Sei sulla pagina 1di 10

Enfermedades de Transmisión Sexual,

Virus Papiloma Humano (VPH) y SIDA


Inicio Urología – Medicina Sexual – Andrología Enfermedades de Transmisión Sexual, Virus
Papiloma Humano (VPH) y SIDA
Existen múltiples Enfermedades de Transmisión Sexual (E.T.S.) y cada una requiere
un diagnóstico confidencial y un tratamiento específico. La enfermedad más grave es el SIDA.
Si existe la posibilidad de contagio debe consultar a la mayor brevedad.

¿Que son las enfermedades de transmisión sexual?


Son enfermedades infecciosas que se transmiten por contacto sexual. Antiguamente se le
llamaba enfermedades venéreas y actualmente se les denomina Enfermedades de
Transmisión Sexual (E.T.S.).

Las E.T.S. son más frecuentes en personas jóvenes y sexualmente activas. Los adolescentes
tienen mayor riesgo de exposición a las E.T.S. La Infección por el Virus del Papiloma Humano
(VPH) está creciendo a un ritmo muy alto.

¿Cuáles son las más frecuentes?


En el hombre las más frecuentes son:

 Uretritis: Gonocócica y No Gonocócica


 Virus del Papiloma Humano (VPH), Verrugas genitales
 Epididimitis
 Herpes Genital
 Sífilis
 Chancroide (Chancro blando)
 Linfogranuloma venéreo
 Pediculosis púbica
 La más grave es el SIDA

¿Que síntomas producen?


Los síntomas dependen de la enfermedad, por lo tanto existe gran variedad de síntomas.
En las uretritis se produce un intenso escozor al orinar y en ocasiones, salida de secreciones
por la uretra(punta del pene). En hombres, es la E.T.S. más frecuente.
La sífilis, el chancroide y el linfogranuloma venéreo producen ulceraciones que aparecen en el
pene, sobre todo en el glande o en la piel. Posteriormente puede aparecer aumento de los
ganglios de la ingle.
El herpes genital (Herpes Virus simple) cursa inicialmente con múltiples vesículas dolorosas
que posteriormente se ulceran y forman costras. Produce dolor local, escozor y en ocasiones
fiebre y dolor muscular. Aparecen en glande, prepucio y piel de pene. Puede extenderse a los
ganglios de la ingle.
La infección por por el virus del Papiloma Humano (VPH), puede no tener ninguna
manifestación clínica o puede producir verrugas en forma de coliflor en prepucio o piel del
pene. La forma clínica más frecuente se denominacondiloma acuminado. La infección por
papilomavirus puede favorecer el desarrollo de cáncer en genitales.
La epididimitis aguda produce un aumento de tamaño del epidídimo y del testículo
acompañado de inflamación, dolor y en ocasiones fiebre.
La pediculosis púbica es producida por los piojos de la especie “phtirus pubis”, popularmente
llamados ladillas.

¿Qué es el virus del Papiloma Humano (VPH)?


El virus del Papiloma Humano (VPH), es un virus común. Existen más de 40 tipos de VPH que
se pueden transmitir por contacto sexual. Este virus puede infectar las áreas genitales, incluida
la piel del pene, del escroto y el ano. También pueden infectar la boca y la garganta.

El VPH se transmite por contacto genital, sobre todo por relaciones sexuales vaginales o
anales. Los preservativos o condones pueden reducir la probabilidad de transmitir el VPH pero
deben utilizarse desde el inicio de las relaciones sexuales y el VPH puede infectar las zonas de
la piel que no cubre el preservativo. También puede transmitirse con el sexo oral.

¿Qué problemas puede producir el VPH en hombres?


La mayoría de los hombres que se infectan por VPH no presentan síntomas. Debido a que el
VPH, generalmente no produce síntomas, la mayoría de los hombres y mujeres pueden
contraer y transmitir el virus sin saberlo. De hecho, la propia inmunidad pueda eliminar el virus.

No obstante, algunos tipos de VPH (serotipos 6 y 11) pueden producir verrugas genitales.
Otros tipos pueden causar cáncer de pene, cáncer de ano y cáncer oro-faríngeo, pero es muy
poco probable. Los serotipos 16 y 18 son muy preocupantes porque pueden producir cáncer
del cuello uterino en mujeres.

Los tipos de VPH que producen verrugas genitales (serotipos 6 y 11) no son los mismos que
causan los cánceres (fundamentalmente los serotipos 16 y 18).

La verrugas genitales pueden aparecer en el pene, la piel que recubre los testículos (escroto),
la ingle, los muslos o en el ano y sus alrededores. Pueden únicas o múltiples y generalmente
no duelen. Estas verrugas pueden ser planas, elevadas, o en forma de coliflor (condilomas
acuminados). Pueden aparecer semanas o meses después de la relación sexual con una
persona infectada.

¿Cómo puedo reducir la posibilidad de infectarme por


VPH?
Los preservativos o condones (si se utilizan siempre que se tienen relaciones sexuales, desde
el comienzo hasta el final) pueden reducir la probabilidad de contraer o transmitir el VPH. Pero
el VPH puede infectar las zonas de la piel que no cubre el preservativo.

Como el VPH es tan frecuente y por lo general no produce manifestaciones clínicas, la única
forma segura de prevenirlo es no tener relaciones.

Existe una vacuna eficaz y segura contra los serotipos (6, 11, 16 y 18) que puede proteger a los
hombres jóvenes contra los serotipos que causan la mayoría de las verrugas genitales (6 y 11)
y los cánceres de ano (16 y 18). Se administra en 3 dosis (0, 2 y 6 meses).

La vacuna protege contra nuevas infecciones por el VPH pero no cura las infecciones
existentes. Por este motivo se aconseja vacunarse antes del inicio de las relaciones sexuales y
son más eficaces cuanto más joven se vacuna. Esta vacuna se recomienda en varones desde
los 12 años hasta los 26 años. También se aconseja para hombres con relaciones
homosexuales y bisexuales y para hombres con el sistema inmune debilitado.

¿Existe alguna prueba para detectar el VPH en


hombres?
Las únicas pruebas fiables para detectar el VPH son las que se utilizan para la detección del
cáncer de cuello uterino en las mujeres.

En el hombre el mejor consejo es la autoexploración del pene, la piel que recubre los testículos
(escroto), la ingle, los muslos o en el ano y sus alrededores. Si observa verrugas, ampollas,
llagas, ulceraciones, manchas blancas debe consultar con un médico experto en el
diagnóstico y tratamiento de Enfermedades de Transmisión Sexual.

En hombres que están muy preocupados y con gran ansiedad si no se aprecian lesiones puede
realizarse un hisopado (frotis) de las zonas sospechosas de estar infectadas por VPH y remitir
esta muestra a un Laboratorio Especializado que realice la detección de HPV mediante
pruebas avanzadas de PCR.

En el Instituto Urología y Medicina Sexual somos especialistas en el estudio de E.T.S. en


hombres. Sabemos que muchas veces cuesta acudir a la consulta y ofrecemos
confidencialidad y comprensión. Tenemos amplia experiencia en realizar un hisopado de las
zonas sospechosas y trabajamos con un Laboratorio que realiza la detección de HPV
mediante pruebas avanzadas de PCR.

¿Existe algún tratamiento que cure el VPH en


hombres?
No existe ningún tratamiento que cure el HPV. No obstante, es frecuente que la propia
inmunidad pueda eliminar el virus. Cuando existen verrugas genitales pueden ser eliminadas.
Si solamente es una o dos puede intentarse un tratamiento médico para eliminarla. Cuando
son múltiples, el tratamiento más eficaz es la extirpación de las verrugas con anestesia local.

En el Instituto Urología y Medicina Sexual somos especialistas en extirpar estas verrugas con
anestesia local y un micro-electrodo especial, sin dejar ninguna cicatriz y con un excelente
resultado estético.

Mi pareja tiene VPH ¿Cómo me afecta?


 Las parejas sexuales por lo general se transmiten el VPH entre sí. Si ha tenido
relaciones con una pareja portadora de VPH es probable que ya tenga el VPH. La
mayoría de los hombres que se infectan por VPH no presentan síntomas aunque
sean portadores del virus. De hecho, la propia inmunidad pueda eliminar el virus.
 Los preservativos o condones (si se utilizan siempre que se tienen relaciones
sexuales, desde el comienzo hasta el final) pueden reducir la probabilidad de
contraer el VPH.

Si usted tiene menos de 26 años puede preguntarle a su médico sobre la vacuna del VPH.

 Si su pareja tiene verrugas genitales sería aconsejable contactar con su ginecólogo


para que las elimine y no tener relaciones sexuales hasta que las verrugas desaparecido.
Lógicamente su pareja debería realizarse las pruebas para la detección del cáncer de
cuello uterino.

Tengo verrugas genitales ¿Cómo afecta a mí pareja?


 Tener verrugas genitales puede ser una situación difícil, pero no son una amenaza para
la salud del varón.
 Las verrugas genitales se pueden transmitir fácilmente a la pareja con las relaciones
sexuales. Las verrugas genitales están producidas por los serotipos 6 y 11 que no tienen
relación con el cáncer de cuello de útero. Debería evitar las relaciones hasta que las
verrugas hayan sido eliminadas e informar a las parejas con las que haya mantenido
relaciones sexuales.
 Los HPV con serotipos 16 y 18 son muy preocupantes porque pueden producir cáncer
del cuello uterino en mujeres. Debería hablar con su pareja y aconsejarle que se realice
las pruebas para la detección del cáncer de cuello uterino. Además, es aconsejable que
usted y su pareja se realicen pruebas para detectar otras ETS.
 Cuando existen verrugas genitales, lo mejor es eliminarlas. En el Instituto Urología y
Medicina Sexual somos especialistas en extirpar estas verrugas con anestesia local y un
micro-electrodo especial, sin dejar ninguna cicatriz y con un excelente resultado estético.
 Los preservativos o condones (si se utilizan siempre que se tienen relaciones
sexuales) pueden reducir la probabilidad de transmitir las verrugas genitales a su pareja.
Pero el VPH puede afectar a zonas de la piel que no están cubiertas por el preservativo,
por lo que la protección no es completa. No obstante, es mucho mejor usar preservativo
que no utilizarlo.

¿Qué es el SIDA?
El SIDA es la manifestación clínica más grave de la infección por el VIH (Virus
Inmunodeficiencia Humana). La infección por el VIH puede provocar una destrucción del
sistema inmune (defensas) del ser humano. Esta destrucción de las defensas favorece la
aparición de infecciones en múltiples sitios, tumores y otros signos de deterioro inmunológico
que ponen en peligro la vida.

El SIDA puede producir unos síntomas muy variados. Se puede ser un portador asintomático
(no se tiene ningún síntoma), o bien pueden aparecer infecciones oportunistas, tumores
(neoplasias), etc.

Los nuevos medicamentos para tratar el SIDA permiten que los pacientes infectados por VIH
vivan muchos años. Sin embargo, aún no existe cura para el SIDA.

El único modo de controlar la infección por VIH es evitar la exposición al virus.

¿Cómo se transmite el SIDA?


Se han descrito 3 formas de transmisión del VIH (SIDA):

 Contacto sexual directo (sin preservativo).


 Contacto con sangre contaminada (drogadictos vía intravenosa, jeringuillas, agujas,
etc.)
 Perinatal (de madre a hijo)

El contacto directo (sin preservativo) con el semen y fluidos vaginales es importante para la
transmisión sexual del VIH. Los hombres seropositivos pueden transmitir el SIDA con su
semen. También, el contacto directo con secreciones vaginales de mujeres infectadas con VIH
es importante para la transmisión sexual del SIDA.

La transmisión sexual puede ocurrir entre personas heterosexuales y homosexuales. En países


desarrollados la transmisión heterosexual es la forma más común de infección. En
homosexuales el riesgo aumenta conforme aumenta el número de parejas sexuales, y de
actos sexuales con coito anal receptivo sin preservativo.
La presencia de úlceras genitales (sífilis, chancroide, virus herpes) aumenta el riesgo de
infección por VIH. También existe mayor riesgo en hombres que no tienen hecha la
circuncisión.

¿Qué hacer si tengo dudas de estar contagiado por una


ETS?
Las E.T.S. pueden ser muy contagiosas y en ocasiones no producen síntomas. Una persona
infectada por una E.T.S. puede transmitir la enfermedad a las parejas con las que tenga
relaciones sexuales. Con frecuencia no producen síntomas, sobre todo en mujeres, y en este
caso se contagiarán todas personas que tengan relaciones sexuales, si no utilizan
preservativo.

Si tiene la más mínima duda de estar contagiado, debe:


 No mantener relaciones sexuales hasta que se lo indique el médico.
 Consultar con un médico experto en E.T.S.
 No automedicarse, ya que un antibiótico inapropiado puede enmascarar la enfermedad
y retrasar un diagnóstico y tratamiento correcto.
 No oculte el problema. Un diagnóstico tardío puede ocasionarle serias complicaciones
a usted y a su pareja.
En el caso del SIDA, el contagio puede producirse por mantener relaciones sexuales con una
persona infectada, por transfusiones de sangre o por pincharse con alguna aguja que
contenga el virus.

El SIDA puede ser una enfermedad muy grave. Si tiene la mínima sospecha debe abstenerse
de tener relaciones sexuales y consultar a la mayor brevedad posible

¿Es fácil el diagnóstico?


Debe consultar con un médico con experiencia en el diagnóstico de estas enfermedades. Con
una buena historia clínica y una adecuada exploración puede realizarse el diagnóstico en
muchos casos.
En determinados pacientes puede ser necesario realizar análisis de las secreciones (uretritis),
o del exudado (ulceraciones) o un análisis de sangre (serología) para llegar a un diagnóstico
exacto.
Actualmente, para la detección del SIDA existen análisis de sangre muy fiables.

Muchos hombres que se infectan por VPH no presentan síntomas. Cuando existen verrugas
genitales el diagnóstico es fácil y el mejor tratamiento es eliminarlas.

En el Instituto Urología y Medicina Sexual somos especialistas en el estudio de E.T.S. en


hombres. Sabemos que muchas veces cuesta acudir a la consulta y ofrecemos
confidencialidad y comprensión.

¿Puedo tener complicaciones si no me trato?


Por supuesto. Una uretritis no tratada adecuadamente puede producir una estrechez
(estenosis de uretra) que puede necesitar una cirugía para resolverla.
Si uno de los miembros de la pareja presenta infección por VPH, la mujer debería realizare las
pruebas para la detección del cáncer de cuello uterino. Además, es aconsejable que ambos se
realicen pruebas para detectar otras ETS.

Una persona infectada por una E.T.S., si no se utiliza preservativo, puede trasmitir la infección
a las parejas con las que tenga relaciones sexuales, que se convierten en portadoras de la
infección. En muchas ocasiones, sobre todo en mujeres, las E.T.S. pueden no producir
síntomas inicialmente, pero a largo plazo pueden favorecer el desarrollo de Enfermedad
Inflamatoria Pélvica, infertilidad y cáncer de cuello uterino.

El Herpes Genital es una enfermedad crónica que produce recurrencias (puede repetirse cada
cierto tiempo) y se transmite a la pareja si no se utiliza preservativo. La presencia de una
infección por ciertos papilomavirus (condiloma acuminado) se asocia al desarrollo de cáncer
en cuello de útero, pene y ano.
La sífilis si no se trata en su etapa inicial, puede estar oculta y manifestarse tardíamente en
forma de enfermedades del sistema nervioso, cardiovasculares, cutáneas, etc…

El SIDA puede ser una enfermedad muy grave y puede producir unos síntomas muy variados.
Se puede ser un portador asintomático, o bien pueden aparecer infecciones o tumores. Si
existe un contacto directo con semen, sangre o secreciones vaginales de una persona con
riesgo de ser portador del VIH debe consultar precozmente.

¿Cómo se tratan las E.T.S.?


 El tratamiento depende de la enfermedad. Cada E.T.S. tiene un tratamiento específico.
 Es fundamental un diagnóstico exacto y un tratamiento efectivo.
 En las uretritis el tratamiento será antibiótico, pero el tipo de antibiótico depende de
que sea gonocócica o no gonocócica.La respuesta es excelente.
 El chancro sifilítico necesita un antibiótico diferente que el chancroide.
 El Herpes Genital se trata con antivirales.
 Los nuevos medicamentos para tratar el SIDA permiten que los pacientes infectados
por VIH vivan muchos años. Sin embargo, aún no existe cura.
 El examen y tratamiento de las parejas sexuales son fundamentales para evitar la
reinfección, prevenir las complicaciones y limitar la diseminación de la enfermedad en la
sociedad.
 En resumen, el especialista debe diagnosticarle e indicarle el tratamiento preciso.

¿Cómo puede prevenir las E.T.S.?


La mejor prevención es evitar la exposición al virus o a las bacterias.

 El mejor método es el uso del preservativo.


 Debe evitar mantener relaciones sexuales con parejas que no conozca.
 Debe evitar la promiscuidad sexual.
 Ante la más mínima duda debe consultar con un especialista.
 El VPH se transmite por contacto genital. Los preservativos pueden reducir la
probabilidad de transmitir el VPH pero deben utilizarse en todas las relaciones sexuales y
desde el inicio.

Consejos para las E.T.S.


 Una persona infectada puede transmitir la enfermedad a las parejas con las que tenga
relaciones sexuales.
 El principal consejo es prevenir: utilice preservativo.
 Ante la más mínima duda consulte con un especialista.
 Las E.T.S. pueden ocasionar complicaciones a largo plazo si no se diagnostican y se
tratan oportunamente.
 Cada E.T.S. tiene un tratamiento específico que le indicará su especialista.
 En el Instituto Urología y Medicina Sexual somos especialistas en el estudio de E.T.S.
en hombres y ofrecemos confidencialidad y comprensión.