Sei sulla pagina 1di 41

Contenido

2.3 ORIGEN Y CLASIFICACION GENERAL DE LAS ROCAS ................................................. 2


2.4 DESCRIPCION Y CARACTERISTICAS DE LAS ROCAS ................................................... 3
2.5 ROCAS IGNEAS .......................................................................................................................... 5
2.5.1 Modo de formación y clasificación general ................................................................. 5
2.5.3 Rocas explosivas o piroclasticas ................................................................................. 12
2.5.4 Formas primarias de yacimientos de las rocas plutónicas ................................... 12
2.5.5 Estructuras primarias de las rocas ígneas volcánicas ........................................... 14
2.5.6 Algunos comentarios sobre la calidad y el comportamiento de las rocas
ígneas en ingeniería. .................................................................................................................. 18
2.6 ROCAS SEDIMENTARIAS ................................................................................................................ 21
2.6.1 Rocas Clasticas ................................................................................................................. 21
2.6.1.1 Meteorizacion y Erosion........................................................................................... 21
2.6.1.2 Litificacion ................................................................................................................... 22
2.6.2 Rocas Sedimentarias no Clasticas ............................................................................... 28
2.6.2 Formas de Yacimientos ................................................................................................... 30
2.6.3 Algunos comentarios sobre la calidad y comportamiento de las rocas
sedimentarias en ingeniería ..................................................................................................... 33
2.7 ROCAS METAMORFICAS ....................................................................................................... 34
2.7.1 Origen ................................................................................................................................... 34
2.7.2 Tipos de Metamorfismo y rocas metamórficas ......................................................... 34
2.7.2.1 Metamorfismo Regional ........................................................................................... 34
2.7.2.2 Metamorfismo de Contacto ..................................................................................... 36
2.7.2.3 Metamosfismo Dinamico ......................................................................................... 38
2.7.2 Algunos comentarios sobre la calidad y comportamiento de las rocas
metamórficas en ingeniería ...................................................................................................... 38
2.3 ORIGEN Y CLASIFICACION GENERAL DE LAS ROCAS
Se cree que la corteza terrestre se formó por diferenciación del Manto Superior de la
tierra. Se llama ciclo de las rocas, al conjunto de procesos que dieron lugar a los 3
tipos de rocas que se conocen: ígneas, sedimentarias y metamórficas.

Las rocas ÍGNEAS, las primeras en formarse, se originaron por enfriamiento y


consolidación del magma. Este material consiste en una masa viscosa de silicatos,
en estado de fusión, con temperatura superior a 1200º C, que ascendió y asciende
en el presente, desde el interior de la corteza terrestre, y después de emplazarse en
otras rocas en profundidad, o ser arrojado a superficie por los volcanes, se enfría y
cristaliza, para formar diferentes tipos de rocas ígneas.

Posteriormente estas rocas quedaron expuestas a los agentes atmosféricos


(oxígeno, anhídrido carbónico, y vapor de agua) y a la acción de ácidos orgánicos.
Al contacto con el agua o bajo el efecto de la circulación de ésta por sus fracturas,
experimentaron alteraciones físicas y químicas en el proceso de meteorización;
luego, en el proceso de erosión, los productos de estas alteraciones son desalojados,
acarreados y depositados transitoriamente en los continentes para formar suelos
transportados o llevados a receptáculos llamados cuencas sedimentarias, donde se
litifican, para formar ROCAS SEDIMENTARIAS CLÁSTICAS. ROCAS
SEDIMETARIAS QUÍMICAS U ORGÁNICAS se originan en estas mismas cuencas
a partir de sustancias precipitadas químicamente en ellas.

En las raíces de las montañas, donde las rocas sedimentarias quedan sujetas a altas
presiones de sobrecarga, o en las zonas de contacto de magmas ascendentes con
las rocas emplazadas por éstos, ocurren cambios en estado sólido que dan lugar a
las ROCAS METAMÓRFICAS. Rocas semejantes se forman en las zonas de falla,
por cizallamiento. El origen y ciclo de evolución de las rocas y los procesos
superficiales y profundos que intervienen en su formación, se representan en la
Figura 2.2.1. En la Tabla 2.2.1 se muestra una clasificación general de las Rocas.
2.4 DESCRIPCION Y CARACTERISTICAS DE LAS ROCAS
Dos aspectos además de su origen (ígneas, sedimentarias o metamórficas), son de
interés en el estudio de las rocas:

Litología: término referido a la composición química y mineral de las rocas, y la


textura, que se define como el tamaño, forma y disposición de las partículas
minerales.

Estructura: se relaciona con las formas de yacimiento de las rocas en la naturaleza,


referidas a la geometría de los cuerpos rocosos generada en el momento de su
formación, o estructuras primarias; o a las estructuras resultantes de la deformación
y ruptura a que las rocas están sometidas en campos naturales de fuerzas, llamadas
estructuras secundarias.

Figura 2.2.1 Ciclo de las rocas: Las rocas ígneas se forman a partir de material sedimentario
o metamórfico que funde y luego se cristaliza: las sedimentarias se forman a partir de otras
rocas o de las sedimentarias mismas por intemperismo o meteorización, trasporte (erosión)
sedimentación y mitificación.
Tabla 2.2.1 Clasificación General de las Rocas

Clasificación Proceso Ejemplos de rocas


▪ Si la consolidación ocurre a gran profundidad las
IGNEAS - Enfriamiento y rocas se llaman Intrusivas o plutónicas. (ejemplo,
consolidación del magma Granito) Si se presenta en o cerca de superficie las
rocas se llaman Extrusivas o Volcánicas. Estas
últimas pueden ser:
▪ Efusivas (lavas, como el Basalto) o
▪ Explosivas (Piroclastos como la Toba)
Dos clases:
SEDIMENTARIAS
1. Clásticas:

- Fragmentos (clastos) de ▪ Si el tamaño de las partículas clásticas es mayor de


roca alterada de varios 0.06 mm (fracción gruesa), las partículas se litifican
tamaños, se acumulan, se debido principalmente a que se aglutinan por un
consolidan y se litifican cementante. (ejemplo, Arenisca)
▪ Si el tamaño de las partículas clásticases menor de
0.06 mm (fracción fina), las partículas se litifican
debido principalmente a que se consolidan
diagenéticamente (ejemplo, Lutita) .
2. No clásticas

- Precipitados químicos u ▪ Si los precipitados se acumulan se forman rocas


orgánicos que se acumulan y como las Calizas o el Chert.
litifican, o que se concentran ▪ Si los precipitados se concentran por evaporación
a partir de una solución. del solvente, se forman las evaporitas como la Sal
y el Yeso.

METAMÓRFICAS - Recristalización de otras Metamorfismo Regional: Grandes presiones


rocas (cambio en estado debidas a sobrecarga de sedimentos y fuerzas
sólido) por acción de desequilibradas de origen tectónico. (ejemplo
elevadas temperaturas y Pizarras, filitas, cuarcitas)
presiones. ▪ Metamorfismo de Contacto: por reacciones
químicas en las aureolas de contacto de rocas
plutónicas. (ejemplo, algunos tipos de Pizarras)
▪ Metamorfísmo Dinámico: en zonas de falla
(ejemplo, Milonita)
2.5 ROCAS IGNEAS
2.5.1 Modo de formación y clasificación general
Las primeras rocas Ígneas se formaron por enfriamiento y solidificación (con
formación de cristales) del magma proveniente de la zona subcortical o de la fusión
de otras rocas.

De acuerdo con su origen las rocas Ígneas se clasifican en (1) Plutónicas o Intrusivas:
cuando el magma se emplaza o encaja en otras rocas y su enfriamiento ocurre a gran
profundidad; (2) Volcánicas o extrusivas, en este caso se originan en erupciones
volcánicas y pueden ser: (2.1) Efusivas, si el magma se enfría cerca de superficie o
en superficie después de perder gran parte de sus gases (lava) y escurrir desde los
aparatos volcánicos; o (2.2) Explosivas, llamadas también Piroclásticas, a partir del
enfriamiento y acumulación de fragmentos incandescentes arrojados por los
volcanes, principalmente los de actividad violenta. Las rocas intrusivas y efusivas
son masivas en contraste con la piroclásticas que son fragmentarias semejantes a las
sedimentarias.

2.5.2 Rocas ígneas intrusivas y efusivas

Según una teoría propuesta por N. L. Bowen, las rocas ígneas se formaron en su
mayoría por enfriamiento diferencial y cristalización fraccionada del magma.

La serie de Bowen (Figura 2) muestra el orden de cristalización de los minerales a


medida que el magma se enfría. Los minerales que cristalizan primero y a altas
temperaturas (1200ºC), corresponden a los niveles superiores de la serie, en tanto
que los de niveles inferiores lo hacen al final del proceso a bajas temperaturas
(800ºC).

Los minerales ferromagnesianos, (olivino-biotita) constituyen una serie discontinua,


producto de cambios abruptos en su composición y poseen formas cristalinas
individualmente diferentes, en tanto que las Plagioclasas (albita-anortita) conforman
una serie continua, con la misma forma cristalina, resultado de un reemplazo
progresivo de Sodio (Na) por Calcio (Ca).

1200°C

800°C

Figura 2.2.2 Serie de reacciones de Bowen

Estamos familiarizados con la formación de cristales de hielo cuando el agua se


congela por descenso de temperatura. En el caso de la cristalización diferencial del
magma la situación es bastante más compleja: abarca, según se expuso, un intervalo
de temperaturas entre 1200°C y 800°C aproximadamente y se van formando
minerales distintos a diferentes temperaturas.

A medida que disminuye la temperatura del magma los iones pierden


progresivamente su movilidad y se van acercando hasta que a una cierta temperatura
se unen en forma ordenada dando lugar a cristales. Los primeros átomos que se unen
son los de silicio y oxígeno para formar tetraedros de sílica, estructura básica de los
silicatos. En la medida que la temperatura sigue bajando, los tetraedros se unen entre
sí o con otros átomos para formar diferentes tipos de cristales minerales. Cuando todo
el magma se transforma en una masa sólida de cristales (o vidrio), se habrá formado
una roca ígnea.
A medida que se van formando rocas que contienen minerales de la parte superior
de la serie de Bowen, la fase líquida residual del magma es cada vez más pobre en
hierro y magnesio y más rica en sílice (SiO2) y álcalis (Na, K). De este modo, cuando
predominan minerales de la parte superior de la serie de Bowen, se generan rocas
plutónicas de tipo gabro si éstas se forman a profundidades, o rocas volcánicas del
tipo basalto, en el caso de que los cristales hayan solidificado, en superficie.

De manera similar, si los minerales constitutivos de la roca pertenecen a los niveles


intermedios de la serie, las rocas resultantes son del tipo diorita,. si formadas en
profundidad, o andesita si en superficie. Finalmente, cuando minerales de la parte
baja de la serie de Bowen son los dominantes, se produce Granito, si la cristalización
ocurre a gran profundidad, o Riolitas si ésta tiene lugar en superficie.

 Composición
La composición química y mineral de las rocas ígneas queda determinada por el nivel
de temperatura a la cual se formaron los minerales, es decir hay una relación estrecha
entre la composición del magma del cual se originó la roca y su composición,
independientemente de la profundidad a la cual ocurrió la solidificación. Desde el
punto de vista químico, las rocas Ígneas se pueden clasificar de acuerdo con el
contenido de sílice (Tabla 2.2.2).

Tabla 2.2.2 Clasificación química de las rocas ígneas


SÍLICE % CLASIFICACIÓN EJEMPLOS
> 66 Félsica (ácidas) Granito-riolita
66 - 52 Intermedia Diorita-andesita
52 - 45 Máfica (básicas) Gabro-basalto
<45 Ultramáfica (ultrabásica) Peridotita

Las rocas Félsicas, presenta colores claros y son ricas en sílice y álcalis (Na, K),
mientras que las rocas Máficas, de color oscuro, son ricas en calcio (Ca) y en
minerales ferromagnesianos (Fe, Mg).La composición de las rocas ígneas determina
la susceptibilidad de estas rocas a descomponerse en el proceso de meteorización.
A este respecto, las rocas félsicas son menos susceptibles que las rocas máficas. La
Figura 2.2.3 contiene una gráfica que ilustra la composición de las rocas Ígneas.

 Textura
En el caso de las rocas ígneas, el término Textura se refiere al tamaño de los cristales
(granularidad3) y a las proporciones de cristales y vidrio que posean (grado de
cristalinidad4), factores que dependen de la manera como ocurrió la cristalización. La
textura es relativamente independiente de la composición del magma y más bien
guarda relación con la profundidad a la cual ocurrió la consolidación del mismo.

La textura es un reflejo del grado de cristalinidad y la granularidad. A grandes


profundidades la cristalizacíón cerca a 800°C y fue lenta dando lugar a rocas con solo
cristales. Éstos son grandes (grano medio y grueso), muy bien entrabados, con una
porosidad mínima. En este caso, se forman las rocas Plutónicas como el granito y la
diorita las cuales poseen textura Faneritica.

Figura 2.2.3 Clasificación química y mineral


Cerca de superficie o en superficie, el magma pierde sus gases -se le llama lava- y
se enfría muy rápidamente, a temperaturas cercanas a 1200°C, dando lugar a rocas
volcánicas como la diabasa o el basalto, la mayor parte de las cuales posen una
mezcla de cristales con textura afanítica, de cristales no observables a simple vista.
Estas rocas pueden presentar una porosidad relativamente alta, debido a que por
enfriarse tan rápido, quedó gas atrapado y al salir éste quedaron muchos vacíos.

Cuando por alguna razón el magma se enfría en dos tiempos, uno lento y uno rápido,
las rocas ígneas adquieren una textura Porfídica, con cristales relativamente grandes
llamados fenocristales, incluidos en una masa de cristales más pequeños o en una
pasta parcial o totalmente vítrea. A las rocas correspondientes se les denomina
pórfidos.

Las rocas ígneas poseen una fábrica cristalina masiva, es decir, de cristales
fuertemente entrabados, no orientados; lo cual les imparte alta a muy alta resistencia
y rigidez, sin direccionalidad en sus propiedades mecánicas. Las de grano fino (< 1
mm. de diámetro) son algo más resistentes (ej.: la diabasa es más resistente que el
granito).

Las rocas ígneas en general son las más resistente y menos deformables entre todas
las rocas, pero debido a su mayor porosidad, la calidad de las rocas volcánicas es
más dispersa.

Se incluyen algunos ejemplos de microfotografías de secciones delgadas, donde se


aprecia la textura de las rocas ígneas (Figuras 2.24 y 2.2.5) y en la Tabla 2.2.3 se
incluye la clasificación general de las rocas ígneas intrusitas y efusivas.
Figura 2.2.4 Granito biotita: Contiene cuarzo, feldespato, biotita y algo de hornblenda. Qu: Cuarzo,
B: Biotita, F: Feldespato

Figura 2.2 5 Basalto olivino: Contiene plagioclasa cálcica, olivino y augita. Pl: Plagioclasa Cálcica; O:
Olivino; A: Augita
Tabla 2.2.3 Clasificación General de las Rocas Ígneas Intrusitas y Efusivas
2.5.3 Rocas explosivas o piroclasticas
Estas rocas se forman por acumulación de fragmentos de roca y trozos incandescentes
de lava arrojados por los volcanes de actividad explosiva. A los piroclastos también se les
conoce individualmente como Tefra

En la naturaleza, se disponen en forma muy similar a las rocas sedimentarias en capas


relativamente horizontales. Los fragmentos también en este caso se clasifican por tamaños
como se aprecia en la Tabla 2.2.4

Tabla 2.2.4 Clasificación de la Tefra y rocas correspondientes

Material no consolidado Tamaño Material consolidado


.
Ceniza volcánica < 2 mm Tobas y Tobas de Lapilli
Lapilli 2 mm. - 64 mm.
Aglomerados y
Bombas > 64 mm. Conglomerados
Bloques > 64 mm. Brechas

La diferencia entre bombas y bloques tiene que ver con su origen. Mientras que las bombas
son eyectadas en estado casi fundido (su forma de huso se debe al estilo aeródinámico
adquirido por fricción con el aire); los bloques son fragmentos sólidos con formas
angulares.

Generalmente los depósitos piroclásticos de varios tamaños alternan con mantos de lava
y presentan espesores muy considerables. Sus acumulaciones pueden alcanzar varios
cientsl de metros de espesor.

2.5.4 Formas primarias de yacimientos de las rocas plutónicas


Las formas de yacimiento que acompañan la formación de las rocas plutónicas pueden ser
concordantes o discordantes, según se acomoden entre las capas que intruyen o las
atraviesen. En cualquiera de los dos caso además, se consideran tabulares o masivas, si
su espesor es o no considerablemente inferior a sus otras dos dimensiones.

El Batolito (discordante-macizo) constituye la estructura plutónica de origen primario más


importantes; es de tamaño muy considerable, constituye por lo general la espina dorsal de
las cordilleras de plegamiento, está constituidos por material granítico (granito,
granodiorita) y se formó después que las capas sedimentarias donde se inyectó se plegó.
Parece que se origina por escalonamiento del magma o por granitización.

Otra estructura de interés es el Dique. Es una estructura discordante-tabular compuesta


de generalmente de cuarzo, calcita, o algún tipo de lava. Los diques se ven expuestos en
excavaciones de taludes o túneles con mucha frecuencia.

Las restantes estructuras plutónicas: Lacolitos (macizos y concordantes) y los Mantos


(tabulares y concordantes), son más difíciles de identificar en el campo; litológicamente se
asemejan a los batolitos. En la Figura 2.2.6 se muestran las relaciones estructurales de las
masas ígneas.

Figura 2.2.6. Formas de yacimiento de rocas ígneas


2.5.5 Estructuras primarias de las rocas ígneas volcánicas
 Origen
Cuando el magma asciende por fracturas u otros conductos pierde sus gases y se
convierte en lava, la cual da origen en o cerca de la superficie de la tierra a las rocas
volcánicas. Comprende las rocas formadas en procesos de erupciones violentas de
fragmentos, conocidas como rocas piroclásticas- o emisiones de lava que dan lugar a las
rocas efusivas.

Las lavas varían en fluidez y viscosidad, según su composición de la lava, lo cual habrá
de reflejarse en el carácter de los productos y en la expresión morfológica de las masas
solidificadas.

Las lavas ácidas como la riolita, proceden de magmas ricos en sílice y volátiles y son de
carácter explosivo, por lo que son expulsadas con gran violencia, desprendiendo
fragmentos de roca de los bordes de los conductos y arrojando muy alto y muy lejos los
productos piroclásticos asociados. Por su menor fluidez -mayor viscosidad- originan
geoformas de relieve fuerte.

Con mucho mayor frecuencia, las rocas piroclásticas se originan en erupciones explosivas,
es decir, expulsión de fragmentos incandecentes que varía según su carácter y tamaño y
se acumulan en capas originando depósitos consolidados, que corresponden propiamente
a las Rocas Piroclásticas. (Tabla 5. IV)

En contraste las lavas básicas como el basalto, provienen de magmas pobres en sílice y
volátiles, por lo que las erupciones son tranquilas y originan geoformas suaves, dada su
mayor movilidad.

 Tipos de estructuras primarias


Las formas básicas de las estructuras primarias de las rocas volcánicas efusivas se
conocen como Mantos y Coladas.

Los Mantos son formaciones estratiformes producidas en efusiones terrestres o


submarinas, en tanto que las Coladas son formaciones originadas como rellenos de valles
u hondonadas.
Estructura interna de los mantos y coladas

Durante la solidificación y enfriamiento de las lavas se forman grietas de retracción las


cuales, en el caso de los mantos y coladas de basaltos dan origen al Disyunción columnar
debido a que en este caso la lava se enfría y se contrae a partir de centros de enfriamiento
en tres direcciones convergentes a 120º. (Figura 2.2.7)

Figura 2.2.7 Disyunción columnar de los basaltos


 Mantos de Piroclastos
Resultan de erupciones explosivas asociadas principalmente a lavas ácidas, con expulsión
de bombas, escoria, pómez, lapillis, arena volcánica, ceniza y fragmentos de roca
arrancados de las paredes de la chimenea volcánica; asociadas principalmente a
erupciones terrestres. En las erupciones marinas la carga de masa de agua impide la
difusión de los piroclastos; se cree que a más de 2 Km de profundidad la presión de la
columna de agua supera la presión crítica del vapor de agua que moviliza la masa de
piroclastos. En la eyección al aire, debido a un mecanismo de diferenciación gravitacional,
cerca del cráter se acumula la porción mas pesada de bloques y fragmentos; más tarde y
más lejos los trozos menudos y livianos vitrificados como la cenizas. Se forman así mantos
estratiformes de gran espesor cuyas dimensiones disminuyen a partir del centro de
erupción; para cada manto la dimensión de las partículas disminuye hacia el tope en forma
menos precisa que en las capas sedimentarias. En el departamento de Nariño, estas
acumulaciones en la Meseta de Cano, se presentan una potente secuencia de
aglomerados y tobas bien cementadas expuestas en los cortes de la carretera Pasto-
Popayán, a 50 km de Pasto.

Se pueden también formar acumulaciones tobaceo-sedimentarias como consecuencia de


combinaciones de transporte aéreo y terrestre que permite la incorporación de materiales
de origen detrítico asociado a procesos de avalanchas y fenómenos parecidos como es el
caso de las avalanchas de lodos y piedras (lahares) originadas en el Nevado del Ruiz, que
sepultaron la población de Armero en noviembre de 1985. Los lahares volcánicos
corresponden entonces a un tipo especial de depósitos mezclados, que se forman después
de las erupciones, por lluvia o descongelamiento de los casquetes nevados, dando lugar
a grandes masas de lodo, que forman flujos y avalanchas muy peligrosas. Pueden contener
fragmentos gruesos o partículas pequeñas, generalmente en matriz de cenizas, las cuales
conforman con otros materiales finos, las coladas de barro que le dan gran energía a estos
movimientos.
 Mantos y coladas de Tobas e Ignimbritas
En erupciones terrestres de magma ácido o intermedio tipo Dácita y Traquita, se forman
aludes o riadas de emulsiones calientes de gases y piroclastos que contienen gotas,
coágulos y lava saturada de volátiles, con fragmentos incandescentes de cenizas, que se
mantienen en suspensión en una nube densa de vapores de agua y gases, expulsada a
gran presión por la chimenea volcánica. Estos aludes se desparraman a gran velocidad
por los flancos del volcán, dando lugar a depósitos heterogéneos no estratificados,
acumulados como lluvias de fuego, y constituidos por tobas. Se les conoce como
IGNIMBRITAS y son frecuentes en nuestra cordillera Central.

 Aparatos Volcánicos y Tipos de Volcanes


En los volcanes de Tipo Central la erupción se produce puntualmente desde una
chimenea, la cual coincide por lo general con la intersección de grietas abruptas; estos
volcanes, los más comunes, tienen forma de cono.

En los volcanes de Tipo Fisural; la erupción se produce linealmente desde fisuras o grietas
muy largas.

 Morfologia
Las formas de los volcanes dependen principalmente del tipo de magma que los origina,
(Figura 2.2.8). Como los magmas básicos son más fluidos que los ácidos, los productos
de las erupciones de este tipo, conforman coladas y mantos de morfología muy suave y
tipo escudo, frecuentes en Hawai. Si son de tipo fisural (frecuentes en Islandia), se forman
colinas suaves en forma de caballete, con pequeños conos dispuestos a lo largo de las
fisuras o grietas. Se llaman estratovolcanes, aquellos que arrojan mezclas de lava y
piroclastos.

Por su parte los magmas ácidos e intermedios, más viscosos, son de carácter explosivo,
y por esto dan lugar a conos y otras acumulaciones más prominentes. En el cinturón de
fuego del Pacifico, es característico este tipo de actividad, explosiva, asociada a la zona
de compresión terrestre donde colisionan las placas tectónicas de Nazca y América.

Figura 2.2.8 Ejemplos de morfología volcánica: (a) Volcán en forma de escudo; (b) Estrato volcán
9 (1 lava; 2 centros parásitos de erupción; 3 cúpula; 4 capas de piroclastos).

2.5.6 Algunos comentarios sobre la calidad y el comportamiento de las rocas


ígneas en ingeniería.

 La composición química y mineral de las rocas ígneas está reflejada de manera


horizontal en el cuadro de clasificación. Las rocas ácidas, como el granito y la riolita,
y las algunas intermedias como la granodiorita o la dacita, ricas en sílice y álcalis,
poseen tonos más claros, son más livianas y menos susceptibles a la meteorización
química; en contraste las rocas básicas como el basalto y la diabasa, y algunas
intermedias como la diorita, ricas en hierro, magnesio y calcio, presentan colores
claros, son más pesadas y se altera más fácilmente en proceso de descomposición.
Estas rocas poseen más minerales de alteración como clorita, sericita, talco etc),
cuando están químicamente descompuestas y en esta condición son más débiles
e inestables.
 En cuanto a su comportamiento frente a los agentes climáticos, se debe tener en
cuenta el grado de meteorización que han alcanzado al presente. Las rocas con
descomposición avanzada, pueden contener caolinita, clorita, sericita, talco,
sepentina, caolinita, ilita, montmorillonita, u otros minerales que le imparten
debilidad y pobre calidad en general, que no permiten recomendarla como material
de construcción y desmejora notablemente su estabilidad en fundaciones o
excavaciones.
 La abundancia de cuarzo en el caso de los granitos, las granodioritas, las riolitas y
rocas félsicas mejantes, limita su uso como materiales para carpetas asfálticas,
debido a que el cuarzo posee alta afinidad por el agua y repele los asfaltos,
originándose así problemas de adherencia.
 Rocas plutónicas o volcánicas como las anteriores (ricas en cuarzo) son muy
abrasivas lo cual encarece su perforación y excavación.
 Muchas lavas como las andesitas y riolitas y algunos basaltos, contienen cantidades
importantes de vidrio lo cual las demerita para su uso en concretos, dado a la
tendencia de los álcalis de los cementos a reaccionar con la sílice y producir
expansión y deterioro del concreto.
 También el alto contenido de vidrio afecta el índice de forma de las rocas volcánicas,
algunas de las cuales producen fragmentos astillosos y alargados en la trituración.
 En realidad, en el caso de ambos tipos de rocas se desarrollan perfiles de
meteorización y éstos son más espesos y diferenciados en nuestro medio, en el
caso de las rocas ígneas plutónicas ácidas, como las expuestas en el Batolito
Antioqueño. Es en este caso donde con más frecuencia se presentan situaciones
particulares de inestabilidad en las excavaciones, debido principalmente al patrón
particular de flujo de agua en los horizontes saprolíticos.
 Las rocas ígneas poseen en general una textura cristalina masiva, con cristales
enérgicamente entrabados, y con una muy limitada presencia de poros
intergranulares, lo que les confiere alta resistencia y poca deformabilidad. Bajo
estas circunstancias estas rocas en estado fresco (no descompuestas) y sano (no
degradadas mecánicamente en zonas de falla) constituyen excelentes fundaciones
para obra de ingeniería y en general materiales de buena calidad para pavimentos,
concretos y otros usos, salvo el caso de las limitaciones expuestas anteriormente.
 En muchas lavas, el enfriamiento fue tan rápido que no permitió el escape de gas,
y las rocas formadas, es el caso de algunos basaltos y riolitas, pueden poseer una
porosidad relativamente alta, que reduce su resistencia y su calidad en general.
Solo las diabasas son muy poco porosas y en consecuencia, más resistentes y
menos deformables entre las volcánicas e ígneas en general.
 Debido a su carácter masivo las rocas ígneas plutónicas y las diabasas entre las
efusivas, poseen un alto índice de forma, es decir que producen agregados de
tamaño y forma uniformes cuando se trituran para ser usados en pavimentos o
concretos. Se ha observado sin embargo que el basalto, si está algo descompuesto,
se astilla en la trituración, lo cual desmejora su índice de forma.
 Entre los depósitos volcánicos de edad reciente se pueden presentar situaciones
de comportamiento, en principio inesperadas, debido a la marcada anisotropía que
ofrecen las secuencias de lavas, piroclastos y flujos de lodo de origen volcánico. En
estas circunstancias estos depósitos podrían no soportar cargas desadas como
presas u otras estructuras grandes. (F. G. Bell, 1992). Estas mismas secuencias
originan laderas muy inestables, especialmente si las rocas están descompuestas
y afectadas tectónicamente.
 Los depósitos piroclásticos en particular proveen condiciones extremadamente
variables en su comportamiento geotécnico debido a sus altas variaciones de
resistencia, durabilidad y permeabilidad. Así por ejemplo, mientras muchos
aglomerados poseen alta capacidad portante y baja permeabilidad, las cenizas
volcánicas son siempre débiles y en algunos casos muy permeables. Una situación
particularmente desfavorable se presenta en cenizas previamente secas que se
saturen; en esa condición la relación de vacios decrece significativamente y se
convierte en un material muy inestable en fundaciones y excavaciones.
 En las lavas de basaltos se presentan rasgos estructurales como diaclasamiento
columnar (asociado a los mantos de lava), cavidades, inclusive túneles (asociadas
a coladas de lava) y estructura interna vesicular, en la parte superior de los cuerpos
de lava, los cuales deben ser adecuadamente considerados en los diseños
geotécnicos de los proyectos.

2.6 ROCAS SEDIMENTARIAS


Las rocas sedimentarias son de dos tipos: Clásticas y no Clásticas. Las rocas clásticas se
formaron por alteración física o química de rocas preexistentes (incluyendo las
sedimentarias mismas), el transporte por acción del agua, el viento o el hielo de trozos
desgastados de cristales y rocas preexistentes, o pedazos de conchas, y su posterior
sedimentación y litificación. Por su parte las rocas no clásticas, se originaron de
compuestos químicos y orgánicos, que precipitaron formando cristales o una combinación
de cristales y restos orgánicos preservados, o a partir de procesos de evaporación en
medios acuosos ricos en sulfatos y carbonatos disueltos.

2.6.1 Rocas Clasticas

2.6.1.1 Meteorizacion y Erosion


Los productos de desintegración mecánica (fragmentos de roca, cuarzo, o feldespato, por
ejemplo), y descomposición (caolinita, clorita, sericita, y otros minerales provenientes de
la descomposición de otras rocas), quedan expuestos a los agentes de erosión y
transporte, que los acarrean hasta las cuencas sedimentarias.

En el proceso de transporte los fragmentos de la fracción gruesa son desgastados y


redondeados, además de que se seleccionan por tamaños y se segregan químicamente
de las partículas de la fracción fina, más livianas y por lo general laminares. En esta
condición se acumulan selectivamente junto con las sustancias disueltas evacuadas de
la fuente. La sedimentación ocurre gradualmente, y los clastos se depositan en capas
horizontales, donde alternan clastos de diferente composición y la gradación. (Tabla 5. V)
Tabla 2.2.5 Clasificación de los clastos por tamaño

Nombre e integración del sedimento Diámetro (mm)

Fracción Gruesa: ej: pequeños fragmetos de


cuarzo, feldespato y otros
productos de desintegracióm
mecánica
Grava > 2 mm
Arena 2 mm a 0,06 mm
Fraccción Fina: ej: caolinita, clorita,
sericita y otros productos de
descomposición
Limo 0,06 mm a 0,002

mm
Arcilla < 0,002 mm

2.6.1.2 Litificacion
Este proceso comprende un conjunto de transformaciones conocidas como cambios
diagenéticos, los cuales comprenden: cementación, consolidación y/o compactación y
recristalización. Aunque puede predominar un de estos cambios en la litificación, se les
debe considerar concurrentes.
 Cementación: Comprende el aglutinamiento de los clastos o detritos mediante algún
cemento mineral, el cual puede ser silíceo, calcáreo, o ferruginoso, en orden
decreciente de calidad. El cemento mineral cristaliza en los vacíos de los
fragmentos, precipitándose primero sobre la superficie de los granos y rellenando
después los vacíos entre ellos.
 Consolidación y/o Compactación: Estos cambios se deben al efecto de la
sobrecarga por lo sedimentos que se van acumulando, obligando a que las capas,
unas más que otras, se densifiquen expulsando el agua a lo largo de las capas más
permeables.
 Recristalización: Comprende la formación de nuevos minerales en los vacíos,
mejorando el contacto entre las partículas mediante un efecto de soldadura que
sutura los granos, y el precipitado de soluciones minerales que recristalizan en
forma de sílice provocando un sobrecrecimiento de los granos y una cementación
adicional muy efectiva, a través de su entrabamiento.
Los cambios diagenéticos afectan de manera diferente a los sedimentos de la fracción
gruesa y a los sedimetos de la fracción fina, como se explica y aprecia en las Figuras 2.2.9
y 2.2.10.

Figura 2.2.9. Esquema que muestra la fábrica de depósitos naturales de arcilla y arena. (a) Arcilla
en suspensión durante el transporte; (b) Depósitos de arcilla sujetas a atracción cara-borde en
depósitos marinos; (c) Estructura floculenta de algunas arcillas marinas; (d) Estructura dispersa
de sedimentos consolidados de arcilla; (e) Granos de arena con matriz fina; (f) Arena uniforme;
(g) Granos de arena bien empaquetados; (h) Contactos de granos de arena suturados en un
depósito profundo.
Figura 2.2.10. Arenisca cuarzosa, se muestra el entrabamiento entre los granos causado por
disolución de sílica en los contornos entre los granos originales de cuarzo (g) durante la
diagénesis. Los materiales disueltos son precipitados como sílica la cual se aglutina alrededor de
los granos, formando nuevo cemento (sc), y reduciendo de esa manera la porosidad original. La
porosidad original también se puede reducir por revestimientos de hematita alrededor de los
granos originales (h). De todas maneras quedan vacíos (p).

 Tipos de rocas Clásticas


Los tipos de rocas clásticas difieren según la fración de donde provienen los clastos.

1. Fracción Gruesa
La mayor parte de los clastos de esta fracción son tridimensionales y poseen un tamaño
superior a 0.06 mm; provienen de meteorización mecánica o física de otras rocas y por lo
tanto guardan mucha relación mineralógica con la roca parental. A partir de fragmentos
tamaño grava (tamaños de fragmentos mayores de 2 mm), constituidos por fragmentos
de roca, cuarzo, minerales ferromagnesianos, feldespato, mica y algunos minerales de
alteración, se forman los conglomerados, por aglutinamiento de clastos redondeados con
algún cemento mineral, (el redondeamiento revela un buen desgaste en el proceso de
transporte) y las brechas, por aglutinamiento de clastos angulares tamaño grava por algún
cemento mineral (la falta de redondeamiento revela poco desgaste en el proceso de
transporte).
A partir de fragmento tamaño arena, constituidos mineralógicamente de modo similar a
las conglomerados, se forman las areniscas. Estas pueden ser de 3 tipos: ortocuarcita,
conformada por granos de cuarzo unidos fuertemente con cemento silíceo, es la de mejor
calidad; arcosa, es una variedad de arenisca rica en feldespato, el cual no ha alcanzado
a descomponerse a arcilla en el proceso de meteorizaciòn; en tanto que la grawaca, es
una arenisca formada a partir de cuarzo, feldespato y fragmentos de roca, en una matriz
de grano fino.

Los conglomerados, las brechas y las areniscas derivan su calidad y comportamiento en


ingeniería principalmente, de la calidad del cementante (sílice, calcita, óxidos de hierro en
orden decreciente de calidad) y del grado de empaquetamient; con un buen
empaquetamiento los clastos se agrupan de tal manera que están muy juntos, lo que se
traduce en mayores áreas de contacto entre las partículas y una porosidad relativamente
baja, lo cual les confiere mayor resistencia y coherencia.

2. Fraccion Fina
Los clastos de esta fracción poseen un tamaño menor a 0.06 mm. Fracción limo entre 0.06
mm y 0.002 mm (partículas redondeadas) y fracción arcilla, menor de 0.002 mm (láminas).
La mayor parte de las partículas de esta fracción, en especial las láminas de arcilla,
provienen de meteorización química de otras rocas; en consecuencia su composición
mineral es diferente a la de la roca parental (caolinita, illita, montmorillonita) o hidromicas
(clorita, sericita), principalmente.

A esta fracción fina se le denomina lodo por los geólogos, y rocas lodosas o lutitas a las
rocas sedimentarias provenientes de su consolidación diagenética. Con baja
consolidación diagenética se forman las arcillolitas, lodolitas y limonitas de baja
consolidación; con alta consolidación diagenética se forman los shales arcillosos y lodosos
y limonitas de alta consolidación; y en la transición al metamorfismo se forman las argilitas

Con respecto a la calidad y comportamiento de las lutitas en ingeniería, se debe considerar


dos aspectos: sus características mecánicas (resistencia, deformabilidad, permeabilidad)
y su durabilidad.
Las arcillolitas, lodolitas y limonitas, comunes en el Terciario, son poco resistentes y son
muy deformables. Los shales y las limonitas silíceas, abundantes en el Cretaceo, son más
resistentes y menos deformables; y las argilitas, comunes en el Paleozoico, son las de
mejor calidad y comportamiento, si bien no se les considera lutitas, en sentido estricto.

Las más durables entre las rocas lodosas o lutitas, son los shales lodosos cementados
con sílice o calcita y las limonitas silíceas, es decir que la durabilidad de las lutitas depende
principalmente de la calidad del cemento mineral. En la tabla 2.2.6 se muestra la relación
entre las fracciones clásticas y las rocas derivadas.

Tabla 2.2.6. Clasificación de los clastos por tamaño

En la Figura 5.11 se comparan diferentes texturas de rocas sedimentarias. En el caso de la


ortocuarcita (a) se presentan casi exclusivamente, granos de cuarzo con un buen entrabamiento
mientras que en la grawaca (b) hay variedad mineralógica y abundante matriz, lo cual puede
reducir la calidad de la roca.

La cementación es el factor más importante para la litificación, en el caso de la fracción


gruesa que da lugar a los conglomerados y las areniscas, en tanto que, la consolidación
es más efectiva en la fracción fina de los limos y las arcillas, de la cual se originan las
lutitas. En ambos casos los clastos se aglutinan con algún cemento mineral.
Figura 2.2.11 Contraste textural entre (a) Ortocuarcita -arenisca madura- y (b) Grawaca -
arenisca inmadura-

En la Tabla 2.2.7 se presenta la clasificación de las rocas lodosas o lutitas según el grado
de consolidación diagenética. Se incluye la argilita que en realidad se debe considerar
como una roca de transición al metamorfismo.

Tabla 2.2.7. Clasificación de las lutitas, según el grado de consolidación diagenética

En los shales, la consolidación es tan fuerte que se presentan fenómenos de flujo plástico
de los cuales se deriva la laminación. Estas rocas presentan láminas entre 5 mm. y 1 cm.
de espesor. En las lodolitas y arcillolitas, la consolidación es inferior, las láminas son más
gruesas y se aprecia un patrón de degradación mecánica muy particular, debido a la
presencia de fragmentos subesféricos que constituyen elementos débiles. (Figura 2.2.12).
Figura 2.2.12 (a) Shale; se aprecia muy bien la laminación. (b) Lodolita o arcillolita. Además de la
debilidad a lo largo de los planos de las capas, estas rocas poseen estructuras esféricas que dan
lugar a una fragmentación que produce “nueces” al desmenuzar muestras alteradas
hídricamente. Estas estructuras revelan su contenido calcáreo o silíceo.

2.6.2 Rocas Sedimentarias no Clasticas


Rocas sedimentarias no clasticas (orgánicas o químicas) se forman a partir de
acumulaciones de organismos o por acción de precipitados químicos de soluciones en
cuencas sedimentarias continentales y marinas. De estas rocas son importantes las
siguientes:

 Calizas Orgánicas (Biomicrita o Bioesparita)

Son calizas formadas por la acumulación de restos orgánicos, principalmente calcáreos,


que no han sido transportados previamente. Existen numerosas variedades según el
constituyente principal: calizas de algas, calizas coralinas, etc. Estas calizas fueron
creadas por la acción de plantas y animales que extraen carbonato de calcio del agua, el
cual es posteriormente incorporado a su esqueleto y cuando el organismo muere, este
carbonato de calcio preservado se acumula. Los arrecifes coralinos de hoy, de algas,
moluscos y corales, constituye la materia prima de tales acumulaciones.

 Calizas Cristalinas (Micritas)


Son calizas de grano sumamente fino de carbonato de calcio (calcita microcristalina)
depositado químicamente como lodo en lagos y mares. La pricipitación inorgánica de
carbonato de calcio puede producirse por cualquier fenómeno que reduzca el contenido
de anhidrido carbónico del agua, como una disminución de la presión o el incremento de
temperatura por ejemplo. Los pequeños cristales se presentan enérgicamente
entrelazados, como en el caso de las rocas plutónicas, ensamblados de tal manera que
quedan muy pocos poros intergranulares visibles.

 Dolomitas y Calizas Dolomíticas.


Formadas a partir de calizas o lodos calcáreos no consolidados y alterados; compuestos
por un carbonato doble de magnesio y calcio.

 Margas Son calizas que contienen cantidades importantes de arcilla.


 Lidita.
Esta roca silícea se presenta de dos maneras: en forma de sedimentos compactados de
ópalo, calcedonia y cuarzo criptocristalino o microcristalino, en cuyo caso se trata de
la variedad llamada Chert; o como Flint que consiste en módulos de calcedonia y cuarzo
criptocristalino frecuente en calizas y lutitas. También el Flint como el Chert provienen de
caparazones y precipitados químicos silíceos.

 Pläner

Esta roca abundante en secuencias sedimentarias el cretáceo en Colombia, corresponden


a liditas contaminadas con arcilla.

 Evaporitas:

Rocas sedimentarias que contienen sales solubles de precipitación formadas por


evaporación. Las rocas más comunes de este tipo son el yeso, la anhidrita (sultafo de
calcio hidratado y no hidratado, respectivamente) y la sal común .(cloruro de sodio).

En la Tabla 5.VIII se presenta la clasificación de las rocas sedimentarias, donde se


destacan algunas características mineralógicas y de importancia en ingeniería de mucho
interés.
2.6.2 Formas de Yacimientos
Las rocas sedimentarias en el momento de su formación forman estratos o capas las
cuales posteriormente se pliegan para formar montañas de plegamiento. Las capas
presentan diferente espesor y composición lo cuan desde el punto de vista de ingeniería
se traduce en marcar contrastes de rigidez o ductilidad, permeabilidad y resistencia. Los
buzamientos de las capas son variables pero en general entre más jóvenes, los estratos
tienen inclinaciones más suaves y en general están menos deformados.

La estratificación constituye la forma de yacimiento básico de las rocas sedimentarias,


es decir, la disposición de éstas en estratos o capas superpuestas, con espesor y litología
relativamente uniforme. La separación entre estratos puede definirse por la presencia de
granos minerales de diferente composición o tamaño, o cierto tratamiento del tope o la
base de cada estrato, adquiridos en los breves intervalos en que se interrumpe el depósito;
tales como ligera oxidación o la impregnación de sales ferruginosas.

Los estratos son originalmente horizontales pero pueden ser algo inclinados en los bordes
de las cuencas, donde además se pueden acuñar o ser lentiformes. Su espesor es muy
variable; en el caso de que no sobrepasen un centímetro de espesor se les denomina
“laminas”. Los shales o alguna areniscas con muchas laminas, se describen como rocas
laminadas.

 Estructura Interna
En un estrato los fragmentos minerales alargados o planares de las rocas clásticas (micas
o hidromicas por ejemplo), pueden tener una cierta orientación preferencial, o presentar
microestratos, es decir capitas muy delgadas en disposición paralela. Cuando estos
microestratos se presentan en posición oblicua respecto de la disposición paralela
general, se dice que el estrato posee estratificación cruzada.

En la superficie de algunos estratos se observan huellas que esculpen las olas o marcas
de oleaje; en otros, vestigios del secado o grietas de desecación.
Tabla 2.2.8 Clasificación de las Rocas Sedimentarias
Tamaño de
Nombre de la roca Material no consolidado Características de ingeniería
partículas

Fragmentos
CONGLOMERADO Detritos de cuarzo y
64 mm. Redondeados La calidad de las areniscas y los conglomerados
fragmentos de roca
A es mejor en la medida que estas rocas estén mejor
tamaño grava,
2 mm. Fragmentos cementadas (cemento
BRECHA cementados
Angulosos silíceo/calcáreo/ferruginoso), posean mayor
proporción de granos de esqueleto/matriz y
Detritos de cuarzo y otros minerales mejor empaquetamiento (si los granos del
ARENISCA
tamaño arena cementados esqueleto componen más de 2/3, hay
2 mm.
ARENISCA CUARZOSA A Cuarzo predominante entrabamiento). Las areniscas son de mejor
ARENISCA ARCOSICA 0.06 mm. Cuarzo y feldespato Na-Ca > 25% calidad mientras más antiguas
ROCAS SEDIMENTARIAS CLÁSTICAS

Fragmentos de roca, cuarzo y


GRAWACA feldespato Na - Ca > 10%
ARCILLOLITA
(Partículas de limo y láminas de arcilla consolidadas -

LODOLITA

LIMOLITA

Baja consolidación

Limo - arcilla
diagenética < 10%
 Aumenta la consolidación diagenética

láminas

Arcilla

Limo
La calidad de las lutitas es mejor mientras mayor
0.06 mm a
sea la consolidación diagenética. Las más
0.002mm
consolidadas son más resistentes. La laminación
cementadas)

SHALE LODOSO
LUTITA

de estas rocas produce direccionalidad de las


ARCILLOSO

LIMOLITA

Alta consolidación propiedades mecànicas. Su durabilidad depende


SHALE

Limo - arcilla
diagenética > 10% de la calidad del cemento. Las más antiguas
< 0.002
láminas están por lo general más consolidadas.
mm Arcilla

Limo
Muy alta
consolidación Transición a
ARGILITA
diagenética. No metamor-fismo
laminada

CALIZA CLÀSTICA Clastos calcáreos Buena calidad si no contiene arcilla

CALIZA AFANÍTICA Cristales diminutos de calcita, restos de Son rocas de buena calidad; la variedad
QUÍMICAS Y ORGÁNICAS

CALIZA BIÓGENA esqueletos orgánicos, reemplazo afanítica constituye un excelente material


ROCAS SEDIMENTARIAS

DOLOMITA Y CALIZA DOL. de Ca por Mg en calizas de construcción si no posee impurezas


Precipitados silíceos de ópalo, Muy frágil y con frecuencia poroso; uso
CHERT (Lidita)
calcedonia y cuarzo afanítico. muy limitado; abrasivo
SAL
EVAPORITAS

Las propiedades geotécnicas de estas rocas son


YESO Concentración por evaporación del agua
poco conocidas. Son por lo general solubles
en el medio marino.
principalemente la sal.
ANHIDRITA
VARIEDADES DE

Mezclas de sílice y sedimentos finos; semejantes a las liditas pero de inferior calidad
PLÄNER
ROCAS SEDIMENTARIAS

MARGA Roca de composición y calidad intermedia entre la caliza y la lutita


OTRAS

Restos vegetales y orgánicos turba/hulla/lignito/antracita (De menor a mayor calidad)


CARBÓN
En la Tabla 2.2.9 se presenta una clasificación simplificada de las rocas sedimentarias.

Tabla 2.2.9 Clasificación simplificada de las rocas Sedimentarias.

Clasificación/ Proceso Ejemplos de rocas


Yacimiento

- Fragmentos (clastos): ▪ Si el tamaño de las partículas clásticas


SEDIMENTARIAS Fracción gruesa FG- 8 > es mayor de 0.06 mm (fracción gruesa),
0.06mm: de roca fresca o las partículas se litifican debido
Fracción Fina FF- 80.002 principalmente a que se aglutinan por
Estratos mm-0.06mm de roca un cementante. (Conglomerado,
Láminas descompuesta), a se brecha, Arenisca)
Lentes acumulan y se litifican
predominantemente por ▪ Si el tamaño de las partículas clásticas
cementación (FG) o por es menor de 0.06 mm (fracción fina),
consolidación diagenética las partículas se litifican debido
(FF) principalmente a que se consolidan
diagenéticamente (Diferentes tipos de
Precipitados químicos y lutita, ver Tabla 7)
orgánicos:

(1) Precipitados químicos - Calizas biógenas: biomicrita y


u orgánicos que se bioesparita o calizas cristalinas
acumulan y litifican micrita/( Carbonatads)
- Chert (silícea)

(2) Precipitados químicos


que se concentran a partir - Sal (Na Cl), Yeso (SO4.Ca.H2O ).
de una solución por - Anhidrita (SO4.Ca)
evaporación del solvente.

Algunos estratos principalmente de caliza o lutita poseen inclusiones irregulares


principalmente silíceas, llamadas nódulos o concentraciones locales del material
cementante que ha litificado un depósito, por lo general en forma esférica o de disco,
conocidas como concreciones.. Otro rasgo de estructura interna muy común en las rocas
sedimentarias es la presencia de fósiles, cuya lixiviación puede incrementar la porosidad
de algunas rocas, como ocurre en algunas liditas.
2.6.3 Algunos comentarios sobre la calidad y comportamiento de las rocas
sedimentarias en ingeniería
 Una arenisca con bajo grado de empaquetamiento y deficiente cementación, será
muy deleznable y su calidad muy reducida; si los granos están bien
empaquetados (mayor área de contacto entre sus partículas) y el cemeto mineral
es de buena calidad como el cemento silíceo y aún el calcáreo, estas rocas se
comportan mejor. El mayor grado de empaquetamiernto de los clastos se refleja
en una baja porosidad. El comportamiento de los conglomerados y las brechas
esta controlado por factores semejantes.
 Entre mayor es el grado de consolidación de las lutitas, éstas son más resistentes
y las variedades más laminadas que corresponden al shale, más débiles en la
dirección de las láminas.
 Las lutitas o rocas lodosas como también se les llama, son muy inestables el
excavaciones, principalmente en taludes de carretera.
 La durabilidad de las lutitas, está controlada por la calidad del cemento y la
proporción de arcilla. Las variedades menos arcillosas y cementadas con sílice o
aún calcita, corresponden a las de mejor calidad, como material de construcción,
ejemplo. Limolitas silíceas y algunos shales. Estas mismas son menos
expansivas y más estables en excavaciones, y fundaciones.
 Las calizas del tipo micrita, entre las rocas sedimentarias no clásticas, son las
rocas de mejor calidad entre las rocas sedimentarias en general. Compiten con
las diabasas (volcánicas) y con las cuarcitas (metamórficas masivas)
 Las calizas biógenas (biomicrita y bioesparita) son de comportamiento muy
variable, Además cualquier tipo de caliza contaminado con arcilla -en este caso
se denominan Margas - son de muy baja calidad en pavimentos y concretos, y
de comportamiento inestable en excavaciones y fundaciones. La mayor parte de
las calizas en Colombia son de este tipo.
 En fundaciones y excavaciones debe investigarse la posible presencia de tubos
o cavernas de disolución en calizas de zonas húmedas.
 Las liditas se comportan de una manera muy similar a las limolitas silíceas, si
bien estas rocas y algunas calizas pueden reaccionar con los álcalis de los
cementos causando el deterioro del concreto, en el caso de contener minerales
reactivos como ópalo y calcedonia.
 Entre las evaporitas la anhidrita es en general más resistente que el yeso y la
roca salina, ésta última la más débil. El yeso se disuelve más fácilmente que la
caliza: 2.100 mg de yeso se pueden disolver en un litro agua no salina, mientras
que solo 400 mg de caliza se disuelven en la misma condición, dando lugar en
ambos casos a huecos y cavernas, que favorecen fenómenos de subsidencia y
otros problemas.
 Cuando la anhidrita se hidrata y se convierte en yeso el volumen de roca se
incrementa en un 30 a 60%, ejerciendo una presión que se estima entre 2 y 70
MPa en un tiempo relativamente corto.
 La sal es la evaporita más soluble de todas y puede dar lugar a procesos de
subsidencia en el caso de algunos tipos extracción.

2.7 ROCAS METAMORFICAS


2.7.1 Origen
Cuando en cualquier tipo de roca operan cambios mineralógicos o estructurales de origen
natural, en estado sólido, se dice que están sujetas a metamorfismo. Las rocas
metamórficas se originan así a partir de otras rocas preexistentes, cuyos minerales
recristalizan, es decir, se transforman en nuevos minerales por efecto de grandes
presiones estáticas o dinámicas, severos aumentos de temperatura o acción de
soluciones magmáticas, suficientemente calientes para agilizar las reacciones químicas
de modo apreciable.

2.7.2 Tipos de Metamorfismo y rocas metamórficas


El metamorfismo es de tres tipos: Regional, de Contacto y Dinámico.

2.7.2.1 Metamorfismo Regional


En el metamorfismo regional, las rocas sepultadas en las raices de antiguas montañas,
son sometidas a drásticos cambios de presión y temperatura. La presión es de dos tipos:
la geostática que viene acompañada de aumento de temperatura y plastifica los minerales,
y la que se origina en presiones tectónicas, estas úiltimas desequilibradas que produce
reorientación de los mismos. como consecuencia se originan cristales orientados y
paquetes de rocas foliadas. Para entender este proceso es necesario comprender cómo
afecta a las rocas el incremento de presión y temperatura con la profundidad. De acuerdo
con la Tabla 2.2.10 se pueden considerar tres zonas:

Epizona: La presión de sobrecarga es mínima y si las fuerzas tectónicas desequilibradas


con altas, las rocas se fracturan y desmenuzan presentándose fenómenos de cataclasis.
En la parte inferior de esta zona, sin embargo, pueden presentarse foliación y
esquistosidad con rocas de bajo grado de metamorfismo

Mesozona: Debajo de la epizona las presiones desequilibradas de origen tectónico


producen un efecto muy significativo sobre la textura de la roca. Se rebaja el punto de
fusión de los minerales, los granos de cristales de la roca afectada se reorientan y se
alinean en la dirección de mínima presión. Se desarrolla así, la textura propia de los
esquistos y las filitas.

Catazona: Debajo de la mesozona, la temperatura es tan alta que las rocas se plastifican
y se crea una condición de presión uniforme cuasi-hidrostática y en esta condición, los
cambios metamórficos ya no son posibles.

Los fenómenos de metamorfismo regional parecen ocurrir en la Mesozona, a


profundidades entre 9.000 y 12.000 metros donde las presiones alcanzan 2.800 y 4.200
Kg/cm2 respectivamente, garantizando la fluencia plástica de las rocas afectadas. Entre
los fenómenos de fluencia se citan desplazamientos intergranulares, diminutos planos de
deslizamiento, reorientación de granos y crecimiento de cristales.

Tabla 2.2.10 Distribución de la presión y temperatura en zonas de metamorfismo


 Tipos de rocas de metamorfismo regional.
La mayor parte de las rocas de metamorfismo regional presentan planos de foliación
(pizarrosidad, esquistosidad o bandeamiento), dando lugar a la secuencia pizarra-filita-
esquisto-neis. Estas rocas se originan por metamorfismo regional de las lutitas y en
algunos casos de tobas. El neis también puede provenir de rocas feldespáticas del tipo
granito, conglomerado y arenisca. Otra roca metamórfica como la anfibolita proviene de
rocas ígneas básicas y sedimentos calcáreos.

En las pizarras los minerales de las lutitas se alinean y se reorganizan en una condición
más compacta, dando lugar a una roca laminada dura de grano muy fino. La filita se
asemeja a la pizarra, solo que los minerales son más grandes, los planos de foliación son
más gruesos y poseen un brillo satinado; los esquistos poseen una textura esquistosa en
la cual los cristales, también orientados, son más gruesos y en conjunto forman escamas;
finalmente el gneis es una roca de aspecto bandeado como consecuencia de una
segregación minral típica en la cual los silicatos oscuros y claros está separados en
bandas. En la pizarra, la filita el esquisto y el gneis la foliación imparte en la roca fuerte
anisotropía y direccionalidad de la propiedades mecánicas; en el gneis por otra parte, la
foliación es de bandeamiento y las rocas no son tan débiles a lo largo de esas estructuras
debido a su ondularidad y amplio espaciamiento. Para ilustrar algo la textura de las rocas
de metamorfismo regional en las Figuras 2.2.13 y 2.2.14 se muestran secciones delgadas
de esquisto y gneis.

Dentro de las rocas masivas, de metamorfismo regional, se cuentan la cuarcita,


proveniente de la ortocuarcita; el mármol, proveniente de la caliza; así como el esquisto
masivo y la granulita originadas principalmente a partir de rocas ígneas y sedimentarias.

2.7.2.2 Metamorfismo de Contacto


Se trata de una alteración por transferencia iónica que ocurre a altas temperaturas en el
contacto de las intrusiones con las rocas emplazadas. Durante este proceso, las
temperaturas varían entre 300 y 800ºC. Este metamorfismo se desarrolla en las últimas
etapas del proceso de formación de montañas a profundidades someras y es debido a las
soluciones hidrotermales residuales de la formación de las rocas ígneas.
Figura 2.2.13 Esquisto micáceo. El cuarzo (Qu) y la moscovita (M) se observan segregados en los
panos de esquistosidad. Rocas de este tipo son muy débiles en la dirección de las láminas,
especialmente cuando están descompuestas y la clorita o sericita son abundantes.

Figura 2.2.14. Neis. Presenta una textura bandeana. Bandas de cuarzo (Qu) y feldespato (F)
separadas por bandas de biotita (B) y hornblenda (H). Este tipo de rocas no son débiles a lo largo
del bandeamiento, a menos que el contenido de mica sea predominante.
Afecta una zona muy restringida llamada aureola de contacto con un espesor de unas
pocas decenas de metros, rodeando a los lacolitos y a los batolitos. Ciertas pizarras
llamadas moteadas y rocas corneanas de grano fino denominadas hornfelsa, pueden
observarse en las aureolas de contacto.

2.7.2.3 Metamosfismo Dinamico


Se trata de rocas formadas en las zonas de falla debido a fenómenos de fricción a alta
temperatura.

 Cataclasitas

Se trata de rocas desmenuzadas en zonas de falla, (catazona), sin ningún cambio químico.
Pasan gradualmente a milonitas que ya tienen un aspecto bandeado.

 Milonitas

Son rocas de grano fino producidas por cizallamiento y granulación extrema. Tienen un
aspecto de pedernal, son bandeadas y presentan pequeños filones donde se preserva la
apariencia de la roca original, embebidos en una matriz granulada, estas rocas no
experimentan ninguna transformación química.

 Filonitas

En estas rocas ya se observa una modificación química importante y se puede confundir


con la filita. Ofrece una textura sedosa proveniente de la mica y es untuosa a lo largo de
los planos de esquistosidad.

En la Tabla 2.2.11 se presenta y se comenta la clasificación de rocas metamórficas tanto


foliadas como no foliadas.

2.7.2 Algunos comentarios sobre la calidad y comportamiento de las rocas


metamórficas en ingeniería
 Desde el punto de vista de ingeniería la clasificación de las rocas metamórficas
en masivas y foliadas es de gran connotación. Las masivas se comportan de
manera muy similar a las ígneas plutónicas, en tanto que las foliadas se
comportan de manera algo similar a los shales y otras rocas sedimentarias
laminadas. Esto se debe, de una parte, al efecto desfavorable de la
direccionalidad en las propiedades mecánicas; por otra parte, las rocas foliadas
por lo general poseen minerales más débiles, como la clorita, el talco y la sericita.
 En la medida que mejor se desarrolle la foliación o esquistocidad las rocas
metamórficas foliadas son más problemáticas en ingeniería. Entre las rocas
metamórficas, las que poseen textura bandeada (gneis) para efectos de
ingeniería se pueden considerar masivas.
 La textura (fábrica) de las pizarras, filitas y esquistos se caracteriza por una
marcada orientación preferencial de los minerales. En particular las pizarras son
altamente fisiles y los esquistos talcosos, cloríticos y sericíticos son muy débiles
y sus planos de esquistosidad están espaciados alrededor de 1 milímetro. Como
materiales de fundación estas rocas responden de manera variable según el
grado de meteorización o degradación mecánica en zonas de falla.
 Por lo general el buzamiento de los planos de foliación es superior a los 50° y las
rocas metamórficas en general están expuestas en valles de laderas abruptas.
Los cortes viales y otras excavaciones en tales valles son por lo general
inestables.
 La textura del neis es bandeada y esta roca se comporta de manera similar al
granito salvo si posee mucha mica en cuyo caso su calidad desmejora.
 La cuarcita y la hornfelsa son rocas metamórficas masivas de comportamiento
similar al resto de rocas con fábrica cristalina masiva.
 Finalmente el marmol se asemeja en comportamiento al de otras rocas
carbonatadas.
 Cuando los planos de foliación son verticales o muy inclinados y se orientan en la
dirección de la máxima pendiente de las laderas, es muy probable la ocurrencia
de flujos canalizados y avenidas torrenciales. (carretera Bogotá-Villavicencio, por
ejemplo)
 Como materiales de construcción el comportamiento de las rocas metamórficas
masivas es bueno; apenas aceptable si son foliadas. En este último caso en la
trituración se produce un alto porcentaje de partículas alargadas y / o planas.
Tabla 2.2.11 Clasificación de las Rocas Metamórficas
Proveniente de acción magmática, incremento en profundidad o fricción en zonas de
AGENTES Calor esfuerzo o falla.
Estática o equilibrada por sobrecarga; dinámica o desequilibrada por presiones
Presión
diastróficas.
Fluidos químicamente activos
Cambios mineralógicos en el contacto de intrusiones.

Baja temperatura / epizona: La presión desequilibrada puede ser muy alta. Alta
temperatura / mesozona: Presión desequilibrada alta.
Muy alta temperatura / catazona: Presión hidrostática.
REGIONAL
TIPOS

[R]
En la mesozona la presión desequilibrada rebaja el punto de fusión de los minerales e incrementa su solubilidad.
(Recristalización: desarrollo de cristales en la dirección de mínima presión: Esquistocidad)

CONTACTO Reacciones químicas en las aureolas de contacto, es decir, las zonas en contacto con intrusiones (100 m.
[C] Aprox.)
NOMBRE DE
COMPOSICIÓN Y TEXTURA CARÁCTER
LA ROCA

Roca homogénea de grano fino; en algunos casos presenta vestigios de la


PIZARRA [R]
estratificación original mostrando trazas de ésta a través de los planos de Se exfolia con mucha facilidad en
foliación; color gris / negro (material carbonoso), rojo / púrpura (óxidos de láminas muy delgadas de aspecto
PIZARRA
hierro y manganeso), verde (silicato ferroso). mate. Son inestables en
MOTEADA
Se forma generalmente por metamorfismo regional a partir de lutitas y excavaciones.
[C]
tobas.

Semejante a la pizarra pero con brillo lustroso y grano algo más grueso;
Exfolia en láminas más gruesas;
ROCAS FOLIADAS

FILITA [R] generalmente poseen clorita, sericita, cuarzo y moscovita; tono verdoso.
lustrosas.

Excelente clivaje a lo largo de planos


Esquistos cloríticos: Color verde; grano grueso; deriva de basaltos,
paralelos con superficies planares a
andesitas, tobas y pizarras, gabros y otras rocas ferromagnesianas.
veces replegas, lo cual tiene gran
Esquistos micáceos: Ricos en mosvcovita, cuarzo y biotita; color claro y
ESQUISTO influencia en la direccionalidad de su
aspecto brillante. Provienen de pizarras, tobas, arcosas y riolitas.
[R] resistencia.
Esquistos grafíticos: Ricos en grafito. Provienen de pizarras carbonosas.
Los esquistos en general poseen baja
resistencia friccionante a lo largo de sus
planos de foliación.

Roca bandeana (segregación mineral) de grano grueso; sólo si poseen alto


contenido de mica se puede considerar como roca foliada. Provienen de El bandeamiento de estas rocas hace que
NEIS [R] rocas feldespáticas de grano grueso como granito, gabro, conglomerado y en la práctica se comporten como rocas
arenisca; o por alto grado de relativamente masivas.
matamorfismo en la secuencia pizarra / esquisto a partir de lutitas.

ANFIBOLIT Roca metamórfica foliada compuesta de hornblenda y plagioclasa; a partir Al igual que al neis, se le puede
A [R] de rocas ígneas básicas y sedimentos calcáreos considerar masiva.
Las rocas de este grupo son por lo general
masivas y resistentes debido a que se
MASIVAS

Esquisto cuarzo - feldespático de grano grueso, de alto grado de exfolian y a que sus cristales están, por lo
ROCAS

ESQUISTO
metamorfismo; esquistosidad poco desarrollada. Provienen de ígneas y general, bien entrabados. Las de carácter
MASIVO [R]
sedimentarias. básico
son más degradables por acción del
clima.
GRANULITA Semejante al anterior pero sin mica ni hornblenda. Si contiene piroxeno
[R] presenta coloración verde olivo o marrón por alteración.
CUARCITA
Roca metamórfica cuarzosa con textura entrabada muy firme.
[R]
MÁRMOL
[R] Roca metamórfica calcárea con textura entrabada; dura pero frágil.

HORNFELS Rocas corneanas de grano fino, formadas en las aureolas de contacto de


A [C] rocas plutónicas como granito, granodiorita y cuarzodiorita