Sei sulla pagina 1di 10

Investigue los siguientes aspectos.

1- Qué son los vasos sanguíneos?

Un vaso sanguíneo es una estructura hueca y tubular que conduce la sangre impulsada por la acción
del corazón, cuya función principal es transportar nutrientes, oxígeno y desechos del cuerpo. Se
clasifican en arterias, arteriolas, venas, vénulas y capilares. Los vasos sanguíneos forman parte del
sistema cardiovascular.

2- Por qué se caracterizan los vasos linfáticos?

Los vasos linfáticos son canales delgados y diminutos que transportan material de desechos y
células del sistema inmunitario en un líquido llamado linfa.

Se distribuyen por todo el cuerpo llenando los espacios intersticiales de las células y desembocan
en pequeñas estaciones llamadas ganglios linfáticos hasta terminar en la circulación venosa
sistemática.

Los vasos linfáticos forman una red de conductos que se inician en el intersticio y que desembocan
progresivamente en otros conductos de mayor tamaño formando colectores que desaguan en el
torrente circulatorio sanguíneo a nivel de la base del cuello, en el ángulo formado por las venas
yugular interna y subclavia. Los vasos linfáticos tienen diferentes tamaños, formas y funciones.4
Los vasos linfáticos se unen formando troncos colectores cada vez mayores que desembocan en
los ganglios linfáticos regionales. Los vasos linfáticos que transportan la linfa a los ganglios
linfáticos se denominan vasos linfáticos aferentes.

Son los vasos conductores más pequeños del sistema linfático. Los capilares linfáticos se inician
en los tejidos en forma de dedo de guante; son tubos de pared delgada formados de una capa simple
de células endoteliales superpuestas, unidas por filamentos sujetos al tejido conectivo circundante.
La existencia de estos filamentos permite que, al aumentar la cantidad de líquido en el espacio
intersticial, los capilares linfáticos no se aplasten o colapsen, sino que una parte de los bordes
celulares cedan y entre líquido en el interior de los capilares linfáticos, mientras que los bordes
sujetos con los filamentos se mantienen firmes.
Este mecanismo de apertura y cierre permite una rápida entrada de la carga linfática al interior de
los capilares linfáticos y de partículas de gran tamaño molecular (proteínas, restos celulares,
desechos, etc.) que no podrían salir de otra manera de los tejidos donde se producen.

El sistema linfático, a partir de los capilares linfáticos, se transforma en vasos linfáticos de calibre
cada vez mayor. Los capilares linfáticos se intercomunican entre sí y con los precolectores
linfáticos, formando una especie de red. Estas nuevas estructuras ya presentan en su interior
válvulas que van a dar lugar a los linfangiones o angiones linfáticos.

Conducto torácico

Es el vaso más grande del cuerpo humano. Se origina en el abdomen, en el extremo superior de la
cisterna de Pecquet, un saco alargado situado en la región lumbar entre la 10ª vértebra dorsal y la
4ª lumbar (nivel de la región umbilical profunda) y asciende por delante de la columna vertebral,
atraviesa el diafragma y, tras hacer un arco a la izquierda, a nivel de la articulación esterno-
clavicular, desemboca en el llamado "ángulo venoso".

3- Cueles son los órganos y los accesorios del sistema linfático?


El sistema linfático se clasifica en:
La médula ósea; su función es la hematopoyesis, es decir se encarga de la producción de
todas las células componentes de la sangre, de las cuales se pueden nombrar los linfocitos.
El timo; este es el encargado de madurar a los linfocitos.
El Bazo; su funcionamiento consiste en destilar la sangre limpiándola de formas celulares
alteradas.
Ganglios linfáticos; vienen siendo nódulos que se agrupan en forma de racimo, cumplen
un papel fundamental en el sistema inmunitario el cual consiste en ayudar al cuerpo a
combatir infecciones, gérmenes u otras sustancias extrañas.

El sistema linfático cumple cuatro funciones básicas:

El mantenimiento del equilibrio osmolar en el "tercer espacio".


Contribuye de manera principal a formar y activar el sistema inmunitario (las defensas del
organismo).
Recolecta el quilo a partir del contenido intestinal, un producto que tiene un elevado
contenido en grasas.
Controla la concentración de proteínas en el intersticio, el volumen del líquido intersticial
y su presión.
4- Cuáles son los elementos que conforman el sistema circulatorio?

El sistema circulatorio sanguíneo es el encargado de distribuir el oxígeno y los nutrientes por el


organismo, así como de recoger los desechos y de transportarlos hasta los órganos que cumplen la
función de eliminarlos. Junto con el sistema circulatorio linfático, forma el aparato circulatorio.

Este sistema está constituido por vasos sanguíneos, sangre y corazón.

– Vasos sanguíneos –

Son los conductos a través de los cuales la sangre circula por todo el organismo. Pueden
diferenciarse tres tipos: Arterias, venas y capilares.

– Sangre –

La sangre es el líquido de color rojo, de sabor salado y de consistencia viscosa que circula por el
organismo a través de los vasos sanguíneos. Está compuesta de plasma y células sanguíneas.

Entre las distintas funciones del organismo en las que participa, encontramos: Nutrición de las
células, excreción de los desechos, respiración, defensa del organismo y regulación de la
temperatura corporal.

– Corazón –

Es el órgano musculoso que se encarga de impulsar la circulación de la sangre a través de los vasos
sanguíneos para que circule por todo el organismo. Se encuentra en el tórax, situado entre los dos
pulmones.

El tejido muscular que da forma a sus paredes se llama miocardio y es el que consigue la
contracción involuntaria del corazón. Su interior consta de dos mitades incomunicadas entre sí
gracias a un tabique musculoso, y cada una de esas dos mitades está dividida a su vez en otras dos
que sí están comunicadas entre si. La superior se llama aurícula y la inferior se llama ventrículo.

5- Qué relación existe entre el sistema circulatorio y el sistema linfático?


6- Cuales funciones específicas posee las venas, las arterias, los vasos capilares y el
corazón.

En anatomía, una vena es un vaso sanguíneo que conduce la sangre desde los capilares hasta el
corazón. Generalmente, las venas se caracterizan porque contienen sangre desoxigenada (que se
reoxigena a su paso por los pulmones), y porque transportan dióxido de carbono y desechos
metabólicos procedentes de los tejidos, en dirección de los órganos encargados de su eliminación
(los pulmones, los riñones o el hígado). Sin embargo, hay venas que contienen sangre rica en
oxígeno: éste es el caso de las venas pulmonares (dos izquierdas y dos derechas), que llevan sangre
oxigenada desde los pulmones hasta las cavidades del lado izquierdo del corazón, para que éste la
bombee al resto del cuerpo a través de la arteria aorta, y las venas umbilicales.

El cuerpo humano tiene más venas que arterias y su localización exacta es mucho más variable
de persona a persona que el de las arterias. La estructura de las venas es muy diferente a la de las
arterias: la cavidad de las venas (la "luz") es por lo general más grande y de forma más irregular
que las de las arterias correspondientes, y las venas están desprovistas de láminas elásticas.

Las venas son vasos de alta capacidad, que contienen alrededor del 70 % del volumen sanguíneo
total.

Una arteria es cada uno de los vasos que llevan la sangre desde el corazón hacia los capilares del
cuerpo. Nacen de un ventrículo; sus paredes son muy resistentes y elásticas. Etimología: el término
"arteria" proviene del griego ἀρτηρία, «tubo, conducción (que enlaza)».

El sistema circulatorio, compuesto por arterias y venas, es fundamental para mantener la vida.
Su función es la entrega de oxígeno y nutrientes a todas las células, así como la retirada del dióxido
de carbono y los productos de desecho, el mantenimiento del pH fisiológico, y la movilidad de los
elementos, las proteínas y las células del sistema inmunitario. En los países desarrollados, las dos
causas principales de fallecimiento, el infarto de miocardio y el derrame cerebral, son ambos el
resultado directo del deterioro lento y progresivo del sistema arterial, un proceso que puede durar
muchos años.
Los capilares sanguíneos son los vasos sanguíneos de menor diámetro, están formados solo por
una capa de tejido, lo que permite el intercambio de sustancias entre la sangre y las sustancias que
se encuentran alrededor de ella.

El calibre de los capilares de las diferentes partes del cuerpo varía dentro de límites relativamente
estrechos, entre 8 y 12 micras, y permite el paso con dificultades de las células sanguíneas. En los
órganos que están en un estado de actividad funcional mínima, muchos capilares están estrechados
de tal modo que apenas circula sangre por ellos. De ordinario, solo el 25 % del lecho capilar total
del cuerpo está abierto, pero cuando aumenta la actividad, los capilares se abren y se restaura el
flujo para atender a las necesidades locales de oxígeno y nutrientes.

Encargado de llevar sangre desoxigenada hacia el corazón por medio de las vénulas donde se
encuentran las venas para que luego este lo bombee a las distintas partes del cuerpo.

Capilar arterial

Encargado de transportar la sangre oxigenada a los diferentes tejidos y órganos. Sin embargo, con
la resolución que proporciona el microscopio de luz, los capilares de los diferentes tejidos y
órganos parecen muy semejantes, pero con el microscopio electrónico han podido distinguirse
sobre la base de las diferencias del endotelio al menos dos tipos morfológicos distintos.

Tipos de capilares

Capilar continuo o de tipo muscular

En el músculo, el tejido nervioso y los tejidos conjuntivos del cuerpo, el endotelio forma una capa
delgada ininterrumpida alrededor de toda la circunferencia del capilar.

Capilares sinusoidales

Son de mayor tamaño y tienen forma más irregular. El endotelio es discontinuo por la presencia
de fenestraciones sin diafragmas. La lámina basal también es discontinua, lo que aumenta el
intercambio entre la sangre y el tejido. Se encuentran en el bazo, hígado, en la médula ósea y en
algunos órganos linfoides y algunas glándulas endocrinas.

El corazón es el órgano más importante de nuestro cuerpo, es el encargado de mover la sangre por
todo el organismo, podríamos decir que es el motor que nos permite seguir con vida.
Cuál es la función del corazón humano

Ubicado dentro del tórax entre los dos pulmones, el corazón es un músculo hueco
aproximadamente del tamaño de un puño, con un peso de aproximadamente 300 gramos en
adultos. Se cubre con dos membranas delgadas de protección: el epicardio (calota exterior) y el
endocardio (cubierta interna).

El corazón tiene la forma aproximada de una pirámide invertida con tres lados. Desde su base más
allá de dos grandes vasos:

La arteria pulmonar, que conecta el corazón a los pulmones.

La aorta que conecta al resto del cuerpo: nobles órganos, vísceras, los músculos, los tejidos.

Cada uno de nosotros puede sentir el corazón latiendo entre las costillas, ubicado ligeramente a la
izquierda, hacia la parte inferior del pecho. El corazón descansa con una cara inferior del diafragma
que separa las vísceras abdominales.

Estructura del corazón humano y funcionamiento

Visto en sección, el corazón se compone de cuatro cámaras, pares acoplados, que forman el
corazón derecho y el izquierdo o dos bombas yuxtapuestas y sincronizadas.

Cada uno de los dos núcleos se forma una pequeña cavidad, el atrio, que tiene una parte receptora
de sangre. A merced de las presiones en las cavidades, se contrae para desembocar en un espacio
más grande y musculoso, el ventrículo, que expulsa la sangre a través de una arteria.
La sangre se mueve a través de las válvulas cardíacas que dichas válvulas se abrirán y cerrarán
alternativamente. Son las aurículas y los ventrículos (las válvulas mitral y tricúspide). Los otros
dos se encuentran entre los ventrículos y la arteria correspondiente (válvula aórtica y la válvula
pulmonar).

Cuál es la función del corazón humano

El corazón incluye el derecho de la aurícula derecha, colocado por encima del ventrículo derecho.
Entre los dos se encuentra la tricúspide (tres valvas).

El corazón derecho garantiza la recuperación de la sangre, la sangre empobrecida en oxígeno y


rica en monóxido de carbono, de vuelta de los tejidos y órganos que ha alimentado. Esta
recuperación se realiza mediante dos recipientes conectados al receptor de cabeza: la vena cava
inferior, de la parte del cuerpo situada debajo del corazón, y la vena cava superior de la parte del
cuerpo situada por encima.

Desde la aurícula derecha la sangre pasa hacia el ventrículo a través de la válvula tricúspide abierta,
es impulsada entonces en la arteria pulmonar, a través de la válvula pulmonar, hacia los pulmones,
donde se oxigena y elimina el dióxido de carbono. Es en la pared de la aurícula derecha, en su
parte superior, una masa de células nerviosas llamadas nódulo sinusal, es la fuente de los impulsos
eléctricos que accionan a intervalos regulares la contracción cardíaca y es responsable del
automatismo cardíaco.

El corazón izquierdo comprende la aurícula izquierda que supera el ventrículo izquierdo. Entre los
dos se encuentra la válvula mitral.

La parte izquierda del corazón es responsable de bombear la sangre por todo el cuerpo a través de
la arteria aorta nacida del ventrículo izquierdo. Finalmente es expulsada desde el ventrículo hacia
la aorta.
Miofibrillas

Una miofibrilla es una estructura contráctil que atraviesa las células del tejido muscular y les da la
propiedad de contracción y de elasticidad, la cual, permite realizar los movimientos característicos
del músculo.

Cada fibra muscular contiene varios cientos o millares de miofibrillas. Cada miofibrilla contiene
miofilamentos con unos 1.500 filamentos de miosina y 3.000 filamentos de actina. Estas son
moléculas de proteínas polimerizadas a las cuales les corresponde el papel de la contracción. Las
miofibrillas están suspendidas dentro de la fibra muscular en una matriz denominada sarcoplasma.

Linfedema

Linfedema es el nombre de un tipo de inflamación. Ocurre cuando se acumula linfa en los tejidos
blandos del cuerpo. La linfa es un líquido que contiene glóbulos blancos, células que defienden
contra los gérmenes. Se puede acumular cuando el sistema linfático está dañado o bloqueado.
Suele ocurrir en los brazos o las piernas.

Las causas de linfedema incluyen:

Infección

Cáncer

Tejido cicatricial por radioterapia o extirpación quirúrgica de ganglios linfáticos

Condiciones hereditarias en las que los ganglios linfáticos o los vasos no se desarrollan
normalmente

El tratamiento puede ayudar a controlar los síntomas. Incluye ejercicios, dispositivos de


compresión, cuidado de la piel y masajes.

Dermalgia o dermetalgia. (Del griego derma, atos, piel, y algos, dolor). Dolor espontáneo,
experimentado en la piel, sin que exista ninguna lesión visible del tegumento ni del sistema
nervioso. Algunos autores dan a este nombre un significado más amplio, aplicándolo a todos los
dolores cutáneos sin lesión en la piel y así, por ejemplo, describen una dermalgia sintomática de
las afecciones nerviosas (tabes).
El cerebro es el encargado de controlar y regular las funciones del cuerpo. Este órgano está
formado por miles de células nerviosas que responden a diferentes estímulos que se envían desde
el organismo y su exterior.

En la actualidad, se siguen realizando investigaciones para seguir conociendo sus alcances. Incluso
se cree que existen más dudas que certezas en torno a su total capacidad.

¿Cuáles son las partes principales del cerebro?

Este órgano se encuentra protegido por el cráneo, ya que es muy susceptible a las lesiones.
Constituye solo el 2% del peso corporal y utiliza el 20% de la energía que producimos. Su peso es
de alrededor 1,36 kilogramos.

El cerebro se encuentra dividido en tres partes: tallo cerebral, cerebelo y el cerebro propiamente
dicho.

Tallo encefálico

Se encuentra en la base del cerebro. Controla funciones vitales como el ritmo cardíaco, digestión,
respiración, presión arterial. Además, comunica o conecta el cerebro con el resto del cuerpo por
medio de la médula espinal. El tallo encefálico se divide en bulbo raquídeo, protuberancia y
mesencéfalo.

Cerebelo

Se encarga de mantener el equilibrio, la postura y está implicado en el movimiento de todo el


cuerpo. Se encarga de que los movimientos sean realizados de manera coordinada y precisa.

Cerebro

El cerebro está relacionado con los sentidos, las emociones, los recuerdos, las reacciones. En pocas
palabras, es el jefe de nuestro cuerpo, se encarga de recibir señales y devolverlas en forma de
respuesta.

Mejor verlo con un ejemplo: estás cocinando y apoyas la mano en una superficie caliente. Tu
cerebro recibe una señal de que la temperatura es muy elevada y te puede dañar, entonces responde
enviando una orden a tu mano, o específicamente a los músculos de tu mano para retirarla. Esto
sucede en una fracción de segundos.
Te puede interesar:

Tips para mejorar la memoria a corto plazo

Otras estructuras importantes del cerebro

Son dos, fundamentalmente. El sistema límbico es el encargado de procesar las emociones. Dentro
de este sistema se encuentra una estructura llamada “amígdala”, la cual controla, procesa y
almacena nuestras reacciones emocionales.

Por su parte, la corteza cerebral es una capa delgada y plegada. Se divide en primer lugar en dos
hemisferios cerebrales, el hemisferio izquierdo y el derecho, los cuales a su vez se dividen en 4
lóbulos.