Sei sulla pagina 1di 5

LA PIRÁMIDE ALIMENTICIA

Y LA MALA ALIMENTACIÓN
EDUCACIÓN FÍSICA

UNIDAD EDUCATIVA ADVENTISTA DEL PACIFICO


Segundo Bachillerato “B”
LOS ALIMENTOS
¿Por qué son importantes los alimentos para el ser humano?
Nuestro organismo, tiene que recibir líquidos y sólidos para poder seguir funcionando.
Los alimentos son aquellas sustancias consumidas por el organismo, utilizadas para
proporcionar energía, formación y reparación de tejidos y regulación de los procesos
orgánicos. Los compuestos químicos contenidos en los alimentos que separamos
durante la digestión son los nutrientes.

¿Pero qué son los nutrientes?


Son sustancias que necesita nuestro organismo para funcionar y estos se encuentran en
los alimentos.

Los nutrientes son:

 Hidratos de carbono
 Grasas
 Proteínas
 Vitaminas
 Sales minerales

Un alimento por sí solo no posee todos los nutrientes que necesitamos, por eso es muy
importante comer de todo, ya que así mientras más variada es nuestra dieta, es mucho
mejor para nuestro cuerpo. Aunque hay alimentos que debemos comer mucho más que
otros.
PIRÁMIDE ALIMENTICIA
Es un gráfico diseñado con el fin de indicar en forma simple cuáles son los alimentos
necesarios en la dieta, y en qué cantidad deben consumirse para lograr una alimentación
sana y balanceada.

Esta pirámide nos muestra qué es importante comer de todos los grupos en las porciones
indicadas. Mientras más arriba está el alimento, es menor la cantidad que se debe comer
de él.

Los grupos de alimentos que establece la pirámide alimenticia son los siguientes:
Primer nivel
En la base de la nutrición se encuentran los líquidos, fundamentalmente el agua, pero
también zumos y otros productos naturales. Se recomienda beber ocho vasos de agua al
día (aproximadamente esto se corresponde con dos litros), evitar las bebidas y refrescos
azucarados y moderar el consumo de alcohol.
Segundo nivel
El segundo nivel de la pirámide corresponde a los cereales,
pastas, arroz, harinas (harina de avena, etc.), pan, etc. Se
recomienda elegir la versión integral en lugar de la
refinada. Se trata de alimentos ricos en hidratos de carbono
complejos.
Tercer nivel
El tercer nivel se encuentra integrado por alimentos
ricos en fibra, vitaminas y minerales. Este es el nivel
de las frutas y las verduras (este nivel se encuentra
dividido en dos mitades). Debemos consumir al
menos cinco raciones diarias.
Cuarto nivel
El cuarto nivel también se encuentra dividido
en dos: Por una parte, encontramos a la leche
y sus derivados (queso, yogur…) y por otro
lado encontramos la carne (carnes blancas o
rojas), el pescado o el marisco, los huevos,
frutos secos y legumbres. Se trata de
alimentos ricos en proteínas, pero también en
minerales esenciales como hierro y calcio.
Debemos ingerir al menos de dos a tres
raciones al día de este grupo de alimentos.
Quinto nivel
El quinto nivel es la punta de la pirámide alimentaria, eso
significa que se trata de alimentos que debemos consumir
con moderación. Aquí se encuentran las grasas, los dulces,
la repostería, los refrescos con gas y azucarados.
Lógicamente son alimentos de consumo ocasional ya que
aportan muy pocos nutrientes y sí muchas calorías vacías.
MALA ALIMENTACIÓN
Una mala alimentación es la que no aporta a nuestro organismo los nutrientes necesarios
para realizar las funciones necesarias para la vida. Cada persona tiene necesidades
distintas, y según nuestra actividad diaria, el lugar donde vivimos y las condiciones
meteorológicas, estas varían de modo significativo.
No es lo mismo alimentarse que comer, pues muchas personas
creen que con comer excesivamente están bien alimentados,
cuando puede que no estén aportando los nutrientes que su
cuerpo necesita.
Una carencia de sustancias nutritivas fundamentales para el
cuerpo puede generar problemas físicos y enfermedades. Tal es
el caso de lo que acontece con una alimentación deficiente de hierro, lo que provoca
anemia. Pero el desbalance químico y mineral también puede llevar a problemas de
fatiga crónica, dolores musculares y calambres, entre otras
consecuencias.
El aumento de peso en extremo (obesidad) trae varios
problemas consigo, como: aumento del colesterol, una mayor
presión sanguínea, acumulación de grasas en las arterias y la
aparición de problemas cardiovasculares, así como el aumento
de las probabilidades de que nos veamos afectados por la
diabetes.
El buen descanso está basado en algunos pilares básicos. Y uno
de ellos es la alimentación. Como consecuencia de una mala alimentación, se puede
experimentar problemas de insomnio o sueño poco profundo como consecuencia de
indigestiones y comidas excesivas a la noche. Como todo está ligado, la falta de sueño
en conjunto con la deficiencia de nutrientes determina modificaciones en el
comportamiento y el carácter de las personas, así como problemas de depresión.
Tomar consciencia de la importancia de una alimentación saludable es fundamental para
mejorar nuestra calidad de vida.