Sei sulla pagina 1di 19

Ingeniería Petrolera

Flujo Multifasico en Tuberías

‘’4. Flujo en Estranguladores’’:


4.1 Flujo crítico y subcritico
4.2 Modelos para gas
4.3 Modelos para líquidos
4.4 Modelos multifasicos
4.5 Modelos mecanisticos

Ing. Rene Vera Sánchez

Alumno: Escobedo Velázquez Ricardo Abisai

N°. Control: 15071037

Hora: 08:00 – 09:00


Introducción

Los estranguladores son dispositivos mecánicos que se utilizan en los pozos para
provocar una restricción al flujo.

Funciones:

• Controlar los volúmenes de hidrocarburos que se requieren producir.


• Asegurar la estabilidad del flujo en tuberías.
• Aumentar la recuperación total y la vida fluyente del pozo.
• Protege el equipo superficial de producción.
• Evitar el daño a la formación.
• Evitar conificación de agua.
• Evitar arenamiento en el pozo.
• Controlar y administrar la presión de los pozos.

Tipos de estranguladores:

Fijos Manual
Estranguladores de
superficie
Variables Eléctrico

Neumático

Hidráulico
Estranguladores de fondo
4.1 Flujo crítico y subcritico.
Cuando los fluidos producidos por el pozo llegan a superficie, pueden pasar o no
por una restricción llamada estrangulador. En la siguiente imagen se muestra un
esquema de un pozo fluyente con un estrangulador de superficie instalado.

Las presiones presentes en un estrangulador son:


Pe= Presión corriente abajo (presión en la línea de descarga), 𝑙𝑏⁄𝑝𝑔2
Pwh= Presión corriente arriba (presión en la cabeza del pozo), 𝑙𝑏⁄𝑝𝑔2

Cuando un gas o una mezcla de gas- líquido fluyen a través de un estrangulador, el


fluido es acelerado de tal manera que alcanza la velocidad del sonido en el interior
del estrangulador. Cuando esto ocurre, el flujo es llamado “flujo crítico”. Cuando se
tiene flujo crítico en el estrangulador, las perturbaciones de presión corriente abajo
del estrangulador no afectan a los componentes que están corriente arriba.
El flujo crítico ocurre cuando se cumple la siguiente igualdad:

𝑃𝑤
≤ 𝑜. 5283
𝑃𝑤ℎ
Para flujo crítico, el gasto es una función de la presión corriente arriba, de la relación
gas- líquido y del diámetro del estrangulador. Las principales razones para instalar
un estrangulador superficial en el pozo son:
• Conservar la energía del yacimiento, asegurando una declinación más lenta de su
presión.
• Mantener una producción razonable.
• Proteger el equipo superficial.
• Mantener suficiente contrapresión para prevenir la entrada de arena.
• Prevenir la conificación de gas y/o agua.
• Obtener el gasto de producción apropiado o conveniente.

Para flujo multifásico algunos investigadores han observado que la velocidad sónica
para una mezcla de gas-líquido es menor que para una sola fase. Olson (Essentials
o Engineering Fluid Mechanics, Intl. Textbook, 1961) estableció que para mezclas
gas-líquido la velocidad acústica es menor que para cualquiera de las fases por sí
solas. Durante la presencia de flujo crítico o supercrítico, el gasto a través del
estrangulador alcanza un valor máximo con respecto a las condiciones
prevalecientes corriente arriba. La velocidad del fluido bifásico fluyendo a través de
la restricción alcanza la presión sónica o presión de velocidad de propagación de la
onda para los fluidos en dos fases. Esto implica que el flujo es “estrangulado” porque
el disturbio corriente abajo no puede propagarse corriente arriba. Por lo tanto
disminuciones no tan significantes en la presión corriente abajo no hacen
incrementar el gasto, es decir, el flujo crítico o sónico es el flujo en el cual
perturbaciones de presión y temperatura corriente abajo no son transmitidas
corriente arriba tal que puedan afectar el gasto, no así en flujo subcrítico.

Si la presión corriente abajo es gradualmente incrementada, esta presión no podría


cambiar el gasto o la presión corriente arriba, esto hasta alcanzar el límite de flujo
crítico-subcrítico.

A partir de este momento si la presión corriente abajo se incrementa ligeramente


cerca de las condiciones límite, el gasto y la presión corriente arriba serán
afectados, entonces la velocidad de los fluidos pasando a través del estrangulador
caen debajo de la velocidad sónica. Aquí, el gasto depende de la diferencial de
presión, o bien, los cambios en la presión corriente abajo afectan la presión corriente
arriba, este comportamiento es caracterizado como flujo subcrítico.
Los estranguladores superficiales se diseñan de manera que el flujo sea crítico,
mientras que en las válvulas de seguridad subsuperficiales el flujo es subcrítico. El
flujo a través de restricciones en el pozo también es subcrítico.

4.2 Modelos para gas.

El objetivo de cualquier operación de producción de gas es mover el gas de algún


punto en el yacimiento hacia la línea de venta. Para poder lograr esto, el gas debe
de pasa por muchas áreas de caídas de presión, o si es que se utiliza un compresor,
la presión s gana o se pierde.
Aunque todos estos componentes del sistema integral de producción se pueden
analizar de manera independiente, para poder determinar el desempeño de un
pozo, éstos deben de manejarse de manera combinada en un sistema total o en
análisis nodal. Esto se logra más fácilmente dividiendo el sistema total en dos
subsistemas distintos y determinando los efectos de los cambios realizados en uno
o ambos subsistemas en el desempeño o comportamiento del pozo.

Existen muchas localizaciones en el sistema de producción de gas donde éste debe


de pasar a través de restricciones relativamente pequeñas. Algunos ejemplos de
estas restricciones son válvulas de seguridad subsuperficiales y estranguladores
superficiales. El flujo puede ser crítico o subcrítico.
Una ecuación general para el flujo a través de restricciones se puede obtener
combinando la ecuación de Bernoulli con una ecuación de estado y asumiendo que
no hay pérdidas irreversibles o por fricción.

Un coeficiente de descarga empírico se incluye para tomarse en cuenta por las


simplificaciones utilizadas al derivar la ecuación. La siguiente ecuación puede ser
utilizada para flujo crítico (sónico) y subcrítico (subsónico).

Donde:

𝐶𝑠 𝐶𝑑 𝑇𝑐𝑠
𝐶𝑛 =
𝑃𝑐𝑠

 𝑞𝑐.𝑠–Gasto de gas.
 Cn– Coeficiente basado en el sistema de unidades.
 d– Diámetro interno de agujero abierto para el flujo de gas.
 γg – Densidad específica del gas (aire = 1.0), adimensional.
 k– Relación de calores específicos (Cp/Cv), adimensional.
 p1– Presión corriente arriba, unidades absolutas.
 p2– Presión corriente abajo, unidades absolutas.
 T1– Temperatura corriente arriba, unidades absolutas.
 Z1– Factor de compresibilidad a p1 y T1, adimensional.
 Cs– Coeficiente basado en el sistema de unidades.
 Cd– Coeficiente de descarga (empírico), adimensional.
 Tc.s. – Temperatura a condiciones estándar, unidades absolutas.
 pc.s. – Presión a condiciones estándar, unidades absolutas.
 Rc – Relación de la presión crítica, adimensional.
4.3 Modelos para líquidos.
Es un fenómeno que se presenta en fluidos compresibles. Frecuentemente se
presenta cuando el flujo incrementa su velocidad al pasar a través de una garganta
o reducción y la velocidad alcanza la velocidad del sonido. Está condición es
conocida como “Mach 1”.
Como los estranguladores que se instalan a boca de pozo para controlar la
producción están basados en el principio de flujo crítico, se pretende al seleccionar
uno de ellos, que la presión después de la restricción no afecte a la presión en la
cabeza del pozo y como consecuencia su comportamiento. Un número Mach igual
o mayor a la unidad asegurará esta pretensión.
El número Mach se define como la relación de la velocidad real del fluido (vf) entre
la velocidad de propagación de la onda acústica en el fluido en cuestión (v p).

𝑉𝑓
𝑀=
𝑉𝑝

En función de este número se definen tres diferentes regímenes de flujo:


*Para M < 1 el flujo es subsónico.
*Para M > 1 el flujo es supersónico.
*Para M = 1 el flujo es sónico o crítico.

Cuando M = 1, el área de flujo alcanza su valor mínimo y se dice que se ha logrado


una condición de garganta a cuyas propiedades se les denomina “críticas” y a las
anteriores a ella como relaciones críticas, entonces el flujo comienza a ser
independiente de los cambios en la presión corriente abajo, de la temperatura o de
la densidad, debido a que dichos cambios no pueden viajar corriente arriba.

Para que ocurra el flujo, la velocidad relativa de un fluido en cualquier punto


(vfpie/seg) debe de ser equivalente a la velocidad de la onda elástica (v p pie/seg)
en ese punto. Esto es, el número Mach definido anteriormente. Estas velocidades
de la propagación elástica de onda (vp) de varios fluidos y del medio roca-fluido,
determinadas por Wyllie se enlistan en la tabla siguiente:
El flujo crítico para gases ocurre a aproximadamente las mismas condiciones donde
la relación de la presión corriente abajo a la presión corriente arriba sea de aprox.
0.528, pero esta cifra es relativa, pues la frontera de flujo critico basada en una
relación de presiones corriente arriba y corriente abajo cambia para cada
composición y en consecuencia para cada tipo de fluido.

Los estranguladores superficiales se diseñan de manera que el flujo sea crítico,


mientras que en las válvulas de seguridad subsuperficiales el flujo es subcrítico. El
flujo a través de restricciones en el pozo también es subcrítico.
Diagrama de un estrangulador donde se observa la corriente arriba y corriente
abajo.

El flujo crítico ocurre cuando la velocidad del fluido alcanza la velocidad del sonido.
En este punto, las variaciones en el trecho anterior al estrangulador no pueden
sentirse en el trecho posterior del mismo, y, por lo tanto, no hay variación del gasto,
aun cuando la presión corriente abajo del estrangulador caiga. Esta razón es
llamada de razón crítica y es función únicamente de los parámetros corriente arriba
del estrangulador.
El valor de la razón crítica entre la presión antes y después del estrangulador, el
cual es usado para establecer el límite entre los dos tipos de flujo, es una variable
difícil de predecir.

4.4 Modelos multifasicos.


Para predecir el comportamiento del flujo multifásico a través de estranguladores se
requiere que primero se haga la predicción de la frontera entre el flujo crítico y
subcrítico, lo cual es más difícil que para el flujo monofásico de gas. La elección
adecuada depende de que se haga el cálculo de relación de presión crítica, por
debajo de la cual, el gasto másico total es constante, o si se estima la velocidad
sónica de una mezcla multifásica.

Como el gasto en flujo crítico no depende de la presión corriente abajo del


estrangulador, además de presentar un comportamiento lineal con respecto a la
presión antes del estrangulador, así como el diámetro, esto hace que las soluciones
para flujo crítico sean más sencillas hasta cierto punto y por lo tanto más abundantes
en comparación a aquellas para flujo subcrítico.
Las soluciones para flujo subcrítico requieren para su aplicación gran cantidad de
información referente a los fluidos en tránsito y por otra parte involucran procesos
iterativos, que traen consigo problemas de convergencia.
Modelos para flujo crítico.

Correlaciones de Gilbert, Ros y Achong.

A partir de datos de producción, Gilbert desarrolló una expresión aplicable al flujo


simultáneo gas-líquido a través de estranguladores. En su trabajo describe en forma
detallada el papel del estrangulador en un pozo y analiza cuál es el efecto sobre la
producción de cambios bruscos en el diámetro del orificio.
Tomando como base la relación entre las presiones antes y después de un orificio
para flujo sónico de una fase, Gilbert recomendó para tener flujo sónico, una relación
de 0.588 o menor, entre la presión promedio en el sistema de recolección (después
del estrangulador) y la presión en la boca del pozo (antes del estrangulador).
Utilizando datos adicionales Baxendell actualizó la ecuación de Gilbert, modificando
los coeficientes.
Ros orientó su trabajo al flujo de mezclas con alta relación gas-aceite, en las que el
gas fue la fase continua. En su desarrollo llegó a una expresión similar a Gilbert;
pero con coeficientes diferentes. Aparentemente su expresión la comprobó con
datos de campo. Achong también revisó la ecuación de Gilbert y estableció una
expresión que validó con más de 100 pruebas de campo. La forma general de las
ecuaciones desarrolladas por los investigadores citados es:
• p1 = Presión corriente arriba (lb/pg2)
• qL = Producción de líquido (bl/día)
• R = Relación gas-líquido (pies3/bl)
• dФ = Diámetro del estrangulador (64avos de pg).
• A, B, C = Constantes que dependen de la correlación y se toman los valores de la
tabla 6.3.

Analizando la ecuación se ve claramente cómo el gasto es independiente de la


presión corriente abajo del estrangulador.

La ecuación es también muy sensible al tamaño del estrangulador. Gilbert mencionó


que en un error de 1/128 pulgadas en el tamaño del estrangulador, puede causar
errores de 5 a 20% en la estimación de la presión.

Fórmula de Ros (adaptación de Poettman y Beck)


Este modelo fue establecido a partir del trabajo presentado por Ros en 1960, quien
se basó en el análisis de la ecuación de balance de energía, desarrolló una fórmula
de medidor de flujo a partir de un análisis teórico del flujo simultáneo gas-líquido a
velocidad crítica (sónica) a través de restricciones (orificios) y una correlación para
el comportamiento PVT de los fluidos. No se consideró producción de agua. La
precisión de los resultados obtenidos se comprobó comparándolos con 108 datos
medidos.
Para que exista flujo crítico se supuso que la presión corriente abajo, debe ser al
menos de 0.55 de la presión en la boca del pozo. Bajo estas condiciones el gasto
en el estrangulador es sólo función de la presión corriente arriba y de la relación
gas-aceite a condiciones de flujo.
Después en 1963 Poettman y Beck convirtieron la ecuación a unidades de campo y
la redujeron a una forma gráfica, lo que resultó en la siguiente expresión:

Donde:

Siendo:
• qL = Gasto en barriles @ c.s./día.
• CD = Coeficiente de descarga (1.03).
• Ao = Área transversal de la garganta en pulgadas cuadradas (la garganta es el
área transversal mínima de un estrangulador).
Utilizando las ecuaciones 6.10 a la 6.13 y correlaciones empíricas para determinar
Rs1 y Bo1, Poettman y Beck construyeron gráficas para densidades del crudo de
20°, 30° y 40°API (Figuras.6.3, 6.4 y 6.5), asumiendo una densidad del gas de 0.6,
la temperatura de la TP de 85°F y una presión corriente abajo menor a 0.55 veces
la presión corriente arriba. Las tablas son para 20°, 30° y 40°API respectivamente.
Mediante las gráficas de las figuras 6.3, 6.4 y 6.5 se pueden resolver los siguientes
problemas:
1. Diseño de estranguladores para pozos nuevos.
2. Estimados de las relaciones gas-aceite y gastos de producción de gas a partir de
pozos existentes, conociendo las presiones en la TP y los gastos de aceite.
3. Predicción del desempeño de un estrangulador dado conociendo la relación gas-
aceite producida.
4. Revisar por obstrucción por parafinas o corte del estrangulador por gas o arena.
Se obtienen buenos resultados a partir de las tablas si es que no se presenta
producción de agua y si el flujo es bifásico a condiciones de flujo críticas.

Correlación de Omaña R.
En 1968 Omaña desarrolló una correlación (para flujo crítico) entre el gasto, la
presión corriente arriba del estrangulador, la relación gas-líquido, la densidad de los
líquidos y el tamaño del orificio. Dicha correlación se obtuvo a partir de datos de
campo tomados en las instalaciones de la Union Oil Company del campo “Tigre
Lagon de California” en Louisiana para revisar las correlaciones existentes y
desarrollar la suya. Los experimentos de campo se realizaron con agua y gas
natural. En vista de que estos datos estuvieron dentro de rangos muy limitados, esta
correlación no es aceptada ampliamente debido a:
1. Limitaciones en el tamaño del estrangulador (4, 6, 8, 10 12 y 14/64 de pg).
2. Limitaciones en el gasto (0 a 800 bl/día de agua).
3. Limitaciones en la presión corriente arriba p1 (de 400 a 1,000 lb/pg2
manométricas).
4. Uso de agua en vez de aceite o mezcla agua-aceite en los experimentos de
campo.
5. Gastos de gas de 0 a 7 MMpies3/día ( γg = 0.611)
Sin embargo, para estranguladores con tamaño de hasta 14/64 pg, se considera
que esta correlación es muy precisa. Las condiciones de flujo crítico se fijaron para
una relación de presiones igual o menor de 0.546 y una relación gas-líquido mayor
de 1.0.
La ecuación que se estableció, mediante un análisis de regresión múltiple, es:
Donde:

La secuencia de cálculo para aplicar la correlación de Omaña puede sintetizarse


en los pasos siguientes:
1. Calcular ρg, ρL, y σ a la presión y temperatura existentes antes del
estrangulador.
2. Evaluar N, Np, Q y Nd a las condiciones prevalecientes corriente arriba del
estrangulador.
3. Obtener Nq con la ecuación (6.15) y qL con la ecuación (6.14).
Antes de usar la ecuación (6.14) es conveniente comprobar su validez y ajustarla
para las condiciones de flujo observadas en un campo, introduciendo el coeficiente
de descarga.

Ecuación de Ashford.
A partir de un balance de energía y considerando que el fluido se expande
politrópicamente (proceso en que el producto de la presión y la enésima potencia
del volumen es una constante pVn = C,) al pasar por el estrangulador, Ashford
derivó una ecuación que describe el flujo multifásico, bajo condiciones sónicas, a
través de un orificio.
Para compensar la ecuación por las suposiciones incluidas en su desarrollo, se
introdujo en ella un coeficiente de descarga. Sin embargo, al evaluarla, comparando
sus resultados con datos medidos en 14 pozos, se encontró que el coeficiente de
descarga resultaba muy cercano a la unidad.
En su derivación Ashford supuso una relación de calores específicos k = 1.04 y una
relación de presiones, para obtener flujo sónico en el orificio de 0.544. La ecuación
propuesta por Ashford en unidades de campo es:

Donde:
• dФ = Diámetro del estrangulador (64avos de pg).
• P1 = presión corriente arriba, lbf/pg2

Velocidades Sónicas de Nguyen.


Nguyen estudió la velocidad sónica en sistemas de dos fases como función del
patrón de flujo.
Para flujo estratificado, una velocidad sónica combinada no existe porque cada fase
es continua en la dirección axial. Una velocidad sónica efectiva existe en cada fase
que está influenciada por la otra fase. Si se somete el líquido y el gas a un cambio
de presión de manera simultánea, la perturbación se propaga con velocidades
diferentes en ambas fases en la dirección axial.
La ecuación 6.21 es la velocidad sónica efectiva para la fase gaseosa y muestra
que la velocidad sónica efectiva está gobernada primariamente por la velocidad
sónica del gas porque el segundo término en el denominador es pequeño.

La expresión paralela para la velocidad sónica efectiva en la fase líquida es:

6.22
Pg y gv*2 en el segundo término del denominador de la ecuación 6.22 son
relativamente pequeños, dando una mayor influencia en la velocidad sónica efectiva
en la fase líquida.
En contraste con el flujo estratificado, una expresión combinada de la velocidad
sónica se desarrolló para una unidad slug idealizada. La ecuación 6.23 da el
resultado:

Para flujo homogéneo, Nguyen combinó expresiones para las velocidades sónicas
de cada fase fluyendo dentro de una frontera elástica con el concepto de que el
frente de la onda pasa de manera secuencial a través de zonas de líquido y gas
dentro de la mezcla homogénea. La ecuación 6.24 da la expresión resultante:

Ashford y Pierce.
Ashford y Pierce desarrollaron una expresión para el gasto másico total de una
mezcla multifásica. Ellos asumieron flujo isoentrópico a través de la restricción,
líquido incompresible, el líquido no se “flashea" (separación flash) en la restricción
y una mezcla homogénea. La ecuación 6.26 asume que la derivada del gasto con
respecto a la relación de presión es cero en la frontera crítica.
Donde:

yc es definido como la relación de la presión en la garganta del estrangulador a la


presión corriente arriba, p2/p1.
La ecuación anterior requiere de un proceso iterativo para determinar los valores de
yc como función de la relación gas/líquido in situ para diferentes valores de k. La
relación gas/líquido in situ a condiciones corriente arriba, R1, se puede calcular
fácilmente como la relación de las velocidades superficiales del gas y del líquido
que se determinan a condiciones inmediatamente corrientes arriba del
estrangulador.

Sachdeva.
Sachdeva llevó a cabo un estudio combinado experimental y teórico que resultó en
las siguientes ecuaciones para determinar yc, el cual es definido como la relación
de la presión en la garganta del estrangulador a la presión corriente arriba, p2/p1

En las ecuaciones 6.30 y 6.31 el parámetro n y la fracción o calidad de masa de gas


in situ corriente arriba, xg1, se determinan a partir de las ecuaciones 6.32 y 6.33
respectivamente:
La ecuación 6.26 es adimensional, así que se puede utilizar cualquier tipo de
unidades consistentes. La determinación de yc a partir de la ecuación 6.26 requiere
de un procedimiento iterativo. Se asume primero un valor de yc en la ecuación 6.29.
Esto permite un cálculo de yc. Un método directo de substitución es adecuado
cuando se utiliza el valor calculado de yc para la siguiente suposición hasta que los
valores calculados y supuestos de yc que converjan de acuerdo a una tolerancia
predeterminada. Se recomienda un valor de 0.5 para la primera suposición.

4.5 Modelos mecanisticos.


El modelo mecanístico del estrangulador por Beggs y Brill es válido para flujo crítico
y subcrítico. Es puramente teórico y está basado en la combinación de la ecuación
de Bernoulli con una ecuación de continuidad.
La caída de presión total de un sistema de dos fases está dado por:

Donde:

AC = área de la sección transversal del estrangulador, pie2


C = coeficiente de flujo Z = factor de compresibilidad
d1 = diámetro de la tubería corriente arriba, pg d1 = diámetro del orificio
*El subíndice TP se refiere a “dos fases”