Sei sulla pagina 1di 3

TECNOLOGÍAS PARA LA PRODUCCIÓN DE

ÓXIDO DE ETILENO
Las licencias de tecnología actualmente existentes para la producción de Oxido de
Etileno por oxidación directa pertenecen a las empresas Shell, Scientific Design
(SD), Union Carbide Corporation (UC, subsidiaria de Dow Chemicals Co.), Japan
Catalityc, Snam Progetti y Hüls.

Todas las tecnologías son muy similares, aunque existen diferencias dependiendo
principalmente si se emplea aire u Oxígeno puro como oxidante. Las plantas de
Shell solo utilizan Oxígeno como agente oxidante mientras que Scientific Design y
Union Carbide Corporation han desarrollado también plantas basadas en la
oxidación con aire.

Aire vs. Oxígeno. Consideraciones Económicas


El proceso basado en el empleo de Oxígeno y aquel que usa aire son similares,
pero existen algunas diferencias. Si bien no describiremos en esta sección ambos
procesos, se analizarán los costos asociados a ambas modalidades en busca de
una conclusión en cuanto a la conveniencia de uno u otro para la producción.
Existen dos características que dictan la diferencia en costos de capital para ambos
casos.

El aire introduce al proceso una gran cantidad de Nitrógeno requiriendo de una


inversión adicional en reactores de purga, absorbedores asociados y sistemas de
recupero de energía del gas de venteo (no es rentable al usar Oxígeno, ya que el
caudal de venteo es menor). Sin embargo los sistemas con Oxígeno puro necesitan
incorporar un proceso para obtener este insumo a partir de aire o bien aumentar los
costos de materias primas adquiriendo Oxígeno desde un proveedor, además de un
sistema de remoción de Dióxido de Carbono ausente en la primera modalidad.
Comparando la inversión necesaria para capacidades mayores a 20.000 tn/año, las
plantas operantes con Oxígeno tienen menor costo de capital incluso en los casos
en que se decide incluir un sistema de separación de aire. Sin embargo para plantas
de escalas menores la inversión del proceso con aire es menor que aquella
requerida para el proceso con Oxígeno, a menos que se decida la compra de
Oxígeno desde una gran unidad de separación que sirva a varios clientes.

Existen también gran cantidad de consideraciones en cuanto a los costos operativos


que difieren significativamente entre los dos procesos. Los costos del catalizador,
del Oxígeno y del Etileno son factores críticos a la hora de definir las economías
relativas.

Para un mismo tipo de catalizador el proceso con Oxígeno opera a selectividades


mayores y requiere menos volumen de catalizador.

Aunque el costo del Etileno constituye el 60% del costo total de fabricación para
ambos casos, cambios en el costo del Etileno solo influencian débilmente el costo
final del producto en ambos casos.

Por otro lado, el aumento en el precio del Oxígeno tiene un efecto mucho más
significante en la economía de una unidad de Oxígeno.

El proceso a base de Oxígeno no genera un volumen de purga de gas lo


suficientemente alto como para llevar adelante una recuperación de energía
significativa. Asimismo posee un considerable requerimiento de calor para los
equipos de desorción de Dióxido de Carbono. El costo de compresión de una planta
basada en Oxígeno es ligeramente mayor que el de una planta similar basada en el
proceso de aire.

La pureza de las materias primas determinará también la economía relativa entre


ambos procesos. Si la pureza del Oxígeno es baja el volumen de la purga de gas
(rica en Etileno) se incrementa marcadamente, haciendo que el proceso basado en
Oxígeno sea menos atractivo. En general, a medida que disminuye la pureza del
Etileno, el proceso con aire resulta más atractivo. Sin embargo, un proceso a base
de aire, podría requerir de un sistema de purificación si se detectara la presencia de
impurezas tales como sulfuros, halógenos e hidrocarburos pesados.
Se puede apreciar que no se puede llegar a una conclusión general para los costos
operativos de ambas tecnologías, como así tampoco establecer la superioridad de
un proceso frente a otro.

Sin embargo, todas las plantas productoras de Oxido de Etileno construidas en los
últimos 15 años operan bajo la modalidad de Oxígeno puro, y un gran número de
plantas existentes a base de aire fueron transformadas durante el mismo período.