Sei sulla pagina 1di 6

La teoría de la personalidad de Carl Jung

Para Carl Jung existen cuatro funciones psicológicas básicas: pensar, sentir,
intuir y percibir. En cada persona una o varias de estas funciones tienen particular
énfasis. Por ejemplo, cuando alguien es impulsivo, según Jung, se debe a que
predominan las funciones de intuir y percibir, antes que las de sentir y pensar.

1. Carácter de tipo extrovertido

El tipo extravertido se caracteriza por:

 Su interés se enfoca hacia la realidad exterior, antes que hacia el mundo interno.
 Las decisiones se toman pensando en su efecto en la realidad externa, antes que
en la propia existencia.
 Las acciones se llevan a cabo en función de lo que otros pueden pensar acerca de
ellas.
 La ética y la moral se construyen dependiendo de lo que predomine en el mundo.
 Son personas que se acomodan a casi cualquier ambiente, pero les cuesta trabajo
adaptarse realmente.
 Son sugestionables, influenciables y tienden a imitar.
 Necesitan hacerse ver y ser reconocidos por los demás

2. Carácter de tipo introvertido

Por su parte, el tipo introvertido tiene entre sus rasgos:

 Siente interés por sí mismo, por sus sentimientos y pensamientos


 Orienta su conducta de acuerdo con lo que siente y piensa, aunque vaya en
contravía de la realidad exterior
 No se preocupa demasiado por el efecto que sus acciones causen en el entorno. Le
preocupa sobre todo que le satisfagan interiormente
 Tienen dificultades tanto para acomodarse, como para adaptarse al entorno. Sin
embargo, si logran adaptarse, lo harán realmente y de manera creativa.
Los tipos de personalidad

A partir de las funciones psicológicas básicas y de los dos tipos de carácter


fundamentales, Jung señala que se derivan ocho tipos de personalidad bien
diferenciadas. Todas las personas pertenecerían a uno u otro tipo. Estos son:

1. Reflexivo extravertido
La personalidad reflexiva extravertida corresponde a los individuos
cerebrales y objetivos, que actúan casi exclusivamente con base en la razón.
Solo toman por cierto aquello que se afirme con suficientes evidencias. Son poco
sensibles y pueden llegar incluso a ser tiránicos y manipuladores con los demás.

2. Reflexivo introvertido
El reflexivo introvertido es una persona con gran actividad intelectual, que,
sin embargo, tiene dificultades para relacionarse con los demás. Suele ser
obstinado y muy tenaz para lograr sus objetivos. A veces se le ve como un
desadaptado, inofensivo y a la vez interesante.

Sentimental extravertido
Las personas con gran habilidad para entender a otros y para establecer
relaciones sociales son los sentimentales extravertidos. Sin embargo, les
cuesta trabajo apartarse del rebaño y sufren cuando son ignorados por su entorno.
Son muy diestros con la comunicación.

4. Sentimental introvertido
La personalidad sentimental introvertida corresponde a las personas
solitarias y con gran dificultad para establecer relaciones con los demás.
Puede ser huraño y melancólico. Hace todo lo posible por pasar desapercibido y le
gusta permanecer en silencio. Sin embargo, es muy sensible a las necesidades de
los otros.

5. Perceptivo extravertido
Los individuos perceptivos extravertidos tienen una especial debilidad por los
objetos, a los que llega a atribuir cualidades mágicas incluso, aunque lo haga de
manera inconsciente. No le apasionan las ideas, sino la manera como toman forma
en cuerpos concretos. Busca el placer por encima de todo.

6. Perceptivo introvertido
Es un tipo de personalidad muy propio de músicos y artistas. Las personas
perceptivas introvertidas ponen especial énfasis en las experiencias
sensoriales: le dan gran valor al color, a la forma, a la textura… Lo suyo es el
mundo de la forma, como fuente de las experiencias interiores.
7. Intuitivo extravertido
Corresponde al típico aventurero. Las personas intuitivas extravertidas son muy
activas e inquietas. Necesitan muchos estímulos de todo tipo. Son tenaces para
lograr sus objetivos, y una vez los consiguen pasan al siguiente olvidando el
anterior. No les importa mucho el bienestar de quienes les rodean.

8. Intuitivo introvertido
Son extremadamente sensibles a los estímulos más sutiles. La personalidad
intuitiva introvertida corresponde al tipo de personas que casi “adivinan” lo
que otros piensan, sienten o se disponen a hacer. Son imaginativos, soñadores e
idealistas. Les cuesta trabajo “poner los pies sobre la tierra”.

6. Modelo de los 5 factores


Desarrollos posteriores heredaron las dimensiones de Eysenck y propusieron un
modelo basado en 5 grandes rasgos de la personalidad, a saber:

 Extraversión (o introversión). Alta socialización, atrevimiento en situaciones


sociales, tendencia a evitar la soledad. Tiende a experimentar emociones positivas:
satisfacción, alegría, excitación. Posee una intensa relación con el entorno. Su
opuesto, la introversión, es idéntico pero del signo contrario en todo.
 Apertura al cambio (o cerrazón). Curiosidad intelectual, exploración estética, gusto
por las experiencias interiores, independencia de juicio. Tiende a la originalidad, la
conciencia de las propias emociones y a ser altamente imaginativo. En el caso
opuesto, se trata de lo contrario: un talante menos sensible al arte, más conforme
a la familiaridad y menos
 Responsabilidad (o irresponsabilidad). Autocontrol, planificación, organización, todo
aquello que compone la voluntad de logro. Tiende a personalidades más
concienzudas, más voluntariosas y determinadas, y en su caso opuesto, tiende a
valoraciones morales más laxas.
 Amabilidad (o incordialidad). Docilidad, capacidad de entablar relaciones
interpersonales amistosas, confiabilidad, solidaridad. Su polo positivo tiende a una
mayor conformidad y el negativo a un pensamiento crítico.
 Neuroticismo. Personalidades ansiosas, inestables, de mucha volubilidad
emocional, con altos contenidos de ansiedad y preocupaciones. Tiende a la baja
tolerancia al estrés, poca capacidad social, poca adaptabilidad.

La extroversión/introversión se relaciona con la tendencia de las personas


hacia distintos tipos de actividades e intereses. Las personas extrovertidas se
caracterizan por la sociabilidad, la necesidad de excitación y cambio, actuar
en el momento, y son por lo general impulsivas. Suelen además ser
optimistas y amantes del buen humor. También suelen ser agresivos, en el
sentido de tener poca tolerancia a las frustraciones y el poco control de sus
sentimientos. El extravertido típico es sociable, le gustan las reuniones, tiene
muchos amigos, necesita de personas con quien charlar y no le gusta leer o
trabajar en solitario; busca las emociones fuertes, se arriesga, hace proyectos
y se conduce por impulsos del momento; tiene siempre dispuesta una
respuesta rápida y, en general, le gusta el cambio, es despreocupado,
optimista y propende a reir y vivir contento; esta persona prefiere el
movimiento y la acción.

Las personas introvertidas prefieren las actividades a solas que con la gente,
como las actividades intelectuales o los libros. Tienden a planear las cosas y
desconfían de los impulsos. Se toman seriamente sus actividades, les gusta
llevar una vida ordenada y sus sentimientos suelen estar bajo su control.
Raramente son agresivas y no suelen perder el control fácilmente. No
necesitan a los demás para estar contentos, tratan de entender las
situaciones con más interés que los extravertidos y son más reflexivos.

Es un individuo tranquilo, retraído, introspectivo, se muestra reservado y


distante, excepto con sus amigos intimos (los introvertidos valoran
intensamente los pocos amigos que tienen), tiende a ser previsor, a pensarlo
antes de comprometerse y a desconfiar de los impulsos del momento; no le
gustan las sensaciones fuertes, toma en serio las cosas cotidianas y prefiere
llevar una vida ordenada; controla estrechamente sus sentimientos,
raramente se conduce de una manera agresiva y no se encoleriza fácilmente,
es un poco pesimista y concede gran valor a los criterios éticos, es una
persona en la se puede confiar-

Los introvertidos no son necesariamente tímidos, las personas tímidas son algo ansiosas y
temen la auto-exposición en sitios sociales; los introvertidos generalmente no sienten
nada similar. En realidad, los introvertidos son personas que encuentran a otras personas
fatigantes y tienden a buscar la soledad en según que momentos. Les agradan las
conversaciones complejas sobre sentimientos o ideas y aunque tienden a comportarse de
forma reservada y distante en grupos, en realidad lo que necesitan es una razón para
interactuar.

Las personas extrovertidas toman energía de la gente, y se debilitan o decepcionan al


estar solos. Deja a un extrovertido solo por dos minutos y correrá por su teléfono. En
contraste, después de una hora o dos de estar en un acto social, los introvertidos
necesitan "apagarse" y "recargarse", les gusta evitar las complicaciones de estar
involucrados en actividades públicas. Esto no implica ser antisocial. Tampoco es un signo
de depresión. No hay necesidad de medicamentos. Para los introvertidos, el estar a solas
con sus pensamientos es tan restaurador como dormir, tan nutritivo como el comer. Su
lema sería: "Yo estoy bien, tú estás bien (en pequeñas dosis)." Los introvertidos no son
buscadores de emoción y adictos a la adrenalina. Si hay demasiado ruido y gente
hablando, se cierran. Sus cerebros son muy sensibles a un neurotransmisor llamado
dopamina. Los introvertidos y extrovertidos tienen diferentes vías neurológicas
dominantes. Se estima que en torno al 25% de la población es introvertida.

Extraversión

Las personas extravertidas son sociables, tienen muchos amigos, les gusta estar con
gente, suelen ser impulsivos, despreocupados y amantes de la aventura y el riesgo, les
gustan las bromas, la variación y están muy implicados con el mundo exterior. Son
personas entusiastas y orientadas a la acción, con mucha energía, asertivos, les gusta
hablar y dirigir la atención hacia ellos. Su atención se orienta principalmente hacia el
mundo exterior antes que hacia su propio mundo interior. Son personas que necesitan
una mayor estimulación externa.

A los extravertidos les gusta implicarse en actividades sociales y de grupo, les atraen
los encuentros sociales y las multitudes, disfrutan más del tiempo que pasan con los
demás y menos del tiempo que pasan solos y tienen más probabilidades
de aburrirse cuando están solos.

Introversión

Los introvertidos, por el contrario, están más orientados hacia el mundo interior y, al
contrario que los extravertidos, su energía aumenta estando solos y se agota con más
facilidad estando con otras personas.

Son más reservados y disfrutan más de actividades que se practican en solitario, como
leer. Los artistas, escritores o inventores suelen ser típicamente personas introvertidas.
Disfrutan del tiempo que pasan solos y consideran menos agradable el tiempo que
pasan con los demás, aunque puedan disfrutar de las interacciones con amigos
cercanos o grupos pequeños.

Los introvertidos son menos impulsivos, piensan más antes de hablar y, sobre todo los
niños y adolescentes, prefieren observar un rato antes de actuar en situaciones
sociales. Les gusta hacer planes a largo plazo, tienen una vida más ordenada, son más
tranquilos y retraídos y tienen pocos amigos, a quienes escogen con cuidado