Sei sulla pagina 1di 8

Introducción

En los árboles familiares se viven dramas familiares, que en la mayor


parte de los casos se guardan en secreto debido a una fidelidad
familiar inconsciente. En la mayoría de los casos, serán las madres
quienes mantengan y guarden ese secreto para salvaguardar la
fidelidad familiar y de esta manera proteger al clan. Estos secretos
suelen ser de asesinatos dentro de la familia, suicidios inesperados o
que dejan una mancha familiar, enfermedades que ensucian la imagen
familiar, herencias, ruinas, violaciones, incestos, hijos con retraso
mental, abortos provocados, hijos ilegítimos, abandonos, hay una lista
muy amplia de situaciones que se han podido producir en la historia
familiar y que han generado un drama para la familia y por ello, se ha
tratado de mantener en secreto para proteger la imagen del clan.

En realidad es una protección inconsciente ya que en realidad, como


todo es información y la información es energía, la energía no se
puede destruir, sino que se transforma. De tal manera que cuando
muere un familiar que forma parte de ese secreto o drama familiar,
como dicha información no puede desaparecer, se pasará dicha
información o memoria genealógica a otro familiar de las siguientes
generaciones. Nacerá un niño en el árbol familiar para aliviar ese
drama familiar y normalmente al niño le podrá afectar en diferentes
niveles, como pueden ser a nivel psicológico, emocional e incluso
físico (a través de una enfermedad o de unos síntomas físicos).

El nivel de influencia de este hecho sobre este niño dependerá del tipo
de secreto y de cómo lo haya vivido la familia. Incluso, muchas veces
podemos estar viviendo situaciones de relaciones de pareja “tóxicas”,
pero que hay algo interior que no nos permite dar el paso para dejarlas
o vivir situaciones con problemas económicos de forma repetitiva o
situaciones que muchas veces denominamos “de mala suerte” en
nuestra vida. En realidad, al vivir estas situaciones lo que estamos
haciendo es, en cierta manera, reparar ese drama familiar o incluso
denunciar al árbol que algo ha sucedido y que hay que sacarlo a la luz.
Aunque haya fallecido ese familiar, en realidad, aún sigue ese drama
en la familia a nivel inconsciente.

Estas situaciones que podemos estar viviendo, provienen en un gran


porcentaje de ese drama familiar. Pero también puede ser que haya
un porcentaje de esa vivencia que también pueda ser nuestra y en la
que hay detrás una enseñanza que nos aportará mucho en nuestro
desarrollo interior. La simple toma de conciencia del secreto o drama
familiar produce cambios importantes en la salud psíquica, emocional
y física de la persona.

Otras veces, tiene también que realizar cambios en su propia vida en


función del porcentaje que sea propio y en esa parte ya no es algo
transgeneracional.

De todas maneras, la propia resolución de la parte transgeneracional


va a ayudar a la persona, ya que el árbol le dará una información que
podrá integrar y le guiará en su propio proceso personal. Aun así, la
decisión de cambiar o no, es personal y depende de uno mismo.
Datos que necesitas para hacer
nuestro árbol Genealógico
Tipos de Personajes
Uno de los aspectos que más nos ayudan en biodescodificación es el
análisis del árbol genealógico, lo que nosotros
llamamos Transgeneracional pero viene a ser el arte de estudiar como
nos influyen las historias que vivieron nuestros antepasados.

En todas las familias se han vivido historias o dramas que la propia


familia no puede resolver y cuando esto ocurre, lo que suele hacer es
pasarle la historia a otro miembro de la siguiente generación, para que
así ese conflicto pueda ser resuelto. Todo esto, por supuesto ocurre a
nivel inconsciente y con una intención positiva.

En nosotros, el día en que somos concebidos y con nuestro


nacimiento, se unen las líneas familiares de nuestro padre y de
nuestra madre y a través de las primeras células que somos, nos es
pasada muchísima información de todo lo que ha vivido nuestra familia
hasta este momento. Todo esto es información que tenemos y que
está operando continuamente a nivel inconsciente. Así es como nos
podemos encontrar viviendo historias, que a pesar de que las estemos
viviendo nosotros en nuestra propia piel, no tienen que ver con
nosotros, sino con un antepasado nuestro con el que de alguna forma
estamos relacionados.
Aquí llegamos a un punto interesante, que es el de saber qué quiere
decir estar relacionados… puede ser por ejemplo que tengamos el
mismo nombre, o que esa persona sea nuestro padrino, o que
tengamos su misma profesión, o que en el aspecto físico nos
parezcamos mucho o que mucha gente nos diga: es que haces
gestos, o hablas o tienes un carácter tan parecido a ese familiar
Y algo que también nos da muchas pistas son las fechas, si has
nacido exactamente el mismo día que un familiar, solo por esto ya
estáis relacionados, lo mismo ocurre si la fecha de su muerte coincide
con la de tu nacimiento, y también si la fecha de concepción de uno
coincide con la de nacimiento o muerte del otro. En todos estos casos
decimos que somos dobles, y eso significa que uno, el más joven,
lleva la historia de su ancestro y va a tratar de reparar el drama que
por lo que sea, no se pudo resolver en su momento.
Cuando hablamos de dramas vividos en la familia pueden ser infinidad
de situaciones, puede haber temas de incesto, de violaciones, temas
de dinero, de accidentes, de guerras, de negocios sucios, historias de
abusos, de enfermedades a vergonzantes, de muertes imprevistas, de
infidelidades, de abandonos, de hijos ilegítimos o no reconocidos, de
suicidios, de enfermedades mentales, en realidad un conflicto puede
ser cualquier situación en la que la persona entra en una falta de
coherencia, de armonía y esto es siempre subjetivo, es decir que
depende de cómo sea vivido por la persona.
Un conflicto es una historia que ha dejado a la persona
bloqueada, anclada en una determinada situación, y no ha podido
seguir, terminar, digerir, resolver… y parece lógico entonces que lo
que hay que hacer entonces es terminar esa historia para que
podamos avanzar. Porque la magia de este trabajo es que uno se
libera a uno mismo y a la vez está liberando a su familia, a los que nos
han precedido y sobre todo a nuestros descendientes, así que sanar el
árbol es un trabajo que siempre merece la pena.
Por ejemplo, una mujer es alérgica al agua desde que era
pequeñita, no bebe agua, cuando se lava pone un poco de agua en un
guante y se lava así, nunca frega los platos, ni puede ir al mar… un
día decide hacer una consulta y no encuentra nada que explique este
síntoma, así que se explora el árbol genealógico. Ella se llamaba igual
que una bisabuela, su fecha de nacimiento correspondía con la fecha
de fallecimiento de esta bisabuela, ella es pues un yacente de esta
bisabuela y el drama de esa bisabuela es que se suicidó en el agua.