Sei sulla pagina 1di 7

Adolf Hitler una vez dijo que su inspiración esta puesta en Friedrich Nietzsche y Martin Lutero.

¿Pero
porque un hombre como Hitler que asesino a millones de Judíos fue inspirado por Martin Lutero? Adolf
Hitler dijo: “Lutero fue un gran hombre, un gigante. De una sentada traspasó las tinieblas; vio al judío,
como recién hoy lo comenzamos a ver.” (Adolf Hitler en Zwiegespräche zwischen Adolf Hitler und mir
[Duiálogo entre Adolfo Hitler y yo] de Dietrich Eckart, Múnich 1924; pág. 34)
Con el siguiente estudio quiero hacer reflexionar, si es necesario seguir celebrando el día de la iglesia
evangélica un 31 de Octubre, cuando Lutero expuso sus 95 Tesis. Reflexionemos si Lutero es la persona
más digna de recordar, o que nos represente nuestra fe como cristianos.

LUTERO EL ANTISEMITA
En ninguna parte en la Biblia se nos enseña a Odiar, perseguir y asesinar a los judíos y al pueblo de
Israel, más bien se nos enseña a amarlos, bendecirlos y orar por ellos, recuerde que nosotros solo
estamos injertados en ellos, y desde su pueblo vino el Salvador.

Pero Martin Lutero decía y practicaba lo contrario, Lutero fue uno de los principales incitadores y
orquestadores del holocausto Judío. El alemán Lutero quien en 1543 escribirá el que es considerado el
primer tratado moderno antisemita “Sobre los judíos y sus mentiras”. Lutero decía que debían quemarse
todas las sinagogas judías, destruir sus libros de oración, prohibir predicar a los rabinos, “aplastar y
destruir” sus casas, incautarse de su propiedades, confiscar su dinero y obligar a esos “gusanos
venenosos” a realizar trabajos forzados o expulsarlos “para siempre”.

Veamos algunos pasajes de su libro “sobre los judíos y sus mentiras”:

“Primero, sus sinagogas o iglesias deben quemarse… En segundo, sus casas deben asimismo ser
derribadas y destruidas… En tercer lugar, deben ser privados de sus libros de oraciones y Talmudes en
los que enseñan tanta idolatría, mentiras, maldiciones y blasfemias. En cuarto lugar, sus rabinos deben
tener prohibido, bajo pena de muerte, enseñar jamás… La furia de Dios contra ellos es tan grande que
están cada vez peor… Para resumirlo, estimados príncipes y nobles que tenéis judíos entre vuestras
posesiones, si mi consejo no os es suficiente, buscad otro mejor para que vosotros, y todos nosotros
seamos libres de esta insoportable carga diabólica”. (Lutero. Sobre los judíos y sus mentiras.)

“¿Quién les impide a los judíos volver a Judea? Nadie… Les proveeremos todas las provisiones para el
viaje, para vernos por fin libres de ese repulsivo gusano. Para nosotros, ellos son una grave carga, la
calamidad de nuestra existencia. Son una peste enclavada en nuestras tierras”. (Lutero. Sobre los judíos
y sus mentiras.)

“Yo les arrancaría la lengua de la garganta. Los judíos, en una palabra, no deben ser tolerados”. (Lutero.
Sobre los judíos y sus mentiras.)

LUTERO APOYA EL ASESINATO:


Durante la guerra de los campesinos de 1524, Lutero apoyó a las autoridades feudales para que mataran
indiscriminadamente a los campesinos hambrientos y desobedientes. En su predicación decía:

“Contra los asesinos y ladrones campesinos, en esto mojo mi pluma en sangre”. [LM180], y “llamo a los
príncipes a matar a los ofensivos campesinos como perros rabiosos, a apuñalarlos, a estrangularlos y
destruirlos como mejor puedan y así recibirán los príncipes la promesa del cielo.” [SL44]

“Lo que entonces escribí lo vuelvo a escribir ahora: que nadie tenga misericordia de los campesinos
contumaces, obstinados y obcecados, que no se dejan decir nada; el que pueda, y como pueda, que les
pegue, los hiera, los degüelle, los muela a palos como a perros rabiosos, […] con el fin de conservar la
paz y la seguridad. […] El burro pide palos y el pueblo quiere que se le gobierne con fuerza; esto lo sabía
muy bien Dios y, por eso, puso en manos de la autoridad no la cola de zorro, sino una espada”. (Martin
Lutero. Carta sobre el duro librito contra los campesinos. 1525)

LUTERO Y LAS MUJERES


Lutero se casará con la monja Katherina von Bora con quien tendrá varios hijos. No obstante tendrá una
opinión muy peyorativa respecto a las mujeres. En una predicación sobre las embarazadas decía:

“Dejen nos tener su hijo y hagan lo que puedan; si mueren: benditas sean porque seguramente morirán
en la noble labor y de acuerdo a la voluntad de Dios… Han visto que débiles y enfermizas son las mujeres
infértiles; aquellas bendecidas con muchos hijos son mas sanas, mas limpias y más felices. Pero si
eventualmente se desgastan por tener hijos y se cansan y se mueren, eso no importa. Dejen que mueran
pariendo, para eso están aquí.” (Martín Lutero, Sobre la Vida Matrimonial, 1522)

Lutero ha sido silenciado debido a que su verdadera teología es una vergüenza para sus seguidores.
Ellos han preferido propagar la imagen de benevolencia y grandilocuencia, del apasionado líder. Porque si
la gente realmente conociera lo que Lutero pensaba y enseñaba, estarían horrorizados.

Pero veamos sus verdaderas enseñanzas:


Lutero dijo: “Sé un pecador”
“Sé un pecador, y peca fuertemente, pero deja tu confianza aún más fuerte en Cristo, y regocíjate en Él,
quien ha triunfado sobre el pecado, la muerte y el mundo. Cometeremos pecados mientras estemos aquí,
debido a que este no es el lugar en donde la justicia reside… Ningún pecado puede separarnos de Él,
incluso si cometemos asesinato o adulterio miles de veces cada día. (”Fuente bibliográfica: “Que tus
pecados sean graves, del proyecto de Wittenberg”. Traducido por E. F., de la obra del Dr. Martin Lutero,
“Saemmtliche Schriften”, Carta no. 99, 1 agosto de 1521.)

Lutero realmente está diciendo que nuestras acciones, incluso las más pecaminosas imaginables, ¡no
importan! Está diciendo que podemos cometer todos los pecados que deseemos, deliberadamente,
presuntuosamente, a propósito, ¡y que no nos separaremos por esto de Dios! Después de todo,
únicamente requerimos nada más que la fe para ser salvos. Todo lo que hacemos es incidental (de poca
importancia). (Esto es lo que enseñan los falsos pastores hoy en día)

Lutero dijo: Hacer el bien es más peligroso que pecar.

“Aquellas piadosas almas que hacen el bien para ganar el reino de los cielos, no solo nunca tendrán éxito,
sino que deben incluso ser reconocidos entre los impíos. Y es más importante que se cuiden de las
buenas obras que del pecado. (Fuente bibliográfica: Wittemberg, VI, 160, citado por O’Hare en “Los
hechos acerca de Lutero”. Libros TAN, 1987, p 122)
Ud. deberá estar pensando, ¿Pudo él haber escrito lo que he leído? “Es más importante que se cuiden de
las buenas obras que del pecado”. Léalo de nuevo, sólo para asegurarse. ¿Lo ve? Ud. leyó bien la
primera vez. Lutero nos advierte en contra de las buenas y justas obras. Nos dice, no se preocupen del
pecado, Jesús se ocupará de éste. Pero hacer el bien, es algo que no tienes que observar. Especialmente
si se piensa ser bondadoso, generoso y amoroso, esto afectará negativamente el resultado del juicio final.
Lutero fue absoluta y monumentalmente incorrecto, e incorrecto por todos los tiempos. ¿Dónde dice en la
Escritura que podemos, sin provocación alguna, causar estragos en nuestros hermanos y hermanas y
cínicamente asesinar a miles de personas cada día y esperar ser salvos? En ninguna parte, por supuesto.
Únicamente el arrepentimiento sincero puede curar la ruptura que el pecado crea entre el individuo y Dios,
el tipo de arrepentimiento sincero que uno evidencia cuando encara sus propios pecados honrada y
justamente y diciéndolos de viva voz en el sacramento de la Confesión… Y Lutero nunca menciona el
arrepentimiento en sus pasajes, ni siquiera estando cerca la muerte.

Lutero dijo: La poligamia es lícita


Confieso que no puedo prohibir a una persona a que tome varias mujeres por esposas, ya que esto no
contradice las Escrituras. Si un hombre desea tomar a más de una mujer por esposa, debería preguntarse
si lo hace con la complacencia de su conciencia de manera que pueda hacerlo de acuerdo a la palabra de
Dios. En tal caso, la autoridad civil no tiene injerencia en el asunto (Fuente bibliográfica: De Wette II, 459,
ibid., pp. 329-330)

Martín Lutero: La autoridad es sirviente castigadora de Dios


“La autoridad es una sirviente de Dios. Esta por sí misma no sería capaz de mantener un orden público.
Ella es como una red en el agua: Nuestro Señor Dios guía al malhechor hacia la autoridad, para que estos
no se escapen … Dios es un juez justo en la Tierra. Por esto nadie se escapa, quién no haga penitencia,
del justo castigo por la superioridad. Si tu huyes de mí, así no huirás del verdugo.” (Luther Deutsch. Die
Werke Martin Luthers in neuer Auswahl für die Gegenwart, editado por Kurt Aland, tomo 9:
Conversaciones de sobre mesa. Tercera edición totalmente renovada, Stuttgart 1960; Edición Reclam,
Ditzingen 1987, N° 430)

Martín Lutero: Los predicadores son los más grandes homicidas, porque Dios lo ha ordenado
“Los predicadores son los más grandes homicidas. Porque advierten a la autoridad para que ella actúe
con decisión de su mandato y castigue a los inicuos. Yo he matado a todos los campesinos en la rebelión;
toda su sangre está sobre mi cuello. Pero yo se lo cargo a nuestro Señor Dios, ya que Él me ha ordenado
decir esto …” (Conversaciones de sobre mesa, EW 3, pág. 75)

Martín Lutero: Dios mata mediante mano de soldado


“La mano, que lleva la espada y mata, entonces no es la mano de una persona, si no la mano de Dios, Y
no el hombre, si no Dios ahorca, tortura, descabeza y guerrea. Todo esto son sus obras y su juicio.
Resumiendo, al ser soldado no hay que mirar como se mata, se quema, se golpea, se toma prisioneros,
etc. Esto lo hacen los ojos de niños ingenuos sin práctica, que tampoco observan al médico, como este
amputa la mano y aserrucha una pierna, pero que no ven, de que se trata de salvar todo el cuerpo. Al
igual hay que ver el oficio del soldado o de la espada como ojos masculinos, porque mata así y es tan
cruel. Entonces se demuestra por si mismo que es un oficio total y absolutamente divino y necesario para
el mundo como el comer y el beber. Pero que algunos hacen mal uso de este oficio … no es culpa del
oficio, si no de la persona … ellos finalmente no pueden escapar del juicio de Dios, es decir, de su
espada. Él finalmente los encuentra y les acierta, como también ahora les sucedió a los campesinos con
[su] sedición”. (Lutero, Zur Frage, ob man auch als Soldat in einem Gott wohlgefälligen Stand lebt (Sobre
la pregunta, si como soldado se vive en un estado de agrado para Dios), EW 19, pág. 623-662)
Martín Lutero llama a la guerra y al “asesinato” de los antibelicistas turcos
“… porque los cristianos … cada uno son llamados por sus superiores, al combate contra los turcos,
actuarán como fieles y obedientes súbditos (Como de cierto lo harán si son verdaderos cristianos) y
agitarán con alegría el puño y golpearán, asesinarán, robarán y dañarán sin temor todo cuanto puedan,
porque pueden hacerlo… si a causa de esto mueran, pues bien, no sólo fueron cristianos, si no fieles
súbditos, que han dado su vida y sus bienes, en obediencia a Dios, donde sus superiores. Bien
aventurados y santos sean eternamente…” (Una prédica para el ejército contra los turcos, D. Mar. Lutero,
año 1529; Tomos 4, pág. 494b-496)

Martín Lutero: Cristo confirma la pena de muerte


“Esta ley de la espada existió desde el comienzo del mundo, … que hay que matar a los asesinos.
Después del diluvio, Dios expresamente lo ha impuesto y confirmado, diciendo en Génesis 9, 6: “El que
derramare sangre de hombre, por el hombre su sangre debe ser derramada” …” porque todos los que
tomen espada, a espada deberá perecer” [Mateo 26, 52] lo que es entendible como en Génesis 9, 6: “El
que derramare sangre de hombre” etc. Sin duda alguna Cristo hace referencia con estas palabras a
aquella cita y con esto quiere [nuevamente] implementar y confirmar esta sentencia.” (Martín Lutero, Die
weltliche Obrigkeit und die Grenze des Gehorsams [La autoridad mundial y el límite de la obediencia], en
Martín Lutero, edición de bolsillo, tomos 5, Berlín 1982, pág, 112.)

Martín Lutero: Algunos niños parecidos al diablo son verdaderos diablos


“Si se habla de los niños que se parecen al diablo, de los cuales he visto algunos, entonces siento, que, o
son deformados por el diablo, pero no engendrados por él, o que son verdaderos diablos.” (Opery
exegetita, edición de Erlangen II, pág. 127)

Herederos de Lutero: Matar a los niños impedidos


a) “La creencia luterana sobre brujas, toma formas dramáticas, ya que desemboca en el concepto, que
hay que ahogar a niños pobres, idiotas y deficientes mentales, en los cuales se cree reconocer niños
diabólicos.” (Hans-Jürgen Wolf, pág. 719)

b) Esta deformación facial humana… “hay” que devolverla al Creador.” (El médico jefe de la institución
evangélica para impedidos en Neuendettelsau, Dr. Boekh, en: Ernst Klee, Die SA Jesu Christi, Frankfurt
am Main 1989, pág. 180)

Jesús advierte por el respeto frente a todos los niños


“Mirad que no menospreciéis a uno de estos pequeños; porque os digo que sus ángeles en los cielos ven
siempre el rostro de mi Padre que está en los cielos.” (Mateo 18, 10)

Martín Lutero: Lactantes no bautizados están amenazados por la condena. Oponentes al bautismo de
lactantes deben ser matados

“Bautismo infantil, pecado original … aún cuando estos artículos son importantes, porque el asunto no es,
echar a los niños del cristianismo y situarlos en un estado incierto, incluso llevarlos a la condena …
Mientras que se observa y se capta, que hay artículos groseramente falsos [donde los distinto creyentes],
concluimos que en este caso los tozudos también deben ser muertos.” (El dictamen de Philipp
Melanchthon “Ob christliche Fürsten schuldig sind, der Wiedertäufer unchristliche Sekte mit leiblicher
Strafe und mit dem Schwert zu wehren” [Si los príncipes cristianos son culpables, que se defienden contra
sectas no cristianas, mediante el castigo corporal y con la espada], 1536; tomos 8, pág. 383; Lutero
aprobó este dictamen)

Martín Lutero, le agradan los disidentes que se suicidan


“A mi me agradan los fanáticos y rabiosos exaltados, que se suicidan.” (Conversaciones de sobremesa,
Luther Deutsch, 279)

Martín Lutero: El Espíritu Santo establece la muerte como castigo


“Los cristianos pueden soportar fácilmente la muerte, si no supiesen, que la ira de Dios está unido con la
muerte. Esto nos hace agria la muerte … El Espíritu Santo impone la muerte como castigo, para que nos
aterremos – no como diversión.” (Conversaciones de sobremesa, Luther Deutsch, 814.816)

Los últimos años de la vida de Lutero fueron caracterizadas por su mala salud y nuevas preocupaciones
sobre el papel mesiánico de Jesús. Esto lo llevo hacia un enfrentamiento con el judaísmo, el cual el
aborrecía.

Durante el juicio de Nuremberg a los Nazis alemanes por sus crímenes de guerra, estos justificaron el
asesinato de 6 millones de judíos usando el libro de Lutero “Sobre los judíos y sus mentiras”. En el
Tribunal alegaron en su defensa que no habían hecho otra cosa más que ejecutar lo que Martín Lutero
había ordenado cuatro centurias antes.

Lutero sigue siendo elogiado y celebrado, por ejemplo, en el “Año de Lutero” 1983 con motivo de su
cumpleaños 500 o en las conmemoraciones luteranas 1996 con ocasión de su aniversario de muerte Nº
450. O en las festividades luteranas anuales, por ejemplo en Wittenberg o Eisenach. Y hoy lo recordamos
conmemorando su nombre todos los 31 de Octubre.

“¡Ay de vosotros, cuando todos los hombres hablen bien de vosotros! porque así hacían sus padres con
los falsos profetas.”(Lucas 6, 26)

Personalmente me da vergüenza conmemorar a un hombre cuyas enseñanzas estaban tan erróneas a lo


que enseño nuestro señor Jesucristo, pero más me avergüenza su oscuro corazón, no pude escribir todas
sus herejías (por no ser tedioso), pero creo que con este pequeño resumen podemos ver quien era este
hombre al cual celebramos.

El pueblo se pierde por ignorante, pero su sangre ya no será derramada de mis manos, la información fue
puesta a su conocimiento, la decisión es suya.

Compartido por Pablo Salinas

Fuentes: ““Sobre los judíos y sus mentiras”(Martin Lutero),….(Martin Lutero. Carta sobre el duro librito
contra los campesinos. 1525),…. (Martín Lutero, Sobre la Vida Matrimonial, 1522),…(”Fuente bibliográfica:
“Que tus pecados sean graves, del proyecto de Wittenberg”. Traducido por E. F., de la obra del Dr. Martin
Lutero, “Saemmtliche Schriften”, Carta no. 99, 1 agosto de 1521.),….(Fuente bibliográfica: Wittemberg, VI,
160, citado por O’Hare en “Los hechos acerca de Lutero”. Libros TAN, 1987, p 122),…(Fuente
bibliográfica: De Wette II, 459, ibid., pp. 329-330),…(Luther Deutsch. Die Werke Martin Luthers in neuer
Auswahl für die Gegenwart, editado por Kurt Aland, tomo 9: Conversaciones de sobre mesa. Tercera
edición totalmente renovada, Stuttgart 1960; Edición Reclam, Ditzingen 1987, N° 430),….(Conversaciones
de sobre mesa, EW 3, pág. 75),….(Lutero, Zur Frage, ob man auch als Soldat in einem Gott
wohlgefälligen Stand lebt (Sobre la pregunta, si como soldado se vive en un estado de agrado para Dios),
EW 19, pág. 623-662),….(Una prédica para el ejército contra los turcos, D. Mar. Lutero, año 1529; Tomos
4, pág. 494b-496),….(Martín Lutero, Die weltliche Obrigkeit und die Grenze des Gehorsams [La autoridad
mundial y el límite de la obediencia], en Martín Lutero, edición de bolsillo, tomos 5, Berlín 1982, pág,
112.),…(Opery exegetita, edición de Erlangen II, pág. 127),…(Hans-Jürgen Wolf, pág. 719),….etc, etc….