Sei sulla pagina 1di 15

Hoja

1 de 15

Versión 1

HISTORIA DEL VOTO FEMENINO EN COLOMBIA

ESTUDIANTES
MARIA ALEJANDRA MEJIA GIRALDO
JOSE EDUARDO GUERRERO MARIÑO
LINDA KATHERINE MOSQUERA GUTIERREZ

LICENCIADA
SONIA JUDITH BAQUERO SALER

CORPORACIÓN UNIVERSITARIA DEL META


MEUM PENSAMIENTO POLITICO
FACULTAD DE CIENCIAS SOCIALES Y DERECHO
2018

Elaboró: Revisó: Aprobó:

Nombre del estudiante


Hoja
2 de 15

Versión 1

RESUMEN

La historia del voto femenino en Colombia esta revestida de exclusiones y de discriminación de una
sociedad con tradiciones machistas y retrogradas, pero también es una historia de luchas por las
libertades y derechos individuales, donde prevalecía y aún prevalece, de una forma mucho más
sutil “como se ve, el eje de capacidad política en Colombia es el dinero” (Velásquez, 2007, p1).

“En Colombia, 36’035.318 personas son aptas para ejercer el derecho al voto, según la Registraduría
Nacional, 18’606.307 de ellas son mujeres, lo cual indica que la población femenina tiene el
mayor potencial electoral. En contraste, su participación en las postulaciones a los cargos de
elección popular es baja. Estas alcanzaron el 34 por ciento en los pasados comicios legislativos,
solo cuatro puntos por encima del mínimo exigido por la ley de cuotas (30 por ciento)” (González
y Pineda, 2018).

El camino para llegar a este punto comenzó hace más de 60 años bajo la dirección del General Gustavo
Rojas Pinilla.

Elaboró: Revisó: Aprobó:

Nombre del estudiante


Hoja
3 de 15

Versión 1

Tabla de Contenidos

RESUMEN ............................................................................................................. 2
CAPITULO I INTRODUCCION .......................................................................... 9
CAPITULO II HISTORIA DEL VOTO EN COLOMBIA ................................. 10
TITULO II EL VOTO FEMENINO COMO DERECHO ................................... 11
TITULO III DESAROLLO CRONOLOGICO DE PARTICIPACION POLITICA DE LA
MUJER EN COLOMBIA ................................................................................................ 13
CAPITULO III CONCLUSION ........................................................................... 14
CAPITULO IV REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS ....................................... 15

Elaboró: Revisó: Aprobó:

Nombre del estudiante


Hoja
4 de 15

Versión 1

Capítulo 1

GENERALIDADES (INTRODUCCION)

El reconocimiento jurídico de los derechos políticos de las mujeres es una manifestación


importante de igualdad de género en la sociedad; y es fruto de un largo proceso de pequeñas y
grandes conquistas, surgidas en muchos de los casos por movimientos alternativos de mujeres, por
la tenacidad y audacia de muchas líderes y también, de oportunidades y contextos políticos,
sociales y económicos favorables que les han servido de puente, impulso y apoyo.

Aunque las mujeres en Colombia tienen derecho al voto, su acceso a los cargos de elección
popular no es muy significativo. Esto muestra que la mujer tiene muy poca presencia en las
instituciones de representación del Estado. De acuerdo con las cifras de la Registraduría Nacional,
el porcentaje de mujeres elegidas como autoridades locales paso de un 12, 99 por ciento en las
elecciones de 2003 al 22,1 en 2007, y el 20.4 % de las curules del Congreso de la Republica son
atendidas por mujeres.

Así en estas condiciones, es necesario seguir impulsando un cambio cultural, social y


político para que sean posibles de manera plena y universal los derechos políticos de las mujeres.
La conmemoración del reconocimiento jurídico del voto femenino, puede aportar al balance de lo
conquistado hasta ahora y de lo que falta, en la perspectiva de la construcción de democracia para
Colombia y de la constatación de que no es un derecho conseguido del todo y que debe ser
conquistado para todas las mujeres en la diversidad de la geografía nacional.

Elaboró: Revisó: Aprobó:

Nombre del estudiante


Hoja
5 de 15

Versión 1

CAPITULO 2

TITULO 1
HISTORIA DEL VOTO EN COLOMBIA

El origen del sufragio ciudadano para elegir altos funcionarios del Estado y las
corporaciones públicas se remonta a la época conocida en Colombia como La Patria Boba, 1810-
1816, momento en el cual se empezaron a forjar las instituciones liberales clásicas que se
consolidaron después de la independencia en la Carta de Angostura de 1819. Los sistemas
electorales de la época estaban basados en el sufragio indirecto y público, y en un posible voto
universal que de hecho fue siempre en extremo restringido o de muy baja participación electoral
de la población.

El voto indirecto de la Patria Boba y la Gran Colombia fue similar al usado en Francia y
España en 1810 y practicado hasta 1834. La población votaba de manera directa en las parroquias,
acá se designaban los apoderados o Electores, quienes nombraban a otros electores, ellos a su vez
en el nivel de la provincia, eligen a los diputados a las Cortes en elecciones terciarias. La mayoría
calificada era requerida para la elección de Presidente, Vicepresidente y Senadores.

En la Nueva Granada se redujo una instancia y así la elección pasó a ser en principio de
segundo grado, pero cuando faltaba la mayoría absoluta se debía acudir al tercero, el cual era un
“perfeccionamiento”. Este eventual paso le correspondía al Congreso para la elección para la
elección de Presidente y Vicepresidente de la República, y a las respectivas Asambleas Electorales,
en los casos de la elección de diputados a la Cámara Provincial, cuando en el primer escrutinio de
aquellas no se hubiere logrado la mayoría absoluta.

Elaboró: Revisó: Aprobó:

Nombre del estudiante


Hoja
6 de 15

Versión 1

El sufragio indirecto en Colombia se prolongó en el tiempo para la elección de senadores


y Presidente de la República; sin embargo, desde la mitad del siglo XIX se hace en forma directa
para los representantes a la Cámara, las Legislaturas Estatales o Asambleas Departamentales y
para las corporaciones municipales.
La elección de senadores fue siempre indirecta hasta los comicios de 1947, con excepción
del “veranillo” de 1853-1859 y de algunos estados federales en los que no eran acordados por
legislaturas. Desde la “Regeneración” hasta los comicios de 1943 los senadores fueron nombrados
a través de las Asambleas Departamentales, y antes de 1851, por colegios electorales o asambleas
electorales de provincias. Pero en numerosas ocasiones, de hecho los senadores fueron algo así
como nombrados por el poder ejecutivo o la cúpula política.

La elección de Presidente se hizo en segundo grado en el siglo pasado y hasta la del General
Reyes en 1904, con excepción de la de 1856 en las que Ospina Rodríguez derrotó a Murillo Toro
y al General Mosquera, y la del Vicepresidente Mallarino que ejerció como encargado para
terminar el periodo de Obando.

Por su parte la elección de representantes a la Cámara fue indirecta sólo hasta 1852, a través
de colegios o asambleas electorales, y ha sido directa desde 1855 hasta hoy.

Después de concluido el proceso de Independencia el país tuvo la responsabilidad de


organizarse institucionalmente. Lo primero que se debió considerar era a quienes se llamarían
nacionales, para así saber quién podía ejercer actividades electorales, razón por la cual, en primera
instancia, los esclavos (que constituían una mayoría en el país) no fueron considerados como
ciudadanos.

En el periodo de la Patria Boba 1810-1815, para ser sufragante primario se debía vivir de
la renta o del trabajo, y tener más de 21 años o estar casado. Eran excluidos además de los esclavos
Elaboró: Revisó: Aprobó:

Nombre del estudiante


Hoja
7 de 15

Versión 1

los asalariados, los vagos y aquellos de quienes constara que hubieran vendido o comprado votos
en las elecciones.
Para esta misma época, para ser elector o sufragante secundario se requería tener un oficio
honesto, residente de la provincia y mayor de 20 años, para ser elegido representante terciario.

Es importante recordar que para esta época los sufragantes primarios votan para electores
de parroquia, los elegidos votan por apoderados de partido, éstos para representantes y éstos por
el Colegio Electoral de Provincia, que eran los encargados de elegir al Presidente, vicepresidente,
consejeros, senadores, legisladores, miembros del poder judicial y representantes de la provincia
al Congreso General del Reino.

Para la época de la Gran Colombia se redacta la Constitución de 1819 y se determina que


para ser sufragante primario o ciudadano se debe poseer una propiedad raíz de $500 o tener algún
grado o probación pública en una ciencia o arte liberal o mecánica, o gozar de un grado militar o
de algún empleo con renta anual de $300. Mientras que para ser Elector o sufragante secundario
se debía tener una propiedad de $1.000 o gozar de un empleo de $500 de renta anual o tener bienes
raíces que le produzcan una renta anual de $500.

Con la Constitución de 1821 para ser ciudadano se decidió que además de tener 21 años,
ser casado se tenía que tener una propiedad raíz o tener un oficio, profesión, comercio o industria
útil, con casa o taller abierto, sin dependencia de otro en clase de jornalero o sirviente.

En el año de 1843 se redactó una nueva Constitución, la cual, en relación con la cuestión
de la ciudadanía y de la función electoral, le dio continuidad a la noción de esclavitud y declaró
como ciudadanos únicamente a los hombres libres nacidos en el territorio, pero tan sólo concedió
el derecho a participar en los procesos electorales a aquellos hombres libres mayores de 21 años

Elaboró: Revisó: Aprobó:

Nombre del estudiante


Hoja
8 de 15

Versión 1

que fuesen dueños de bienes raíces localizados en el territorio y cuyo valor fuese de $300 o que
tuviesen una renta anual de $150 y haber pagado impuestos.

Para ser Elector de debía ser alfabeta y mayor de 25 años o ser casado y ser vecino del
cantón.

Hacia el año de 1858 se promulgó una nueva Constitución con la participación de liberales
y conservadores, en la cual se mantenía el derecho al sufragio universal para todos los ciudadanos,
los cuales eran los hombres nacidos en el territorio nacional que tuviesen más de 21 años y que
estuviesen o hubiesen estado casados.

En 1863 se redactó una nueva Constitución en la que el poder central ya no definía las
condiciones para un proceso electoral sino que le daba libertad a cada Estado federal para
establecer sus leyes, las cuales, en muchos casos, concedían el derecho del sufragio universal
únicamente a aquellos hombres que pudiesen demostrar que eran alfabetas.

En 1886, periodo conocido históricamente como la Regeneración y que se extendió hasta


1904, se redactó una nueva Constitución, la cual era de índole conservadora y centralista. En su
texto se declaró como ciudadanos a los hombres colombianos mayores de 21 años que tuvieran
una profesión u oficio o una ocupación licita y legitima como medio de subsistencia, aunque esto
no era suficiente para poder ejercer el derecho al sufragio, pues para poder ejercer el derecho a
elegir representantes los ciudadanos debían saber leer y escribir y tener ingresos anuales de más
de $500 o propiedades cuyo costo fuese superior a $1.500.

De esta forma, las elecciones eran indirectas para Presidente de la República y Senadores,
y directas para Concejales municipales, Diputados a las Asambleas Departamentales y
Representantes a la Cámara. Es así que para elegir a los Representantes a la Cámara se requería se
Elaboró: Revisó: Aprobó:

Nombre del estudiante


Hoja
9 de 15

Versión 1

alfabeta o tener propiedad de $1.500 o renta anual de $500. Para elegir asambleas y Concejos se
debía ser varón mayor de 21 años que ejerciera profesión, arte u oficio, o tenga ocupación lícita u
otro medio legítimo conocido, según se expresa en el artículo 15 de esta nueva constitución.

En 1910, periodo de Hegemonía Conservadora que se extendió hasta 1930, no hay


elecciones indirectas, excepto para senadores, las cuales estaban a cargo de Consejos Electorales
nombrados por las Asambleas Departamentales. Con esta constitución el Presidente de la
República y la Cámara de Representantes podía ser elegido de forma directa por todos aquellos a
quienes se les considerase ciudadanos, quienes debían ser alfabetos y tener propiedad raíz de
$1.000 o renta anual de $300. Para Asambleas y Concejos se requería ser varón, mayor de 21 años.

En 1936 es instaurado el sufragio universal para todos los hombres mayores de 21 años,
mientras que la elección indirecta de Senadores se mantiene hasta el año de 1945. Para esta época
se da la elección directa para Presidente, Cámara de Representantes, Asambleas Departamentales
y Concejos Municipales.

Durante el gobierno de Gustavo Rojas Pinilla no se realizaron elecciones sino hasta el


plebiscito del año 1957, en donde las mujeres, por primera vez en Colombia, obtienen derechos
electorales; así, el derecho al sufragio cobijó a todos los hombres y mujeres mayores de veintiún
años, las mujeres adquirieron el derecho al voto con el Acto Legislativo No. 3 de la Asamblea
Nacional Constituyente, el 25 de agosto de 1954.

El Acto Legislativo No. 1 de 1975 dispuso que “son ciudadanos los colombianos mayores
de 18 años”.

Elaboró: Revisó: Aprobó:

Nombre del estudiante


Hoja
10 de 15

Versión 1

TITULO 2
EL VOTO FEMENINO, COMO DERECHO

En Colombia, 36’025.318 personas son aptas para ejercer el derecho al voto. Según la
Registraduría Nacional, 18’606.307 de ellas son mujeres, lo cual indica que la población femenina
tiene el mayor potencial electoral. En contraste, su participación en las postulaciones a los cargos
de elección popular es baja. Estas alcanzaron el 34 por ciento en los pasados comicios legislativos,
solo cuatro puntos por encima del mínimo exigido por la ley de cuotas (30 por ciento).

“El camino para llegar a este punto ha sido largo. Comenzó hace más de 60 años, cuando
un grupo liderado por Josefina Valencia, Esmeralda Arboleda, Matilde González y María Teresa
Arizabaleta buscó darles a las mujeres un lugar de participación política y social. En esa época,
marcada por la religión y una visión patriarcal del mundo, las funciones de las mujeres se limitaban
a ser madres, apoyar a los hombres y hacer las labores del hogar. Su participación en política no
podía ni siquiera considerarse” (GONZALEZ Y PINEDA, 2018)

Bajo el mandato del general Gustavo Rojas Pinilla (1953-1957), dos mujeres
conservadoras, Josefina Valencia y Teresa Santamaría, y dos liberales, Esmeralda Arboleda y
María Currea, fueron delegadas para participar en la Asamblea General Constituyente de 1954, en
la cual se definió que las mujeres podían elegir y ser elegidas.

Posteriormente, el primero de diciembre de 1957, en el plebiscito por la paz (que dio origen
al Frente Nacional), 1’835.255 mujeres se acercaron a las urnas para ejercer su derecho al sufragio
por primera vez. Según las cifras de la Registraduría Nacional, los tres departamentos con mayor
participación femenina fueron Cundinamarca, con 358.459; Antioquia, con 222.498, y el Valle del
Cauca, con 219.213.

Elaboró: Revisó: Aprobó:

Nombre del estudiante


Hoja
11 de 15

Versión 1

Ese día significó el inicio de una transformación de la mujer en la sociedad colombiana. No solo
se estableció la política como un nuevo espacio de participación para ellas, sino que eso supuso
una ruptura con el modelo machista que imperaba entonces, lo que les dio más fuerza y
reconocimiento a las voces de las mujeres.

En ese sentido, y a pesar de que votar no es obligatorio en Colombia, no pocos ven la abstención
femenina como un desconocimiento del trabajo de esas pioneras que soportaron maltratos y
rechazos para hacer valer sus derechos.

En las últimas elecciones legislativas en Colombia dejaron de votar más de la mitad de las personas
habilitadas, tanto hombres como mujeres. La abstención fue del 51 por ciento.

Elaboró: Revisó: Aprobó:

Nombre del estudiante


Hoja
12 de 15

Versión 1

TITULO 3
DESARROLLO CRONOLOGICO DE PARTICIPACIÓN POLÍTICA DE LA MUJER
EN COLOMBIA

1952: En la Asamblea de la ONU se decretó el derecho al sufragio femenino en el mundo.

1953: El general Gustavo Rojas Pinilla delegó a cuatro mujeres para liderar la ley del voto
femenino.

1954: En la Asamblea Nacional Constituyente se decretó el derecho de la mujer a elegir y ser


elegida.

1956: Carola Correa de Rojas Pinilla fue la primera mujer en recibir cédula de ciudadanía.

1957: Las mujeres votaron por primera vez en el plebiscito por la paz, que originó el Frente
Nacional.

1958: Esmeralda Arboleda fue la primera mujer en Colombia que obtuvo una curul en el Senado.

1974: María Eugenia Rojas fue la primera mujer candidata a la presidencia de Colombia.

1991: Noemí Sanín Posada es nombrada ministra de Relaciones Exteriores en el gabinete de César
Gaviria.

1998: Marta Lucía Ramírez Blanco se convirtió en la primera mujer ministra de Comercio
Exterior.
Elaboró: Revisó: Aprobó:

Nombre del estudiante


Hoja
13 de 15

Versión 1

2002: Marta Lucía Ramírez fue también la primera mujer en ser nombrada ministra de Defensa.

2010: Viviane Morales fue la primera mujer en ocupar el cargo de Fiscal General de la Nación.

2018: Por primera vez hay una alta probabilidad de que una mujer ocupe la Vicepresidencia.”

Elaboró: Revisó: Aprobó:

Nombre del estudiante


Hoja
14 de 15

Versión 1

CAPITULO 3

CONCLUSION

Colombia en su desarrollo socio-histórico ha sido y sigue siendo de discriminación hacia


la mujer, se puede apreciar en la desventaja que reciben en el mercado laboral, en materia
de derechos civiles como lo es la participación en política y el voto, y, aunque la
Constitución y las leyes buscan la igualdad entre géneros, el aspecto cultural es más fuerte
surgido por décadas y décadas de tradiciones machistas primitivas y sin sentido que
cosifican a la mujer, a esto se le incluye que aun a muchas mujeres les da miedo exigir sus
derechos, el respeto por sus decisiones, y la elevación de su espíritu como fuente de vida.

La mujer debe continuar su camino hacia el rompimiento del yugo patriarcal y observar
como a través de la historia muchas mujeres se atrevieron a ser mejores que lo que para la
sociedad debía representar el género femenino.

La sociedad colombiana necesita un cambio de paradigma en materia de participación


ciudadana que sea incluyente hacia la mujer, “María Teresa Arizabaleta, pionera del voto
femenino, invita a ejercerlo: “Esto nos costó mucho trabajo. ¡Tienen que votar! Voten por
el que les dé la gana, pero voten. Por la derecha, la izquierda o por el centro. No se justifica
que a estas alturas exista el abstencionismo femenino. La abstención es imperdonable”
(Gonzales y Pineda, 2018). Como dice ella, los más de 18 millones de mujeres aptas para
votar tienen una gran oportunidad para volver a hacer historia.

Elaboró: Revisó: Aprobó:

Nombre del estudiante


Hoja
15 de 15

Versión 1

CAPITULO 4

REFERENCIAS

 http://www.eltiempo.com/politica/partidos-politicos/asi-fue-la-lucha-por-conseguir-que-
las-mujeres-pudieran-votar-en-colombia-213822

 http://www.elmundo.com/portal/resultados/detalles/?idx=70955

 https://wsr.registraduria.gov.co/-Historia-del-voto-en-Colombia-.html

 http://www.cinep.org.co/Home2/component/k2/item/520-a-60-anos-del-voto-femenino-
en-colombia-cual-es-la-importancia-de-conmemorar-su-implementacion-hoy.html

Elaboró: Revisó: Aprobó:

Nombre del estudiante