Sei sulla pagina 1di 5

CONTAMINACIÓN AMBIENTAL : SOUTHERN

El Perú es un país con un importante patrimonio natural y cultural, que ofrece


múltiples oportunidades de desarrollo mediante el aprovechamiento sostenible
de los recursos naturales, la gestión integral de la calidad ambiental y la
realización de actividades socioeconómicas con criterios de competitividad y
proyección regional y mundial. La calidad ambiental ha sido afectada por el
desarrollo de actividades extractivas, productivas y de servicios sin medidas
adecuadas de manejo ambiental, una limitada ciudadanía ambiental y otras
acciones que se reflejan en la contaminación del agua, del aire y del suelo.

POLÍTICA SOCIAL:

La política social ambiental es el conjunto de los esfuerzos políticos para


conservar las bases naturales de la vida humana y conseguir un desarrollo
sustentable. Desde los años 70, con la conciencia ambiental creciente, se ha
convertido en un sector político autónomo cada vez más importante tanto a nivel
regional, nacional o internacional.

Además tenemos la Política Nacional del Ambiente como herramienta del


proceso estratégico de desarrollo del país, constituye la base para la
conservación del ambiente, de modo tal que se propicie y asegure el uso
sostenible, responsable, racional y ético de los recursos naturales y del medio
que lo sustenta, para contribuir al desarrollo integral, social, económico y cultural
del ser humano, en permanente armonía con su entorno.

En los gobiernos de muchos países hay un ministerio encargado de temas


ambientales y se han creado partidos verdes. Sea el caso en nuestro país de de
la Ley 29338 – Ley de Recursos Hídricos; Ley 29763 – Ley Forestal y de Fauna
Silvestre; Ley 27867 – Ley Orgánica de Gobiernos Regionales; Ley 27972 – Ley
Orgánica de Municipalidades; Reglamento para la extracción de materiales de
canteras y cauces de dominio público por las municipalidades; Ley 28611 – Ley
General del Medio Ambiente; entre otras.
Leyes que, ante su incumplimiento, adoptan actitudes sancionadoras
administrativas y/o de ser el caso derivan en sanción penal bajo la respectiva
entidad de fiscalización ambiental

 Criterios y estándares para lograr una gestión ambiental sostenible y


mejorar la competitividad comercial.
 Crear políticas de concientización ambiental en los colegios, institutos,
universidades, etc.
 Buscar medios de producción alternativos que no alteren el medio
ambiente y generen beneficios económicos.
 Mayor control a la empresa respecto al daño ambiental que ésta genera.

POLÍTICA CRIMINAL

¿Qué es Política criminal?

Es el conjunto sistemático de principios en los que se inspira la actuación del


Estado para organizar la lucha contra la criminalidad.

Es la disciplina que se ocupa de las formas o medios a poner en práctica por el


Estado para una eficaz lucha contra el delito, y a cuyo efecto se auxilia de los
aportes de la Criminología y de la Penología

En el ámbito ambiental podemos encontrar un gran número de normatividad con


respecto al cuidado ambiental, tanto en los albores del derecho administrativo
como en el penal. La legislación ambiental surgió en el campo administrativo y
con el tiempo fue adaptándose en normas penales, siendo las siguientes:

Título XIII del Código Penal “Delitos Ambientales”

 Capítulo I – Delitos de contaminación (Art. 304 – 307)

Este capítulo expone los tipos de contaminación ocasionados contra el


medio ambiente, así como sus formas agravadas, haciendo énfasis en
el aspecto de responsabilidad penal producto de la omisión respecto al
incumplimiento de normas en el manejo de residuos sólidos, tráfico ilegal
de residuos peligrosos e inclusive sobre la obstaculización para con las
entidades fiscalizadoras en materia ambiental.
 Capitulo II – Delitos contra los recursos naturales (Art. 308 – 313)

El segundo capítulo presenta un enfoque más relevante: el de los


recursos naturales. Aspecto de vital importancia si es que de medio
ambiente se habla, teniendo un ámbito más complejo por su propio
contenido, que sanciona el tráfico ilegal tanto de flora y fauna silvestre
protegida, el tráfico ilegal de especies acuáticas de flora y fauna silvestre
protegidas, la depredación de flora y fauna silvestre protegida, el tráfico
ilegal de recursos genéticos, sus formas agravadas, los delitos contra los
bosques o formaciones boscosas, el tráfico ilegal de productos
forestales maderables, la obstrucción de procedimiento, formas
agravadas, utilización indebida de tierras agrícolas, autorización de
actividad contraria a los planes o usos previstos por la ley y la alteración
del ambiente. Véase pues el número de elementos que integran este
capítulo, su campo científico-legal puede incluso causar
desconocimiento para los propios fiscales y profesionales del derecho.
A su vez nótese que este capítulo empieza a dar cuenta sobre la
interacción social–ambiental–económica.

 Capítulo III – Responsabilidad funcional e información falsa (Art. 314 –


314B)

El tercer capítulo toma relevancia no solo en cuanto a los temas


ambientales propiamente dichos, sino que involucra a quienes laboran
de manera negativa en el sector ambiental, incluye delitos tales como el
de responsabilidad de funcionario por otorgamiento ilegal de derechos,
responsabilidad de los representantes legales de las personas
jurídicas y la responsabilidad por información falsa contenida en
informes; es así que, la legislación no solo aborda la punibilidad en
cuanto al daño al medio ambiente, sino también a aquellos individuos
que sean desleales para lo confiado en sus labores.

El principal problema en la aplicación de estos delitos ambientales recae en la


imputación que realizan nuestras autoridades a los sujetos activos de estos. Las
entidades que ostentan la acción penal competente, Fiscalías especializadas en
lo penal, realizan la persecución de estos delitos mayormente en los cosos que
son cometidos por personas naturales y no tan satisfactoriamente cuando se
trata de personas jurídicas, que son los principales implicados en estos actos
delictivos, en donde el bien jurídico protegido es el medio ambiente y el agraviado
es un conjunto social determinado (población o comunidades).

La imputación a personas jurídicas por causa de estos delitos se dificulta por el


principio de “Societas delinquere non potest” es decir que las sociedades,
refiriéndonos a personas jurídicas, no pueden delinquir a causa de la falta del
elemento volitivo (dolo) como si lo tienen las personas naturales. Sin embargo si
existe legislación que permite sancionar a estas entidades, como artículo 105,
23 y 27 del Código Penal.

Pero apartándonos del campo legal, la responsabilidad política en la correcta


sanción de estos delitos recae en la adecuada implementación de las fiscalías
ambientales, las cuales en mayoría se encuentra carentes de recursos
materiales y humanos, sin una adecuada ubicación de acuerdo a sus
jurisdicciones y, lo más importante, la casi total falta de especialización de los
fiscales encargados de estas instituciones en cuanto a este tema, tanto a nivel
legal como socio-cultural, provocando así una incorrecta aplicación de la ley y
tolerado el perjuicio de nuestros recursos.
REFERENCIAS
 HTTP://WWW.MINAM.GOB.PE/WP-
CONTENT/UPLOADS/2013/08/POL%C3%ADTICA-NACIONAL-DEL-
AMBIENTE.PDF
 HTTP://WWW.BUENAVENTURA.COM/ASSETS/UPLOADS/PUBLICACI
ONES/LA_MINERIA_RESPONSABLE_Y_SUS_APORTES_AL_DESAR
ROLLO_DEL_PERU.PDF , 2016
 MINISTERIO DEL MEDIO AMBIENTE