Sei sulla pagina 1di 3

TALLER CASO PRACTICO RIESGO QUIMICO

NOMBRE

NRC

FECHA

La empresa SIGAR pagó entre 1980 y 1987 más de 3 millones de euros por los residuos (11.500
toneladas) procedentes de industrias químicas y metalúrgicas españolas y europeas, según un
informe de la empresa en 1987. Los residuos estaban allí, dice el informe, "sin conocimiento de las
características químicas, sin un adecuado almacenamiento que permita su identificación y
conservación inalterada".

La intención era reciclar esos residuos mercuriales en una planta que entonces no existía y que en
1987, cuando se detuvo la operación, había consumido 2 millones de euros sin haber entrado
todavía en funcionamiento. Tres años después, la planta ha tratado 250 toneladas de residuos y,
según el director de la empresa, podría procesar 1.000 toneladas al año en un futuro.

Los compuestos no reciclables se pasarán definitivamente a un depósito de seguridad.

La estrategia de SIGAR en la operación de compra de residuos era incentivar las ventas de


mercurio haciéndose cargo del problema de los clientes e incluso obtener beneficios por el
reciclado del metal.

Las presiones medioambientales (dado que es un metal pesado no degradable que se acumula en
el agua y los alimentos y puede llegar a concentraciones peligrosas para la salud) tienden a que
disminuya su consumo industrial. Ahora está en proyecto la construcción en la zona de una planta
incineradora de residuos industriales, con un coste superior a los 30 millones de euros. "El plan ha
sido presentado a los vecinos de la comarca y a las autoridades ambientales de la región, que son
las que decidirán finalmente si se lleva a cabo o no", explica el presidente de la empresa.

Sería una de las tres plantas previstas en el Plan Nacional de Residuos Tóxicos y Peligrosos, cuya
ubicación no se ha decidido ante el temor al rechazo de las poblaciones cercanas. Por su parte, el
secretario del comité de empresa de SIGAR, afirma sobre los residuos: "Queremos que se procese
lo que se pueda y que se entierre en condiciones el resto. Otra cuestión es el tema de la
incineradora, no para el mercurio, sino para residuos industriales de todo tipo. Nuestra postura no
es positiva ni negativa hasta tener la información necesaria sobre el impacto medioambiental de la
misma, su viabilidad económica y su repercusión en la generación de empleo".

Principales hitos relevantes de la situación:

Acaparar 11.ooo toneladas de residuos peligrosos de mercurio procedentes de la industria química


y de diversas aplicaciones (catalizadores, residuos de planta de cloro-causticas, residuos de
naturaleza orgánica de difícil composición, residuos procedentes de pilas y baterías gastadas,
residuos de carbón activo contaminados con residuos orgánicos/inorgánicos, etc.).

Estos residuos proceden principalmente de Europa, pero también llegaron del resto del mundo
(América y Asia principalmente).

El envase y el embalaje de los mismos eran inadecuada y favorecía el derrame y desprendimiento


en las operaciones de descarga y carga de los mismos.

Se almacenaron de forma indiscriminada a lo largo de zonas libre de las instalaciones de SIGAR.

Las zonas en las que se almacenaron de forma temporal no estaban impermeabilizadas.

Los residuos carecían de la información pertinente, correspondiente a la naturaleza tóxica y


peligrosa de los mismos. No venían provistos de la correspondiente Hoja de Seguridad. Se
desconocía la composición real de los mismos.

Estaban mezclados residuos de naturaleza inorgánica más fácilmente tratables con residuos de
naturaleza orgánica, cuya tecnología de tratamiento no estaba desarrollada.

La ausencia de esta tecnología obliga a encontrar una solución rápida de búsqueda de Depósito
de Seguridad para garantizar que este tipo de residuos se almacenen con garantía de seguridad,
tanto para la población como para el hábitat, fauna y flora próximos.

Los residuos tuvieron que ser “trasegados” desde el almacenamiento temporal de las
instalaciones de SIGAR a unas nuevas instalaciones en la que se iba a asentar la Planta de
Tratamiento de Residuos y el Depósito de seguridad. La distancia entre estos dos puntos es de 20
Km y la conexión es una carretera con muchas curvas, en un estado de conservación inadecuada y
junto a la cual hay un curso fluvial que en invierno lleva una corriente significativa y en verano se
reduce de forma considerable.

Este trasiego se llevó a cabo con ayuda de trabajadores de SIGAR que desconocían la naturaleza
tóxica y peligrosa de los productos que cargaban y descargaban y transportaban.

No contaban con los adecuados EPI’ s de protección para este tipo de actividad.

Esto supuso apariciones de erupciones cutáneas y otras afecciones significativas en los operarios
implicados en este proceso.

Desarrollo del caso práctico

Con esta información clave se le pide al alumno que realice una identificación de los riesgos
laborales más significativos, una evaluación de los mismos, aplicando para ello la metodología
desarrollada por el INSHT y se haga una propuesta racional de un plan de prevención y corrección
de los riesgos analizados. Se propone para la realización de este caso la configuración de una tabla
inicial en la que se refleje:

1. El riesgo, el factor de riesgo y las previsibles consecuencias del mismo.


ELEMENTOS RIESGO FACTOR DE RIESGO CONSECUENCIAS
SIGAR

2. El riesgo, la justificación de los datos de frecuencia y gravedad y el resultado final del


riesgo de acuerdo con la tabla de riesgos del INSHT.
RIESGO GRADOS PROBABILIDAD ESTIMACION
DE DEL RIESGO DEL RIESGO
DAÑO

3. Para cada riesgo identificado se proponga actuaciones de prevención y/o correctivas


adecuada en cada caso. Se debe completar con información de responsables, plazos de
actuación y estimación de los costes/inversiones asociados a las mismas