Sei sulla pagina 1di 2

AZUL APAC1BLÉ

283

como el cielo? Esto creo yo más bien. Del hombre es la


medida. Lleno de méritos, aunque en manera poética,
el hombre habita sobre esta tierra. Pero yo osaría decir
que ni la oscuridad de la noche con todas sus estrellas
es más pura que el hombre, quien se llama una imagen
AZUL APACIBLE de Dios.
• * *
(Traducción de Mentas Sunset:N)
¿Hay medida alguna sobre la tierra? No la hay. Jamás
los mundos del Creador detuvieron al trueno. Una flor
también es bella porque florece bajo el sol. El ojo a
Azul apacible florece con su techo de metal la torre menudo encuentra en esta vida seres que se pueden
de la iglesia. En torno suyo se cierne algarabía de tener por más bellos que las flores. ¡Ahl lo sé muy bien.
golondrinas, el más conmovedor azul la ciñe. Remonta ¿Acaso puede ser del agrado de Dios eso de sangrar de
sobre ella el sol hasta lo alto y colorea las láminas, pero cuerpo y alma, y no quedar entero? Sin embargo, creo
arriba en el viento haca cocorocó en silencio la veleta. yo el alma debe permanecer pura; de otro modo en alas
Cuando alguien desciende bajo la campana, escalón alcanzará el águila al Todopoderoso con himnos de
por escalón, es vida quieta, porque cuando la forma alabanza y voces de innumerables aves. Es la esencia, es
se destaca tan nítida, la plasticidad del hombre asoma. la forma. Oh, precioso arroyuelo, luces conmovedor,
Las ventanas, por las que tañen las campanas, son con ese fluir tuyo tan límpido como los ojos del Divino
como pórticos de la belleza. Pues los pórticos todavía en la Vía Láctea! Te conozco bien y aún así brotan
son a imagen de la naturaleza y guardan semejanza a los lágrimas de mis ojos. Veo que una vida serena florece
árboles del bosque. Mas la pureza es también hermosa. en torno a mí en las formas de la creación, porque no
De la variedad, en los adentros, surge el espíritu serio. del todo sin razón la comparo con las solitarias palomas
Pero estas imágenes son tan sencillas, tan sagradas son del cementerio. Pero parece que la risa de los hombres
que a menudo uno teme en verdad describirlas. Mas me aflige, pues yo tengo un corazón. ¿Me gustaría ser un
los Celestes, siempre buenos, como los ricos, poseen cometa? Creo que sí. Porque los cometas son raudos como
todo a la vez: la virtud y la alegría. En ello pueden los pájaros; porque rebosan de fuego y son semejantes
imitarlos los hombres. ¿Podrá un hombre, cuando la a los niños en pureza. A desear algo más grande la
vida sólo sea fatiga para él, mirar hacia arriba y decir: naturaleza del hombre no puede atreverse. También la
así quiero ser yo? Sí. Mientras permanezca intacta la virtud alegre merece ser ensalzada por el espíritu serio
bondad en su corazón, no sin ventura podrá el hombre que flota entre las tres columnas del jardín. Y la virgen
compararse a la Divinidad. ¿Es ignoto Dios? ¿Es patente bella tendrá que coronar con mirtos su cabeza, ya que es
284 PRIEDRICH HüLDERLIN

sencilla de corazón y por naturaleza. Pero los mirtos


son de Grecia.
A PROPOSITO DE "AZUL APACIBLE"
(A LA MANERA DE HÜLDERLIN)
Cuando alguien, un hombre, repara en un espejo y ve
en él su imagen como pintada por un pincel, ésta se le Esas páginas de peregrina hermosura, especie de poe-
asemeja. La imagen del hombre tiene ojos, en cambio ma en prosa, se hallan insertas en la novela Phaeton
Ja luna tiene luz. El rey Edipo quizá tenía un ojo del malogrado poeta suabio Wilhelm Waiblinger quien
de más. Los sufrimientos de aquel hombre parecen conoció a Hólderlin en los años de la locura y con él
indescriptibles, inexpresables, indecibles. De ahí que el tuvo trato.
drama represente tal cosa. ¿Pero qué siento yo, ahora que Hoy día nadie recuerda la novela del romántico
estoy pensando en ti? Como arroyos me arrastra el fin de Waiblinger, a no ser los historiadores de la literatura,
algo, de algo que se dilata como el Asia. ¿Es esto, desde y ellos, talvez con razón, no la consideran cosa del otro
luego lo que atormenta a Edipo? ¡Lo es, por cierto! mundo. Sin embargo, merece salvarse del olvido ese raro
¿Padeció también Hércules? Sin duda. ¿No soportaron ejemplo de identificación poética, así fuese tan sólo por-
sufrimientos los Dióscuros a causa de su amistad? Porque que el joven autor, cautivo del encanto inherente a. los
luchar, como Hércules, contra Dios, es de por si fragmentos de órficos misterios que le confiara el anciano
sufrimiento. Sin embargo, también es sufrimiento el poeta, parece haberlos conservado asaz fielmente, hasta
estar un hombre cubierto de pecas, el estar recubierto en la incoherencia de los pensamientos, la caótica rique-
de manchas. Obra es esta del hermoso sol, el que todo lo za de las imágenes y el poder evocador de su extático
atrae hacia sí. Los jóvenes siguen su camino embelesados murmullo.
por sus rayos, como por rosas. Los sufrimientos que Michael Hamburger, traductor de Wilderlin y discre-
padeció Edipo son comparables a los de un hombre to intérprete de su obra poética, fue quien desenterró
pobre que se queja de que algo le hace falta. ¡Hijo de In lieblicher Bliiue. Dice al respecto 1: "Aunque no se
Layo, pobre extraño en Grecia! La vida es muerte, y trata de una obra auténtica de Hólderlin, la incluimos
la muerte también es una vida. aquí, pues que, indudablemente, está basada en apuntes
escritos y orales que hiciera el propio Haderlin duran-
te su enajenación mental..."
(E. V.)
1 Cf.. Selected Verse with an Introduction and Prose
Translations by Michael Hamburger" en "The Peng-uin Poeta",
liarmondsworth, Middlesex, 1961,