Sei sulla pagina 1di 6

“AÑO DEL DIALOGO Y LA RECONCILIACIÓN NACIONAL”

FACULTAD DE CIENCIAS DE LA SALUD


ESCUELA PROFESIONAL DE ENFERMERÍA

ESCUELA: ENFERMERÍA
CICLO: III
ASIGNATURA: RESPONSABILIDAD SOCIAL III
MODALIDAD: PRESENCIAL
N° DEL GRUPO: 2
COLOR DEL GRUPO: CELESTE
APELLIDOS Y NOMBRES DE LOS INTEGRANTES:
1. Castillo Orbegoso, Deisy.
2. Eugenio Delgado, Soledad.
3. Eustaquio Lázaro, Sonia.
4. Haro Castillo, Yajaira Karol.
5. Hernández Tirado, Sandra Pamela.
6. Ipanaque Guzmán, Patricia.
7. Mendoza Moreno, Shirley Areli.
8. Navarro Cerrón, Lucero Estefany.
9. Ponce Jara, Jessica.
10. Rodríguez Cabellos, Nadya.
11. Zamudio Ramos, Sandro.
12. Zavala Viteri, Laura.

TRUJILLO – PERÚ
2018
TITULO DEL PROYECTO: PROMOVIENDO EL CONSUMO DE ALIMENTOS
SALUDABLES PARA PREVENIR ENFERMEDADES QUE AFECTAN A LA
SALUD.
PROBLEMA: EL POCO CONSUMO DE ALIMENTOS SALUDABLES.
MARCO TEORICO:

ALIMENTOS SALUDABLES
¿QUÉ ES UN ALIMENTO?
Un alimento es toda sustancia o producto de cualquier naturaleza (animal, vegetal o
mineral), sólido o líquido, natural o transformado, que por sus características, aplicaciones,
componentes, preparación y estado de conservación se destina al consumo humano,
incluyéndose en esta definición los productos dietéticos en casos especiales de
alimentación humana. Los productos dietéticos son un tipo especial de alimentos que han
sido elaborados según fórmulas autorizadas, adecuadas para satisfacer necesidades
nutricionales especiales. (1)
Alimentos saludables es una de las inquietudes de las últimas décadas, la mayoría no
consume alimentos saludables, en estos tiempos modernos con la existencia de comidas
rápidas, comidas envasadas, jugos procesados, etc. Por eso la verdadera batalla contra las
enfermedades se debe luchar desde dentro y con soluciones a largo plazo. Tendemos a
buscar lo complicado, olvidando que lo más importante para vivir una vida larga y plena es
darle a nuestro cuerpo la gasolina adecuada. ¿Sabemos realmente lo que comemos?
Probablemente, no. Y es que es difícil estar seguros de lo que no podemos ver. El caso es
que cuando consumimos una pieza de fruta, junto con los provechosos nutrientes que
necesita nuestro cuerpo y nos beneficia a nuestra salud. Nuestro mundo nos provee de
miles de ingredientes cargados de los nutrientes necesarios para el buen funcionamiento
de nuestro organismo, pero entre todos esos alimentos hay algunos que se destacan por
su alto valor nutritivo. Los alimentos además de nutrir e incrementar energía vital, mejoran
el rendimiento intelectual y, por supuesto los estados de ánimos. (2)
Todos los alimentos son saludables cuando forman parte de una dieta equilibrada, siempre
y cuando cumplan con los requisitos básicos de seguridad y con las excepciones de las
alergias o de las intolerancias. Tradicionalmente, la ciencia de la nutrición ha estudiado las
necesidades del cuerpo humano en cuanto al aporte de productos a través de la
alimentación y ha ido estableciendo pautas dietéticas con el fin de que dicho aporte diese
lugar al mejor estado de salud. La ciencia de la Nutrición aporta los conocimientos
necesarios para elaborar dietas adecuadas a muy diferentes situaciones fisiológicas de
modo que se pueda mantener un buen estado de salud. Por ello, hay numerosos
nutricionistas y dietistas que defienden que no es necesario desarrollar alimentos de uso
específico para la salud ya que es suficiente con disponer de los alimentos tradicionales y
combinarlos en dietas equilibradas. Una parte de la población, más o menos numerosa
según los países, está de acuerdo con esta postura principalmente debido a las campañas
de las asociaciones de consumidores que se han posicionado en contra, poniendo en duda
la relación beneficio/coste de los alimentos de uso específico para la salud. Pero hay que
tener en cuenta que seguir una dieta equilibrada no es sencillo ya que requiere tener ciertos
conocimientos de Nutrición y de las propiedades y composición de los alimentos. Requiere
contar con el tiempo necesario para abastecerse de alimentos adecuadamente y de
voluntad y disciplina suficientes para poder seguir una dieta bajo parámetros correctos, con
continuidad. Además, ya se sabe que la dieta adecuada tiene componentes de
individualidad atribuibles a las características genéticas de cada persona. (3)
CLASIFICACIÓN DE LOS ALIMENTOS
En definitiva, se puede afirmar que el alimento constituye un sistema muy complejo,
formado por gran cantidad de componentes que presentan funciones diversas. Hoy día,
podemos realizar la clasificación de los alimentos utilizando diferentes criterios: Según su
origen y procedencia: en alimentos de origen animal y vegetal. Según su composición
mayoritaria en proteínas, lípidos y carbohidratos. Según su aporte energético: hipocalóricos
o hipercalóricos. Según sus funciones: energéticos, plásticos o estructurales y reguladores.
En la descripción que se realiza a continuación clasificaremos nutricionales, en dos grandes
grupos: de origen vegetal y animal. Alimentos de origen vegetal los alimentos, por sus
similares características.
- Alimentos de origen vegetal: Los alimentos, por sus similares características En
general, los alimentos de origen vegetal son especialmente ricos en agua, hidratos
de carbono y fibra. Tienen poca grasa, excepto los aceites y carecen de colesterol.
Aportan una cantidad moderada de una proteína de menor calidad que la de origen
animal, pero en absoluto menospreciable, y contienen prácticamente todos los
minerales (aunque en el caso del hierro, éste sea de escasa biodisponibilidad) y
vitaminas hidrosolubles. Entre las liposolubles, las vitaminas E, K y los carotenos se
encuentran en cantidades apreciables en algunos componentes de este grupo. Los
alimentos de origen vegetal carecen de retinol y vitaminas B12 y D. Los hidratos de
carbono de algunos alimentos (lentejas, patatas, trigo, maíz, arroz) se encuentran
principalmente en forma de almidón, un polisacárido formado por múltiples
moléculas de glucosa. En otros casos como las uvas, plátanos, cerezas, caña de
azúcar o remolacha azucarera, se almacenan en forma de mono y disacáridos o
azúcares sencillos. En guisantes o maíz los hidratos de carbono se encuentran
inicialmente como azúcares que van transformándose en almidón según van
madurando. De igual manera el sabor dulce de las zanahorias disminuye con el
tiempo, según va disminuyendo su contenido de azúcar. Por otro lado, el almidón
de frutas inmaduras como plátanos, manzanas o peras, se convierte en azúcar al ir
madurando dando un alimento dulce.
- Alimentos de origen animal: Se caracterizan por aportar proteína de elevada
calidad pues está formada por casi todos los aminoácidos necesarios para formar
las proteínas corporales. En general, tienen prácticamente de todo. Excepto
vitamina C, ácido fólico y carotenos que se encuentran en muy pequeñas
cantidades. Son pobres en hidratos de carbono (excepto la leche) y carecen de fibra.
Tienen, a diferencia de los alimentos de origen vegetal, colesterol, retinol, vitaminas
D y B12. (4)

CARACTERÍSTICAS DE LOS ALIMENTOS


Un alimento debe tener las siguientes características para el consumo humano: ser inocuo,
accesible, atractivo a los sentidos y contener los nutrientes adecuados. Características que
se describen a continuación: Inocuo: Los peligros de los alimentos que se consumen
pueden tener diversos orígenes desde la producción primaria, por manipulación o
almacenamiento inadecuados, en la preparación incorrecta en el hogar o en otros lugares
donde se consumen alimentos. (5)
PELIGROS Y ENFERMEDADES PRODUCIDOS POR LOS ALIMENTOS
Los alimentos contienen las sustancias nutritivas que necesita el ser humano para poder
vivir de una manera sana. Desgraciadamente, también pueden vehicular otras sustancias,
organismos o materiales que formen parte del mismo o hayan sido introducidas durante las
operaciones de procesado y que pueden llegar a ocasionarnos enfermedades, a veces
graves. Los alimentos contaminados por bacterias, virus, parásitos o sustancias químicas
nocivas causan más de 200 enfermedades, que van desde diarreas hasta cáncer y los
grupos de mayor protección son los niños, las embarazadas, los ancianos y los
inmunodeprimidos. Se considera un peligro a todo agente presente en un alimento o toda
condición biológica, física o química de un alimento que pueda causar un efecto perjudicial
para la salud a la persona que lo ingiera. Tradicionalmente se contemplan los peligros
físicos (radiaciones, objetos extraños), químicos (plaguicidas, contaminantes) y biológicos
(virus, bacterias, parásitos). (6)
ALIMENTOS SALUDABLES
- Verduras y hortalizas. Que sean frescas (de temporada, preferiblemente) y se
cocinen en casa: "La clave está en que la gente cocine lo que come, si tiene que
cocinar tiene que comer comida de verdad, tiene que comprar fresco", apunta
Revenga. Son los tomates, lechugas, cebollas, zanahorias, repollo, brócoli,
calabacín, berenjenas, calabazas... Las patatas no se consideran frutas ni
hortalizas. En este caso, la OMS recomienda para verduras, hortalizas y frutas una
ingesta mínima de 400 gramos diarios (cinco piezas o porciones).
- Frutas. En este apartado se incluyen de todo tipo, de temporada y frutas tropicales.
Aquí hay dos excepciones: beber un zumo de fruta no es lo mismo que comer la
fruta, del mismo modo que la mermelada de fruta tampoco equivale a una ración de
la misma. "El zumo aporta más calorías, menos fibra, menos saciedad y la
posibilidad de tomar 'más de la cuenta' es mucho mayor", explica Revenga.
- Cereales integrales. Aquí se encuentran el maíz, mijo, avena o trigo integral no
procesados que se pueden encontrar en productos como el pan o la pasta, así como
el arroz integral. "Aquí no entran las galletas, tienen más grasa y más azucar que la
bollería", señala este dietista-nutricionista.
- Alimentos proteicos. Este grupo engloba las carnes blancas (aves, conejo),
pescados, legumbres, huevos y los frutos secos. Expertos nutricionistas como Juan
Revenga o Julio Basulto destacan especialmente las legumbres: "Son el grupo
alimenticio que más porcentaje de proteínas tiene en peso seco, es decir, 100 gr de
lentejas tiene más proteínas que 100 gr de carne", añade Revenga.
- Agua. El ser humano es en torno a un 60% agua (dependiendo de los hombres y
las mujeres), de ahí que una buena hidratación sea indispensable para gozar de una
buena salud. Eso sí, "que nuestra fuente de hidratación sea agua o infusiones con
poco o sin azúcar", remarcan los nutricionistas. La guía de la Universidad de Harvard
incluye en este apartado al café. (7)
¿POR QUÉ ES IMPORTANTE LOS ALIMENTOS SALUDABLES PARA UN ESCOLAR?
La edad escolar inicia a los seis años y termina a los 12 años o al comienzo de la pubertad.
Esta etapa suele considerarse un periodo de crecimiento latente en comparación con el
crecimiento que se presenta durante el primer año de vida y la adolescencia. A pesar de
esta disminución en la velocidad de crecimiento, hay una fase de intenso crecimiento social,
cognitivo y emocional, por lo cual, la formación de hábitos alimentarios y estilos de vida
adquiridos de esta etapa repercutirán durante la vida del individuo. Por eso es muy
importante promover hábitos de alimentación correctos y estilos de vida saludables que
favorezcan la prevención de enfermedades como la desnutrición, anemia, diabetes mellitus,
obesidad, hipertensión, entre otras.
IMPORTANCIA DEL DESAYUNO ESCOLAR: Durante esta edad es de gran importancia
que el niño desayune antes de ir a la escuela. Diversos estudios han demostrado que los
niños que asisten a la escuela en ayunas tienen un menor rendimiento escolar. En cambio,
la capacidad para recordar, entender, captar las lecciones y la creatividad son notablemente
superiores en los pequeños que toman su desayuno. (8)
LONCHERA SALUDABLE: El objetivo de una lonchera no es suplir al desayuno o cualquier
otra comida, sino brindarle la energía y nutrientes necesarios para que el niño pueda
alcanzar un máximo potencial en la etapa escolar y no padecer algunas deficiencias. Una
lonchera debe estar conformada por:
• Alimentos energéticos que son los que proporcionan sustancias nutritivas para realizar
adecuadamente todas sus funciones y actividades. Entre ellos: cereales, pan o tubérculos.
• Alimentos reguladores encargados de mantener el buen funcionamiento del cuerpo,
mejorar la visión y mantener saludable la piel, además de prevenir enfermedades. Entre
ellos: frutas y verduras.
• Alimentos constructores que se encargan de formar y reparar los músculos, sangre,
dientes y huesos de los niños. Entre ellos: carne, pollo, pavita, atún y proteínas de origen
animal.
• Los líquidos también deben incluirse para evitar la deshidratación. Entre las opciones
están: aguas de fruta o de cebada. (9)

CONCLUSIÓN
Cuando un profesional de salud recomienda cambios alimenticios a sus pacientes, debe
tener en cuenta no sólo el contenido de los alimentos, sino los aspectos económicos,
afectivos y sociales que determinan qué, cómo, cuánto y cuándo una persona come. Para
ayudarlos a alimentarse bien es necesario analizar su situación en todo su contexto y
proponerles cambios graduales y alternativas para reemplazar los sabores a los que están
acostumbrados. (10)
REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS:

1. Paz Lugo, Patricia de. Alimentación, higiene y salud: manual para maestros
[Internet]. Logroño: Universidad Internacional de La Rioja, S. A. (UNIR); 2015.
[citado 4 de mayo 2018]. Disponible en:
https://ebookcentral.proquest.com/lib/bibliocauladechsp/reader.action?ppg=34&doc
ID=5192670&tm=1525632965764
2. Kohan, Laura. Alimentos saludables para el siglo XXI [Internet]. Barcelona: Ned
ediciones; 2013. [citado 4 de mayo 2018]. Disponible en:
https://ebookcentral.proquest.com/lib/bibliocauladechsp/reader.action?ppg=2&docI
D=4761402&tm=1525627159026
3. Alimentación saludable: primera prevención [Internet]. Santa Fe: Ediciones UNL;
2014. [citado 4 de mayo 2018]. Disponible en:
https://ebookcentral.proquest.com/lib/bibliocauladechsp/reader.action?ppg=6&docI
D=3229679&tm=1525632106988
4. Editorial CEP S.L., editor. Manual de alimentación, nutrición y dietética [Internet].
Madrid: Editorial CEP, S.L.; 2010. [citado 4 de mayo 2018]. Disponible en:
https://ebookcentral.proquest.com/lib/bibliocauladechsp/reader.action?ppg=53&doc
ID=3217250&tm=1525637208241
5. Alemán Castillo, Sanjuana E., Ramírez de León, José Alberto, Uresti Marín, Rocío
M. Armando A. Nutricio: el juego de la nutrición [Internet]. México, D.F.: Plaza y
Valdés, S.A. de C.V.; 2012. [citado 4 de mayo 2018]. Disponible en:
https://ebookcentral.proquest.com/lib/bibliocauladechsp/reader.action?ppg=22&doc
ID=3219513&tm=1525647530314
6. Gómez Candela, Carmen, López Nomdedeu, Consuelo, Coral Calvo Bruzos,
Socorro. Manual de alimentación: planificación alimentaria [Internet]. Madrid: UNED
- Universidad Nacional de Educación a Distancia; 2016. [citado 4 de mayo 2018].
Disponible en:
https://ebookcentral.proquest.com/lib/bibliocauladechsp/reader.action?ppg=127&d
ocID=4536193&tm=1525639055448
7. Editorial CEP S.L., editor. Manual de alimentación, nutrición y dietética [Internet].
Madrid: Editorial CEP, S.L.; 2010. [citado 4 de mayo 2016]. Disponible en:
https://ebookcentral.proquest.com/lib/bibliocauladechsp/reader.action?ppg=5&docI
D=3217250&tm=1525649361125
8. Martínez Álvarez, Jesús Román, Polanco Allué, Isabel. El libro blanco de la
alimentación escolar [Internet]. Madrid: McGraw-Hill España; 2008. [citado 4 de
mayo 2018]. Disponible en:
https://ebookcentral.proquest.com/lib/bibliocauladechsp/reader.action?ppg=12&doc
ID=3195267&tm=1525648065187
9. Serafin, Patricia, editor. Manual de la alimentación escolar saludable. Hábitos
saludables para crecer sanos y aprender con salud [Internet]. Roma: D - FAO; 2012.
[citado 4 de mayo 2018]. Disponible en:
https://ebookcentral.proquest.com/lib/bibliocauladechsp/detail.action?docID=32109
59
10. Vélez, Luis Fernando, Gracia, Beatriz. La selección de los alimentos: una práctica
compleja [Internet]. Bogotá: Red Colombia Médica; 2006. [citado 4 de mayo 2018].
Disponible en:
https://ebookcentral.proquest.com/lib/bibliocauladechsp/reader.action?ppg=6&docI
D=3166250&tm=1525637771481