Sei sulla pagina 1di 76

Protocolo de Vigilancia Epidemiológica de Enfermedad Similar a la

Influenza (Esi), Infección Respiratoria Aguda Grave (Irag) e Irag


Inusitada

1. Importancia del evento


1.1. Caracterización epidemiológica de enfermedad similar a la influenza e infección
respiratoria aguda grave (ESI- IRAG).

A partir del 2001 se inició en Colombia la notificación de la mortalidad por IRA en menores
de cinco años a través del Sistema Nacional de Vigilancia en Salud Pública - Sivigila. Desde el
2003 y hasta el 2007 se reportó un total de 2.252 muertes con promedio anual de 450 casos. Al
comparar la información generada por el Departamento Administrativo Nacional de
Estadísticas (DANE) y la mortalidad notificada al Sivigila se evidencia que existe un
porcentaje importante de sub-registro de los casos notificados, lo que hace necesario fortalecer
la vigilancia del evento y el análisis de los certificados de defunción que tienen como causa
básica la infección respiratoria aguda en todas las entidades territoriales.

Muchos estudios han demostrado que la IRAG de origen viral puede exceder el número de
IRAG de origen bacteriano, especialmente en los menores de dos años. En estudios
prospectivos que incluían pacientes hospitalizados por neumonías adquiridas en la comunidad
se encontró que 71% de ellas fueron de origen viral (1).

Se calcula que la IRAG de origen viral, específicamente la influenza, provoca anualmente entre
3 a 5 millones de casos de la enfermedad grave y 250,000 a 500,000 defunciones en todo el
mundo. Se ha encontrado que las proporciones más altas de infección por el virus de influenza
se encuentran en niños de edad escolar y población adulta mayor. En países desarrollados, la
tasa de letalidad atribuida a influenza es de 3,8 muertes por cien mil niños (2), la vigilancia de
la enfermedad similar a la influenza demuestra tasas de ataque anuales que van desde 20,3 a
30,8% (3). La infección por virus de influenza también es asociada en niños con el desarrollo
de neumonía grave secundaria por S. pneumoniae (4).

Aunque son importantes la morbilidad y mortalidad que pueden resultar de la infección por
influenza en cualquier persona, el riesgo de complicaciones aumenta en las mujeres
embarazadas, en individuos con enfermedades crónicas cardiopulmonares, en
inmunosuprimidos o con enfermedades hematológicas.

En la región de las Américas, los datos desde 2004 indican que las tasas de incidencia de la
enfermedad similar a la influenza varían de 862 casos por 100,000 habitantes en Chile a 2,833
casos por 100,000 en Paraguay. Extrapolando estas cifras a la población de América Latina y el
Caribe, cabría esperar un total de 4,7 a 15 millones de casos de enfermedad similar a la
influenza en un solo año (5).

La influenza es considerada actualmente una enfermedad emergente y su importancia se debe


a su alta transmisibilidad y rápida capacidad de propagación, al elevado potencial epidémico y
pandémico y a la gravedad de sus complicaciones (6).
Evento de vigilancia: ESI -IRAG Fecha de creación 2008 1
INS – Subdirección de Vigilancia y Control Página 1 de 76
La ecología de la enfermedad y el comportamiento del virus de influenza han dado lugar a
numerosas oportunidades para la aparición de virus pandémicos, sea por un fenómeno de
redistribución génica, en el que se produce un intercambio de material entre virus humanos y
aviares durante la coinfección de un ser humano o un cerdo, o mediante un proceso más
gradual de mutación adaptativa (7).

Se deben presentar ciertas condiciones para la existencia de un virus de influenza A


pandémico, entre ellas cambio antigénico mayor con la aparición de un virus de influenza A de
un subtipo diferente, población susceptible con baja inmunidad para el nuevo subtipo y alto
potencial de transmisión persona a persona durante un período suficientemente largo (8).

La evidencia histórica sugiere que las pandemias pueden ocurrir tres a cuatro veces por siglo.
De las tres pandemias registradas en el siglo pasado, en la de 1918 entre 20 y 30% de la
población enfermó y probablemente hubo más de 40 millones de víctimas mortales,
principalmente entre personas de 15 a 35 años de edad. En 1957 y 1968 las pandemias
provocaron un número elevado de casos y una mortalidad combinada que se estima en más de
tres millones de personas entre niños pequeños, adultos mayores y personas aquejadas de
afecciones crónicas subyacentes. Las tasas de infección acumuladas a lo largo de todas las
ondas pandémicas pueden ser hasta de 50% y la tasa de ataque alrededor de 25% (6).

En el comportamiento usual de la influenza, la gravedad del cuadro clínico varía cada año
dependiendo del subtipo de virus y cepa circulante, tasas de incidencia, niveles de
susceptibilidad y protección de la enfermedad.

La enfermedad por influenza se presenta en forma de casos esporádicos, brotes localizados o


regionales, epidemias y, según se expresó ya, cada 20 a 30 años como pandemias. En climas
templados los brotes de influenza ocurren anualmente y generalmente con una presentación
estacional. En el hemisferio norte se produce un aumento de casos de diciembre a marzo que
dura de 6 a 8 semanas y en el hemisferio sur entre los meses de mayo y agosto. En climas
tropicales y subtropicales la influenza se presenta como casos esporádicos o brote durante
todo el año. Los subtipos de influenza con hemaglutinina (HA) 1, 2 y 3 y neuroaminidasa
(NA) 1 y 2 son los que han afectado al hombre con mayor frecuencia.

Los virus de la influenza involucrados en pandemias han estado ligados a especies animales.
Todos los virus de la influenza que afectan a mamíferos, incluida aquí la población humana,
derivan de un extenso conjunto de subtipos víricos diferentes que se mantienen en las aves
acuáticas, reservorio natural de los virus de la influenza A. Los mamíferos, y en particular los
cerdos, pueden jugar un importante papel en la aparición de virus con potencial pandémico,
por tanto la integración de la vigilancia animal es un requisito imprescindible en la vigilancia de
la influenza.

Los virus de la influenza de origen aviar pueden clasificarse en "poco patogénicos" o


"altamente patogénicos", según sus características genéticas y la gravedad de la enfermedad
que provocan en las aves de corral (9).

Los casos humanos de influenza aviar se han incrementado desde la década pasada; los de
influenza humana de origen aviar por el subtipo H7N7 inicialmente ocurrieron asociados a un
Evento de vigilancia: ESI -IRAG Fecha de creación 2008 2
INS – Subdirección de Vigilancia y Control Página 2 de 76
brote de aves de corral causado por el mismo subtipo, en el cual se documentó transmisión
del virus de aves enfermas a humanos resultando dos personas muertas y cerca de 81
infectadas (10).

Las infecciones humanas más importantes por influenza humana de origen aviar conocidas en
los últimos años se presentaron en Hong Kong en 1997, cuando el subtipo H5N1 causó
enfermedad respiratoria grave a 18 personas, seis de las cuales fallecieron. Esa infección
coincidió con una epidemia de influenza aviar altamente patógena causada por el mismo
subtipo en la población de aves de corral. Una amplia investigación de ese brote concluyó que
el contacto estrecho con las aves infectadas había sido el origen de la infección humana. Los
resultados de estudios genéticos posteriores mostraron que el virus había pasado directamente
de las aves al hombre (10). A partir del 2003 y hasta el 19 de junio de 2008 han ocurrido 385
casos, de los cuales 243 fueron fatales; los países afectados han sido Azerbaijan (8 casos),
Bangladesh (1 caso), Camboya (7 casos), China (30 casos), Djibouti (1 casos), Egipto (50
casos), Indonesia (135 casos), Irak (3 casos), Republica Democrática de Laos (2 casos),
Myanmar (1 caso), Nigeria (1 caso), Pakistán (3 casos) Tailandia (25 casos) , Turquía (12 casos
) y Vietnam (106 casos).

La propagación de la infección entre las aves aumenta la probabilidad de una infección directa
al hombre. Si a medida que pasa el tiempo crece el número de personas infectadas, aumentará
también la probabilidad de que el ser humano se infecte simultáneamente por un subtipo de
influenza humana y aviar, incrementando la posibilidad de recombinación de los subtipos para
que emerja un nuevo subtipo que pueda transmitirse fácilmente de una persona a otra y la
posibilidad de una pandemia por un virus de influenza nuevo (11). En el cuadro 1 se describen
las distintas fases de progreso de una pandemia de influenza según las recomendaciones
adoptadas por la Organización Mundial de la Salud en el 2005.

Cuadro 1. Fases de la pandemia de influenza y metas a alcanzar en salud pública

Fases Metas generales de salud pública


Período interpandémico

Fase 1. No se han detectado nuevos


subtipos del virus de la influenza en los Fortalecer los preparativos para una pandemia de
seres humanos. Un subtipo de este virus influenza a escala mundial, regional, nacional e
que haya causado infección humana internacional.
puede estar presente en los animales. Si
está presente en los animales, el riesgo1
de infección o enfermedad humana se
considera bajo.

Fase 2. No se han detectado nuevos Reducir al mínimo el riesgo de transmisión a los


subtipos del virus de la influenza en los seres humanos; detectar y notificar rápidamente
1
La distinción entre la fase 1 y la fase 2 se basa en el riesgo de infección o enfermedad humana generado por las cepas
que circulan en los animales. La distinción depende de diversos factores y de su importancia relativa según el conocimiento
científico vigente. Entre estos factores pueden contarse la patogenicidad en los animales y en los seres humanos, la
presencia de infección en los animales domésticos y el ganado o sólo en la fauna silvestre, si el virus es enzoótico o
epizoótico, si se encuentra localizado o generalizado desde el punto de vista geográfico y otros criterios científicos.
Evento de vigilancia: ESI -IRAG Fecha de creación 2008 3
INS – Subdirección de Vigilancia y Control Página 3 de 76
seres humanos. Sin embargo, un la transmisión cuando ocurra.
subtipo del virus de la influenza animal
que circule representa un riesgos
considerable de enfermedad humana.
Período de alerta pandémica

Fase 3. Se detectan uno o varios casos Procurar una rápida caracterización del nuevo
de infección humana con un nuevo subtipo vírico, detección, notificación y respuesta
subtipo vírico, pero sin propagación de temprana a los casos adicionales.
persona a persona, o como máximo,
raros casos de propagación a un
contacto cercano2.

Fase 4. Se detectan uno o varios Contener el nuevo virus dentro de focos


conglomerados pequeños con limitados o retardar su propagación a fin de
transmisión limitada de persona a ganar tiempo para poner en marcha las medidas
persona, pero la propagación es muy de preparación, entre ellas la preparación de la
localizada, lo cual indica que el virus no vacuna.
se adapta bien a los seres humanos.

Fase 5. Se detectan uno o varios Maximizar los esfuerzos para contener o retardar
conglomerados más grandes, pero la la propagación a fin de evitar una pandemia y
transmisión de persona a persona sigue ganar tiempo para poner en marcha las medidas
siendo limitada, lo cual indica que el de respuesta antipandémicas.
virus se adapta cada vez mejor a los
seres humanos, pero tal vez no es aún
plenamente transmisible (riesgo
pandémico considerable).
Período pandémico
Fase 6. Pandemia: transmisión Reducir al mínimo la repercusión de la
acrecentada y continuada en la pandemia.
población general.
Fuente: WHO global influenza preparedness plans. The role of WHO and recommendations for national
measures before and during pandemics. Génova, 2005. Pág. 7.

Desde 1997 existe la estrategia de vigilancia centinela de la circulación del virus de influenza en
algunas zonas del país, vigilancia que se realiza conjuntamente con la de otros virus
respiratorios a través de sitios centinelas.

Se sabe que en Colombia el virus de influenza muestra picos de circulación que ocurren
predominantemente entre los meses de septiembre y noviembre. En 9 de los 10 años de
vigilancia, la mayor proporción de aislamientos de influenza A fueron detectados en esos
meses. Aunque el virus de influenza A fue detectado en el primer semestre en 5 de los 10 años
vigilados (1999, 2000, 2004, 2005 y 2006), solo en el año 2000 este periodo fue predominante

2
La distinción entre la fase 3, la fase 4 y la fase 5 se basa en la evaluación del riesgo de pandemia. Pueden considerarse
diversos factores y su importancia relativa según el conocimiento científico vigente. Entre los factores pueden encontrarse
la tasa de transmisión, la ubicación geográfica y la propagación, la gravedad de la enfermedad, la presencia de genes
provenientes de cepas humanas (cuando el virus proviene de una cepa animal) y otros criterios científicos.
Evento de vigilancia: ESI -IRAG Fecha de creación 2008 4
INS – Subdirección de Vigilancia y Control Página 4 de 76
comparado con el segundo semestre. En un análisis de los años 1998 y 2002, con los mismos
datos de vigilancia y la base de datos de lluvia del Instituto de Hidrología, Meteorología y
Estudios Ambientales de Colombia (IDEAM), se encontró que la circulación de influenza
estaba fuertemente asociada con los niveles de precipitación (12).

La información actualizada de los serotipos del virus de influenza y los resultados obtenidos
por el Laboratorio de Virología del Instituto Nacional de Salud pueden consultarse en la
página www.ins.gov.co. Las muestras clínicas positivas por inmunofluorescencia, el
aislamiento viral y la tipificación realizada en el Laboratorio de Virología del INS se envían al
Centro de Control de Enfermedades de Atlanta, Estados Unidos, en donde se realizan los
estudios moleculares correspondientes; los resultados obtenidos durante 1997-2006 se
presentan en el cuadro 2.

Cuadro 2. Cepas de virus de influenza circulantes en Colombia 1997 – 2006.

1996- 1997- 1998- 1999- 2000- 2001- 2002- 2003- 2004- 2005-
1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006

A/Wuha A/Syd A/Syd A/Pan A/Pan A/Pana A/Pana A/Pana A/Wyo A/Wisco
n H3N2 ney ney amá amá má má má ming nsin
A/Sydne H3N2 H3N2 H3N2 H3N2 H3N2 H3N2 H3N2 H3N2 H3N2
y H3N2 B/Beiji B/Beiji A/ A/ A/New A/New A/New A/Wisco A/Califó
ng ng Johann Johann Caledoni Caledoni Caledoni nsin rnia
B/Sich es- es- a a H1N1 a H3N2 H3N2
uan burg burg H1N1 A/Fujia H1N1 B/Shang A/New
H1N1 H1N1 B/Sichu n H3N2 A/Fujia ai Caledoni
B/Sich an A/Korea n a H1N1
uan B/Brisba H3N2 H3N2 A/Solo
ne A/Wyo A/Korea mon
ming H3N2 Islands
H3N2 A/Wyo H1N1
ming B/Shang
H3N2 ai

Fuente: Grupo de Virología: Red Nacional de Laboratorios. Instituto Nacional de Salud.

1.2. Descripción del evento

1.2.1. Enfermedad similar a la influenza (ESI)

La enfermedad similar a la influenza es una infección del sistema respiratorio de naturaleza


viral, altamente contagiosa, que puede presentarse de forma leve y de corta duración, o en
forma clínicamente grave o complicada. Incluye fiebre de inicio súbito igual o mayor de 38 ºC,
Evento de vigilancia: ESI -IRAG Fecha de creación 2008 5
INS – Subdirección de Vigilancia y Control Página 5 de 76
postración, síntomas respiratorios como tos (generalmente no productiva), dolor de garganta y
coriza, y síntomas sistémicos como dolor de cabeza, dolores musculares y fatiga. Aunque
generalmente la enfermedad se resuelve en pocos días, la tos y el malestar pueden persistir más
de dos semanas (12). El manejo de la ESI es ambulatorio.

La gravedad clínica de la infección puede ir desde una infección asintomática a neumonía viral
primaria y muerte. La gran mayoría de los casos de influenza corresponde a infección
respiratoria alta, aguda y autolimitada. Entre las complicaciones frecuentes y de mayor riesgo
se encuentran la neumonía bacteriana secundaria debido a que el virus de influenza altera el
epitelio traqueobronquial con inflamación de la mucosa y perdida de los cilios, condiciones
que predisponen a una sobreinfección bacteriana en especial por Streptococcus pneumoniae,
Staphylococcus aureus, Haemophilus influenzae y Streptococcus pyogenes (13).

El compromiso mixto, viral y bacteriano, es la complicación pulmonar observada con mayor


frecuencia durante los brotes. Los pacientes presentan una progresión gradual de los síntomas
o una mejoría transitoria, seguida de un agravamiento y clínica de neumonía (14). También se
observa exacerbación de condiciones crónicas de base y otitis media en niños; con menor
frecuencia se presenta miositis, miocarditis, síndrome de choque tóxico y el síndrome de Reye
(asociado generalmente al uso de aspirina y de otros medicamentos que contienen ácido
acetilsalicílico) (15).

La ESI tiene como principal agente etiológico al virus de influenza, sin embargo, otros virus
respiratorios pueden provocar un cuadro similar: adenovirus, virus sincitial respiratorio (VSR)
y parainfluenza 1, 2 y 3. La enfermedad respiratoria causada por el virus de influenza es difícil
de distinguir de la enfermedad causada por otros patógenos respiratorios con base solo en los
síntomas, especialmente en niños cuando circula simultáneamente el virus sincitial respiratorio.
Si la infección respiratoria es causada por VSR, a los pocos días de la exposición y la
transmisión del virus al epitelio nasal u ocular se presenta congestión nasal, fiebre, que con
frecuencia desaparece después de dos días, dolor de garganta y tos. Estos síntomas pueden
persistir como una infección del tracto respiratorio superior por varias semanas y luego
resolverse sin más incidentes, en particular en pacientes que han tenido una infección por VSR
anterior. En los lactantes con infección con VSR entre 30 a 50% puede desarrollar infección
de las vías bajas dos a tres días después de la aparición de las signos y síntomas (16).

De igual forma, si la infección respiratoria es causada por adenovirus, es clínicamente


indistinguible de la infección causada por el virus de influenza y VSR, ya que el adenovirus
también puede compartir estacionalidad y cocirculación en la comunidad. En general, el
cuadro respiratorio producido por adenovirus presenta fiebre, dolor de garganta, congestión
nasal, rinitis, tos, dolor abdominal y diarrea con infección por serotipos entérico como el 40 y
41 en algunos casos. Casi 30% de los pacientes presenta manifestaciones clínicas sistémicas
como malestar general, escalofríos, mialgias y cefalea. Un porcentaje importante precisa
ingreso hospitalario, tanto por la gravedad del proceso infeccioso como por la escasa edad del
paciente (17).

La sensibilidad y la especificidad de las definiciones clínicas para la enfermedad similar a la


influenza que incluyen fiebre, tos y dolor de garganta pueden ser de 63 hasta 78% y de 55 a
71%, respectivamente, comparados con el diagnóstico por cultivo viral (18).

Evento de vigilancia: ESI -IRAG Fecha de creación 2008 6


INS – Subdirección de Vigilancia y Control Página 6 de 76
Aspectos etiológicos
• Virus de influenza: pertenece a la familia Orthomyxoviridae y se dividen en tres
tipos: A, B y C; se considera que solamente los tipos A y B causan morbilidad
significativa en humanos. Los virus de influenza tipo A se dividen en subtipos de
acuerdo a las proteínas de superficie llamadas hemaglutinina (HA) y neuraminidasa
(NA). Hasta la fecha se han identificado 16 subtipos de HA y 9 subtipos de NA.
• Adenovirus: pertenece a la familia Adenoviridae, son virus DNA de doble cadena, no
encapsulados, y existen 51 serotipos divididos en 6 tipos que causan infección en
humanos; A, B, C, D, E, y F. Algunos serotipos se asocian a infección primaria del
tracto respiratorio; otros serotipos como el 31, 40 y 41 están relacionados
principalmente con gastroenteritis.
• Virus sincitial respiratorio (VSR): pertenece a la familia Paramyxoviridae y es un
virus RNA de cadena única; existen dos grupos antigénicamente importantes, el A y B,
y dentro de los grupos hay variabilidad antigénica adicional.
• Parainfluenza: pertenece a la familia Paramyxoviridae y es un virus RNA cubierto; se
han identificado 4 tipos antigénicamente diferentes, 1, 2, 3 y 4.

Modo de transmisión: a través de secreciones respiratorias, fómites contaminados para los


virus de influenza, adenovirus, virus sincitial respiratorio y parainfluenza 1, 2 y 3. También se
ha documentado la transmisión de virus de influenza A de origen aviar a humanos por
contacto estrecho con aves enfermas o muertas por influenza A.

Periodo de incubación
• Virus de influenza: de 1 a 4 días con un promedio de 2 días.
• Adenovirus: de 2 a 14 días con un promedio de 5 días.
• Virus sincitial respiratorio: de 3 a 8 días con en promedio 5 días.
• Parainfluenza 1, 2 y 3: de 2 a 6 días.

Periodo de transmisibilidad
• Virus de influenza: varía entre 24 horas antes de los síntomas y 7 días después del
inicio de los síntomas.
• Adenovirus: varía entre 24 horas antes de los síntomas y 14 días después del inicio de
los síntomas.
• Virus sincitial respiratorio: desde el día 1 y hasta 10 días después del inicio de
síntomas.
• Parainfluenza 1, 2 y 3: varía entre 24 horas antes de los síntomas y 7 días después del
inicio de los síntomas.

Reservorio: en las infecciones humanas el principal reservorio es el hombre infectado para los
virus de influenza, adenovirus, VSR y parainfluenza 1, 2 y 3. En el caso del virus de influenza,
las aves acuáticas son el reservorio natural de todos los subtipos de influenza A y puede
infectar además un número de especies animales incluidos cerdos, caballos, ballenas y otros
mamíferos.

1.2.2. Infección respiratoria aguda grave (IRAG)

Evento de vigilancia: ESI -IRAG Fecha de creación 2008 7


INS – Subdirección de Vigilancia y Control Página 7 de 76
Para efectos de realizar la vigilancia centinela de la infección respiratoria aguda grave en este
protocolo se define la IRAG como aquella infección respiratoria que puede tener origen
bacteriano o viral y que para su manejo requiere tratamiento intrahospitalario; en caso de no
ser manejado de forma adecuada y oportuna con frecuencia puede conducir a la muerte.

Entre los principales los agentes etiológicos que pueden causar IRAG se encuentran el VSR,
Parainfluenza, Influenza, Adenovirus, Streptococcus pneumoniae, Hemophilus influenzae, Mycoplasma
spp, Chlamydia spp y Staphylococcus spp, entre otros. Las bacterias juegan un papel importante
cuando existen factores de riesgo del huésped como desnutrición, carencia multivitamínica,
colonización temprana de gérmenes en la orofaringe, hacinamiento, etc.

El cuadro clínico incluye instauración inferior a 14 días con fiebre, malestar general,
congestión u obstrucción nasal, rinorrea, coriza, dolor faríngeo, disfonía, estridor, dificultad
respiratoria y compromiso sistémico (letargia, convulsiones, falla ventilatoria), dependiendo de
la gravedad del cuadro.

En los lactantes y niños pequeños la IRAG suele iniciarse con un cuadro febril brusco.
Múltiples estudios han buscado determinar signos clínicos específicos y sensibles que puedan
predecir con el menor error posible la presencia de neumonía. La mayoría de ellos determinó
que la taquipnea es el signo de mejor valor predictivo (19).

Según la estrategia de Atención integrada a las enfermedades prevalentes de la infancia


(AIEPI), se sospecha de neumonía cuando el niño o niña tiene dificultad respiratoria y
respiración acelerada en la exploración clínica: en los menores de dos meses mayor de 60
respiraciones por minuto; en la edad de 2 a 11 meses, mayor de 50 respiraciones por minuto, y
para la edad de 12 meses a 5 años, mayor de 40 respiraciones por minuto. Otros signos
pueden estar presentes en la auscultación del tórax como estertores crepitantes, sonidos
respiratorios reducidos o una zona de respiración bronquial (19).

En la vigilancia de IRAG en menores de cinco años se incluyen los cuadros clínicos de


neumonía grave, obstrucción de vía aérea superior y síndrome broncobstructivo, los cuales
requieran hospitalización. Los cuadros clínicos de neumonía grave y obstrucción de la vía
aérea superior deben vigilarse considerando lo descrito en la estrategia AIEPI.

Aspectos etiológicos

Virales: el VSR es uno de los más frecuentes agentes causales; le siguen en importancia los
adenovirus, influenza y parainfluenza, los cuales pueden predominar en períodos epidémicos.
Bacterianos: Streptococcus pneumoniae, siendo los serotipos 14, 6B, 23F, 1, 5, 6A, 19F, 18B y 9V
los más frecuentes en el país. Haemophilus Influenzae del grupo b, principalmente en niños de 4
meses a 2 años y Staphylococcus spp. Los bacilos Gram negativos (Klebsiella spp., Escherichia coli,
etc.), Mycoplasma pneumoniae y Chlamydia pneumoniae, son los siguientes en frecuencia.
Modo de transmisión: por las goticas de secreciones de las mucosas respiratorias, por
contacto directo de persona a persona o fómites contaminados.
Periodo de incubación: Streptococcus pneumoniae de 1 a 3 días; Haemophilus influenzae del grupo b
es muy variable; Staphylococcus aureus, de 1 a 10 días.
Periodo de transmisibilidad: depende del agente etiológico y persiste durante todo el tiempo
que esté presente dicho microorganismo, iniciándose en algunas ocasiones un día antes de las
Evento de vigilancia: ESI -IRAG Fecha de creación 2008 8
INS – Subdirección de Vigilancia y Control Página 8 de 76
manifestaciones clínicas. En algunos tipos de infección el individuo deja de ser transmisor
después de 24 a 48 horas de iniciado el tratamiento adecuado, en tanto que en algunos otros se
prolonga hasta por más de cinco días.

Streptococcus pneumoniae: hasta 24 horas después del inicio del tratamiento


Haemophilus influenzae del grupo b: 24 horas después del inicio del tratamiento
Staphylococcus aureus: 24 horas después del inicio del tratamiento

1.2.3. Infección respiratoria aguda grave inusitada o imprevista

Corresponde a aquellos casos con manifestaciones inusuales y atípicas de IRAG de mayor


gravedad y a los casos de mortalidad que presenten un cuadro de infección respiratoria aguda
febril de causa desconocida. Los términos inusitado o imprevisto son utilizados en el
Reglamento Sanitario Internacional (RSI) para destacar aquellos eventos que merecen
particular atención en la vigilancia, ya que deben ser evaluados para determinar si constituyen
o no eventos de importancia internacional; son eventos que ameritan investigación (20). A fin
de reforzar el significado de los términos inusitado e imprevisto se incluyen algunos ejemplos
y situaciones.

Un caso inusitado es aquel diferente, atípico, inusual, no habitual y siempre debe considerarse
como una señal de alerta para proceder a realizar la notificación del mismo, debe tomarse una
muestra para el diagnóstico temprano y emprender medidas inmediatas de control de
infección.

Otra situación inusitada es la aparición de casos de IRAG en un momento del año no


esperado o fuera de los periodos que se conocen como de mayor presencia (20).

De acuerdo al RSI-2005 es inusitado:

• un evento causado por un agente desconocido, o bien la fuente, el vehículo o la vía de


transmisión son inusitados o desconocidos;
• la evolución del caso es más grave de lo previsto o presenta síntomas o signos no
habituales, y
• la manifestación del evento mismo resulta inusual para la zona, la estación o la población.

De acuerdo al RSI-2005 es imprevisto o inesperado un evento causado por una enfermedad o


un agente ya eliminado o erradicado o no notificado anteriormente, como sería el caso de la
influenza aviar en humanos (20).

En el cuadro 3 se describen las estrategias de vigilancia para la IRAG que se desarrollan en los
siguientes capítulos del protocolo.

Cuadro 3. Estrategias de vigilancia de la IRA en el Sivigila.

Evento de vigilancia: ESI -IRAG Fecha de creación 2008 9


INS – Subdirección de Vigilancia y Control Página 9 de 76
Estrategia de Vigilancia Tipo de vigilancia Tipo de
notificación
ESI Centinela (UPGD centinela) Individual
IRAG Centinela (UPGD centinela) Individual
IRAG inusitada Intensificada en todas las Individual
UPGD
Morbilidad por IRA Rutinaria en todas las Colectiva
UPGD
Mortalidad por IRA en Rutinaria en todas las Individual
menores de cinco años UPGD

1.3. Objetivos de la vigilancia

1.3.1. Objetivo general

Realizar el seguimiento continuo y sistemático de los casos de la enfermedad similar a la


influenza (ESI) e infección respiratoria aguda grave (IRAG) e IRAG inusitada o imprevista y
de la mortalidad por morbilidad por IRA de acuerdo con los procesos establecidos para la
notificación, recolección y análisis de los datos, que permita generar información oportuna,
válida y confiable para orientar medidas de prevención, vigilancia y control.

1.3.2. Objetivos específicos

1. Caracterizar la enfermedad similar a la influenza (influenza tipo A y B, virus sincitial


respiratorio, adenovirus y parainfluenza grupos 1, 2 y 3) y la infección respiratoria
aguda grave de origen bacteriana o viral e IRAG inusitada o imprevista notificada a
través del sistema de vigilancia en salud pública - Sivigila.

2. Caracterizar según algunos factores de riesgo la mortalidad en menores de cinco años


causada por infección respiratoria aguda grave notificada a través del sistema de
vigilancia en salud pública - Sivigila.

3. Identificar la circulación de virus respiratorios implicados en la enfermedad similar a la


influenza notificada a través del Sivigila por las unidades primarias generadoras de
datos centinelas con el fin de documentar si existe algún tipo de estacionalidad.

4. Detectar casos o brotes de enfermedad similar a la influenza, infección respiratoria


aguda grave e IRAG inusitada o imprevista con el fin de generar alertas que permitan
interactuar con los encargados de la prestación del servicio y la vigilancia y el control
en salud pública para intervenir de forma oportuna.

5. Contribuir con recomendaciones al esfuerzo global para la formulación de la


composición anual de la vacuna de influenza estacional y vacuna contra neumococo.

6. Describir los patrones de susceptibilidad antimicrobiana para la infección respiratoria


Evento de vigilancia: ESI -IRAG Fecha de creación 2008 10
INS – Subdirección de Vigilancia y Control Página 10 de 76
aguda grave de origen bacteriano notificada a través Sivigila por las unidades primarias
generadoras de datos centinelas.

7. Generar y difundir información de la vigilancia de la enfermedad similar a la influenza,


infección respiratoria aguda grave e IRAG inusitada o imprevista que fundamente la
toma de decisiones.

Capítulo 2
Vigilancia centinela de enfermedad similar a la influenza (ESI)

2.1. Unidades primarias generadoras de datos (UPGD) que realizan vigilancia


centinela de ESI
2.2. Definición y clasificación de caso de la vigilancia centinela de ESI
2.3. Procesos operativos de la vigilancia centinela de ESI
2.3.1. Flujo de información de la vigilancia centinela de ESI
2.3.2. Notificación de la vigilancia centinela de ESI
2.3.3. Indicadores de la vigilancia centinela de ESI

2.1. Unidades primarias generadoras de datos (UPGD) que realizan vigilancia


Evento de vigilancia: ESI -IRAG Fecha de creación 2008 11
INS – Subdirección de Vigilancia y Control Página 11 de 76
centinela de ESI

La vigilancia de enfermedad similar a la influenza se realizará a través de la vigilancia tipo


centinela en las UPGD seleccionadas por la Dirección Departamental o Distrital de Salud en
colaboración con el Instituto Nacional de Salud. Las UPGD centinelas se seleccionara según
los siguientes criterios:
• UPGD que presten atención médica ambulatoria
• UPGD que presten atención a población menor y mayor de cinco años.
• UPGD que pertenezcan a la red pública o privada.
• UPGD que cuenten con recurso humano para realizar la vigilancia centinela.
• UPGD que tengan compromiso institucional y capacidad logística para implementar y
desarrollar los procesos operativos y técnicos de la vigilancia centinela.

La vigilancia centinela se realiza en aquellos individuos que sean atendidos en las UPGD
centinelas de forma ambulatoria y que cumplan con la definición de caso sospecho de
enfermedad similar a la influenza en menores y mayores de cinco años; en la figura 1 se
presentan las departamentos que contaban con UPGD activas durante el año 2007.

Figura 1. Entidades territoriales que efectúan la vigilancia centinela de ESI, Colombia


2007.

Amazonas
Arauca
Antioquia
Atlántico
Barranquilla
Bogotá
Caldas
César
Guaviare
Huila
Nariño
Norte de Santander
Risaralda
Santander
Valle del Cauca

Fuente: SIVIGILA 2007 (notificación individual).

2.2. Definición y clasificación de caso de la vigilancia centinela de ESI

2.2.1. Caso sospechoso de ESI

Infección respiratoria aguda con fiebre de inicio súbito igual o mayor de 38 ºC y tos o
dolor de garganta que puede o no estar acompañado de rinorrea, cefalea, conjuntivitis o
Evento de vigilancia: ESI -IRAG Fecha de creación 2008 12
INS – Subdirección de Vigilancia y Control Página 12 de 76
coriza, con cuadro clínico de máximo de cinco días de evolución.

2.2.2 Caso de ESI confirmado por el laboratorio

Caso sospechoso de enfermedad similar a la influenza con uno de los siguientes criterios de
laboratorio positivo:
• detección de antígeno viral de influenza u otro virus respiratorio (VSR, adenovirus,
parainfluenza 1,2 y 3) por técnica de inmunofluorescencia en muestras respiratorias;
• aislamiento de virus influenza y adenovirus de secreciones respiratorias en líneas
celulares. Tipificación de virus de influenza por hemaglutinación (HA), y
• detección por inmunohistoquímica de antígenos virales de influenza u otro virus
respiratorio (VSR, adenovirus, parainfluenza 1, 2 y 3) de tejido de pulmón o traquea en
caso de una investigación de brote que cause mortalidad.

2.2.3. Caso confirmado de ESI por nexo epidemiológico

Todo caso sospechoso de ESI en el cual no haya sido posible obtener muestra para
diagnóstico por laboratorio antes de los cinco primeros días del inicio de síntomas, pero que
se encuentra asociado en tiempo, lugar y persona a un caso de influenza u otros virus
respiratorios confirmado por laboratorio (situación de brote, epidemia o pandemia).

2.2.4. Caso descartado de ESI

Se descartará como caso sospechoso de ESI a todo paciente en el que se confirme un


diagnóstico etiológico alternativo que explique el cuadro clínico o cuyo resultado de
laboratorio sea negativo para influenza, adenovirus, virus sincitial respiratorio y parainfluenza
1, 2 y 3.

2.3. Procesos operativos de la vigilancia centinela de ESI

2.3.1. Flujo de la información

Las UPGD caracterizadas de conformidad con las normas vigentes del Sistema de vigilancia y
control en salud pública - Sivigila son las responsables de captar y notificar con periodicidad
semanal o inmediata y en los formatos y estructura establecidos, la presencia del evento de
acuerdo con las definiciones de caso contenidas en el protocolo. Son responsabilidades
primarias de estas unidades centinela:

• difundir y aplicar los protocolos nacionales de vigilancia en salud pública;


• identificar y clasificar el caso confirmado de acuerdo con los criterios establecidos en
el protocolo;
• recolectar las variables mínimas en relación con el caso;
• transferir los datos básicos al municipio en los plazos y formatos definidos, y en
ausencia de eventos, realizar la notificación negativa en los mismos plazos y formatos;
• analizar la información clínica y epidemiológica obtenida en su interacción con el
paciente en función de orientar la intervención sobre el individuo tanto desde la
perspectiva terapéutica como en lo referido a la prevención primaria;
Evento de vigilancia: ESI -IRAG Fecha de creación 2008 13
INS – Subdirección de Vigilancia y Control Página 13 de 76
• participar en la adaptación de las propuestas de control y prevención planteadas para
los eventos que así lo requieran de acuerdo con las posibilidades institucionales de
intervención;
• diseñar los mecanismos de información de la población usuaria sobre la situación de
los eventos y las estrategias de control y prevención de su competencia;
• informar a la población usuaria sobre la situación de los eventos y las medidas
individuales de control y prevención en los casos en que sea necesario;
• en este proceso, la comunidad, de acuerdo con sus posibilidades, podrá informar al
municipio/localidad o a las UPGD la aparición de casos sospechosos de alguno de los
eventos incluidos.

Las unidades notificadoras municipales, una vez consolidada y analizada la información para el
desarrollo de las acciones respectivas, remitirán con periodicidad semanal o inmediata y en los
formatos y estructura establecidas la información de sus UPGD a la unidad notificadora
departamental o distrital correspondiente para que éstas a su vez adelanten el análisis
respectivo y desarrollen las acciones complementarias requeridas teniendo en cuenta los
siguientes criterios:

• la notificación de la aparición de casos de todos los eventos incluidos deberá ser


semanal y contener la información mínima requerida de acuerdo con el instrumento
diseñado para tal fin, conservando su denominación y estructura;
• algunos eventos exigen notificación de casos sospechosos o probables con
periodicidad inmediata, ya que es pertinente activar de forma precoz la intervención
complementaria de la nación;
• los datos deben estar contenidos en archivos planos delimitados por comas, con la
estructura y características definidas y contenidas en los documentos técnicos que
hacen parte del subsistema de información para la notificación de eventos de interés
en salud pública del Instituto Nacional de Salud - Ministerio de la Protección Social;
• ni las direcciones departamentales, distritales o municipales de salud, ni las entidades
administradoras de planes de beneficios, ni ningún otro organismo de administración,
dirección, vigilancia y control podrá modificar, reducir o adicionar los datos ni la
estructura en la cual deben ser presentados en medio magnético en cuanto a longitud
de los campos, tipo de dato, valores que puede adoptar el dato y orden de los mismos.
Lo anterior sin perjuicio de que en las bases de datos propias las UPGD y los entes
territoriales puedan tener información adicional para su propio uso;
• de acuerdo con lo anterior, la información deberá fluir de forma oportuna y constante
entre las dependencias de salud pública existentes en cada entidad territorial y la red de
laboratorios del país.

El flujo de acción de la vigilancia de ESI parte de las UPGD centinelas que conforman la red
de vigilancia del evento; en la figura 2 se presenta el flujo de acción y clasificación de caso.

Evento de vigilancia: ESI -IRAG Fecha de creación 2008 14


INS – Subdirección de Vigilancia y Control Página 14 de 76
2.3.2. Notificación semanal de la vigilancia centinela de ESI

Los casos sospechosos de la vigilancia centinela de ESI deberán notificarse semanalmente


de forma individual conservando la estructura del flujo de información establecida y
empleando la ficha de notificación individual de ESI - IRAG del Sistema de vigilancia y
control en salud pública y que corresponde al código 345 del Sivigila.

Los ajustes a la información de los casos de la vigilancia centinela de enfermedad similar a la


influenza se deben realizar a más tardar en el periodo epidemiológico inmediatamente
posterior a la notificación del caso de conformidad con los mecanismos definidos por el
Sivigila.

2.3.3. Indicadores de la vigilancia centinela de ESI

Porcentaje de positividad viral por período epidemiológico

Tipo de indicador Resultado


Definición operacional: Número de caso positivos para virus respiratorios en el
periodo epidemiológico / Número total de casos
sospechosos de ESI notificados en el mismo periodo
epidemiológico
Fuente de información: Sivigila

Utilidad o interpretación Permite identificar el tipo de circulación viral en un


determinado periodo epidemiológico

Porcentaje de positividad del virus de influenza por período epidemiológico

Tipo de indicador Resultado


Definición operacional Número de casos positivos para el virus de influenza en el
periodo epidemiológico / Número de casos sospechosos
de ESI notificados durante el mismo período
epidemiológico.

Fuente de información Sivigila

Utilidad o interpretación Permite identificar la circulación del virus de influenza en


un determinado periodo epidemiológico

Evento de vigilancia: ESI -IRAG Fecha de creación 2008 15


INS – Subdirección de Vigilancia y Control Página 15 de 76
Porcentaje de UPGD centinela que notifican por semana epidemiológica

Tipo de indicador Resultado


Definición operacional Número de UPGD centinela que notifican por semana
epidemiológica/ Total de UPGD centinelas
Fuente de información Sivigila

Utilidad o interpretación La notificación por UPGD centinela permite valorar la


actividad y funcionamiento de la red de UPGD
centinelas del país.

Porcentaje de UPGD centinela que notifican NEGATIVAMENTE por semana


epidemiológica

Tipo de indicador Resultado


Definición operacional Número de UPGD centinela que notifican
negativamente por semana epidemiológica/ Total de
UPGD centinelas
Fuente de información Sivigila

Utilidad o interpretación La notificación negativa permite garantizar la ausencia


de casos sospechosos de ESI en la UPGD centinela
durante la semana epidemiológica.

Evento de vigilancia: ESI -IRAG Fecha de creación 2008 16


INS – Subdirección de Vigilancia y Control Página 16 de 76
Figura 2. Flujograma para la clasificación final de caso en la vigilancia centinela de
enfermedad similar a la influenza.

UPGD centinela para la vigilancia


de ESI
Servicio ambulatorio

Cumple definición caso


sospechoso de ESI; fiebre Investigar otras
≥ 38° C y tos o dolor de No Caso descartado causas
garganta, inicio de
síntomas < 5 días

SI

Diligenciar ficha de Recolectar muestra de


notificación individual hisopado orofaringeo

Unidad Notificadora Unidad Notificadora


Municipal (UNM) Departamental (UND)

Identificación viral de:


influenza A y B,
adenovirus, VSR,
parainfluenza 1,2, y 3 No Caso descartado

Notificar a SIVIGILA

SI

Caso confirmado

Notificar a SIVIGILA

Evento de vigilancia: ESI -IRAG Fecha de creación 2008 17


INS – Subdirección de Vigilancia y Control Página 17 de 76
Capítulo 3
Vigilancia centinela de la infección respiratoria aguda grave (IRAG)

3.1. Unidades primarias generadoras de datos (UPGD) que realizan vigilancia


centinela de IRAG
3.2. Definición y clasificación de caso de la vigilancia centinela de IRAG en menores y
mayores de cinco años
3.2.1 Caso confirmado clínicamente de vigilancia centinela IRAG en menores y
mayores de cinco años
3.2.2. Caso confirmado de neumonía bacteriana por radiografía de tórax
3.2.3. Caso de IRAG confirmado por el laboratorio en menores y mayores de cinco
años
3.2.4. Caso descartado para identificación etiológica de IRAG en menores y mayores
de cinco años
3.3 Procesos operativos de la vigilancia centinela de IRAG
3.3.1. Flujo de información
3.3.2. Notificación semanal de la vigilancia centinela de IRAG
3.3.3. Indicadores de la vigilancia centinela de IRAG

Evento de vigilancia: ESI -IRAG Fecha de creación 2008 18


INS – Subdirección de Vigilancia y Control Página 18 de 76
3.1. Unidades primarias generadoras de datos (UPGD) que realizan vigilancia
centinela de IRAG

La vigilancia de infección respiratoria aguda grave se realizará a través de la vigilancia tipo


centinela en las UPGD seleccionadas por la Dirección Departamental o Distrital de Salud en
colaboración con el Instituto Nacional de Salud considerando los siguientes criterios de
selección para las UPGD:
• UPGD que presten atención a población menor y mayor de cinco años.
• UPGD que presten servicio de hospitalización.
• UPGD que presten servicio de radiología.
• UPGD que pertenezcan a la red pública o privada.
• UPGD que presten servicio de laboratorio para hacer el aislamiento del Haemophilus
influenzae, Streptococcus pneumoniae u otro agente bacteriano.
• UPGD que cuenten con recursos humanos y logísticos necesarios para la vigilancia.
• UPGD que tengan compromiso institucional y capacidad logística para implementar y
desarrollar los procesos operativos y técnicos de la vigilancia centinela.

La vigilancia centinela se realizará en aquellos individuos hospitalizados que sean atendidos


en las UPGD centinelas y que cumplan con la definición de caso sospecho de infección
respiratoria aguda grave en menores y mayores de cinco años. Las entidades territoriales
seleccionadas para implementar la vigilancia de IRAG en el primer semestre del año 2008 son
Antioquia, Bogotá, Caldas, César, Santander, Valle del Cauca en al menos una o dos UPGD.

3.2. Definición y clasificación de caso de la vigilancia centinela de IRAG en mayores y


menores de cinco años3

3.2.1 Caso sospechoso para vigilancia centinela de IRAG

Persona con enfermedad respiratoria aguda que presenta fiebre de inicio súbito igual o mayor
de 38º C y dificultada para respirar, tos o dolor de garganta y que requiera ser hospitalizado

3.2.2. Caso confirmado de neumonía bacteriana por radiografía de tórax

Todo caso de IRAG con una radiografía de tórax donde se identifique un patrón radiológico
compatible con neumonía bacteriana. En este caso se realizan los exámenes de laboratorio
para búsqueda de origen bacteriano.

3.2.3. Caso de IRAG confirmado por el laboratorio en menores y mayores de cinco


años

Todo caso de IRAG en el cual se aísla Haemophilus influenzae, Streptococcus pneumoniae u otra
bacteria en la sangre o líquido pleural y/o bronco-alveolar,
o

Evento de vigilancia: ESI -IRAG Fecha de creación 2008 19


INS – Subdirección de Vigilancia y Control Página 19 de 76
todo caso de IRAG con uno de los siguientes criterios de laboratorio positivo para virus
respiratorios:
• detección de antígeno viral de influenza u otro virus respiratorio (VSR, adenovirus,
parainfluenza 1,2 y 3) por técnica de inmunofluorescencia en muestras respiratorias;
• aislamiento de virus influenza y adenovirus de secreciones respiratorias en líneas
celulares. Tipificación de virus de influenza por hemaglutinación (HA);
• detección por inmunohistoquímica de antígenos virales de influenza u otro virus
respiratorio (VSR, adenovirus, parainfluenza 1, 2 y 3) de tejido de pulmón o traquea en
caso de una investigación de brote que cause mortalidad.

3.2.4 Caso confirmado clínicamente de la vigilancia centinela IRAG

Es el caso sospechoso al que se le realizaron pruebas para identificación etiológica viral o


bacteriana con resultados negativos.

3.3. Procesos operativos de la vigilancia centinela de IRAG

3.3.1. Flujo de la información

Las UPGD centinelas, caracterizadas de conformidad con las normas vigentes, son las
responsables de captar y notificar con periodicidad semanal o inmediata y en los formatos y
estructura establecidos la presencia de casos sospechosos de IRAG de acuerdo con las
definiciones de caso contenidas en el protocolo. Las responsabilidades de las UPGD
centinelas, las unidades notificadoras municipales y las unidades notificadoras departamentales
son iguales a las presentadas en la vigilancia centinela de ESI (página 13).

Las unidades notificadoras municipales, una vez consolidada y analizada la información para el
desarrollo de las acciones respectivas, remitirá con periodicidad semanal o inmediata y en los
formatos y estructura establecidas la información de sus UPGD centinelas a la unidad
notificadora departamental o distrital correspondiente, para que éstas a su vez adelanten el
análisis respectivo y desarrollen las acciones complementarias requeridas.

3.3.2. Notificación semanal de la vigilancia centinela de IRAG

Los casos de la vigilancia centinela de IRAG deberán notificarse semanalmente de forma


individual conservando la estructura del flujo de información establecido y empleando la
ficha de notificación individual de ESI - IRAG del Sistema de vigilancia y control en salud
pública que corresponde al código 347 del Sivigila.

Los ajustes a la información de casos de la vigilancia centinela de IRAG se deben realizar a


más tardar en el periodo epidemiológico inmediatamente posterior a la notificación del caso
de conformidad con los mecanismos definidos por el sistema.

Evento de vigilancia: ESI -IRAG Fecha de creación 2008 20


INS – Subdirección de Vigilancia y Control Página 20 de 76
3.3.3. Indicadores de la vigilancia centinela de IRAG

Porcentaje de casos de IRAG confirmados por el laboratorio

Tipo de indicador Resultado


Definición operacional Número de casos notificados con muestras positivas en
la identificación de IRAG / Total de casos de IRAG
notificados
Fuente de información Sivigila

Utilidad o interpretación Permite identificar el agente causal de las IRAG


notificadas e implementar medidas de prevención y
control
Nivel Local, municipal, departamental

Porcentaje de casos de IRAG de origen viral confirmados por el laboratorio


Tipo de indicador Resultado
Definición operacional Número de casos confirmados para virus respiratorios en
el periodo epidemiológico / Número total de casos de
IRAG notificados por periodo epidemiológico
Fuente de información Sivigila

Utilidad o interpretación Permite identificar el tipo de circulación viral en un


determinado periodo epidemiológico.

Porcentaje de casos de IRAG de origen bacteriano confirmados por el laboratorio

Tipo de indicador Resultado

Definición operacional Número de casos confirmados de IRAG por


Haemophilus influenzae, Streptococcus pneumoniae u
otra bacteria en el periodo epidemiológico / Número
total de casos de IRAG notificados por periodo
epidemiológico.
Fuente de información Sivigila

Utilidad o interpretación Permite identificar el tipo de circulación bacteriana en un


determinado periodo epidemiológico.

Evento de vigilancia: ESI -IRAG Fecha de creación 2008 21


INS – Subdirección de Vigilancia y Control Página 21 de 76
Porcentaje de mortalidad por IRAG por grupo de edad

Tipo de indicador Resultado

Definición operacional Número de personas que mueren por IRAG por grupo
de edad / Número total de casos de IRAG notificados
por grupo de edad
Fuente de información Sivigila

Utilidad o interpretación Permite identificar grupos en mayor riesgo, magnitud


del evento y acciones de mejoramiento
Nivel Local, municipal, departamental

Porcentaje de UPGD centinela de IRAG que notifican por semana epidemiológica

Tipo de indicador Resultado


Definición operacional Número de UPGD centinelas de IRAG que notifican
por semana epidemiológica/ Total de UPGD centinelas
de IRAG
Fuente de información Sivigila

Utilidad o interpretación La notificación por UPGD centinela permite valor la


actividad y funcionamiento de la red de UPGD
centinelas de IRAG del país.

Porcentaje de UPGD centinela de IRAG que notifican negativamente por semana


epidemiológica

Tipo de indicador Resultado


Definición operacional Número de UPGD centinela de IRAG que notifican
negativamente por semana epidemiológica/ Total de
UPGD centinelas de IRAG
Fuente de información Sivigila

Utilidad o interpretación La notificación negativa permite garantizar la ausencia


de casos de IRAG en la UPGD centinela durante la
semana epidemiológica.

Evento de vigilancia: ESI -IRAG Fecha de creación 2008 22


INS – Subdirección de Vigilancia y Control Página 22 de 76
Figura 3. Flujograma para la clasificación final de caso en la vigilancia centinela de la
infección respiratoria aguda grave

UPGD centinela para la


vigilancia de IRAG
Servicio Hospitalario

Cumple definición de No
caso IRAG en menor y Investigar otras
mayor de 5 años causas

Solicitar diagnóstico para virus Diligenciar ficha de Notificar a SIVIGILA


respiratorios. notificación individual
Recolección de muestra para
identificación viral: hisopado
orofaringeo, aspirado
nasofaringeo

Solicitar rayos X
de tórax

SI

Rx compatible con
neumonía bacteriana
-Identificación viral de influenza
A y B, Adenovirus, VSR,
Parainfluenza 1,2, y 3
Recolección de muestra o
para cultivo bacteriano: Aislamiento o identificación de
Haemophilus influenzae, NO Caso clínicamente
hemocultivo, y/o lavado
bronco-alveolar y/o Streptococcus pneumoniae u confirmado
líquido pleural. otra bacteria

Ajustar notificación
en SIVIGILA
SI

Caso confirmado por


identificación etiológica

Ajustar notificación
en SIVIGILA

Evento de vigilancia: ESI -IRAG Fecha de creación 2008 23


INS – Subdirección de Vigilancia y Control Página 23 de 76
Capítulo 4
Vigilancia intensificada de la infección respiratoria aguda grave (IRAG) inusitada o
imprevista

4.1. Unidades primarias generadoras de datos (UPGD) que realizan vigilancia de


IRAG inusitada o imprevista
4.2. Definición y clasificación de caso de la vigilancia de IRAG inusitada o imprevista
4.2.1. Definición de conglomerados de IRAG
4.3. Procesos operativos de la vigilancia de IRAG inusitada o imprevista
4.3.1. Flujo de información de la vigilancia de IRAG inusitada o imprevista
4.3.2. Notificación de la vigilancia de IRAG inusitada o imprevista
4.3.3. Indicadores de la vigilancia de IRAG inusitada o imprevista

Evento de vigilancia: ESI -IRAG Fecha de creación 2008 24


INS – Subdirección de Vigilancia y Control Página 24 de 76
4.1. Unidades primarias generadoras de datos (UPGD) que realizan vigilancia
intensificada de IRAG inusitada e imprevista
Se vigilará de forma intensificada la infección respiratoria aguda grave (IRAG) inusitada o
imprevista en todas las UPGD que conforman el Sistema de vigilancia en salud pública - Sivigila
en Colombia.

4.2. Definición y clasificación de caso de la vigilancia intensificada de IRAG inusitada


o imprevista

1. Trabajador de salud u otra exposición laboral que desarrolle IRAG no explicada


después de contacto estrecho con personas (vivas o muertas) con IRAG de origen
incierto.
2. IRAG en adulto joven previamente sano.
3. Caso de IRAG en persona que ha viajado a áreas de circulación de virus de influenza
aviar con capacidad demostrada de infectar a humanos.
4. Defunción por IRAG de causa desconocida.
5. Incremento observado en el número de casos de IRAG esperados para la época.
6. Todo caso en que el profesional de salud perciba como un caso inusitado o inusual.

4.2.1. Definición de conglomerados de IRAG

IRAG en dos o más personas vinculadas social o geográficamente con aparición de los
síntomas en un intervalo máximo de dos semanas entre sí, es decir, dos o más casos en
miembros de la misma familia, del núcleo social o de trabajo.

4.3. Procesos operativos de la vigilancia

4.3.1. Flujo de información

Las UPGD centinelas, caracterizadas de conformidad con las normas vigentes, son las
responsables de captar y notificar con periodicidad inmediata y en los formatos y estructura
establecidas la presencia de casos de IRAG inusitada o imprevista de acuerdo con las
definiciones de caso contenidas en el protocolo. Las responsabilidades de las UPGD
centinelas, unidades notificadoras municipales (UNM) y unidades notificadoras
departamentales (UND) son iguales a las presentadas en la vigilancia centinela de ESI (página
13).

Una vez consolidada y analizada la información para el desarrollo de las acciones respectivas,
las unidades notificadoras municipales remitirán con periodicidad inmediata y en los formatos
y estructura establecidas la información de sus UPGD a la unidad notificadora departamental
o distrital correspondiente para que ésta a su vez adelante el análisis respectivo y desarrolle las
acciones complementarias requeridas.

Evento de vigilancia: ESI -IRAG Fecha de creación 2008 25


INS – Subdirección de Vigilancia y Control Página 25 de 76
4.3.2. Notificación de la vigilancia intensificada de IRAG inusitada o imprevista

Los casos de IRAG inusitada o imprevista deberán notificarse de forma individual e


INMEDIATA conservando la estructura del flujo de información establecido y empleando la
ficha de notificación individual de ESI – IRAG, IRAG inusitada o imprevista del Sivigila que
corresponde al código 348.

Los ajustes a la información de casos de la vigilancia de IRAG inusitada o imprevista deben


realizarse a más tardar en la segunda semana epidemiológica inmediatamente posterior a la
notificación del caso de conformidad con los mecanismos definidos por el sistema.

4.3.3. Indicadores de la vigilancia de la vigilancia intensificada de IRAG inusitada o


imprevista

Indicadores de la vigilancia centinela de IRAG

Porcentaje de casos de IRAG inusitada o imprevista confirmados por el laboratorio

Tipo de indicador Resultado

Definición operacional Número de casos notificados con muestras positivas en


la identificación de IRAG inusitada o imprevista / Total
de casos de IRAG inusitada o imprevista notificados
Fuente de información Sivigila

Utilidad o interpretación Permite identificar el agente causal de las IRAG


inusitadas o imprevistas notificadas e implementar
medidas de prevención y control
Nivel Local, municipal, departamental

Porcentaje de casos de IRAG inusitada o imprevista de origen viral confirmados por el


laboratorio

Tipo de indicador Resultado


Definición operacional Número de casos confirmados para virus respiratorios en
el periodo epidemiológico / Número total de IRAG
inusitada o imprevista notificados por periodo
epidemiológico
Fuente de información Sivigila

Utilidad o interpretación Permite identificar el tipo de circulación viral que causa el


cuadro inusitado o imprevisto.

Evento de vigilancia: ESI -IRAG Fecha de creación 2008 26


INS – Subdirección de Vigilancia y Control Página 26 de 76
Porcentaje de casos de IRAG inusitada o imprevista de origen bacteriano confirmados
por el laboratorio

Tipo de indicador Resultado


Definición operacional Número de casos confirmados de IRAG inusitada o
imprevista por Haemophilus influenzae, Streptococcus
pneumoniae u otra bacteria en el periodo epidemiológico
/ Número total de casos IRAG inusitada o imprevista
notificados por periodo epidemiológico.
Fuente de información Sivigila

Utilidad o interpretación Permite identificar el tipo de circulación bacteriana que


causa el cuadro inusitado o imprevisto.

Porcentaje de mortalidad por IRAG inusitada o imprevista por grupo de edad

Tipo de indicador Resultado


Definición operacional Número de personas que mueren por IRAG inusitada o
imprevista por grupo de edad / Número total de casos
de IRAG inusitada o imprevista notificados por grupo
de edad
Fuente de información Sivigila

Utilidad o interpretación Permite identificar grupos en mayor riesgo, magnitud


del evento y acciones de mejoramiento
Nivel Local, municipal, departamental

Evento de vigilancia: ESI -IRAG Fecha de creación 2008 27


INS – Subdirección de Vigilancia y Control Página 27 de 76
Capítulo 5
Vigilancia de influenza humana de origen aviar o por virus de influenza nuevo

5.1. Unidades primarias generadoras de datos (UPGD) que realizan vigilancia de


influenza humana de origen aviar o por virus de influenza nuevo
5.2. Definición y clasificación de caso de la vigilancia de influenza humana de origen
aviar o por virus de influenza nuevo
5.2.1. Caso sospechoso de influenza humana de origen aviar o por virus nuevo de
influenza
5.21. Definición y clasificación de caso de la vigilancia de influenza humana H5N1 en
fase de alerta pandémica
5.2.2. Caso de influenza humana de origen aviar o por virus nuevo de influenza
confirmado por el laboratorio
5.2.3. Caso de influenza humana de origen aviar o por virus nuevo de influenza
confirmado por nexo epidemiológico
5.2-4. Caso descartado de influenza humana de origen aviar o por virus nuevo de
influenza
5.3. Definición y clasificación de caso de la vigilancia centinela de influenza humana
H5N1 en fase de alerta pandémica (fase 3)
5.3.1. Caso sospechoso de influenza humana por H5N1
5.3.2. Caso probable de influenza humana por H5N1
5.3.3. Caso de influenza humana por H5N1 confirmado por el laboratorio
5.4. Procesos operativos de la vigilancia centinela de influenza humana de origen
aviar o por virus nuevo
5.4.1. Flujo de la información
5.4.2. Notificación inmediata de la vigilancia de influenza humana de origen aviar o
por virus nuevo de influenza
5.4.3. Indicadores de la vigilancia de influenza humana de origen aviar o por
influenza H5N1 o por virus nuevo de influenza en fase de alerta pandémica

Evento de vigilancia: ESI -IRAG Fecha de creación 2008 28


INS – Subdirección de Vigilancia y Control Página 28 de 76
Los virus de influenza son intrínsecamente inestables ya que carecen de mecanismos genéticos
de corrección, y los errores que se producen cuando el virus se replica no son detectados o
corregidos. Las mutaciones específicas y la evolución del virus de influenza no son
predecibles, lo que hace difícil saber cuándo un virus de influenza podría adquirir las
propiedades necesarias para transmitirse fácilmente entre humanos; es por eso que en el
protocolo de vigilancia se menciona la posibilidad de enfrentarnos a virus nuevos de influenza.

5.1. Unidades primarias generadoras de datos (UPGD) que realizan vigilancia de


influenza humana de origen aviar o por virus nuevo de influenza

Se vigilarán influenza humana de origen aviar o por virus nuevo de influenza en todas las
unidades primarias generadoras de datos (UPGD) que conforman el sistema de vigilancia en
salud pública Sivigila en Colombia.

5.2. Definición y clasificación de caso de la vigilancia centinela de influenza humana


de origen aviar o por virus nuevo de influenza

5.2.1. Caso sospechoso de influenza humana de origen aviar o por virus nuevo de
influenza

Infección respiratoria aguda con fiebre de inicio súbito igual o mayor de 38 ºC y tos o
dolor de garganta, que puede o no estar acompañado de rinorrea, cefalea, conjuntivitis o
coriza, con cuadro clínico de máximo cinco días de evolución y los siguientes
antecedentes:

• actividad ocupacional de riesgo incluidos trabajadores de granjas de producción avícola


o porcina, comercio o transporte de aves o cerdos, trabajadores de laboratorios
virológicos, personal del área de la salud y veterinarios;
• persona con neumonía grave durante una semana a partir del inicio de la enfermedad y
que haya tenido contacto cercano con aves enfermas o muertas por un cuadro
respiratorio;
• historia de viaje durante los siete días anteriores al inicio de los síntomas a una ciudad
o territorio que haya reportado brotes de influenza en la población animal según la
Organización Internacional de Epizootias (OIE) y al menos uno de los siguientes
antecedentes en el país visitado,
o contacto directo con animales susceptibles de ser infectados o que estén en
cuarentena,
o contacto con persona fallecida por infección respiratoria aguda cuyo resultado
por laboratorio haya sido influenza A o sin diagnóstico etiológico,
o contacto con persona infectada por influenza A subtipo H5, H7 o H9.

5.2.2. Caso confirmado por el laboratorio de influenza humana de origen aviar o por
virus nuevo de influenza

Todo caso sospecho de influenza humana de origen aviar o por virus nuevo de influenza que
cumpla con cualquiera de los siguientes criterios de laboratorio positivos:

Evento de vigilancia: ESI -IRAG Fecha de creación 2008 29


INS – Subdirección de Vigilancia y Control Página 29 de 76
• aislamiento de virus de influenza de secreciones respiratorias en línea celular Madyn-
Darby Canine Kidney (MDCK). Tipificación por hemaglutinación (HA) o inhibición
de la hemoaglutinación (HI) para identificación de subtipos de virus de influenza de
origen aviar H5, H7 o H9 en muestras de secreciones respiratorias o muestras de suero
de la fase aguda y de la fase convaleciente de la enfermedad, e
• inmunohistoquímica para antígenos virales de influenza aviar H5, H7 o H9 de tejido
de pulmón o traquea en caso de una investigación de brote que cause mortalidad.

5.2.3 Caso confirmado por nexo epidemiológico de influenza humana de origen aviar o
por virus nuevo de influenza

Todo caso sospechoso de influenza humana de origen aviar o por virus nuevo de influenza en
el cual no haya sido posible obtener muestra para diagnóstico por laboratorio, pero que se
encuentre asociado en tiempo, lugar y persona a un caso confirmado por el laboratorio de
influenza humana de origen aviar (situación de brote, epidemia o pandemia).
5.2.4. Caso descartado de influenza humana de origen aviar o por virus nuevo de
influenza

Se descartará como caso sospechoso de influenza humana de origen aviar a todo paciente en
el que se confirme un diagnóstico etiológico alternativo que explique el cuadro clínico o cuyo
resultado de laboratorio sea negativo para influenza A H5, H7 o H9.

5.3. Definición y clasificación de caso de la vigilancia centinela de influenza humana


H5N1 en fase de alerta pandémica (fase 3)

5.3.1 Caso sospechoso de influenza humana H5N1

Persona que presente enfermedad respiratoria aguda baja de origen etiológico desconocido
acompañada de fiebre de inicio súbito ≥ a 38 ºC y tos, leve dificultad respiratoria y una o
más de las siguientes exposiciones en los siete días previos al inicio de los síntomas:
• contacto estrecho a un metro de distancia con una persona sospechosa, probable o
confirmada de tener influenza humana H5N1 (por ejemplo a quien se haya cuidado,
hablado o tocado);
• exposición a aves de corral o aves salvajes o sus restos (por ejemplo por manipular,
matar, desplumar en la preparación para el consumo);
• exposición a ambientes contaminados por heces de aves en un territorio donde las
infecciones por H5N1 en seres humanos o animales se han sospechado o confirmado
en el mes anterior;
• consumo de productos crudos o poco cocidos de aves de corral en un territorio donde
las infecciones por H5N1 en seres humanos o animales se han sospechado o se han
confirmado en el mes anterior;
• contacto estrecho con un animal infectado y confirmado con H5N1 (aves de corral o
aves salvajes, gatos o cerdos), y
• manipulación de muestras humanas o animales sospechosas de contener el virus
H5N1 en el laboratorio o en otro ambiente.

Evento de vigilancia: ESI -IRAG Fecha de creación 2008 30


INS – Subdirección de Vigilancia y Control Página 30 de 76
5.3.2. Caso probable de influenza humana H5N1

Persona que satisface los criterios para un caso sospechoso de influenza humana H5N1 y uno
de los siguientes criterios.

Infiltrados o evidencia de neumonía empleando radiografía de tórax más evidencia de falla


respiratoria (hipoxia) o la confirmación positiva del laboratorio de:
• infección de influenza A pero con escasa evidencia del laboratorio para la infección
por H5N1;
• muerte de una persona con enfermedad respiratoria aguda de origen etiológico
desconocido que se encuentre asociada en tiempo, lugar y exposición a un caso
probable o a un caso confirmado de influenza humana H5N1.

5.3.3. Caso confirmado por el laboratorio de influenza humana H5N1

Persona que satisface los criterios para un caso sospechado o probable y con uno de los
siguientes resultados de laboratorio positivo para H5N1 obtenidos en un laboratorio nacional,
regional o internacional de influenza aceptado por la Organización Mundial de la Salud:

• aislamiento del virus H5N1;


• resultados positivos por PCR de H5 usando dos blancos de PCR diferentes, por ej.
iniciadores específicos para influenza A y H5;
• un incremento de cuatro veces o más de títulos de anticuerpos neutralizantes para
H5N1 en la prueba de suero agudo (recolectado hasta siete días después del inicio de
síntomas) y de un suero convaleciente (después de 14 días de inicio de la enfermedad).
El título de anticuerpos neutralizantes del suero convaleciente debe también ser de
1:80 o mayor;
• un título de anticuerpo en microneutralización para H5N1 de 1:80 o mayor en una
sola muestra de suero recolectada después de 14 y 30 días del inicio de síntomas, y un
resultado positivo en diversos ensayos serológicos, por ejemplo, un título de inhibición
de la hemaglutinación de células rojas del cobayo de 1:160 o mayor.

5.4. Procesos operativos de la vigilancia centinela de influenza humana de origen aviar


o por virus nuevo

5.4.1. Flujo de la información

Las unidades primarias generadoras de datos, caracterizadas de conformidad con las


normas vigentes, son las responsables de captar y notificar con periodicidad semanal o
inmediata y en los formatos y estructura establecidas la presencia de casos sospechosos de
influenza humana de origen aviar o influenza humana H5N1 o por virus nuevo de influenza
de acuerdo con las definiciones de caso contenidas en el protocolo. Las responsabilidades de
las UPGD centinelas, unidades notificadoras municipales (UNM) y unidades notificadoras
departamentales (UND) son iguales a las presentadas en la vigilancia centinela de ESI (página
13).

Evento de vigilancia: ESI -IRAG Fecha de creación 2008 31


INS – Subdirección de Vigilancia y Control Página 31 de 76
5.4.2. Notificación inmediata de la vigilancia de influenza humana de origen aviar o
por virus nuevo de influenza

Los casos sospechosos o probables de la vigilancia de influenza humana de origen aviar o


influenza humana H5N1 o por virus nuevos en fase de alerta pandémica deberán notificarse
de forma individual e INMEDIATA conservando la estructura del flujo de información
establecido y empleando la ficha de notificación individual de ESI – IRAG, IRAG inusitada o
imprevista del Sistema de vigilancia y control en salud pública y que corresponde al código 346
del Sivigila.

Los ajustes a la información de casos de la vigilancia de influenza humana de origen aviar o


influenza humana H5N1 en fase de alerta pandémica o por virus nuevo de influenza se deben
realizar a más tardar la segunda semana epidemiológica inmediatamente posterior a la
notificación del caso de conformidad con los mecanismos definidos por el sistema.

5.4.3. Indicadores de la vigilancia de influenza humana de origen aviar o por influenza


H5N1 o por virus nuevo de influenza en fase de alerta pandémica

Los encargados de efectuar la planificación de los servicios de la salud en los niveles locales
deben conocer en qué fase de progreso de una posible pandemia por virus nuevo de influenza
se encuentran para que su localidad pueda responder apropiadamente. Especialmente durante
la fase 5 y 6 se deben reducir o acortar algunas actividades de la vigilancia para focalizar los
recursos en actividades que ayudarán a entender la extensión y propagación de la cepa
pandémica. A continuación se presentan los siguientes indicadores.

Casos confirmados de influenza humana de origen aviar a influenza humana H5N1

Tipo de indicador: Resultado

Definición operacional Número de casos positivos para virus de influenza de


origen aviar (H5, H7 o H9) en el periodo epidemiológico
/ Número total de casos sospechosos o probables
procesadas para diagnóstico de virus de influenza en el
mismo periodo
Fuente de información Sivigila

Utilidad o interpretación Permite identificar el tipo de circulación de virus de


influenza de origen aviar en humanos en un determinado
periodo epidemiológico y las activación de las acciones
correspondientes.

Evento de vigilancia: ESI -IRAG Fecha de creación 2008 32


INS – Subdirección de Vigilancia y Control Página 32 de 76
Porcentaje de hospitalización por ESI debidas a influenza humana de origen aviar e
influenza H5N1 en fase de alerta pandémica o fase superior de progreso

Tipo de indicador Resultado


Definición operacional Número de hospitalizaciones por ESI de origen aviar (H5,
H7 o H9) o por subtipo H5N1 en el municipio/ Total
hospitalizaciones en el municipio

Fuente de información Sivigila

Utilidad o interpretación Permite identificar la carga de la circulación virus de


influenza de origen aviar y la gravedad de la enfermedad
en un determinado periodo epidemiológico, así como la
activación de las acciones correspondientes.

Proporción de mortalidad por ESI debido a influenza humana de origen aviar e


influenza H5N1 en fase de alerta pandémica o fase superior de progreso según grupos
de edad nivel departamental y municipal

Tipo de indicador Resultado

Definición operacional Número de muertes por ESI de origen aviar (H5, H7 o


H9) o por subtipo H5N1 por grupo de edad/ población
estimada
en el grupo de edad
Fuente de información Sivigila, DANE

Utilidad o interpretación Permite identificar grupos de riesgo y la mortalidad según


el grupo de edad

Evento de vigilancia: ESI -IRAG Fecha de creación 2008 33


INS – Subdirección de Vigilancia y Control Página 33 de 76
Figura 4. Flujograma para la clasificación final de caso en la vigilancia de influenza
humana de origen aviar o por virus nuevo de influenza

UPGD

Cumple definición de caso


S No
sospechoso de influenza humana
de origen aviar o virus nuevo Caso descartado Investigar otras causas
o
Cumple con definición de caso
probable de influenza humana
H5N1 en fase de alerta
pandémica

SI

Diligenciar ficha de Recolectar muestra de hisopado


notificación individual orofaringeo o aspirado nasofaringeo y
suero en fase aguda y convalecente

Notificación inmediata a
Unidad Notificadora Notificación inmediata a
Municipal Unidad Notificadora
Departamental Notificar a SIVIGILA

Identificación de: influenza A No


subtipo H5, H7 o H9. Caso descartado

Ajustar
SI notificación en
SIVIGILA

Caso confirmado

Ajustar
notificación en
SIVIGILA

Evento de vigilancia: ESI -IRAG Fecha de creación 2008 34


INS – Subdirección de Vigilancia y Control Página 34 de 76
Capítulo 6
Vigilancia rutinaria de la mortalidad y morbilidad por infección respiratoria aguda
respiratoria aguda (IRA)

6.1. Unidades primarias generadoras de datos (UPGD) que realizan vigilancia


rutinaria de IRA
6.2. Definición y clasificación de caso de la vigilancia rutinaria de la IRA
6.2.1. Definición y clasificación de caso de la vigilancia rutinaria de la mortalidad por
IRA en menores de cinco años
6.2.2 Definición y clasificación de caso de la vigilancia rutinaria de la morbilidad por
IRA en menores y mayores de cinco años
6.3. Procesos operativos de la vigilancia rutinaria de IRA
6.3.1. Flujo de información
6.3.2. Notificación de la mortalidad por IRA en menores de cinco años
6.3.3. Notificación de morbilidad por IRA en menores y mayores de cinco años
6.3.4. Análisis de la información la vigilancia rutinaria de la IRA
6.3.5. Indicadores de la vigilancia rutinaria de IRA

Evento de vigilancia: ESI -IRAG Fecha de creación 2008 35


INS – Subdirección de Vigilancia y Control Página 35 de 76
6.1. Unidades primarias generadoras de datos (UPGD) que realizan vigilancia
rutinaria de mortalidad y morbilidad por infección respiratoria aguda

Se vigilarán la morbilidad y mortalidad por infección respiratoria aguda empleando la vigilancia


rutinaria, la cual operará en todas las unidades primarias generadoras de datos (UPGD) que
conforman el sistema de vigilancia en salud pública Sivigila en Colombia.

6.2. Definición y clasificación de caso de la vigilancia rutinaria de IRA

Para la vigilancia rutinaria de la mortalidad y morbilidad por IRA se emplearán las siguientes
definiciones de caso:

1. caso confirmado de mortalidad por IRA en menores de cinco años según la


clasificación internacional de enfermedades, décima revisión (CIE-10);
2. caso confirmado clínicamente de morbilidad por IRA en menores y mayores de cinco
años según la clasificación internacional de enfermedades, décima revisión (CIE-10);

6.2.1. Caso de mortalidad por IRA confirmado clínicamente en menores de cinco años

Muerte en menor de cinco años que haya presentado infección respiratoria aguda grave con
cuadro clínico inferior a 14 días de evolución y caracterizada por comienzo súbito de fiebre,
malestar general, dolor de garganta, tos, secreción nasal, dificultad respiratoria en diferente
grado que evoluciona rápidamente hasta producir tiraje subcostal y dificultad respiratoria
grave.

6.2.2. Caso de morbilidad por IRA confirmado clínicamente en menores y mayores de


cinco años.

Es toda infección que compromete las vías respiratorias altas y bajas y presenta una duración
menor de 14 días.

En la definición de caso confirmado para la vigilancia rutinaria predomina el criterio clínico.


La notificación de la vigilancia de la morbilidad por IRA se efectuará considerando la
clasificación internacional de enfermedades, décima revisión (CIE 10), la cual incluye los
códigos J00 a J06, J10 a J18 y J20 a J22 (cuadro 5).

6.3. Procesos operativos de la vigilancia rutinaria de IRA

6.3.1. Flujo de información

Las unidades primarias generadoras de datos, caracterizadas de conformidad con las normas
vigentes, son las responsables de captar y notificar con periodicidad semanal o inmediata y en
los formatos y estructura establecidas la presencia del evento de acuerdo con las definiciones
de caso contenidas en el protocolo. Son responsabilidades primarias de estas unidades:

• difundir y aplicar los protocolos nacionales de vigilancia en salud pública;


• identificar y clasificar los casos notificados de acuerdo con los criterios establecidos en
el protocolo;
Evento de vigilancia: ESI -IRAG Fecha de creación 2008 36
INS – Subdirección de Vigilancia y Control Página 36 de 76
• recolectar las variables mínimas en relación con el caso;
• recolectar las variables mínimas en relación con el caso;
• transferir los datos básicos al municipio en los plazos y formatos definidos y en
ausencia de eventos realizar la notificación negativa en los mismos plazos y formatos
• analizar la información clínica y epidemiológica obtenida en su interacción con el
paciente en función de orientar la intervención sobre el individuo tanto desde la
perspectiva terapéutica como en lo referido a la prevención primaria;
• participar en la adaptación de las propuestas de control y prevención planteadas para
los eventos que así lo requieran de acuerdo con las posibilidades institucionales de
intervención;
• diseñar los mecanismos de información de la población usuaria sobre la situación de
los eventos y las estrategias de control y prevención de su competencia;
• informar a la población usuaria sobre la situación de los eventos y las medidas
individuales de control y prevención en los casos en que sea necesario;
• en este proceso, la comunidad, de acuerdo con sus posibilidades, podrá informar al
municipio/ localidad o a las unidades primarias generadoras de datos la aparición de
casos sospechosos de alguno de los eventos incluidos.

Evento de vigilancia: ESI -IRAG Fecha de creación 2008 37


INS – Subdirección de Vigilancia y Control Página 37 de 76
Cuadro 5. Códigos de la clasificación internacional de enfermedades para infección
respiratoria aguda.
Códgigos Clasificacón Internacional de Enferemdades (CIE X)
J00 RINOFARINGITIS AGUDA J00 RINOFARINGITIS AGUDA (RESFRIADO COMUN)
J010 SINUSITIS MAXILAR AGUDA
J011 SINUSITIS FRONTAL AGUDA
J012 SINUSITIS ETMOIDAL AGUDA
J01 SINUSITIS AGUDA J013 SINUSITIS ESFENOIDAL AGUDA
J014 PANSINUSITIS AGUDA
J018 OTRAS SINUSITIS AGUDAS
J019 SINUSITIS AGUDA, NO ESPECIFICADA
J020 FARINGITIS ESTREPTOCOCICA
J02 FARINGITIS AGUDA J028 ESPECIFICADOS
J029 FARINGITIS AGUDA, NO ESPECIFICADA
J030 AMIGDALITIS ESTREPTOCOCICA
J03 AMIGDALITIS AGUDA AMIGDALITIS AGUDA DEBIDA A OTROS MICROORGANISMOS
J038 ESPECIFICADOS
J039 AMIGDALITIS AGUDA, NO ESPECIFICADA
J040 LARINGITIS AGUDA
J04 LARINGITIS Y TRAQUEITIS AGUDAS J041 TRAQUEITIS AGUDA
J042 LARINGOTRAQUEITIS AGUDA
LARINGITIS OBSTRUCTIVA AGUDA [CRUP] Y J050 LARINGITIS OBSTRUCTIVA, AGUDA [CRUP]
J05
EPIGLOTITIS EPIGLOTITIS AGUDA
J051

J060 LARINGOFARINGITIS AGUDA


INFECCIONES AGUDAS DE LAS VIAS OTRAS INFECCIONES AGUDAS DE SITIOS MULTIPLES DE LAS VIAS
J06 RESPIRATORIAS SUPERIORES, DE SITIOS RESPIRATORIAS SUPERIORES
J068
MULTIPLES O NO ESPECIFICADOS
INFECCION AGUDA DE LAS VIAS RESPIRATORIAS SUPERIORES, NO
J069 ESPECIFICADA
INFLUENZA CON NEUMONIA, DEBIDA A VIRUS DE LA INFLUENZA
J100 IDENTIFICADO
INFLUENZA DEBIDA A VIRUS DE LA INFLUENZA INFLUENZA CON OTRAS MANIFESTACIONES RESPIRATORIAS, DEBIDA
J10
IDENTIFICADO J101 A VIRUS DE LA INFLUENZA IDENTIFICADO
INFLUENZA, CON OTRAS MANIFESTACIONES, DEBIDA A VIRUS DE LA
J108 INFLUENZA IDENTIFICADO
J110 INFLUENZA CON NEUMONIA, VIRUS NO IDENTIFICADO
INFLUENZA DEBIDA A VIRUS NO INFLUENZA CON OTRAS MANIFESTACIONES RESPIRATORIAS, VIRUS
J11 NO IDENTIFICADO
IDENTIFICADO J111
J118 INFLUENZA CON OTRAS MANIFESTACIONES, VIRUS NO IDENTIFICADO
J120 NEUMONIA DEBIDA A ADENOVIRUS
J121 NEUMONIA DEBIDA A VIRUS SINCITIAL RESPIRATORIO
NEUMONIA VIRAL NO CLASIFICADA EN OTRA
J12 J122 NEUMONIA DEBIDA A VIRUS PARAINFLUENZA
PARTE
J128 NEUMONIA DEBIDA A OTROS VIRUS
J129 NEUMONIA VIRAL, NO ESPECIFICADA
NEUMONIA DEBIDA A STREPTOCOCCUS
J13
PNEUMONIAE J13 NEUMONIA DEBIDA A STREPTOCOCCUS PNEUMONIAE

NEUMONIA DEBIDA A HAEMOPHILUS


J14
INFLUENZAE
J14 NEUMONIA DEBIDA A HAEMOPHILUS INFLUENZAE

J150 NEUMONIA DEBIDA A KLEBSIELLA PNEUMONIAE


J151 NEUMONIA DEBIDA A PSEUDOMONAS
J152 NEUMONIA DEBIDA A ESTAFILOCOCOS
NEUMONIA BACTERIANA NO CLASIFICADA EN J153 NEUMONIA DEBIDA A ESTREPTOCOCOS DEL GRUPO B
J15 J154 NEUMONIA DEBIDA A OTROS ESTREPTOCOCOS
OTRA PARTE
J155 NEUMONIA DEBIDA A ESCHERICHIA COLI
J156 NEUMONIA DEBIDA A OTRAS BACTERIAS AEROBICAS GRAMNEGATIVAS
J157 NEUMONIA DEBIDA A MYCOPLASMA PNEUMONIAE
J158 OTRAS NEUMONIAS BACTERIANAS
J159 NEUMONIA BACTERIANA, NO ESPECIFICADA
NEUMONIA DEBIDA A OTROS J160 NEUMONIA DEBIDA A CLAMIDIAS
J16 MICROORGANISMOS INFECCIOSOS, NO NEUMONIA DEBIDA A OTROS MICROORGANISMOS INFECCIOSOS
CLASIFICADOS EN OTRA PARTE J168 ESPECIFICADOS
J170* OTRA PARTE
J171* PARTE
NEUMONIA EN ENFERMEDADES
J17* J172* NEUMONIA EN MICOSIS
CLASIFICADAS EN OTRA PARTE
J173* NEUMONIA EN ENFERMEDADES PARASITARIAS
J178* PARTE
J180 BRONCONEUMONIA, NO ESPECIFICADA
J181 NEUMONÍA LOBAR, NO ESPECIFICADA
J18 NEUMONIA ORGANISMO NO ESPECIFICADO J182 NEUMONIA HIPOSTATICA, NO ESPECIFICADA
J188 OTRAS NEUMONIAS, DE MICROORGANISMO NO ESPECIFICADO
J189 NEUMONIA, NO ESPECIFICADA
J200 BRONQUITIS AGUDA DEBIDA A MYCOPLASMA PNEUMONIAE
J201 BRONQUITIS AGUDA DEBIDA A HAEMOPHILUS INFLUENZAE
J202 BRONQUITIS AGUDA DEBIDA A ESTREPTOCOCOS
J203 BRONQUITIS AGUDA DEBIDA A VIRUS COXSACKIE
J204 BRONQUITIS AGUDA DEBIDA A VIRUS PARAINFLUENZA
J20 BRONQUITIS AGUDA J205 BRONQUITIS AGUDA DEBIDA A VIRUS SINCITIAL RESPIRATORIO
J206 BRONQUITIS AGUDA DEBIDA A RINOVIRUS
J207 BRONQUITIS AGUDA DEBIDA A VIRUS ECHO
BRONQUITIS AGUDA DEBIDA A OTROS MICROORGANISMOS
J208 ESPECIFICADOS
J209 BRONQUITIS AGUDA, NO ESPECIFICADA
J210 BRONQUIOLITIS AGUDA DEBIDA A VIRUS SINCITIAL RESPIRATORIO
BRONQUIOLITIS AGUDA DEBIDA A OTROS MICROORGANISMOS
J21 BRONQUIOLITIS AGUDA
J218 ESPECIFICADOS
J219 BRONQUIOLITIS AGUDA, NO ESPECIFICADA
INFECCIÓN AGUDA NO ESPECIFICADA DE LAS INFECCION AGUDA NO ESPECIFICADA DE LAS VIAS RESPIRATORIAS
J22
- VIAS RESPIRATORIAS INFERIORES J22 INFERIORES

Fuente: International Statistical Classification of Diseases and Related Health Problems 10th Revision
Version for 2007. Disponible en: www.who.int/classifications/apps/icd/icd10online/.
Consultado: Enero de 2008.

Evento de vigilancia: ESI -IRAG Fecha de creación 2008 38


INS – Subdirección de Vigilancia y Control Página 38 de 76
Las unidades notificadoras municipales, una vez consolidada y analizada la información para el
desarrollo de las acciones respectivas, remitirá con periodicidad semanal o inmediata en los
formatos y estructura establecidas la información de sus unidades primarias generadoras de
datos a la unidad notificadora departamental o distrital correspondiente para que ésta a su vez
adelante el análisis respectivo y desarrolle las acciones complementarias requeridas teniendo en
cuenta los siguientes criterios:

• la notificación de la aparición de casos de todos los eventos incluidos deberá ser


semanal y contener la información mínima requerida de acuerdo con el instrumento
diseñado para tal fin, conservando su denominación y estructura;
• los datos deben estar contenidos en archivos planos delimitados por comas, con la
estructura y características definidas y contenidas en los documentos técnicos que
hacen parte del subsistema de información para la notificación de eventos de interés
en salud pública del Instituto Nacional de Salud - Ministerio de la Protección Social;
• ni las direcciones departamentales, distritales o municipales de salud, ni las entidades
administradoras de planes de beneficios, ni ningún otro organismo de administración,
dirección, vigilancia y control podrán modificar, reducir o adicionar los datos ni la
estructura en la cual deben ser presentados en medio magnético en cuanto a longitud
de los campos, tipo de dato, valores que puede adoptar el dato y orden de los mismos.
Lo anterior sin perjuicio de que en las bases de datos propias, las UPGD y los entes
territoriales puedan tener información adicional para su propio uso;
• de acuerdo con lo anterior, la información deberá fluir de forma oportuna y constante
entre las dependencias de salud pública existentes en cada entidad territorial y la red de
laboratorios del país.

6.3.2. Notificación inmediata de la vigilancia rutinaria de la mortalidad por IRA en


menores de cinco años

Todos los casos de mortalidad por IRA en menores de cinco años deben ser notificados en
forma individual e inmediata a la Secretaría Municipal de Salud y de ésta a la Secretaría
Departamental de Salud, la cual notificará al INS. Para ello se empleara la ficha de notificación
individual de mortalidad por IRA del sistema de vigilancia y control en salud pública que
corresponde al código 600 del Sivigila.

6.3.3. Notificación semanal de la vigilancia de la morbilidad por infección respiratoria


aguda en menores y mayores de cinco años

Todos los casos de morbilidad por IRA deben ser notificados en forma colectiva y semanal a
la Secretaría Municipal de Salud y de ésta a la Secretaría Departamental de Salud, la cual
notificará al INS. Para ello se empleara la ficha de notificación colectiva del sistema de vigilancia y
control en salud pública que corresponde el código del evento 999 del Sivigila.

Evento de vigilancia: ESI -IRAG Fecha de creación 2008 39


INS – Subdirección de Vigilancia y Control Página 39 de 76
Figura 5. Flujograma de notificación semanal de la mortalidad y morbilidad por
infección respiratoria aguda a Sivigila

6.3.4. Análisis de la información de vigilancia rutinaria de IRA

El proceso de vigilancia deberá orientar acciones inmediatas relacionadas con los casos de
mortalidad por IRA en menores de cinco años a fin de determinar los factores de riesgo y la
presencia de un posible brote o casos aislados.

Entre las fuentes de información para el análisis de la mortalidad por IRA en menores de
cinco años están:
• los certificados de defunción cuya causa básica sea la infección respiratoria aguda;
• ficha de notificación del evento e investigación de caso;
• historia clínica;
• datos demográficos básicos sobre cada caso, y
• datos clínicos básicos sobre cada caso.

El primer paso para el análisis es la identificación de los casos a partir de la revisión manual de
los certificados de defunción; luego de identificar el caso se obtiene el análisis de la historia
clínica completa y se realiza una unidad de análisis del caso para indagar por los aspectos
determinantes que no fueron consignados en la historia clínica. Otra fuente son los informes o
autopsias verbales de muertes ocurridas en la comunidad en aquellas zonas donde las muertes
se identifican fuera de la prestación de servicios de salud.

Es necesario igualmente precisar el contexto y ámbito en el cual se desarrolla el análisis para la


clasificación de evitable o prevenible, el cual permite identificar los puntos críticos a intervenir
para su prevención. La capacidad explicativa depende también de la participación en el análisis
de un grupo interdisciplinario.
Evento de vigilancia: ESI -IRAG Fecha de creación 2008 40
INS – Subdirección de Vigilancia y Control Página 40 de 76
El análisis de la mortalidad contempla la visión de lo institucional y asistencial, lo cual se
relaciona con la calidad de la prestación de los servicios de salud, el acceso y la atención, la red
de servicios y capacidad de resolución, el ámbito comunitario y el análisis de las condiciones
de vida.

Una de las estrategias de análisis de la mortalidad evitable es la “de las tres demoras”, que
enmarca las dificultades en la atención. La estrategia de las tres demoras se sustenta en que
éstas contribuyen a la muerte a saber: 1) demora en tomar la decisión de buscar ayuda; 2)
demora en llegar a la instalación de tratamiento, y 3) demora en recibir el tratamiento
adecuado.

6.3.5. Indicadores de la vigilancia rutinaria de mortalidad por IRA en menores de


cinco años

Tasa de incidencia de mortalidad por IRA en menores de cinco años por periodo
epidemiológico

Tipo de indicador Resultado

Definición operacional Número de casos notificados de mortalidad por IRA en


menores de cinco años por periodo epidemiológico/
población menor de cinco años censada o estimada
Fuente de información Sivigila, DANE

Nivel Municipal, departamental y nacional

Porcentaje de casos de mortalidad por IRA en menores de cinco años con investigación
de caso en el periodo epidemiológico inmediatamente posterior a la notificación del
caso

Tipo de indicador Resultado


Definición operacional Número de muertes por IRA notificadas en menores de
cinco años con investigación de caso en el periodo
epidemiológico inmediatamente posterior a la
notificación del caso
/ Total de muertes por IRA en menores de cinco años
notificadas
Fuente de información Sivigila

Utilidad o interpretación Permite identificar los factores de riesgo involucrados


en la mortalidad por IRAG en menores de cinco años y
la evaluación de la mortalidad del evitable
Parámetros Igual o superior a 80%

Nivel Local, Municipal, Departamental

Evento de vigilancia: ESI -IRAG Fecha de creación 2008 41


INS – Subdirección de Vigilancia y Control Página 41 de 76
Meta Al menos 80% de los casos notificados por periodo
epidemiológico por entidad territorial

Otros indicadores que deben evaluarse

Tasas de ataque: en caso de brote establecer tasas de ataque (número de casos nuevos del total
de niños en riesgo en un periodo dado) por área geográfica lo que ayuda a evaluar las zonas de
transmisión existentes y la dispersión del problema geográficamente.

Cobertura de vacunación: porcentaje de municipios con coberturas de vacunación igual o


mayor a 95% (número de municipios con coberturas iguales a mayores a 95% en población
cubierta por el programa ampliado de inmunización. Total de población estimada cubierta por
el programa ampliado de inmunización del municipio) X 100 del biológico que previene la
infección respiratoria aguda entre ellos cobertura de vacunación contra influenza estacional y
cobertura de vacunación contra neumococo

Evento de vigilancia: ESI -IRAG Fecha de creación 2008 42


INS – Subdirección de Vigilancia y Control Página 42 de 76
Capítulo 7

Acciones del laboratorio

7. Acciones de laboratorio en la vigilancia centinela de ESI


7.1. Recolección de muestra por hisopado orofaríngeo
7.2. Acciones del laboratorio de la vigilancia centinela de IRAG
7.2.1. Recolección de muestra de sangre (hemocultivo)
7.2.2. Cultivo de líquido pleural
7.2.3. Recolección de muestra aspirado nasofaríngeo
7.2.3.4. Recolección de muestra de tejido de pulmón o traquea post mortem

Evento de vigilancia: ESI -IRAG Fecha de creación 2008 43


INS – Subdirección de Vigilancia y Control Página 43 de 76
7. Acciones de laboratorio en la vigilancia centinela de ESI

7.1. Recolección de muestra por hisopado orofaríngeo

Se recolectará dos muestras de hisopado orofaringeo a los pacientes que cumplan con la
definición de caso sospechosos de ESI con cuadro clínico con máximo cinco días de
evolución y que acudan a las UPGD centinelas. Las UPGD centinelas serán las encargadas de
recolectar las muestras de casos sospechosos.

Para la recolección de muestra orofarígea se deben seguir los siguientes pasos:

1. Pida al paciente que abra la boca y saque la lengua, repitiendo reiteradamente la letra
“a” con el fin de mantener la faringe cerrada
2. Con la ayuda de un bajalenguas presione la lengua. La manipulación en este momento
de la recolección de muestra es de gran importancia para evitar que la lengua
contamine la muestra
3. Tome dos hisopos y colóquelos en la parte posterior y superior de la faringe, lo más
cerca posible a la nasofaringe
4. Luego rote el hisopo por la parte posterior de las tonsilas mediante movimiento
enérgico rotatorio y a la vez de arriba hacia abajo con el fin de obtener el mayor
número de células
5. Coloque el hisopo con la muestra en el vial con medio de transporte viral o virocult ®
y marque el recipiente (nombres, apellidos, fecha y hora de la recolección de muestra).

Las muestras se recolectan con escobillones Virocult® (MW 950/974/975 Medical Wire
Equipment Co. Ltd.) o en el medio de virus respiratorios elaborado por cada laboratorio
referenciado por el Instituto Nacional de Salud. Las muestras serán colocadas en el medio de
transporte junto con los escobillones, introduciendo el escobillón en el mismo tubo; es
necesario mantener las muestras y el medio de transporte para virus respiratorios a 4 oC y
enviarlas refrigeradas. Las muestras deben llegar dentro de las primeras 48 horas de ser
tomadas al Laboratorio de Virología del INS o al Laboratorio de Salud Pública que
corresponda.

Figura 6. Recolección de muestra para diagnóstico de vírus respiratorios.

Fuente: Grupo de Virología: Red Nacional de Laboratorios. Instituto Nacional de Salud.


Enero 2008.
Evento de vigilancia: ESI -IRAG Fecha de creación 2008 44
INS – Subdirección de Vigilancia y Control Página 44 de 76
.

7.2. Acciones del laboratorio de la vigilancia centinela de IRAG


7.2.1. Recolección de muestra de sangre (hemocultivo)

El pronto y seguro aislamiento e identificación de microorganismos bacterianos presentes en


un proceso de septicemia es una de las funciones más importantes de un laboratorio. Las
indicaciones para obtener cultivos representativos de sangre están relacionadas con las
condiciones clínicas del paciente. Si el paciente ha recibido algún agente antimicrobiano antes
de la recolección de la muestra de sangre deben tomarse un total de 4 a 5 muestras
separadamente en un tiempo no mayor de 48 horas.

Las condiciones en la toma de la muestra de sangre deben ser asépticas, limpiando primero la
zona de la piel con agua y jabón, alcohol de 80-95% y aplicando una solución de yodo al 2%
en forma concéntrica de adentro hacia fuera alrededor del sitio de la punción. Esta solución
deberá permanecer sobre la piel al menos un minuto para que ocurra una verdadera antisepsia.
No deberá tocarse la superficie de la piel con los dedos.

Se recomienda recolectar de 5-10 ml de sangre en la toma, pues un volumen menor reducirá el


porcentaje de recuperación de los microorganismos presentes en algunas bacteriemias. En
neonatos y niños menores de 6 años, la recolección de 1-5 ml de sangre puede resultar
satisfactoria y la sangre deberá ser inoculada directamente sobre el medio de cultivo al lado
del paciente, bien sea con jeringa estéril o con un equipo de extracción desechable.

Una concentración óptima de sangre en el medio de cultivo puede relacionarse en proporción


de 10% de sangre por cantidad del medio de cultivo: para 50 ml de medio 5 ml de sangre son
suficientes. Los medios para hemocultivos que pueden obtenerse comercialmente son caldo
de tripticasa de soya, caldo BHI o medio Ruiz- Castañeda.

Una vez tomadas las muestras de sangre, las botellas de hemocultivo se deben incubar a 35-
36°C y deben ser examinadas diariamente hasta el séptimo día para evidencia de crecimiento.
Inmediatamente se visualice alguna positividad en el cultivo, debe obtenerse una pequeña
muestra del hemocultivo con aguja y jeringa estériles para hacer una preparación directa y
coloración de Gram, y subcultivos sobre placas de agar sangre y agar chocolate en condiciones
aeróbicas y anaeróbicas y atmósfera de CO2.

El frotis directo de Gram provee información preliminar del microorganismo aislado. Cuando
el hemocultivo permanece microscópicamente negativo deben hacerse subcultivos sobre
placas de agar chocolate y sangre a las 24 horas y al quinto día, los cuales son incubados en
atmósfera de CO2 durante 48 horas. Estos subcultivos son necesarios para asegurar la
recuperación de Haemophilus, Neisseria y otros.

7.2.2. Cultivo de líquido pleural

La punción pleural es un procedimiento que debe ser realizado sólo por personal médico
con experiencia; antes de realizarse la toracentesis es importante asegurarse de que la sala de
procedimientos esté equipada con todo el material necesario para el drenaje pleural, un sistema
de suministro de oxígeno y además un equipo de reanimación (laringoscopio, tubo o cánula de
Evento de vigilancia: ESI -IRAG Fecha de creación 2008 45
INS – Subdirección de Vigilancia y Control Página 45 de 76
intubación). Para prevenir la coagulación de los líquidos pleurales y que los coágulos que se
forman atrapen los microorganismos presentes en ellos, hay que adicionar una pequeña
cantidad de polianetol sulfonato de sodio (SS) en el tubo donde se va a recoger la muestra.
Evalúe la posibilidad de realizar el procedimiento bajo anestesia general o sedación profunda.

Los aislamientos de agentes bacterianos obtenidos en la vigilancia centinela de IRAG deben


ser enviados al Grupo de Microbiología de la Red Nacional de Laboratorios del Instituto
Nacional de Salud dentro de las primeras 48 horas con la ficha de envío correspondiente y con
los datos sobre la prueba de optoquina o identificación por métodos automatizados y Gram.

La retroalimentación de los resultados de los aislamientos (serotipificación) de la vigilancia


centinela de IRAG serán enviados por el Laboratorio de Microbiología del Instituto Nacional
de Salud a la Secretaria de Salud Departamental o Distrital después de las dos semanas
epidemiológicas posteriores a la notificación para aislamientos de Streptococcus pneumoniae. En el
caso de aislamiento de Hemophilus influenzae la retroalimentación se efectuará después de tres
semanas epidemiológicas posteriores a la notificación

7.2.3. Recolección de muestra de aspirado nasofaríngeo

En pacientes hospitalizados se podrá realizar un lavado nasofaríngeo; para la recolección de


esta muestra se deben seguir los siguientes pasos:

1. introduzca 1 ml de solución salina estéril (pH: 7.0) en una de las ventanas nasales utilizando
una jeringa unida a una pieza pequeña de tubo plástico (sonda);
2. aspire todo el material de la secreción nasofaringea que sea posible. Si la muestra se ve con
moco o turbia se considera adecuada. Si no lo es, repita el procedimiento con la otra ventana
nasal;
3. agregue la muestra al vial estéril;
4. enjuague la jeringa en el vial estéril utilizando para ello el medio de transporte viral;
5. coloque la muestra en el vial con medio de transporte viral y marque el recipiente;
6. la muestra debe refrigerarse inmediatamente y transportarse al Laboratorio de Salud Pública
a la mayor brevedad (antes de 24 h).

Figura 7. Recolección de muestra lavado nasofaringeo para diagnóstico de vírus


respiratórios.

Fuente: OMS. Collecting, preserving and shipping specimens for the diagnosis of avian
influenza A (H5N1) virus infection. Octubre 2006.
Evento de vigilancia: ESI -IRAG Fecha de creación 2008 46
INS – Subdirección de Vigilancia y Control Página 46 de 76
7.2.3.4. Recolección de muestra de tejido de pulmón o traquea post mortem

• Las muestras de tejido de pulmón o traquea (aproximadamente 18 g) deben ser enviadas


en solución salina y refrigeradas (conservando la cadena de frío) al Grupo de Patología del
INS.
• La segunda muestra debe ser conservada en formol al 10% a temperatura ambiente y ser
enviada al Grupo de Patología del INS.
• Se recomienda contar con todas las medidas de bioseguridad durante la recolección de la
muestra.

Lo anterior aplica para los casos sin confirmación por otras pruebas diagnósticas con alta
sospecha de muerte por un virus de influenza; este procedimientos debe ser efectuado por
personal médico capacitado.

Evento de vigilancia: ESI -IRAG Fecha de creación 2008 47


INS – Subdirección de Vigilancia y Control Página 47 de 76
Capítulo 8

Orientación para la acción

8.1. Acciones individuales de vigilancia de ESI – IRAG


8.1.1. Medidas de control de ESI en ambientes hospitalarios
8.1.2. Recomendaciones en el manejo de los casos hospitalizados de IRAG –ESI en
situación de epidemia
8.2. Acciones colectivas de vigilancia de ESI – IRAG y mortalidad por IRA en
menores de cinco años
8.2.1 Investigación de brote
8.3. Medidas de prevención de ESI – IRAG
8.3.1. Vacunación contra influenza estacional
8.3.2. Vacunación contra neumococo

Evento de vigilancia: ESI -IRAG Fecha de creación 2008 48


INS – Subdirección de Vigilancia y Control Página 48 de 76
8.1. Acciones individuales de vigilancia de ESI – IRAG

Entre las acciones individuales de la vigilancia de ESI – IRAG están


• El diligenciamiento de la ficha de notificación ESI - IRAG
• El manejo de casos de IRAG – ESI: definir el manejo ambulatorio u hospitalario
según guía de manejo.

Recomendaciones para individuos con ESI – IRAG


• Cubrirse la boca al toser o estornudar
• Usar toallitas de papel para contener las secreciones respiratorias y botarlas a la basura
después de su uso
• Efectuar la higiene de las manos con agua y jabón después de estar en contacto con
secreciones respiratorias y objetos o materiales contaminados
• Emplear mascarilla o tapaboca en los periodos de incremento de los casos de ESI –
IRAG
8.1.1. Medidas de control de IRAG en ambientes hospitalarios

El control de la infección en los casos de IRAG implica dos niveles de acercamiento


a) Precaución estándar que se aplica a todos los pacientes
b) Precauciones adicionales que deben incluir :
• precauciones con las góticas transmisoras de la infección;
• precauciones de contacto con casos enfermos, y
• precauciones con aerosoles

La combinación y adherencia a estas precauciones dará un apropiado control de la infección y


permitirá detener la cadena de transmisión.

Cuadro 6. Precauciones estándares para el control de IRAG- ESI, IRAG inusitada.

Precaución estándares aplicable a todos los pacientes


1 Higiene de manos
A Lavado de manos después de contacto con sangre, fluidos corporales y objetos
contaminados con o sin uso de guantes. Lavado de manos inmediatamente después del
contacto de pacientes y cuando esté indicado para evitar transferir microorganismos de
un paciente a otro o a otros ambientes.
B Empleo de jabón o antimicrobiano para el lavado rutinario de manos.
C Utilización de antimicrobianos o antiséptico sin agua para las circunstancias específicas
(control de brotes).
D Lavado de manos, después quitarse máscara quirúrgica o equipos de protección
personal
2 Guantes
a Uso de guantes limpios al contacto con sangre, fluidos corporales y objetos
contaminados.
b Uso de guantes limpios momentos antes de tocar membranas mucosas y piel no intacta.
c Cambio de guantes entre diferentes procedimientos en el mismo paciente después de
contacto con material que puede contener una alta concentración de microorganismos.
Evento de vigilancia: ESI -IRAG Fecha de creación 2008 49
INS – Subdirección de Vigilancia y Control Página 49 de 76
d Descartar guantes usados antes de tocar objetos no contaminados o superficies
ambientales y antes de asistir a otro paciente para evitar la transferencia de
microorganismos a otros pacientes o ambientes.
3 Máscara quirúrgica y protección ocular
a Proteger las membranas mucosas de los ojos, la nariz y la boca durante los
procedimientos y las actividades de cuidado de pacientes.
4 Equipo de protección personal
a Utilizado en asistencia y manejo de pacientes para la prevención del contacto de sangre,
fluidos corporales, secreciones y excreciones de manera que impida exposiciones de la
piel y de la membrana mucosa y la transferencia de microorganismos a otros pacientes y
ambientes.
5 Control ambiental
a Asegurar que el hospital cuente con procedimientos adecuados para el cuidado, la
limpieza y desinfección rutinarios de superficies ambientales, camas y equipo, y
garantizar el correcto seguimiento de los procedimientos establecidos.
Fuente: HA Central Committee on Infectious Disease and Infection Control Branch, Centre for Health
Protection. HA Infection Control Guidelines For Avian Influenza under Red Alert. Hong Kong, 2005.

8.1.2. Recomendaciones para las precauciones de aislamiento

Los microorganismos son transmitidos en los hospitales por varias rutas, y algunos pueden
transmitirse por más de una ruta. Existen cinco rutas principales de transmisión: contacto,
gotas, vía aérea, vehículos comunes y vectores. Para el propósito de este protocolo, los
vehículos comunes y los vectores se discutirán brevemente, ya que ninguno tiene un rol
significativo en las infecciones nosocomiales típicas (21).

8.1.2.1 Transmisión de contacto: la transmisión de contacto directo involucra el contacto de una


superficie corporal con otra superficie corporal permitiendo la transferencia física de
microorganismos entre un huésped susceptible y una persona colonizada o infectada, tal como
ocurre cuando una persona rota, baña o realiza otras tareas de atención a un paciente. Este
tipo de transmisión también puede ocurrir entre dos pacientes, uno de los cuales actúa como
fuente del microorganismo y el otro como huésped susceptible.
La transmisión de contacto indirecto involucra el contacto de un huésped susceptible con un
objeto intermediario contaminado, habitualmente inanimado, tal como instrumental
contaminado, agujas, gasas y otros elementos de tela, o las manos contaminadas que no se han
lavado, así como los guantes que no se han cambiado entre los pacientes (21).

8.1.2.2.Transmisión por gotas: teóricamente es una forma de transmisión de contacto. Sin


embargo, el mecanismo de transferencia de los patógenos al huésped es bastante distinto de la
transmisión de contacto directa o indirecta. Las gotas son generadas por una persona fuente
primariamente durante la tos, el estornudo y el habla, y durante la realización de determinados
procedimientos tales como aspiración y broncoscopia. La transmisión ocurre cuando las gotas
generadas por la persona infectada y que contienen microorganismos son propagadas a una
corta distancia y son depositadas en las conjuntivas, mucosa nasal o boca del huésped. Debido
a que las gotas no quedan suspendidas en el aire, no se requiere un manejo especial del aire y la
ventilación para prevenir la transmisión por gotas; esto es, la transmisión por gotas no debe
confundirse con la transmisión por la vía aérea (21).

Evento de vigilancia: ESI -IRAG Fecha de creación 2008 50


INS – Subdirección de Vigilancia y Control Página 50 de 76
8.1.2.3. Transmisión por la vía aérea: ocurre tanto por diseminación de núcleos de gotas
generadas en la vía aérea (residuos particulados pequeños [tamaño < 5µm] de gotas
evaporadas que contienen microorganismos y que permanecen suspendidas en el aire por
largos períodos de tiempo) o partículas de polvo que contienen microorganismos infectantes).
Los microorganismos transportados de esta manera pueden dispersarse ampliamente por
corrientes de aire y pueden ser inhalados por un huésped susceptible dentro de la misma
habitación o a través de distancias mayores por un paciente fuente dependiendo de factores
ambientales; por lo tanto, se requieren medidas especiales de manejo del aire y la ventilación
para prevenir la transmisión por la vía aérea. Los microorganismos transmitidos de esta
manera incluyen Mycobacterium tuberculosis y los virus de la rubéola, sarampión y varicela (21).

8.1.2.4.Transmisión por vehículos comunes: se aplica a microorganismos transmitidos por


elementos contaminados tales como comida, agua, medicamentos, dispositivos y equipos.

8.1.2.5.Transmisión por vectores: ocurre cuando vectores (mosquitos, moscas, ratas y otros)
transmiten microorganismos; esta ruta de transmisión es de menor importancia en los
hospitales en la medida que se desinsectice y desratice la institución semestralmente.

Las precauciones de transmisión están diseñadas para prevenir la adquisición de infecciones a


través de estas rutas en los hospitales. Debido a que los agentes y los factores del huésped son
más difíciles de controlar, la interrupción de la transferencia de microorganismos está dirigida
primariamente a la transmisión(21).

8.2 .Fundamentos de las precauciones de aislamiento

8.2.1. Lavado de manos y uso de guantes

El lavado de manos es la medida más importante para reducir la transmisión de


microorganismos entre una persona y otra y entre dos sitios distintos en un mismo paciente.
El lavado de las manos tan pronta y meticulosamente como sea posible entre contactos con
los pacientes y después del contacto con sangre, fluidos orgánicos, secreciones, excreciones y
equipos o artículos contaminados por ellos es un componente importante de las precauciones
de control de infecciones y aislamiento. Junto con esta medida el uso de guantes juega un rol
importante en la reducción del riesgo de transmisión de microorganismos (21).

Los guantes se usan en los hospitales por tres importantes razones. Primero, para proveer una
protección de barrera y prevenir la contaminación macroscópica de las manos cuando se toca
sangre, fluidos orgánicos, secreciones, excreciones, membranas mucosas y piel no intacta.
Segundo, para reducir la posibilidad de que microorganismos presentes en las manos del
personal sean transmitidos a los pacientes durante procedimientos invasivos y otros
procedimientos del cuidado que involucran tocar mucosas o piel no intacta. Tercero, se usan
para disminuir la posibilidad de que las manos del personal contaminadas con
microorganismos del paciente o fomites puedan transmitir estos microorganismos a otros
pacientes; en esta situación los guantes deben ser cambiados entre contactos y las manos
lavadas luego de quitárselos.

El uso de guantes no reemplaza la necesidad de lavarse las manos porque, (1) los guantes
pueden tener defectos pequeños e inaparentes o romperse durante su utilización, y (2) las
Evento de vigilancia: ESI -IRAG Fecha de creación 2008 51
INS – Subdirección de Vigilancia y Control Página 51 de 76
manos pueden contaminarse durante la remoción de los guantes. El no cambiarse los guantes
entre pacientes es un riesgo en el control de infecciones.

8.2.2. Ubicación de los pacientes

La ubicación apropiada de los pacientes es un importante componente de las precauciones de


aislamiento. Una habitación privada es importante para prevenir la transmisión por contacto
directa e indirecta cuando el paciente fuente tiene hábitos higiénicos deficientes, contamina el
medio ambiente o no puede esperarse que ayude para mantener precauciones para el control
de infecciones (lactantes, niños, pacientes con alteraciones mentales). Es ideal que los
pacientes con infecciones por agentes altamente transmisibles o epidemiológicamente
importantes estén en habitaciones individuales con lavado de manos y baño privado.
Si hay habitaciones con más de un paciente, los pacientes infectados deben alojarse con un
compañero adecuado. Los pacientes infectados con el mismo microorganismo pueden alojarse
juntos si (1) no están infectados por otros microorganismos, y (2) la posibilidad de reinfección
con el mismo microorganismo es mínima.
La habitación individual con manejo adecuado de la ventilación es importante para el
aislamiento de pacientes con enfermedades transmisibles por la vía aérea (21).

8.2.3. Transporte de los pacientes infectados

Limitar el movimiento de pacientes infectados por microorganismos altamente transmisibles o


epidemiológicamente importantes y asegurarse de que esos pacientes dejan su habitación sólo
para propósitos esenciales reduce las oportunidades de transmisión de microorganismos en los
hospitales. Cuando es necesario el transporte de los pacientes, es importante que (1) el
paciente use barreras apropiadas (tapaboca, coberturas impermeables [de acuerdo a cómo esté
indicado]) para disminuir el riesgo de transmisión a otros pacientes, personal, visitas y
contaminación del medio ambiente, (2) el personal del área a donde se dirige el paciente esté
informado de que su llegada es inminente y tome las medidas indicadas para reducir el riesgo
de transmisión, y (3) los pacientes sean informados de las maneras en que pueden ayudar a
disminuir el riesgo de transmisión de sus microorganismos a otros (21).

8.2.4. Tapabocas, protección respiratoria, ocular y facial

Los tapabocas y antiparras se usan solos o combinados para proveer protección de barrera.
Deben usarse tapabocas que cubran la boca y la nariz y antiparras para procedimientos en que
es probable que ocurran salpicaduras o chorros de sangre, fluidos orgánicos, secreciones y
excreciones para disminuir el riesgo de transmisión por contacto. El tapabocas quirúrgico es
útil para proteger frente a gotas grandes que contienen patógenos que se transmiten por
contacto estrecho y que generalmente viajan cortas distancias (hasta 1 m) desde pacientes que
tosen o estornudan (21).

8.2.5. Batas e endumentaria de protección

Los batas deben utilizarse para prevenir la contaminación de la ropa o proteger la piel del
personal de exposiciones a sangre y fluidos orgánicos. Los batas impermeables, cobertura de
piernas y botas proveen mayor protección a la piel cuando se anticipan grandes salpicaduras
(cirugía cardiovascular, quemados en quirófano). Las batas también se pueden utilizar durante
Evento de vigilancia: ESI -IRAG Fecha de creación 2008 52
INS – Subdirección de Vigilancia y Control Página 52 de 76
la atención de pacientes infectados por microorganismos epidemiológicamente importantes
para reducir las oportunidades de transmisión a otros pacientes y ambientes. En este caso hay
que sacarse el camisolín antes de abandonar la habitación del paciente y lavarse las manos. El
personal que viste guardapolvo debe sacárselo antes de entrar a la habitación del paciente,
entrar a la misma con "ropa de calle" y al finalizar la atención lavarse las manos antes de
ponerse de nuevo el guardapolvo (21).

8.2.6. Equipo y artículos para el cuidado de los pacientes

Los materiales punzantes deben colocarse en contenedores resistentes a la perforación


(recordar que siempre hay que transportarlos al lugar donde se encuentra el paciente para
descartarlos inmediatamente después de usados, evitando circular por las salas con los mismos
[reencapsular las agujas es la forma más frecuente de pincharse]); otros artículos deben
descartarse en bolsas gruesas evitando la contaminación de su superficie externa o bien
colocándolos dentro de otra bolsa (método de doble bolsa). Los equipos o dispositivos
reutilizables contaminados críticos (equipo que normalmente ingresa a tejidos estériles o en los
cuales fluye sangre) y semicríticos (equipo que entra en contacto con las membranas mucosas)
son esterilizados o desinfectados (reprocesamiento) después de su uso para reducir el riesgo de
transmisión de microorganismos a otros pacientes; el tipo de reprocesamiento está
determinado por el artículo y el uso para el que está diseñado y las recomendaciones del
fabricante.

El equipo no crítico (que toma contacto con la piel intacta) contaminado con sangre, fluidos
orgánicos, secreciones y excreciones se limpia y desinfecta luego de su utilización. Los
desechables contaminados son manipulados y transportado de una manera que reduzca el
riesgo de transmisión de microorganismos y contaminación ambiental.

Ropa y lavadero: si bien la ropa puede contaminarse con microorganismos patógenos, el


riesgo de transmisión de enfermedades es despreciable si es manipulada, transportada y lavada
de manera tal que se evite la transferencia de microorganismos a pacientes, personal y medio
ambiente. Más que normas rígidas, se recomienda almacenarlos con sentido común, separando
el material limpio del sucio.

Vajillas, vasos, tasas y utensilios: no requieren de una normativa en especial. La combinación


de agua caliente y detergente es suficiente.

Limpieza rutinaria y terminal: la habitación o cubículo donde se alojan pacientes bajo


"precauciones basadas en la transmisión" se limpian de la misma manera que se hace con los
pacientes bajo "precauciones estándar", excepto que el microorganismo infectante y el grado
de contaminación del medio ambiente indiquen que se necesita un tipo de limpieza especial.
Además de una limpieza meticulosa, se requiere desinfección del equipo que rodea al enfermo
(barandas de camas, mesas de comer, muebles, picaportes y grifos) en casos de patógenos
especiales, particularmente Enterococcus spp., que pueden sobrevivir en el ambiente inanimado
por períodos de tiempo prolongado. Los pacientes que se internan en la misma habitación de
otros que han sufrido infecciones por estos patógenos tienen un riesgo incrementado de
infección si no se limpia y desinfecta adecuadamente el medio ambiente y equipo que rodea la
cama (21).

Evento de vigilancia: ESI -IRAG Fecha de creación 2008 53


INS – Subdirección de Vigilancia y Control Página 53 de 76
8.3. Precauciones de aislamiento (PA)

Existen dos grupos de PA. En el primero y más importante se encuentran las PA diseñadas
para el cuidado de todos los pacientes internados en la institución, independientemente de su
diagnóstico y presunto estado de infección. La implementación de estas "precauciones
estándar" (PS) es la estrategia primaria para el exitoso control de infecciones intra-
hospitalarias. El segundo grupo de precauciones está diseñado para el cuidado de algunos
pacientes específicos. Estas "precauciones basadas en la transmisión" (PBT) son para
pacientes infectados, o sospechosos de estarlo, con patógenos epidemiológicamente
importantes que se transmiten por la vía aérea, "gotas" o contacto con la piel seca o superficies
contaminadas (21).

8.3.1. Precauciones estándar (PS) o habituales: las PS sintetizan las características más
destacables de las "precauciones universales" (diseñadas para reducir el riesgo de infección por
patógenos transmisibles por la sangre) y del "aislamiento de sustancias corporales" (diseñado
para reducir el riesgo de transmisión de patógenos a partir de sustancias orgánicas húmedas) y
se aplican a todos los pacientes internados, independientemente de su diagnóstico y presunto
estado de infección. Las PS aplican a (1) sangre, (2) todos los fluidos orgánicos, secreciones y
excreciones excepto el sudor, contengan o no sangre visible, (3) piel no intacta, y (4)
membranas mucosas. Las PS están diseñadas para reducir el riesgo de transmisión de
microorganismos de fuentes reconocidas o no de infecciones intra-hospitalarias.

8.3.2. Precauciones basadas en la transmisión (PBT): las PBT se aplican a pacientes que
tienen diagnóstico o sospecha de infección por patógenos altamente transmisibles o
epidemiológicamente importantes y para los cuales se necesitan medidas adicionales a las PS.
Existen tres tipos, que pueden aplicarse en forma aislada o combinada y siempre en conjunto
con las PS.
Las precauciones de vía aérea (PVA) reducen el riesgo de transmisión por la vía aérea. La
transmisión por la vía aérea ocurre por diseminación de núcleos de gotas de la vía aérea
(partículas residuales pequeñas [5µm] de gotas evaporadas que pueden permanecer
suspendidas en el aire por largos períodos de tiempo) o partículas de polvo que contienen el
microorganismo infectante. Los microorganismos transportados de esta manera pueden
dispersarse ampliamente a través de corrientes de aire y pueden ser inhalados por o
depositados en un huésped susceptible dentro de la misma habitación o a distancias mayores
por el paciente fuente dependiendo de factores ambientales; por lo tanto, se requiere un
manejo especial del aire y la ventilación. Las PVA se aplican a pacientes con diagnóstico o
sospecha de infección por patógenos epidemiológicamente importantes transmitidos por esta
vía (21).
Las precauciones de gotas (PG) están diseñadas para reducir el riesgo de transmisión a través de
gotas emanadas de la cavidad nasal, bucal y vías respiratorias. Involucra el contacto de las
conjuntivas o mucosa nasal u oral de un huésped susceptible con gotas grandes (>5µm) que
contienen microorganismos generados por personas enfermas o portadoras. Las gotas son
generadas por la persona fuente a través de la tos, el estornudo, el habla o procedimientos
como la aspiración y la broncoscopia. Esta transmisión requiere de contacto estrecho entre
fuente y huésped susceptible debido a que las gotas no quedan suspendidas en el aire y
recorren distancias cortas (1 m) a través del aire. No requiere de manejo especial del aire y la
ventilación y se aplican a pacientes infectados, o sospechosos de estarlo, con patógenos que se
transmiten por esta vía.
Evento de vigilancia: ESI -IRAG Fecha de creación 2008 54
INS – Subdirección de Vigilancia y Control Página 54 de 76
Las precauciones de contacto (PC) están diseñadas para reducir el riesgo de transmisión de
patógenos epidemiológicamente importantes por contacto directo e indirecto. El contacto
directo implica el contacto piel a piel y la transferencia física de microorganismos hacia un
huésped susceptible por una persona infectada o colonizada, tal como ocurre cuando un
paciente es rotado en su cama por el personal, se le baña o se realiza cualquier otra actividad
de cuidado que requiera contacto físico. El contacto directo también puede ocurrir entre dos
pacientes (ej. contacto de las manos). El contacto indirecto implica el contacto de un huésped
susceptible con un objeto intermediario contaminado, habitualmente inanimado, que se
encuentra en el ambiente del paciente. Las PC se aplican a pacientes específicos,
infectados/colonizados, o sospechosos de estarlo, con microorganismos epidemiológicamente
importantes que pueden transmitirse por contacto directo o indirecto (21).

8.4. Uso empírico de las precauciones de vía aérea, gotas y contacto

En muchas circunstancias el riesgo de transmisión de una infección intra-hospitalaria puede


ser alto antes de que se establezca un diagnóstico definitivo y puedan implementarse las
precauciones basadas en ese diagnóstico. El uso rutinario de PS para todos los pacientes
reduce en gran medida el riesgo de transmisión de condiciones distintas a las que requieren las
PVA, PG y PC. Aunque no es posible identificar prospectivamente a todos los pacientes que
requieren de estas precauciones incrementadas, ciertos síndromes y condiciones clínicas tienen
un riesgo suficientemente alto como para implementar estas precauciones aumentadas hasta
contar con un diagnóstico definitivo.

Los microorganismos listados bajo la columna "patógenos potenciales" no representan


necesariamente los diagnósticos más completos y probables, sino a agentes etiológicos que
requieren precauciones adicionales más allá de las PS hasta que puedan ser descartados. Para
asegurarse de que las precauciones empíricas son implementadas siempre y en forma
apropiada, la institución debe implementar sistemas para evaluar rutinariamente a los pacientes
de acuerdo a estos criterios como parte de su cuidado de preadmisión y admisión (21).

8.4.1. Pacientes inmunocomprometidos

Él riesgo de infecciones intra-hospitalarias en pacientes inmunocomprometidos varía según la


gravedady duración de la inmunosupresión. En general deben aplicarse las "precauciones
estándar" y las "precauciones basadas en la transmisión".

8.5. Recomendaciones

8.5.1. Controles administrativos

8.5.1.1. A. Educación
Desarrollar un sistema que asegure que los pacientes, personal y visitantes del hospital sean
educados sobre el uso de las precauciones y su responsabilidad en la adherencia a las mismas.
8.5.1.2. Adherencia a las precauciones
Evaluar periódicamente la estructura, adherencia a las recomendaciones, niveles de exposición
y adquisición de infecciones, y usar los hallazgos para mejorías directas.

Evento de vigilancia: ESI -IRAG Fecha de creación 2008 55


INS – Subdirección de Vigilancia y Control Página 55 de 76
8.6. Recomendaciones en el manejo de los casos hospitalizados de IRAG en situación
de epidemia

• Aislamiento de pacientes y evitar contactos innecesarios


• El paciente deberá emplear una mascarilla para reducir la diseminación respiratoria,
preferiblemente una mascarilla que proporcione filtración de su aire espirado
(mascarilla quirúrgica)
• Medidas estrictas de higiene personal
• Uso del equipo de protección personal para aquellos individuos en cercanía del
paciente
• Estricta higiene de los trabajadores del área de la salud (ej., evitar contacto en cara,
ojos o cabello en el cuarto del paciente, asegurar el lavado de manos después de salir)
• Para los pacientes que están aislados de forma colectiva, si el suministro de aire
independiente no puede llevarse a cabo, se recomienda no usar aire acondicionado y
abrir las ventanas para una buena ventilación
• Si el paciente es transportado, debe emplear mascarilla respiratoria
• Las medidas de control de la infección se establecen durante siete días después de la
resolución de la fiebre en el caso de las personas adultas y 21 después del inicio de la
enfermedad para los niños menores de 12 años

En cuanto a la profilaxis para el virus de influenza, se han documentado reportes y revisiones


sistemáticas de efectividad de cerca de 60% para influenza estacional empleando oseltamivir;
sin embargo, hasta el momento no es clara la efectividad de la profilaxis del oseltamivir en los
casos humanos de influenza aviar H5N1. En áreas geográfica donde se detectaron casos
humanos por el subtipo H5N1 se ha efectuado profilaxis a contactos estrechos durante siete a
10 días con 75 mg de oseltamivir. La evaluación con base en el riego de exposición y las
ventajas clínicas de la profilaxis con antivirales debe orientarse hacia la estratificación del riego,
la cual se basa en los datos descriptivos de casos humanos de infección por H5N1 y datos de
estudios de influenza estacional (22).

Entre las categorías de grupos de riesgo para infección por H5N1 en fase tres de progreso de
una pandemia de influenza se encuentran las siguientes.

Grupos de exposición de alto riesgo


• Contacto estrecho (1 mt. de distancia) con familiares o personas en el hogar o en el
lugar de trabajo debido a una potencial exposición a una fuente común; ambiente, aves
de corral infectadas o a un caso índice (22).

Grupos de exposición de riesgo moderado


• Personal implicado en la manipulación de animales enfermos o descontaminación de
ambientes afectados (disposición animal), incluye personal sin equipo de protección
personal o su uso inadecuado
• Individuos con exposición directa y estrecha a animales enfermos o muertos por
H5N1
• Personal del área de salud con contacto estrecho con pacientes sospechosos o
confirmados de H5N1, por ejemplo durante la intubación u otros procedimientos sin

Evento de vigilancia: ESI -IRAG Fecha de creación 2008 56


INS – Subdirección de Vigilancia y Control Página 56 de 76
equipo de protección personal o usado inadecuadamente; también incluye personal del
laboratorio que pueda tener exposición sin debida protección (22).

Grupos de exposición de bajo riesgo


• Trabajadores del área de la salud que emplearon equipos de protección personal de
forma apropiada durante una exposición con pacientes infectados por H5N1
• Personal implicado en la eliminación de animales en los cuales se emplearon adecuadas
medidas de control.
• Personal implicado en la manipulación de animales enfermos o en la
descontaminación de ambientes afectados que utilizaron el equipo protector personal
apropiado (23).

8.7. Acciones colectivas de vigilancia de ESI, IRAG, IRAG inusitada y mortalidad por
IRA

8.7.1. Investigación de brote

La Secretaría Municipal de Salud realizará la investigación de brotes configurados de IRAG –


ESI, de mortalidad por IRA e IRAG inusitada o imprevista con el objeto de determinar el
alcance del brote, examinar las características epidemiológicas y descriptivas de los casos,
generar hipótesis (posible fuente de infección), tomar muestras para diagnóstico por
laboratorio e implementar medidas de control. De igual forma, la Secretaría de Salud
Municipal y la Departamental iniciarán la investigación correspondiente de casos humanos de
influenza de origen aviar que se detecten en su territorio de acuerdo al protocolo de
investigación de brotes, guía de manejo y atención de casos humanos de influenza aviar,
documentos vigentes del plan antipandemia de influenza aviar de Colombia. La confirmación
por laboratorio de un caso humano de influenza aviar (H5N1) debe desencadenar
inmediatamente una investigación exhaustiva.

Se debe llevar a cabo una serie de actividades para la investigación de brotes, entre ellas las
siguientes.

• Preparar el trabajo de campo y el análisis de la información disponible


Toda la información disponible debe ser evaluada por un grupo de trabajo, el cual debe
estudiar la situación notificada, así como verificar los recursos logísticos para el
desplazamiento y la planificación del trabajo de campo que contemple las acciones apropiadas
de vigilancia y control del posible brote además de considerar todas las medidas de
bioseguiridad y el empleo de equipo de protección personal que debe tener el personal. En el
estudio de brote se pretende cumplir con algunos objetivos como identificar casos nuevos,
disminuir la transmisión de la infección, implementar medidas de control y reducir al mínimo
la mortalidad y la morbilidad.

• Establecer la presencia de un brote


El aumento en el número de casos de ESI, IRAG o IRAG inusitada o dos o más casos
relacionados epidemiológicamente, de aparición súbita y diseminación localizada en un espacio
específico, debe considerarse como un brote y motivar la pronta identificación de la(s)
fuente(s) y de los mecanismos de transmisión para establecer las medidas de control y prevenir
Evento de vigilancia: ESI -IRAG Fecha de creación 2008 57
INS – Subdirección de Vigilancia y Control Página 57 de 76
futuros casos similares. También se debe establecer la frecuencia de la enfermedad en el
periodo de estudio comparada con el mismo periodo de estudio de años anteriores del área
geográfica implicada para determinar si ha ocurrido o existe un brote.

• Verificar el diagnóstico
Es importante asegurar que el brote haya sido correctamente diagnosticado; para ello hay que
excluir posibles errores de las definiciones de caso o del laboratorio como base para el
incremento de los casos diagnosticados. Se deben resumir los hallazgos clínicos y realizar una
distribución de frecuencias. Ésta es útil para caracterizar el espectro de la enfermedad, verificar
el diagnóstico y desarrollar la definición de caso. Adicionalmente, el investigador obtendrá la
siguiente información crítica de los casos:
a. ¿A qué estuvieron expuestos antes de enfermarse?
b. ¿Qué piensan ellos que causó la enfermedad?
c. ¿Tienen algo en común con otras personas que tengan la enfermedad?
Debe igualmente realizar posibles diagnósticos diferenciales.

Es importante notificar los casos identificados de acuerdo con los lineamientos establecidos
por el nivel nacional, previo registro en las fichas epidemiológicas, y realizar la caracterización
del área y de la población afectada.

• Establecer una definición de caso


En la definición de casos es necesario incluir el periodo de exposición, contacto directo o
espacial (área geográfica específica) o potencial fuente de infección; de igual forma es
necesario comunicar la definición de caso a las personas que participan en la investigación del
brote incluidos los trabajadores del área asistencial implicados en la detección de casos. El
brote puede estar en la fase de finalización antes de que el equipo de trabajo llegue a terreno,
por lo cual es importante considerar la investigación de forma retrospectiva.

• Realizar la descripción epidemiológica del brote


Para ello se puede efectuar vigilancia activa para la recolección de información, interpretación
y diseminación de la información y el desarrollo de intervenciones basadas en la evidencia.

Búsqueda activa institucional


La búsqueda activa institucional se realiza en todos los establecimientos de prestación de
servicios de salud seleccionados, investigando la aparición de casos sospechosos en un periodo
de tiempo determinado y de forma retrospectiva.

Para la búsqueda activa retrospectiva de casos sospechosos se pueden considerar los siguientes
pasos:
• seleccionar y asignar mínimo a dos personas que integran el grupo de búsqueda activa
institucional;
• identificar el número de instituciones prestadoras de servicios de salud (IPS) a nivel local
que se deben visitar;
• priorizar según los antecedentes situacionales el número de IPS (generalmente IPS con
mayor cobertura o IPS que atienden a personas a riesgo);
• elaborar y organizar el cronograma de visitas institucionales y programar el apoyo logístico
(insumos necesarios);
Evento de vigilancia: ESI -IRAG Fecha de creación 2008 58
INS – Subdirección de Vigilancia y Control Página 58 de 76
• informar a las directivas de las IPS seleccionadas el propósito de la búsqueda activa y
solicitar el apoyo logístico correspondiente y participación del personal de estadística de la
IPS y de quienes realicen la vigilancia epidemiológica, y
• elaborar un formulario de recolección de información.

Criterios de búsqueda activa institucional

• Población en riesgo: según antecedentes situacionales, por ejemplo si se reporta una


sospecha de brote en trabajadores de granjas avícolas, el grupo de estudio principal es la
población en edad laboral mayor de 18 años.
• Periodo de recolección de información: se debe considerar el periodo de exposición y
reporte de la sospecha de brote y el mismo periodo de estudio de años anteriores.
• Selección de diagnósticos de ingreso: infección respiratoria aguda empleando la
Clasificación Internacional de Enfermedades, décima revisión (J00 – J06, J10 - J18, J20 -
J22), o diagnósticos que contemplen dos o más signos y síntomas de la definición de caso
sospechoso.

Desarrollo de búsqueda activa institucional

• Visitar todas las IPS seleccionadas del municipio o localidad de acuerdo al cronograma
establecido.
• Solicitar las historias clínicas, registros de consulta, registros de prestación de servicios;
egresos hospitalarios, urgencias y consulta externa.
• Selección de historias clínicas, registros de consulta, registros de prestación de servicios;
egresos hospitalarios, urgencias y consulta externa que cumplan los criterios de selección
establecidos en la búsqueda activa institucional.
• Recolección de información según formato establecido.
• Consolidación de infamación determinando el número de historias clínicas, registros de
consulta, registros de prestación de servicios, egresos hospitalarios, urgencias y consulta
externa seleccionadas, disponibles y revisadas.
• Cuando se identifiquen casos sospechosos con un cuadro clínico menor de cinco días de
evolución, realizar búsqueda activa comunitaria con la intención de tomar muestra para
diagnóstico etiológico.
• El grupo de trabajo analizará los resultados encontrados al final de la búsqueda activa
institucional y socializará el informe al personal de prestación de servicios.

Búsqueda activa comunitaria

El propósito de la búsqueda activa comunitaria de casos sospechosos es alertar a las


autoridades sanitarias sobre la aparición de casos y la implementación de medidas de control.
La búsqueda activa comunitaria se efectúa de manera prospectiva en todos los lugares donde
haya posibilidad de captar casos sospechosos e información de indicadores relacionados con
ausentismo escolar o laboral. Para la búsqueda activa comunitaria de casos sospechosos se
deberá planificar la actividad considerando los siguientes pasos:

Evento de vigilancia: ESI -IRAG Fecha de creación 2008 59


INS – Subdirección de Vigilancia y Control Página 59 de 76
• seleccionar y asignar a las personas que integran el grupo de búsqueda activa comunitaria;
• identificar a nivel local el número de viviendas ubicadas en el área de foco, escuelas,
hogares, o lugares de concentración de los individuos en riesgo;
• priorizar según los antecedentes situacionales el número de lugares a visitar;
• solicitar el apoyo logístico correspondiente a las autoridades locales y a quienes realicen la
vigilancia epidemiológica en el área;
• identificar los insumos necesarios para la búsqueda activa comunitaria y toma de muestras,
• elaborar los formularios de recolección de información.

Desarrollo de la búsqueda comunitaria

• Recolección de información según formato establecido y toma de muestras en la


población en riesgo.
• Seguimiento y monitoreo de contactos cercanos.
• Si se detectan en la comunidad casos que cumplan con la definición de caso sospechoso,
se llenará el instrumento de recolección de datos específico y se realizará la recolección de
muestra de hisopado orofaríngeo conservando la cadena de frío y empleando medidas de
protección personal (bata, guantes, gafas de protección ocular y tapaboca).
• Si el caso presenta síntomas y signos en los cinco días previos, llenar el instrumento de
recolección de información y asegurarse de obtener la información requerida para su
clasificación final, antecedentes o nexo epidemiológico con otros casos sospechosos
confirmados.
• Identificar posible cadena de transmisión.
• Comunicar y explicar las medidas de control de infección.

Mientras que los primeros pasos se enumeran en orden lógico, en la mayoría de las
investigaciones del brote muchos ocurren simultáneamente. Su importancia puede variar
dependiendo de las circunstancias específicas.

Los contactos cercanos son identificados a través de la vigilancia activa en la investigación de


brotes. Para la clasificación de los individuos como contacto es necesario definir una
exposición basada en la evaluación del riesgo. La evaluación del riesgo debe incluir la
probabilidad de que el agente etiológico esté circulando en el área geográfica (confirmación a
través de diagnóstico por laboratorio).

• Plantear y evaluar hipótesis

La hipótesis de trabajo se refiere a una explicación sobre la causalidad o al mecanismo


de transmisión. La hipótesis nula es una negación de la anterior. Ejemplo: el brote de
casos de ESI se debe a influenza tipo A. La anterior constituye una hipótesis de
trabajo. La hipótesis nula es: el brote de casos no se debe a influenza tipo A.

Con la información obtenida a través de la vigilancia activa institucional y comunitaria se


pretende detectar casos, definir el alcance del brote, examinar las características
epidemiológicas descriptivas de los casos y generar hipótesis con posible fuente de infección o
exposición.
Evento de vigilancia: ESI -IRAG Fecha de creación 2008 60
INS – Subdirección de Vigilancia y Control Página 60 de 76
Por último, se de deben desarrollar las medidas de prevención y control y la comunicación de
los hallazgos.

8.8. Recomendaciones de información para padres, madres y cuidadores de niños y


niñas en caso de pico epidémico o de brote de ESI

Teniendo en cuenta que la mayoría de episodios de enfermedad respiratoria aguda cursan sin
mayor complicación y no duran más de 8 a 15 días, las siguientes son indicaciones generales
que deben tener en cuenta los padres, madres y cuidadores para garantizar calidad en el
cuidado del niño o la niña en el hogar y evitar que una gripa se convierta en una enfermedad
grave.

• Si el niño está con gripa en lo posible no lo envíe al jardín, escuela o colegio. Si el niño o
niña no puede cuidarse en el hogar, tener en cuenta las siguientes recomendaciones que
también aplican para los maestros y cuidadores en estos establecimientos:
la tos es una de las manifestaciones de la gripa y aparece debido a que el organismo la
utiliza como un mecanismo de defensa para favorecer la expulsión de secreciones. Para
controlarla, lo más indicado es dar mayor cantidad de líquidos como jugos de frutas
naturales, limonada, leche o caldos, entre otros;
no se deben dar jarabes para quitar la tos, éstos pueden ser perjudiciales puesto que limitan
la capacidad del organismo para defenderse; para aliviar la irritación de garganta que
estimula la tos se recomiendan remedios caseros como miel con limón, bebidas
endulzantes o colombinas, según la edad. Estas sustancias tienen un efecto suavizante en
la garganta que disminuye el reflejo de la tos;
se debe garantizar en todo momento que el niño o niña tenga completo su esquema básico
de vacunación de acuerdo a la edad;
no suspender la lactancia materna puesto que ayuda a controlar la infección y protege
contra otras infecciones; a la vez que nutre e hidrata;
no suspender la alimentación ni obligarlo a comer; se le debe motivar a comer ofreciendo
alimentos nutritivos que sean de su agrado y en forma fraccionada, esto es, que coma en
pequeñas cantidades, pero con mayor frecuencia, y en lo posible lograr que el niño o niña
permanezca en posición vertical (sentado o semisentado) unos 30 minutos después de
recibir alimentos. Esto disminuye en forma importante el riesgo de que parte del vomito
pase al pulmón;
la nariz debe estar limpia de secreciones para que el niño pueda respirar y comer sin
problema; para limpiar las fosas nasales, utilice media taza de agua hervida a la que se le ha
agregado media cucharadita tintera de sal. Coloque al niño semisentado de lado, llene el
gotero y aplique uno o dos goterados de esta solución en cada fosa nasal cada vez que sea
necesario, esto es, cuando la niña o niño tenga la nariz tapada por las secreciones. Tenga
en cuenta que el agua debe estar tibia antes de aplicarla y que nunca debe aplicarse con el
niño o niña recién alimentado;
niños y niñas y personas adultas deben realizar lavado frecuente de manos tanto en el
jardín como en el hogar;
mantener al niño con ropa abrigada y evitar corrientes de aire;
las personas mayores de 5 años que tengan gripa, deben acostumbrar el uso de tapabocas
y evitar los cambios bruscos de temperatura;
no fumar en el espacio en que se encuentren niños o niñas;
Evento de vigilancia: ESI -IRAG Fecha de creación 2008 61
INS – Subdirección de Vigilancia y Control Página 61 de 76
administrar los medicamentos que fueron indicados por el médico, en la dosis y horario
establecidos y por el tiempo indicado;
no automedicar al niño o niña;
se recomienda que todos los padres, madres y cuidadores de niños y niñas menores de 5
años aprendan a usar el termómetro y estén controlando la temperatura;
en jardines infantiles en lo posible mantener aislados a niños y niñas con gripa de quienes
no la tienen.

8.9. Signos de alarma

Además de lo anterior, es muy importante que padres, madres y cuidadores reconozcan los
signos de alarma que indican cuando un resfriado común deja de ser una enfermedad leve y se
convierte en una enfermedad que puede tener complicaciones, ante lo cual es necesario actuar
de inmediato y consultar por urgencias o a un centro de atención en salud.

Los signos de alarma son:


• respiración anormal: respiración rápida, dificultad para respirar (se le hunden las costillas
al respirar o ruidos extraños al respirar);
• el niño o la niña no pueden comer o beber nada o vomita todo;
• si el niño o la niña es menor de 2 meses y presenta fiebre;
• si es mayor de 2 meses y presenta fiebre superior a 38,5 grados centígrados que se
prolonga más de tres días;
• niño o niña mayor de 2 meses con fiebre por menos de tres días, pero que permanece
muy decaído cuando cede la fiebre;
• niños anormalmente somnolientos o que no despiertan con facilidad, y
• niños que presentan convulsiones.

8.10. Recomendaciones especiales para las personas mayores de 60 años

Las personas mayores de 60 años, al igual que los niños, son la población más susceptible
a padecer enfermedad respiratoria, por lo tanto se les recomienda:
• vacunación contra influenza;
• evitar los cambios bruscos de temperatura, usar ropa abrigada; si tienen que exponerse
a bajas temperaturas, evitar corrientes de aire;
• no automedicarse, evitar tomar jarabes para la tos y antibióticos no formulados por el
médico;
• para disminuir la irritación de la garganta se recomienda tomar bebidas dulces en
personas que no sean diabéticas;
• administrar los medicamentos que fueron indicados por el médico en la dosis y
horarios establecidos y por el tiempo indicado;
• tomar una alimentación nutritiva a base de verduras, frutas e hidratarse
frecuentemente, en lo posible con jugos naturales;
• evitar el consumo de cigarrillo y el contacto con personas fumadoras;
• disminuir el contacto con personas que tengan enfermedad respiratoria;
• medidas de higiene para contener las secreciones respiratorias tales como:
o cubrirse la boca y la nariz al toser o estornudar
Evento de vigilancia: ESI -IRAG Fecha de creación 2008 62
INS – Subdirección de Vigilancia y Control Página 62 de 76
o usar toallitas de papel para contener las secreciones respiratorias y botarlas
después del uso
o lavarse frecuentemente las manos con agua y jabón
o en caso de presentar dificultad al respirar, expectoración verdosa o fiebre alta,
acudir inmediatamente al médico.

8.11. Actividades a realizar por parte de las EPS y ESE en caso de pico epidémico de
ESI-IRAG

8.11.1. Medidas preventivas

• Realizar seguimiento y auditoria a los planes de contingencia que deben tener todas las
instituciones prestadoras de salud para afrontar la situación administrativa y asistencial
generada por el pico estacional.
• Garantizar la ejecución de los planes de mejoramiento instaurados durante los COVE
y las intervenciones tendientes a disminuir las tasas de mortalidad en la institución
prestadora de servicios de salud.
• Exigir a los prestadores que tengan la cantidad suficiente de suministros y materiales
de aseo (jabón, toallas de papel), protección (guantes, mascarillas) y terapéuticos
(medicamentos, instrumentos de inhaloterapia).
• Reforzar las actividades de AIEPI en las localidades, zonas y barrios con mayor énfasis
donde se presentaron casos de mortalidad por neumonía en menores de 5 años.
• Exigir la difusión y aplicación de las recomendaciones para evitar la transmisión de
virus respiratorio en el servicio de salud.

8.11.2. Medidas de control

• Realizar auditoria a los casos de muerte por neumonía en menores de 5 años ocurridos
en las instituciones prestadores y hacer las respectivas recomendaciones.
• Participar activamente en el análisis epidemiológico que contribuya a garantizar la
continuidad e integralidad en el tratamiento a los pacientes, tales como hospital día y
hospitalización domiciliaria para los pacientes con infección respiratoria aguda.
• Diseñar estrategias para que los prestadores de segundo y tercer nivel, previa
valoración médica, cuenten con métodos diagnósticos virales para los niños y niñas
menores de 5 años con sintomatología respiratoria aguda baja menor de 72 horas y
fiebre, ya que de esta manera se podrán tomar medidas médicas soportadas en un
diagnóstico etiológico y no sintomático. Esta medida es costo beneficiosa para todo el
sistema.
• Exigir que las instituciones prestadoras de salud cuenten con áreas definidas de
aislamiento y salas de ingreso para los pacientes con enfermedades respiratorias o, en
su defecto, que cuenten con estrategias implementadas que disminuyan en forma clara
el riesgo de infección cruzada por virus.
• Propiciar que los prestadores desarrollen un sistema que asegure que los pacientes del
hospital, el personal y los visitantes estén informados y capacitados en las precauciones
de bioseguridad, en la responsabilidad del cumplimiento del tratamiento y las
recomendaciones del personal de salud; además, evaluar de manera periódica en cada
institución la adherencia a las precauciones y responsabilidades impartidas.
Evento de vigilancia: ESI -IRAG Fecha de creación 2008 63
INS – Subdirección de Vigilancia y Control Página 63 de 76
• Desarrollar estrategias para aumentar la contratación de camas a fin de garantizar la
atención y el acceso de pacientes con enfermedad respiratoria aguda en los niveles
superiores de atención.
• Asegurar mecanismos adecuados de referencia y contrarreferencia; en este sentido, se
deberá facultar al responsable de la autorización de servicios hospitalarios para remitir
de manera oportuna y rápida a pacientes con enfermedad respiratoria aguda a
instituciones por fuera de la red de contratación cuando su red propia está copada, y
establecer estrategias que aseguren adecuados traslados en ambulancia según nivel de
complejidad.
• Participar y realizar seguimientos al proceso de implementación y funcionamiento de
las salas ERA.

8.11.3. Medidas de vigilancia

• Verificar que sus prestadores de servicios de salud cuenten con un comité de


infecciones intrahospitalarias conformado y operando.
• Realizar seguimiento a sus prestadores de la notificación completa, oportuna para la
vigilancia centinela de ESI, IRAG, morbilidad y mortalidad por IRA y para el
diagnóstico viral de la enfermedad respiratoria aguda en casos de bronquiolitis,
exacerbación de cuadro broncobstructivo desencadenado por episodios de infección
respiratoria aguda y neumonía

8.11.4 Actividades a realizar por parte de los prestadores de servicios de salud, IPS y
ESE, en caso de pico epidémico de ESI-IRAG

8.11.5. Medidas preventivas

• Actualizar, monitorizar y evaluar el plan de contingencia para afrontar la situación


administrativa y asistencial que se genere por el pico de ESI-IRAG.
• Diseñar e implementar estrategias para fortalecer le talento humano y adecuar el
recurso físicotécnico y de insumos para garantizar una oportuna y adecuada atención
en consulta y sala de observación de urgencias, con especial énfasis en el talento
humano responsable de las salas ERA, los turnos nocturnos, fines de semana y
festivos.
• Definir estrategias que disminuyan al menor tiempo posible la estadía en salas de
espera de los pacientes con enfermedad respiratoria aguda para acceder a la atención
inicial de urgencias o consulta prioritaria.
• Implementar procesos que aseguren el cumplimiento estricto de las medidas para
prevenir la infección intrahospitalaria, en especial la limpieza de manos con soluciones
de alcohol glicerinado y el lavado de manos de acuerdo a los protocolos establecidos
por los comités respectivos; consecuentemente garantizar la disponibilidad de los
insumos necesarios como son el alcohol glicerinado, dispensadores de jabón liquido y
toallas de papel, entre otros.
• Programar la ampliación del número de camas disponibles en los servicios de
observación de urgencias y hospitalización para atención de niños y niñas con ESI-
IRAG, con la consecuente adecuación del recurso humano, recurso fisicotécnico y de
insumos.
Evento de vigilancia: ESI -IRAG Fecha de creación 2008 64
INS – Subdirección de Vigilancia y Control Página 64 de 76
• Valorar la posibilidad de que durante el periodo de septiembre a diciembre no se
realice control de crecimiento y desarrollo en sitios donde simultáneamente funcione
consulta de urgencias o exista posibilidad de infección cruzada.
• Definir procesos para disminuir hospitalización de casos que puedan ser programables
para dar mayor opción de ampliación de los casos de ESI- IRAG.

8.11.5. Medidas de control

• Revisar y adecuar el cubrimiento y disponibilidad para atención bajo la supervisión


directa de pediatría las 24 horas en las diferentes áreas donde se atienden niños y niñas
en hospitales de segundo y tercer nivel.
• Programar la ampliación del número de camas de la unidad de cuidado intensivo y de
cuidado intermedio con la consecuente adecuación del recurso humano, recurso físico
técnico y de insumos.
• Definir los procesos para asegurar la educación del cuidador del niño sobre los
cuidados en el hogar, información sobre la administración de medicamentos,
identificación de signos de alarma, cuándo volver a consultar, así como la entrega
oportuna, completa y adecuada de medicamentos para continuar su manejo.
• Insistir al máximo en el seguimiento, así sea telefónico, pero idealmente presencial, a
niños y niñas con enfermedad respiratoria aguda que después de ser atendidos
regresen a la comunidad para continuar su manejo, en especial en aquellos que tienen
factores de riesgo como patologías crónicas de base y requerimiento de oxigeno
domiciliario.
• En los hospitales de primer nivel buscar la implementación de atención bajo esquema
de salas ERA, así sea con un ajuste de tipo funcional en la Unidad Básica de Atención
en Salud (UBAS) y en la Unidad Primaria de Atención en Salud (UPAS).
• La responsabilidad de la remisión del paciente es del médico tratante y no del radio-
operador. Este aspecto es álgido en el actual proceso de referencia y contrarreferencia
y se debe revisar en forma perentoria y mejorar sustancialmente.
• Determinar áreas de salas de espera y de atención en urgencias y hospitalización que
eviten el hacinamiento y por ende la infección cruzada o, en su defecto, crear
estrategias que disminuyan en forma clara este riesgo.
• Los niños y niñas con infección respiratoria aguda baja no deben estar en contacto con
niños y niñas menores de un año inmunosuprimidos y en general debe establecerse
barrera epidemiológica para la población infantil menor de 5 años sin enfermedad
respiratoria.

8.11.6. Medidas de vigilancia

• Contar con un comité de infecciones intrahospitalarias en operación, donde se


analicen y tomen las decisiones con base en la evidencia.
• Desarrollar estrategias de información y comunicación dirigidas a la comunidad en
general para promover la prevención de la enfermedad, orientar sobre el manejo
adecuado, impulsar la consulta oportuna e identificación de signos de alarma.
• Garantizar los mecanismos para que la madre, el padre o el cuidador reciba la
Evento de vigilancia: ESI -IRAG Fecha de creación 2008 65
INS – Subdirección de Vigilancia y Control Página 65 de 76
información necesaria sobre el cuidado del niño y la niña en el hogar, la identificación
de los signos de alarma, así como favorecer la entrega completa del medicamento en el
sitio de la atención a fin de eliminar barreras de acceso y el entrenamiento de la madre
y el cuidado sobre su administración; igualmente la remisión a la consulta de
crecimiento y desarrollo, vacunación, salud oral y demás servicios.

8.11.7. Vacunación contra influenza estacional

La inmunización profiláctica es la mejor estrategia para prevenir la mortalidad excesiva y los


costos de la atención sanitaria en el grupo de alto riesgo. La efectividad de la vacuna contra la
influenza para prevenir o atenuar la enfermedad varía principalmente según la edad, la
inmunocompetencia del vacunado y del grado de semejanza entre las cepas de virus incluidas
en la vacuna y aquellas que circulan. Se ha demostrado que cuando existe una buena
compatibilidad entre la vacuna y los virus circulantes, la vacuna contra la influenza previene la
enfermedad aproximadamente en 70 a 90% de las personas sanas menores de 65 años de edad
(23). La composición antigénica de la vacuna habitualmente es trivalente, es decir, contiene
componentes antigénicos de tres cepas prevalentes contra subtipos específicos de influenza A
y B.

Se recomienda la vacunación contra influenza a los siguientes grupos:


• Niños de 6 a 23 meses de edad
• Adultos de 65 años en adelante
• Personas de 2 a 64 años de edad con algún tipo de afección médica crónica subyacente
• Mujeres embarazadas a partir del segundo trimestre de embarazo
• Residentes de asilos para ancianos y de otras instalaciones de cuidado a largo plazo
• Niños de 6 meses a 18 años de edad que estén siguiendo una terapia crónica con
aspirina
• Empleados del área de salud que trabajen directamente en el cuidado de pacientes
• Encargados del cuidado de personas que vivan con niños menores de 6 meses de edad
(24)
• Personas con riesgo ocupacional como trabajadores de granjas de producción avícola
o porcina y trabajadores que transportan o comercian aves o cerdos (24)

Personas que no deben vacunarse:

• Personas que sufren de fuerte alergia a los huevos de gallina


• Personas que en el pasado han tenido una fuerte reacción a la vacuna contra la
influenza
• Personas que en el pasado han tenido el síndrome de Guillain-Barré después de 6
semanas de haber recibido la vacuna contra la influenza
• Niños menores de 6 meses de edad
• Personas que están enfermas y tienen fiebre (estas personas pueden recibir la vacuna
una vez que se hayan disipado los síntomas) (25).

En Colombia se estableció la vacunación contra influenza en los niños de 6 a 23 meses y en


los mayores de 60 años en el Programa Ampliado de Inmunizaciones, PAI.
Evento de vigilancia: ESI -IRAG Fecha de creación 2008 66
INS – Subdirección de Vigilancia y Control Página 66 de 76
8.11.8. Vacunación contra neumococo

La vacuna conjugada que contiene siete serotipos capsulares (4, 9V, 14, 19F, 23F, 18C y 6B)
fue licenciada para el uso entre infantes y niños jóvenes. El comité del CDC sobre las prácticas
de la inmunización (ACIP) recomienda que la vacuna sea utilizada para todos los niños entre 2
y 23 meses y para los niños entre 24 y 59 meses que estén en alto riesgo de enfermedad por
neumococo (niños con anemia de células falciformes, VIH, y otras condiciones médicas
crónicas o inmunosupresoras). La ACIP también recomienda que la vacuna se considere para
niños entre 24 y 59 meses dando prioridad a los niños de 24 a 35 meses y a niños que se
atienden en guardería del grupo. Este informe incluye el horario recomendado de la
vacunación de ACIP para los infantes con 2, 4, 6, y 12-15 meses de edad.

El comité de prácticas de la inmunización (ACIP) recomendó previamente la vacuna 23


Valente para el uso entre los niños mayores de 2 años que tienen altos índices de la
enfermedad, incluidos aquellos con anemia de células falciformes, enfermedades subyacentes
crónicas, infección humana del virus de la inmunodeficiencia (VIH), u otros
imnunocomprometidos. A pesar de que la vacuna no conjugada 23 Valente es eficaz en la
prevención de enfermedad invasora por neumococo entre los niños más grandes, estas
vacunas no protegen a niños menores de dos años en los cuales existe mayor carga de
enfermedad (25).

Se sugiere vacunar a los menores de dos años con la vacuna conjugada (PCV7). Sin embargo,
esta indicación se encuentra limitada por el alto costo de la vacuna, por sus múltiples dosis y
por la no inclusión en el Plan Ampliado de Inmunización. Se debe vacunar a los menores de
dos años con dosis inicial a los dos meses, luego a los cuatro y seis meses (26).

Acerca de la vacuna no conjugada (PPV23), de menor precio y menores dosis, continúan


vigentes las recomendaciones de la ACIP que son: personas mayores de 64 años, personas
entre 2 y 64 años con enfermedades crónicas, personas entre 2 y 64 años con asplenia
anatómica y funcional e inmunocomprometidos. En los niños mayores de dos años puede ser
útil la vacuna no conjugada (PPV23), y una dosis con refuerzo a los 10 años.

Entre las contraindicaciones de la vacunación se menciona la enfermedad general aguda y


alergia a los componentes de la vacuna. No ésta indicada en las gestantes de segundo y tercer
trimestre ni en la lactancia (26).

Según el acuerdo 366 de noviembre de 2007 en Colombia se estableció en el Programa


Ampliado de Inmunizaciones, PAI, vacunar contra neumococo a todos los niños hasta de dos
años con infección por HIV, cardiopatía congénita, asplenia, inmunodeficiencia primaria,
diabetes mellitus, inmunocompromiso por cáncer, insuficiencia renal crónica o síndrome
nefrótico, quimioterapia inmunosupresora, fístulas de líquido cefalorraquídeo y enfermedad
pulmonar crónica (de más de un mes de evolución) con tres dosis de vacuna de neumococo a
los dos y cuatro meses de edad y un refuerzo a los 12 meses. También se debe aplicar a todos
los niños que nazcan con un peso inferior a 2.500 gramos tres dosis de vacuna de neumococo
a los dos y cuatro meses de edad y un refuerzo a los 12 meses (27).

Evento de vigilancia: ESI -IRAG Fecha de creación 2008 67


INS – Subdirección de Vigilancia y Control Página 67 de 76
BIBLIOGRAFÍA

1. Michelow IC, Olsen K, Lozano J et al. Epidemiology and clinical characteristics of


community-acquired pneumonia in hospitalized children. Pediatrics 2004;113:701–707.
2. Committee on Infectious Diseases. American Academy of Pediatrics. Reduction of the
influenza burden in children. Pediatrics. 2002;110(6):1246-52.
3. Neuzil KM, Zhu Y, Griffin MR, et al. Burden of interpandemic influenza in children
younger than 5 years: a 25-year prospective study. J Infect Dis. 2002;185:147–152.
4. O’Brien KL, Walters MI, Sellman J, et al. Severe pneumococcal pneumonia in previously
healthy children: the role of preceding influenza infection. Clin Infect Dis. 2000;30:784–789.
5. Organización Panamericana de la Salud – Centro para el Control y la Prevención de
Enfermedades. Protocolo genérico para la vigilancia de influenza. Washington, D.C.
Diciembre 15 de 2006. Pág:1-47.
6. Ministerio de Salud de Chile. Unidad de vigilancia departamento de epidemiología,
Influenza y el riesgo pandemia: Boletín de Vigilancia en Salud Pública. 2002;7 (11):147.
7. Organización Mundial de la Salud. Preparación y respuesta ante una pandemia de gripe.
Informe Secretarial. Enero. 2005.
8. Organización Panamericana de la Salud. Influenza aviar. Boletín Epidemiológico.
2004;25(1):6.
9. Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades. Guía provisional para la
protección de personas que participen en actividades de control y erradicación de brotes de
gripe aviar (o gripe del pollo) en Estados Unidos. Febrero, 2004. Disponible en: en
www.cdc.gov/flu/protect/covercough.htm. Consultado: mayo 2005
10. Koopmans M, Wilbrink B, Conyn M, Natrop G, van der Nat H,mVennema H, Meijer A,
van Steenbergen J, Fouchier R, Osterhaus A, Bosman A: Transmission of H7N7 avian
influenza A virus to human beings during a large outbreak in commercial poultry farms in the
Netherlands. Lancet 2004, 363:587-593.
11. Organización Mundial de las Salud. Propagación geográfica del virus de la gripe aviar
H5N1 en las aves ― Actualización Nº 28. Evaluación de la situación y consecuencias para la
salud humana. Agosto, 2007. Disponible en: http://www.who.int/csr/don/2005_08_18/es/.
Consultado: septiembre 2005
12. Instituto Nacional de Salud, Universidad Nacional de Colombia. Porras A, De la Hoz F,

Evento de vigilancia: ESI -IRAG Fecha de creación 2008 68


INS – Subdirección de Vigilancia y Control Página 68 de 76
Rico A, Moreno J. Cotes K.Carga de enfermedad por virus de influenza estacional en
Colombia. 2007. Pág.:1- 125
13. Oliveira E, Mark P, Colice G. Influenza pneumonia a descriptive study. Chest 2001; 119:
1717-23.
14. Beading C, Slifka M. How do viral infections predispose patients to bacterial infections?
Curr Opin Infect Dis 2004; 17: 185-91.
15. CDC. Taller de entrenamiento sobre la epidemiología y vigilancia de influenza y
enfermedades respiratorias. Estados Unidos, 2005.
16 Girard MP, Cherian T, Pervikov Y, Kieny MP. A review of vaccine research and
development: human acute respiratory infections. Vaccine. 2005;23(50):5708-24.
17. Reina J, Ferres F, Gutiérrez O, Ruiz de Gopegui E, González M. Estudio de las
características clínicas y epidemiológicas de las infecciones respiratorias por adenovirus en una
población infantil (1997-2003). An Pediatr (Barc) 2004;61(2):137-42.
18. Boivin G, Hardy I, Tellier G, Maziade J. Predicting influenza infections during epidemics
with use of a clinical case
19. Organización Panamericana de la Salud, Organización Mundial de las Salud. Vigilancia de
las Neumonías y Meningitis Bacterianas en menores de 5 años. Guía Práctica. Versión final
2007. Pag: 1-78.
20. Organización Panamericana de la Salud Preparación de los Establecimientos de Salud ante
Casos Inusitados o Imprevistos o Conglomerados de Infección Respiratoria Aguda Grave
(IRAG)
Mayo. 2008; pag: 26.
21. Bologna R, Rosenthal V. Guías y Recomendaciones Para las Precauciones de Aislamiento,
subcomision de infección hospitalaria de la sociedad argentina de infectología. pag 4-14.
22. WHO. Rapid Advice Guidelines on pharmacological management of humans infected
with avian influenza A (H5N1). Chemoprophylaxis of H5N1 infection: recommendations for
use of antiviral drugs. Pag: 25-38. Mayo de 2006.
23. Recommendations of the Advisory Committee on Immunization Practices (ACIP).
Prevention and control of influenza. MMWR.2005; 54:1-40.
24. CDC. Datos importantes sobre la vacuna contra la gripe. 27 de enero de 2000. Disponible
en: www.cdc.gov/flu/about/qa/gbs.htm). Consultado en mayo de 2005.

Evento de vigilancia: ESI -IRAG Fecha de creación 2008 69


INS – Subdirección de Vigilancia y Control Página 69 de 76
25. ACIP. Preventing Pneumococcal Disease Among Infants and Young Children. MMWR.
2000; 49:6
26. Quevudi L. Vacunas en pediatría. Vacuna contra el neumococo. 2ª edición. Pag: 162 -171.
27. ACUERDO 366 DE 2007 de Noviembre de 2007.del Consejo Nacional de Seguridad
Social en Salud.

Evento de vigilancia: ESI -IRAG Fecha de creación 2008 70


INS – Subdirección de Vigilancia y Control Página 70 de 76
Ficha de notificación individual vigilancia centinela de ESI – IRAG, IRAG inusitada.
Datos básicos.

Evento de vigilancia: ESI -IRAG Fecha de creación 2008 71


INS – Subdirección de Vigilancia y Control Página 71 de 76
Ficha de notificación individual vigilancia centinela y mortalidad por ESI – IRAG.
Datos complementarios (igual que en la versión anteriormente enviada)

INFECCION RESPIRATORIA AGUDA ESI-IRAG COD. INS 345


Envie la ficha de solicitud de examen de laboratorio de Salud Pública con la muestra correspondiente al nivel de competencia.
V.2008,1 RELACIÓN CON DATOS BÁSICOS
A. Nombres y apellidos del paciente B. Tipo de ID* C. No. de identificación.

* TIPO DE ID: 1 - RC : REGISTRO CIVIL | 2 - TI : TARJETA DE ID | 3 - CC : CÉDULA CIUDADANÍA | 4 - CE : CÉDULA EXTRANJERÍA | 5 - PA : PASAPORTE | 6 - MS : MENOR SIN ID | 7 - AS : ADULTO SIN ID

4. ANTECEDENTES VACUNALES
4.1 Haemophilus influenzae b 4.1.1. Dosis 4.1.2. Última dosis 4.1.3. Fuente
Registro
1 Si 2 No 3 Desconocido 1 Carné 2 Verbal 3 RIPS
Día Mes Año
4.2 Streptococcus pneumoniae 4.2.1. Dosis 4.2.2. Última dosis 4.2.3. Fuente
Registro
1 Si 2 No 3 Desconocido 1 Carné 2 Verbal 3 RIPS
Día Mes Año
4.3 Influenza estacional 4.3.1. Dosis 4.3.2. Última dosis 4.3.3. Fuente
Registro
1 Si 2 No 3 Desconocido 1 Carné 2 Verbal 3 RIPS
Día Mes Año
4.4. Fuente de notificación
Búsqueda
1 Pública 2 Privada 3 Laboratorio 4 Comunidad 5 activa 8 Otra 9 Desconocida

5. A N T E C E D E N T E S D E E X P O S I C I Ó N
5.1. ¿Viajo durante los 14 días previos al inicio de los síntomas? 5.2. ¿Dónde?
1 Si 2 No 9 Desconocido
Depto. Municipio
5.3. ¿Tuvo contacto con aves o 5.4. ¿Tuvo contacto estrecho a un
cerdos enfermos o muertos durante metro de distancia (hablar, tocar o
1 Si 2 No 9 Desconocido 1 Si 2 No 9 Desconocido
los 14 días previos al inicio de los cuidar) a una persona que presente
síntomas? Infección Respiratoria aguda (IRA)
5.5. ¿Caso esporádico? 5.6. ¿Caso epidémico?
1 Si 2 No 9 Desconocido 1 Si 2 No 9 Desconocido

6. D A T O S C L Í N I C O S
6.1. Fiebre (>38°C) 1 Si 2 No 9 Desc. 6.10. Cefalea 1 Si 2 No 9 Desc.
6.2. DOLOR
Dolor deDE
garganta
GARGANTA 1 Si 2 No 9 Desc. 6.11. Mialgias 1 Si 2 No 9 Desc.
6.3. TOS
Tos 1 Si 2 No 9 Desc. 6.12. Postración 1 Si 2 No 9 Desc.
6.4. DIFICULTADAD
Dificultad respiratoria
RESPIRATORIA 1 Si 2 No 9 Desc. 6.13. Infiltrados o evidencia de numonía 1 Si 2 No 9 Desc.
Hipoxia
6.5. HIPOXIA 1 Si 2 No 9 Desc. 6.14. Dolor abdominal 1 Si 2 No 9 Desc.
Taquipnea
6.6. TAQUIPNEA 1 Si 2 No 9 Desc. 6.15. Tiraje toráxico 1 Si 2 No 9 Desc.
6.7. RINORREA
Rinorrea 1 Si 2 No 9 Desc. 6.16. Estridor en reposo 1 Si 2 No 9 Desc.
6.8. Coriza 1 Si 2 No 9 Desc. 6.17. Convulsiones 1 Si 2 No 9 Desc.
6.9. Conjuntivitis 1 Si 2 No 9 Desc. 6.18. Incapacidad para beber líquidos 1 Si 2 No 9 Desc.

7. D I A G N Ó S T I C O Y T R A T A M I E N T O
7.1. Radiografía de tórax 7.2. Usó antibióticos la última semana 7.3. Usó antivirales la última semana
1 Si 2 No 9 Desconocido 1 Si 2 No 9 Desconocido 1 Si 2 No 9 Desconocido

7.4. Diagnóstico inicial (Códigos J00 a J22) CIE10 7.5. Diagnóstico egreso (Códigos J00 a J22) CIE10 7.6. Complicaciones
1 Si 2 No 9 Desconocido

7.7. Si hubo complicaciones, cuales se presentaron:


1 Derrame pleural 2 Derrame pericárdico 3 Miocarditis 4 Septisemia 5 Falla respiratoria 6 Otro

8. D A T O S D E L A B O R A T O R I O
TOME 3 a 5 CC DE SANGRE EN TUBO SECOY UNA MUESTRA PARA AISLAMIENTO VIRAL (HISOPADO NASOFARINGEO, ASPIRADO BRONQUIAL O LAVADO NASAL)

8.1. Fecha de toma Fecha de recepción Muestra Prueba Agente Resultado Fecha del resultado Valor registrado

Día Mes Año Día Mes Año Día Mes Año


8.2. Fecha de toma Fecha de recepción Muestra Prueba Agente Resultado Fecha del resultado Valor registrado

Día Mes Año Día Mes Año Día Mes Año


MUESTRA: 1 - SANGRE | 3 - HISOPADO FARINGEO | 4 - TEJIDO | 8 - ASPIRADO NASOFARINGEO | 9 - LAVADO NASAL | 11 - LAVADO BRONCOALVEOLAR
PRUEBA: 4 - PCR | 5 - AISLAMIENTO VIRAL | 6- OTRA | 7 - DESCONOCIDA | 31 - INMUNOHISTOQUIMICA | 45 - IFI | 46 - INHIBICIÓN HEMAGLUTINACIÓN | 58 - ANTIGENEMIA
Marque así: AGENTE: 16 - ADENOVIRUS | 18 - VIRUS SINCITIAL RESPIRATORIO | 40- INFLUENZA A | 41 - INFLUENZA B | 42 - PARAINFLUENZA 1 | 43 - PARAINFLUENZA 2
44 - PARAINFLUENZA 3 | 22 - HAEMOPHILUS INFLUENZAE | 24 - STREPTOCOCUS PNEUMONIAE
RESULTADO: 1 - POSITIVO | 2 - NEGATIVO | 3 - MUESTRA ESCASA NO PROCESADA | 4 - INADECUADO | 5 - DUDOSO | 9 - DESCONOCIDO
**Los códigos hacen referencia a los establecidos en la estructura de archivos planos del subsistema de información SIVIGILA 2008 Versión 1.0
INFECCION RESPIRATORIA AGUDA ESI-IRAG COD. INS 345
correo-e: sivigila@ins.gov.co <<DATOS COMPLEMENTARIOS>> Información… ¡para la Acción!.

Evento de vigilancia: ESI -IRAG Fecha de creación 2008 72


INS – Subdirección de Vigilancia y Control Página 72 de 76
Ficha de datos complementarios sobre mortalidad por IRA en menor de cinco años.

SISTEMA NACIONAL DE VIGILANCIA EN SALUD PÚBLICA


SUBSISTEMA DE INFORMACIÓN
Ministerio de la Protección Social
FICHA DE NOTIFICACIÓN DE DATOS COMPLEMENTARIOS
República de Colombia

MORTALIDAD POR IRA EN MENORES DE 5 AÑOS (INVESTIGACIÓN DE CAMPO). COD INS 600

V.2008,1 RELACIÓN CON DATOS BÁSICOS


A. Nombres y apellidos del paciente B. Tipo de ID* C. No. de identificación.

* TIPO DE ID: 1 - RC : REGISTRO CIVIL | 2 - TI : TARJETA DE ID | 3 - CC : CÉDULA CIUDADANÍA | 4 - CE : CÉDULA EXTRANJERÍA | 5 - PA : PASAPORTE | 6 - MS : MENOR SIN ID | 7 - AS : ADULTO SIN ID

4. I N F O R M A C I Ó N G E N E R A L
4.1. Fecha investigación 4.2. Entidad que realiza la investigación 4.3. Causa de muerte determinada por
1 UPGD 2 Municipio 3 Departamento 1 Historia clínica 2 Autopsia verbal 3 Necropsia
Día Mes Año
4.4. Sitio de la muerte 4.5. Si registro otro, cual:
Hospital o
1 Clínica 2 Domicilio 3 Vía pública 4 Otro 5 Desconocido

5. I D E N T I F I C A C I Ó N D E L E N T R E V I S T A D O
5.1. Nombre del entrevistado 5.2. Tipo de documento de identidad 5.3. Número del documento
CC CE PA AS

5.4. Parentesco o relación con el menor fallecido 5.5. Si registró otro, cual:
1 Madre 2 Padre 3 Cuidador 4 Conviviente 5 Otro

5.6. Escolaridad de la madre 5.7. Estrato socioeconómico


1 Primaria 2 Secundaria 3 Técnico 4 Universitario 5 Ninguno 1 2 3 4 5

5.8. Estado civil de la madre 5.9. Ocupación de la madre


1 Soltera 2 Casada 3 Unión libre 4 Viuda 5 Separada
Código

6. A N T E C E D E N T E S D E L M E N O R
6.1. Peso al nacer 6.2. Antecedente de desnutrición 6.3. Esquema de vacunación completo para la edad
Gramos 1 Sí 2 No 3 Desconocido 1 Sí 2 No 3 Desconocido
Peso al nacer
6.4. Condiciones de la vivienda (marque con x las que se presenten) 6.5. Servicios públicos (marque con x las que se presenten)
1 Hacinamiento 2 Poca ventilación 3 Humedad 1 Acueducto 2 Alcantarillado 3 Gas 4 Electricidad

6.6. Se fuma en la vivienda 6.7. Se cocina en la vivienda con:


Querosene o
1 Sí 2 No 3 Desconocido 1 Leña 2 Gasolina 3 Gas 4 Electricidad

6.8. Existen fuentes de contaminación cerca de la vivienda 6.9. Existe alto tráfico vehicular cerca de la vivienda
1 Sí 2 No 3 Desconocido 1 Sí 2 No 3 Desconocido
(humo, polvo o químicos)

7. CONDICIONES DE ACCESO Y ATENCIÓN EN SALUD


7.1. La madre o cuidador reconoció signos de alarma 7.2. La madre o cuidador buscó ayuda médica 7.3. Hubo fácil transporte al hospital
1 Sí 2 No 3 Desc. 1 Sí 2 No 3 Desc. 1 Sí 2 No 3 Desc.

7.4. Hubo dificultad administrativa para acceder al servicio 7.5. Cual dificultad administrativa:
1 Sí 2 No 3 Desconocido 1 Documentos exigidos 2 Económicas 3 Otras

7.6. Fue oportuna la atención 7.7. Como califica la calidad de la atención:


1 Sí 2 No 3 Desconocido 1 Excelente 2 Buena 3 Regular 4 Mala

MORTALIDAD POR IRA EN MENORES DE 5 AÑOS (INVESTIGACIÓN DE CAMPO). COD INS 600
correo-e: sivigila@ins.gov.co <<DATOS COMPLEMENTARIOS>> Información… ¡para la Acción!.

Evento de vigilancia: ESI -IRAG Fecha de creación 2008 73


INS – Subdirección de Vigilancia y Control Página 73 de 76
Ficha de notificación colectiva para la morbilidad por IRA

SISTEMA NACIONAL DE VIGILANCIA EN SALUD PÚBLICA


SUBSISTEMA DE INFORMACIÓN
Ministerio de la Protección Social
FICHA DE NOTIFICACIÓN DE DATOS COLECTIVOS República de Colombia

V.2008,1 1. I N F O R M A C I Ó N G E N E R A L
1.1. Evento 1.2. Fecha de notificación 1.3. Semana* 1.4. Año

Código Día Mes Año * Epidemiológica Año


1.5. Departamento que notifica 1.6. Municipio que notifica

1.7. Razón social de la Unidad Primaria Generadora del Dato (UPGD) 1.8 Código de la UPGD

Depto. Municipio Código Sub.

2. C A R A C T E R I Z A C I Ó N
2.1 Grupos de edad 2.2 Clasificación
De 1 a 4 De 5 a 14 De 15 a 44 De 45 a 64 Confirmados
< de 1 año De 65 y > Total Probables Total
años años años años Laboratorio Clínica Nex. Epi.

2.3 Sexo 2.4 Condición final


2.5 Municipio de procedencia / código
Masculino Femenino Total Vivos Muertos Total

Depto. Municipio

3. I N F O R M A C I Ó N COMPLEMENTARIA
Si el evento notificado es un brote de enfermedad transmitida por alimentos, por favor diligencie estos campos (Unidad Notificadora Municipal)
3.1. Fecha de investigación 3.2. Alimentos implicados

Día Mes Año


3.3 Muestra biológica 3.3.1 Agentes identificados M. Biológica 3.4 Muestra alimentos/agua 3.4.1 Agentes identificados alimentos
1 SÍ 2 No 1 Si 2 No
CÓD:(1) CÓD:(2) CÓD:(3) CÓD:(4) CÓD:(1) CÓD:(2) CÓD:(3) CÓD:(4)
3.5 Muestra superficies 3.5.1 Agentes identificados superficies 3.6 Estudio manipuladores 3.6.1 A g en tes id e n tifica d o s m an ip u lad o res
1 SÍ 2 No 1 Si 2 No
CÓD:(1) CÓD:(2) CÓD:(3) CÓD:(4) CÓD:(1) CÓD:(2) CÓD:(3) CÓD:(4)
3.7 Lugar de consumo implicado
Establecimiento Establecimiento Restaurante Casino Establecimiento Club
1 Hogar 2 educativo
3 militar
4 comercial 5 particular 6 penitenciario 7 social 8 Seminario 9 Otro

3.8 Factores determinantes


Cadena Higiene Limpieza Fuente
1 de frío 2 Conservación 3 Almacenado 4 Cocción 5 personal 6 Contaminación 7 utensilios 8 Ambiental 9 Alimento

Utensilios Adición de Agua no Tóxicos en el Ingredientes Manipulador


10 tóxicos 11 tóxicos 12 potable 13 tejido 14 excesivos 15 infectado 16 Acidificación 17 Descongelado 18 Enfriado
*(0) DETERMINANTE SIN DEFINIR

3.9 Medidas sanitarias


Control de insectos o fauna
1 Ninguna 2 Clausura 3 Suspensión 4 Congelación 5 Decomiso 6 Aislamiento 7 Vacunación 8 nociva

AGENTES: 1 - COLIFORMES FECALES | 2 - COLIFORMES TOTALES | 3 - BACILLUS CEREUS | 4 - BACILLUS ANTHRACIS | 5 -ESTAFILOCOCO AUREUS | 6 - ESTREPTOCOCO SP | 7 - CLOSTRIDIUM PERFRINGENS
8 - AEROMOMAS HIDROPHILA | 9 - CAMPILOBACTER JEJUNI | 10 - VIBRIO CHOLERAE | 11 - E. COLI | 12 - SHIGUELLA | 13 - SALMONELLA SP | 14 - SALMONELLA THYPI | 15 - SALMONELLA PARATHYPI
16 - CLOSTRIDIUM BOTULINUM | 17 - VIBRIO SP | 18- VIBRIO VULNIFICUS | 19 - BRUCELLA ABORTUS | 20 - MICOBACTERIUM BOVIS | 21 - LISTERIA MONOCYTOGENES | 22 - PROTEUS SPP
23 - VIRUS ENTERICOS | 24 - NOROVIRUS | 25 - ROTAVIRUS | 26 - PARVOVIRUS | 27 - ASTROVIRUS | 28 - ADENOVIRUS | 29 - HEPATITIS A | 30 - HEPATITIS E | 31 - HONGOS | 32 - ASCARIS LUMB.
76 - NINGUNO
33 - E. HISTOLYTICA | 34 - FASCIOLA HEPÁTICA | 35 - TAENIA SAGINATA | 36 - CYCLOSPORA | 37 - GIARDIA | 38 - TAENIA SOLIUM | 39 - TRICHINELLA SPIRALIS | 40 - B. COLI | 41 - CRYPTOSPORIDIUM
77 - OTRO
42 - ISOSPORA SPP | 43 - TRICHURIS TRICHIURA | 44 - UNCINARIAS | 45 - ENTEROBIUS VERMICULARIS | 46 - STRONGYLOIDES STERCOLARIS | 47 - HYMENOLEPIS NANA | 48 - HYMENOLEPIS DIMINUTA
78 - PENDIENTE
49 - DIPYLIDIUM CANINUM | 50 - ENTAMOEBA HARTAMANNI | 51 - ENTAMOEBA COLI | 52 - ENDOLIMAX NANA | 53 - IODAMOEBA BUTSCHLI | 54 - CHILOMASTIX MESNILI | 55 - TRICHOMONAS HOMINISI
56 - ANTIMONIO | 57 - CADMIO | 58 - COBRE | 59 - FLUORURO | 60 - PLOMO | 61 - ESTAÑO | 62 - ZINC | 63 - NITRITOS O NITRATOS | 64 - CLORURO | 65 - HIDROXIDO SODIO | 66 - ORGANOFOSFORADO
67 - CARBAMATOS | 68 - ACIDO OKADAICO | 69 - SAXITOXINA | 70 - ALCALOIDES | 71 - HIDROCARBURO CLORADO | 72 - MERCURIO | 73 - TRIORTOCRESILO | 74 - GLUTAMATO | 75 - NICOTINATO

correo-e: sivigila@ins.gov.co <<COLECTIVA>> Información… ¡para la Acción!.

Evento de vigilancia: ESI -IRAG Fecha de creación 2008 74


INS – Subdirección de Vigilancia y Control Página 74 de 76
Formato de envío de aislamientos invasores de Streptococcus pneumoniae
Laboratorio Nacional de Referencia
Grupo de Microbiología

Fecha de toma de la muestra Día Mes Año

Fecha del envío del aislamiento Día Mes Año

Hospital Municipio

Laboratorio de salud pública remitente

Datos del paciente

Nombre del paciente No de registro

Género Masculino Femenino Edad SD

Diagnóstico clínico

1. Origen del LCR Hemocultivo L. pleural otro


aislamiento

Evolución del paciente Mejoría Muerte

Resultados de las pruebas de identificación

Gram de la colonia

Prueba de la optoquina Disco Disco 10mm Halo mm S R


6mm

Solubilidad en bilis Positiva Negativa

Prueba de susceptibilidad antimicrobiana (Kirby-Bauer)

Antibiótico Halo (mm) Interpretación


Oxacilina 1µg (penicilina) S SDP
Cloranfenicol 30µg S I R
Vancomicina 30µg S I R
Eritromicina 15µg S I R
SXT 25µg S I R

Resultado

Nombre de la persona responsable


Formato de envío de aislamientos invasores de Haemophilus influenzae
Laboratorio Nacional de Referencia
Grupo de Microbiología

Evento de vigilancia: ESI -IRAG Fecha de creación 2008 75


INS – Subdirección de Vigilancia y Control Página 75 de 76
Fecha de toma de la muestra Día Mes Año 01

Fecha del envío del aislamiento Día Mes Año

Hospital Municipio

Laboratorio de salud pública remitente


Datos del paciente
Nombre del paciente No de registro

Género Masculino Femenino Edad SD

Diagnóstico clínico

2. Origen del LCR Hemocultivo L. pleural otra


aislamiento

Estado vacunal 1 dosis 2 dosis 3 dosis

Evolución del paciente Mejoría Muerte


Resultados
Gram de la colonia

Requerimiento de factores X V

Satelitismo positivo negativo Porfirinas positiva negativa

Serotipo
Susceptibilidad:
Beta lactamasa Positiva Negativa

Cloranfenicol acetil transferasa (CAT) Positiva Negativa

Antibiograma ( Kirby-Bauer) : interpretación y halo en mm


Ampicilina 10µg S mm I mm R mm
Cloranfenicol 30µg S mm I mm R mm
Cefuroxima 30µg S mm I mm R mm
SXT 25 µg S mm I mm R mm
Ceftriaxona 30µg S mm I mm R mm

RESULTADO

Nombre de la persona responsable

Evento de vigilancia: ESI -IRAG Fecha de creación 2008 76


INS – Subdirección de Vigilancia y Control Página 76 de 76