una estrella muy interesante para el
observador.

Los detalles más notables y que llaman la atención son las famosas "manchas", que a veces
forman grupos tan notables que son visibles a simple vista. Esas manchas y los grupos que forman
establecen el grado de actividad solar en un momento dado.

Si usamos el sistema de pantalla solar indicado con anterioridad, podemos dibujar las manchas en
un papel y efectuar un seguimiento a través del paso de los días, notando cómo éstas se desplazan
de Este a Oeste (en un telescopio es de Oeste a Este al presentar la imagen invertida), y
apreciaremos que no parecen moverse en línea recta, sino describiendo una elipse.

La superficie del Sol está formada por puntitos brillantes, llamada "granulación fotosférica" (cada
puntito tiene entre 500 y 600 km. de diámetro). Al igual que las manchas, también se observan las
fáculas, que son regiones más claras de la fotosfera solar que destacan cerca del borde del disco.
Con filtros avanzados se puede observar la cromosfera, una capa delgada situada por encima de la
fotosfera solar formada por epigas de gas (llamadas espículas) que se elevan y bajan cada 15
minutos; y los filamentos, líneas oscuras y moteadas que aparecen el la superficie solar.

Los eclipses solares son algo realmente espectacular, en especial los totales, cubriendo la Luna
gradualmente al Sol durante un período de una o dos horas, pasando de forma abrupta a la noche,
siendo visibles durante unos segundos puntos de luz en el margen del Sol, percibiendo
posteriormente la corona solar, una capa tenue de gas que lo rodea con una temperatura de dos
millones de grados. Es una visión difícil de olvidar.

Datos del sol:

Distancia media de la Tierra 149.680.000 km

Distancia al centro de la galaxia 30.000 años luz

Diámetro (en el ecuador) 1.391.980 km

Tiempo de rotación (en el ecuador) 25,04 días terrestres

Masa (Tierra = 1) 330.000

Gravedad (Tierra = 1) 27,9

Densidad media (agua = 1) 1,41

Magnitud absoluta 4,83