Sei sulla pagina 1di 6

LOS MAYAS

La civilización maya se desarrolló en Mesoamérica, la cual se extendió desde


México hasta es sur de Sudamérica.

La civilización maya se divide en tres períodos que son: Preclásico, Clásico Y


Posclásico. La vida de los mayas dependía del cultivo y la recolección de sus
cosechas.

Su organización económica era muy simple, la agricultura los hizo sedentarios


y fue la base de su economía, y se complementó con la pesca y la caza.

Ellos crearon conocimientos científicos en matemática, astronomía, cronología


y medicina; tenían una escritura desarrollada.
Los mayas rendían culto a la naturaleza y a diversos dioses, eran politeístas y
toda la creación tiene que ver con los dioses que según las creencias de ellos,
encarnaban en las fuerzas de la naturaleza.

Los mayas según las regiones en las que se encontraban desarrollaron


diferentes estilos en escultura, pintura y arquitectura. Todo esto estuvo
relacionado con las diferentes características culturales, sociales y políticas de
su alrededor.

Los mayas se destacaron en la arquitectura, ya que realizaron diferentes tipos


de centros ceremoniales, de gran tamaño y realizados de manera perfecta.
En la escultura podemos mencionar una gran variedad de tronos, figuras de
bulto, estelas, lapidas, etc. Durante la visita al museo Ixchel pude observar
diferentes esculturas, las cuales fueron realizadas por ellos y en la cual ellos
trababan de plasmar su universo religioso y cultural. Las esculturas fueron
realizadas de diferentes materiales como piedra, etc. Eran figuras
antropomorfas y alcanzaron popularidad y perfección.
El arte mural fue algo que los mayas perfeccionaron y tenían una gran calidad
artística, realizaban pinturas planas que no tenían perspectiva pero supieron
crear la ilusión del espacio. Los mayas plasmaron escenas mitológicas y los
que realizaban los ceramistas era muy similar. Se extendieron en la cerámica y
la lítica.
Otra aportación del arte maya fue la talla de piedras semipreciosas como el
jade. Realizaron figuras humanas, collares y otras en las cuales alcanzaron un
alto grado de perfección y las incluían en las tumbas más principescas.

El arte plumario alcanzo un gran desarrollo, y los reyes aparecen vestidos con
capas, taparrabos y mantas las cuales eran realizadas en algodón, piel y fibra
vegetal.
En el museo se encuentra explicado los colorantes naturales que ellos
utilizaban, entre los cuales están:
El palo de nance, índigo, añil, maguey, algodón blanco y café, caracol,
cochinilla, palo Campeche, entre otros. Estos colorantes los mayas los
utilizaban para dar color a sus textiles, murales, la cerámica, fachadas y
también como pintura corporal.

Los mayas crearon una civilización majestuosa en la cual se destacaron en


diferentes ramas, y entre ellas podemos encontrar los textiles los cuales han
logrado sobrevivir a lo largo del tiempo.

El museo ixchel se puede observar toda clase de textiles, según las regiones y
ocasiones. Se dice que fue la diosa de la luna Ixchel la que otorgo el arte del
tejido a las mujeres, les dio telares y les indicó sobre los símbolos sagrados
que tenían que utilizarse en los tejidos.

Los tejidos identifican a quienes los portan, según su colorido y el estilo se


puede saber a que comunidad pertece.

El museo como ya mencioné anteriormente, cuenta con diferentes muestras de


huipiles y muestra la forma como se realizan, tienen muestra de los telares que
se utilizan para la creación de estos, incluso el museo cuenta con clases para
las personas que quieran aprender este arte.

También algo que me llamo la atención del museo fueron las cofradías
indígenas guatemaltecas, en la cual se veneraban a un santo en particular.
Estas se originaron en Europa durante la época medieval y fueron introducidas
en Guatemala durante la época de la conquista. La primer cofradía fue fundada
en 1527 solo conformada por españoles.

El museo cuenta con una colección de pinturas al óleo del pintor kaqchikel
Andrés Curruchich, es originario de San Juan Comalapa, Chimaltenango. Es
uno de los pioneros de la pintura popular guatemalteca. En sus obras el plasma
la vida cotidiana del pueblo del que es originario, así como ritos, costumbres y
tradiciones.

El museo Ixchel también cuenta con una colección de 61 acuarelas que


Carmen L. Pettersen donó al museo. En estas obras están plasmados los trajes
distintivos de las diversas comunidades mayas de Guatemala y las cuales estar
realizadas con una calidad pictórica y con detalle inigualable. En sus obras se
refleja la indumentaria que los mayas usaban desde 1940 a mediados de 1970.

El Museo resguarda la colección de acuarelas que Carmen L. Pettersen pintó


entre 1970 y 1975. Esta connotada artista guatemalteca plasmó en ellas, con
inigualable calidad pictórica, detalle y fidelidad, los trajes distintivos de diversas
comunidades mayas de Guatemala.

En la sala en la que están expuestas las acuarelas de Carmen Pettersen,


también observé objetos de ella y algunas de las prendas que vestían los
modelos que ella pintó. A través de sus pinturas dejó reflejado el aprecio y el
respeto que tenía por la cultura.
INTRODUCCIÓN

En el presente trabajo se da a conocer sobre la cultura maya, así

como lo observado durante la visita al museo y el legado que los

mayas dejaron. El museo cuenta con una gran variedad de textiles

los cuales fueron una de las herencias mayas. También se

mencionan los colorantes que los mayas utilizaban para pintar sus

textiles, realizar murales, entre otros.

Se menciona a dos importantes pintores que plasmaron a través de

sus pinturas, la cultura y la variedad textil con la que Guatemala

cuenta.
CONCLUSIONES

La civilización maya cuenta con diferentes tipos de conocimientos, y


de destacaron en diferentes ramas, entre ellas podemos encontrar:
La arquitectura, en la que ellos realizaron sus propios templos
ceremoniales.
La pintura, en la que realizaron murales en la que plasmaban su
vida cotidiana.
En la escultura, realizaron bultos y la mayoría era de manera
antropomorfa.
Los textiles son algo que aún perdura hasta nuestros días, y en los
cuales utilizaron colorantes naturales como la cochinilla, el caracol,
entre otros.
Al visitar el museo podemos conocer sobre los legados mayas, así
como también las pinturas de Andrés Curruchich y de Carmen
Pettersen en los cuales se observan las culturas, tradiciones y
vestimenta que aún persisten en Guatemala.
FOTOGRAFÍAS TOMADAS DURANTE VISITA AL MUSEO