Sei sulla pagina 1di 15

“Impronta”

Guadalupe Mendívil Escalante, Luisa Yanel López Vega y Ramón Ángel


Tirado Vásquez

Universidad de Sonora
Departamento de Psicología y Ciencias Sociales
Impronta 2

“Impronta”
Guadalupe Mendívil Escalante, Luisa Yanel López Vega y Ramón Ángel Tirado Vásquez
Universidad de Sonora
Departamento de Psicología y Ciencias Sociales

Resumen

A lo largo de este trabajo se estarán desarrollando varios temas y conceptos para obtener

una mejor información sobre qué es impronta.

El objetivo de este trabajo consiste en ofrecer información detallada con relación al

concepto de impronta para aprender a identificar correctamente la presencia de este tipo de

conducta de aprendizaje y respuesta al momento de presenciar y analizar la interacción

específica aquí desarrollada.

Palabras clave: impronta, aprendizaje, conducta, instinto, período crítico.

Impronta es un proceso en determinadas fases de aprendizaje o en determinados

períodos de la vida (Lorenz, 1935).

Es importante entonces definir aprendizaje el cual es entendido como un proceso

por el que se adquiere la capacidad de responder adecuadamente a una situación que puede

o no haberse encontrado antes y que pueden conducir al cambio latente de conducta a

través de la experiencia (Dorsh, 1991).

Teniendo en cuenta que el aprendizaje está ligado a la conducta creemos que es

importante definirla por lo tanto podemos definirla como la actividad física de un


Impronta 3

organismo vivo, observable en principio por otro individuo a diferencia del curso de la

actividad psíquica interior (Dorsh, 1991).

Y por último definiremos instinto que se entiende como un modo de reaccionar

organizado y relativamente complejo, característico de una especie determinada y que ha

sido adaptado filogenéticamente a un tipo especifico de situación ambiental, sin recurrir a la

experiencia o al aprendizaje (Warren, 1998).

El fenómeno fue primeramente observado por Heinroth en 1911, pero el término fue

acuñado y popularizado por Lorenz en 1935, según lo establecen Fabricius en 1966, Lorenz

y Leyhaussen en 1971.

La impronta, aunque conocida con anterioridad, y aplicada a los animales, fue K.

Lorenz quién la estudió, analizó y explicó a través de la observación de la conducta animal.

Actualmente es un concepto fundamental en la psicología moderna, puesto que designa un

mecanismo que se supone se encuentra en la base de todos los procesos psicológicos

dirigidos al aprendizaje social, psicobiológicos y de los procesos primordiales.

Entre los años 1940 y 1950, Konrad Lorenz describió cómo las patos crías que

nacieron en su jardín de Altenberg lo tomaron como "madre pata", siguiéndolo a todas

partes. Los ánades nacen con una "disposición" a considerar "madre" al animal o artilugio

que se mueva de un modo concreto y a una determinada distancia. Esta "programación

genética" desenlaza una serie de comportamientos que favorecen la protección de las

críasal amparo de sus progenitores.

Observando esto Lorenz, realizó múltiples experimentos con gansos y ándanes

donde teniendo en cuenta que, en condiciones normales, el primer objeto en movimiento


Impronta 4

que ve una cría es su madre, Lorenz entonces, empollaba gansos en una incubadora para

que así él fuera el primer objeto en movimiento que vieran. A partir de ese movimiento las

crías lo siguieron, incluso reaccionaban a su llamado como si fuera su madre. A esta

reacción le denominó Importa. Ésta última es una huella indeleble que se adquiere en

épocas muy tempranas y que permanece de forma estable, conformando una serie de

hábitos y conductas para el resto de la vida. Fue usado originalmente para describir

situaciones en las cuales un animal o persona aprende las características de algún estímulo,

el cual se "impronta" en el sujeto.

Podemos encontrar entonces dos tipos de definiciones de impronta la psicológica y

la biológica, entendiendo la primera como una influencia formativa y modeladora

persistente que ejercen sobre el hombre y los organismos vivos en general las influencias

perdurables. Y en biología es mejor conocida como etología, la cual el mismo Lorenz

definió como un proceso en el cual existen determinadas fases de aprendizaje o en

determinados períodos de la vida.

Lorenz, decía que la impronta era un proceso único que no tenía felación con el

aprendizaje; que era irreversible, y que jugaba un papel determinante en la conducta sexual

y social adulta del organismo, Sin embargo, varios investigadores han obtenido

conclusiones un tanto diferentes.

Fabricius en primer lugar indica que él y Boyd en 1954, estudiaron el fenómeno y

encontraron que no es irreversible; que de ninguna manera es una regla que la impresión

influya directamente en el ulterior comportamiento sexual, y que se trata de un fenómeno

de aprendizaje asociativo (Fabricius, 1966).


Impronta 5

Por otra parte, Leyhaussen dice que se trata de un tipo de aprendizaje pero que se

diferencia del normal en que no puede modificar lo aprendido, o solamente se logra hacerlo

con las mayores dificultades; en relación con el período crítico o ímprontable señala que el

proceso sólo es posible durante un período determinado de desarrollo (Lorenz y

Leyhaussen, 1971).

Es importante mencionar que la impronta es un caso de interrupción el cual puede

ser explicado como la forma más simple en la que se construye una organización

psicológica que consiste en la ocurrencia de un estímulo Ex en condiciones generales de

estimulación Eyx. En términos generales, Eyx indica la “situación” en que se presenta Ex, y

respecto de la cual su presencia es contingente. Dicha “situación general” se refiere a un

conjunto no específico de objetos que serán contextualizados y, por tanto, a las actividades

de orientación, aproximación y contacto que pueden ser dirigidas hacia ellos. En otras

palabras, Eyx representa una situación general de estimulación integrada por múltiples

objetos y dimensiones, cualquiera de la cuales (o varios de ellos) pueden fungir,

funcionalmente, como la condición de la presencia de Ex, y por tanto, ser condicionados

por él en cuanto a la forma en que “modulan” la actividad del organismo. Es evidente que

en el caso de interrupción no es posible determinar a priori el objeto de estudio que es

contextualizado, ni las características de las actividades que dependen en forma directa de

sus propiedades fisicoquímicas (Ribes y López, 2012).

Características

1.- Un período de tiempo específico, o período crítico, en el que el aprendizaje ha

de tener lugar.
Impronta 6

2.- Un contexto específico, normalmente definido por la presencia de un estímulo

señal específico.

3.- Una relación entre el aprendizaje para que el animal recuerde sólo un estímulo

específico, como el olor e ignore otros que parecían más relevantes.

4.- No hace falta ningún tipo de recompensa (refuerzo positivo), para que el animal

recuerde lo aprendido.

Tipos de estudios en impronta

Los tipos de estudios en impronta son de carácter genético, filial, auditivo, olfativo,

táctil y sexual.

Impronta genómica

Se denomina impronta genómica a la expresión diferente de algunos genes en función del

sexo del progenitor del que han sido heredados. La mitad del material genético de cada

individuo es de origen paterno y la otra mitad materno. Para el desarrollo correcto es

necesaria la presencia del DNA procedente de ambos progenitores. El genoma heredado de

la madre parece ser más importante para el desarrollo fetal, mientras que el heredado del

padre es más importante para el desarrollo de los tejidos extraembrionarios. Esto se ha

puesto de manifiesto en varios experimentos con ratones, en los cuales uno de los dos

pronúcleos del zigoto era reemplazado por otro, haciendo que en unos casos todo el

material genético proviniera de progenitores varones y en otros casos de progenitores


Impronta 7

hembras. Aquellos zigotos que tenían dos pronúcleos maternales (zigotos ginogenéticos)

formaban embriones con un crecimiento relativamente bueno, pero con placenta pequeña.

Sin embargo, los zigotos cuyo material genético provenía de dos progenitores masculinos

(zigotos androgenéticos) tenían placentas relativamente normales, pero con un desarrollo

embrionario pobre. La diferente contribución al desarrollo del material genético materno y

paterno también se evidencia en los zigotos triploides (69 cromosomas). Cuando 46

cromosomas son de origen paterno y 23 de origen materno tienen placentas sobre

desarrolladas con molas parciales y, ocasionalmente, fetos relativamente normales con

microcefalia. Pero cuando los zigotos triploides contienen el doble de cromosomas

procedentes de la madre que procedentes del padre la placenta es pequeña y no quística y el

feto, cuando está presente, tiene retraso en el crecimiento y macrocefalia.

La mayoría de los genes de nuestro genoma se expresan desde sus dos alelos, el

materno y el paterno. Sin embargo, algunos genes se expresan exclusiva o

predominantemente en sólo uno de ellos, es decir, uno de sus alelos no se transcribe.

Somos, por tanto, hemicigóticos para esos genes, como ocurre con los genes del

cromosoma X en el varón que están en una sola copia. Estos genes, que no se expresan, se

dice que están marcados o “improntados” y a este fenómeno se le denomina impronta

genómica o marcaje genómico. La impronta genómica es un mecanismo de regulación

genética por el cual existe un comportamiento distinto de cada alelo de un gen en función

de su origen parental. El marcaje ocurre antes de la fertilización, tiene lugar durante la

producción de las células germinales masculinas o femeninas, de modo que después de la

concepción los genes no se expresaran en el alelo que éste marcado (el paterno o el

materno). Estos genes estarán marcados o no según hayan sido heredados de la madre o del
Impronta 8

padre. La impronta puede borrarse, ya que un mismo gen en unas generaciones puede ser

heredado del padre y en otras de la madre (Moreno & Barreiro, 1998).

Impronta filial

Descrita por primera vez por K. Lorenz, ha sido reportada en varias especies de

aves, peces, insectos y animales domésticos como cabras, caballos y perros. Este tipo de

impronta está asociada a la visión del individuo y consiste en que el recién nacido o

eclosionado reconoce y sigue al primer objeto o ente que observa.

Impronta auditiva

Involucra el aprendizaje de los sonidos, siendo los padres quienes funcionan como

un detonante de la memorización durante un periodo crítico. Experimentos con aves

demuestran que quienes permanecieron junto a sus padres desarrollaron cantos más

armónicos que aquellas quienes nunca escucharon a los padres durante un periodo crítico

de memorización y que después tuvieron la oportunidad de hacerlo, produciendo sonidos

solo con elementos básicos innatos que tuvieron que ser aprendidos por ensayo y error

(Keeton & Gould 1986).

Impronta olfativa

Juega un papel muy importante en la ecología y reproducción en los salmones del

pacífico los cuales regresan al sitio donde fueron incubados nadando a través de diferentes

tipos de hábitats (océanos, lagos, ríos) y son capaces de reconocer el sitio donde nacieron

por su olor. Su filopatría es el resultado de estrategias de reproducción asilada y

características de hábitat especiales para el desove (Dittman & Quinn 1996). En abejas la
Impronta 9

impronta olfativa juega un papel importante en los individuos encargados de buscar

alimentos.

Impronta táctil

Una impronta táctil resulta del reconocimiento por contacto entre individuos, como

el que se establece entre la madre e hijo humano a través de la succión del pezón. Madres

que tienen el pezón plano alimentan inicialmente a su bebé con una pezonera de por medio,

cuando el pezón mejora en su forma pasado un tiempo el bebé rechaza el pezón, pero

continua alimentándose sin ningún problema por medio de la pezonera (Saladrigas 2001).

En cachorros de perro, la impronta táctil o termocepción ocurre por el calor que ofrece la

madre a los cachorros.

Impronta sexual

Se refiere a las características sexuales por las que un individuo tendrá preferencias

en su comportamiento reproductivo seleccionando a su pareja con base en las

características fijadas tiempo después del nacimiento o eclosión. Un ejemplo que muestra la

clara preferencia de características fijadas en la impronta sexual le ocurrió a Lorenz con la

grulla “Tex”, criada en cautiverio e inseminada artificialmente, esta rechazaba la pareja que

le fue impuesta para estimularla a poner los huevos a través de una danza ritual, la puesta

ocurrió hasta que un humano realizó la danza con ella (Wallace et al. 1992).

Siguiendo los estudios con aves de Lorenz, se observó que cuando éstas alcanzaron

la madurez sexual, empezaron a dirigirle conductas de cortejo y aproximaciones sexuales.

La impronta sexual se ha descrito en otras aves aparte de los patos y las ocas. En un

estudio se constató que, si se crían machos de pinzón cebra junto con hembras de bengalí,
Impronta 10

dos especies próximamente emparentadas, al alcanzar la madurez sexual, los machos de

pinzón cebra manifiestan una clara preferencia por las hembras de bengalí. De todos

modos, en ausencia de hembras de bengalí, los machos se aparean con sus co-específicas.

Un estudio que se realizó posteriormente con pinzones cebra ayudó a entender por

qué la impronta sexual a las hembras de bengalí no es irreversible. Si cuando los pinzones

cebra se están aproximando a la madurez sexual no hay hembras de bengalí disponibles, a

quienes se improntaron en la 1era etapa de la impronta sexual, los jóvenes pinzones todavía

podrán improntarse a las hembras de su propia especie durante la fase de consolidación

(Oetting et al., 1995).

El efecto de la impronta sexual es más intenso en los machos que en las hembras.

Los machos se improntan al color del vientre de su madre y, cuando se convierten en

adultos, es más probable que elijan a parejas sexuales que tengan el vientre del mismo color

que su madre. Las hembras, sin embargo, no parecen tener preferencias consistentes por el

color del vientre de sus compañeros sexuales (Vos, 1995). Las hembras suelen tener en

cuenta una mayor cantidad de factores a la hora de elegir pareja sexual que los machos.

Patrones de acción

Otra contribución importante de los etólogos es el estudio de los patrones de acción

fija. Estos son, los conjuntos de respuestas fijas y estereotipadas que son comunes a una

especie en particular y que la hacen diferente de otras.

Los etólogos consideran que tales comportamientos son producto de cierto

mecanismo de acumulación de energía (Fabricius, 1966) al que llaman mecanismo

hidráulico, y que les permite explicar al menos teóricamente, "lo centralmente codificado"
Impronta 11

y "lo innato", de tales procesos. No obstante que entre los etólogos no se han especificado

criterios para el establecimiento de clases de respuesta, se señalan las características del

patrón de acción fija, (P.A.F.), indicando que de estos se pueden distinguir cuatro aspectos

principales:

a) Su estereotipia, o la invariabilidad de la coordinación de sus movimientos, por lo

menos en lo que respecta a la "conducta consumatoria", ya que la "conducta apetitiva", se

acepta, puede ser modificada por aprendizaje.

b) La independencia del control externo inmediato. El patrón completo consta de

taxias y elementos inalterables; los últimos ocurren siempre, aún en ausencia de la

estimulación; las taxias pueden ser provocadas pero los elementos consumatorios de la

conducta no.

c) La espontaneidad de su ocurrencia en ausencia de estímulos específicos, como

una función del tiempo transcurrido desde su última evocación, se plantean como

evidencias de lo anterior, "las actividades de desplazamiento", y las "conductas en el

vacío".

d) La independencia del aprendizaje individual. En este caso se dice que un P.A.F.,

ocurrirá por primera vez en la vida de un organismo, sin que haya habido antes alguna

experiencia de aprendizaje. Trata de demostrarse esto mediante los experimentos de

privación.

Numerosos estudios realizados con posterioridad a los de Lorenz provocaron la

revisión de algunas de sus conclusiones, por ejemplo, el “período crítico” parece ser un
Impronta 12

“período sensible” privilegiado, pues en él las improntas son irreversibles en especial las de

corta duración.

El “periodo crítico” es una característica fundamental de la implantación, dado que

invariablemente hemos verificado su existencia e importancia. Por el contrario, en los casos

de aprendizaje asociativo nunca se han encontrado periodos críticos muy limitados durante

los cuales el animal sea extremadamente susceptible a los efectos de ciertos tipos de

experiencia.

Período Crítico

El “periodo crítico” es una característica fundamental de la implantación, dado que

invariablemente hemos verificado su existencia e importancia. Por el contrario, en los casos

de aprendizaje asociativo nunca se han encontrado períodos críticos muy limitados durante

los cuales el animal sea extremadamente susceptible a los efectos de ciertos tipos de

experiencia.

Interrupción

Es importante mencionar que la impronta es un caso de interrupción el cual puede

ser explicado como la forma más simple en la que se construye una organización

psicológica que consiste en la ocurrencia de un estímulo Ex en condiciones generales de

estimulación Eyx. En términos generales, Eyx indica la “situación” en que se presenta Ex, y

respecto de la cual su presencia es contingente. Dicha “situación general” se refiere a un

conjunto no específico de objetos que serán contextualizados y, por tanto, a las actividades

de orientación, aproximación y contacto que pueden ser dirigidas hacia ellos. En otras

palabras Eyx representa una situación general de estimulación integrada por múltiples
Impronta 13

objetos y dimensiones, cualquiera de la cuales (o varios de ellos) pueden fungir,

funcionalmente, como la condición de la presencia de Ex, y por tanto, ser condicionados

por él en cuanto a la forma en que “modulan” la actividad del organismo. Es evidente que

en el caso de interrupción no es posible determinar a priori el objeto de estudio que es

contextualizado, ni las características de las actividades que dependen en forma directa de

sus propiedades fisicoquímicas.

Su representación paradigmática es la siguiente

Figura 1. Representacion Paradigmatica de Interrupcion.

En donde Rnx representa cualquier forma de la actividad del organismo que

depende de la ¨situacion general¨ (Eyx), y de la naturaleza de al relacion Ex  Rx.

Parametros de interrupción:

1. Características generales de Ey ( forma, tamaño, iluminación, temperatura,

etc)

2. Topografía y naturaleza fisicoquímica de Ex.

3. Geografía de Ex relativa a un punto de referncia de Eyx.


Impronta 14

4. Intervalo Ex – Ex.

5. Duración Ex.

6. Intensidad de Ex.

7. Contacto topográfico de Ex.

8. Latencia de Rx.

9. Duración de Rx.

10. Geografía de Rn relativa a Ex. (Ribes y López, 2012).

Conclusiones

En este reporte ayuda para obtener una mejor percepción y entendimiento sobre lo

que es la impronta, gracias a los términos desarrollados en el reporte se pudo obtener una

mejor contextualización de todos los conceptos relacionados, como lo son sus tipos, el

concepto general de impronta y su relación con otros autores, entre otros, que se

desarrollaron previamente.

Nos ayuda para ser más hábiles al momento de leer conceptos científicos, y

comprenderlos de una manera más eficaz y efectiva.

Referencias

Dorsh, F. (1991). Diccionario de Psicología. España. Editorial Herder.

Eckhard, H. (1978). Improntación: experiencias tempranas y desarrollo psicobiológicos


de Los vínculos. México: Trillas.

Fabricius, E. (1966). La conducta de los animales. Argentina. Editorial Universitaria de


Buenos Aires.

Fried, G. (1990). Biología. México. McGraw-Hill


Impronta 15

Kantor, J.R. & Smith, N.W. (2015). La ciencia de la psicología Un estudio


interconductual. México: Universidad de Guadalajara.

Leyhausen, P. & Lorenz, K. (1985). Biología del comportamiento: raíces instintivas de la


agresión, el miedo y la libertad. México. Siglo XXI editores.

López, S. (1977). La psicología animal: sus métodos y la relevancia de su estudio.

Recuperado de http://www.redalyc.org/pdf/805/80590202.pdf

Warren, H. (1998). Diccionario de Psicología. México. Fondo de Cultura Económica.