Sei sulla pagina 1di 5

TUNEL DE VIENTO PARA PARACAIDISMO

¿QUÉ ES UN TUNEL DE VIENTO?

Un túnel de viento es una instalación donde gracias a la tecnología más avanzada


y a 4 turbinas de alta potencia se genera un flujo continuo de aire vertical
regulable. Esto permite a cualquier persona, recrear la sensación de la caída libre,
en un espacio seguro y supervisado en todo momento por instructores altamente
cualificados.

HISTORIA Y TECNOLOGÍA

Los túneles de viento nacieron con la aviación y la necesidad de diseñar y probar


nuevas formas y elementos antes de ser montados en aviones reales. El primer
túnel de viento fue fabricado y operado en 1871 por Francis H. Wenham en el
Reino Unido. Gracias a este túnel de viento Wenham y sus colaboradoreslograron
grandes avances en aerodinámica, siendo los inventores de casi todos los
conceptos matemáticos que definen por ejemplo la forma de las alas, incluso a día
de hoy.
Gustave Eiffel construyó y perfeccionó su propio túnel de viento sentando las
bases de lo que son hoy en día estos equipamientos dedicados al estudio
aerodinámico.

En la segunda guerra mundial los túneles de viento aerodinámicos adquirieron una


importancia estratégica enorme siendo una de las razones de la inicial
predominancia aérea de la fuerza aérea alemana (Luftwaffe). Al final de la guerra
había en Alemania 3 túneles de viento supersónicos diferentes, uno de ellos
capaz de llegar a Mach 4,4.

TÚNEL DE VIENTO VERTICAL

Los túneles para uso científico o para investigación en aerodinámica eran de tipo
horizontal, sin embargo el túnel de viento de WINDOOR es de tipo vertical. ¿Cuál
es la diferencia?

Mientras los túneles horizontales se han usado para aerodinámica así como para
la automoción, los verticales se inventaron para el perfeccionamiento del diseño
de las bombas de caída, la investigación aerodinámica de ciertos aspectos del
vuelo (bombardeo en picado) para mejorar los aviones en condiciones de pérdida
(stall) y, finalmente, como en nuestro caso, para el entrenamiento de
paracaidistas.

En un túnel de viento vertical el flujo de aire se genera y dirige de manera que


pasa por la cámara en sentido vertical y hacia arriba, de manera que cualquier
objeto situado en la cámara compensará la gravedad con la velocidad ascendente
del flujo de aire, permaneciendo estático en ella. Así pues, la cámara recibe el
nombre de “cámara de vuelo”.

Los túneles verticales para simulación de caída libre iniciaron su andadura en


Estados Unidos en los años 80 y han ido extendiéndose por el mundo conforme el
deporte del paracaidismo requería de más instalaciones para entrenamiento. El
primer túnel de Europa fue Bodyflight Bedford, aprovechando una vieja instalación
militar, el cual con sus 16.4 pies es todavía el más grande de los instalados en el
viejo continente.

En la actualidad hay túneles en casi todos los países de Europa, siendo


WINDOOR el único túnel de viento recreacional en el estado español (existe un
túnel en Alcantarilla – Murcia, pero es de uso militar y no está equipado para su
explotación civil).

Nuestra empresa está empezando las obras de construcción de un nuevo túnel en


Barcelona, además existen otros proyectos confirmados para las ciudades de
Bilbao y Madrid.
¿Para qué sirve el túnel de viento?

También llamado "Low Speed Wind Tunel", es un aparato que permite estudiar en
laboratorio la aerodinámica de cualquier objeto que se coloque en su interior. Es
una habitación con una plataforma giratoria en su centro a la que se fija el objeto.
La pared situada frente a él está formada por una rejilla por la que penetra el aire
que envía una gigantesca turbina situada detrás, al tiempo que actúa como un
difusor, dando uniformidad a la corriente ventosa. En uno de los laterales, y
separado por una ventana, está el laboratorio que recibe los datos de los sensores
que se colocan sobre la superficie del objeto y registran la velocidad del aire, su
dirección, formación de remolinos y otros. La plataforma puede girarse para variar
el ángulo de incidencia del aire. Las industrias automovilística y aeronáutica son
las principales usuarias del ingenio, aunque desde hace un par de décadas
también se utiliza para mejorar la práctica de determinados deportes. Como el
esquí y el ciclismo, que gracias a su aplicación han mejorado la posición de los
deportistas durante la competición.

La vasta inversión en Investigación, Desarrollo e Innovación (I+D+I), junto con la


utilización de materiales de la más alta calidad ha dado lugar a que el túnel de
Madrid Fly funcione de forma eficiente, proporcionando un flujo de aire óptimo que
permite a los voladores experimentar el vuelo de forma cómoda y relajada.
El túnel de viento Madrid Fly permite a todos los públicos experimentar la caída
libre sin necesidad de saltar de un avión, en un entorno seguro y bajo la
supervisión de instructores cualificados.
El aire que te mantiene volando es regulable y su velocidad oscila entre los 180 y
300 km/h, lo que permite que los voladores puedan desarrollar todo tipo de
movimientos, dependiendo de su experiencia y capacidades.
La tecnología de Madrid Fly es 100% española. Multitud de ingenieros, expertos
en estructuras metálicas y de hormigón, arquitectos, constructores, diseñadores,
paracaidistas e instructores de túnel, han trabajado durante más de 4 años para
diseñar el primer túnel de viento de España con tecnología e inversión totalmente
española.
Madrid Fly es un túnel con una cámara de vuelo de 4,6 metros de ancho y 17
metros de alto, de los cuales 8 de ellos son de cristal, facilitando que el
público en la instalación pueda observar a quienes practican este deporte.
Algunos de sus detalles como el sistema de refrigeración de aire, reflejan el
espítiru pionero de este proyecto. Estas y otras innovaciones han permitido
patentar el sistema de refrigeración más potente y eficiente jamás hecho para un
túnel de viento vertical. Sin él, el aire se calentaría por rozamiento 0,5 grados por
minuto al circular a 300 km/h por los conductos del túnel.
El equipo de ingenieros y arquitectos de Madrid Fly ha estudiado cada parte de
este túnel mediante ANSYS Fluent, habiendo realizado previamente una maqueta
a escala 1:50 para posteriormente realizar un prototipo a escala 1:5 del sistema,
en el que el aire alcanza los 300Km/h, siendo el mayor del mundo para este tipo
de negocio, para así garantizar el perfecto funcionamiento del mismo.